miércoles, 10 de noviembre de 2010

Chile: “No siga abusando de nosotros”

Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)

Mario Mayer, dirigente nacional de la Confederación de Trabajadores Bancarios y del BBVA trata los desafíos del sector y se refiere a la eventualidad de un paro nacional.

Mario Mayer es dirigente del Sindicato Nacional Unificado de Banco BBVA y Tesorero General de la Confederación de Trabajadores Bancarios de Chile, única multisindical de la industria financiera en el país. Su trayectoria en el ámbito de los asalariados organizados del sector llega a los 15 años, y el BBVA es una corporación española que se encuentra entre el cuarto y quinto lugar de los bancos que más utilidades renta en el negocio del crédito que opera en Chile. Los primeros 9 meses de 2010, comparados con el mismo período de 2009, el BBVA obtuvo un 53% más de ganancias, por sobre crisis económicas y terremotos.

El problema de la redistribución de las ingentes ganancias del BBVA y la banca en general es central en el sistema financiero…

“El BBVA y otros bancos, todos los fines de semana aparecen en El Mercurio y La Tercera ostentando acciones “de ayuda” a instituciones de beneficencia, procurando hacer alarde de la famosa responsabilidad social de la empresa. Esos mismos gerentes que se lucen mediáticamente son los que cada marzo perciben un bono escandaloso que la gente desconoce, y que bordea, en promedio $250 millones de pesos (US$ 500 mil dólares). Es decir, hay bonos de 100, de 500 y algunos de 700 millones de pesos (US$ 1 millón 500 mil dólares) por las utilidades que tuvo la compañía. Y un empleado medio obtiene un sueldo mensual de $ 450 mil pesos (US$ 900 dólares). De las 2.200 personas que se desempeñan en el banco, no más de 100 se llevan la más grande parte de la torta.”

¿Quiénes reciben ese “estímulo”?

“De subgerentes para arriba. Y aquí chocamos inmediatamente con el tema de la redistribución de las ganancias. Además, quienes reciben los bonos eluden impuestos, al filo de la legalidad, a través de las cajas de compensaciones donde pagan una pequeña cotización y se llevan casi el líquido de los bonos millonarios. Hasta allí llega la beneficencia.”

De acuerdo a un cambio legal, se supone que ahora a los agentes de cuenta de los bancos se le deberán pagar las horas extras, aspecto que comportaba una demanda antigua del sector…

“Las platas devenidas de las horas extraordinarias impagas, son parte de las utilidades de la empresa. A los ejecutivos de cuenta se les ha robado millones de pesos desde el 2001. De hecho, en la Confederación estamos estudiando realizar un juicio al sistema financiero por este ilícito que han cometido durante una década. Porque la modificación en caso alguno será retroactiva.”

De salud, colusiones y usura

¿De qué se enferman laboralmente los empleados del área?

“Nosotros tenemos convenios con algunas isapres (administradoras privadas del sistema de salud) y anualmente les solicitamos que nos ofrezcan reportes de la siniestralidad de los trabajadores bancarios de mayor frecuencia, y coinciden en problemas de salud mental y estrés. Ello es producto de tener que quedarse hasta las 22:00 u 23:00 hrs. en la oficina para lograr las metas de colocaciones impuestas por las gerencias. Esto, naturalmente, entre otras cosas, destruye a las mismas familias.”

¿Existe el subcontratismo en el BBVA?

“A contar del 2 de enero de 2010, el BBVA trasladó a 330 personas del banco y de otras corporaciones de su propiedad a una empresa externa prestadora de servicios. Ello denigra el trabajo de los empleados, dejándolos en calidad de subcontratados mediante una modificación en el contrato de trabajo. A raíz de esto, el sindicato emprendió un juicio al banco por más de 80 personas afiliadas a la organización. Se trata de funcionarios de las áreas centrales de las corporaciones mandantes. Hasta ahora, los tribunales nos han dado la razón a nosotros, es decir, deben volver los trabajadores a su condición de asalariados de planta. En definitiva, la ley está diciendo que la maniobra de la empresa no corresponde. El banco, obviamente apeló y en ese punto nos encontramos.”

Hace algún tiempo la Confederación denunció la llamada “colusión bancaria” o puesta de acuerdo entre las instituciones para cobrar los mismos intereses a la gente.

“Aquí todas las empresas financieras se concertan y se coluden. Eso está más que claro. Además, es imposible que lo que ocurre con las farmacias, donde hubo un escándalo nacional al respecto, no pase en las Administradoras de Fondos de Pensiones o las isapres.”

Ustedes hablan de la “usura bancaria” contra los usuarios, ¿En qué se fundamentan?

“El Banco Central tiene una tasa anual de 1%, y presta a ese precio el dinero a la banca privada, mientras los créditos de consumo para los usuarios tiene intereses de un 2, 3 y 4% mensuales. Esto es una usura aberrante. Sin contar la promoción de clientes de primera y de segunda clase. Los de menores ingresos deben hacer largas filas en las sucursales y les suben las tasas de interés a discreción, mientras que los que más ganan son invitados por el banco a pasear en yate, tienen entradas a los estadios y otros beneficios, además de tasas de interés más bajas. Es una discriminación que intensifica la desigualdad social. Se premia al rico una vez más.”

El paro

La Confederación de Trabajadores Bancarias está dedicada en este período a una campaña de sindicalización por un lado, y sensibilización a los usuarios respecto de los abusos del sistema financiero, por otro. ¿Qué resultados han obtenido?

“Nosotros realizamos un recorrido por todas las sucursales de Arica a Puerto Montt, y nos hemos percatado que los trabajadores mismos comparan la realidad chilena con la argentina, por ejemplo, donde los empleados efectuaron una paralización general. A mi me gustaría ver un día lunes a 10 mil bancarios concentrados en el Parque O’Higgins, fuera de las oficinas. Entendemos, por otra parte, el temor de muchos, pero la posibilidad ya existe en el ambiente bancario. Se perciben las ganas de los funcionarios de señalarle a los empresarios ‘No siga abusando de nosotros’. Hoy un trabajador bancario es un obrero con corbata, considerando que un obrero de la construcción con alguna especialización renta más que un cajero o un guardia de banco.”

¿Y qué ocurre con la perspectiva de una paralización nacional más allá de la banca?

“Las cosas grandes siempre parten por iniciativas pequeñas. Hoy la Confederación Bancaria está estableciendo lazos con otros sectores laborales de la economía chilena para ponernos de acuerdo en torno a una movilización potente y unificada.”

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.