lunes, 9 de agosto de 2010

Sobre la mayor propuesta filantrópica del mundo: El desarrollo no puede ser limosna

Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

Según acaba de aparecer pomposamente anunciado en la prensa en días pasados, “cuarenta empresarios en Estados Unidos prometieron donar, por lo menos, la mitad de sus fortunas a obras de caridad, en vida o después de muertos, gracias a una campaña del inversor Warren Buffett y el fundador de Microsoft, Bill Gates y su esposa Melinda Gates”.

La iniciativa, denominada The giving pledge (“La promesa de donar”), ha atraído a varios connotados magnates. A partir de la carta que los promotores de este proyecto hicieran llegar a quienes figuran en la lista de los multimillonarios Forbes, una buena cantidad de acaudalados dio su respuesta afirmativa. De momento ya son 38 los que se han sumado: el alcalde de Nueva York y financista Michael Bloomberg; el ejecutivo del mundo del entretenimiento Barry Diller; el cofundador de Oracle Larry Ellison; el magnate petrolero T. Boone Pickens; el fundador de CNN Ted Turner; el creador de la saga “Star Wars” George Lucas; el heredero de los hoteles Hilton, Barron Hilton; el banquero David Rockefeller, entre otros. Algunos otros archimillonarios, como el mexicano Carlos Slim –considerado en estos momentos “el hombre más rico del mundo”, con una fortuna estimada en 53.500 millones de dólares– rechazaron la propuesta.

De acuerdo a lo manifestado por uno de los promotores de la iniciativa, Buffett: “cuarenta de las familias y personas más ricas de Estados Unidos se declararon dispuestas a gastar la mayor parte de su fortuna con fines caritativos”.

Los patrimonios de estos 40 millonarios, sumados, rondan los 230 mil millones de dólares. “Si uno quiere hacer algo por sus hijos y demostrarles amor, lo mejor es apoyar a esas organizaciones que se ocupan de lograr un mundo mejor para uno y sus hijos”, declaró el fundador del imperio financiero Michael Bloomberg al sumarse a la cruzada. “No hay un contrato jurídico, es una promesa moral”, explicó por su parte Warren Buffett para describir cómo funcionaría el proyecto.

Valga agregar que en Estados Unidos hay alrededor de 400 fortunas que superan los 1.000 millones de dólares cada una, lo que representa 40 % de los patrimonios de este nivel existentes en el mundo. Con esta iniciativa, calcula la revista Fortune, se podrían recaudar 600.000 millones de dólares.

La medida anunciada abre interrogantes: ¿se volvieron locos estos millonarios? ¿Es una estrategia fríamente calculada de la que aún no sabemos dónde apunta en realidad? ¿Hay un proyecto político tras todo esto? ¿Es un negocio más, bien montado, que más allá de la declarada filantropía, les dará más ganancias aún a sus protagonistas? ¿Es un chiste de mal gusto, una explosión de arrogancia y fanfarronería? ¿Sentimiento de culpa? Esto último es lo menos probable.

Independientemente de la(s) respuesta(s) que puedan darse al respecto, la ocasión puede ser buena para plantearse otros interrogantes más de fondo: ¿cómo se logra el desarrollo? ¿Es posible concebirlo a partir de donaciones, de filantropía, de “buenas acciones” caritativas?

Digamos al respecto que –según nos informa la agencia Ria Novosti– Carlos Slim, “el magnate mexicano, gasta más de 5.000 millones de dólares anualmente en programas sociales a través de los fondos Telmex y Fundación Carlos Slim, con lo que paga los estudios universitarios de más de 165.000 jóvenes mexicanos de familias pobres. Además, el empresario acaudalado asignó 4.000 millones de dólares a la realización de programas educativos y médicos para los jóvenes, y destina centenares de millones de dólares en el apoyo de pequeñas empresas en México y toda América Latina”. ¿Es eso fomento al desarrollo? ¿Qué región del continente cambió realmente su situación con estas ayudas?

Desde terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, la potencia hegemónica, Estados Unidos, viene “ayudando” al desarrollo en distintas partes del mundo: en la Europa destruía por el conflicto bélico, con el legendario Plan Marshall, que salvó al viejo mundo del “peligro soviético” con una multimillonaria intervención que, a decir de Noam Chomsky, más bien “creó el marco para la inversión de grandes cantidades de dinero estadounidense en Europa, estableciendo la base para las multinacionales modernas”. Si Europa Occidental fue favorecida con ese aluvión de dólares en los primeros años de la post guerra, hasta el 51 más precisamente, el principal favorecido fue el capitalismo estadounidense. Es decir: una ayuda que tuvo más autoayuda que otra cosa.

En otras áreas del globo, el Norte desarrollado –siendo Estados Unidos el primero a través de su ya histórica Alianza para el Progreso en los años 60 del pasado siglo bajo la administración de John F. Kennedy, sumándose luego las potencias europeas y Japón ya recuperadas de la Gran Guerra siguiendo el ejemplo de Washington– desde hace décadas viene ayudando al Sur. Las toneladas de comida que cayeron en paracaídas sobre las famélicas poblaciones africanas, o los millones de dólares que se invirtieron en los innumerables procesos post guerra en otros tantos innumerables países del Tercer Mundo; las cantidades de dinero puestas en programas de desarrollo y las cuantiosas donaciones que han llegado a las regiones más pobres del planeta, por lo que se ve no han sacado de la pobreza a nadie. Más allá de la quizá bienintencionada declaración de la Organización de Naciones Unidas de fomentar la paz y el progreso internacionales, estas contribuciones que han tenido lugar por espacio de medio siglo chocan con una realidad que las contradice: ninguna ayuda internacional ayudó a algún país pobre a dejar de ser tal.

Si los tigres asiáticos, por ejemplo, o China en su complejísimo “socialismo de mercado”, produjeron enormes saltos adelante en el orden al progreso –entendido al modo occidental, lo cual puede llevar a otro tipo de interrogantes que no tocaremos aquí–, sin ningún lugar ello no tuvo en su base ninguna donación, ninguna acción caritativa ni filantrópica. Y si la Rusia semifeudal de 1917 pasó a ser potencia unos años después construyendo la primera revolución socialista de la historia, no fue por la caridad de nadie sino por el trabajo fecundo de su gente.

La caridad, la beneficencia, nunca desligadas de la compasión, sólo pueden servir para ratificar el estado de cosas dado. La filantropía necesita forzosamente la mano suplicante; una cosa es condición de la otra, y ambas se retroalimentan mutuamente. Y la condición final del proceso caritativo es que nada cambie. La limosna no está destinada a cambiar nada sino a ratificar el estado de cosas: al mendigo en su mendicidad, y a quien la otorga en su carácter de poseedor de algo. La limosna, la caridad, la filantropía irremediablemente alimentan el circuito de postración de quien la recibe. Esa es su estructura íntima.

La cooperación internacional que venimos viendo desde hace ya varias décadas no ha pasado nunca –ni podrá pasar– de su nivel de limosna, de hecho caritativo. Por supuesto que en su amplio marco pueden encontrarse espacios alternativos, y a veces funciona como elemento de avanzada que puede acompañar procesos de transformación real. Pero en términos generales no está concebida para ser factor de cambio sino para continuar manteniendo el statu quo. La caridad no se hace para cambiar nada, obviamente. Los mecanismos de cooperación internacional, en ese sentido, son instrumentos que están al servicio del mantenimiento del estado de cosas dado. De hecho, cuando surgen los primeros programas de ayuda de Estados Unidos en la década del 60 (como respuesta a la revolución cubana de 1959) se los concebía como “estrategias contrainsurgentes suaves, no militares”. Pasados los años, aunque ahora no se los nombre así, no dejan de ser eso: estrategias contrainsurgentes, mecanismos para continuar la sujeción. ¿Por qué una limosna podría dejar de ser eso?

Ahora bien: ¿por qué estos millonarios se proponen donar parte de su fortuna? (bueno, al menos eso declaran como “compromiso moral”, porque de firmar papeles, nada). Sea como fuera: chiste de humor negro o acto de fe, desgravación impositiva o estrategia contrainsurgente, no deja de ser patético. Si se trata de lograr “un mundo mejor”, como pide uno de los donantes, la caridad no es el camino. “No se trata de mejorar la sociedad existente, sino de establecer una nueva”, escribía Marx en 1850. Más allá de las ¿buenas? intenciones de unos cuantos magnates (el verdadero gobierno del mundo), las cosas no han cambiado en lo sustancial y la necesidad de cambio sigue siendo la misma de hace 150 años.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Uribe, el incomprendido: De poeta y de loco todos tenemos un poco

Erasmo Magoulas (especial para ARGENPRESS.info)

El 5 de Agosto el presidente Uribe se despidió de sus compatriotas. Será difícil para los historiadores y biógrafos de este continente encontrar en los anales historiográficos un discurso presidencial más disociado de la realidad, más sensibleramente decadente, más vomitivamente bucólico, más pornográficamente cínico y más poéticamente kitsch.

Tal vez los estudiosos tengan que revisar los dichos de “Chapita” Trujillo, de “Tacho” y “Tachito” Somoza, del General Hernández Martínez, de Efraín Ríos Montt, Stroessner, Pinochet, Batista, por nombrar sólo algunos de nuestros preclaros oradores.

La carnicería que es Colombia, esa geografía baconiana, ese subsuelo del horror, toda esa gran fosa común del Pacífico al Atlántico, está en otro discurso, el discurso amordazado de un pueblo que no goza precisamente de la misma libertad que el presidente, ni de la seguridad que él, su entorno oligárquico y sus cancerberos disfrutan.

Uribe habló de mística, honradez, dedicación y dinamismo de su equipo para servir a la patria. De “certificación de calidad” de ministerios y entidades públicas, hecho inaudito, que se logró bajo su administración, donde el “Estado es la empresa privada más importante, porque es propiedad de toda la comunidad”.

El otro discurso, el que narra el pueblo con sólo cumplir su función de narrador en primera persona de su día a día, nos muestra los cánceres de la corrupción rampante de la administración pública, de la compra de puestos administrativos, de negociados, de genuflexión prostibularia ante el poder de las transnacionales, de espionaje fascistoide para eliminar los “escollos” que encuentra la oligarquía mantuana en las universidades, sindicatos, organizaciones de DD. HH., en las comunidades organizadas indígenas y de afro descendientes, en los campos y ciudades. De varias decenas de políticos y militares uribistas en el negocio del tráfico de drogas, el paramilitarismo, y la venta del patrimonio nacional. Tres actividades de traición a la patria que tienen como planta generadora la Casa de Nariño.

Uribe parodió su trabajo con el del sembrador. ¿A quién le cabe alguna duda?

Su plan de Seguridad Democrática sembró decenas de miles de humanidades. Tan sólo en la Macarena, Departamento del Meta, en pocas decenas de metros cuadrados hay dos mil de ellas, quizás sean muchas más.

Como la Seguridad Democrática, según el presidente, “es un presupuesto fundamental para las libertades y un valor democrático”, cualquier mínima lógica nos lleva a pensar que el presidente y su equipo de colaboradores libró a decenas de miles de colombianos y colombianas de la dura vida que soportaban.

Como Uribe es un paisa visionario, no le alcanzó con la siembra de las semillas de la Seguridad Democrática y el Plan Colombia. Fue por más.

En su discurso de despedida, Uribe habla de “una patria convencida que Colombia es un gran destino de inversión. Que la inversión con fraternidad es el único camino para el empleo, para un empleo digno, de buena calidad, con afiliación a la seguridad social, para superar la pobreza, para construir equidad”.

El otro discurso habla de flexibilización laboral, tercerización, desmantelamiento del aparato productivo nacional, pauperización del sector del trabajo industrial, “maquilación” de la industria, desregulación tributaria para las empresas transnacionales, regresión impositiva, desplazamiento interno de 5 millones de pequeños productores agrícolas y sus familias, quiebra del pequeño y mediano empresario, proyecto de un crecimiento enfocado en la producción primaria para la exportación, contracción del mercado interno, desafiliación sindical causada por el terrorismo de Estado contra los líderes sindicales. Chiquita Brands, Nestle y la Coca-Cola, pueden dar crédito de esto último, o mejor dicho para dar crédito nada mejor que los miles de trabajadores sobrexplotados y las decenas de líderes sindicales asesinados por los escuadrones de la muerte que figuraban en la nómina de pago de dichas empresas.

Pero eso sí, hay un emprendimiento innovador y revolucionario en cuanto a atraer inversión extranjera que no se le puede desconocer a Uribe. Las siete bases militares yanquis serán un empujón hacia adelante para una mejor y más organizada producción, elaboración y comercialización de cocaína, marihuana y opio. Balanceará las economías regionales. Los beneficios serán compartidos, pues el fraterno Uribe nunca pensó en Colombia como el único beneficiario, su contraparte el Complejo Militar-Industrial de los Estados Unidos, la banca del Norte y contratistas como la Blackwater, que ahora se llama Xe Services LLC, también se llevarán su tajada.

La tercer semilla de Uribe es la de haber dejado “una patria convencida que es posible avanzar en lo social, para que lo social se de en los hechos, no se quede en el discurso”. La explicación de esta semilla fue breve por parte del Sembrador, ¿para que abundar en datos sobre los logros sociales de estos últimos ocho años?, si la obra está ahí, tan obvia.

Uribe como buen paisa no es sólo visionario, sino humilde. Nombró sólo tres semillas, pero a decir verdad se podrían enumerar muchas más.

De la “libertad de iniciativa de emprendimiento”, que Uribe recomendó a todos los colombianos cuidar como a la Virgen de Chiquinquirá, (podría definirse como otra semilla) y a advertirles de los peligros de que esta libertad sea maltratada en Colombia, como ocurre en otros países. ¿Venezuela?

“Colombia tiene condiciones superiores para el emprendimiento. Nuestros trabajadores son excelentes. Así se los reconoce en lo local y en la comunidad internacional”, dijo el Sembrador. Los cuatro millones y medio de colombianos que viven en Venezuela podrían dar pruebas de su reconocimiento y acogida por parte de la nueva patria con todos sus derechos individuales, políticos, sociales, económicos y culturales reconocidos. Lo que no encaja en la explicación de ese fenómeno migratorio descomunal - una realidad - es de que Colombia tenga, como dice el presidente, condiciones superiores para el emprendimiento.

Como buen paisa Uribe no es sólo visionario y humilde sino también un cicerone de altísimo nivel. En su despedida nos llevó a vuelo de pájaro (que no dije paraco), ¡qué fantástico!, por todos los departamentos del país.

Ríos, árboles verdes, Amazonas, Guainía, Putumayo, flores de colores intensos, Caquetá, Meta, Guaviare, pajaritos que juegan sobre las narices de fieras dóciles, Casanare y Arauca, Nariño, Cauca, Risaralda, valles de fertilidad infinita, Quindío, Caldas, Chocó, Córdoba “un pedacito de cielo que Dios nos regaló”, aromáticos cafetales, Bolivar, Atlántico, Magdalena, Guajira, Cesar, sabios, poetas, científicos, Santander, Boyacá, Huila, baile, jolgorio, Tolima, Cundinamarca, Bogotá, Antioquia, hombres nobles y mujeres leales.

¿Se acuerdan de los dibujitos de la revista Atalaya (Testigos de Jehová), representando el Reino de Dios ya instalado en la Tierra?

Así es Colombia.

¡Qué maravilla!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El capitalismo sólo podrá ser destruido con la fuerza unida -no aislada- de los trabajadores

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. El capitalismo sigue “vivito y coleando” en todos los países del mundo. Su base esencial, el trabajo asalariado, la plusvalía, la acumulación de capital, las diferencias de clases, el papel del dinero, la desigualdad, jamás fueron destruidas, ni siquiera tocadas. No solo siguen vivas estas formas de dominación, sino que nadie se imagina que pudieran desaparecer algún día porque parecen haberse sellado en nuestro cuerpo con fierro candente.

Las reformas o cambios más conocidos dentro del capitalismo fueron las reformas agrarias colectivas, seguros sociales, fiscalizaciones, rendiciones de cuenta, leyes avanzadas, centralización estatal, que nada tuvieron que ver con el socialismo que tanto fue proclamado. El socialismo como etapa de transición hacia la desaparición del Estado y las clases sociales jamás pudo avanzar frente al poderío capitalista.

2. El socialismo en un solo país o en un grupo de países es una bobada, tal como lo demostró la realidad. Nunca Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, junto a dos o tres países más, podrán ser socialistas ni construir nada parecido, mientras exista el poderío de los siete o de los 20 grandes países que dominan el mundo política, ideológica, económica y militarmente. Les darán a los del ALBA chance de hablar y de sacar algunos resolutivos sin mayor trascendencia, pero cuando se conviertan en verdadero peligro contra el capitalismo que necesita abundante petróleo, que produce armas para guerras, que crea industria nuclear, que necesita agua y otros recursos agrícolas, que monopoliza transnacionales, que es además acreedor de gigantescas deudas, etcétera, buscarán aplastarlo sin la menor preocupación.

3. La ideología de propiedad privada e individualismo está desde el seno materno, se instaló en la familia patriarcal, se fundamentó en la escuela, la iglesia y la sociedad. ¿Por qué –pregunta De la Boétie en su “Discurso de la Servidumbre Voluntaria”- un puñado de ricos y poderosos somete a un pueblo mil veces más numeroso sin que éste mantenga una permanente resistencia? Muchos sin pensarlo bien responderíamos que por la fuerza militar del Estado; De la Boétie, que escribió hace 450 años, dice que es por la ideología y la fuerza de la costumbre. Esto quiere decir que si queremos una revolución verdadera –no un simple cambio de gobernantes, partidos o grupos- hay que ir a la raíz. El capitalismo seguirá dominando mientras domine con la fuerza y la ideología.

4. El capitalismo mexicano no es sólo Calderón, Salinas, Peña o Cevallos y sus bandas mafiosas de rufianes. Son en primer lugar la televisión y la radio, la iglesia, la escuela y la familia, que transmiten la ideología y valores individualistas, competitivos, no solidarios, y consumistas a 112 millones de mexicanos. Si bien la política y la economía son determinantes en la estructura de las sociedades, la ideología es la que mueve la actuación de los pueblos. Por tanto, el combate en todas sus formas a los medios de información y a la ideología del Estado debe pasar a primer plano. Si no logramos profundizar la contracultura, podrá incluso llegar la izquierda al gobierno y nada cambiará porque la gente seguirá pensando y viviendo con ideales capitalistas.

5. La llamada democracia mexicana no es otra cosa que el disfraz de la dictadura de la clase explotadora. En 70 años de PRI y 10 años de PAN han mantenido la misma política contra los intereses de los trabajadores y de los mexicanos en general. Es una democracia burguesa pro empresarial con poder vertical reconcentrado con una enorme cantidad de recursos para evitar cualquier desviación de sus principios y reglamentos; exactamente lo contrario de lo que debería ser la democracia directa, el poder popular o el autogobierno con principios horizontales, de coordinación y de igualdad. La pregunta es: ¿Si los revolucionarios deben aprovechar todas las formas de lucha: legales e ilegales, pacíficas y no pacíficas, cuál es el margen a aprovechar procesos electorales?

6. En última instancia en las luchas sociales ningún objetivo debe o puede ser definitivo, es decir, un objetivo logrado se convierte en un medio para luchar por otro objetivo y así hasta el infinito. La revolución es permanente porque si se detiene se burocratiza y muere, tal como ha sucedido con todas las revoluciones (francesa, rusa, china, vietnamita, etcétera); es como un tren donde viajan muchos que acompañan con un tramo: unos bajan donde les conviene y otros continúan hasta el final si antes no mueren o los asesinan. Como bien se sabe no pueden haber fenómenos estáticos, sin cambios, sin movimientos. No puede haber revoluciones ni sociedades definitivas, menos aquellas dominadas por minorías. O las cosas cambian o cambian, no hay de otra.

7. ¿Qué es lo que ha hecho que las revoluciones se dividan, se frenen y produzcan caudillos buenos o malos y no realicen transformaciones importantes? Quizá el bajo nivel de entendimiento de las masas, penetradas profundamente por el individualismo capitalista, siempre dispuestas a seguir a una gran cantidad de liderazgos. ¿Cuándo las masas, como preguntaba Bloch, podrán pensar y decidir por cuenta propia acerca de los problemas de la revolución? Aquí ha estado el quid del asunto: si no somos capaces de aprovechar todas las luchas y oportunidades para transformar la ideología, las concepciones y formas de pensar de la población podríamos solo estar luchando por cambio de personas en el gobierno y volviendo a engrasar la maquinaria de opresión.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paraguay: Buitres al acecho

José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

El linfoma maligno, diagnosticado el martes 03 al Presidente Fernando Lugo, tiene convulsionada la vida paraguaya, y genera especulaciones de todo tipo e intenciones, destacando una mayoría misericordiosa que, en un alto porcentaje, se encomienda a Dios para que le otorgue pronta recuperación, vecina de un sector que se ha volcado a las misas pero con el deseo de que el señor del cielo termine con su sufrimiento.

La noticia llegó en vísperas de cumplir dos años de Gobierno, la mayor parte ocupado en sortear las intrigas de la derecha, enquistada en el Parlamento y en el Poder Judicial, desde donde se ha tejido toda clase de bloqueos a su gestión, sabotaje, conspiraciones, y permanente amenaza de un juicio político que todas las semanas aparecía inminente.

Para sorpresa, en particular de sus adversarios y de sus enemigos, el que estaba considerado un inexperimentado político, ha demostrado que los conventos también son escuelas de administración pública, de los que ha salido con suficiente habilidad para dar vuelta a situaciones difíciles, casi al borde del abismo.

Un día antes de detectarse su cáncer, autorizados voceros de la oposición, reconocían que Lugo llegaba a sus dos años de mandato sorprendentemente consolidado en su puesto, tras abrir con éxito un diálogo con buena parte de sus detractores, en particular los gremios empresariales.

Esa visión es opuesta, en principio por lógica, pero también por fundamentos varios, a la que expresan las fuerzas de la izquierda que lo acompañan desde el principio, pero cada vez con una postura más crítica a su gestión, porque la idea general es que se registra un deslizamiento del gobierno hacia la derecha.

El mandatario fue internado de inmediato a su retorno de la Cumbre del MERCOSUR en Argentina, cuando se le extirpó un ganglio para someterlo a estudio, cuya urgencia despertó ciertas dudas entre la ciudadanía, aunque de inmediato se intentó dar tranquilidad desde las filas de gobierno, diciendo que no tenía importancia, porque había sido un chequeo médico normal.

Luego, alguien filtró a la prensa que Lugo se había desvanecido en su despacho y que eso decidió la intervención rápida de los galenos. A partir de ese momento las sospechas aumentaron y, finalmente, un parte oficial dio cuenta de que el ex Obispo y controvertido Jefe del Ejecutivo, que en la práctica política y administrativa de este país no significa ser Jefe del Estado, padece de un linfoma “potencialmente curable”.

En lenguaje científico, los tumores malignos ganglionares se dividen en primarios, que son los linfomas y los secundarios, llamados metástasis. El tratamiento de ambos dependería de la precocidad del diagnóstico, de la extensión del mismo, que se mide en etapas, siendo combatidos por cirugía, radioterapia, quimioterapia y hormono-terapia.

Las muestras de solidaridad no se hicieron esperar, de dentro y fuera del país, y varios mandatarios extranjeros ofrecieron de inmediato a Lugo toda la ayuda necesaria, tal como algunos ya lo habían hecho un tiempo atrás cuando tuvo problemas de próstata.

En la vereda de enfrente, en cambio, los buitres han ingresado en un desenfrenado jolgorio, que les impide observar o, al menos aparentar un mínimo respeto y discreción, al punto que sus altavoces comenzaron a exigir que enseguida se aplique la Constitución, según su particular interpretación, y por impedimento físico Lugo sea sustituido por el Vicepresidente Federico Franco, del ala liberal más reaccionaria.

El segundo del Ejecutivo, admirador confeso del saliente y vergonzante mandatario colombiano Alvaro Uribe, es parte del grupo de los zopilotes, una versión alada de las hienas, que según la temperatura de las corrientes políticas, planean para un lado u otro, en un persistente patrullaje en busca de presas en estado de indefensión.

El problema para ellos e irónicamente también para el pueblo, es que Lugo no es el mismo de hace dos años, cuando sin experiencia política ganó las elecciones nacionales y quebró la hegemonía de 70 años del Partido Colorado, en buenos trechos acompañado por la derecha liberal.

Del tiempo en que la mayoría de los electores, en un gran abanico de colores e ideas, le dio la victoria, Lugo ha sabido sortear numerosos escollos y, ducho en el confesionario, se mantiene cerca y a la vez lejos de todos, sean de izquierda como de derecha, dando muestras de capacidad para reponerse de varios tumores, incluso uno grave, que duró más de un año, que fue la constante amenaza de juicio político.

Este 15 de agosto, el religioso, padre de varios niños, uno reconocido y otros no, deberá hacer un balance honesto de sus dos años de mandato y reconocer que, en la mitad del trayecto optó por abandonar las sandalias, después de la sotana. El pueblo, que aún le sigue, y sus enemigos, ya empezaron el recuento.

Muy atrás ha ido quedando la imagen de sus visitas a los ranchos campesinos más humildes del norte miserable y olvidado por todos los gobiernos anteriores y de sus expresiones de dolor frente a las injusticias sociales y a la exclusión de la mitad de sus compatriotas.

La mayor parte de los enunciados de política social están paralizados, ha vetado la jubilación a la tercera edad y el horario de seis horas en la función pública, al tiempo de rubricar una Ley Antiterrorista, aplicar un mes de parcial estado de sitio en los cinco departamentos más combativos del país, y haber felicitado a las fuerzas antisubversivas por dar muerte, en forma muy sospechosa, a un presunto guerrillero, subversivo tan supuesto como las decenas de imputados que están en las cárceles.

Con el cansino pretexto invocado por Estados Unidos de ayudar a combatir la inseguridad, el narcotráfico y la guerrilla, Lugo aceptó la participación en Paraguay de especialistas estadounidenses y colombianos, en ocasión de visitar Bogotá, en su sorpresivo primer viaje al exterior, a los 15 días de asumir, ratificando esa decisión meses después en Washington y Nueva York en entrevistas con Rockefeller y el paraguayo Conrado Papalardo, secretario del tirano Alfredo Strossner durante 25 años.

Desde hace seis décadas, trabajando juntos, esos dos países han sido incapaces de terminar con la guerrilla de las FARC y el narcotráfico al interior de Estados Unidos, y no es porque carezcan de recursos en dinero, armamento y personal, sino que se evidencia una clara complicidad porque en cierta manera, ambas cosas dan pretexto a Washington para instalar bases militares por todos los continentes e invadir países para exterminar demócratas y revolucionarios y saquear las riquezas nacionales.

Esos asesores, cuya cantidad es un secreto, continúan en territorio paraguayo muy presentes en los servicios de control de la ciudadanía, pese a que hasta ahora las columnas militares y policiales destinadas en los departamentos del noreste del país siguen sin encontrar resistencia armada, en un estruendoso fracaso que sólo saluda el Ministro del Interior Rafael Filizzola.

Distintos testimonios de las propias familias de la zona, muchas con algún miembro encarcelado sin proceso, dejan entrever que podría haber una veintena de jóvenes campesinos resentidos con su existencia miserable y sin perspectiva, dispuestos a incursionar en la lucha armada con el fin de encontrar alguna solución a su penosa realidad. De ahí, a una organización insurreccional organizada, hay mucho trecho.

No obstante, las fuerzas progresistas, terminando este domingo 06 sus internas por las elecciones municipales previstas para el 07 de noviembre, entre las 21 organizaciones que integran el Frente Guasú, se aprestaban a celebrar el día 15 en Asunción los dos años del Gobierno popular, en la clausura del IV Foro de las Américas, que animarán miles de delegados de numerosos países, en el que Lugo sería la figura sobresaliente.

La enfermedad, que se agravaría con la aparición de otro ganglio cancerígeno en el tórax, por lo cual algunos oncólogos dicen que Lugo ha perdido tiempo en someterse a un diagnóstico, impedirá todo tipo de festejo, salvo para el sector más cavernario de la oposición que no tiene pudor en reclamar su reemplazo.

El zopilote Vicepresidente Franco, primero en la línea constitucional de sucesión, aparece catapultado por gracia de los duendes, a pocos días de haber sufrido una aplastante derrota en las internas del Partido Liberal, del que era Presidente, abatido por el ala que más ha acompañado a Lugo y al proceso de cambios que la mayoría del pueblo, algo defraudado, continúa luchando para que sean progresistas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El poder del "cuarto poder"

Ernesto Martinchuk (especial para ARGENPRESS.info)

La década del 90 fue en América Latina toda, una etapa de consolidación de profundos cambios en su vida institucional. Los reiterados mensajes buscaban demoler el lugar que debía ocupar el Estado en toda sociedad que procurara desarrollarse democráticamente. Junto a la descalificación del Estado estaba también la descalificación de los políticos y de la política. Se comienza a instalar el concepto de que el interés comercial es más importante que la gente y que se es más cuanto más se tiene.

Gobiernos corruptos acompañados por empresas nacionales y trasnacionales corruptas fueron sostenidos por medios de comunicación que se esmeraron en hablar maravillas de un ficticio mundo que hoy vemos desmoronarse estrepitosamente pero no reconoce sus fallas. El pensador Paul Tillich dijo: “La sociedad tecnológica occidental creó métodos para ajustar a las personas a sus exigencias de producción y consumo que son menos brutales, pero que, a largo plazo, son mucho más eficaces que la represión totalitaria. Ellos despersonalizan no porque exijan, sino porque ellos ofrecen, dan exactamente aquellas cosas que tornan superflua la creatividad humana”.

Los tentáculos de la concentración de medios han demostrado tener la enorme capacidad de diseñar modelos de horadación de todo buen propósito cuando perciben que podría afectar sus poderes y dominios. Los grandes medios, cuyos dueños -ocultan rostros y nombres- ser mueven al ritmo de sus intereses y se escudan detrás de la defensa de la declamada independencia y libertad de información para defender la libertad de empresa.

Los medios masivos difunden y tal vez informan, pero no comunican. No admiten una relación de equidad con la sociedad, sino una relación de influencia-dependencia con los grupos de poder. Esa relación de dependencia-influencia está mediada por el poder de los propios medios masivos, lo que ha valido la expresión de “cuarto poder” atribuida a Edmund Burke, hace más de dos siglos. Si ya se consideraba entonces que los medios tenían un poder excesivo en la sociedad, más aún con la aparición de las innovaciones tecnológicas de las últimas décadas.
La prensa ha sido tradicionalmente el principal referente de la discusión y el análisis político. Pero cada vez hay menos medios cuya función de informar se cumple en la búsqueda de la verdad y donde los intereses de grupos propietarios no determinen la línea editorial.
Una identificación demasiado clara de un medio con una propuesta política lo pone en desventaja. De cara a los partidos políticos y a los movimientos sociales, los medios de difusión mantienen un delicado equilibrio. Cuando han intentado romper ese equilibrio, orientando su línea editorial a favor o en contra de un grupo de poder específico, se han producido reacciones que amenazaban con restringir su difusión.
El problema de los medios de difusión no es tanto lo que dicen sino lo que callan. Los jefes de redacción y los periodistas maniobran dentro de un margen que le permite armar su discurso sin un modelo riguroso. La carencia de análisis y de investigación hace que la cobertura de ciertos y determinados acontecimientos sea precaria, superficial y en muchos casos, revele ignorancia del tema. Muchas veces los periodistas ven su función reducida a difundir información que otros generan, desde boletines oficiales hasta comunicados de empresas privadas, sin capacidad de poder articular la información.
Antes se leían dos o tres diarios para formar una opinión. Hoy esa lectura no aporta mucho en la comprensión de los grandes temas del debate político. Hoy los lectores acuden a sitios de internet, a otras formas menos convencionales de información, para armar el rompecabezas de la información política. La mitad de la información que ofrecen los medios masivos de información es parcialmente sesgada, parcialmente veraz, parcialmente inclusiva, y sobre todo desarticulada, polarizada e inorgánica.
“Objetivo” e “independiente”
Si algo quedo claro ante la proclamada “objetividad periodística”, que tiene en el “periodismo independiente” una versión más adaptada a los tiempos es que los periodistas son actores políticos y no dejan de serlo porque se proclamen más “objetivos” o “independientes”. Seleccionan sus miradas, recortan sus criterios, incluyen u omiten según su parecer o el criterio editorial de las empresas en las que trabajan. Las coincidencias entre las elecciones personales y las de la empresa no siempre existen.
Lo que queda claro es que la práctica periodística es política aunque ello no implique posiciones partidarias. Los profesionales de la comunicación construyen “actores”, a los que posicionan en un escenario, se los hace jugar en el ámbito público, se los “personifica”. Así en su momento “el campo” se convirtió en actor porque había que encontrarle un oponente al gobierno. En este caso el campo es hablado sólo por poderosos productores agropecuarios con la exclusión de los peones y de la mayoría de los chacareros.
Sólo tres empresas (Grupo Clarín, Telefónica Internacional y Pramer) controlan más del 70 por ciento del merado de comercialización de señales de TV, lo cual demuestra el efecto restrictivo que implica para el ejercicio de la libertad de expresión, pilar básico de toda sociedad democrática. El mercado mediático se convierte en un mercado de baratijas o de productos que tienen el sello de las mejores marcas pero, en realidad, son de imitación y de mala calidad.

Lo que importa en este mundo de las imágenes y de apariencias, es favorecer los intereses económicos del medio emisor o de sus socios comerciales. Encontrar las causas que requieren pensar y/o profundizar, eso es investigar, eso no da rating y no genera utilidades económicas, según estiman en forma por demás ligera empresarios devenidos en comunicadores y comunicadores devenidos en empresarios.
La agenda de los medios

Los noticieros de la televisión argentina propusieron a la sociedad durante el año electoral de 2007 la construcción de un escenario de incertidumbre e intimidación, basado en la proliferación de noticias sobre cuestiones policiales, crímenes y catástrofes que dominaron la agenda noticiosa, a pesar de tratarse del año con mejores indicadores económicos y sociales en décadas de historia nacional.

Las conclusiones surgen del relevamiento efectuado en el marco de una investigación realizada para un posgrado en la Universidad de San Martín (Unsam). Durante el mismo se examinó la agenda principal de los noticieros centrales de la televisión abierta en la ciudad de Buenos Aires durante el primer semestre de 2007. En total unos 350 noticieros. El agrupamiento temático surgido de la clasificación de los titulares de apertura permitió establecer un total de 1.446 titulares, que se agruparon alrededor de 9 grandes ejes de articulación.

El resultado fue que 356 titulares correspondieron a Inseguridad y violencia, 227 a Información General, 234 a Información Política (incluyendo la campaña electoral presidencial), 181 a Gestión Gubernamental, 132 a Accidentes y Catástrofes, 105 a Justicia y Derechos Humanos, 105 a Conflictividad Social, 74 a Clima y Medio Ambiente y 35 menciones para Noticias Internacionales.

El agrupamiento temático de los titulares puso de manifiesto que 533 menciones (más de la tercera parte del total) correspondieron a situaciones de riesgo para la integridad de las personas e instituciones -incluyendo crímenes, delitos, catástrofes y atentados-, en tanto que otra buena parte se destinó a la cobertura de conflictos provinciales e institucionales -a veces también violentos- en conjunto con las campañas electorales.

Ciertamente, la exposición de hechos dramáticos y de violencia en pantalla constituyen aspectos relevantes del discurso televisivo, máxime en su afán de retener audiencia y neutralizar el poder de conmutación de los espectadores a través del recurso del control remoto. Estos principios son comunes en la Argentina, en Estados Unidos y en Europa, y la desconexión entre la agenda mediática y las realidades nacionales ha sido abordada por diversos autores.
Telepolítica
Formulas como “teledemocracia”, “videocracia” o “videopolítica” pueden ser considerados como la “fragmentación del soberano” que ya se ve sometido a la “encuestocracia” y muestran el sentido de todas las presencia en la “plaza electrónica”.
La televisión, se asocia con otras tecnologías de uso gratuito a la creación “desde la nada” de una figura pública capaz de competir inmediatamente con protagonistas ya experimentados de la política, eliminando la pertenencia a un partido, la actividad social, el contacto con las distintas realidades que forman y son parte del aprendizaje político.
A través de la televisión la comunicación vertical produce un mensaje dirigido sin intermediarios, puenteando el circuito de las instituciones representativas. Esto determina una recepción pasiva, sin posibilidad de confrontación. Representa a un ciudadano segmentado y tendenciosamente reducido a un conjunto de individuos que no están interconectados.
El político puede disponer hoy de instrumentos que eliminan la dimensión espacial y temporal que imponía formas de intermediación personal. Las videoconferencias -como las realizadas por CFK (en 2008) en cuatro lugares simultáneos (Hurlingham, Chascomús, Pilar y Mar Chiquita)- permiten la permanencia continuada y autónoma en los lugares y momentos más diversos.
De esta forma parecería que se acrecienta la “disponibilidad” del político para los ciudadanos, pero en realidad su oferta política se reduce.
Los famosos “duelos políticos” que deberían permitir a los ciudadanos disponer de una información más completa se realizan previa negociación de las preguntas, hacen que se hayan transformado en un rito interno del establishment.
El dinero y los medios sustituyeron a los contactos personales como principales fuentes de energía política. La búsqueda de los medios financieros distorsiona la actividad política, componiendo una red cada vez mayor de los intereses de los financiadores.
Ernesto Martinchuk es Periodista - Docente - Investigador - Documentalista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Elecciones en la Central de Trabajadores Argentinos: ¿Una disputa sin sujeto?

Eduardo Lucita (especial para ARGENPRESS.info)

Por primera vez en la breve pero intensa existencia de la CTA su dirección histórica va a elecciones para renovación de autoridades nacionales y regionales en listas separadas.

Marchan a este proceso con la cláusula estatutaria democrática más distintiva en referencia a la CGT: el voto directo de sus afiliados. Pero lo que debiera ser celebrado como un acto de democracia obrera por excelencia, un debate de opiniones, criterios y conceptos, acerca de la situación de los trabajadores, como pensarla colectivamente, como aportar para resolverla, es vivenciado por las cúpulas y los cuadros intermedios como algo traumático, que pondría en peligro la existencia misma de la Central.

No es para menos. No hay en la Central una práctica de debate público de ideas. En prácticamente todas las elecciones hubo listas de oposición, que nunca pudieron superar el nivel testimonial, mientras que la conducción se mostraba sólida y unificada presentando candidaturas decididas por acuerdos internos nunca bien explicitados, con lo que esa conquista democrática que es el voto directo de los afiliados quedaba casi desnaturalizada. En cada elección la mayor preocupación no era propositiva sino cuantitativa. Léase: que el número de votantes fuera lo suficiente para legitimar la nueva conducción.

Es esto lo que ahora se ha quebrado. Se enfrentan antiguos dirigentes que, más allá de desencuentros momentáneos, compartían -y comparten- privilegiar las relaciones con el Estado y sus instituciones sin demasiadas mediaciones. Esto se expresó muy claramente con el agotamiento del menemismo y muy marcadamente cuando la crisis política del 2001(1).

Ambos bandos se han lanzado a una confrontación casi irracional. Con un esfuerzo digno de mejor causa se lanzan acusaciones y denuncias de maniobras de todo tipo, pululan las visiones conspirativas, no solo entre las fracciones enfrentadas, sino al interior de cada. Incluso se acusa de romper pactos preestablecidos. Un acuerdo no público sobre quién sucedería al actual titular, que este ahora no respetaría yendo por su reelección. Si este acuerdo preestablecido fuera cierto ¿Dónde queda la tan proclamada democracia sindical? ¿Para qué sirve el voto directo, como no fuera para legitimar lo resuelto en forma antidatada en otro ámbito?

Afiliaciones a la carta

En este tortuoso sendero se han lanzado a llenar fichas de afiliaciones y a mostrar avales. ¿Qué compromiso a futuro implican estas afiliaciones de último momento? En algunos casos incluso se trata de afiliaciones de integrantes de movimientos territoriales que pueden ser decisivos al momento del recuento de los votos, por lo que, sin desmerecer ni negar la importancia relativa de los mismos, se desnaturaliza el rol de la Central (2). Esto en un país donde merced al ciclo expansivo de la economía el movimiento obrero se ha recuperado cuantitativamente, alcanzado algo más de 11.000.000 millones de trabajadores (casi 6 en el sector privado y 2 en el público, el resto esta en negro o es cuentapropista)(3).

¿Los trabajadores? bien…Gracias

Pero lo más destacado y preocupante de esta campaña es la ausencia de sujeto. No se conoce ninguna declaración o documento público de alguna de las fracciones que esboce un programa, o al menos un listado de reivindicaciones y propuestas que atiendan a las necesidades concretas y reales de los trabajadores en la actual situación sociopolítica del país. Mucho menos cómo se piensa conseguirlas o al menos reclamarlas en el período para que esa lista será electa. Más allá de distintas actividades proselitistas que han hecho unos y otros, la realidad es que esta disputa no pasa el nivel de CCII y CD y sus allegados. La base esta prácticamente ausente o indiferente. Puede pensarse que una vez armada las listas se ocuparan de este vacío. Ojalá así sea en beneficio de los trabajadores, pero entonces es válido preguntarse: ¿Con qué argumentos cada fracción afilió en estos meses preelectorales? ¿Qué criterios se utilizaron para seleccionar a los integrantes de las listas que cubrirán los miles de cargos en juego?

La discusión no llega a los trabajadores, es como si los dirigentes se hubieran autonomizado de las bases, estas parecen no ser ya una referencia. Se trata de una disputa sin sujeto, que destaca más aún porque no se trata de cualquier debate. Sino de un debate más que importante.

Un debate por la orientación política

La discusión pasa por como pararse frente al gobierno K y si tener o no relaciones con la CGT. Son estos los términos del debate real. De un lado se parte de una idea que articula toda la argumentación: el gobierno es el enemigo principal, esto explica que la mayoría de quienes integran esta fracción se sumaran al campo en la disputa por la resolución 125 -verdadero parteaguas en la política nacional- y terminaran arrastrados por la Sociedad Rural. Perciben toda medida tomada por el gobierno producto de una demanda popular como una maniobra y no como un logro, aunque sea a medias de la movilización y el reclamo. Del otro lado se privilegia la relación con el gobierno y la unidad de acción con la CGT: se apoyan en datos progresivos que sin duda existen y en una necesidad real de los trabajadores, pero quedan prisioneros del cerrojo kirchnerista, que no acepta medias tintas.

Para unos se trata de aferrarse a la autonomía de la central (que no es lo mismo que independencia de clase) frente al gobierno, y es correcto. Pero autonomía no sólo de este gobierno, sino de todos como de todo partido, y en este punto el pasado pesa. Para otros autonomía no es sinónimo de indiferencia frente a disputas entre fracciones burguesas, y también es correcto. Porque no se puede ser indiferente a cómo se resuelvan ciertas disputas que terminan impactando en la forma en que viven y reproducen su existencia las clases trabajadoras. Pero esto no puede, o no debiera, ser sinónimo de quedar embretado en los claroscuros de la política del gobierno K.

El debate es sustantivo, en última instancia remite a la forma de hacer política en una determinada relación de fuerzas, pero debieran tener en cuenta que se trata de hacer política desde los intereses de los trabajadores, no de los aparatos o cúpulas dirigentes. Si así fuera el debate debiera ayudar a elevar la comprensión política de los trabajadores sobre el período que atravesamos y trascender más allá de los estrechos marcos de la CTA, con lo que esta ganaría autoridad frente al conjunto del movimiento obrero. Pero como no se lo explicita, como es políticamente muy pobre, como las argumentaciones suenan más a chicanas que a posiciones fundadas, se debilita y se diluye en los meandros de las cúpulas y el activismo más cercano. No se interpela a los trabajadores, no se los convoca a protagonizar el debate ¿Como es recepcionado entonces en la base?: “…es una disputa por arriba”, “…una pelea por el aparato “…el problema son los cargos” o “… es la vieja pelea interna entre la verde y la celeste ”. Sin embargo hay en la central núcleos aun embrionarios que buscan escapar de la encerrona oficialismo u oposición, que buscan ampliar la democracia interna, que quieren tener peso real en las decisiones, que aún no logran corporizarse pero tienen potencialidad.

Un futuro donde puede haber más debilidad que fortalezas

Los pronósticos no permiten augurar, al menos por ahora, el triunfo de alguna de las dos listas, todo indica que será una elección muy reñida. Sin embargo crece la percepción, cuando no el temor, que cualquiera sea el resultado la central no saldrá fortalecida.

No se trata que la CTA vaya a romperse. Ninguno de estos dirigentes en su sano juicio, aunque es cierto que en situaciones de crisis la irracionalidad puede imponerse, piensa en esta salida, tampoco que alguien piense seriamente en ingresar a la CGT, son simples y superficiales argumentos para la polémica. Pero sí puede pensarse que no se cumplirá el principio que “el que gana conduce y el que pierde acompaña”, más en una central que no cuenta en sus estatutos esa cláusula de toda democracia sindical que se precie de tal como es el derecho a tendencia y la representación proporcional de las minorías, que garantiza la participación en los debates y elaboración de las decisiones, aún de los que pierden.

Gane quién gane si sigue este nivel de enfrentamientos (que esperemos no redunde en fraudes, exclusiones e impugnaciones) no habrá acompañamiento alguno. Por el contrario la tendencia será a acentuar la fragmentación ya existente en la Central, a que nadie resigne posiciones, estas cruzarán todos los cuerpos orgánicos y se ensanchará la distancia entre la dirigencia y las bases. Así el efecto positivo que debiera desprenderse de un acto democrático y participativo, de cambio de ideas y confrontación de posiciones, para luego producir una síntesis superadora, puede culminar en su contrario.

La presentación de listas termina esta semana pero las elecciones son a fines de septiembre. Hay tiempo entonces para profundizar la reflexión. Para escuchar lo que se piensa en la base. Para elevar el nivel de argumentaciones y propuestas y aunque la CTA como tal no puede considerarse una organización de clase, si se puede elaborar un programa que responda a las necesidades de la clase trabajadora, promoviendo su discusión y aplicación con la mayor participación y la menor delegación posible. Priorizando3 la necesidad de la unidad social de los trabajadores por sobre toda otra consideración, en función de enfrentar los tiempos por venir.

Eduardo Lucita es integrante del colectivo EDI-Economistas de Izquierda. Colaborador de la Corriente político-sindical Rompiendo Cadenas.

Notas:
1) Luego de haber convocado a concentrarse en Congreso el 20/12, llamaron a desmovilizar para “…sentarse con los diputados” a ver como se resolvía el “problema institucional”.
2) En realidad esto encierra un debate acerca de que es una central sindical en nuestro país, con un capitalismo de desarrollo insuficiente y deformado pero desarrollo al fin. No en otro de la región con una estructura social diferente. Si es una central que se afirma en los trabajadores ocupados, en la fábricas y talleres, en escuelas y hospitales, etc. y tiene política, y les da espacio en sus cuerpos orgánicos, a los desocupados y los diversos movimientos socioculturales. O es una central que considera con el mismo peso a los distintos sujetos, y en ese caso la relación capital / trabajo -en sentido estricto- se diluye.
3) Con esta campaña de afiliaciones la membresía de la CTA llega a poco más de 1.410.000 afiliados, de los cuales se estima votarían entre el 25 y el 35%.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

CTA: También se presentarán tres listas de izquierda. - Sin acuerdo: Yasky y Micheli, cada cual por su lado

PRENSA DE FRENTE

Llegó el 5 de agosto y no hubo acuerdo. Se cerraron las listas para las elecciones de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y se concretó la fractura de la Corriente Germán Abdala, conducción de la Central desde hace casi dos décadas. El 23 de septiembre se elegirán por voto directo 16.800 cargos en todo el país y a nivel nacional habrá cinco listas: los dos sectores de la Abdala y tres listas encabezadas por partidos de izquierda.

El protagonismo principal pasará por el duelo entre los dos sectores que hasta ahora compartieron la conducción desde la fundación de la CTA y que el 23 de septiembre, con un trasfondo de debate sobre las posiciones a favor y en contra del gobierno, definirán quien será su secretario general por los siguientes cuatro años.

Por la reelección de Hugo Yasky como secretario general, se presentó la lista 10. El dirigente de la Lista Celeste de Confederación de Trabajadores de la Ecuación de la República Argentina –CTERA-, lleva como adjunto a Pedro Wasiejko, del Sindicato de Trabajadores del Neumático –SUTNA-, y como candidato principal en Capital a Roberto “Beto” Pianelli, de la Asociacón Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro –AGTSyP-. Como conducción para la provincia de Buenos Aires, irá el también docente Roberto Baradel de SUTEBA.

Por su parte, la Lista 1 - Germán Abdala, impulsa como candidato a la máxima secretaría a Pablo Micheli, que viene de ocupar ese mismo cargo en la Asociación de Trabajadores del Estado por la Lista Verde nacional. Esta lista promueve como secretarios adjuntos al luzyfuercista marplatense, José Rigane, y a Ricardo Peidró, del gremio del personal de propaganda médica que conduce a nivel nacional la Secretaría de Derechos Humanos de la Central. En provincia de Buenos Aires, la lista 1 está encabezada por Hugo “Cachorro” Godoy, de ATE. En Capital Federal, casi de manera exclusiva, la lista la encabeza un dirigente territorial, Carlos Chile, del Movimiento Territorial de Liberación.

Una de las organizaciones que antes del cierre de listas llamó a lograr la unidad, fue la Organización Barrial Tupac Amaru, que conduce Milagro Sala. Dada su magnitud, este movimiento es visto por muchos como la organización que puede inclinar la balanza, pero repartirá su apoyo según acuerdos distritales. En Jujuy, Milagro Sala encabeza la lista 1 en alianza con Nando Acosta de ATE, quien a su vez asumiría una secretaría nacional si se impone el sector de Micheli-De Gennaro. Por el contrario, en la Capital Federal, la Tupac juega con el sector de Yasky a través de Manuel Alsina, que se medirá como segundo secretario adjunto de la lista que a nivel nacional conduce el docente.

Las listas de la izquierda están impulsadas centralmente por el PO, el PTS y el MAS. El Partido Obrero lanzó su representación dentro de la CTA a través de la Lista 3 –Frente de Unidad Clasista. La lista 4 que responde al Partido de los Trabajadores por el Socialismo –PTS- lleva como principales candidatos a José Montes, delegado del Astillero Río Santiago por ATE, Graciela Frañol de Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén, y José Soto del Sindicato de Obreros Rurales del Ajo de Mendoza. La lista del Movimiento Al Socialismo está encabezada por Jorge “Chupete” Ayala, de la seccional San Fernando del Sindicato del Neumático y Gustavo Lerer, por ATE del Hospital Garrahan.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Jubilados, la variable de ajuste para el Gobierno

Alcira Argumedo (INFOSUR)

Los fondos para pagar mayores jubilaciones y pensiones existen. Pero la gestión actual opta por seguir beneficiando al "capitalismo de amigos".

Como un modo de reforzar las declaraciones del diputado Néstor Kirchner acerca de la irracionalidad e irresponsabilidad de la propuesta que otorgaría a los jubilados y pensionados el 82% móvil, los medios oficiales y sus más diversos voceros han tratado de fundamentar profusamente tal afirmación. Es significativo que, durante más de seis años, también esas voces planteaban que implementar una Asignación Universal por Hijo, como venían demandando la CTA y distintas fuerzas políticas, era imposible.

Ahora lo presentan como uno de sus grandes logros.

La posición que habla de carencia de fondos y peligro de quebrar el sistema es totalmente espuria: simplemente se trata de una decisión política acerca de a quién se beneficia con fondos que sí existen.

Si se restablecen los aportes patronales de las grandes corporaciones, a las cuales Domingo Cavallo otorgó el privilegio de reducirlas desde 1993, deben ingresar en ANSES unos $16.000 millones anuales: lo que se requiere para llevar al 75% de los pasivos -los que menos cobran- al 82% del salario mínimo, vital y móvil. La opción es simple: se sigue beneficiando a las corporaciones con el espíritu de Cavallo, regalándoles ese monto cada año o se les reconoce el derecho a quienes se encuentran en condiciones de dolorosa precariedad.

Es un escándalo que el Gobierno siga subsidiando bajo distintos mecanismos a las grandes corporaciones como Barrick Gold, Pan American Energy (British Petroleum y Bridas), Repsol, Ford, General Motors o Techint, entre otras. Los montos otorgados comprenden, en grandes líneas, $27.000 millones anuales en exenciones impositivas; $40.000 millones anuales en subsidios bajo diversos rubros y $5.000 millones en regímenes promocionales; en total $72.000 millones anuales: el doble de lo necesario para reacondicionar todo el sistema previsional.

Por otra parte, sin contar las ganancias extraordinarias de Cristóbal López por la extensión del juego, que no aporta los impuestos correspondientes. Además del superávit existente en ANSES, un impuesto mínimo a las transacciones financieras otorgaría otros 12.000 millones de pesos, monto que cubriría la recomposición de los ingresos del resto del sector, cuyos niveles se fueron achatando en las últimas décadas y ahora engruesan los juicios contra el Estado.

La Corte Suprema de Justicia ha dado la razón a los demandantes en los fallos Badaro y Sánchez; pero todo indica que se implementa una estrategia de patear hacia adelante los pagos, de modo tal que esos demandantes se vayan muriendo.

Una fuente adicional y legítima de ingresos del ANSES sería el blanqueo de los millones de trabajadores en negro, que siguen rondando el 40% de la población económicamente activa. En síntesis, la supuesta irracionalidad del reclamo es plantear al Gobierno que deje de utilizar a los jubilados y pensionados -y a los trabajadores precarios- como variable de ajuste de su política económica en favor de las grandes corporaciones, de los capitales financieros y de los empresarios amigos.

Es posible paliar el sufrimiento de compatriotas en sus últimos años de vida. No hacerlo es violentar derechos humanos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Supermercados: los dueños del gran embudo

Carlos Saglul (ACTA)

Mucha luz, plástico y color. Con sus marcas siempre nuevas en las góndolas, packaging seductor y todo el glamour de lo moderno, los supermercados, paraíso del consumidor, son también un gran embudo por donde pasa el ajuste de la demarcación. Pequeños productores mal pagos, consumidores esquilmados, se convierten en la ganancia millonaria de unos pocos. Desde que llegaron al país en los setenta, muchas cosas cambiaron, entre ellas la vida de los empleados de comercio.

En pleno proceso de organización en el seno de la CTA, los trabajadores del sector nos cuentan cómo es, acción gremial mediante, dejar de ser un “recurso humano”, para transformarse en un proyecto colectivo que busca la dignificación de la clase trabajadora. Son laburantes que todos los días le ponen el cuerpo a la nada sencilla tarea de remar contra la corriente y soportar, a pie firme, los embates de uno de los emblemas del sindicalismo empresarial en nuestro país, el Sindicato de Comercio conducido por el inefable Armando Cavalieri.

Ellos también construyen en la práctica un nuevo modelo sindical que se canaliza por medio de la Central de Trabajadores de la Argentina. La pelea por trabajo y salarios dignos, por libertad y democracia sindical se libra en todos los frentes, en cada lugar y al mismo tiempo. He aquí algunos botones de muestra de esta realidad emergente entre los trabajadores que habitan el universo de Mercurio, hijo de Júpiter, el Dios del Comercio.

La Sociedad de Dependientes de Comercio de la Capital Federal, primer antecedente gremial de la sindicalización de los empleados de comercio, nace en 1881. Ese año, se concreta la primera movilización, convocada para demandar la puesta en vigencia de una Ordenanza que designó al domingo como día no laborable. Los empresarios ponen el grito en el cielo y las presiones sobre el Gobierno son fuertes, pero al fin, una columna de varios miles de manifestantes que desemboca en Plaza de Mayo logra inclinar la pulseada a favor de los trabajadores.

En 1913 se crea la Federación de Dependientes de Comercio de la República Argentina y seis años después de la Sociedad de Dependientes de la Capital Federal nace la Federación de Comercio de Buenos Aires. Con el diputado socialista Ángel Borlenghi a la cabeza surge una amplia campaña para exigir cambios en el Código de Comercio: Indemnización por despido injustificado, vacaciones anuales pagas, respeto del sueldo en caso de enfermedad. La pelea es larga, hay concentraciones en todo el país, más de veinte mil trabajadores salen a la calle. Finalmente las reformas se convierten en Ley. Después de un fallido intento de veto, el Poder Ejecutivo promulga las modificaciones reclamadas un 26 de septiembre, que desde entonces es conmemorado como el Día del Empleado de Comercio.

En 1975, los empleados de comercio se dan los Convenios que aún los rigen. Pocos años después entran al país los primeros supermercados. La historia ya no será la misma. En su mayoría, verdaderas multinacionales que a veces funcionan en forma encubierta a través de supuestas firmas nacionales, respetan a rajatabla el dogma del supermercado, esto es, obtener la mayor ganancia al menor costo. De los testimonios recogidos en esta nota entre los sindicatos del ramo que forman parte de la Central de Trabajadores de la Argentina surge con claridad que la metodología de las compañías es llevarse la ganancia cargando íntegramente los costos sobre los hombros de pequeños y medianos productores y comerciantes, el valor de cuyos productos se multiplica por diez al pasar por caja.

Eso explica la razón por la cual algunos productos, se encarecen hasta 400 veces en el trecho desde el origen a la boca de expendio. El otro secreto es la concentración monopólica a nivel local y mundial y la falta de una política capaz de combatirla. Sólo siete grandes cadenas controlan el 75 por ciento de la distribución mundial de alimentos. Se trata de un embudo, en cuyo origen está el productor, y del otro lado el consumidor. La parte del león se lo lleva el dueño del embudo que es el supermercado. Sin regulación estatal, el productor debe elegir entre venderles al precio que le fijan o dejar que la producción se le pudra. Se trata de uno de los aspectos centrales de la globalización capitalista y la pérdida de la soberanía alimentaría por parte de las naciones del Tercer Mundo.

Flexibilización laboral

El Sindicato de Empleados de Hipermercados, Supermercados y Mayoristas (SEHSMA-CTA) nació para nuclear a trabajadores de Lomas de Zamora, Esteban Echeverría y Ezeiza, hoy se extiende a varias provincias y localidades del país. Su secretario general, Carlos “Tito” Godoy, cuenta que antes de fin de año tendrán ocho organizaciones provinciales. Están próximos a inaugurar seccionales en Chubut, Santiago del Estero y Mendoza. También se están abriendo filiales en grandes ciudades como Bahía Blanca y Mar del Plata.

Para el dirigente, “aunque pueda escucharse como contradictorio nuestro problema central no son ahora los empresarios sino algunos dirigentes sindicales”. Explica que en los últimos tiempos los supermercados han ganado en forma tan extraordinaria que podrían mejorar los salarios sin problema. “Lo que pasa es que algunos dirigentes ya no son gremialistas sino empresarios y entonces ven cualquier aumento, no como un triunfo sindical sino como un costo”.

Hugo Eusebio, de la Unión de Trabajadores de Comercio y Servicios de Villa María, Córdoba, (UTRACOS-CTA) le pone cifras a la coyuntura: “El último acuerdo paritario dejó los básicos remunerativos por debajo del Salario Mínimo Vital y Móvil, el sueldo remunerativo de un vendedor B -categoría mayoritaria de comercio- quedó en 1.494.96 pesos, los demás montos son no remunerativos. Representan 1.025 pesos e implica que más del 40 por ciento del sueldo no tiene aportes. Hace tres años que los empresarios se vienen ahorrando cifras siderales esquivando el pago de parte de los aportes previsionales. Con alrededor de 2.270 pesos de salario de bolsillo estamos por debajo de la línea de pobreza”, advierte.

Eusebio señala que alrededor de 40 por ciento de los trabajadores está en negro.”Las inspecciones del Ministerio de Trabajo rara vez acuden ante las denuncias sindicales”. Ambos gremios pelean actualmente la inscripción gremial y coinciden que en la falta de libertad y democracia sindical es responsable en gran parte de la impunidad que tiene el fraude laboral en el ámbito del gremio de comercio.

Julio Hikkilo del Sindicato del Personal de Reposición Externa y Merchandising de la Costa Atlántica dice que “con el menemismo llegaron al país las grandes cadenas de supermercados y con éstas las compañías terciarizadoras. Al contratar trabajadores a través de agencias se perdió la estabilidad y se profundizó la flexibilización laboral”.

Explica que muchas empresas afilian a sus trabajadores al gremio de Comercio que encabeza Armando Cavalieri porque “de esa manera pagan salarios bajos, gran parte en negro” y se evitan lidiar con delegados de base y gremios que defiendan los derechos laborales.

Clin caja

A su turno, Ricardo Sánchez, secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina de Paraná y del Sindicato de Trabajadores Mercantiles de Entre Ríos, recuerda como cambió la actividad con la aparición de los supermercados: “Un caso paradigmático fue nuestra ciudad, donde el intendente modificó la circulación de la calle Laprida para que el tránsito confluyera en la puerta del hipermercado Wall Mart. La flexibilización laboral se tradujo en contratos basura, se introduce la rotación del personal como un fenómeno de explotación sistemática y tercerización del empleo. Por un lado, contratan mayor cantidad de trabajadores, pero lo compensan con la rotación de los mismos, de manera que no se pueda construir un sujeto colectivo que permita disputar mejores condiciones laborales”.

Para el dirigente entrerriano “en este proceso incipiente de inflación los trabajadores perdemos por los ajustes que se producen en las empresas, se reducen incentivos como horas extras, y se termina corriendo el riesgo de despidos. Además debemos soportar los acuerdos de las cúpulas sindicales que acuerdan aumentos salariales en cuotas, de carácter no remunerativo, distorsionando la naturaleza de la remuneración”.

Eusebio señala que “con el golpe de Estado del 76 los mejores dirigentes fueron presos o desaparecidos. Apareció en escena Armando Cavalieri que al momento del golpe estaba detenido por una estafa con un plan de viviendas para cuya construcción recaudó el dinero que nunca se convirtió en ladrillos. Los militares lo liberaron para que diera la imagen que no había persecución gremial. Habiendo obtenido el manejo discrecional de la vieja Confederación General de Empleados de Comercio y los fondos de la obra social (OSECAC), en poco tiempo el poder que logró con la dictadura se agigantó. Los secretarios general de los casi 325 gremios de base pasaron a ser empleados de sus empleados. La receta es burocracia, flexibilización laboral, salarios bajos, y nada de democracia sindical”.

El dirigente saca la calculadora y explica “un millón de trabajadores deben hacer un aporte a la obra social de Cavalieri de 62.50 pesos por mes que suman 62.500 millones de pesos ya que el gremio cobra por los pagos salariales remunerativos y no remunerativos. Esta cifra sumada a los 50 pesos por trabajador que recauda la burocracia a través de lo acordado con los empresarios, suma en sólo treinta días la cifra de 125 millones de pesos”.“¡ Anda a pedirle que te mejoren el salario!”, desafia Eusebio con ironia.

Guita para el aparato

Tanto a “Tito” Godoy como al villamariense Eusebio, le vienen los colores a la cara cuando se refieren a Armando “Gitano” Cavalieri, el secretario general de la Federación que agrupa a los empleados de Comercio. El primero explica que “lo único que les importa es el dos por ciento que le sacan a cada trabajador compulsivamente. Vos te vas de la obra social, pero igual les tenés que seguir pagando”.Añade que “como si fuera poco, en la última paritaria firmaron que les van a pagar una suma fija extraordinaria por trabajador a la Obra Social ”. Para los gremialistas que militan en la CTA, esto se traduce en “guita para el aparato, limosna para el trabajador”.

Hombre pragmático, el presidente de la Federación de Empleados de Comercio y Servicios necesita pocas palabras para definirse ideológicamente: “Hay que sincerar temas, no hay que hacer progresismo zonzo, sino hay que hacer progresismo realista. Y hay que tener en cuenta lo que dijo Lula, cuando vino acá: no se le tenga miedo a las multinacionales, miren que es gente que invierte. Y en este caso, los supermercados son en mi sector gente que invierte. No vinieron a timbear, sino a dejar dinero, levantar paredes, tomar gente (…) No les pagaran dos mil pesos pero si 700 o 750, pero tienen trabajo todos. Este es el mercado que hay. Hay que privilegiar el dialogo, tener seguridad jurídica es muy importante”. ¿Y quien mejor que Cavalieri para dar seguridad al capital?.

El dirigente gremial es dueño entre otras propiedades de la estancia La Federala (de 5.000 hectáreas ), establecimientos cerealeros, un lujoso club de campo, inmobiliarias, tambos, garajes y empresas de repuesto automotor, compañías dedicadas a emprendimientos deportivos.

“Cavalieri y Osvaldo Cornide, presidente de la Cámara Argentina de Comercio son socios en el seguro de retiro La Estrella una estafa a los trabajadores de comercio además de IAM, el Instituto Mercatil de seguro obligatorio”, añade Eusebio.

Godoy explica que “el Convenio de Comercio del 75 quedó vetusto, no nos contiene a los empleados de supermercados. Por eso hoy estamos luchando por un nuevo convenio. Hay nuevas realidades, una cajera que recibe entre 20 mil y 50 mil pesos diarios no puede estar ganando la miseria que le pagan. El repositor que antes atendía una góndola, hoy por lo menos esta a cargo de siete”.

Añade que en su zona varios miles de empleados de comercio se pasaron el gremio de Camioneros. “Ellos armaron ramas para llevarse la mayor cantidad posible de afiliados de otros gremios y la gente va, porque así se le duplica el sueldo. Eso se explica también por la pasividad del gremio de Comercio que no se actualizó porque eso no le conviene a los empresario”.

El festín de la explotación

El Sindicato de Personal Jerárquico de Comercio nace el 2 de enero de 2006. Lo conduce Jorge Mígueles: “Entre 1995 y 2002, estábamos bien pagos, ganábamos tres o cuatro veces más que los empleados de las categorías inferiores. Como no teníamos sindicato, los supermercadistas comenzaron a flexibilizarnos mientras como siempre Cavalieri miraba para otro lado. Terminaron sin pagarnos aumentos, ni extras, haciéndonos trabajar sábados, domingos, feriados, el festín de la explotación”.

El dirigente recuerda que “los del gremio de Comercio decía que no valía la pena representar a los jerárquicos porque éramos pocos. Cuando comenzamos a afiliarlos se pusieron nerviosos. Ahora se desesperan por captar compañeros a pesar de que no les corresponde. Son demagogos.”

Jorge Rivera es de otro sector de los empleados de comercio. Representa al Sindicato del Personal de Reposición Externa y Merchandising de Neuquén y Río Negro. “Somos un sindicato joven, compañeros que se organizaron para ponerle fin a la flexibilización y los atropellos que vinieron de la mano de las agencias de servicios empresariales que desde el menemismo se dedican a tercerizar el trabajo. Nos pagan por debajo de los salarios que perciben los compañeros que están en relación directa con las empresas. Como la actividad no está regulada, cada agencia abona lo que quiere. No tenemos categoría, te encuadran a su antojo. Sin libertad y democracia sindical nuestra situación es muy difícil. Le pelea es dura pero hay que darla, es la única esperanza”.

“Tito” Godoy indica que “una de las formas de negreo que cuentan con la complicidad de algunos gremios es la pasantía. Hay filiales de supermercados que han funcionado hasta un año con pasantes. Se trata poner a trabajar jóvenes a través de convenios con las facultades. Les pagan alrededor de 400 pesos por 6 horas. Generalmente los hacen trabajar extras que no figuran en ningún lado y en el 90 por ciento de los casos, cuando termina la pasantía les dicen: -adiós, gracias por los servicios prestados-”.

El Sindicato de Trabajadores de Comercio de Tierra del Fuego (SITRACOM-CTA) es el más austral del mundo. Su secretario general, Wenceslao Benítez expresó que “permanentemente tenemos que protagonizar el conflicto social ante despidos arbitrarios o casos de persecución sindical por parte de las patronales aliadas con los representantes del sindicalismo empresarial en Ushuaia y Río Grande con el objetivo de impedir la organización gremial”.

Añadió que "sabemos que a los trabajadores los presionan, le meten miedo, les hablan en contra nuestra y los amenazan con despidos, sin embargo, la decisión de los compañeros por darse una nueva organización que los represente sigue estando presente. Estamos dispuestos a defender los puestos de trabajo no sólo de quienes son despedidos del sino de cualquier empleado de comercio”, dijo Benítez.

"Se están violando los derechos sindicales contemplados en la Ley 23551 y los tratados internacionales. Nosotros estamos dispuestos acompañar a todos los compañeros que se enfrenten a la arbitrariedad de los patrones, con comportamientos antisindicales. En el marco de los fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el trabajador es el que decide cómo, cuándo y dónde se quieren organizar. Pero además los patrones no deben inmiscuirse en las cuestiones de los trabajadores, en su ejercicio de la libertad y democracia sindical", concluyó el dirigente mercantil fueguino.

Remarcan todos los días

Los trabajadores de comercio, especialmente los empleados de supermercados tienen un lugar privilegiado para testimoniar como su salario se ve licuado día a día a través del ajuste interminable de la remarcación y la falta de control de precios en un mercado absolutamente concentrado, donde la competencia es tan creíble como las mediciones del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). “Te aumentan una vez al año, pero remarcan todos los días”. Hugo Eusebio de UTRACOS-CTA, afirma que “la demarcación en los últimos meses ha sido fuerte, y eso afecta enormemente nuestros bajos salarios. Estamos acostumbrados al famoso colchón de los supermercados, hipermercados y empresas de la alimentación que junto a la falta de política para combatir la inflación terminan triturando los magros aumentos que se consiguen”. Rivera coincide: “Si bien las subas son de a centavos, al final del mes el precio del producto se duplica”.

Por su parte, Hikkilo explica que “junto a las demarcaciones diarias se verifican la decisión de no reponer en las góndolas los productos que están bajo acuerdo de precios con el gobierno, es decir se genera el faltante”. Godoy nos cuenta que como tiene un comedor popular se ve obligado a seguir los precios de los alimentos y comenta que muchas veces la gente piensa que está comprando barato, cuando en realidad son productos que cuyo precio ha sido aumentado al doble días atrás, para bajarlos luego. Los compañeros repositores suelen avisarme “cuidado, no compres que a ese producto lo están preparando para la oferta”. Recalca que al ser diarios, las aumentos, el secreto de que algunos comercios chicos tengan precios más baratos está en que no tienen personal para remarcar todos los días”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Mendoza: "Dios tiene teléfono" y un represor era uno de sus telefonistas

Gabriel Conte (MDZOL)

Brindan asistencia a católicos que están en situaciones terminales y en horario nocturno y carecen de "objeción de conciencia": quien pida ayuda la tiene, sostienen desde el Servicio Sacerdotal Nocturno. Esta entidad puso un aviso rogando por el alma de un represor mendocino. La explicación, si cabe, en esta nota.

Tras la muerte del represor José Martín Mússere sorprendió un aviso pagado por un sector de la iglesia católica en el diario Los Andes. Allí, en la sección de fúnebres, sorprendió el ruego “por el alma de su Hermano Guardían José y por la paz de su familia”, firmado por el Servicio Sacerdotal Nocturno.


Foto: Argentina, Mendoza, juicios, Represores, dictadura militar -
Mússere, el fallecido ex miembro del Servicio Sacerdotal Nocturno.
Autor: Agustín Mauricio - MEDIAMZA

Mússere murió en prisión, en San Rafael, lugar en el que estaba siendo juzgado por crímenes cometidos durante la última dictadura, en la causa en la que se investiga la desaparición de Francisco Tripiana, José Berón, Pascual Sandoval y Roberto Osorio, todos miembros de la Juventud Peronista. El ex policía fue reconocido durante el juicio por quienes sobrevivieron a su actuación. El dramático relato de los testigos del juicio que se desarrolla en la ciudad sureña, incluyó el testimonio de Luis Barahona, un ex gremialista de la empresa Grassi, que fuera detenido el 28 de abril de 1976. Según publicó Mediamza, “vio una foto de esa época e identificó a Mússere como su captor y torturador”.

”Según relató el hombre a los miembros del tribunal señaló ese medio- Mússere fue quien lo trasladó desde su casa en la ciudad sureña de Malargüe hasta la Municipalidad de San Rafael, donde, aseguró, éste lo golpeó ´en reiteradas ocasiones´ y "me hizo subir tres escaleras flexionado a los golpes".

El Servicio Sacerdotal y el represor: “Tenemos derecho a arrepentirnos un minuto antes de morir”

Mussere era “guardián”, es decir, miembro activo de la “Hermandad de Caballeros del Santísimo Viático”, la entidad que sostiene en el norte de Mendoza el funcionamiento del Servicio Sacerdotal Nocturno.

Este último es popularmente conocido por la frase publicitaria que usó durante muchos años: “Dios tiene teléfono”. Mússere, como “guardián”, era uno de quienes lo atendía cada vez que algún fiel de la iglesia necesitaba de la palabra sacerdotal o bien, de los “últimos óleos” o “extremaunción” con la que los creyentes despiden a sus fieles.

Lo hacía desde la sede del servicio, ubicada en la Quinta Sección de Ciudad, en Julio Leónidas Aguirre 52 Piso 1º Dpto. 6. La sede de la Hermandad, en tanto, queda en el barrio Soberanía.

No logramos ubicar a su presidente, Roberto Bustos ni al sacerdote que oficia de “asesor eclesiástico”, Evilasio Pascual. Pero sí lo hizo uno de los miembros de la comisión directiva del mismo servicio, pero con sede en San Rafael, lugar en donde murió Mússere.

Jorge Yagüe oficia en la estructura como “encargado de prensa”. Sin embargo, acepta que esto es “sólo una formalidad” y prefirió ser llamado como “un guardián más”. Pidió no mezclar sus opiniones personales con las institucionales y así lo hicimos. Y en estas últimas, resaltó el rol acéptico de la entidad: “No miramos a quién le llevamos el perdón de Dios”, dijo.

Yagüe confirmó que Mússere no fue miembro de la entidad del sur mendocino, pero demostró conocimientos sobre su persona. Por ejemplo, cuando le llamamos Mussere, sin acento en la “u”, se apuró en acentuarlo.

Consultado sobre el aviso publicado en Los Andes, en el que el Servicio Sacerdotal Nocturno rogaba por el alma del represor, Yagüe afirmó que no salió de su entidad y especuló, además, con que “pudo haberlo hecho algún miembro de forma personal y particular”.


De hecho, sólo en el sur hay 3 laicos y un sacerdote cada noche montando guardia por si algún fiel requiere de sus servicios. “Esto lo podemos hacer gracias a que, gracias a Dios, hay muchos sacerdotes en San Rafael”, comentó.

La entidad nació como idea en Córdoba en 1952 frente a la necesidad de que, según explica el sanrrafaelino, “así como hay farmacias, bomberos, policías o médicos de turno, ¿cómo era posible que los cristianos en situaciones dolorosas no tuvieran una guardia a la cual recurrir sin pérdida de tiempo y conseguir un sacerdote para los sacramentos?”. Así empezó a funcionar y en San Rafael llevan más de 20 años en la tarea.

Las ostias y el represor

Yagüe no tuvo problemas en hablar del asunto: “Este señor Mússere, independientemente de lo que haya sido o de los errores que haya cometido como ser humano, también como ser humano le cabe el arrepentimiento. Si una persona se siente conmovida, tiene derecho a pedir el perdón de Dios”, explicó desde su punto de vista.

- ¿Existe la objeción de conciencia en su tarea? Por ejemplo: le toca ir a llevarle un sacerdote a una persona que usted aborrece, por lo que fuere, o bien, que usted está convencido de que ha sido una mala persona…¿Igual va?

- Por supuesto. Mi misión es de conseguirle un sacerdote.

- Dejando de lado a Mússere, que hacía lo mismo que usted pero en Mendoza, si uno de los miembros de un matrimonio homosexual cae en desgracia y pide la extremaunción…¿usted que hace?

- Mire, yo no soy el que evalúa si la persona a la que asistimos está arrepentida o no. Solamente intermediamos. En el último minuto una persona puede arrepentirse toda una vida de errores.

- …

- La sociedad tal vez no se lo perdone, pero Cristo sí lo hace.

Convencido de que la ley “que vale” es la que está escrita en la Biblia, poco le importa, a ciencia cierta, los “dimes y diretes” de la Tierra. A tal punto es así, que la entidad que integra lleva el nombre de un “arrepentido”: San Camilo de Lelis, un “putañero” que vivió una vida dispendiosa, pero que –según Yagüe- supo arrepentirse y reencaminar su vida. Y fue santo”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Otro fallo en favor de los trabajadores

Paula Quinteros (ACTA)

El 16 de julio la Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, con los votos de los Dres. Oscar Zas y Héctor C. Guisado, y previo dictamen del Fiscal Gral. Dr. Eduardo Álvarez, concedió una medida cautelar solicitada para que Ernesto Luis Gallardo, miembro de la Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA-CTA) sea reinstalado en su puesto de trabajo.

El trabajador que fuera despedido por la empresa Nueva Chevallier en dos oportunidades, la primera invocando abiertamente la empresa su actividad gremial al momento de estar conformándose la Delegación Rosario de la UCRA, que debió dejar sin efecto luego de una medida de fuerza realizada por el sindicato y que determinara su reinstalación, y a los pocos meses nuevamente despedido, pero esta vez sin causa, por lo que inició juicio sumarísimo planteando la nulidad del despido por discriminatorio y motivado, pese a no invocar causa la empleadora, en su condición de activista gremial y miembro de un sindicato.

La consolidación en la jurisprudencia de la nulidad de los despidos cuando los mismos constituyen un acto discriminatorio, limitando la facultad del empleador de despedir sin causa, constituye una herramienta valiosísima para los colectivos de trabajadores que han decidido organizarse gremialmente y que no cuentan con la tutela que la cuestionada ley de asociaciones sindicales solo reconoce para quienes integran sindicatos con personería gremial. Si bien no logra constituir la protección necesaria en una tarea tan ardua y riesgosa como es la actividad gremial genuina en el lugar de trabajo, permite resistir las ofensivas empresarias ante los despidos por causas gremiales permitiendo la reincorporación laboral.

La nulificación de los despidos por discriminatorios y la concesión de medidas cautelares que ordenan la inmediata reinstalación hasta tanto se resuelva el planteo de fondo, limita en cierta medida las represalias que ante la manifestación de actividad gremial despliegan las empresas produciendo de manera inmediata el despido de los trabajadores identificados en dicha tarea.

El desarrollo doctrinario que ha permitido obtener la nulidad de los despidos discriminatorios por actividad gremial y la protección al ejercicio de la libertad sindical, es a partir del valiosísimo trabajo de reconocidos abogados laboralistas que han articulando un conjunto de normas que permitieron el desarrollo doctrinario que los fundamenta, conformando el bloque constitucional aplicable a los casos, integrado por la Constitución Nacional (Art. 14 bis), Tratados Internaciones incorporados a nuestro plexo normativo, en especial los Convenios 87 y 98 de OIT y la ley antidiscriminatoria N° 23.592, que permite equiparar el acto discriminatorio al acto nulo. Dicho desarrollo doctrinario además ha sido acogido en los fallos “ATE” y “Rossi” de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en protección del ejercicio de la libertad sindical.

En tal sentido el Dr. Álvarez, Fiscal General de la Cámara de Apelaciones del trabajo, en su dictamen al analizar la procedencia de la medida cautelar concedida ha dicho: “... Creo necesario recordar que este Ministerio Público ha sostenido la admisibilidad de privar de efectos una conducta de la empleadora, en los términos del art. 1 de la ley 23592 citada, cuando se infiere una clara motivación discriminatoria, y ha afirmado la posibilidad de acceder una resintalación cautelar cuando existen elementos de denotan una muy intensa verosimilitud en el derecho...”

... “se infiere, en principio, que la respuesta de la empleadora se vincula a la actividad sindical del actor y a su intento de fortalecer una institución colectiva determinada, y esta circunstancia, califica el “fumus bonis iuris”, en especial si se tiene en cuenta la incidencia que podría tener en la controversia el amplio criterio sentado por la Corte Suprema de justicia de la Nación en la sentencia dictada el 09/12/09 en autos “Rossi Adriana María c/ Estado Nacional” y la alusión que se afecta a los principios básicos de la libertad sindical y de la protección de los dirigentes sindicales que emergen, en tanto el art. 14 bis de la Constitución Nacional, como el convenio 87 de la Organización internacional del Trabajo”...

Finalmente los Camaristas Dres. Guisado y Zas compartieron la opinión del Sr. Fiscal General y concedieron la medida cautelar solicitada ordenando la reinstalación del trabajador teniendo en cuenta la incidencia que podría tener la controversia planteada conforme el indicio de afectación de principios básicos de la libertad sindical y de la protección de dirigentes sindicales que emergen.

La necesidad de seguir avanzando en la concreción de un sistema normativo que contenga el instituto de la tutela gremial respetando la realidad en cuanto a su función y finalidad, que en los casos de colectivos sindicales en formación resulta indispensable por ser ese el momento de mayor vulnerabilidad ante las represalias patronales, constituye un desafió a concretar que permitirá acompañar los procesos de organización gremial de los trabajadores en defensa de su clase.

El desarrollo y afianzamiento jurisprudencial de la nulidad de los despidos discriminatorios constituye una herramienta más al servicio de los nuevos colectivos en la democratización de la organización sindical del movimiento obrero.

La orden de reinstalación de Ernesto Luis Gallardo confirma la estabilidad en el empleo y el derecho a no ser discriminado por el ejercicio de la libertad sindical y alienta a quienes como él, se han sumado a este desafío de organizar sindicatos al servicio de los intereses de sus trabajadores, que implica en la mayoría de los casos una doble tarea, enfrentar a las patronales y a las entidades gremiales que han abandonado sus principios constituyéndose en socios de los empleadores cuando no directamente en empresarios.

Paula Quinteros es integrante del Observatorio Jurídico de la CTA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Planteo por su salud. Rechazan un pedido para que Bussi sea trasladado a Buenos Aires

PRIMERA FUENTE

El Tribunal Oral Federal no dio lugar a un planteo de la defensora pública oficial Amalina Assaf, quien pidió que el represor de 84 años sea trasladado a Buenos Aires argumentando que “su estado de salud se conduce hacia un indefectible y seguro agravamiento”. El fiscal general también opinó en contra del pedido. Tras el rechazo del TOF, Bussi seguirá en el country de Yerba Buena, con la asistencia de sus médicos particulares.

Con el argumento de que su salud no mejorará y que necesita ser atendido por profesionales médicos de Buenos Aires para conseguir revertir una infección urinaria que padece desde hace seis meses y viene “minando” su salud, la defensora pública oficial Amalina Assaf pidió que el represor Antonio Domingo Bussi sea trasladado a Buenos Aires, pero los jueces del Tribunal Oral Federal rechazaron su planteo.

“No se advierten elementos fácticos ni jurídicos que habiliten un proceder en el sentido pretendido por la defensa. En efecto, más allá de los argumentos esgrimidos por la Defensora Pública Oficial, no surge de los estudios médicos ni de las opiniones de los profesionales, tanto oficiales como particulares, que el imputado Bussi, de ser trasladado a la ciudad de Buenos Aires, mejoraría su estado de salud”, argumentaron en una resolución.

Los jueces Gabriel Casas, Carlos Jiménez Montilla y Josefina Curi también alertaron que Bussi, con sus 84 años de edad, cumple la prisión preventiva bajo la modalidad de prisión domiciliaria, “con la posibilidad concreta de ser atendido por médicos particulares a su elección o bien por el servicio de salud provincial”.

El fiscal general Alfredo Miguel Terraf opinó en contra del planteo y sostuvo que la defensa de Bussi desmerece la idoneidad de los médicos tucumanos que asisten al militar retirado al sostener que se insinúa que los profesionales de Buenos Aires tendrían la “capacidad mágica” de mejorarle la salud.

La defensora pública había aducido que de acuerdo a los estudios efectuados y de los certificados médicos expedidos, las patologías que sufre su defendido “son crónicas, irreversibles y terminales, lo que significa que su estado de salud se conduce hacia un indefectible y seguro agravamiento; y que el paso del tiempo lo coloca en un mayor estado de vulnerabilidad al agravársele todas las patologías que presenta”.

En la resolución, los jueces recordaron la situación procesal de Bussi. En primer lugar, tiene una condena confirmada –no firme- por la Cámara Nacional de Casación Penal por el secuestro y desaparición del ex senador provincial Guillermo Vargas Aignasse. Luego, fue separado del juicio ex Jefatura de Policía por razones de salud mientras se desarrollaba la audiencia de debate oral y pública en marzo de este año. Y en tercer lugar, se encuentra requerido de juicio oral en la megacausa ex Arsenales.

Ahora, la decisión del TOF pasó a manos del juez federal Daniel Bejas, quien también emitirá su opinión.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...