viernes, 26 de marzo de 2010

"Si hay tercera guerra mundial, la cuarta será a garrotazos". Notas sobre las nuevas formas de violencia

Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

La violencia no es un cuerpo extraño en la dinámica humana; bien por el contrario, hace parte fundamental de nuestra condición. No es nueva en nuestra sufrida historia como especie; al contrario también, la historia no es sino una sucesión -interminable- de hechos violentos. "La violencia es partera de la historia", escribió con gran acierto Marx. Obviamente sería mejor vivir sin ella (verdad de Perogrullo, pero verdad al fin); es demasiado el sufrimiento que nos deja. Sin embargo no se ve con real perspectiva de futuro cómo lograrlo. Podrían medirse por cantidades millonarias las apelaciones a la paz y a la no violencia que en el mundo ha habido, en todo tiempo y lugar, desde las más variadas circunstancias y con las mejores intenciones. Pero los resultados están a la vista: la violencia no cede. ¿Crece incluso?.

Vista a lo largo de la historia, podría decirse -al menos en principio- que la violencia, si bien no desaparece, va teniendo una mayor contención, va siendo aislada, relativamente reducida. En algún sentido ello es cierto: hoy somos menos "brutales" que años atrás. Ya no hay un emperador o faraón sediento de sangre que manda sacrificar unos cuantos esclavos por pura diversión; no se hacen sacrificios humanos, y la diversión de las masas ya ha superado, al menos un poco, el circo romano. Es decir, aunque persiste (ahí están las corridas de toros, las riñas de gallos, los índices de violencia delincuencial desenfrenados de muchos países latinoamericanos, las guerras que no cesan en buena parte del mundo), la violencia brutal está más "regulada". Y aunque parezca un chiste macabro, la guerra se regula por medio de tratados internacionales que fijan hasta dónde puede llegar la brutalidad (tirar bombas atómicas sí, pero sólo algunos Estados; torturar no, pero dadas las circunstancias, puede aceptarse si el enemigo es "demasiado" malo. Se puede matar, pero no con crueldad a un enemigo desarmado). No sabemos si es para reír o llorar, pero esa es nuestra realidad.

Aunque la violencia sigue existiendo, tiene cada vez más el estigma de algo "malo", "perverso", que, en todo caso, es mejor ocultar. Entrado el siglo XXI, a nadie se le ocurriría, por ejemplo (no quedaría bien, no sería políticamente correcto), promover esos circos romanos con gladiadores y leones; sería demasiado sangriento. Para eso está hoy -logros de la civilización- el boxeo profesionalizado (con guantes, protectores bucales, reglamentos estrictos, donde el objetivo no es matar al adversario, sino knockearlo).

En otros términos: la violencia tiende a hacerse más "refinada". Las guerras no han desaparecido -y, dicho sea de paso, nada hace pensar que vayan a desaparecer en el corto plazo (¿cuántas se están desarrollando en este momento?)- pero, aunque no podamos decir que sean menos violentas que antaño, admiten regulaciones y normativas impensables siglos atrás: ahí están por ejemplo -aunque abran el debate sobre su vigencia e impacto- las convenciones de Ginebra. Es decir: la especie humana ha ido desarrollando legislaciones (hoy día hablamos de derechos humanos como inalienables a nuestra condición de humanos en tanto tales) que van achicando -o intentándolo al menos- el campo a la violencia. Y podemos legislar sobre la eutanasia o el aborto, sin duda: logros civilizatorios.

Esto es cierto, definitivamente. Ejemplos al respecto hay por cantidades industriales: existen declaraciones de principios por la paz, a favor de la no violencia y del respeto por doquier y, aunque resta muchísimo por seguir mejorando en todo esto, podría decirse sin temor a la equivocación que el proceso civilizatorio avanza: aunque gocen aún de buena salud, el machismo comienza a reducirse, el racismo está severamente criticado, la tortura está legalmente condenada, los linchamientos son un delito. El mundo moderno ya no tolera un circo romano o sacrificios humanos como en la antigüedad. ¿Progresamos entonces? Estaríamos tentados a decir que sí.

De todos modos la realidad cotidiana nos confronta con situaciones que ponen seriamente en entredicho esta apreciación. De nuevo repetimos la pregunta: ¿crece la violencia? Crecen sus formas de expresión, crece la crueldad solapada, el refinamiento con que se presenta. Si bien por un lado hemos avanzado en la defensa por los derechos del ser humano, al mismo tiempo también ha crecido el desprecio por la vida.

Considerada como "problema" social, no hay dudas que, en relación a otros momentos de la historia, la violencia aumenta. Las principales desgracias de la humanidad siglos atrás, en las distintas culturas conocidas, estaban ligadas a hambrunas y guerras. Esos problemas hoy día siguen presentes, a los que se le suman nuevas -y quizá más destructivas- formas de violencia. Nunca antes como ahora la violencia había sido un problema de salud pública.

Las formas en que la psicología de un pueblo se presenta habla de su proyecto vital en tanto comunidad. Sin ser estrictamente formaciones psicopatológicas, en el medioevo europeo, por ejemplo, buena parte de la construcción psicosocial considerada normal estaba dada por la visión de vírgenes y santos; los pobladores de la Polinesia se aterrorizan si incumplen sus tabúes mirando su animal sagrado; en la moralista época victoriana las conversiones histéricas pasaron a ser la nota distintiva en una sociedad que todo lo prohibía. En esta línea podemos decir que, tal como en los ejemplos anteriores, si algo representa a la cultura dominante actual, a la edificación psicosocial de las masas cada vez más globalizadas de nuestros tiempos, es la violencia. La violencia es la nota distintiva de fines del siglo XX y comienzos del XXI, aunque en ese mismo período haya aparecido la Declaración Universal de los Derechos Humanos y se hayan firmado numerosos convenios para el aseguramiento de la paz.

Nuestros tiempos modernos están "enfermos" de violencia. Para graficarlo de un modo patético podríamos decir que si hoy desapareciera nuestra especie producto de, por ejemplo, una hecatombe nuclear -cosa nada imposible, por cierto, con casi 12.000 misiles nucleares dispersos por ahí- la inteligencia (humana o extraterrestre), que estudiara nuestros restos en un futuro tomaría como ícono de nuestra civilización de comienzos del tercer milenio una persona jugando un videojuego violento tanto como la invasión real de cualquier país del Sur pobre por fuerzas del Norte desarrollado. No se encontraría con sacrificios humanos, pero encontraría misiles nucleares y películas (una cada 36 horas saca Hollywood al mercado) donde lo que más se entroniza es la muerte y la violencia extrema. En otros términos: encontraría que la violencia y el desprecio por el otro es una regla casi "normal".

No deja de ser curiosa la evolución que va sufriendo la idea sobre la vida, sobre su valor. En las culturas más antiguas -en el Oriente, en los pueblos americanos precolombinos- la vida misma nunca fue tan despreciada como pasó a serlo en el Occidente capitalista. ¿Es ello intrínseco al desarrollo del capitalismo mismo? Todo indicaría que sí. Una sociedad edificada sobre el fetiche del dinero, del mercado, de la cosa material en sí misma, olvida lo humano. La sola constatación empírica nos muestra que la deshumanización crece: las guerras son cada vez más crueles, las torturas más sutiles, la exclusión de enormes masas pasan a ser proyecto político, se planifican con frialdad. Nunca en la historia, al menos hasta ahora, se había considerado "inviable" un ser humano; nunca se había pensado en que alguien "sobra". La lógica del mercado -implacable, atroz- lo corrobora a diario: hay gente que sobra, hay países que sobran…, aunque se escriban pomposas declaraciones sobre el valor de la vida y la inviolabilidad de los derechos primeros de todos los humanos.

En esta lógica de desprecio por la vida, tanto el ser humano de carne y hueso como el entorno medioambiental pasan a ser elementos secundarios, prescindibles. Vale el mercado, la mercadería suprema que es el dinero; lo demás no cuenta. El otro, o igualmente la naturaleza, han pasado a ser medios en esa búsqueda desenfrenada de lucro utilitarista. En nombre del dios mercado la naturaleza es vista sólo como instrumento, como cosa a explotar; de ahí el desastre ecológico que vivimos, y que amenaza con seguir empeorando. Desastre, por cierto, que constituye una forma nueva, refinada, sutilmente cruel -la más cruel si se quiere- contra la especie humana en su conjunto. Actitud ésta que ha posibilitado el sistema capitalista, que no se encontró jamás en ninguna sociedad agraria de las que conoció la historia, y mucho menos en las sociedades pre-agrarias, más ¿animalescas? aún.

De la misma manera, la percepción del otro que ha abierto el sistema capitalista llevó -quizá inexorablemente; no había otra posibilidad- a un agudo desprecio del ser humano, aunque también se haya desarrollado la doctrina de los derechos humanos. La vida es medible en términos económicos, por lo que interesa más en función de valores cuantificables que como bien intrínseco. Por lo tanto, ante ese desprecio por la vida, el otro es intrascendente, e incluso -el paso es muy sutil- muy fácilmente sospechoso.

Nos refinamos cada vez más, hasta estaríamos tentados a decir que nos "civilizamos". El machismo y el racismo, por ejemplo, empiezan a ser vistos como "incorrectos políticamente". Pero el modelo económico-social dominante desprecia cada vez más al otro de carne y hueso. Y ello trae resultados concretos: ahí están los síntomas de un mundo, por un lado más refinado, pero al mismo tiempo, cada vez más inauditamente violento. Para decirlo con un primer ejemplo, quizá el más notorio: en un mundo con una potencialidad productiva casi infinita, la principal causa de muerte es el hambre. El mundo actual tiene capacidad suficiente para proporcionar una dieta de 2.700 calorías diarias a 12 mil millones de seres humanos, es decir que en la actualidad se producen alimentos para nutrir correctamente casi al doble de la población mundial que pisa el planeta, pero no obstante cada 7 segundos muere un semejante porque no tiene qué comer.

Si eso es posible, y junto a ello se gastan sumas astronómicas de dinero en comida para mascotas, algo grave está sucediendo en la cosmovisión que nos regula. ¿Vale más un perrito que un ser humano? Dicho sea de paso: un perro de un hogar término medio del Norte come un promedio de carne roja anual superior a un habitante del Sur famélico.

La modalidad que ha ido tomando la sociedad capitalista pone más importancia -aunque oficialmente se declare lo contrario, por supuesto- en la máquina que en el individuo. ¿Estaremos por llegar al ejercicio de una sexualidad cibernética? (de hecho ya existe la tecnología pertinente, aunque no sea de consumo masivo aún). Si es posible planteárselo, ello mismo demuestra que la tendencia en juego puede llevar a darle más importancia a la ropa con sensores y anteojos tridimensionales que al tibio cuerpo de carne humana (¿al que se terminará aborreciendo por sospechoso? -es sucio, puede transmitir enfermedades-)

En esta cosmovisión que ya se ha instalado, en esta apología del individualismo absoluto donde el otro es, ante todo, un sospechoso (más aún si es pobre, moreno, si no tiene tarjeta de crédito, ¡y no digamos si está en el Norte sin papeles viniendo del Sur!), la violencia, aunque no se manifieste con sacrificios humanos o torturas en la plaza pública, está más presente que nunca. Si no fuera por ese desprecio creciente del ser humano que caracterizó la historia del siglo XX, no se podría haber usado armamento nuclear en dos ocasiones (tragicómicamente, en nombre de la libertad); y menos aún se podría haber seguido desarrollando el potencial bélico hasta los niveles que ahora existe. Si no fuera porque la cosmovisión creada por el capitalismo puede arrasar con recursos naturales y seres humanos con la más absoluta impunidad y sin la menor culpa, no podrían entenderse los íconos de la cultura moderna: el estereotipo de Hollywood, el macho violento triunfador, Rambo, la violencia inaudita de los dibujos animados, de los videojuegos infantiles, la violencia despiadada de una pandilla juvenil, o de las guerras modernas (que como doctrina científica llaman a golpear especialmente población civil y hacer uso de la psicología en tanto mecanismo de control social, todo desde la más absoluta asepsia técnica).

La violencia no conmueve, nos vamos acostumbrando cada vez más a ella. La violencia y el desprecio por el otro son connaturales a nuestros tiempos; de ello nos hablan desde las bombas inteligentes hasta las pandillas juveniles, de los movimientos fundamentalistas con acciones terroristas hasta los comics.

Ante este panorama podríamos estar tentados a hacer un llamado -uno más, ¿por qué no?, pero ¿cuánto sirven en realidad?- a la paz en el mundo. El Papa, representando a una institución que mató millones de personas y hoy día constituye un azote para muchos niños que caen en sus apetitos sexuales, lo hace. ¿Vale de algo acaso? Suficientes llamados ya se han hecho; llamar, clamar, implorar por la paz y la no violencia no es criticable, en modo alguno. Pero el llamado mismo -la experiencia lo dice- no logra su cometido. Construir una cultura de no violencia debe partir indefectiblemente de un estado de mayor justicia. Sin equidad no puede haber paz. La única manera de, quizá no eliminar pero al menos reducir la violencia, es sentando bases humanas de mayor justicia (léase: distribución más justa de los poderes, equidad económica, equidad de género, no discriminación).

Con un profundo pesimismo intelectual Freud habló de una "pulsión de muerte", Thanatos, energía vital de la especie humana que nos llevaría a la autodestrucción; para muestra: las guerras recurrentes, las irracionales limpiezas étnicas, las conductas suicidas que a diario podemos constatar (fumar, drogarse, manejar automóviles irresponsablemente, manipular armas de fuego y un largo etcétera). Probablemente su condición ideológica lo llevó a formular esa mitología conceptual; una visión con mayor tino político puede ver en estas construcciones humanas designios de la historia social, de las relaciones de poder, que asientan -sin ninguna duda- en posibilidades psicológicas. Todos podemos matar dadas las circunstancias, en nombre de lo que sea; pero ello no significa que somos originariamente asesinos. La violencia no es biológica. Al menos, la eliminación del otro en nombre de alguna justificación (política, racial, cultural, etc.), no es biológica. Es contra ello contra lo que debemos luchar; y eso significa una más equitativa repartición de los poderes, empezando por el económico, quizá el principal, pero apuntando a todos los poderes que nos sojuzgan.

Lo que está claro es que el sistema de relaciones sociales que se ha generado en este momento de la historia de la especie es altamente injusto y violento, y excluyente como ninguno otro. Pese a la cantidad de comida producida el hambre continúa azotando; las armas solamente pueden producirlas algunos Estados a partir de un supuesto derecho de agresión que otros no tendrían. ¿Por qué los asesinos misiles nucleares de Corea del Norte son una vergüenza para la Humanidad, y no así los 6.000 de que dispone el gobierno de Estados Unidos? Los excluidos no tienen derecho a protestar. Ante esta violencia monumental que invita/exige un consumo que no es posible y que castiga con furiosa rabia todo intento de protesta, las reacciones son -y seguramente serán- cada vez más desesperadas, más violentas, más despiadadas.

En modo alguno, absolutamente en modo alguno puede justificarse una acción terrorista que golpea sobre civiles desarmados; pero no hay que dejar de reconocer que es tan terrorista, cruel y brutal un bombazo en un supermercado o en una escuela como el bombardeo de poblaciones civiles (¿daños colaterales?), o una política que, a sabiendas, hambrea y mata poblaciones continentales (¿sobrantes?). Ante un sistema que desprecia la vida humana y fetichiza la cosa material, las respuestas de los oprimidos pueden ser tan locas, violentas y crueles como las que cada vez más se ven por todos lados.

¿A dónde conducirá tanta violencia desbocada? Como mínimo pueden apuntarse dos cosas: por un lado, mientras no se promueva un mayor grado de justicia en nuestra especie, las desigualdades seguirán produciendo reacciones tan inhumanas y violentas como el mundo que las provoca: ante el desprecio por la vida no puede haber sino desprecio por la vida (¿cómo y por qué no habría de haberlo? La violencia provoca violencia; la locura provoca locura). Por otro lado, mirando la espiral de violencia que no cesa, podría concluirse que Einstein no estaba equivocado, y es en un todo acertada su frase que el presente escrito lleva por título.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Entrevista con Marie Nassif-Debs: “Hacia una Quinta Internacional contra el imperialismo y el capitalista”

Salah Ahmine - Toni Solo (especial para ARGENPRESS.info)

La propuesta de una 5ta Internacional ha provocado mucho debate sobre la naturaleza y la forma que una iniciativa de ese tipo podría tener. Un grupo de escritores y activistas en Nicaragua hemos intentado contribuir a ese debate por medio de insumos en español e inglés. Nos preocupaba la posibilidad que el intercambio necesario sobre la idea de una 5ta Internacional - o como el Presidente Daniel Ortega lo ha llamado, una Internacional de los Pueblos – iba a padecer de una visión demasiado estrecha.

Nos queríamos asegurar que los puntos de vista de otras regiones del mundo fuesen incluidos – especialmente las perspectivas de los países y pueblos árabes e islámicos que enfrentan el imperialismo en su forma más virulenta. También queríamos asegurarnos que nuestros aportes al debate se basaran en unas experiencias muy concretas para así evitar los planteamientos idealistas que evaden las realidades, dificultades y verdades prácticas. Esperamos que esta entrevista con una dirigente del Partido Comunista de Líbano ayudará a ampliar los términos de las discusiones hacia algo operativo y eficaz fielmente enraizado en las diversas luchas de los pueblos contra la barbarie del imperialismo.

Salah Ahmine/Toni Solo: ¿En las condiciones difíciles de la realidad Libanesa, las diferentes componentes confesionales y políticas, las dolorosas experiencias del pasado, las manipulaciones de las potencias imperialistas, ¿qué puede decirnos de la experiencia y orientación unitaria de la Resistencia Nacional Libanesa?

Marie Nassif Debs: La Resistencia nacional libanesa hizo sus primeras pruebas en 1969, cuando las agresiones israelitas se hacían diarias en el Sur del país, y lo mismo en Beirut, aprovechando de la teoría lanzada por la burguesía pro-estadounidense en el poder bajo la consigna “La fuerza del Líbano reside en su debilidad”.

Esta Resistencia inició con “ El Guardián patriótico” (El-Haras Al-Cha’bi) que los Comunistas libaneses habían formado con el fin de defender los pobladores del campo contra los ataques-sorpresas de los comandos de Tel-Aviv. Después, un año más tarde, fueron las “Fuerzas de los partisanos” (Qouat al-ansar), las cuales, bajo los auspicios del Partido Comunista Libanés, una vez más, agrupara militantes de varios partidos comunistas árabes, incluidos los Palestinos.

Pero, la experiencia más gloriosa fue la del “Frente de Resistencia Nacional Libanesa”, más conocido bajo el nombre de “JAMOUL” y de quien los militantes, pertenecientes al PCL y a otros pequeños grupos de la Izquierda libanesa, fueron la base de la liberación de la mayor parte del territorio nacional ocupado, en 1978 y después, sobre todo, en 1982 por los ejércitos israelíes.

Lo que deberíamos decir de todos esos grupos de Resistencia es, que a sabiendas que fueron formados por los Comunistas, no queda duda en que estaban abiertos a todos los que querían participar en la liberación de su país; es, además, lo que por largos años, ha hecho la fuerza de esos movimientos.

Con relación a la ultima década del siglo veinte y a la década pasada, hay que decir que nuestros Camaradas, a pesar de las tensiones y de los ataques armados, no faltaron a la tradición de apertura; estuvieron presentes cuando la respuesta militar llamada de las “Uvas de la ira” (1996), después en el 2000, cuando la Liberación. Y allí, tengo que abrir un paréntesis para decir que nuestro Camarada Souleiman Ramadan fue el ultimo en dejar el campo de concentración de Khiam, después de haber apoyado, con nuestro Camarada Ghassan Saïd, todos los presos que se encontraban allí… No debemos de olvidar la lucha gloriosa que nos había unido a la Resistencia islámica y a todos los que se han opuesto, en el 2006, a la agresión israelí-estadounidense la más bárbara y la más mortífera.

Si yo evoco estos hechos, no es que yo quiero adular el papel de nuestro Partido (el Partido Comunista Libanés) y de la Izquierda libanesa en la Resistencia, pero más bien para decir que nosotros hemos siempre sostenido una orientación unitaria entre las fuerzas de la Resistencia en el Líbano; desafortunadamente, eso no fue siempre el caso y en la mayoría del tiempo nuestros llamados han quedado sin respuesta. Pero seguiremos en la misma vía, porque pensamos que el complot imperialista y sionista contra nuestro pueblo y los pueblos árabes continúa y que es de nuestro deber de hacer el amarre con los que quieren oponerse a este complot; como pensamos, también, que la Resistencia de un pueblo sobrepasa todas las diferencias confesionales y otras…

SA/TS: ¿Nos puede hacer un resumen de las experiencias unitarias desde la izquierda y los sectores democráticos, de las fuerzas políticas y sociales en las ultimas décadas en el mundo árabe? ¿Habrá alguna expresión o estructura de la misma en la actualidad?

MND: En las ultimas décadas, las experiencias unitarias en el mundo árabe han casi desaparecido. Las causas, numerosas, pueden ser resumidas en las dos siguientes: primero, la caída de la Unión Soviética y del Movimiento comunista internacional; después, la crisis que terminó con la implosión del Movimiento de liberación nacional árabe, producto de una serie de desengaños de los ejércitos árabes frente a Israel y las disensiones agudas entre algunos polos de este movimiento, sobre todo Siria y la OLP.

Sin embargo, hubo alianzas entre fuerzas progresistas en ciertos países, incluido Líbano, que tenían por objetivo de preservar los logros sociales y promover la lucha por el cambio. Hubo, también, alianzas entre fuerzas políticas y sociales dispersas respeto al apoyo que debe ser acordado a la Resistencia; pero estas formas de alianzas no son tan estables, por el hecho que están basadas sobre fuerzas que no tienen una visión común mínima de la situación, eso por una parte, y por otra parte, debido a la debilidad de la izquierda como núcleo duro.

Es cierto que nuestro Partido ha hecho, en mayo del 2007, un llamado a una reunión de los Comunistas y de la izquierda en el mundo árabe, con el fin de poner al punto una estructura nueva, como alternativa a la que se derrumbó; no es de menos decir, que, hasta el día de hoy, nada de concreto fue creado, aunque luchas comunes fueron efectuadas en lo que concierne los problemas árabes esenciales, como: la causa palestina (Ghaza, el derecho al retorno, …), los territorios árabes ocupados, el conflicto árabe-israelí, la resistencia a la ocupación de las fuentes de energía en Irak y otras partes. Trabajamos igualmente para transformar las reuniones de los Partidos Comunistas y de izquierda árabes en una estructura más estable, al ejemplo del Encuentro internacional de los Paridos comunistas y obreros. Y, si abogamos hacia estructuras unitarias, sobrepasando las simples alianzas, es porque, después de la desaparición del Movimiento comunista, la lucha antiimperialista no avanza tan rápidamente. Por el contrario: la ofensiva imperialista ha hecho grietas, tanto sobre el plano socio-económico como sobre el plano militar. Debemos anotar que las fuerzas imperialistas (los Estados Unidos, la OTAN y las otras alianzas, incluido Israel) han registrado victorias por doquiera, y el Movimiento altermundialista, con todo y su expansión, no esta a la altura de ponerles obstáculo.

SA/TS: ¿Cómo se ve la propuesta del Presidente Chávez para una internacional de los pueblos o una "quinta internacional" actualmente desde la perspectiva de la izquierda enfrentada directamente a la entidad sionista y a los gobiernos aliados del imperio en la región como Egipto y Arabia Saudita?

MND: El proyecto expresado, el 20 de noviembre, por el Presidente de Venezuela Hugo Chávez, responde en gran parte, a nuestras esperanzas.
Yo digo bien “en gran parte”, porque la literatura que concierne esta “Quinta Internacional” no está, todavía, bien precisa.

Es verdad que a través de la definición que el Presidente Chávez le da (un espacio dónde los partidos, los movimientos, las corrientes de orientación socialista pueden coordinar una estrategia común contra el imperialismo y para el derrocamiento del capitalismo por el socialismo), parece ser un paso muy grande y muy avanzado en la lucha actual contra el nuevo proyecto imperialista; es verdad también que el llamado a una forma de organización considerada “sin manual y sin obligación donde las diferencias serán las bienvenidas” es de naturaleza a ampliar la convocatoria de las fuerzas anti-imperialistas; sin embargo, es necesario de esperar el encuentro del próximo mes, y sobre todo, el contenido de una iniciativa como tal. Porque, según nuestra humilde experiencia, ya no cabe más, con los golpes de Estado, los complots y las guerras estadounidenses, de ampliar y abrir una perspectiva, hay que intentar también de poner al punto un proyecto alternativo. Por lo mismo, si no es necesario de crear una organización muy centralizada, al ejemplo de las Internacionales anteriores, no hay que despreciar la importancia de una forma de frente común con carácter permanente, que reúna las fuerzas y los movimientos sociales, tanto regionales como internacionales, y los movilizará, en un impulso común de solidaridad internacional, en el sentido de encontrar, juntos, soluciones a los desafíos que tenemos enfrente.

SA/TS: ¿De la opinión de algunas voces, una "quinta internacional", al menos en su apelación, puede perpetuar la prolongación del sectarismo dentro de la izquierda, ¿Cuál es su opinión al respecto?

MND: Es cierto que algunos tienen miedo a los impactos dejados por las experiencias anteriores, y tienen razón, considerando que estas experiencias fueron saldadas por un fracaso rotundo del cual somos todos responsables, en grados diferentes. Pero, en lo que estoy segura, es que hemos aprendido mucho de estas experiencias; y los que han lanzado el proyecto han mostrado que no intentan de reemplazar un sectarismo por otro. Por lo mismo, los partidos de izquierda, a través del mundo, han analizado, después de 1990, sus experiencias anteriores: en el Líbano por ejemplo, y a pesar del dolor dejado por los asesinatos de los años ochenta del siglo pasado, el PCL ha trabajado en el sentido de una alianza de las dos resistencias, nacional e islámica; y, si no lo hemos logrado, puede ser que es porque el Hezbollah no está todavía listo a abrirse en el sentido de una apertura a fuera de las fuerzas “religiosas” y, sobre todo, hacia un partido comunista. Y, lo mismo ahora, en el momento en que vemos el Hezbollah hundirse en los proyectos de un gobierno de clase, lo llamamos, como a otras fuerzas que se dicen anti-imperialista, a un programa común del movimiento que habrá de resistir contra el proyecto imperialista llamado “el Nuevo Medio-Oriente”.

Consideramos que es posible luchar contra el sectarismo que había prevalecido en el pasado, pero debemos también tomar en consideración la base ideológica de algunas fuerzas y actuar en conocimiento de causa para no tener grandes desilusiones en el futuro. Para nosotros, la apertura es muy necesaria, pero no suficiente.


SA/TS: ¿Existen las condiciones en su región para una iniciativa eficaz y practica de ese tipo?

MND: Sí. Desde luego, y para empezar, hay agrupaciones quienes han hecho sus pruebas: hay, primero, el buró árabe de los Partidos comunistas y obreros; después, hay los movimientos obreros y de masa, pero también partidos de resistencia que parten de una ideología religiosa.
Pero, el problema con estas agrupaciones, es que su acción no fue continua. Hacen reuniones o conferencias, o todavía algunas concentraciones…


SA/TS: ¿Cuáles son los criterios que se deben de adoptar para que una iniciativa de ese tipo tenga un impacto positivo - hay lugar para movimientos de inspiración religiosa como Hezbollah y Hamas?


MND: Todo depende de los objetivos del proyecto alternativo que queremos; porque es sobre la base de un proyecto que decidiremos de las fuerzas que queremos aglutinar.

Si nuestro proyecto se limita a la lucha contra la presencia (militar) del imperialismo en nuestras regiones, el abanico podrá ser muy amplio. Pero, si queremos plantear, al mismo tiempo, la lucha socio-económica (la lucha de clase), entonces, el frente de las fuerzas será más restringido.
Por supuesto, cada agrupación tiene su importancia. Es muy vital para la clase obrera y los pueblos de luchar contra la causa primera de las guerras, las enfermedades y, sobre todo, de la explotación que es el imperialismo; Sin embargo, para mí, esto debe ser ligado a un proyecto de futuro. No el socialismo, porque limita las fuerzas a las cuales queremos unirnos, pero, al menos, las líneas generales de una sociedad que no sea basada sobre la explotación o, también, una sociedad donde habría una cierta justicia social.

No estoy muy de acuerdo con los que dicen: hagamos el agrupamiento sin bases; el futuro decidirá. Yo creo que deberíamos, al menos, dejar a nuestros pueblos la posibilidad de vislumbrar de hacia cuál futuro estamos hablando, no de arrastrarlos a ciegas. Además, estoy segura que el Presidente Hugo Chávez y los compañeros que han formado el proyecto de la Quinta Internacional saben lo que hacen y hacia dónde van.

En una perspectiva como tal, todas las fuerzas de resistencia, incluido el Hezbollah, tendrán su palabra que decir y su lugar al seno de la agrupación.
SA/TS: ¿Desde su opinión, como podríamos conciliar la idea de un Frente Mundial anti-imperialista, propuesta de siempre de un gran sector de la izquierda en el mundo, con la idea que nos interesa de una "internacional de los pueblos"?

MND: Como acabo de decirlo, deberíamos llamar a esta conformación unitaria sobre bases claras, precisando los objetivos, a partir de la “contradicción principal”. De esa manera, la Internacional de los pueblos no podrá entrar en contradicción con las formaciones ya existentes, porque no busca en reemplazarlas todas. Además, a la vista de su punto de partida y el proyecto que se presenta, no está llamando a eliminar las otras formaciones que podrían, si ellas quisieran, continuar a funcionar.

SA/TS: ¿Si existen las condiciones, hacia qué objetivos concretos se debe de trabajar?

MND: Ya lo he mencionado: hacia un proyecto social alternativo. El capitalismo ha demasiado probado que es generador de miseria, de guerras y explotación. Si queremos preservar los logros sociales, pero también el Planeta y, sobre todo, el genero humano amenazado de desaparecer: debemos acabar con el capitalismo.
Marie Nassif-Debs es Vice-Presidenta del Partido Comunista Libanés
Responsable del Departamento de Relaciones Internacionales del PCL

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Elecciones en Colombia

Juan Diego García (especial para ARGENPRESS.info)

El gobierno y buena parte de los medios de comunicación han resaltado las elecciones efectuadas el domingo 14 de marzo como una muestra más de la solidez de las instituciones democráticas en Colombia. La “comunidad internacional” (o sea, Estados Unidos y la Unión Europea) también las da por buenas y se felicita por los grandes logros alcanzados en la administración de Uribe, en particular por su política de inversiones extranjeras que ha permitido a las empresas multinacionales conseguir aquí unos beneficios de escándalo. Quienes se felicitan tienen sin duda motivos de sobra para su regocijo; no así la inmensa mayoría de los colombianos afectados por una pobreza que aumenta, sometidos a una guerra sin fin y escandalizados ante un proceso electoral que ha estado plagado de irregularidades de todo tipo.

Estas elecciones no traen novedad alguna, nada que no haya sido previsto, nada que no forme parte del paisaje político del país. Los candidatos gubernamentales y sus aliados refuerzan su poder absoluto en ambas cámaras y aunque Uribe no repite (queda por verificar si realmente se retira o continúa manejando el gobierno tras bambalinas) deja bien adelantado el desmantelamiento del estado de derecho y la instauración en su lugar del engendro autoritario que ha venido labrando en los últimos ocho años. Despojada la institucionalidad de todo ropaje democrático (derechos formales, división de poderes, intervención económica del estado, respeto de los derechos humanos, etc.) quedará tan solo la brutalidad de un capitalismo sin cortapisas y un orden más parecido al fascismo que a otra cosa.

La campaña electoral ya estuvo sometida a toda suerte de maniobras para dar ventajas al oficialismo. En una medida escandalosa que no se registraba en el país desde hace décadas se ha hecho uso de fondos públicos en beneficio de los partidos que apoyan a Uribe, quien violando la constitución ha participado directamente en la campaña. Tampoco ha faltado la acción de los grupos paramilitares utilizando el terror para favorecer a sus candidatos, ni la tradicional obstrucción de la actividad de la oposición, ni la compra masiva de votos, ni la táctica de desprestigiar partidos y personas a quienes -¡como no!- se asoció con la insurgencia mientras, en contraste, todo ha sido manga ancha y facilidades para los paramilitares y narcotraficantes que colocaron sus candidatos dentro de las formaciones pro gubernamentales o directamente, presentándose como el Partido de la Integración Nacional que elaboró sus listas desde las cárceles donde están recluidos los “parapolíticos”. En la práctica, la extrema derecha armada tiene ahora igual o mayor representación parlamentaria que antes. No debe extrañar entonces que a las denuncias de la oposición se sumen las que registran las mismas autoridades electorales, algunos medios de comunicación y hasta la misión de observadores de la OEA que no ha podido menos que reconocerlo públicamente.

Pero sin duda, el hecho más destacable de las elecciones colombianas es la voluminosa abstención (cerca al 60% del padrón electoral), algo que se repite sistemáticamente al menos en el último medio siglo y forma parte de la “cultura política” del país. Sorprende por tanto que medios y analistas apenas destaquen algo que si ya es preocupante cuando representa el castigo del electorado a los partidos en una coyuntura determinada, arroja todo tipo de dudas sobre la legitimidad del sistema cuando se vuelve permanente. Tal parece sin embargo que a la clase dominante del país no le interesa que esta participación se amplíe, temerosa de procesos contestatarios que movilicen ese 60% indiferente frente a las urnas. De hecho, en las contadas ocasiones en que se registraba una participación popular al alza, de una u otra manera ésta fue sofocada utilizando todos los métodos posibles sin excluir la violencia más dura.

Se produjo así cuando la vida política se conmovió hasta sus cimientos durante el período de la Revolución en Marcha (años 30 y 40) que desata la reacción de la clase dominante generalizando una violencia oficial que anegó el país en sangre y destrucción; primero, durante los gobiernos conservadores, después, con la dictadura militar de Rojas y más tarde con la dictadura civil de los dos partidos tradicionales en el Frente Nacional (que excluía a todos los demás partidos). El fenómeno se repite luego frente a las movilizaciones populares que promovió un sector del partido liberal (MRL), sometido entonces a la doble estrategia del ataque feroz y la asimilación sistemática de sus dirigentes. Como resultado, se neutralizó políticamente a los radicales (algunos de ellos optaron por la lucha armada) y se devolvió al redil oficial a los menos decididos. La movilización popular se frustró de nuevo.

Igualmente popular, aunque de origen conservador, la ANAPO consiguió inclusive ganar las elecciones presidenciales en 1970 pero la fuerte represión y la vieja estrategia de cooptación volvió a funcionar y la dinámica popular debilitada y desorientada terminó por diluirse. Un hecho similar se produjo cuando un sacerdote católico, sociólogo y profesor universitario –Camilo Torres Restrepo- movilizó enormes multitudes activando todas las alarmas del sistema. La persecución desatada contra él y sobre todo su convencimiento de la imposibilidad de conseguir sus objetivos de manera pacífica le llevaron a la guerrilla y a su muerte en combate. Mucho más dramática es aún la experiencia de la Unión Patriótica, un partido mediante el cual las FARC (previo acuerdo con el gobierno) intentaron participar en el proceso electoral como paso previo al abandono de las armas. Ni la moderación en su programa ni su aceptación de las reglas de juego político impidieron que se repitiera contra la UP la vieja táctica de la eliminación física, esta vez en forma de una sistemática carnicería que ha costado hasta hoy la muerte de alrededor de cinco mil militantes entre cuadros, parlamentarios, activistas, alcaldes, ediles y simples simpatizantes, asesinados o desaparecidos por los paramilitares o directamente por las fuerzas oficiales. La clase dominante prefiere por lo visto un régimen político sin legitimidad alguna que arriesgarse a una posible avalancha de fuerzas populares que propicie victorias como las ocurridas en otros países del continente. El control de su clientela -aunque minoritaria- es mejor que enfrentarse a resultados inciertos si el sistema abandona su naturaleza excluyente y violenta. No extraña entonces que sobre un hecho tan destacable como una masiva y permanente abstención electoral el discurso oficial pase de puntillas sobre el asunto o vierta al respecto superficialidades para restarle importancia.

La actual oposición tampoco da para muchas alegrías. De hecho, casi toda apuesta por la continuidad de la estrategia de la “seguridad democrática” de Uribe. Solo voces aisladas como Piedad Córdoba (liberal) o Jorge Robledo (Polo) llevarán a las instituciones la denuncia y la esperanza de una salida del profundo atolladero en que se encuentra el país. Ante este panorama y si nada lo impide, la victoria en las presidenciales de mayo sería también para Uribe y los suyos. Santos, el candidato oficial, es un millonario oportunista, dado a las conspiraciones palaciegas y fiel encarnación de lo peor de la política nacional y ni siquiera tiene a su favor el carisma de Uribe; pero ante un juego tan cerrado y excluyente el sistema no asume riesgo alguno. Nada sugiere tampoco que un personaje gris como Santos y su programa continuista consigan reducir la abstención en las elecciones de mayo. En consecuencia, tanto el nuevo presidente como congreso y senado seguirán lastrados por la misma escasa o nula legitimidad que caracteriza desde siempre a las instituciones en Colombia y explica en buena medida la reacción violenta de las clases dominantes ante cualquier manifestación de descontento popular.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Colombia: ¿“Soy integrante de la Comisión Internacional de las FARC”?

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

“..., y Dick Emanuelsson – ciudadano sueco, miembro de la Comisión Internacional de las Farc”. Revista del Ejército nacional de Colombia.

¡Así opera el Terrorismo Mediático de las Fuerzas Militares del Estado Colombiano bajo la batuta de Uribe con aportes de un asesor político del jefe de los Escuadrones de la Muerte, Carlos Castaño!

Video:
1: http://www.youtube.com/watch?v=-1LH79EWXbY
2: http://www.youtube.com/watch?v=IDtihe3WBPo
3: http://www.youtube.com/watch?v=ZH0tA2jRBhw

AUDIO:
1) Entrevista (15 min.) con la teniente coronel de la FAC, Nancy Cárdenas:
http://www.box.net/shared/jbey9dxps6
2) Entrevista con Jairo Ramírez, secretario general de CPDH, Comité Permanente de Derechos Humanos en Colombia que rechaza las peligrosas acusaciones de Ernesto Yamhure contra el periodista sueco.
http://www.box.net/shared/107t38u8gv

La Revista del ejército colombiano y el Web de la Fuerza Aérea da espacio a asesor político del jefe paramilitar Carlos Castaño para denunciarme de ser miembro de la Comisión Internacional de las FARC.

¿Quién dijo paras y estatales no son de la misma moneda?

Hace poco presentó el excelente documentalista y reportero Hollman Morris un nuevo capitulo en la serie de su producción llamada CONTRAVIA. Comenzó diciendo que no le gustaba de hablar en propia persona. Pero que era necesario por que el seguimiento y la persecución por parte de los organismos de seguridad y la inteligencia militar no paraba. Y todos los caminos de esas acciones conducen hacia un lugar preciso; la Casa Presidencial cuyo inquilino es Álvaro Uribe Vélez.

El órgano creado para hacer el seguimiento contra periodistas, magistrados de la Corte Suprema de Justicia, comunistas, sindicalistas y organizaciones populares desde un aparato estatal mafiosizado fue el G-3, un organismo dentro del DAS, Departamento Administrativo de Seguridad que en palabras concretas es la Policía Política Secreta que obedece directamente de las ordenes del presidente de la república.

Las interceptaciones ilegales, por que G-3 fue desde su creación un organismo ilegal que estaba afuera todo control democrático, fueron descubiertas hace un año y el ilegal organismo también. Unos cuatro jefes están encarcelados mientras los 19 agentes, ellos que saben exactamente como se hizo todo el trabajo criminal contra 16 periodistas que figuramos en el archivo de G-3, andan libres en las calles de Colombia.

¿Lograron alguna vez comprobar que nosotros que figuramos en esas carpetas y documentos habíamos cometido delito alguno en Colombia? Pues la respuesta sencilla es ¡NO! Por que ser periodista que investiga y que se encuentra con la gente para posteriormente presentar el material ante un público que saca sus propias conclusiones no es equivalente de ser delincuente. Pero el poder oligarca guerrerista en Colombia lo considera. Es la conclusión que hago después treinta años de cubrimiento al país y de haber vivido en ese país hermoso junto con un pueblo muy noble y trabajador.

Casado 30 años con la hermosa Colombia

Llegué la primera vez a Colombia en enero 1980, y regresé casi todos los años para realizar giras periodísticas en este complicado pero para un periodista interesantísimo país. Desde octubre 2000 hasta diciembre 2005 vivía y trabajaba permanentemente en Colombia pero con la tarea de cubrir todo el continente latinoamericano menos Brasil. Pero en diciembre de 2005 tuve irme abruptamente por las constantes amenazas de muerte que sufrí durante todo el año 2005.

Tomé la ruta hacia Honduras que el 28 de junio de 2009 vivió un golpe de estado militar en donde fue derrocado el presidente constitucional Manuel Zelaya Rosales. El 29 de noviembre el mismo año se celebraron unas elecciones militarizadas bajo las bayonetas que no fueron reconocidas por ningún gobierno en el mundo, aunque los representantes de la junta cívica-militar golpista solo dos semanas después el golpe militar habían sido recibidos en la Casa Presidencial en Bogota por Álvaro Uribe.

Llega Uribe con su Inseguridad Democrática

Tres días después que asumió la presidencia Porfirio Lobo, el 30 de enero de 2010, llegó Uribe en una visita de relámpago inesperada a Tegucigalpa. ¿El motivo? Suscribir un acuerdo bilateral de cooperación en Seguridad.

“Necesitamos fortalecer la relación todos los días... nos afecta a ambos ese fantasma perturbador del narcotráfico, que engendra terrorismo, que acaba con la moral y la ética y engendra una actitud de desprecio a la ley”, dijo Uribe al final de su visita que duró poco más de tres horas.

El convenio compromete a ambas naciones a poner en marcha un “plan de acción en materia de seguridad, para intercambiar experiencias y buenas prácticas (¡Sic!) ... y desarrollar mecanismos de cooperación bilateral orientados a fortalecer los estados en materia de seguridad”.

Desde que Uribe regresó han sido asesinados tres periodistas.

¿Y cuales pueden ser esas “buenas prácticas”?

Uribe tuvo que retirar su espía de Estocolmo

Hace unos días un amigo me envió un enlace de web que tenia su origen en la Fuerza Aérea Colombiana, FAC. http://www.fac.mil.co/index.php?idcategoria=33786&facmil_2008_2009=fd8e12044efa9f0a8c630aac85220dec

En esa página de Internet fui denunciado de ser miembro de la Comisión Internacional de la guerrilla de las FARC. El titulo de la crónica era: “El cyber-frente de las farc” y el autor Ernesto Yamhure.

Éste señor lo tomé en flagrancia en Estocolmo cuando espiaba y sacando fotos durante una manifestación de los colombianos refugiados políticos en Suecia. Había llegado yo a Suecia el verano de 2005 para trabajar un mes en la redacción del periódico Flamman donde trabajo desde el 1985, reemplazando compañeros en la época de vacaciones. Yamhure quemó su carrera diplomática y Uribe tuvo que retirarlo de la embajada colombiana en Estocolmo después el escándalo que salió en grandes titulares en el diario más grande de Suecia y en la Radio estatal Sueca, SR.

Pero durante sus tres años como “diplomático” en el país nórdico había recogido diferentes informaciones sobre los refugiados políticos en Suecia, acumulado también un desprecio al gobierno sueco por que éste, aunque es de derecha, mantiene unos principios sagrados sobre libertad de expresión que también es derecho de los exiliados colombianos en Suecia.

“Miembro de la Comisión Internacional de las FARC”.

Lo que sobresale en esa crónica es el odio, la desesperación e impotencia que expresa el Uribista por no poder hacer como el Estado hace en Colombia con periodistas que no se incorporan en las filas del régimen; acallarlos con cualquier método. Por eso, todos en el exterior que en una u otra forma cuestionan la guerra de la “Seguridad democrática” y la total intolerancia de la oligarquía colombiana ante cualquier alternativa política, caben en lo que Yamhure titula “El cyber-frente de las farc”:

“Las oficinas de Anncol están ubicadas en un barrio de clase trabajadora en las afueras de Estocolmo. Desde un apartamento en el sótano de un edificio, Roberto Gutierrez – militante de la UP-, Alberto Pinzón – miembro del PC3 y exintegrante de una comisión de notables que creó el Gobierno Pastrana para destrabar el proceso de paz -, Hernando Vanegas Tolosa –del frente 19 de las Farc – y Dick Emanuelsson – ciudadano sueco, miembro de la Comisión Internacional de las Farc son los encargados, junto a un grupo de no más de 14 personas que viven en esa ciudad bajo la protección que les concede su condición de refugiados políticos, de crear, mantener y difundir la propaganda criminal de las Farc”.

Iguales o peores acusaciones ha expresado Yamhure en sus crónicas en el diario colombiano El Espectador. Pero hace tres días no había leído semejante mentiras en un ÓRGANO del ESTADO, y mucho menos en los medios que poseen las Fuerzas Militares. Y así la cosa se pone mucho más grave.

La teniente coronel contra la pared

El poder visible en Colombia representado por Uribe y los generales no están acostumbrado que alguien que haya sido tildado “terrorista” se atreve enfrentarlos. Cuando Uribe sube su voz y prácticamente discute gritando, mucha gente mira abajo, esperando como recibir palos o un castigo. El temor impuesto en Colombia por la política de terror de Uribe es muy grande.

Pero como no debo nada tampoco temo algo. Por eso enfrenté la acusación y tomé contacto con el Ministerio de Defensa. Pero en la oficina de prensa no quisieron tocar el tema sino me remetieron a la FAC donde la encargada, la teniente coronel Nancy Cárdenas, también consideró que la papa política era demasiado caliente y pidió al ‘periodista guerrillero’ de enviar un correo electrónico para solicitar a la FAC una explicación sobre el tema. La amabilidad no tenía límites.

La coronela sostenía e insistía pacientemente que la FAC había reproducido la crónica de Yamhure desde las páginas del diario El Espectador. Si fuera así seria políticamente muy grave. Por que con propia iniciativa entregan espacio y publican en las columnas del estado acusaciones en donde tildan a mi u otros colegas como Prensa Rural, el doctor Alberto Pinzón u otros como terroristas. Pero la declaración de la coronela de que la FAC había copiado la crónica desde las páginas de El espectador es una gran mentira, declaración que fue desmentida hoy martes 23 de marzo de 2010 por Nicolás Rodríguez, redactor de la página de Opinión del diario El Espectador donde Yamhure se publique los jueves.

“Los hermanos en armas” eran la fuente

El martes por la mañana, seis días después de la entrevista con la teniente coronela, que presentamos más abajo, apareció en la web de CACOM 5 de la FAC la verdadera “fuente”. Es posible que la teniente coronel Cárdenas se diera cuenta que esta en un callejón sin salida y puso la fuente real en su página de la FAC.

¿Y de donde copió la crónica?

Pues de “los hermanos en armas”: La Revista del Ejercito Nacional, Edición No 139, mayo-junio de 2008: http://www.ejercito.mil.co/?idcategoria=202851# Para descarga: http://www.ejercito.mil.co/?idcategoria=202851

Como podemos ver es que Ernesto Yamhure se mueve en las columnas de los medios de comunicación de las Fuerzas Militares de Colombia como Pedro por su casa. El ejército de Colombia le entregó espacio en cuatro (4) páginas al señor Yamhure.

Pero ¿quien es Ernesto Yamhure?

Asesor político al jefe de los escuadrones de la muerte

El 15 de mayo de 2009 entrevisté a Juan R. García, hermano al ex militar y posteriormente jefe paramilitar Carlos Mauricio, alias Rodrigo Doblecero. García fue, como Yamhure, asesor político de Carlos Castaño, máximo jefe de las AUC. En la entrevista García me confirma que Yamhure era asesor político a Castaño. La entrevista se puede leer en http://www.argenpress.info/2009/05/ex-diplomatico-uribista-en-estocolmo.html. Pero abajo presentamos un extracto de la entrevista:

Juan R. García: Rubini (argentino) en calidad de asesor de las AUC, Yamhure en calidad de asesor de Carlos Castaño y yo en calidad de asesor de Carlos Castaño, de Fredy Rendón (El Alemán) y de mi hermano Carlos Mauricio, ‘Rodrigo Doblecero’. Yamhure era amigo y asesor de Carlos Castaño.

Juan R. García: Mi hermano Carlos Mauricio decía que Carlos Castaño cuando veía un cura o un godo (nombre por conservador en Colombia) se “meaba a goticas”, y eso le ocurría con Yamhure como godo. No se cómo llegó Yamhure hasta Castaño, pero sabiendo los amigos en común que tenían, no es extraño, pero yo lo conocí en la casa de Carlos Castaño, donde nos vimos varias veces en calidad de asesores y amigos de Carlos (ambos), compartíamos con él días enteros hablando de temas políticos, y en alguna ocasión, en presencia mía, Carlos le entregó una suma de dinero en efectivo, no se bien si eran 3 o 5 millones de pesos (aproximadamente 2.300 dólares, nota del redactor), ni se si era por honorarios o por otro concepto, por lo que afirmé lo del pago en esos términos un poco imprecisos”.

Las declaraciones de Juan R. García fueron confirmadas el 22 de agosto de 2009 por un alto jefe paramilitar, Freddy Rendón, alias “El Alemán” que, como ironía de la vida, fue entrevistado por un periodista del diario donde Ernesto Yamhure es columnista, El Espectador [http://www.elespectador.com/audio-relaciones-de-ernesto-yamhure].

Ejercito & paramilitarismo de la misma moneda

Para nosotros periodistas que hemos cubierto Colombia durante muchos años no es un secreto que ejercito y paramilitares son de diferentes lados pero de la misma moneda.

Según el ex paramilitar William Mayorga del Bloque Centauros de las AUC, éste “calcula que un 80% de la información que llegaba a los paramilitares del Departamento (de Casanare, cerca la frontera con Venezuela) provenía del DAS, y que el otro 20% de otras organizaciones de seguridad del Estado”, sostenía Mayorga ante los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, el 1 de marzo de 2010.

El ex paramilitar teme por su vida y pedía que hiciera su declaración en sesión privada, como relata el Colectivo de Abogados Alvear Restrepo. (http://www.colectivodeabogados.org/Un-80-por-ciento-de-la-informacion)

Un estado Terrorista y mafioso

Así operan los agentes y militares bajo la sombra del estado terrorista dirigido por el señor Álvaro Uribe Vélez. Todo es sucio y peligroso, como cualquier película de la peor mafia hasta ahora no visto en Hollywood.

Él que no se doblega ante el poder real en Colombia se convierte rápidamente en un blanco militar. Pero primero es ensuciado por las “presas baratas al servicio del estado”, en donde los medios de comunicación oficialistas juegan un papel central y clave por que son los actores del Terrorismo Mediático y abren sus columnas por personajes siniestros como Ernesto Yamhure, una persona que es presentado como “periodista” en la Revista del Ejercito Nacional pero que en verdad es un simple servidor a la guerra y al fascismo colombiano.

Tienen mucho poder y muchas armas. Pero no han logrado a doblegar un pueblo noble y luchador como el pueblo colombiano.

En continuación presentamos la entrevista con la teniente Coronel Nancy Cárdenas el 17 de marzo de 2010 como ilustración de la cobardía política que representan tanto los políticos y representantes del Ministerio de Defensa como los militares de las FFMM.

- - - - - - - -

“¿Yo entonces puedo escribir en su pagina que Álvaro Uribe es un Narco-Presidente”?

La Fuerza Aérea (FAC) no quiere saber de su propia publicación

Esta es la entrevista con la teniente coronel Nancy Cárdenas, máxima jefe de las publicaciones de la Fuerza Aérea Colombiana en donde miente cuando dice que la crónica de Yamhure fue tomada del diario El Espectador.

DICK EMANUELSSON (DE): Buenos días ¿me podría comunicar con la Teniente Coronel Nancy Cárdenas?

Teniente Coronel Nancy Cárdenas (T.C. NC): Si, a la orden, ¿con quien hablo?

D.E: Mi nombre es Dick Emanuelsson soy integrante y miembro de la Comisión Internacional de la FARC y al mismo tiempo soy periodista y quisiera hacerle una entrevista a Usted.

T.C. NC: Si, respecto ¡¿a que, disculpe?!

D.E: Sobre una publicación en 20 de agosto de 2008.

T.C. NC: Si señor. . .

D.E: Donde USTED dice que soy justamente integrante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

T.C. NC: (Queda en silencio varios segundos. . .). Aja! que dice ¡¿que, que. . .?!

D.E: Dice (la publicación de la FAC) que “. . . , y Dick Emanuelsson – ciudadano sueco, miembro de la Comisión Internacional de las Farc son los encargados, junto a un grupo de no más de 14 personas que viven en esa ciudad bajo la protección que les concede su condición de refugiados políticos, de crear, mantener y difundir la propaganda criminal de las Farc” y sobre eso bueno, como soy periodista, me puse muy curioso para saber justamente lo que esta detrás de eso.

TC:NC: Pero, a ver, Usted me esta diciendo y se identificó como miembro de la Comisión, no me dice donde trabaja.

D.E: Es USTED que sostiene que yo soy integrante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, la Comisión Internacional de ellos. Entonces yo le pregunto a Usted; según esa publicación del 20 de agosto 2008 en la pagina (de web) de la FAC, y además documentos que la Fiscalía ha decomisado en los archivos de G3 (una unidad de contrainteligencia secreta desenmascarada hace un año), soy indicado incluso de ser un terrorista internacional. Los agentes del G3 ordenaron que el contenido de mi laptop de mi computadora debería ser destruida cuando yo iba ha viajar (de Bogota) en vuelo a Costa Rica para un trabajo. Entonces, mi pregunta lógica es, que con esa hoja de vida, ¿la FAC ha hecho algún tipo de exigencia a INTERPOL que yo debería ser capturado? ¿O alguna inquietud a la embajada sueca en Bogota o al gobierno sueco para detenerme o extraditarme (a Colombia)? Debería ser la consecuencia lógica de su publicación. Es decir; ¡juzgarme como terrorista ya que estoy figurando como terrorista en SUS columnas!

T.C. NC: A ver Señor Emanuelsson, le comento: Ese artículo no lo escribió la Fuerza Aérea, ni ningún miembro de la FAC. Ese artículo salio publicado en un medio de comunicación no oficial del Estado del país que es El Espectador, ese artículo se subió en una sección que se tiene de denuncias de la página Web de la Fuerza Aérea. Pero en ningún momento ningún miembro de la Fuerza Aérea lo escribió, simplemente se replicó porque si se revisan “Home” de la Fuerza Aérea , ahí viene una sección http://www.fac.mil.co/ que dice “Publicación de Otros Medios”. Nosotros ponemos diferentes publicaciones del el Espectador, el Tiempo, de los diferentes medios de comunicación nacional y los colocamos cuando son temas que puedan ser de interés para nosotros.

D.E: ¿Entonces yo soy un tema interesante?

T.C. NC: Pues ese articulo. . .

D.E: ¿Cuál es el filtro que tiene la FAC?

T.C. NC: Señor Emanuelsson yo quiero pedirle un favor a Usted que si es tan amable nos escribe al correo de la oficina de Atención Orientación Ciudadana de la Fuerza Aérea y Usted nos coloca su solicitud y expresa lo que Usted quiera para que de pronto la Fuerza Aérea Colombiana le aclare.

D.E: ¡No, señora! Yo voy a escribir un artículo y yo estoy grabándola a Usted en este momento justamente porque ¡yo quiero tener una respuesta política de una persona que pueda tomar la responsabilidad política de semejante publicación que están haciendo ustedes! Es un órgano y un medio que esta subordinado al gobierno y el presidente de la republica de Colombia. ¡Usted no puede publicar cualquier cosa así sindicar cualquier cosa o cualquier persona de ser terrorista, de ser miembro de tal organización sin tener realmente los fundamentos! ¡Y no importa si ha sido publicado en El Espectador! ¡Lo más grave es que esto figura en una publicación que es del gobierno colombiano!

T.C. NC: Si señor, a ver señor Emanuelsson; el articulo como Usted bien dice, . . . nosotros publicamos artículos que se publican en los diferentes medios de comunicación del país. . .

D.E: Eso ya me dijo.

T.C. NC: Y el artículo esta escrito por Ernesto Yamhure y ahí dice que el señor es un politólogo egresado de la Universidad de Rosario que ha sido diplomático durante los años del Presidente Uribe. Entonces. . . nosotros simplemente cuando tenemos la página hacemos la publicación de los diferentes medios pero no es la autoridad ni es el pensamiento de ningún miembro de la Fuerza Aérea.

D.E: ¡Mire señora! Yo hablé con el Ministerio de Defensa y tuve además una correspondencia con Juan Correa (de la oficina de prensa del MINDEFENSA), hablé con él varias veces y me recomendó hablar con el señor Javier Flores que es el encargado de la prensa del Ministerio de Defensa. Javier Flores me dijo que tomara contacto con Usted porque Usted es la encargada sobre todas las publicaciones de las páginas de la Fuerza Aérea. Por eso le estoy preguntando a Usted: Si yo digo Carlos Castaño, ¿que dice Usted?

T.C. NC: Pues todos sabemos quien el señor Carlos Castaño

D.E: ¡Aja! ¿Usted sabe quien eran los asesores políticos de Castaño?

T.C. NC: No, no tengo idea.

D.E: Justamente uno de los columnista suyos que Usted esta replicando sus textos tan criminales, están publicando en las paginas de la FAC, ¿no sabia?

T.C. NC: Si señor.

D.E: Si sabia, ¿Usted sabia que Ernesto Yamhure es el asesor político de Carlos Castaño?

TC:NC: Si, mire señor Emanuelsson, yo le pido que si Usted tiene cualquier solicitud, Yo le pido que por favor nos escriba un correo. . .

D.E: Entonces; Yo les pregunto a ustedes como es posible. . .

TC:NC: Escribanos por correo para poder hacerle una respuesta para que usted quede satisfecho o para Usted pueda tener una respuesta escrita.

D.E: ¡No, no! Yo le pregunto que ¿como es posible que asesores políticos de los jefes paramilitares, que según la Fiscalía, son responsables por más de ciento cincuenta mil (150.000) asesinatos de la población colombiana, cómo es posible que esos tipos de asesores figuren en su columna?

T.C. NC: Aja, como le comento ya le conté porque se publicó ese articulo. Le pido por favor, y para que no nos quedemos así en el aire y para que usted tenga una respuesta oficial a través de la institución obviamente. Usted hace una solicitud a través de la oficina de orientación y atención al ciudadano, el correo es atención al ciudadano. . .

D.E: Ya lo sé, señora.

TC:NC: ¡Pero por favor, escribanos y yo le hago una reversa para que quede satisfecho!

D.E: ¿Así tratan Ustedes a Julio Cristo de Radio W, los periodistas de Caracol Radio, Arismendi y compañía? cuando ellos llaman, que ¡”Por favor escribanos un correo”. . .!

T.C. NC: ¡Claro señor Emanuelsson, para que usted expresamente! Pero quiero saber igual que Usted se identifique bien quien es y porque tiene la queja igual nosotros le hacemos una resuelta a su solicitud entonces.

D.E: Pero señora; las consecuencias sobre la denuncia, la acusación sobre mi persona o cualquier otra persona con tal contenido de ser miembro de la Comisión Internacional de la FARC, eso tiene una consecuencia tanto por mi seguridad y de mi vida, como por la actuación del Estado colombiano hacia tal persona que según el presidente Uribe debe ser arrestado inmediatamente. Entonces le pregunto ¿cual es la lógica de esa publicación?

T.C. NC: Esa publicación no la hizo ningún miembro de la institución. Es otra publicación que hizo otro medio. Usted tendría que hacer la reclamación al Espectador que fue es que lo publicó en ese momento.

D.E: No, yo se le hago a Usted como una institución PÚBLICA del Estado. Entonces Yo le pregunto: . .

TC:NC: Claro, nosotros tenemos libertad de prensa y libertad de expresión, que es una derecho constitucional. Y los medios de comunicación trabajan sobre ese derecho fundamental de informar y de libre expresión. Nosotros no escribimos ese articulo, lo escribió en ese momento un columnista del Espectador que es un medio nacional comunicación de Colombia que Usted debe de conocer. Entonces, nosotros no tenemos ninguna responsabilidad sobre contenido de ese tipo de artículos. Porque esa no es nuestra responsabilidad de ese tipo de artículos; porque esa no es la posición nuestra ni de la institución y usted puede revisar la pagina Web y ahí Usted mirará diferentes artículos y noticias que nosotros publicamos de otros medios

D.E: Seguramente.

T.C. NC: Yo le pido señor Emanuelsson que nos haga la solicitud por escrito a través de la oficina de atención y orientación ciudadana y con mucho gusto la institución le gira la información.

D.E: Según el Ministerio de Defensa, Usted es la encargada de la pagina de la FAC y le pregunto ¿Cuáles son las reglas y normas por la publicación es esa?

T.C. NC: Por eso mismo Yo le estoy dando la explicación porque es una sección que tenemos en la página Web de Fuerza Aérea, que es una publicación de noticias de otros medios. Yo le pido que nos regale por escrito su inquietud puntual, diciéndonos Usted quien es con todo su argumento y su solicitud y nosotros a su vez obviamente le estaremos dando su respuesta de la manera más oportuna y breve. Escribanos para saber claramente cual es su inquietud.

D.E: Esa pagina de web (de FAC) no dice que es una opinión personal, solamente dice que es la hoja de vida debajo de la persona que la escribió. Generalmente en los medios nosotros y lo sabemos como periodistas, y le digo que yo he trabajado treinta años como periodista y nosotros, cuando hay una opinión personal subjetiva, siempre la redacción coloca que “ésta es una opinión personal y que no tiene nada que ver con la línea política o la línea redaccional” de tal medio. Pero en su página no aparece nada de eso.

TC:NC: Claro, ahí dice que esta escrito por Ernesto Yamhure.

D.E: Eso es interpretado como una opinión publica de Ustedes ( la FAC).

TC:NC: ¡No señor!

D.E: Y es muy grave, por que otra cosa es que figura en el Espectador que es un medio privado, ¡pero otra cosa que es un órgano y un medio del Estado colombiano!

TC:NC: No. . .

D.E: ¡Si señora!

T.C. NC: En ningún momento en las columnistas es claro lo que Usted dice, en ningún momento reflejan la posición del director del periódico, esa es la opinión personal de un columnista.

D.E: Pero eso no dice ahí y cualquier persona que viene de afuera y lee esa página piensa que es la opinión de la Fuerza Aérea.

TC:NC: No señor, para nada, por eso esta en sección de “Otros Medios”.

D.E: Si claro, y quien era encargado del 20 de agosto 2008 por la publicación de esa pagina?

TC:NC: Tenemos que revisar porque ni siquiera en el Home Page general de la Fuerza Aérea, a ver, . . . . sino hay diferentes links de las diferentes unidades que tiene La FAC en el país y esa es una publicación de la base de Río Negro (lo cual es una mentira por que TAMBIÉN aparece en la web principal de la FAC [1]). Pero porque no nos escribe y nosotros seguramente le daremos una respuesta para que usted este tranquilo.

D.E: Señora Teniente Coronel Nancy Cárdenas;
¿Yo entonces puedo escribir en sus pagina que Álvaro Uribe es un Narco-Presidente, que estaba ligado con Cartel de Medellín, que tiene el número “82” en la investigación que hizo la inteligencia militar del Departamento de Defensa de EE.UU. en marzo el año -91?

T.C. NC: No, , , , le pido …

D.E: Le hago pregunta, ya que hay una libertad de expresión en su pagina, por eso le hago la pregunta; si ustedes son prácticamente autónomos de publicar lo que da la gana, la persona que escribe allá y no importa que haya sido asesor político de Carlos Castaño máximo jefe de los escuadrones de la muerte colombiana, yo le pregunto y le digo que numero “82” es Álvaro Uribe que era ligado al Cartel de Medellín y era amigo personal de Pablo Escobar ¿Yo puedo escribir eso en su pagina?

TC:NC: Mire, señor Emanuelsson; le entiendo pero para que no perdamos el tiempo, yo le pido que por favor nos escriba puntualmente cual es su solicitud, su queja y su inquietud para que nosotros le elaboramos una respuesta, pues, para que usted tenga una respuesta de nosotros. Pero manifiéstenos su inquietud puntual porque igual se ha quedado a través de esta llamada telefónica y escribanos un correo donde exprese esa inquietud que Usted tiene y con mucho gusto le estaremos contestando a través de la oficina de Atención Ciudadana.

D.E: Bueno señora Nancy le agradezco por su generosidad, y. . .

T.C. NC: Que pena pero obviamente nosotros estamos dispuestos a resolverle su inquietud por supuesto.

D.E: ¿Estamos en el mejor mundo de las maravillas, no? donde todo el mundo tiene derecho a opinar y no importa lo que sea, le agradezco mucho.

TC:NC: Bueno, Señor Emanuelsson, con mucho gusto.

D.E: Hasta luego

La entrevista fue hecha el 17 de marzo y hoy, el 24 de marzo, solo había una página de web blanca donde antes la teniente coronel Nancy Cárdenas tenía la crónica de Ernesto Yamhure. Por algo será.

[1] Terrorismo; El cyber-frente de las Farc, Por Ernesto Yamhure, publicado en la página principal de la Fuerza Aérea Colombiana, FAC, el 21 de agosto de 2008.
http://www.fac.mil.co/?idcategoria=29692&facmil_2008_2009=6189ca2f5f12b4d372941056f013f0bc


Foto: Colombia, Terrorismo mediático - El asesor político de Carlos Castaño, Ernesto Yamhure, ahora tiene espacio en los medios de las Fuerzas Militares colombianas señalando periodistas o refugiados políticos como terroristas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: La deshonra educativa

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

La plutocracia festeja su Bicentenario en Argentina.

La Asociación de Bancos de la Argentina (ABA) con el auspicio del Ministerio de Educación de la Nación premiará a los ganadores del concurso “Tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Cómo introducir su utilización en la educación secundaria”. ABA y el Ministerio de Educación se unieron en el “Bicentenario de la Revolución de Mayo”. El jurado final del concurso creado por los banqueros está integrado por Alberto Sileoni (Ministro de Educación de la Nación), Inés Dussel (Investigadora de FLACSO), Mariano Palamidessi (consultor del Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación IIPE-Unesco), entre otros (1).

Banqueros preocupados por la educación. Cuesta creerles.

En la Comisión Directiva de ABA se destacan Mario Vicens, Juan J. Bruchou (Citibank N.A.), Ricardo Enrique Moreno (BBVA Banco Francés S.A.), Facundo D. Gómez Minujin (JP Morgan. Chase Bank N.A. Sucursal Buenos Aires) y Alejandro Ledesma (Standard Bank Argentina S.A.) (2)

Pobre Mariano Moreno y su revolución inconclusa. Ahora resulta que comerciantes y usureros se afligen por nuestros adolescentes empobrecidos y vaciados.

“Bancos ganan 68 por ciento más en 2009 de la mano de altas tasas a corto plazo”, tituló La Capital el 22 de febrero de 2010.

8.048 millones de pesos ganaron los bancos en el 2009 en la Argentina.

15.312 pesos por minuto mientras el salario inicial de un docente acordado por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CETERA) ni siquiera alcanza los 1900 pesos mensuales. Así fuese de $ 4.000 la deshonra es inconmensurable.

Paulo Freire sentenció: “La realidad no es así, la realidad está así. Y está así no porque ella quiera, ninguna realidad es dueña de sí misma, esta realidad está así porque estando así sirve a determinados intereses del poder (3)”.

Daniel Muchnik en Los últimos cuarenta años subraya: “El 24 de marzo de 1976, el golpe respaldado por la clase media, los empresarios y los medios de comunicación, le dio el poder a la Junta Militar, asumiendo la presidencia Jorge Rafael Videla y colocando en el Ministerio de Economía a José Alfredo Martínez de Hoz. Figura de prestigio en los ambientes empresarios transnacionales, abogado, hijo de una familia de la oligarquía, ejecutivo en varias empresas privadas, terco, de contextura aparentemente frágil, estrechamente vinculado a la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE), liberal a ultranza, Martínez de Hoz dio vuelta la media de la concepción económica, basado en políticas de ajuste de una magnitud desconocida hasta ese momento (4)”.

La Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE) realizará el próximo tres de junio el XIII Encuentro Anual en el Hotel Marriot Plaza con el lema: “La Argentina después del Bicentenario: los liderazgos para el progreso (5) (6)”.

Si los líderes deseados por la ACDE son como Martínez de Hoz: prefiero el albedrío de la prehistoria y no el progreso del capital y sus TICs.

Cabe insistir: la realidad está así, no es así.

Daniel Muchnik recuerda el contexto de diciembre de 2001: “Con renovados manejos bancarios (Domingo) Cavallo (Ministro de Economía) duplicó la deuda porque rescató bonos por 41 mil millones de dólares cuando sólo valían 20 mil millones. Mientras el índice de riesgo país, de más de 3.500 puntos, se escapaba hacia los cielos, impuso el “corralito”, beneficiando a los bancos y a los grandes negocios (4)”.

ABA y Don Sileoni acongojados por la educación.

Mientras el Consejo Federal de Educación resuelve descontar los días de paros docentes (7); los banqueros ganan 15.312 pesos por minuto. Esa es la democracia del Bicentenario de la Argentina. ¿Qué opina usted Sra. Maldonado?

Pero nada debe sorprendernos. El jueves 30 de setiembre de 2004 La Nación tituló: “Educación y AEA (Asociación Empresaria Argentina) firmaron un convenio. Impulsarán la vinculación de las escuelas con las empresas”. En ese entonces el Presidente Néstor Kirchner anunciaba que enviaría al Congreso Nacional un proyecto de Educación Técnica. Kirchner sostuvo: “Volver a valorar con mucha fuerza la formación técnica de nuestros jóvenes”. Y “Aceitera General Deheza, Acindar, Arcor, Aguas Argentinas-Aguas Córdoba, Bayer, Bridgestone-Firestone, Cencosud, Cervecería y Maltería Quilmes, Coto, Daimler-Chrysler, Dow Química, Edenor, Gas Natural Ban, Grupo Clarín, Grupo Roggio, Fiat, Bagó, LA NACION, Loma Negra, IBM, IRSA, Mastellone, Movicom, Molinos, Quickfood, Petrobras, Praxair de Argentina, Repsol YPF, Roemmers, Techint, Telefónica, Telecom, TN & Platex, Unilever y Volkswagen” le dijeron sí.

Banqueros, industriales y comerciantes preocupados por la educación.

En definitiva: aunque parezca redundante es preciso volverlo a indicar: que gobernantes y empresarios acuerden para bien de sus intereses es obvio; pero que nuestros dirigentes sindicales docentes miren hacia otro lado para no ver la hambruna colectiva… nos retrotrae al dilema planteado por Raimundo Ongaro: “Preferimos honra sin sindicatos antes que sindicatos sin honra (8)”.

Que la amargura de percibir tantos cipayos de verba “progresista” no nos desaliente.

Es tiempo de organizar la honra y la pelea por una democracia verdadera.
Notas:
1) Premio ABA a la educación. Rosario3.com. 22/03/10
2) www.aba-argentina.com
3) El grito manso. Paulo Freire. Siglo XXI Editores Argentina. Marzo 2003.
4) Los últimos cuarenta años. Argentina a la deriva. Daniel Muchnik. Capital Intelectual. 2004.
5) ACDE pide un liderazgo renovado en la Argentina. La Nación. 12/03/2010.
6) Véase Transfiguraciones de Andrés Sarlengo. Contrapuntos.
7) Descuentan los días de paro a los docentes. Buscan aumentar las jornadas de clase. La Nación. 24/03/2010
8) Agustín Tosco. 1930-1975. Sindicalismo clasista, socialismo y peronismo revolucionario. Silvia Licht. Editorial Biblos. Mayo 2009.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La crisis política sin repercusión social

Eduardo Lucita (LA ARENA)

La oposición envalentonada con los resultados de los últimos comicios pretende volver a la política económica de los '90 atrincherada en el Congreso Nacional.

Como con la Resolución 125 por las retenciones móviles, la iniciativa del gobierno de garantizar el pago de la deuda externa creando un fondo especial con una parte de las reservas por medio de un DNU, desató un nuevo conflicto político.

La primera fase de este conflicto, el llamado "culebrón Redrado", terminó cuando el otrora "golden boy" fue despedido del BCRA. De inmediato comenzó una segunda fase alrededor de la designación de Marcó del Pont como su sucesora, la anulación del DNU original y la sanción de uno nuevo, especificando la aplicación de los fondos, que ahora está en discusión.

La transición entre una y otra fase no ha sido gratuita: declaraciones elevando cada vez más la apuesta de uno y otro lado; la estrategia de la oposición de derecha de judicializar la política -insólitamente acompañada por parte de la centroizquierda- tuvo una contrapartida simétrica del oficialismo; en el Congreso senadores y diputados disputan ferozmente la composición de las comisiones y los votos para habilitar o no el tratamiento; la Suprema Corte observa a la Presidenta para que tenga "mesura" al referirse a los jueces y ésta lo considera un intento de "censura". Mientras la Conferencia Episcopal no podía quedarse afuera, convocó a "superar el clima de confrontación permanente".

Conflicto de poderes

A esta situación la oposición de derecha y la gran mayoría del complejo mediático llaman "crisis institucional" dando idea que se está al borde del abismo o, como dijera algún periodista radial, bailando en el Titanic. Sin embargo crisis institucional hubo en el 2001. No había gobierno, el Congreso cerró sus puertas y sus miembros, con la excepción de Luis Zamora, eran repudiados donde estuvieran; multitudes se agolpaban en las escalinatas de tribunales repudiando a la Corte. Los trabajadores ocupaban fábricas e impugnaban la sacrosanta propiedad privada y en las calles y en las plazas cientos y miles de ciudadanos cortaban la circulación y debatían sobre los grandes problemas nacionales, pasando por arriba de las instituciones y de la propia Constitución Nacional.

En la crisis actual no pasa nada de esto. Los poderes que garantizan la gobernabilidad están funcionando, aunque, como explica el senador Pichetto en un reciente artículo en el diario La Nación (15.03.10), "luego de las elecciones del 28 de junio se ha traducido institucionalmente en lo que definimos más arriba como un gobierno dividido". Define así la situación que se plantea cuando un gobierno no tiene mayoría en el parlamento.

En rigor la crisis actual ha tomado la forma de un "conflicto de poderes", propio de esta etapa del capital a nivel mundial en que los poderes ejecutivos tienden a primar por sobre los legislativos y judiciales. Es una expresión más de la crisis que arrastra la democracia burguesa, cuyas instituciones van perdiendo funcionalidad en relación a las necesidades de la acumulación del capital. Esto explica por qué en el artículo mencionado el jefe de la bancada oficialista en el Senado argumenta porqué es necesario "limitar la división de poderes".

Lo que no se discute

A primera vista el conflicto se ubica en el plano económico, no es otra cosa que una disputa respecto de con qué recursos se paga la deuda, porque en pagarla no hay discrepancia alguna entre las fracciones en pugna, con la excepción de la centroizquierda. Puede legítimamente pensarse que subyace otro debate entre neoliberales, partidarios de bajar el gasto público y por lo tanto del ajuste fiscal y el neodesarrollismo que encarna el gobierno, partidario del impulso sostenido al consumo y la expansión del mercado interno. No mucho más.

Ahora, estos debates existen -y, como con las retenciones, no da lo mismo cómo se resuelvan- sin embargo son la superficie de la cuestión, y por eso no alcanzan para explicar tamaña crisis. Incluso el volumen de fondos en juego, poco más de cuatro mil millones de dólares, no guarda proporción con la magnitud de la confrontación. Por si fuera poco, la situación económica sigue un curso favorable manteniendo los pronósticos de crecimiento, del tres al seis por ciento para este año, y las representaciones empresarias -UIA, Mesa de Enlace, Adeba, cámaras de Comercio y Construcción- más allá de sus intereses corporativos no dan grandes señales de descontento, pero sí envían mensajes en el sentido de que hay que terminar este sainete y garantizar la gobernabilidad a futuro.

La disputa que se mostró en el conflicto por las retenciones móviles entre dos bloques del capital no se expresa en esta coyuntura, por el contrario la confrontación es política de cara a las elecciones del 2011, y sus orígenes se encuentran en las derivaciones y tensiones que permanecen desde el conflicto con el campo. Sin embargo, a diferencia de aquélla no sólo no hay aquí ningún elemento progresivo sino que se trata de una crisis en las alturas, de las burocracias políticas, a la que la ciudadanía asiste sin involucrarse, sin entender ni interesarse demasiado.

¿Acción destituyente?

Los resultados electorales del 28 de junio pasado envalentonaron a la oposición de derecha que se arropa con un manto republicano mientras responde con una agresividad creciente a las iniciativas gubernamentales intentando, sin suerte, reeditar el conflicto por la resolución 125. El oficialismo ve en esto una actitud "destituyente", cuando no decididamente golpista.

Sin embargo los objetivos de la derecha parecen ser otros, esencialmente borrar todo rastro del 2001. Por un lado: volver a los '90 en materia económica; eliminar toda decisión o política que involucre logros sociales o avances democráticos -ley de medios, nacionalización de las AFJP, juicios por violaciones a los DDHH- y limitar la política internacional de relaciones con gobiernos que, en el proceso de reformas sociales, avanzan en rupturas parciales con el imperialismo -Venezuela, Ecuador, Bolivia-. Por el otro: desgastar al gobierno y que llegue rengueando al 2011.

Una política propia

Si algo destaca en esta crisis es que no aparece con claridad una política independiente. Parte de la centroizquierda se muestra como un intento de romper con el bipartidismo, pero en su accionar antigubernamental terminan más de una vez asociados a la derecha, mientras que en las últimas semanas impulsando, acertadamente, la investigación de la deuda, han formulado la necesidad de una auditoría con el agregado que mientras ésta se realiza se consignen los pagos en el Banco de Basilea. Una concesión incomprensible, como no sea prenda de futuras alianzas electorales.

No parece que haya espacios para una acción destituyente, menos aún para un golpe, aunque en la debilidad político-institucional existente nada debiera descartarse. Los trabajadores y los sectores populares deben tener en cuenta esta situación. Es imperioso salir al cruce de la derecha y el imperialismo, tanto como no avalar el pago de la deuda externa, con los recursos que fueran, ni que se vuelva a un nuevo ciclo de endeudamiento. Al mismo tiempo poner el eje en las necesidades sociales insatisfechas, en que el país puede autofinanciarse con el ahorro interno a condición de que se ponga un freno definitivo a la fuga de capitales y se condicione a los bancos y en paralelo que se imponga una reforma tributaria progresiva y promover un replanteo del presupuesto nacional para el año en curso.

Es la oportunidad para desenvolver una campaña nacional respecto de la deuda, desenmascarar su carácter fraudulento e ilegítimo, impulsar su investigación y suspensión unilateral de los pagos hasta tanto se tengan los resultados, luego se verá qué es lo que hay que pagar.

Eduardo Lucita es integrante del colectivo EDI (Economistas de Izquierda).

Foto: Argentina, Política - La presidenta Cristina Fernández de Kirchner junto a su esposo el diputado Néstor Kirchner, en el acto por el Día de la Memoria. / Autor: Presidencia de la Nación

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Entrevista a Roberto Pucci: “La destrucción Argentina se inicia antes del 24 de marzo de 1976”

PRIMERA FUENTE

Ni el terrorismo de Estado, ni la violencia policial se inician con del denominado "Proceso de Reorganización Nacional". El ministro de Economía Alfredo Martínez de Hoz tiene un antecesor y un mandante. Argentina en el siglo XIX construyó 40.000 kilómetros de vías férreas.

El profesor Roberto Pucci es licenciado en historia egresado de la Universidad Nacional de Tucumán y docente de esa casa de estudios. Es autor de la “Historia de la Destrucción de una Provincia” y ha indagado la década del 60 particularmente en Tucumán. En su búsqueda vincula al a la dictadura militar como un emergente de las políticas destructivas que el neoliberalismo. Hombre muy cultivado intelectualmente, pausado en sus expresiones y con un admirable orden en su exposición, dialogó con Primerafuente. La charla sigue de esta manera:

¿Cuáles son los antecedentes del golpe militar del 24 de marzo de 1976?

Aunque fue el último golpe de Estado -siendo motivo de muchas memorias conmemoraciones y reexámenes- cuesta todavía para los argentinos tener presente que el 24 de marzo no fue ese antes y después, completo. Se quiere hacer un hito en el cual la decadencia y el hundimiento de la vida civil de los argentinos, en una era de terror, de persecución de crímenes de estado, de desocupación, de desmantelamiento de la estructura productiva, industrial, comercial, comunicacional, ferroviaria no ha comenzado ese día.

**¿Cuándo se inicia esto entonces? **

El desmantelamiento del aparato productivo -con todas sus tremendas secuelas- no arrancó en absoluto el 24 de marzo. Ninguna de esas cosas ni el terrorismo de estado ni la violencia policial y política, ni la criminalidad instalada como recurso para sustituir a la discusión al debate la controversia, comenzaron en esa fecha tan triste para los argentinos. Tampoco la destrucción de la economía nacional se inicia ese año. El gobierno de Videla y el Ministerio de Economía de Alfredo Martínez de Hoz, tienen sus antecedentes mucho más lejanos y por lo menos se pueden fechar en fines de la década del cincuenta y a lo largo de la entera década del sesenta.

**¿Cuál fueron esos antecedentes? **

Primero que el golpe de Estado del año sesenta y seis de Juan Carlos Onganía -que en Tucumán se cebó especialmente con sus fines destructivos- fue ya el inicio completo, desde el aparato del Estado, de un programa de desmantelamiento económico de la República. Martínez de Hoz tuvo un antecesor ilustre que fue el ministro de economía de Onganía Adalbert Kriger Vasena, cuyo discurso era el mismo y cuyas medidas en gran parte anticiparon lo que haría luego Martínez de Hoz: iniciar el ataque en regla contra la industria nacional, proseguir con el desmantelamiento ferroviario de la república que había iniciado a gran escala un presidente anterior semiconstitucional, como todos los que existían en esa época que es Arturo Frondizi y en eso lo acompañaba el grueso de la opinión dominante en la república.

**¿Quién o quiénes acompañaron a este modo de operar? **

Me refiero al establishment de empresarios, a los teóricos y doctrinarios de la economía, a los institutos académicos universitarios cuyas facultades de Ciencias Económicas se convirtieron aceleradamente -de fines de los 50 y finales de los 60- en usinas de propaganda, de prédica y de diseminación de las bellas ideas de la doctrina neoliberal que consistía en que había que comprar todo afuera y que la industria nacional era mala, que las protecciones debían levantarse y que existía un paraíso llamado Mercado Libre Internacional al cual había que ingresar sin clausuras, ni patriotismos estrechos.

**¿Es eficaz la doctrina neoliberal? **

Por supuesto que la doctrina neoliberal es una fantasí,a es un cuento como el de Alicia en el País de las Maravillas porque el Mercado Internacional no existe en ninguna parte. Existen regulaciones prolijas y en algunos casos protectivas, primero de las grandes potencias, pero segundo de todos los países inteligentes que quieren acceder a los mercados protegiendo su propia producción y quieren protegerse de los mercados de la conquista salvaje de industrias radicadas en cualquier parte del mundo.

**¿Ingresó Argentina a la doctrina neoliberal? **

La Argentina hizo –como ya se dijo- los deberes del neoliberalismo de la mejor y de la manera más impecable posible. Fuimos el mejor alumno de la clase casi en todos los continentes. Era una república que se preciaba de tener un desarrollo de tener políticas y de tener inteligencias cerebros pensantes y sin embargo actuamos en el curso de estas dos grandes dictaduras desde el 66 en adelante hasta la caída finalmente del Proceso en el 83 de una manera tan completamente fiel y servil a la doctrina del Fondo Monetario Internacional que obtuvimos lo que obtuvimos: el desarme completo de la República y el retroceso a unas condiciones que yo creo que hay que llegar a siglo XIX para pensar de que en la Argentina como la que habitamos hoy.

**¿Por qué? **

Aunque esto te parezca exagerado, en el siglo XIX no teníamos ni auténticos sistemas de comunicación, no teníamos carreteras que sirviesen para comunicar a las provincias entre sí y no teníamos ferrocarriles, sin embargo en treinta años la Argentina construyó uno de los sistemas ferroviarios más extensos del mundo, no solamente de América llegaron a casi 40.000 kilómetros nunca en un trazado perfectamente integrado por lo menos unía a todas las regiones con la boca de salida que siempre fue la principal y la única impuesta que es el puerto de Buenos Aires, con escasas conexiones interregionales como lo había pensado Alberdi o muchos otros de conectar el nordeste con el noroeste, cuyo con el litoral, esas conexiones no existieron.

**¿Sirvió? **

El trazado ferroviario fue el fundamento del desarrollo agropecuario, luego industrial de la República y hoy habitamos un país desmantelado. Hemos vuelto a un nivel de comunicaciones que yo diría para las condiciones tecnológicas del siglo XX nos pone indudablemente fuera de carrera de todas las economías regionales del país e incluso en malas condiciones de competencia la república entera con los productores externos y si hablamos de la industria que nunca llegó a desarrollarse de modo pleno, la industria metalúrgica, manufacturera, liviana de transformación de las materias primas fundamentales de cada área.

**¿Logró levantar cabeza esa industria alguna vez? **

Esa industria que pegó unos retrocesos gigantescos es llevada al borde de la desaparición y solamente el derrumbe del modelo neoliberal del año 2001 es lo que ha permitido una muy relativa recuperación de eso. Tan relativa que permanecemos en un país donde la mitad de la población se encuentra en condiciones de pobreza.

**¿Cuándo comienzan las desapariciones forzadas de personas? **

Con el régimen de Onganía que en algunos textos de la historiografía predominante en la Argentina llegó a denominarse como “dictablanda” fue el que inventó las técnicas de las desapariciones. No por supuesto en el volumen y la cantidad en número horroroso al que lo llevarían después Videla y sus asociados, pero desde los años 68, 69, 70 en adelante la desaparición de activistas, dirigentes sindicales o sociales, ciudadanos, estudiantes va sumando una estadística anual que alcanzó sus niveles escalofriantes ya antes del golpe de estado del 24 de marzo y ese es el otro punto que quería señalar porque el terrorismo de estado no se inició en absoluto con el golpe militar de aquel año infausto del 76.

**¿Cuándo se inicia, entonces? **

El terrorismo de estado lo inició el gobierno instalado en el año 73, prácticamente en ese mismo año tras la caída del presidente efímero Héctor J. Cámpora y al sucederle Héctor Lastiri en realidad quien estaba tomando el control -con la anuencia del general Perón- era el señor José López Rega que era el valet, ministro, secretario privado, brujo personal que instaló un grupo de parapoliciales con la famosa Triple A, en consonancia con los dirigentes sindicales y las bandas armadas de los sindicatos más importantes del país entre ellos la UOM de Lorenzo Miguel y decidieron que iban a dar la pelea contra el ala izquierda de su propio movimiento y otros grupos guerrilleros como el ERP, pero en definitiva fue contra cualquier ciudadano argentino que osase ser independiente de protestar y levantarse contra los desmanes que ocurrían en el gobierno en el país mediante el ejercicio de la violencia ilegal.

**¿Quién era García Rey? **

**Héctor García Rey que llegó a ser Jefe de la Policía acá en la provincia y luego secretario de seguridad nacional nombrado por Isabel y que vino acá en cuanto se declaró el Operativo Independencia a comienzos del año 75 y dijo que si los enemigos de la patria luchaban con medios ilegítimos e ilegales ellos estaban obligados a combatirlos también con medios ilegales. Lo dijo él y lo dijeron muchos otros. Bueno no vamos a abundar en esto, salvo en una cifra. Yo estudié el tema en particular en Tucumán para los tiempos del gobierno de Isabel y del operativo Independencia hasta el golpe de estado del 24 de marzo y también un poco después lo que uno encuentra es que a partir de las fuentes de información que provienen de las investigaciones producidas al retorno de la democracia como la Comisión Nacional de Desaparición de Personas presidida por Ernesto Sábato que produjo el Nunca Más, pero también las investigaciones llevadas a cabo por la legislatura provincial que constituyó una comisión bicameral para investigar los crímenes contra los derechos humanos y finalmente las denuncias acumuladas a lo largo de muchos años en la justicia nacional por aquellos familiares desde las víctimas que se tomaban su tiempo hasta sacudirse el temor para añadir nuevas denuncias.

**¿Cuál fue la particularidad del Operativo Independencia? **

El Operativo Independencia agregó por supuesto particularidades a la situación de nuestra provincia porque esto fue como un campo de experimentación del desarrollo y despliegue más completo de la dictadura militar que vino después con toda su ferocidad, en el sentido en que hubo aquí probablemente los primeros campos de concentración, de detenidos ilegales, por lo menos en el desarrollo de una red que cubría gran parte del territorio de la provincia e incluía localizaciones universitarias como la escuela universitaria de Educación Física y además las actividades universitarias seguían funcionando.

**¿En síntesis, qué fue el 24 de marzo del 76? **

Yo diría que fue el punto cúlmine de un proceso de autodestrucción la república. Le llamo de autodestrucción -aunque no somos todos los ciudadanos responsables de esa autodestrucción- pero en la medida de que esto fue casi una especie de guerra civil, en la cual todos los sectores sociales estaban implicados y no lograron proponer una salida decente, civilizada, democrática y libertaria. Hay también una cuota de responsabilidad en el partido gobernante y en todos los ciudadanos que no hicieron nada para revertir la situación.

Foto: Argentina, Tucumán - Roberto Pucci es licenciado en historia egresado de la Universidad Nacional de Tucumán y docente de esa casa de estudios. / Autor: PRIMERA FUENTE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...