miércoles, 3 de noviembre de 2010

Argentina, Córdoba: Explosiones en Río Tercero. Quince años de impunidad

LV16 - ACTA

Este miércoles se cumplen 15 años de las explosiones de la Fábrica Militar de Río Tercero. El 3 de noviembre de 1995 explosiones en la Fábrica Militar ocasionaron un desastre y un caos en la localidad. En el hecho, murieron 7 personas y resultaron heridas trescientas. Hoy, a 15 años de tanto dolor y de tanta tragedia, la causa judicial penal sigue en trámite, sin perspectiva de un inminente juicio oral que le dé término.

A 15 años de las explosiones de Río Tercero, Juan Barrera, ex trabajador de la fábrica afectada, brindó su testimonio a la prensa.

Juan Barrera, uno de los damnificados por las explosiones que en el momento de acaecido el hecho trabajaba en la Fábrica Militar, brindó su testimonio este miércoles ante los micrófonos de LV16.

Expresó que en cada aniversario de la tragedia se siente peor, dado que a tantos años aún no hay decisiones concretas ni transparencia a la vista.

“Nos arruinaron la vida y nadie se hace cargo”, manifestó, al mismo tiempo que comentó que por el hecho, quedó discapacitado de por vida y sólo cobra una pequeña pensión por invalidez.

“Menem no encendió el fósforo, pero no estaba ajeno"

Lo dijo el ex juez federal Oscar Valentinuzzi y aseguró que está “tranquilo” por cómo llevó la causa. Afirmó que la gente aún espera el juicio oral. Sin culpables ni castigo.

Vale destacar que Valentinuzzi fue quien procesó al ex presidente Carlos Menem por estrago doloso agravado por la muerte de persona, y la Cámara Federal de Córdoba dictó falta de mérito del ex mandatario.

Con respecto al fallo, dijo que no se sintió “defraudado” ya que lo decidieron los órganos judiciales de control.

Según manifestó, a su entender, no cabían dudas que la forma de producción de elementos en la fábrica militar era de carácter doloso, intencional. “Era suficiente la existencia de un fuego para que se produzca la explosión. Se trata de elementos detonantes que se extendieron a otros sectores de la fábrica. (…) Esto lo liga al atentado como hecho original”.

Según el juez había un nexo causal entre los elementos de la fábrica militar con la venta ilegítima de armas. “Se había armado un puesto de operaciones en la ciudad para armar el montaje, desmontaje de armamentos que luego serían exportados a Croacia y Ecuador”.

Y agregó que cuando se descubre el contrabando, “se estima que como se creo un sistema para cerrar esta impunidad en la fábrica militar, había que hacer desaparecer esa impunidad”.

Para Valentinuzzi, Menem no prendió el fósforo, “pero no puede haber estado ajeno de esta organización que llevaría a desactivar un proceso que parecía netamente ilegítimo”.

Vale destacar que hay una causa por contrabando investigándose en Buenos Aires.

Y la ciudadanía de Río Tercero esperó por 15 años el juicio oral. Aún hoy, parece que hay preguntas sin respuestas. “Pude haberme equivocado pero yo estoy tranquilo. Para eso está la cámara, para que decida. Yo anhelo que esto pueda terminar. No puede quedar una causa inconclusa”.

Y concluyó convencido:” Todos hemos vivido apasionadamente este caso, en busca de la verdad”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.