martes, 7 de septiembre de 2010

El discurso de Fidel

María Luisa Etchart (especial para ARGENPRESS.info)

Fidel ha hecho oír su voz, algo cascada por el inexorable paso del tiempo que, deberíamos recordar, nos afecta a todos, para pedir públicamente, en un mensaje a los que manejan abiertamente o desde las sombras el futuro del planeta ,algo de cordura, compasión para los niños y jóvenes que tienen derecho a poder realizar sus destinos. Su mensaje ha sido claro y racional, basado en datos reales, fáciles de comprobar a poco que observemos nuestro entorno o prestemos oído atento a las noticias mundiales, una vez que las hemos despojado de las aviesas intenciones de los comunicadores y hemos comprendido hacia dónde vamos.

Los medios de comunicación masiva, uno de los instrumentos usados por los oscuros señores de las tinieblas para distraernos, para restarle importancia a lo que sí la tiene, para prometernos nuevas maravillas digitales que, supuestamente, nos harán comunicarnos mejor, para crear enemigos y justificar en nuestra supuesta defensa, la proliferación de armas, ejércitos, las viles prácticas de cultivos y producción de bienes que están acabando con miles de especies, envenenando la tierra y condenando al hambre, la enfermedad y la miseria a millones, no han podido eludir el mostrar al viejo barbudo dirigirse a su pueblo y al mundo, haciéndolo de la manera más escueta posible y sin pronunciarse, por supuesto, respecto al contenido de su alocución.

Basta recordar la saña con que esos medios, y los gobiernos sucesivos del país que ha liderado este bellísimo modelo capitalista en las últimas décadas han dedicado dinero y esfuerzo a demonizar a Marx,, que, después de todo, sólo se dedicó a estudiar en soledad lo que podrían llegar a ser las consecuencias del predominio del capital sobre el ser humano común, sin pretender tener poder sobre nadie, y a justificar el castigo impuesto a Cuba por intentar desarrollar un estilo de vida diferente, para preguntarnos : “Cuál era el verdadero peligro que estos individuos representaban para la continuidad de la vida en el planeta?”, Respecto al Che Guevara no les fue tan fácil, por el hecho de haber sido asesinado a temprana edad y tratarse de un ser tan hermoso que aun hoy luce su rostro increíble en camisetas y no consigue despertar el odio deseado.

El mensaje de Fidel está dirigido a la humanidad en su conjunto, en un intento por despertar conciencias, por hacernos comprender que todos estamos en peligro, no intenta atraernos hacia ninguna línea de pensamiento en particular, sino al más antiguo de los elementos básicos: la supervivencia.

Así como un león no puede aparearse con un cocodrilo, o una mariposa con una abeja, el descubrimiento del ADN nos ha dejado bien claro que toda la especie humana es una, que un negro africano podría aparearse con la reina de Inglaterra, que un chino puede reproducirse con una indígena americana, lo cual indica que ningún grupo puede atribuirse superioridad o preeminencia, que sólo han sido creadas por la ambición, la codicia, la arrogancia y, aquí les tengo malas noticias a los señores que se creen con derecho a dirigir la marcha del mundo, también por su estupidez, ya que no se verán libres de las consecuencias de lo que han puesto en marcha y dirigen usando todos los medios a su alcance, incluidas las religiones elaboradas a gusto del paladar de la parte egoísta y cruel del ser humano.

Me temo que no queda mucho margen para el error, que no tenemos tiempo de seguir mirando sólo hacia nuestros míseros ombligos, que no podemos prestar nuestros oídos y vista a tanta hipocresía, tanta mentira, a tantos señores y señoras con aires de auto-importancia que fingen saber lo que es bueno para todos, mientras sólo siguen las pautas que les dan y las ponen en marcha en los breves períodos en que se les confía el mando de instituciones, de países, de empresas, sin asumir ni una sola vez la responsabilidad de los efectos de sus acciones sobre los más débiles, que no tienen manera de ser escuchados o atendidos.

En mi nombre y en el de los que recién empiezan su vida en este bellísimo planeta, gracias Fidel por tu honestidad y dignidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.