miércoles, 3 de febrero de 2010

Pinocho en la Casa Blanca

Vicky Peláez (especial para ARGENPRESS.info)

'Las mentiras, hijo mío, se conocen en seguida, porque las hay de dos clases: los mentirosos que tienen las piernas cortas, y los que tienen la nariz larga'. (Carlo Collodi).

Desde tiempos remotos la palabra de un hombre se considera como algo sagrado que siempre debe cumplirse porque va en ello el honor. Sin embargo, para algunos su palabra es como ceniza que el viento se lleva, y entre estos está el presidente de los Estados Unidos Barack Obama quien seguramente no entrará a la historia como el primer afroamericano que llegó al poder, sino como un mentiroso consuetudinario. Lo último en su larga lista ya llegó al colmo. Todo emocionado prometió al sufrido pueblo de Haití ayuda incondicional, pero apenas pasaron dos semanas y ya el Comando Sur paralizó las evacuaciones de heridos graves a los hospitales de Miami porque no hay quien pague por su cuidado. Los 100 millones de dólares que anunció, se gastaron en los 20,000 soldados y otros tantos contratistas, 23 buques de guerra, 60 helicópteros y 30 aviones como si Haití estuviera en guerra.

Siguiendo los discursos que le hacen sus escribidores utilizando lo más sofisticado de mercadotecnia para confundir y seducir a la opinión pública, Obama habla de la paz como algo supremo y a la vez promueve la guerra. Entabla conversaciones con los rusos para reducir las armas nucleares y simultáneamente expide un decreto de aumento en 10 % de gastos en armas nucleares. Lo mismo hace con los chinos. Les promete cooperación estratégica y está armando a Taiwán para la futura guerra contra China. Este Obama que juega con el contenido y significado de la paz, manipula los postulados de la democracia a su antojo como hizo en Honduras, donde le prometió su apoyo al legítimo presidente de Honduras Manuel Zelaya depuesto por un golpe de Estado, y a la vez le tendía la mano al golpista y usurpador Roberto Micheletti.

Durante la campaña electoral, cual encantador de serpientes, sedujo a los hispanos con la promesa de una reforma migratoria pero este tema es ignorado en sus discursos, sabiendo de la desesperación de millones de indocumentados. Pero es más, nadie sabe si es por falta de humanidad, cinismo o por ignorancia. Mientras unos 40 millones de norteamericanos - uno de cada ocho - sobreviven con estampas de comida, y uno de cada cinco de la población sufrió hambre el año pasado, de acuerdo a Gallup, sin embargo, Barack Obama entrega trillones de dólares a Wall Street, permitiendo a sus banqueros distribuir 146 mil millones de dólares en bonos a unos 20,000 de sus allegados.

Parece que no siente ningún remordimiento cuando miente sobre los "signos de recuperación económica", pues ni toma en cuenta el desempleo real que ya se acerca a un 18 por ciento, ni se da cuenta de que 650 mil norteamericanos ya entraron oficialmente en la categoría de los que "dejaron de buscar el trabajo" y la creciente categoría de trabajo temporal está convirtiéndose en permanente. Obama exhorta austeridad, pero Washington bajo su liderazgo, y en medio del hambre y la desocupación realizó el 2009 unas 170 recepciones, fiestas, grandes cenas etc. con la asistencia de unas 50,000 personas.

Pinocho te está creciendo la nariz.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Informe de Inteligencia de EEUU clasifica a Venezuela como "Líder Anti-Estadounidense"

Eva Golinger

Como es de costumbre cada año, las diferentes agencias de Washington comienzan a publicar sus famosos informes anuales. Hoy le tocó de primero a la comunidad de inteligencia estadounidense. El Almirante Dennis Blair, Director Nacional de Inteligencia, presentó su informe ante el Comité de Inteligencia del Senado de EEUU esta tarde.

El informe detalla las amenazas principales a los intereses y la seguridad estadounidense en el mundo. Este año, además de mencionar los sospechosos usuales Irán, Corea del Norte, Afganistán, Al Qaeda, Irak - el informe dedica un espacio significativo a Venezuela.

Según el informe, ³EnŠpaises como Venezuela, Bolivia y Nicaragua, líderes populistas están caminando hacia un model económico y político más autoritario y centrista, y se han unido para rechazar la influencia de EEUU y sus políticas en la región. El Presidente de Venezuela Hugo Chávez se ha establecido como uno de los detractores principales a nivel internacional contra EEUU, denunciando al model democrático liberal y el capitalismo del mercado, y rechazando las políticas e intereses de EEUU en la región.²

En la sección dedicada a Venezuela, que ocupa tres páginas, se titula ³Venezuela: Liderando la fuerza regional anti-estadounidense², e indica que ³el Presidente Chávez continúa imponiendo un modelo autoritario y populista en Venezuela que está socavando a las instituciones democráticas. Desde que ganó un referéndum constitucional a principios del 2009, que acabó con los límites de los mandatos y que permitirá su reelección, Chávez ha tomado otros pasos para consolidar su poder político y para debilitar a la oposición antes de las elecciones legislativas en 2010.²

La mención a las elecciones de la Asamblea Nacional en septiembre evidencia que las agencias de inteligencia de Washington están sumamente inmiscuidas en la política interna de Venezuela. Implica también su interés e inversión en dicho proceso electoral.

El informe continúa elaborando las razones por las cuales, según Washington, el Presidente Chávez ha puesto en peligro la democracia regional, ³La Asamblea Nacional aprobó una ley que otorgó el control de la infrastructura, los bienes y los servicios al Estado para disminuir los fondos disponibles para los estados y municipios opositores. Chávez ha limitado la libertad de expresión y las actividades opositoras a través del cierre de medios independientes, el acoso y la detención de manifestantes, y las amenazas contra los líderes de la oposición, acusándolos de corrupción. La popularidad de Chávez ha caído de manera significativa, según encuestas recientes, debido a sus medidas represivas, el alto nivel del crimen y la inseguridad, la inflación creciente, los problemas de agua y electricidad, y una fuerte devaluación de la moneda nacional, que ponen en duda su futuro político a largo plazo.²

El informe anual de inteligencia de EEUU no solamente habla de temas internas de Venezuela, sino también externas, ³En cuanto a la política exterior, la influencia regional de Chávez tal vez haya ya llegado a su punto máximo, pero es probable que él va a continuar apoyando a sus aliados y movimientos políticos en paises vecinos, buscando socavar a los gobiernos moderados y pro-estadounidenses. Ha formado una alianza de líderes radicales en Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, y hasta hace poco, Honduras. El y sus aliados rechazarán casí todos las iniciativas de EEUU en la región, incluyendo a la expansión del libre comercio, la cooperación contra el narcotráfico y el terrorismo, el entrenamiento militar, las iniciativas de seguridad y los programas de asistencia de EEUU.²

En la sección titulado ³Chávez se ha acercado a actores extra-regionales², la Dirección Nacional de Inteligencia de EEUU habla de la relación con Irán y Rusia, ³Chávez continuará cultivando relaciones políticas, económicas y en materia de seguridad con Irán, Rusia y China. Ha desarrollado una relación personal cercana con el presidente de Irán, Ahmadinejad, y juntos han firmado varios acuerdos, particularmente en materia de energía. Los dos paises también han conducido vuelos regulares entre sus dos capitales desde 2007. Seguiendo el ejemplo de Chávez, Bolivia, Ecuador y Nicaragua también han incrementado sus relaciones con Irán.²

En esta parte también evidencia el seguimiento que Washington está realizando sobre asuntos venezolanos, incluyendo a su capacidad en materia de seguridad y defensa, ³La mayoría de los acuerdos que Moscú ha firmado con Chávez están relacionados con la venta de armas y las inversiones en el sector energético de Venezuela. Durante los últimos cinco años, Venezuela ha comprado más de 6 mil millones de dólares en armas de Moscú, incluyendo a 24 SU30MK combatientes de multíples papeles, junto a helicópteros, tanques, transporte blindado, misiles anti-aéreos, y pequeñas armas. En papel, las adquisiciones de Venezuela son impresionantes, pero sus Fuerzas Armadas no poseen el entrenamiento y la capacidad logística para utilizar esas armas. No obstante, la escala de las compras ha causado preocupaciones en paises vecinos, particularmente Colombia, y alimenta a una carrera armamentista en la región. Además de las compras de armas, buques de guerra de Rusia y aviones de bombardeo de largo rango visitaron a Venezuela a finales del 2008 para demostrar la capacidad de Moscú para desplegar sus fuerzas militares en la región.²

La importancia dada a Venezuela en este informe evidencia que las acciones y operaciones de inteligencia y seguridad de Washington contra el gobierno de Hugo Chávez incrementarán durante el 2010. Este informe será utilizado para justificar aumentos en el presupuesto de la comunidad de inteligencia para intensificar sus operaciones para contrarrestar lo que consideran la ³amenaza Chávez². De clasificar a Venezuela como el "líder anti-estadounidense", Washington pone en evidencia que considera al gobierno de Chávez como un "enemigo", convertiéndolo en un blanco abierto de sus agresiones. En un año electoral, Venezuela tiene que estar más alerta y vigilante frente a las crecientes actividades desestabilizadoras de Washington, que buscan aún derrocar al gobierno de Chávez y volver a sus aliados al poder.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Honduras: “Desde ahora la consigna es ¡Organización! ¡Movilización! ¡Formación!”

Samuel Santibáñez (MILITANTE)

La salida de Zelaya opacó la toma de posesión de Lobo. El carácter de clase de la Asamblea Constituyente.

Este 27 de enero, miles de almas acudieron a despedir a Manuel Zelaya al aeropuerto de Toncontín, entre tanto la toma de posesión de Porfirio Lobo aparecía desolada, incluso sin prácticamente presencia internacional, pues apenas asistieron presidentes de tres países: República Dominicana, Panamá y Taiwán, ni siquiera Álvaro Uribe de Colombia asistió. Este aislamiento diplomático es un síntoma de debilidad extrema. El presidente de República Dominicana acompañó a Zelaya en su salida de la embajada brasileña en donde estuvo recluido desde el 21 de septiembre.

Antes de salir de Honduras en un acto simbólico de transmisión de poderes, Zelaya —a través de una representante— entregó su banda presidencial al pueblo hondureño en lucha. El primer decreto presidencial de Lobo fue la firma de amnistía para los golpistas, Romeo Vázquez, el general golpista estuvo presente en el acto de asunción del gobierno; paralelamente, se intentó desalojar violentamente a campesinos de las cooperativas agrarias de La Trinidad, Las Guanchias y Suyapa del Aguán.

Antecedentes

El 29 de noviembre de 2009, el imperialismo estadounidense y la oligarquía hondureña lograron celebrar un fraudulento proceso electoral a favor del Partido Nacional, como un intento de salida ante el estallido revolucionario que desató el golpe de Estado del 28 de junio 2009, contra Manuel Zelaya Rosales quien tras haber sido exiliado, reingresó a Honduras resguardándose en la embajada brasileña en Tegucigalpa.

El golpe se inscribió en la aproximación de Zelaya al radio de influencia de la revolución en Sudamérica y en concreto de la revolución bolivariana en Venezuela, con la inserción de Honduras a la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), y el establecimiento previo de una serie de concesiones favorables al pueblo hondureño en salarios, educación, tenencia de la tierra, rompimiento del monopolio energético y farmacéutico, etc. Esto provocó la ira de la oligarquía expresándose en una serie de maniobras para frenar a Zelaya y sin embargo, estúpidamente decidieron dar el golpe porque calcularon que apagarían rápidamente cualquier respuesta y que las relaciones de explotación seguirían su curso habitual. El golpe de Estado fue un “accidente” que la “necesidad” de la opresión acumulada de las masas usó para expresarse. Si la oligarquía hubiese esperado unos meses dándole cause a las acciones de Zelaya dentro de las instituciones burguesas, el estallido de la revolución se habría pospuesto esperando algún otro accidente que hiciera uso de la necesidad. Pero no fue así.

El golpe detonó una fuerza social colosal desde lo más profundo del pueblo explotado —asombrando a propios y extraños, en primer lugar a la oligarquía y al imperialismo—, estableciendo una jornada de manifestaciones en las calles que se prolongó por más de cinco meses a pesar de la brutal represión.

Al vapor de los acontecimientos se fue conformando una expresión del movimiento que aunque la mayor parte se mantuvo a la ofensiva, dio en llamarse La Resistencia, conformada por una heterogénea diversidad pluriclasista en la dirección pero con una base netamente proletaria y campesina pobre. La Resistencia rescata mucho de la experiencia del movimiento popular hondureño y se ha combinado coyunturalmente con el ala zelayista del Partido Liberal, que era uno de los partidos burgueses tradicionales que dieron estabilidad a la oligarquía por muchos años. La ruptura de una fracción del Partido Liberal con el régimen oligárquico es una muestra de las divisiones en el seno de la clase dominante. Entre tanto la clase dominante se divide, la clase obrera y el campesinado pobre caminan en un proceso de unidad ideológica y organizativa. Como explica Juan Barahona: ahora en Honduras hay “una Resistencia Popular mejor organizada y más consciente”.

La Resistencia ha servido como plataforma de lucha consiguiendo acuerpar la energía de las masas y dándole una orientación. Los acontecimientos se desarrollaron intempestivamente y no permitieron que el pueblo trabajador contara con un partido de clase construido antes del estallido del 28 de junio; esta ausencia impidió que la fuerza de las masas derribara al Estado burgués, que la revolución hondureña se extendiera a más países de Centroamérica y tuviese un impacto mayor en Venezuela, Ecuador y Bolivia; las masas tenían la fuerza para lograrlo, pero el papel de la dirección fue, es y será clave. Sin embargo, el saldo es muy favorable ya que la respuesta del pueblo hondureño ha significado un nuevo despertar de la consciencia de millones, trastocando la realidad política y generando —por ahora— un nuevo escenario en la lucha de clases en el que las masas son el actor principal; en este sentido, lo que realmente ha sucedido es que las contradicciones acumuladas por décadas, y aún más, siglos de explotación, han encontrado un cauce de expresión política que apenas ha iniciado. Mucha historia de la lucha de clases está por desarrollarse en Honduras y Centroamérica.

El principal reto para la dirección proletaria hondureña es y será la construcción de un partido de clase. “Desde ahora la consigna es ¡Organización! ¡Movilización! ¡Formación!”, como lo explicó Juan Barahona en su discurso ante la concentración de despedida de Zelaya en el aeropuerto.

Así, a pesar del enorme caudal social desatado en las calles, la oligarquía logró imponerse —hasta ahora— a través de la represión y el apoyo del imperialismo. La elección del 29 de noviembre se desarrolló bajo Estado de sitio, con un alto porcentaje de abstención y aunque el 27 de enero Porfirio Lobo tomó posesión, esto no significa una victoria para el imperialismo y la oligarquía. El régimen de Lobo será cobijado de cordero pero intentará atacar una y otra vez. La oligarquía no colocó a Lobo para que haga concesiones, todo lo contrario; será un régimen débil desde el primer día y no conseguirá ninguna estabilidad de ningún tipo, ni económica, política, militar, o diplomática. La lucha de clases será el fermento contradictorio, con avances y retrocesos pero con presencia cotidiana.

Los ataques seguirán con Lobo

Desde antes de la imposición del nuevo gobierno, la oligarquía implementó ataques con cargo al gobierno de facto de Micheletti a fin de intentar lavarle la cara a Porfirio Lobo. Aunque ahora se trata de un gobierno supuestamente emergido de las urnas, en realidad es el mismo régimen dominado por la oligarquía, podrá haber ésta o aquella diferencia entre Michelletti y Lobo, pero en cuanto a intereses de clase, apunta a que defenderán las mismas posiciones. Está por verse qué tanto Lobo desafiará o no a la oligarquía y en qué magnitud. Después del fraude electoral del 29 de noviembre y hasta la fecha, la dictadura desplazó —por ahora— a la represión en las calles por la represión en el puesto de trabajo o en el objeto de trabajo en el caso de la tierra. Los trabajadores que apoyan el movimiento de masas, están siendo hostigados, amedrentados y en algunos casos despedidos de su empleo. Sectores de la dirección de La Resistencia siguen siendo perseguidos y algunos de ellos han tenido que exiliarse. La oligarquía está intentado recuperar sus pérdidas económicas durante los meses de movilizaciones implementando una serie de ataques previos al arribo de Porfirio Lobo, que el Frente Nacional de Resistencia Popular describe muy bien en el punto 3 de su comunicado del 7 de enero:

“3. Repudiamos las medidas económicas impulsadas por la oligarquía en contra del pueblo y denunciamos su intención descarada de destruir las conquistas sociales que han costado tanto a los sectores populares organizados. Se han aumentado las tarifas del agua, los precios de la canasta básica, se han vaciado las reservas internacionales y los ahorros de empresas estatales como la ENEE u Hondutel, se modificó la fórmula para calcular el precio de los combustibles en función de beneficiar a las grandes compañías transnacionales y constantemente se realizan contratos para favorecer a los empresarios implicados en el golpe de estado. De la misma manera, se tiene planificado otras medidas como la reducción real del salario mínimo, la derogación del estatuto del docente, la cancelación de la matrícula escolar gratuita, la devaluación del lempira, la privatización de las empresas nacionales y los fondos de pensión de los empleados públicos, entre otros.”

Es decir, tanto los trabajadores como la oligarquía intentan rescatar o mantener lo que consideran suyo. Así, se ha llegado a un punto en el que la oligarquía considera que no puede dar más concesiones y paralelamente, los trabajadores no permitirán que se les arrebate lo que les queda. Esto es una receta para más confrontaciones entre las clases. Los trabajadores seguirán intentado usar los medios legales y pacíficos, tratarán de seguir usando instrumentos honorables, cartas de petición, abogados, marchas; pero todo ello será respondido por la oligarquía con negativas, burlas, amenazas y represión incluida la muerte.

"Hay un ambiente de persecución, de control. Después de la asonada (del 28 de junio) se reportan más de 400 muertos, eso indica el escenario político que vive la nación", declaró a Prensa Latina el embajador de Zelaya en Venezuela, Germán Espinal. Los asesinatos selectivos persisten como es el caso reciente de Walter Tróchez o el caso de los tres campesinos asesinados durante el brutalmente violento desalojo de más de 600 campesinos del Valle de de Aguán, en el norteño departamento de Colón, días antes de la asunción de Porfirio Lobo. Zelaya les había entregado tierras llegando a acuerdos con los campesinos, acuerdos que quedaron oficialmente registrados en el Instituto Nacional Agrario (INA) y ahora Miguel Facussé Barjum, uno de los miembros de las principales familias oligárquicas se los arrebata a sangre y fuego. Los campesinos son miembros del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA), organización afiliada a la Central Nacional de Trabajadores del Campo (CNTC). El mejor camino para los campesinos está en fortalecer sus organizaciones y unificarse con los obreros de las ciudades en la construcción de un partido de clase. No hay salida real para el campesinado pobre fuera de la unidad con el movimiento obrero. Cualquier medida que tome el campesinado diferente a la unidad con el movimiento obrero de las zonas urbanas e industriales, conseguirá muy poco a un costo muy elevado o definitivamente sólo conseguirá derrotas.[1]

En este inicio de año 2010, La Resistencia convocó a una manifestación que agrupó alrededor de 10 mil personas, esto es un buen indicador de la moral de las masas. El objetivo de la marcha fue rechazar la propuesta de una amnistía a los autores del golpe de Estado, exigir un aumento del salario mínimo al nivel del costo de la canasta básica y contra la desincorporación de Honduras del ALBA. Inmediatamente el congreso golpista respondió con la votación de los diputados —123 votos a favor y 5 en contra— que colocó al pueblo hondureño fuera del ALBA, por cierto, también designó a Micheletti como “diputado vitalicio”.

Se especula sobre la posibilidad de que se castigue a un sector de los golpistas como intento de darle un poco de legitimidad al gobierno Lobo. Hay una entrevista que la revista virtual Habla Honduras[2], hace a un abogado italiano [Paolo Ceschini], en la que afirma que hay sectores de la oficialidad que están dispuestos a atestiguar contra sus superiores por crímenes de lesa humanidad. Es claro que el proceso de la lucha de clases impacta también a sectores del ejército y la policía y no sería descartable que saliera a la luz alguna situación que intentara hacer creer que se está “castigando a los culpables”, aunque en realidad, entre tanto la oligarquía no sea llevada a una situación límite por la fuerza de las masas —y derivado de eso, por sus propias contradicciones internas—, no actuará en contra de los principales jefes del golpismo, es decir, Micheletti y Romeo Vázquez, a ellos los sacrificará sólo si no le queda alternativa y como una medida extrema y una vez dicho eso, tampoco es descartable que suceda, ya que Micheletti no es Pinochet, es apenas una sombra fugaz de un bonapartismo senil y decadente, su impunidad no se prolongará como sucedió con Pinochet, que representaba a un bonapartismo pujante que pudo desarrollar relativamente las fuerzas productivas en Chile; todo estará en función de la correlación de fuerzas entre las clases y el desarrollo de los acontecimientos. Pero, así como la revolución no es obra de una mente brillante, la actuación de la oligarquía no se expresa por medio de las maquinaciones de una mente perversa y maquiavélica, pensar que el imperialismo está como titiritero moviendo los hilos a su antojo es una forma limitada de analizar las complejas relaciones que se expresan en la lucha de clases.

Por la construcción de un partido de clase

Lo que está de frente para la dirección proletaria del movimiento es la lucha por la construcción de un partido de clase. Un partido obrero que integre a los campesinos pobres. Para los marxistas, un partido es ante todo, principios, programa, perspectivas y estrategia, y sólo en segundo término, un aparato. Un partido no se piensa sólo en términos electorales dentro del marco de la democracia burguesa. Un partido de clase es ante todo un instrumento de lucha, no sólo electoral —aunque también electoral, dentro de los espacios políticos que la lucha ha arrebatado a la burguesía—, sino un instrumento que se funda con el movimiento mismo, en las fábricas, las colonias, las escuelas, impulsando, organizando la lucha y promoviendo la Democracia obrera asegurando que el partido tenga una representación local, municipal, regional, provincial y nacional, con puestos elegidos en asamblea democrática y con carácter revocable en cada momento por la misma asamblea.

Hay una especie de clamor popular que se está manifestando en ese sentido; las masas quieren su propio partido, su instinto les indica que ese es el camino a seguir, sólo basta escuchar sus llamadas telefónicas a Radio Globo o Radio Progreso para comprenderlo. El momento es muy importante, la moral y energía de las masas es determinante, no es lo mismo formar el partido en momentos de flujo que de reflujo de la revolución. Hay que aprovechar el momento de flujo que aún persiste. Pero —y en esto tiene mucha razón Carlos H. Reyes—, no debe hacerse sin un debate de principios, perspectivas estrategia y táctica y mucho menos debe hacerse hipotecando los intereses de clase. Es correcto no precipitar la formación del partido, pero sería incorrecto posponer su conformación indefinidamente o sólo visualizarlo como un instrumento electoral de cara a 2013; hay que trazar un plan de trabajo y orientar a los núcleos de base para luchar por la construcción del partido estableciendo campañas de organización y formación combinadas con la movilización. No será sencillo. Lo más probable es que el ala zelayista del Partido Liberal, o un sector de él, y otras fuerzas de las clases medias que integran La Resistencia, intenten “detener”, “contener”, “moderar” y básicamente cooptar para sus intereses la fuerza del movimiento, bajo algún tipo de argumento de unidad o reconciliación nacional, que necesariamente implicará acuerdos con la oligarquía, acuerdos que serán traicionados en detrimento del campesinado pobre y los obreros, causando más represión y despojo. Así ha sido siempre en la historia de las revoluciones que concilian con las clases dominantes.

Es un deber de los proletarios acompañar y fertilizar este proceso, no aislarse de él, sino ayudarle a las masas a entender que cualquier conciliación con la oligarquía será una trampa que conducirá al fracaso. Sería un error del sector proletario aislarse del movimiento —por ejemplo abandonando La Resistencia o lanzando críticas histéricas a su dirección—; pero también sería un error no luchar contra la conciliación de las clases. No hay que correr delante del nivel de comprensión de las masas, hay que ayudarles a sacar conclusiones. El factor Zelaya tiene un peso muy fuerte hasta ahora.

Zelaya está sufriendo una evolución política importante, de ser miembro de la oligarquía y por tanto copartícipe de la explotación —su padre estuvo involucrado en asesinato de campesinos—, ha pasado a ser un detonante y un eje de este periodo de la revolución hondureña. Hemos reconocido su lealtad al pueblo hondureño, para él, una salida individual y familiar a cambio de traicionar o abandonar la lucha, sería relativamente fácil, sin embargo, se mantuvo firme y no claudicó, a pesar de las enormes presiones a las que fue sometido en su reclusión en la embajada; los golpistas intentaron someterle una y otra vez sin conseguirlo, las masas estaban felices de que su presidente saliera de su reclusión en la embajada y sobre todo, felices de que “regresará para continuar la lucha”. La única declaración que hizo Zelaya antes de partir hacia República Dominicana fue: “volveré”. Esto se levanta como una esperanza para millones y también como una amenaza para la oligarquía. “Aquí lo estaremos esperando mejor organizados”, declaró una mujer en la manifestación en el aeropuerto. Es posible que Zelaya siga jugando un papel político. Veremos.

Durante los primeros días de enero Zelaya hizo unas declaraciones que permiten inferir un proceso contradictorio de aproximaciones sucesivas a la ecuación de la lucha de clases; por un lado afirma que:

"El Estado burgués ha concluido y ha colapsado", declaró Zelaya a Radio Globo, "se agotó el modelo burgués", dijo. Y se manifiesta a favor de un "liberalismo pro socialista que le dé paso a una autoridad democrática y popular". Pero, acto seguido, declaró: “Yo estoy de acuerdo con que haya reconciliación, pero la reconciliación es buscar que en Honduras haya justicia, que en Honduras se aplique la ley".

Y preguntamos: ¿Cuál ley? ¿La del Estado burgués o la ley de qué Estado? ¿Reconciliación con quién? ¿Qué significa “reconciliación”? ¿Coexistir con la oligarquía en términos “honorables”? Lo mismo podemos decir de la “justicia”, que definitivamente no es lo mismo para Facussé que para los campesinos asesinados en el Valle de Aguán o la “independencia” del país que está totalmente postrado por el capitalismo.

Pero Zelaya es muy claro cuando dice: “La Resistencia deberá organizar su plataforma de coordinación política y programas con acciones definidas en cada barrio, cada municipio en todos los departamentos que conforman el territorio nacional, exigir un nuevo pacto social, una nueva constitución en donde el soberano determine las reglas que permitan la solución a los problemas y las transformaciones de Honduras.” Llama a la “refundación ética del Estado. Hacia un estado protagónico de cambios y de transformaciones que conduzcan a la distribución de la riqueza para la creación de oportunidades”.

El carácter de clase de la Asamblea Constituyente

Si comparamos las declaraciones de Zelaya con la situación actual de las relaciones de producción, es un elemento progresista, y aplaudimos que Zelaya cuestione al Estado burgués, pero a la vez apuntamos que cualquier medida que siga enmarcada dentro del capitalismo y esperanzada en la conciliación de clases antagónicas, será una receta para algún grado de derrota del movimiento obrero y campesino. Por activo o por pasivo se estaría abriendo la puerta a la permanencia del sistema capitalista. No puede haber acuerdo favorable a las masas sobre la base moral de las relaciones sociales. Honduras se “refundaría éticamente” sólo a condición de tres aspectos centrales: uno, que las principales palancas de la economía sean propiedad de un Estado obrero y bajo control democrático de los trabajadores del campo y la ciudad, para lo cual es imprescindible expropiar sin indemnización a la oligarquía, sólo así podríamos hablar de “distribución de la riqueza para la creación de oportunidades”; dos, además de lo anterior, podemos hablar de ”agotamiento del Estado burgués”, sólo a condición de que se diluyera al ejército burgués y se armara al pueblo para hacer una defensa internacionalista de la revolución y, tres, Honduras podría reconciliarse con el progreso y desarrollo humano, sí y sólo sí se extendiera la revolución al conjunto de la región centroamericana. No hay salida real y de largo plazo para ningún país —ni de Centroamérica ni del mundo entero— dentro de sus estrechas fronteras nacionales.

En estos tres puntos deberían basarse los principios, programa, estrategia y plan de lucha de la Asamblea Nacional Constituyente Popular; de cualquier otro modo, la Asamblea Constituyente estaría abriendo la puerta a algún tipo y grado de conciliación con clases ajenas al proletariado. En la medida que se defina con claridad el programa de lucha y el trazo de una nueva sociedad[3], La Resistencia se atraería a la mayoría de las clases medias que oscilan entre la burguesía y el proletariado, principalmente al campesinado pobre.

[Si las clases medias no ven dicha claridad, sectores de ellas podrían pasarse al lado de la oligarquía aunque en este periodo hayan simpatizado o incluso participado en las movilizaciones. Las clases medias oscilan de acuerdo al principio sagrado de sus particulares intereses, por tanto lo fundamental, esencial, imprescindible y prioritario son los intereses del movimiento obrero y el campesinado pobre. Una vez dicho esto, hay que recordar que las clases medias en Centroamérica son una exigua minoría de la población que por otro lado, no se diferencian sustancialmente de los obreros y los campesinos, o la mayoría de las veces emergen de esos sectores y a través de su esfuerzo individual logran conseguir un poco de mejor calidad y nivel de vida, sin embargo, la diferencia con respecto a los obreros y campesinos, está más en dentro de su cabeza —que en mayor o menor medida es moldeada por la propaganda burguesa—, que por diferencias reales en vivienda, salud, educación, vestido, etc. La dirección proletaria de La Resistencia no debe dejarse chantajear por los intereses de las clases medias y al contrario, debe ofrecer una audaz alternativa vinculando sus intereses con los de los obreros y campesinos.]

Cuando de política se trata y más aún, cuando se trata de las masas haciendo política en las calles, el lenguaje no es una cuestión secundaria. Consideramos que es necesario ajustar el nombre de la Asamblea Constituyente. Una Constituyente se establece para legislar acerca de las reglas, leyes, acuerdos que deben permitir el funcionamiento de una sociedad. Las leyes expresan las relaciones de propiedad, producción y como derivado de ello, las relaciones de distribución de la riqueza. No tendría futuro un modelo de distribución disociado del modelo de producción y éste del modelo de propiedad de los medios de producción, es decir, las fábricas y la tierra. Por tanto, si se legisla pero no se cambia el modo de producción, suponiendo que las leyes emanadas de la Constituyente lograsen ponerse en práctica, las leyes servirían temporalmente y con poco impacto, diluyéndose en algún momento del proceso, —por cierto eso es lo que puede pasar en Venezuela si la revolución no se lleva hasta la nacionalización bajo control obrero de la economía—. Por tanto, en realidad, más que una “Asamblea Nacional Constituyente Popular”, lo que los trabajadores de Honduras necesitan es luchar por una “Asamblea Constituyente Revolucionaria”, —que nada tiene que ver con una Constituyente dentro del marco burgués y mucho menos en un país con más desarrollo industrial como Brasil o México—. La denominación propuesta permite considerar que la lucha debe ser “internacional” sin limitarle “nacionalmente”, nacional en la forma pero internacional en el contenido; lo mismo en términos de la composición de clase, es decir, una asamblea de “revolucionarios” no sólo de elementos “populares”, en dónde pueden caber obreros y campesinos pobres pero también sectores pro oligárquicos descontentos que estén con La Resistencia sólo coyunturalmente, esperando mejores condiciones para venderse, como hizo ya un sector de la dirección de UD.

En la mente de millones está la claridad de que en Honduras después del golpe ya nada es igual y saben que lo que sigue es conformarse como partido para luchar por la Constituyente. La Constituyente es un clamor de las masas, es una consigna que encierra un alto instinto de clase; las masas saben perfectamente qué es lo que no quieren, y cuando se preguntan ¿qué es lo que queremos? Su respuesta automática es: la Constituyente. Aunque no tengan mucho más claridad concreta, la Constituyente es la abstracción de lo que las masas desean como ideal social. Merece mucho la pena, dar un largo espacio a una cita Juan Barahona en su discurso de despedida a Zelaya en las inmediaciones del aeropuerto:

“Por ellos y ellas [los 400 muertos desde el golpe] juramos que no habrá descanso, que no negociaremos los principios jamás, que no perdonaremos la traición y que vamos a transformar este país para que sea libre, democrático, justo y verdaderamente independiente.

“Luchamos por la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente Popular que sea revolucionaria y vaya más allá de reformas tibias, que dejarían intacto el sistema de privilegios mediante el cual los poderosos viven con infinitos lujos a costa de la explotación del trabajo de los pobres y el robo de los bienes públicos y la extracción inmisericorde los recursos naturales.

“Nos planteamos una sociedad nueva, un ser humano nuevo, que no exalte el egoísmo como valor supremo, sino que pretenda el desarrollo integral de la colectividad. Aspiramos a forjar personas solidarias, que sientan como propias las miserias de los demás y que luchen por eliminar las desigualdades sociales que provocan el capitalismo, el patriarcado y el racismo.

“Ahora bien, el camino frente a nosotros se presenta lleno de desafíos, el Frente Nacional de Resistencia Popular es ya una fuerza nacional con impresionantes capacidades de movilización y una arrolladora simpatía, pero hacer falta dar pasos importantes hacia su consolidación.

“Desde ahora la consigna es ¡Organización! ¡Movilización! ¡Formación! Estos tres ejes de trabajo deben ser asumidos por los núcleos de Resistencia en cada barrio, en cada comunidad rural, en cada centro de trabajo, y en cada uno de ellos debe primar la democracia interna. El FNRP debe canalizar las necesidades de grupos de campesinos, obreros, indígenas, negros, grupos LGTB, artistas, pobladores urbano- marginales, micro pequeños y medianos empresarios, movimientos ambientalistas, mujeres, organizaciones estudiantiles, fuerzas políticas progresistas y democráticas, maestros, profesionales, grupos de derechos humanos, jóvenes, iglesias populares, y otras organizaciones. Es decir, de todos los sectores explotados, oprimidos y marginados de nuestra nación, sin excepción alguna.

“Peleamos por una patria libre de injerencias externas, sin bases militares que sirvan para dañar a nuestros hermanos centroamericanos, sin transnacionales que roben nuestras riquezas impunemente, sin clases políticas que reciban órdenes desde el imperio. Luchamos por la integración de los pueblos latinoamericanos y la unión de Centroamérica.”

Este discurso de Juan Barahona, podría complementarse con una entrevista que John Reed le hizo a Francisco Villa[4], el revolucionario mexicano, en 1913, cuando era gobernador revolucionario de Chihuahua. Lo que Villa plantea es una aproximación a lo que los marxistas consideramos el pueblo en armas:

“Cuando se cree la nueva república no habrá ningún ejército en México. Los ejércitos son el mayor apoyo de la tiranía. No puede haber un dictador sin ejército.

“Pondremos al ejército a trabajar. En todas partes de la república crearemos colonias militares […] El Estado les hará concesiones de tierras cultivables y establecerá grandes empresas industriales para darles trabajo. Tres días de la semana trabajarán duro, porque el trabajo honrado es más importante que pelear y sólo el trabajo honrado hace buenos ciudadanos. Y los otros tres días recibirán instrucción militar e irán a enseñar a todo el pueblo a combatir.

“Así, cuando la patria sea invadida, sólo tendremos que llamar por teléfono desde el palacio de la ciudad de México, y en medio día, todo el pueblo mexicano se levantará de sus campos y fábricas, armado, equipado y organizado para defender a sus hijos y sus hogares”.

Por la unidad centroamericana de las luchas

Como hemos insistido anteriormente, existen —y se están pudriendo— las condiciones objetivas para el desarrollo de la revolución en el conjunto de Centroamérica. Si Centroamérica no se hace socialista su espejo está en Haití y en lo más atrasado de África. Es deber de los revolucionarios aprovechar el fermento regional para erigir una alternativa centroamericana unificada bajo un programa de transformación socialista de la sociedad. Las masas han llevado al gobierno al FMLN, retornaron al FSLN y en Guatemala colocaron en el gobierno a una expresión que aparece como progresista con pinceladas de reformas y por lo mismo está siendo atacado. Lo que sucede en Honduras está marcando la pauta para el conjunto de la región. La oligarquía regional está actuando conjuntamente coordinándose bajo intereses de clase.

Particularmente en Nicaragua asistimos a situaciones similares que dieron origen al golpe hondureño, la oligarquía y el imperialismo están atacando al régimen de Daniel Ortega quien se ha visto forzado a basarse en el movimiento de masas; en El Salvador hay un fermento evidente y tras décadas de guerra y represión, las masas están a la espera de que el gobierno FMLN —que consideran suyo— haga algo por ellas, sin embargo el presidente Mauricio Funes está dando muestras de conciliación con la oligarquía, eso genera fermento político al interior del FMLN que sin duda llegará a un punto crítico expresándose en presiones desde abajo hacia la dirigencia, “¿llevamos al FMLN al gobierno para que Funes concilie con nuestros enemigos?”, se preguntan las masas salvadoreñas.

La Resistencia hondureña podría catalizar el proceso en Nicaragua y El Salvador, y al revés también, la unidad en la acción del FMLN-FSLN podría dar un fuerte impulso al proceso hondureño. En el pasado, lo mejor de la juventud hondureña nutrió las filas de las guerrillas centroamericanas muriendo estoicamente en el más silencioso anonimato. Históricamente, hoy podríamos hablar de un proceso inverso. Ahora, la lucha de masas en Honduras se erige como un poderoso ejemplo para el conjunto de los trabajadores de Centroamérica y no a través de un puñado de valientes armados en las montañas y aislados, sino con un maravilloso movimiento de masas, al que hace falta darle consistencia ideológica y organizativa. En los planes de la conformación del partido de masas en Honduras, debe caber la agitación hacia la unidad en la acción de las masas centroamericanas para establecer una lucha unificada contra la oligarquía regional. Lo que Centroamérica necesita no es un sistema basado en la explotación capitalista, sino una Federación Socialista Centroamericana que se vincule a una Federación Socialista en América Latina, que es la auténtica forma de lograr la independencia como país.

Los retos de la dirección proletaria de La Resistencia son titánicos, pero han dado muestras de estar obteniendo conclusiones correctas. El punto es basarse siempre en las masas, nunca aislarse de ellas y a la vez avanzar en el proceso de formación de cuadros entre los obreros y la juventud; los núcleos de base de La Resistencia en los barrios, colonias comunidades y centros de trabajo son una conquista maravillosa que deberían ser usados para las tareas de formación política. El avance que se ha dado con la publicación del boletín de La Resistencia —La Honda—, es muy importante, aunque sería excelente si el sector proletario de la dirección editara y publicara un periódico en toda la regla, sería un gran paso. La formación política en los núcleos de base y la publicación regular del periódico permitiría avanzar en la construcción de un partido de clase, usando el móvil de la ilegitimidad del régimen, luchando por derribarlo y por supuesto, la lucha por la Constituyente Revolucionaria.

“Desde ahora la consigna es ¡Organización! ¡Movilización! ¡Formación!”

¡Adelante compañeros, en la construcción de un partido de clase para el pueblo hondureño!

¡Por una Asamblea Constituyente Revolucionaria!

¡Por la extensión de la revolución a Nicaragua y El Salvador!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El pequeño gigante chileno

Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)
1. Luego de tres años, nuevamente la maravillosa compañía francesa Royal de Luxe, estuvo en Santiago, esta vez, con la Pequeña Gigante acompañada de su Tío Escafandra. Fueron cientos de miles de capitalinos los que siguieron los pasos de las marionetas descomunales, y creativa y complejamente en movimiento por un ejército de actores, técnicos y músicos. La muestra fue televisada prácticamente en cadena nacional y terminó bellamente con un juguete del tamaño de un edificio arrojando versos de Neruda. El gobierno de la Concertación, mientras desaloja (que no todos) sus oficinas, enmarcó el espectáculo en la autopropaganda y la celebración del bicentenario de la independencia política de la oligarquía criolla respecto de la corona española.

En Chile, más allá de la extraordinaria manifestación artística, resultaría hermoso, necesario, esperanzador, política y económicamente perentorio, que ese mismo pueblo que colmó durante tres días las principales arterias de Santiago brincara sobre la infancia –ese “pasado de los cuerpos”- e hiciera otro tanto por la renacionalización del cobre o la regulación de la banca, o el fin del subcontratismo, o contra la privatización del mar, o por multiplicar los pobres porcentajes del PIB destacados para educación, salud y previsión social. Entonces el pequeño gigante popular, abriendo primero un ojo y luego el otro, escribiría con su lucha los versos de Neruda que empapelaron las grandes alamedas un día.
2. 2.400 millones de dólares de utilidades obtuvo la banca que opera en Chile el 2009; un 0,5 % más que el año anterior, pese a la contracción crediticia producto de la crisis capitalista mundial. Las principales plazas del país corresponden a entidades españolas (Santander, BBWA), el Banco de Chile (grupo Luksic) y el BCI (grupo Yarur). La industria de la venta de dinero, del crédito y la deuda infinita, gana también por sus colocaciones comerciales, de consumo y vivienda, y comisiones. Y, por supuesto, debido al mal pago de sus empleados que obtienen como salario promedio mensual 570 dólares (en Chile el litro de bencina está a más de un dólar, un kilo y medio de leche en polvo a 10 dólares, una entrada al teatro a 7,5 dólares, y un arriendo habitacional familiar modesto, a 190 dólares). Lo que rentan los gerentes, a diferencia de lo que ocurre en sus casas matrices en Europa, es un secreto absoluto. Será pudor, que es la máscara chilena de la sinvergüenza.

Claro que mientras la banca incrementa sus utilidades como espuma, la actividad productiva, en este caso la industria metalúrgica-metalmecánica, experimentó una caída libre de un 20 % el 2009, sólo comparable con su derrumbe de un 21 % en 1975.

Asimismo, la feroz desaceleración económica en Chile impactó nítidamente en el consumo de pavo, cerdo, pollo y bovino hasta un 14,3 % el año pasado en relación al anterior.
3. La candidata a la presidencia de la Concertación para el 2013, Michelle Bachelet, se esmera en publicitar las iniciativas de su gobierno antes de que asuma el sillón de La Moneda el empresario Sebastián Piñera. El “Programa de Información Pública” que se ejecutará entre el 1 y el 19 de marzo y que considera spots en casas televisivas y radios tendrá un costo de 285 mil dólares. El objetivo es iniciar la campaña de Bachelet con recursos públicos desde ya.

Pero lo anterior es sólo la expresión primera de una de los principales rasgos que tendrá la oposición concertacionista al gobierno piñerista, cuando la propia Bachelet junto a las direcciones de los partidos que abandonan el Ejecutivo próximamente (menos la DC) han declarado “inaceptable” que miembros de la componenda todavía en el gobierno eventualmente integren cargos bajo el mandato de Piñera. Los llamados responden, naturalmente, a los ofrecimientos de la Alianza por Chile a políticos concertacionistas a sumarse al gobierno de “Unidad Nacional”. De hecho, ya el presidente de Renovación Nacional, Carlos Larraín, señaló que la propuesta para la conformación de los “nuevos” equipos contiene “los nombres de 3 militantes de la Concertación, incluyendo el de un ministro en ejercicio”.

Las diferencias de matices únicamente entre las dos derechas primo-hermanas que ofrecen gobernabilidad y control social a la minoría que domina a los trabajadores y los pueblos chilenos, permite sin problemas que transiten los militantes de una a otra alianza para asumir cargos gubernamentales. Total, gobierna la misma clase, los mismos intereses, la misma estrategia, la misma reproducción de un sistema que profundiza a diario las desigualdades, concentra la riqueza y empuerca las condiciones de trabajo.

Entre fines de marzo y comienzos de abril se realizará un cónclave de la Concertación donde se resolverán los detalles y carácter de la “oposición” a Piñera. Los rostros de esa oposición serán los propios ex presidentes de la Concertación, Ricardo Lagos, Eduardo Frei Ruiz Tagle y la candidata Bachelet. Patricio Aylwin jubiló anticipadamente a sus 81 años. De este modo, y en el marco de sus propias roturas, la Concertación tendrá que reformatearse aparentemente, adoptando los aires juveniles de finales de los 80 del siglo pasado, ofreciendo otra vez “equidad con crecimiento”, redistribución del ingreso, programas sociales, reformas constitucionales, mejor salud y educación, y lo que siempre han impreso en su publicidad y negado en los hechos. También tendrá que destruir a MEO –aunque sostiene los mismos principios, pero apuesta al recambio generacional (la flexibilidad e inestabilidad laborales, sólo existen entre los trabajadores, jamás en los caudillos de la partidocracia chilena)- y de paso, intentar aplacar cualquier alternativa política independiente que provenga de abajo. Por ahí se rumorea que ahora sí que van a invertir en prensa distinta a El Mercurio y Copesa, y en medios que maquillen los pliegues ruinosos de los mismos de siempre. Es preciso observar qué ocurre al interior de la Democracia Cristiana, dividida entre aguas tan similares. Y si Bachelet es capaz de sostener su popularidad de telenovela durante 4 años seguidos. En televisión eso es muchísimo tiempo, y la teleaudiencia se aburre con facilidad en estos tiempos.

Por la vereda del anticapitalismo, en tanto, se continúa reuniendo fuerza, con la paciencia ardiente, con alegría y tensión que no duermen. Haciendo, estudiando, explorando, agrupando. Pero ese largometraje no se transmite por la televisión abierta. Todavía.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El ferrocarril es una cuestión nacional. Camino al Bicentenario sin ferrocarriles: Ejemplo latinoamericano (Parte I)

Juan Carlos Cena (especial para ARGENPRESS.info)

Ferrocarriles Bolivianos. La Nacionalización de los ferrocarriles bolivianos es un acto patriótico, soberano, que tiene que ver con su independencia económica, una manera más, de las tantas otras ya tomadas por el gobierno de Evo, para dejar de ser un país colonizado y sometido a los intereses de los colonialistas norteamericanos, en este caso: Saludamos desde el MONAREFA la nacionalización de los f.c. bolivianos –Nota del autor 14 de enero del 2010.

México. Para este 2010, Ferrocarril del Sureste (Ferrosur) planea invertir alrededor de 503 millones de dólares, cifra que representa casi el doble del capital efectivo durante 2009. De acuerdo con información de la empresa, el año pasado se invirtieron 264 millones de dólares, los cuales fueron utilizados para la reparación de locomotoras, mejoramiento de cruces, entre otros trabajos: Fuente: Rieles.

Venezuela El Gobierno Bolivariano ha invertido 2 mil 400 millones de dólares, de acuerdo con Ángel García Ontiveros presidente del nuevo Iafe, “se están terminando de ejecutar 300 millones de dólares en obras de restitución, es decir, colocación de las estaciones, restablecimientos de obras civiles alrededor de éstas, y obras sociales que asumimos una vez que afectamos todo lo que es el eje de este tramo”. Además el proyecto de conformar cooperativas para mantener las estaciones, las máquinas, y todo lo relacionado al sistema ferroviario. “Hasta ahora, esta construcción generó más de 60 mil empleos directos”. El sistema ferroviario nacional que se concibe, alcanzará 13 mil 600 kilómetros de vía férrea, que une el occidente y el oriente, desde el sur hasta el norte, es decir, todo un circuito. “Esto permitirá potenciar los circuitos económicos, las zonas agrícolas y el ferrocarril. Además va a permitir la desconcentración de las ciudades, va a impulsar el turismo interno, mejorar el mantenimiento de las carreteras y, la construcción de autopistas”, recordó García Ontiveros: Fuente El Instituto Autónomo de Ferrocarriles del Estado (Iafe).

Brasil Los ferrocarriles brasileños, en la actualidad, movilizan aproximadamente 140.000 millones de Toneladas – Kilómetro por año. A comienzos de la década del ‘90, las líneas más importantes del país operaban el 95 por ciento del total de las cargas ferroviarias, lo que era equivalente al 22 por ciento de las cargas totales del país.

En 1996, tres líneas movilizaban alrededor del 89 por ciento de las cargas ferroviarias brasileñas: E.F.V.M. era responsable de casi el 40 por ciento del total, R.F.F.S.A. movilizaba cerca del 31 por ciento y E.F.C. transportaba el 18 por ciento.

Ferrocarriles uruguayos. "Vamos a tener un ferrocarril que ande a 40 kilómetros por hora. Ahora no llega a andar ni a 20 y con peligro de descarrilar. Pero vamos a dar un primer salto y después, dentro de tres años, tal vez podamos lograr que ande a 60 kilómetros por hora", señaló Mujica: Fuente Rieles.

Total y absolutamente diferente a los anuncios grandilocuentes del Tren Bala, soterramientos varios, inauguraciones fallidas de talleres, trenes de cartón, de doble piso con antenas Wi-Fi, pantallas planas y esas cosas de fantasías y abalorios, desde los atriles de la casa de gobierno y lugares impensados.

Anuncio modesto pero profundo el del Presidente electo de la República del Uruguay, José Pepe Mujica. Pero lo asombroso, y esto es impensado en la Argentina mediocre, donde algunos arguyen que es potencia: que se difunda este acontecimiento, que es más que una noticia, es un hecho concreto, ahí no más, a continuación de haber ganado las elecciones, ¿que necesidad hay? Preguntaría un político clientelista argentino.

Por otro lado, ni que hablar de su presencia en las obras de recuperación de las vías mezclados entre los peones, llamados en la Argentina catangos o chelqueros como en el norte de nuestro país. Pregunto de nuevo. Acá en la Argentina, anunciar una obra sin pensar en el acarreo de votos, ¿es posible?, nunca, y menos hacerlo así, después del acto eleccionario y desaliñado, confundiéndose con la peonada ¡que imagen!

Para colmo, en la entrevista entre el gobernador entrerriano Sergio Urribarri y el presidente electo del Uruguay, José “Pepe” Mujica, dijeron que las vías de un tren podrían ser el símbolo de una relación que empieza a cambiar. Conversaron en el encuentro sobre la posibilidad de que empiece a correr un tren sobre el puente de la represa binacional de Salto Grande que es administrada por Argentina y Uruguay en forma equilibrada y conjunta.

Concretamente Urribarri propuso: “poner el tren sobre las vías entre Concordia y Salto (en el vecino país)” porque “nuestra provincia está desarrollando nuevamente el ferrocarril y Mujica lo hizo en Tacuarembó”.

Urribarri es un desacatao con la casa Rosada, ¿cómo propone algo así?, eso de “poner las vías”.

Ante la eminente puesta en función de un tren de pasajeros que conectaría las localidades de Concordia, en Entre Ríos con Salto en Uruguay, sobre las vías tendidas en el coronamiento de la represa de Salto Grande, el presidente de la Comisión Técnica Mixta de la empresa hidroeléctrica, Juan Carlos Chagas, señaló que “ el tema del ferrocarril tiende a abonar esto que hemos logrado priorizar: el interés común, que es alcanzar la madurez, la adultez en una relación bilateral histórica y de mucho afecto entre argentinos y uruguayos y sobre todo entre uruguayos y entrerrianos¨: (CN Digital – Rieles 28/01/2010.

Un contra ejemplo que representa a todas las promesas incumplidas

Ya han transcurrido 15 meses desde que la presidente, Cristina Fernández de Kirchner, anunció que el tren de pasajeros que uniría San Miguel de Tucumán con Tafí Viejo volvería a circular, después de 30 años y añadas desde que Néstor Kirchner anunció la apertura de los talleres. Cuando gritó: ¡Minga! A los que no nos creen.

Hay que recordar, para eso está la memoria, la tarde aquella del 18 de junio del 2009 (diez días antes de los comicios de renovación de diputados y de senadores nacionales), fue cuando la Presidente hizo un viaje virtual (tele conferencia) a Tafí Viejo, ha transcurrido un largo tiempo sin que la promesa oficial se haga realidad.

También prometieron la rehabilitación del ramal Concepción-Tucumán. Este trabajo fue anunciado por el entonces Secretario de Transporte, el Señor de los Subsidios, Ricardo Jaime, cuando anduvo anunciado en Tucumán la reestatización del F.C. Belgrano Cargas, anuncio que resultó ser una falacia, otra más.

En Córdoba, el tren a las sierras que iba hasta general Bustos, 6 kilómetros, hubo problemas de seguridad y se presta un servicio precario; en Salta, el tren no circula y, en La Pampa, Lincoln (Buenos Aires), Realicó (La Pampa, aún lo esperan. Además, hay que añadir el trayecto patagónico entre Senillosa (Neuquén) y Chinchinales (Río Negro), nunca se puso en marcha.

¿Y van?

Por eso y más, el desencanto con sabor a estafa cunde en las regiones, en torno de la vuelta del tren.

En Casa de Gobierno manifiestan que, para que el convoy circule, falta que se resuelvan cuestiones de seguridad. Es decir, la empresa que asumiría el servicio (Ferrocentral – consorcio formado por concesionarios de los trenes suburbanos, es la misma que opera el ramal Tucumán-Retiro y Córdoba-Retiro) exige garantías para circular: tanto por el mal estado de las vías por los años de desuso como por la necesidad de custodia policial durante el recorrido. Tierra de bandidos, la tucumana. Paralelamente, la Nación no asignó todavía los recursos para tales tareas. Las unidades de ese tren se encuentran en la estación de Tucumán cubiertas con una lona. Ilusiones enfundadas en un lienzo.

La promesa de reanudación del servicio de pasajeros entre Tafí Viejo y San Miguel de Tucumán ilusionó y entusiasmó a los taficeños hasta tal punto que lanzaron una campaña para recolectar un millón de firmas pidiendo a la Presidente la reapertura del servicio. Hasta aquí, sólo hubo un acto oficial y un primer y único viaje cargado de funcionarios nacionales y provinciales, (vale aclarar, ningún ferroviario fue invitado a ese viaje inaugural-aclaración del autor de la nota) según testimonio de los propios ferroviarios taficeños y en el video Diario 24.com: Fuentes: Propias - Diario24.com - 28/01/2010.

Historiando este proceso rioplatense

Sería imposible continuar desarrollando este escrito si no se apela a la memoria, porque el olvido sigue reinando. Debemos tener claro que esta es una herramienta de la clase dominante. En este caso, debemos poner de píe a la memoria y encomendarle junto a los memoriosos que recuerden a partir de 1988 a la fecha, y que reconstruyan todo brevemente. Este período es un pedazo de historia que mucho tiene que ver con la tenacidad del pueblo Uruguayo. Hecho verdadero que la memoria nos señalará y nos enseñará que la esperanza y los sueños siempre deben tener que ver con la realidad, y que si es así, casi seguro se cumplen.

De la misma manera ocurre con los hermanos bolivianos. La primera enseñanza es que sólo se recuperará el ferrocarril si hay una decisión política del estado. En esos dos pueblos hermanos, sus sueños y esperanzas emparentados con la realidad, de cada lugar, lograron que sus gobiernos tomaran una decisión política. La restauración de los ferrocarriles al seno del Estado.

Acá, en nuestro país, no la hay, el opacamiento que depara la mediocridad es terrible. Es que…”La vulgaridad es el blasón nobiliario de los hombres ensoberbecidos de su mediocridad, la custodian como al tesoro el avaro”: J. Ingenieros. El hombre mediocre.

Después del menemato, para ser breve, ningún gobierno tuvo esa decisión política, no estuvo ausente el estado como dicen algunos, sin explicar el porque de las cosas, estuvo presente en todos los actos. Todos los gobiernos que administraron a este Estado Argentino colonizado y dependiente defendieron otros intereses, los del transporte automotor, industrias cuyas casas matrices están en los países capitalistas centrales, sus sucursales radicadas en nuestro país obran y asumen el papel de agente colonizador y sus gerentes son cipayos con salarios abultados.

Pero podemos afirmar que todo se puede revertir, pero no con esta clase política nativa que no ha demostrado vocación por defender los intereses nacionales.

Por eso, todos debemos continuar persistiendo con la terquedad de la esperanza como los uruguayos y bolivianos, esperanza que se anime con la realidad a modificar, a cambiar, a transformarla, a construir otra de acuerdo a las necesidades nacionales, y eso sólo ocurrirá con la lucha de los ferroviarios y el pueblo. En Uruguay y Bolivia el pueblo eligió correctamente a sus dirigentes. Con terquedad, largamente lucharon y lo consiguieron.

El presidente electo del Uruguay Pepe Mujica explicó que: “el primer objetivo de la recuperación de las vías férreas es sacar volúmenes crecientes, por ejemplo, en la madera". Afirmando después con conocimiento que: "Cuando transportamos una tonelada en un camión gastamos entre un 50 y 60 por ciento de combustible más que cuando la transportamos a través del tren. No se puede discutir la conveniencia del uso del ferrocarril¨, argumentó: Fuente Télam – Rieles.

Toda una definición que tiene que ver con el beneficio público que brinda el ferrocarril a la sociedad.

La terquedad uruguaya

No venderé el rico patrimonio oriental al vil precio de la necesidad. José G. Artigas
Corrían tiempos, año1988, del gobierno de Alfonsín en la Argentina, su ministro de Obras Pública era el eficiente e inteligente Terragno.

En el Uruguay Sanguineti aplicaba con fiereza toda la política neo liberal, según le indicaban los factores de poder que habitaban el nuevo mundo global, nosotros no podíamos ser menos, de igualados no más se hizo lo mismo.

Parte del plan en el Uruguay era la venta o rifa de empresas como Pluma (Compañía de Aeronavegación), ANCAP (Refinería de Petróleo), ANTEL (Empresa de teléfonos), ANTE (Energía Eléctrica), es decir, casi todo.

Acá, en la Argentina, Terragno creaba la Dirección de Empresas Públicas, era parte del plan. Dirección a cargo de los proveedores del Estado y la Patria Contratista. Podemos inferir que los Terragnos y los Oliveras (argentinos ellos) no eran originales, sino simples tramitadores de lo que le ordenaban desde ese mundo nuevo globalizado. Sus patrones eran los mismos explotadores imperiales que cambiaban de forma geométrica para no perder sus ganancias, único objetivo del capitalismo.

Para realizar el estudio del desguace ferroviario el gobierno uruguayo alquiló o contrató los servicios de la consultora Sofrerail, francesa, vieja conocida nuestra (contratada por el gobierno de Onganía).

Antes, a los argentinos, nos vendieron que, del otro lado del río de La Plata, existía la Suiza de América. Llegaron los militares globalizados y desmintieron la versión, eran más parte de la América Latina; la doctrina de Seguridad Nacional les cayó a los uruguayos sin contemplaciones para amansarlos y, después, ablandada la sociedad, la farsa de la globalización se imponía por sobre todas las cosas.

Es importante recordar, por eso de las relaciones entre el pueblo uruguayo y el pueblo argentino, cuando militantes de ambas orillas cruzaban el río remando clandestinamente para salvarse de las dictaduras. Eran tiempos también del Operativo Cóndor.

Del otro lado del río estaba nuestro refugio y nuestros escritos clandestinos. Al tiempo el tránsito se invirtió por obra y gracia de las fuerzas armadas de Uruguay; acá los esperaba la Triple A. Después los militares argentinos. Entre ese aquí y allá, fue una parte de nuestras vidas militantes, donde la solidaridad reinaba por sobre todas las cosas, de orilla a orilla.

Acá en el ‘88 la cosa era nauseabunda. Ese año, nonato aún, comenzaba irrespirable, ¡y cómo! Habíamos constituido, los ferroviarios, un agrupamiento gremial para resistir; se cavaban zanjas, se pegaban gritos de alertas, las paredes era nuestros afiches indelebles. Algunos dirigentes gremiales miraban para otro lado, primer gesto de complicidad, luego se sinceraron.

Del lado oriental, por obra de los vientos, un olor putrefacto arribaba a nuestros puertos. Todos los ferrocarriles de diseño colonial, en este caso uruguayos y argentinos -exportadores de materias primas-, hacían punta de riel en el puerto. Desde la punta de riel del ferrocarril uruguayo nos llegaba el olor de la atropellada a nuestra punta de riel, era muy fuerte esa pestilencia. Sólo nosotros la detectábamos por aproximación.

Un ruido cerrado, oloroso y funesto orillaba Buenos Aires, había cruzado el río. Era un enero caliente el de 1988. Se detenían los trenes en el otro lado del río, se generaba un vacío; era la desconexión territorial..., por detrás el silencio mortal de las estaciones cerradas, la tristeza.

Con todos estos antecedentes resolvimos enviar a un compañero a la otra orilla, este cruzó el charco, era nuestro explorador. Visitó a los charrúas del riel que dirigían la Unión Ferroviaria. Allí le contaron todo. Acá, ignorantes, vaciados de información. Regresó con malas noticias. A los de la Banda Oriental se les ponía muy mal la cosa; antes que aquí. Algo se les pudría a los yorugas.

Resolvimos viajar para el día de la marcha. Llegamos a Montevideo. Nos estaban esperando. De inmediato al sindicato de los ferrucas. Un edificio viejo, modesto cobijaba a los ferroviarios.

Les entregamos, presten atención: Cartas de Ubaldini, una de José Pedraza donde manifestaba su total oposición a las privatizaciones y concesiones; también la adhesión de los compañeros de La Fraternidad, Señaleros, las seccionales del Personal de Dirección de Rosario, del Belgrano-Retiro, Mitre-Retiro, del Organismo Central, y otros sindicatos.

Ah, me olvidaba. Nuestra Comisión Nacional del Personal de Dirección, APDFA, no nos dio nada. Sólo una velada amenaza. Así es, al retornar al país nos pidieron explicaciones, por el porqué del viaje, que las relaciones exteriores les correspondían a ellos, y esas cosas, al cuerpo directivo nacional. Les contestamos que la solidaridad no está en ningún estatuto, pero que sí está en la conciencia de los trabajadores, por eso viajamos, por ser solidarios con los ferroviarios uruguayos.

Por ese entonces el secretario general de APDFA, era Elido Veschi, está sentado en la poltrona desde 1975 hasta la fecha, pasó toda la dictadura militar sano y salvo. Los militares le renovaban los mandatos en el sindicato mediante una resolución del Ministerio de Trabajo de la dictadura. Siempre nos preguntamos ¿Cómo era posible? Y la respuesta y la experiencia nos dice que: debe haber hecho muy buena letra para que eso ocurriera. Mientras a nosotros nos expulsaban o nos metían presos, tenemos más de 90 compañeros desaparecidos. Este personaje hoy continúa en el gremio como vocal 1º, en la misma poltrona. Pero a esta historia se suman, a los 90 detenidos desaparecidos, 90.000 ferroviarios expulsados en la década del noventa, 37 talleres cerrados, los almacenes y galpones saqueados y diezmados, los bienes del ferrocarril arrasados y las tierras ferroviarias intentando entregarlas al mejor postor.

Durante las Huelgas resistentes realizada por los jóvenes ferroviarios por sobre la aristocracia de los sindicatos ferroviarios, en contra de la política menemista, acaecidas en 1991 y 1992, este personaje guardó silencio y quietud. Un gran número de seccionales lo volvieron a desobedecer (especialmente nuestra seccional Organismo Central de Capital Federal) y se plegaron a esta magna e histórica resistencia, gestas que duraron 45 días la primera y 30 días la de 1992; fueron las últimas huelgas ferroviarias en la Argentina, dirigidas por las bases de las seccionales de la Fraternidad, Señaleros y algunas de la Unión Ferroviaria y APDFA.

Juan Carlos Cena es miembro fundador del Mo.Na.Re.FA (Movimiento Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles Argentinos).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: El drama y la farsa

Alcira Argumedo

En estos tiempos es pertinente recordar esa reflexión de Carlos Marx, cuando señala que la historia tiende a repetirse una vez como drama y otra como farsa: comparaba por entonces las experiencias en Francia de Napoleón Bonaparte y décadas más tarde, la de su sobrino Luis Napoleón. Asimismo es pertinente evocar los dichos de un filósofo del mismo apellido, Groucho Marx: “Estos son mis principios; pero si usted prefiere, tengo otros”.

El tema se vincula con la reiterada cantinela de algunos críticos a Proyecto Sur, considerándonos integrantes de la nueva Unión Democrática, aliados de una derecha que estaría acosando al movimiento nacional y popular. Raro movimiento nacional y popular que, en el primer acto simbólico de los festejos del Bicentenario de nuestra Independencia, crea un fondo destinado a pagar la deuda ilegítima, como mérito para ser aceptado por el FMI y el capital financiero especulativo: aquí vale Carlos Marx. Rara igualmente la posición de ciertos intelectuales, economistas, cuadros políticos y periodistas, cuyos principios los llevaron a criticar duramente el modelo neoliberal -con su pilar fundamental en la deuda externa fraudulenta- y ahora coinciden con el gobierno y la oposición conservadora en la necesidad de “honrar la deuda”: aquí vale Groucho Marx. Sería patético que tales cambios tuvieran como fundamento el lapsus cometido en un reciente artículo (Getino, Página12, 15/01/10) donde se condena a “ex artistas beneficiarios de subsidios oficiales ayer y hoy opositores”. Confunde así a determinadas instituciones del Estado cuya función -de acuerdo a la ley- es otorgar subsidios a proyectos de reconocida calidad, con prebendas o abultados sueldos recibidos de un gobierno que exige como contrapartida una sumisión incondicional.

La deuda externa fue contraída en forma escandalosa bajo la dictadura militar, al amparo de la impunidad sustentada en el terrorismo de Estado: cubierta de sangre y lodo, entre 1978 y fines de 1980 creció desde unos 7.800 millones de dólares a 45.000 millones, de los cuales 23.000 millones era deuda del sector privado, estatizada por el inefable Domingo Cavallo. Un hombre del establishment con la ductilidad requerida para ser funcionario de la dictadura, del gobierno menemista del PJ y del de la Alianza de la UCR con el Frepaso: los dos últimos, expresiones del bipartidismo que ahora se pretende consolidar con la Ley de Reforma Política. A pesar del concepto de “deuda odiosa” -definido por el presidente norteamericano William Taft con referencia a los préstamos otorgados a tiranías que deben considerarse ilegítimos y aplicado en 2003 a la deuda de Saddam Hussein en Irak- desde 1985 la deuda externa sería utilizada como el instrumento clave para imponer las políticas de ajuste del FMI y el Banco Mundial. Iniciadas con el Plan Austral de Alfonsín, durante los noventa las políticas de ajuste y despojo llegaron al paroxismo: en 1991 la deuda era de 60.000 millones de dólares y como forma de pago se enajenó el 90% del patrimonio estatal, junto a la caída de los salarios, el empleo y las jubilaciones, a la flexibilización laboral y a la restricción de los fondos destinados a políticas sociales, alimentando inéditos niveles de pobreza, indigencia, desocupación y sufrimiento: sin embargo, al finalizar la década se había incrementado a unos 120.000 millones. En julio del 2000 ingresaba al Parlamento el fallo del juez Jorge Ballestero quien, en base a las denuncias de Alejandro Olmos y después de dieciocho años de investigarla con peritos y expertos, establecía el carácter ilícito y fraudulento de la deuda. Salvo dignas excepciones, los legisladores guardaron un riguroso silencio que aún perdura. En esos meses, el “blindaje” de Machinea y el “megacanje” de Cavallo la incrementaron en 55.000 millones de dólares más, hasta que llegó el corralito. Aunque habían recibido de ellas ganancias gigantescas, los bancos extranjeros desconocieron las obligaciones de sus filiales y, al tiempo que se confiscaban las cuentas de pequeños y medianos ahorristas, salían hacia Ezeiza camiones cargados con 27.000 millones de dólares a fin de resguardar los depósitos de los grandes clientes: los “buitres” no son sólo los fondos designados con ese nombre; también son buitres, entre otros, el Deutsche Bank, el Citibank, el Bank of Boston, el Banco Francés, la Banca Morgan, el Banco Galicia, Shell, Esso o Aluar, beneficiados además con la estatización de su deuda privada en 1981.

Pero no se trata únicamente de aspectos financieros; las consecuencias sociales de la deuda dan cuenta de la desintegración de la sociedad argentina y de las profundas heridas que ha dejado en nuestro pueblo. En 1974/75 la población en condiciones de pobreza rondaba el 7%, ahora estamos en un 40% si se desechan las cifras del INDEC y la absurda medición de la línea de pobreza: una familia que gana menos de 1077 pesos mensuales es pobre, pero si recibe 1100 pesos dejaría de serlo. El 50% de nuestros niños y jóvenes menores de veinte años -unos seis millones- afrontan situaciones de miseria o indigencia. El 80% de los jubilados y pensionados cobran ingresos por debajo de esa línea de pobreza. La tasa de desocupación era de un 3% histórico, en estos días alcanza dos dígitos y el 40% de los empleos son precarios o en negro. En las evaluaciones de calidad educativa realizadas por la Unión Europea en 57 países del mundo, ocupábamos los primeros lugares y actualmente nos situamos en el puesto 51, superando sólo a Qatar, Túnez, Azerbaiyán y Kirguistán. Casi la mitad de los adolescentes entre 14 y 17 años ha desertado o no cursa el secundario: nivel de formación mínimo para acceder a un trabajo digno; lo cual, además de una injusticia, supone hipotecar el futuro inmediato de la nación. Sin mencionar las cuestiones de salud o vivienda, sobran los indicadores que demuestran la gravedad de la catástrofe social.

Cuando ante estas realidades contundentes exigimos una auditoría con el propósito de diferenciar la deuda legítima de la ilegítima y enviarla a la Corte Internacional de La Haya, se nos acusa de desgastar al gobierno como parte de la tan mentada Unión Democrática (Dri, Página12, 11/01/10). El presidente Rafael Correa de Ecuador acaba de auditar su deuda y los acreedores aceptaron el pago de un 30% de lo exigido, dado el temor a que se evidenciaran en un juicio los manejos turbios comprobados. Además de los antecedentes del dictamen del juez Ballestero y de las tres causas que se están procesando en los tribunales, tomamos en consideración el accionar de los grandes bancos y los capitales financieros especulativos en los países centrales. Si fueron tan delincuentes que derrumbaron Wall Street, la economía norteamericana, la de la Unión Europea y la del Japón, junto a otras menores; si fueron cómplices de la quiebra de Enron, considerada por la revista Fortune como la empresa ejemplo del mundo durante los cinco años anteriores; si pudieron robarle los ahorros al propio Henry Kissinger; tenemos derecho a sospechar que con nosotros no fueron demasiado honestos. En consecuencia, la “contradicción principal” no pasa por pagar con reservas o con políticas de ajuste -en la versión oficialista o en la de la oposición de derecha- sino por una auditoria de la deuda externa, jerarquizando la deuda interna y un proyecto nacional capaz de revertir ese saqueo con sus duras secuelas o seguir actuando como un enclave colonial.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Entrevista a José “Pepino” Fernández: Petroleras y gobierno acentúan criminalización social en Salta

COPENOA

El reconocido dirigente social y ambientalista de la Unión de Trabadores Desocupados de Gral. Mosconi José “Pepino” Fernández, analizo en una entrevista realizada por el periodista Marco Díaz Muñoz, Director de la Agencia de Noticias COPENOA, la intensificación de la criminalización de la protesta social y represión ante el reclamo de trabajo genuino de organizaciones populares en la zona no afines al ejecutivo, en un denominado Plan de Contingencia policial lanzado por el gobernador de centro derecha y kirchnerista Juan Manuel Urtubey que tiene como objetivo brindar seguridad con la participación de fuerzas estatales a petroleras multinacionales que operan en la zona.

El plan de contingencia es utilizado y expuesto ante la opinión pública como una necesidad de control social ante los continuos incidentes sobre sedes de multinacionales petroleras de pedidos de trabajo que derivarían en incidentes ante el reclamo. Sin contemplar la falta de inversión y control sobre la producción y rentas que no pagan las multinacionales petroleras, agravada con la ingerencia, participación de ex funcionarios, como el propio padre de gobernador Urtubey, Rodolfo Urtubey quien fuera presidente de la devaluada Corte de Justicia de esta provincia, durante las gobernaciones de Juan Carlos Romero y actual asesor de la petrolera multinacional PAN AMERICAN ENERGY. Quedan expuestos entre otros temas en el reportaje a José “Pepino” Fernández.

Solo promesas

Distendido, pero atento luego de culminar un tarea solidaria a una familia con índices de extrema pobreza, José “Pepino” Fernández nos invita a sentarnos en una mesa comunitaria construida por la organización que este hombre de bien conforma. No tiene oficina, recibe a cuantos puede en la sede del Club Transporte de Gral. Mosconi, donde funciona la organización.

“El gobernador Urtubey y los intendentes del Departamento San Martín no cumplen con lo prometido en campaña, sobre erradicar la injusticia social que ahora ellos acentúan. El gobierno de Urtubey intensifica la criminalización de la protesta social con un plan de contingencia policial que tiene como objetivo reprimir el reclamo de trabajo genuino en desmedro de los miles de desocupados de este Departamento y en beneficio de las multimillonarias ganancias de las petroleras extranjeras que saquean nuestros recursos petroleros y gasíferos, sin control estatal a solo declaración jurada efectuada por las multinacionales, acentuando un proceso de regresión histórica tal como sucediera en épocas del tirano y esclavizador Robustiano Patrón Costas, en tiempos de la Estándar Oil en la provincia de Salta, Petroleras y gobierno acentúan la criminalización social en Salta”. Enfatiza “Pepino” Fernández, conocedor de la historia de injusticia de esta provincia.

Agregando: “Por mantener nuestra dignidad, nos persiguen por no pactar con la corrupción de este gobierno. Realizan campañas de difamación de nuestra organización de desocupados en medios de comunicación que responden a sus intereses por pautas publicitarias que siguen el libreto de lo dictado por este gobierno entreguista, en connivencia con distintos sectores como la Universidad en esta provincia, el INTA y otras.” Mira a un joven que se acerca solicitando que lo incluyan para el corte solidario de malezas en las escuelas y prosigue diciendo “Los enfrentan entre pobres a cambio de dadivas, tal como lo realizara el ex gobernador Romero, que reprimió sin razón manchando de sangre y muerte sus gobernaciones con la justicia a sus pies.

Descomposición institucional

Para Fernández “Urtubey profundiza la expoliación y vaciamiento de nuestros recursos naturales de comienzos en los años de Patrón Costa, que negociaba con las petroleras multinacionales desconociendo al país, hoy institucionalizado en la provincia, con sus amigos en el poder y en las petroleras como el padre del Gobernador Urtubey, que es hoy el asesor de la multinacional inglesa PAN AMERICAN ENERGY y que fuera presidente de la nefasta Corte de Justicia en tiempos de Juan Carlos Romero. Así se manifiestan estos gobernantes con total inmoralidad y corrupción. Como será el retroceso a la época de Patrón Costas, que Urtubey llevo como candidata a diputada por el peronismo a una nieta de Patrón Costas, que se hace llamar solo Milagro, la que es hoy diputada electa”. “Pepino” observa el horizonte que muestra el culminar de un día, para dar inicio a la noche durante la entrevista.

“Esta descomposición institucional” Explica Fernández “comprende a los Intendentes de la zona como en Gral. Mosconi que no cobran las rentas a las multinacionales petroleras que se enmarcan en legislaciones municipales. Alentando la criminalización y persecución ante la exigencia de trabajo genuino garantizado en la constitución provincial y nacional que son letra muerta en esta provincia. Es decir no hacen cumplir las ordenanzas municipales, como la que resguarda cupos de ingreso a los desocupados de Mosconi en las empresas de la zona. Ordenanza que fue impulsada por la Unión de Trabajares Desocupados.”

Sobre la descomposición institucional mencionada e independencia de los poderes en la gobernación de Urtubey. “Pepino” Fernández fue claro como contundente: “Es este gobernador –Urtubey- el que acelero la desintegración institucional, por un lado, propicio la participación ciudadana de la opinión pública en la impugnación en el proceso de postulación sobre las designación de los jueces de Corte, intervención popular no vinculante, y que resulto ser un fraude, como el conocido caso del ex juez Federal Abel Cornejo que fue propuesto como cortesano por Urtubey a pesar de haber sido denunciado en organismos de Derechos Humanos de ordenar sangrientas represiones donde fueron asesinados por fuerzas policiales a cargo de Cornejo tres desocupados entre ellos Aníbal Verón. Durante el proceso de participación Cornejo fue denunciado e impugnado moralmente por tener responsabilidad en las represiones mencionadas, impugnaciones que Urtubey desconoció con el resultado final del nombramiento de este quebrantador de los Derechos Humanos, que hoy es Ministro de Corte gracias al gobernador Urtubey, acentuando la criminalización en esta provincia,” Dice Fernández, aclarando “me sigue, queda claro”.

Los bajos sueldos pagados por las petroleras en la zona, como la imposición de convenio laborales de inferior remuneración también son expuestos por el dirigente salteño: “Las petroleras imponen los convenios laborales que menos pagan en la industria petrolera en labores en distintas áreas muchas de ellas de riesgo, en complicidad con los sindicatos. La injusticia social y el menoscabo sobre las instituciones ganada por la corrupción animan la protesta social como fin para mejorar la decaída calidad de vida en la población devenida en marginalidad, pobreza extrema, desnutrición, muerte y ahora persecución como en la época de la dictadura. Así estamos en Salta”.

Derecha consolidada

Para José “Pepino” Fernández: “La provincia de Salta sigue manejada por la centro derecha con su líder ideológico Juan Carlos Romero, quien instrumentó el neoliberalismo en Salta, pactando con organismos internacionales e hipotecando el futuro de generaciones presentes y futuras. Garantizando para tal fin las regalías hidrocarburíferas a cambio de millonarios prestamos que tenían como fin según este grupo económico apoderado del estado, brindar mejoras en la sociedad como salud, educación, vivienda, lo que en lo contrario se profundizo, con mayor numero de pobres, desnutridos y nuevos ricos en su mayoría políticos, funcionarios liberales, columna del bipartidismo en esta provincia, lo que les garantiza negocios ilícitos apoderándose del Estado para estos fines. Son unos ladrones corruptos. Esta situación planteada tiene continuidad en la gobernación de Urtubey.”

Mientras ingresa el camión de la UTD al galpón de trasporte cargado de ladrillos para las viviendas que construyen organizados en cooperativas, me pide otra interrupción, es que debe controlar la carga me manifiesta.

Luego aclara: “No terminan las obras, -municipalidad y gobierno provincial - las que deben finalizarse con la labor de los desocupados, como el caso de una escuela en la zona, que la Unión de Desocupados de Gral. Mosconi termino de construir. Y después nos critican desde el gobierno cuando hacemos lo que ellos deberían hacer, con la diferencia que nosotros como organización no lucramos ellos si.

El intendente de Gral. Mosconi hace seis años que no tiene contacto con nuestra organización, así se manifiestan cuando llegan al poder, convirtiéndose en patrones caprichosos, con conceptos dictatoriales que en su caso se entiende por su concepción ideológica reducida a épocas del pasado –Ruarte es dirigente del PRS. Partido fundado por el Dictador Ulloa y que gobierna en una alianza con Urtubey- Ahora desde el Ministerio de Salud nos encomiendan realizar pozos ecológicos en comunidades indígenas porque no pasa el recolector de basura, discriminado a los pueblos aborígenes. Tarea que realizamos convencidos en la mejora de vida de nuestro pueblo pero sin recursos. Es parte de la injusticia social que acontece a diario en Salta, A pesar de los continuos ataques y persecuciones de estos funcionarios reaccionarios en connivencia con el ejecutivo provincial nuestra organización que tiene como único fin organizarnos para el bien común, trabajo genuino e independencia de estos sectores corrompidos hoy funcionarios, les respondemos con obras y trabajo continuo”.

Trabajo genuino como fin y recuperación de recurso naturales

Consultado sobre la continua lucha de trabajo genuino que realizan como organización responde: “A nosotros como organización nos viven reprimiendo por hacer respetar el derecho a un trabajo genuino, y por luchar por el bien común nos castigan catalogándonos con los calificativos que se les ocurre con total impunidad con medios a sus servicios sin siquiera permitir el derecho de replica rompiendo todas las normas periodísticas como leyes. Ahora las empresas petroleras con el gobierno en este denominado plan de contingencia policial tienen como estrategia excluirnos con el fin de que intensifiquemos la protesta social para justificar la represión. Esto sucede no en dictadura sino en democracia, con total impunidad, en el gobierno de quien se proclamada como distinto y proponía el cambio, que realizo todo lo contrario como lo explico en esta entrevista, queremos una argentina de inclusión no más exclusión, debemos retomar la nacionalización de los recursos no renovables como en Bolivia revirtiendo las magras ganancias, regalías para el país y los argentinos, compensar tanto saqueo en un fondo económico de inversión para efectivizar la concreción de miles de puestos genuinos de trabajo, con industria nacional”. Dice finalmente con voz clara y segura el dirigente salteño José “Pepino” Fernández.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El viejo Zata y el ofrecimiento

Néstor Sappietro (APE)

La dictadura había dado el último zarpazo en Malvinas, Charly aseguraba que los dinosaurios iban a desaparecer. Entonces, cantábamos al sol como la cigarra después de varios años bajo la tierra, aunque de vez en cuando, todavía, soñábamos con serpientes... Yo tenía entre 19 y 20 años y me aburría frente a un tablero dibujando aire acondicionados para transporte. Allí fue donde conocí al viejo Zata...

El hombre empuñaba sabiamente el torno. Conocía todos los secretos del afilado de herramientas y de la dureza de los metales. Además, era un lector apasionado.

El caso es que cada vez que me acercaba al torno con un plano de trazo prolijo pero irrealizable en la práctica, el viejo insultaba mi ignorancia; aunque después, con esa ternura que se empeñaba en disimular, dejaba caer las culpas en mi falta de experiencia...

“No pibe, eso así no va”, decía, “...vos tendrás mucha escuela técnica, pero para ganarte el respeto de los fierros tenés que meter las manitos en la grasa... no sé si entendés...”

Algo de razón tenía, aunque a veces exageraba un poco; y uno entraba en el juego sabiendo que el reto terminaba con alguna cita robada a José Ingenieros. Adentro del bolso, junto a la vianda y la taza para el mate cocido, él llevaba un ajado ejemplar de “El hombre mediocre”, como quien lleva una Biblia.

El viejo Zata no era muy querido entre los muchachos de la fábrica. A decir verdad, hay que reconocer que Ingenieros y Almafuerte le habían transmitido cierta soberbia intelectual que lo alejaba -en apariencia- del campo popular. Prefería hablar de Nietzsche o Dostoievski a escuchar a Gardel, y esto no era bien visto por sus compañeros que imaginaban a ese tal Dostoievski desafinando la melodía de “Cuesta abajo”, y para peor, en ruso.

El fútbol tampoco le importaba demasiado, y ya se sabe que por estos lares ése es un camino irremediable hacia la marginalidad.

Cuando llegaba el mediodía el viejo se sentaba solo en el comedor, y yo me fui acostumbrando de a poco a sentarme junto a él.

Me gustaba escucharlo contando historias de anarquistas, de mujeres perdidas, me llevaba a la guerra civil española, y por ahí, se le perdía la mirada en algún sueño roto...

Mi curiosidad quedaba atrapada hasta por los silencios del viejo Zata.

El resto del tiempo en la fábrica se hacía interminable.

Cada tanto, desde la oficina, escuchaba cómo domesticaban a un jefe de sección.

Escogían a uno de los muchachos y lo preparaban para asumir el mando. Le ofrecían algunos billetes más a cambio de delatar a quien no marcara el paso. El nuevo jefe salía con el pecho erguido y poniendo distancia.

Ésa era la señal.

Al otro día, dejaba el overol, vestía un delantal azul y ya no hacía bromas con los demás ni compartía el vestuario...

Recuerdo haber tenido la sensación de que todos, secretamente, esperaban que alguna vez los llamaran para hacerles el ofrecimiento.

Un buen día, le llegó la jubilación al gringo que había sido durante años el jefe de la sección tornería, y al gerente se le ocurrió ofrecerle el cargo al viejo Zata, quizás, suponiendo que la parca relación del viejo con la gente de la fábrica era un buen antecedente para ocupar el puesto.

Esa mañana el viejo pasó en silencio por al lado del tablero sin mirarme... Se cerró la puerta y escuché el discurso conocido: de la gran posibilidad, de la importancia del puesto, de la gran familia, y otra vez los espejos de colores que solían vender allí dentro...

Me temblaba el alma.

Pensé en los relatos que tendría que desatar de mi memoria.

Aunque al fin de cuentas, él no había sido el héroe de ninguna de las historias que me contó. Fui yo quien lo había metido de quijote. Cuando salga, pensé, le voy a decir que lo comprendo, que las deudas, el alquiler, los gustos que siempre postergó, que José Ingenieros nunca había estado en una situación como esa... En ese instante escuché la respuesta del viejo Zata...

“No señor, no me interesa. Yo sé bien cuál es mi lugar...”

Vi abrirse la puerta y la cara iluminada del viejo que me guiñaba un ojo y sonreía.

Se me ocurrió pensar que había estado toda su vida esperando ese día, con la misma obstinación del coronel de García Márquez, el que se negaba a vender el gallo y cuando su mujer furiosa le preguntaba qué era lo que iban a comer, respondía ¡Mierda!. Como tantos otros que prefieren la renuncia a la traición, aunque el fin de mes demore siglos de angustia.

Como ellos, el viejo Zata ocupa un lugar en la galería de los héroes cotidianos, y en medio de tanta rapiña y tanta decepción, es bueno tenerlos a mano cuando uno se pregunta por el paradero de la dignidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Denunciado por terrorismo en Bolivia, Marinkovic encontró refugio en Estados Unidos

Jean-Guy Allard

Mientras las autoridades norteamericanas someten a inspecciones “integrales” a los viajantes de catorce países incluyendo, sin justificación alguna, a Cuba, los terroristas vinculados a la extrema derecha de América Latina siguen buscando libremente refugio en territorio norteamericano.

El último representante de esta mafia de empresarios golpistas latinoamericanos es el ex líder opositor boliviano de la región oriental de Santa Cruz, Branko Marinkovic, que la justicia del país andino acaba de denunciar como principal financista y cómplice de la banda terrorista desarticulada en ese departamento en 2009.

El servicio boliviano de Migración ha confirmado a la Fiscalía que Marinkovic salió del país el 26 de junio de 2009 del aeropuerto internacional de Viru Viru Santa Cruz en un vuelo cuyo destino fue Miami, Estados Unidos.

El 16 de abril de 2009, un grupo de la Unidad Táctica de Resolución de Crisis de la Policía boliviana irrumpió en el hotel Las Américas de la mencionada localidad y sorprendió a un comando paramilitar reclutado y financiado por Marinkovic y unos otros conspiradores.

En la operación policíaca, perecieron los mercenarios europeos Eduardo Rózsa Flores (croata), Michael Dwyer (irlandés) y Árpád Magyarosi (rumano-húngaro). Los terroristas preparaban un atentado para asesinar el presidente boliviano, Evo Morales.

La Fiscalía boliviana acaba de anunciar que las evidencias reunidas en los últimos meses demuestran la responsabilidad de Marinkovic y de otros empresarios también vinculados con la trama terrorista.

Según la investigación, Marinkovic financió a la célula terrorista integrada por Rózsa Flores, Dwyer, Magyarosi así como Mario Tadic, detenido en la operación junto al húngaro Elod Tóasó. Se comprobó que Marinkovic entregó 200 mil dólares a los terroristas para la compra de armas.

Considerado uno de los mayores latifundistas de Bolivia. Branko Marinkovic, nació el 21 de agosto de 1967 en Santa Cruz de la Sierra. Este hijo de nazi utasha croata refugiado en Bolivia, estudió en la Universidad de Texas, EEUU.

Marinkovic también financió a los elementos secesionistas opuestos al gobierno del presidente Evo Morales que en septiembre de 2006 provocaron graves incidentes en Santa Cruz de la Sierra y otras ciudades del oriente de Bolivia.

De origen croata, Rosza Flores, el jefe del grupo de mercenarios financiado por Marinkovic, perteneció en Hungría donde residió a círculos ligados al partido neonazi Jobbik.

Por otro lado, llama la atención como una organización separatista liderada por Marinkovic, el grupo FULIDE, pertenece a la "Red Liberal de América Latina" (RELIAL), financiada y orientada por la fundación alemana Friedrich Naumann Stiftung (FNS).

FULIDE tiene la característica de exhibir svásticas, el conocido símbolo nazi, en sus manifestaciones. También se sabe que el grupo terrorista de Rosza Flores ha sido asesorado por Jorge Mones Ruiz, capo de UnoAmérica, fundación fascista asociada a la CIA.

Tales organizaciones de extrema derecha son parte de la telaraña que reúne varios grupos que se reaparecieron en los últimos meses al lado de los golpistas de Honduras dirigidos por el empresario Roberto Micheletti.

Entre otros apoyos del régimen de Tegucigalpa se encontraba el terrorista de origen cubano Armando Valladares, asociado a las actividades desestabilizadoras de Marinkovic. En Bolivia, donde viajó, Valladares actuó a través de la organización norteamericana Human Rights Foundation cuyo representante boliviano, Hugo Achá Melgar, también se refugió en Estados Unidos después de ser denunciado por complicidad con la pandilla de Rosza Flores.

En Venezuela, la FNS se suma al enorme coro de las organizaciones derechistas alineadas con el Departamento de Estado que promueven políticas neoliberales con presupuestos millonarios proveídos por la USAID y la National Endowment for Democracy.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...