martes, 7 de diciembre de 2010

El DNI adecuado

Alejandra Waigandt (ARTEMISA)

Las actrices Tania Luna y Florencia de la Vega consiguieron plasmar sus identidades femeninas en sus DNI por la vía judicial. Ambas fueron asesoradas y acompañadas por las organizaciones que impulsaron el matrimonio igualitario y ahora buscan la aprobación de la ley de identidad de género. Esperan que el parlamento debata el tema el próximo año.

En el 2010 hubo un cambio fundamental en materia de derechos civiles en el país, cuando se aprobó la Ley de Matrimonio Igualitario. Llegando a fin de año, el impulso que esa conquista dio a las personas y organizaciones que trabajan para que en Argentina se respete la orientación sexual e identidad de todos y todas, tiene un nuevo móvil: el reconocimiento judicial al reclamo de las actrices Tania Luna y Florencia de la Vega para que sus nombres figuren en sus DNI, sin necesidad de una cirugía de resignación sexual. Ahora falta que el Congreso nacional sancione una ley que legalice las identidades diferentes a la heterosexual y erradique su estigmatización y criminalización.

Cesar Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina CHA, informó a Artemisa Noticias que 'esperamos que la ley se apruebe en 2011' tras un debate parlamentario reflexivo sobre el derecho a la identidad. Confirmó que la organización está acompañando otros reclamos de rectificación de DNI tal como lo hizo en el caso de la actriz Tania Luna, y serán divulgados a medida que se obtengan los fallos para resguardar la identidad de estas personas.

Tania Luna tiene 27 años y hasta no hace mucho en su DNI figuraba con nombre de varón. Ella viene reclamando que se la identifique con nombre de mujer desde 2008 y así lo reconoció el juez federal Pedro Hoolf. Luna es la primera persona en América Latina en legalizar su identidad prescindiendo del dato de su genitalidad. El nuevo documento lo obtuvo el pasado 2 de diciembre en un acto simbólico realizado por la CHA en el Congreso nacional. Durante la celebración la actriz aseguró que la suya 'es una situación de privilegio', y defendió la sanción de una ley para que las personas trans, travestis e intersexo logren legalizar sus identidades sin tener que recurrir a la vía judicial.

La actriz ha manifestado su deseo de operarse, pero en su fallo el juez Hoolf aclara que no es necesaria una cirugía, entendiendo que el género es una construcción social y la identidad de las personas tiene múltiples manifestaciones. Este magistrado deja de lado la visión que equipara el sexo legal y el género teniendo en cuenta los órganos genitales, proporcionando un antecedente histórico. Hasta el caso de Tania Luna sólo las personas que se sometían a operaciones para cambiar de sexo podían llegar a plasmar sus nuevas identidades en los DNI.

El debate en 2011

Florencia de la Vega también exigió cambiar el nombre que figura en el DNI y en la partida de nacimiento el 19 de noviembre pasado, reclamo que fue acompañada por la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans FLGBT . La medida cautelar que autoriza el trámite fue operada por la jueza de la Ciudad de Buenos Aires Elena Liberatori. Hubo un trascendido sobre un cuestionamiento de la Procuración del gobierno porteño, pero no prosperó, y el procurador general Ramiro Monner Sanz lo desmintió. La actriz obtendrá su nuevo DNI cuando retorne del extranjero. De la Vega divulgó un escrito expresando que al cambiar el nombre en sus documentos registrales cumplía un sueño y también mencionó su deseo de que 'esta pequeña gesta pueda llegar al Congreso para satisfacer por fin las demandas de tanta gente que lo necesita tanto como yo'.

El sistema legal argentino reconoce mujeres y varones heterosexuales, pero las identidades y expresiones de género de las personas van más allá de ese binomio. La falta de reconocimiento a esta diversidad promueve la desprotección, discriminación, estigmatización y criminalización de homosexuales, transexuales, travestis e intersexuales. Existen muchas personas que no cuentan con recursos suficientes para acceder a la justicia y reclamar por ejemplo la rectificación de sus DNI. La posibilidad de que el documento acredite las diversas identidades puede evitar discriminaciones por ejemplo en el sistema educativo. En Nogoyá, Entre Ríos, una travesti de 17 años consiguió asistir a la escuela secundaria con una vestimenta adecuada a su identidad femenina, sin embargo la comunidad educativa pretendía llamarla por un nombre masculino en el acto de entrega de diplomas para egresados. Fue necesaria la intervención de la delegación entrerriana del INADI para garantizar el derecho a su identidad, según informó El Diario de Paraná.

Para que no existan ciudadanos de segunda, la CHA, la Federación FLGBT, la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti y Transexual ALITT, entre otras organizaciones, impulsan la aprobación de una ley que garantice el derecho a las diversas identidades, a través de la rectificación de documentos registrales. También legisla el acceso a cirugías de resignación sexual. La iniciativa propuesta por la CHA avanza además en mayores derechos, incorporando la no discriminación y erradicando la criminalización de las personas trans, travestis e intersexo.

Hay otros dos proyectos, uno de la socialista Silvia Ausburguer (ex legisladora del PS) y otro de la diputada radical Silvana Giúdice, pero ambas iniciativas han sido objetadas porque exigen una serie de procesos que terminan siendo discriminatorios, como la aportación de pruebas en caso de travestis o la intervención de expertos, de acuerdo a un análisis realizado por abogados de la organización Crisálida, de Tucumán.

El titular del INADI Claudio Morgado declaró a la prensa que el gobierno nocional va a proveer las herramientas para que el derecho a una identidad sea una realidad.

También falta que los programas televisivos vinculados al espectáculo se pongan a tono con el cambio cultural que vive el país a partir de la sanción del matrimonio igualitario, y dejen de realizar entrevistas e informes pretendiendo celebrar sobre todo el cambio en el DNI de Florencia de la Vega, pero cuyos contenidos lejos de abolir la discriminación la consagran. Por ejemplo el conductor Jorge Rial en una entrevista realizada en vivo a la actriz y vedette le dijo: 'Siempre te vi mujer… Es tan importante un papel?'. Esta forma de relativizar invisibiliza la importancia del DNI en cuanto a que garantiza la ciudadanía de las personas, por ejemplo en el ejercicio del derecho a votar. Por otra parte, incluir el nombre en un documento registral implica el reconocimiento por parte del Estado a la elección de género.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.