miércoles, 17 de noviembre de 2010

Uruguay: Ruido de sables y conflictividad

Carlos Amir González (especial para ARGENPRESS.info)

En la semana comenzada, los días lunes y martes, el presidente uruguayo José Mujica visita el Ecuador. Suscribir convenios comerciales, dentro de los cuales resaltan dos, telefonía celular nacional uruguaya (ANCEL) y energía petrolífera – acompaña al presidente su homónimo del Ente Estatal ANCAP (Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland) Raúl Sendic, parecen ser principales motivos de esta visita.

Sin embargo, según manifestaciones del canciller ecuatoriano Ricardo Patiño, a resultas de la misma el parlamento uruguayo podría votar suscribir el Tratado de la UNASUR, siendo el Uruguay el noveno país que lo haría confiriendo al mismo validez jurídica, dado que hace unos días SURINAM hizo lo propio.

Movida Militar

La semana anterior a esta visita, varias eran las preocupaciones que aquejaban al gobierno uruguayo-

El procesamiento con prisión del Jefe de la División de Ejército IV, general Miguel Dalmao, primer “militar en actividad” procesado por la justicia, generó una reacción en contra de los generales en actividad, que con el jefe del ejército a la cabeza, general Jorge Rosales, mantuvieron una reunión de tres horas en el Comando General del Ejército, el martes 9 del corriente mes. En la referida reunión y luego a los medios de comunicación, el propio Rosales y los generales, manifestaron su malestar y disconformidad con dicha resolución de la justicia.

El general Dalmao fue procesado y enviado a prisión con una pena de entre 15 a 30 años, por encontrarlo fiscal y juez, como coautor de la muerte de la profesora comunista de 24 años, Nibia Zabalzagaray, ocasionada a raíz de torturas infligidas en el año 1974.

Frente a estos “preocupantes movimientos” y expresiones del jefe del ejército uruguayo, el vicepresidente Danilo Astori afirmó…”existe total confianza en la fortaleza institucional del país”…mientras que por su parte el presidente Mujica expresó lacónicamente que las resoluciones de la justicia “se acatan”.

Conflictividad Sindical

En varios de los Consejos de Salarios (tripartitos, empresarios, sindicatos nacionales de obreros y empleados, gobierno) que tendrían que laudar acuerdos antes que el poder ejecutivo determine su fecha de cierre, estos acuerdos no llegan, incluido el que laudan los empleados públicos.

A cuenta de que se está en la recta final, y que posiblemente los futuros convenios sean por una “media” votada entre gobierno y sindicatos de los trabajadores, los sindicatos nacionales por una lógica de hierro ponen toda la “carne sobre el asador” es decir toman medidas de lucha, frente a empresarios que en la fase final de los acuerdos, como dice el secretario del PIT – CNT, Milton Castellano, “hacen la plancha, queman los tiempos”.

El presidente José Mujica citó el miércoles 10 de noviembre a una reunión de los cabeza de lista de los movimientos y partidos de izquierda que constituyen el Frente Amplio y que tienen militantes de sus agrupaciones en la dirección del movimiento sindical y en la mayoría de los sindicatos y federaciones. En dicha reunión planteó su preocupación por los malos ratos que a su gobierno generan dirigentes sindicales frenteamplistas radicalizando medidas de lucha que inclusive han llevado a que varios inversionistas, le hayan manifestado su preocupación por las mismas y sus dudas acerca de seguir invirtiendo en el país.

El dirigente metalúrgico, Marcelo Abdala, ha manifestado que los empresarios desde el 2009 que quisieron denunciar en el parlamento la Ley de Consejos de Salarios (1943) para evitar su continuidad e implementación, después que su presidente neoliberal Lacalle la había dejado sin efecto, y la mayoría frenteamplista la volvió a implementar; han procurado permanentemente dejarla sin efecto porque es el mecanismo que los trabajadores tienen a nivel nacional para darle rango de leyes a sus categorías y salarios en Convenios que garantizan algún grado de recuperación de lo mucho que han perdido y transferido al Capital de los Empresarios y del Estado. El mismo también ha señalado que la recuperación salarial de los trabajadores beneficia a la economía nacional de pequeños y medianos productores de la industria y del campo, comerciantes, que dependen del poder adquisitivo del Mercado Interno, y que le llama la atención como la anterior administración frenteamplista implementó los consejos y funcionarios desde el Ministerio de Trabajo que amparasen los “derechos de los trabajadores”, y el actual les envía mensajes y miradas harto críticas.

En el Frente Amplio, y en la referida reunión, hubo también una mirada autocrítica de cómo desde la fuerza política del gobierno no hay una dirección clara de acción hacia los trabajadores organizados. Como lo expresamos en anterior artículo si el gobierno pretende ponerle un arnés al movimiento sindical, va por camino equivocado como lo ha sido el de anteriores fuerzas políticas que pretendieron hacerlo, porque la esencia del mismo es la independencia de clase y de los gobiernos o partidos políticos, es un movimiento autónomo y generador de políticas pero a-partidario, que responde a todos los trabajadores independiente de sus posiciones políticas, filosóficas y religiosas, y que tampoco la voluntad política de alguno de sus sectores internos lo atará al seguidismo de políticas gubernamentales que no respondan a sus intereses de clase.

El capitalismo y los empresarios extranjeros inversionistas a los cuales “canta loas” Mujica, no pueden ser música en los oídos de los dirigentes sindicales, además de rigurosas normativas que pretenden implementarse a los funcionarios públicos inconsultas a sus organizaciones.

Es la Economía…

Si nos guiamos por las apreciaciones de dirigentes de la Asociación Rural del Uruguay, el país está en su mejor momento…y el presidente de la Cámara de Industrias, ing. Diego Balestra, ha expresado…”Hoy el Uruguay está en la cresta de la ola, va a depender de nosotros, los uruguayos, que esta cresta de la ola sea el principio de un despegue y no de caer con la ola”.

A estas apreciaciones habría que adosarles como se genera riqueza, como se acumula la misma, y en que términos se la redistribuye en Uruguay. En próxima entrega, prometemos comenzar a verlo.

Fue también preocupación de la reunión convocada por el presidente Mujica, la redistribución de la riqueza, y si existe de donde extraer más recursos, para que el crecimiento económico previsto se refleje a nivel general. Hubo planteos de aumentar los impuestos a los sectores que hoy obtienen grandes ganancias, e incluso de disminuir algunas exoneraciones a la inversión extranjera directa.

Buenas Señales

Es auspicioso que a nueve meses de asumido el nuevo gobierno del Frente Amplio, y en los meses que dos de sus principales fuerzas irán a sus respectivos congresos, socialistas y comunistas, el presidente vea distintas instancias de convocar a sus referentes políticos, y no se quede solo con su administración y gestión desde el Poder Ejecutivo y sus Ministros, y los días de gobierno departamentales, teniendo a una Fuerza Política que en sus distintas variantes ha demostrado ser los brazos, piernas, corazón y mente en las raíces populares de los uruguayos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.