jueves, 16 de diciembre de 2010

Honduras: Bajo fuego los campesinos del Valle de Bajo Aguán

Dick Emanuelsson - Mirian Huezo Emanuelsson

Aumenta la militarización y sigue la zozobra en el Valle de Aguán.

Primer videoreportaje del Bajo de Aguán, 27 minutos:
http://vimeo.com/17845367

• Esta mañana fueron cercados y desalojados los campesinos que desde hace diez días habían tomado una parte de la carretera que conduce a la ciudad de Trujillo en la costa atlántica.
• Dicen los pobladores que miles de militares y policías Cobras han entrado a la Comunidad Guadalupe Carney (MCA) y les están quitando a los campesinos sus herramientas de trabajo, el machete.
• La toma campesina fue realizada frente a la entrada de la Comunidad Guadalupe Carney y solo impidieron el transporte de las cargas de banano de la transnacional Dole que tiene su propio puerto en Puerto Castilla, vecina a Trujillo para así presionar al régimen de cumplir el acuerdo del mes de abril y desmilitarizar la región.
• Según todos los campesinos y sus líderes que entrevistamos durante los días en Aguan la semana pasada, Lobo no ha cumplido ni una sola letra del acuerdo del 15 de abril 2010. Han sido asesinados más de 30 campesinos este año.

Foto: Honduras, Campesinos - Militares armados con ametralladoras de Punto 60
(M60), desalojando campesinos, mujeres, niños, ancianos. / Autora: Mirian Huezo
Emanuelsson.

Previo a la acción militar, la zona fue sobrevolada varias veces a las 3 de la madrugada, hechos que el coronel René Maradiaga Panchamé desconocía. El coronel es ex integrante del “Batallón 3-16” de la década -80, responsable por dos centenares de desapariciones y asesinatos extrajudiciales.

Dicen los reportes de la policía y la fiel prensa oficialista que el desalojo fue pacifico. Pero los campesinos ya habían tomado la decisión de no enfrentar al ejército y los Cobras que estaban dispuestos para una literal guerra por las grandes concentraciones de tropas que el régimen de Porfirio Lobo había concentrado durante varios días alrededor de la Comunidad Guadalupe Carney.

Movilización militar para una guerra

Los miles de campesinos, mujeres, ancianos, niños adentro de la MCA están horrorizados por las tropas que son armados hasta con de ametralladoras de Punto 60 (M60), montadas en la paila de carros 4x4.

Según Oscar Álvarez Martínez, ministro de Seguridad del régimen de Porfirio Lobo, movilizaron hasta tanquetas antimotines desde Tegucigalpa, aproximadamente 400 kilómetros de distancia del lugar por la toma y también de San Pedro Sula para enfrentar a los campesinos.

Estos, cansados de vivir en miseria, sin tierra, techo y alimentación, tomaron la decisión de exigir un fin de los asesinatos de campesinos que solo durante el 2010 han cobrado 35 muertos. Un fin de la militarización de la región que impiden a los campesinos de trabajar. Pero sobre todo, que el régimen de Lobo cumpla el acuerdo acordado en el mes de abril de este año que otorga a las 3500 familias organizadas en el MUCA, Movimiento Unificado de Campesinos de Aguán, tierra, centros de salud, ayuda con viviendas, entre otros acuerdos. Nada de eso ha sido cumplido, sostienen los campesinos con rabia en la voz.

Al contrario, son desalojados centenares de campesinos de los asentamientos y las fincas, lo cual varios periodistas nacionales e internacionales fuimos testigos durante una gira por la región la semana pasada.

¿Armas y guerrillas fantasmas?

El ministro Álvarez ha dicho repetidamente que tiene pruebas basadas en inteligencia que en el Bajo Aguan hay 1000 (mil) fusiles AK-47 y otros armas pesadas en “Bolsas de armas”. Hay campesinos que se han convertido a guerrilleros, entrenados por ex guerrilleros sandinistas del vecino país Nicaragua. Hasta las FARC han facilitado unas tareas y como si fuera poco, los activistas de derechos humanos hondureños y nosotros periodistas extranjeros que estuvimos allá, constituimos una cierta forma de Red Internacional Terrorista que auspicia y financia las tomas de tierra, carretera y otras acciones campesinas. Hasta se decía que el ministro habría dado la orden a sus organismos de inteligencia de “aspirar” a todos los hoteles en la ciudad de Tocoa en la búsqueda “de extranjeros” porque supuestamente tendríamos planes de “desestabilización”.

¿Y las pruebas?

Hicimos grandes esfuerzos para llegar al fondo con estas acusaciones, tanto contra los campesinos como contra nosotros mismos. Entrevistamos al encargado de los Recursos Públicos (vocero) de la Policía Nacional, Alex Madrid, pero el resultado fue como las pruebas o los indicios del ministro, sumamente pobres, para no decir nulos.

Al diario oficialista El Heraldo, Álvarez dijo estar seguro de que estos grupos “tienen una estrategia para desestabilizar el Estado de derecho en Honduras; ellos han engañado a la comunidad internacional, a los grupos de derechos humanos en el mundo, para dar la imagen de que en Honduras hay represión, asesinatos, de que en Honduras el gobierno del presidente Lobo no está respetando los derechos humanos”.

Graves acusaciones contra periodistas y DDHH

Y sigue el flamante ministro, sobrino del general Gustavo Álvarez Martínez que en la década -80 sembraba horror y terror en la nación hondureña en calidad de jefe de las Fuerzas Armadas y el escuadrón de la muerte; “El Batallón 3-16”:

“Vinieron sendas comisiones del mundo a ver en esa zona todos los muertos y el baño de sangre que supuestamente se había dado, y todo esto fue diseñado con esta toma para que nosotros cayéramos en una trampa”. Insistió Álvarez en que estos grupos del Aguán y las comisiones de derechos humanos estaban planificando declarar “genocida al gobierno del presidente Lobo”.

Hasta ahí El Heraldo.

Causa y efecto

El problema para Álvarez es que la “matanza” no se hizo durante nuestra visita en la región sino el 15 de noviembre, tres semanas antes cuando fueron muertos cinco campesinos en las afueras de la Finca El Tumbador, situada unos 15 kilómetros de la ciudad de Trujillo. El ministro tiene dificultades de distinguir entre Causa y Efecto.

Foto: Honduras - Juny Judit Ordoñez es una de las cinco
mujeres que se volvió viuda, esposa de José Luís Salcedo,
muerto en la masacre el 15 de noviembre 2010 en El
Tumbador. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson.

Juny Judit Ordoñez es una de las cinco mujeres que se volvió viuda de José Luís Salcedo, muerto en la masacre el 15 de noviembre 2010 en El Tumbador. Sus ojos y las ojeras dan testimonios del sufrimiento y las lágrimas derramadas. ¿Será que los campesinos son capaces de provocar una matanza para que, ante el mundo, de acusar al régimen de Lobo por genocida? Nadie, durante nuestro tiempo en la Comunidad Guadalupe Carney, ni siquiera declaraba que querían levantarse en armas contra un enemigo que consideran es el culpable por los 35 muertos durante el 2010.

¿Guardia o francotirador paramilitar?

En el caso de Juny Judit Ordoñez, su esposo fue muerto por tres tiros; dos en la cabeza y uno en el pecho. Es decir; balas que no solamente destrozaron el rostro sino mostró que el autor manejaba el fusil con una puntería de primera. Solo un francotirador profesional que está ubicado cómodamente puede conseguir un resultado tan excelente. Y los campesinos dicen que los guardianes del Patrón, Miguel Facussé, no representan esa capacidad.

Es más, dice la viuda, el cuerpo de su marido fue encontrado no en el lugar por la masacre de los otro cuatro campesinos sino 1,5 kilómetros de ahí y el cuerpo solo pudo ser entregado 24 horas después la muerte.

Habla fiscal antigolpista

El fiscal Jari Dickson Herrera y varios otros juristas fueron al juzgado de Trujillo para averiguar si el orden de desalojo de centenares de campesinos en los asentamientos de Paso Aguán y Panamá era correcto. El desalojo se produjo el 9 de diciembre a las 5.30 de la mañana. En una entrevista a nosotros cuando fue liberado, Dickson dice que la orden de desalojo contiene una cantidad de irregularidades por lo cual el desalojo no fue legal.

Sostiene que lo mismo pasa también con las investigaciones sobre la más reciente masacre en El Tumbador en donde la fiscal, que habló con Dickson, dice tener temor para investigar los asesinatos de los campesinos y por cuidar su puesto de trabajo ya que las ordenes vienen de arriba y por el ilimitado poder que ejerce el señor Facussé al Poder Judicial en Honduras.

En el regreso hacia Tocoa, Dickson y los demás juristas fueron retenidos por la policía y el ejército que no quisieron dejar pasar el retén de los uniformados, acusándolos por ser los instigadores de la toma de la carretera. Pero por la presión fueron liberados.

Los cinco reclamos de los campesinos

1. La inmediata desmilitarización de la zona.

2. La inmediata desmilitarización de las instalaciones del INA, Instituto Nacional Agrario.

3. La no intervención militar en los asentamientos campesinos.

4. El cumplimiento de los acuerdos firmados con el MUCA.

5. Una solución definitiva del conflicto agrario, entregando las tierras que fueron usurpadas.

Primer reportaje y entrevistas en video del Valle de Aguán:
http://vimeo.com/17845367

Más sobre el tema campesino:
¡Contra el homicidio del planeta y los asesinatos de campesinos en Honduras!
http://vimeo.com/17460421

Más videoreportajes/entrevistas sobre Honduras:
http://vimeo.com/album/220363
- o - o -
Sesenta campesinos detenidos en el Bajo Aguan son custodiados por sicarios
Complicidad de Pepe Lobo con los terratenientes
Por Red Morazánica de Información
Comunidad Guadalupe Carney, Trujillo, Colón. Miércoles, 15 de Diciembre de 2010.- Confirmada la complicidad del régimen de Porfirio Lobo Sosa con los terratenientes que masacran a los campesinos del Bajo Aguan cuando un bus con sesenta personas, entre los que incluyen niños y niñas y propiedad de la Empresa Campesina “La Marañones”, es detenido y custodiado por miembros del ejército privado (sicarios) de Miguel Facussé y René Morales.
Los militares y policías que el régimen de Pepe Lobo movilizó hacia el Bajo Aguan desde mediados del mes pasado solamente han servido para reforzar al ejército privado de los terratenientes que el 16 de noviembre asesinaron a cinco campesinos en la finca “El Tumbador”.
Los campesinos detenidos ilegalmente son custodiados por sicarios que esconden sus rostros en pasamontañas y que se conducen en carros sin placas propiedad de la Empresa Agropalma, de René Morales Carazo.
Al momento de esta denuncia el chofer del bus es obligado a conducir hacia la comunidad de Honduras Aguan fuertemente resguardado por sicarios que se conducen en vehículos de la empresa Agropalma, propiedad del terrateniente René Morales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.