miércoles, 17 de noviembre de 2010

Irán demanda reforzar la seguridad regional y advierte contra las amenazas

PL

Irán elogió hoy toda acción destinada a defender y preservar la seguridad regional, tras alertar a la OTAN del despliegue de un escudo antimisil en Turquía justo cuando destacamentos armados persas realizan maniobras militares.

El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, describió al Mar Caspio como "uno de los más importantes del mundo" y subrayó la responsabilidad de las naciones que lo comparten en aprovechar racionalmente sus recursos.

"Los cinco Estados con litoral al Mar Caspio han alcanzado muy buenos acuerdos para preservarlo y protegerlo", dijo Ahmadinejad a periodistas en Teherán antes de partir esta mañana hacia Azerbaiján para participar en la tercera cumbre de ese grupo de países.

El mandatario, que poco después fue recibido con honores en Bakú, la capital azerí, señaló que un tema que se discutirá y continuará en la agenda de esos encuentros es el de la seguridad de la navegación, junto con los vuelos sobre el mar, el medio ambiente y las aduanas.

Antes de las declaraciones de Ahmadinejad, el portavoz de la cancillería iraní, Ramin Mehmanparast, advirtió a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que el despliegue de un escudo antimisil sirve a los intereses de Israel.

Mehmanparast remarcó que Irán "no es una amenaza para ningún país en la región, y más bien lo es el régimen sionista (Israel)", de ahí que consideró injustificado el plan militar que la OTAN -y en especial Estados Unidos- negocia con Turquía desde hace semanas.

Según medios oficiales en Teherán, en esos contactos Washington propuso a Ankara construir el sistema antimisil a partir de la tecnología existente, pero ir modernizándolo por etapas de modo que en 2020 esté óptimo para proteger a Estados Unidos y Europa.

"Medidas como estas servirían a los intereses del régimen sionista y a ciertas potencias trans-regionales", deploró el vocero, aunque saludó que el gobierno turco consideró inaceptable un plan de la alianza atlántica que sólo fije como supuesta amenaza a Irán.

Entretanto, las instituciones armadas iraníes pusieron en marcha desde ayer en todo el país los ejercicios bélicos denominados "Defensores del cielo de Velayate 3", que durarán cinco días.

Las distintas fuerzas del Ejército, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica, la policía y los Basij (voluntarios civiles) participan en las maniobras que ponen énfasis en la defensa aérea, comunicaciones y sistemas de radares, explicó un vocero castrense.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.