martes, 16 de marzo de 2010

Las perspectivas de la integración

Juan Diego García (especial para ARGENPRESS.info)

Dadas las nuevas condiciones de la división internacional del trabajo nadie cuestiona seriamente la necesidad de conformar bloques de países con suficiente entidad de manera que se facilite sobrevivir en la selva de un capitalismo neoliberal que sigue tan campante a pesar de la crisis mundial e impida que se perpetúe, en condiciones aún más onerosas, la dependencia histórica de la periferia pobre del planeta.

En Latinoamérica y el Caribe este proceso presenta dos grandes alternativas diametralmente opuestas. La Asociación para el Libre Comercio de las Américas –el ALCA- una iniciativa de los Estados Unidos que va mucho más allá de un comercio sin fronteras desde Alaska a Tierra del Fuego y supone de hecho la disolución de las entidades nacionales al sur del Río Grande bajo la supremacía de Washington. Esta fórmula comprende la renuncia a todo proyecto desarrollista, la sustitución de la industria nacional por las “maquilas”, la producción de mercancías de escaso valor agregado, la vuelta a la condición de simples economías extractivas, el desplazamiento de muchas decisiones claves de las instancias legislativas nacionales a organismos controlados de hecho por las multinacionales y la proliferación de bases militares de los Estados Unidos (o la OTAN, como ya se ha sugerido) que aseguren el control de la región. En síntesis, dicha “integración” –que tras el fracaso del ALCA avanza a través de los Tratados de Libre Comercio (TLC)- significa ni más ni menos que elevar la dependencia tradicional a formas más perfeccionadas, una edición corregida y aumentada del colonialismo clásico.

Esta “integración” tiene, evidentemente, la finalidad de recuperar el terreno perdido por Estados Unidos frente a los inversores de Europa y Asia que ahora compiten con ellos por mercados, materias primas y zonas de influencia. No es por azar que los europeos propongan sus propios TLC´s y chinos, rusos y japoneses procedan en la misma dirección.

En sentido contrario se impulsa la integración de los países latinoamericanos y del Caribe a través de mecanismos que afirmen la independencia frente a los Estados Unidos. El mercado común del sur –MERCOSUR- intenta constituir una barrera para defender el trabajo nacional. El Banco del Sur pone fin al dominio de las entidades financieras internacionales (FMI, BM, OMC, etc.). Petrosur funciona como una iniciativa que garantice autonomía en el manejo de los recursos energéticos. El Grupo de Río constituye una alternativa ante la crisis insalvable de la OEA, más ahora que se ha decidido crear un mecanismo de coordinación sin la presencia de Estados Unidos y Canadá. La construcción de grandes obras de infraestructura asegura un vínculo físico efectivo entre sus miembros (siempre se construyó la infraestructura en armonía con la condición colonial: mirando hacia las metrópolis; ignorando al vecino inmediato). Los proyectos educativos, culturales y de comunicación son un instrumento clave para fortalecer la identidad propia. El Consejo de Seguridad Regional puede llegar a ser el reemplazo ideal del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) anulado cuando Washington apoyó al Reino Unido en el conflicto de las islas Malvinas.

Si estas iniciativas prosperan, no sería extraño que fuerzas regionales intervinieran, por ejemplo, al lado de Argentina en un nuevo conflicto con los británicos y en contrapeso a la IV flota que ya navega en el Atlántico. También es posible que, en un momento dado, todos estos países se decidieran conjuntamente a no pagar una deuda externa que ya han cancelado con creces. Una moneda propia rompería el monopolio del dólar. Sistemas educativos comunes, empresas de telecomunicaciones compartidas mediante sus propios satélites y otras del mismo tipo, darían a esta integración – a mediano y largo plazo- la posibilidad no solo de romper los lazos de la dependencia sino la oportunidad de salir de la pobreza.

Como todo proceso de integración, el de latinoamericanos y caribeños tiene fortalezas y debilidades que imponen períodos más o menos prolongados para solidificarse. La Unión Europea ha necesitado casi medio siglo para alcanzar una estabilidad suficiente y aún tiene grandes retos para consolidarse, como los problemas del euro o su ampliación, por ejemplo.

Los dos proyectos de integración mantienen de hecho un pulso enconado. El golpe militar en Honduras y la victoria de la derecha neoliberal en Chile refuerzan sin duda la estrategia estadounidense. En la misma dirección deben interpretarse los esfuerzos denodados de Washington por debilitar el ALBA porque reúne a los gobiernos vanguardia en el proceso de integración. Como expresión de esta estrategia desestabilizadora no deben excluirse nuevos golpes de estado o guerras destinadas a derribar gobiernos populares como el de Venezuela.

Sepultada la iniciativa del ALCA se la reemplaza por tratados de libre comercio y la formación del llamado “eje Pacífico” que incluye Chile, Perú, Colombia, Panamá, Costa Rica, Honduras y México. Un “eje” sumiso a los Estados Unidos que espera ampliarse con los esperados triunfos de la derecha en Brasil y Argentina debilitando al “eje Atlántico” y abriendo la posibilidad de someter a los nacionalismos díscolos de Ecuador, Venezuela, Bolivia y, naturalmente, conseguir aislar de nuevo a Cuba, la eterna piedra en el zapato del imperio. A los estrategas estadounidenses preocupa mucho la suerte de Brasil. Y está por comprobarse si aún en el caso de una victoria de la derecha el país cambiaría substancialmente su aspiración a potencia regional autónoma y en consecuencia, de obstáculo a la expansión gringa en la región. Tampoco debe darse mucho crédito a la campaña mundial de los medios de comunicación (ya se sabe en manos de quien están) que dan por inminente la caída de Chávez y el principio de una cadena de derrotas del “populismo” que volverían las cosas a su “cauce normal”. Por supuesto, tampoco faltan los pronósticos recurrentes en el último medio siglo que dan a la Revolución cubana en sus últimos estertores.

La iniciativa de integración latinoamericana y caribeña presenta avances considerables pero al mismo tiempo enfrenta desafíos enormes. En la búsqueda de su soberanía e independencia real estos países han ganado batallas muy significativas pero en manera alguna puede darse la guerra por terminada. El núcleo principal de este proyecto es el desarrollismo nacionalista, esta vez impulsado por movimientos populares a diferencia del populismo clásico que siempre estuvo bajo la hegemonía de sectores de la misma burguesía criolla. Por su parte las oligarquías criollas apuestan por la “integración” con su aliado tradicional, entre otros motivos porque una integración basada en proyectos desarrollistas supone necesariamente el fin de su mundo de privilegios. Por su parte, la estrategia estadounidense tampoco las tiene todas consigo. Sus aliados en el continente son minorías sociales que solo se mantienen en el poder por medio de la violencia, el engaño o aprovechando la debilidad de las fuerzas populares tras dictaduras sangrientas (como en Chile, por ejemplo).

Mientras los promotores de la integración se distinguen por su origen democrático incuestionable, los amigos de Washington constituyen una legión de impresentables: Calderón gobierna gracias al robo de las elecciones; Lobo es fruto del golpe militar; Uribe arrastra el baldón de la violencia y el fraude electoral; Alan García es un personaje sin principios e igualmente manchado por la guerra sucia como Uribe, y Piñera, pupilo de Pinochet y furioso neoliberal, promete recoger el legado de Uribe. No menos impresentables son los personajes derrotados en las urnas por los movimientos populares, que aguardan su segunda oportunidad. La guerra social continúa y la integración regional es una de sus batallas decisivas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La izquierda latino-americana en el poder: ¿Cuál izquierda?

Mauricio R. Alfaro (especial para ARGENPRESS.info)

Introducción

En América Latina, la izquierda en el poder refleja ser algo móvil. Algo que se vuelve difícil de evaluar, de pensar. Ya que, de acuerdo a las circunstancias, cambia. Cambios producidos por actores políticos de izquierda que, en un momento, eran y decían una cosa y luego en otro, sin inmutarse, dicen y hacen otra. Lo que produce confusiones, frustraciones, cansancios que tienden a provocar giros en cuanto a la sensibilidad política del electorado. Giros que, como es ya el caso en algunos países de la región, podrían significar el comienzo del fin de un ciclo de izquierda y el inicio de otro, marcado, esta vez, con el retorno al poder de la derecha regional.

Ese hipotético regreso de la derecha al poder (tomando en cuenta que fue la que propició el casi vaciamiento de la región con su programa neoliberal), nos hace pensar en algo así como sí la América Latina hubiese sido alcanzada por la maldición de Sísifo. El cual, según cuenta la mitología griega, había sido condenado por los dioses a llevar, cuesta arriba, a la cima de una colina, una enorme piedra. Pero siempre, cuando estaba a punto de llegar, después de grandes sacrificios, la piedra caía de nuevo y con ello, Sísifo tenía que recomenzar todo el ciclo. A nosotros, la maldición de Sísifo, nos hace pensar en algo que se parece a un péndulo político. El cual, en referencia a los pueblos latino-americanos, simbolizaría el eterno retorno, después de grandes luchas populares, a lo mismo. Lo que, por hoy, como expuesto más arriba, sería esa amenaza de un posible regreso, a lo largo de la región, de la derecha al poder.

Derecha que, como es de esperarse, inmediatamente después de su triunfo, con su instinto malinchista profundamente interiorizado, comenzaría todo un proceso para reinstalar, con bríos revanchistas, su implacable política de despojo. Hasta que el cansancio popular se reinstale y con el recomience, una vez más, el famoso ciclo del que ”se vayan todos”. ¿En la América Latina de hoy, cómo pueden entenderse estas idas y vueltas del péndulo político?

Tesis, antítesis y síntesis

La izquierda latino-americana (I. L.) en el poder suscita diversas reacciones que van desde el más amplio optimismo como es el caso de Noam Chomsky, Ignacio Ramonet, Eduardo Galeano -que recientemente celebró con comentarios muy optimistas la llegado al poder del izquierdista José Mujica en Uruguay –, hasta ciertas miradas críticas (la de James Petras, por ejemplo,) que se cuestionan sobre el papel transformador de la I. L. en el poder. Para captar en sus tendencias más generales estos puntos de vista divergentes de una misma dinámica política, hemos ideado utilizar la trilogía tesis, antítesis y síntesis. En donde el momento optimista ocupa el lugar de la tesis y que siguiendo a Chomsky (en Rebelión), puede plantearse así:

“América Latina es hoy el lugar más estimulante del mundo. Por primera vez en 500 años hay movimientos hacia una verdadera independencia y separación del mundo imperial; se están integrando países que históricamente han estado separados. Esta integración es un prerrequisito para la independencia. Históricamente, Estados Unidos ha derrocado un gobierno tras otro; ahora ya no puede hacerlo. Hay un movimiento hacia la unificación regional: se empiezan a formar instituciones que, aunque no funcionan del todo, comienzan a existir. Es el caso de Mercosur y Unasur. Otro caso notable en la región es el de Bolivia. Después del referendo hubo una gran victoria, y también una sublevación bastante violenta en las provincias de la Media Luna, donde están los gobernadores tradicionales, blancos. Un par de docenas de personas murieron. Hubo una reunión regional en Santiago de Chile donde se expresó un gran apoyo a Morales y una firme condena a la violencia, y Morales respondió con una declaración importante. Dijo que era la primera vez en la historia de América Latina, desde la conquista europea, en que los pueblos habían tomado el destino de sus países en sus propias manos sin el control de un poder extranjero, o sea Washington. Esa declaración no fue publicada en Estados Unidos”.

En contraposición a la tesis optimista, existe una antítesis la cual es de contenido crítico. En esta corriente se sitúa James Petras (en Aporrea) el cual resume en una entrevista el contenido de un análisis que él viene repitiendo desde hace ya algún tiempo. En esa entrevista, Petras plantea lo siguiente:

“…sobre la política en América Latina, argumenta James Petras, podríamos anotar dos cosas. Una, es el debilitamiento de la derecha tradicional, un repudio en las elecciones, aparte de Chile. Y segundo, el surgimiento del liberalismo social; es decir, [haciendo avanzar] el capitalismo a partir de los agro minerales, exportadores y algunos sectores manufactureros. Con altos precios en gran parte de las industrias mineras, de gas, petróleo, metales, los agro-negocios de granos, azúcar, soya, han conseguido ingresos y apoyo de sectores de la burguesía para una victoria para el centro-izquierda en Uruguay, en Bolivia, que son gobiernos realmente capitalistas que tienen enorme presencia de capital extranjero… En el sur de La Paz que era bastión de la derecha Evo Morales consiguió la mayoría por primera vez y también contribuyentes importantes para su campaña de sectores de Santa Cruz y otros lugares.

¿Qué significa el liberalismo social? Indica simplemente una política asistencialista, programas contra lo que llaman la pobreza extrema, dentro de los parámetros estructurales del capitalismo. Y eso indica que las estructuras de clase, las desigualdades y la concentración de riqueza van a seguir igual. Y la izquierda ignorante sigue hablando de cómo estos son grandes avances de izquierda, que no lo son. Son lo que son: capitalismo con programas asistencialistas. Todo eso significa que los movimientos sociales se han enganchado al tren del liberalismo social, han dejado de ser protagonistas con su propia agenda. Lo mismo pasa en Brasil y podríamos decir que en Argentina no hay gran diferencia”.

Lo vemos, la I. L. en el poder nos sitúa frente a un movimiento contradictorio en donde para unos, ella es fuente generadora de optimismo mientras que, para otros, el mismo movimiento, es fuente de fuertes críticas y de un cierto escepticismo. En la perspectiva de Chomsky, la izquierda en el poder es presentada como aquella fuerza que, en su movimiento, está en proceso de preparar las condiciones necesarias para realizar lo que Evo Morales llama: la segunda independencia de la América Latina. En función de este objetivo, la izquierda estaría fomentando, desde ya, importantes iniciativas autónomas -tales como el Mercosur y la Unasur- que, en su momento, podrían ser las bases institucionales desde las cuales, la región podría renacer a su vida independiente.

Para Chomsky, estas iniciativas de autonomía regional ya no son simples formulas declarativas sino que ya demostraron sus primeros actos soberanos. Y esta ocasión se presentó cuando Evo, con la alianza regional, fue capaz de revertir y tomar la iniciativa frente la amenaza de golpe de Estado orquestado por la Media Luna boliviana. El todo demostraría entonces que, para Chomsky, la América del Sur, progresivamente, con sus iniciativas, ha dejado de ser el patio trasero de los EE UU. Dado que los nuevos gobiernos de izquierda, han dejado de ser simples marionetas bajo control de la potencia americana.

En contraposición, lo vemos en su discurso, Petras se sitúa frente a la I. L. en el poder en otra perspectiva y desde aquí, no ve en ella otra cosa que una continuación de lo mismo, por otros medios. Es decir que los antiimperialismos, los nacionalismos, el indigenismo y todas las formas discursivas de la izquierda regional en el poder, en los hechos, no van más allá que producir y concretizar un simple asistencialismo, detrás del cual se produce y reproduce el mismo capitalismo dependiente de siempre. El cual ha aceptado, como un destino inevitable, el carácter agro-exportador y extractivo de la región. Esto significaría, al contrario de lo que sostiene Chomsky, que la América Latina con la I. L. en el poder, no se orienta hacia su independencia, sino al fortalecimiento de un modelo económico viejo de cinco siglos. Lo que implica, sostiene Petras, que en esencia: “las estructuras de clase, las desigualdades, y la concentración de la riqueza va a seguir igual”.

Lo nuevo que encontramos en el discurso de Petras es cuando él observa que las derechas regionales, como sería el caso en Bolivia y en Uruguay, han evolucionado políticamente, ya que ellas, gracias a las nuevas posibilidades de enriquecimiento que la I. L. en el poder les ofrece, se ha movido al centro-izquierda. El caso a anotar es que en su movimiento, la I. L. y su programa político de liberalismo social, sostiene Petras, ha enganchado a los movimientos sociales en su dinámica. Lo que significa, según él, que estos han dejado de ser protagonistas en la dinámica política regional.

Nuestras observaciones de los procesos políticos de la I. L. en el poder, nos hacen decir que, en efecto, durante algún tiempo, ella creo grandes expectativas en la región e hizo de ésta, como Chomsky lo plantea, “el lugar más estimulante del mundo”. Pero constatamos que el optimismo va, progresivamente, cediendo y con él, abriendo paso a un período de incertidumbre en cuanto a su propio avenir. Llegamos entonces, luego que comparamos las dos corrientes de izquierda dominantes en la región, tal como expuestas más arriba, al momento de la síntesis. La cual, desafortunadamente, como ya puede deducirse de nuestra exposición, no se concretiza en una unidad superior si no en una unidad regresiva. Esta síntesis regresiva, nosotros la detectamos en una entrevista hecha al general Alberto Müller Rojas (en Aporrea), vicepresidente del Partido Socialista de la Unidad de Venezuela (PSUV). En ella un periodista hizo el planteamiento siguiente:

“Fidel Castro dijo que veía la posibilidad de que en América Latina vuelvan gobiernos de derecha, y uno piensa en Venezuela. [A esto último, el vicepresidente del PSUV responde] Esa es una posibilidad…”

Lo vemos, la síntesis regresiva a que ha llegado la I. L. en el poder se concretiza en una incertidumbre, en donde las posibilidades existen, según Fidel, de un regreso de la derecha regional al poder. Es decir, a lo mismo, según lo expresábamos con nuestra imagen del péndulo político latino-americano. El caso sorprendente de todo esto es que uno de los países amenazados con el regreso de la derecha, es la Venezuela de Hugo Chávez. Referencia de la izquierda mundial y uno de los más grandes promotores de los cambios regionales. ¿Ese progresivo desencanto del electorado latino-americano con la izquierda en el poder, cómo podría explicarse?

De la ruptura a la institucionalización

Creemos que con lo expuesto anteriormente, ya hemos avanzado un buen tramo para tratar de responder a esa pregunta y que siguiendo a Petras se podría resumir así: la I. L. en el poder no ha ido más allá que ser un cambio en la continuidad. Es decir que todas las luchas populares que impulsaron la llegada de la I. L. al poder con el fin de que está aportara cambios substanciales, en los hechos, se redujo a gobiernos asistencialistas (o socio-liberales) que se cuidan muy bien de no tocar los fundamentos del poder elitista regional. La I. L. renunciaría, de esta forma, a promover el cambio social y en su lugar, adoptaría, como lo veremos más lejos, un pragmatismo remarcable. De ahí, nuestra pregunta: la Izquierda latino-americana en el poder: ¿Cuál izquierda? Para tratar de responder a esta interrogante, sigamos ese proceso que va: de la ruptura a la institucionalización.

El momento de ruptura es, para nosotros, aquella etapa inicial en que los movimientos políticos de izquierda enfrentaban con métodos extra parlamentarios de lucha a las élites regionales en el poder. Generalmente, en esta fase, la izquierda se descubría como la portadora de una causa noble, a través de la cual, ella podía imaginar una América Latina distinta. En donde los ideales de justicia social, fraternidad y libertad de los pueblos comandarían las decisiones políticas. Y con ellas, ir creando, progresivamente, las condiciones históricas para alcanzar un fin único: terminar con el oprobioso neo-colonialismo regional. Fuente inagotable de pobreza y de exclusión social de las mayorías latino-americanas. La América Latina sería así, al fin, fuerte, soberana y, por lo tanto, responsable de su propio destino.

Eran estos aquellos tiempos, en que la izquierda regional propagaba su “Buena Nueva.” Y para ello, ella adoptaba una mística de lucha ejemplar; con la cual, por su impacto sugestivo, lograba atraer a pequeños grupos (o individuos) aislados que, progresivamente, ella cohesionaba. Y luego que esto sucedía, estos se ligaban a su vez a otros grupos (o individuos) y los consolidaban. Y así, paulatinamente, con una buena dosis de paciencia de largo alcance, los grupos iniciales se convertían en células orgánicas que, en un momento de su desarrollo, lograrían forjar la militancia revolucionaria regional. La etapa de ruptura, por su fe inquebrantable en el futuro y su generosidad, la podemos entonces también llamar la etapa idealista, utópica de la izquierda regional. La cual blindada con la pasión revolucionaria decidía ir al “asalto del cielo”.

Eran estos los tiempos de la lucha de clases; de la definición de las tácticas y las estrategias; de la definición de quienes son los amigos y quienes son los enemigos del pueblo, etc. Pero sobre todo, eran los tiempos en que se creaba al Hombre y la Mujer del futuro. Los que forjados al calor de la lucha, serían los artífices de la Nueva América Latina. Lula y Mujica, el Presidente electo del Uruguay, clarifican, por su entrega militante, el sentido de nuestras palabras:

“El mayor símbolo en toda América Latina de esa nueva izquierda es el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, pero Mujica significa todavía algo más, porque Lula fue un sindicalista, que peleó con huelgas y manifestaciones, y el uruguayo, un guerrillero tupamaro, que defendió la lucha armada y que, con un fusil en la mano, secuestró y combatió a la Policía y al Ejército no sólo durante la dictadura, sino también, al principio, durante la democracia. Mujica pagó muy caro. Estuvo once años en la cárcel. Dos, directamente enterrado en una especie de pozo, con muy poca movilidad. Siete años sin leer nada. Fue uno del llamado "grupo de los rehenes", nueve dirigentes tupamaros que el Ejército uruguayo amenazaba con fusilar en cuanto se produjera algún acto que amenazara la seguridad de la dictadura… Durante aquellos dos años en el pozo, descubrí que las hormigas gritan: basta con acercarlas al oído para comprobarlo", relató Mujica en una famosa entrevista que concedió al poco de salir de la cárcel, en 1985”.

Veamos bien, esto último es algo sumamente impactante. Diríamos algo profundamente humano y poético. Un militante de izquierda que, en la soledad, en el terror de su cautiverio, no se deja abandonar a la locura, a su propia autodestrucción, si no que decide, como salvación última: escuchar el lenguaje de las hormigas. En ese momento de ruptura, lo vemos claramente, el estilo de vida por el que opta la izquierda montante es de entrega total (diríamos casi mística) a la causa popular. Testimonio vivencial de sacrificio que termina estimulando la decisión de lucha de los sectores populares; que, en su momento, serían utilizados para quebrar, utilizando para ello todas las formas de lucha, la resistencia de las élites en el poder. Siendo de esta forma, como la izquierda adquiere reconocimiento y con el, luego que todas las barreras han sido superadas una a una gracias al esfuerzo de las masas, abre su camino hacia su institucionalización. Simultáneamente, observamos, es aquí que se produce la mutación que señalábamos arriba: ella se vuelve pragmática. ¿De qué pragmatismo hablamos? Lo que sigue lo explica:

En un artículo de Eduardo Abeleira publicado en Argenpress, titulado Uruguay: Queríamos cambiar el mundo y ahora queremos arreglar la vereda (José Mujica dixit 1 Dic. 2009) el autor sostiene, refiriéndose a la vereda de Mujica: “Es una opción, seguramente con más probabilidad de ser concretada. El “arreglo de veredas”… lo superficial, el cambiar algo para que nada cambie… No hay nada novedoso en esas palabras… lo novedoso es que lo diga Mujica. Que lo viene repitiendo pero no se escucha o no se quiere escuchar”.

Frente a esta mutación pragmática del discurso de izquierda que va de querer cambiar el mundo (o sea refundar a la América Latina), al arreglo de veredas (que podríamos generalizar siguiendo a Petras, con lo que él llama: el asistencialismo de la I. L. en el poder) preguntamos: ¿Y que pasó con el pasado de la izquierda? (Es decir, con aquel momento de ruptura. En donde a lo largo y ancho del continente, miles y miles de latino-americanos -que siguiendo los ideales de una América Latina más justa- se lanzaron a la lucha y en ella encontraron la persecución, la tortura, las desapariciones y la muerte) A lo que Mujica (en El País), el futuro Sr. Presidente del Uruguay, responde:

“…de los años sesenta y setenta "no quedó ni la ceniza"… Nosotros tuvimos una experiencia que no buscamos ni planeamos. No podemos vivir esclavizados por las cuentas pendientes de la vida. Yo tengo memoria y recuerdos, pero una cosa está bien clara: es importante mirar el pasado, pero también es necesario perderle el respeto" [el subrayado es nuestro], explicó en una entrevista con el periodista brasileño Marco Aurelio Weissheimer. "La vida es porvenir", insistió”. [Es de observar, que con este comentario de querer suprimir el pasado, o sea, la etapa de ruptura de la I. L., estamos ya, lejos pero muy lejos, de aquel militante tupamaro que escuchaba estoico: el lenguaje de las hormigas]”.

Conclusión

Pero detrás de ese discurso pragmático de la izquierda en el poder, algo aflora. Algo que se esconde muchas veces en poses y discursos de apariencia progresista pero que lo que sigue, revelaría en su naturaleza íntima.

“Efraín Chury: Bien Petras, estamos en el final [de la entrevista] (en Aporrea) y yo quería decirte en un análisis muy breve que se reduce en una frase, que en 50 años de periodismo he venido a aprender que aquí en Uruguay, los grandes dirigentes de izquierda no eran otra cosa que gentes que querían estar un día gozando de los privilegios que tenían los integrantes de los partidos tradicionales que habían gobernado hasta entonces. Esa sería la síntesis que podría hacer de mi país en este momento…”

Pensamos que cada pueblo de los países en donde la izquierda está en el poder debería de discutir, de analizar lo anterior para saber si el comentario del periodista es una excepción o la regla.

¿O no será, nos cuestionamos, que el electorado latino-americano ya descubrió paulatinamente (y a su gran sorpresa) que aquella izquierda soñadora, idealista, utópica que estaba dispuesta de ir al asalto del cielo, en realidad, se convirtió en una izquierda electorera, pragmática que ha adquirido (después de un largo tiempo en la dirección de partidos y movimientos de izquierda) el gusto burocrático del poder. Y que siendo así, entre izquierda y derecha no hay diferencias substanciales sino sólo de formas? Es por ello, es decir, a causa de esa similitud de hecho entre la izquierda y la derecha, que ese mismo electorado, en futuras elecciones, podría optar con su voto, según las palabras utilizadas por el sociólogo argentino Atilio Borón (en Aporrea) para comprender la derrota de la izquierda chilena en las últimas elecciones, por el original (la derecha) y no por la copia (la izquierda). Ya que para maquillar el sistema neo-colonial dominante en la región, qué más da que una opción o la otra, esté en el poder.

Referencias:
- Atilio Boron: Elecciones en Chile: el original y la copia. http://www.aporrea.org/tiburon/a93767.html
- Eduardo Abeleira: Uruguay: Queríamos cambiar el mundo y ahora queremos arreglar la vereda (José Mujica dixit 1 Dic. 2009) http://www.argenpress.info/2009/12/uruguay-queriamos-cambiar-el-mundo-y.html
- Entrevista a Alberto Müller Rojas: "Fue un error convertir a burócratas en líderes del PSUV". - www.aporrea.org/ideologia/n146379.html
- James Petras: La postura militarista de EEUU es un peligro para todo el continente. www.aporrea.org/internacionales/n148164.html
- Noam Chomsky: América Latina es el lugar más estimulante del mundo. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=91901&titular=chomsky:-am
- Soledad Gallego-Díaz: El presidente guerrillero. http://www.el país. com/articulo/reportajes

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Salvador Zúñiga; ¡“Refundación de Honduras va”!

Dick Emanuelsson - Mirian Huezo Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)


Entrevista Salvador Zúñiga del Frente Nacional de Resistencia Popular desde el evento “II° Encuentro Nacional por la Refundación de Honduras”.

Video:
-

Escucha toda la entrevista en audio/mp3:
- http://www.box.net/shared/7lkexa02ke

¡Un momento histórico! Así describen los 950 delegados el evento “II° Encuentro Nacional por la Refundación de Honduras” organizado en La Esperanza, capital del departamento de Intibucá.

Hablamos unas pocas horas ante la clausura del evento con Salvador Zúñiga, dirigente del FNRP y uno de los motores en los preparativos de los tres días de debates intensivos. Los delegados fueron divididos en 20 diferentes asambleas que dieron sustancia en lo que será una propuesta de una nueva
Constituyente que elaborará una nueva constitución, fruto de lucha y trabajo de un pueblo que ha creado la base para esa constitución.

– En efecto ha sido y esta desarrollándose este evento con mucho éxito, con mucha participación, más de 950 delegados y delegadas de diferentes partes del país, de diferentes sectores sociales como campesinos, mujeres, indígenas, grupo de LGTB, trabajadoras y trabajadores de las maquilas, maestros, es decir; es impresionante la participación de todos los sectores.

– Y luego impresionante las propuestas que se han tomado. Por ejemplo; ¿Queremos cambios cosméticos en este país y darle respiración a éste capitalismo y
oxigenar este capitalismo salvaje que nos agobia o queremos realmente una transformación profunda que tenga que ver con la propiedad? se preguntaban los 950 delegadas y transmitida por Salvador Zúñiga en la entrevista que presentamos en dos archivos en YouTube.
Foto 1: Honduras - Salvador Zúñiga; ¡“Refundación de Honduras va”! / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson
Foto 2: Honduras - 950 delegados el evento “II° Encuentro Nacional por la Refundación de Honduras”. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson
Foto 3: Honduras - La bandera del FNRP en el evento “II° Encuentro Nacional por la Refundación de Honduras”. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: Las cifras, el miedo, la esperanza

Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)

1. A 74 mil millones de dólares asciende la deuda externa privada y pública en Chile (11 mil millones más que el 2008). 50 mil millones corresponden a deuda privada y más de 24 mil millones a pública. A la última deben agregarse alrededor de 460 millones de dólares que actualmente gestiona el gobierno de Piñera con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Por otra parte, los daños asociados al terremoto-maremoto, rayan los 30 mil millones de dólares.
2. El capitalismo chileno se sustenta sobre la exportación de recursos primarios, pobremente elaborados. Las exportaciones representan el 40% del PIB, y los productos básicos constituyen las tres cuartas partes de las exportaciones totales. El cobre por sí solo, ofrece un tercio de los ingresos del gobierno. La venta de recursos se distribuye entre China 14,2%, EEUU 11,3%, Japón 10,4%, Brasil 5,9%, Corea del Sur 5,7%, Holanda 5,2% e Italia 4,4%.
En general el PIB está compuesto por un 50,5% de industria; 44,7% de servicios; y un 4,8% de agricultura. Dentro de los productos industriales están la exportación de celulosa, metanol, productos químicos y agroalimentarios; y la industria forestal, del salmón y el vino. Por el lado del trabajo, en Chile hay casi 7,5 millones de personas asalariadas, de las cuales en la agricultura labora un 13,2%; un 23% en la industria; y un 63,9% en el sector servicios. Un 10 % de la fuerza de trabajo está cesante, según moderadas cifras oficiales.
3. Los dineros provenientes de la privatización del sistema nacional de pensiones (AFP) representaron casi el 26% del PIB en 2007. Sin embargo, la AFP, que se basa en la especulación y se erige sobre las ruinas del antiguo sistema de seguridad social, sólo cubre al 55 % de la población activa (mucho menos de 4 millones de personas). Y la enorme mayoría de los cotizantes recibirá una pensión mínima estatal porque sus ahorros simplemente no alcanzarán para otra cosa. La pensión mínima se trata de un monto que cubrirá los rigores de la subsistencia a la edad de las enfermedades y el desamparo. Sólo significa una cifra helada, mucho menor que el sueldo mínimo.
4. Por otro lado, las inversiones en el país, principalmente aterrizan en el sector de la minería y en el sector servicios (especialmente en electricidad, telecomunicaciones y banca). Las barreras arancelarias en el país prácticamente no existen (su arancel máximo es de un 6% y mantiene un IVA parejo de un 19%, dos puntos bajo el griego).
Los principios jurídicos rectores del Estatuto de la inversión extranjera son la no discriminación entre inversores nacionales y extranjeros (lo que en los hechos privilegia el capital transnacional debido a su tonelaje objetivo); ningún sector económico o región geográfica está reservada a los inversores nacionales (los cuales, por lo demás, están entramados sanguíneamente con las megacorporaciones imperialistas); no hay ningún límite de porcentaje o duración de la propiedad extranjera de empresas conjuntas, empresas nacionales, edificios o tierras (soberanía nacional 0 %); existe invariabilidad tributaria hasta por 10 años (lo único que sube mensualmente en Chile es el costo de la vida para la gente corriente); cuenta con repatriación ilimitada de beneficios y del capital (deslocalización 100 %); y libre acceso al mercado cambiario formal, al tipo de cambio más favorable. En términos de legislación laboral, en el país reina el subcontratismo, la flexibilidad, y la creciente extinción de las relaciones contractuales indefinidas, y, con fortuna, la sobrevivencia de un sindicalismo domesticado y sin capacidad de negociación con el capital. Las formas descritas no son más que la expresión jurídica de la supremacía del capital sobre el trabajo y reflejo de las relaciones de fuerza entre la hegemonía de la minoría propietaria sobre la gran mayoría condenada a vender su fuerza de trabajo a un precio que apenas alcanza para endeudarse.
5. Hoy las noticias de Chile están ligadas invariablemente a los efectos del terremoto-maremoto del pasado 27 de febrero. Aún se desconoce el número de personas fallecidas, desaparecidas y heridas. Sin embargo, es preciso no olvidar que antes y después del 27 de febrero, Chile ya sufría las consecuencias sistémicas de la crisis económica mundial (las cifras de desempleo, la reducción del PIB y las inversiones, la destrucción y concentración de fuerzas productivas, son fenómenos anteriores al sismo).
Al respecto, la exportación frutícola ha disminuido un 9,3 % en relación a la temporada anterior. Sólo las manzanas cayeron un 42 %, las peras un 35 %, y la uva de mesa un 23 %.
La industria salmonera proyectó que el 2010 sus exportaciones disminuirán en casi 70 mil toneladas “debido al virus ISA”. Sobre la producción salmonera vale señalar la gravedad que comportó la votación en el Congreso de la denominada Ley de Privatización del Mar Austral –justo antes de la llegada de Piñera al Ejecutivo-, que en concreto entrega a las empresas salmoneras quebradas miles de hectáreas de mar y borde costero contra hipotecas en beneficio de la banca a la que adeudan multimillonariamente los dueños del salmón. Naturalmente, tanto la industria del salmón, como la banca involucrada corresponden mayoritariamente a capitales transnacionales.
Ya venía cayendo verticalmente la producción y exportación de celulosa como consecuencia de la baja demanda internacional, cuando el terremoto, en la actualidad, es el argumento que emplea el capital para detener el 100 % de las faenas. Las mayores empresas de celulosa en Chile –Arauco y Constitución (grupo Angelini) y Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (grupo Matte), por lo menos, desactivaron las máquinas durante marzo, lo que equivaldría a 400 mil toneladas del producto bajo lo habitual en el 2010. El desempleo en el sector se multiplica tan vertiginosamente, que es difícil ofrecer cifras que duren la lectura del presente artículo.
En la Octava Región , uno de las zonas más dañadas por el terremoto-maremoto, según las autoridades, la industria pesquera quedó en un 5 % de lo que era. Se perdieron 300 millones de dólares y 13 mil puestos de trabajo.
La banca no podía quedarse atrás. Los dividendos de los créditos hipotecarios aumentarán el 2010 como efecto del alza de alrededor de un 30 % de las pólizas de seguros y reaseguradoras asociadas a la compra de una vivienda. Si aumenta el riesgo, aumenta el precio. Esa es la ley.
6. Mientras se termina de escribir esta modesta panorámica, el servicio de electricidad recién comienza a funcionar otra vez, luego de un apagón que afectó al 90 % del país. Las explicaciones de la autoridad son crípticas. Lo cierto es que producto del desastre y el tratamiento mediático del desastre en un Chile donde la TV, la prensa escrita y casi el dial completo es propiedad de los mismos dueños de todo, existe una suerte de estado de excepción y toque de queda en la cabeza de un gran porcentaje de chilenos, independientemente del impuesto efectivamente en la zona del Bío Bío. De la incertidumbre al temor, las maneras conductuales hablan de un terremoto anímico en gran parte de la población. En Santiago -a varios kilómetros del centro de los sismos- la hipersensibilidad ambiental y social son las páginas donde se inscribe el miedo, la superstición, la angustia. Sin duda, no hay mejor control social que el terror amplificado de algún descalabro potencial de la naturaleza, anunciado explícitamente a través de los medios de comunicación, y la práctica del rumor sin origen, ni ciencia. Una cosa es el discurso de la "unidad y reconstrucción nacional" para beneficio de Piñera, postergación de las demandas sociales, militarización y disciplinamiento cuartelario de la vida civil, y vulneración de los derechos cívicos elementales. Pero otro fenómeno es el miedo diseminado y la sensación ampliada de inseguridad.

Afortunadamente, la sobreactuación estatal (¿un ensayo?) es contrastada por un conjunto de iniciativas solidarias que arrancan de la base social y hasta familiar. Estudiantes, trabajadores organizados y familias populares se las arreglan para solidarizarse por gestión propia, sobre todo en aquellos lugares donde no llega jamás la limitada ayuda del Estado corporativo de Chile.

En efecto, aquí están algunas cifras y modos de la dominación y el miedo premeditado. Pero también vibra la esperanza y la cooperación popular, ese arsenal inabarcable de los pueblos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Pederastia sacerdotal

Alberto Moncada (especial para ARGENPRESS.info)

Primero fue en Estados Unidos donde hábiles abogados reclamaron cientos de millones de dólares a las diócesis católicas por abusos sacerdotales a menores cometidos incluso cincuenta años atrás. La peculiar relación entre abogado y cliente propio del sistema americano, se reparten las ganancias, propició una acción concertada de reclamaciones que ha llevado a la bancarrota a algunas diócesis. Los obispos pagaron dinero con tal de no ir a juicio y exponerse a la publicidad negativa correspondiente.

Pero el asunto acaba de llegar a Europa y ahora de forma sonada. Primero ha sido en Irlanda, un país confesionalmente católico y donde la coalición entre Iglesia y poder político impidieron durante mucho tiempo que se hiciera la luz sobre lo que ha sido una situación generalizada e intensa durante más de setenta años. Todos piden perdón ahora y todos están dispuestos a reparar.

La campanada mayor ha sido en Alemania donde hasta el propio Papa, cuando era obispo, tapó algún caso de pederastia sacerdotal. La estrategia es común. Cuando se sabe la noticia, lo primero es ocultarla y trasladar de parroquia al pederasta con lo que se le permite seguir haciendo de las suyas con nuevas clientelas. Todo menos hacer lo que parece obvio en caso de conocimiento de un delito, su denuncia a los Tribunales civiles. El deseo de no perder prestigio ha llevado durante años a la jerarquía eclesiástica a incumplir esa obligación de denuncia y a ocultar los casos gestionándolos de forma lo más secreta posible. Pero en Alemania han topado con un poder político inmisericorde que está pidiendo explicaciones, exigiendo indemnizaciones y propiciando investigaciones en profundidad de una manera de actuar que estaba protegida desde el mismo Vaticano. Cuando el actual papa era encargado de la doctrina de la fe dictó un decreto universal para ocultar este y otros delitos relacionados con la sexualidad del clero. Ha sido en el coro dirigido por su propio hermano donde se han dado más casos de abusos eclesiásticos a menores.

Y por qué esa incidencia tan ostensible de pederastia entre sacerdotes?. Se habla de 3.000 casos conocidos en la última década.. Algunos, y entre ellos el propio obispo de Viena, lo achacan al celibato eclesiástico por lo que teólogos como Hans Küng postulan revisar el celibato con motivo de estas circunstancias tan comprometedores. Küng sostiene que el celibato es muy tardío en la historia de la Iglesia, que fue una influencia monacal sobre el clero ordinario y que siempre tuvo problemas. El celibato, concluye, debe ser voluntario.

Pero hay otras opiniones y la más obvia es la situación de dependencia, de poder. Los curas, las monjas, en el sistema educativo católico, tienen jurisdicción y poder sobre menores y a veces lo ejercitan abusivamente, y no sólo en el terreno sexual. Las circunstancias conocidas de algunos de esos abusos prueban no solo cómo los abusadores se prevalían de su condición de superior para obligar a los niños a satisfacer sus caprichos sexuales sino de la facilidad con que la cadena de mando eclesiástico condonaba y ocultaba los hechos. No es que los sacerdotes sean más pederastas, aunque también. Es que se aprovechan de esa confianza que las familias católicas les otorgan confiándoles la educación de sus hijos. Y esto es lo que requiere una revisión pedagógica. Es bueno que los maestros tengan cierta autoridad para disciplinar a los alumnos pero la sociedad no debe reconocerles una autoridad omnímoda y en todo caso, los padres deben estar cerca de la escuela para vigilar las relaciones entre sus hijos y sus tutores. A los pederastas sólo se les puede controlar descubriéndolos, exponiendo sus conductas, no encubriéndolas. El evangélico “dejar que los niños se acerquen a mí” puede ser en ocasiones una invitación al abuso.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Con democracia se cura, se educa… y se mata

Oscar Taffetani (APE)

Cristián Cicovicci, Walter Bulacio, Cristian Domínguez Domenichetti, Ramón Morinigo, Rodolfo Ríos, Andrés Núñez, Miguel Bru, Sergio Gustavo Durán, Cristian Campos, Sebastián Bordón, Javier Rojas Pérez, Gustavo Norberto Cáceres, Mauro Lohaiza y Gabriel Alejandro Gutiérrez son algunos de los 2.826 casos ya comprobados de muerte por gatillo fácil y torturas, desde la vuelta de la democracia hasta hoy. La estadística, que no es completa (como tampoco lo era la estadística de los desaparecidos, allá por los ‘70) fue elaborada por CORREPI, una de las organizaciones no gubernamentales más activas y necesarias, de las muchas que ha parido la sociedad argentina en tiempos de “normalidad” institucional.

De los 2.826 muertos por acción policial que contabiliza CORREPI, sólo 52 corresponden a represión de la protesta social (allí debe contarse a Víctor Choque, Teresa Rodríguez y Carlos Fuentealba, así como a los asesinados en Jujuy, en Corrientes y en Buenos Aires durante la crisis de diciembre de 2001). Las víctimas restantes fueron vistas vivas, por última vez, cuando eran subidas a un patrullero, cuando las llevaban a una comisaría o bien cuando trataban de huir de una persecución policial.

Más de la mitad de esas muertes –leemos en el informe- corresponde a la franja de “varones pobres de menos de 25 años”. Y uno de cada tres, ni siquiera llegaba a los 21. De las 2.826 muertes registradas, 928 ocurrieron entre el 25 de mayo de 2003 y el 10 de diciembre de 2007 (presidencia de Néstor Kirchner). De allí en adelante (presidencia de Cristina Kirchner), los muertos sumaban a diciembre de 2009, 392.

Los números de CORREPI (y cada uno de los casos contenidos en esos números) hablan de una realidad: la realidad de un Estado cuyas fuerzas de seguridad se han acostumbrado a la ilegalidad, a la simulación y a la aplicación de una doctrina secreta -pero real- de eliminación sistemática de individuos en un sector de la población que es, no casualmente, el más expuesto a la pobreza, la marginalidad y el delito.

Ser joven, pobre y contestatario (de cualquiera de las maneras posibles), es la receta infalible, en la Argentina, para conseguir un balazo por la espalda o una “muerte dudosa”, a manos de alguna fuerza policial.

Lo que Walsh no pudo ver

Eso que Rodolfo Walsh llamó en los ’70 “la secta del gatillo alegre y la picana” se convirtió en los ’80, después de la masacre de Ingeniero Budge, en el gatillo fácil que hoy denuncian organizaciones como CORREPI.

En 1973-74, el diario Noticias (un tabloide que editaba la organización Montoneros, bajo la dirección periodística de Walsh), reportó numerosas muertes de supuestos delincuentes, a manos de la Policía Provincial (que aún no era identificada como la Bonaerense).

“La provincial liquidó a cuatro”, leemos en una página policial de Noticias, de aquellos años de plomo. En el mismo ejemplar, en las páginas políticas, se reporta el crimen de un militante estudiantil, a manos de la organización parapolicial triple A. Ya pasaron casi cuatro décadas, y hoy nuestra mirada une esas dos noticias que estaban separadas en el diario. Ambas nos hablan de una policía con licencia para matar.

Porque lo que ni Walsh ni sus colegas de Noticias podían prever, en 1973, era que el comisario Etchecolatz, por ejemplo (un “duro” de la policía provincial bonaerense) iba a convertirse en la mano derecha del sanguinario Ramón Camps, militar que terminó de corromper a la fuerza y la acostumbró a operar en la ilegalidad.

Actualmente, la ex Provincial (es decir, la Bonaerense) se ha convertido en una maldita policía que no termina de depurarse ni sanearse y que está muchas veces complicada en los mismos delitos que debería combatir (como puso a la vista de todos la denuncia del propio ministro de Seguridad Stornelli, a fines del año pasado).

Sin embargo, la Policía Federal, así como la Gendarmería y la Prefectura (fuerzas distraídas y alejadas de su función constitucional) e incluso la flamante Policía Porteña, también participan del doble estándar que las pone a uno y otro lado de la delgada línea roja, complicándolas con el gatillo fácil y el crimen.

“El pasado miércoles 17 de febrero, a las 19:37 –leemos en una crónica de Noticias Urbanas- un policía de civil le disparó por la espalda a un joven que al parecer había robado un comercio cercano y pretendía huir bajando por las escaleras de una de las bocas de subte de la estación Callao del subte B, en el cruce de la avenida homónima con Corrientes. (…) La persecución fue grabada por una cámara fija de C5N. El fugitivo no llevaba armas en las manos. El policía de paisano le disparó y acertó no una sino tres veces, matándolo. Lo hizo frente a numerosos testigos, incluidos dos estupefactos uniformados de la nueva y controvertida Policía Metropolitana”.

“La Nación –continúa esa crónica, firmada por el periodista Juan Salinas- informó que el muerto tenía 25 años, y el cronista de Clarín se atrevió a escribir, en relación al supuesto asaltante, ‘No está claro si él llevaba un arma’. En cambio, el diario que más y más alto levanta la bandera de los derechos humanos, Página/12, se limitó a pegar un cable de agencia en el que se informaba que el asesinato se había dado en el marco de ‘un tiroteo’. ”

No es el 17 de febrero de 1973. Tampoco el 17 de febrero de 1977. El cronista nos relata un hecho ocurrido el 17 de febrero de 2010.

El programa sin fin

Puede parecer utópico pretender que las fuerzas de seguridad del Estado, en esta Argentina del Bicentenario (cualquier mención de la circunstancia se vuelve irónica) se ajusten a los procedimientos legales y cumplan con los derechos humanos consignados en la Carta Magna y en los Pactos suscriptos e incorporados a ella. Pero no queda más remedio que intentarlo. Intentarlo cada día, todos juntos, sin bajar los brazos.

De cualquier manera, ante ese Estado injusto que encuentra en la represión legal y e ilegal su única razón de ser, el pueblo habrá de generar organización, autodefensa y solidaridad. Gracias a esa organización, rasgando la permanente red de impunidad, numerosos criminales de uniforme fueron denunciados, juzgados y condenados, tanto por la Justicia como por la sociedad.

¿Podremos vivir alguna vez en una Argentina donde el gobierno se proponga eliminar la pobreza, y no a los hijos de la pobreza? La respuesta, como cantaba aquel juglar del Norte, está flotando en el viento.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: «Las mineras son especialistas en pagar campañas»

Raquel Schrott - Ezequiel Miodownik (BIODIVERSIDADLA)

Chuni Botto participa hace 7 años de la Asamblea de Vecinos Autoconvocados por el No a la mina de Esquel, en la provincia de Chubut. La gran preocupación que la llevó a indagar sobre los impactos de la minería a cielo abierto fue el futuro que les esperaba a los bienes comunes, a sus hijos y nietos.

Dice Chuni que por haber comprobado por sus propios medios que «la minería no es ambientalmente sustentable, económicamente rentable ni socialmente aceptable» es que se encuentra en las calles patagónicas repitiendo que las minas «no pasarán por Esquel ni por Argentina».

En la ciudad, que a comienzos de la década pasada contaba con más del 20 por ciento de desocupación, la minería del oro se iba a encontrar con la primera gran sorpresa: creían que el pueblo estaba totalmente convencido y se encontraron con que la gente «priorizó» la vida y el agua antes que un puesto de trabajo. Chuni piensa que la empresa minera los subestimó: «Planearon una cosa que no era así... Y les salió muy mal».

Kinesióloga jubilada y referente de la asamblea, Botto cuenta que en el año 2002 aparecía en la ciudad una empresa de origen canadiense diciendo que había oro y plata, que iban a traer trabajo, desarrollo y crecimiento para Esquel. Al ser apoyada totalmente por el gobierno de ese momento, los vecinos decidieron comenzar a informarse sobre Meridian Gold y los impactos de la minería con la ayuda de profesores universitarios. «Empezaron a decir que habían otros problemas, que usaban cianuro, que usaban mucha agua, que no era lo que ellos decían», recuerda Chuni.

La información fue la base de una opinión que hoy recorre el globo de punta a punta a través de Internet, el «gran enemigo» de las mineras. «Vos entrás, ponés un nombre, Andalgalá por ejemplo, y te salen todas las luchas ―explica Botto―, que no es cierto eso de que traen crecimiento». Una vez que Esquel comprendió de qué se trataba todo el proyecto se puso «inmediatamente» en acción. La ciudad se organizó, presionó e insistió, incluso a un par de meses de la fecha prevista por la empresa para cortar la cinta de inauguración: Meridian Gold no imaginaba cuán decididos se encontraban los vecinos.

Cuando la minera presentó el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) los autoconvocados se enteraron que se iban utilizar tantos litros de agua como toda la ciudad de Esquel, acompañados por las detonaciones de 7 toneladas diarias de explosivos y el uso de 6 toneladas de cianuro. Los pobladores empezaron a pedirle al municipio la realización de un plebiscito. Y finalmente lo consiguieron.

Durante tres días del mes de marzo la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC) reunirá en la misma ciudad a personas, grupos y organizaciones que luchan contra el saqueo y la contaminación en Argentina para realizar su duodécimo encuentro. La cita en Esquel coincidirá con un nuevo aniversario del «histórico plebiscito» que se realizó en el año 2003 y cuyo resultado paralizó el emprendimiento extractivo de Meridian Gold.[1]

Heredera de esta lucha patagónica, desde el 2005 la UAC «sirve como punto de encuentro y debate de las distintas realidades de la región», en una disputa constante para frenar la destrucción del ambiente y sus comunidades. La lista de provincias que serán representadas en los debates va creciendo: activistas de Mendoza, San Juan, Catamarca, Tucumán, Buenos Aires, San Luis, Córdoba, Río Negro y Chubut serán de la partida, así como delegados de Uruguay y Chile.

Las asambleas presencian que, tal como sucedió en Esquel, «se lograron frenar diversos proyectos extractivos y destructivos». Desde la UAC creen que ya es un logro importante el haber impulsado por todo el país un debate democrático y autogestionado sobre las consecuencias de los monocultivos, la crisis del actual modelo de producción y consumo, las rutas del saqueo y, desde luego, la megaminería.[2]

―¿En el año 2003, qué sucedió en Esquel?

Botto.―El 23 de marzo de 2003 se hace el plebiscito por el cual gana el «No a la mina» por el 81% y monedas, después de que la minera había puesto muchísimo dinero, habían repartido de todo; y la gente de Esquel, los vecinos del no, lo único que teníamos era la verdad, contarle a la gente qué pasaba en otros lugares, cómo estaban otros lugares. Vinieron dos concejales de la ciudad de Andalgalá, Catamarca, que tienen a Bajo de La Alumbrera, y ellos nos contaron que no les habían traído nada, que estaban empezando a ver que habían muchos enfermos respiratorios. Eso fue hace 7 años y ahora está absolutamente confirmado el aumento de casos de cáncer y de patologías respiratorias. Acá en Esquel nos convertimos en técnicos, en biólogos, en economistas; no traían nada de dinero, al contrario, nosotros por reintegro de puertos patagónicos les pagábamos. Aprendimos un montón de palabras que no conocíamos; la primera me acuerdo que fue lixiviación, ¿qué quiere decir eso?; aprendimos y decidimos que no, que no queríamos que cambiaran nuestra vida porque creemos que los pueblos tienen la autodeterminación de decidir qué futuro quieren.

―Luego de lo ocurrido en 2003, ¿cuál es la situación actual?, ¿hay actividad minera?

Botto.―Actualmente en la provincia de Chubut tenemos 3 leyes: la 5.001, que es la que prohíbe la actividad minera en toda la zona a cielo abierto y con cianuro, promulgada en abril de 2003 como consecuencia del plebiscito aplastante que dijo que no; después tenemos un amparo ambiental que tiene detenida la explotación minera que era de Meridian Gold y ahora es de Yamana [Gold], la de Agua Rica[3] en Catamarca, y después hay otra ley que prohíbe toda faena minera, cateo, exploración y explotación en una franja sobre la cordillera que va de Santa Cruz a Río Negro. Por eso es que en nuestra zona, sobre la cordillera, no hay problema. En este momento no tenemos actividad minera, sin embargo, pensamos que lo que no es bueno para Esquel no es bueno para ninguna otra parte de la provincia y del país. Lo que quiere el actual gobierno, el gobernador [Mario] Das Neves, es hacer una zonificación. Esto es decir «en Esquel no, pero en todo el resto de la provincia sí», prácticamente en la meseta patagónica, que es una zona seca y desértica. Es un despropósito porque si ya es seca no le vamos a agregar más sequía por la cantidad de uso [del agua] tan enorme que hacen las mineras.

―La UAC se traslada a Esquel, ¿fue esta ciudad una semilla para el surgimiento de la UAC como espacio de referencia de las luchas socioambientales?

Botto.―Nosotros en ese momento pensábamos que no queríamos la minería y soñábamos con nacionalizar la reacción; la verdad, nunca imaginamos que 7 años después iba a haber tantas comunidades con el «No a la mina», esto fue un gran crecimiento. En un primer momento se creó la Red CAMA, que era la Red de Comunidades Afectadas por la Minería de la Argentina, después se vio que era más amplio que eso, que podía hacerse una unión, unirse todas las asambleas. Ahí surgió la UAC, la Unión de Asambleas Ciudadanas, nucleando a vecinos, asambleas y organizaciones sociales en defensa de los bienes comunes amenazados por el saqueo y la contaminación, pero ante diferentes emprendimientos económicos. Quedaron incluidos, además de la megaminería a gran escala, los monocultivos, agrotóxicos, la contaminación urbana, la deforestación, represas, territorios amenazados, un colectivo mucho más amplio de pueblos que se defienden de estos proyectos que en el fondo obedecen a lo mismo, a un modelo de saqueo y de contaminación.

―Siete provincias cuentan con normas que prohíben algunas formas de explotación minera, ¿tienen conocimiento de cuántos proyectos extractivos podrían encontrarse paralizados gracias a estas leyes?

Botto.―La primera fue Chubut, en abril de 2003; después fue Río Negro, ahí nomás se sumó Mendoza; después, Tucumán, La Pampa, la única que no fue por presión de la gente, San Luis, y Córdoba. Los proyectos son cientos y cientos en toda la república, porque esto obedece a una política. La minería es una política de Estado con los Kirchner, los que empezaron en la zona patagónica. Ya estaba Bajo de La Alumbrera en 1997 y ellos comenzaron con Cerro Vanguardia en plena meseta de Santa Cruz, y después fue San Juan, en ese momento el paraíso de las mineras multinacionales y nido de traidores a la patria. A partir de [José Luis] Gioja, que es el gobernador [de San Juan], en la época de [Carlos] Menem, fueron los que aprobaron las leyes mineras. Estas leyes fueron instauradas por presión, por imposición del Banco Mundial que nos prestó 80 millones y el Fondo Monetario Internacional, que dijeron que había que extraer los recursos en el hemisferio sur. Y una de las razones que dieron fue que como la expectativa de vida acá es menor no se iban a notar los efectos de la contaminación. Así como se oye, te dan ganas de empezar a decir malas palabras. Los proyectos son cientos y el país, en Toronto, Canadá, se ofrece en una subasta por Jorge Mayoral, el secretario de Minería, que es también sanjuanino. Son empresarios mineros, son los que consiguieron el veto presidencial junto con la Barrick Gold de la ley de glaciares, una hermosa ley que protegía los glaciares del país, que había sido votada por unanimidad por ambas cámaras.

―Un funcionario de la Argentina de hoy que promueva una legislación de corte antiminero, ¿creen que lo hace porque ha tomado conciencia o por temor a la respuesta de la gente?

Botto.―Salvo La Pampa, todas las demás pusieron la ley por la presión de la gente. Andalgalá, después de haber pedido varias veces un plebiscito, ahora el 25 de mayo le dan uno que es vinculante para ver si deciden sí o no a Minera Agua Rica, pero para eso tuvieron que tirarse delante de los camiones y de las topadoras, y recibieron un represión muy grande, con muchos detenidos, muchos heridos. Ahora, hasta que un pueblo no hace todo eso, los gobernantes hacen como que no se dan cuenta.

―¿Qué perspectiva de futuro ven para la minería en Argentina?

Botto.―Depende de nosotros, los pueblos. Lo único que para esto son los pueblos unidos en lucha, en defensa de sus bienes comunes, porque los gobernantes, mayoritariamente, están de acuerdo con la minería. Recordemos que las mineras son especialistas en pagar campañas: los Kirchner han recibido pagos de sus campañas cuando ya estaban en Santa Cruz en la gobernación y la última fue ya más con impunidad: abiertamente la Presidente a los abrazos con Peter Munk, el presidente de Barrick Gold que dicen que es el ejecutivo más corrupto del planeta. Además, Barrick Gold tiene un origen muy oscuro, con accionistas de George Bush y traficantes de armas; es la primera minera del mundo que tiene numerosas alteraciones a los derechos humanos, violaciones constantes del derecho a la salud, a que la gente se exprese, a la autodeterminación, al derecho a la vida, el más importante. A ellos no les interesa porque vienen a hacer acá a nuestro país lo que en sus países de origen no les permiten hacer, por el agua, porque tienen grandes cauciones y pagan cánones altos de agua; acá les regalamos todo. Esto solamente es posible con la complicidad y connivencia de los gobernantes. Y solamente lo impide la gente en la calle.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Censura en el Ministerio de Trabajo de la Nación

Elena Luz González Bazán (especial para ARGENPRESS.info)

En el comunicado de prensa del 9 de marzo del corriente año, la Agrupación la Naranja de Prensa nos envía un repudio por la censura que sufre el periodista Ismael Bermúdez del diario Clarín. El periodista especializado en economía trabaja en el diario mencionado, sin embargo, el Ministerio de Trabajo, a cuyo frente está Carlos Tomada llevan adelante una actitud de prohibición y ataque a la participación de Bermúdez en las conferencias de prensa de ese Ministerio.

La Naranja de Prensa sostiene que: es un ataque abierto a la libertad de trabajo y a la libertad de expresión.

Esto, una vez más, parte de funcionarios de un gobierno que se llena la boca con la "libertad de expresión" y golpea sistemáticamente contra cualquier manifestación de esa independencia.

Y continúa el comunicado: Así es que la censura en TELAM, donde no se puede escribir una sola línea crítica de la política oficial; en radio Nacional, donde se desplaza a los periodistas que no comulgan con el gobierno, y en Canal 7 donde hasta Víctor Hugo Morales fue despedido por abrir el micrófono a voces críticas, son tan férreas como en los medios de las patronales más represivas del país.

Sobre el tema sindical informan que: Así también se sancionaron a los compañeros de radio Nacional porque intentaron poner en pie un sindicato independiente. Además por querer llevar adelante la defensa por el salario y los derechos de los compañeros, contra la patronal, el estado y "contra la burocracia del viejo sindicato".

Concluyen sosteniendo que: Esta es, nuevamente, la verdadera cara de la ley de medios "nacional y popular", cuyo eje no es ampliar la libertad de prensa y de expresión sino quitarle poder y negocios a unos monopolios para entregarlos a otros monopolios amigos del gobierno.

Por su lado, desnudan a las conducciones de UTPBA y FATPREN porque habiéndose producido los hechos a principios de marzo, aún no se han pronunciado repudiando dicha actitud. La iniciativa la han asumido las organizaciones como ADEPA que agrupa a las mismas patronales que "nos explotan, nos despiden y nos censuran al interior de cada monopolio periodístico".

Llamamos a los trabajadores de prensa, a sus comisiones internas y delegados, a pronunciarse y desarrollar una campaña contra la censura hacia Ismael Bermúdez y por la defensa incondicional a la libertad de trabajo y de expresión, con este llamamiento terminan un contundente y claro comunicado de prensa sobre la censura a los periodistas, en este caso a Bermúdez.

Foto: Argentina, Gobierno - Carlos Tomada, ministro de Trabajo. / Fuente: Ministerio de Trabajo

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Trabajadores pobres

Matías Cremonte (ACTA)

El debate sobre la cuestión de la pobreza volvió a ocupar un lugar destacado. Cuando se discute ese tema se construye una idea de pobreza basada estrictamente en la necesidad de sobrevivir, ocultando el derecho a vivir dignamente.

Conceptos idealmente contradictorios, actualmente conviven, en tanto el discurso no los contrapone: trabajo y pobreza pueden coincidir en una misma persona, cuando justamente aquél debiera marcar la diferencia sobre ésta. La historia del movimiento obrero está estrechamente ligada a la miseria y a la pobreza que el desarrollo del capitalismo implicó para la clase trabajadora. Esto que puso sobre el tapete la denominada “cuestión social”, hizo indispensable acordar la vigencia de un jornal mínimo, teniendo en cuenta las necesidades del trabajador y su supervivencia. Desde allí comenzó a desarrollarse el concepto de “salario asistencial”, basado en la doctrina de la Iglesia, y el sustento es que se trata de un “derecho natural”.

La “cuestión social” que comenzara a debatirse a comienzos del siglo pasado, con demasiada sangre obrera de por medio, derivó en leyes laborales y en reformas constitucionales que ampliaron el arco de reconocimiento de derechos civiles y políticos hacia los derechos sociales. Pero al mismo tiempo el mundo derivó en una guerra mundial, una revolución socialista, y una gran crisis económica en 1929. Los sindicatos adquirieron una importancia trascendental, hasta el punto de lograr en muchos casos una fuerza similar a la del capital. Y sin perjuicio de que finalmente ello derivó en la Segunda Guerra Mundial, en muchos casos implicó que, en general, el nivel de vida de los asalariados, luego de la primera posguerra y hasta la crisis siguiente y/o luego la segunda guerra, era superior a lo que significaran los “salarios asistenciales”.

En Estados Unidos estalla la crisis del ‘29, y sólo a partir de 1933 logra comenzar a vislumbrar la salida. Fue con la asunción de Roosevelt que el país toma un giro, y entre otras medidas decretó que el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) que debía pagarse era aquel que “no solamente permita la subsistencia, sino que hagan posible una vida decente” de los trabajadores. Y agregó que “ningún comercio, cuya existencia dependa del pago de salarios menores que los suficientes para la vida a sus obreros, tiene derecho a continuar en este país”.

En nuestro país, lo propio impulsó Perón en 1945 (decreto 33.302/45): “Salario vital mínimo es la remuneración del trabajo que permite asegurar en cada zona, al empleado y obrero y a su familia, alimentación adecuada, vivienda higiénica, vestuario, educación de los hijos, asistencia sanitaria, transporte o movilidad, previsión, vacaciones y recreaciones”.

Por su parte, la reforma constitucional de 1957, que introdujo el artículo 14 bis, estableció el derecho a una “retribución justa”, y a un “salario mínimo vital y móvil”, entendido de ese modo. Aún lo plantea así nuestra Ley de Contrato de Trabajo: “salario mínimo vital es la menor remuneración que debe percibir en efectivo el trabajador sin cargas de familia, en su jornada legal de trabajo, de modo que le asegure alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento”. Es decir, el salario justo dejó así de ser considerado solamente el que asegurara las necesidades vitales, sino el que asegurara una vida digna, que incluye el esparcimiento, el desarrollo personal y cultural. Salario mínimo vital en esos términos y justa distribución de la riqueza eran conceptos inseparables.

Pero esos conceptos se separaron. Se dejó de calcular oficialmente el salario mínimo vital y comenzó a hablarse de líneas de pobreza e indigencia. Así, la variable pasó a ser la supervivencia física, sin ninguna relación con la justicia distributiva ni con la finalidad social que el concepto de salario justo persigue. El Consejo del Salario como institución que fija el SMVM se plantea tratar de alcanzar ese límite estadístico, y no ya el que establece su definición. Incluso suele fijarse por debajo de esa línea que mide la pobreza. Se llega así a la paradójica situación de afirmar que siendo trabajador se puede ser pobre. Se asiste entonces a la conformista aspiración general de asimilar el salario mínimo con la línea de pobreza.

La condición esencial del trabajo es la existencia de un salario, y la de éste, permitir acceder a cubrir las necesidades que su definición establece. Eso no invalida las soluciones de emergencia ante la evidencia de la pobreza y la miseria, como las asignaciones universales, seguros de empleo y demás opciones, pero mientras no se acompañen de un plan general para salir de la crisis, que persiga salarios dignos y pleno empleo, no implicará una solución de fondo.

El salario es la herramienta de distribución de la riqueza por excelencia, y en la medida que se abandone la lucha por su vigencia en los términos que la ley lo define, no será posible una solución de fondo para la pobreza. Está muy bien discutir la pobreza, pero asumiendo que esa discusión es inescindible de la riqueza. Y discutir salarios es discutir riqueza. Debiera por tanto comenzarse, por lo menos, por defender el cumplimiento de la Constitución Nacional, y exigir la (re)instauración real de un Salario Mínimo Vital y Móvil acorde a su definición legal, o lo que es lo mismo, un salario digno.

Matías Cremonte es Director del Departamento Jurídico de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Tucumán: Pueblos originarios marcharán para pedir Justicia por el asesinato de Chocobar

PRIMERA FUENTE

Debido a que este jueves se cumple un mes de la controversial liberación de dos imputados de haber asesinado al referente comunero de Chuschagasta, Javier Chocobar, organizaciones sociales y comunidades originarias se movilizarán en reclamo de justicia.

El 18 de febrero, la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción declaró nula la sentencia del 6 de noviembre de 2009 que dictaba la prisión para los imputados Darío Amín y Luis Gómez, por carecer de elementos probatorios. Ellos son los principales sospechosos de haber asesinado a Chocobar el 12 de octubre pasado cuando habrían incurrido a los predios de la comunidad indígena -ubicado en Trancas- portando armas de fuego.

La última marcha de la Unión de los Pueblos de la Nación Diaguita se realizó el 20 de octubre pasado y contó con numerosos manifestantes de las comunidades indígenas a los que se sumaron, en solidaridad, organizaciones sociales de diversa índole.

La próxima marcha se llevará a cabo con la misma modalidad: concentración desde las 9 frente a plaza Independencia y movilización con paradas frente a Casa de Gobierno y ante los Tribunales de Justicia provincia y federal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Se consolida China como principal comprador de alimentos de Argentina

XINHUA

China se consolidó en 2009 como el principal comprador de alimentos de Argentina, informó el Instituto de Investigaciones Económicas Sectoriales (IIES).

En un comunicado, el organismo precisó que las compras chinas de los productos alimenticios argentinos, representan el 11,6 por ciento en monto y el 7 por ciento en volumen, seguido por Países Bajos, con el 7,6 por ciento y el 9,6 por ciento.

El tercer puesto es para España con el 5,8 por ciento en monto y 7,5 por ciento en volumen, Italia se ubica en cuarto lugar, mientras que la quinta posición es ocupada por India, agregó.

La demanda externa de productos elaborados por la industria de alimentos de Argentina mostró una disminución de 11,5 por ciento el año pasado, en comparación con 2008, al alcanzar 13.896,7 millones de dólares.

Las ventas en volumen fueron por 31,8 millones de toneladas, con una contracción del 7,2 por ciento, en comparación con las cifras registradas el año anterior.

En cuanto a la composición de las exportaciones alimenticias en 2009, en monto, los porcentajes fueron del 61 por ciento para los subproductos oleaginosos, 30 por ciento para aceites, 4,5 por ciento para lácteos, 2,3 por ciento para harinas y 2,2 por ciento para azúcar.

China encabezó la demanda de aceites, con 38 por ciento de los 4.170,2 millones de dólares que Argentina exportó en el rubro.

La participación de las exportaciones de alimentos en las exportaciones de Argentina llegó al 25,4 por ciento en 2009, por encima del 22,4 por ciento de 2008.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Bolivia: Mantiene lugares expectables como productor de minerales en el mundo

René Quenallata Paredes (XINHUA)

Bolivia es el cuarto país del mundo mayor productor de estaño, el octavo de plomo, el noveno de plata, el décimo de zinc, el segundo de antimonio y está en el puesto 24 en producción de oro, según informes de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol).

El descenso del país andino al cuarto lugar entre los mayores productores de estaño en el mundo se debe a una deficiente administración de sus autoridades, influida por factores políticos, según un informe difundido por la Fundación Milenio, en el que se encuentra a China como el primer productor de este metal en el mundo.

La producción mundial de estaño en 2009 fue de alrededor de 330.200 toneladas, de las cuales China produjo el 46 por ciento, Indonesia 30 por ciento, Perú 12 por ciento, Bolivia cinco por ciento y Brasil cuatro por ciento, entre los cinco mayores productores.

Los datos del Ministerio de Minería, que recopila informes del ranking mundial establecido por World Metal Statistics Yearbook 2008, Gold Survey 2009, World Silver Survey 2009 y US Geological Survey, Mineral Commodity Summaries, 2008, ubica a Bolivia en lugares expectables en producción minera.

La minería recibió en 2009 más de 100 millones de dólares para su reactivación y el apoyo de nuevos proyectos, manteniéndose en el segundo lugar en el aporte al Producto Interno Bruto (PIB) con el 40 por ciento de sus ingresos.

Fredy Beltrán, director de Minería del Ministerio del rubro, explicó que pese a la situación difícil de la economía mundial y la caída de precios de los minerales, en Bolivia se trabajan grandes proyectos estratégicos para la economía boliviana.

Se refirió a la planta piloto del litio, Planta Siderúrgica de El Mutún (hierro), Coro Coro, ampliación del ingenio en Huanuni, Planta Fundidora del Bismuto, sin olvidarse de la reactivación de Karachipampa y La Palca.

“En el tema del estaños existe cierta preocupación, pero estamos seguros en mantenernos en los primeros lugares como productores de estaño e incluso otros metales”, agregó.

Por su parte el analista minero Raúl Gutiérrez explicó a la Xinhua que dependerá de las inversiones en Bolivia para subir la producción, a través de nuevas tecnologías que permitan aumentar su productividad, aunque dijo que también es importante el mercado.

“El gobierno boliviano apuesta a las inversiones estatales, esa es una buena iniciativa, pero es hora de ingresar del discurso a la práctica. Está bien tener socios a transnacionales con las nuevas reglas del juego y evitar entregar toda la producción de las empresa extranjeras que deja poco en Bolivia”, agregó.

El presidente indígena Evo Morales puso como política de Estado abrirse a las inversiones para explorar y explotar recursos naturales estratégico, pero como socios y no en las condiciones pasadas, cuando los gobiernos de línea neoliberal entregaban todo a las transnacionales.

“Bolivia que en el pasado fue el segundo productor con una participación de 23 por ciento del mercado, hoy ocupa el cuarto lugar. Las causas de esta disminución radican no tanto en el mercado y los precios, sino a una deficiente administración, desarrollo y gerencia de nuestro potencial”, señala Gutiérrez.

La minería boliviana cerró la gestión 2009 con un crecimiento del 13 por ciento por el incremento en la producción de empresas estatales.

Es un récord histórico en producción, especialmente de la minería estatal, como en Huanuni (Oruro) que superó las 10 mil toneladas, lo mismo en Vinto (Oruro), que tiene un resultado muy importante a pesar de los momentos difíciles.

El crecimiento de ese sector en Bolivia, pese a los efectos de crisis global sobre la cotización en los mercados internacionales, impactará positivamente en el PIB del país.

Huanuni

Huanuni es una de las cinco minas de estaño más importantes del mundo, junto a San Rafael (Perú), Pitinga (Brasil), Collingwood (Australia) y Bangka (China).

La producción histórica de Huanuni no está debidamente registrada, pero las operaciones de minería subterránea han tendido topes de producción cercanos a las 1.000 toneladas día.

Huanuni aporta a la producción de estaño del país, entre el 40 y ahora 60 por ciento, según el informe de la Fundación Milenio.

En la actualidad el mercado del estaño es más o menos equilibrado, la producción mínima tiene una declinación anual por manejo de “stocks”, reciclaje y sustitutos. Pero la producción total crece entre 5 a 10 por ciento por año.

“En el estaño estamos descendiendo, ya no somos un productor de primer orden, en contraposición del segundo lugar que ocupamos como productor mundial alrededor de 1935 al 40” manifestó el ex prefecto del departamento de Oruro Walter Lague.

Bolivia durante la época de los barones de estaño, Hoschild, Aramayo y Patiño, ocupó el segundo lugar en producción mundial del estaño, título que lo llevó a ser conocido a nivel mundial, por sus reservas.

Ranking minero

La presencia de Bolivia en el ránking mundial de países productores de minerales, ratifican su posición de país minero. Ocupa el cuarto lugar de más de 20 productores de estaño, el décimo de más de 27 en zinc, el noveno en plata, el octavo en plomo. Y en oro en el puesto 24.

En los minerales estaño, zinc, plomo y plata, "Bolivia se encuentra entre los primeros diez productores en el ámbito mundial", lo que "muestra que en los últimos años se ha consolidado la industria minera" nacional, puntualiza un informe de Comibol.

La producción mundial de estaño en 2009 fue de alrededor de 330.200 toneladas, de las cuales, Bolivia aportó apenas con el cinco por ciento, pero se mantiene entre los cuatro primeros más productores de este metal.

En el caso del zinc, el mundo produjo 12,09 millones toneladas métricas finas (TMF). Bolivia aportó 3,2 por ciento, es decir, 383.600 TMF. En tanto que China fue el mayor productor con 3,61 millones TMF, equivalente al 30 por ciento.

La extracción mundial de plomo superó 3,91 millones TMF, Bolivia aportó el 2,1 por ciento, es decir, 81.600 TMF. La primera productora, nuevamente, es China con 1,51 millones TMF, equivalente a 38,7 por ciento.

La producción del metal dorado sumó 2.126 TMF, el aporte boliviano fue tan sólo el 0,4 por ciento con 8,4 TMF, de acuerdo con el ránking mundial de países productores de oro.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, en 2008 el PIB de Bolivia registró un extraordinario crecimiento de 6,15 por ciento, a consecuencia del comportamiento de los precios en el sector minero que alcanzó niveles y cotizaciones excepcionales en el mercado externo.

El PIB minero, entre 2007 y 2008, creció de 9,98 por ciento al 56,26 por ciento, es decir, un incremento de 46,28 por ciento por encima de otras actividades económicas. En 2009 creció en 13 por ciento.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Bolivia: El oficialismo aprueba una ley para acelerar los juicios a ex presidentes

.
La mayoría oficialista del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) en la Cámara de Diputados de Bolivia aprobó el proyecto de ley para acelerar los juicios de responsabilidades en contra de ex presidentes y altas autoridades de Estado.

La medida legal que pasa a su etapa a revisión en la Cámara de Senadores, se viabilizó tras la supresión del artículo 10 de la Ley de Juicio de Responsabilidades, que se refiere al juzgamiento en rebeldía del imputado.

Con anterioridad, la reunión de Coordinación Política, que se realizó desde las primeras de la tarde del lunes, en la que participaron los jefes de bancada de las fuerzas políticas representadas en el hemiciclo que son Unidad Nacional (UN), Convergencia Nacional (CN) y el Movimiento Al Socialismo (MAS), intentó conciliar criterios encontrados respecto al artículo 10.

Sin embargo, en el debate parlamentario, la oposición, conformada por UN y CN no sustentó sus argumentos, posibilitando que la bancada oficialista apruebe la nueva norma legal anulando el polémico artículo.

La norma aprobada anoche, en todas sus etapas, debe ser sancionada en el Senado para que luego el presidente del estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, la promulgue.

Hasta la fecha, parlamentarios del partido de gobierno MAS inició juicios de responsabilidades en contra los ex presidentes, Gonzalo Sánchez de Lozada, mandatario entre los años 1993-1997 y 2002-2003; Jorge Quiroga Ramírez entre 2001-2002.

Luego está el dignatario Carlos Mesa en las gestiones 2003-2005 y Eduardo Rodríguez Veltzé 2005-2006 además de los ex magistrados de la Corte Suprema de Justicia, Eddy Fernández y Rosario Canedo, sumando los siete procesos.

El ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, es acusado en la Corte Suprema de Justicia, por delitos de genocidio por la muerte de más de 65 personas durante los sangrientos sucesos del 11 al 15 octubre de 2003 en El Alto y La Paz.

En tanto Jorge Quiroga y Carlos Mesa fueron demandados por la Fiscalía General, de violar la Constitución Política del Estado al suscribir contratos petroleros con empresas transnacionales de forma inconstitucional.

En el caso del ex presidente Eduardo Rodríguez, éste fue acusado el año 2006 de haber sometido al país al dominio extranjero y espionaje, al haber autorizado la destrucción por Estados Unidos de mísiles chinos de las Fuerzas Armadas de Bolivia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: Desata gran polémica la caída de nuevos edificios por el sismo

.
El sismo que asoló a Chile el pasado 27 de febrero produjo daños de enorme consideración en su infraestructura, incluyendo a algunos edificios recién construidos en Santiago, Concepción y Valparaíso, que tuvieron fallas estructurales.

Este tema es parte del debate nacional sobre la tragedia causada por el terremoto y los maremotos, en el que se ha cuestionado a las empresas del sector inmobiliario, que en su mayoría no han dado respuesta para compensar a los residentes de dichos edificios o viviendas, que seguramente serán demolidos.

Una querella presentada ante un tribunal por un ciudadano podría permanecer sin resolverse hasta por 10 años, debido a la complejidad para demostrar deficiencias en las construcciones, especialmente si son edificaciones viejas.

Cifras oficiales indican que las pérdidas en vidas humanas dejadas por los movimientos telúricos sobrepasarán las 500, y todavía no hay un catastro completo de los costos en la infraestructura, calculada en principio por el gobierno en unos 30.000 millones de dólares.

Los expertos coinciden en que el mayor descalabro de las edificaciones se produjo por fallas en los diseños, la ingeniería y la construcción de los proyectos de uso público y privado, y en algunos casos de edificios habitacionales, además, por deficientes estudios de mecánica de suelo.

Los medios de comunicación reflejan las críticas de la población hacia algunas inmobiliarias que privilegian sólo los márgenes de utilidad en sus negocios e intentan rehuir sus responsabilidades.

A juicio del especialista Patricio Herman, "los ingenieros de cálculo de estructuras en general hacen bien su cometido, sobre todo cuando se trata de edificios corporativos, pero en los casos de edificios de departamentos que se venden a terceros no siempre proceden con rigurosidad profesional".

En la práctica, ni los arquitectos proyectistas, ingenieros calculistas, arquitectos revisores independientes, constructores, jefes de obras, ni inspectores técnicos están obligados a certificar que la construcción se hizo de la manera correcta.

El único responsable final es el llamado primer vendedor, es decir, la persona jurídica que hizo el negocio que le reportó grandes utilidades.

Además, según una información de prensa, sólo 34 por ciento de las viviendas aseguradas contra incendio tiene mecanismos antitelúricos.

En un encuentro con la prensa, el sábado pasado, el presidente Sebastián Piñera aseguró que su gobierno investigará la situación de los edificios y demás obras dañadas para determinar las responsabilidades de las inmobiliarias, así como de las concesionarias, que construyeron las carreteras.

De acuerdo con la Ley de Construcción, las edificaciones deben cumplir exigentes normativas en materia estructural.

Tras el terremoto de marzo de 1985, que afectó a la capital y otras zonas del centro del país, se elevaron las exigencias para levantar edificios y otras grandes obras.

Hoy, la regulación existente en esta materia ha rendido buenos frutos, pero la propia Cámara de la Construcción admitió que dicho sistema debe ser revisado y mejorado, "porque en la construcción no hay espacio para errores".

En general, la infraestructura del país respondió adecuadamente frente a las altísimas exigencias a las que fue sometida con el terremoto de 8,8 grados en la escala de Richter, el quinto de mayor magnitud del mundo. Un sismo de esa magnitud, que afectó directamente al 80 por ciento del país, habría tenido efectos mucho más desastrosos en la mayoría de los países del mundo o en el mismo Chile de hace 30 años.

Es indudable que Chile cuenta con ingeniería antisísmica de calidad, pero resulta inaceptable que algunas estructuras relativamente nuevas hayan colapsado porque existieron fallas que deben ser investigadas por ingenieros especialistas.

En Chile no hay, como en otros países sísmicos, planos para cada ciudad, en los que se marcan las zonas donde hay ciertas fallas geológicas formadas por sismos anteriores, producto del desplazamiento de las placas tectónicas.

Estas zonas estarían insertadas en los planos reguladores de cada comuna, de manera que las municipalidades no otorguen permisos de edificación sobre esos terrenos.

Los chilenos que perdieron sus viviendas esperan la devolución del dinero invertido o una nueva, pero una solución no parece estar a la vista, cuando hay más de un millón de construcciones afectadas y las inmobiliarias no asumen su responsabilidad, lo que significa un serio problema para el gobierno y para su plan de reconstrucción.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Colombia: El partido de la U y Conservadores consolidan su presencia en el Senado

.
Los oficialistas partidos Social de Unidad Nacional y el Conservador consolidaron su presencia en el Senado de Colombia con 28 y 24 puestos respectivamente, que agrupa a 102 parlamentarios.

De acuerdo con la Registraduría del Estado Civil, con más del 93 por ciento de las 76.940 mesas de votación escrutadas de los comicios parlamentarios del 14 de marzo, ambos partidos políticos suman 52 puestos, seguidos respectivamente por los partidos Liberal, de Integración Nacional (Pin), Cambio Radical, Polo Democrático Alternativo (PDA), Verde, Mira y Compromiso Ciudadano por Colombia.

Por su parte, el Partido Liberal obtuvo 18 puestos, manteniendo la misma cantidad de parlamentarios en la cámara alta del Congreso, con Arleth Casado de López como máxima representante.

Por otro lado, el recién integrado Partido de Integración Nacional (Pin), cuestionado por aparentes nexos de sus integrantes con el narcotráfico, obtuvo nueve puestos, convirtiéndose en la cuarta fuerza política más importante del Senado.

Héctor López, Antonio José Correa y Teresita García fueron algunos de los senadores de Pin, que están señalados de nexos con paramilitares y narcotraficantes.

Asimismo, Cambio Radical y el PDA lograron ocho puestos cada uno, los cuales han sido calificados por analistas como "perdedores" de los comicios parlamentarios, tanto así que el presidente del PDA Jaime Dussan dimitió a su cargo después de fallar en su aspiración al Senado

Por su parte, el también recién constituido independiente Partido Verde, con tan solo un 4,7 por ciento de votos a favor, logró posicionar a cinco senadores dentro de la cámara alta.

Entretanto, el ex alcalde de la ciudad de Bogotá Antanas Mockus resultó electo como el candidato presidencial por el Partido Verde tras superar a Enrique Peñalosa y Luis Eduardo Garzón, en una consulta interna realizada de manera simultánea a los comicios.

De la misma forma, el Movimiento independiente de Renovación Absoluta (Mira) y Compromiso Ciudadano por Colombia lograron un puesto cada uno.

Otros "perdedores políticos" en los comicios del 14 de marzo fueron los cinco de seis ex rehenes de las FARC Clara Rojas, Consuelo Perdomo, Orlando Beltrán, y Luis Eladio Pérez que aspiraban a retornar a la política.

Solo Jorge Eduardo Géchem fue elegido senador por el Partido de la U con 43.973 votos a su favor.

En el mismo sentido, numerosos artistas, actores y figuras públicas famosas fallaron en sus aspiraciones parlamentarias como los casos de la actriz Aura Cristina Geithner, el periodista deportivo Javier Bonett y el actor Gregorio Pernia.

Los resultados de los comicios parlamentarios realizados el 14 de marzo han presentado un histórico retraso en el suministro de información, de más de 24 horas, sin especificar quienes son los 164 parlamentarios de la Cámara de Representantes, los candidatos oficiales del Partido Conservador y cinco representantes del Parlamento Andino.

Diversos sectores colombianos y los mismos candidatos a congresistas han exigido celeridad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...