miércoles, 17 de noviembre de 2010

Oposición francesa implacable ante un Sarkozy contemporizador

PL

Políticos de oposición y dirigentes sindicales en Francia se mostraron hoy implacables ante la postura más modesta y contemporizadora del presidente de la República, Nicolás Sarkozy, en una entrevista con tres cadenas de televisión.

Un Sarkozy inédito, de lenguaje pausado, autocrítico y dubitativo respecto a su eventual postulación para las elecciones de 2012, no convenció a sus rivales ni tampoco a la opinión pública nacional según las primeras encuestas.

"Esto no es una comedia ni una película, con actuaciones buenas o malas. Es un país con un presidente que debe jugar su papel con responsabilidad y mostrar sus verdaderas intenciones", declaró la líder del partido Europa Ecología-Los Verdes, Cecile Duflot.

Sarkozy defendió a su primer ministro ratificado, Francois Fillon, como pieza clave en el resto de su mandato, negó hacer un guiño más hacia la derecha y aceptó su impopularidad en razón de "que en tiempos de crisis es normal el rechazo de la población".

"El jefe de Estado parece estar disociado de la realidad. No entiende el clamor de la ciudadanía, las protestas en las calles, los graves problemas de desempleo y la pobre actuación de su gabinete", señaló el ex primer ministro Dominique de Villepin.

Villepin, figura de la administración anterior de Jacques Chirac y miembro del mismo partido que Sarkozy (UMP), tomó distancia de la organización al formar este año el movimiento República Solidaria, en una línea "gaullista" para recuperar las esencias sociales.

"Francia siempre fue paradigma de las conquistas de la población para un mejor futuro. Nicolás Sarkozy pretende destruir todo ese espíritu y proyectar ahora una imagen poco creíble de un hombre golpeado y comprometido con su papel", recalcó.

Los socialistas, por su parte, encabezados por su primera secretaria, Martine Aubry, y la ex aspirante presidencial Ségoléne Royal, no escatimaron epíteto para descalificar la comparecencia del mandatario.

Intervención patética y mentirosa fueron algunas de las frases de Royal, mientras el diputado socialista Pierre Moscovici apuntó el "fracaso total la gestión económica del actual Gobierno".

La parlamentaria y ex secretaria general del Partido Comunista, Marie George Buffet, admitió que antes de pensar en vencer a Sarkozy en los próximos comicios, la izquierda tiene la obligación de unirse y presentar una alternativa interesante al electorado.

"Lo chocante es el poco tiempo dedicado por el presidente a la crisis económica, la promesa banal de recuperar el empleo, el análisis superficial del escudo fiscal protector de los ricos y el descenso en el poder adquisitivo de los franceses", anotó.

Los líderes de las centrales sindicales CGT, Bernard Thibault, y CFDT, Francois Chéréque, expresaron su asombro ante la falta de comprensión de Sarkozy del mensaje de las masas a partir de las huelgas y manifestaciones que sacudieron al país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.