miércoles, 10 de noviembre de 2010

Rusia busca modernizar su sistema de salud pública

.
Con un presupuesto de 460 mil millones de rublos (unos 14 mil 988 millones de dólares) para el periodo 2011-2012, Rusia se dispone a modernizar su sistema de salud.

El propio primer ministro ruso Vladimir Putin, reconoció que el 65 por ciento de la población se muestra insatisfecho con las condiciones actuales de policlínicos y hospitales, pero advirtió que el estado controlará el monto de la ayuda.

Las asignaciones federales en el área de la salud deben ser un complemento y no precisamente una sustitución de los recursos regionales con ese fin, afirmó Putin en una reunión en la región de Ivanova.

Durante el encuentro sobre el funcionamiento del Programa Nacional de Salud, el jefe de Gobierno advirtió que era necesario optimizar el empleo de los recursos asignados.

Asimismo, reconoció que el dos por ciento de las instituciones de asistencia médica está en estado deplorable, 8,5 carece de suministro de agua, 32,5 presenta dificultades con el agua caliente, 10 funciona sin calefacción centralizada y un 11,2 carece de desagüe adecuado.

Los gobernadores de las regiones deben controlar de forma personal las inversiones y el uso de recursos para modernizar el referido sector y para nivelar las condiciones de atención, tanto en cabeceras de provincias como en pequeñas localidades, consideró.

Putin llamó a concentrar la actividad de los galenos en la atención de los pacientes y a liberarlos del papeleo, para lo cual, afirmó, será necesario aplicar modernas tecnologías hasta llegar a la concertación de consultas por Internet.

Los fondos para la modernización se obtendrán del incremento de un 3,1 a un 5,1 por ciento de los descuentos para el seguro obligatorio de los ciudadanos, explicó el primer ministro ruso.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.