viernes, 15 de octubre de 2010

La disuasión nuclear incapaz de hacer frente a las nuevas amenazas del siglo XXI

RIA NOVOSTI

La paradoja de la disuasión nuclear consiste en que va dirigida principalmente contra las amenazas del siglo pasado y es incapaz de hacer frente a las nuevas amenazas del siglo XXI, señala el artículo "De la disuasión nuclear a la seguridad global" que publicará mañana el diario Izvestia.

En el trabajo se indica que 2010 ha sido un año marcado por importantes acontecimientos en materia de desarme y no proliferación que favorecieron la seguridad internacional.

Rusia y EEUU firmaron el nuevo tratado de reducción de armas ofensivas estratégicas (START), la Cumbre de seguridad nuclear de Washington aprobó medidas para mejorar la conservación de los materiales nucleares mientras que la Conferencia para la revisión del Tratado de no proliferación nuclear adoptó un nuevo documento que permitirá fortalecer el régimen de no proliferación.

Al mismo tiempo, señalan los autores, ninguno de esos pasos concierne a la disuasión nuclear llamada a enfrentar principalmente las amenazas del siglo pasado e incapaz de hacerlo en el caso de las amenazas del siglo XXI, como son la propagación de las armas de exterminio en masa y de sus medios portadores, el terrorismo internacional, los conflictos étnicos y religiosos, la delincuencia transfronteriza, etc.

Es más, la disuasión nuclear acelera en determinados casos los procesos de proliferación de las armas de exterminio en masa y hasta impide que las grandes potencias desarrollen una cooperación más estrecha para rechazar esas amenazas (por ejemplo, creando un escudo antimisiles conjunto).

El artículo "De la disuasión nuclear a la seguridad global" ha sido escrito por un grupo de prestigiosas personalidades rusas relacionadas con la política, la ciencia y la defensa.

Se trata de Eugeni Primakov, jefe del Gobierno en 1998-1999 y miembro de la Academia de Ciencias de Rusia; Ígor Ivanov, ministro de Asuntos Exteriores en 1998-2004 y secretario del Consejo de Seguridad de Rusia (2004-2007); Eugeni Vélijov, presidente del Centro Científico Ruso "Instituto Kurchátov" y miembro de la Academia de Ciencias de Rusia, y Mijaíl Moiséev, jefe del Estado Mayor y viceministro de Defensa de la Unión Soviética (1988-1991).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.