lunes, 22 de marzo de 2010

¿Llegará el capitalismo a devorar el Foro Social Mundial?

Marga Tojo Gonzales

Entre el 21 de enero y el 2 de febrero de 2010, Eric Toussaint y Olivier Bonfond, militantes altermundialistas, miembros del Consejo Internacional del FSM, de la asamblea mundial de los movimientos sociales y de la red internacional CADTM (Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo www.cadtm.org), participaron en distintas reuniones y actividades internacionales en Brasil: seminario internacional de movimientos sociales (realizado en São Paulo entre el 21 y el 23 de enero), campo internacional de la juventud en Novo Hamburgo, seminario internacional titulado “10 años después: retos y propuestas para otro mundo posible”, organizado en Porto Alegre del 25 al 29 de enero de 2010 por el “Grupo de reflexión y de apoyo al proceso del FSM”, compuesto por varias organizaciones brasileñas, en particular, IBASE, Ethos y el Instituto Paulo Freire, así como en la asamblea de los movimientos sociales (Porto Alegre, el 29 de enero). A pesar de realizar un análisis muy crítico, Eric Toussaint y Olivier Bonfond piensan que el Foro Social Mundial puede aún desempeñar un papel positivo, pero con ciertas condiciones.

Marga Tojo Gonzales: Diez años después del nacimiento del lema “otro mundo es posible”, la mayoría de la población del planeta vive todavía en condiciones infrahumanas y la crisis financiera internacional deterioró aún más la situación. ¿Fracasaron los altermundialistas?

Olivier Bonfond: Cuando la cuestión se plantea de esta forma, hay que reconocer que el Foro Social Mundial y el movimiento altermundialista en general no consiguieron realmente cambiar el curso de las cosas. En el fundamento de estos grandes acontecimientos que son los foros mundiales, estaba el objetivo de convertir la sociedad en un lugar donde hubiese más justicia social, menos desigualdades, y donde todos los ciudadanos tuviesen satisfechos sus derechos humanos fundamentales. Pero en realidad hay que plantear la cuestión de otro modo. Se trata de determinar si el FSM y el movimiento altermundialista desempeñaron un papel positivo en la construcción de una relación de fuerzas favorable a los explotados y oprimidos del planeta. Entonces la evaluación es más bien positiva. Pero el FSM no tiene nada de milagroso y sigue siendo un proceso en movimiento, con sus debilidades y contradicciones. También es muy “joven”: el FSM sólo tiene 10 años y el movimiento altermundialista apenas alguno más, lo que es muy poco si lo comparamos con las fuerzas a las que se enfrentan, es decir, las de una oligarquía capitalista internacional y las de las sociedades transnacionales, al servicio de las cuales actúan potentes instrumentos, tales como el Banco Mundial, el FMI, la OMC, la OTAN…

M.T.G.: En su opinión, después de 10 años de Foros, ¿cuál es el principal logro de este movimiento?

Eric Toussaint: El FSM desempeñó un papel muy importante en dos niveles. En primer lugar, en la deslegitimación del neoliberalismo como único modelo posible para la humanidad. Claro está que no se ha terminado la “batalla de las ideas” y la lógica de fatalidad está aún muy presente en muchas mentes, pero el movimiento altermundialista pudo demostrar y hacer visible la necesidad y la posibilidad de una alternativa mundial. Demostró la futilidad de algunas afirmaciones de moda como, por ejemplo, la expresión “el final de la historia” de Fukuyama o la “TINA” (There Is No Alternative) de Margaret Thatcher.
El otro logro muy importante del FSM es haber permitido, por una parte, la construcción y el refuerzo de redes internacionales, y, por otra, la conexión entre estas diversas redes. En el marco de la lucha contra el capitalismo mundializado, este aspecto es fundamental. En efecto, ante estrategias y relaciones de fuerzas que llevan al aislamiento y/o a la competencia entre países y pueblos, es fundamental sobrepasar el marco nacional y proponer alternativas globales, construyendo vínculos de solidaridad y también, sobre todo, coordinando estrategias de acción y movilizaciones internacionales. En los primeros años del foro, es innegable que había una dinámica interesante entre los foros, los movimientos sociales, las distintas campañas internacionales sobre temas tales como la deuda, la OMC, el militarismo, la ecología, la feminismo… y la organización de grandes movilizaciones con motivo de reuniones del BM, el FMI, la OMC, el G8, la OTAN, o como la potente movilización mundial de febrero de 2003 contra los preparativos de la invasión de Irak.

M.T.G.: ¿Esto ya no sucede ahora? ¿Son ustedes de los que piensan que el Foro Social Mundial pierde aliento?

O.B. Es innegable que el Foro perdió vitalidad, utilidad y también legitimidad (sobre todo a partir del FSM organizado en Nairobi en enero de 2007 ). Las causas son múltiples: la institucionalización del FSM, el refuerzo de la influencia de grandes ONG que disponen de importantes medios financieros, el gusto de una parte de las delegaciones y dirigentes del FSM por los hoteles de cuatro o cinco estrellas, la incapacidad de “fusionar realmente” las actividades durante los foros mundiales (más de 1.500 actividades en cinco días en el último FSM de Belem), la búsqueda de fondos en grandes empresas privadas o mixtas (Petrobras, la gran sociedad petrolera brasileña, cuyo capital es privado en un 61 %; la Fundación Ford; la multinacional CELTEL en África…).
La evolución política de los últimos años también pesó mucho. Es necesario recordar que los dos principales países en los que el Foro se afianzó al principio, Brasil e Italia, experimentaron a partir de 2003 dos experiencias gubernamentales que influyeron de modo acusado sobre el curso del Foro Social Mundial: la experiencia de la presidencia de Lula en Brasil y la del gobierno Prodi en Italia. Importantes fuerzas que eran la base de la creación del Foro Social Mundial sostuvieron o sostienen aún a estos Gobiernos, que aplicaron (o aplican aún) políticas social-liberales, o sencillamente neoliberales.
También hay que decir que el FSM y el movimiento alter no lograron “victorias” en el nivel mundial. Afortunadamente, sobre el continente latinoamericano, la lucha contra el ALCA (Acuerdo de Libre Comercio de las Américas, dirigido desde Washington), que triunfó en 2005, ayuda a mantener en parte su reputación. Pero si se aborda la escena mundial, mientras que el capitalismo atraviesa una crisis de enorme amplitud, ni siquiera se ha aplicado un impuesto a las transacciones financieras con el fin de combatir la especulación. Las aventuras bélicas imperialistas prosiguen. Los golpistas hondureños están todavía en el poder. Copenhague fue un fracaso obvio. El hecho de que, en el nivel internacional, el movimiento no haya conseguido aún una victoria produce desaliento entre los que esperaban resultados tangibles más rápidos. En este nivel, se puede decir que el FSM se ahoga, en el sentido de que carece de aire o de combustible para lograr que el engranaje se mueva a más velocidad.

E.T. Hay que añadir que la mayoría de la dirección del FSM se negó a evolucionar hacia un movimiento con voluntad de convocar movilizaciones sobre una plataforma común. Y si no hay voluntad de movilizar en el nivel internacional, si no hay voluntad de marcar objetivos comunes, es difícil progresar. Inevitablemente, el FSM se asemeja cada vez más a un enorme mercado de ideas (y de propuestas) que no desembocan en un combate común para conseguir ciertos objetivos. Ahora bien, necesitamos un instrumento internacional para determinar cuales son las prioridades, las pretensiones y los objetivos que queremos alcanzar, un calendario común de acciones, una estrategia común. Si el Foro no lo permite, será necesario construir otro instrumento, aunque sin eliminar o abandonar el Foro. Pienso que tiene su razón de ser. Pero puesto que un sector del FSM no quiere que éste se transforme en instrumento de movilización, es mejor construir otro instrumento con las organizaciones y los individuos que estén convencidos de que esto es necesario. Eso no impediría seguir interviniendo activamente en el Foro. Digo esto para evitar una escisión, un debate sin fin que paraliza más que ayuda.

M.T.G. ¿A qué nuevo instrumento se refiere?

E.T. : Existe una propuesta que, la verdad, tuvo relativamente poca repercusión. Se trata del llamamiento que Hugo Chávez hizo a finales de noviembre de 2009 para la creación de una Quinta Internacional, que reuniría movimientos sociales y partidos de izquierda. Pienso que es, en principio, muy interesante. Podría ser una perspectiva válida si hay una reflexión, un diálogo entre partidos y movimientos sociales: una Quinta Internacional como instrumento de convergencia para la acción y para la elaboración de un modelo alternativo. |5. Pero, a mi modo de ver, no constituiría una organización como las Internacionales que han existido —o aún existen, puesto que la Cuarta Internacional existe todavía—, organizaciones de partidos con un nivel de centralización bastante elevado. Pienso que la Quinta Internacional no debería tener un alto nivel de centralización y no debería implicar una autodisolución de las redes internacionales o de una organización como la Cuarta Internacional. Éstos podrían adherirse a la Quinta Internacional, guardando sus características esenciales, pero tal adhesión demostraría que todas las redes o grandes movimientos tienen la voluntad de ir más allá de los frentes específicos, como las coaliciones sobre el clima y la justicia social, la soberanía alimentaria, la deuda… Tenemos banderas comunes entre muchas redes y esto es positivo. Pero si fuese posible llegar a un frente permanente, sería mejor. Al emplear esta expresión, ya estoy dando un elemento de definición. Para mí, la Quinta Internacional sería, en la situación actual, un frente permanente de partidos, movimientos sociales y redes internacionales. El término “frente” implica claramente que cada uno guardaría su identidad pero daría la prioridad a lo que une para lograr objetivos comunes y avanzar en la lucha. Los últimos meses de 2009 y principios de 2010 demostraron nuevamente la necesidad de aumentar la capacidad de acción colectiva, ya que la movilización contra el golpe de Estado de Honduras fue completamente insuficiente. Es preocupante, porque, como Estados Unidos apoyan el golpe de Estado legitimando las elecciones que siguieron, las fuerzas golpistas del mundo entero consideran que esta es, de nuevo, una opción razonable. En Paraguay, por ejemplo, el debate entre los golpistas vuelve sobre el “cuándo” y el “cómo”. Están convencidos de que es necesario un golpe de Estado a partir del Congreso Nacional contra el presidente Fernando Lugo. Eso demuestra que la movilización con respecto a Honduras fue insuficiente. Fue el caso también de Copenhague y, ahora, de Haití. La respuesta a la intervención de Estados Unidos en Haití es también netamente insuficiente.

MTG: ¿Qué piensan de la reciente evolución del FSM y más concretamente cómo analizan los foros de Porto Alegre y de Salvador de Bahía?

O.B. : El elemento más positivo de las actividades realizadas en Porto Alegre en enero de 2010 fue seguramente el lanzamiento de una campaña internacional contra la presencia de bases militares en el continente latinoamericano. Esta campaña, “América Latina y Caribe: una región de paz. ¡No a las bases militares extranjeras!”, conducida por una plataforma de organizaciones muy importantes , muestra que el FSM, como espacio abierto, puede aún conseguir que se concreten ciertas campañas movilizadoras. Otro punto positivo: la actividad destinada a preparar la movilización para la “Conferencia mundial del pueblo sobre el cambio climático y la defensa de la Tierra Madre”, que tendrá lugar en Cochabamba del 19 al 22 de abril de 2010, ha reunido muchas organizaciones.

Desgraciadamente, los elementos negativos no faltaron, ni en Porto Alegre, ni en Salvador de Bahía. Es necesario destacar en primer lugar la escasa presencia de movimientos sociales (en particular, de las organizaciones indígenas que habían influido positivamente sobre el FSM celebrado en Belem en enero de 2009), y en consecuencia los debates estuvieron dominados por grandes ONG, que no pretenden en absoluto cuestionar la lógica profunda del sistema capitalista. Además, aunque no es nuevo, la organización de estos dos foros fue financiada por transnacionales como Petrobras. Ésta es una empresa mixta que explota el petróleo y el gas, en particular, en Bolivia, Ecuador y Brasil, causando graves daños ambientales. Si recordamos el artículo 4 de la Carta de principios de Porto Alegre: “Las alternativas propuestas al Foro Social Mundial se oponen a un proceso de universalización capitalista encargado por las grandes empresas multinacionales y los Gobiernos e instituciones internacionales al servicio de sus intereses”, |9| comprenderemos inmediatamente dónde está el problema. Sobre todo teniendo en cuenta que estos foros se caracterizaron por una impresionante presencia del Gobierno Lula, tanto en el apoyo financiero, lo que no es nuevo tampoco, como en la programación en las distintas actividades. En todas las actividades a las que asistí, había en la mesa un representante del gobierno brasileño con un discurso en el que se hacía siempre un balance positivo del Gobierno Lula. En esto hay un verdadero peligro, que un foro social se convierta en una herramienta de legitimación de un Gobierno que aplica una política social liberal.

MTG: Precisamente, con relación a esta cuestión de la naturaleza del gobierno brasileño, algunos medios de comunicación se hicieron eco de una fuerte polémica entre ustedes. Eric Toussaint y Socorro Gómez, representante de Cebrapaz y miembro del PcdoB, declararon que Brasil era un imperialismo periférico en el curso de un debate sobre el nuevo orden mundial. Alguien en la sala, miembro también del PCdoB, los acusó de seguir el juego al imperialismo americano. ¿Qué tiene que decir al respecto?

E.T. : Brasil ocupa un lugar singular: con una economía nacional que representa por sí sola la mitad del producto interior bruto de Sudamérica, puede considerarse como una potencia imperialista periférica, capaz de determinar una línea política independiente de Washington. Se puede aplicar el término imperialismo a un país como Brasil por varias razones: sus empresas transnacionales (Petrobras, Vale Rio Doce, Odebrecht ) realizan importantes inversiones en el extranjero hasta el punto de tener un peso económico considerable e influir sobre las decisiones políticas de gobiernos extranjeros (es el caso de Paraguay, Bolivia, Ecuador, aunque las autoridades de estos países intentan recuperar la soberanía sobre su economía, lo que implica tensiones con Brasilia); sus empresas explotan al máximo los recursos y a los trabajadores de los países donde invierten; el gobierno de Brasilia pone su política exterior totalmente al servicio de los intereses de las transnacionales brasileñas; Brasil intenta progresivamente dotarse de fuerzas militares capaces de intervenir fuera de las fronteras de manera permanente (dirige el Minustah en Haití ). Conviene añadir el calificativo periférico al sustantivo imperialismo en la medida en que Brasil no constituye un imperialismo dominante, comparable a Estados Unidos, a los principales países de la Unión Europea (o a la Unión Europea como tal) o Japón. Brasil debe ubicarse en la misma categoría que China, Rusia y la India, con los que integra los BRIC's (Brasil, Rusia, India, China), esa categoría inventada hace una quincena de años para designar las principales potencias periféricas capaces de ejercer un peso político y una influencia económica que las potencias económicas dominantes deben tener en cuenta. Es necesario precisar que Brasil ocupa en este cuarteto el último lugar por su tamaño económico, y por el hecho de que no dispone de armas nucleares. En este sentido, se puede aproximar a Sudáfrica. Brasil y Estados Unidos tienen intereses divergentes en varios aspectos: los intereses económicos de la burguesía brasileña en materia agrícola e industrial no pueden satisfacerse con el proteccionismo de Estados Unidos. En este mismo sentido, la reactivación de la IV flota y la utilización de bases militares colombianas molestan a Brasilia, que interpreta estas acciones como una voluntad renovada de control por parte de Washington sobre Sudamérica y en particular sobre la zona estratégica de la Amazonia. El reciente despliegue de más de 15.000 soldados estadounidenses en Haití, donde Brasil dirige el Minustah, una fuerza de la ONU, irrita también al gobierno brasileño. Por otra parte, otra fuente de fricción entre Washington y Brasilia son las buenas relaciones que Lula mantiene con Cuba y Venezuela, las dos principales pesadillas de Estados Unidos en el hemisferio occidental.
Conviene también precisar que la caracterización de imperialismo periférico no depende del partido político que está en el gobierno: importa poco que la derecha o la izquierda esté en el poder. El término imperialismo a algunos les parece exagerado, ya que se asocia con una política de agresiones militares. Pero se trata de una estrecha visión del término imperialismo. ¿El desarme de Alemania o Japón (y la pérdida de sus colonias por este último) después de la segunda Guerra Mundial hizo desaparecer el carácter imperialista de estas potencias?
El principal precursor en la utilización del término subimperialismo con respecto a Brasil es el economista brasileño Ruy Mauro Marini, uno de los padres de la escuela de la dependencia. Decía lo siguiente: “Actualmente, podemos considerar a Brasil como la más pura expresión del subimperialismo.” Frente a los que se oponían a esta caracterización, Marini formuló argumentos que, hoy, han tomado más fuerza: “¿La política expansionista brasileña en Latinoamérica y África, además de la búsqueda de mercados, no corresponde acaso a un ejercicio de control de fuentes de materias primas —como los minerales y el gas de Bolivia, el petróleo de Ecuador y de las ex colonias portuguesas en África, el potencial hidroeléctrico de Paraguay— y, más aún, al cierre de las posibilidades de acceso a estos recursos a posibles competidores como Argentina? [...] La exportación de capitales brasileños, principalmente mediante el Estado (Petrobras, convertida en Brazilian Petroleum, lucha por entrar en el cartel internacional del petróleo, así como el constante desarrollo de préstamos públicos al exterior), y también de los capitales asociados a grupos financieros para explotar las riquezas de Paraguay, Bolivia y las colonias portuguesas de África, por dar algunos ejemplos, ¿no se presenta como un caso particular de exportación de capital en el marco de un país dependiente como Brasil?”. Añadía además un argumento que se ha reforzado con el tiempo: “Sería bueno tener presente el proceso acelerado de monopolización (mediante la concentración y la centralización del capital) que ha tenido lugar en Brasil en estos últimos años, así como el extraordinario desarrollo del capital financiero, principalmente a partir de 1968.” Y finalmente, concluía afirmando que para la izquierda revolucionaria, es fundamental tomar conciencia del subimperialismo: “Para concluir este prefacio, sería necesario reiterar la importancia del estudio del subimperialismo para el desarrollo del movimiento revolucionario latinoamericano”.
En el debate que tuvo lugar en Porto Alegre sobre el nuevo orden mundial, expliqué que Estados Unidos era por supuesto la potencia imperialista dominante y más agresiva. No hay comparación con Brasil en este nivel. También critiqué duramente el imperialismo de la Unión Europea. Eso no impide que el propio Brasil sea una potencia imperialista, con las características de una potencia periférica. Prefiero el término “imperialismo periférico” a “subimperialismo” ya que, desde que Ruy Mauro Marini tomó conciencia del fenómeno, hace más de treinta años, Brasil ganó autonomía con relación a Estados Unidos. Durante la conferencia, fui criticado efectivamente por miembros del PCdoB , partido que apoya la política de Lula.
En realidad, durante nuestra estancia en Brasil notamos una actitud claramente intolerante de los partidarios de Lula: no quieren aceptar críticas a su Gobierno. Debo señalar que entre los otros conferenciantes que tomaron la palabra durante este debate sobre el nuevo orden mundial, Patrick Bond, de Sudáfrica, apoyó claramente la caracterización de Brasil como imperialismo periférico. Explicó que Sudáfrica estaba en la misma situación que Brasil y que los BRIC's no constituían en absoluto una alternativa.

M.T.G: Financiado por transnacionales deseosas de forjarse una imagen más “verde” o más humana, cortejado por las autoridades políticas que lo utilizan como una herramienta de campaña electoral, algunos piensan que el FSM ya ha sido asimilado completamente por el sistema y que ya no hay marcha atrás. ¿Cuál es su posición al respecto?

OB: Es perfectamente posible que el FSM sea absorbido progresivamente por el sistema capitalista. No habría nada de asombroso en ello. El capitalismo no tiene ya nada que probar en cuanto a su capacidad para adaptarse y absorber las dinámicas creadas en un principio para luchar contra él. El FSM, al igual que las ONG, movimientos sociales e individuos que lo componen, no están a salvo del peligro. Sin embargo, como red radical, el CADTM piensa que el FSM puede aún desempeñar un papel positivo como lugar de discusión sobre pistas alternativas para garantizar un auténtico desarrollo humano, basado en la justicia social y el respeto a la naturaleza. El FSM debe además reforzar las convergencias entre todos los movimientos que quieran pasar juntos a la acción. Estos movimientos aprovecharán las actividades del Foro para llegar a acuerdos. Por otra parte, el CADTM proseguirá su participación activa en la asamblea mundial de los movimientos sociales (AMS), que nació en enero de 2001 en Porto Alegre con ocasión del primer FSM.

M.T.G.: ¿Pueden recordarnos en pocas palabras en qué consiste esta Asamblea de los movimientos sociales? Por otra parte, justo antes del Foro de Porto Alegre, ustedes participaron en São Paulo en un seminario mundial de los movimientos sociales. ¿Cuál fue el resultado?

OB: La asamblea de los movimientos sociales (AMS) se desarrolló en el marco del Foro Social Mundial. Tiene como característica principal ser un espacio abierto que contempla la construcción de un orden del día común de movilizaciones. Está formada por un grupo variado de movimientos sociales y redes (Vía Campesina, Marcha mundial de las mujeres, CADTM, Jubileo Sur, No Vox, organizaciones sindicales, la Alianza Social Continental, COMPA, ATTAC, etc), que tienen objetivos regionales y nacionales específicos pero que quieren luchar conjuntamente contra el capitalismo en su fase neoliberal, imperialista y militar, contra el racismo y el patriarcado.
Entre el 21 y el 23 de enero de 2010, en São Paulo, distintos movimientos sociales que participan desde hace más o menos tiempo en la AMS, se reunieron en seminarios con el objetivo de hacer un balance de la nueva coyuntura internacional, pero también, y sobre todo, para ver cómo organizar las distintas fuerzas presentes y conseguir una mejor articulación de las mismas con el fin de reforzar las luchas a escala mundial. Los debates destacaron la gravedad y el carácter pluridimensional de la crisis sistémica que se impone actualmente, en particular por la militarización y por la criminalización de los movimientos sociales. En la estrategia de acción, la decisión más importante fue seguramente trabajar en la realización de un próximo seminario de la asamblea mundial de los movimientos sociales en África, varios meses antes del FSM 2011, que tendrá lugar en Dakar en enero de 2011. El objetivo es doble. En primer lugar, se tratará de reforzar la comunicación y la coordinación en el continente africano, manteniendo al mismo tiempo una perspectiva mundial, puesto que será efectivamente una reunión internacional con la presencia de movimientos sociales africanos, americanos, asiáticos y europeos. A continuación, se tratará de dinamizar la movilización para el próximo Foro Social Mundial, y de procurar que este Foro tenga un impacto concreto positivo para los movimientos sociales y las luchas africanas.

Traducido por Marga Tojo Gonzales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Nicaragua: La sombra de DynCorp vuela sobre Managua. Las mutaciones de la desestabilización imperial

Jorge Capelán (TORTILLA CON SAL)

No hay excusas para hacerse el inocente con la plata de los Estados Unidos a la "sociedad civil" de Nicaragua. En última instancia, todo obedece a un plan político-militar de desestabilización y dominación del país exactamente igual a los que se fraguan en países del ALBA como Venezuela y Bolivia. Los nacionales implicados en estos manejos deberían saltar del barco lo antes posible si es que no quieren pasar a la historia como traidores a la patria.

La estrategia de desestabilización de Venezuela documentada por Eva Golinger en El Código Chávez, (1) basada en la instalación en ese país de una Oficina de Iniciativas de Transición (OTI, por sus siglas en inglés) de la USAID de la mano del subcontratista DAI está siendo aplicada también en Nicaragua de la mano del programa CamTransparencia de la USAID manejado por una sucursal de la multinacional paramilitar DynCorp. Los nombres han cambiado, las mañas no.

Como es bien sabido, la USAID, la NED, el IRI, etcétera, han canalizado millones de dólares de ayuda a organizaciones de la "sociedad civil" que funciona como partido político informal para desestabilizar al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

Es difícil llevar un récord completo de esta "ayuda", pero en ocasiones la misma embajada hace pública esa información.

Tal es el caso de la entrega, a fines de mayo de 2008, (2) de unos 320.000 dólares en "proyectos pequeños" a unas quince ONGs nicaragüenses por el entonces embajador en Managua Paul Trivelli y la entonces jefa interina de la USAID en Managua Carol Horning. Estos proyectos eran parte de un plan para sabotear las elecciones municipales de ese año y al mismo tiempo aislar a Nicaragua cortando las fuentes de ayuda internacional.

Los proyectos, que oscilaban entre los 13.000 y los 15.000 dólares, fueron entregados a un grupo heterogéneo de ONGs que iban desde el Dúo Guardabarranco hasta la Radio 15 de septiembre de personajes como Fernando Avellán y Enrique Quiñones, al Grupo CINCO de Carlos F. Chamorro y a organizaciones locales de los EE.UU como Ética y Transparencia.

Es importante recalcar que ninguna de esta "ayuda" financiera es inocente y conducida por motivos meramente ideológicos, sino geopolíticos y militares. Los cuadros estadounidenses que la dirigen en Managua son político-militares, por ejemplo:

El actual embajador de los EE.UU en Managua Robert J. Callahan (3) fué secretario de relaciones públicas de John Dimitri Negroponte cuándo éste desde la embajada de Tegucigalpa convertía a Honduras en un santuario de la Contra en la década de los 80s. Callahan trabajaría 20 años más tarde con el mismo Negroponte como jefe de relaciones públicas en el Irak ocupado. Por ese entonces, su convoy contratado por la empresa de mercenarios Blackwater disparó contra un taxi en el que viajaban civiles matando al joven iraquí de 19 años Yas Ali Mohammed Yassiri e hiriendo al chofer Mohammed Nouri Hattab. (4) Anteriormente al cumplimiento de su misión en Irak, Callahan había impartido clases en la Academia Nacional de Guerra en Washington, DC y antes de llegar a Managua en julio de 2008 había sido Director de Asuntos Públicos en la oficina del Director de Inteligencia Nacional en Washington, DC por más de 2 años. Al momento de conocerse el nombramiento de Callahan como embajador en Managua, el periodista del New York Times Stephen Kinzer comentó: "...es una extraña elección (…) considerando que ayudó a inflingir a ese país una de las guerras más sangrientas de su historia",

Su antecesor Paul Trivelli también es un cuadro de guerra (5): Tras ser retirado de Managua, en agosto de 2008 fue nombrado Subcomandante Civil (Civilian Deputy) y asesor en política exterior del Comando Sur de los EE.UU en Miami (USSOUTHCOM). El propio Comando Sur explica que, Como Subcomandante Civil, Trivelli es responsable de desarrollar y refinar permanentemente la estrategia regional del USSOUTHCOM, su Plan de Teatro de Guerra y el de Cooperación de Seguridad de dicho teatro. También juega un papel clave en la coordinación entre las agencias de los EE.UU para el cumplimiento de esos planes. Como asesor en política internacional, asesora al Comandante del USSOUTHCOM y otros comandantes en asuntos relacionados con la política exterior de los Estados Unidos en lo que respecta a la Seguridad Nacional. En lo que respecta a su formación académica, Trivelli obtuvo en 1996 una maestría en Estudios de Seguridad Nacional de la Academia Naval de Guerra.

La ex-Directora Adjunta de la USAID en Nicaragua durante la era Trivelli, Carol Horning, también tiene un pasado de formación militar habiendo realizado estudios sobre la Estrategia Nacional de Seguridad en la Academia de Guerra de los EE.UU entre 2004 y 2005. (6)

Las Oficinas de Iniciativas de Transición (OTIs) (7) comenzaron a ser instaladas alrededor del mundo por la USAID a partir de 1994, originalmente para apoyar la transición hacia el capitalismo en los países de Europa Oriental. Pronto su ámbito de acción se expandió a lugares como Kosovo, Haití, Indonesia, Filipinas, Colombia, y donde fuese que los EE.UU necesitasen "dar respuesta" a situaciones en las que su dominación se viera amenazada.

Bajo orientaciones de la USAID, las OTIs implementan redes con partidos políticos, medios y ONGs en los países en los que operan, dándoles el financiamiento y la capacitación que necesitan para implementar en el terreno las políticas que obedecen a los objetivos de los Estados Unifos, desde golpes de estado hasta intervenciones militares o lucha contrainsurgente.

En el caso de Venezuela, la OTI de Caracas fue creada en julio de 2002, poco después del fracasado golpe de estado contra Hugo Chávez. Para desarrollar el trabajo, la OTI contrató a la multinacional vinculada al complejo militar-industrial estadounidense Development Alternatives, Inc (DAI) que inicialmente administró un fondo de 10 millones de dólares con el nombre "Venezuela: Iniciativas para la construcción de confianza" (VICC). Ese dinero que fue usado para financiar a las organizaciones que impulsaron el paro petrolero de ese año, así como todos los partidos y organizaciones de la oposición de derecha contra el proceso bolivariano.

La OTI de Bolivia fue abierta a finales de 2005 para tratar de impedir que Evo Morales llegase al poder, esta vez como contratista de la empresa Cassals & Associates, (8) una filial de la multinacional del paramilitarismo DynCorp. Inicialmente, la OTI de La Paz contaba con un presupuesto de 13.6 millones de dólares, y se calcula que desde entonces ésta y la USAID han canalizado unos 120 millones de dólares a diversos grupos opositores a Evo Morales, entre ellos los grupos fascistas de la denominada "media luna" que promovían la secesión del país y que se hicieron responsables de incontables actos de terror y hasta de masacres contra poblaciones civiles. Esto llevó al gobierno boliviano a declarar al embajador estadounidense Phillip Goldberg persona non-grata y a advertir a la USAID que, de seguir con ese tipo de actividades, serían expulsados del país.

En Nicaragua no existe una Oficina de Iniciativas de Transición (que la propia USAID traduce incorrectamente al español como "Oficina de Iniciativas Democráticas"). En todo caso, el nombre es lo de menos, porque el ejecutor es el mismo que en Bolivia, es decir, la DynCorp.

La DynCorp (9) es una empresa privada estadounidense de defensa y equipos militares que ha sido contratada para participar en diversos conflictos en los que esta en juego la hegemonía estadounidense, en especial en Irak y en Colombia. Es ampliamente conocido y documentado que los mercenarios contratados de DynCorp tienen un vasto récord de violaciones a los derechos humanos en varias partes del globo al punto de haber sido acusadas de terrorismo en 2002 en los Estados Unidos por sus fumigaciones contra campesinos ecuatorianos en la frontera con Colombia. (10)

En Bosnia, la DynCorp organizó una red de prostitución de adolescentes. En Irak y Afganistán, fue acusada de haber cometido masacres y de corrupción. En Colombia, la DynCorp se encarga del entrenamiento del ejército y los paramilitares además de en las operaciones de fumigación del Plan Colombia. La DynCorp operó desde la base militar de EE.UU en Manta, Ecuador hasta que ésta fue cerrada. Ahora, y gracias a un contrato inicial de 21 millones de dólares a cinco años, opera en Centroamérica. (11)

El programa de la "Transparencia, Anticorrupción y Responsabilidad de Centroamérica y México" (CamTransparencia) abarca Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Panamá. Honduras probablemente ha sido eliminada de la lista a raíz del golpe de estado contra el presidente Manuel Zelaya, pero es de sospechar que siga activo. Es revelador que ni Costa Rica ni México formen parte del mismo. Los países involucrados en el programa son países en los que la hegemonía estadounidense está o recientemente ha estado amenazada.

Su objetivo general es el de "apoyar iniciativas gubernamentales y no gubernamentales orientadas hacia una mayor transparencia y menor corrupción en todos los países participantes, y promover una reforma sostenible de políticas públicas".

En Nicaragua, CamTransparencia ha organizado foros de discusión y otras actividades parecidas, pero entre sus esfuerzos se destaca la influencia sobre de las políticas de los países donantes de Europa, el intento de favorecer la agenda estadounidense de financiamiento político de la NED-IRI-IDI, así como el financiamiento de las organizaciones locales de la "sociedad civil" según las prioridades estadounidenses, sobre todo en el terreno de la propaganda.

La lista de "socios" de CamTransparencia/DynCorp en Nicaragua es la siguiente:
Grupo Fundemos
Hagamos Democracia
Grupo Cívico Ética y Transparencia
Centro para Programas de Comunicación (CPC)
Red Nicaragüense Por la Democracia y el Desarrollo Local
Centro de Análisis Sociocultural – Universidad Centroamericana (CAS – UCA)
Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP)
Instituto para el Desarrollo de la Democracia (IPADE)
Juventud por la Democracia de Nicaragua (JUDENIC)
Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH)
Centro Ecuménico Antonio Valdivieso
Red PROBIDAD
IFES (Washington, D.C.)
Center for Internacional Journalists (Washington D.C.)
Además de éstos "socios", CamTransparencia ha financiado a grupos entre los que se encuentran los siguientes:
Asociación Religiosa de la Iglesia Pentecostés del Nombre de Jesucristo de Nicaragua
Grupo Radial Romance
Asociación para la Sobrevivencia y el Desarrollo Local (ASODEL)
Red de Jóvenes Nicaragüita (RJN)
Centro de Investigaciones de la Comunicación (CINCO)
Movimiento por Nicaragua
Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH)
Comisiones de Justicia y Paz, Diócesis de Estelí (CJPE)
Radio 15 de Septiembre
Fundación DESAFIOS
Dúo Guardabarranco
Fundación Jinotegana para el Desarrollo Sostenible (FUNJIDES)
Fundación Nakawé
Fundación Nicaragua Nuestra (FNN)
Fundación Rubén Darío para el Desarrollo Humano (FUPADE)
Instituto de Administración y Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI)
Fundación de Jóvenes para el Desarrollo Socioeconómico Nueva Generación (FNG)
Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe de Nicaragua (URRACAN)
La actual jefa del proyecto CamTransparencia en Nicaragua es Mary Hogan. Hogan, que ha estudiado la estrategia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, tiene un pasado en el Cuerpo de Paz de la USAID y en la consultora sobre procesos de "gobernanza" ARD, Inc. En el pasado reciente, la funcionaria ha sido además jefa en funciones de los programas OTI en Zimbabwe y en Uganda. Al mismo tiempo, asesora en la definición de un programa similar en el Paraguay. (12)

Notas:
1) El Código Chávez, Descifrando la Intervención de los Estados Unidos en Venezuela. Eva Golinger, 2005, Editorial De Ciencias Sociales
2) http://spanish.nicaragua.usembassy.gov
3) Biografía oficial de Callahan en el Departamento de Estado de los EE.UU
4) La historia está en el libro BLACKWATER THE RISE OF THE WORLD’S MOST POWERFUL MERCENARY ARMY, de Jeremy Scahill, Nation Books 2007 págs 136-137.
5) Biografía de Trivelli publicada por el USSOUTHCOM EN http://www.southcom.mil
6) Perfi personal de Horning en http://linkedin.com
7) La Telaraña Imperial - Enciclopedia de la Ingerencia y la Subversión. Eva Golinger y Romain Migus, Centro Internacional Miranda. Caracas, 2008
8) ibid.
9) ibid.
10) DynCorp Charged with Terrorism Lawsuit Unites U.S. Workers & Ecuador Farmers vs. Fumigation, Al giordano, publicado en http://www.narconews.com el 22 de febrero de 2002.
11) http://camtransparencia.com
12) Perfi personal de Mary Hogan en http://linkedin.com

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

México: Pax global

Laura M. López Murillo (especial para ARGENPRESS.info)

En algún lugar inconmensurable, en un territorio sin colindancias donde se desvanecen las fronteras, en el núcleo de un imperio sin ubicación geográfica, reside un poder con atribuciones excedidas para sojuzgar y avasallar…

La tendencia al dominio es una predisposición genética que distingue a la especie humana, pero el sometimiento de los débiles es una especialización del dominio que adquiere rasgos grotescos cuando se imponen verdades absolutas y criterios inflexibles.

Dicen los que saben, que la creación de las verdades totales y los criterios absolutos es la manifestación exacerbada de la búsqueda del poder, que la imposición de una visión para interpretar al mundo es el primer síntoma de una hegemonía que pretende extenderse y deglutir las divergencias.

Hoy por hoy, el pensamiento único emerge en el imperio norteamericano que no conoce ni admite límites ni fronteras, que impone un estilo de vida adecuado a la sociedad de mercado; ese imperio, que se ha consolidado por la destrucción de naciones y el derramamiento de sangre, se autoproclama como el adalid de la democracia y el paladín rampante de la paz global

No sé cuál de los atributos del imperio posmoderno me asusta más… todos son espeluznantes. Pero el rasgo imperial que ahora nos vulnera como nación es el afán intervencionista del gobierno norteamericano ante la evidente impericia y la contundente ineficiencia de las autoridades mexicanas para mantener el orden social.

La cruzada contra el crimen organizado ha sido un reverendo fracaso, divulgado a diestra y siniestra a través de la mediocracia. La impericia del calderonismo como un estado fallido es el titular de todos los días en todos los medios. La divulgación cotidiana de las derrotas en esta guerra sin cuartel sólo puede entenderse como el argumento que justifica la intervención de las autoridades norteamericanas.

El asesinato de tres personas vinculadas al Consulado estadunidense en Ciudad Juárez precipitó la implementación y modificó los plazos y condiciones de la Iniciativa Mérida, es por eso que ahora Washington pretende que sus servicios de inteligencia controlen la lucha contra el narco en México (1). La intervención de los servicios estadounidenses de inteligencia se sustenta en la declaración de Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Interior del gobierno de Obama quien reprobó públicamente la estrategia militarizada del gobierno de Felipe Calderón.

La Segunda Reunión de Alto Nivel del Grupo Consultivo México-Estados Unidos sobre la Iniciativa Mérida se efectuará el martes 23 de marzo en territorio mexicano y se analizará la evolución de ese proyecto de apoyo a nuestro país. La implementación de la Iniciativa Mérida se pactó a tres años, ahora se pretende extenderla a ocho; se extenderá también el monto presupuestado: el gobierno de Barack Obama ya solicitó 310 millones de dólares adicionales para esta iniciativa.

Y así, ante la derrota en esta fatua cruzada, es inexorable la intervención del imperio para conquistar la paz y restablecer el orden social. Los argumentos son infalibles y las justificaciones se han divulgado hasta el hartazgo por los esbirros del régimen; y ahora, desde el núcleo de un imperio sin fronteras llegará a nuestro país un poder con atribuciones excedidas, y extendidas, para sojuzgar y avasallar…

Nota:
1) Esquivel, J. (2010). EU por el control de la lucha antinarco. Revista Proceso. (Semanario 21 de marzo del 2010). Recuperado el 21 de marzo del 2010, de http://www.proceso.com.mx/rv/modHome/detalleExclusiva/77665

Laura M. López Murillo es licenciada en Contaduría por la UNAM. Con Maestría en Estudios Humanísticos, Especializada en Literatura en el Itesm.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Los yanquis, aunque siempre han estado adentro, pueden invadir México con la brutalidad que los caracteriza

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. Barack Obama ha comenzado a presionar a su homólogo Felipe Calderón para consolidar la presencia de los servicios de inteligencia de los EEUU en México, con el objeto de que sean los principales coordinadores de la lucha contra el crimen organizado. La Casa Blanca tiene la intención de aplicar contra el narcotráfico mexicano las técnicas de inteligencia militar utilizadas en Irak y Afganistán, a fin de reemplazar la fallida estrategia calderonista y favorecer el eventual repliegue del Ejército Mexicano de las plazas más “calientes”.

La estrategia de Obama de cooperación con México en la lucha contra el narcotráfico empujó a Calderón para que sustituyera el despliegue del Ejército por los operativos de inteligencia coordinados para desmantelar los cárteles de la droga. En poco más de seis meses el Departamento de Defensa reforzó sus asesorías a las fuerzas federales mexicanas. (Ver Proceso)

2. El general (Eugene Renuart), del alto mando del ejército de los EEUU, ha declarado que se han ampliado esfuerzos para entrenar a militares y agentes civiles en operaciones muy parecidas a las que se han llevado a cabo en Afganistán y en Irak. En un principio se planeó aplicar la visión de Obama sobre el combate al narco en México dentro de la Iniciativa Mérida a partir del año fiscal 2011 –que se inicia el próximo 1 de octubre–, pero las condiciones cambiaron rápidamente por el asesinato, en Ciudad Juárez, de los estadounidenses Lesley A. Enríquez y su esposo Arthur H. Redelfs, así como del mexicano Jorge Alberto Salcido Cenicero, marido de otra ciudadana de Estados Unidos. Los tres estaban vinculados al Consulado General de ese país en la ciudad fronteriza de Chihuahua. Esto es, con los asesinatos, las instituciones militares yanquis harán a un lado el plan Obama y acelerarán su intervención.

3. La frontera de EEUU-México, sobre todo a partir de la agudización de la crisis y el estallido de la violencia en varias ciudades ubicadas en la frontera, particularmente ciudad Juárez, está aumentado la inestabilidad de la zona. Al país del Norte han estado arribando de miles de mexicanos en familia pidiendo asilo y llavándose con ellos sus negocios porque según han declarado no se puede vivir en la zona porque no hay ninguna garantía a sus vidas. Son hombres de negocios, gente con mucho dinero y propiedades, los que están huyendo de la violencia de su país. No se había registrado antes algo semejante. A pesar de que el presidente de facto Calderón y sus funcionarios han estado tres veces en Ciudad Juárez para hacer promesas en el sentido en que muy pronto se logrará la estabilidad, el pueblo no solo nos les ha creído, sino que ha realizado enormes protestas y manifestaciones de repudio contra él.

4. Durante medio siglo, desde principios de los años sesenta, cuando me decían que los yanquis podrían invadir nuevamente México –como sucedió en 1847 (cuando se apropiaron de más de la mitad de nuestro territorio) y 1914 (por la Revolución), negué siempre de manera tajante que se presentara esa posibilidad. Respondí permanente que no era necesario porque la gran burguesía “mexicana” asociada con los capitales yanquis y su gobierno, contaba siempre con la fuerza para controlar cualquier situación peligrosa en el país. Hoy parece que la situación ha cambiado radicalmente: hay un gobierno débil que se entregó al capital privado, los problemas económicos y políticos se han agravado, los EEUU están desesperados por sellar su frontera y el gobierno de Calderón ha dado muestras de incapacidad para servir a los yanquis. Si tuviéramos una izquierda unitaria, fuerte, peleando en las calles, otra cosa sería.

5. Que no se piense que una invasión yanqui es un simple paseíllo y que sus soldados, con experiencia en Vietnam, Israel, Kosovo, Afganistán, Irak, así como varios países de América Latina, serían respetuosos con la ciudadanía. Una invasión es la guerra porque todos ellos siempre tienen la orden de someter como fuera al enemigo. Pero por otro lado, en ese momento, se acrecienta la indignación, renacería el patriotismo de los mexicanos permanentemente amenazados y agredidos, dando lugar a la lucha en las calles. ¿Quién con dignidad puede soportar que sus hogares sean cateados, invadidos, destruidos, por salvajes soldados con órdenes de matar? Si no tenemos armas para defendernos seguramente saldrán a relucir las resorteras, los machetes, las hachas, los cohetes caseros y todo aquello que sirva para defenderse. ¿Qué tal los saqueos de tiendas de armas y demás mercancías? Una invasión será una guerra.

6. El gobierno yanqui, el Pentágono y la CIA cuentan con toda la información sobre México y de sus ciudadanos. No debemos olvidar que aprovechando la enorme corrupción que existe entre el gobierno mexicano han comprado los yanquis varias veces los registros censales del país, poseen planos satelitales y fotografías aéreas a granel. ¿Alguien ingenuamente podría pensar que el gobierno de Obama no sabe a ciencia cierta acerca de lo que sucede en México? Todos los países poderosos e industrializados siempre están preparados para una guerra, no así nuestros pequeños países de América Latina, con excepción de Cuba y Venezuela porque han tenido la dignidad y valentía para confrontar a los EEUU y por ello han sido colocados en la lista de los países del “eje del mal”. ¿Puede acaso saberse con qué estrategia se metería el ejército de los EEUU y cómo responderíamos?

7. Espero que un acontecimiento de esa envergadura, como una invasión, provoque entonces la unidad de la izquierda y del pueblo mexicano. En 1847/48 el pueblo mexicano se defendió en decenas de batallas pero no pudo impedir la pérdida de más de la mitad de su territorio; en 1862/67 sufrió la invasión francesa y el segundo imperio y tampoco pudo resistir victoriosamente, a no ser por la guerra europea que obligó a retirar las tropas francesas establecidas en el país y en 1914 –aunque se desarrolló una gran resistencia- los yanquis pudieron imponer condicionamientos a la Revolución y a la futura Constitución. ¿Qué tal si los mexicanos al fin –mancillados en nuestra familia, nuestro pueblo y nuestro orgullo- somos capaces de convertir una invasión imperial absolutamente injusta en una gran revolución justa y total? El imperialismo parece fuerte pero frente a las masas levantadas es “un gigante con pies de barro”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Aguafuertes cubanas: El que debe vivir

Erasmo Magoulas (especial para ARGENPRESS.info)

Mis bien ganadas vacaciones (mi jefa no está muy convencida del asunto) las disfruté en Cuba. Como llegué tarde para la 19ª edición de la Feria Internacional del Libro, no tuve más remedio que dedicar parte de mi tiempo a autoflagelarme con el Mar Caribe de Varadero.

Mi habitación de hotel tenía un televisor que receptaba más de 40 canales. Comencé con el zapping, ejercicio extraño para mí, pues no tengo aparato de televisión en mi país de residencia, y obviamente tampoco control a distancia.

Entre el canal chino con subtítulos en Español (buena falta me hicieron), el portugués, francés, ruso, polaco y desde luego los canales en idioma Inglés, se entremezclaban tres de los canales cubanos. La televisión cubana destaca de las demás por plantear notables diferencias. Mientras que el imaginario que propone la homogénea y hegemónica televisión globalizante tiene la intencionalidad de alejarnos de la realidad desde y con la ayuda de su espectacularidad escenográfica, sus anclas, sus discursos y sus remanidos resursos de virtualidad, la tevé cubana recurre al diálogo de iguales con los televidentes, en un entorno que podría ser inmensamente más semejante al de cualquiera de ellos en su sala de estar.

Los elementos alienantes, si los hay, son mínimos, y por supuesto los anuncios comerciales literalmente no existen. En reemplazo de esa oferta visual que para las grandes mayorias del primer mundo (qué decir para las del tercero) es inalcanzable en la mayoría de los casos y alienante en el resto, la televisión cubana promociona el hábito por la lectura, la praxis solidaria en el hogar y el barrio, la responsabilidad ciudadana, el compromiso con la actividad democrática desde la base, el uso racional de la energía y otros recursos no renovables, la lucha contra las fobias sociales de todo tipo, el ejercicio de la tolerancia, los hábitos saludables y preventivos, la lucha contra el alcoholismo, la drogadicción y la promoción de una sexualidad responsable.

El domingo 7 de marzo el canal Cubavisión transmitió el primer capítulo de la serie “El que debe vivir”.

Si no me equivoco, la frase es de Abel Santamaría, segundo al mando del ataque al Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953. Quien recibió la orden fue su hermana Haydée Santamaría, quien seis años más tarde se convertiría en la usina generadora y promotora de lo mejor de nuestra cultura nuestro americana y caribeña desde Casa de las Américas.

La serie reflejará el complot sistemático y los planes –más de 600- de la CIA y el Departamento de Estado para eliminar al Comandante en Jefe, aún antes del 1 de enero de 1959, como lo narra su primer capítulo.

Se podrían conjeturar muchísimas diferentes hipótesis por las que el establishment estadounidense puso todo su esfuerzo en eliminar a Fidel, de esa gama yo destacaría dos razones de peso, la primera: Matar al mensajero, aquel, que como dijo Abdelaziz Bouteflika, presidente de la República Argelina Democrática y Popular, definiendo magistralmente a Fidel, “viaja al futuro, regresa y lo explica”. Si hay algo temido por el Imperialismo, ese algo es el futuro.

La segunda razón de peso es que Fidel ha sido el más clarividente forjador de una manera radical de entender y ejecutar la democracia en nuestro entorno nuestro americano. Fidel despertó a la democracia del letargo al que la tenían sometida los ideologos del representativismo liberal aliados a los intereses del imperialismo estadounidense y europeo. En otras palabras, Fidel fue el que puso a funcionar la democracia en nuestro contexto latinoamericano y caribeño y fue tambien el factor imprescindible en el desarrollo democrático en otros rincones del planeta.

La serie promete ser de fundamental importancia para entender el histórico proceso de las relaciones de Usamérica con Cuba.

¿Qué hubiera sido de nuestra existencia nuestro americana sin el triunfo y la resistencia de la Revolución cubana?

Tal vez porque el pueblo cubano descubrió sabiamente quien era el que debía vivir, hoy vemos con mayor claridad un futuro más promisorio para el desarrollo de una verdadera democracia en Nuestra América.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Deuda pública: Una asignatura pendiente en el debate

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Se termina el verano y queda la discusión, impensada hace poco tiempo, de un tema estructural en el debate económico: la deuda externa pública.

Es importante porque es un tema estructural de las últimas 4 décadas y que tiñe la coyuntura. Decimos esto a pocos días de otro aniversario del Golpe del 76 (24 de marzo), donde la deuda fue el mecanismo económico privilegiado de una restructuración regresiva de la economía, la política y la sociedad. Precisamente, el 23 de marzo estaremos presentando en el edificio recuperado para la “memoria” donde funcionó la ESMA, un libro que escribimos en conjunto con Osvaldo Bayer y Atilio Boron sobre los fundamentos del terrorismo de Estado, donde destacamos el papel del endeudamiento para reorganizar las relaciones económicas en este tiempo, con privatizaciones, desregulaciones, liberalización económica y múltiples formas de disciplinamiento para asegurar ganancia y dominación de capitales concentrados insertos en la transnacionalización.

La deuda y su análisis es una asignatura pendiente, por eso importa el debate, aunque ahora en la agenda de los medios todo parece reducido a pagar con reservas o con fondos que surjan del presupuesto nacional. La voluntad legislativa mayoritaria es por el pago de la deuda. Así se verificó con el voto conjunto del oficialismo y la oposición (por derecha) para la reapertura del canje de deuda operado en el 2005. Que aún no se haya materializado no elude la voluntad conjunta y mayoritaria para favorecer cancelaciones de deuda. A ello debiera sumarse el pago al Club de París, puesto de manifiesto en diversas declaraciones públicas de autoridades nacionales. Son caminos para normalizar la inserción internacional en un sistema financiero en crisis, bajo las orientaciones de un restaurado FMI y en el marco de las disposiciones del G20.

Si se retoma un debate profundo se recuperará una riquísima historia de cuestionamiento al mecanismo de la deuda en la conformación del capitalismo contemporáneo, local o global. La afirmación es válida, incluso más atrás en el tiempo. Para ello hay que remontarse al papel del crédito de la Baring Brothers durante los 80 primeros años de intento por construir un país independiente (válido para pensar en tiempos de Bicentenario). La deuda pública argentina, inaugurada con el empréstito de la Baring generó las condiciones de la dependencia con el capitalismo global hegemonizado por Inglaterra. En las ocho décadas de vigencia del crédito, tres de ellas el país estuvo en default, sin embargo en todo el periodo la deuda fue parte sustancial del condicionamiento de política económica.

La deuda condicionó en el Siglo XIX el desarrollo nacional autónomo y volvió a reincidir en sus efectos en los años 70´ del Siglo XX. La Argentina otorgó, con el endeudamiento público, funcionalidad a un capitalismo necesitado de hacer fluir fondos excedentes del capitalismo central que no encontraban rentabilidad ante la recesión en el capitalismo desarrollado de fines de los 60´ y comienzos de los 70´. Una funcionalidad similar ofrecieron los países dependientes en aquellos años de crisis de rentabilidad del capital. Puede verificarse en América Latina y otras regiones del sur del mundo. El papel del endeudamiento deliberado del sur en los 70´ fue una forma de contrarrestar los problemas estructurales del capital más concentrado en escala mundial. No es novedad lo que afirmamos, pues el papel de la deuda pública es consustancial con el origen del régimen del capital. Los Estados se hicieron fuertes en base a empréstitos de la sociedad para emprender sus proyectos, de guerra expansiva o defensiva, de expansión económica y evolución, de promoción de los mercados internos y externos, claro que esos recursos luego debían devolverse. Así surgió la necesidad del régimen tributario (con más extensión pueden leerse estos argumentos en los estudios sobre la acumulación originaria de Carlos Marx).

Si los Estados se endeudan, estos deben buscar los recursos para cancelar sus obligaciones. La deuda genera los recursos tributarios en una cadena viciosa, donde la recaudación tiene destino en la interminable (¿imposible?) cancelación de deuda, y la deuda refuerza ingresos insuficientes que exigen nuevos y mayores tributos o renovación y ampliación de préstamos. Pensemos en la regresividad del sistema tributario construido en la Argentina de los años de la dictadura para acá, para entender quién financia al Estado, o dicho de otra manera, quien ha pagado hasta ahora la deuda. Lo señalado va más allá de los negociados que existen detrás de una deuda largamente pagada por un pueblo que bien podría asumirse como acreedor, más que deudor. El problema debería ser más de quienes se consideran acreedores de una deuda ilegitima e ilegal en su origen y que, producto de complicidades múltiples, se ha transformado en una “deuda de honor”, al decir de quienes expresan hoy una voluntad de pago.

El capitalismo instaló ese sentido común de “honrar las deudas”, generando las culpas de deudores imposibilitados de pagos por el mismo funcionamiento del sistema. ¿Cuántos créditos prendarios o hipotecarios no pudieron cancelarse por modificaciones de funcionamiento del sistema económico? (Ídem con préstamos a pequeños y medianos empresarios o productores) ¿O por condiciones lesivas de políticas monetarias o financieras? Propias de devaluaciones o restricciones crediticias asociadas a objetivos de política económica de desprecio de intereses no hegemónicos en el régimen del capital.

Justicia demorada

La vida cotidiana, producto de una memoria sostenida desde el movimiento popular, devuelve la imagen de militares que acuden al banquillo de los acusados. ¿Qué pasa con los Martínez de Hoz, los Machinea o Cavallo? Todos ellos mencionados en el dictamen del juez Ballesteros de hace apenas una década (Junio, 2000). O de otro modo, ¿qué pasa con toda la complicidad bancaria empresarial del endeudamiento generalizado por 4 décadas y usufructuarios de comisiones, intereses y beneficios económicos de un mecanismo que condenó a millones de personas a la indigencia o la pobreza estructural, a la miserabilización de la vida en la Argentina, o en otras latitudes de América latina o el mundo?

Debatir la deuda pública argentina es discutir la ley de entidades financieras del 77, la ley de inversiones externas, ambas de la dictadura, pero también el pacto minero entre Chile y Argentina en los 90 para la explotación de la cordillera, o el permiso para el desarrollo de los organismos genéticamente modificados (OGM) en la agricultura. No se puede ignorar que la cosecha récord de este año, con tendencia al monocultivo a partir de confirmar que más de la mitad de la cosecha será de soja, para alimentar animales de otras parte del mundo, mientras se afecta la soberanía alimentaria local. ¿Cuándo serán convocados a la Justicia los responsables de este reaccionario cambio estructural de la Argentina? ¿Alcanza con demandas y sentencias sobre militares? ¿Quedará exento el poder económico y sus cómplices en el régimen político?

Podríamos ser considerados ingenuos si esperamos respuestas sistémicas que enjuicien su propia lógica. Es evidentemente una cuestión política, de poder. Lo que nos lleva a la cuestión de la crisis política vigente en la Argentina. De nuevo, bajo otras circunstancias el dilema del 2001, que en rigor, se arrastra desde la disputa por el poder en los 60´ y 70´. La balanza de la disputa se inclinó para transnacionalización del capitalismo en la Argentina, terrorismo de Estado mediante.

La disciplina del terror funcionó, con desapariciones, torturas, asesinatos, exilios y variadas formas de represión (algunas continúan); replicándose luego bajo mecanismos económicos sociales, la inflación y la hiperinflación, el desempleo, subempleo y la precarización continua (presente en nuestro tiempo). Esto es consecuencia de la dictadura, del endeudamiento, del poder económico. Las ganancias del presente tienen antecedentes en el pasado reciente, en los años de plomo y en un tiempo de desestructuración de la organización popular.

Resulta imprescindible el enjuiciamiento de los responsables. ¿Es utópico? ¿Es posible? Como sostuvimos, es una cuestión de poder popular, y por ello debe cambiarse la lógica del análisis y la acción política del colectivo social mayoritario afectado por el funcionamiento de las reglas hegemónicas de la economía. Cuando sosteníamos la anulación de las leyes de la impunidad nos decían que era imposible. Nos empeñamos en ese accionar y con la acumulación política popular del 2002 fue realidad la anulación. Pero sin ley previamente presentada ello no hubiera sido posible. La lógica del capital reclama honrar las deudas profundizando el estado de desigualdad creciente y superexplotación de la mayoría trabajadora del pueblo.

Cambiar la lógica del poder es el desafío de la época para construir una política alternativa. Un poder alternativo. Algunos amigos me señalan la imposibilidad de avanzar por ese camino en la realidad de nuestros días. Es un argumento que nos condena a políticas defensivas contra el avance de mayores males expresados por quienes imaginan el retorno de las políticas explícitas de los 90´.

Es la crisis del capitalismo la que nos anima a impugnar el régimen del capital e intentar constituirnos en animadores de un proyecto emancipador, de liberación, que contacte con procesos similares de la región latinoamericana y caribeña. Es cierto que un gran paso viene constituido por el rechazo al discurso hegemónico en la década pasada.

Ahora se requiere transitar el camino del cambio estructural revirtiendo las causas generadoras de los efectos regresivos ampliamente conocidos, entre las que se encuentra el endeudamiento. Insistamos una vez más: la deuda es funcional al capitalismo. Las crisis de la deuda han llevado a negociaciones y renovaciones, aún con quitas de capital, para terminar debiendo más y comprometiendo recursos públicos crecientes para restañar los problemas de rentabilidad del régimen del capital en crisis.

Participación popular para decidir

Es tiempo de consultar a la población. En el 2003, en pleno default parcial de la deuda (2001-2005) se convocó una consulta popular sobre tres cuestiones. Los resultados fueron elocuentes para 2.100.000 personas participes de la encuesta. El 98% se pronunció contra la militarización. El 96% rechazó el ALCA. Finalmente el 88% manifestó su adhesión al No Pago de la Deuda. Una cifra menor que los otros asuntos, muestra que se trata de un tema complejo, pero ese porcentual supone un activo de 1.900.000 personas manifestando su voluntad contraria al pago de la deuda. Fue una manifestación soberana. ¿No es tiempo de convocar a una nueva consulta popular sobre el endeudamiento, su pago o no?

Que el pueblo decida, con toda la información y el tiempo para pensar la coyuntura desde la estructura conformada históricamente. Es una cuestión del presente y del futuro. Es cierto que una medida de no pago supone confrontaciones políticas con el poder económico local y mundial. Ante ello muchos sostienen que resulta imposible, que ni Venezuela decidió no pagar la deuda. Es cierto, sostengo, aunque debe reconocerse el esfuerzo en el ALBA por la nueva arquitectura financiera en la región, la salida del CIADI de Bolivia y la Auditoría de la Deuda en Ecuador. En general comparto los argumentos que me contraponen, pero creo que alguien tiene que colocar un discurso alternativo, sino, “solo se puede hacer lo que se puede”, y una buena discusión es que es lo que se puede, pues el camino “posible” abonó el camino que llevó a Macri al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en el 2007. Más que aciertos en la propuesta del empresario, lo que ocurrió fue un voto castigo a la centroizquierda y sus límites en la administración de Buenos Aires.
Hay quienes creen que al plantear propuestas alternativas a las sostenidas por el Gobierno se identifica a la actual administración con las propuestas llevadas adelante en los 90´. Lo que intento es colocar el debate de la deuda desde su origen, no señalar que no hay matices en los gobiernos constitucionales. Solo desde allí es que se puede pensar en mecanismos "políticos" de construcción alternativa. Soy más preciso, no sirve hoy comparar Venezuela con Argentina, porque desde Caracas, junto a Bolivia, Ecuador y Cuba se inició un proceso complejo de objetivo articulado por otra sociedad. No es el camino de Brasil, Argentina o Uruguay. En aquellos países se ha constituido un sujeto colectivo, o se intenta construir para avanzar en un rumbo alternativo, socialista, del Siglo XXI, comunitario, o como se lo quiera llamar.

¿Qué sujeto se construye en Argentina, Brasil, o Uruguay? En este último existe una base política en el Frente Amplio, y social en el PIT-CNT, en el cooperativismo de vivienda, en el movimiento estudiantil, todos con trayectoria combativa por décadas y quizá, la estrategia nacional actual puede concebirse como una etapa de transición. Para pensar y a responder principalmente por el movimiento popular uruguayo. La situación en Brasil es más compleja por historia de la sociedad y del movimiento popular. El PT decidió una alianza más amplia para gobernar sin precisar nuevos desafíos de radicalización del proceso político. Insistamos también que es un debate brasileño, aunque afecta, por cierto, a todo el continente. ¿En Argentina, qué? La base gubernamental de sustentación política central está en el PJ y la CGT y quizá en alguna de las centrales empresariales. No es la constitución de un sujeto por las transformaciones, aunque existen sectores que apoyan al oficialismo con tradición y pertenencia al campo del cambio político e incluso por la revolución. Uno de los elementos en que sustento mi posición parte de que el oficialismo no termina de reconocer a la CTA, su personería y papel en la construcción de nueva subjetividad por el cambio, o la aceptación de nuevos sindicatos que proliferan en una lucha despareja contra la impunidad de las patronales.

No se trata solo de consignas, o de ser simplista, como algunos indican. Son argumentos para la polémica en la perspectiva de construir sujetos para el cambio político en el país, en la perspectiva de avanzar en el proyecto emancipador que recorre una parte de la región Latinoamericana y Caribeña.

Julio C. Gambina: Profesor de Economía Política en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario, UNR. Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP. Miembro del Comité Directivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO. Director del Centro de Estudios de la Federación Judicial Argentina, CEFJA. Integrante de ATTAC-Argentina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El kirchnerismo, la táctica del engaño y la extorsión, y el papel de la izquierda

Gustavo Robles (especial para ARGENPRESS.info)

.

Dos compañeros de trabajo se encuentran, y uno quiere convencer a otro de asistir a un acto oficialista

- “Compañero, Néstor y Cristina son los líderes de la Liberación Nacional. Estos zurdos que se oponen al gobierno son funcionales a la derecha”

-“Ah, ¿si? ¿y cuáles son sus políticas para la Liberación?”

- “Mantener al país dentro de las reglas del Mercado Financiero Internacional, Pactar con el FMI, BM, BID y Club de París, sostener el sistema de explotación capitalista transnacionalizado, congraciarse con el G-7, apuntalar las empresas de servicio privatizadas, subsidiar a las empresas privadas, no recuperar el Petróleo ni los Recursos Estratégicos Naturales, poner la explotación minera en manos de empresas extranjeras, y pagar la Deuda Externa”

- “Ah, entonces con ustedes... la Derecha no hace falta”

Desde sus inicios, el gobierno kirchnerista y su entorno se ha encargado de crear una identidad bien definida a los ojos de la sociedad argentina. Se hacen llamar “Nacionales y Populares”, “Progres”, asumieron una mística “setentista”, dicen luchar por la “Liberación Nacional” y tienen un discurso que algunos desprevenidos podrían tildar de “antiimperialista”. Con ello se han ganado el favor –y el fervor – de muchos honestos compañeros que se encargan, desde un imaginario “izquierdista”, de difundir y defender las acciones de la administración K.

Quieren hacer aparecer –y lo logran, lamentablemente –al oficialismo como el “zurdaje”

Basados en estos conceptos (y teniendo en cuenta que el kirchnerismo apareció como la opción “potable” para las clases dominantes, para recomponer la legitimidad y gobernabilidad del sistema, puesto en jaque por la Rebelión Popular del 2001), ante el avance de la “derecha tradicional”, éstos compañeros nos quieren comprometer -junto con los alcahuetes del matrimonio presidencial -, a los militantes de izquierda a “apoyar al gobierno”, para no “ser funcionales a la derecha”.

Ellos nos quieren decir que si nos oponemos al oficialismo, nos alineamos con los sectores más reaccionarios de nuestra sociedad.

Y se postulan como “el progresismo” o la “izquierda sensata y posible”

Ante estos planteos, yo quisiera invertir la carga de la prueba. Y preguntarles a ellos:
“¿qué es lo que ustedes entienden por derecha?”
Me parece que ésa es la forma correcta de plantear el problema. Porque… el gobierno y sus acólitos nos dicen “nosotros o la derecha”, y nos conminan a apoyarlos. Pero… ¿qué políticas son las que nos piden que apoyemos?

El diálogo que encabeza esta nota es más que elocuente. Este gobierno no ha tocado NADA de la estructura económica de dependencia y saqueo de nuestras riquezas, puesta al servicio, obviamente, de los sectores concentrados del poder económico internacional.

¿Qué es lo que quieren que apoyemos, entonces?

Los militantes de izquierda cargamos con muchos defectos en nuestras mochilas: aún no podemos acertar para unirnos, podemos aparecer como intolerantes y hasta soberbios a veces, no logramos tender puentes que nos acerquen al favor de las mayorías populares, pero… tenemos principios.

Principios ideológicos y éticos.

Y entonces, aunque nos pidan y nos extorsionen, no vamos a apoyar ni a éste ni a ningún gobierno que estructure una sociedad desigual y de explotación.

¿Podemos apoyar un gobierno que, luego de siete años en la Casa Rosada, ha conseguido que el 70% de los asalariados del país (más de 10 millones de trabajadores) ganen menos de $1900, cuando la canasta familiar ronda los $4200 según la CTA? NO, no podemos

¿Podemos apoyar la mentira permanente, el engaño sobre las “obras para todos” que reparten miseria, como las redes de agua “potable” que no lo es, como las plantas de tratamiento que no tratan sino pre-tratan poniendo en riesgo la salud de la población? ¿incluso obras que el 95% de los habitantes de este país no podrá disfrutar, cómo las que se realizan en los centros turísticos que sólo están pensados para que puedan disfrutarlos los ricos y los extranjeros? No, no podemos

¿Podemos apoyar un gobierno que se apoya en la estructura podrida y corrupta del PJ, con gobernadores que se enriquecen en su función, con intendentes mafiosos, con sindicalistas traidores, con punteros que obran como fuerza patoteril contra todo el que se anime a protestar? NO, no podemos

No vamos a apoyar mantener al país dentro de las reglas del Mercado Financiero Internacional, Pactar con el FMI, BM, BID y Club de París, sostener el sistema de explotación capitalista transnacionalizado, congraciarse con el G-7, apuntalar las empresas de servicio privatizadas, subsidiar a las empresas privadas, no recuperar el Petróleo ni los Recursos Estratégicos Naturales, poner la explotación minera en manos de empresas extranjeras.

No vamos a apoyar, de ninguna manera, el pago de una Deuda Ilegal, Ilegítima y Fraudulenta, y que, a pesar de ello, ya hemos pagado varias veces y con creces. Una “deuda” que fue investigada durante 18 años por un juez (Ballesteros) de las entrañas del sistema, que no es ni Lenin ni el Che, y que sin embargo determinó su Ilegalidad, contabilizando 477 delitos en su conformación, en un fallo histórico dado en el año 2000.

Este gobierno y sus cortesanos quieren terminar de legitimar ese odioso “endeudamiento” – que ha provocado nada más que desgracias para nuestro pueblo, traducidas en hambre, miseria y muerte – a los ojos de los buitres financieros, buscando la aprobación del Congreso Nacional.

Los militantes de izquierda no vamos a hacernos cargo de las culpas de los traidores al pueblo. Si la derecha que en el año 2003 estaba hundida en el más profundo foso del océano, hoy está viva y disputando institucionalmente el poder, es pura y exclusiva responsabilidad del gobierno K y sus desastrosas políticas que sólo le venden espejitos de colores a la gente.

Que no nos vengan más a extorsionar con eso de “nosotros o la derecha”, porque con gobiernos “progres” como este… la derecha puede estar muy tranquila. Y los poderosos contentos.

Está en nosotros la responsabilidad de terminar con la concepción posibilista y resignada del “mal menor”. Los sueños de una sociedad justa de verdad no pueden y no deben ser entregadas a las manos rastreras de los que engañan y explotan en los hechos, por más que los discursos suenen medianamente atractivos en alguno de los aspectos que debemos defender.

Esa postura es la postura de la impotencia. De la incapacidad para crear lo que verdaderamente hay que generar, una herramienta política de masas que luche por el poder para poder cambiar esta injusta realidad de raíz, para que por fin gobiernen los que nunca lo hicieron en nuestra historia: los trabajadores y las mayorías populares.

Foto: Argentina - La presidente de Cristina Fernández de Kirchner junto a su esposo el diputado Néstor Kirchner en la apertura de sobres para la realización del tramo sur del interconectado nacional. / Autor: Presidencia de la Nación

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El Chaperito

Carlos del Frade (APE)

Entre el 31 de octubre y el 12 de diciembre de 2006, de la tesorería del Club Atlético Rosario Central salieron más de 8 millones de pesos. En cuarenta y dos días egresaron más de 200 mil pesos diarios. Ninguna contabilidad. Ni de la municipalidad de Rosario ni de ninguna gran empresa tuvo alguna vez semejante nivel de gasto en tan poco tiempo.

Una fenomenal maniobra de lavado de dinero que tenía diferentes destinos: dirigentes inescrupulosos, empresarios rantifusos y los jefes de los grupos de tareas llamados por pura vagancia intelectual, barrasbravas. La avenida de doble mano de los grandes negocios. Por una calle, los señores empresarios, por la otra, sus socios menores e indispensables, delincuentes de manos sucias, rojas de sangre, blancas de droga. Pasa en casi todos los clubes de fútbol del mundo, no solamente de la Argentina.

Durante aquellos días del saqueo, la barra de Central, “los guerreros del infierno”, como ellos mismos se denominan, elegían como blanco de su violencia a los que cuestionaban la asociación ilícita que se había hecho cargo del club. Era la guardia pretoriana de los señores del robo institucionalizado. El adversario ya no estaba en la tribuna de enfrente, sino en los rivales internos que osaban discutir el manejo del grupo de tareas. En aquellos días los “pillines” ya le habían ganado la interna a “los chaperos”, apodados de esa manera porque respondían a Juan Bustos, dueño de un taller de chapa y pintura durante años. Uno de sus hijos, Juan Alberto “Chaperito” Bustos, estaba preso por distintos delitos comunes donde nunca faltó la violencia. En la cárcel “modelo” de Coronda, el “Chaperito” se había convertido al culto evangélico y cuando salió dejó de ir a la cancha de Central.

En la noche del jueves 11 de marzo, dos muchachos llegaron hasta la puerta de su casa en la zona oeste de la ciudad de Rosario, lo llamaron por su nombre y apenas asomó por la abertura lo remataron de cinco balazos. Tenía, el “Chaperito”, 36 años y su actividad legal pasaba por la venta de ropa en una tienda que pensaba multiplicar en otra zona de la ex ciudad obrera.

Para los grandes medios de comunicación, especialmente los radicados en la Capital Federal, se trató de un hecho más de violencia de las internas de las barrabravas futboleras cada vez peores por la cercanía del Mundial de Fútbol en Sudáfrica.

La cuestión puede ser peor.

De acuerdo a las primeras impresiones del personal policial –siempre vinculados a los negocios de las barras- el motivo del asesinato estaría más allá de la historia de “los Chaperos”. Un ajuste de cuentas vinculado a otros negocios ilegales que, por otra parte, se iniciaron en aquellos años de liderazgo en “los guerreros del infierno”.

El “Chaperito” se ha convertido en un número más en la estadística que acumula los asesinados relacionados con el fútbol.

Sin embargo habrá que decir que desde hace rato estos grupos de tareas están más allá de las tribunas y su violencia se alimenta de las hipocresías y silencios de la dirigencia política local y regional, como también de los grandes empresarios que lucran con su fuerza de choque.

Una vez más la cancha chica del fútbol vuelve a mostrar el funcionamiento de la cancha grande de la historia, de la realidad, donde las mayorías continúan siendo las goleadas, mientras que las minorías siguen ganando a fuerza del mantenimiento de las reglas de juego a favor de sus privilegios.

Fuente imagen: APE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Graban terrible golpiza contra un supuesto preso en Tucumán

PRIMERA FUENTE

Un video encontrado en el sitio You Tube muestra una brutal golpiza, por parte de un supuesto preso a otro, en lo que sería el calabozo de la comisaría de Bella Vista. La orden la habría dado un comisario y, quien filma este gravísimo hecho, sería un policía. Desde la fuerza de seguridad admiten desconocer este hecho.

Bajo la identificación de “sergiopelpa”, el usuario que subió este video el jueves pasado, denuncia que el responsable de esta paliza se llama Exequiel Mendoza, alias “Checho”, un aparente preso que, bajo las supuestas órdenes del comisario Julio Galván intenta, a los golpes, que la victima confiese donde escondió el motín de un robo. De esta forma, nuevamente la policía tucumana se vería involucrada en otro caso de violación a los derechos humanos.

Al igual que el video encontrado días atrás en You Tube en el cual dos inspectores municipales de la capital supuestamente “arman” una infracción de tránsito contra un particular, ahora en el popular sitio web, otro material conmociona a la sociedad

Consultadas las autoridades policiales de la provincia admitieron desconocer este hecho y prometieron una investigación al respecto.

Este es el texto que se adjunta al video, aparentemente sucedido en febrero pasado: En Tucumán, hay policías como el comisario Julio Galván, que permitió que un preso le pegue a otro dentro del calabozo de la comisaría de Bella Vista, para que "cante" donde había escondido lo que supuestamente había robado. El golpeador se llama Exequiel Mendoza, alias Checho, y no tiene piedad al pegarle al joven. Un detalle, este video fue grabado por un policía con su celular y servirá como prueba para una denuncia en la Justicia.- Febrero de 2010.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Chaco: Los tobas denuncian que los dejan morir y luego lo ocultan en el norte chaqueño

CORRIENTES NOTICIAS

Una médica que reconoció la crisis sanitaria en El Impenetrable fue cesanteada, pero los indígenas cortaron la ruta 3.

Representantes de las comunidades tobas habitantes de la región chaqueña de El Impenetrable volvieron a denunciar que son víctimas de una "crisis sanitaria que provocó muertes por causas evitables" en los últimos meses, asegurando que el espinoso tema ya derivó en el traslado de tres médicos y en una situación de enfrentamiento con pobladores locales.

El conflicto está planteado a 321 kilómetros de la capital provincial, una zona que estuvo sitiada entre el martes y el viernes pasados debido a piquetes protagonizados por residentes y habitantes de otros parajes aledaños, quienes reclaman una mejor atención sanitaria por parte del gobierno del justicialista Jorge Capitanich.

En las últimas semanas de 2009 y los primeros meses de este año se reportaron varios fallecimientos en las poblaciones tobas, una situación que fue denunciada por la médica obstetra Selva Añasco, quien tras la advertencia fue separada por las autoridades provinciales del puesto sanitario de Villa Río Bermejito. "Durante mucho tiempo nos amenazaron para que no diéramos a conocer estas muertes, porque sino la primera cabeza que iba a rodar iba a ser la mía", denunció la médica en declaraciones radiales.

Añasco, además, confirmó que "desde el puesto sanitario local se falsea información al Ministerio de Salud" de la provincia. La medida oficial de apartar a la profesional provocó un profundo malestar entre las comunidades de la zona, que casi de inmediato se levantaron en respaldo de la médica e iniciaron un corte sobre la ruta provincial 3, que en un principio fue por lapsos intermitentes de cuatro horas y luego se transformó en una interrupción permanente del tránsito.

El bloqueo del camino generó, a su vez, críticas de los pobladores criollos y descendientes de inmigrantes europeos, principalmente entre los comerciantes debido a que la ruta en cuestión es la principal vía de comunicación hacia la ciudad de Juan José Castelli, cabecera del Departamento General Güemes.

Para enfrentar esta situación, instalaron en la tarde del pasado jueves un "contrapiquete" a sólo 300 metros de la manifestación originaria, por lo que se vivieron momentos de tensión debido a las provocaciones mutuas que, sin embargo, no derivaron en incidentes.

Rolando Núñez, director de Centro de Estudios e Investigación Social Nelson Mandela, comentó a DyN que "la situación en El Impenetrable es muy compleja porque viene de años de segregación y discriminación contra las comunidades aborígenes".

Núñez culpó de la crisis sanitaria al intendente Lorenzo Heffner, a quien identificó como el "principal responsable". El jefe comunal, que en 2007 había sido denunciado penalmente por racismo y discriminación contra pobladores de la zona, avivó la polémica cuando en declaraciones a una emisora capitalina sostuvo que para el pueblo de Villa Río Bermejito la obstetra Añasco "es como Satanás”.

Debido de creciente conflictividad, una comisión encabezada por el presidente de la Cámara de Diputados provincial, Juan José Bergia, y por los legisladores Martín Nievas e Inocencia Charole (originaria qom-toba) llegaron hasta el lugar para intentar disuadir a los manifestantes y propiciar un acuerdo.

En este contexto, el gobernador Capitanich instruyó al ministro de Salud Pública, Francisco Baquero, a dar marcha atrás con el traslado de la médica que denunció la situación sanitaria y la reubicación de otros dos médicos y del director del centro asistencial cuestionado.

Tras notificarse de la decisión, los tobas decidieron levantar el piquete, aunque el resto de los pobladores de la zona expresaron un descontento. Para Nuñez, "la situación sigue siendo de extrema tensión" en el lugar debido a las "profundas diferencias" que existen entre los residentes de la zona. La realidad "puede agravarse y tornarse virulento en caso de que las autoridades no tomen decisiones acertadas", comentó.

Allegados al reclamo originario anticiparon, además, que el jueves próximo una comisión de la comunidad toba se trasladará hasta la capital chaqueña para entrevistarse con el ministro de Salud provincial, a quien exigirán una mejora sustancial en la atención sanitaria de la zona. "Van a ir con la medida cautelar dictada por la Corte Suprema de Justicia bajo el brazo, que dispone la entrega de alimentos, agua potable y el acceso y comunicación al sistema sanitario", aseveró Núñez.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Corrientes: Ambientalistas contra campaña de presión sobre el Legislativo

MOMARANDU

Organizaciones ambientalistas reiteraron que la producción arrocera "ilegal" provoca efectos nocivos en el Iberá y advierten sobre "una campaña de presión" de arroceros, ganaderos y empresarios forestales sobre el Legislativo.

"El incumplimiento de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental, del Código de Aguas y de otras regulaciones ambientales que rigen sobre la Reserva ha sido la norma en los negocios emprendidos por unos pocos arroceros en la zona" señalan en una declaración de prensa.

Enumeran que sus denuncias pusieron a la luz pública casos de : robo de agua, extracción de recursos de uso público para el beneficio privado, modificación del territorio, entre otras

Pero, aseguran, los empresarios pretenden " borrar de un plumazo las leyes provinciales que protegen los bienes naturales y el medio ambiente de todos los correntinos, para modificarlas de acuerdo a la medida de sus necesidades".

Ante la negativa a buscar alternativas que eviten la conflictividad ambiental nos vimos en situación de tener que realizar protestas y acciones directas para que la sociedad toda conozca lo que ocurre con recursos naturales tan importantes como las aguas de lagunas y ríos de la Reserva Natural Provincial Esteros del Iberá. Afirman que esperaban que "estos sectores" repudiaran "a los pocos que violan las leyes ambientales, para que cambiaran su actitud y que los sectores que los representan en su conjunto buscaran obtener sus ganancias sin impactar en el medio ambiente y, desde ya, aplicando la ley".

"Lamentablemente no es el caso" ya que entienden los mueve "únicamente la obtención de ganancias sin ninguna restricción, porque definitivamente de lo que aquí se trata es de ganancias no de producción".

Aclara que también los ecologistas quieren "producción de bienes y servicios." pero "lo que se discute es el interés de un puñado de empresas que, embanderadas detrás de las necesidades productivas, esconden sus verdaderos propósitos: poder disponer a su gusto de los recursos naturales de los correntinos para sus fines privados".

Recuerdan que contrariamente a lo que piden los arroceros al Legislativo: "velocidad de sanción nosotros reclamos que se profundice la discusión en la sociedad sobre el modelo de desarrollo que Corrientes necesita".

Explican que buscan un "Iberá íntegro, con sus recursos naturales protegidos y bajo un modelo de desarrollo sustentable con las normas actuales" ya que ello "tiene el potencial de generar más desarrollo y bienestar a las poblaciones que lo integran que el actual modelo de concentración y exclusión social que hoy llevan acabo los pocos que quieren alivianar las leyes ambientales".

"La defensa del ecosistema del Iberá, de sus recursos faunísticos, de su flora, de la calidad de vida de sus pobladores debería ser una política de Estado".

"Las leyes ambientales de la provincia de Corrientes son ejemplares en todo el territorio nacional" admiten y llaman a profundizar este camino emprendido por la sociedad correntina en su conjunto debería ser un objetivo prioritario de las políticas públicas".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Brasil: La nueva iniciativa diplomática

.
La idea del gobierno brasileño de proponerse como posible mediador en la crisis de Medio Oriente no cosechó grandes éxitos, luego de la gira de cinco días que hizo el presidente Luiz Inácio Lula da Silva por la región.

En realidad, los objetivos de la visita parecían excesivamente ambiciosos para quienes son novatos en el manejo de los complejos problemas de la región.

Según el profesor Marco Aurelio García, asesor para asuntos internacionales de la presidencia brasileña, los ejes de la posición del presidente Lula durante la visita a Israel, a los territorios palestinos y a Jordania, eran principalmente dos.

El primero era tratar de convencer a las autoridades de Israel que Irán es un actor importante en la región, capaz de desempeñar un papel positivo en las negociaciones de paz, cuando éstas se reanuden.

El segundo, estimular en Palestina el fin de las divisiones entre el radical movimiento de base religiosa Hamas y el laico Al Fatah, que controlan respectivamente la Franja de Gaza y Cisjordania, todavía bajo ocupación israelí.

"No será fácil promover esa unión, pero si el lado palestino no tiene una posición homogénea y de gran cohesión, cualquier entendimiento (con Israel) estará destinado al fracaso", dijo García.

La visita de 36 horas a Israel empezó con el pie izquierdo. Un malentendido diplomático hizo que el presidente Lula se negara a visitar la tumba de Theodor Herzl, fundador del sionismo, acto que el gobierno israelí quería reintroducir en el ceremonial de recepción a jefes de Estado.

La delegación brasileña alegó que la inclusión de ese evento en el programa había sido hecha a última hora, cuando la agenda del presidente ya estaba llena, aunque diplomáticos israelíes sostuviesen que había sido propuesta con bastante anterioridad.

"Creo que él (Lula) decidió no ir porque no sabe la importancia que tiene Herzl para nosotros", consideró la jefa del Departamento para América Latina de la cancillería israelí, Dorit Shavit.

El episodio sirvió como pretexto para que el ministro de Exteriores de Israel, Avigdor Lieberman, no participara en las ceremonias de recepción con motivo de la visita del presidente brasileño.

Por si eso fuese poco, Lula fue públicamente presionado a apoyar las sanciones internacionales contra Irán, por su supuesta tentativa de fabricar armas nucleares.

"Ustedes (los brasileños) aman la libertad y ellos (iraníes) tienen otros valores y usan la crueldad. Ustedes adoran la vida y ellos adoran la muerte y el terror", dijo el primer ministro de Israel, Benyamin Netanyahu, en su discurso ante el parlamento.

Tono parecido usaron el presidente del Knesset (parlamento), Reuven Rivlin, y la líder de la oposición, Tzipi Livni.

Rivlin llegó a decir que mantener relaciones con Teherán es "legitimar las pretensiones asesinas" de Mahmud Ahmadinejad, el presidente de Irán.

En su respuesta, el elogio de la zona desnuclearizada de América Latina y el Caribe, hecho por Lula, y su afirmación de que lleva consigo "un virus de paz" desde el útero de su madre, sonaron un tanto débiles e ingenuas.

En Cisjordania el presidente brasileño fue más afirmativo, al defender la urgente creación de un estado palestino y proponer la firma de un acuerdo entre la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y el MERCOSUR (Mercado Común del Sur), a semejanza de uno similar firmado con Israel.

De la misma forma fue claro al criticar la existencia del muro construido por Israel en torno a Cisjordania y la ampliación de las colonias israelíes en los territorios palestinos.

Pero aparentemente sus ideas sobre la necesidad de unión entre el movimiento islámico Hamas y el laico Al Fatahj no fueron tan bien recibidas por parte de sus anfitriones.

Su ofrecimiento de encontrarse con el líder del movimiento Hamas para discutir la participación de ese grupo en las negociaciones de paz obtuvo una seca respuesta del presidente de la ANP, Mahmoud Abbas.

"No me incomodaría si Brasil conversase con ellos", dijo Abbas, quien también dejó claro que la negativa de Hamas a ratificar el acuerdo de unidad nacional, concluido hace meses se debe a la presión de Irán.

El momento de la visita no podía haber sido menos oportuno cuando militantes palestinos se enfrentan todos los días a la policía israelí y las relaciones entre Israel y Estados Unidos están en uno de sus peores momentos.

Sin embargo, el inveterado optimismo (o simplismo) del presidente Lula da Silva puede verse aún como un elemento positivo para la marcha de las negociaciones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...