viernes, 1 de octubre de 2010

Guatemala: Jóvenes sin Censura denuncian expulsión de adolescentes embarazadas de varios centros de estudio

CERIGUA

La agrupación Jóvenes sin Censura por una educación sexual integral denunció ante el Ministro de Educación, Denis Alonzo, que varios establecimientos públicos y privados retiran a las adolescentes que están en estado de gestación.

A decir de Stefany Velásquez, personal de la entidad hizo un sondeo en diversos centros escolares del país, donde pudieron constatar que en la mayoría de ellos no tienen entre su pensum de estudios la educación sexual, pese a que los monitoreados fueron centros donde se imparte educación básica.

De acuerdo con Velásquez, existe alta prevalencia de adolescentes y jóvenes embarazadas, pues según los datos sólo en el Instituto Rafael Aqueche se han reportado este año siete embarazos, en el Instituto Secretarial II, 15 y en el Instituto Normal para Señoritas Centro América (INCA) 12 estudiantes en estado de gestación, entre otros.

Velásquez denunció que en establecimientos como el Colegio Fe y Alegría, el Instituto Miguel García Granados y en el Instituto Pacheco han retirado a las jóvenes y adolescentes que han quedado embarazadas, lo que es una violación a sus derechos.

Por su parte, la diputada Zury Ríos, integranta del Observatorio de Salud Reproductiva (OSAR), dijo que estos casos no deben quedar impunes, pues el retirar a las jóvenes embarazadas de los centros de enseñanza es un acto contra la ley y contra los derechos humanos de todas las personas.

Según Ríos, la medida también es un irrespeto a la equidad de género y a la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, ya que en uno de los casos la pareja de la joven era un estudiante del mismo instituto, pero él no fue expulsado.

Ríos exigió al Ministro de Educación tomar nota de los centros de estudios y hacer una visita y monitoreo sobre la situación denunciada, además de presentar un informe posterior de las conclusiones de estos casos presentados por Jóvenes sin Censura.

La diputada enfatizó que además de la implementación de la educación sexual integral en los centros de estudios, públicos y privados, también se debe sensibilizar al personal de los colegios, escuelas e institutos, pues en la mayoría de los casos cuando una adolescente queda embarazada decide dejar los estudios por su propia decisión, pero es obligación de los maestros y directores asesorarlas e instarlas a terminar sus estudios.

Finalmente, el titular de la cartera de educación dijo desconocer los casos, por lo que se comprometió a investigar y sancionar a los establecimientos que están cometiendo estas violaciones contra las menores y jóvenes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.