jueves, 16 de septiembre de 2010

Argentina, Misiones: "La criminalización de la protesta es una práctica propia de la dictadura"

ACTA

Así lo expresó el Obispo Emérito Joaquín Piña en una conferencia de prensa junto a organizaciones sociales y gremiales. Solicitó el sobreseimiento definitivo para los más de 40 dirigentes sociales procesados en la provincia. Ayer se entregó un petitorio al Ministro de Derechos Humanos, la legislatura, el Juzgado Federal, y el Colegio de Abogados. Cardelli, Adolfina Villanueva, Graciela Franzen y referentes sociales acompañaron el pronunciamiento.

El Obispo Emérito Joaquín Piña repudió enérgicamente la criminalización de la pobreza y la judicialización de la protesta social y reclamó el sobreseimiento definitivo de los más de cuarenta luchadores populares procesados en Misiones. Fue durante una conferencia de prensa ofrecida en la sede de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de la Capital provincial, de la que también participaron numerosos dirigentes sociales de la provincia, el diputado nacional por Proyecto Sur Jorge Cardelli, y referentes de la lucha por los Derechos Humanos, como Adolfina Escobar y Graciela Franzen.

"A esta altura yo casi soy un experto en dictaduras, porque ahora tengo 80 años, pero me tocó en mi juventud la dictadura en España, después fui a Paraguay y estuve 20 años bajo la dictadura de Stroessner, cuando llegué a Argentina caí bajo la dictadura de Videla, o sea, una detrás de otra", comenzó Piña.

"Realmente lo que me duele es que actualmente, en tiempos de democracia, porque por lo menos podemos hablar, podemos reunirnos y manifestarnos un poco, se apliquen métodos más propios de una dictadura que de una democracia".

El Obispo Emérito manifestó que en la provincia "la pobreza es grande, las violaciones a los Derechos Humanos son evidentes, pero a mi lo que me parece más grave es que, al igual que en tiempos de la dictadura, persistan la represión y la criminalización de la protesta, es lo más grave".

Asimismo, enfatizó que "cuando no funcionan los canales del diálogo, que deberían funcionar siempre, ¿qué va a hacer la gente? ¿Qué va a hacer cuando no es escuchada? A nadie le gusta salir a cortar una ruta o algo por el estilo, pero cuando esos canales no funcionan, no queda más remedio que expresarse con alguna medida de fuerza".

Por último, Piña sostuvo que por estas causas "nos hemos reunido hoy, estuvimos con el señor Ministro de Derechos Humanos, nos ha recibido muy bien, y recibió un documento que se le dejó, en el que se expresa cuál es la situación en este momento, y nuestro apoyo a esta gente que ha sido judicializada, que creemos debería ser desprocesada ya mismo".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.