martes, 29 de junio de 2010

Un aporte para el debate: Cambiar el sujeto o cambiar la sociedad. ¿Por dónde empezar?

Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

Un cuadro revolucionario español, totalmente comprometido con la causa de transformación social, al mismo tiempo que militaba en su sindicato era ferviente amante de las corridas de toros. Un dirigente comunista italiano, por siempre consecuente y para nada sospechoso de traidor a sus principios, al enterarse que su hija noviaba con un siciliano reaccionó diciéndolo que ¡cómo iba a meterse con un africano!.

Un alemán decía convencido que los pueblos tercermundistas, “primitivos”, debían industrializarse para así, una vez alcanzado un alto nivel de desarrollo con un potente proletariado urbano, poder pensar en su revolución socialista. Un uruguayo miembro de un movimiento político que lo llevó a tomar las armas en nombre de sus ideales, en su casa le pegaba a su compañera. Un mexicano, comprometido luchador social de principios inconmovibles, los fines de semana se emborrachaba y disparaba tiros al aire transformándose en un pendenciero peligroso. Una militante estadounidense, mujer hondamente consustanciada con los ideales revolucionarios, no dejaba de comprarse dos pares de zapatos cada mes repitiendo una cultura de consumo que criticaba por otro lado. Un sandinista nicaragüense, en el medio de su trabajo revolucionario, mantenía relación conyugal con varias mujeres al mismo tiempo y “le tenían” más de una docena de hijos, de los que no se hacía cargo. Un argentino, ejemplar militante socialista, participando en la lucha armada fuera de su país de origen calificaba con notas, al modo de la institución escolar, las conductas “revolucionarias” de sus compañeros de combate en un derroche de ¿paternalismo o autoritarismo disfrazado?

Los ejemplos podrían multiplicarse al infinito: también en la izquierda asistimos a conductas autoritarias, verticalistas, machistas, racistas. Las disputas de poder en el seno de las organizaciones revolucionarias están presentes; tanto, que ya es cosa común ver la fragmentación –a veces incomprensible– de grupos y más grupos repitiendo prácticas que se supondrían no deberían empañar la ética socialista. Sin dudas desearíamos que todo ello no sucediera, desde las disputas de poder hasta el más irresponsable machismo, desde el despreciable racismo hasta el acrítico consumismo; el supuesto es que en quienes abrazan los ideales de transformación social, quienes dan su vida por una causa noble como es la revolución socialista, esas lacras, esas mezquindades y primitivismos estarían superados. Pero la experiencia nos muestra que no es tan así. Lo cual lleva a preguntarnos cómo se da realmente el proceso de transformación. ¿Quién cambia primero: el sujeto o la sociedad? Lo que significa, con otros términos: ¿qué es primero: el huevo o la gallina?

Los cambios son posibles, sin dudas. Las sociedades humanas cambian, ello es evidente. Muy lentamente quizá, con momentos privilegiados donde las transformaciones se precipitan haciéndose incontenibles, aunque con un ritmo cotidiano enfermantemente lento, y siempre con la posibilidad de retrocesos, de recaídas: ¿por qué, si no, el electorado votaría conservadoras propuestas de ultraderecha, o llevaría al poder a ex dictadores, o retornaría, por ejemplo, un grupo pro zarista en la Rusia post soviética? (sólo por poner algunos ejemplos). Lo cierto es que, aunque lentos, los colectivos humanos van cambiando, siempre se van moviendo. Si bien la relación laboral actual sigue siendo una “esclavitud”, una sujeción enajenante, la división actual del trabajo ya ha superado con creces el esclavismo. Hoy día, pese a que según estimaciones serias se calcula que alrededor de 30 millones de personas en el mundo trabajan en situación de virtual esclavitud (encadenados en más de algún caso, con jornadas de 16 horas diarias en condiciones deplorables), mantener esclavos es ya un delito penado, y todas y todos tenemos como derecho obtenido las 8 horas de trabajo, conquista social irrenunciable. Si existen esclavos en sentido estricto, eso ya es delito para nuestra actual sociedad. Por tanto: cambio ha habido en la historia, aunque el trabajo en relación de dependencia siga siendo una explotación.

Por otro lado, y sólo a título de ejemplo, aunque el machismo aún continúa marcando profundamente las relaciones de género en todas partes, el derecho de pernada o el cinturón de castidad como prácticas sociales institucionalizadas y normalizadas se fueron para no regresar nunca más. Y si bien el racismo –siguiendo con otro ejemplo– continúa hondamente metido en la cabeza de muchísima gente y el Klu Klux Klan no es penalmente perseguido, en Estados Unidos un afrodescendiente puede llegar al sillón presidencial, pese a que 50 años atrás aún se linchaban “negros” en ese territorio de supremacía “blanca”. Es decir: los cambios, más lentos de lo que quisiéramos quizá, se van dando; si no fuera así, el esclavismo, el patriarcado más desenfrenado o el racismo más criminal seguirían como antaño.

Las sociedades se transforman, definitivamente. Tal vez no como uno soñaría, con la velocidad que esperaríamos, con la fuerza y decisión que se podría aspirar desde un planteo revolucionario, pero se transforman. Timoratamente quizá, pero van cambiando. Hay momentos claves que impulsan los cambios: eso son las revoluciones, grandes explosiones, volcanes ardientes que ponen al rojo vivo las cosas, y producen saltos adelante. Luego sigue el ritmo normal: la rutina, el paso a paso, la cotidianeidad gris.

Con motivo de la llegada de los nazis a Austria, a Sigmund Freud, el creador del psicoanálisis, judío de fama internacional, justamente a causa de su celebridad se le permitió salir al exilio no terminando en un campo de concentración en nombre de la “raza superior” como tantos otros hebreos. En el momento de abordar el avión que lo conduciría a Londres, donde fallecería poco tiempo después, sintetizó esto de los cambios sociales con una frase terminante, patética, pero mordazmente exacta: “en el Medioevo me hubieran quemado a mí; hoy día queman mis libros. Estamos progresando”.

En el campo de la izquierda está establecido el debate en torno a cómo producir esos cambios, esas transformaciones: ¿qué debe cambiar primero?, ¿por dónde comenzar: lo individual o lo social? Proceso complejo, sin dudas, que remite a la metáfora –permítasenos decirlo así– del huevo y la gallina. Y ello nos lleva de nuevo a la cantidad de ejemplos con que abríamos el texto: la realidad nos confronta con innumerables ejemplos de recaídas, de sujetos que, abrazando ideales de transformación por los que pueden llegar a dar la vida, continúan sin embargo con prácticas contra las que, se supone, están enfrentados por principios: ¿cómo un revolucionario podría ser autoritario, o machista, o racista, etc., etc.? La realidad, que siempre es testaruda, que no es como uno quiere, nos pone esos interrogantes: se avanza un poco –o mucho quizá– en ciertos principios (las luchas en torno a lo económico y la justicia social, por ejemplo), pero quedan infinidad de contradicciones no resueltas. Se podría alegar falta de coherencia, pero quizá la dinámica es más compleja.

La pregunta sería: ¿qué puede asegurar que esas recaídas no sucedan? ¿Qué vacuna hay contra todo eso, contra el autoritarismo, el verticalismo, el racismo, etc., etc.? La apelación a la ética, presentada un tanto ampulosamente como garantía del cambio, como freno a todas estas “flaquezas y debilidades”, parece que no alcanza. La moral incorruptible… puede hacer agua fácilmente, tal como los ejemplos dados lo atestiguan. Aquello de “la carne es débil” es una verdad incontrastable. ¿Tan incoherente sería la gente de izquierda entonces? Seguramente el problema es más que una falta de coherencia.

Ahora bien: argumentado de la presente manera, todo esto podría hacer pensar que no hay salida, que estamos condenados a seguir repitiendo eternamente los circuitos de lo que criticamos desde la izquierda, es decir, la fascinación por el poder (que no son sino expresiones de eso todas las conductas mencionadas: el desprecio por el otro, el verticalismo, el racismo, etc., etc.). Las cuales, en definitiva, son aristas de las contradicciones que pueblan nuestra humana existencia. Por lo que, para resumir la pregunta: ¿no hay salida para esta eterna conflictividad de lo humano entonces? ¿Hay que “conformarse” con este destino? ¿Nunca cambiará esa esencia “guerrera”?

Una vez más entonces: ¿qué es primero, el huevo o la gallina? De lo que podemos hablar ahora es del sujeto que conocemos, producto de sociedades basadas en la división de clases a partir de la producción de excedentes económicos. Eso, por cierto, es algo muy nuevo en la historia de nuestra especie: no más de 10.000 años, desde las sociedades agrarias sedentarias. La historia anterior (dos millones y medio de años) se pierde en las tinieblas. Y eso que ahora somos y podemos tomar como nuestra matriz fundante: propiedad privada, patriarcado, competitividad, machismo, etc., etc., todo eso que podemos denunciar como algunas de las miserias que haría desaparecer un gran cambio social… sigue siendo nuestro patrón dominante. ¿De qué otra madera están hechos los revolucionarios acaso? Ese es el punto de partida; luego, no sin esfuerzos, vendrán los cambios.

Aunque resulte feo, chocante, desagradable, incluso hasta supuestamente “desentonado” respecto al ideario socialista y las ideas de solidaridad y hermandad, todas esas “mezquindades” son la madera de la que estamos hechos. En todo caso podríamos empezar por eso: hoy por hoy el sujeto del que partimos, ese mismo que tiene la posibilidad de proponer grandes cambios, es el sujeto sobredeterminado que repite las matrices históricas que lo van moldeando. Es decir: es el sujeto formado en la idea de propiedad privada, en los esquemas patriarcales y machistas, racista, hoy inspirado en el eurocentrismo dominante, cortado por la idea del poder como elemento regulador de todas las relaciones sociales. Pedirle, o en todo caso, más allá del pedido, esperar que por decisión propia, por decreto, por buena voluntad o por inspiración de quién sabe qué, ese sujeto deje de ser esa suma de “flaquezas y mezquindades” –o más precisamente, que deje de ser eso que somos: seres finitos y falibles, conservadores y siempre con miedo ante lo nuevo– es pedir demasiado.

¡Por supuesto que esperaríamos que ningún proclamado “revolucionario” sea esa suma de “flaquezas y mezquindades”!, que no sea contradictorio, que deje de ser autoritario, etc., etc. Pero nuestra humana condición –la experiencia lo demuestra con creces– nos enseña otra cosa: eso somos, y a partir de ahí, quizá empezando por las matrices que son las que nos van moldeando, podemos ir cambiando algo, lentamente, tal como sarcásticamente pudo haberlo dicho Freud. Pero que los cambios sean lentos, imperceptibles a veces, no quiere decir que no sean posibles. Todos tenemos límites, sin dudas. Los revolucionarios tienen límites, ¡y muchos! (¿por qué no habrían de tenerlos acaso?), pero eso no quita de ningún modo que la perspectiva de transformación se asome en el horizonte. Si un militante socialista repite –sin saberlo, por supuesto – todos los esquemas con los que se constituyó, en otros términos: si repite sus límites, ¿no puede al mismo tiempo planteárselos críticamente e intentar cambiarlos? “El límite sólo se conoce yendo más allá”, decía Hegel. Y de eso se trata en una revolución, en un proceso de cambio: si el colectivo forma al sujeto, se trata de cambiar al primero. ¿O habría que esperar a que todos y cada uno de los militantes que aportan su granito de arena para la revolución sean seres libres de contradicciones, de flaquezas y miserias, “perfectos”, para empezar a plantearse luego las transformaciones?

Si tomamos al pie de la letra la pregunta del título de este trabajo, quedaríamos paralizados por siempre. Con un ánimo constructivo, simplemente podríamos agregar que hay que empezar…. por donde se pueda. De lo que se trata es de no perder el espíritu crítico. ¡Ahí está la fuerza!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Guerra en Afganistán. Renuncia del General Mc Chrystal: El tema siempre es otro

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

El General Stanley A. Mc Chrystal había diseñado la actual estrategia basada en una solicitud de mayor número de tropas, y enfrentó públicamente al Comandante en Jefe, Barack Obama, en una entrevista en un semanario fetiche de la cultura popular. No era una opinión en un semanario especializado de circulación limitada. “Bienvenido el debate dentro de mi equipo, pero no toleraré divisiones”. Así remachó su discurso Barack Obama cuando acepta la renuncia del general a cargo de las FFAA de Estados Unidos en Afganistán.

Lo de Mc Chrystal es grave porque es una señal a los militares del mundo. Sirviendo al país más gravitante del planeta, con el ejército más poderoso, aplica un juicio de selectividad absolutamente equivocado, en el nivel más alto de la centralidad del poder bélico, en la conflagración más crítica y dentro de la zona más inestable. ¿Pensaba que iba a salir ileso, o es “la víctima” para dar alguna señal?

Con su acción, transforma en un instante a EEUU en una república reducida al arquetipo de nación con políticas imprevisibles. No uso lo de “república bananera” por respeto a las naciones que han sufrido el colonialismo.

Sin embargo, todo lo anterior es la apariencia. Mc Chrystal no actúa en solitario y no representa la exacerbación del narcisismo militar o la ansiedad del jefe militar que encuentra dificultades para dar con el primer blanco o con el blanco clave. El problema es de dos o más doctrinas militares (y políticas) que se contraponen al interior del Pentágono y al interior de la Casa Blanca.

Mc Chrystal o está frustrado porque no le dieron el pase para un despliegue de fuerza mayor o el camino más corto para usar la “bombita atómica” con expansión y destrucción limitada, o está en el camino de una carrera política. En EEUU desafortunadamente todavía se valora políticamente demasiado el coraje militar desprovisto de otras consideraciones. El exabrupto no tiene otra explicación.

El uso de la “bombita” de capacidad destructiva limitada no es inviable. Fue una de las opciones para la invasión de Irak en febrero 2003, y estuvo en el debate. (Ver Irak: Bitácora de un fraude; Pehuén 2004). Mc Chrystal tiene respaldo y está en el formato del militar que desea hacer política, y si su objetivo militar en Afganistán es producir una pequeña hecatombe para provocar pánico psicológico y así reducir a los talibanes es doblemente peligroso.

El hecho es gravísimo en medio de una guerra fundamental, en la siempre crítica relación entre Occidente y el mundo islámico. También es una señal clara pero equívoca de la ansiedad de los militares tipo Mc Chrystal, por cruzar la línea divisoria que los hace incuestionablemente subordinados al poder político. Aún así, sus declaraciones tuvieron un eco positivo en el cuestionado presidente afgano Hamid Karzai, a quién le sigue penando la ilegitimidad de su reelección en 2009.

El problema más bien reside en Karzai y su compleja relación con la administración de Barack Obama que ha sido aprovechada por el extremismo. Mc Chrystal se había amistado con Karzai y transformado en el diplomático de facto entre la Casa Blanca y un precario gobierno afgano que controla menos del 30 % del país. Trabajaban conjuntamente en un plan de buscar adhesión a los esfuerzos de la pacificación por la fuerza, y los oponentes de Karzai, más de la mitad de los que votan, consideraban la estrategia aplicada por Mc Chrystal como de estar apoyando al cuestionado presidente para permanecer en el poder. Para los opositores a Karzai, Mc Chrystal había caído en su trampa, quién reclama un pasado monárquico y gobierna al más puro estilo de la elite del poder afgana que ha mantenido al país por siglos dividido en facciones. Mc Chrystal en vez de concentrarse en sus tareas propiamente militares, se había transformado por una exacerbación de sus términos de referencia, en el militar de condiciones múltiples propenso a invadir los territorios del político y el diplomático. Sucedió en Irak y volvía a suceder en Afganistán.

El arrebato del general no es una conjura propiamente tal, aunque por la gravedad del estado de la guerra en Afganistán, desde una perspectiva del protocolo en tiempos de guerra, lanzar públicamente una discrepancia vital podría ser considerada un abandono de deberes cercano a la traición. En este sentido Barack Obama demuestra civilidad y bonhomía -su sello-, exponiendo el delirio y la insensatez de Mc Chrystal.

La señal del renunciado general es grave y muy equívoca porque estimula que el militar en tiempos de crisis cruce la línea que separa lo estrictamente político con lo militar. En guerra, esa línea es a menudo artificial y por el fragor se hace siempre más delgada. Sin embargo la filosofía política, aún en tiempos de guerra y conflicto, tiene resortes y estrategias de análisis que están más cerca de la negociación constructiva que de la posición de beligerancia letal. Mc Chrystal negociaba políticamente para seguir destruyendo en pos del esquivo blanco, que es erradicar el extremismo islámico de la zona, sin mediar las implicancias en un marco más amplio de la política.

Mc Chrystal estaba instalado en el pasado guerrero de una cultura guerrera, bajo la pátina de un político. En el siglo pasado, el siglo de la mayor tensión bélica planetaria desde la paz de Westfalia, los estados han sido gobernados principalmente por militares y civiles con la impronta militar, y que han dejado su legado en la política.

Veamos algunos nombres. Teodoro Roosevelt, Venustiano Carranza, Juan D. Perón, Charles De Gaulle, Winston Churchill, Fulgencio Batista, Augusto Pinochet, Adolf Hitler, Benito Mussolini, José Stalin, Francisco Franco, Carlos Ibañez del Campo, Chang kai-shek y Mao tsé-tung en China, Suharto y Sukarno en Indonesia, la seguidilla ininterrumpida de presidentes militares en Pakistán desde la muerte de Zulfikar Alí Butho en Pakistán en 1979 con la interrupción de los dos períodos de su hija Benazir asesinada. Hay razones de sobra para incluir a George W. Bush en esta lista.

Una mayoría de estados independientes en África y Asia han optado persistentemente por el liderazgo militar hasta hoy. Las frágiles democracias en América Latina permanecen al borde de los gobiernos de facto o de corte militar. Ese es un legado del colonialismo anterior y el neocolonialismo.

Barack Obama al remover a Stanley Mc Chrystal apuntó hacia el otro legado: el de la civilidad.

Veremos cómo se conduce la política exterior de EEUU con el tema de Irán, y si ese legado de civilidad se mantiene.

Foto: Estados Unidos, política, militares – El presidente Barack Obama y el general Stanley A. Mc Cristal en el salón oval de la Casa Blanca en 2009. / Autor: Pete Souza – White House

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Afganistán: La extraña destitución del general McChrystal

RIA NOVOSTI

En más de 50 años no ha habido en Estados Unidos un escándalo militar de semejante envergadura. El pasado 23 de junio, el Presidente de EEUU, Barack Obama, destituyó al Comandante de las Fuerzas de la OTAN en Afganistán, al general Stanley McChrystal que había sido designado para el cargo hacía casi un año.

En ese momento se pusieron grandes esperanzas en el general, un destacado militar y un experimentado estratega muy popular entre sus soldados. En McChrystal se veía a la persona que sabía lo que había que hacer en Afganistán y, lo que es más importante, la forma en la que había que hacerlo. Hay que recordar que fue McChrystal el que diseñó la estrategia estadounidense en Afganistán, destinada a acabar con el poder de los talibanes, fortalecer la posición del gobierno civil, entregar el control de la seguridad en el país al ejército afgano y preparar el terreno para la retirada de las tropas estadounidenses que se producirá a mediados del 2011.

No es la primera vez que el presidente de EEUU releva a un alto cargo militar de la dirección de las tropas en esta región. Los generales destituidos han pecado de cosas diversas: críticas a la administración de EEUU, ofensas y desplantes a las tropas aliadas, fracasos militares y errores personales. No obstante, nunca se habían mezclado casi todas las infracciones arriba mencionadas con insultos directos al presidente y a otros altos cargos de su país. La cosa fue tan lejos que, una vez acabada su última reunión con Barack Obama, a McChrystal ni siquiera se le permitió regresar a Afganistán para recoger sus objetos personales.

No obstante, sería injusto afirmar que el general es el autor de todos los improperios personales y políticos que abundan en el tristemente famoso artículo de la revista "Rolling Stone". Es cierto que insultó al vicepresidente, Joe Biden, al embajador de EEUU en Kabul, Karl Eikenberry, y al enviado especial estadounidense en Afganistán y Pakistán, Richard Holbrooke. Sin embargo, la frase "el Presidente no se entera de lo que está pasando a su alrededor" pertenece a otra persona, a un asesor de McChrystal. La revista "Rolling Stone" con su famosísima entrevista y un artículo, sólo se puso a la venta el día 24 de junio.

Por declaraciones de este tipo no queda otra salida que dimitir. No se trata solamente de una falta de respeto hacia el Presidente, el vicepresidente y hacia toda la cúpula dirigente de los Estados Unidos, a excepción de la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, que nunca ha dejado de apoyar a McChrystal; en este caso estamos hablando de dejar en ridículo a Barack Obama y a su entorno.

Estas confidencias podrían ser achacadas a la "difícil vida de soldado", al hastío de la vida diaria, al insoportable calor afgano, a una supuesta enfermedad o a una repentina demencia. Todo esto choca con el perfil del general que es una persona sensata, un militar experimentado y cuidadoso con su carrera. Su cargo tenía una relevancia política y militar, por incluir el contingente en Afganistán a efectivos de 44 países. Es imposible llegar a semejante puesto, sin demostrar, además de capacidad y decisión militar, un alto grado de flexibilidad política. Además, cuesta creer que McChrystal no era consciente de las consecuencias que tendrían sus declaraciones y las de sus asistentes, cuando concedió la entrevista a "Rolling Stone".

Los roces en las relaciones entre los políticos y los militares parecen ser algo habitual y comprensible sólo que, en este caso, el general parece haberse extralimitado. Todo parece indicar que McChrystal considera que la guerra en Afganistán no tiene sentido. Una guerra dirigida por unos políticos que no tienen ni idea de la situación real en el país, ni de las medidas que deberían tomarse. Por este motivo ha decidido emprender la última ofensiva. Algo muy parecido ocurrió durante la primera guerra en Chechenia, cuando los mandos militares se sentían perdidos y desesperados al no poder entender la razón de las acciones bélicas, ni de la necesidad de parar la ofensiva "minutos antes de la victoria", ni tampoco de retomarla cuando el fracaso era inminente y claro.

La conducta de McChrystal parece haber liberado al "genio de la guerra en Afganistán"; es decir, ha puesto de manifiesto las rencillas y pequeñas escaramuzas que se libran dentro de la Administración de Estados Unidos y que le quitan el sentido a la campaña en Afganistán. Los militares y los civiles ven la situación de maneras bien distintas.

Afganistán hace tiempo ya que ha dejado de ser "la guerra de Bush" para convertirse en la "guerra de Obama", quien, aconsejado por McChrystal, aumentó en 30.000 soldados el contingente estadounidense en Afganistán. En opinión de McChrystal, lo más importante era aplastar a los talibanes. Los asesores políticos de Obama enfocaban la situación en Afganistán a través del prisma de su rentabilidad política para el Presidente.

No es ningún secreto que la guerra en Afganistán se está perdiendo, lo que en gran medida se debe a las discordias políticas y al apoyo al Gobierno de Hamid Karzai, el más corrupto en toda la historia del país. Lo que no está claro, es cómo salir de este atolladero.

Como sucesor de McChrystal ha sido nombrado David Petraeus, actual Jefe del Comando Central del Ejército de EEUU, que supervisa las operaciones militares y estrategias estadounidenses a través de los países europeos, el Oriente Medio y África. Anteriormente Petraeus había estado al mando del contingente multinacional en Irak, habiendo obtenido éxitos importantes en la represión de la resistencia iraquí. Su prestigio es tal, que hay quienes vaticinan su candidatura para futuras elecciones presidenciales en Estados Unidos. No obstante, le costará mucho trabajo triunfar en Afganistán, que ya ha arruinado la carrera de dos generales: la de McChrystal y la de su antecesor, David McKernan. Resulta evidente que el año que viene no se podrá proceder a la retirada a gran escala de las tropas estadounidenses sin provocar en el país una sangrienta guerra. Por este motivo, Petraeus parece estar condenado al fracaso. Es posible que Obama, con perspectiva electoral, haya querido deshacerse de un rival potencial.

La destitución de McChrystal, a propósito, podría hacer perder mucho dinero a Rusia. Precisamente bajo el mando del General, Estados Unidos había empezado a comprar para las jóvenes Fuerzas Aéreas afganas helicópteros de transporte rusos, Mi-17. A día de hoy, el Pentágono ha comprado o reparado completamente 31 de estos aparatos, aportando a las arcas rusas unos 650 millones de dólares. Para el año que viene estaba prevista la compra de otros 10 helicópteros y, entre 10 y 15 habían de ser comprados a lo largo de los próximos años. Aconsejado por los militares, el Pentágono tenía planeado comprar una cantidad semejante para Irak. No obstante, ya se está comentando en el Congreso que los militares en Afganistán -léase McChrystal- habían propuesto la compra de los helicópteros rusos, sin haber hecho siquiera un estudio de mercado ni convocado concursos públicos. Los expertos aéreos en Afganistán aseguran que la compra del equipo ruso se debe únicamente a la seguridad de su funcionamiento y al hecho de que los pilotos afganos tienen dificultades para pilotar helicópteros americanos. Sin embargo, a partir de ahora, este asunto podría volver a considerarse.

Todo parece indicar que la destitución de McChrystal va a tener mucha repercusión. La destitución de jefes militares con tanta frecuencia, no es un buen presagio.

Foto: Estados unidos, militar – General Stanley McChrystal. / Autor: Chad J. McNeeley – US Army

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

México: ¿Más entrenamiento de fuerzas armadas por Estados Unidos, para operar contra fuerzas civiles enemigas?

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. “El Comando Norte de Estados Unidos entrena a miembros de las Fuerzas Armadas de México en programas de contrainsurgencia que utiliza para desmantelar redes en Afganistán e Irak, y que en algunos aspectos se aplican para combatir a los cárteles del narcotráfico”, según informó hoy El Universal de México. Y en nuestro país muchos piensan que los yanquis solamente entrenan a los militares que se envían a EEUU.

No saben que desde hace décadas y que “desde hace dos años, el ejército estadounidense envía anualmente 20 equipos, integrados por cuatro o cinco militares, que viajan a México para entrenar a sus contrapartes sin participar en operaciones en el país, y que la mayoría de ellos ha encabezado operaciones en Afganistán e Irak, incluyendo -estrategias para penetrar en la población- trabajo social y de reconstrucción”.

2. La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que las fuerzas armadas de México reciben entrenamiento por parte del Comando Norte y del ejército de Estados Unidos en su conjunto, pero no dio detalles sobre los programas en los que participan los militares nacionales. El Comando Norte se ha concentrado en proporcionar entrenamiento en áreas de inteligencia y en la forma en que deben trabajar de manera conjunta en operaciones con otras agencias de la ley. La más significativa contribución del Comando Norte es el fortalecimiento de la capacidad operativa de las tres instituciones (del Ejército Mexicano, la Fuerza Aérea y la Armada) centrándose en la capacidad de desarrollar análisis y compartir información que permita al Ejército Mexicano conducir operaciones para desmantelar redes como en Afganistán e Irak.

3. Además del “enemigo civil interno” que preocupa tanto al gobierno de México como al de EEUU, hay que recordar que hace tres semanas el mismo periódico, El Universal, informó que la secretaría de Relaciones cabildeaba desde hace algunos meses para que las fuerzas armadas mexicanas, participaran en el componente militar de las misiones de paz de Naciones Unidas, como parte de los Cascos Azules, lo que implicaría operaciones del Ejército en el extranjero. Incluso un representante mexicano de la ONU, Pablo Macedo, reconoció que las fuerzas armadas están dispuestas a participar en cuanto el presidente de la República lo ordene. Esto demuestra una vez más porque la enorme preocupación de Calderón de que las fuerzas armadas yanquis entrenen al ejército de México. Nosotros no tenemos enemigo externo, pero los EEUU sí.

4. ¿Y qué tal si entre algunos meses o años para desviar el descontento y las protestas internas contra el gobierno se inventa un enemigo externo para mantener vivo el nacionalismo patriotero y las ventas de armas? ¿Qué pasaría si el llamado Consejo de Seguridad de la ONU, controlado absolutamente por los gobiernos de EEUU, Inglaterra, Francia, Rusia y China, decidieran continuar sancionando a Irán y Corea del Norte, así como prolongando la invasión a Afganistán e Irak, determinaran enviar al ejército de los Cascos Azules “de la ONU” a castigar y reprimir? Claramente México estaría obligado a entrar a una guerra totalmente injusta, asesinaría por órdenes de militares yanquis, ingleses o franceses. México ha sido un colaborador incondicional de los EEUU por eso este mismo país está acelerando el entrenamiento de nuestro ejército.

5. Mientras los miserables trabajadores desempleados mexicanos no pueden entrar a los EEUU legalmente a trabajar porque no les autorizan una visa por la embajada yanqui, obligándose a emigrar más de 500 mil personas al año de manera ilegal y arriesgando sus vidas; por el contrario, en México se reciben millones de turistas gringos cada año de los cuales decenas de miles penetran con pasaportes diplomáticos vía embajada y consulados –mediante acuerdos de colaboración e intercambios- en decenas de instituciones del país, tales como educación, seguridad, investigación, planeación económica, bancos e instituciones financieras, o ciencias. ¿Cuántos agentes del gobierno y los servicios de “inteligencia” yanquis, como la CIA, el FBI, la DEA, el departamento de Estado, la Iniciativa Mérida, viven y trabajan en México? ¿20 mil, 50 mil, 100 mil?

6. Dado que nuestra frontera con los EEUU es de miles de kilómetros, el Comando Norte indicó que “ahora trabajan con las Fuerzas Armadas de México entrenándolas con la idea de que el enemigo vive entre civiles y no es un enemigo externo al país, como tradicionalmente se ha formado a militares mexicanos. La prioridad número uno será nuestra asociación con México. No hay duda”, afirmó James Winnefeld Jr., nuevo comandante del Comando Norte. O sea, el enemigo no es EEUU, tampoco el tráfico de drogas y su ejército, puesto que en México no se ha extendido mucho el consumo y en los EEUU está legalizada la compra y venta. ¿Quién entonces es el enemigo según el ejército de los EEUU? El enemigo en México “vive entre los civiles, entre la población” es el terrorismo y coloca en primer lugar a las fuerzas revolucionarias.

7. Parece que en el futuro mexicano está la militarización del país; no solamente la que se ve desde diciembre de 2006 expandido en el territorio, sino que se destinan gigantescos presupuestos yanqui-mexicanos para preparar desde con los EEUU el entrenamiento acelerado de miles de soldados y jefes militares y la participación de éstos en el ejército de los Cascos Azules de la ONU. Aquel México pacífico que tanto propagó sus principios de “autodeterminación y no intervención en los asuntos de otros países”, se ha hecho a un lado para apuntalar al régimen capitalista mexicano que quiere un ejército poderoso que garantice sus propiedades e intereses. Mientras tanto la población tendrá que inventar nuevas formas de lucha para contrarestar la fuerza del Estado que canina aceleradamente hacia el fascismo caliente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El ferrocarril es una cuestión nacional, su importancia geoeconómica (Parte V)

Juan Carlos Cena (especial para ARGENPRESS.info)

Asume Menem: Continuador del Plan Terragno, inhumano, impío, bestial...

Al asumir Menem, este baja las banderas nacionalistas y levanta otras que estaban ocultas, parecidas a las del Ministro Terragno. Como respuesta vino la Huelga Ferroviaria de 1991, fue la última huelga de acción resistente dirigida por las bases obreras ferroviarias que duró 45 días. Jóvenes ferroviarios defendieron hasta el último aliento la Ciudadela Ferroviaria. Huelga que se oculta de derecha a izquierda.

Pero pongamos en claro una cuestión que se suele soslayar, el sistema capitalista en su variante neoliberal, llamada así para encubrir su verdadera naturaleza imperial, ha ido enhebrando en esta larga etapa a todos los gobiernos, uno tras otro desde 1955 hasta hoy. Empalme que tiene sus variantes, pero que en esencia no se modifica, que es la de implementar su política, basada en la explotación y expoliación de los pueblos. Por eso, tanto el Plan Terragno como el Plan menemista no son sino mandatos del sistema capitalista: es decir, la de gobernar para los intereses de las empresas que se domicilian en nuestro país como sucursales, pero que dependen de los países capitalistas centrales.

El mandato fue parar los ferrocarriles. Para eso, en primer lugar, era necesario expulsar a los tercos ferroviarios y, para echarlos, había que cerrar la empresa Ferrocarriles Argentinos. No había otra manera, en los ferroviarios había toda una tradición centenaria de lucha y una fuerte sensación de pertenencia con los ferrocarriles. Los ferroviarios consideraron siempre que ellos eran el ferrocarril, la parte humana de la empresa que estaba integrado a ese enorme objeto metálico que circulaba sobre su extensa red en casi todo el territorio nacional.

Las consecuencias de esta política

Los ferrocarriles han sido descuartizados. No son más un servicio público. Predomina el lucro. La ganancia, a través de transformar a estas empresas subsidiadas por el Estado en empresas recaudadoras. No existe más el pasajero, ahora es un cliente. Y las cargas son para los sectores que transportan sus propios productos a precio más bajo que el costo, o un determinado tonelaje, el Estado les ha proporcionado una empresa gratis.

El ferrocarril ha sido desintegrado. No cumple más una función social, ya no va a todas partes, ha dejado pueblos sin agua, sin comunicación, dejó en estado de quebranto las economías regionales por la desconexión territorial, ya no transporta todo, sino lo que les conviene. El Ferrocidio – Juan Carlos Cena-La Rosa Blindada.

Este Plan transformó brutalmente al ferrocarril en un servicio privado con fines de lucro. Los concesionarios de pasajeros son subvencionados por jugosas partidas que superan largamente el tan mentado déficit, pero que la infraestructura la sigue manteniendo en su conservación el Estado Nacional, porque es de su propiedad. Es decir, el Estado ha alquilado sus instalaciones.

Los concesionarios son los encargados de las reparaciones a través de sus empresas, llamadas tercerizadas, elevando los costos de reparación a porcentajes que rayan con la estafa.

El transporte de carga no recibe esas sustanciosas partidas, pero debe pagar un canon que no lo paga. Este tremendo déficit ocasionado por las subvenciones otorgadas y cánones concedidos (no pagan o lo hacen salteado y cuestionando) hay que sumarle la ausencia de este medio en el territorio nacional. Mediante una decisión administrativa (DA) del jefe de Gabinete, derecho que le otorgan los Plenos Poderes, el Gobierno aumentó en 185 millones de pesos los subsidios. Con la nueva suma otorgada en concepto de subsidios a los concesionarios de los trenes metropolitanos, éstos, suman 775 millones en el año,

Esta modalidad (subvenciones-canon) genera un tremendo déficit mayor que cuando eran administrados por el Estado. Aclarando que sólo los ferrocarriles de pasajeros suburbanos de Capital Federal y alrededores son los que reciben esos subsidios. Hoy, en el interior del país las estaciones están vacías, son socavones donde se refugia la miseria y la sed, no transita más el tren de pasajeros, a veces uno que otro de carga, pero concesionados...no se detienen entre estaciones.

Todos los pasajeros de larga distancia fueron a parar al transporte automotor (ómnibus), la carga al camión, como consecuencia de ello aumentaron las muertes diarias en rutas: 100 por día a la fecha (año 2006). Por la ausencia del ferrocarril han aparecido los pueblos fantasmas, el agua que transportaba el ferrocarril a través de los trenes aguateros se detuvieron, el servicio de mantenimiento de sus pozos o la clausura de sus cisternas cesó, esta interrupción dio como resultante la aparición de 1.200 poblaciones fantasmales, aproximadamente, concentrándose este fenómeno en el norte y otros en el sur del país, en plena pampa bonaerense.

En casi todos los países del mundo el ferrocarril está en auge, ya no compiten con el ómnibus sino con el avión; aquí se los destruye. En todos los países del mundo el ferrocarril acusa un déficit sin excepción. Hay que preguntarse ¿por qué esos países capitalistas aceptan el tan mentado déficit?

En los países capitalistas centrales se privilegia el Servicio Público antes que la renta lucrativa.

El Beneficio Público es la diferencia entre el gasto de autotransporte y el gasto del ferrocarril para transportar el tráfico anual ferroviario, en el caso hipotético de que el ferrocarril desapareciera y todo su tráfico pasara al autotransporte (autos, ómnibus, camiones).

En el año 1983, el cálculo arrojó un Beneficio Público de 660 millones para la Nación Argentina. El Ferrocarril, por esa fecha, ya venía boicoteado y lleno de obsolescencias. Con mediano rendimiento hubiera llegado a 900 millones de dólares. Ya en bajante el ferrocarril arrojó una cifra del Beneficio Público de 179 millones, verificada por la SIGEP (Sindicatura General de Empresas Públicas).

Este cálculo no se realizó más. En EEUU este beneficio público arrojó en el año 1976: 37.000 millones de dólares, la utilidad económica, para ese mismo año, alcanzó los 880 millones de dólares.

No hablemos más de números, éstos ya han demostrado las ventajas del ferrocarril como servicio público, como objeto integrador, veamos, pues ahora a los desintegrados, a los habitantes de este inmenso país.

¿Qué se puede decir de esta ausencia? Ya no hay más nada de lo mencionado, la vacunación infantil masiva ha desaparecido, mueren aproximadamente 100 niños diarios, el índice nutricional en el departamento de Susque, provincia de Jujuy, es más bajo que los niños de Namibia; el hambre es un azote en algunos lugares del país, los que viven son niños esqueléticos y panzudos, de raquítico crecimiento cerebral, crecen de baja estatura, son superados por los niños bolivianos, tienen falta de proteínas y otros alimentos esenciales para que el crecimiento sea normal. El paludismo, la escarlatina, el sarampión, la viruela han regresado con la ausencia del tren y del tren Sanitario, beben agua de pozo y no de las cisternas del ferrocarril; ya no hay más trenes aguateros, no hay agua, los acueductos están agujereados. ¿Qué debemos decir?

El sistema capitalista es insensible. El ser humano es un número en sus balances. Lo importante es el cierre de las cuentas. ¿Cuánto cuesta un niño vacunado y sano sin paludismo ni picado por una vinchuca? ¿Cuánto cuesta impedir la muerte de ese niño? ¿Cuánto cuesta el agua? ¿Cuánto es lo que se pierde cuando un pueblo es abandonado? ¿Cómo se cuantifican los afectos y las historias perdidas de esos pobladores? Los cementerios se quedaron sin rezos, el campo santo ya no lo es más, ahora es un páramo endiablado.

Esto es en la actualidad… 2010…

Con la desaparición del ferrocarril se produjo una brutal desmembración poblacional, este hecho contribuyó a la desestructuración del país y al opacamiento de los emprendimientos regionales. El ferrocarril ya no llega más a todas partes, no juega más ese rol integrador que cumplió por décadas, no cumple más esa función social que le fue asignada. El ferrocarril redujo, en términos del imaginario social, la mayor parte de su territorio, éste que lo puso al alcance de quienes quisieran o tuvieran que recorrerlo, ya no está. Este hizo posible viajar distancias largas por necesidad o placer; ya no por parte de una minoría sino por el creciente uso de la clase media y la clase trabajadora: era el medio más barato y cómodo para viajar.

El ferrocarril fue una empresa solidaria, acarreó agua y pastura en tiempos de sequía, excavó e instaló bombas y tanques de agua para abastecer a poblaciones enteras de este imprescindible líquido, participó en las campañas de lucha contra las langostas y otras plagas, de vacunación, concurriendo a lugares donde nadie llegaba; con el Tren Sanitario encabezó la campaña contra el mal de Chagas, la lucha contra la vinchuca, abasteció y prestó auxilio a zonas inundadas.

Acrecentó las relaciones y el intercambio comercial con los países hermanos de Bolivia, Chile, Paraguay y, colateralmente, con Uruguay y Brasil, es decir, el país contó con una herramienta inapreciable de alto valor estratégico para su desarrollo geopolítico. Todo esto no existe más. Al sistema no le interesa nada de eso.

Aquí vale la pena repensar los derechos humanos. Esta ausencia genera un genocidio silencioso, cruel, malvado... como decía, hay en la actualidad 1.200, cifra al 2010, pueblos fantasmas, este es el resultado social no contabilizado en los grandes libros de las ganancias.

Un balance grafico necesario



Fuente: APDFA (Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles Argentinos)

Mapas de la Red Ferroviaria Argentina. Antes y después de las concesiones


Fuente: APDFA (Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles Argentinos)

Ver también:


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Escuelas públicas y subsidios a las escuelas privadas (Parte II)

Elena Luz González Bazán (especial para ARGENPRESS.info)

Los que crean que la educación y la capacitación es un gasto, no saben lo que cuesta la ignorancia.

Analfabetismo

Asimismo, la Ciudad capital tiene el menor índice de analfabetismo, considerando un 0.45 por ciento entre los mayores de 10 años.

En la encuesta realizada por la Dirección General de Estadística y Censos en el 2005, la tasa de escolarización era del 97,9 por ciento para los menores entre 6 y 13 años y de 89 por ciento entre los adolescentes entre 13 y 18 años.

Sin embargo, el nivel educacional en Capital Federal para el 2007 marca aspectos relevantes: de los 637.547 alumnos en el nivel educacional los estatales suman 324.385 y los privados 313.162.

Además, la cantidad de alumnos matriculados se mantiene en aumento, alcanzando los 673.887 alumnos en 2.671 establecimientos durante el 2005 y bajando en el 2007 con un total de 637.547.

La Ciudad de Buenos Aires cuenta con una gran cantidad de establecimientos educativos. Salvo en el caso de las escuelas primarias donde se equiparan, es mayor el número de establecimientos privados. La mayoría de ellos está subvencionada por el estado. La cantidad de alumnos matriculados en establecimientos educativos de gestión privada es menor a la registrada en las instituciones estatales, así como también el número de secciones o divisiones por unidad académica. Otro de los aspectos es que los grados tienen menos cantidad de alumnos en las escuelas privadas.

Las diferencias que se encuentran, en distintos años, de los establecimientos tienen que ver si están incorporados los establecimientos de educación especial, artística y de adultos.

Estadísticas y Censos para el año 2009 arroja estas cifras: La Ciudad de Buenos Aires cuenta con 2.674 escuelas, de las cuales 1.138 son públicas.

El total de alumnos matriculados en todos los niveles (inicial, primario, medio y superior no universitario) y en todos los tipos de educa¬ción (común, especial, artística y de adultos) asciende a 715.960. El 52 por ciento de ellos concu¬rre a establecimientos estatales: Menos establecimientos, más inscriptos.

La Ciudad de Buenos Aires recibe también a estudiantes que viven en la Provincia de Buenos Aires, durante 2005 el porcentaje de alumnos con residencia en esa provincia que asistieron a escuelas estatales fue del 4,4 por ciento en el nivel inicial, del 11,0 por ciento en el nivel primario, del 19,0 por ciento en el nivel medio y del 20,6 por ciento en los establecimientos de educación especial.

Niveles de educación

La educación inicial corresponde al período entre los 45 días y los 5 años. Los Jardines Maternales se encargan de la educación de menores entre los 45 días y los 2 o 3 años, según el establecimiento. Las llamadas Escuelas Infantiles abarcan el período completo, entre los 45 días y los 5 años.

La educación primaria abarca desde los 6 a los 12 años del menor, y es obligatoria en toda la República Argentina. En todas se enseña un segundo idioma, en las de gestión oficial sólo desde el 4º grado (inglés en las instituciones de jornada simple; e inglés, francés o italiano en las de jornada completa). En la ciudad funcionan, además, 26 establecimientos plurilingües, ubicados en los barrios de: Villa Urquiza, Recoleta, Palermo, Liniers, Villa del Parque, Barracas, Villa Lugano, San Cristóbal, Colegiales, Monte Castro, Mataderos, Parque Chacabuco, Balvanera, Caballito, Flores, Saavedra, donde además del castellano se enseña inglés, francés, portugués o italiano.

La educación media está destinada a los menores entre 13 y 18 años de edad, puede alcanzar los 19 años en algunas modalidades, y está organizada en un ciclo básico que incluye los 3 primeros años, y un ciclo de especialización que incluye el período restante (hasta los 19 sólo en las escuelas técnicas).

A diferencia de muchas provincias, la Ciudad de Buenos Aires mantuvo sus escuelas técnicas, y mediante la Ley 898 se dispuso que este nivel de educación debiera comenzar a ser obligatorio cuando finalizara el ciclo lectivo del 2007.

Presupuesto: Gasto o inversión

A fines de noviembre del 2008 y ya sobre el presupuesto educativo 2009 se denunciaba que había un recorte en el mismo para las partidas educativas, en realidad una disminución en el sector estatal y un aumento al privado por medio de subsidios.

El gasto educativo que prevé el gobierno porteño cae un 2 por ciento. Con una mejora de 200 millones de pesos, alcanza su máximo histórico la asignación para los colegios de gestión privada, en su mayoría ligados a la Iglesia, afirmaba Werner Pertot.

En tal sentido el recorte también afectaba a 64 millones los fondos destinados para la refacción de las escuelas.

Como la educación no es un gasto sino una inversión acá debemos plantear cómo se llega a esta disminución de presupuesto, que no es casual, sino causal y que se puede verificar, en la actualidad, en las casi 50 escuelas de la Ciudad de Buenos Aires que no tienen calefacción, por sólo nombrar un problema.

En dicho presupuesto a las escuelas privadas le adjudican 705 millones de pesos, 200 millones más que en el año 2008. Otra coincidencia, 200 millones es la cantidad que se les recorta a los programas destinados a la urbanización de las villas. Los mayores beneficiados por los subsidios son los colegios confesionales.

"Este año el dinero para escuelas privadas tiene el mayor crecimiento desde el año 2000 y llega a su máximo histórico", explicaba el legislador de la CTA Martín Hourest.

Según el análisis del presupuesto que hicieron los bloques opositores, el gasto en Educación (afirmación de los mismos) con respecto al total del presupuesto pasa de ser de un 25 por ciento este año a un 24,5 por ciento en 2009. Curiosamente, dentro de ese presupuesto, el gasto en educación privada no decrece sino que aumenta: sube de un 16 por ciento a un 17,5. El presupuesto para educación de gestión privada pasa de ser 482.907.763 pesos en 2008 a 705.649.740 en el presupuesto 2009. Es decir, se incrementa en 222.741.977 pesos el dinero destinado a las escuelas privadas. Es uno de los pocos rubros que mejoraron su participación en el presupuesto.

El encargado de administrar ese dinero, como titular de la Dirección de Educación de Gestión Privada, es Enrique Palmeyro, que también oficia como representante de la Vicaría de Educación de la Comisión Arquidiocesana de Pastoral y como director del Programa de Escuelas Hermanas del Arzobispado de Buenos Aires: así figura en su propio currículum.

En este sentido Santiago Duarte, docente del Distrito Escolar 8º afirmaba en noviembre del 2008: Dos de los problemas centrales del presupuesto educativo tienen que ver con quiénes deciden en qué se gasta el mismo y, como resultado de lo anterior, en qué se decide gastarlo. Al no haber participación de los trabajadores en la discusión sobre en qué se debería usar el dinero suceden hechos como el que pasó en septiembre de este año en la Legislatura: frente a los $ 1523 millones recaudados de más, que la Legislatura aprobó como ampliación del Presupuesto 2008, 426 millones fueron a las empresas privadas de basura. Particularmente, los docentes nos sorprendimos frente a un doble discurso del gobierno: mientras por un lado los docentes escuchábamos que no había dinero para afrontar nuestros reclamos por los salarios, por las becas, por la falta de jardines y escuelas (en especial en la zona sur), por la comida de los comedores, etc., los docentes escuchamos azorados cómo Macri le entregaba 100 millones de pesos extra a las escuelas privadas. Pero, ¿por qué el Estado les entrega dinero a las empresas privadas de educación?

Acá están alguna de las cifras:

Subsidios entregados a escuelas privadas en el Distrito Escolar 8 durante abril, mayo, junio y julio del 2008. Durante estos cuatro meses, por ejemplo, el Instituto Argentino Excelsior recibió, más allá de los ingresos por las cuotas que pagan las familias de los alumnos, $ 1.144.594,6 con los cuales el Gobierno de la Ciudad pagó la totalidad de los sueldos (subvención del 100 %).

El colegio Calasanz el mismo importe.

Otros casos: por utilizar su inmenso predio en Las Cañitas, el colegio Las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús cobra a sus estudiantes un arancel mensual de 345 pesos en el nivel inicial, de 720 en primaria y de 885 en la secundaria y recibe un importante subsidio.

Las escuelas ORT, que cobran una cuota de 980 pesos a sus alumnos, tienen además un subsidio de 458 mil pesos de la comuna.

El León XIII, en el selecto barrio de Palermo, cobra cuotas que también van de los 285 pesos a los 450 y le giran 250 mil pesos mensuales.

Nuestra Señora de la Misericordia les cobra 412 pesos a sus estudiantes secundarios, pero también se lleva 300 mil pesos por mes del Estado porteño.

El Consejo Superior de Educación Católica (Consudec) también recibe 320 mil pesos mensuales.

Estos son algunos ejemplos, hay muchos más.

En el Presupuesto 2009 se mantienen esos privilegios. "Los fondos para educación privada aumentan un 20 por ciento y llegan por primera vez casi al 18 por ciento del total", detalla Hourest. Otras partidas no tuvieron tanta suerte: el incremento de la destinada a asistencia alimentaria, por ejemplo, está por debajo de la inflación calculada en el propio presupuesto (un benéfico 12 por ciento): la plata para los comedores subió de 187 a 207 millones, tan sólo un 9,7 por ciento.

Por su lado, Hourest sostiene que: las obras para las escuelas sufrieron un recorte de casi 64 millones de pesos: la partida pasa de 317 millones en 2008 a 253 millones en 2009. "Ellos tienen la decisión (y lo dijo Narodowski) de no hacer construcciones de escuelas en la zona sur. Son partidarios de que a ciertas zonas las atienda la oferta privada", remarcó.

Para el 2008 se había asignado una inversión de 251,6 millones de pesos en materia de infraestructura escolar. Sólo fue ejecutado el 57,7%. Al año siguiente, asignaron menos: $ 199 millones, de los cuales ejecutaron 72,1%. Para este año, destinaron $ 159 millones, en revista Veintitrés.

En cuanto a la transferencia de recursos a las escuelas privadas, año 2007 antes de este gobierno porteño, 604 millones. En el 2008: 802 millones y en el 2010 928 millones.

Entre los subsidiados se destacan escuelas confesionales y algunas a las que concurren alumnos provenientes de familias de alto poder adquisitivo, como por ejemplo el San Columba, el Colegio Guadalupe, el Instituto Summa, Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús y el Martín Buber, todas instituciones que cobran aranceles que no bajan de los 500 pesos mensuales y llegan a superar los mil, tal lo planteaba para su distrito el docente Santiago Duarte.

Estos recursos en forma de subsidios a las escuelas privadas que no casualmente son los de mejores recursos: clase media y media alta, lo que incluye a barrios como Núñez, Belgrano y Palermo, en desmedro de lugares con poblaciones más pobres, como Villa Lugano, Barracas, La Boca y San Telmo resultan una constante en estos presupuestos desde el 2007 en adelante y con un fuerte deterioro de la escuela pública, ahora, desde el menemismo denominada de gestión pública.

Igualmente se denuncia que la Dirección General de Infraestructura Escolar se duplicó la planta de autoridades y asesores al desdoblarse en dos direcciones generales, al tiempo que se redujo en más de un 60 por ciento el personal.

Esta disminución del presupuesto de infraestructura se produce pese a la sub ejecución en las obras de este año: se gastó un 20 por ciento de lo que se disponía para construcciones y refacciones de escuelas. En maquinarias y equipamientos para las escuelas, el porcentaje de ejecución fue del 8 por ciento. "Los niveles de sub ejecución no están equitativamente distribuidos: tienden a crecer en los distritos que son pobres", advierte Hourest, y señala que en las escuelas de clase media incide la presión que pueden hacer los padres para que se terminen las obras.

El legislador de Igualdad Social plantea que, además, existen deficiencias en el control de las transferencias al sector privado. "Se dice que es dinero para pagar sueldos de los docentes. Pero, por el mecanismo que existe actualmente, no va directo a una cuenta-sueldo de los docentes privados, sino a una bolsa, donde puede ser utilizado para cualquier cosa, explica. Así, el presupuesto educativo es una doble apuesta contra la igualdad y la transparencia."

A fines de marzo de este año se volvía a denunciar sobre el aumento de subsidios a las escuelas privados, esencialmente los colegios privados religiosos. A esto sumado el problema de las refacciones de las escuelas públicas.

Ver también:

Fuentes: Revista 23, Tras cartón, INDEC, Portal gobierno porteño, fuentes propias.

Elena Luz González Bazán es docente secundaria - terciaria - universitaria.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Lozada no se vende, hay que bajarlo

Leonardo Grela (MENSAJERO DIGITAL)

Lozada no es negro, ni malandra, ni chorro, no vive en un barrio alto, ni escucha cumbia villera, ni siquiera toma vino de tetra parado en una esquina, no usa el pelo largo ni arito, ni habla con palabras soeces, ni es capaz de renegar sobre la invasión del estado argentino porque tampoco es mapuche. Lozada ni siquiera es un "activista de izquierda" de algún "grupúsculo revolucionario" o de derechos humanos de esos que "solo saben defender a los negros vagos mapuchientos y malandras".

Ninguna de estas falacias verbales, caballitos de batalla que usa con facilidad la derecha, le caben a Lozada.

Entonces, porque le pegan a Lozada?

La raíz del problema de Lozada es que como Juez goza de una conducta intachable, de allí que una buena parte de la sociedad Barilochense tenga un profundo respeto por su accionar, y estas dos cosas lo han templado para hacer conocer, ver, valer y entender la ley desde un nuevo lado, quizás para muchos de nosotros desconocido, o al menos utópico: el lado humano.

Lozada no vive en un barrio carenciado y marginal, tampoco ha caído en la delincuencia –ni la brutal que no tiene códigos y te mata, ni de la otra, la que nunca se quiere nombrar: la de los señores de guante blanco que mata tanto o mas que la otra-, a Lozada no lo golpean en el patio de una comisaria hasta perder el conocimiento, ni le niegan transitar por la calle Mitre por su color de piel y vestimenta; Lozada no es analfabeto, ni marginado social. Pero él sabe que la única forma de entender humanamente la justicia es viendo no solo el efecto, sino también la causa.

Lozada no es nada de eso, pero sabe que podría haberlo sido si las circunstancias de su vida hubieran sido otras bien distintas. Convertirse a fuerza de dedicación y responsabilidad en el juez que sabe ser, no lo coloca en un estadio social superior, sino que ni más ni menos lo ubica en el lugar que todo juez respetable debería estar.

Lozada ha recorrido calles, barrios y también comisarías llegando con la mirada de la justicia bastante mas allá que otros, los ojos y oídos de Lozada no se hacen interesadamente los distraídos, por que su recompensa esta en la justicia y no en un bolsillo mas abultado. Sus recorridas han sabido interpretar el dolor del otro, la marginación, lo desparejo del orden establecido; saber entender lo reprochable, recorrer esos caminos no es condenable de parcialidad absoluta, no es ir en contra de las leyes y el orden, tampoco es "apañar delincuentes" como tan fácilmente le reprochan, por el contrario, no cae en la defensa de lo indefendible, detrás de sus decisiones no hay fetichismo leguleyo, hay hechos y verdades concretas. Y a veces eso molesta y mucho, sobre todo quienes se creen dueños de todas las cosas.

Aquí y no en otro lado yace el problema de Lozada.

Para el sistema en el que vivimos, un juez que no se deja comprar es peligroso.

Un juez que no defiende los incómodos intereses de la sociedad blanca y acomodada es peligroso.

Un juez que sabe ensuciarse sus zapatos caminando barrios es peligroso.

Un juez que asiste a una marcha, acto o manifestación pública para garantizar las garantías constitucionales es peligroso.

Un juez que habla públicamente de justicia y brinda sus explicaciones cada vez que la situación lo hace necesario es peligroso.

Un juez que se acerca al dolor de quienes perdieron un hermano, un hijo, un marido es peligroso.

Un juez que no hace valer su poder para ubicarse ventajosamente dentro de la sociedad donde vive es peligroso.

Pero sobre todas las cosas un juez que decide, aunque plena y legalmente justificado, los valores occidentales y cristianos es imperdonable.

Durante los últimos tiempos, muchas de las acciones, decisiones y sentencias del Juez Lozada levantan polvareda provocando críticas y algunas denuncias del sector mas conservador y reaccionario de nuestra sociedad, pero ahora la cosa ha pasado a mayores: en plena campaña ortodoxa, occidental y cristiana en contra del aborto el Juez Lozada autoriza a realizarse un aborto a una joven embarazada victima de repetidas violaciones.

Para la sociedad occidental y cristiana, que se cree dueña de todas las cosas, Lozada se ha atrevido no solo a tocar lo intocable, sino a decidir humanamente sin ni siquiera replantearse ninguno de los artificiales códigos que esa misma sociedad blanca y acomodada pretende llevar como estandartes.

Una sociedad blanca y acomodada, occidental y cristiana que es capaz de contener respetuosamente en su seno a personajes como el padre Grassi, o el empresario Gilio, o el profesor Runge, o el jerarca nazi Priebke, o a policías corruptos y asesinos de gatillo fácil, sin nombrar a esos tantos otros que aun se esconden dentro de su opulencia. Acaso dentro de esa exquisita sociedad no existen abusos sexuales y abortos? O es que el dinero puede silenciar a otros jueces, y comprar tantos doctores como haga falta para que las respetables señoras puedan abortar ilegalmente en cómodas cuotas?. Obviamente, el negocio de los abortos en las altas clases sociales ha encumbrado económicamente a muchos médicos, pero de esto no se habla, no esta permitido.

No hay dudas, unos pocos con poder han decidido pegarle al Juez Lozada por haberse atrevido a ir más allá de las falsas creencias morales que ellos exigen pero son incapaces de cumplir.

Por lo tanto, un juez como Lozada, un juez que no se deja comprar ni presionar con falsas posturas "éticas", un juez que elije no esconder la basura debajo de la alfombra es muy peligroso, porque a veces puede hacer trastabillar al poder.

Y esos señores que se creen dueños de todas las cosas no pueden dejar vivir libremente aquello que aun no han podido, y quizás nunca puedan comprar.

Foto: Argentina, Justicia - Juez Martín Lozada. / Autor: RIO NEGRO ON LINE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Bariloche: Gatillo fácil. Anularon el procesamiento del policía Colombil

RIO NEGRO ONLINE

La Cámara apartó al juez Lozada de la causa. La medida no implica la libertad del uniformado.

Los jueces de la Cámara Segunda del Crimen hicieron lugar a la recusación planteada contra el juez Martín Lozada por el defensor del policía acusado de matar al menor Diego Bonefoi, y también anularon la recepción de la declaración indagatoria y el auto de procesamiento y prisión preventiva del imputado.

La nulidad decretada no abarca otras diligencias y no implica que el cabo Sergio Colombil deba ser liberado, dado que continuará detenido como sospechoso del homicidio, pero el juez Martín Lozada deberá apartarse del tratamiento de la causa, y a partir de ahora la continuará instruyendo el juez Miguel Angel Gaimaro Pozzi.

Para recusar al juez Lozada, el abogado particular Marcelo Ganuza adujo que el magistrado coaccionó a su defendido para que declarara, que puso en riesgo su seguridad personal y violó su derecho de defensa.

Acusó a Lozada de parcialidad, por llevar consuelo a los familiares de Bonefoi, y no a la esposa e hijos del imputado "al que condenó antes de procesar y al que desprecia", y de haber preopinado, porque "profusas declaraciones a la prensa muestran simpatía y favoritismo hacia la familia del fallecido", y agregó citas textuales.

El juez Lozada negó las imputaciones, justificó sus actos, incluida la visita a la casa de la familia Bonefoi, y subrayó que la información brindada en sus declaraciones era "ni más ni menos que la verdad material de lo que hasta entonces habría conocido y era susceptible de ser comunicado sin poner en peligro el éxito de la pesquisa".

El fallo que redactó el juez César Lanfranchi comenzó por criticar la "premura inusitada" de Lozada para dictar el procesamiento a Colombil, antes de que la Cámara pudiera analizar el pedido de recusación.

Después señaló que el magistrado no impugnó el contenido de las publicaciones y expresiones que le atribuyen, en especial respecto del arma secuestrada cerca del lugar donde fue baleado el menor Bonefoi.

Agregó el tribunal que fue "suficientemente acreditado el antecedente que permite establecer que el magistrado recusado no garantiza la neutralidad indispensable para integrar proceso legal válido".

El procesamiento

Al redactar el procesamiento del cabo Colombil por homicidio doblemente calificado, por alevosía y por estar en acto de servicio, el juez Martín Lozada entendió que Bonefoi corría adelante suyo, probablemente desarmado, y sin atacarlo, y que éste "en franco abuso de su cargo y por fuera de las potestades que le fueron conferidas por el Estado democrático y constitucional de derecho para velar por el orden público, le quitó la vida de modo jurídicamente injustificable".

Agregó que el cabo de la policía provincial Colombil disparó su arma contra la cabeza del perseguido y que el proyectil le impactó en el cráneo, "cuando ninguna circunstancia ameritaba que hiciere tal cosa", y respecto del arma hallada cerca de Bonefoi no la consideró portada por la víctima.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Río Negro: Investigan trata mientras policías cuidan cabarets

RIO NEGRO ON LINE

En el expediente de la Justicia federal de Roca un testigo confirma los "adicionales".

El Estado es uno solo, pero suele actuar de modos contradictorios.

Eso se advierte al analizar la conducta gubernamental en relación con la ley que pena la trata de personas para su explotación sexual.

A principios de junio se registraron en Roca y General Godoy tres allanamientos en cabarets, que permitieron detectar la presencia de varias jóvenes -algunas de ellas de nacionalidad paraguaya- que declararon haber sido coaccionadas para ejercer la prostitución, ya que se les retenía documentación o dinero, se les descontaban gastos que siempre las hacían estar endeudadas y se les limitaban las salidas. Esto derivó en que el propietario y dos empleados del cabaret Cristal, de Roca, fueran procesados por la Justicia Federal, por entender que su conducta violaba las leyes de profilaxis y contra la trata.

Extraño, sin embargo, es que la Policía de Río Negro disponía habitualmente que personal uniformado, con el arma reglamentaria y hasta disponiendo de un patrullero realizara guardias en cabarets (hoy clausurados por la justicia y el municipio) en calidad de adicionales.

Así lo pone en evidencia la declaración de un empleado del cabaret Venus, de calle Rochdale, camino a Stefenelli, quien realizaba tareas de custodia común -por su condición de civil- algunos días.

Según consta en la foja 204 del segundo cuerpo de la causa que investiga la trata de personas en Roca, el testigo declaró el pasado 17 de abril, ante policías de la Subcomisaría 67 de Stefenelli, que trabaja como empleado en el local Venus, el cual abre de 23 a 6 de la mañana, y que en las tareas de custodia "de domingo a jueves trabaja un personal de civil, mientras que el fin de semana, o sea los días viernes y sábados, se cubre con dos policías uniformados y que anoche fueron a cubrir el adicional un oficial y un sargento".

Así, por un lado se advierte que la Justicia Federal pidió auxilio a Gendarmería Nacional y a la Unidad de Víctimas Especiales de la Policía rionegrina, mientras que por otro lado, el Estado provincial presta a sus efectivos para cuidar el prostíbulo.

La contradicción se agrava por las viejas sospechas de connivencia entre autoridades policiales rionegrinas y algunos efectivos del personal subalterno con proxenetas de la región. Esa presunta vinculación está siendo investigada por la jueza penal de Valle Medio Marisa Bosco, quien entre otros elementos analiza escuchas telefónicas entre uniformados y regentes de cabarets. A eso se suma el apartamiento compulsivo de su cargo del oficial Gabriel Ormeño, quien justamente era auxiliar de Bosco en la causa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: 2.950 razones para comprender una política de Estado

CORREPI

Una semana después de que tres jóvenes fueran asesinados por la policía de Bariloche, el Archivo de casos registrados a lo largo de todo el país muestra que el estado argentino ha asesinado, con el gatillo fácil o por la tortura en cárceles y comisarías a 2950 personas desde diciembre de 1983, a un promedio, en el último año, de una por día, en su mayoría jóvenes entre 14 y 24 años.

A la vez que la postal de Bariloche dejaba de ser la "Suiza argentina" para mostrar un pueblo de pie reclamando contra la represión policial, también Mar del Plata dejaba de ser " La Feliz " para mostrar cómo sus barrios soportan a diario el accionar de las fuerzas represivas.
Fue así que, el 19 de junio, tres jóvenes caminaban por las calles del barrio Las Avenidas cuando efectivos de la comisaría 3ª les dieron la voz de alto. Uno de ellos, Joel Alberto Minaberri Garay (16), tras ser golpeado, trató de correr. Fue asesinado de un tiro en la espalda por el oficial Marcos Grebol.
También en Mar del Plata, en 2004, Sergio Alí (15) fue fusilado por la espalda por el oficial Claudio Cañete, que con la ayuda de su padre (también policía y con un alto cargo en la DDI ) y otros compañeros sacaron el cuerpo aún con vida de la escena del crimen y lo dejaron morir en una fábrica abandonada.
Igual que en Bariloche, los familiares de la policía marplatense y los interesados en que su accionar permanezca, posaron para las fotos manifestando "contra la delincuencia" y demostrando que es la institución toda la que tiene la misión de llevar adelante la represión preventiva, al mismo tiempo que gerencian el crimen organizado en cualquier barrio pobre del país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Ambientalistas encienden las alarmas ante el avance minero en Salta y Santiago del Estero

PRIMERA FUENTE

Gobernadores de la región que viajaron a Canadá con la presidenta mantuvieron reuniones con directivos de grandes corporaciones mineras. Buscan inversiones del sector en sus provincias, pese a las innumerables denuncias en contra de estas explotaciones por el impacto ambiental que causan.

Argentina será “número uno del mundo” en la industria minera. Semejante frase, aplaudida por unos cuantos, encendió las alarmas en las organizaciones ambientalistas regionales. El responsable de semejante anuncio fue el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, quien formó parte de la comitiva, encabezada por la presidenta Cristina Kirchner, en una reunión realizada en Canadá junto a empresarios mineros.

El mandatario de la vecina provincia recordó que “el proyecto más importante” que posee la repudiada minera multinacional Barrick Gold fuera de su propia sede matriz, se encuentra en la provincia de San Juan.

En ese marco, el gobernador sanjuanino José Luis Gioja mencionó que el proyecto de Pascua Lama - llevado adelante conjuntamente con esa compañía, significará una “inversión que va a estar rondando los 3.500 millones de dólares”. Justamente, este emprendimiento es condenado por organizaciones de todo el planeta por el impacto ambiental que causará en una zona donde rodeadas de glaciares que corren peligro.

Fiel a su discurso prominero, que lo coloca como blanco de las denuncias de las organizaciones ecologistas, Gioja volvió a evidenciar su predilección por los negocios al sostener que “lo que más nos contamina es la falta de desarrollo, de oportunidad, de trabajo y que nuestra gente no tenga horizonte”.

De la reunión participaron además el gobernador de Jujuy, Walter Barrionuevo, el presidente de Barrick Gold, Peter Munk; el de Minera Andes, Rob MC Ewen; Steve Bugsy de Panamerican Silver; el titular de GRO COBRE, James Calaway y el de Litium Americas, Paul Fornazzari, entre otros.

“¿Acaso la señora presidenta no sabe de los pesares de los pueblos que padecen los efectos devastadores de la megamineria, no solo a nivel de la biodiversidad, la contaminación, enfermedades graves, y -mas terrible- que cuando los ciudadanos deciden defender el lugar que habitan pensando responsablemente en una vida digna para ellos y las generaciones por venir, son reprimidos y se los criminaliza?”, se preguntó la bióloga Estela Knez .

De la mano de Zamora, Santiago tampoco se salva

Por su parte, el mandatario santiagueño Gerardo Zamora, afirmó al Nuevo Diario que en Canadá mantuvo reuniones con dos empresas canadienses. Se trata del grupo Grosso y Lumina Cooper.

“Nos interesan los hidrocarburos y exploraciones mineras alternativas”, afirmó el mandatario que, de esta forma, hace oídos sordos ante las permanentes advertencias sobre el daño que causan las explotaciones mineras.

Foto: Argentina - La Presidenta y los gobernadores junto a los empresarios mineros. / Fuente: Presidencia de la Nación

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El continuismo del Menemato: Incentivos Fiscales a la Exploración y Explotación Minera

INFOSUR - NO A LA MINA

Diversas leyes sancionadas a partir de los años ’90 otorgan cuantiosos beneficios a las mineras -sean de capitales extranjeros o nacionales- en materia de impuestos nacioneles, provinciales o municipales en la República Argentina, así como también "ventajas" aduaneras y arancelarias. Estos escandalosos beneficios forman parte del descomunal saqueo que conlleva la actividad minera. Todas las provincias han adherido a esta legislación mediante el Pacto Federal Minero.

Incentivos fiscales a la exploración y explotación minera

1. Doble Deducción de Gastos de Exploración (Ley Nº 24.196)
Pueden deducir el 100% del monto invertido en determinar la factibilidad de un proyecto del calculo del Impuesto a las Ganancias (prospección, exploración, estudios especiales, planta pilotos, investigación). Y además lo deducen de la ley de Impuestos a las Ganancias.

2. Devolución del IVA a la Exploración (Ley Nº 25.429)
Devolución de créditos fiscales de IVA (a los 12 meses)

3. Estabilidad Fiscal y Cambiaria (Ley Nº 24.196)
Estabilidad fiscal por 30 años. Las mineras no podrán ver afectada su carga tributaria o arancelaria, disminuir sus beneficios, ni ver modificado su régimen cambiario. (En el aspecto fiscal incluye los impuestos que gravan los intereses de préstamos en el exterior, pero quedan fuera el IVA y los reintegros a las exportaciones. Respecto al régimen cambiario se excluye la paridad cambiaria). En otros países estos beneficios no son gratis.

4. Amortización Acelerada (Ley Nº 24.196)
Maquinaria, construcciones, vehículos e infraestructura se amortizan en 3 años. Puede trasladar el quebranto de una amortización acelerada al próximo ejercicio fiscal, cuando no pueda ser utilizado en un 100%.El quebranto puede ser trasladado indefinidamente hasta que la empresa genere ganancias que permitan utilizarlo.

5. Exenciones de Aranceles y Tasas Aduaneras (Ley Inv. Mineras -Resolución 112/2000)
No pagan derechos de importación o de todo otro gravamen, derecho o tasa de estadística por la importación de bienes de capital, equipos o insumos.

6. Deducción por Gastos de Conservación de Medio Ambiente (Ley Inv. Mineras)
Estos gastos son deducibles hasta un 5% del monto total de los gastos de extracción y procesamiento.

7. Exención de Ganancias (Ley Inv. Mineras)
Están exentas las utilidades derivadas del aporte de minas y derechos mineros para capitalizar sociedades

8. Regalías (Ley de Inv. Mineras- Ley 25.161- artículo 22bis)
El tope fijado en el país es del 3%. En Chubut es del 2% del valor de bocamina del mineral extraído.

9. Exención del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta (Ley de Inv. Mineras)

10. Capitalización de los Avalúos de Reservas Mineras
El avalúo de reservas mineras, podrá ser capitalizado hasta en un 50%. Esto no incide en el impuesto a las ganancias, sólo mejora la situación patrimonial para acceder a créditos. (Ley de Inv. Mineras)

11. Devolución Anticipada y Financiamiento de IVA
Devolución o financiamiento en importación o compra de bienes e inversiones de infraestructura.
Devolución del IVA dentro de 60 días. Los créditos fiscales de IVA pueden ser canjeados por un préstamo bancario del mismo monto. El estado se hace cargo de los intereses hasta un 12 % anual. Y el crédito puede ser a 2, 4 o 6 años.

12. Exención de Contribución sobre la Propiedad Minera
Léase: Propiedad Minera = productos, establecimiento, maquinaria, vehículos, etc.
Esto alcanza a todo impuesto o gravamen, presente o futuro, nacional, provincial o municipal (Quedan excluidas: el canon minero, tasas de retribución de servicios e impuestos a los sellos por actuaciones judiciales).

13. Gravámenes Provinciales y Municipales:
En el acuerdo Federal Minero (Ley 24.228) Los estados Nacional y Provinciales acordaron eliminar todo gravamen y tasa municipal e impuesto a los sellos (exención a los Ingresos Brutos, sellos, etc.)

14. Reembolsos por Puerto Patagónico
Se establece un reembolso a las exportaciones realizadas por Com. Rivadavia Com. Del 5% (aumenta cuando más austral es la ubicación geográfica del puerto). (Ley 23.018 y su modificatoria Ley 24.490)

15. Exención de Retenciones a las Exportaciones
Otras actividades aportan entre un 10% y un 20%.

16. Exención del Impuesto al Cheque (decreto Nº 613/2001)
Para el resto de las actividades la tasa es del 6 por mil.

17. Deducción del 100% del Impuesto a los Combustibles Líquidos
El que todos pagamos cuando cargamos nafta.

18. Transferencia al exterior de capital y Ganancias en cualquier momento y sin pagar cargas o impuestos sobre dichas transferencias

19. No deben liquidar divisas.
Están autorizados a no ingresar al país el 100% de lo producido por sus exportaciones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba. Fusilados de la UP1: juicio al fin

Luis Miguel Baronetto (PRENSARED)

"Que al fin se inicie este juicio representa un reconocimiento a los reclamos permanentes e inclaudicables de familiares directos, amigos, compañeros de militancia política, hermanos, sobrinos y de nuestros propios hijos", afirma Baronetto, querellante en esta causa.

Cuando el 2 de julio de 2010 se inicie el juicio por los fusilamientos y asesinatos de los 31 presos políticos de la UP1, desde abril a octubre de 1976, se habrá iniciado el camino para saldar una deuda de 30 años de la justicia federal de Córdoba. No más dilaciones.

La primera investigación de estos crímenes se realizó pocos años después de la recuperación de la democracia. Pero quedó abortada en 1987 por las leyes de impunidad del gobierno de Raúl Alfonsín. Y después, el indulto del presidente Menem a los genocidas. Aquel proceso sin embargo posibilitó la recolección de pruebas y testimonios que ahora servirán para el juicio caratulado con el nombre del dictador Jorge Rafael Videla, que encabeza la lista de 26 militares y policías acusados de estos crímenes, porque los presos fusilados estaban a disposición del PEN (Poder Ejecutivo Nacional).

La continuidad en el reclamo de justicia de familiares directos,- patrocinados por la Dra. María Elba Martínez, del SERPAJ y el Dr. Rubén Arroyo, de la CONADEP, - con planteamientos internacionales provocó la apertura de una nueva investigación en 1998 que concluyó con la resolución de la jueza Garzón de Lascano, en el 2003, en lo que se llamó “el juicio por la verdad histórica”, ya que su objetivo no era condenar penalmente a los asesinos – por la vigencia de las leyes de obediencia debida y punto final -, sino conocer la verdad real de lo sucedido.

Esta resolución permitió, por primera vez en un relato judicial, desnudar la mentira de los comunicados del comandante del III Cuerpo de Ejército Luciano Benjamín Menéndez, afirmando que lo que se presentó como intentos de fuga fueron en verdad cobardes fusilamientos.

Esta resolución sin embargo fue cuestionada por el abogado querellante Rubén Arroyo, ya que sospechosamente la justicia federal de Córdoba omitía la complicidad de los funcionarios judiciales que autorizaron los traslados de los detenidos bajo su responsabilidad.

Los fusilados de la UP1 en 1976 se encontraban legalmente detenidos y sometidos a procesos penales a cargo de juzgados federales. Si de algo más se debía acusar e indagar a los detenidos, ellos eran los funcionarios responsables de hacerlo. Pero además los funcionarios judiciales nada investigaron sobre estos crímenes y sus autores, ni siquiera ordenaron autopsias de los cadáveres de quienes estaban bajo su exclusiva jurisdicción.

La responsabilidad penal de jueces, secretarios, fiscales y defensores oficiales que mostraron su complicidad fue encubierta por la “sagrada familia” judicial que se prolongó en democracia, a tal punto que uno de sus miembros – el Dr. Carlos Otero Álvarez – llegó a ser juez miembro del Tribunal que en el 2008 condenó al militar genocida Menéndez. Y más aún, cuando algunos querellantes solicitamos que él y otros funcionarios judiciales fuesen incluidos en la causa de la UP1, que ahora se juzga, la corporación judicial los encubrió separándolos en otra causa hoy casi adormecida en las estanterías de los tribunales federales.

Declaradas inconstitucionales las leyes de impunidad, que luego anuló el Congreso de la Nación, se inició la tercera investigación de esta causa que ahora llega a juicio. En el abultado expediente figuran nuestras repetidas declaraciones. En esta larga demora muchos testigos ya han fallecido. Y también murieron algunos asesinos como el gral. Juan Bautista Sasiain y varios policías acusados de torturas y homicidios, que se fueron a la tumba sin pagar la deuda de sus crímenes.

Hubo en el medio tironeos y cuestionamientos porque no les resultó fácil ocultar la complicidad de aquellos funcionarios judiciales. Incluso hubo también diferentes criterios en los querellantes. Algunos organismos de derechos humanos expresaron su desacuerdo cuando denuncié al Juez Otero Álvarez que pretendía lavar culpas pasadas integrando el tribunal que condenó a los genocidas. Nosotros lo habíamos padecido en carne propia.

La reciente resolución del Plenario del Consejo de la Magistratura, del 20 de mayo de 2010, ratificó mis acusaciones señalando “la actitud colaboracionista del magistrado con los delitos de lesa humanidad”. El propio Tribunal Oral 1 que integraba lo encubrió cuando fue recusado por el entonces Fiscal Fabián Asís.

Esta realidad de entramadas complicidades explica las dilaciones, demoras, idas y venidas de esta causa, sin duda emblemática, porque pondrá sobre el tapete un aspecto que hasta el presente ha venido soslayándose: Los militares y policías no podrían haber asesinado a estos presos políticos sin la colaboración de los funcionarios judiciales, cuyas ramas familiares continúan desempeñándose en la justicia federal.

Y más, la magnitud del genocidio no hubiese sido posible sin la aprobación y el aplauso de sectores hegemónicos de la sociedad cordobesa: empresariales, judiciales, religiosos, políticos, universitarios, sindicales, que todavía no han sido juzgados ni condenados. Peor aún, algunos han sabido camuflarse en un reciclaje que les ha permitido no sólo sobrevivir políticamente, sino aspirar a roles protagónicos en el quehacer social, intelectual o político.

A pesar de todo esto, el juicio de la UP1 se iniciará el viernes 2 de julio. Una evidencia de que es posible enfrentar a los poderes, cuando se cree y se lucha por causas justas. Es también producto de esfuerzos por renovar y transparentar la justicia federal de Córdoba.

Que al fin se inicie este juicio representa un reconocimiento a los reclamos permanentes e inclaudicables de familiares directos, amigos, compañeros de militancia política, hermanos, sobrinos y de nuestros propios hijos, que hoy tienen más edad que sus madres y padres cuando los mataron. Nucleados en la Comisión de Homenaje, en los diciembres de estos años hicieron memoria rescatando más sus vidas que sus muertes.

En el acto frente a la misma cárcel de San Martín, de donde fueron sacados, este año podremos plantar otro mojón. Aunque 34 años después, al fin llegará la condena a los asesinos de los presos políticos fusilados de la UP1.

Luis Miguel Baronetto es querellante en la causa UP1 - Director de Derechos Humanos de la Municipalidad de Córdoba.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Tucumán: Autoconvocados en lucha. El paro de los profesionales de la salud se extenderá por tres días

PRIMERA FUENTE

Persisten las diferencias entre el sector de la salud y el gobierno provincial, por lo que durante una asamblea realizada en el hospital de Lules, los médicos coincidieron en acentuar el paro total. Ratificaron que están garantizadas las guardias y las urgencias. Además, indicaron que no firmarán las libretas de la Asignación Universal.

Los autoconvocados decidieron redoblar la apuesta contra el gobierno provincial y durante una asamblea interhospitalaria, realizada en la ciudad de Lules, y resolvieron un paro de actividades por tres días, desde hoy y hasta el jueves, incluido. Para no afectar a los trabajadores del sistema provincial de salud, ante el descuento en los haberes que practica el gobierno por los días no trabajados, sólo los médicos no asistirán a los lugares de trabajo. El resto, permanecerá en estado de asamblea permanente.

La medida de fuerza prevé mantener cerrado los consultorios externos y como es costumbre, desde que comenzó el plan de lucha, en todos los hospitales y centros asistencias estarán garantizadas las guardias y urgencias. Los profesionales de la salud, coincidieron que el mayor riesgo de este nuevo paro, el segundo en las últimas dos semanas, recaerá sobre ellos y no en entre el personal de menor jerarquía del sistema provincial de salud, para evitar que impacte en sus magros haberes los descuentos que practica el gobierno con aquellos que no acuden a sus lugares de trabajo.

Además, la asamblea decidió no firmar las libretas que la Anses está entregando a los beneficiarios de la Asignación Universal. En ese sentido, recomendaron a los titulares del subsidio nacional, a recurrir a las autoridades del Ministerio de Salud Pública y al Siprosa, para que sean ellos los encargados de rubricar las más de 160 mil libretas. Este es uno de los requisitos exigidos por la Anses para abonar la asignación por cada hijo menor de 18 años. “Ya que el ministro (Pablo) Yedlin es pediatra, tranquilamente podría tomarse el trabajo de firmar las libretas”, expresaron los autoconvocados.

En el marco del plan de lucha establecido, también resolvieron marchar cada 15 días hacia la plaza Independencia, en las denominadas las Marchas de las Antorchas, los viernes por la noche. En tanto, anoche, al cierre de esta edición, los profesionales de la salud integrantes de la Multisectorial opositora al gobierno de José Alperovich, debatían la modalidad de la protesta que llevarán a cabo el próximo 8 de julio, en vísperas a la visita de la Presidente Cristina Fernández de Kirchner.

Por otro lado, mientras el gobierno de la provincia y los profesionales de la salud mantienen sus diferencias, salariales y estructurales, las guardias del Hospital de Niños Jesús fueron desbordadas por las innumerables consultas de pacientes que llegaban con problemas respiratorios.

La directora Graciela Lavado, indicó que el paro de actividades resuelto por los médicos, que se traduce en la falta de atención de los consultorios externos, obligó a reforzar las guardias, pero que la llegada del invierno con las bajas temperaturas, elevó el número de pacientes afectados por bronquiolitis. Si bien aún no llegaron al punto máximo de la enfermedad, Lavado aseguró que al estar cerrados los consultorios externos, las consultas a las guardias de emergencia aumentaron considerablemente, con los consiguientes inconvenientes que eso supone.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...