martes, 5 de octubre de 2010

La Calificadora Standard & Poor's espera reducción de déficit en Portugal

.
La agencia calificadora de riesgos Standard & Poor's espera en el segundo semestre del año una fuerte reducción en el déficit de cuenta corriente de Portugal, gracias a las medidas de austeridad aprobadas por el gobierno.

Portugal se aleja así del escenario de entrar en "default" (impago), según el reporte de Standard & Poor's citado hoy por la agencia especializada Bloomberg.

En la evaluación de las medidas de austeridad anunciadas el miércoles pasado por Portugal, Standard & Poor's consideró que éstas representan un paso crítico en el objetivo de estabilizar la evolución de su deuda pública, al estimar que el déficit se sitúe este año en 8,8 por ciento, por encima del 7,3 por ciento calculado por el gobierno.

La estimación del déficit de este año no contabiliza el encaje del fondo de pensiones de la empresa Portugal Telecom (PT), especificó la agencia calificadora.

Entre las medidas anunciadas la semana pasada por el gobierno portugués está la transferencia del fondo de pensiones de PT al Estado, lo cual representa un ingreso extraordinario equivalente a 1,5 por ciento del PIB (Producto Interno Bruto).

En caso de que las medidas anunciadas por el gobierno sean aprobadas en el Presupuesto de Estado para 2011, Standard & Poor's calcula que la mejoría en el déficit presupuestario primario en 2011 será equivalente a 4,6 por ciento del PIB, en relación al final de este año.

Al excluir las medidas extraordinarias, la agencia de notación financiera estima que el recorte presupuestario represente 4 por ciento del PIB en 2011, un valor que podrá bajar en caso de que la economía, como lo tiene previsto, experimente una contracción de 2 por ciento en el próximo año.

Aun así, la agencia destacó en el informe que dos tercios de la consolidación presupuestaria proveniente de las nuevas medidas de austeridad son del lado del gasto, "lo cual ayuda a atenuar el impacto en el déficit de la contracción de la economía".

El gobierno portugués anunció el pasado miércoles un conjunto de medidas de austeridad con el objetivo de consolidar las cuentas públicas.

Entre esas medidas están el recorte de 5 por ciento a los sueldos en la Función Pública, la congelación de las pensiones en 2011 y el aumento en dos puntos porcentuales del IVA (Impuesto al Valor Agregado), para aumentarlos a 23 por ciento.

El gobierno del primer ministro portugués José Sócrates decidió congelar las inversiones públicas, cortar los beneficios sociales y fiscales de las empresas y crear un impuesto sobre el sector financiero.

Para su entrada en vigor, estas medidas deben ser aprobadas en la Asamblea de la República.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.