martes, 5 de octubre de 2010

Bolivia espera respuesta de Chile sobre río Lauca

.
Bolivia espera la respuesta del gobierno chileno sobre la instalación de estaciones hidrométricas conjuntas en el río Lauca, de curso binacional, cuyas aguas han sido desviadas desde 1939 para irrigar el valle de Azapa, en Chile.

"Bolivia introdujo la problemática del río Lauca en un encuentro binacional de comisiones técnicas, para lo cual solicitó que se instalen en dicho río estaciones hidrométricas conjuntas en un plazo de 120 días. Chile está considerando esta solicitud", informó hoy el Ministerio de Relaciones Exteriores boliviano.

El grupo de trabajo conformado por delegaciones técnicas de ambos países se reunió el 30 de septiembre y el 1 de octubre pasados.

En esa ocasión, conforme a lo establecido en el Acta de la 22 Reunión del Mecanismo de Consultas Políticas entre ambos países, en julio pasado, Bolivia reiteró el planteamiento del tema de la deuda histórica del Silala, región ubicada en el suroeste del país, cuyos recursos hídricos aprovecha Chile.

El río Lauca es de curso binacional, que alcanza una longitud aproximada de 225 kilómetros. Se origina en los bofedales (humedales de altura) de Parinacota, en el altiplano chileno de Arica, cruza la frontera y transcurre por el altiplano boliviano, desembocando en el río y salar de Coipasa.

En 1939, el entonces presidente chileno Pedro Aguirre Cerda (1938-1941) anunció, durante su visita a Arica, el desvío de las aguas del río Lauca con fines de irrigación del valle de Azapa.

La cancillería boliviana expresó al gobierno de Chile su reserva ante esa decisión, al alegar que se trata de un río internacional sujeto a un régimen jurídico.

En noviembre de ese año, tras un nuevo reclamo de Bolivia, Chile afirmó que no se trataba de un desvío, sino simplemente de un aprovechamiento natural de sus aguas, y que la obra de irrigación "no es susceptible de perjudicar en caso alguno los intereses de los bolivianos".

El gobierno de Bolivia pidió en varias ocasiones conocer los antecedentes técnicos, sin embargo, fue hasta 1948 cuando Chile aceptó la designación de una comisión mixta para llegar a un acuerdo completo y definitivo del caso.

El ministerio boliviano recordó que en junio de 1949 la cancillería chilena entregó una "Memoria justificativa del proyecto de desvío del río Lauca", seguida por una reunión en agosto de ese año en Arica, en la que no se llegó a ningún acuerdo, pues la parte boliviana manifestó en el acta que la información era insuficiente.

La cancillería de Bolivia entregó a Chile, en octubre de 1986, un memorándum para recordar que el desvío del Lauca era un tema pendiente entre los dos países; sin embargo, no obtuvo respuesta.

Bolivia introdujo de nuevo el caso del río Lauca en el reciente encuentro bilateral, y solicitó la instalación de estaciones hidrométricas conjuntas.

Chile aceptó esta vez considerar la solicitud.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.