viernes, 12 de febrero de 2010

Costa Rica: Elecciones 2010, un debate indispensable

Luis Paulino Vargas Solís (especial para ARGENPRESS.info)

Lamento inmensamente no haberme equivocado cuando anticipé, en artículos escritos hace algunos días, que la coalición electoral de tres partidos, realizada a última hora, no tenía futuro alguno. Hoy la Costa Rica políticamente consciente y crítica se duele con amargura del resultado de las elecciones. El triunfo aplastante de las derechas y del oscurantismo religioso; los tristes resultados obtenidos por el PAC; la manifiesta imposibilidad del Frente Amplio para posicionarse como una fuerza política de peso nacional. Y, sin embargo, nada de esto debería sorprender. Es algo que estaba escrito en el devenir político del período posterior al referendo de octubre 2007. De nada sirve hoy llorar sobre la leche derramada. La realidad está ahí y tan solo queda una cosa: enfrentarla de la mejor forma posible.

Es obligatorio trascender las lamentaciones. Ojalá podamos también superar algunas trabas en nuestra forma de razonar que tiende a limitar gravemente nuestra capacidad para la crítica racional. Me refiero, entre otras, a la tendencia –tan usual en las izquierdas- al razonamiento principista y abstracto (que deviene agudamente descalificante por parte de algunos sectores), como también el refugiarse en tesis conspirativas que tienen un efecto tranquilizante –justo porque ofrecen una respuesta simple, geométrica y lineal- pero que son engañosas pues tan solo enmascaran las complejidades de la realidad entre manos. Esas son trampas metodológicas que, sugiero, debemos evitar. Lo acontecido este 7 de febrero debería ser asumido como una lección y un aprendizaje a partir de lo cual volver a construir. Pero, a su vez, ello demanda un esfuerzo por analizar la realidad con auténtico sentido crítico, es decir, sin concesiones ni maquillajes, incluyendo una buena dosis de autocrítica. He ahí, a su vez, una postura epistemológica que deberíamos observar con meticulosidad.

Propongo, para empezar, un recuento de hechos. Seguramente no será completo. Refleja, además, énfasis que me son propios, y que no necesariamente otras personas comparten. También hay de por medio un esfuerzo de interpretación que es debatible. Pero, a fin de cuentas, justo de eso se trata: hay que empezar por debatir y analizar lo acontecido y hacerlo sobre bases críticas y racionales. Si no somos capaces de tal cosa, tampoco lograremos aclarar estas tinieblas que hoy nos rodean y difícilmente podremos generar en el futuro respuestas mejores que las muy lamentables que hemos visto emerger durante el reciente proceso electoral.

Parto de una premisa que me parece muy básica, y que intento sustentar a lo largo de este artículo: la de que, más que un triunfo de las derechas, esta ha sido una derrota auto infligida del progresismo político nacional. En adelante, hablaré de progresismo considerando que es un término más amplio que podría incluir a quienes prefieren autodenominarse de centro.

He aquí ese recuento que les propongo:

- En perspectiva, el desenlace en las elecciones de 2006 y en el referendo de 2007, daban para pensar en la existencia de una importante fuerza política de oposición al neoliberalismo, que, a lo más, solo en parte era de izquierda, la cual tendía a confluir alrededor de ciertas tesis progresistas básicas. La significación que esa fuerza alcanzó, se realza a la luz de las condiciones tan desventajosas bajo las cuales se enfrentaron ambos procesos –en especial el del referendo-, más aún al considerar las irregularidades que en ambos casos se dieron.

- El PAC y Solís atrajeron hacia sí el respaldo de esa fuerza socio-política progresista en las elecciones de 2006, pero no necesariamente porque se percibiese que ese partido representaba satisfactoriamente sus aspiraciones. En realidad, el PAC ha sido como al modo de un mínimo común denominador que, ante la amenaza neoliberal –y en especial la amenaza del arismo-, terminaba por ganarse adherencias que, de otra forma, habrían buscado un destino diferente. Creo que el comportamiento electoral observado ratifica tal cosa: el porcentaje de quienes se reconocen a sí mismos como seguidores o militantes del PAC resulta ser, consistentemente, tan solo una fracción de quienes finalmente votan por el PAC, siendo notable el hecho de que este partido crece justo en las últimas semanas y día antes de las elecciones. Es en ese momento cuando, no teniendo otra salida atractiva a mano, el progresismo nacional se moviliza y activa a favor de la única opción que –aunque limitadamente- asume y representa algunas de sus aspiraciones y preocupaciones fundamentales.

- El proceso del referendo sobre el TLC tuvo características muy distintas de las propias de un torneo electoral. Superó ampliamente los límites de lo partidario y dio lugar a novísimas formas de organización y participación. Nunca como entonces el progresismo nacional debatió y disintió con respeto, dialogó en búsqueda de acuerdos y trabajó y cooperó construyendo alternativas organizacionales y nuevas formulaciones ideológicas. Es indudablemente cierto que el TLC introducía un factor coagulante –quizá irrepetible- que facilitaba establecer acuerdos. Pero también es verdad que en el proceso creció y se diversificó un tejido organizacional que, en principio, podría haber sobrevivido –al menos en una parte significativa- más allá de la coyuntura TLC.

- La derrota en el referendo provocó desmoralización y retraimiento y, por lo tanto, ocasionó una desmovilización relativa. También alimentó algunos de los comportamientos autodestructivos que, bajo ciertas circunstancias, tienden a aflorar en el progresismo nacional, sobre todo en algunos de los segmentos situados más a la izquierda, en este caso en la forma de una andanada de ácidas recriminaciones. A fin de cuentas, falló el debate racional en procura de dilucidar las causas de lo acontecido, y arrestos para, entonces, enfrentar la realidad generando respuestas novedosas. Eso es lo que no deberíamos dejar que se repita con motivo del lamentable resultado electoral que en este momento tenemos entre manos.

- La posibilidad de construir una amplia unidad socio-política de oposición al neoliberalismo aportaba el criterio fundamental desde el cual construir esas nuevas respuestas. Esa unidad debía tratar de aprovechar los tejidos organizacionales y las redes de cooperación construidas durante la lucha contra el TLC y, a la vez, debía aportar la fuerza impulsora que permitiera, no solamente mantener vivas tales potencias organizacionales, sino insuflarles nueva vida, nuevas motivaciones y energías.

- En los meses –y finalmente años- posteriores al referendo, esa posibilidad fue malograda de forma lamentable, conforme reiterábamos –aquí y allá- errores de la más variada naturaleza.

- En sentido cronológico, un primer error surgió de algunos sectores de las bases ciudadanas organizadas, que se mostraban reacios a reconocer cualquier liderazgo que proviniera de los partidos. No hablo de los grupos que sustentan un rechazo radical al mecanismo electoral y convocan a no votar, sino que me refiero a grupos que sí aceptan como válida la participación electoral, pero en los cuales tendió a prevalecer un criterio democratista a ultranza que perdía de vista lo que, a mi juicio, es una exigencia insoslayable de la realidad: que los grandes problemas colectivos en una sociedad compleja como la de la Costa Rica actual, no pueden ser resueltos desde asambleas u organizaciones ciudadanas autónomas, cuando, en realidad, ello requiere de una articulación sistémica que trascienda lo local o sectorial, siendo ella la razón –creo que muy básica- en virtud de la cual, los partidos siguen siendo un instrumento necesario (y solo eso, por cierto: un instrumento, ya que jamás deberían ser un fin en sí mismos). Lo anterior no niega que, en su nivel, la organización ciudadana autónoma constituya un instrumento muy poderoso de participación y construcción democrática.

- Este criterio democratista tuvo también otra manifestación, distinta pero relacionada con la mencionada en el párrafo anterior: la de negarse a razonar en una perspectiva que incluyera las elecciones 2010. Entonces, el incorporar esto último dio lugar a que algunos sectores descalificaban tales propuestas como electoralistas. En realidad, me parece, 2010 debió haber sido observado y trabajado como una meta importante dentro de un camino de más largo alcance, que deseablemente debía moverse más allá –incluso mucho más allá- de ese específico proceso electoral.

- Un segundo error –pero de efectos, creo, muchísimo más importantes, realmente decisivos- vino de la negativa que desde un principio emitió el PAC en relación con cualquier posible diálogo conducente a la construcción de alguna unidad socio-política suficientemente amplia e inclusiva. En la etapa pos-referendo, y con miras al proceso electoral de 2010 (y, ojalá, más allá de este), se hacía inevitable que los partidos asumieran un liderazgo. Debían hacerlo, aún si, como he indicado, algunos sectores de la ciudadanía organizada se mostraban reacios a tal posibilidad. Debía ser un liderazgo muy democrático, respetuoso y dialógico, tal cual lo demandaban las extraordinarias experiencias de construcción organizativa y participación ciudadana gestadas durante la coyuntura de la lucha contra el TLC. Pero, insisto, no veo quién ni cómo podía sustituir ese liderazgo, si este no era asumido por los propios partidos. Pero, entonces, el papel del PAC devenía ahí crucial: por razones obvias, ningún otro partido podía asumir la responsabilidad de convocar y conducir los necesarios procesos de diálogo. Porque, insoslayablemente, la convocatoria debía construirse como una invitación al diálogo. En primera instancia, el PAC debería haber convocado a ese diálogo a los demás partidos, incluso a los que no tenían representación parlamentaria, para, una vez construido un liderazgo político-partidario sólido y unificado, convocar a procesos más amplios de diálogo con la ciudadanía. La historia, sin embargo, es bien conocida: el PAC declinó asumir ese liderazgo.

- Esto último generó un enorme vacío y propició que creciera la confusión y, con el tiempo, la fragmentación. En ese contexto surgieron múltiples iniciativas, en su mayoría desde organizaciones civiles. Aquí, sin embargo, emergió y se reiteró otro error: la prevalencia –al menos en algunos sectores- de una tesis maximalista según la cual la unidad o alianza debía construirse exclusivamente con base en convenciones abiertas donde, sin restricciones de ningún tipo, debían elegirse todas las candidaturas: desde regidores hasta la presidencia. Subrayo que, en general, esta propuesta reflejaba una noble inquietud democrática. Sin embargo, me parece que, a poco andar, fue mostrándose como una opción muy poco realista, y ello por una multitud de razones: desde el hecho de que no se estaban tomando en cuenta adecuadamente algunos intereses –en general perfectamente legítimos- de los partidos, hasta razones operativas y logísticas, atinentes a los plazos y recursos disponibles. Emergía aquí de nuevo una visión democratista que, no obstante sus buenas intenciones y honestidad, resultaba inapropiada frente a los problemas que la realidad planteaba. Esto complicó gravemente el establecimiento de acuerdos básicos, al menos entre aquellos sectores que, fuera del PAC, intentaban construir alguna alianza.

- Así, con el pasar de los meses, y conforme se cerraban los canales de entendimiento entre los partidos, la gente que se había conjuntado y organizado contra el TLC tendió a disgregarse según el partido de sus preferencias. El proceso se agudizó cuando el PAC se negó incluso a considerar la posibilidad de construir alianzas cantonales. Muchas otras personas políticamente activas, que no tenía una adscripción partidaria específica, se sintieron defraudadas ante la incapacidad de los partidos para construir un liderazgo que convocara y aglutinara. Ello provocó mayor alejamiento y agudizó la dispersión. Este proceso de descomposición simplemente ratificaba –por negación- la importancia del liderazgo que debió haber sido ejercido por los partidos y, en especial, por el PAC. En ausencia de tal liderazgo, las fuerzas disgregantes se desataron libremente.

- Luego, y para terminar de profundizar este proceso de descomposición, el PAC tomó una decisión que, de alguna manera, vino a ser la cereza sobre el pastel: buscó afanosamente romper la alianza –la cual se había profundizado considerablemente durante la coyuntura TLC- con los sectores de izquierda y centro izquierda. Procuró, entonces, posicionarse en una suerte de centro derecha. Quizá haya sido ese un intento por reconciliarse con sectores de la oligarquía, devenidos acérrimos enemigos del PAC. Quizá haya sido la respuesta generada a partir de un diagnóstico equivocado, según el cual para ganarse el electorado era preciso mostrarse “moderado” y lejano de las izquierdas. No se tomó en cuenta que esas izquierdas, en sus múltiples expresiones, dieron un aporte sustantivo al movimiento contra el TLC, sin el cual este difícilmente hubiese alcanzado la fuerza –y la convocatoria electoral- que llegó a lograr. El caso es que ello profundizó el extrañamiento y lejanía respecto de sectores del progresismo nacional, de los cuales el PAC necesita para una más eficaz movilización electoral.

- Otros partidos no lo hicieron mucho mejor que el PAC. El Frente Amplio fue capaz de ofrecer notables –incluso excelentes- candidatos y candidatas a las diputaciones, pero tendió a quedar atrapado en un voluntarismo simplista, que le hacía imaginar una realidad maleable y le infundía un cierto aire redentorista, en vez de asumir con criticidad las terribles limitaciones dentro de las cuales debía moverse. Haber entendido esto último quizá hubiera propiciado establecer oportunamente procesos más amplios de diálogo y entendimiento, que trascendieran las coaliciones cantonales que –justo es reconocer- fueron promovidas activamente por el FA.

- De tal forma, el progresismo nacional entra al proceso electoral habiendo dilapidado el acervo organizacional que le diera una fuerza impresionante en la lucha contra el TLC. Aquellos tejidos sociales y redes organizacionales estaban en jirones y lo poco que aún quedaba, terminó de ser desbaratado con el transcurrir de los primeros meses de la campaña electoral, en la cual el PAC jamás logró tener iniciativa. La coalición PAC-Alianza Patrótica-PIN, firmada en enero, como la lluvia de adhesiones de personalidades muy notables recibidas por el PAC en los últimos días previos a las elecciones, simplemente venían a ratificar la enorme confusión que incubó y condujo al desastre. Se creyó que de esa forma, y como por ensalmo, podía sustituirse la base organizacional y la movilización ciudadana destruidas.

- Lo demás es una historia bastante trillada. Quizá la única sorpresa -muy relativa- la dio el impacto provocado por la agresivísima campaña libertaria. Lo demás no tenía un gramo de novedad: los millones dilapidados por los partidos oligárquicos; la estupidez como marca distintiva de su campaña; el boicot sistemático de los medios; la irresponsabilidad, ligereza y arrogancia del Tribunal de Elecciones; la maquinaria clientelar. Ni siquiera la operación de asfixia financiera que los bancos aplicaron resulta sorprendente ¿No son estos, acaso, los tiempos de la tiranía en democracia? ¿O es que alguien podría ser tan iluso para pensar que el neoliberalismo se la querría poner fácil a sus opositores?

- Quedan pendientes muchas preguntas, algunas de las cuales se relacionan directamente con el PAC ¿Es el suyo un problema subsanable o nace estructuralmente de su misma base y concepción partidaria? ¿podría el PAC ser en el futuro el eje sobre el cual construir una amplia alianza social y política progresista, o ha de intentarse tal cosa –algo bien difícil- sin contar con este partido? Podemos especular sobre posibles respuestas. De momento, diré que me parece que lo que ocurra en los próximos meses dentro de ese partido, podría ser decisivo para ir avizorando cuál podría ser su papel en el futuro.

La oligarquía neoliberal soñaba con aplastar a sus opositores y, por esta vez, lo logró. Pero esto es menos un triunfo del neoliberalismo que una derrota de la oposición progresista. No fueron sus aciertos, sino principalmente nuestros errores. Entender tal cosa podría marcar una diferencia sustantiva si en verdad aún abrigamos la esperanza de construir un futuro distinto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El antiimperialismo de ahora y la revolución continental

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

Al destacar el carácter antiimperialista que adquiriría cualquier iniciativa revolucionaria socialista en nuestra América, hay que advertir que no es simplemente porque éste sea parte de la tradición retórica de las diversas organizaciones de izquierda denunciando el pillaje y el poderío hegemónico ejercido por Estados Unidos sobre nuestros pueblos.

Esto va en correspondencia con el hecho que mucha gente está consciente de la grave amenaza que siempre ha representado del imperialismo yanqui para la soberanía y la autodeterminación de la América mestiza, algo que se ha incrementado en las últimas décadas, más de lo que pudo lograrse en el pasado. Ahora hay cierta identidad -no profundizada, por supuesto- con la lucha antiimperialista que ya a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX germinara en nuestra América, víctima de las apetencias territoriales y de recursos estratégicos, primeramente, por parte de Europa y, más tarde, de la potencia emergente del Tío Sam. Este último elemento de comprensión de nuestra historia común latinoamericana está reivindicando de modo acelerado, a lo largo y ancho del Continente, la gesta cumplida desde las guerras de independencia por nuestros pueblos, de modo que ya las nuevas generaciones latinoamericanas interpretan en qué línea de acción y motivaciones reales se inserta la lucha antiimperialista en nuestro tiempo y en qué medida podremos nutrirnos de los aportes de aquellos primeros luchadores antiimperialistas que enfrentaron el coloniaje español.

Es inevitable que esto sea así. La misma dinámica de la historia contemporánea, caracterizada por el abismo profundo que separa las naciones más poderosas económicamente del resto del planeta, impone una nueva visión humanista que nos haga entender que todas nuestras diferencias sociales y políticas tienen una raíz en común: el modo de producción capitalista y, con él, el imperialismo desarrollado por los países europeos y Estados Unidos, solos o conjuntamente. Ello contribuiría a entender el por qué nuestros mercados siguen dominados por las metrópolis y por qué, cuando se busca defender la soberanía nacional, somos víctimas de golpes de Estado, asesinatos o invasiones militares (algunas de ellas, legitimadas por gobiernos títeres cómplices y organismos internacionales como la OEA y la ONU).

Una revolución socialista a nivel continental, con sus rasgos particulares en cada país latinoamericano y caribeño, forzosamente tendrá que enfrentarse al hegemonismo capitalista, lo mismo que al imperialismo, definido por Lenin como su fase superior, lo cual no puede ignorarse, creyendo que ambos no tienen conexión alguna. Sería una seria contradicción que, a la larga, podría perjudicar la marcha de un proceso revolucionario simultáneo en nuestra América que sería ejemplo para el resto del planeta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Panamá: Peligros en Darién

Julio Yao

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han acusado al gobierno panameño de haber liquidado “a mansalva” a tres de sus integrantes y de coordinar con el gobierno colombiano ataques a su organización. La acusación tiene graves implicaciones y connotaciones.

El gobierno panameño tiene el deber de prohibir y contener la presencia ilegal de civiles, militares o insurgentes dentro de su territorio, así como la potestad de coordinar con el de Colombia que esta tarea se haga con respeto a la soberanía nacional de ambos países. Lo que no puede hacer el Senafront o cualquier otra fuerza especial panameña es asesinar a los elementos irregulares, aunque su condición en nuestro país sea ilegal en Darién o en cualquier punto de la geografía nacional.

Si se comprueba la veracidad de las acusaciones de las FARC -que suelen ser muy precisas y responsables en estos casos- el gobierno panameño estaría enfrentando dos tipos de delitos diferentes. Por un lado, el Senafront sería responsable de crímenes de guerra, pues si los presuntos guerrilleros fueron liquidados “a mansalva” es que no lo hicieron en combate, y esto no lo permite la Convención de Ginebra. Las informaciones que circulan por todo Panamá indican que los tres presuntos guerrilleros estaban bañándose o desprevenidos o no portaban armas, o sea, fueron asesinados, cosa que no debe enorgullecernos en forma alguna. Debe aclararse si dichos elementos fueron emboscados o ejecutados a boca de jarro, pero tranquiliza conocer que las FARC tienen la firme disposición de “ no atacar a fuerzas vecinas ” ni trasladar su conflicto hacia países fronterizos, lo que no les resta, por supuesto, su derecho a la defensa propia.

En segundo lugar, la coordinación militar y estratégica de Panamá con Colombia significaría que Panamá está violando su propia Constitución, pues nuestro país no está autorizado para entrar en alianzas militares de ninguna naturaleza, dada la condición de que no podemos poseer ejército, salvo que una operación con ese propósito sea autorizada por la Asamblea Nacional, cuya autoridad para aprobar o improbar acuerdos internacionales no se discute. Una alianza militar entre Panamá y Colombia -secreta por demás- constituiría una violación del Tratado de Neutralidad, que obliga a Estados Unidos y Panamá a impedir que se produzcan amenazas al Canal interoceánico (Artículo II).

Panamá no puede ser partícipe del Plan Colombia ni abiertamente, ni de manera encubierta. Es de especial importancia advertir que el presidente Álvaro Uribe felicitó al gobierno panameño por el operativo contra las FARC, lo cual confirmaría que Panamá está siendo integrada al conflicto del hermano país, cuyo enfoque militar ya fracasó, y que el involucramiento de Panamá en Darién no es ya en contra del narcotráfico tan solo, sino que se comprende en el marco de una intervención multifacética a nivel regional que se ensaya bajo la jefatura del Comando Sur de Estados Unidos. Recordemos que Estados Unidos obtuvo el uso y control de siete bases militares colombianas con alcance continental en el mismo momento y fecha en que el gobierno panameño anunció el establecimiento o construcción de bases aeronavales en ambos océanos. ¿Qué busca el presidente Uribe en Panamá?

La escalada militar y el derrame del conflicto colombiano hacia Panamá bajo el Plan Colombia o el Plan Patriota refuerzan las tendencias de remilitarizar a nuestro país y a crear las condiciones para el retorno abierto (ahora lo es secreto) y sin contemplaciones de las fuerzas armadas de Estados Unidos, que manipularían el temor en amplios sectores de la sociedad panameña para afianzar aún más su control sobre los temas alusivos a la seguridad internacional. Pero el actual es un torbellino que pudiera acabar con el proceso hacia la democracia en nuestro país.

Es indispensable usar la diplomacia, contar con una visión verdaderamente nacional y latinoamericanista que nos integre al mundo sin prejuicios, sin temor y sin cobardía, y que nuestra política exterior represente al conjunto de la nación panameña y no únicamente a los sectores empresariales del país, porque, por más exitosos que pudieran ser bajo el neoliberalismo irracional, ellos no son el pueblo y no expresan el espíritu nacional.

Los panameños no tenemos que ser enemigos de Estados Unidos, pero tampoco ser su apéndice ni ser utilizados como instrumento para dividir y debilitar a la comunidad de naciones latinoamericanas.

Los intereses nacionales de Panamá no pueden ser comprometidos en acciones bélicas que van a contracorriente de nuestra tradición histórica de convivencia pacífica, no intervención y diplomacia en la solución de conflictos internacionales. Es necesario volver a nuestras raíces, aprender de las lecciones que nos dejan más de 160 años de relaciones amargas con Estados Unidos, y volver a construir una política exterior coherente, pública y ética, sobre los mismos principios que nos dieron antes brillo internacional. Es necesario no apartarnos del río de nuestra historia.

Julio Yao es ex asesor de Política Exterior y de las negociaciones de los Tratados Torrijos-Carter de 1977, catedrático de Relaciones Internacionales y Derecho Internacional.

Foto: Ricardo Martinelli, presidente de Panamá. / Presidencia Panamá

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

En Haití devastada: Sigue sumisa la ONU ante Washington

Antonio Peredo Leigue

La falta de logística en el aeropuerto de Puerto Príncipe, capital de la destruida Haití, está retrasando la distribución de la ayuda que llega constantemente. Los soldados norteamericanos se han apoderado de esa terminal y, haciendo caso omiso de los reclamos internacionales, disponen de los alimentos, las medicinas y otras vituallas que donan distintos países.

Dieciséis mil soldados del ejército estadounidense llegaron prontamente y de inmediato mostraron su propósito. Lo primero que hicieron fue apoderarse del aeropuerto; allí, deciden incluso cómo y cuándo deben llegar los aviones de apoyo, al punto que una nave venezolana debió esperar tres días en República Dominicana por orden de los ocupantes de Haití.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha mantenido un silencio cómplice. La OEA sigue impávida. La muerte de 250 mil personas, una cantidad no precisada de heridos de diversa gravedad y más de 2 millones de damnificados no conmueven a las organizaciones internacionales que debieran estar allí desde el mismo momento en que ocurrió el terremoto. No olvidamos que, hace varios años, están los cascos azules de la ONU con la declarada intención de defender la democracia y mantener la paz. Se reconoce la ayuda que prestaron en estos días trágicos, reivindicándose de la imagen negativa que tenían ante el pueblo haitiano. Pero ahora, frente a los 16 mil efectivos de Estados Unidos, que tienen el propósito de hacerse dueños del país, nada pueden los cascos azules y nada quieren hacer la ONU y la OEA.

Este no es un reclamo de políticos contrarios a Washington. El gobierno de Francia, a través del secretario de Estado de Cooperación, Alain Joyandet, ha reclamado a la ONU que se precise el papel de Estados Unidos en la devastada Haití. Recordemos que Francia es uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. Ese reclamo debió concretarse en una reunión inmediata de aquel Consejo. Pero es improbable, porque tendría que desnudarse la intención anexionista del gobierno de Barak Obama.

Bolivia está conciente de estos peligros. El presidente Evo Morales ha anunciado que pedirá una reunión urgente de la asamblea, donde la ONU discuta la ocupación de Estados Unidos y la condene. Como no hay mucha esperanza en que esto suceda, se reunió en Quito UNASUR. Allí, Álvaro García, vicepresidente boliviano, declaró oficialmente: “temo que Haití, de no haber un rechazo rápido por parte del Continente, se convierta en otra base norteamericana”. Añadamos que sería una base asentada sobre miles y miles de cadáveres. Eso, como se demuestra a diario, no tiene importancia para la Casa Blanca ni el Pentágono. Que lo digan iraquíes y afganos, que lo recuerden panameños y granadinos, que reavivan sus heridas dominicanos y nicaragüenses; ni un solo país de Nuestra América, ni uno solo, quedó libre de ese brazo interventor.

Con esa tropa, que incluso se adueñó de la ayuda de otros pueblos, no se puede ni siquiera pensar en la reconstrucción de Haití. Porque en Haití no sólo faltan alimentos y medicinas y agua y viviendas y escuelas y transporte. Falta construir de nuevo ese país. Haití lo necesita. Haití lo merece, pues fue la primera nación de este suelo nuestro en independizarse de Europa. Porque los haitianos, privándose de sus propios requerimientos, ayudaron a nuestros próceres a organizar la lucha contra la colonia española. Porque ha sido y sigue siendo el pueblo más maltratado, humillado y explotado de este continente. Porque, siendo un hermano nuestro, todos los golpes que reciba, todas las heridas que le inflijan, son golpes y heridas sobre nosotros mismos.

Lo diremos en términos prácticos: la ocupación indefinida de Haití, es un atentado contra el proceso de unidad de nuestras naciones. Ningún país de Nuestra América puede mirar con indiferencia y mucho menos aprobar, un crimen de tal naturaleza.

Objetivamente, esta es la función que debía cumplir la Organización de Naciones Unidas, pero hace mucho tiempo que dejó de hacerlo. Aún teniendo derecho al veto en el Consejo de Seguridad, Washington no espera ninguna resolución para actuar como desea; lo hizo incluso contra la resolución de ese Consejo. Una vez más, la ONU demostró su inutilidad p0ara cumplir su misión de preservar la soberanía de las naciones y la paz en el mundo.

Foto: Haití, Terremoto - Soldados de la 82 División Aerotransportada del Ejército norteamericano arriban al Aeropuerto Internacional de Toussaint L’Ouverture la Capital haitiana Puerto Príncipe. / Autor: Chad Chisholm – USAF - DOD

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Haití: “Los gobernadores del rocío” (Parte II)

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS.info)

Como decíamos en el artículo anterior Jacques Roumain, el autor de la novela que lleva el título de este articulo, se conoció con el poeta cubano Nicolás Guillén en un Congreso de organizaciones antifascistas realizado en Madrid en 1937, en el marco de la guerra civil española.

Nicolás, diez años más tarde, dedica una de sus maravillosas Elegías al amigo haitiano. La misma, de 8 páginas, empieza así “Grave la voz tenía/era triste y severo/ de luna fría y de acero/resonaba y ardía….” Años mas tarde, al describir la tragedia de Haití, de los Duvalier, la miseria y el hambre escribe “…lo que hablábamos Jacques….Allí esta, permanece como una gran pagina de piedra/como una gran página sin vida y resabida, que todos dicen de memoria, que nadie vuelve y arranca/ de ese tremendo libro haitiano/ por esa misma página sangrienta haitiana,/sangre en las espaldas del negro inicial”

El pasado 11 de febrero se cumplió un mes del sismo, uno de los mas grandes de la historia moderna de nuestro planeta, que afectó a la nación haitiana, con mas de 250 mil muertos, miles de heridos, mutilados, y prácticamente la totalidad de las viviendas de su capital Puerto Príncipe destruidas. Uno de los pocos edificios que quedó en pie es la Embajada de los Estados Unidos, un bunker que, además, es la sede en la región del Comando Sur del Ejército estadounidense.

Mientras se empezaba a organizar la solidaridad, y llegaban a la nación afectada centenares de médicos cubanos, hospitales de campaña de esta nacionalidad y venezolanos, y el Presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez anunciaba la condonación de la deuda que tenía Haití por 167 millones de dólares, la Casa Blanca, ocupada por el ”Premio Nobel de la Paz 2.009”, disponía el desembarco de 10.000 marines, que ocuparon militarmente esta nación caribeña, bajo el paraguas de la Misión de Paz de Naciones Unidas.

Este apresuramiento de Estados Unidos tuvo días después alguna explicación. Aprovechando la catástrofe la nación imperial veía la posibilidad de apoderarse de las reservas de petróleo existentes en la plataforma continental de Haití, descubiertas por técnicos de PDVSA, la petrolera estatal venezolana.

Meses antes del siniestro el gobierno de René Préval había acordado con Hugo Chávez, la explotación y extracción de aquellas, generando un gran disgusto en Washington, que considera a la nación haitiana parte de su “patio trasero”.

Las entidades financiera internacionales -FMI, BANCO MUNDIAL Y BANDO INTERAMERICANO DE DESARROLLO- discuten que hacer con la deuda que con ellos tiene este pequeño país, y la Unión Europea ha entrado en un duro debate entre sus miembros por la clara incapacidad que ha tenido para coordinar la ayuda, al mismo tiempo que Francia, la ex potencia colonial, reclama a los Estados Unidos por la ocupación del aeropuerto de la capital haitiana, que impide el arribo de aviones del país galo.

Al mismo tiempo Obama constituye una comisión para la reconstrucción de Haití con los ex presidentes Busch y Clinton y el Congreso norteamericano aprueba el presupuesto militar mas grande de la historia- 856 mil millones de dólares, que como dice el Comandante Fidel Castro en sus Reflexiones del pasado 7 de febrero “…Haití vive una catástrofe sin precedentes, mientras en el lado opuesto del planeta continúan desarrollándose tres guerras y conflictos crecientes, que consumen mas del 2,5% del PIB mundial, una cifra con la que podrían desarrollarse todos los países del Tercer Mundo, y, tal vez, evitar el cambio climático….”

Con menos del 5% del presupuesto militar votado por el Congreso estadounidense se podría reconstruir este pequeño país del que Martí dijo “…La isla donde triunfan en condiciones favorables de clima y larga permanencia, el ensayo dichoso de la vida, libres en el trabajo y con gran sentido colectivo y de respeto mutuo”.

Como Manuel y Anaisa, los personajes de la novela de Roumain, todo el pueblo haitiano, lucha junto a las brigadas solidarias de los países del ALBA, para superar ese trágico 11 de enero, recordando los versos del poeta “…No tiembles el combate es nuevo/la oleada viva de tu sangre elabora sin yerro/constante una estación/la noche se ha ido al fondo de las charcas/ el formidable dorso de un astro apenas dormido…”

Ver también:

Manuel Justo Gaggero es ex director del Diario El Mundo-abogado y periodista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: El Banco Barclays designado por Boudou en el canje de deuda es el principal accionista de la empresa que explotará el petróleo en Malvinas

Mario Cafiero - Javier Llorens

Seguidamente transcribimos el informe que dio origen a la denuncia penal efectuada en el día de la fecha contra el ministro de Economía Amado Boudou, por haber designado al banco inglés BARCLAYS BANK PLC como coordinador global para la reapertura del canje de deuda, pese a ser dicho banco el principal accionista institucional de la empresa DESIRE PETROLEUM, petrolera inglesa que este mes pretende comenzar a explotar el petróleo en nuestras Islas Malvinas.

Como todos sabemos, este proceso de reapertura del canje tuvo en el mes de enero pasado una serie de hechos institucionales conmocionantes, que culminaron con la destitución del presidente del Banco Central, ante la exigencia de dicho banco de que se pusieran las reservas del Banco Central como garantía del pago de la deuda en ese proceso de reestructuración. Se generó así una promiscua situación entre deuda externa, el respaldo indispensable de nuestra moneda, y el gravísimo conflicto externo que enfrentamos como nación.

Ningún país serio del mundo habría aceptado un cóctel de esta naturaleza, que conlleva a poner en manos de un súbdito inglés nuestro problema de la deuda, con el requerimiento de inusitadas condiciones financieras que depararían un aún mayor debilitamiento de nuestro país, frente al gravísimo conflicto internacional que enfrenta, el mas importante de nuestra historia por la enorme magnitud de los recursos en juego, ante los cuales la cuantía de nuestra deuda externa se reduce a un monto insignificante.

La reiterada tibieza del gobierno argentino frente a la consumación del despojo en Malvinas tiene una explicación. Mas allá de sus tonantes declaraciones, la necesidad de normalizar la “deuda externa”, le impide actuar de manera soberana e independiente en su política exterior. Estos lazos de sujeción invisibles son los aspectos no monetarios de la deuda externa, que condiciona nuestros destinos como nación.

La denuncia ante la Justicia Penal para que investigue la comisión de delitos y que revoque el contrato con la Barclays realizada por el Dr. Ricardo Monner Sans recayó en el Juzgado 9 a cargo de Julián Ercolini, Fiscalía 10 a cargo del Dr. Miguel Angel Osorio. Texto disponible en: http://proyectonacional.wordpress.com/novedades/

Atentamente

Mario Cafiero - Javier Llorens

La conexión entre el canje de la deuda externa y la explotación petrolera en Malvinas: El Barclay´S Bank

1. ¿Qué está pasando en Malvinas y Atlántico Sur?

Desde hace varios años venimos denunciando la grave situación de permanente retroceso diplomático, político y económico de la Argentina en Malvinas y Atlántico Sur. Un resumen de estos trabajos puede leerse en este sitio web.

Pero es en este último año cuando el Reino Unido ha concretado aceleradamente una serie de hechos que han agravado fuertemente este retroceso. En efecto durante el año pasado el Reino Unido:

• En Marzo elevó una propuesta al Parlamento Europeo proponiendo transformar en europea la base militar inglesa en Malvinas.

• En Mayo presentó en la secretaria de CONVEMAR de las Naciones Unidas la extensión a 350 millas en torno a Islas Malvinas, Sándwich y Georgias del Sur. Se trata en total de una superficie de 3.500.000 km2, casi equivalente a todo el territorio continental argentino.

• En Octubre, en una actitud abiertamente belicista se conoció el envió de cuatro aviones TYPHOON de máxima tecnología de combate a la base militar Mont Pleasant en Malvinas , donde a la par se realizaron intensísimos ejercicios militares presididos por el Jefe de Estado Mayor Conjunto de las FFAA británicas. Además se nombró como gobernador de las islas a un militar británico proveniente de Irak, experto en misiones en regiones de alta conflictividad como Líbano e Irlanda del Norte.

• En Diciembre entró en vigencia del Tratado de Lisboa que aprobó la Constitución Europea e incorporó como territorio de ultramar europeo a las islas Malvinas, Islas del Atlántico Sur y Territorio Antártico Británico.

Lamentablemente no ha habido por parte del gobierno nacional una mínima respuesta o cambio de estrategia ante esa escalada de hechos. Su única reacción fue el rezongo, cada vez más tardío y más estéril, consintiendo así en la práctica con esa escalada de hechos consumados. La política de seducción (“Winnie Pooh”) del ex canciller Di Tella, fue sustituida por la política del rezongo inconsecuente del actual gobierno, sin que para nada cambiaran sus resultados. Por contrario, imitando esa política del “Winnie Pooh”, recientemente nuestra presidenta al asumir el mandato del Unasur, dijo que su principal objetivo era llegar a un acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea.

Tampoco estos temas han sido objeto de preocupación alguna por parte de la oposición parlamentaria, la que parece vivir en Babia ante esta gravísima cuestión, que es el principal desafío geopolítico que Argentina y America Latina enfrenta en su historia, después de la gesta de su independencia. Nuevamente -pese a los predicados de la doctrina Monroe- enfrentamos un agudo conflicto territorial con la principal potencia europea, habiéndonos convertido en estado corribereño de Europa, con una enorme zona de disputa de por medio, que cobija enormes riquezas mineras, ictícolas, e hidrocarburíferas, equivalentes estas a cincuenta veces nuestra deuda externa.

2.¿Cuáles son las áreas de supuesta "cooperación"?

Al inicio del 2010 se conoció públicamente que se encuentra rumbo al Atlántico Sur la plataforma petrolera Ocean Guardian que la empresa DESIRE PETROLEUM contrató para explorar petróleo en Malvinas. Frente a esta nueva gravísima lesión a nuestra integridad territorial, que ya habíamos denunciado, el gobierno argentino nuevamente elevó “su más enérgica” e inconsecuente “protesta”. Si esta es la única energía que el gobierno pone, para enfrentar este que es sin duda nuestro principal problema externo nacional, no caben dudas que los resultados no van a cambiar.

Al mismo tiempo se produjeron una serie de hechos que ponen en evidencia una maniobra envolvente muy británica, de aproximación indirecta por parte del Reino Unido, consistente en acercamientos deportivos, civiles y sociales -con casamientos incluidos- con los habitantes de las islas. Y la especial invitación a un grupo de legisladores de la oposición bipartidista, para que realizarán una visita oficial paga de alto nivel a Londres, coincidente con el anunció de la zarpada de plataforma petrolera Ocean Guardian hacia Malvinas. Lamentablemente dichos representantes bipartidistas estuvieron muy lejos de estar a la altura de las circunstancias, ya que ni siquiera atinaron a retirarse dignamente, al quedar en evidencia que esa invitación era solo parte de una premeditada manipulación diplomática.

Pero la inopia del gobierno que se extiende a la oposición bipartidista, no parece ser casual. Existen otras razones de peso, otras prioridades gubernamentales compartidas por la oposición bipartidista, siempre preocupada por honrar la deuda, que explican la misma. Una pista de ello la encontramos en las palabras del canciller británico David Miliband. En declaraciones reproducidas por las agencias internacionales el 8/02/10, el jefe de la diplomacia británica manifestó su "confianza" en que ambos países mantendrán un diálogo diplomático en relación al problema sobre la exploración petrolera y gasífera en el Atlántico Sur, y sostuvo: "Pienso que el gobierno argentino tiene más áreas para cooperar con el Reino Unido que para disentir".

¿Cuales son esas “áreas”? ¿Dónde se entrecruzan los intereses argentinos y británicos, de manera que no pueda deshacerse el nudo que nos ata a tanta pasividad e inoperancia?

3. ¿Quien es la empresa DESIRE PETROLEUM que va a explotar el petróleo en Malvinas?

La información que transcribimos no es información reservada ni secreta, sino que está disponible en el diario inglés Finantial Times que es de acceso gratuito y público por Internet. De acuerdo a este tradicional periódico de la City londinense los accionistas de la empresa DESIRE PETROLEUM Plc son los siguientes:


Según la información del Financial Time, el Barclays Bank detenta el 4,45% de las acciones de Desire Petroleum a partir del 16 de septiembre del 2009, siendo su principal accionista institucional. El Director Ejecutivo de DESIRE PETROLEUM es Ian Gordon Duncan. Se trata de un geólogo con una experiencia de más de 30 años en la industria petrolera y de exploración. Comenzó su carrera en Exxón, antes de unirse a Clyde Petroleum PLC, donde fue nombrado director en 1991. Entre 1990 a 1997 fue Director Gerente de la filial de Clyde en los Países Bajos. Clyde es una empresa especializada en la extracción de petróleo en el Mar del Norte. Duncan fue nombrado director ejecutivo de DESIRE PETROLEUM en marzo de 2005.

En el Anexo agregamos un cuadro con los accionistas y directores de las otras empresas británicas que han sido beneficiadas con áreas de exploración petrolera en Malvinas.

4. ¿Que relación tiene el BARCLAYS BANK con el gobierno argentino?

En julio del 2008 en el marco del agudo incremento de los precios del petróleo, el BARCLAYS BANK manifestó su interés en adquirir el 5 % de las acciones de DESIRE PETROLEUM. En septiembre de ese año la presidenta anunció desde Nueva York -como para dejar contenta a la gran banca internacional- que Argentina estaba en conversaciones con un grupo de bancos encabezado por el BARCLAYS BANK y secundado por el Citibank y el Deustche Bank, para la reapertura del canje de deuda.

En octubre de 2009, al mes siguiente de haber concretado la compra de las acciones de DESIRE PETROLEUM, el BARCLAYS junto con sus afiliadas presentó al gobierno nacional una formal propuesta para la reapertura del canje de la deuda. En tan solo seis días después, por Resolución 267 el ministro de Economía Amado Boudou aprobó una carta convenio por la que designó a Barclays como “Coordinador Global” en dicho proceso de reestructuración de deuda externa, con la colaboración del Citibank y Deustche Bank.

Como todos sabemos, este proceso tuvo en el mes de enero pasado una serie de hechos institucionales conmocionantes, que culminaron con la destitución del presidente del Banco Central, ante la exigencia de estos bancos de que se pusieran a las reservas del Banco Central como garantía del pago de la deuda en dicho proceso de reestructuración. Se generó así una promiscua situación entre deuda externa, el respaldo indispensable de nuestra moneda, y el gravísimo conflicto externo que enfrentamos como nación.

Ningún país serio del mundo habría aceptado un coctel de esta naturaleza, que conlleva a poner en manos de un súbdito del Reino Unido nuestro problema de la deuda, con el requerimiento de inusitadas condiciones financieras que depararían un aún mayor debilitamiento de nuestro país, frente al gravisimo conflicto internacional que enfrentamos. Que esta dinamizado por ingentes intereses geopolíticos, económicos y financieros. No debemos olvidar que el Reino Unido logró recuperar su alicaída situación como potencia mundial en debacle, gracias a la explotación hidrocarburífera en el Mar del Norte, la que le permitió equilibrar sus cuentas fiscales. Hoy esas riquezas hidrocarburíferas se encuentran en vías de extinción, y por esa razón las cuentas fiscales del Reino Unido presentan uno de los mayores déficits entre los países europeos.

Pero mas allá de estas consideraciones, cabe apuntar que BARCLAYS, como “empresa no operadora” inversora en DESIRE PETROLEUM, eludió manifestar esta condición ante el REGISTRO DE EMPRESAS PETROLERAS PRODUCTORAS creado por la Resolución 407/07 de la secretaría de Energía, con el objeto precisamente de impedir la actividad en nuestro país de empresas, socios, o accionistas que se dedicaran a la explotación de petróleo en la plataforma continental marítima sin la debida autorización argentina, como es el caso de DESIRE PETROLEUM y su socio inversionista BARCLAYS BANK.

En ese registro BARCLAYS debería haber manifestado mediante declaración jurada sus condiciones y alcances como “empresa no operadora”. Lo que habría eludido expresamente hacer para no quedar incursa en los delitos previstos en los arts. 172 y 292 del Código Penal, en el caso de haber ocultado esa información. Sin embargo, con un obrar que parece ir mas allá de la negligencia, el ministro Amado Boudou honró a BARCLAYS BANK designándolo como coordinador global de Argentina ante el mundo, para la reapertura del canje de deuda, poniendo así a Londres como centro de nuestra problemática financiera.

Conclusión: Esto es gravísimo

La reiterada tibieza del gobierno argentino frente a la consumación del despojo en Malvinas tiene una explicación. Mas allá de sus tonantes declaraciones, la necesidad de normalizar la “deuda externa”, le impide actuar de manera soberana e independiente en su política exterior. Y esta sujeción ya se manifestó en el canje de deuda del 2005, que ahora se pretende reabrir, llevado a cabo simultáneamente cuando se debatía en Europa la Constitución de la Unión Europea, que declaraba a las islas Malvinas como territorio de ultramar europeo.

La declaración conjunta Argentina – Unión Europea que por entonces tramitó el gobierno del presidente Kirchner, ni siquiera mencionaba esta álgida cuestión, como si ella directamente no existiera. Una omisión parecida a la que incurrió en relación a las pasteras europeas sobre el río Uruguay, pero infinitamente mucho mas grave.

Una política independiente supondría una estrategia diplomática y económica-financiera totalmente distinta. La que debería comenzar por la inmediata derogación de la resolución 267/09 del ministro Amado Boudou. Y continuar estableciendo una actitud de absoluta reciprocidad con los intereses europeos, similar a la que se practica en el supuesto territorio europeo de las islas Malvinas, con relación a los intereses argentinos. Es inadmisible que vastas concesiones petroleras, mineras, y territoriales en nuestra región continental, incluso en zonas de frontera, estén a nombre de empresas y ciudadanos británicos y europeos, al mismo tiempo que en Malvinas este prohibida incluso, hasta la mera la residencia de ciudadanos argentinos. La aceptación y consentimiento de esta humillante discriminación y su extensión en el tiempo, solo puede explicarse por un país gobernado por una elite política integrada por perdularios.

Conforme las enseñanzas de la historia de Arnold Toynbee, los pueblos que no están a la altura de los desafíos que enfrentan, no están condenados al éxito, sino al fracaso. Eso parece estarle sucediendo a Argentina, que desde la década del ´70, cuando se perfiló el conflicto por las islas Malvinas que hoy se esta revelando en toda su magnitud, se hundió en una interminable debacle como nación, que hasta la fecha parece no tener fin. En el cual nuestra dirigencia estuvo y está lejísimo de percibir la enorme gama de recursos de toda índole, que emplea inmemorialmente el Reino Unido para lograr la concreción de sus objetivos.

Entendemos que en este caso particular existe un gravísimo incumplimiento en sus deberes por parte del Ministro de Economía y del Canciller. El primero por designar al BARCLAYS como coordinador global para la reapertura del canje, y el segundo por no poner reparos a esa contratación. Tanto ellos como las máximas autoridades del gobierno han incurrido así en una grave defección al mandato de la Constitución Nacional: “La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de sus habitantes, y conforme a los principios del derecho internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino”.

ANEXO: LICENCIATARIAS EN LA CUENCA PETROLERA MALVINAS
LICENCIATARIAS ACCIONISTAS DIRECTORES
Rockhopper Exploration PLC
Hilltop Park
Devizes Road
Salisbury
SP3 4UF
Email: info@rockhopperexploration.co.uk
Richard Visick; OZ Managemen LP and Och-Ziff Management Europe;Capital Research and Management Company; Gartmore Investment Limited; Royal London Asset Management Pierre Jungels; Samuel Moody; David Bodecott; Peter Dixon-Clarke;Richard Visick;Chris Walton;John Crowle
Borders & Southern Petroleum

33 St James's Square
London SW1Y 4JS
United Kingdom
P: +44 20 7661 9348
F: +44 20 7661 8055
www.bordersandsouthern .com
Lansdowne Partners Ltd.
BlackRock Investment Management (UK) Ltd.
Credit Suisse First Boston (Market-Maker)
Henderson Global Investors Ltd. (UK)
Allianz Global Investors Kapitalanlagegesellschaft
David Dobson
Howard Obee
Peter Fleming
William Slack
Stephen Posford
Christopher Hurst-Brown

Desire Petroleum
Mathon Court
Mathon
Malvern WR13 5NZ
United Kingdom
P: +44 16 8489 2242
F: +44 16 8457 5226
www.desireplc.co.uk
Barclays Bank Plc (Private Banking);
TD Asset Management, Inc.;
Talos Securities Ltd.
Hargreave Hale Ltd.
HSBC Global Asset Management (UK) Ltd.
Stephen Phipps
Ian Duncan
Anna Neve
Andrew Windham
Edward Wisniewski
Robert Lyons

Falkland Oil and Gas
32-34 Wigmore Street
London W1U 2RR
United Kingdom
P: +44 20 7563 1260
F: +44 20 7486 2330
www.fogl.com
RAB Capital Plc (Investment Management)
Investec Asset Management Ltd. (UK)
Insight Investment Management (Global) Ltd.
Scottish Widows Investment Partnership Ltd.
Schroder Investment Management Ltd. Richard Liddell
Tim Bushell
David Hudd
Colin More
Timothy Jones

La denuncia penal se tramita en el Juzgado 9 a cargo de Julián Ercolini, Fiscalía 10 a cargo del Dr. Miguel Angel Osorio. Su texto esta disponible en http://proyectonacional.wordpress.com/novedades/

Foto: Argentina, Política - La presidente Cristina Fernández de Kirchner junto a su ministro de Economía, Amado Boudou. / Autor: MECON

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Un fallo aleccionador

Jorge Altamira (especial para ARGENPRESS.info)

El martes pasado, el juez en lo Contencioso Administrativo Nacional, Ernesto Marinelli, rechazó una acción de amparo contra el decreto que dispuso la reapertura del canje de la deuda, presentada por Pino Solanas y Claudio Lozano. El juez alegó que los legisladores no tienen legitimidad para peticionar ante el Poder Judicial en temas que deben discutirse en el Congreso (Cronista, 10.2).

La reapertura del canje es lesiva para los intereses nacionales por varios motivos. Primero, porque implica proseguir con el pago de la deuda pública, que tiene un carácter manifiestamente usurero, no solamente en su origen histórico sino también porque es el fruto de sucesivas refinanciaciones, la mayor parte de ellas de características extorsivas, que la convierten en un tributo permanente en beneficio de la banca nacional e internacional. Segundo, porque el grupo que no aceptó el canje de 2005 no tiene nada que ver con los compradores originales de esa porción de la deuda, que la habían vendido a precio de remate bajo la presión de la bancarrota de 2002. Se repitió, en este caso, lo ocurrido con los Bonex de Menem-Cavallo en 1989 o con los que recibieron títulos públicos, a 1.40 pesos por dólar, con motivo de la pesificación de Duhalde-Mendiguren-Marcó del Pont. En el caso de los bonistas italianos, unos 25 mil jubilados engañados por los bancos de la península, la justicia de ese país obligó a los bancos que intermediaron en la deuda con manifiesta mala fe, a resarcir a los perjudicados. O sea que el canje se hará en beneficio de bancos y fondos que compraron la deuda a un precio en el entorno de 0.10 a 0.25 centavos por dólar. Tercero, las tasas de interés a las cuales se está negociando el canje son manifiestamente usureras, pues van más allá del diez por ciento anual, un 200 por ciento por encima del bono del Tesoro norteamericano y hasta un 50 por ciento por encima de la tasa de riesgo que está pagando Grecia – un país que se encuentra en cesación de pagos. En cuarto lugar, el canje es la premisa política y financiera para producir otro delito económico contra los intereses nacionales, como es la cancelación de la deuda con el Club de París. La mayor parte de esta deuda es el resultado de una doble estatización; por un lado, la estatización de la deuda privada ejecutada por Cavallo en 1982 y sus refinanciaciones posteriores; por otro lado, el resarcimiento otorgado por los estados europeos a las compañías de seguro de su jurisdicción ante los impagos y refinanciaciones de la deuda original. La celebración del Bicentenario mediante la creación de un Fondo creado con reservas internacionales para pagar todos estos desfalcos constituye una metáfora perfecta de la hipocresía nacional y popular del elenco gobernante. Para colmo, si lo anterior no lo fuera, los bancos encargados de negociar el canje son los mismos que precipitaron la bancarrota mundial en curso, por ejemplo el Citibank, e incluye al inglés Barclays, que ha sido denunciado por Mario Cafiero y Ricardo Monner Sans por su condición de accionista de una petrolera británica con negocios en Malvinas. Sería imposible, por otra parte, que el gobierno pueda encontrar un banco sin esas conexiones, dada la estrecha relación entre bancos y petroleras – sea en las Bolsas o en los mercados de bonos y derivados. Quien busque al sustituto del Barclays va a penar como alma errante en el desierto.

Y sin embargo…

En efecto: el fallo es, sin embargo, si no ejemplar con toda seguridad aleccionador. Es que la función de un político, al menos si se considera progresista, no es trajinar los tribunales sino salir a la calle y movilizar a las masas. Cuando el juez les dice que, como legisladores, tienen que pelear en el Congreso, seguramente ha tenido en cuenta que el Congreso votó la ley que rescindió la prohibición del canje de deuda, es decir que la madre del borrego es el parlamento, al cual la Constitución le da la facultad de “arreglar” lo relativo a la deuda pública. Solanas y Lozano se cuidan, sin embargo, de no denunciar a sus ‘pares’ y por eso no piden la inconstitucionalidad de la ley – pero para que el decreto del canje sea inconstitucional antes debió serlo la ley que autorizó al Ejecutivo a proceder al canje. El juez Marinelli les ha dado una lección, aunque con el propósito de que se resignen al hecho consumado. La lección es que tienen que salir a la calle – algo que han evitado hacer con todo cuidado, como lo demuestra su ausencia repetida en las movilizaciones contra el pago de la deuda externa. Solanas y Lozano recurren a las instituciones de la democracia, como si la democracia fuera un escudo protector de los intereses nacionales. De ningún modo: no es un régimen de defensa de la autonomía nacional – que solamente puede serlo un gobierno de trabajadores. Congreso y Justicia se pronunciaron oportunamente por la continuidad jurídica con respecto a la dictadura militar – siguiendo en esto la doctrina establecida en 1930, por la Corte, luego del golpe de Uriburu. Lozano y Solanas saben perfectamente bien que la jurisdicción para el tratamiento de conflictos por la deuda externa son Londres y Nueva York, y que la Corte no ha reclamado ese ámbito para el territorio nacional. Un recurso judicial debe tener por lo menos alguna coherencia, pero debe servir por sobre todo para la agitación política que contribuya a la movilización de las masas – no para peregrinar por las secretarías de los juzgados o para servirse de los movileros de la televisión con fines electorales y distantes en el tiempo.

En algún lugar se ha escrito que el juez Marinelli pertenecería al campo ‘neoliberal’ o que en todo caso no sería afecto a los K – que, últimamente, sólo cosecha desafectos. Su fallo defiende esos intereses, pero es incuestionablemente aleccionador. No sería la primera vez, por otra parte, que un derechista desnuda a un charlatán.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Adultos Ni: Ni saben ni les importa

Mónica Gogna (ARTEMISA)

Este verano escuché por primera vez desde que tengo memoria que en los medios de comunicación se habla de lo mucho que la ola de calor debe afectar a quienes carecen de una vivienda digna o de agua potable. Otra sorpresa la constituye para algunos periodistas (y televidentes supongo) saber que en la Argentina una proporción importante de jóvenes no estudia ni trabaja.

Hasta dónde pude escuchar, esta información no viene desagregada por sexo. Por eso me pareció oportuno compartir algunos resultados de un estudio que hicimos en 2004, con auspicio del Ministerio de Salud de la Nación y UNICEF: 'Embarazo y maternidad en la adolescencia. Estereotipos, evidencias y propuestas para políticas públicas'. Fue un trabajo riquísimo, con participación de investigadores que provenían de las ciencias sociales, la demografía, la antropología y personal médico, parteras, enfermeras y adolescentes -varones y mujeres-, con y sin hij@s.

En base a tabulados inéditos del Censo del 2001, Edith Pantelides y Georgina Binstock mostraron que, en la población femenina de 14 a 19 años, la tasa de actividad económica es del 21% entre las adolescentes que no tienen hijos (6% trabaja y 15% es desocupada) y de 36% entre las adolescentes que han tenido hijos (10% es ocupada y 26% desocupada). Cabe aclarar que solo el 10.7% de las adolescentes censadas en el 2001 eran madres (proporción que se ha mantenido relativamente estable desde 1980). Digo esto porque mucho se bate el parche con la ‘epidemia’ de embarazos en la adolescencia.

El nivel de instrucción de las adolescentes está asociado con su condición de maternidad. La proporción de madres entre las chicas de 14 a 19 años con baja escolaridad (primaria completa o menos) al menos triplica a la proporción de madres entre las adolescentes con mayor educación (secundaria incompleta y más). Y un dato verdaderamente sorprendente: a igual nivel de educación (por ej. secundaria incompleta), las adolescentes que habitaban en viviendas con baño con descarga de agua tenían mayor probabilidad de haber realizado 5 o más controles de embarazo que aquellas que carecían del 'líquido elemento'. Es decir que si bien la educación es muy importante, no lo es todo. Las condiciones materiales de vida, medidas por un indicador tan brutal como tener (o no) baño con descarga de agua, también explican diferencias en el comportamiento de búsqueda de atención de salud.

Finalmente, la encuesta que hicimos a 1645 adolescentes que habían tenido sus partos en catorce hospitales y maternidades públicas (GBA, Rosario, Salta, Tucumán, Catamarca, Resistencia y Misiones) puso en evidencia algo que otros países de la región ya sabían: el 44% de estas jóvenes ya había dejado la escuela al momento del primer embarazo. La no asistencia a la escuela estaba relacionaba con una baja capacidad de retención de la institución escolar, problemas económicos y de acceso y con las responsabilidades domésticas de estas jóvenes.

Volviendo al disparador de esta nota, un tercio de las adolescentes encuestadas reportó que no estudiaba ni trabajaba al momento de quedar embarazada de su primer hijo. Este porcentaje se elevaba al 50% en la provincia en que nacieron Mercedes Sosa, Tomas Eloy Martínez y Palito Ortega, Tucumán. ¿Será que en un contexto de pobreza en el cual las expectativas de presente y futuro son restringidas, la maternidad (y la paternidad) cobran para las y los adolescentes un sentido que quizás no tendrían en circunstancias más favorables? ¿Cuántos datos más necesitamos los adultos para crear las condiciones de vida que hagan realidad el derecho de niños, niñas y adolescentes a una vida digna, acorde a su edad y sus necesidades?.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

In memoriam

Claudia Regina Martínez (ACTA)

Gracias a Eduardo Kimel desde noviembre del año pasado en la Argentina los periodistas ya no pueden ser perseguidos por el delito de calumnias e injurias. La ley se apodó "Ley Kimel". Y su calvario hasta llegar a ella fue largo y duro.

Cuando escribí la primera columna de opinión de mi vida, que fue publicada en la Agencia ACTA, Eduardo Kimel me dijo al día siguiente: "Felicitaciones. Muy buena tu columna. Sólo tengo una crítica: vos sí sos alguien cuya opinión importa. Tenés todo el derecho del mundo a opinar. Es más, tenés el deber de opinar". Yo había empezado con la frase: "No creo ser nadie cuya opinión pueda importar a más personas que unos cuantos amigos".

Aquella columna trataba de Patricia Janiot y su lamentable cobertura de las elecciones en Honduras. De nuestros deberes y responsabilidades como periodistas. Eduardo Kimel se murió ayer a los 57 años, de repente, sin alertarnos. Desde hace dos años, teníamos la suerte de que compartía redacción con nosotros, en la agencia DPA. Se ocupaba, en concreto, de editar los temas latinoamericanos.

Lo que se salía de los límites de la agencia en la que trabajamos, lo canalizaba en el programa de radio que tenía los sábados a la tarde en la Radio de las Madres. Allí procuraba darle espacio a los temas que los grandes medios ignoraban un poco. Recuerdo el funeral de Víctor Jara. O una entrevista con periodistas hondureños perseguidos. Estábamos organizando un podcast, para que el programa pudiera escucharse más.

Gracias a Kimel desde noviembre del año pasado en la Argentina los periodistas ya no pueden ser perseguidos por el delito de calumnias e injurias. La ley se apodó "Ley Kimel". Y su calvario hasta llegar a ella fue largo y duro.

Empezó en 1989 cuando publicó el libro "La masacre de San Patricio", una investigación del asesinato de tres sacerdotes palotinos y dos seminaristas durante la última dictadura militar argentina (1976-1983). Entre muchas otras cosas, denunció la actuación de las autoridades encargadas de la investigación de los homicidios, entre ellas el juez Guillermo Rivarola.

Seis años después, en 1995, fue condenado a un año de prisión en suspenso y al pago de una indemnización de 20.000 pesos (por entonces igual a dólares) como culpable de ”injuria y calumnia” contra el juez al que mencionó en su investigación. Nunca nadie más fue procesado por el caso. Sólo el periodista que lo investigó.

Muchos años después, en 2008, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) falló a su favor en la apelación que Eduardo presentó contra el Estado argentino, apoyado en todo momento por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). Y un año después, por fin, se promulgó la "ley Kimel".

Una de sus grandes alegrías en los últimos años fue que los directores Juan Pablo Young y Pablo Zubizarreta decidieron llevar su historia al cine en forma de documental. "4 de julio: La masacre de San Patricio" se estrenó en 2007. Y desde entonces Eduardo giraba por el mundo acompañando cada proyección en los festivales, pero también en los rincones más remotos del país. Googleando su nombre, aparecen cientos de charlas que dio por el interior. Hasta hace unos pocos días.

Ayer Zubizarreta, en medio de la tristeza, decía que sentía el alivio de saber que al menos muchas de las cosas que lo habían hecho sufrir tantos años se habían resuelto. "La película, la ley, la anulación de la condena, eran todas cosas que parecían imposibles (...) La verdad es que era un periodista de puta madre. Ante cualquier hecho que sucedía en el mundo él te daba la información correcta y el análisis justo”.

Y es que esa era la misión que sentía que quería llevar adelante. "Hace años que tomé un rumbo en la vida y, con muchas frustraciones y algunos logros me mantengo fiel a pocos pero valiosos principios (qué solemne suena)", me escribía hace poco en un correo electrónico. "A veces me siento muy mal debido al clima de chatura y rutina que prevalece. Me cuesta admitir tanto silencio y falta de interés por charlar otra cosa que no sean trivialidades. Nunca pensé que los periodistas sean excepcionales, pero sí que tienen en común ganas de intercambiar, debatir, calentarse por algunos temas que nos tocan cubrir. (...) Cuando tengas ganas lo conversamos".

Ganas tengo muchísimas...

Nos quedará recordar su buen humor y su apasionamiento, que expresaba a viva voz en la redacción, ya se tratara de fútbol, cine o política, sus tres pasiones. Sus enojos que lo llevaban a veces a pegar tres gritos y salir luego al balcón a fumarse un cigarrillo para relajarse.

Y nos queda seguir tratando de ser buenos periodistas. Comprometidos con la verdad, por la que tanto luchó Eduardo. Gracias a él, nuestra libertad de expresión es mucho mayor. Así que opinemos, investiguemos, metamos el dedo en la llaga. No seamos tibios.

Claudia Regina Martínez es periodista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La Rioja: ¿todo el poder al shopping?

Oscar Taffetani (APE)

El gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera, sus ministros y un ramillete de legisladores provinciales están muy entusiasmados con el proyecto de un paseo cultural (en rigor, un centro turístico y comercial) que el Estado construye a todo vapor en un predio de 15 mil metros cuadrados en pleno centro de la capital provincial, y donde hasta hace muy poco venían funcionando una jardín de infantes, una escuela primaria, un profesorado de enseñanza superior y una biblioteca.

Todo bien con el shopping. Todo bien con esos pujantes emprendimientos que le darán a la capital riojana, otrora cubierta por el polvo de los llanos, nuevos brillos y colores. El único inconveniente vendría a ser la Constitución Nacional, también llamada Carta Magna. El único inconveniente serían esas leyes sancionadas hace mucho y que determinaron que el predio, lo mismo que el edificio de 6.800 metros cuadrados, eran –y son- para una escuela.

¿Con qué poderoso argumento ha decidido el gobierno provincial trasladar esos establecimientos educativos a otras sedes, demoler parte del edificio histórico, disolver la comunidad docente y liquidar la biblioteca (una biblioteca que fue creada con los aportes voluntarios de los mismos educadores)? ¿Acaso el argumento del “progreso”? ¿Acaso el argumento de tener una nueva fuente de recaudación? ¿Tal vez el deseo de contar en La Rioja con un gran shopping (no-lugares, los llama Augé), un shopping semejante a otros levantados en distintas capitales del país, reciclando cárceles, mercados de hacienda, depósitos portuarios y estaciones ferroviarias?

Ese progreso edilicio, entendido de modo mercantil, borra la identidad profunda de cada lugar (que no es otra que la identidad de sus vecinos, su gente y su paisaje) y la lleva hacia un formato estándar, homogeneizado, despersonalizado. Así, se convierte los lugares en no-lugares. Se los globaliza a fuerza de piqueta y de olvido.

Por otra parte, según leemos en el diario (Crítica Digital, 5/2/2010), la administración estatal recibió $ 7.000.000 (siete millones de pesos) del Plan de Mejoramiento de Escuelas, justamente, para refaccionar y acondicionar la estructura del añoso edificio en donde ha venido funcionado, históricamente, la Escuela Normal “Pedro Ignacio de Castro Barros”. Los terrenos, el edificio (ése que ya se ha comenzado a desmantelar y demoler), lo mismo que la plata enviada por la Nación, son y deben ser para mejorar el estado de una escuela, y no para dispersarla y borrar su identidad.

A Carlos Grosso, intendente de la ciudad de Buenos Aires en tiempos de Menem, el negociado de la escuela-shopping (un engendro de varios concejales porteños, justicialistas y radicales, para cobrar coimas y comisiones) le costó el cargo y un procesamiento judicial. Debería tener en cuenta ese antecedente, el actual gobernador riojano.

E la nave va, como hubiera dicho el gran Federico Fellini. “Hasta que deje de ir”, acotamos con alguna esperanza.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Avance del conservadurismo en el cristianismo argentino

Domingo Riorda (ECUPRES)

Días atrás el Vaticano anunció el nombramiento de Virginio Bressanelli como obispo coadjutor de la diócesis de Neuquén culminado un operativo de los conservadores para defenestrar al obispo Marcelo Melani por su estilo de trabajo en conjunto con los sacerdotes y su compromiso social.

Virginio Bressanelli, santafesino, 67 años, es obispo de Comodoro Rivadavia “un hombre de tendencia progresista, con lo que se pretende disminuir el impacto de una decisión que prácticamente desautoriza al titular neuquino” como bien afirma Washington Uranga en su nota “Una divina intervención en Neuquén”, publicada en Página 12 del jueves 11 de febrero.

“El nombramiento del obispo coadjutor, sobre todo cuando es impuesto contra la voluntad del titular, como sucede en este caso, equivale a un desplazamiento” como bien explica Uranga quien agrega que “Melani, a quien se lo considera también un fiel seguidor de la obra iniciada en Neuquén por el obispo Jaime de Nevares (1915-1995)” tiene 71 años por lo que “según la ley eclesiástica, puede ejercer su mandato por lo menos hasta los 75” Melani integra el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH).

En otro giro del mismo tenor, AICA informó que el Papa aceptó la renuncia de Obispo
Néstor Hugo Navarro, responsable de la diócesis del Alto Valle del Río Negro, quien al cumplir 75 años estaba obligado a ese trámite. Navarro, que fue obispo en Bahía Blanca, como sacerdote cumplió una tarea de alto compromiso social en la tormentosa década del 70, incluida una activa participación en relación con los refugiados chilenos en esa ciudad, siendo titular de Caritas local, conjuntamente con la Iglesia Metodista de esa época y desde el Alto Valle apoyaba la gestión de Melani..

Navarro es reemplazado por el sacerdote Marcelo Cuenca, 55 años, de la arquidiócesis de Córdoba, quien cursó en el Liceo Militar “General Paz” de Córdoba, siendo la catequesis uno de sus ejes de preocupación. También ejerció el cargo de Asesor Diocesano de la Acción Católica, del Movimiento Familiar Cristiano, del Movimiento Comunión y Liberación y de los Equipos de Notre Dame, de acuerdo a la información de AICA, la agencia católico romana de Argentina.

Dentro del área de las Iglesias Evangélicas la tendencia sigue ese lineamiento de conservadurismo.

En los mismos días de los comentados cambios en Neuquén y Río Negro, el obispo católicoromano de Río Gallegos, Juan Carlos Romanín, juntos a pastores “evangélicos fueguinos” dieron a conocer un comunicado titulado “Declaración Unida” donde, según la agencia Pulso Cristiano, citando a AICA, expresan, en nombre de “todo el pueblo cristiano de Tierra del Fuego”, “su postura contraria al intento de igualar el matrimonio con las uniones civiles entre personas de un mismo sexo” resaltando “el valor de toda familia constituida por un hombre y una mujer, abiertos a la vida, que es escuela de paz, amor y fraternidad” La declaración fue como contestación a la autorización de la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, quién autorizó la unión matrimonial de Alex Freyre y José María Di Bello.

Desde hace tiempo, casi dos décadas, sectores evangélicos/evangelistas, quienes siempre habían denostado a las iglesias evangélicas/protestantes por su participación social/política, comenzaron a relacionarse con sectores políticos de la derecha, como es el caso de afinidad con el PRO de Mauricio Macri, asociándose fuertemente a la defensa de los llamados “valores tradicionales” donde, por supuesto, tienen sintonía con los sectores conservadores del catolicismo romano.

En las iglesias que se conocen como en la línea del “protestantismo” se delinea un buen accionar solidario con sectores carenciados o situaciones de catástrofes, como el caso de Haití, pero se tienen serias dificultades para manifestar el compromiso político directo con las expresiones “progresistas” En buena medida viven con la imagen del pasado y sin avanzar en la discusión, aún interna, de problemas puntuales, como los relacionados con la cultura o el caso de la homosexualidad que se expresan, generalmente en grupos o personas que se manifiestan en forma particular pero no oficialmente. Esa ausencia de una voz diferente ayuda a que la población vea a la iglesia cristiana dentro del área conservadora.

Si bien esa tendencia ocurre en otros países del continente latinoamericano como el europeo y en Estados Unidos, no deja de ser un interrogante sobre lo que pasará con el cristianismo argentino en su relación con la sociedad. Por el momento pareciera que las nuevas generaciones no tienen el ímpetu ni el estímulo que en épocas no lejanas tenía el liderazgo laico y pastoral de ese entonces y, al igual que otras organizaciones sociales, se encuentran atrancados en las internas eclesiales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Brasil: Campaña por la liberación inmediata de los presos políticos del MST

MST
La lucha social y, especialmente, la lucha por la reforma agraria vuelven a ser fuertemente criminalizadas. Otra vez se enviste de manera grotesca contra el Movimiento Sin Tierra (MST) de Brasil. En este momento, decenas de “sin tierra” están presos en varias ciudades del país, y otros tantos fueron condenados a largas penas por el simple hecho de buscar tierra para sobrevivir y producir, una acción que el propio Superior Tribunal de Justicia ya decidió que no configura los delitos de “despojo posesorio” y “formación de cuadrilla”, por los cuales muchos de los militantes han sido acusados.

La ofensiva, articulada en conjunto por los grandes medios de comunicación, latifundistas, agronegocio, diversos sectores de la Policía y del Poder Judicial, se muestra más evidente con nuevas represiones y encarcelamientos de trabajadores en São Paulo y en Santa Catarina. Estas configuran un escenario agravado de criminalización que ya estaba presente en otros estados (como Río Grande do Sul, Pará y Pernambuco, entre otros). Medidas represivas que se suman y se articulan también, milimétricamente, con el inicio de una investigación parlamentaria sobre el MST (como desea la gran prensa), que, a su vez, está siendo usada por la bancada rural y por otros sectores reaccionarios como un gran escenario y verdadero instrumento para las disputas electorales de 2010, que ya están en pleno desarrollo en todo Brasil.
La intensificación de la criminalización y de la estigmatización del MST, así como la tentativa forzada de vincular al MST con grupos, candidatos y partidos políticos, apuntan, por lo tanto, no sólo a la represión contra los militantes sociales que luchan por tierra y dignidad, sino que pretenden confundir y manipular la opinión pública brasileña, atentando contra la frágil democracia del país.
Estado de São Paulo
El estado de São Paulo es uno de los lugares donde la situación es más grave y escandalosa en este momento. El 25 de enero, la policía puso en marcha un cerco a los asentamientos y campamentos de la reforma agraria en la región de Iaras, interior del estado, portando órdenes de “búsqueda, incautación y cárcel”, con el objetivo de intimidar, reprimir y aprehender militantes del MST. Nueve militantes asentados y acampados fueron detenidos y llevados a la comisaría de Bauru, de donde fueron conducidos a diferentes cárceles de la región, para dificultar su contacto y su asistencia. Entre ellos, se encuentran el ex alcade de Iaras -SP, Edilson Granjeiro Xavier, y la actual concejala por la ciudad, Rosimeire Pan D'Arco de Almeida Serpa, ambos del Partido de los Trabajadores (PT). EL intento de uso electorero de la situación es evidente, ya que los propios “investigadores” involucrados en el caso admiten que no efectúan ninguna acción sin el total conocimiento del Secretario de Seguridad Pública del Gobierno de São Paulo, de la administración José Serra.
De aquí para allá, en un proceso oscuro, lleno de arbitrariedades políticas y fragilidades jurídicas, más de 50 militantes del MST ya fueron sindicados; 20 militantes ya tenían sus “detenciones” decretadas; y 7 militantes continúan presos, sin posibilidad de salida. Además, otros procesos antiguos contra militantes del MST, en diversas regiones del estado – como Campinas, Ribeirão Preto, Puntal y el Vale del Paraíba -, están siendo resucitados en una increíble “coincidencia”. Sólo en el Vale del Paraíba hay más de 11 militantes condenados, siendo que dos de ellos (Eulino Oliveira - Suyo Lino - y Luciano Correia) están cumpliendo penas de más de 6 años de reclusión. Hay la posibilidad de más detenciones y otros tipos de represión en el estado.
En el caso específico y urgente de Iaras, tal represión representa todo un proceso de criminalización y persecución que fue acelerado a partir del circo espectacularmente montado por la gran prensa (sobre todo por la Red Globo), y de los acontecimientos políticos ocurridos con ocasión de la ocupación de la hacienda Capín, una inmensa área grilada (1) por la transnacional Sucocítrico Cutrale. El MST reivindica desde hace años para la reforma agraria aquellas áreas públicas del Complejo Monzones, comprobadamente griladas a la Unión por esta poderosa empresa del agronegocio. Es lamentable que, en lugar de acelerarse el proceso de reforma agraria y la democratización del uso de la tierra, una vez más lo que hay es mayor arbitrariedad, represión y violencia, tan acelerada cuanto más indeciso ha sido el Estado para recuperar tierras públicas y expropiar tierras desocupadas para fines de reforma agraria y democratización del acceso a la tierra.
En un clima de terror, además de apresar a militantes de Iaras-SP, los policías cercaron casas y barracas, amedrentando a las familias y también tomando pertenencias personales. Todo eso con el objetivo de forjar pruebas contra los agricultores, induciendo que los objetos habrían sido robados durante la ocupación de octubre de 2009 a las tierras griladas por la Cutrale. Lo curioso es que, pasados más de 4 meses desde la ocupación y de los hechos calificados como delitos, el comisario de la Policía Civil ya escuchó a más de 47 personas entre funcionarios y exfuncionarios de la Cutrale e integrantes del MST (acampados y asentados) en la región de Iaras, que participaron de la ocupación. Sólo no diligenció para oír a los 20 investigados antes mencionados. En relación al comprobado grillo efectuado por la transnacional a las tierras públicas, obviamente ninguna diligencia o medida concreta ha sido tomada.
Otro elemento grave es que el juez que firmó las órdenes de captura se valió de hipótesis, conjeturas y subjetivismo personal, articulados por el comisario de Policía y endosados por el Promotor de Justicia, para decretar la cárcel temporal de los investigados, por cinco días, ya prorrogada por un tiempo mayor. La "justificación" es que, si las 20 personas continuas libres, podrían obstaculizar las investigaciones, ya que son “peligrosas, violentas, que ejercen influencias sobre los demás “sin tierra” y que causan temor y miedo a las personas y, que por ser del MST, pueden fácilmente esconderse en un lugar u otro”. Ocurre que, en cuatro volúmenes de investigación, no existe una prueba siquiera que respalde el acuerdo de estas tres autoridades oficiantes en los autos. Eso muestra la ilegalidad de las órdenes de detención. Desde hace más de 5 años, la billonaria transnacional Cutrale ha sido acusada e investigada por prácticas monopólicas en el sector de las naranjas y por beneficiase de las peores formas de utilización de agrotóxicos y venenos, así como de relaciones laborales absolutamente precarias, generando perjuicios y destrucción para centenas de miles de trabajadores rurales, sin embargo ninguna medida ha sido tomada, ni tampoco sus billonarios propietarios son considerados “peligrosos, violentos” para la sociedad brasileña.
El hecho es que las detenciones de los “sin tierra” no encuentran motivación fáctica, están desviadas de las exigencias legales, no atienden a los dictámenes de la Justicia sino al egoísmo de quienes las requieren, de quien las endosó y de quien las decretó, pues, con ellas, pasaron a ganar notoriedad y evidencia en los mass media, sobre todo en la Red Globo (vía su filial local, TV TEM). Emisora esta que, a diferencia del tratamiento dado a los abogados de los trabajadores, los cuales deberían tener constitucionalmente asegurada una amplia información sobre los autos, siempre tiene de primera mano, en cuestión de minutos, lo que se pasa en los autos de la investigación. Y más grave aún: muchas veces, obtienen con anticipación informaciones que deberían ser secretas y restringidas a la Justicia. Medidas que, lejos de ser imprescindibles para el curso de las investigaciones criminales y para la información de la opinión pública, están orientadas a satisfacer las demandas políticas de los latifundistas, del agronegocio y de la elite local, opuestos a la realización de la reforma agraria en la región.
Los abogados de los trabajadores están intentando, con mucha dificultad, acompañar la situación y obtener información sobre los procesos, pues la policía no asegura a las partes plenamente el derecho constitucional de la información sobre los autos y, sobre todo, sobre las cárceles.
Santa Catarina, Río Grande do Sul, Pará, Pernambuco...
En Imbituba (SC), Altair Lavratti, uno de los coordinadores del MST catarinense, fue arrestado el 28 de enero. Cerca de 30 policías militares realizaron la “detención preventiva” en el momento en que el dirigente del MST realizaba una reunión pública, en un galpón de reciclaje de basura de la ciudad. La acusación fue que Lavratti, junto con otros sindicalistas y militantes sociales, preparaba una ocupación de tierras en la región. Al igual que en otros lugares, fue llevado bajo la acusación de “formación de cuadrilla”. Otras dos personas también fueron detenidas, una de ellas, Marlene Borges, presidenta de la Asociación Comunitaria Rural, está embarazada. Su casa estaba vigilada desde la madrugada del mismo día y fue llevada a Criciúma (SC). El otro militante, Rui Fernando da Silva Junior, fue llevado a Laguna (SC).
Desde neutro punto de vista, claramente se trata de un nuevo “globo de ensayo”, semejante a los ya realizados en estados como Río Grande do Sul – donde el Ministerio Público regional llegó a listar, en las actas de las reuniones, una serie de estrategias buscando la “disolución del MST”-, igual como en los estados de Pará – región en la que entre 1982 y 2008, fueron asesinados más de 680 trabajadores rurales, según la Comisión Pastoral de Terra (CPT), y prácticamente ningún latifundista fue juzgado o castigado- y de Pernambuco –que está viviendo un aumento de encarcelamiento y asesinatos significativos de trabajadores rurales y militantes sociales “sin tierra”. En todos estos estados, siguiendo el ejemplo de los montajes recientes de São Paulo, los grandes medios de comunicación, se han especializado en convertir en crimen y anarquía, el derecho constitucional a la reunión y organización popular por reivindicación de derechos. Para eso actúan cada vez más descaradamente junto a la policía y las elites locales, forjando “reportajes”, “pruebas” y “escándalos” que son utilizados para aumentar la criminalización y estigmatización de los luchadores sociales y de la población más pobre en general, describiéndolos como “anarquistas”, “bandoleros” y “terroristas”. Así contribuyen, de forma absolutamente ilegal e irresponsable, al aumento de la tensión en el campo.
Criminalización y Derechos Humanos
Un cuadro terrible que sólo ratifica la creciente criminalización de los pobres y sus movimientos sociales en todo el país, el cual viene siendo ampliamente denunciado y detallado, de forma muy amplia, por cientos de organizaciones sociales, sindicatos de trabajadores y trabajadoras, foros sociales, medios de comunicación independientes, movimientos populares, y militantes de derechos humanos.
Un escenario que sólo refuerza la urgencia de la aprobación e implementación integral del Programa Nacional de Derechos Humanos 3 (PNDH-3), firmado por decenas de ministros y por el propio Presidente de la República, el cual prevé una serie de medidas y avances importantes en el sentido de disminuir la violencia y garantizar los derechos humanos fundamentales a la sociedad brasileña y a su incipiente democracia. En el caso específico de los conflictos rurales, se orienta a la creación de nuevos mecanismos de mediación previa antes de la concesión de providencias de reintegración de posesión y de las órdenes de prisión en el medio rural brasileño, con el objetivo de disminuir la violencia contra los trabajadores rurales.
Otro elemento importante, que coincide con ese cuadro de violencia y criminalización agravado en el campo brasileño, está relacionado al hecho de que el gobierno Lula no ha cumplido con la meta (ya rebajada) de reforma agraria, y no haber tenido la voluntad de ordenar al Ministro de la Agricultura, Reinhold Stefanes – representante del latifundio en su Gabinete –, que firme la instrucción de actualización de los Índices de Productividad –, aspecto que fue mencionado por el Presidente en 2009, y que está también previsto y reiterado en el PNDH-3.
Solidaridad y libertad
Se trata de una situación urgente, vivida ahora con más violencia por el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) y sus militantes, pero que tiene motivaciones y estrategias muy semejantes a aquellas utilizadas contra militantes sindicales en sus huelgas y movilizaciones (que cada vez más sufren “interdictos prohibitorios”); contra militantes de la comunicación popular, de radios comunitarias y otros medios (expropiados, presos y criminalizados); contra mujeres que se levantan contra el machismo y el sexismo, dentro de casa y en el espacio público (sobre-violentadas); contra comunidades indígenas, quilombolas, ribereñas y de poblaciones afectadas por inundaciones y represas (victimizadas y desatendidas); y sobre todo contra trabajadores pobres y negros de las periferias urbanas, donde se vive desde hace tiempo un verdadero genocidio clasista y racista.
Es obvio que no somos nosotros, trabajadores y trabajadoras pobres, quien estamos llevando a cabo este verdadero proyecto de destrucción, vía explotación de las personas y de los recursos naturales del país. Es obvio que el dinero de toda esta explotación y de toda esta destrucción no sale de nuestras manos, mucho menos regresa en forma de lucro y corrupción a nuestros bolsillos; sin embargo somos nosotros quien estamos sufriendo, cada vez más, las violencias de este proceso de segregación y de acumulación sin limites, teniendo aun que sufrir en nuestra piel con más intensidad los terribles daños socio-ambientales de una elite irresponsable, además de ser cada vez más criminalizados, reprimidos y estigmatizados por un Estado y por unos grandes medios serviles a los intereses de sus propietarios y financistas. Ahora, la organización social se tornó, para ellos, en sinónimo de “formación de cuadrilla”.
Por todo esto es urgente que nos solidaricemos unos con otros, en nombre de la democracia y de la libertad. En este momento, “somos tod@s sin tierra” y exigimos la inmediata liberación de los presos y presas políticas del MST. Convocamos también a todos los simpatizantes políticos, organizaciones de derechos humanos y periodistas comprometidos con la lucha por la reforma agraria y con la lucha del pueblo brasileño a divulgar ampliamente y acompañar más de cerca toda esta urgente situación. Es necesario que se formen Núcleos de Denuncia de la Criminalización y de Solidaridad entre los trabajadores y trabajadoras de cada región. Y, así, deberemos hacerlo en cada sector, en cada movimiento, en cada persona de nuestra clase social que esté siendo víctima de violencias y abusos semejantes.

Traducción Minga Informativa de Movimientos Sociales.
Nota:
1) NdT. Grillar significa apoderarse de tierras ajenas con falsos títulos de propiedad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...