martes, 7 de diciembre de 2010

Acusación a presidente peruano en centro de polémica

PL

La acusación de eventuales intenciones golpistas del presidente de Perú, Alan García, se ubica hoy en el centro de una polémica que divide opiniones entre quienes consideran verosímil o dudosa la versión.

El tema ocupa destacados espacios en la prensa, que consigna aclaraciones del mandatario a la versión difundida por el presentador de televisión Jaime Bayly y reclamos de una investigación del líder opositor nacionalista, Ollanta Humala, objetivo del potencial golpismo.

"Tiene toda mi simpatía porque él es un intelectual, es un novelista, de manera que tiene licencia para interpretar como quiera las cosas", dijo García sobre la afirmación de Bayly, hecha en su columna del diario Perú.21.

El animador y escritor afirmó que el mandatario le dijo que promovería un golpe de Estado si Humala fuera elegido presidente y hasta que estaba dispuesto a ir preso para impedir que el nacionalista llegue a gobernar.

Al confirmar la reunión con Bayly -este año-, refirió haberle dicho sólo que si hubiera una opción que intentara desandar lo ha hecho en su gobierno, en el régimen de Alejandro Toledo (2001-06) e, inclusive, más atrás, entonces se produciría "un inmenso desorden y caos".

"No he dicho que va haber un golpe de Estado y tampoco he utilizado ningún apellido", aseveró García, al señalar que el supuesto retroceso "generaría un caos que pudiera terminar mal para nuestra democracia", lo que para el analista Raúl Wiener significa igual una amenaza golpista.

Ollanta Humala, por su parte, dijo en conferencia de prensa que las amenazas atribuidas a García conllevan la intención de un fraude en las elecciones generales de abril de 2011.

Recordó que hace algún tiempo García aseguró a un grupo de banqueros que puede impedir que gane las elecciones quien intente revertir el modelo neoliberal.

El candidato presidencial nacionalista llamó a las Fuerzas Armadas y al Jurado Nacional de Elecciones a deslindar posiciones respecto a las declaraciones atribuidas por Bayly a García y demandó que el Ministerio Público las investigue.

Señaló que el Presidente debe tener en cuenta que con sus amenazas atenta contra el normal desarrollo de un proceso electoral, lo que, según la Constitución, es causal de vacancia presidencial.

Bayly, quien en su artículo habla de los motivos por los cuales desistió de ser candidato a la Presidencia, sostiene además que García le aconsejó que no se preocupe por el sueldo presidencial, porque "la plata después viene sola".

Ante ello Humala emplazó a todos los candidatos a la Presidencia a comprometerse a investigar los casos de corrupción registrados durante la presente administración y todo el manejo de fondos realizado por la misma.

García alegó que su interlocutor le preguntó sobre el salario y "yo lo que respondí fue que a la política uno llega para servir, para cumplir y para ganar ciertas gratitudes, después de terminar su labor política la plata viene sola" pues su actividad profesional será mejor pagada.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.