jueves, 18 de noviembre de 2010

Efemérides

PL
.

Francia
1787- Nace el inventor del método fotográfico Louis Jacques Mandé Daguerre.
Louis Daguerre, mas conocido como Louis Jacques Mandé Daguerre, fue el primer divulgador de la fotografía. Era pintor y decorador teatral. Nació en Cormeilles-en-Parisis, Valle del Oise el 18 de noviembre de 1787. Louis Daguerre pasó a los anales de la historia por descubrir el Diorama, instalación mediante la cual se daba una sensación de profundidad. Este invento despertó la atención del público parisino en un espectáculo que consistía en crear la ilusión al espectador de que se encontraba en otro lugar a través de imágenes enormes, que se podían mover y que se combinaban con un juego de luces y sonidos, etc. para que pareciese que el espectador estuviese en situaciones como una batalla, una tempestad, etc. Para que todo esto fuera creíble las pinturas debían ser muy realistas y por esta razón, a Daguerre le interesaba la aplicación del principio de la cámara oscura al Diorama. Sus instalaciones llegaron a la Ã"pera de París y su éxito fue tal que incluso le condecoraron con la Legión de honor (Francia 1802, instituida por Napoleón Bonaparte). Su segundo invento fue el daguerrotipo, construido en 1839, es un invento precursor de la fotografía moderna. Murió el 10 de julio de 1851 en Bry-sur-Marne (Valle del Marne).
Cuba
1836- Nace el generalísimo Máximo Gómez, en Bani Santo Domingo
Máximo Gómez Báez nació en Bani, pequeño pueblo de Santo Domingo, el 18 de noviembre de 1836 en el seno de una familia humilde. Se incorporó como voluntario al ejército español en el que alcanza el grado de capitán. Los conocimientos militares adquiridos en estos años le serían de mucha utilidad al incorporarse a la lucha por la independencia de Cuba. En 1855 se unió como voluntario a la caballería para rechazar la invasión haitiana a su patria. En 1865 arribó a Cuba ostentando el grado de comandante de las reservas dominicanas y poseyendo una amplia experiencia en las cargas al machete. Debido a su sueldo reducido solicita su licenciamiento al gobierno español. Va a vivir con su familia en el caserío El Dátil y comienza a trabajar en el ingenio Guanarrubí, cerca de Bayamo, lo que le posibilita relacionarse con los cubanos conspiradores de la zona. El 16 de octubre de 1868 se une al levantamiento liderado por Céspedes, asignándosele el grado de sargento y desempeñando la misión de instruir militarmente a la tropa. Después de la toma de Bayamo es enviado a las fuerzas de Donato Mármol, que duda de la capacidad del dominicano, pero es convencido por uno de los oficiales de su Estado Mayor que le dice: "Acéptalo, ya ves, Céspedes dice que el hombre sabe y nosotros de guerra sabemos muy poco, deja que nos dirija". El 4 de noviembre de 1868 Mármol le ordena hacerse cargo de la vanguardia para detener al coronel español Demetrio Quirós que avanzaba sobre Baire. Gómez dispuso a sus hombres en el camino de Jiguaní a Pino de Baire, contando con armas de poco calibre y muchas en mal estado. Al acercarse las fuerzas españolas ordena una carga al machete tras lo cual la columna española es completamente destrozada. Máximo Gómez es ascendido a general. Después de la muerte de Donato Mármol es ascendido a jefe del Departamento de Oriente. Es en Guantánamo donde Gómez alcanza su plena formación como estratega. Se suceden varios combates en la región: Ti Arriba, el ingenio San Alejandro, La Indiana, Ojo de Agua, lo que hace que el general Blas de Villate, Conde de Valmaseda reconozca no poder controlar la situación, teniéndose que retirar dejando el campo a los mambises. En 1872 las discrepancias con el gobierno traen como consecuencia su destitución como jefe de Oriente. Se retira a la Sierra Maestra con sus ayudantes y diez rifleros de su escolta. Allí recibe la noticia de la muerte de Ignacio Agramonte y la orden de hacerse cargo de la División del Ejército del Centro. Después vendrán los combates de Palo Seco, Las Guásimas y otros, emprendiendo el audaz plan de invasión a Las Villas. Su plan estratégico de Invasión de Occidente se ve frustrado por falta de apoyo. Al sobrevenir el Pacto del Zanjón, producto del caudillismo y la falta de unidad entre otras causas, Gómez regresa a su tierra natal. Un mes después de iniciarse la contienda de 1895 José Martí lo visita en Santo Domingo y firman el Manifiesto de Montecristi, donde se exponían las razones por las cuales los cubanos se lanzaban de nuevo a la lucha, así como los objetivos de la Revolución. Acompañado de Martí desembarca por Playitas el 11 de abril de 1895, y se pone al frente de la insurrección. Junto a su discípulo Antonio Maceo protagoniza una de las acciones militares más audaces de todos los tiempos en Cuba, la Invasión de Oriente a Occidente, jalonada por una serie de victoriosas acciones militares: Cruce de la Trocha de Júcaro a Morón; los combates de Mal Tiempo, Calimete, Coliseo, y otros; sus acciones de la marcha en Matanzas y La Lanzadera en La Habana, la campaña de La Reforma entre muchas.
GUYANA
1978- Miembros de la secta Templo del Pueblo se suicidan en la Guayana
El 18 de noviembre de 1978, el mundo fue testigo del suicidio en masa más importante de la historia. James Warren Jones, más conocido como Jim Jones, líder de la secta del Templo del Pueblo, fue encontrado muerto junto a 913 de sus seguidores en medio de la selva de Guyana. El fanatismo y paranoia de Jim Jones logró construir una congregación multirracial basada en la igualdad, la libertad y en la megalomanía hacia su fundador. Corrían los agitados años 60. Algunos encontraron respuestas en la meditación, el amor libre, el poder negro o el LSD. Otros, en cambio, vieron en Jim Jones, el carismático líder del Templo del Pueblo, la perfecta combinación de cumplimiento espiritual y compromiso político. A primera vista, Jones y su templo multirracial apoyaban los valores de una sociedad modelo. Sin embargo, hurgando un poco más profundo, algo estaba mal y en 1977 salió a la luz: un artículo periodístico publicaba declaraciones de desertores de la secta y de familiares de algunos miembros, quienes denunciaban abuso físico y sexual, corrupción financiera, consumo de drogas y retención de personas en contra de su voluntad. Apenas un año más tarde, sus seguidores murieron en el suicidio en masa más grande de los últimos tiempos.
Horas antes del suicidio colectivo, Leo Ryan, un respetado congresista demócrata de California, viajó a Guyana, encabezando una delegación de periodistas y un grupo de allegados llamado Familiares Preocupados de Jonestown. El político quería investigar las acusaciones de fraude, lavado de cerebro, encarcelación y tráfico de drogas y armas que pesaban sobre el Templo del Pueblo. La visita se desarrolló en un clima cordial hasta que algunos residentes le pidieron a Ryan irse con él. Esto desencadenó la furia de algunos de los miembros más fanáticos e incondicionales del reverendo, que asesinaron a tiros al congresista y a otros cuatro acompañantes, mientras intentaban huir en su avión. El acto siguiente fue la increíble escena del suicidio masivo. El pastor reunió a sus seguidores en torno a una silla de madera tallada que usaba como trono. Ante la mirada expectante de sus feligreses, Jim Jones les comunicó la noticia de que pronto deberían morir. Les contó de los asesinatos y del temor que tenía ante la inminente llegada de los agentes de la CIA junto al ejército de Guyana para vengar la afrenta. Junto a su equipo médico preparó el veneno que todos consumieron incluso sus hijos. Con la escena consumada, Jim Jones tomó una pistola y se disparó un tiro en la cabeza.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.