miércoles, 16 de junio de 2010

Estados Unidos y su problema con el “El Primer Blanco”

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

La doctrina de seguridad adoptada por la administración del presidente Barack Obama, que inserta una fuerte consideración política -entendida ésta como acciones de negociación y disuasión que moderan, calibran y pueden anteceder la reacción bélica unilateral- es un armado mixto que contiene elementos de su estrategia de paz y concordia y otros de la tradicional línea del realismo duro de la supremacía estadounidense.

La doctrina tradicional se expresó en la reacción casi inmediata de aplicación de la fuerza bélica como respuesta a los atentados a Nueva York el 11 de septiembre de 2001. Ella responde a una planificación elaborada con anticipación, en donde el Pentágono ya tenía las opciones y los diferentes módulos de contra-ataque y de reacción. El objetivo principal consiste en degradar todo el aparato político y militar del enemigo, como primer blanco. En Irak funcionó a medias y en Afganistán la agonía de no lograr el objetivo se prolonga hasta el día de hoy.

El modelar para asestar el golpe definitivo se ha venido perfeccionando con la Guerra del Golfo contra de Irak en 1991, y en la guerra en los Balcanes (ex Yugoslavia). La primera fue un test bélico y político de cómo funcionaría un despliegue armado y de negociaciones.

En la segunda se probaron las fuerzas de la OTAN y la sincronía de una alianza que nunca ha estado a prueba, y que difícilmente entraría en acción directa con la caída del poder soviético, a menos que China se erigiera en un líder de una alianza asiática incluyendo India, Pakistán e Irán, todos estrechamente unidos en una misma masa de tierra continental.

Estas dos guerras entregaron los escenarios para una posible reacción frente a un ataque externo. La política norteamericana de reacción ante un ataque externo que sólo era posible en el contexto de una confrontación con la ex Unión Soviética- ha sido diseñada en base a escenarios límites marcados por la capacidad nuclear del enemigo: una especie de “síndrome” propio del circuito bélico en cuanto a, cuándo y en qué condiciones, se debería apretar el botón nuclear.

Un film paradigmático de la Guerra Fría, Dr. Strangelove (Kubrick), nos entrega una reflexión para el análisis. En la tesis del film, se observa con nitidez, que en situaciones de confrontación, la capacidad de las personas con poder letal (léase políticos, militares o civiles) para absorber y manejar situaciones límite en cuanto a generar una mega destrucción física y humana, es inversamente proporcional a la capacidad de evaluar la totalidad de las implicancias de sus actos. El “cuanto daño” se le puede hacer al enemigo, impide una evaluación de las implicancias de un primer ataque. El valor del primer ataque ha sido el eje de la construcción de la estrategia militar norteamericana (D. Ford).

En la escasa posibilidad de disyuntiva, Estados Unidos según el especialista D. Ford, en un informe de 1985 en The New Yorker, señala que: “El plan primario de emergencia -en el caso de detectar un ataque nuclear soviético- es un ataque preventivo atacando las bases militares estratégicas soviéticas y eso implica descabezar sus líderes para evitar el lanzamiento de sus cohetes”. Liquidar los cerebros estratégicos es el propósito de todo ataque a una fuerza enemiga en el contexto de la confrontación que prevaleció en la Guerra Fría.

Esa metodología debe aplicarse fielmente, es por ello que los supuestos ataques al Pentágono y la Casa Blanca -ambos frustrados- encajan dentro de esta lógica de guerra total. Desde el punto de vista estratégico, Estados Unidos tiene fundamentos en considerar que los atentados de los aviones que se estrellaron en la dos Torres Gemelas son actos de guerra. Que se hayan frustrado los otros dos, no hace cambiar el principio del primer blanco.

Estados Unidos ha encontrado problemas con acertar al primer blanco u objetivo, en este nuevo formato de guerra contra el terrorismo del extremismo islámico. La nueva doctrina de seguridad considera que es indispensable el uso de los instrumentos políticos mientras se desgastan los otros recursos en pos del esquivo primer blanco.

El acoso a Irán y Corea del Norte por parte de Estados Unidos y la Alianza Transatlántica para que suspendan sus programas nucleares, que en el fondo no es más que una presión para derribar dos regímenes antagónicos a la supremacía Occidental en las respectivas regiones, responde fielmente a la estrategia tradicional de asestar el golpe al primer blanco.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La acción directa contra la explotación, el burocratismo, la paralización, el asambleísmo y la traición

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. El Sindicato Luz y Fuerza de Mar de Plata, Argentina, a partir de las ocho de la mañana de ayer 15 de junio, y por espacio de dos horas, llevó a cabo en el complejo “EMZO” de la calle 214 y Vértiz un paro y concentración de afiliados al Sindicato. Esta medida es parte de una serie de paros que se llevarán adelante con el objetivo de detener la impunidad y el desprecio de la Empresa EDEA por las leyes laborales y la Convención Colectiva de Trabajo que se traduce en: el ingreso irregular de personas al escalafón, la discriminación salarial entre los trabajadores, persecución y sanciones impunes a delegados y afiliados que reclaman sus derechos laborales, maltrato de la jefaturas intermedias con el objetivo de demostrar dominio e instalar miedo sobre los trabajadores (Informó el boletín de Internet “Rebanadas de Realidad”).

2. Los obreros argentinos han sido a través de las décadas, de los sectores más avanzados del movimiento obrero en América Latina a pesar del control vertical que han tenido los gobiernos y los empresarios sobre la Confederación General de Trabajadores. Las batallas masivas de los desempleados piqueteros, las luchas en las calles y las huelgas generales obreras, las Acción Directa en las fábricas y para denunciar el oportunismo y el burocratismo de las dirigencias sindicales, así como los paros y bloqueos que permanentemente practican, les ha dado enormes experiencias. EL imperio yanqui y los poderosos empresarios y políticos argentinos han unido sus fuerzas contra el movimiento obrero independiente; sin embargo las batallas de estos sectores populares pronto se intensificarán para recuperar las batallas que se registraron hace 10 años.

3. El paro del sindicato Luz y Fuerza es una de las muchas formas de Acción Directa inscritas desde hace más de 150 años en las luchas de los trabajadores. A.D. –según se define- significa que la resolución de conflictos debe ser abordada por los implicados sin delegación ni mediación alguna; que los individuos deben implicarse ellos mismos en la consecución de los fines que persiguen sin recurrir a terceros, de lo contrario la autonomía individual se diluye y el resultado no será el más adecuado a las necesidades exclusivas de los afectados. Se trata de la autoorganización de los implicados en la consecución de un fin concreto.[] Generalmente se suele asociar el término "acción directa" a acciones violentas, no obstante la acción directa es simplemente la resolución de un conflicto por parte de los implicados sin intermediarios, lo que no implica necesariamente acciones violentas.

4. Acción Directa no es una determinación individual sino colectiva, pero siempre busca evitar decisiones burocráticas, de asambleísmo y legaloides que retrasan todo y no solucionan nada. Recuerdo que en 1975, cuando preparábamos la huelga de la UNAM, se despidieron a algunos profesores de dos o tres Facultades y lo que de inmediato hizo el sindicato (SPAUNAM) fue plantear una demanda jurídica para defenderlos, asunto que nunca progresó; por lo contrario cuando se pretendió cesar a dos profesores de Arquitectura los profesores de ésta –sabiendo que la vía jurídica no funcionaba- sin pasar por la dirigencia sindical, se fueron por la acción directa e inmediatamente realizaron un paro junto con los estudiantes, con la amenaza de hacerlo definitivo y obligaron a Rectoría a dar pasos atrás. La AD superó la línea burocrática, legalista e inefectiva.

5. Cuando se fundó el sindicato STEUNAM en 1972 no necesitó el reconocimiento de la secretaría del Trabajo o de las autoridades de la UNAM. Bastó con que tuviera el apoyo de los trabajadores y empleara el camino de la movilización combativa para que sea reconocido en los hechos y la prueba es que hizo una gran huelga y luego fue reconocida en la práctica. Cuando a López Obrador se le amenazó con meterlo a la cárcel en 2005 después de ser desaforado del gobierno del DF y se le pidió que sacara un amparo para que no fuera detenido, él se burló de las amenazas y profundizó la movilización de millones de simpatizantes. La burguesía foxista dio pasos atrás. ¿Para qué carajos sirven las leyes en México sino para aplicarlas contra los débiles? ¿Cómo pueden respetarse las leyes en el país si los tres poderes están al servicio del capital?

6. ¿No nos damos cuenta acaso los mexicanos que todos los poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) son parte y sirven a la clase dominante y los usan para dar esperanzas a los ingenuos? ¿Creen acaso que alguna vez esos poderes corruptos van a castigar a los asesinos de las guarderías, a los defraudadores de Fobaproa, los saqueos de Salinas y de Fox; van a darle la razón a las luchas de los electricistas, a los mineros, a Lidia Cacho, a los presos de Atenco, a los acusaciones de la APPO contra Ulises, etcétera? Los trabajadores del campo y la ciudad no deben confiar ni un ápice en sus enemigos, sus leyes y formas de justicia. ¿Acaso confiar o esperanzarse en la Suprema Corte no ha sido una ingenuidad? Si no comienzan a pensar en las políticas de Acción Directa, es decir, en acciones organizadas de masas que tomen las calles y las plazas, serán siempre derrotados.

7. Por eso las medidas sindicales de Acción Directa de los obreros argentinos son una muestra de que hay que trabajar por ese camino. No es provocar violencia o romper el diálogo que no existe; es respetarnos y hacernos respetar, es demostrar a los trabajadores que no somos limosneros ni estamos dispuestos a que el gobierno o los empresarios se sigan burlando de nosotros. En lugar de crear “mesas de diálogo” y más zarandajas que sirven de entretenimiento -ampliamente probadas que sirven para un carajo- hay que buscar unir fuerzas con otros organismos de masas para realizar acciones contundentes, poderosas, que obliguen a la burguesía a resolver los problemas. Muchas veces da la impresión de que las “mesas de diálogo” sólo sirven para lucirse y no para resolver los problemas. ¿No es vergonzoso acaso que –como el caso del EPR- los dialoguistas no tengan quien los reciba en sus citas en Gobernación?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Costa Rica: Referendo del odio. Algunos detalles obvios (Parte II)

Luis Paulino Vargas Solís (especial para ARGENPRESS.info)

En el referendo al que se pretende convocar para diciembre se sometería a votación un proyecto de ley -llamado de Uniones Civiles- que hace varios años fuera presentado ante la Asamblea Legislativa. Sin embargo, este proyecto ha sido sustituido por uno distinto, llamado de Sociedades de Convivencia, el cual, sin embargo, tampoco está siendo discutido en estos momentos en el congreso. Todos los indicios apuntan en el sentido de que tanto la Presidenta Chinchilla como una amplia mayoría legislativa -Liberación, PASE, evangélicos, Unidad y libertarios- lo mantienen bloqueado.

El tema tiene distintas aristas. Voy a repasar aquí, de forma muy sucinta, algunas de las más básicas. En próximos artículos espero ofrecer reflexiones adicionales en relación tanto con el contexto histórico en que estas iniciativas han emergido, como respecto de las algunas de las implicaciones subjetivas que todo esto podría tener para las personas gais y lesbianas implicadas.

1) Los proyectos no aspiran a la igualdad

Ambos proyectos -y el segundo más que el primero- son sumamente restrictivos. Este último simplemente reconoce algunos elementales derechos: patrimonio, herencias, pensiones, seguridad social, visita a centros médicos o carcelarios, algunas decisiones sobre la pareja cuando el estado de salud de esta no le permita hacerlo. Se trata de un conjunto mínimo de protecciones y derechos, indispensables para una digna convivencia de pareja. Negarlos, aduciendo que se “parecen” a los derechos propios de un matrimonio heterosexual, comporta negar directamente el derecho a tener una pareja afectiva y construir en conjunto una familia. A su vez, esto implica violencia directa sobre la intimidad y la vida emocional de las personas.

En todo caso, y comparativamente al matrimonio heterosexual, el estatus jurídico que se reconoce es en muchos sentidos distinto e innegablemente inferior. Tan solo se establece un contrato en el sentido más restrictivo del término el cual se inscribe ante el Registro Nacional (ni siquiera ante el Registro Civil).

El proyecto no permite la adopción en pareja. Por supuesto, tal cual lo permite hoy la ley, uno de sus miembros podría adoptar a título individual. Sin embargo, esto crearía una situación de grave inseguridad jurídica, ya que uno de los padres o madres carecería de todo derecho jurídico de paternidad o maternidad.

En resumen, decir que estos proyectos implican crear la figura del “matrimonio homosexual” no es más que una groserísima tergiversación. De hecho, son proyectos que, por sus alcances tan limitados, legalizan y legitiman la discriminación estableciendo dos categorías disímiles de parejas: las heterosexuales, con pleno reconocimiento legal, y las homosexuales, con un reconocimiento de ámbito mucho más estrecho. Aún así, esto mejoraría en algo lo que hoy tan solo es una situación profundamente injusta.

2) Un tema legal, no religioso

Ni más ni menos, este es simplemente un asunto atinente a los derechos humanos. Pero lo cierto es que, dadas las limitaciones señaladas, tampoco se lograría plena vigencia de tales derechos, en cuanto esto último exige completa igualdad, lo que, evidentemente, no es aquí el caso. Se trata, en lo fundamental, del derecho a formar familia y a que esta goce de un mínimo de protección por parte del Estado y las leyes. Bueno es aclararlo, ante la malintencionada insistencia de alguna gente que machacan con lo de “¿y desde cuándo el matrimonio es un derecho humano?”. Además, y como es obvio, la figura jurídica que se crea no es la de matrimonio.

Siendo así las cosas, nada de esto tiene que ver con lo religioso. Es asunto íntegramente situado en el ámbito político-jurídico. En ese sentido, responde a una criterio elemental: el de que las leyes, y por lo tanto el Estado y sus instituciones, no deben discriminar entre los distintos grupos de ciudadanos y ciudadanas. Todas y todos deberíamos recibir un mismo trato, al margen de cualquier diferencia étnica, de color de piel, edad, género, estado de salud, confesión religiosa u orientación sexual. Este es un principio insoslayable de cualquier democracia que se precie de serlo. Su negación es, sobre todo, negación y anulación de la democracia. Y, en todo caso, como he mostrado, ni siquiera es cierto que ese principio democrático tan fundamental, esté siendo plenamente recogido y respetado en lo que se propone.

Las distintas iglesias y confesiones religiosas conservan intacto su derecho a aceptar o no a las personas sexualmente diversas, e igual podrán mantener incólumes los dogmas que en esta materia sustenten. El proyecto de ley no toca ni afecta absolutamente nada de eso.

Sin embargo, y al margen de lo anterior, Costa Rica sí necesita con urgencia de alguna legislación que impida la difusión de discursos de odio que convoquen a la violencia contra grupos específicos de la sociedad. Enfatizo esto a propósito de la agresividad verbal de diversos sectores religiosos en contra de las personas sexualmente diversas. Por ejemplo, la falaz pero terrible acusación de que somos culpables de la destrucción de la familia y la descomposición de la sociedad. Este tipo de injurias -clarísimas expresiones de odio- pueden justificar, y de hecho incentivan, la violencia y la agresión. No puede aquí aducirse derecho a la libertad de expresión, porque en estos discursos hay un abuso manifiesto, y por lo tanto una efectiva corrupción, de lo que tal derecho entraña. Debería penalizarse cualquier forma de discurso de odio de este tipo, no solo en relación con la minoría sexualmente diversa, sino en cualquier otro caso (mujeres, migrantes, población afrodescendiente, judíos, jóvenes, indígenas, etc.)

3. El proyecto no es un fin en sí mismo

Este es un argumento sorprendente por perogrullesco y, sin embargo, resulta bastante frecuente. Consiste -como quien descubre que el sol sale por el este- en hacernos ver a las personas gais y lesbianas que no deberíamos ponerle tanto interés a este asunto (ni menos “impacientarnos” por su causa), si, en todo caso, el alcance de los problemas de discriminación sobrepasa ampliamente lo que podría lograrse por medios legales.

Es evidente que así es y, con seguridad, no hay un solo gay o lesbiana mínimamente consciente de la situación de menoscabo y marginación en que vive, que no lo tenga claro. Está inscrito en nuestra propia carne, puesto que ha sido parte sustantiva de nuestra cotidianidad a lo largo de toda nuestra vida.

Y, sin embargo, la aprobación de esta ley la apreciaríamos como un signo positivo de cambio. Nos estaría diciendo que Costa Rica muestra un poquito de tolerancia frente a lo diverso y algo de voluntad para reconocer que la dignidad de las personas merece un mínimo respeto al margen de la orientación sexual o la identidad de género de cada quien.

Veníamos pidiendo y esperado un pequeño gesto de aquiescencia. Paradójicamente hoy eso se ha trastocado en una lucha por impedir ser aplastados y humillados por un referendo inspirado en el odio y la total intransigencia. El cómo se resuelva esto determinará en mucho el futuro de la salud moral de la democracia costarricense.

Ver también:

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Unos 293 000 niños norteamericanos, expuestos al trafico sexual de menores

Jean-Guy Allard (especial para ARGENPRESS.info)

Unos 293 000 jóvenes norteamericanos son víctimas potenciales de las redes de prostitución en Estados Unidos y la gran mayoría de ellos son niños en fuga o echados de su casa por los propios padres y que viven en la calle, reconoce el sitio web del Departamento de Justicia norteamericano en una sección sobre el trafico sexual de menores.

En el país que una vez más intenta difamar a la Isla al incluirla en un informe del Departamento de Estado sobre la trata de personas, decenas de miles de jóvenes abandonados por sus familias “recorren a la prostitución para conseguir el dinero que les hace falta para sobrevivir o adquirir lo que desean o necesiten”.

“Otros jóvenes están reclutados en la prostitución por secuestro forzado (sic), las presiones de los padres o por arreglos engañosos entre los padres y los traficantes”, señalan los autores del reporte que citan varios estudios que confirman estas aserciones.

“Una vez que estos muchachos se encuentren involucrados en la prostitución, son forzados a viajar lejos de su lugar de origen y, como resultado, son aislados de sus amigos y familias. Pocos de ellos son capaces en esta situación de desarrollar nuevas relaciones con otros o con adultos que no sean los que los abusen. El estilo de vida de estos niños gira alrededor de la violencia, uso forzado de la droga y amenazas constantes”.

El texto oficial revela que entre los niños y adolescentes que viven en la calle en Estados Unidos “el envolvimiento en la actividad sexual comercial es un problema de proporción endémica”.

“Aproximadamente 55% de las muchachas de la calle se dedican en la prostitución formal” y “de ellas, un 75% trabajan con un proxeneta” en “servicios de escoltas” y de masajes, clubes privados, eventos mayores de deporte, congresos y viajes de turismo.

La quinta parte de los niños son captados por redes nacionales del crimen. “Son transportados a través de Estados Unidos y reciben a menudo falsas piezas de identidad para evitar ser arrestados.

El promedio de la edad de las muchachas víctimas de la prostitución es de 12 a 14 años mientras los muchachos son de 11 a 13, señala el informe.

En otra pagina de su sitio web, el Departamento de Justicia confiesa como la Internet se ha convertido en el vehículo privilegiado de la pornografía infantil cuyos autores son protegidos por el laberinto de la red de redes.

Muchas de estas jóvenes son influenciadas por la “cultura popular” que hace a menudo la apología de la prostitución y de los proxenetas, revelan estudios citados.

El sitio del Departamento de Justicia admite que los recursos necesitados por las muchachas recogidas en la calle -tales como un albergue, atención médica, terapias- no son disponibles cuando están llevadas ante un tribunal.

En materia de tráfico de personas, la prensa norteamericana ha reportado distintos casos de mujeres mexicanas o centroamericanas engañadas o secuestradas y llevadas a territorio norteamericano donde están forzadas a trabajar en la industria del sexo.

Un caso que hizo los titulares es el de un tal Jeff Botts quién “traficó” unas 1 2000 mujeres procedente de China, Ucrania, Rusia y Japón hacia Estados Unidos.

La producción norteamericana de pornografía "en línea" que inunda al mundo, alcanza cada año niveles record de ingresos. Los últimos datos disponibles establecen a unos 13.62 billones los ingresos de la industria pornográfica norteamericana.

Los ataques de Estados Unidos a Cuba con el propósito de perjudicar la imagen de la Isla, son solo los últimos de una larga serie de calumnias, mentiras y fabulaciones de Washington en su guerra sucia contra la Revolución cubana.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Bombardeos sobre Plaza de Mayo: La masacre del 16 de junio de 1955 es el Guernica argentino

Juan Carlos Cena - Elena Luz González Bazán (especial para ARGENPRESS.info)

Este trabajo publicado el 16 de junio del 2005 por este medio y reproducido por una cantidad no estimada ha sido ampliado y corregido. Creemos que sigue teniendo total actualidad, cuando desde los grandes medios y desde los estamentos gubernamentales, ni desde las distintas organizaciones del P.J. no se ha rendido homenaje a tantas víctimas, ni a los posteriores fusilamientos de los Basurales de José León Suárez. Es un deber militante rescatar la memoria colectiva y derrotar el olvido. Se cumplen 55 años de aquel bombardeo siniestro y asesino sobre la población argentina. Se cumplen 45 meses de la desaparición de Jorge Julio López, testigo clave contra los responsables de la última dictadura militar. Nombre que se ha olvidado, nadie habla de él, muchos lo esconden y no parecen tener ningún tipo de preocupación por su aparición, saber dónde está, qué fue de él.

Algo parecido a este 16 de junio, bombardeado con más de dos millares de heridos y una cifra que va entre 350 y 700 muertos.

Además, en el 2008 incorporamos como primicia el acrílico de Gerardo Bavio pintor, militante de la vida…
El 16 de junio, en el mediodía de otoño del año 1955, formaciones de las aviaciones de Marina y Aeronáutica, haciendo su bautismo de fuego, sobrevolaron el centro porteño y descargaron toneladas de explosivos sobre la población civil. El bombardeo dejó, aproximadamente, 350 muertos, cifras nunca confirmadas, como en Guernica, se ocultan los efectos de la masacre, y más de 2000 heridos, entre ellos casi un centenar de lisiados para el resto de su vida. Otras fuentes reflejadas en este trabajo hablan de 700 tumbas cavadas en el cementerio porteño de la Chacarita.

En Guernica los fascistas/franquistas demolieron y masacraron a un pueblo para que tronara el escarmiento desde el aire, con total y absoluta cobardía; en Plaza de Mayo, masacraron al pueblo alevosamente con el pretexto de matar a Perón, el déspota nazi/fascista, según los ideólogos de la Unión Democrática, del mismo modo: para que tronara el escarmiento, había que matar al tirano, comenzando por el pueblo que lo apoyaba.

Fue el inicio de un proceso histórico dentro del campo social y político, comenzaba el desmontaje de una formación ideológica de carácter nacional, esta es parte de su historia.

"A mediados de junio bombardearon la Plaza de Mayo. El primer estallido. La oligarquía descargaba sin piedad sobre el pueblo todo ese odio rancio acumulado, de linaje. Toda la sociedad simiesca aplaudía las muertes, no existía en ellos aflicción cristiana, sino el gozo oligárquico de la muerte de clase. Las muertes eran de los otros: los plebeyos que resistían por permanecer en estrado de dignidad peronista perpetua., la que los incluyó en la sociedad".

Párrafo del cuento Brumas de septiembre, perteneciente al autor Juan Carlos Cena, de su libro Crónicas del Terraplén - 2001.

Para analizar la verdadera naturaleza de los procesos históricos, estos deben ser tomados en determinadas etapas para examinarlos dentro de que contexto histórico, momento en que aparecen los sucesos, como las masacres, en este caso, y la realidad posterior que se distorsiona, donde se tiñe y oculta toda la etapa señalada.

No hay hechos separados en los procesos históricos, este tipo de masacres no son aisladas, sino que estallan en un momento histórico, político, social y económico determinado. Todos los hechos represivos que generaron masacres fueron inducidos por los factores de poder que dominan el aparato del Estado

No podemos dejar de mencionar, antes de entrar en el tema, algunos antecedentes históricos sobre la historia de la masacres en nuestro País. Diríamos, desde el inicio.

"-Señor general, si la matanza es tan grande ¿Quién quedará para nuestro servicio?

-Ea. Déjame -respondió Garay-, que es la primera batalla, si en ella los humillamos tendremos quien con rendimiento acuda a nuestro servicio",

Cierto día del invierno de 1580, un tremendo combate tuvo lugar a las orillas del río que divide, las dos veces fundada, Buenos Aires de los territorios aborígenes... Las crónicas relatan que aquel día, además de establecerse ese transparente diálogo entre Juan de Garay y alguno de sus soldados, fue decisivo en el proceso de extermino de los querandíes. Dicen los cronistas que las aguas del río enrojecieron, ya aún después de la derrota querandí, los españoles continuaron la masacre, dándole nuevo nombre al paraje, que a partir de entonces comenzó a llamarse La Matanza.

Se podría inferir que todo parte desde ese momento. Momento del traslado de lo peor que trajeron en sus bodegas los barcos de la conquista a nuestro territorio, el huevo de la serpiente, el mismo que anidó en Guernica desde los tiempos de la inquisición: los genocidios en América Latina.

Es larga la lista de estos acontecimientos aberrantes ocurridos en América Latina y, en este caso, en nuestro territorio: Las Conquistas del Desierto, que fueron tres: Martín Rodríguez en 1820, Juan Manuel de Rosas en 1833 ganando territorio a las comunidades hasta la actual Tandil, provincia de Buenos Aires y posteriormente la más sanguinaria, la llevada adelante por Julio Argentino Roca en 1879, durante la presidencia de Nicolás Avellaneda.

En el siglo XX: En 1907, los propietarios, administradores de los conventillos ayudados por la policía quisieron proceder a desalojar a los que no podían pagar, eran más que elevados alquileres, las familias trabajadoras no podían hacer frente a pesar de trabajar hasta 16 horas diarias, un suceso conocido como la Huelga de los Inquilinos, re bautizada por J.C. Cena como la Rebelión de las Escobas. La Semana Roja en 1909; la violenta represión a los estibadores y portuarios en Ing. White, también, en 1909; en Macachín, provincia de La Pampa en 1910; La Semana Trágica en 1919, Los fusilamientos en La Patagonia en 1921, Las Masacres de la Forestal en el Chaco, La masacre de Jacinto Aráoz, en la provincia de La Pampa en 1921.

En abril de 1924 la Reducción Aborigen promueve y realiza la primera y única huelga agrícola indígena, su líder indiscutible fue el Cacique Toba Pedro. Los pobladores argentinos originarios de la Reducción Aborigen, llamada luego Napalpí (cementerio o lugar de los muertos en lengua Toba), a 120 kilómetros de la capital del entonces Territorio Nacional del Chaco, Resistencia, ésta tenía una población de 850 personas, aproximadamente. A raíz de ese movimiento se produce una feroz matanza.

Podríamos seguir enumerando las distintas represiones al movimiento obrero y popular, a los campesinos y al pueblo en general. La violenta represión desatada luego del golpe de Estado de 1955 fue la representación de que el odio de clase se instalaba en todo el territorio nacional contra todos los trabajadores y el pueblo. Todo fue más tarde ratificado por sucesivos gobiernos civiles y militares.
La movilización militar a ferroviarios y bancarios, al tiempo, la aplicación nacional del Plan Conintes dirigido esencialmente hacia el movimiento obrero peronista; luego, la violenta represión a los ferroviarios durante la Huelga de 1961 que se resistían contra la aplicación de este Plan devastador y de desguace que traía, por encargo del imperio, este General Larkin; todo ocurría en los espacios "democráticos" del gobierno de Arturo Frondizi. La militarización de los conflictos fue una constante antes y durante el gobierno militar de Ongania, continuando por sus sucesores.
Con el advenimiento del gobierno de Isabel Perón, la represión se recrudeció en otras formas: La Triple A, comandada por López Rega junto a su banda, fue el brazo ejecutor más importante y sanguinario, como la implementación de la Masacre de Ezeiza; luego, la represión al cordón industrial del Paraná y así con las masacres selectivas de la Triple A por todo el territorio, junto a la defenestración de gobiernos peronistas populares.

Todo un anticipo de lo que vendría, primero el golpe de estado de 1955 y la continuación más criminal con el golpe genocida de 1976. Todos estos hechos están marcados por el profundo odio de la clase dominante que tiene sobre el pueblo trabajador, obreros, estudiantes, intelectuales honestos y así con lo que se atreven a luchar por su dignidad. Es el poder brutal del Estado utilizado desde la fundación de este territorio como Nación para doblegar al pueblo por mandato del imperio colonial.
Ese odio acumulado tuvo su representación inicial en la Plaza de Mayo el 16 de junio de 1955, sin duda alguna.
Los bombardeos protagonizados por la marina y aeronáutica de guerra no fueron productos de las contradicciones y de los errores que había incurrido el segundo gobierno de Perón. No, fue un ejercicio anticipatorio inducido por las fuerzas oligárquicas que querían recuperar el terreno y los tiempos perdidos. Operación a modo de advertencia, como un adelanto de lo que vendría. Las fuerzas del odio se reagrupaban y anunciaban que regresarían a cualquier costo.

La masacre de junio de 1955 era la anticipación de ese nuevo recomienzo. Cuestión que estallaría ese mismo año, el 16 de septiembre, con persecución y cárcel, tortura y muerte de miles de hombres y mujeres, trabajadores, delegados, militantes, activistas y todos los que se opusieron a la caída de Perón y a los luchadores populares comprometidos con el pueblo.
Se debía terminar con ese proceso populista de carácter nacional, insoportable para las clases dominantes. La distribución del ingreso, a pesar de la crisis, el gobierno peronista, es decir Perón, había decidido mantener a como de lugar el porcentaje más alto de la distribución del ingreso en forma equitativa con el pueblo, más alto de toda la historia de Latinoamérica. La participación de los trabajadores de la Argentina en el PBI rayaba en el 53 por ciento, hubo momentos del 61 por ciento. Muy mal ejemplo.

Ante tan funesto ejemplo, la oligarquía, con el visto bueno del imperio comenzó a armarse el andamiaje golpista. Los intereses norteamericanos, luego del triunfo en la Segunda Guerra Mundial y su posicionamiento definitivo como gran potencia capitalista había virado hacia Europa y Japón, el Plan Marshall fue el arma económica para levantar los territorios arrasados europeos. América Latina fue desatendida de la mirada norteamericana, pero ya en 1950, el denominado imperialismo yanqui comenzaba a ocuparse y preocuparse de los destinos que habían elegido algunos países de este continente.

En Argentina

En abril crece el enfrentamiento con la iglesia. El 14 de abril se suspendió en todas las escuelas la enseñanza obligatoria de religión y moral. El 20 de mayo se suprimió, por ley, la exención de impuestos a los templos y organizaciones religiosas y se llamó a una Constituyente para separar la iglesia del Estado.

En forma paralela, en México, se realizaban reuniones entre militares, Gainza Paz, Lanz Duret, el coronel García Valsesca, donde participaba, además, un personaje de los medios de comunicación de esos tiempos, llamado Joshua Power, comerciante, que controlaba los servicios informativos de Editor Press. El The New York Time y The Economist, donde anticipaban, en sus artículos, los días por venir.

Esta masacre hay que incluirla en el comienzo de procesos golpistas que se iniciaron en 1930 con el golpe de Uriburu contra el ex presidente Hipólito Yrigoyen, esencialmente contra su política petrolera y la decisión al frente de la misma del general Enrique Mosconi.

A partir de aquí se inicia “esa costumbre de golpear las puertas de los cuarteles” por parte de sectores civiles poseedores de un poder económico poderoso, que fueron perjudicados por el reparto equitativo en la distribución de los ingresos, levemente o fuertemente, por eso acuden a los cuarteles para que ellos, los militares, sean su brazo armado y estos militares se prestaron a destronar a gobiernos elegidos en las urnas y a reprimir a los opositores de esos intereses.

Estos, los militares, debían resolver por medio de las armas, utilizando la fuerza y sin miramientos hacia el pueblo trabajador las contradicciones que perjudicaban sus intereses, es decir, las contradicciones con los trabajadores y el campo popular. La resolución era la represión violenta. Se rechazaba con terrorismo todo veredicto, por más democrático que fuera, propuestas u hombres elegidos en las urnas que no fueran funcionales a sus ambiciones.

En esta situación se deja de lado todo proceso democrático que no conculque con ellos, por más benéfico que fuera para la Nación y se lanzan a la consumación, una y otra vez, a la concreción del golpe militar. Se utilizan a las fuerzas armadas como herramienta represiva, de opresión, persecución y masacres que han dejado una dolorosa huella en la vida nacional.
El 16 de junio

Previo a este ataque se encuentran otros intentos, como el de Benjamín Menéndez en 1951, familia de golpistas y represores.
El mes de junio no era un mes cualquiera en la etapa que vivía el proceso del segundo gobierno peronista. Las contradicciones se profundizaban y continuaron el 10 de junio con la manifestación de la iglesia católica en la procesión de Corpus Chisti, esto, hay que decirlo, excedía lo religioso. Por la noche la quema de una Bandera Argentina, que el gobierno de Perón se lo adjudica a la oposición.
El peronismo y antiperonismo eran una realidad.

La mañana del 16 de junio de 1955 fue el bautismo de fuego de los aviones de la aeronáutica contra el pueblo, aunque lo quieran negar. Operaron esos aviones los aviadores argentinos, arrojando nueve toneladas y media de explosivos, según algunas fuentes, otras, catorce toneladas sobre la población civil inerme. Fijaron sus objetivos de ataque en los puntos del centro neurálgico de la Plaza de Mayo, la casa de gobierno, donde lanzaron sus bolas de fuego y muerte contra los trolebuses repletos de pasajeros, en su mayoría trabajadores que se desplazaban hacia sus tareas, o bien transeúntes distraídos que recorrían ese lugar histórico, mientras se escondían como podían ante la sorpresiva y violenta lluvia de bombas y metrallas. Eran aviones de la Fuerza Área y de la Marina de Guerra Argentina que actuaron con los mismos objetivos y la misma saña criminal.

La espera

Aquel 16 de junio, el capitán de fragata Néstor Noriega, de 39 años de edad, esperaba que el cielo se despejara, la escuadrilla formaba escalonada hacia arriba. A las 12,40 Noriega al mando de su Beechcraft descarga una bomba de 100 kilos que cae sobre la sede presidencial; a continuación los North American al mando del capitán de corbeta Santiago Sabarots descargan bombas de 50 kilos cada uno. La Plaza de Mayo era un incendio, quienes salían de las bocas del subte se encontraron con la nube de pólvora, los aviones rasantes sobre el casco porteño, la gritería, la desesperación, la gente intentando esconderse como podía, heridos, muertos, mutilados, así comienza la masacre del 16 de junio. Noriega y Sabarots son los responsables materiales junto a los aviadores de aquel día de masacre, hay otros responsables intelectuales.

En el trabajo por recuperar históricamente aquella masacre, realizado por Gonzalo Cháves, titulado la Masacre de Plaza de Mayo, pasa revista a los nombres de muertos y heridos, lugares donde fueron alojados y la cantidad de muertos NN que aparecen en el listado.

Por otro lado, Gonzalo Cháves afirma en un reportaje concedido a un diario de Rosario: Me sorprendió descubrir entre los protagonistas de la masacre del 16 de junio de 1955 a hombres y nombres que participaron en el golpe del 24 de marzo de 1976, como los dos secretarios del ministro de Marina Olivieri, que fueron Emilio Eduardo Massera y Horacio Mayorga, dos marinos importantes en el último golpe de Estado. Ellos estuvieron al tanto de lo que iba a pasar y no detuvieron la acción militar contra los civiles. El ministro Olivieri dio parte de enfermo y sólo regresó al despacho dos días más tarde del 16 de junio. Lo mismo hicieron “Emilio Eduardo Massera y Horacio Mayorga, sus jóvenes ayudantes”.

De esa investigación se desprende que estuvieron involucrados activos participantes de la última dictadura militar como son: Carlos Suárez Mason y Osvaldo Cacciatore, intendente porteño durante la dictadura, el de las famosas autopistas, que integraba la escuadrilla de la aeronáutica que bombardeó la Plaza de Mayo. Otro de los personajes que estuvo en el bombardeo fue el hermano de Massera, Carlos Massera como piloto de la marina.

“La sublevación contó en forma activa con el respaldo de la base naval de Punta Indio que estaba al mando del capitán de marina Néstor Noriega; del BIM 4 (Batallón de Infantería de Marina), asentado en Puerto Nuevo y de parte de la oficialidad de la Aeronáutica hubo dos aviones Catalina que llegaron de la base Espora. La noche del 15 de junio copó Ezeiza, con el objetivo de reabastecerse de combustible y explosivos, porque la base de Punta Indio quedaba muy lejos. De allí los pilotos con sus aviones fueron y volvieron varias veces, entre ellos Cacciatore”, sostiene Cháves.

Hay un testigo incomparable, el camarógrafo de Sucesos Argentinos, Carlos de la Fuente, víctima del bombardeo, que a pesar de estar herido, no perdió la conciencia, llegó a contabilizar "pilas de muertos detrás de la Casa Rosada", con una etiqueta atada con un hilo en el dedo gordo del pie con los datos de cada una de las victimas. Dice lacónicamente: todo fue un pandemonium.

Siempre se trató de minimizar esta masacre, suceso aberrante y criminal si los hubo. Hoy aparecen, esto fue a partir del 2005, una serie de desvergonzados hablando y otros escribiendo sobre el bombardeo a la Plaza de Mayo hipócritamente; otros pidiendo resarcimiento económico para las víctimas, toda una burla caricaturesca, cuando, durante años ni se acordaron de ese pueblo masacrado, ni que los fusilados en León Suárez eran trabajadores y resistentes.

Cuando se asesina al pueblo, los otrora intelectuales se hunden en el silencio. Son otras muertes. Otros, falsarios presurosos y oportunistas, dicen, hablan, y del mismo modo, deletreando algunas frases para no quedar fuera.

Repetimos, siempre se trató de minimizar y ocultar por derecha este hecho monstruoso, pero no podemos callarnos y denunciar la carga de hipocresía de algunos que detentan el rótulo de progresistas y adelantados.

Por otro lado, el reconocido periodista Gregorio Selser sostiene lo siguiente: “Como culminación de la serie de actos de desagravio a la bandera, se dispone que una escuadrilla de diez aviones a retropropulsión sobrevuelen la Catedral de Buenos Aires, en Plaza de Mayo. Ignorándolo Perón, ese vuelo debe convertirse en la señal de una insurrección conjunta de las tres fuerzas armadas y comandos civiles, que debía iniciarse a las 8”.

Pero debido a una imprevista niebla, los aviones sólo pueden alzar vuelo a las 10. Durante ese lapso Perón es informado de la conjura y se traslada al Ministerio de Guerra. Al mediodía aviones navales bombardean la Casa Rosada y sus adyacencias, al tiempo que fracasan los intentos de la infantería de marina de apoderarse del sector. Las víctimas se cuentan por centenares. Los aviones que participaron de la acción se refugiaron en Uruguay”, es decir, se fugaron llenos de cobardía.

Dice Roberto Bardini, en un trabajo, que los agresores huyen hacia Uruguay, donde solicitan asilo político, eran tiempos de Battle Barres. “Al día siguiente, el diario Clarín, que no se caracteriza por sus simpatías peronistas, escribe: 'Las palabras no alcanzan a traducir en su exacta medida el dolor y la indignación que ha provocado en el ánimo del pueblo la criminal agresión perpetrada por los aviadores sediciosos que ayer bombardearon y ametrallaron la ciudad'.

“El ataque a traición de los aviadores navales subversivos produce un terrible impacto emotivo en la población. Durante meses no se habla de otra cosa en los hogares de todo el país”. En “Dossier Secreto - El Mito de la Guerra Sucia”, el periodista norteamericano Martin Andersen cita el informe de un analista de la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires, quien describe este estupor generalizado en un mensaje enviado a Washington a las tres semanas del sangriento acontecimiento” continua Bardini.

La masacre de junio de 1955 costó la vida aproximadamente a 350 ciudadanos, otras fuentes más precisas sostienen 367, y a más de dos millares de heridos, sin contar las profundas secuelas de terror que se instalaron en gran parte de la población que vivió, asistió y sufrió aquellos bombardeos encabezados por los aviones de la marina y Aeronáutica, acción indudablemente repudiable.
García Acosta sostiene en una nota publicada por este medio, en el 2005 que: “En la Mesa de Entradas General de la DAOM, donde trabajaba, se llevaba el registro de todo lo que se emitía como notas, órdenes de trabajo. Cada dependencia tenía un número y una barra, al que seguía el número de la actuación. La Dirección de Construcciones tenía el número 1. A primera hora una ordenanza trajo una nota con una orden de trabajo urgente: informaba que la Dirección de Construcciones procedería a cavar 700 tumbas en el Cementerio de la Chacarita. Al asentarla en el libro tuve clara conciencia de la masacre”.

Luego continúa su relato: “Muchos años después, ya disuelta la DAOM y yo fuera de ella, por razones de investigación histórica, traté de ubicar en el Archivo Municipal ese enorme libro de Registro de la Dirección de Construcciones para volver a ver, allí registrada con mi letra, esa macabra orden de trabajo, tétrico reflejo del doloroso enfrentamiento que dividió a los argentinos y que tuvo formas de barbarie”.

Los hospitales que brindaron ayuda en el momento que se producía la caída de casi 14 toneladas de explosivos sobre la Plaza de Mayo y adyacencias fueron: la denominada y conocida Asistencia Pública, los hospitales Argerich, Rawson, Clínicas, Alemán, Policlínico del Ministerio de Hacienda, Policlínico Militar y Policlínico Rivadavia. Otras fuentes tienen la información sobre los muertos y heridos en el hospital Ramos Mejía y el Español y en el Policlínico Durand, en aquel momento; otro grupo lo conforman los Policlínicos Fernández, Álvarez y Las Heras. Lo de policlínicos es la denominación de la época. En la Morgue Judicial como en los listados de los hospitales y policlínicos se encontraba la nómina de muertos y heridos.

Las mujeres fallecidas e identificadas fueron 50, 9 las NN femeninas, los hombres no identificados fueron dos decenas. Asimismo, en la Asistencia Pública aparecen 25 cadáveres no identificados y en el Policlínico Las Heras no se suministró, en su momento, la lista de los muertos. Además, hay un detalle de enfermeras y enfermeros que prestaron ayuda a los atacados y fueron muertos en el bombardeo, sumando otros seis asesinados.
Un cable de ANSA, por otro lado, informaba sobre los sublevados que pidieron asilo en Uruguay: la terna siniestra, hay que afirmarlo, de 27 rebeldes, incluyendo a un civil. Un párrafo aparte sobre la participación de los civiles, ya que esta sublevación militar contó con comandos civiles que luego actuarían durante la denominada Revolución Libertadora.

La lista es publicada por el diario La Nación del 8 de julio de 1955, donde se incluyen las bajas o retiros entre los militares insurrectos: Aeronáutica: 26 miembros y en la Marina, 78 marinos. Estos destierros de las fuerzas fueron refrendadas por los ministros de Marina y Aeronáutica. Además el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas informaba que habían sido encuadrados en el marco de rebeldía al personal interviniente en los sucesos del 16 de junio, de acuerdo al Código de Justicia Militar.

Pero la realidad posterior ocultó la masacre del 16 de junio, se conoció más la quema de las iglesias que este momento histórico, que no sólo marcaba el comienzo del final del gobierno peronista, sino, el recomienzo e implementación, por parte del Estado, de la puesta en marcha de la maquinaria represiva.

Apareció la consigna: Cristo Vence

Se cumple más de medio siglo de este suceso aberrante, es la inauguración de un proceso histórico que brota de las entrañas de lo más rancio del poder oligárquico con violencia y represión, era la ofensiva de las fuerzas de ese poder para apoderarse del aparato del Estado: comenzaba en el campo social el desmontaje de una formación ideológica de carácter nacional.

Luego del bombardeo, parte del pueblo salió a la calle enardecido. Perón trató de contenerlos. En esa reacción, donde le solicitaron armas al Perón, se cometieron algunos desmanes como respuesta a la masacre.

Se cumplen 55 años y, sin embargo, la masacre sigue impune, como tantas otras aberraciones contra el pueblo. Por eso, debe aparecer la memoria histórica, rescatar la identidad colectiva y que estos asesinatos queden escritos en los anales de la historia, así como la nómina de los responsables ideológicos y quienes se prestaron concientemente a tal masacre contra la población civil.

El 16 de septiembre, de ese mismo año, se termina de consumar lo iniciado el 16 de junio de 1955.

Luego de la caída de Perón vendrán los asesinatos a mansalva en José León Suárez y los fusilamientos de junio de 1956.

Comenzaba la construcción de un andamiaje legal de un gobierno militar de facto, con la vigencia del Decreto 4161 que preveía cárcel para todo aquel que mostrara sus simpatías peronistas, luciera emblemas o fuera miembro de la Resistencia Peronista.

La quema de bibliotecas y libros

El odio de clase se mostró en la quema de todas las bibliotecas que tenían libros de aquellos que eran teñidos de peronistas. Los 9 tomos del sanitarista Ramón Carrillo, Teoría del Hospital, son quemados, y así todo lo que había pertenecido al gobierno peronista, como la anterior residencia presidencial que fue devorada por las llamas. La destrucción de la Fábrica Argentina de Locomotoras instalada en talleres Liniers fue desguazada y los prototipos de las locomotoras Justicialista y Argentina cortadas con sopletes, entre tantos hechos de verdadera violencia.

El gobierno militar, por presión de la oligarquía vacuna, anula la Ley del Peón Rural. Dilapida quemando y cortando todo el material que había en hospitales y escuelas que decía Fundación Eva Perón, no se cambió o tachó el nombre de la Fundación, se quemaron y destruyeron todo lo que pudiera recordar a la denominada “tercera tiranía”.

Muchos de los que participaron en el bombardeo, al mejor estilo y recuerdo de Guernica, a Plaza de Mayo, luego del derrocamiento de Perón, ocuparon altos cargos en los distintos gobiernos civiles y militares, como Zavala Ortiz de origen radical, algunos fueron premiados colocando sus nombres a algunas de nuestras calles y al nombre de una estación de subterráneos como Ing. Carranza, conspicuo comando civil durante la Libertadora.

En el caso de Francisco Manrique fue funcionario en la liberadora y luego con Lanusse; otros como Olivieri fue premiado y el cargo fue representante ante la ONU - Organismo de las Naciones Unidas; Vicchi, embajador en Estados Unidos de América; y en el caso de Toranzo Calderón, uno de los responsables fundamentales de aquella matanza, fue a la España franquista como embajador, donde mostró orgulloso el Guernica Argentino.

Una costumbre de las clases dominantes instalada en este país, con un fuerte contenido de clase, es que casi todos los genocidas en la Argentina son homenajeados de una u otra manera, con sus nombres señalan calles o plazas, como Juan de Garay o Julio A. Roca, dos ejemplares genocidas, entre otros.

Varias décadas llevó instalar el tema del Guernica Argentino, miles de muertos y desapariciones hay en esta historia, sin embargo, es bueno comenzar por donde empezó. Porque los nombres de los aviadores son los comandantes y principales figuras del 24 de marzo de 1976 y de los hechos posteriores.

Y en esa misma cadena de realidades, que se conectan, están todas las violaciones a los derechos humanos y la implementación de otras formas para dejar impune todo este largo proceso de dolor y muerte, represión y desaparición.

Comenzar por el principio

Es bueno comenzar por el principio. Aquella mañana nublada y fría de junio, era un jueves, 22 North American, 5 Beerchraft, 4 Gloster y 3 Anfibios catalina, 34 aviones en total nublaron el cielo de Buenos Aires, durante el espacio de horas de terror, y a partir de las 12,40 y con vuelos rasantes y asesinos, hasta entrada la tarde otoñal de junio, acumularon muertos, heridos y desesperación. Dos décadas después muchos de estos marinos y aviadores iniciaban el camino de la última dictadura militar.

Hoy muchos de ellos, están sindicados en las fojas enrojecidas de la represión estatal…

Como sostiene el poeta Roque Dalton: no se puede construir nada que se parezca a reconciliación con este “inmenso mar de mierda”…

* Este trabajo de investigación es la síntesis de dos trabajos realizados en forma separada, que fueron publicados en parte en otros momentos y ahora conjunta. Luego de investigar sobre nuevas fuentes, entregamos este sintético trabajo para su difusión. Publicado en Agencia Argenpress por primera vez el 16 de junio del 2005, cuando se cumplieron los 50 años del bombardeo sobre Plaza de Mayo. Lo actualizamos en el año 2008, corregido y actualizado el 15 de junio del 2010.

Imagen: Acrílico de Gerardo Bavio - Bombardeo 16 de junio de 1955 - Tucumán 2007

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Hace calor, pero está fresquito

Oscar Taffetani (APE)

Algunos “periodistas” (las comillas son necesarias) han dicho que el corte de ruta en Arroyo Verde, debido al conflicto por la pastera UPM-Botnia, es “el más largo de la historia”. No es cierto. Sin ir más lejos, el corte del Ferrocarril Trasandino del Sur, a la altura de Zapala (Neuquén) ya lleva 114 años. Y a la altura de Lonquimay (IX Región de Chile), otro tanto.

Son unos pocos kilómetros de vía, de cada lado de la cordillera, pero nunca fueron construidos. Las disputas territoriales, los recelos mutuos y, sobre todo, los intereses del lobby naviero y automotor (que obliga a utilizar la ruta del Estrecho de Magallanes o bien el paso internacional del Cristo Redentor), son las poderosas razones que mantienen el “corte” de un corredor bioceánico que sería beneficioso para ambos países.

Por el lado argentino, el Trasandino del Sur revitalizaría la Patagonia Norte, en un eje que une ciudades como Bahía Blanca, Viedma, Santa Rosa, General Roca, General Pico, Neuquén y Bariloche, dando salida al Pacífico a la producción cerealera del sur bonaerense y a la producción frutícola del valle del río Negro, entre otras facilidades. Por el lado chileno, significaría la definitiva integración de la región de la Araucania, conectando importantes ciudades como Talcahuano, Temuco, Concepción, Talca, Linares y Chillán y posibilitando la llegada más directa y competitiva de los productos chilenos a los mercados europeos.

Pero además -como soñaba el incansable caminador y planificador de la Patagonia que fue Domingo Pronsato- el corredor turístico bioceánico, utilizando el tren como medio privilegiado, permitiría a viajeros de todo el mundo (y, sobre todo, a turistas argentinos y chilenos), recorrer ese auténtico patrimonio intangible de la humanidad que es el bosque patagónico y que son los lagos del sur de América, con sus valles y sus cerros, sus nieves y atardeceres.

Ahora, dejemos de soñar por un instante y saquemos una foto a este arduo presente que nos toca vivir: en el paso del Cristo Redentor, debido a las intensas nevadas (naturales en esta época del año) hay 1.500 camiones detenidos, e irán aumentando en los próximos días. El transporte marítimo y las corporaciones portuarias se aprovechan de la situación y cobran tarifas y tasas y comisiones que encarecen los precios de las materias primas, los alimentos y las mercaderías obligadas a cruzar por el extremo sur del continente.

En materia de turismo, los destinos de la Patagonia -como nunca antes- están vedados a los bolsillos populares. Se acabaron aquellos viajes familiares por la ruta 40, aquellos mochileros que hacían “dedo” (auto-stop) y aquellos contingentes de estudiantes de distintas provincias y distintos niveles sociales que tenían la posibilidad, por lo menos, una vez en la vida, de conocer la atrapante belleza del sur cordillerano.

Hoy el gran turismo hacia la Patagonia es turismo extranjero, a bordo de cruceros o de aviones que viajan sin escalas, punto a punto, con pasajeros VIP (no hay acrónimo más odioso que ése) y hoteles de tarifas inalcanzables para un estudiante, un empleado o un trabajador de cualquier clase. Eso es porque el tren público, el turismo social y la política estratégica para el desarrollo de la Patagonia son ahora sólo entelequias, palabras huecas que han perdido significado ante el arrollador avance del poder económico trasnacional y ante la corrupción y la quiebra moral de la mayor parte de la dirigencia, no sólo en la Argentina.

Festival de paradojas

No es un secreto que la geografía de América del Sur asemeja una pirámide invertida (lo que quiere decir que la menor distancia entre el Atlántico y el Pacífico está en el sur, no en el norte). Tampoco es un secreto que los cordones andinos van perdiendo altura hacia el sur. En la zona de Laguna Frías, por ejemplo (Parque Nacional Nahuel Huapi), es posible pasar de la Argentina a Chile en una simple caminata.

El Ferrocarril Trasandino del Sur (perdón por la insistencia) es el que tiene menor altura sobre el nivel del mar (1.700 metros), con una pendiente que en ningún tramo supera el 4 por ciento. La última vez que se presupuestó la obra (incluida en la planificación de IIRSA, a fin de siglo), contemplaba un costo total de 180 millones de dólares, para habilitar ese corredor bioceánico que fue postergado por más de un siglo.

Sin embargo, en el Tratado de Integración Física y Complementación Económica firmado por las presidentas Cristina Kirchner y Michelle Bachelet en 2009, los proyectos priorizados fueron el Túnel Internacional Paso de Agua Negra, en San Juan, (para facilitar los embarques de la depredadora empresa Pascua-Lama) y la realización del Túnel de Baja Altura-Ferrocarril Trasandino Central, en Mendoza (con un presupuesto de 3.000 millones de dólares, aunque los túneles en la cordillera ya hayan sido construidos, para la época del Centenario).

Los pasos cordilleranos de la zona central son más altos, más difíciles, más costosos. Las pasteras, en su proceso de producción utilizando el cloro, contaminan el agua del mar (como pasó en Valdivia, Chile) y contaminan el agua de los ríos (como pasa en Gualeguaychú-Fray Bentos). La minería a cielo abierto (como Pascua-Lama) destruye el paisaje original, acaba con los glaciares cordilleranos y agota las reservas de agua potable en regiones desérticas, que necesitan el agua potable para desarrollar la vida humana.

Todavía no hay opinólogo, ni experto en sentido común, ni “periodista” que le haya podido explicar a la gente -en Chile, en Uruguay, en la Argentina- cuál es el beneficio, cuál el bienestar o cuál la razón de bien común de esta política.

Un día le preguntaron al Mahatma Gandhi qué pensaba de la civilización occidental. “Es una buena idea”, respondió con ironía ese enorme dirigente. Si nos preguntaran en este momento qué pensamos del gobierno popular, de la Unasur, de la soberanía y la autodeterminación de los pueblos, estaríamos tentados de responder de la misma manera: son buenas ideas.

O también, como expresaba con fino humor una viejita entrerriana: “Hace calor, pero está fresquito”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

'La pornografía es una rama de la prostitución'

Sarah Babiker (ARTEMISA)

Catharine Mackinnon, reconocida feminista y jurista estadounidense fue la encargada de abrir el Encuentro Internacional sobre Violencia de Género que tuvo lugar en Buenos Aires los pasados 10 y 11 de junio. 'Cuando no hay otra opción laboral la presión sexual se convierte en prostitución', dijo.

Tras presentar su ponencia sobre 'Trata, prostitución e inequidad en perspectiva internacional' ante el atento público que llenaba el Salón de Actos de la Facultad de Derecho de la UBA Mackinnon conversó con Artemisa, con una sonrisa y ganas de practicar un español que se relevó bastante fluido.

-En la ponencia que acaba de concluir usted ha igualado trata y prostitución.

Necesitamos entender la realidad de la prostitución forzada tanto por terceras personas como por factores sociales de pobreza, racismo, edad y género, no hay dignidad en la prostitución. No es un trabajo.

-Ha citado como ejemplo de política contra la prostitución el caso de Suecia que cuenta con una ley que penaliza al cliente. ¿Cómo surgió esta legislación?

En los años noventa Andrea Dworkin y yo llegamos a Suecia con el fin de contribuir en el debate sobre pornografía y prostitución. Juntas propusimos considerar la idea de descriminalizar a las mujeres en situación de prostitución y criminalizar a los clientes. Diez años después (en 1999), tras mucho trabajo por parte del movimiento de mujeres este enfoque se convirtió en ley.

Precisamente ahora está previsto que se entregue un informe sobre los resultados de la ley. El informe será sometido este verano al debate público. Otros países como Noruega, Islandia, Inglaterra, Corea del Sur y Sudáfrica están atentos a este modelo en su lucha contra la prostitución.

-Su primera obra 'El acoso sexual de la mujeres trabajadoras' supuso un punto de inflexión a finales de los 70. ¿Cuál cree que es la situación actual en este ámbito?

Evidentemente hay muchos avances. En numerosas partes del mundo existen leyes contra el acoso sexual y esto supone un progreso, se ha convertido en una idea casi universal. Pero al mismo tiempo, persiste un problema: la distancia entre las leyes y las vidas de las mujeres, un espacio que existe en todos los países, en mayor o menor grado. Aún sigue dándose el acoso y la mayoría de las mujeres no dicen nada, permanecen en silencio, pues cuando se verbaliza este problema la vida empeora. Esto es lo que necesitamos cambiar.

-¿Cree que hay solidaridad entre las mujeres trabajadoras en este ámbito?

Sí, pero cuando hay presión en el ámbito de la sexualidad, es esa presión la que debemos revertir y al mismo tiempo es la base de la prostitución. Cuando no hay otra opción laboral la presión sexual se convierte en prostitución, mientras que en otros ámbitos laborales se convierte en acoso sexual, pero la dinámica es la misma, para sobrevivir es necesario entregar la sexualidad a los hombres. En el caso de otros empleos hay leyes que te protegen pero cuando no existe este marco, en el caso de mujeres que están (entregando su sexualidad) en la calle o en un burdel se trata de prostitución, y ellas son las criminalizadas en muchas partes, sin embargo no se hace nada contra las personas que ejercen esa presión. Se trata de una problemática que trasciende el lugar de trabajo, es un problema más general de la condición de las mujeres.

-Su ámbito de trabajo que levantó más polémica es el que se centra en la pornografía, cuando usted enfocó la lucha contra la pornografía bajo la óptica de los derechos humanos.

Empezamos en los ochenta con Linda Lovelace (nombre artístico de la actriz porno Linda Susan Bareman, a quien representó tras denunciar ésta a su pareja por coaccionarla para mantener relaciones sexuales con él mismo, con otros hombres y en las películas], protagonista de Garganta Profunda y otros films pornográficos. Ella demandó mi ayuda.

La pornografía es una rama de la prostitución, es una variante tecnológicamente sofisticada de trata de mujeres. Las mujeres son las mismas, las actividades son las mismas, las relaciones de poder son las mismas, la desigualdad es la misma.

-¿Por qué no existen marcos legislativos que prohíban la pornografía?

Porque todos los hombres ricos y con poder la usan, y es una manera para ellos de acceder a estas mujeres y niñas que desean. Pueden usarlas en una situación más limpia, más protegida, más anónima. Internet permite aún en mayor medida obtener ese acceso limpio, protegido y anónimo para los hombres, pero no es limpio ni protegido ni anónimo para las mujeres. Ahora mismo hay mujeres que están siendo grabadas en vivo a través de la red, para hombres que pagan por minuto, esto permite a los hombres dar órdenes -quiero esto o esto, muévete así- por la computadora, lo cual supone exactamente lo mismo que la prostitución. Ellos no tocan pero ella debe tocarse, es dominación sexual. No hay una distinción entre prostitución y pornografía.

-¿Cual es el rol de los hombres entonces cuando aparecen junto a esas mujeres en la pornografía?

Como dices los hombres a veces están ahí, muchas veces no, pero en ocasiones sí. Están ahí ejerciendo un rol de identificación. Los hombres que miran se identifican con ellos, usan a las mujeres a través de esos hombres. De algún modo estos hombres están a la vez dentro y fuera de esta industria. Tienen más poder que las mujeres pero menos poder que los otros hombres, son utilizados de otra manera. No es sencillo ser este hombre, tampoco hay mucha dignidad en su posición, pero ésta no deja de ser mejor que la de las mujeres. Pueden excitarse cuando quieren cosas que no pueden hacer ellas.

-Usted estuvo representando a mujeres croatas y bosnias en el caso Kadic contra Karadzic…

Entonces las violaciones fueron consideradas como un crimen de genocidio, hasta entonces se consideraban como crímenes de guerra, pero en este caso, como en el de Sudán, pensamos que era necesario considerarlo crímenes de genocidio. Y así fue por primera vez en la historia.

-Actualmente ejerce como asesora especial en materia de género del fiscal de la Corte Penal Internacional, el argentino Luis Moreno Ocampo ¿podría citarnos los casos más relevantes en los que han venido trabajando?

Uno de los casos más importantes es el de los niños soldados reclutados por [Thomas] Lubanga. Su reclutamiento supone un crimen. Estos niños y niñas usan armas, se drogan como soldados pero no es posible que tengan responsabilidad de soldados. Fueron obligados a violar y a matar. La dimensión de género existe porque son niños y niñas violados y violadas. A los varones se les enseña a violar lo que supone una herida para toda la vida, en las relaciones con las otras personas y para sus posibilidades de crear en un futuro familias y tener relaciones con mujeres en igualdad.

Otro caso -que supone un crimen contra la humanidad – es el que enfrenta a los soldados que han cometido violación contra miles de mujeres y particularmente contra los superiores que permitieron que esto sucediera. Ocurre en muchas partes de África, África central, Congo, República Democrática del Congo. Nuestro objetivo es visibilizar estas violaciones y hacer responsables a sus perpetradores por primera vez en el mundo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Aborto no punible: Das Neves reglamentó la misma ley que Jorge vetó

Irina Santesteban (LA ARENA)

El gobernador chubutense promulgó a principios de mes la ley que reglamenta la atención de los abortos no punibles, previstos en el artículo 86 del Código Penal.

Se convierte así Chubut en la primera provincia que reglamenta la interrupción del embarazo en casos de violación y de peligro para la salud o la vida de la madre.

Podría haber sido La Pampa quien tuviera el honor de ocupar ese lugar, si el gobernador Jorge no hubiera vetado la ley que había aprobado por mayoría la Legislatura provincial a fines de 2007. Pero el primer mandatario pampeano empezó su mandato con el pie izquierdo, por lo menos para una buena parte de la sociedad, en particular los sectores que defienden el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo y sobre la oportunidad y el deseo de ser madres.

Está claro que la Iglesia Católica jugó muy fuerte en aquel momento para que Jorge tomara la decisión que finalmente terminó con el veto de aquella ley. Pero también las tuvo Das Neves y sin embargo tomó esa correcta decisión, luego que en esa provincia se dieran a principios de año dos resonantes casos de adolescentes abusadas, que habían quedado embarazadas fruto de esos abusos. En uno de los casos, el primero que se conoció como el de la joven A.G., el Hospital de Comodoro Rivadavia se había negado a practicar el aborto ante el pedido de la madre, por la falta de autorización judicial, y luego de la intervención de la Justicia, hubo dos sentencias denegatorias en primera y segunda instancia. Finalmente el Tribunal Superior de Justicia de Chubut falló en forma favorable autorizando la práctica del aborto en ambos casos, luego del gran impacto mediático que tuvieron y de las fuertes protestas por parte de organizaciones y personalidades que defendían el derecho de esas niñas de no continuar con esos embarazos forzados.

Presiones y apoyos

La Corporación de Abogados Católicos, tal como había sucedido en 2007 en La Pampa a través del arzobispado, intentó presionar a Das Neves para que vetara la ley, pero la respuesta del gobernador chubutense fue la promulgación, para lo cual contó con el apoyo de organizaciones como las Mujeres Autoconvocadas de Trelew en Defensa de la Vida y los Derechos Reproductivos; el Consorcio Nacional de Derechos Reproductivos (Conders); el Centro de Estudios de Estado y Sociedad (Cedes); la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM); el Sindicato de Trabajadores Judiciales de Chubut (Sitrajuch), y otras instituciones que luchan por los derechos de las mujeres. El secretario de Salud de esa provincia, Ignacio Hernández, dijo que ya se está trabajando para difundir el protocolo en los hospitales públicos.

Autorización judicial

La ley prohíbe la exigencia de una autorización judicial para practicarlos y prevé sanciones a los profesionales que los obstaculicen y demoren. No se exigirá autorización judicial para realizar el aborto en los casos de violación y cuando exista riesgo para la vida y la salud de la mujer. Dispone además que "las maniobras dilatorias, el suministro de información falsa y la reticencia para llevar a cabo la práctica cuando ésta se encuadre en el artículo 86 del Código Penal, por parte de los profesionales de la salud y las autoridades hospitalarias, constituirán actos sujetos a la responsabilidad administrativa, civil y/o penal correspondiente".

El secretario de Salud informó que se abrirá un registro de objetores de conciencia para que aquellos profesionales que no estén de acuerdo con la práctica del aborto, lo expresen y quede registrado.

Además la ley establece que ante un pedido de interrupción de embarazo no punible, ésta debe practicarse dentro de los cinco días.

Para los casos de violación, se exigirá a las mujeres una declaración jurada que dé cuenta del hecho y no una denuncia judicial.

Antecedente progresista

Un antecedente de esta norma progresista, lo constituye la "Propuesta de Protocolo para la Atención Sanitaria de casos de Abortos Legales" publicadas por el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) en 2007 y que establece una serie de recomendaciones que han sido plasmadas en la ley que acaba de promulgarse en Chubut.

Para la Corporación de Abogados Católicos y el Secretariado Nacional para la Familia, ambas entidades de la Iglesia Católica, estas disposiciones violan la "defensa de la vida", y llamaron a poner freno a este "desenfreno abortista". Según estas instituciones las muertes maternas no disminuirán con la legalización del aborto, como afirma la Academia Nacional de Medicina y la mayoría de los médicos sanitaristas. También llamaron a detener esta "arremetida contra la vida de los niños por nacer" y expresaron que "las causas del aborto, en la Argentina, están más ligadas a problemas estructurales, posibles de ser solucionados con buenas políticas familiares, que a cuestiones ideológicas, como los llamados derechos de la mujer". (la negrita es nuestra).

Estas posiciones de los abogados católicos fueron duramente cuestionadas por diversas organizaciones de la sociedad civil, sociales y académicas, que apoyaron la decisión del gobernador chubutense.

Es una lástima que en La Pampa esas posiciones tuvieran el resultado esperado y lograran que el gobernador Jorge vetara la ley sancionada a fines de 2007.

Pedidos de autorización

Además del fallo del Tribunal Superior de Justicia de Chubut, otras cortes provinciales resolvieron en forma similar distintos pedidos de autorización para practicar intervenciones de interrupción de embarazos en los casos del artículo 86 del Código Penal, como en Buenos Aires, Entre Ríos y Mendoza.

Chubut es la primera provincia que reglamenta específicamente esta norma, con un contenido claramente progresista al considerar que en todo caso de violación, la mujer puede optar por solicitar la interrupción del embarazo y que para acreditar el ataque sexual no es necesaria la denuncia penal sino sólo una declaración jurada de la víctima.

Esta decisión constituye un claro avance en el largo camino que vienen recorriendo las mujeres en el reconocimiento de sus derechos. Para la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, una de las entidades que apoyó la presentación del proyecto de ley que presentaron en marzo de este año 33 diputados nacionales, "el derecho de las mujeres al aborto -legal seguro y gratuito- está fundado en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Argentina como país signatario de Pactos y convenciones de derechos humanos y sus protocolos facultativos, que forman el corpus jurídico de este derecho, está obligada a garantizar a las mujeres los siguientes derechos: a la vida, al máximo nivel posible de salud física y mental, a la igualdad y no discriminación, a la intimidad y a la autonomía reproductiva, a la libertad, a verse libre de tratos crueles inhumanos y degradantes, a la libertad de conciencia y religión. La prohibición del aborto y la falta de acceso a procedimientos seguros, de calidad y gratuitos es una violación a estos derechos tal como ha sido expresado por los comités de expertos en el seguimiento de varios de estos instrumentos legales y en los textos aprobados por consenso en las conferencias internacionales".

Según cifras oficiales y muy conocidas, en Argentina el aborto clandestino es desde hace décadas la primera causa de muerte materna y la criminalización del aborto da como resultado los abortos inseguros y la muerte de las mujeres, en especial las más pobres.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina,Tucumán: Revelaron listas con nombres de detenidos-desaparecidos que estuvieron ocultas 34 años

PRIMERA FUENTE

El testigo Juan Carlos Clemente entregó ayer al Tribunal Oral Federal dos biblioratos que fueron confeccionados en el Servicio de Información Confidencial (SIC). Contienen, entre otros datos clave, los nombres de detenidos-desaparecidos que pasaron por la ex Jefatura de Policía. Dijo que tuvo acceso a ellos porque luego de ser secuestrado lo llevaron a trabajar en la Oficina de Archivos del SIC. “Albornoz era el amo y señor de Confidencial”, aseguró. El testigo confirmó que le decían “El Perro” Clemente. Polémica por su rol de Policía.

Estuvieron escondidos durante 34 años y ayer fueron entregados a los jueces del Tribunal Oral Federal que juzgan a cuatro represores por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la ex Jefatura de Policía. Se trata de dos amarillentos biblioratos que contienen los nombres de las víctimas desaparecidas que estuvieron en ese centro clandestino de detención durante los años ‘76 y ’77, y que podrían convertirse en la prueba más importante del proceso oral y público.

Clemente aseguró que accedió a esa documentación cuando a fines de 1977 se procedió al desmantelamiento del Servicio de Información Confidencial (SIC), a cargo del militar Ocaranza. “Arrojaban los papeles que no servían a una fogata y el resto no sé adónde iba”, detalló. El TOF decidió incorporar los libros originales del SIC como prueba en el juicio y Clemente continuará con su testimonio dando detalles sobre esos biblioratos.

En la tarde de ayer, sólo detalló que en los libros figuran los nombres de las víctimas calificadas en DF (Disposición Final) y en DL (Disposición Libertad). “Tenerlos era pena de muerte, por eso los envolví en plástico y los escondí bajo un entrepiso”, contó frente a los jueces Carlos Jiménez Montilla, Gabriel Casas y Josefina Curi. En esas páginas amarillas también figurarían los nombres de policías y militares involucrados en los operativos de secuestros y tortura.

Clemente aseguró que fue secuestrado el 23 de julio de 1976, y luego fue llevado a Nueva Baviera, donde estuvo una semana y después a la ex Jefatura, donde fue interrogado bajo torturas. Luego, en marzo del ‘77, fue llevado a la oficina de Archivos del SIC. “Me daban papeles para archivar y en determinados momentos hacía carteles”, señaló.

El sobreviviente -en su extenso relato que duró más de tres horas- afirmó que Roberto “El Tuerto” Albornoz era “amo y señor” del Confidencial (como le decían al SIC en la jerga policial) y que Luis De Cándido, conocido como “El Cordobés” también formaba parte de la “patota” que se encargaba de los secuestros y torturas.

“El Perro” Clemente

El testigo confirmó que en la época de su juventud, cuando era militante barrial de la Juventud Peronista y estudiante de Medicina de la UNT, le decían “El Perro” Clemente.

Por razones procesales, los abogados querellantes y defensores no le pudieron hacer preguntas que lo puedan incriminar en un algún tipo de delito, por lo que no se pudo confirmar si se trataba de la misma persona que indicó el testigo Pedro Cerviño como su torturador.

Polémico rol de Policía

Clemente también confirmó que en abril de 1977 fue dado de alta en la Policía. “Un día me entregaron un carnet y me dijeron que era policía”, contó al detallar su supuesto ingreso accidental a las fuerzas de seguridad. Aseguró que en marzo de 1984 solicitó la baja. “Nunca dejé de ser un secuestrado, una persona con pánico y miedo, siempre recibí amenazas, hasta hace 15 días”, se defendió.

Al respecto, el TOF decidió librar un oficio a la Policía de la provincia para que constante si Clemente perteneció a esa fuerza durante esa época.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, La Pampa: Subzona 14. En el ojo de la historia

LA ARENA

El clima aún está frío en la sociedad local, pero a partir del 2 de agosto en La Pampa se develarán historias que estuvieron ocultas, o al menos contándose en plena batalla entre memoria y olvido, durante 26 años. Las actuaciones que comenzaron en el 84 y que deambularon por juzgados y tribunales nacionales, ahora empezarán a decir sus verdades de boca de sus protagonistas.

El juicio a los diez represores de la Subzona 14 está en marcha y para la provincia tendrá una significación que trascenderá sus fronteras. Cada pampeano se encontrará de frente con una verdad de la que muchos descreen o no quieren develar. Y que otros están militando para que se sepa y difunda. Por eso las implicancias históricas para la sociedad pampeana sobre las aberraciones ocurridas en los centros clandestinos de detención y perpetradas por oficiales de la Policía provincial serán profundas.

Este juicio también tiene sus implicancias nacionales, más allá que La Pampa fue siempre el "patio trasero" de la historia argentina. Ya se adelantó que referentes de los organismos de derechos humanos estarán presentes en la primera audiencia que realice el Tribunal Oral Federal. Hasta llegaría el juez federal Daniel Rafecas, que investigó lo ocurrido y procesó a los implicados. Esa presencia marca la trascendencia de este proceso en el marco nacional.

Santa Rosa será, entre agosto y octubre, o al menos en las primeras audiencias, los alegatos y la sentencia, centro de atención a nivel nacional e internacional. Los debates serán cubiertos por los medios porteños y de otros países y la historia de La Pampa contemporánea será puesta así en el mapa de la ominosa historia nacional del denominado Proceso.

El juicio en Santa Rosa será otro de los que están actualmente en marcha contra los represores de la dictadura no sólo en la Ciudad de Buenos Aires sino en distintos puntos del país como La Plata, Tucumán y Chaco. Hay varios procesos en danza que no todos los medios que hoy apuntan al gobierno nacional reflejan y siguen. De hecho, se puede observar como la señal de cable Todo Noticias o los noticieros del Grupo Clarín apenas mencionan los juicios y sus pormenores en los últimos tiempos de casos que se están llevando adelante en estos momentos. Y tan simbólicos y resonantes como los de los centros clandestinos de El Atlético-El Banco- El Olimpo o la ESMA.

Pero más allá de las implicancias dentro de nuestras fronteras, el juicio que se desarrollará en Santa Rosa será parte también de las señales que desde nuestro país se han lanzado a nivel mundial. Argentina está dando con estos juicios contra los genocidas una demostración, un ejemplo en el plano internacional en cuanto al compromiso con la verdad, la memoria y la justicia que se tiene al juzgar los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar. Y el juicio de la Subzona 14 no quedará ajeno a todo este contexto ya que lo que se trata de indagar conformó en su medida la maquinaria global del Terrorismo de Estado. Por eso es parte importante de cuanto se está juzgando y demostrando: los avances argentinos quedan demostrados al ser comparados de hecho con las investigaciones a medias en Chile, la falta de examen de esos años en Uruguay o la reacción derechista en España de no indagar sobre el pasado franquista y que dejó como víctima al juez Baltasar Garzón.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Santa Fe: Hallan restos óseos humanos en un campo del Ejército ubicado en San Pedro

Héctor M. Galiano (NOTIFE)

Serían seis los cuerpos ubicados con impactos de balas, presumiblemente de desaparecidos en la última dictadura. Además se hallaron proyectiles y cal. Las tareas de búsqueda estuvieron a cargo del Equipo de Antropología Forense. Es la primera vez que se identifican entrerramientos clandestinos en un predio del Ejército.

Seis cuerpos de posibles víctimas del Terrorismo de Estado fueron ubicados el viernes en un campo de la zona de San Pedro, una localidad cercana a Laguna Paiva, a escasos 50 kilómetros de la capital santafesina.

La denuncia sobre enterramientos clandestinos en ese campo, propiedad del Ejército, datan de 1984, pero fue reactivada en 2007 a través de una nueva presentación judicial de la Casa de Derechos Humanos y otros organismos.

El Equipo Argentino de Antropología Forense informó el pasado viernes al juzgado y a la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia sobre el hallazgo. Es la primera vez que se ubican enterramientos clandestinos en un predio de propiedad del Ejérctio. La búsqueda en el campo de San Pedro abarcó a 100 hectáreas, de acuerdo a lo informado por fuentes judiciales.

El hecho volvió a tomar relevancia cuando el ex PCI rosarino del Ejercito, el represor Eduardo “Tucu” Constanzo, dijo que “hubo 27 detenidos políticos que, me comentaron, fueron trasladados al campo que tenía el coronel Juan Orlando Rolón (ex Jefe del Área 212 del Ejército, fallecido recientemente) en la zona de Laguna Paiva, ahí los enterraron”, dijo el represor. Señaló que la versión se la había dicho el ex policía fallecido Hugo Cardozo. "Vino a mi casa y me dijo que a esos 27 los llevaron a la estancia de Rolón (...) la - entonces- fiscal (Griselda) Tessio quiso que el juez federal (de Rosario)Sutter Schneider me haga declarar en Santa Fe, pero nunca pasó nada", dijo el "Tucu" en declaraciones radiales mientras esperaba el juicio con prisión domiciliaria. Cardozo debió también ser alcanzado por la justicia, pero cuando el juzgado ordenó que se investigue su domicilio los policías lo confirmaron con un certificado de defunción. Presumiblemente había muerto víctima de un fulminante cáncer.

Las tareas de excavaciones se venían realizando gracias a la colaboración de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, de organismos judiciales federales con asiento en la ciudad de Santa Fe, de la Secretaría de Derechos Humanos (que realizó el convenio de colaboración con el Equipo Argentino de Antropología Forense, con la agrupación ARHISTA y la Casa de los Derechos Humanos, entre otras.

El 9 de junio pasado el E.A.A.F informó al juzgado federal a cargo de Francisco Miño que la zona de trabajo fue marcada en un sistema GPS con el way point, ubicado en las coordenadas S31º 21' 022" y W 60º 32' 933".

El primer informe que llegó al juzgado informaba que en el campo se realizaron excavamientos y movimientos de suelo, "así se llegó a descubrir restos óseos, correspondientes a la especie humana, correspondientes a una persona joven (...) los restos contenían una gran cantidad de Oxido de calcio o Cal", dice el dossier firmado por el Licenciado Juan Nobile y Miguel Nieva.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Santa Fe: El hallazgo en San Pedro verifica viejas sospechas

NOTIFE - LT10

Así lo señaló Juan Carlos Adrover, quien fue representante local de la Conadep. Hace años, el militante hizo contacto con un concejal de Laguna Paiva quien le presentó a un peón de apellido Castellanos. Este hombre había encontrado entonces -en el campo allanado el viernes- un zapato, una cadena de oro y una falange humana.

Luego de que este portal publicara en la jornada de la víspera el hallazgo de restos óseos (Ver Enlace) que pertenecerían a personas ultimadas durante la dictadura militar en un campo de San Pedro, en nuestra provincia, militantes locales de derechos humanos explicaron que se trató de “la verificación de viejas sospechas”.

Así lo hizo esta mañana Juan Carlos Adorver, quien representó a la Conadep en Santa Fe. El referente del organismo nacional detalló que “siempre se sospechó que existía un campo de exterminio” en la zona delimitada, en la cual desde hace tiempo realiza tareas el equipo de Antropología Forense.

En diálogo con LT10, relató que cuando se encontraba en el cargo “recibimos una denuncia concreta de un concejal de Laguna Paiva que nos puso en contacto con un señor Castellanos, encargado de herramientas del campo que el Ejército arrendaba”. Este espacio es el mismo del cual se habla por estos días.

“Este buen hombre contó que había notado movimientos extraños, que llevaban al Regimiento por la noche y por la mañana se iba, que no había restos de maniobras pero sí de tierra removida, etc.” recordó. Ante esto optó por concretar “la presentación pertinente en la Conadep central porque no teníamos facultad para allanar y justo en ese momento la Condaep estaba terminando su cometido y el clima político se había enrarecido mucho”. Por lo tanto, en ese entonces, no se logró la esperada requisa del terreno.

Sin embargo, Adrover confesó que él mismo sí logró llegar hasta el campo y revisar la evidencia. “Lo hice yo personalmente en forma casi clandestina un domingo, cuando Castellanos me aseguró que no había gente. Este hombre tenía marcado un lugar donde había tierra removida y había encontrado un zapato de mujer y una cadenita de oro”, lo que daba cuenta de alguna situación, al menos irregular.

Tiempo después, Castellanos visita nuevamente a Adrover y le lleva un trozo de hueso que termina de echar luz: “Se lo di a un amigo muy comprometido con la causa derechos humanos quien verificó que se trataba de una falange de dedo meñique de una mujer” concluyó el delegado.

“Lo que se ha descubierto era nada más que la verificación de la sospecha que quedó: el campo fue un centro de exterminio y un eslabón que quedó pendiente de verificación” concluyó. Ahora, cabe aclarar, la compleja tarea de identificación de los restos queda en mano de los técnicos del equipo de Antropología.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Tucumán: Temen que el agua de una escuela de La Trinidad esté contaminada con metales pesados

Esteban Stanich (PRIMERA FUENTE)

En la Escuela de Comercio La Trinidad (ubicada en la localidad homónima) la sensación al abrir las canillas conjuga temor y bronca. Es que el aparente estado insalubre del agua en este establecimiento se une al malestar que causa la indiferencia de sectores del gobierno que desde hace meses fueron advertidos por esta situación.

Según vecinos del lugar, el agua a simple vista ya presenta un color “azufre” que despierta sospechas. A esto se le suman resultados de análisis efectuados durante el año pasado por el Ente Regulador del Servicio de Agua y Cloacas de Tucumán (Ersact) que, según explicaron desde la Fundación Ave Fénix, concluyeron que el líquido de esa escuela no era apto para su consumo.

“Ya alertamos a la SAT y a la Secretaría de Medio Ambiente, entre otros organismos, sobre esta situación pero no hubo respuestas. Por este motivo acudiremos a la Justicia ante este riesgo sanitario que padecemos”, advirtió Gustavo Masmud, referente de la Unión de Vecinos del Sur (Univec).

A la mencionada escuela, ubicada sobre avenida Lafuente, en la entrada al barrio Las Rosas, La Trinidad, asisten alrededor de 700 chicos en dos turnos, ambos del nivel medio.

Esta situación, para peor, encuentra otro agravante. Desde hace varios días, el único personal de maestranza del establecimiento educativo se encuentra de licencia por razones de salud, por lo que la falta de higiene en el edificio, es notable.

Para Masmud, la aparente afectación del agua en ese establecimiento educativo no es un hecho aislado: representa un ejemplo más de la contaminación total que afectaría a la red de agua de Concepción y buena parte del departamento Chicligasta.

Según el dirigente ambiental, la causa de la supuesta contaminación tendría, entre otras causas, a la actividad industrial de los ingenios y a Minera Alumbrera. “Es muy común que cuando se lavan prendas blancas éstas quedan con un color amarillento. Los depósitos de agua están llenos de cenizas que arrojan los ingenios. A esto hay que sumar la aparente presencia de metales pesados en el agua provenientes de Minera Alumbrera”, alertó Masmud.

Foto: Argentina, Tucumán, Contaminación, Agua - “Si las gotas que pierde el tanque que abastece a la escuela dejan como residuo estos sedimentos, seguramente también se están acumulando en el organismo quienes beben de esta agua”, advirtió Masmud. / Autor: PRIMERA FUENTE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...