martes, 7 de septiembre de 2010

SanCor: paro y piquete por la reincorporación de obreros despedidos

INDYMEDIA

En la madrugada de ayer, los trabajadores del Centro de Distribución SanCor Rosario iniciaron un paro con bloqueo de salida de mercadería exigiendo la reincorporación de cinco obreros despedidos y la reubicación de otros trece que trabajaban mediante una contratista y fueron cesanteados. El paro y piquete serían hasta que los obreros ingresen a sus puestos. Denuncian persecución gremial, complicidad del gremio ATILRA con la empresa y una actitud “insuficiente” por parte del Estado. El viernes se realizará una marcha en apoyo por el centro de la ciudad.

A las 4 de la mañana se inició el paro y el piquete que se instaló en la puerta “por tiempo indeterminado”, afirmaron los trabajadores. Sucede que en el depósito de José María Rosa 3509 bis, los lecheros decidieron hacer oir su reclamo en torno a “la política de achique y persecución” por parte de SanCor. Según denuncian, la firma que maneja el 15% del mercado lácteo nacional, lleva desde 2002 “un plan de reducción que llevó al cierre de 11 sucursales y la pérdida de 1500 puestos de trabajo” en todo el país.

El 17 de mayo cinco activistas gremiales fueron despedidos de la sucursal local bajo la causa de “alteración del orden interno”. SanCor violó consecutivamente las instancias conciliatorias dictadas por la cartera de Trabajo por este conflicto. La semana pasada decidió prescindir de los servicios de otros trece obreros que trabajan “para una contratista distribuidora directa de SanCor”, comentó Ariel Chávez, uno de los cinco despedidos de SanCor Rosario en mayo pasado y ex Secretario Adjunto de la Seccional Rosario de la Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea (ATILRA).

“Hay más compañeros que están quedando en la calle. Además de los cinco que hoy ya estamos peleando por vía judicial, hay compañeros de una concesionaria distribuidora directa de SanCor que quedaron en la calle. El plan de achique y cierre de la sucursal sigue por parte de SanCor”, denunció el referente sindical.

“Vemos que no solamente el despido tiene una causal laboral, sino que hay persecución con estos compañeros porque al ser identificados por la patronal como compañeros combativos o que defienden sus derechos, la empresa limpia ese grupo”, apuntó Chávez y denunció: “hay una persecución dentro de SanCor y de la industria láctea. Estamos hablando de persecución con el aval del gremio a nivel nacional. Hay una complicidad directa del gremio”.

Cabe recordar que los trabajadores pertenecientes a la ex Seccional Rosario de ATILRA son opositores al Consejo Directivo Nacional encabezado por Héctor Ponce, quien el 27 de noviembre de 2008 ingresó al Centro de Distribución SanCor Rosario con alrededor de 300 personas que golpearon ferozmente a los referentes locales. Cinco días después, desembarcaría nuevamente en nuestra ciudad acompañado de 900 personas con el objeto de tomar la sede sindical rosarina. El saldo de aquel intento fue un trabajador muerto. Luego, el desguace de la seccional local opositora.

“El golpe a los trabajadores de SanCor Rosario es el intento de destrucción de la organización gremial de los trabajadores de la industria láctea local y el cierre de una sucursal rentable, pero molesta tanto para el gremio como para la empresa”, remarcaron los trabajadores que desde 2008 manifiestan el temor de cierre de la Sucursal Rosario.

La situación descripta se contrapone con la valoración que en Diario La Opinión brindó el Presidente de SanCor CUL, Vicente Bauducco, sobre el momento actual de la firma. "Después de haber atravesado un momento bastante difícil, hoy la cooperativa está nuevamente muy bien posicionada, no sólo en el mercado interno con sus productos, que están migrando cada vez más a los productos de valor agregado, lo cual nos posiciona en los primerísimos lugares del mercado en la Argentina, sino también con un excedente exportable que lo estamos colocando, no sólo en commodities, como fue siempre la tradición de SanCor, sino que ya estamos yendo a mercados de Latinoamérica con productos de valor agregado y específicos", declaró. Además, resaltó el “desarrollo de iniciativas interesantes” para “penetrar en el mercado de Latinoamérica con muchos más productos de valor agregado y proyectos que van a consolidar a la cooperativa, en poco tiempo más". (http://www.laopinion-rafaela.com.ar/opinion/2010/08/14/p081415.php)

Pasos a seguir

Luego de los despidos, los trabajadores rosarinos recorrieron sucesivas negociaciones en el Ministerio de Trabajo Provincial y Nacional. “Vemos que las acciones del estado han sido insuficientes. Hay una falta de poder del estado ante una empresa como SanCor. No querría pensar que la empresa avanza y produce despidos con su aval, pero a veces es eso lo que queda a la vista”, consideró Chávez. Los cinco echados en mayo hoy decidieron apostar a la intervención judicial en este conflicto, solicitando una cautelar que les permita reintegrarse a sus puestos de trabajo.

A la espera de una resolución judicial favorable y una mediación positiva del Ministerio de Trabajo Provincial en torno a los contratistas, el referente gremial aseguró que “la medida es por tiempo indeterminado. Hasta que los compañeros no vuelvan a trabajar, no vamos a parar. Tenemos el apoyo interno de los compañeros, del cuerpo de delegados. Desde acá afuera con los despedidos y las organizaciones que se solidarizan con nosotros”, remarcó Chávez.

El viernes próximo a partir de las 17hs se realizará una marcha que partirá desde el Centro Cultural La Toma (ex Tigre) con el objeto de exigir la reincorporación de los trabajadores despedidos de SanCor. “Pedimos que la gente participe para denunciar lo que nos pasa a nosotros y otros compañeros, como los de Paraná Metal”, apuntó Chávez.

SanCor anuncia cierre de sucursal Rosario como represalia ante paro de obreros

A las 18 de ayer, la empresa SanCor anunció el cierre del Centro de Distribución SanCor Rosario como represalia ante el paro y piquete que realizan los trabajadores de dicha sucursal, exigiendo la reincorporación de cinco obreros despedidos y la reubicación de otros trece que trabajaban mediante una contratista y fueron cesanteados por persecución sindical.

A las 18 horas, desde la directiva de la empresa se anunció que ante la protesta, se cerrará el Centro de Distribución SanCor Rosario, destruyéndose así casi cien puestos de trabajo.