lunes, 6 de diciembre de 2010

Los motivos tras el superávit comercial de China con Estados Unidos

XINHUA

Por cada reproductor de música iPod que se monta en China y se vende en Estados Unidos al precio de 299 dólares, la empresa estadounidense recauda 163 dólares y los trabajadores chinos 4 dólares. Pero la venta de cada reproductor iPod añade 150 dólares al superávit comercial de China con Estados Unidos.

Esta incómoda verdad tras el superávit comercial de China es a menudo "ignorada" por los políticos estadounidenses, que señalan a China como culpable del desequilibrio comercial con Estados Unidos.

El caso del iPod fue señalado por investigadores de la Universidad de California. Barry Bosworth, de la Institución Brookings, fue otro experto que tampoco ha ignorado los hechos básicos sobre el superávit comercial de China con Estados Unidos. Descubrió que la tasa de beneficios del iPhone, otro producto de la corporación Apple, era hasta del 60 por ciento. Pero el coste del montaje en China representa sólo el 7 por ciento de su coste total. No es difícil averiguar que lo que los trabajadores chinos ganan es nominal.

Estos casos muestran que las empresas estadounidenses que operan en China, al contrario que las chinas, son los grandes ganadores en el comercio entre Estados Unidos y China. Pero es la parte china en cambio a la que se culpa de causar desequilibrios comerciales.

El superávit comercial de China con Estados Unidos era de hasta 27.800 millones de dólares en septiembre de 2010, según el Departamento de Comercio de Estados Unidos. Pero el superávit comercial de China se debe principalmente al procesamiento o a los productos de empresas de capital extranjero que operan en China, que son empresas extranjeras que se están enriqueciendo.

De hecho, en el comercio entre China y Estados Unidos, China registra superávit en el procesamiento, pero un déficit en el comercio general. Tiene superávit en el comercio de bienes, pero déficit en el comercio de servicios.

Según estadísticas, entre 2004 y 2008, el superávit de Estados Unidos con China en comercio de servicios registró un crecimiento anual medio del 35,4 por ciento, mucho más alto que la tasa de crecimiento del superávit de China en comercio de bienes durante el mismo periodo.

Esto significa que las características estructurales del comercio entre China y Estados Unidos está determinado por la globalización económica, las transferencias internacionales de la industria y las ventajas comparativas de China y de Estados Unidos.

Es irracional que ciertas personas relacionen la tasa de desempleo de Estados Unidos con el superávit comercial de China con el país, porque las empresas estadounidenses saldrían del país para buscar mano de obra barata de todas formas.

La cooperación económica y comercial entre China y Estados Unidos es beneficiosa para los dos países. De hecho, los americanos se están beneficiando en gran medida del comercio con China.

Los desequilibrios comerciales, por supuesto, se tienen que resolver. Por una parte, China tiene que seguir aumentando sus importaciones de productos estadounidenses. Pero por otra, Washington debería reconocer el estatus de economía de mercado de China y aflojar las restricciones sobre la exportación de productos estadounidenses a China.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.