viernes, 17 de diciembre de 2010

Vamos a un nuevo estallido de la crisis, sin recuperación económica (Parte V): Aumento de beneficios disminuyendo la masa salarial de los trabajadores

Miguel Giribets (especial para ARGENPRESS.info)

Con una crisis como que la que estamos viviendo, parece paradójico que haya sectores económicos productivos que obtengan beneficios. La razón es sencilla: se ha despedido a tantos trabajadores que se logran beneficios … al pagar menos nóminas que antes, mantener bajos salarios, incrementar los ritmos de producción y las inversiones en tecnología (inversiones que destruyen puestos de trabajo); también hay que considerar que el nivel de producción y ventas había bajado considerablemente.

“Es en Estados Unidos donde el aumento de las ganancias ha sido muy fuerte. Los beneficios antes de impuestos de las corporaciones no financieras y no agrícolas aumentaron, desde el primer cuatrimestre de 2009 al primero de 2010 en US$ 354.000 millones; esto es un incremento del 52%. En este lapso los beneficios de las manufacturas, también antes de impuestos, crecieron un 176%; los beneficios por dólar de ventas, antes de impuestos, aumentaron de 4,1 a 9,9 centavos. La tasa de beneficios, calculada como beneficios antes de impuestos, sobre el capital accionario, pasó de 7,5% a 17,6% (datos del Quaterly Financial Report, primer trimestre de 2010, publicado por U.S. Census Bureau; también Reserva Federal). Según Fortune, el aumento del beneficio de las 500 empresas más importantes en abril de 2010 con respecto al año anterior, es el segundo más grande en los 56 años que la revista lleva registro. La relación entre beneficios /ventas de estas empresas pasó a ser menor al 1%, al 4%. El promedio histórico es 4,7%. En se segundo trimestre de 2010, los beneficios continuaron sólidos, en promedio, las empresas habían recuperado un 90% del nivel de beneficios perdidos con la Gran Recesión.

Sin embargo, este incremento de beneficios se dio en el marco de debilidad de las ventas, y presión bajista de los precios. ¿Cómo es que las empresas mejoraron la rentabilidad? Principalmente porque cayeron drásticamente los costos laborales. En 2009 las 500 empresas Fortune suprimieron unos 821.000 puestos de trabajo. Se trata de la mayor eliminación de trabajo de su historia; es casi el 3,2% de su nómina. Por eso, cuando las ventas comenzaron a subir, a mediados de 2009, y no se elevó el empleo, el resultado fue el aumento de la productividad. En otras palabras, los empresarios mantienen bajos los salarios, e incrementan los ritmos de producción. Todo lo cual redundó en el recorte de los costos laborales; cayeron el 4,6%, la mayor baja en la posguerra. Lo mismo es extensible al conjunto de las empresas.

Las inversiones en tecnología, y ahorradoras de trabajo, también jugaron su rol en la recuperación de muchas empresas. Por ejemplo, Ford realizó en el segundo cuatrimestre de 2010 una ganancia de US$ 2.300 millones; esto representa el 75% de sus beneficios de hace una década. Pero tiene la mitad de trabajadores que en 1999. Entre la segunda mitad de 2009 y el primer trimestre de 2010 hubo un repunte de las inversiones en equipos y software, que permitieron a muchas corporaciones ahorrar costos.” (43)

Esto no es un hecho coyuntural, sino que revela una de las características de la economía capitalista: el peso cada vez menor de los salarios en la economía productiva. Es más, el beneficio empresarial de las últimas décadas (hablamos de la economía productiva) ha sido posible gracias a la disminución de la masa salarial de los trabajadores. Y esta afirmación se puede llevar más lejos: en la actualidad, el capitalismo sólo puede obtener beneficios reduciendo la masa salarial (sea por congelación del salario real -fenómeno que se ha producido en los países capitalistas más desarrollados en estos años-, sea por introducción de innovaciones tecnológicas -lo que permite que las plantillas de las empresas sean cada vez menores-).

Los datos de Michel Husson son reveladores: (Michel Husson, El debate sobre la tasa de beneficio, Rebelión, Esp., 011210): refiriéndose a la economía productiva francesa, vemos que el aumento del beneficio coincide exactamente con la disminución de la masa salarial. Los datos serían extrapolables a cualquier otro país capitalista.


El siguiente gráfico se refiere a los Estados Unidos, la UE, Japón y Alemania y nos muestra cómo cae el peso de los salarios en el PIB de estos países.


¿Qué papel juega Alemania en todo esto?

El euro es una buena moneda... para que Alemania tenga un mercado donde colocar sus productos. “Más del 50% de la riqueza de la Europa unida se genera en Alemania, Francia, el Reino Unido y las regiones industrializadas de Italia.” (44) El resto somos, sobretodo, consumidores endeudados. “La crisis actual permite notar como la conformación del euro sirvió para procesar la gran reconversión de la vieja industria alemana, que renovó su perfil hasta convertirse en una arrolladora máquina de generar excedentes (las ventas externas pasaron del 20% del PBI en 1990 al 47% en el 2009)”. (45)

Alemania compensa la caída del consumo interno -consecuencia de las medidas impopulares tomadas por sus gobiernos en los últimos años- con un fuerte superávit comercial, a costa de sus socios de la zona euro. Alemania ha congelado sus salarios reales en los últimos 15 años, lo mismo que en España.

El superávit comercial alemán es el segundo del mundo, después de China en términos absolutos, pero el primero del mundo por habitante. De 1999 a 2007 el 70% de su PIB se debió a las exportaciones.

“La austeridad de gasto público (iniciada ya con las reformas Schroeder) en Alemania, junto con la falta de crecimiento de los salarios en aquel país, hace que la escasa demanda interna esté imposibilitando el estímulo económico necesario para salir de la crisis. De ahí que los círculos liberales y conservadores que gobiernan en Alemania intenten basar la recuperación económica en el crecimiento de las exportaciones.” (46)

Para ello, Alemania, que tanto predica una política dura de “ajustes”, se ha aplicado el cuento como más le ha convenido, pues “ha tenido uno de los mayores crecimientos del déficit público estatal entre los países de la Eurozona. En 2008, las cuentas del estado no mostraban un déficit, sino un superávit (0,2% del PIB). En 2010, se había convertido en un déficit de 5,4% del PIB. Ni Francia ni Italia vieron aumentado su déficit de una manera tan notable. Pero, tan importante como el incremento del déficit fue el origen de este déficit, que fue consecuencia del aumento muy notable del gasto público, principalmente en subsidios a las empresas para que retuvieran a sus trabajadores (en una medida que merecería se aplicara a España, pues explica, en parte, su relativamente bajo desempleo), así como a las industrias exportadoras. Estos subsidios, además de la devaluación del euro facilitaron las exportaciones, las cuales han sido el motor de la economía alemana.” (47)

"Al aplicar las políticas de la UE, los países de la zona euro han iniciado una carrera de apuesta a la baja fomentando la flexibilidad laboral, la contención salarial y el trabajo a tiempo parcial". Según el estudio, la carrera la ha ganado Alemania, pero no a base de mejorar la tecnología e intensificar el capital, sino "a base de exprimir a sus trabajadores" y "mantener su superávit por cuenta corriente financiado con los déficits de las economías periféricas" (48). Un informe colectivo de varios economistas británicos, “coordinado por el profesor Costas Lapavitsas, señala que la Unión Monetaria ha eliminado o limitado las políticas fiscales, provocando que el ajuste haya recaído sobre el mercado de trabajo.” (49)

Con la crisis, la situación llegó a su máximo en febrero de 2009, cuando las exportaciones de Alemania y de Francia cayeron un 20% respecto a febrero/2008 y China y la India cayeron un 25% y Japón un 50%.

Expertos económicos alemanes dicen que el paro no se recuperará (lo mismo se puede afirmar para el resto del mundo capitalista), pues ha llegado a los 4,7 millones de personas en 2009 y a los 5 millones en 2010. Los socialistas prometían el pleno empleo, en la campaña electoral,… para dentro de 10 años!!!

En septiembre pasado, los propios organismos gubernamentales revelaron que los trabajadores sin empleo fijo son ya el 22% de la masa laboral, es decir, casi 8 millones de personas. Por su parte, la revista derechista Stern llegaba a decir en septiembre 2009 que "Dos terceras partes de la población alemana no poseen casi nada mientras que apenas una décima parte posee el 60% de la riqueza" (50)

Como en el resto del mundo capitalista, en junio de 2010 Alemania entra en las políticas de “ajuste”. Se trata de “ahorrar” 80.000 millones de euros hasta 2014, la mayor apretada de cinturón de toda la historia alemana. Como siempre, los recortes recaen sobre los ministerios de Trabajo y Asuntos Sociales, Infraestructuras y Construcción, no tocan el IRPF, pueden despedir a 10.000 funcionarios del Estado y reducirán el sueldo del resto de funcionarios un 2,5%.

Estados Unidos: Una economía irracional

La economía estadounidense se sustenta en la emisión ilimitada de dólares desde 1971, sin respaldo en valor alguno. Ello le ha permitido que lo que antes producía lo pueda importar del extranjero (China es el ejemplo más sobresaliente) a precios mucho más bajos y de esta forma mantener un elevado nivel de consumo interno. Cuando ha sido necesario, se ha provocado un sobreendeudamiento de su población y, así, el paraíso capitalista parecía no tener fin.

Paul Craig Roberts, ministro de Finanzas adjunto durante la presidencia de Ronald Reagan y ex cronista del Wall Street Journal, planteó recientemente, refiriéndose a su país, la siguiente interrogante: «¿Qué economía? Ya no queda nada que mejorar. Por culpa de las deslocalizaciones hacia el extranjero y la ideología del libre comercio, la producción económica americana ya no existe.» (51)

La contrapartida de todo esto es un colosal déficit de la balanza de pagos, que en 2006 era el 6% del PIB.

En la actualidad, los Estados Unidos es la primera potencia económica mundial porque contabiliza dentro de su PIB a las importaciones como si fueran producción propia, y no a precio de compra sino a su precio de venta en el mercado interior.

Todo esto para contrarrestar la enorme “burbuja del dólar”, que dura ya 40 años y que ha convertido a la moneda estadounidense en poco más que un trozo de papel. Algunos estudiosos han llegado a la conclusión de que el papel de wáter representa más valor que el dólar.

En 2009 han quebrado 140 bancos. En todo el año anterior lo hicieron 21. A junio de 2010 han cerrado 118 bancos. El número de bancos con problemas es de 840. Soros declaraba en abril de 2009 que "el sistema financiero de Estados Unidos como un todo es básicamente insolvente". Dominique Strauss-Kahn, director del FMI, declara en noviembre de 2009 que el 50% de las pérdidas de los bancos están ocultas. “Por primera vez en la historia de Estados Unidos, los bancos poseen una mayor parte del valor de la red de viviendas residenciales que todos los estadounidenses individuales en su conjunto. (52)”

El déficit fiscal de los Estados Unidos alcanzaba por primera vez el billón de dólares en junio de 2009. Terminó el año con un déficit de 1,6 billones de dólares, el 9,9% del PIB. Explican este hecho los 700.000 dólares de ayuda al sistema financiero, los 200.000 millones de dólares para aguantar a la Chrysler y General Motors, además del incremento de gasto militar en Irak y Afganistán.

En 2010 la emisión de deuda pública de los Estados Unidos habrá sido superior a la de todo el resto del mundo. En el presente año, la deuda pública se ha casi duplicado desde 2007 llegando al 64% del PIB. Estas cifras no se conocían desde los años de la recuperación económica tras la Segunda Guerra Mundial (fuente: FMI)

“La deuda total del gobierno de Estados Unidos es ahora hasta un 90 por ciento del producto interno bruto. “(53)

“La deuda crediticia del mercado en Estados Unidos, incluyendo la deuda gubernamental, corporativa y personal, ha llegado a un 360 por ciento del PIB.” (54)

Con la crisis actual, las familias estadounidenses han perdido un 18% de su riqueza en 2008, lo que equivale a una pérdida de 11 billones de dólares y es tanto como la producción de Alemania, Japón y Gran Bretaña juntos. Sólo en el primer semestre de 2010 se han realizado 5 millones de ejecuciones hipotecarias.

Las cifras de paro son las más altas en 26 años, llegando al 10,2%. Desde 2007 se han perdido 8,2 millones de puestos de trabajo. El número de estadounidenses sin trabajo es de 15,7 millones de personas. Fuentes de Wall Street Journal aseguran que el 25% del paro es irrecuperable.

Pero el número de personas en paro o subempleadas (trabajos a tiempo parcial precarios) llega a los 30 millones, a los que hay que añadir 4,5 millones de personas que no aparecen en ninguna estadística porque, sencillamente, han optado por no buscar trabajo. La suma de todos estos datos roza el 25% de la masa laboral de los Estados Unidos.

“39,68 millones de estadounidenses reciben ahora cupones de alimentos, lo que representa un nuevo récord de todos los tiempos. Pero parece que las cosas van a empeorar aún más. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos pronostica que la participación en el programa de cupones de alimentos excederá los 43 millones de estadounidenses en 2011. (55)”

Estallar

Como hemos visto, todas las medidas económicas del momento presente tienen un único objetivo: salvar al capital especulativo, aunque para ello haya que dar unas cuantas vueltas de tuerca a la economía productiva. Pero de nuevo se está alimentando una burbuja financiero-especulativa y, como toda burbuja, acabará explotando dentro de un ciclo económico corto, es decir, en un espacio de 3 o 4 años. El capitalismo no tiene otra opción, porque el proceso productivo no puede absorver la mayoría de capitales que se han llegado a acumular en el mundo.

No hay que insistir en que no vemos planes de incentivación económica por parte alguna. Los que hay son ridículos. Tan sólo vemos “ajustes” y “recortes” de los salarios, de las pensiones, de las prestaciones sociales, de los puestos de trabajo, incremento de impuestos ... para que los Estados puedan remunerar una deuda pública creada para salvar un sistema financiero quebrado por la crisis inmobliliaria (y toda la delincuencia financiera que la burbuja inmobiliaria ha supuesto). Los mismos bancos y fondos especuladores que crearon la crisis inmobiliaria y a los que el Estado rescató en su día, son ahora acreedores de esos Estados y se lucran de la deuda pública que se ha de emitir (muchas veces a precios astronómicos) para sufragar aquel desembolso.

Joseph Stiglitz declaraba en enero de 2010 que "es normal que en Wall Street se hable del crecimiento global de la economía, porque eso vende acciones. Los economistas con quienes he hablado y con los que estoy de acuerdo, no piensan así. Todo lo contrario: afirman que el sistema financiero en este momento es mucho más frágil que antes de la crisis y supone un riesgo para una estabilidad duradera (…) La única pregunta que habría que hacer es: ¿cuándo se repetirá todo esto?” (56)

Con unos pocos datos se puede ilustrar lo que decimos. El monto de incobrables puede ser realmente de 20 ó 30 billones de dólares en todo el mundo; si se exigiera el cobro de esos valores, la economía mundial entraría en bancarrota. Y si hablamos de producción, baste señalar que, por ejemplo, la capacidad de producción de coches en el mundo es de 94 millones de unidades anuales; por contra, las ventas apenas llegan a los 60 millones de unidades al año (y bajando, debido a la crisis: pronto la capacidad de producción puede ser el doble del consumo real)

“Las medidas adoptadas por los diferentes Estados y gobiernos para, sólo en apariencia, paliar los efectos de la crisis, no van más allá de la simple protección a la esfera financiera y especulativa del capital, pese a que hemos visto acciones que hace unos años en pleno auge de la llamada globalización sería impensable siquiera mencionar, como la intervención del Estado capitalista en Estados Unidos en la protección de las empresas en quiebra recurriendo al más puro estilo de un proteccionismo de corte keynesiano. Pero queda claro que pese a las medidas atenuantes a las que han recurrido los gobiernos en el mundo de rescatar al sistema financiero y brindar protección al capital especulativo, la recuperación de la crisis aún se ve en un alba aún muy lejano, ya que los indicadores mundiales muestran que la economía mundo capitalista se encamina a una profunda recesión con las consabidas consecuencias para la clase trabajadora, que son quienes en primer lugar padecen los efectos de las contracciones, recesiones y debacles económicas (57)”.

Ver también:

Notas:
43.- R.Astarita, Crisis capitalista, dónde estamos?, Internet-
44.- ARGENPRESS Vlad Grinkevich 070310-.
45.- las tres dimensiones de la crisis, ARGENPRESS 040510 Claudio Katz -
46.- Rebelión, Esp, Vicenç Navarro, Grecia no es la causa principal de la crisis del euro, 270410-.
47.- por qué las políticas del gobierno zapatero deben cambiar, REBELION, España 021010 Vicenç Navarro -sistema digital-
48.- El País, Esp., 200310-.
49.- El País, Esp., 200310-.
50.- miserias del capitalismo no solo en alemania, GRANMA, cuba 040909 osvaldo bayer-
51.- china propone abandonar el dólar como moneda de referencia… ¿y qué hace europa?, red voltaire, francia 140410 por jochen scholz-
52.- situación financiera desesperada, la mayor burbuja de deudas en la historia del mundo, REBELION, España 060610 the american dream -global research -traducido del inglés para rebelión por germán leyens -
53.- situación financiera desesperada, la mayor burbuja de deudas en la historia del mundo, REBELION, España 060610 the american dream -global research - -
54.- situación financiera desesperada, la mayor burbuja de deudas en la historia del mundo, REBELION, España 060610 the american dream -global research --
55.- situación financiera desesperada, la mayor burbuja de deudas en la historia del mundo, REBELION, España 060610 the american dream -global research –
Notas:
56.- el premio nobel de economía, Joseph Stiglitz, sostiene que hay crisis para rato, el insurgente, España 200110-
57.- el capitalismo derrumba la producción de valor, REBELION, España 010510 - genoveva alemán chapa, reseña del libro de adrián sotelo, "crisis capitalista y desmedida, del valor, un enfoque desde los grundrisse"-

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.