jueves, 11 de febrero de 2010

Los aliados de Washington

Juan Diego García (especial para ARGENPRESS.info)

Los amigos incondicionales de los Estados Unidos y sus aliados europeos en Latinoamérica y el Caribe son ciertamente impresentables. Su aliado más decente, el gobierno de la Concertación en Chile, da ahora paso a una derecha que no consigue esconder sus vínculos con la dictadura de Pinochet ni su lealtad al legado económico y político de la dictadura, expresados en la política económica neoliberal y una constitución impuesta por los militares que asegura los intereses de la derecha.

El gobierno de Alan García en Perú se ufana por sus éxitos económicos, pero como consecuencia natural de la estrategia neoliberal, el crecimiento solo favorece a las minorías que conforman la base social de su gobierno y sobre todo a las grandes empresas multinacionales que se lucran con el expolio incontrolado de la riqueza minera del país. La pobreza aumenta y la protesta popular se intenta apagar con una represión sangrienta. No faltan la corrupción ni los escándalos así como una política hostil hacia Bolivia en armonía con las directrices del Departamento de Estado.

A estas alturas son evidentes la orientación y naturaleza del gobierno en Honduras, nacido de unas elecciones fraudulentas que devuelven al país su papel de enorme base de operaciones militares estadounidenses en Centroamérica. Además, ahora se sabe el motivo de fondo que ha tenido el Pentágono para escenificar el golpe militar. El presidente Zelaya ha confirmado la existencia de yacimientos importantes de gas y petróleo en el mar territorial del país (un dato prácticamente ignorado por los grandes medios de comunicación). Con ayuda técnica de Venezuela se estaban adelantando los estudios pertinentes para proceder a su explotación, algo que hubiera fortalecido no solo al gobierno popular de Zelaya sino al ALBA, algo que Washington tenía que impedir de cualquier manera. Si al señor Obama le resultaba ciertamente embarazoso aparecer propiciando el golpe, vino en su auxilio la señora Clinton, ficha clave de los intereses petroleros y del complejo militar-industrial de su país.

El nuevo gobierno de Panamá en un arranque de “patriotismo y soberanía” (similar a los alegados por Uribe Vélez) cede a los Estados Unidos un número considerable de bases militares en su territorio y reconoce al gobierno de Lobo contradiciendo su posición inicial, igual que el señor Arias de Costa Rica, otro fiel aliado de USA.

México es de particular relevancia por las dimensiones e importancia del país. Con un gobierno espurio, fruto de unas elecciones robadas al PRD en la mejor tradición del PRI (“el pueblo vota de día y el gobierno corrige de noche”) el país azteca es seguramente el mejor ejemplo de los desastrosos resultados de la estrategia económica neoliberal y sobre todo de los riesgos inmensos que supone un tratado de libre comercio (popularmente conocido como TLC...“Todo Lo Cedemos”). Para acabar de agravar las cosas, el gobierno de Felipe Calderón, seguramente consciente de la orfandad política que arrastra, intenta mejorar su imagen con una “guerra a las drogas” mediante estrategias diseñadas por Washington y que han mostrado su ineficacia en Colombia. Ineficaces al menos para acabar con el narcotráfico pero no para profundizar la dependencia del país en relación a los Estados Unidos ni para poner de manifiesto la profunda descomposición social y política de México.

No son mejores las credenciales del mejor amigo de Washington en el continente. El belicoso mandatario colombiano, Álvaro Uribe Vélez. Empeñado en un tercer mandado no consigue sin embargo ocultar que sus dos primeras victorias electorales han estado viciadas por la acción en su favor de los grupos paramilitares que mediante una violencia indescriptible han conseguido controlar amplias zonas del país. Tampoco resulta transparente el actual proceso mediante el cual se desea de nuevo introducir cambios en la constitución para posibilitarle un tercer mandato, al punto que desde sus propias filas le sugieren lo inconveniente de su empecinamiento y le recuerdan que el propio Obama ya le dijo en persona que era hora de retirarse. Uribe es hoy por hoy un aliado muy incómodo y seguramente Washington vería con alivio su retiro dejando el lugar a quien asegure la continuidad de la actual estrategia económica y militar y la cesión de siete bases militares.

El de Uribe es un gobierno de dudosa legalidad que debe sus triunfos a una violencia paramilitar que lejos de desaparecer como afirman las autoridades (gracias a la ley de “Justicia y Paz”) continúa con la misma o mayor incidencia en la vida diaria del país. Los “paras” mantienen su presencia en las listas electorales para las próximas elecciones, están incrustados en la administración pública, continúan recibiendo el apoyo efectivo de las fuerzas armadas, no han visto disminuir su poder en el congreso y el senado a pesar del encarcelamiento de los llamados “parapolíticos” (más del 90% de ellos, miembros de la bancada oficial) y cuentan con el respaldo de sectores sociales afines a Uribe. El descubrimiento diario de fosas comunes y la reiteración de los “falsos positivos” no hacen más que confirmar que la violación de los derechos humanos no es un mal menor fruto de “manzanas podridas” a las cuales se combate con firmeza sino parte constitutiva de una estrategia militar diseñada por el Pentágono, con la directa asesoría de cientos o miles de oficiales estadounidenses e innumerables mercenarios de varios países (en especial de Israel).

Continúan funcionando plenamente la impunidad, los juicios amañados y la amenaza a quienes exigen justicia. La conversión de toda protesta en crimen, de toda oposición en complicidad con el terrorismo, la violencia cruda que se generaliza en el país, la persistencia del narcotráfico, el agudo incremento de la delincuencia común, la generalización de la corrupción y ahora una economía gravemente afectada por la crisis arrojan muchas dudas acerca del éxito de la política de “seguridad democrática” de Uribe, no menos que sobre la naturaleza democrática del régimen colombiano.

La última ocurrencia del mandatario colombiano es una prueba más de su desesperación ante una realidad tozuda que pone en evidencia su fracaso: incitar a los estudiantes a convertirse en soplones de la policía a cambio de dinero (la misma filosofía que produce los “falsos positivos”) algo que ha despertado el rechazo generalizado de la opinión pública. Estos “soplones ilustrados” vendrían a engrosar las filas ya numerosas de los civiles que trabajan para los servicios de inteligencia (muchos de ellos menores de edad), los taxistas, los guardias jurados y los “cien mil amigos de Uribe”, funcionarios diplomáticos y partidarios del gobierno que en el extranjero se dedican (mediante generoso pago) al seguimiento de exilados y de todos aquellos que la locura oficial considera “terroristas” o amigos del terrorismo.

El último escándalo, de esta misma semana- que ha sacado a miles de manifestantes a las calles por todo el país es la reforma del sistema de salud que somete a la población a la arbitrariedad de las poderosas compañías privadas del ramo y profundiza el drama sanitario del país.

Estos son los amigos predilectos de la administración estadounidense en la región, sin olvidar a las actuales autoridades de Haití que han abierto de par en par las puertas de su país a los marines yankees. Ahora se denuncia que el objetivo central de la invasión (además de las obvias ventajas militares) es conservar el control de la isla para asegurarse las existencias de petróleo y sobre todo de uranio.

En juego hay mucho más que robar criaturas para “mayor gloria del creador”.

Estos son los amigos de Obama en el continente; estos son sus aliados, para desconsuelo de aquellos ingenuos que se hicieron ilusiones con la nueva administración en la Casa Blanca. Por contraste, los gobiernos que cuentan con una enorme legitimidad como resultado de elecciones limpias y adelantan reformas sociales en beneficio de las mayorías, se convierten automáticamente en peligrosos populistas, factores de inestabilidad regional, nido de terroristas y narcotraficantes y un peligro inminente para la civilización cristiana y occidental.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: Quien es quién en el Gabinete Piñera

Mateo Fernández (especial para ARGENPRESS.info)

Dos ex colaboradores de Pinochet aparecieron en el gabinete anunciado por Piñera. "Es un gabinete profesional y técnico, pero me preocupa la ausencia de experiencia política", comentó en El Mercurio el académico Sebastián Edwards. Y esa es la percepción general del nuevo gabinete de empresarios, gestores de empresas y académicos de tendencia neo liberal, todos casados con las ideas que el Papa Juan Pablo II describió como “liberalismo salvaje”: un equipo concebido para manejar al país como si fuera una corporación privada. Una tecnocracia de ejecutivos de empresas, de 49 años de edad promedio, casi todos graduados en la Universidad Católica como ingenieros comerciales y con una visión de la política similar a la "gestión empresarial". Entre los 22 ministros (as), la mayoría son ingenieros (as) comerciales, 13 tienen master o postgrados en el extranjero, seis doctorados en el exterior y tres son decanos de facultades de la U. de Chile, la Católica y la U. del Desarrollo, identificada con la UDI.

Muchos analistas variopintos coinciden en describir este equipo como una reedición del gabinete de gerentes del último gobierno de la derecha elegido en las urnas, hace más de 50 años, encabezado por Jorge Alessandri Rodríguez (1958-1964), que quiso gobernar sin políticos ni partidos, pero fracasó y a los pocos meses tuvo que llamar a los políticos, incluido el vilipendiado partido Radical, que había estado 14 años en el poder (1938-1952). La verdad es que desde entonces la derecha no ha cesado de gobernar este país, salvo el interregno de los mil días de Allende e incluidos los 6 años de “revolución en libertad” DC, los 17 años de dictadura y los 20 años de cogobierno con la Concertación.

En este gabinete hay 16 hombres y 6 mujeres; 13 “independientes” sólo porque no militan, 4 RN, 4 UDI y 1 DC (Jaime Ravinet, ministro de Defensa, el único parecido a un "político" tradicional, ex alcalde de Santiago, ex ministro de Defensa y Vivienda de Ricardo Lagos, quien se hizo millonario en el rubro construcción y renunció al PDC minutos antes de la ceremonia de presentación. De todas maneras iba a ser expulsado por traición.

Seis de los ministros estudiaron en colegio públicos, dos en el Instituto Nacional, otros nacieron en regiones y uno solo recibió enseñanza superior en el interior. La nómina fue preparada por un equipo encabezado por Cristián Larroulet, María Luisa Brahm y Miguel Flores. Piñera chequeó los datos de todos los postulantes e incluso llegó a pedir casi diez referencias en algunos casos (La Segunda). El grupo tiene que ejecutar el programa de gobierno de Piñera, cuyos ejes centrales son el combate a la delincuencia, la creación de 1 millón de empleos (fomentando PYMEs y creando emprendedores) y convertir a Chile en “país desarrollado”. Estos ministros ofrecen la más alta concentración de postgrados académicos (MBA) en 20 años, con 17 graduados en la Católica, 3 en la U. de Chile y 1 en Humanismo Cristiano, casa privada de tendencia progresista. La mayoría son ingenieros comerciales, en un grupo de curriculum, pensamiento e, incluso, apariencia personal uniforme. Todos son económicamente exitosos y lejanos al “Chile profundo” que aludió el candidato en su campaña.

Seis ministros están vinculados al grupo Luksic.Varios poseen inversiones en áreas de su cartera y hay expectación por conocer sus declaraciones patrimoniales ante posibles conflictos de interés. No se advierte un cuoteo de partidos, pero si de grupos empresariales.

1) INTERIOR, Rodrigo Hinzpeter: RN, abogado, 44 años, es el más “viejo” de los jóvenes que rodean a Piñera y el más poderoso en el piñerismo por su cercanía al Presidente electo. “De visión moderna”, fue generalísimo en sus dos campañas. Antes de vincularse con Piñera, trabajó como abogado en EEUU y a su regreso, comenzó a relacionarse con Piñera en 1989 cuando fue jefe de campaña de de la candidatura a diputada de Evelyn Matthei. Se desempeñó como secretario nacional y primer vicepresidente de RN mientras Piñera ejerció la presidencia de ese partido (2001-2004) y actualmente es miembro de la comisión política de la colectividad. La noche del triunfo lloró de emoción abrazado con Alberto Espina. Es un afamado abogado del estudio Bofill, Mir, Álvarez, Hinzpeter & Jana. Tras el Piñeragate de 1992, y la ruptura Piñera-Matthei, Hinzpeter apoyó a Piñera y en 2005 se selló la alianza entre ambos cuando el abogado se transformó en uno de los artífices de la inesperada candidatura presidencial de Piñera lanzada a última hora en desmedro de Joaquín Lavín. Hasta hace seis meses, la imagen de Hinzpeter era la de una persona más bien dura, fría y de trato seco, pero hoy se erige como el gran articulador de equipos, que escucha, que da espacio a los jóvenes, que construye acuerdos. Como subsecretario (viceministro) anuncian al UDI Pablo Wagner. Jefe de gabinete, el economista Juan Carlos Jobet.

2) SECRETARÍA GENERAL DE LA PRESIDENCIA, Cristián Larroulet: independiente pro UDI, 57 años, economista de la UC, MAB de la Universidad de Chicago, actual decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Desarrollo, cercana a la UDI, y director ejecutivo del think thank Libertad y Desarrollo desde 1990, hombre clave tanto en la campaña como en el diseño del gobierno de Piñera. No es militante, sino “sensibilidad” UDI y fue macro coordinador de los Grupos Tantauco y recibió el premio al Economista del Año 2009 otorgado por el diario El Mercurio. Ingresó a ODEPLAN (Oficina de Planificación) bajo el general Augusto Pinochet, cuando Miguel Kast era Ministro de esta institución, donde trabajó en los estudios sobre pobreza y elaboración de planes ministeriales anuales. En los años 80 se desempeñó como jefe de gabinete del ministro de Hacienda Hernán Bichi, ha sido investigador visitante del Instituto de las Américas de Universidad de California (San Diego, EEUU), es miembro de The Mont Pelerin Society y de la Academia Chilena de Ciencias Sociales, Políticas y Morales. Concluida la dictadura, fundó con Hernán Büchi y Luis Larraín el Instituto Libertad y Desarrollo y, además, fue socio fundador de la Universidad del Desarrollo. Ha sido coautor del programa económico de todos los candidatos presidenciales de la derecha.

3) SECRETARÍA GENERAL DE GOBIERNO, Ena von Baer: pro UDI, 35 años, periodista y cientista política, perdió su aspiración senatorial en la IX Circunscripción Sur y luego fue designada vocera del comando de Piñera. Master en Estudios Europeos y doctora en Ciencia Política de la Universidad de Aquisgrán, Alemania, fue directora del Programa Político del Instituto Libertad y Desarrollo (LYD), que dirige Larroulet. Tiene experiencia frente a las cámaras, pues fue panelista de Estado Nacional de TVN, programa dominical de controversia durante la campaña. Piñera anunció que haría desaparecer este ministerio que apoya el trabajo legislativo y su titular hace de portavoz del gobierno.

4) DEFENSA, Jaime Ravinet de la Fuente: ex PDC (renunció a 49 años de militancia al anunciársele como ministro), abogado de la Universidad de Chile, 64 años, fue subsecretario (viceministro) de Minería de Eduardo Frei Montalva (1964-1970), ex alcalde de Santiago, ex ministro –también de Defensa– en el gobierno de Ricardo Lagos –y de Vivienda–. En el mismo instante que era presentado como miembro del gabinete, un mensajero entregaba su renuncia al PDC. Su inclusión se puede interpretar como un golpe al PDC y un llamado a colaborar con el gobierno a otros miembros de ese partido y probablemente también un blindaje político ante la curiosidad sobre su patrimonio. Pertenece al ala derecha del PDC, fue cercano a los disidentes “colorines” que lideró el senador Adolfo Zaldívar y formaron el (Partido Regional Independiente (PRI), pero su designación ministerial causó escozor en esas filas porque en su última competencia por la alcaldía de Santiago también llevaron un candidato, donde fue derrotado por el candidato UDI. El PRI anunció que probablemente revise un acuerdo de hace dos semanas con RN/UDI para la administración del Senado.

5) JUSTICIA, Felipe Bulnes Serrano: RN, 40 años, abogado UC, master en Derecho de la Universidad de Harvard, y profesor de las universidades Adolfo Ibáñez y UC. Participó en grupo Tantauco, es consejero del Colegio de Abogados, ha sido profesor de Derecho Civil y Análisis Económico del Derecho en la Universidad Católica desde 1997. También, profesor de Análisis Económico del Derecho en el Magíster en Derecho de la Empresa de la Universidad Adolfo Ibáñez desde el 2001 y profesor del Diplomado "Contratación Nacional e Internacional: Estructura, Elaboración y Efectos Tributarios de los Contratos" de la Universidad Finis Terrae, del grupo Matte. Hoy es socio del estudio jurídico Bulnes, Pellegrini y Urrutia y anteriormente fue asociado de Cariola y Cía. (1992-1993), de Ortúzar y Cía. (1993 -1996) y de Ortúzar, Águila y Bulnes (1996-2006). Es miembro del Cuerpo Arbitral del Centro de Arbitraje y Mediación de la Cámara de Comercio de Santiago A.G. y del Centro Nacional de Arbitrajes. El acceso a la información sobre clientes de su escritorio jurídico está bloqueado en su página web como información confidencial.

6) CANCILLERIA, Alfredo Moreno Charme: Independiente pro UDI, 48 años, ingeniero civil industria de la UC y MBA de la U. de Chicago, presidente de Icare (Instituto Chileno de Administración Racional de Empresas)en 2005 y 2006, y actual director de Falabella, empresa con inversiones en Perú y en otros países de la región. Bajo su mandato, Icare organizó, junto al Ministerio de Relaciones Exteriores, el Primer Encuentro Empresarial Latinoamericano, ELA, donde el invitado estrella fue el Presidente Álvaro Uribe de Colombia. Tuvo un rol negociador clave en transacciones relevantes como la venta del Banco de Chile al grupo Luksic en 2001 por parte de Penta y Consorcio, la fusión de Falabella con HomeCenter Sodimac en 2003. En la alianza Falabella-D&S es miembro del comité de fusión del holding, domo director de Falabella, y también es vicepresidente de Empresas DERSA, director de Sodimac, Mall Plaza, Derco y Penta. Trabajó en las campañas presidenciales de Hernán Büchi (1989), Arturo Alessandri Bessa (1993) y colaboró con Joaquín Lavín (1999 y 2005), de quien es amigo. También es presidente de Editorial Santiago, director de la Fundación Teletón, director de la Federación de Criadores de Caballos Chilenos, fue presidente de Ladeco, Radio Minería y Editorial Ercilla. Como actual director de Cruzados SADP, posee el 3,2% de las acciones que la sociedad anónima concesionaria del Club Universidad Católica (Azul Azul SA) colocó en bolsa en diciembre pasado. Su nombramiento causó perplejidad por el perfil tan lejano a las relaciones políticas internacionales del hombre de empresa.

7) HACIENDA, Felipe Larraín: Independiente, 51 años, economista de la UC y profesor de esa casa de estudios, doctor en Economía de Harvard, tiene una larga amistad con Piñera y fue uno de los macro coordinadores de los grupos asesores llamados Tantauco. Junto con el de Hinzpeter, su designación se daba por segura. Rossana Costa sería subsecretaria (viceministra) y Hernán Cheyre director de Presupuesto (cada ministro designará su viceministro de una terna en los próximos días). Su empresa Larraín y Asociados ha prestado asesorías económicas a los gobiernos de Bolivia, Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Jamaica, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, República Dominicana y Venezuela. Editor y autor de 10 libros como "Macroeconomía en Economía Global", que escribió con el Profesor Jeffrey Sachs de Columbia University, obra traducida al alemán, chino, español, italiano, japonés, portugués, ruso, árabe y holandés y español (Pearson Educación, 2002), su texto de macroeconomía ha sido el más vendido en habla hispana en años.

8) ECONOMIA, Juan Andrés Fontaine Talavera: Independiente pro UDI, 55 años, ingeniero comercial (economista) de la UC y master de la U. de Chicago, fue director de Estudios del Banco Central y miembro del comité que elaboró la nueva ley de ese instituto, de la que es considerado uno de sus “arquitectos” y director de Quiñenco, rama financiera del grupo Luksic. Es director ejecutivo de “Fontaine y Paúl Consultores”, consultora económica y financiera que opera en Chile y el extranjero, director del Banco Santander Chile, del Grupo Mall Plaza y de HQI Transelec y profesor de la Escuela de Economía de la U. Católica, autor de publicaciones académicas y miembro del consejo editorial de la Revista Estudios Públicos, del Centro de Estudios Públicos (CEP), think thank del grupo Matte. Mientras estudió en la UC, presidió el centro de alumnos y comenzó a acercarse al gremialismo a través de Jaime Guzmán y luego en Chicago estrechó lazos con Joaquín Lavín y Cristián Larroulet. En los ‘80 formó parte del grupo económico de Manuel Cruzat y Fernando Larraín Peña en su división de estudios. Además, colaboró en la redacción de los estatutos del Movimiento Unión Nacional, que junto con la UDI y otros grupos concurrió a la fundación de RN en 1987, aunque ese mismo año la UDI se escindió y continuó sola. Reformulará el ministerio para impulsar las pymes y levantar nuevos emprendedores que generarían el millón de empleos que ofreció Piñera. Su nombramiento en el área económica era tan previsible como el de Felipe Larraín.

9) EDUCACION, Joaquín Lavín: UDI, 57 años, ingeniero comercial, master de la U. de Chicago y Opus Dei. A los26 años fue decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de Concepción, dos años después fue editor de Economía y Negocios de El Mercurio y, enseguida, editor de informaciones del mismo diario y además, columnista de La Segunda, del mismo grupo. Bajo Pinochet trabajó como asesor de la Oficina de Planificación Nacional (Odeplan) y llamó activamente a votar por el "Sí" en el plebiscito de 1988. En 1989 fue derrotado por Evelyn Matthei en la elección de diputados por Las Condes. En 1990 fue designado secretario general de la UDI y en 1992 fue elegido alcalde de esa misma comuna, la más rica del país, y reelegido en 1996 con 78,5% de los votos. Paralelamente, se desempeñó como decano de la Facultad de Economía de la Universidad del Desarrollo, en Concepción, en cuya fundación también participó. En 1999 tuvo su primera incursión en la carrera presidencial cuando perdió en segunda vuelta ante Ricardo Lagos. Repitió la candidatura en 2005, cuando su aspiración fue debilitada por la repentina irrupción de Piñera como candidato y perdió ante Michelle Bachellet en la segunda vuelta. También fue alcalde de Santiago y en marzo resultó derrotado por el RN Francisco Chahuán como senador de la Circunscripción V Costa (Valparaíso). Fue la figura más radiante de la derecha en 20 años pero nunca alcanzó el sillón de O’Higgins y tampoco una senaduría.

10) TRABAJO, Camila Merino Catalán: Independiente, 41 años, ingeniera civil industrial UC, con estudios en el Institute de Science Politique de París y un MBA de la Escuela de Administración y Dirección de Empresas del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), es la actual gerenta general del Metro (empresa pública). No se le conoce filiación partidaria y su nombramiento también causó sorpresa por su escasa vinculación con el rubro político sindical, en un gobierno en que se da por descontado que recrudecerán los reclamos que permanente formulan rutinariamente los trabajadores y sus organizaciones al amparo de la legislación vigente. Se prevé que habrá un incremento de reivindicaciones salariales. Antes se desempeñó como vicepresidente de Administración y gerenta de servicios corporativos, recursos humanos y explotación de Soquimich (SQM) empresa que del Estado pasó a las manos de Julio Ponce Lerou cuando éste fue yerno de Pinochet.

11) VIVIENDA, Magdalena Matte Lecaros: UDI, esposa del senador UDI Hernán Larraín, ingeniera Comercial de la UC, fue la primera mujer que ingresó como directora de Cristalerías Chile (del difunto Ricardo Claro, que posee también Megavisión TV y otras empresas), ex directora de la Compañía Papelera del Pacífico, de Recupac, Corrupac y directora ejecutiva y principal accionista de la Papelera Dimar, una de las mayores distribuidoras del rubro en Chile. Impulsora de la Fundación “La Vaca”, que dio origen a la Fundación Banigualdad, fue escogida por el diario El Mercurio como una de las 100 mujeres líderes de 2006, debido a su trabajo al mando de Dimar por casi 30 años.

12) ENERGIA, Ricardo Rainieri Bernain: Independiente, ingeniero comercial y master de la UC, en 1987, donde tuvo como profesor guía al ministro de Transportes Felipe Morandé. En 1993 consiguió el grado de doctor en economía en la Universidad de Minnesota, Estados Unidos y ha trabajado en áreas de investigación como organización industrial, regulación económica, contratos e incentivos, con énfasis en los sectores de energía, electricidad, telecomunicaciones, sanitario y en temas de gobiernos corporativos. Se desempeñó como asesor de los grupos Tantauco, en los temas de energía.

13) MIDEPLAN, Felipe Kast: UDI, 32 años, economista de la Universidad Católica. Cuando estaba en cuarto año viajó a Cuba "para ver la otra cara de la moneda y derribar mitos" (Revista Capital) y cursó Economía y Sociología por un año en la U. de La Habana. Más tarde fue a Harvard en busca del doctorado en Políticas Públicas. Es director del Programa Social del Instituto Libertad y Desarrollo (think thank de “sensibilidad” UDI), cuyo director ejecutivo es Cristian Larroulet. Es el más joven del gabinete, y coautor del estudio "Movilidad de la pobreza en Chile. Análisis de la Encuesta panel 1996/2001", donde demostró que el índice de pobreza era mayor al señalado oficialmente. En agosto de 2009 opinó que la política de desempeño del Mideplan era "bastante precaria" porque distribuye y canaliza programas que "ni siquiera son bien pensados".

14) TRANSPORTES, Felipe Morandé: Independiente, 56 años, PhD en Economía Universidad de Minessotta y actual decano de la Facultad de Economía y Negocios Universidad de Chile, encargado programático del grupo Tantauco y miembro de la comisión de macroeconomía e infraestructura, fue gerente de la División de Estudios y Economista Jefe del Banco Central entre 1997 y 2001, se desempeñó en el ministerio de Hacienda y fue director del Programa de Postgrado de Economía de ILADES/Georgetown University (1990-1996), Líder de Misión y Responsable del Memorando Económico de País (CEM) para Panamá, dependiente del Banco Mundial en 1995, además de consultor del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

15) SALUD, Jaime Mañalich: Independiente, 55 años, médico cirujano de la U. de Chile, actual director médico de Clínica Las Condes (donde el Presidente electo posee un paquete de acciones), donde también se desempeña en la especialidad de nefrología y atendió a Sebastián Piñera en 2005, cuando fue internado en ese centro asistencial por dolores en el pecho. Es
Master of Science en Epidemiología Clínica con mención en Economía de Salud de la Universidad de Mc Master (Canadá), miembro del Directorio Médico de la Asociación Gremial de Clínicas y Hospitales Privados y ha sido expositor en cursos, seminarios y congresos en áreas de interés del Derecho Médico.

16 )BIENES NACIONALES, Catalina Parot: RN, abogada de la Universidad Católica y magíster en Ciencias políticas de la Universidad de Chile, oriunda de Talca, fue candidata a diputada de RN por el distrito 38 en la Región del Maule.

17) OBRAS PUBLICAS, Hernán de Solminihac Tampier: Independiente, 52 años, ingeniero civil UC y doctorado en la Universidad de Texas, actual decano y profesor titular de la Facultad de Ingeniería de la UC. Fue jefe de la Dirección de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la UC y director de APSA Gestión de Infraestructura, consultora vinculada al desarrollo de autopistas privadas estimulado por la Ley de Concesiones de Obras Públicas. Dictó seminarios a profesionales en varios países, enfocando sus investigaciones en el área de caminos, y a estudios vinculados a esta materia en Chile y en el extranjero. Ejerció como director del Plan de Control y Seguimiento de Pavimentos Asfálticos que la UC realizó para la Dirección de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas (MOP), dónde se calibraron los modelos de deterioro a las condiciones chilenas. También fue director de investigación del proyecto sobre modelos de comportamiento de pavimentos de hormigón para el HDM-4 del Banco Mundial. Ha participado en proyectos urbanos e interurbanos, públicos y privados, como la Concesión Collipulli Temuco, Concesión Temuco Río Bueno, Concesión Talca Chillán, Concesión Santiago Los Vilos y Concesión Santiago Talca.

18) AGRICULTURA, José Antonio Galilea: Técnico Agrícola especializado en ganadería del Instituto Nacional de Capacitación (Inacap) y empresario del rubro, 48 años, RN y co-fundador de ese partido, ex diputado por 4 períodos desde 1990 a 2006, integró las comisiones de Agricultura, Silvicultura y Pesca, Desarrollo Rural y Marítimo, Comisión Especial de Pueblos Indígenas, Recursos Naturales y Trabajo y Seguridad Social. Se desempeña en la comercialización de productos, maquinarias e insumos agrícolas.

19) MINERIA; Laurence Golborne: Independiente, ingeniero civil de industrias de la Universidad Católica con un Stanford Executive Program de la Universidad de Stanford, es director de Alsacia S.A. (operadora del TranSantiago, Grupo Progreso en Centroamérica, Inversiones Arrigoni S.A., Inversiones Ecomac S.A. y Havas Media. Fue gerente general de Cencosud (Jumbo, Almacenes París y otras empresas retail) entre 2000 y 2008, gerente financiero de la trasnacional eléctrica Gener AES y, desde inicios de 2010, director de la empresa de retail Ripley, gran tienda del grupo Calderón, competidora de Falabella y París. Posee proyectos personales, como Vox Comunicaciones Estratégicas y el restaurante Oliva Limón

20) SERNAM (Servicio Nacional de la Mujer), Carolina Schmidt: Independiente, ingeniero comercial UC, diplomada en marketing en la New York University, consejera de Comunidad Mujer y ex-presidenta de la Revista de la ANP (Asociación Nacional de la Prensa que agrupa a los grandes diarios), gerente general de Foods y de Revista Capital y directora de la Viña Tabali. Fue coordinadora del grupo de trabajo de Comunidad Mujer, que analizó la relación trabajo y familia en el programa Voz de Mujer, estudiando alternativas para el cuidado infantil que faciliten la inserción laboral de la mujer y remuevan elementos que generan discriminación de la mujer en el mercado del trabajo.

21) MEDIO AMBIENTE, María Ignacia Benítez: Independiente pro UDI, integrante del Core (Consejo Regional) de la Región Metropolitana por el cupo UDI hasta el año pasado, ingeniera civil química de la Universidad de Chile y hermana del rector de la Universidad Adolfo Ibáñez, Andrés Benítez. Entre 1986 y 1990 fue sectorialista de medio ambiente en la Secretaria Regional de Planificación y coordinación de la región Metropolitana y trabajó como jefe de proyectos senior en Gestión Ambiental Consultores (GAC) en 1992 y de 2005 al 2007 como subgerente del departamento de admisión y finanzas. Desde forma pare del Consejo Regional Metropolitano (Core) por el cupo UDI y en 2009 fue candidata a presidir ese órgano.

22) CULTURA, Luciano Cruz-Coke Carvallo: Actor con estudios parciales de leyes en la Universidad Finis Terrae y de Arquitectura, 39 años. En 1997 partió a Nueva York a perfeccionarse en el Lee Strasburg Theater Institute. Estuvo a cargo de la comisión de cultura del grupo Tantauco en la campaña de Sebastián Piñera. Su carrera está ligada a la TV y al teatro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La transición en Chile: ¿Política sin políticos?

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Los dos bandos que han monopolizado la política en Chile durante los 20 años de democracia desde que finalizó el régimen militar, ejercitan el traspaso del mando presidencial este 11 de marzo.

La coalición de centro izquierda que ha gobernado Chile por 20 años, la Concertación, le transfiere el espacio de poder más codiciado como es el gobierno, a una coalición denominada Alianza que se autodefine como de centro de derecha, pero que representa al neoconservadurismo, instalado en Chile precisamente a partir de la dictadura militar.

Es un regreso al pasado y más concretamente a los años 80, no obstante neoconservadurismo es una definición que en Chile no se utiliza y que más bien incomoda tanto en la derecha como en la izquierda.

El pasado martes 9 fue la presentación del gabinete del presidente electo de la coalición vencedora, el empresario Sebastián Piñera, en una ceremonia en que aparecía como asumiendo por el despliegue de medios y la tensión previa.

Fiel a su predicamento de campaña, en la selección predomina la concepción tecnocrática de la función ministerial.

La mezcla de académicos, empresarios y servidores públicos, está lejos del gabinete convencional formado principalmente por políticos.

No hay políticos con dilatada experiencia. La excepción son educación y defensa.

En esta última cartera, asume el renunciado militante democratacristiano Jaime Ravinet, que ha sido un puntal de la Concertación, la coalición de centro izquierda que fue derrotada en la segunda vuelta de la elección presidencial el 17 de enero.

La incorporación de Ravinet al gabinete de un gobierno neoconservador es emblemática y ha hecho reaccionar a la dirigencia de la Democracia Cristiana con una vehemencia inusual, hasta el punto que un dirigente señalaba que “Ravinet era un mal ejemplo para la juventud”. Abogado de dilatada trayectoria en la democracia cristiana, había sido alcalde y ministro incluyendo en defensa.

Tanto Sebastián Piñera como Ravinet consideran que su incorporación apunta al gobierno de unidad nacional, reflejando que en el país hay una crisis de unidad solapada.

Las funciones y los roles en el gabinete van a estar sumamente acotados y no habrá duda, que la política será manejada por el presidente, apoyado por los partidos de la alianza que le llevaron al poder.

Hay que ver cómo funciona. En un sentido estricto, el nuevo presidente es coherente con su discurso de campaña, de que hay que cambiar la forma de gobernar y hacer gestión desde el estado.

Una estricta división entre lo político y lo técnico es exagerada, porque al final toda acción ministerial afecta el bien público y el bienestar de las personas, por lo tanto desde esta premisa, pocas de esas acciones dejan de ser actos políticos.

Se ha observado no solamente en Chile, que la mirada taxonómica hacia los problemas de la sociedad y el pulso vertical del análisis, obstruye la visión integral sobre los temas estructurales.

Chile presenta una suculenta lista de asuntos no resueltos que desbordan la eficacia estrictamente técnica Nombremos algunos: administración de los recursos naturales, seguridad de empleo, reformas a la salud y la educación, reconstruir el circuito manufacturero, formación de la nueva matriz energética, reestructuración de la administración estatal, la constitución y el sistema binominal.
Habrá que observar cómo este nuevo diseño de gestión de gobierno, en el cual los ministerios resuelven los temas de sus carteras con la mayor eficacia técnica posible, abordará asuntos que desbordan el círculo técnico y se trasladan al ámbito político por tratarse de problemas que afectan a las personas.

Piñera con su concepción empresarial y hasta cierto punto militar de la política, en el sentido de las jerarquizaciones y los objetivos entiéndase bien, es probable que limite la libertad y la disensión en política que fue un sello democratizador en los gobiernos de la Concertación, hasta un punto – hay que reconocerlo- en que la definición precisa de objetivos y la propia carta de navegación se extraviaban. Exceso de democracia liquida a la democracia decía un artículo en una revista.

A la Concertación se le vio confundida por un exceso de pluralismo y diversidad política, que actuó como vías alternativas de llevar a cabo el programa de gobierno.

Durante 20 años el equipo que asume, fueron observadores críticos de los errores y aciertos de la Concertación, sobretodo en la coordinación de tres componentes clave del poder político: el presidente, el gabinete y los partidos.

Por la composición, el presidente electo suprime un bastión de las descoordinaciones que se repitieron en los cuatro gobiernos de la Concertación, encarnado en el rol político (exagerado) de los Ministerios.

A diferencia de los gobiernos de la Concertación, Piñera ha evitado que la plana ministerial se transforme en plataforma de lanzamiento para futuros presidenciables.

El síndrome del presidenciable en algunos ministerios en los cuatro gobiernos de la Concertación, abrió inevitablemente muchos flancos de poder paralelos, que resultaron perjudiciales en cuanto a consistencia en la aplicación de políticas de gobierno.

Esta vez, la política-política, no la política pública en determinada área del estado, será llevada a cabo por el presidente y los partidos que le dan sustentación política a su programa y diseño de gobernar.

El gran sostén de este diseño, serán los partidos Renovación Nacional y la Unión Demócrata Independiente, ambos insignes representantes de la derecha neoconservadora chilena, que actuarán como el primer y último frontón de mediación en la arquitectura política del nuevo gobierno.

Para eso cuentan con una estructura de numerosos legionarios en terreno que demostró su alta eficacia en la campaña. Los partidos serán la voz política y el brazo operacional del presidente.

Los ministerios concebidos como estamentos estrictamente técnicos no estarán expuestos al tráfico político del día a día.

El diseño tiene una reminiscencia del que Augusto Pinochet implanta cuando a partir de la crisis de 1982, recurre al respaldo de la tecnocracia, cuando no existía la política.

En la ceremonia del martes 9 de febrero, el presidente electo Piñera parecía estar asumiendo la presidencia, el político que con un apoyo de un 51.6 % en la población, se siente respaldado para definir lo que debe ser la política.

Se inaugura la política sin políticos, excepto la del presidente electo y su equipo de terreno, los partidos que lo apoyan.

La Concertación de centro izquierda, que perdió el poder después de 20 años con las innumerables contradicciones de la época abrió un espacio al pluralismo que pareciera reducirse, y hasta ahora, su exceso de cautela no despeja la incógnita de su línea futura.

No desearía exagerar, pero el modelo de “gestión de la política” a que aspira el presidente electo se vio en otras latitudes, como en la Italia de los años 20 y la Alemania de la misma época.
En mi fuero interno espero que no sea sí, aunque por el neo autoritarismo apenas velado del discurso abre la conjetura si no estamos en presencia del comienzo de una crisis política en Chile.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El gran negocio transnacional de los medicamentos

Pedro Rivera Ramos (especial para ARGENPRESS.info)

La producción de medicamentos constituye uno de los componentes más importantes, más sólidos y más poderosos, conque cuentan en la actualidad las gigantescas corporaciones transnacionales, que luego de la reestructuración que hiciesen de su producción de plaguicidas, se autocalificarán como “industrias de las ciencias de la vida”, al pasar a controlar virtualmente todas las actividades esenciales para los seres humanos en todo nuestro planeta.

Así, Syngenta, Monsanto, Bayer y otras, poseen una concentración de intereses y un poder casi absoluto de áreas tan vitales, además del lucrativo mercado farmacéutico, que comprende a las semillas agrícolas, los productos veterinarios, los plaguicidas, la biotecnología y el transporte y distribución de alimentos. Esto explica en gran medida, muchas de las particularidades que hoy rodean y definen a una industria farmacéutica, mucho más identificada con conceptos como rentabilidad económica, acumulación de capital y beneficios, que en curar y salvar vidas humanas.
En un mundo donde un niño menor de diez años muere cada cinco segundos por hambre; más de 60 millones de mujeres dan a luz sin asistencia médica; 2,400 millones de personas carecen del acceso a servicios sanitarios básicos; una tercera parte del planeta, según la OMS, no tienen acceso a los medicamentos esenciales y más de 10 millones de niños mueren anualmente por enfermedades para las que existen tratamientos; la poderosa industria farmacéutica, concentrada en un puñado de empresas de países altamente desarrollados y que monopolizan más del 85% del valor de la producción mundial de fármacos, en buena parte protegidos por un sistema de patentes totalmente injusto, arbitrario y fuera de control, genera utilidades superiores a los 446 mil millones de dólares anuales.

Su poder es tal magnitud que imponen sus precios, discriminan en sus ventas, aplastan las producciones locales, sobornan políticos, médicos y autoridades de salud pública, en un negocio donde prevalece cada vez menos la ética y la salud y sí la codicia y el mercantilismo más rampante. De ese modo, lo que realmente le interesa a la gran industria farmacéutica, no es la producción de medicamentos para curar, sino, como bien afirmara el premio Nóbel de medicina de 1993, Richard J. Roberts, en entrevista en mayo del 2008 a la revista Autogestión, que el verdadero interés de éstas empresas por los fármacos es “sólo para cronificar dolencias con medicamentos cronificadores mucho más rentables que los que curan del todo y de una vez para siempre”. Más concretamente: clientes, pacientes y usuarios; pero nunca, ni lo suficientemente muertos ni lo suficientemente sanos.

Esta pronunciada y cínica orientación del negocio farmacéutico transnacional, se descubre en toda su amplitud cuando advertimos que la venta de drogas para mejoramiento estético, reducir peso corporal, dominar el stress o superar la impotencia, es decir, para gente esencialmente sana, representa una de sus principales preocupaciones investigativas y es la que les genera sus mayores ingresos.

Esto demuestra que la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos, cuyo más alto volumen de producción y consumo se realiza en los países altamente industrializados, además de estar adaptada a sus condiciones socioeconómicas con niveles de prevención, higiene y alimentación diferentes a los que tienen los habitantes de los países del llamado Tercer Mundo, está dirigida hacia los sectores de la población mundial que disfrutan de ingresos sustanciales o cuentan con dolencias o padecimientos altamente lucrativos.

Por ello no resulta exagerado conocer, que casi el 90% del presupuesto que estas poderosas industrias destinan a la investigación y desarrollo de nuevas drogas, persigue el interés de atender los problemas de salud de sólo el 10% de la población mundial. A esto se añade que otro elemento que exhibe el verdadero móvil del multimillonario negocio farmacéutico, lo encontramos en el impresionante gasto que realizan en sus renglones de comercialización y publicidad.

Sólo en el área de comercialización admiten sin mucha reserva, que invierten más de tres veces lo que gastan en investigación y desarrollo y que el monto de su publicidad para los países capitalistas desarrollados, ronda el 30% del valor total de sus ventas. Precisamente en el campo de la publicidad emplean “todas las tácticas conocidas en el mundo capitalista: folletería de lujo, publicidad por saturación, muestra gratis, viajes, obsequios, conferencias, control de publicaciones y, lo más importante, visitas reiteradas de vendedores especializados (“representantes” o “visitadores” médicos)”¹

La salud, que junto a la educación y a la alimentación, constituyen derechos básicos de cualquier ser humano con total independencia de su nivel de ingreso, aparece, para felicidad y complacencia de la industria farmacéutica transnacional, considerada como una mercancía más en los tratados de libre comercio y en la OMC. Allí se discuten e imponen normativas sobre propiedad intelectual y acceso a los medicamentos, que tienen un efecto dramático y devastador sobre la salud de millones de personas en el mundo y, principalmente sobre pacientes de países pobres con SIDA, Alzheimer, afecciones cardíacas, hipertensión y otras.

Las patentes sobre medicamentos, basados muchos de ellos en compuestos bioquímicos y conocimientos tradicionales recogidos o robados en las regiones tropicales y subtropicales, niegan toda la teoría económica liberal fundada en el libre comercio, al sustentarse irónicamente en el proteccionismo y los derechos monopólicos. Este privilegio que limita sensiblemente la competencia entre las empresas, ejerce una fuerte restricción sobre la fabricación y distribución de fármacos genéricos que son producidos por países como India, Brasil y Tailandia y que pueden costar hasta un 50 por ciento menos que los medicamentos patentados.

Los genéricos no solamente han demostrado ser más baratos y muy exitosos como equivalentes terapéuticos de los productos de marca, --la experiencia brasileña en el tratamiento del SIDA así lo confirma-- sino que representan un ahorro considerable de divisas para los países pobres. Esto explica las razones que llevaron a los 146 países miembros de la OMC a fines de agosto del 2003, a poner en práctica parcialmente el punto # 17 de la Declaración ministerial de Doha, que recalca que el Acuerdo relativo a los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual, “se interprete y aplique de manera que apoye la salud pública, promoviendo tanto el acceso a los medicamentos existentes como la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos”. Con dos años de retraso y luego de ocho meses de bloqueo por Estados Unidos, el acuerdo alcanzado permite que los países pobres, puedan tener acceso a fármacos de bajo precio para luchar contra las enfermedades únicamente infecciosas.

Pero esta decisión, que distó mucho de poner en peligro a las principales patentes farmacéuticas y sus jugosos beneficios, no fue bien recibida por las poderosas empresas que hay detrás. Nada tardaron en la Unión Europea para manipular la normativa aduanera y bajo el supuesto de sospechas de falsificaciones médicas protegidas por propiedad intelectual, obstaculizar hasta por seis meses en aeropuertos de Holanda y Alemania principalmente, el comercio de fármacos genéricos legítimos. De todos modos, incautar o retener remesas médicas legales por presiones de empresas farmacéuticas multimillonarias, es un acto no sólo criminal, sino absolutamente inmoral, y pone de manifiesto la estrecha colusión existente entre estos Estados y sus omnipotentes industrias farmacológicas.

Precisamente es este vínculo el que sirve para explicarnos las exageradas exigencias que aparecen en los capítulos de propiedad intelectual de los TLC y que en la mayoría de las ocasiones, rebasan todo lo previsto hasta ahora en las normativas y discusiones en la OMC. En esas tratativas y aprovechándose de la debilidad de los países con los que negocian, terminan por imponerles períodos superiores a los 20 años de vigencia para sus patentes; protección para sus datos de prueba de 5 a 10 años; descartar hasta el uso de la salvaguardia más importante que permite la OMC: las licencias obligatorias.

Naturalmente que nadie puede objetar la lucha necesaria contra las falsificaciones o adulteraciones de productos farmacéuticos y todos los países deben adoptar las medidas que consideren indispensables. Con esto se frenaría ampliamente un negocio que logra falsificar el 10% de los medicamentos disponibles en el mercado mundial, generando más de 40 mil millones de dólares al año. Actividad que no sólo representa la distribución y consumo de fármacos ineficaces, sino que además, puede causar víctimas fatales como las casi doscientas personas que en el 2006, fueron envenenadas con dietileneglycol en Panamá o el tráfico de efedrina y medicamentos adulterados descubierto en Argentina en agosto del 2008 y que terminó con un triple homicidio.

No obstante, también es preciso exigir responsabilidades a los laboratorios farmacéuticos transnacionales, cuando prefieren escoger las ganancias y el lucro, en lugar de salvaguardar la salud y la vida de los seres humanos. No es necesario explicar mucho esto para saber de lo que hablamos. Allí están los ejemplos con el antiinflamatorio Vioxx (rofexocib) de la empresa Merck, misma que según Peter Gillespie, tenía en Estados Unidos a principios del 2007, “2,300 millones de dólares por conceptos de impuestos no pagados por transferir sus patentes de medicamentos a una compañía fantasma en Bermuda y luego deducir de sus impuestos las regalías que se pagó a sí misma”.²

Del mismo modo, encontramos el antibiótico Baytril de los laboratorios Bayer, que hace algunos años atrás fue prohibido parcialmente por la FDA (Agencia de Drogas y Alimentos de Estados Unidos), ya que pese a estar recomendado para uso veterinario, se descubrió que “afectaba sensiblemente la acción de algunos productos con destino similar en los humanos”. También de la Bayer, empresa responsable de varios tóxicos agrícolas, hubo que retirar el Lipobay (Cerivastatina), recomendado para combatir el colesterol, cuando se demostró ser el causante de miles de muertes por infartos. Pfizer, otro poderoso laboratorio farmacéutico, tuvo problemas similares en el 2004 con dos de sus medicamentos estrellas: Celebrex y Bextra (valdecoxib).

Estas pocas muestras del comportamiento de la industria farmacéutica, ponen de manifiesto que la lógica mercantil que impera en sus actividades, carece por completo de ética. En ella es muy común la demora en reconocer los efectos secundarios de sus productos y retirarlos del mercado,
aún a costa de la vida de las personas; abultar sus costos de investigación y desarrollo para justificar el precio de sus sustancias patentadas; lanzar versiones modificadas de productos existentes, sin que representen ningún adelanto químico significativo; y aprovecharse con mucha efectividad del considerable apoyo económico que les brindan generosamente los Estados altamente desarrollados. En resumen, las transnacionales de los medicamentos están más ligadas a los intereses de Wall Street, que son a su vez los del avasallador mercado, que a las necesidades más apremiantes de toda la Humanidad.

Notas:
1) Sanjaya Lall. Los efectos de la tecnología avanzada en los países en desarrollo: el caso de la industria farmacéutica. Revista Comercio Exterior de México. Noviembre de 1976.
2) Peter Gillespie. El negocio offshore. Servicio de Noticias de la Red del Tercer Mundo. 30 de julio de 2007.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¿Quién esta detrás el asesinato de Vanessa Zepeda?

Dick Emanuelsson - Mirian Emanuelsson (cámara) (especial para ARGENPRESS.info)

Entrevista con Luis Fernando Pacheco del sindicato SITRAIHSS sobre el asesinato de la sindicalista y activista de la Resistencia Vanessa Zepeda.

Audio entrevista completa: http://www.box.net/shared/dr62dzzr3f

Video:

La noticia del asesinato de Vanessa Yaneth Zepeda Alonso sacudió otra vez al pueblo hondureño y particularmente a los integrantes del Frente Nacional de la Resistencia Popular, FNRP, de la cual era una activista entusiasta igual como sus dos hermanos.

La joven enfermera, madre de tres niñas; seis meses, y 6 y 9 años respectivamente, fue encontrada al sur de Tegucigalpa el miércoles el 3 de febrero a las 15.30 de la tarde. Había salido en la mañana y ahí se perdió la pista de la compañera.

Fue lanzada de un carro en marcha en la colonia Loarque al sur de la capital. No se encontraron señas de balas de arma de fuego, ni de armas blancas. Tampoco le robaron nada. Había comprado nuevos tenis de marca pocos días antes el asesinato y hasta el celular fue encontrado con el cadáver.

“Sus asesinos trataron de no dejar huellas en su cuerpo, no presentaba impactos de bala ni señales de cortaduras por arma blanca. El hermetismo de los empleados de la Morgue que no permitieron al COFADEH ver el cuerpo dejó más dudas”, escribe COFADEH (organismo para los familiares de los detenidos desaparecidos durante la década -80) en un comunicado de prensa.

Modalidad israelita & colombiana

Andrés Pavón, presidente de CODEH, Comisión en Defensa a los Derechos Humanos, expresó en una entrevista radial con Radio Globo que paramilitares colombianos y asesores militares israelitas son expertos en matar sin dejar huellas en el cuerpo. A pesar de eso, no se puede descartar que el origen del asesinato sea otro que motivo político hasta que haga una minuciosa investigación y que se oficialice el resultado de la autopsia, subraya Luis Fernando Pacheco, integrante de la dirección nacional del Sindicato de Trabajadores del Instituto Hondureño de Seguro Social, SITRAIHSS, en una entrevista&video exclusiva que presentamos en tres partes a continuación.

– Vanessa siempre estaba en la resistencia con Luis, su amigo inseparable. Hace cuatro meses cuando tuvo a su hija, a los 40 días del parto, dejó la cama y se unió con la gente y el sindicato en las marchas para protestar contra el golpe de Estado, agrega Pacheco.

“Caminata en homenaje a la lucha de Vanessa”

Dice que la compañera era vocal en la educación a jóvenes miembros de los sindicatos y que ella era una verdadera “materia prima” para ser un futuro líder del sindicato. Su inquietud era de concientizar a los afiliados del sindicato que durante años de lucha han conquistado una estabilidad laboral, pensión y un seguro social que ella sospechaba podría “aflojar” y acomodar la mente y el espirito de luchar para defender los intereses de la clase obrera hondureña y las mismas conquistas.

Este viernes el 12 de febrero a las 6:00 p.m. se realiza una “Caminata de reconocimiento a la lucha de Vanessa”, comenzando al final del Boulevard Morazán y finalizando en la embajada de Brasil, que convoca SITRAIHSS y FNRP.

Raptan y torturan dos camarógrafos de la Resistencia

El asesinato de Vanessa Zepeda ocurrió solo unas horas después de que fueron raptados y torturados dos camarógrafos de Globo TV, canal de televisión que pertenece a la misma empresa como Radio Globo, férreo opositor al golpe de estado y el régimen de facto y la continuación de éste en las elecciones el 29 de noviembre de 2009 y Pepe Lobo que asumió el poder el 27 de enero, año en curso.

Los dos camarógrafos habían sido amenazados en noviembre por su labor periodística, labor que ha sido admirado mundialmente, sobre todo las ahora históricas secuencias filmáticas a las 5 y media de la mañana el 28 de junio cuando el ejercito cercó la casa residencial del presidente Manuel Zelaya, casa modesta que fue blanco militar por más de cien tiros y el presidente secuestrado. Desde esa fecha los jóvenes Manuel de Jesús Murillo de 24 años de edad y Ricardo Vásquez Vásquez de 27 años quedaron bajo la lupa de las fuerzas oscuras que no veían con buenos ojos la documentación que salía por todo el mundo, mostrando y hablando de otra realidad que quería mostrar el régimen de facto y hasta medios masivos como CNN o Fox News.

¿“Armas y dólares”?
A las 10:00 de la noche del día martes 2 de febrero de 2010 cuando ellos se encontraban en una gasolinera en la capital, esperando a una persona que habían citado a ese lugar para intercambiar videos relacionados con la marcha del 27 de enero, “dos hombres vestidos de civil con armas nueve milímetros y chapas de la secretaria de seguridad los encañonaron y les advirtieron que si gritaba y no colaboraban ahí se morían. Luego los llevaron a una casa donde los torturaron e interrogaron sobre armas y dólares de la Cuarta Urna [1] les preguntaban esto en repetidas ocasiones al tiempo que los bofeteaban, como ellos no respondían que no sabían nada y que su única arma era la cámara de video sus verdugos al escuchar esto incrementaron aun mas las torturas”, escribe Vía Campesina en un comunicado.

En TV- Globo contaba Manuel de Jesús Murillo, uno de los secuestrados, que del miedo cuando lo metieron a una bolsa plástica, como las que usan en la morgue, y le dijeron que lo iban a enterrar vivo, se orinó en sus pantalones. Pero los verdugos al ver que ellos no decían nada y luego de recibir una la llamada de su jefe, él, supuestamente, les dio la orden de matarlos. Finalmente las oraciones que ellos hicieron a Dios en ese momento de angustia quizás hizo que los torturadores cambiaran de opinión y fue a como a eso de las 2.00 de la mañana del día miércoles cuando fueron dejados en el anillo periférico de Tegucigalpa.

Manuel de Jesús en declaraciones a Diario Tiempo dijo “el único delito de él era haber participado en las marchas de la resistencia y que ya lo habían agredido meses atrás, para el caso tres días antes de la elecciones en Noviembre del 2009 esos mismos policías que nos torturaron esta vez me capturaron porque estaba pegando afiches, mi casa fue allanada el día de las elecciones y le dijeron a mi mamá y a mis hijas que si no entregaba las armas las matarían a todas ellas”.

Lugar de emboscadas, asesinatos y secuestros
En la colonia Loarque, en donde fue encontrada Vanessa Zepeda muerta, fue emboscado el derrocado presidente Manuel Zelaya solo dos semanas antes del golpe de estado. Fue pegados por dos tiros dos ventanas del carro blindado. El diario golpista El Heraldo caracterizó el atentado como un show mediático. Pero ‘Mel’ no fue el único de ser victima en ese lugar.

Un colombiano residente y casado desde años en Honduras fue emboscado y asesinado el año pasado en el mismo lugar, solo unos 200 metros de la base de la Fuerza Aérea Hondureña. En Loarque vive y es dueño de dos casas Roberto Micheletti, considerado por la Resistencia de haber asumido el papel “civil” en el golpe de estado 28 de junio. El colombiano asesinado había sido detenido por la policía de investigación DGIC (ahora DNIC) y interrogado durante varios meses, acusado de ser un presunto enlace entre la guerrilla colombiana de las Farc y vendedores de armas en Honduras. No encontraron absolutamente ninguna prueba o méritos por lo cual fue liberado para poco meses después de su liberación fuera asesinado.

El 29 de diciembre de 2009 fue secuestrado y torturado Cesar Silva, fotógrafo hondureño y muy activo en la Resistencia, en la colonia Loarque. Silva fue torturado e interrogado durante 24 horas por un grupo de desconocidos que abordó el taxi en Loarque en donde Silva se movilizaba, introducido en una camioneta sin placas y llevado a algún lugar desconocido.

Acuerdo Lobo-Uribe
Todos los crímenes contra sindicalistas y activistas de la Resistencia se han quedado, hasta ahora, en impunidad. Los organismos de derechos hondureños están aún más preocupados ahora después de que un acuerdo de cooperación de información y seguridad entre Honduras-Colombia fue suscrito por Álvaro Uribe de Colombia y el nuevo presidente hondureño Porfirio ‘Pepe’ Lobo el 30 de enero, solo tres días después que Lobo asumió la presidencia. Uribe fue el primer jefe de estado que visitó al nuevo presidente hondureño aunque fue solo una visita relámpago por unas horas durante el día.

El ministro de seguridad hondureño, Oscar Álvarez, sobrino del temido general Gustavo Álvarez Martínez, jefe de las FF.AA. hondureñas en la década -80 y jefe del escuadron de la muerte ‘Batallón 3-16’, saldrá en dentro de poco a Colombia para adquirir información e intercambio de información entre ambos estados y gobiernos.

1] La consulta popular el 28 de junio, en donde el pueblo iba a decir SI o NO para instalar una cuarta urna en las elecciones generales el 29 de noviembre el mismo año para votar si se convocara a elecciones para eligir diputados a una Constituyente, causó pánico en las clases dominantes de Honduras. En las encuestas realizadas antes el 28 de junio, el Bloque SI tenía una mayoría contundente. Era el clamor popular para crear una nueva e incluyente Honduras.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Prostituyente oligarquia

Alfredo Grande (APE)

.

“Se durmió en los hoteles de Chapadmalal y se despertó en un hotel en Calafate. Milagros inesperados”
(aforismo implicado)

Contra la puta oligarquía ¿La puta oligarquía nueva no es la que puede de un día para otro sacar dos palos verdes de su cuenta de trabajador del Estado y adueñarse de un hotel del que ya era dueño en el paraíso terrenal? ¡Ay! Si D’Elía sigue odiando a la puta oligarquía, ¿cuánto faltará para que le digan destituyente? El tipo fue, se hizo de dos palos verdes y se compró un hotel en el paraíso, vista directa a la maravilla, conexión sensorial inmediata con los mejores paisajes del mundo. El tipo es ahora amo de aquello que la sociedad capitalista contemporánea entiende como “excelencia”, “alta gama”, “gourmet”, “premium” o giladas así para cuatro o cinco gatos no tan locos y sus acompañantes. Los que se quedaron con todo(s), los que se estiran y ocupan casi todo el espacio en la mesa del banquete que tenía que ser para todos, son dueños o se hospedan en el hotel que encandila para demostrar, entre otras cosas, que la tienen más larga. O no, pero no importa, porque total pueden pagar la extensión que quieran. Y que a nadie se le ocurra poner en duda el asevero: si todos creemos que la tienen más larga, es evidente que la tienen más larga, así no la tengan, porque la tienen. (..) En el otro hotel de El Calafate del que también Néstor es dueño, Los Sauces, la habitación principal cuesta 1.500 dólares la noche. La decoró la presidenta Cristina en persona. Se llama Evita Perón, la suite. Contra la puta oligarquía, claro. (Por Osvaldo Bazán 05-02-2010)

Alguna vez leí que el poder corrompe, y que el poder absoluto corrompe absolutamente. De eso se trata. Del ejercicio del poder. Poder que, en su nivel fundante, es la permanente expropiación de otros poderes. El poder no se tiene: se ejerce, algo por el estilo planteaba Foucoult. Y ese ejercicio es destituir a otros poderes, y en definitiva, otros saberes. La oligarquía es una de las formas que tiene la concentración de poder. En pocas manos, en pocos pies. La condición de oligarca no se adquiere por deseo, por decisión, por decretos de necesidad de urgencia. Sin ser una condición nobiliaria, que ya la asamblea del año XIII abolió con absoluta decisión, hay que aceptar que se le parece bastante. La oligarquía desmiente la lucha de clases, y entroniza la hegemonía de una casta. Hay oligarquías de diferentes tipo y pelaje, reconociendo sin dudas que en la absoluta mayoría el pelaje es similar a los grandes monos. Sin embargo, la oligarquía de todas las oligarquías, es la asociada a la propiedad de la tierra. La madre tierra, esa santa madre, es mía, mía, mía. La Ferrari del “turco de los llanos”, es una despreciable chatarra frente a la inmensidad medida en hectáreas o latitudes y longitudes. Por que la Tierra es lo primario, y ser dueño de lo primario se acerca demasiado a ser origen y causa de todo. Decir “el Estado soy Yo”, y además de decirlo, serlo, es una aspiración, podría decir un delirio, de los mejores exponentes de la raza politicus depredatoria. El cuerpo del Estado coincide con el cuerpo del rey, del monarca, del soberano, del zar. Los delitos de lesa majestad eran siempre castigados con la muerte, porque atentaban con la majestad de los cuerpos. Los delitos de lesa humanidad son premiados con la impunidad, y no hay mayor lesa humanidad que los crímenes de la democracia. La denominada “seguridad nacional”, “políticas de Estado”, y otros eufemismos del monoteísmo del poder, es sostener, contra viento, marea, legalidad, justicia, ética, el lugar del Oligarca Mayor. Algunos llaman a esto “presidencialismo”. La metáfora piadosa de los “gastos reservados”, encubre muy pobremente, que el Oligarca no da cuenta de sus actos que son reservados, casi diría, clandestinos. Pero para el oligarca, la única verdad es la “otra realidad”. Otra realidad de la que los mortales sufren y otra realidad de la que los semidioses empiezan a escapar, aceptando, claro está, que algunas valijas ayudan en este tránsito. No sé si sigue siendo cierto que la realidad es la única verdad, y supongo que James Cameron cuando filmó Avatar pensaba lo mismo, pero lo que pese al estado de derecho, quizá gracias al estado de derecho, que la única verdad es que hay realidades, demasiadas, que nada quieren saber de la verdad. Me refiero a esa verdad que alguna vez se denominó saber popular, cuando la voz del pueblo era la voz de dios. Claro, de un dios, no de un oligarca. Pero hay dioses y dioses. También el Cielo, y el Olimpo, están atravesados por la lucha de clases. Cada uno tiene el dios que se merece, y los oligarcas disponen de varios. La cruz, la espada, la picana, son las armas de los dioses de varias formas de la oligarquía. Las campañas a los desiertos, que no es lo mismo que “del desierto”, sigue siendo el “big bang”, y el “pum pum” que dieron nacimiento a otra de las razas malditas. En la actualidad, hay campañas a los mercados, a la conquista del agua, (vetos mediante) del turismo internacional (alguna vez escribí que el turismo es la antropología de los boludos) a todo lo que pueda generar la justa ganancia ya que ganar plata no es malo. El azar, aunque no la necesidad, ha engendrado una nueva oligarquía. Máquinas tragamonedas, nuevos becerros de oro que ahora hacen clinc clinc. Pero todas esas oligarquías, que también se llama la dinastía de los nuevos ricos, que algunos no son tan nuevos, empalidecen frente a la Oligarquía Originaria. Pero si a falta de pan, buenas son tortas, a falta de tierras buenos son hoteles. Un hotel es una especie de tierra verticalizada y loteada en miles de dólares por pocos metros cuadrados. Bueno, si es una suite no son tan pocos los metros cuadrados. Entonces, más allá del origen de esos recursos, mas acá de si el abuelo de Nestor Kirchner era odiado por el padre de Osvaldo Bayer (sin repetir, sin soplarse y en cinco segundos: ¿a quien odiaría usted?) los efectos culturales de la operación de la compra del 5 estrellas, es nefasta. Una cosa es ser el primer trabajador, otra cosa es ser el primer empresario hotelero. Nada tengo contra los hoteles, menos contra los albergues transitorios, pero no lo veo a Lisandro de La Torre en la recepción de un appart para los ingleses que venían a charlar con Roca. Por eso la oligarquía no es puta. La puta tiene la dignidad de sostener estrategias de supervivencia poniendo, dejando, exponiendo el cuerpo. Y por los mercaderes del templo, de otros templos, perdiendo el cuerpo en las manos de los esclavistas de la posmodernidad. La mujer es acusada de puta, incluso por otras mujeres, cuando ejerce una libertad sexual de la que nada saben las sacerdotisas del patriarcado. Si la oligarquía fuera puta, mi respeto tendría. Pero es algo opuesto: es prostituyente. Degrada, corrompe, aniquila, bastardea, prostituye. El cuerpo, el alma, la mente. Prostutye toda forma de cultura, mas allá que abra sus cartas o que cierre sus sobres. Hay una oligarquía cultural a la cual nunca pertenecí y mucho menos me permitirían entrar. Siempre pensé que de haber publicado en francés, desde paris, mis libros serían de culto en villa freud y en algunas otras villas. Las “Croniques de Trapé” serían ideales para oligarcas remixados como intelectualidad progre. Y en esa inmensa capacidad prostituyente de toda oligarquía, nació el menemismo, que en diez años pasó de la barbarie al primer mundo. O al menos al simulacro. El poder corrompe. La oligarquía corrompe. Prostituye. Pero se mantiene sin pecado concebida. En el más allá de todas las impunidades. Hace años, por efecto de esos sueños que siempre serán eternos, escuchaba la necesidad de la reforma agraria. Hoy, el debate se congela en la 125. Como prostituyente, la oligarquía es incorregible. Clase parásita, predadora, que todo lo corrompe. La prostituyente oligarquía no llora, aunque venga la cuarta tiranía. La oligarquía moquea, y mata. Incluso las ilusiones democráticas y populares.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

En Ecuador, Correa ordenó una auditoría de la deuda externa

Emilio Marín (LA ARENA)

Con el despido de Martín Redrado del Banco Central y del DNU sobre el Fondo del Bicentenario, ha recomenzado una discusión central. ¿Qué hacer con la deuda externa? Pagar o no pagar, y cuánto pagar: esa es la cuestión.

La presidenta argentina insiste en que el Congreso trate al reiniciar sus sesiones su Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 2010 (14/12/09) por el que se creó el Fondo del Bicentenario. Este Fondo por 6.569 millones de dólares, que el Banco Central nutriría con sus reservas, servirá para pagar deuda externa.

No se entiende muy bien porqué se echará mano a esos recursos extraordinarios, si ya el Presupuesto Nacional 2010, aprobado el 12 de noviembre del año pasado en el Senado, prevé una partida superior a los 26.000 millones de pesos a tales efectos. Si ya se reservaba casi el 10 por ciento del presupuesto para pagar deuda pública, ¿encima era necesario pedir esas reservas al Central?

Según la óptica gubernamental, sí era necesario y hasta imprescindible. El nuevo procurador del Tesoro, Joaquín Da Rocha, sigue litigando para que el expediente del Bicentenario suba hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación y se resuelva allí positivamente.

El oficialismo choca con numerosas críticas, que provienen de ángulos muy diferentes. Están los dirigentes políticos de la derecha, que quieren que la deuda se pague y prefieren sea con los recursos del presupuesto, para que en todo caso se achiquen las partidas de tipo sociales, que hoy llegan hasta el 60 por ciento del gasto total.

Pero también se cuestiona desde posturas progresistas y de izquierda esa vocación de pago de hoy Cristina Fernández y su ministro Amado Boudou, que en esto siguen la misma línea que tuvieron Néstor Kirchner y Roberto Lavagna.

Los cuestionamientos al pago de la deuda externa vienen desde la década del '80, "la década perdida", cuando detonó ese problema a nivel regional con la moratoria de pagos en que incurrió México.

La deuda externa tuvo en Argentina uno de los ejemplos más ominosos en cuanto a lo que significaba para la economía y la sociedad de un país. Además, su origen fraudulento estuvo muy marcado por la dictadura militar, que multiplicó por siete la factura: la recibió del gobierno de Isabel Perón en 7.000 millones de dólares y la entregó a Raúl Alfonsín en más de 45.000 millones.

La debacle del país en diciembre de 2001, con una pobreza lindante al 60 por ciento y una desocupación que superaba el 20 por ciento, fue en gran medida consecuencia de aquel endeudamiento. Es que los pagos fueron en progresión geométrica y cuanto más se pagaba más se debía.

Por eso desde la mirada progresista no se entiende y no se comparte la postura kirchnerista de pagar más deuda externa en 2010, con recursos del presupuesto y más del 14 por ciento de las reservas del Central. Pero en enero pasado la presidenta aseguró que toda la deuda era legítima porque los primeros gobiernos democráticos a partir de 1983 no la habían denunciado, un tiro por elevación a los radicales y Raúl Alfonsín. Ahora ya es tarde, no se puede hacer nada, piensa Cristina.

Una auditoría

Una de las primeras voces que respondió a la jefa de Estado y refutó sus razonamientos fue Alejandro Olmos Gaona, con una respetuosa pero firme carta pública. Se trata del historiador e hijo de Alejandro Olmos, quien denunció penalmente en 1982 a José Alfredo Martínez de Hoz y aportó pruebas durante años hasta que el juez Jorge Ballestero resolvió sobre la ilegitimidad del endeudamiento argentino. El magistrado, dando la razón a Olmos, puso el problema en manos de la Cámara de Diputados, que es constitucionalmente la que debe entender en materia de endeudamiento. Ese expediente fue cajoneado hasta hoy.

Olmos Gaona le proponía en su misiva a la presidenta que audite la deuda externa para descubrir el componente fraudulento, y le refutaba el argumento de que ya es tarde para hacerlo.

"Es por tal motivo que lamento que Ud. haya incurrido en tan grande equivocación al plantear la imposibilidad de revisar actos de gobierno, porque sabe a conciencia que eso puede hacerse, ya que se han modificado hasta sentencias judiciales pasadas en autoridad de cosa juzgada, en el tema de los derechos humanos. Hacer una Auditoría de la deuda, es simplemente transparentar las cuentas públicas y mostrar a toda la comunidad lo que se hizo desde 1976, y lo que hoy su gobierno está obligado a afrontar", le dice el historiador.

Quien escribió eso sabe de lo que habla porque trabajó a la par de su padre en esa famosa investigación convalidada por la justicia federal de nuestro país. Y porque ha sido uno de los 6 expertos internacionales que junto a 10 especialistas ecuatorianos, más 4 funcionarios del gobierno de Rafael Correa (Ministerio de Finanzas, del Tribunal de Cuentas, de la Comisión Anticorrupción y del Fiscal General), trabajaron durante 16 meses en la investigación de la deuda ecuatoriana. El Decreto Ejecutivo Nº 472 de Correa creó esa auditoría el 9 de julio de 2007 y las conclusiones, basadas en más de 30.000 hojas tras análisis de toda la información disponible, se dieron a conocer oficialmente en Quito en noviembre del año siguiente.

El historiador compartió la labor, entre otros, con el belga Eric Toussaint, creador del Comité por la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo. Y colaboraron con él los también argentinos Miguel A. Espeche Gil, Salvador Lozada y Alfredo Carella.

El auditor argentino acompañó al presidente Correa a la cumbre del ALBA en Caracas, en las postrimerías de 2008, y al titular de la Asamblea Nacional Ecuatoriana, Fernando Cordero, al Parlamento Latinoamericano que deliberó en Panamá. En esas reuniones se decidió por unanimidad apoyar la moción de que los gobiernos de la región realicen auditorías sobre la deuda. Por lo visto en Argentina no le llevaron el apunte.

Mismos vicios

La auditoría ecuatoriana se denominó Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público (CAIC) y detectó numerosas irregularidades en el segmento de la deuda comercial (Bonos Globales 2012, 2015 y 2030, surgidos de la renegociación del Plan Brady en 1995 y siguientes reprogramaciones), así como en otros créditos internacionales.

En muchos de esos documentos no se fijaban los precios, dejándolos librados al omnímodo acreedor, se resignaba la soberanía ecuatoriana en favor de Nueva York, el deudor se obligaba a renunciar a hacer denuncias, los intereses eran leoninos, los colocadores de los bonos ubicaban a éstos por su cuenta y ganancia en el mercado, había comisiones y pagos salpicados por la corrupción, etc.

Olmos Gaona y sus colaboradores argentinos comentaron que en los archivos ecuatorianos habían visto mucha similitud con los 477 ilícitos cometidos en nuestro país, documentados por Olmos padre y certificados por Ballestero.

Allá y acá habían intervenido bancos como el Lloyd's británico y el norteamericano Citibank; allá y acá el BID había otorgado créditos para favorecer privatizaciones como las del sistema de agua potable; allá y acá los representantes del Banco Mundial habían reclamado como requisito los cambios en la legislación interna (Correa expulsó al representante de esa entidad en Quito); allá y acá los créditos estaban atados a que determinadas empresas ganaran las licitaciones, casos en Ecuador de la brasileña Oderbrecht y las italianas Ansaldo e Impregilo.

¿Qué hizo Correa con las conclusiones de la CAIC? En primer término, en noviembre de 2008 se declaró en moratoria de pagos de esos Bonos Globales que implicaban una deuda de 3.700 millones de dólares, un tercio de la deuda total.

Luego de un tiempo ofreció comprar esos títulos pero a sólo el 35 por ciento de su valor nominal, y el 91 por ciento de los tenedores lo aceptó sin chistar. De ese modo el presidente ecuatoriano, al asumir el cargo para su segundo mandato, el 10 de agosto de 2009, pudo informar que el resultado de la auditoría "significa un ahorro de más de 300 millones de dólares anuales durante los próximos veinte años, dinero que servirá ya no para los bolsillos de los acreedores, sino para el desarrollo nacional".

Convendría estudiar y aprender de lo actuado por Correa frente a la usura internacional. Si hubiera voluntad política en el gobierno argentino habría que hacer una auditoría y, esto es seguro, podría el país ahorrarse mucho dinero que iría a fines más justos y nobles. También, si se siguiera esa senda reparadora de los delitos, varios de los responsables de éstos, como Martínez de Hoz y Domingo Cavallo, deberían habitar algún pabellón de Villa Devoto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

En defensa propia

Juan Carlos Giuliani (ACTA)

Los factores de poder discuten en la Argentina de hoy en día si la deuda externa será pagada con las reservas del Banco Central o a través de partidas del Presupuesto Nacional. En cualquiera de los dos casos, el pueblo es el pato de la boda.

La cuestión no pasa por pagar la deuda externa con reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) o con políticas de ajuste sino por emprender una auditoría de la deuda externa para distinguir lo legal de lo ilegal, lo legítimo de lo ilegítimo y, mientras tanto, priorizar definitivamente la enorme deuda social.

Los excedentes de la Renta Nacional depositados en el BCRA deben servir para promover el desarrollo económico con equidad social en lugar de seguir saciando la codicia de los "fondos buitres". En cuanto a los gurúes de la restauración neoliberal, deberían tener muy en cuenta que después de la rebelión de diciembre de 2001 nuestro pueblo no va a tolerar ningún ajuste.

Desde la dictadura militar hasta nuestros días, los que gobiernan se llenan la boca afirmando que el país “va a honrar los compromisos contraídos con nuestros acreedores” para garantizar la “seguridad jurídica” de los inversionistas. Pretenden imponer la idea de que es políticamente correcto recaudar recursos internos para pagar las deudas contraídas con el exterior. Abonan la teoría del “Estado bobo”, que siempre tiene que pagar sin importar los motivos, sin discutir, informar, ni buscar responsabilidades.

La deuda externa de los países de América Latina y el Tercer Mundo está catalogada de odiosa e ilegítima precisamente porque sus pueblos no saben cómo, porqué y con quiénes se contrajeron esos compromisos que, para el destino de nuestras naciones, es algo así como arrojarse al mar con botas de cemento. Un suicidio.

Lo primero que hay que honrar es la mayúscula e inmoral deuda interna, para que la mayoría de la población pueda zafar del cepo de indignidad al que es sometida por los grupos de poder que siguen medrando con la expoliación de nuestras riquezas y la fuga de capitales.

En 1975, durante el gobierno de María Estela de Perón, la deuda externa ascendía a 7.800 millones de dólares, cifra que trepó a 45.100 millones al retirarse la dictadura militar en 1983. Al finalizar el primer turno de gobierno democrático de Raúl Alfonsín la deuda era de 65.300 millones de dólares; al cabo de dos períodos de Carlos Menem, en 1999, se situaba en 120.000 millones y Fernando De la Rúa la incrementó en 2001 a 146.219 millones de dólares.

Aunque no existen datos oficiales fiables, puede aseverarse con alguna certeza que pese al pago al contado de casi 10 mil millones de dólares al FMI realizado en enero de 2006 por la administración de Néstor Kirchner, se calcula que en la actualidad, durante el mandato de Cristina Fernández, el nivel de endeudamiento supera los 180.000 mil millones de dólares.

Alejandro Olmos –un patriota olvidado- inició la causa sobre la Deuda Externa en 1982 y el trámite judicial demoró 18 años. Recién en el 2000 el juez Jorge Ballesteros emitió un fallo donde plantea la ilicitud de la deuda y habla de la responsabilidad del Fondo Monetario Internacional (FMI) en ese ilícito. No obstante, esa deuda se sigue pagando y refinanciando.

En los cajones del Congreso de la Nación duerme desde hace casi una década el instrumento jurídico que permite determinar la responsabilidad política de cada uno de los actores en los sucesos que provocaron el fenomenal endeudamiento externo argentino.

El juez Ballesteros declaró el archivo de la causa por la Deuda Externa y remitió copia al Congreso para que adopte las medidas que estime conducentes para la mejor solución en la negociación de la deuda externa de la Nación que “ha resultado groseramente incrementada a partir del año 1976 mediante la instrumentación de una política económica vulgar y agraviante que puso de rodillas el país a través de los diversos métodos utilizados y que tendían, entre otras cosas, a beneficiar y sostener empresas y negocios privados -nacionales y extranjeros- en desmedro de sociedades y empresas del Estado que, a través de una política dirigida, se fueron empobreciendo día a día, todo lo cual, inclusive, se vio reflejado en los valores obtenidos al momento de iniciarse las privatizaciones de las mismas".

La doctrina de la Deuda Odiosa fue inventada por los Estados Unidos en 1898, al finalizar la guerra con España por la isla de Cuba. Consiste en la inexigibilidad de las obligaciones que se contraen y pesan sobre el pueblo sin que las mismas hayan significado algún beneficio para éste.

Invocar la doctrina de la Deuda Odiosa es un arma jurídica y política de vital importancia para el pueblo argentino. La Deuda Externa fue una alquimia financiera que permitió que nada entrara realmente al país y que, a través del universo virtual de la cibernética, se pudieran transferir dólares a casas matrices o cuentas en el exterior.

El aumento incesante del endeudamiento externo no es ajeno al proceso de concentración y desnacionalización de la economía. La Deuda Externa contraída al margen del Congreso, la estatización de la deuda privada realizada por Cavallo durante la última dictadura militar y el persistente y puntual pago a los acreedores externos a costa del sacrificio del pueblo, ameritan separar la paja del trigo.

Argentina tiene que actuar en defensa propia: pagar lo que debe en buena ley y desconocer el endeudamiento ilegítimo e ilegal contraído a favor de los grupos económicos dominantes.

Juan Carlos Giuliani es Secretario de Comunicación y Difusión de la CTA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Toda la dirigencia del país debe salir a defender la soberanía

Félix Herrero (INFOSUR)

La llegada al mar argentino de la plataforma Ocean Guardian, de la compañía británica Desire Petroleum, que comenzará a buscar petróleo al norte de las islas Malvinas, es inminente. El descubrimiento de crudo en las islas llevaría a terapia intensiva la estrategia diplomática argentina. "Pino" Solanas pidió una "acción más enérgica" y cambiar la política frente a Gran Bretaña. En este artículo, Félix Herrero da más detalles de la acción a seguir.

Cuando hay actividad en nuestras Malvinas, es una pregunta repetida cuál es la posibilidad de que exista gas y petróleo. Estos datos se remontan al decenio de los setenta, desde el descubrimiento anglonoruego en el Mar del Norte (1969). En 1975, el informe de la Universidad de Birmingham al Foreign Office daba cuatro o cinco veces más petróleo que en el Mar del Norte; por la misma época, el chileno Bernardo Grossling calculó 200.000 millones de barriles, el mismo volumen que hizo conocer la Universidad de Columbia; y en 1976, el informe Shakleton, de la armada británica, mencionaba volúmenes similares, como así también en 1978 el informe al Capitolio norteamericano de Glomer Exploration hizo un cálculo que superaba en nueve veces las reservas del Mar del Norte.

La exploración iniciada este mes por la plataforma venida del Mar del Norte fue anunciada por The Times en octubre, noticia de la que se hicieron eco los medios locales. Al iniciarse las actividades en base a permisos de exploración o concesiones otorgados por el gobierno kelper o por el Reino Unido, no bastan las débiles cartas diplomáticas de nuestro gobierno. Londres chantajea pretendiendo hacer creer que cualquier manifestación, por más blanda que sea, es provocativa y está dirigida a un conflicto no pacífico. Ésa es la visión del propio primer ministro británico.

¿Qué debe hacer el gobierno argentino? Cumplir con sus propias normas. Cuando en abril de 2007 la Secretaría de Energía nacional dictó la Resolución 407, nadie, en nuestro país ni en el extranjero, la criticó como medida bélica. ¿Qué dice esa resolución vigente? Que cualquier empresa que trabaje con permisos no otorgados por la Argentina no puede tener, al mismo tiempo, autorizaciones en el territorio y Mar Argentino. De acuerdo con la norma, en el caso que se verifique el incumplimiento de las obligaciones, no podrán actuar en nuestro mar y territorio las empresas que desarrollen o hayan desarrollado actividades no otorgadas por la Argentina.

Entonces, para ser efectivo, el gobierno argentino debe elaborar y dar a conocer al pueblo la lista de empresas, británicas o de otros países, que estén vinculadas con las empresas petroleras o de servicios hidrocarburíferos que hayan recibido autorización kelper o de Londres para trabajar en el mar de nuestras islas Malvinas, haciendo así posible la retroversión de los permisos que tengan en nuestro territorio.

También es necesario, como afirma Pino Solanas, que “toda la dirigencia del país tiene que salir a defender la soberanía argentina sobre los hidrocarburos de las Malvinas… bajo ninguna circunstancia debemos permitir que Gran Bretaña venga a llevarse nuestro petróleo”.

Félix Herrero es Director del Instituto de Proyectos de Proyecto Sur (IPPS).

Argentina – Islas Malvinas

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Un debate necesario, Malvinas y la defensa de nuestros recursos naturales

FETERA

La empresa británica Desire Petroleum anticipó que está próxima a instalar una plataforma, la Ocean Guardian, en el norte de las Malvinas, para comenzar a perforar en la base marítima de esa área, donde habría una reserva millonaria de petróleo. Según versiones periodísticas británicos, por estudios sísmicos se calcula que existirían unos 18.000 millones de barriles de crudo bajo las aguas del Mar Argentino y 350 mil millones en toda la Argentina.

Llamativamente, el anuncio de esta inminente exploración, -que no solo es un atropello a nuestra soberanía, sino que anticipa el brutal despojo de recursos naturales del que seremos víctima- no fue reconocido ni valorado en su verdadera dimensión por la mayoría de los medios de comunicación nacionales, que apenas si le dedicaron unos escasos centímetros en los diarios y les concedieron aún más escasos minutos en los noticieros televisivos y radiales, para informar, casi con indiferencia, que el gobierno argentino emitió una enérgica protesta por este acto unilateral británico y que dicha protesta fue rechazada por el Reino Unido con igual intensidad.

Lo cierto es que la sociedad argentina no tiene conciencia de lo que está en juego en este conflicto. La defensa de nuestro territorio y la de nuestros recursos naturales son una misma cosa y están directamente relacionadas con nuestra calidad de vida, y con la de nuestros hijos y la de las futuras generaciones de argentinos.

Es necesario que el tema sea puesto en las mesas de debate nacional, porque Malvinas es la representación más evidente de la Soberanía violentada, Malvinas está ligada a ese proceso político que avaló la enajenación de los recursos naturales y culturales de nuestro pueblo, Malvinas es la evidencia de ese proceso de entrega y vergüenza.

Los argentinos deben saber que esto que aparece hoy como noticia en los diarios, en realidad no es una novedad, es el resultado de más de 30 años de imposición y aplicación de un modelo económico neoliberal depredador que atenta contra la soberanía, el desarrollo sustentable, la identidad de los pueblos, las conquistas sociales y los derechos humanos. Basta con revisar algunos hechos relevantes de las últimas décadas en Malvinas para comprender qué nos pasó y qué no nos puede volver a pasar a los argentinos.

El petróleo de Malvinas

Hacia 1975, el Reino Unido ya había dejado ver sus apetencias por los recursos hidrocarburíferos, mineros y pesqueros del archipiélago malvinense. Cuando se desencadenó la guerra, en 1982, existían trece informes científicos internacionales que señalaban la importancia petrolífera de la cuenca sedimentaria de la que forman parte las Islas Malvinas.

En 1989, para reiniciar las relaciones, que se habían interrumpido tras la guerra, el Reino Unido y la Argentina firmaron los Acuerdos llamados “de Madrid”, donde supuestamente se “congelaba” la discusión de la soberanía por las Malvinas.

Sin embargo, desde entonces, los británicos se mantuvieron muy activos en la zona; contrariando los acuerdos suscriptos, ampliaron hasta 200 millas su Zona Económica Exclusiva y hasta 350 millas su Plataforma Continental, que abarca 3.500.000 km2 en la zona en torno a Malvinas.

En 1995, Argentina y Gran Bretaña firmaron un Acuerdo de Cooperación Petrolera, por el cual se crearía una zona especial al sudeste de las Malvinas, que sería explorada y explotada en conjunto -además, nuestro país accedió a todas las demandas comerciales con el Acuerdo de Pesca de Calamar (nos autolimitamos a pescar este crustáceo, principal recurso de los habitantes de las islas).

Cinco días después de la firma de los acuerdos petroleros, los kelpers licitaron 19 áreas y concedieron 12 contratos, presentándose cerca de medio centenar de compañías. Un año más tarde, el gobierno isleño entregó 7 licencias de exploración off-shore. Así comenzó la primera etapa de la fase exploratoria, etapa culminada en 2001.

Recién en 2007, cuando estaba por cumplirse el 25º aniversario de la guerra de Malvinas, el gobierno de Néstor Kirchner dio por terminada la cooperación con Gran Bretaña en materia de exploración y explotación de hidrocarburos en el Atlántico Sur, amparada bajo el “paraguas de soberanía” que rige las relaciones diplomáticas desde 1990. Según las explicaciones oficiales, desde que se firmó la Declaración conjunta argentino-británica de 1995 en cooperación hidrocarburífera, Inglaterra y la Argentina no coincidían en el área en que se cada país podía operar, por lo que aquel país concedía permisos de manera inconsulta con el argumento de que, merced a ese acuerdo, contaba con el aval argentino para hacerlo. También, ese mismo año, prohibió a las hidrocarburíferas operar en aguas argentinas sin permiso. Se entiende que ello comprende a las Malvinas.

Corolario

Los recursos naturales son el tema crucial en todo el planeta. El afán de dominio de los recursos naturales fue, es y seguirá siendo el gran detonador de conflictos. Hoy, alimentos, agua y energía, encabezan la lista de los bienes más codiciados, les siguen, entre otras riquezas, minerales y biodiversidad. La Argentina es privilegiada, lo sabemos: tiene de casi todo, abundante y variado. Pero esos bienes naturales están en general mal aprovechados, son mal conocidos y explotados, no existe una planificación racional para su aprovechamiento y, por ende, los resultados que se obtienen no satisfacen el interés nacional, que no es otro que el interés de todos sus habitantes.

El modelo neoliberal aplicado en la Argentina dejó muchas y profundas cicatrices, y uno de los que resultó más castigado es el sector energético, por ser el más avanzado y rentable. La pérdida de las riquezas y el poder que derivaban de la gestión de las empresas estatales del sector al servicio de los intereses populares, se convirtió en una de las más espectaculares resignaciones de soberanía política de que se tenga memoria.

En el caso de los hidrocarburos, la Argentina los considera como una simple mercancía y desconoce sus reales niveles de reservas. El mercado argentino de los hidrocarburos, al que se suman el del gas y la electricidad, constituyen campos donde predominan el descontrol estatal, la generación de hiperutilidades –que se van libremente al extranjero- la desinversión, la desaprensión por la naturaleza, la depredación de los yacimientos, la constitución de formas oligopólicas y la falta de previsiones para las generaciones futuras

La realidad es que estamos cumpliendo 200 años y no tenemos aún definidas estrategias claras sobre el uso y la defensa de nuestros recursos naturales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...