viernes, 1 de octubre de 2010

Segunda sonda lunar china Chang'e II parte hacia el espacio

XINHUA

China lanzó hoy viernes su segunda sonda lunar no tripulada, Chang'e II, inaugurando la segunda de las tres fases que componen su programa de exploración lunar, cuyo objetivo final es posar una nave sobre la superficie de la Luna.

A las 18:59:57 horas, el satélite partió hacia el espacio a bordo de un cohete portador Gran Marcha 3C desde la plataforma número 2 del Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang, ubicado en la provincia suroccidental de Sichuan.


"Chang'e II sentará las bases para el alunizaje (por parte de China) y para una exploración más profunda del espacio exterior", dijo Wu Weiren, diseñador jefe del proyecto del orbitador lunar del país.

Chang'e II entró en la órbita de transferencia Tierra-Luna, con un perigeo de 200 kilómetros y un apogeo de 380.000, de acuerdo con lo planeado, y luego se separó del cohete portador. Se trata de la primera vez que una sonda lunar china entra directamente en la órbita de transferencia sin orbitar la Tierra antes.


"Esto es un gran avance en el diseño del cohete, pues se ahorra energía que podrá ser luego usada por el satélite y se acorta la duración del viaje hacia la órbita de la Luna", dijo Pang Zhihao, investigador de la Academia de Tecnología Espacial de China.

El satélite llegará a la órbita lunar cerca de 112 horas más tarde, menos de la mitad del tiempo que necesitó su predecesor, Chang'e I, tres años atrás.


"(Esta nueva sonda) viaja más rápido y llegará más cerca de la luna, y además podrá tomar mejores fotografías", aseguró Wu.

Chang'e II, cuyo nombre fue tomado de una legendaria diosa de la mitología china que dejó la Tierra para vivir en su satélite natural, orbitará a sólo 100 kilómetros por encima de éste, en comparación con los 200 kilómetros a los cuales llegó el primer satélite.

El presupuesto total para la misión Chang'e II está en el orden de los 900 millones de yuanes (134,33 millones de dólares).


China lanzó su primera sonda lunar en octubre de 2007, lo que constituyó todo un hito para su programa de exploración espacial.


Después de orbitar la Luna durante 494 días, Chang'e I se precipitó intencionalmente contra su superficie. Durante su misión, la sonda envió 1,37 terabytes de información, con los que China logró componer su primera fotografía completa del cuerpo celeste. Los datos han sido compartidos gratuitamente con otros países interesados en la investigación espacial.

China se convirtió en este siglo el tercer país, después de Rusia y Estados Unidos, en enviar un ser humano al espacio, hazaña que logró en 2003.

Posteriormente llevó a cabo otras dos misiones tripuladas, la más reciente en 2008, y cuyo punto culminante fue una caminata espacial.

Fuente fotos: XINHUA

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.