jueves, 30 de septiembre de 2010

Técnicas brasileñas reconstruyen tejidos superficiales del ojo

.
Un equipo de investigadores brasileños desarrolló diferentes tecnologías, como el trasplante de membrana amniótica y la implantación de células madre, que permiten reconstruir los tejidos superficiales de los ojos damnificados, y tratar y prevenir problemas de visión.

Los métodos fueron desarrollados por investigadores del Departamento de Oftalmología de la Universidad Federal de Sao Paulo (Unifesp), informó hoy la Fundación de Apoyo a la Investigación en el Estado de Sao Paulo (Fapesp), responsable por la financiación de los estudios.

El objetivo de la iniciativa es desarrollar estudios de los tejidos superficiales oculares y técnicas que permitan superar o evitar las enfermedades que afectan estos tejidos, según el coordinador del proyecto, Rubens Belfort Mattos Júnior.

Los tejidos superficiales del ojo, considerados como entre los más especializados del cuerpo humano, incluyen los epitelios de la córnea, el limbo y la conjuntiva.

Estos tejidos pueden ser afectados por diferentes agresiones físicas, químicas y biológica, que afectan la función visual y la calidad de vida.

Una de las técnicas desarrolladas por los investigadores para reparar tejidos superficiales oculares damnificados es el trasplante de membrana amniótica.

Esta membrana es un tejido extraído de la placenta que posee propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias, además de ser inerte en términos inmunológicos, y que puede ser conservado congelado en culturas por varios meses.

El trasplante de esta membrana se mostró eficaz para el tratamiento de la superficie del ojo en el caso de quemaduras, del síndrome de Stevens Johnson (eritema multiforme flictenular), de pterigio en la conjuntiva y de disfunciones en la córnea.

Otra tecnología desarrollada fue la implantación de células madre del limbo para regenerar la superficie de la córnea.

El método prevé el trasplante de células madre del limbo de un ojo saludable al que está comprometido en el mismo paciente o a otros pacientes.

"No necesitamos una célula madre pluripotente para reparar funciones del ojo. Las células madre adultas del limbo mostraron tener buenos resultados", explicó Belfort.

Otra tecnología es el cultivo en laboratorio y el trasplante de células madre del limbo para reparar la superficie ocular perjudicada.

Los investigadores también han trabajado con células madre de la conjuntiva y de los dientes de leche para reparar los tejidos superficiales del ojo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.