viernes, 17 de diciembre de 2010

Argentina, Córdoba: Trabajadores de call center de Córdoba iniciaron trámite para constituirse como gremio

Daniel Klocker (PRENSA RED)

Ayer por la mañana en la delegación Córdoba del Ministerio de Trabajo de la Nación presentaron la documentación para ser reconocidos como sindicato. Concurrieron acompañados por los dirigentes de la CTA-Córdoba, Oscar Mengarelli y Guido Dreizik.


Los trabajadores de call center de la provincia de Córdoba acompañados por la CTA-Córdoba comenzaron esta mañana en la delegación Córdoba del Ministerio de Trabajo de la Nación el trámite para la formación del sindicato de Unión de Operadores de Call Center de Córdoba (UNOCC-CTA).

“La formalidad de la presentación está hecha y ahora vendrán los tiempos del Ministerio del Trabajo de la Nación que tiene que aprobar los estatutos del nuevo sindicato y luego continuará con la discusión de los niveles de representación y representatividad de los trabajadores”, manifestó el asesor legal de la CTA y representantes de los trabajadores de call center, Eugenio Biafore.

“Nosotros sostenemos, como lo dice que la Corte Suprema de la Nación, que los sindicatos simplemente inscriptos tiene plena capacidad de representación colectiva en igualdad de condiciones con los sindicatos inscriptos, excepto para aquellos en que la OIT ha dicho que se debe guardar exclusividad de derechos el sindicato con personería gremial, que en este caso no está muy claro si es el Telefónico o el de Comercio”, sostuvo.

Denunció que “los trabajadores de los call center cobran salarios miserables, trabajan en condiciones deplorables y además son perseguidos y despedidos cuando quieren organizarse gremialmente”.

Manifestó que “hay que cuidar a estos jóvenes y no dejarlos a merced de inescrupulosas empresas multinacionales, que pese a recibir subsidios del gobierno provincial, pagan un básico menor al salario mínimo, vital y móvil, como en el caso de Sur Contact Center que es de 862,50 pesos”.

El secretario General de la CTA-Córdoba, Oscar “Cacho” Mengarelli afirmó que “esta presentación en el Ministerio de Trabajo de la Nación sienta un importante precedente porque los trabajadores de los call center no tienen representatividad y además de cobrar salarios de hambre trabajan en condiciones infrahumanas”.

Destacó el enorme el enorme “coraje de los compañeros por querer formar un sindicato porque esto demuestra que están dispuestos a cambiar la historia en este paradigma de contradicciones que es la sociedad argentina, y la CTA, como siempre está apoyando a los sectores están desprotegidos”.

Irene Mazmanian, representante de los trabajadores de call center de Córdoba, sostuvo que “para nosotros la posibilidad de poder organizarnos ya es un triunfo porque acostumbrados a no tener voz es un paso adelante para enfrentar a empresas que sistemáticamente practican el terrorismo laboral, en este caso con la complicidad del gremio de Comercio”.

Recordó que “la protesta que con el apoyo de la CTA realizamos el martes pasado frente a la sede de “Sur Contact Center”, y el paro con cuelgue de vincha en la empresa, dio sus frutos porque conseguimos abrir una mesa de negociación para reclamar por nuestros derechos avasallados”.

Reunión con gusto a poco

El grupo de compañeros de Sur Contact Center, que se reunió hoy al mediodía con la jefa de Recursos Humanos, Andrea Lardone manifestaron que del encuentro de una hora y media de duración no sacaron nada en concreto, pero reconocieron su importancia porque es la primera vez que la empresa los recibiera oficialmente.

“La empresa se remitió a decirnos que están pagando el básico que corresponde y se negó a tratar los otros temas del petitorio presentado el lunes pasado a la gerente, Ivana Shapof”, informaron los trabajadores que en la reunión estuvieron acompañados por el asesor legal, Eugenio Biafore.

La jefe de Recursos Humanos les manifestó a los trabajadores que “fue un error haber firmado el acta de compromiso”, mientras que uno de los abogados les dijo que “no los puedo seguir reconociendo porque sino me cortarán la cabeza”.

Recibieron la advertencia de que no panfleteen más dentro de la empresa porque “molestan” al resto de los trabajadores y no tuvieron respuesta sobre la fecha de la próxima reunión.

Los reclamos de los trabajadores de “Sur Contac Center” que la empresa se negó a tratar en la reunión:

• Un sueldo básico de 1770 pesos
• Reincorporación de los compañeros despedidos.
• Mejores condiciones laborales y respeto de los cuatro días de examen con máximo de 24 días anuales
• Respeto de los días de reposo otorgados por el médico personal
• Descanso correspondiente a 28 minutos por 6 horas de trabajo + tiempo de baño
• El recibo de sueldo se debe entregar el mismo día de pago
• Cobrar la parte del aguinaldo correspondiente a diciembre en forma completa, no en 2 pagos como fue en el 2009.
• La mala gestión de llamada no es motivo de suspensión.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.