jueves, 21 de octubre de 2010

México: No lo merece el PAN

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

En varias ocasiones le dijimos, convencidos, a nuestro gran amigo, respetado intelectual y admirado político, Francisco José Paoli Bolio, que no lo merecía el Partido Acción Nacional. Una sonrisa amable era la respuesta, pero finalmente el maestro yucateco terminó por renunciar al blanquiazul.

Conocimos a Paoli Bolio cuando fue rector del campus Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana, UAM; desde la dirección General del Instituto Mexicano de la Radio, IMER, unimos esfuerzos y ambas instituciones dejaron para las nuevas generaciones ese libro que debería ser de texto en la carrera, “El Sonido de la Radio.

El político debió de haber sido el primer presidente del frustrado, por conveniencia del poder en turno, del partido político que iba fundar “El Ciclón del Sureste•, don Carlos A Madrazo. Los vaivenes de la vida lo llevaron al blanquiazul, del cual fue connotado legislador y funcionario en el Poder Ejecutivo Federal para después renunciar, decepcionado, como se lo habíamos augurado.

Todo esto viene a colación, en vista de que ahora lo mismo decimos del luchador social, reconocido abogado, gran político y digno senador, Ricardo García Cervantes con quien hemos alternado en trabajos tan importantes como aquel inolvidable programa radiofónico bisemanal: “Crónica Parlamentaria” que transmitimos un buen tiempo desde el Palacio Legislativo de San Lázaro. Sinceramente a García Cervantes el PAN no lo no merece.

El pleno del Senado de la República nos da la razón: por unanimidad reclamó y exigió al secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón que ratifique o rectifique las críticas que en un oficio oficial hizo su subordinado, el subsecretario de Trabajo, Álvaro Castro Estrada al mencionado legislador panista, Ricardo García Cervantes sólo por hacer causa común con los deudos de los mineros abandonado en un filón de Pasta de Conchos, Coahuila.

El todavía funcionario, seguramente por órdenes de su jefe, en la misiva asegura que el senador panista “pretende lucrar políticamente con la desgracia ajena, adoptar un papel protagónico y actuar con ligereza y oportunismo” en relación con el apoyo que ha brindado a los deudos de los mineros muertos y atrapados en Pasta de Conchos, Coahuila.

Los senadores de la República por unanimidad declararon que el funcionario violó el fuero constitucional del que gozan los legisladores quienes no pueden ser criticados, reprendidos y mucho menos insultados por lo que dicha Cámara alta exigió a Lozano Alarcón que defina su postura, en caso de no ratificar lo dicho, le exige la inmediata separación de Álvaro Castro Estrada del alto puesto.

Aquí no se trata, como se repite a menudo sobre “pleitos de familia” a los que en verso se refería la obra maestra de José Zorrilla, “Don Juan Tenorio, que se pone en boga en torno a la festividad de “Los Muertos”, este es un claro abuso de poder de funcionarios panistas, de una violación flagrante de la Constitución; por ello insistimos: al respetado Ricardo García Cervantes, como a muchos otros, no los merece el Partido Acción Nacional.

El pleno del Senado de la República por unanimidad reclamó y exigió al secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón que ratifique o rectifique las críticas que, en un oficio oficial, hizo su subordinado, el subsecretario de trabajo, Álvaro Castro al legislador panista, Ricardo García Cervantes en el que lo tacha “de pretende lucrar políticamente con la desgracia ajena, adoptar un papel protagónico y actuar con ligereza y oportunismo” en relación con el apoyo que ha brindado a los deudos de los mineros muertos y atrapados en Pasta de Conchos, Coahuila.

Los senadores de la República en la misiva acordada le hacen ver que el funcionario violó el fuero constitucional del que gozan los legisladores quienes no pueden ser criticados, reprendidos y mucho menos insultados. La cámara alta al exigirle a Lozano Alarcón que defina su postura, le indica que proceder la separación del cargo de Álvaro Castro Estrada.

En la sesión pasada el senador panista dijo en tribuna que en algunas ocasiones recibió a familiares de los mineros muertos en pasta de conchos y no logró conseguirles una cita con el secretario del Trabajo, eso basto, añadió, para que el subsecretario arremetiera en su contra por escrito en violación flagrante a la Constitución.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.