martes, 7 de diciembre de 2010

Los peligrosos autogoles del analfabetismo político y cultural

Ana Leyton

Nunca pensamos que la epidemia ignorante de la dictadura, nos siguiera azotando hasta esta década después de treinta y siete años y si lo pensamos, tuvimos la secreta esperanza de que nos podíamos equivocar, sin embargo, hoy estamos frente a una serie de situaciones límites que rayan en el Analfabetismo Político de algunos y la viveza usurpadora de otros.

Es así como entre los males que se cuentan producto de esta epidemia están las injusticias en contra de las comunidades que ven destruido su medioambiente y patrimonio, la salud pública que se enferma cada día más, los derechos humanos en todos los sentidos, se sabe del maltrato a niños mapuche por parte del Estado, los problemas de consumo y de marginalidad…, la Educación, este concepto, no es menor, sino mayor, la base de toda sociedad realmente democrática, ya que se relaciona directamente con todo a pesar de que no se come, no se toma, ni se viste y aparentemente, por costumbre desde la dictadura “no sirve para muchos”, ¡pero es todo lo contrario! por eso tanta agresión en su contra, por eso tanta política de exterminio en contra de la Educación Pública.

A comienzos del siglo pasado Bertolt Brecht escribió algo que puede golpear actualmente en el centro de las conciencias dormidas: “El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El Analfabeto Político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales”. A partir de estas palabras, vuelvo a la dictadura y recuerdo su “apagón cultural y educacional” a costa de represión, tortura y muerte, a partir de allí comienza el rompimiento comunicacional, ya que desaparece en medios masivos el periodismo serio y responsable, el periodismo honesto, que implica medios al servicio de una educación informal donde la información lleve al desarrollo de ideas, al análisis y la síntesis del conocimiento adquirido, a cambio de esto ¿qué nos empezaron a dar? lo que se llamó “pan y circo” y detrás de la pantalla azotes a la libertad de expresión.

En este período, los profesores pasamos a ser “la nada misma” para el sistema, pero luchábamos para defender lo único que podría llevarnos a un cambio de “dictadura a democracia”, de ahí que se desencadenara una saña ciega en contra de esta profesión, que a partir de políticas educacionales esencialmente centradas en el ser humano, podría hacer florecer mentalidades librepensadoras, pensamientos sociocríticos que pudieran ir exigiendo espacios democráticos, derechos ciudadanos a gobiernos que tendrían que escuchar y obedecer la voluntad del pueblo.

Pero eso no es todo, porque después vinieron 20 años de “Concertación Democrática” de “colores de arco iris” de un gobierno de “amores dulces” que nos hizo creer que todo lo que hacía era para mejorar los problemas de marginalidad social y que estaba estrechando las diferencias en pro de la igualdad y la equidad ¡Mentira! ¡Miren como estamos! lo único que hicieron fue abonar el camino para que el fascismo empresarial se instaurara definitivamente. ¿Por qué no elevaron de nivel la actividad más importante de un gobierno que quiere tener ciudadanos que piensan y ejercen su democracia? Que no nos vengan con cuentos ¡Ahora quieren hacernos creer que están del otro lado! ¡Ahora quieren pasar por responsables y preocupados! Pero mientras fueron gobierno se farrearon todas las posibilidades, inclusive hasta la de entregarle seguridad laboral a sus propios profesionales insertados en el Sistema Público.

Yo no creo en las casualidades, pienso que ellos, los concertacionistas, querían este analfabetismo para poder reinar tranquilamente sin que el pueblo los molestara en lo más mínimo, por eso, nunca se interesaron en elevar el nivel educacional y cultural del pueblo de manera responsable, por el contrario, no olvidemos las movilizaciones del profesorado durante el año 2009, y la “revolución de los pingüinos con su jarra y todo” pero les falló el tiro, igual que cuando la Democracia Cristiana creyó que después del Golpe de Estado, Pinochet le entregaría en bandeja el mando del Gobierno Chileno que se concertara con el Departamento de Estado Norteamericano, ahora también les falló el tiro y nunca pensaron que, sería la derecha la que capitalizaría el trabajo que ellos dejaron avanzado en función del modelo capitalista.

Cambiaron los conceptos y cambiaron de esa manera el imaginario de la gente, dominaron los medios y entregaron chatarra de realytis y cuestiones propias de la “Cultura Huachaca” ¿por qué? Entregaron el cobre, más que en Dictadura y de esta manera tenemos un Gobierno Colateral por parte de las Transnacionales.

Hoy escuché la noticia de que se inaugura la Planta Minera de la Transnacional VALE Do Rio Doce, una empresa demandada internacionalmente por destrucción del Planeta, por otro lado, Minera los Pelambres, otra Transnacional dominada en Chile por los Luksic y que construyó el tranque de relave más grande de América Latina a pocos kilómetros de la comunidad de Caimanes, poniendo en peligro de muerte a 1.600 habitantes, dos transnacionales destruyendo el valle del Choapa, y viene la Xtrata Cooper con El Pachón.

Hoy, no son pocos los inconscientes que aplauden la gestión de sus autoridades, que para lo único que están es para planear de qué manera le pueden sacar dinero a las Transnacionales y cuando lo consiguen, se ponen en medio de los aplausos junto con estos grandes empresarios, que lo único que quieren es tener sus bolsillos llenos a costa de lo que sea, en este caso, a costa de la vida del Choapa, a costa de la agricultura, a costa de la salud… pero el pueblo aplaude sin cuestionar nada porque después de 37 años de Analfabetismo Político, no ve desde un punto de vista crítico lo que ocurre a su alrededor, no ve que no debe aplaudir cuando recibe las dádivas del cobre a través de terceros, porque ¡se les olvidó que el cobre es nuestro! Hoy, en manos de los oligarcas contemporáneos.

¿Por qué pasa todo sin que la gran mayoría lo sepa? ¡Por causa del Analfabetismo Político impuesto por los Medios de Comunicación de Masas! recordemos algunos hitos del analfabetismo: el reality de los 33 mineros que hoy viajan por el extranjero sintiéndose las estrellas del mundo, mientras tanto se aprobaba la invariabilidad tributaria. Algo más local, Seminarios Patrimoniales, Ferias Turísticas, Vínculos con la comunidad respaldados por universidades y profesionales prestigiosos por parte de Pelambres y la VALE, donde participan profesores, artistas y ciudadanía en general con criterio formado, pero no ven o no quieren ver cómo las Mineras los utilizan para lavar su imagen, mientras tanto se cumplen 67 días en Huelga de Hambre por parte de habitantes de Caimanes. La farándula lavinista, mientras se elaboran leyes injustas en educación, que en uno de los casos reducen las horas de la asignatura de Historia, ¡no quieren memoria! ¡no quieren identidad cultural! ¡no quieren pensamiento sociocrítico! Mientras tanto, nombran a Dios sacan la espada criminal de la injusticia ¿a alguien le importa realmente el pueblo analfabeto…? Y al pueblo a estas alturas ¡le importa salvar su vida social, histórica, humana y hasta biológica libre de todo tipo de destrucción?

Hoy en el Choapa apenas se puede decir algo en contra de las Mineras ¿cuántos años tendremos que esperar, para que los que hoy no entienden cómo se mueve todo en contra nuestra, puedan entender? y cuándo estemos sin nada, cuando lo único que nos hayan dejado es la mugre hasta el cuello, y nos miremos en medio de una ignorancia que por años sólo recibió algunos dólares para “pan y circo” ¿qué haremos?.

Es tiempo de ciegos, también es tiempo de golpes bajos, pero por otro lado, tiempo de ponerle a las cosas el nombre que tienen o si no, tiempo de aceptar la muerte definitiva, con los brazos cruzados y ¿quién paga esa cuenta? ¿si no tenemos con qué pagar haremos perro muerto o lavaremos platos? O quizás, algún Analfabeto Político nos sugiera pedirle dinero directamente a una transnacional para resolver el problema.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.