viernes, 3 de septiembre de 2010

Guatemala. Estudiantes por la Autonomía: La universidad pública está en huelga - “Nuestra lucha es contra la privatización de la educación superior”

Marcelo Colussi (Desde Guatemala, especial para ARGENPRESS.info)

En Guatemala, al igual que en toda América Latina, la universidad pública ha venido siendo seriamente castigada en estas últimas décadas de predominio privatizador y abierto discurso neoliberal. El avance de la educación superior privada ha sido arrollador. En Guatemala, por ejemplo, para una población donde el 25% aún es analfabeta, existen 11 casas de estudio superior privadas, junto a la tradicional Universidad de San Carlos, la única estatal, ya largamente tricentaria, que otrora conociera días de gloria.

Días, por cierto, que van quedando en la historia. En estos momentos, del 5% del presupuesto general ordinario de la nación que debe recibir constitucionalmente, se destina sólo el 2.3%. Su situación, al igual que sucede con prácticamente todas las universidades estatales en Latinoamérica, es bastante precaria, y hoy por hoy, con perspectivas de seguir empeorando. Luego de la represión y vaciamiento académico que sufriera años atrás, en el peor momento de las guerras sucias que ensangrentaron todos los países de la región, ha quedado estancada. No ha sido privatizada de derecho; pero sí de hecho. El discurso empresarial se instaló en su interior, y toda conspira contra su mandato constitucional de “cooperar al estudio y solución de los problemas nacionales”.

Ante esta situación un grupo de 150 estudiantes, con apoyo de varios miles más que no participan en forma directa, constituyeron la Asociación Estudiantes por la Autonomía -EPA- tomándose las instalaciones del campus universitario como forma de protesta; y desde hace una semana, un grupo de 5 de estos jóvenes comenzó una huelga de hambre como profundización de la misma ante la falta de respuesta del Consejo Superior Universitario a sus demandas. El disparador concreto de la toma fue una maniobra legal que les cerró la posibilidad de participar en la elección de sus propios representantes. Pero eso, presentado por la prensa como el motivo final de sus exigencias, es sólo una pequeña arista el problema en juego. Hay mucho más tras las protestas que levantan. Más allá de la criminalización de que están siendo objeto, presentándoseles como un grupo violento y sin perspectivas transparentes, hay una firme convicción político-ideológica y claridad en sus planteamientos.

Para conocer en detalle la situación, Argenpress, por medio de su corresponsal para Centroamérica y el Caribe, Marcelo Colussi, habló con los voceros de este movimiento estudiantil: Sandra Xinico, de Antropología, Sergio García, de Arqueología y Alejandro Mejía, también de Antropología.

Argenpress: ¿Cómo está la situación de la toma de la Universidad en estos momentos, y cómo ven el panorama a futuro?

EPA: Esta ha sido una de las tomas más largas que ha tenido la Universidad. Tras todo este proceso hay una lucha específica, puntual, que es lo que más o menos se publicita por los medios de comunicación, y que es la capacidad que le quitaron a los estudiantes de elegir sus representantes estudiantiles ante las Juntas Directivas de sus respectivas Facultades, tal como son los vocales 1 y 2. Todo ello se generó con un recurso legal que presentara en su momento un grupo de catedráticos; pero al ir contra ese mecanismo se produjo un desbalance en el equilibrio de poderes que tienen profesores y alumnos al momento de elegir sus representantes en el gobierno universitario. Aunque, en realidad, todo esto no es la cuestión de fondo. Si los medios presentan toda nuestra lucha sólo como una cuestión en relación a la elección de vocales en las Juntas Directivas, eso es parcial. Esto sólo fue la chispa que encendió un proceso más complejo; en realidad, eso es la punta del iceberg. Lo que verdaderamente está en juego en toda esta lucha es una serie de políticas de carácter neoliberal que se vienen aplicando en la universidad, y en el país en su conjunto, desde fines de la década de los 80 del siglo pasado y principios de la del 90, que han llevado a la Universidad de San Carlos a tomar un rumbo no a favor de las mayorías populares. Ese es el verdadero núcleo del problema por el que ahora se da la toma de las instalaciones, y no la cuestión de elección de representantes.
Nuestra pregunta es: ¿al servicio de quién está esta universidad en el momento actual? ¿Hacia dónde va la docencia? ¿A quién favorece la actual investigación? Nuestra demanda tiene que ver con el acceso de la población a la universidad pública: ¿por qué se ha ido cerrando el acceso popular a la educación superior? Hay exámenes de admisión que, bajo el pretexto de la calidad académica, lo que buscan es limitar el acceso masivo. Esto que sucede ahora con la elección de las vocalías en que se les quitan derechos a los estudiantes, es una muestra en pequeño de todo lo que está en juego aquí: se trata de un modelo de universidad que se ha venido implementando bajo la lógica neoliberal. La universidad de San Carlos, como en general todas las universidades públicas en América Latina, tienen que ver históricamente con las lógicas de Estados que intervenían mucho más activamente en los problemas de sus sociedades. Pero con el capitalismo salvaje de estos últimos años, con esto que se llamó neoliberalismo, el modelo de universidad cambió. Buscar una universidad al servicio del pueblo fue una bandera por la que se luchó por años en Guatemala, igual que en otros países latinoamericanos. Sabemos que el resultado de eso fue la represión, la muerte de muchísimos universitarios, el exilio de numerosos intelectuales.

Argenpress: Es decir que todo el movimiento que se ha puesto en marcha va mucho más allá de esta cuestión puntual de la elección de vocales; está en juego la defensa de la universidad pública y el levantar la voz de protesta contra la privatización de la educación superior. ¿De eso se trata?

EPA: Exactamente. El proceso de privatización no consiste sólo en que a los estudiantes de una universidad pública se les quiera implantar un cobro; la privatización, en todo caso, implica toda una lógica que se inserta en las distintas instancias de nuestra universidad. La privatización está en la mentalidad reinante, en los catedráticos y también en los estudiantes. Eso se ve en que ya no hay espíritu crítico, una actitud de análisis de las cosas, de la realidad social en que vivimos. Se esperaría que los profesionales que salen graduados de la universidad pública se comprometan con la solución de los grandes problemas del país. Con todo este proceso de privatización se ha ido logrando que los jóvenes que llegan a una casa de estudios superiores -y esto es válido para cualquier universidad latinoamericana- terminen amansándose, dejando su actitud crítica, dejando de lado que el Estado tiene la obligación de velar por los servicios básicos de toda la población, incluida la educación por supuesto. La educación es uno de los bienes superiores de una sociedad, y es el Estado el que tiene que garantizar que eso camine bien. Pero estos Estados desarmados, desarticulados y empobrecidos que tenemos desde hace ya unos años, están al servicio de mantener a las poblaciones empobrecidas y sin acceso a la educación universitaria. Quienes tenemos el privilegio de llegar a un aula de una universidad podemos tener la capacidad de analizar mejor la situación; pero a la gran mayoría le está vedado ese derecho. Ahora bien: dentro de la universidad hay muchos problemas, grandes, complejos. Por ejemplo: hay mucha corrupción, hay una politiquería sucia de partidos políticos aprovechados, hay muchos intereses económicos en juego… Una universidad pública que ha sido históricamente del pueblo y para el pueblo, hoy día está cooptada por todas esas fuerzas que mencionaba. La universidad pública es del pueblo porque la pagan los ciudadanos con sus impuestos. Y es por eso que un graduado universitario nunca tiene que olvidar ese origen: que tiene una deuda con ese pueblo que, indirectamente, le ayudó a costear sus estudios. Por eso, una vez terminada su carrera, tiene la responsabilidad moral de servir a ese pueblo, y no verlo como un puro objeto económico del que va a aprovecharse. Por todo eso, viendo cómo está la situación de nuestra casa de estudios es que consideramos que se hace imprescindible una verdadera y profunda Reforma Universitaria. Tenemos que apuntar a nuevos modelos de educación, participativa, equitativa, integral. Una educación que nos prepare para una actitud humanista en sentido amplio, y no puramente comercial como se ha venido dando estos últimos años, con el modelo privatista, neoliberal e individualista que nos dominó. Por ejemplo, las ciencias sociales tienen cada vez menos presupuesto, van siendo abandonadas; en la San Carlos en general somos Escuelas y no Facultades, por lo que no podemos votar para la elección de Rector ni tenemos representatividad en el Consejo Superior Universitario.
Esta suma de problemas que vivimos los estudiantes en nuestra universidad, disparados ahora con lo de la elección de vocalías, nos llevó a reflexionar que éste era el momento de empezar a trabajar en todo esto. Y nos damos cuenta que esto rebasa a la universidad misma; estamos hablando aquí de problemas que tienen que ver también con otros sectores sociales del país. Si hablamos de una Reforma Universitaria, la entendemos como un proceso incluyente, integral; y si vamos hacia un Congreso Universitario donde se ventile todo esto, tenemos que pensar en todas las necesidades del pueblo de las que la universidad es, o debe ser, una verdadera caja de resonancia. Debe ser la universidad pública la que conoce esos problemas del pueblo y buscarle sus soluciones. Y creemos que plantear una Reforma Universitaria genuina, transparente, es una forma de empezar a tomar en serio estos asuntos.
En otros momentos históricos, estos procesos impulsados por la universidad, en los distintos países de Latinoamérica, cobraron muchas vidas, fueron reprimidos. Por supuesto que a los factores de poder no le interesan estos cambios, este tipo de planteamientos. Por eso ahora nuestra situación, que no es sólo lo de las vocalías, se empantana. Nuestra universidad pública hacía mucho tiempo que había salido de la discusión de los problemas nacionales, nunca tomaba la palabra en estos últimos años luego de la represión de la que fue víctima. Ahora, cuando los estudiantes salimos y nos movilizamos para retomar el papel histórico de la universidad pública, nos satanizan.

Argenpress: “La universidad pública retomando banderas históricas de lucha…” Hacía mucho que no se escuchaban formulaciones de ese tipo, parecían más bien condenadas al museo de la historia. ¿Quién se podría tomar en serio hoy día la idea de un nuevo “mayo francés”, aquel histórico movimiento universitario de 1968 que nació en París con sus consignas juveniles -“la imaginación al poder”, “prohibido prohibir”, etc., etc.- y terminó revolucionando toda Francia, siendo además un referente político para toda una generación, no sólo de estudiantes sino también de trabajadores, en sus luchas sociales? Evidentemente el movimiento juvenil que ustedes representan tiene un gran significado político, quizá no sólo para Guatemala, sino como un motivador para otros movimientos en Latinoamérica.

EPA: Es cierto que el movimiento estudiantil, en Guatemala al igual que otros países de América Latina, había estado silenciado por mucho tiempo. Pero ya somos muchos los jóvenes que nos hemos decidido a levantar la voz; no sólo por lo que pasa en nuestra universidad, que por supuesto es grave, sino por tantas injusticias que vemos en la sociedad. Como movimiento estudiantil salimos a protestar por lo que pasa dentro de nuestro campus, pero también por lo que pasa en la sociedad, nacional e internacional. Estamos claros que las luchas son mucho más que este problema puntual -importante sin dudas, pero puntual al fin- de la elección de nuestros representantes. Lo que nos mueve son los grandes problemas nacionales, que no están desligados de un escenario internacional; y allí las luchas de clases sociales siguen estando presente, aunque ahora pareciera que está pasado de moda hablar de eso.
Si pensamos en una Reforma Universitaria es para hacer un llamado a la conciencia de tantos jóvenes que han extraviado su visión social, que creen que por estar en una casa de altos estudios son “mejores” que quienes no tienen la dicha de llegar a una universidad. Esa ideología es producto de toda la marea neoliberal que sufrimos estos últimos años. El primer paso de un cambio en la universidad es hacerle entender a los compañeros que nadie es mejor que nadie. Tenemos que empezar a ver que todos tenemos similares problemas estructurales, de salud, educación, vivienda, trabajo, acceso a tierras. Que alguien estudie en una universidad no significa que esté al margen de todo eso; por el contrario, tiene la responsabilidad ética de aportar más aún a la solución de todo eso, dado que está más capacitado para proponer posibles soluciones. La universidad tiene que estar al servicio del pueblo, y no al revés. Pero la ideología privatizadora que se desarrolló estos años sólo nos prepara para ser empresarios que se dedican a ganar plata sin que importe nada más. Eso es para lo que se prepara a los estudiantes en cualquier universidad privada; y la política queda totalmente al margen. Los problemas nacionales son mala palabra.

Argenpress: Estamos ante un cambio realmente importante: hay que devolverle sentido a la política, que deje de ser “negocio de mafiosos”. Y este movimiento de jóvenes va en ese sentido. Todos los problemas nacionales -que son problemas políticos- nos afectan, y los universitarios tienen mucho que decir en esto. Ahora bien: buscándole soluciones políticas a esto que ahora está sucediendo en la Universidad de San Carlos, cerrada ya por casi un mes: ¿qué solución se avizora?

EPA: Con esto que está sucediendo ahora en la universidad estamos en un momento histórico muy importante. Somos un grupo de jóvenes de entre 18 y 24 años básicamente que ahora está intentando reivindicar luchas históricas que tuvieron los universitarios de Guatemala y también de otros países de la región en décadas pasadas, luchas que en muchos casos terminaron en represiones terribles, pero que siguen teniendo el mismo objetivo: buscar cambios positivos para nuestros pueblos. Es momento de pensar en serio en cambios en nuestras sociedades, que cada día van peor, con más injusticia, con más inequidad. Nuestro movimiento apunta a tomar seriamente todo eso; por eso estamos firmes en nuestro pedido, que ahora pasa por la reivindicación de la universidad pública como una bandera de lucha.
En estos momentos, luego de casi un mes de paralizada la universidad, el Consejo Superior Universitario ha comenzado a pensar en la conveniencia de un congreso que posibilite avanzar en una posible Reforma Universitaria. Esa podría ser, quizá, la forma de empezar a destrabar la situación actual. Vamos a ver cómo nos vamos moviendo en estos próximos días para buscarle soluciones reales a la toma de las instalaciones. Lo que sí está claro es que ese congreso debe ser algo importante, transparente, realmente incluyente y que sirva para sentar una discusión genuina sobre todos estos problemas que mencionábamos, de dentro de la universidad, pero también en su relación con otros problemas de agenda nacional que nos afectan como universidad. Debe ser participativo, dándole lugar a los diversos sectores de la sociedad. Hoy pareciera que destrabar la situación está difícil, porque hay limitaciones legales en lo que puede hacer el Consejo; pero si hay voluntad política de encontrar salidas creativas, por supuesto que se pueden encontrar. Todo depende que el Consejo tenga realmente esa voluntad. Si vemos esa voluntad, por supuesto que depondríamos en la medida del cierre. Pero tenemos que encontrar señales claras de voluntad de caminar hacia ese Congreso para discutir con altura los grandes problemas. De momento ha tenido posiciones más bien dilatorias, no se le ha visto una firme voluntad política de hablar a profundidad estos problemas; e incluso ha tenido una posición amenazante, hablando de quitar matrículas a los estudiantes involucrados en las medidas de fuerza. Por eso la imagen que se ha creado de nuestro movimiento, la que transmiten los medios de comunicación, es que somos un grupo de bochincheros inadaptados, unos “locos” violentos. Pero se ocultan las motivaciones políticas reales que hay detrás de nuestras medidas. Nosotros queremos el diálogo, totalmente. Es el Consejo el que no se aviene seriamente a eso, con un diálogo constructivo y vinculante con todos los sectores, incluyendo igualmente a los movimientos sociales.

Argenpress: ¿Podría darse el caso que se repita lo de la UNAM, en México, con un año de puertas cerradas?

EPA: Esperemos que no; pero hay que tener en cuenta que hemos tenido tanto retroceso en nuestra universidad pública que un año cerrada, si realmente sirve para establecer un Congreso que dé respuestas a todos estos problemas que mencionábamos, no sería tiempo perdido sino, bien visto, sería tiempo ganado. Hoy día las universidades públicas han retrocedido años. Un año más no haría la diferencia. Aunque esperemos que el Consejo Superior Universitario ahora sea sensato y se puede negociar con seriedad. De momento hemos tenido alguna que otra provocación en nuestra contra en términos de seguridad -helicópteros sobrevolando el campus, por ejemplo, automóviles en actitudes sospechosas o guardias que han introducido maletas en las instalaciones sin que sepamos qué iba ahí- pero no ha pasado a mayores. Lo que sí tuvimos fue una agresión de profesores, que en un caso produjo dos compañeros heridos que debieron ser hospitalizados, estando identificados los catedráticos agresores. Por supuesto que nuestra seguridad está en riesgo, y no sería nada raro que en cualquier momento las fuerzas policiales, por orden del Consejo Superior Universitario, procedan al desalojo violento. Pero nuestra resistencia es pacífica, eso siempre lo hemos dejado bien en claro. Y de hecho la misma Constitución nos ampara al respecto. Lo que sucede es que no hay voluntad real de sentarse a dialogar porque hay muchos, demasiados intereses ocultos que condicionan las actuaciones del Consejo. Son muchos los grupos de poder metidos en la Universidad de San Carlos que se hace muy pero muy difícil tener transparencia. Para muestra: la AEU, la histórica Asociación de Estudiantes Universitarios, que en otros tiempos fue la dirección de todo el movimiento estudiantil combativo, hoy día cooptada por todos estos intereses sectoriales oscuros que han ido copando la universidad transformando a esta dirigencia en un grupo contrario a cualquier intento de cambio real. Es un proceso complejo, porque esta agrupación hoy día se mueve con intereses mafiosos, y de hecho tiene oscuras relaciones con grupos de poder que lo que menos tienen que ver es con la transparencia y la salud de una universidad preocupada por los problemas nacionales. Se habla de tráfico de drogas y tráfico de armas, pero es difícil conseguir las pruebas. Fueron ellos los que nos agredieron el primer día que comenzamos la toma de las instalaciones.

Argenpress: ¿O sea que existe un clima mafioso dentro de la Universidad?

EPA: Es difícil aportar pruebas irrefutables, pero se sabe que hay cosas muy oscuras. Por ejemplo, se sabe de la venta de títulos. Y lo de la venta de drogas dentro de las instalaciones no es nada nuevo. En estos momentos la Contraloría General de Cuentas está investigando un movimiento oscuro con cheques dentro de la universidad, con posibles malversaciones. En algunas Facultades cobran para hacer ganar los exámenes de admisión. Por eso queremos dejar en claro una vez más que nuestras luchas no son sólo por esa cuestión puntual de la elección de vocales sino que estamos ante profundos problemas de agenda nacional. Podemos decir, aunque hoy día este vocabulario lo quieran hacer pasar por algo fuera de moda, que se trata del problema de la lucha de clases. Porque eso, sin dudas, sigue existiendo; y en la universidad se evidencia. Hay distintos proyectos de universidad: uno elitista, para unos pocos, con universidades privadas funcionales a las grandes empresas con estudiantes y profesionales despolitizados, con dirigentes estudiantiles comprados. Todos estos grupos conservadores, de derecha en términos políticos, que se mueven con actitudes mafiosas, representan un modelo de universidad, y que son los que se han enquistado desde hace años en la San Carlos, la pública, con esta ideología privatizadora. Y hay un proyecto de universidad comprometido con los problemas populares, que es a lo que apuntamos nosotros: una universidad del pueblo y para el pueblo. Nuestra lucha es contra la privatización de la educación superior. Obviamente esos dos modelos chocan.

Argenpress: Todo ese “desastre” que vive la universidad pública es funcional entonces al discurso privatista y neoliberal que identifica público con deficiente (sea la salud, la educación, cualquier servicio, etc., etc.) y privado con eficiente, organizado, bueno. Si uno tiene con qué pagar, por supuesto, se va a lo privado entonces. Y ahí están las 11 universidades privadas del país esperando a sus alumnos.

EPA: Exactamente. Eso lo vemos con fuerza creciente en todos los campos en estos últimos años: todo debe privatizarse, todo es negocio. También la educación superior. Eso trae ganancias a los propietarios de las empresas privadas, universidades incluidas, pero mentira que garantiza algo nivel académico. Toda la ideología apunta a eso, a promover la iniciativa privada, el éxito empresarial, el lucro. Lo demás, no cuenta. En la Universidad de San Carlos, hoy por hoy sólo entra el 20% de los aspirantes. Los que no entran, si pueden, van a parar a las privadas entonces. De más está decir, además, que ese 20% de estudiantes “exitosos” proviene, en general, también de escuela media privada, que en esta lógica que nos domina también hace de la escuela pública un servicio de mala calidad, deficiente, que no prepara para la universidad en un plano de igualdad con el sector privado.
Nuestro movimiento está bombardeado por la prensa, que nos presenta como unos violentos, vagos, trasnochados. Nos quieren presentar como los que producimos la crisis actual que vive la universidad. Pero ni somos nosotros los causantes de la crisis, porque eso viene desde políticas que ya tienen años de desarrollo, ni somos nosotros los que no proponemos soluciones para intentar remediar todo esto. La universidad pública está llamada a ser solución y no problema dentro de un país. Eso, y no otra cosa, es lo que busca nuestro movimiento de Estudiantes por la Autonomía.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paraguay: Peligrosas coincidencias

José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

La presencia de expertos estadounidenses en contrainsurgencia y en el combate al narcotráfico, que operan legalmente en unos departamentos del centro noreste del país, no ha motivado ningún debate público en Paraguay, a pesar de constituir un programa de cooperación proyectado a largo tiempo, similar al que opera en Colombia, cuya aplicación actual ha sido declarado inconstitucional por la Corte.

Tampoco esa presencia en Paraguay ha requerido aprobación parlamentaria, presumiblemente porque ambos gobiernos decidieron convalidar discretamente un convenio de cooperación vigente desde octubre de 1961, suscrito por el General Alfredo Strossner y su colega de Estados Unidos Dwight David Eisenhower.

La satisfacción expresada estos días ante la prensa por la Embajadora norteamericana Liliana Ayalde, corrobora un triunfo en el gran interés que ha tenido su Gobierno en consolidar la instalación de equipos norteamericanos en Paraguay, fuertemente resistidos por los movimientos sociales y partidos de izquierda.

La zona donde están operando es una de las más combativas en la reclamación de una reforma agraria.

Paraguay es el país suramericano con más desigualdad en la distribución de la tierra, con 85 por ciento de la mejor en manos del dos por ciento de los hacendados, mayoría sojeros agro-exportadores y extranjeros, que pagan un impuesto humillante, de burla.

Es de presumir que el método empleado por los funcionarios de ambos gobiernos para relanzar el operativo en el norte paraguayo, imitó al acordado el año pasado entre Washington y la administración de Alvaro Uribe, en virtud de la cual el imperio instaló siete bases de su IV flota de guerra en territorio colombiano.

Ese contingente bélico, que se sumó a otras seis apostadas sigilosa y progresivamente en los recientes años, utilizó como respaldo formal un tratado de 1952, aprobado por el Congreso de entonces, igual que ocurrió en Paraguay unos diez años después, en plena guerra fría y con la irrupción de la Revolución Cubana, que intensificó la lucha anticomunista de Estados Unidos.

Una legalidad intachable corroboró los dos convenios de cooperación militar USA-Colombia y, una década después USA-Paraguay, en robusta clonación extendida en más de medio siglo.

Ese acuerdo nació ilegítimo, porque en nombre del Estado de Colombia lo firmó el general Laureano Gómez, golpista menos recalcitrante que su colega de armas Rojas Pinilla, que lo derrocó para garantizar la aplicación del plan de los servicios estadounidenses, el mismo que en Asunción ejecutaba Strossner.

De hecho, en este país esa cooperación entró en su fase más activa e intensa en 1969, con fuertes razzias de persecución y encarcelamiento de militantes de izquierda, registrando su pico más alto con el asesinato de decenas de campesinos pertenecientes a las Ligas Agrarias, un movimiento cristiano organizado en cooperativas de producción, todos comunistas, según la pérfida tiranía y su patrón.

La comparación con los terroristas y guerrilleros de hoy es impactante y, aunque no creo en brujas, que las hay, las hay, sin dudas, pero no siempre vuelan montadas en escobas.

La represión criminal, con asesoría estadounidense, igual que ocurría en Colombia, llevó a la cárcel, a la tortura y al exilio a numerosos paraguayos, todos acusados de ser agentes de Moscú.

Ese manido pretexto, utilizado por Estados Unidos desde el estallido de la Revolución Bolchevique en 1917, le fue muy útil en Paraguay para utilizar este país sureño, triple frontera con Brasil y Argentina, y limitando al norte con Bolivia, para ensayar ciertas prácticas de su ejército de profesionales especializados en la tortura y asesinatos y en la creación de escuadrones de la muerte.

Ananías Maidana, con 86 años y en plena militancia política como líder del Partido Comunista, es un testimonio contundente, pues pasó 20 años en las mazmorras de Strossner, junto a cientos de civiles, mayoría campesinos, y algunos universitarios y militares.

Entre ellos también estaba su hermano, Antonio Maidana, quien sufrió prisión y vejámenes durante cuarto siglo. Una vez afuera de los barrotes, viajó a Buenos Aires y ahí fue secuestrado y desaparecido definitivamente, es decir, asesinado por la Junta Militar que encabezaba el General Videla.

En ese marco, y abarcando varias regiones del subcontinente, desde el norte Caribe hasta Tierra del Fuego, Estados Unidos fue perfeccionando el Operativo Cóndor, con la obediencia debida de las satrapías cívico-militares, junto con las numerosas células mercenarias que instaló hasta mediados de la década del ochenta, con un saldo de más de cien mil muertos, sólo en Guatemala 40 mil y en Argentina 30 mil.

Ante la repulsa de grandes sectores de los pueblos, que aunque muy golpeados daban muestras de invencibilidad y de recuperación de las fuerzas democráticas, el propio agotamiento del modelo y el rechazo de algunos gobiernos con influencia en la política internacional, unos pocos europeos y la URSS y China, aconsejó a Washington un repliegue en su barbarie, aunque jamás ha significado renunciamiento.

Una nueva concepción de la guerra de baja intensidad concibió el Pentágono y, como táctica, fingió una retirada, condenando en los discursos en Naciones Unidas y en su OEA, a los regímenes más sanguinarios y ladrones, que había sostenido en su totalidad, reciclándose con un maquillaje de apoyo a los gobiernos de transición a la democracia.

En ese nuevo esquema, el tirano paraguayo fue de los últimos en caer, en febrero de 1989, sustituido por el General Andrés Rodríguez, hasta meses antes presentado como capo del narcotráfico paraguayo por los servicios secretos de Estados Unidos, que le había prohibido la entrada al país.

¡¡Otra coincidencia con Colombia!!. Uribe, según documentos del Pentágono publicado en el 2004, tenía el Nº 84 en una lista de delincuentes vinculados a las drogas, con fecha 1992. La única diferencia, hasta ahora, es que Rodríguez habría muerto en una Clínica en Estados Unidos y Uribe aún anda vivo, pero ambos pueden quedar identificados al limón exprimido. Entregado su jugo, ya no sirve más y se elimina.

Observadas de cerca, esas coincidencias tienen algunas diferencias que pueden ser significativas o no. Por ejemplo, en cierto sentido, los plazos varían un poco y ello puede ser importante en la medida que obedecen a coyunturas que así lo exigen.

En Colombia, el acuerdo militar, eufemísticamente de cooperación, dado que siempre es unilateral al servicio del más fuerte, fue reflotado en el 2009 con la instalación de la IV Flota de Guerra y, en Paraguay, la firma de 1961, ejercida sanguinariamente entre 1969 y 1986, ahora se ha desempolvado, en la búsqueda de guerrilleros en el norte del país.

Expertos del Pentágono, como Frank Mora, uno de los jerarcas para los asuntos que le interesan a Estados Unidos en el subcontinente americano, en una reciente visita de una semana a Paraguay, declaró que es necesario unir las fuerzas de ambos países para combatir al Ejército del Pueblo Paraguayo, desde sus propias bases de apoyo.

El tiempo que duró su estancia, con mucha prensa y una copiosa agenda, interesado en conocer la situación del Ministerio de Defensa, tras la remoción de su titular, el General Bareiro Spaini, un nacionalista antimperialista, demuestra la importancia que Washington está dando a esta plaza sureña.

Habitualmente los agentes pasan 24 horas o menos, tras dejar sus consejos, como es costumbre en los expertos del Pentágono, que la mayoría de las veces representan órdenes a quienes consideran subditos. En esta ocasión, más medido en sus palabras, concluyó con profunda aseveración que el EPP representa una peligrosa guerrilla.

Sin embargo, por métodos y accionar, el EPP es una nebulosa, al que algunos políticos y la gran prensa le dan categoría de guerrilla, a pesar de que nunca se enfrentó ni con la más mínima expresión de un cuerpo represivo del Estado.

La acusación más corriente es que habría asesinado a algunas personas en esa zona del país donde están los expertos estadounidenses, y por esa suposición hay unos 30 campesinos presos desde hace meses, sin condena por falta de pruebas.

Una pocas personas encarceladas, acusadas de sedición, se han declarado miembros del EPP y están procesados por la Fiscalía General por los secuestros de una hija de un ex Presidente, quien fue encontrada asesinada después de varios meses, en un crimen crapuloso que no puede cometer nadie con ideología revolucionaria, y de dos hacendados, quienes habrían pagado miles de dólares para conservar su vida.

En la última década y en unos 30 plagios, la extorsión habría acumulado más de diez millones de dólares, pero en muchos casos han sido descubiertos varios policías y militares entre los autores directos, pertrechados de radio, uniforme y armamento de esos mismos organismos de seguridad. No obstante, el EPP es siempre el acusado.

Unos pocos papeles, atribuidos a esa fantasmagórica organización, han circulado con declaraciones de propósitos políticos, la mayoría amenazando al Estado Capitalista.

Algunos actos explosivos han acompañado esos escritos y la reacción del Gobierno no se ha hecho esperar, como es lógico, aunque sin unanimidad entre sus componentes, porque una parte habla de bandas criminales que es necesario aniquilar y otra estima que puede ser la expresión de gente con profundo resentimiento político y social, dada la miserable situación que sufre la mayor parte del campo paraguayo.

Los órganos de la prensa de derecha, que simpatizan con la Casa Blanca, han levantado al EPP al pedestal del crimen, con una investigación superficial de su accionar y de la composición social de la zona donde se realizan los actos imputados al grupo, que es la más combativa en las reivindicaciones de los labriegos.

En esos lugares ejerció de Obispo durante varios años Fernando Lugo, quien acompañaba las luchas de los sin tierras, hasta que se levantó la sotana e inició su vida política que, en unos tres años, lo catapultó a la Presidencia de la República, victorioso en las primeras elecciones limpias en dos siglos, pero que en sus dos años de gobierno ha sido incapaz de combatir las causas de la injusticia social.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

México, como en Chile, se vive la paz de los sepulcros; “unos están en sus casas y otros en la casa presidencial”

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. Andrés Figueroa, muy destacado analista chileno, escribe: “Al final del último gobierno de la ex presidenta Bachelet, las cifras se habían invertido. Es decir, un 72 % de la producción del metal rojo y sus ricos minerales adosados ya estaba en manos privadas, mientras el 28 % era estatal. Es cierto, durante la larga transición (20 años) hacia ningún lado de los Ejecutivos de la Concertación, ya no se asesinaba, ni desaparecía ni se torturaba gente como en el horror de la dictadura. Pero también es cierto, que durante esos gobiernos, para los dueños de todo, ya no había mucho que reprimir.

La paz social se volvió el orden de las cosas, se desmantelaron las organizaciones populares, se domesticaron los rebeldes, y buena parte de los luchadores antifascistas se fueron para la casa propia o para la casa de La Moneda. Todo lo anterior matizado por excepciones estadísticas. Y, cómo no, por la extraordinaria revuelta estudiantil de 2006, y la huelga contundente de los mineros del cobre subcontratados en 2007.

2. Sin embargo –continúa Figueroa- no ha habido huelgas generales, ni conatos de huelgas generales, ni protestas multitudinarias, ni crecimiento de la izquierda que represente los intereses históricos de los siempre vilipendiados, ni un foco guerrillero, ni un “caracazo”, ni una guerra del agua, ni una crisis catastrófica de la partidocracia, ni disputas intercapitalistas que den pie a vacíos de poder o inestabilidad cierta. Salvo franjas del pueblo mapuche que vienen peleando por su territorio desde cuando el paisito no tenía ni nombre; una cultura libertaria emergente y multiforme; rémoras de los destacamentos de inspiración revolucionaria más resueltos; y ahora último, la sorpresiva –y feliz- aparición de un movimiento espontáneo de sólida sensibilidad ambientalista. En general, todo ha resultado muy marchoso para los que mandan. Esto es, para el capital transnacional e imperialista que subordina al nativo y cuya hegemonía descansa en el capital financiero.

3. En México Javier Lozano, el despótico secretario del Trabajo, sostuvo ayer que el sector sindical “no estaba acostumbrado a que se manejaran con firmeza los asuntos, como lo hace este gobierno”; desechó los señalamientos de dirigentes de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) que lo acusaron de que ha golpeado y agredido a los asalariados, y afirmó que lo tienen sin cuidado los comentarios de algunos líderes, como el de los electricistas. Aseguró que está “profundamente satisfecho de su trabajo” y los resultados obtenidos. Habló del panorama de trabajo en México y señaló que “no hay huelgas, hay paz laboral, hay transparencia; se cumple con la Ley Federal del Trabajo y se apoya la reinserción laboral” de los integrantes del Sindicato de Electricistas (SME) despedidos de Luz y Fuerza del Centro, entre otros. Lozano ha cumplido las órdenes del presidente ilegítimo Calderón de “aplicar la mano dura” contra los trabajadores, idéntico a lo sucedido en Chile.

4. La historia política chilena de los últimos 40 años contiene parecidos e identidades con lo sucedido en México. Chile apenas tiene poco más de 17 millones de habitantes y un territorio que es poco más de la tercera parte de México. Después de los tres años del valeroso gobierno de Salvador Allende (1970-73) que sacudió la política chilena, y del golpe de Estado que sufrió, encabezado por el gobierno de los EEUU y el general traidor Pinochet, éste impuso una brutal dictadura fascista de 16 años (1973-89), posteriormente vino un referéndum, y cuatro gobiernos encabezados por la alianza de partidos: “Concertación” (Aylwin, 1990; Frei, 1994; Lagos, 2000; Bachelet, 2006-10) que –incluso autocalificándose de izquierda y socialistas- sólo renovaron la maquinaria de explotación capitalista. Concluye la Concertación cuando la “socialista” Bachelet, sobrina de Allende, devuelve el gobierno a la derecha pinochetista.

5. Como tituló hoy La Jornada, “en ocho columnas”: Hay “paz laboral y cero huelgas”, reporta Lozano. Como en Chile, los capitalistas han acumulado gigantescas riquezas, se han asegurado procesos electorales pacíficos, han ocupado el país con el ejército, han reprimido los movimientos sociales y han comprado o absorbido a los líderes. Como escribió Figueroa sobre Chile: “no ha habido huelgas generales, ni conatos de huelgas generales, ni protestas multitudinarias, ni crecimiento de la izquierda que represente los intereses históricos de los siempre vilipendiados, ni un foco guerrillero, ni un “caracazo”, ni una guerra del agua, ni una crisis catastrófica de la partidocracia, ni disputas intercapitalistas que den pie a vacíos de poder o inestabilidad cierta”. Los grupos guerrilleros en México, así como los estudiantiles, parecen también estancados; sin embargo la socialdemocracia está como el pez en el agua con sus alianzas PRI-PAN-PRD, etcétera.

6. Los compañeros izquierdistas chilenos, así como los mexicanos –a pesar del reflujo y la baja coyuntura social- no han dejado de luchar en las calles, centros mineros, en el campo aunque los resultados sean muy pobres. El capitalismo, con estos ejemplos, demuestra -como lo han hecho millones de veces- que tiene inmensos recursos militares, económicos e ideológicos, para seguir controlando la situación. En México la mejor coyuntura de movilización de los últimos años –la batalla de los electricistas del SME por recuperar el trabajo de 44 mil obreros cesados- la perdimos por la incapacidad de la izquierda y el movimiento social para unirse en esta coyuntura importantísima, pero también porque los dirigentes del SME tuvieron miedo de confrontarse con el gobierno. Después que el gobierno de ultraderecha del PAN/PRI logró someter al PRD, a los electricistas, destruir a la APPO, estancar o silenciar al EZLN, no se cuantos años tendrán que pasar para lograr una recuperación.

7. Pero ello no quiere decir que Calderón –a pesar de su desgobierno-, como piensa su fascista secretario del Trabajo, se haya fortalecido por haber sometido al movimiento electricista, minero, del transporte y a la socialdemocracia electorera. Puede caer del poder empujado por el gobierno yanqui y los empresarios al ver que no tiene capacidad para controlar lo que llaman “la delincuencia organizada”, las muertes y asesinatos que llegan a más de 30 mil personas, la falta de inversiones y el enorme desempleo. Para mí lo sucedido en Chile con la Concertación de 20 años que sirvió para consolidar el capitalismo y las declaraciones retadoras del secretario del Trabajo de México, en el sentido de que “hay paz laboral y cero huelgas”, son una mentada de madre contra los luchadores sociales del mundo. ¿O puede tenerse otra actitud en un país miserable como México donde hay más de 70 millones de pobres, más de 40 millones de miserables, 20 millones de desempleados y una clase política y empresarial multimillonaria?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Informe CIAP-FELAP mayo/agosto/10: En México y Honduras matan a 10 periodistas

Hernán Uribe (especial para ARGENPRESS.info)

Con seis periodistas asesinados en el segundo cuatrimestre de 2010 México con casi dos millones de kilómetros cuadrados de superficie y más de 100 millones de población sigue a la cabeza de esta trágica situación aunque en Honduras el pequeño país centroamericano de 112.000 km2 y unos ocho millones de habitantes se registra cuatro víctimas en el mismo espacio temporal.

En lo transcurrido del año en curso en México hubo 11 informadores ultimados y en Honduras 10 de manera que la suma de 21 se acerca a la trágica nómina de 2009 que fue de 33 aunque en ocho países de la región. Respecto de Honduras aclaremos que la cuota fatal incluye a Nicolas Astura de 42 años cuyo cadáver apareció en febrero pasado pero no fue incluido en las víctimas del primer cuatrimestre.

Manuel Garnero, director del diario hondureño “Tiempo” declaró en agosto que “Hay un sentimiento de inseguridad y de impotencia por parte del sector periodístico porque en el país nunca se había dado una situación así. Por su parte, Berta Oliva, presidenta del Comité de Detenidos Desaparecidos de Honduras (COFADEH) afirmó acerca de los homicidios de periodistas: “Estamos conscientes que (el culpable) no es el crimen organizado, sino que es una política general del Estado encaminada a reprimir y coartar la libertad de expresión. Los nueve asesinatos de periodistas ocurrieron en el gobierno del presidente Porfirio Lobo que asumió el 27/1/10, por lo que Oliva considera que él tiene responsabilidad directa en lo que está pasando” (ANSA, 29/8/10)..

También en Honduras fueron amenazadas de muerte las periodistas Marka Antúnez y Jessica Pavón. La primera recibió las intimidaciones luego de entrevistar a Roberto Micheletti quien ofició de jefe de estado a raíz del golpe castrense de junio de 2009 que derrocó al presidente Manuel Zelaya. El Comité para la Defensa de los Derechos Humanos (CODEH) señaló en una declaración que “Micheletti ordenó un seguimiento de la reportera luego que ella le preguntara sobre su responsabilidad en las muertes con ocasión del golpe”. Agregó ese organismo que “La prensa ha sido uno de los sectores más afectados por el golpe de Estado, con más de 300 agresiones que van desde asesinatos hasta abusos, intimidación y cierre de medios” escribió Carmen Esquivel Sarría en despacho de Prensa Latina

En ese plano, la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (CIAP) adscrita a la FELAP denunció la situación de peligro en que se encuentran en Tegucigalpa el periodista de nacionalidad sueca, Dick Emanuelsson y su esposa la camarógrafa chilena, Miriam Huezo. Ambos, apunta CIAP, son objeto de una campaña de difamación y persecución de la gran prensa de Honduras en la que se incluyen amenazas de muerte.

Nómina de víctimas

México

-Miguel Angel Bueno Méndez, el 26/6/10. Su cadáver fue hallado en Huisquitecan, Estado de México;

-Francisco Rodríguez Ríos, el 28/6/10 en Cayuca de Benítez, tiroteado cuando era corresponsal de “El Sol de Acapulco” y del diario “Objetivo”, de Chilpancingo;

-María Elvira Hernández, esposa del anterior, también periodista y ultimada en el mismo atentado:

-Hugo Olivera Cartas, balaceado el 6/7/10 en Michoacán. Laboraba en el diario “El Día”;

-Marco Aurelio Martínez Tijerina, asesinado a balazos en julio pasado en Montemorelos, Nuevo León. Tenía 45 años y era director del noticiario Contrapunto en la radioemisora XERN y corresponsal de TV Azteca;

-Guillermo Alcaraz Trejo, también en julio pasado, de 24 años fue muerto con tiros de fusil HK-47.

Honduras

-Luis Arturo Mondragón, tiroteado el 13 de junio en la región de El Paraíso, informó el diario hondureño “El Heraldo”;

-Luis Chévez Hernández, en abril y tampoco anotado en en primer cuatrimestre;

-Israel Zelaya Díaz, por tiros el 15/8/10. Su cadáver fue encontrado en una carretera;

-Nicolás Asfura, mencionado antes en esta nota.

Guatemala

En una misión extra peligrosa murió el 28/5/10 el reportero Aníbal Archilla cuando cubría una erupción del volcán “El Pacaya” que es considerado el más activo de Centroamérica. Este lamentable episodio rememora la veterana petición de medidas de protección y seguros de vida especiales para los reporteros en misiones peligrosas y que jamás han sido escuchadas por los empresarios de las noticias.

Conmoción en México

El siete de agosto los periodistas mexicanos realizaron marchas de protesta por los asesinatos, en el Distrito Federal, capital del país y en otras siete ciudades “en demanda de un alto a la impunidad y a las agresiones contra los comunicadores”, informó el diario “La Jornada”. La movilización se efectuó bajo el lema “Los queremos vivos” y comenzó con la lectura de los nombres de los 67 reporteros que han sido muertos desde el año 2000 a la fecha, agregó el despacho.

Expresiones multitudinarias como la de Ciudad de México ocurrieron asimismo en Tijuana, Torreón, Morelia, Monterrey, Oaxaca, Tuxtla Gutiérrez y Culiacán. Con anterioridad, el ocho de julio informó Notimex que en Morelia “Medio centenar de reporteros, fotógrafos y camarógrafos marcharon en esta ciudad para demandar el esclarecimiento de los crímenes y desapariciones de periodistas tras la muerte de Hugo Olivera del diario El Día”.Desde 2006, cuatro periodistas están desaparecidos en Michoacán cuya capital es Morelia.

Ya suman 107 los periodistas asesinados desde 1983 a la fecha, 41 de ellos en lo que va de la actual administración federal, escribía el 30 de junio pasado Teodoro Rentería, vicepresidente mexicano de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP). En ese escrito Rentería aludió a la comunicación dirigida al Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa y que firmaron él, Roberto Piñón, presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (FAPERMEX) y Raúl Gómez por el Club Primera Plana.

En dicho documento sostienen en referencia a los constantes homicidios de gente de prensa: “Los hechos ameritan la inmediata indagación y detención de los responsables. Es necesario un alto a la impunidad. Señor Presidente: exigimos su decisión para instrumentar las medidas urgentes y necesarias que el asunto requiere, y que ya no admite dilación entre ellas la creación del Comité de Riesgo para los periodistas amenazados”.

Se desconoce una respuesta a dicha petición.

Hernán Uribe es periodista, presidente de CIAP

Foto: Honduras - Un joven indígena Lenca se ha crucificado simbólicamente contra la violencia, la ola de asesinatos contra jóvenes, periodistas, miembros de la Resistencia Popular. / Autora: Mirian Huezo Emanuelsson

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

En la Ciudad de Buenos Aires la educación pública está al rojo vivo (Parte II)

Elena Luz González Bazán (especial para ARGENPRESS.info)

Los 180 días

Desde el 2004 hasta el 2009 no se cumplió la Ley de los 180 días de clase, en más de una jurisdicción se perdió hasta el 25 por ciento de las clases.

Dos aspectos que se deben tomar en cuenta y que debieran ser el centro del debate: presupuesto educativo y los espacios donde se desarrolla la educación.

El presupuesto incluye los salarios docentes y los edificios debieran tener una calidad digna donde transcurrir un tiempo importante de la vida de los educandos, los docentes y personal de cada escuela o colegio.

Pero el tema central que no se discute, no se trata y está oculto inclusive en la agenda periodística es la calidad educativa.

Sobre la situación del presupuesto y el destino para la refacción de los colegios hay un dato que no han podido desmentir desde el gobierno porteño, y es el siguiente: la subjecución presupuestaria, esto es la cantidad de dinero empleado para realizar las obras.

De casi 35 millones de pesos para reparar la infraestructura y la instalación de servicios esenciales, más de 25 millones aún están sin ejecutar.

En el informe sobre el Presupuesto Educación 2009, la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), presta atención al gasto para infraestructura escolar donde sostienen: “existió una subejecución presupuestaria persistente a pesar de existir necesidades educativas insatisfechas, que se profundizó en los distritos escolares más pobres”.

También en su análisis sobre la ejecución del presupuesto designado para infraestructura escolar, muestra una disminución de la subejecución, considerable entre el año 2002 y el 2007.

Zonas más pobres menos presupuesto

Sin alterar la lógica por la cual las zonas más pobres recibieron menor presupuesto que el resto de la ciudad, afirman que: en el año 2002, el porcentaje no ejecutado del presupuesto de infraestructura fue de 65 por ciento.

En el año 2004, fue de 31 por ciento.

En el año 2007, antes de la asunción de Mauricio Macri: fue de 8 por ciento.

A su vez, el presupuesto ejecutado en infraestructura creció de $4.301.647 a $137.704.990 entre 2002 y 2007.

También y referente al año 2008 aseveran en su informe lo siguiente: se modificó el diseño del presupuesto, respecto a los años anteriores “lo que dificulta analizar la continuidad o suspensión de determinados programas de gobierno. (…) De la información presentada no puede saberse si será prioritario el destino de fondos para obras en las zonas más vulnerables”, aclara en varios informes la ACIJ.

Y continúan: Pero basta con ver los números de la ejecución del primer trimestre de este año para entender que la subejecución del presupuesto destinado a “construcciones” (obras de reparación) del Ministerio de Educación, ascendió abruptamente: de un monto efectivamente asignado de $34.848.409 se utilizaron sólo $ 3.457.188, es decir el 9,9 por ciento.

En el segundo trimestre de este año, se utilizó el 37,48%, quedando más del 60 por ciento del presupuesto sin ejecutar, un equivalente a $ 25.434.283.

Esto en cuanto al presupuesto y el dinero destinado a obras en los colegios.

Las obras que se necesitan en los colegios

Los alumnos del Normal 1 afirman: "Esteban Bullrich aseguró a los medios de comunicación que, por ejemplo, el Normal 1 'no tiene demandas edilicias'. Le decimos al ministro que, evidentemente, sus espías no pasan bien el informe, porque no hay forma de que no hayan visto las ratas, la falta de puertas, picaportes y ventanas, sin mencionar las becas que no asignan" expresó el Secretario General del Centro de Estudiantes del Normal 1, Fernando Ramal.

"¿No es una demanda legítima pedir que no haya ratas deambulando por las aulas en las que deberíamos tener clases?" se preguntó Ramal. "Este ejemplo es la demostración de que toda la campaña en pos de desacreditar la lucha estudiantil que impulsa el gobierno de la Ciudad se basa en puras mentiras, y tiene el único objetivo de ocultar su responsabilidad en la crisis de las escuelas" continuó.

Alumnos del Carlos Pellegrini: Con la toma ya se consiguió la instalación de gas. "Hace meses que nos venimos organizando en el Carlos Pellegrini, a través de asambleas, marchas, cortes de calle y abrazos, porque en el colegio no tenemos gas", explicó Ornella Cottone, vocal del Centro de Estudiantes.

"Esta situación se arrastra desde hace 6 años y acompaña un estado general de abandono edilicio. Sin embargo, con tan sólo 24 horas de toma, conseguimos el compromiso por parte de las autoridades y la empresa de que el próximo viernes vuelve el gas al Pellegrini. La obra, que dependía directamente del gobierno de Cristina Kirchner, venía sumamente atrasada por falta de presupuesto", añadió Cottone.

Alumnos del Urquiza: "Las autoridades nos persiguen por participar de la toma generalizada de colegios", declaró Victoria, del Centro de Estudiantes del Urquiza, ubicado en Condarco 290, barrio de Flores.

"Sin embargo, durante el transcurso del día lunes 23 de agosto, las autoridades del colegio se dedicaron a maniobrar para que esta medida no pueda ser llevada adelante, llegando al extremo de perseguir explícitamente a los activistas. Primero, llamando a asambleas por fuera de los órganos representativos, luego amenazándonos a los integrantes del Centro de Estudiantes, después pasaron a identificar ilegalmente a los compañeros que defendíamos la toma (por medio de listas, fotos tomadas sin consentimiento e incluso obligándonos a la fuerza a hacernos cargo del establecimiento mediante la firma de un acta unilateral) y finalmente hasta llamaron a la policía.", denunció.

Alumnos de la Escuela de Música "Juan Pedro Esnaola":“En 2005, luego de haber tomado la escuela varios días, se consiguió el compromiso del gobierno de la ciudad para construir un nuevo edificio en el Polo Educativo de Saavedra. Gestionaron, incluso, un crédito del BID, pero luego la plata se usó para otra cosa. Macri retomó la promesa en 2008; sin embargo, nuevamente la incumplieron, el presupuesto no se ejecutó, y lo poco que se hizo se arruinó, o sea que hay que arrancar de cero" señaló Yordan.

Alumnos del Mariano Acosta: “Nuestra escuela es un reflejo del sistemático abandono del sector público, consecuencia de las políticas educativas llevadas a cabo durante años. Llegar a considerar el traspaso a otro edificio de esta institución representa la reiteración de estas políticas, dados los antecedentes del 2005 y 2007 en donde se demostró que las soluciones planteadas desde el Ministerio son solo parches momentáneos y no definitivos.

A nivel general, creemos que la propuesta política del gobierno de la ciudad, acentúa las diferencias entre el sector público y privado, favoreciendo a este último mediante el aumento de presupuesto, en concordancia con la ausencia de respuestas ante las falencias presupuestarias”.

A esta explosión de los estudiantes secundarios, que tuvo un antecedente en el 2009, hay que sumar las escuelas públicas primarias que también están en estas condiciones pero cuyos reclamos no se han hecho escuchar lo suficiente.

Por otro lado, el problema de la calidad educativa debiera estar cada vez más en la palestra, ¿Qué se enseña? ¿Qué se aprende? ¿Cuál es la formación y para que sirven los contenidos?

¿Para qué salen preparados cuando terminan el ciclo secundario?

¿Cómo enfrentan los estudios pre universitario y universitario aquellos que logran llegar?

Porque no es lo mismo los chicos de las zonas más olvidadas de nuestra ciudad y del país, que aquellos que provenientes de los sectores medios tendrán la posibilidad de acceso a la educación superior.

Discutir si la toma si o la toma no es dejar que el agua se escurra entre las manos, el problema central está en porqué se debe llegar a este tipo de medidas para que las autoridades municipales, provinciales y la nacional lleguen a prestar atención a la demanda.

El problema de la infraestructura no es sólo del gobierno porteño, aquí está involucrado el gobierno nacional, sino adentrémonos en el Impenetrable Chaco y veremos las condiciones lamentables de las escuelas ranchos.

Demasiado subsidio a la educación privada, eso ya no se puede discutir, es real y no es maravilloso, mientras los estertores de la enseñanza pública siguen batallando para llevar igualdad de oportunidades.

Hay una diferencia que es crucial: la escuela privada es un negocio, sino, aquellos que emprenden la batalla comercial de instalar un colegio no lo harían sino tienen ganancias.

La Escuela Pública debiera atender todas las problemáticas y ofrecer la mejor calidad educativa en todos los rincones del país, es por donde pasa y se contempla el proyecto nacional, donde quienes salen de sus claustros tendrían en su conformación mental y humana asumir que el pueblo es el que garantiza que la educación siga siendo la razón de crecimiento de un país, unido a otras necesidades prioritarias como la salud y la defensa de todo el patrimonio nacional.

La diferencia entre el negocio y el servicio público en toda su dimensión y la atención de lo prioritario surge de estas diferencias. Con todos los peros que se pueden poner sobre los contenidos de lo que fue la educación pública, hay que volver a buscar que de esa sabiduría salió la Reforma Universitario de 1918.

En 1958 la lucha de los estudiantes por la enseñanza Laica o Libre, comenzaba un fuerte deterioro de la enseñanza.

La Noche de los Bastones Largos donde se penetró el conocimiento con represión y obligando a emigrar a miles de docentes, para que nuestra educación no fuera en ascenso sino que conociera el fatal deterioro actual.

Son sólo algunos aspectos de otros tiempos que hay que volver a pensar…

La educación requiere de un proyecto nacional en serio y no de estas leyes perversas que desde los noventa hasta la última reforma han arrojado al fuego la educación.

Para ella, debe haber una regulación estricta para toda la educación, donde lo privado no puede salirse de esos cauces.

El debate lo debe dar toda la comunidad educativa y la participación debe ser amplia.

Tenemos la educación pública en coma 4, o entendemos que esto es así, o seguiremos colocando el carro delante del caballo. Porque la educación debe ser una política de estado junto a la salud y nuestros resortes de la economía nacional.

¿Es tan difícil implementar una verdadera política de estado en materia educacional?

¿Cuál es el impedimento?

Ver también:

Fuente foto: INDYMEDIA

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El Departamento Nacional del Trabajo: Un inicio conflictivo

Ester Kandel (especial para ARGENPRESS.info)

El Departamento Nacional del Trabajo se creó el 14 de marzo de 1907, por un decreto firmado por el presidente Figueroa Alcorta. Antes de esta decisión, se discutió en el Congreso de la Nación la propuesta de incorporar al Presupuesto del Ministerio del Interior, un inciso que autorizara al poder ejecutivo a crear dicho organismo y desti-nar los fondos necesarios para poder subsistir hasta tanto el congreso tome la interven-ción que le correspondía.

Esta propuesta fue aprobada por la cámara de diputados el 9 de enero y supri-mida por el senado el 23 del mismo mes. Aquella insistió el 26 de enero y el Senado volvió a sostener su posición contraria; pero la primera por los dos tercios de los votos mantuvo su iniciativa en la sesión del 28 de enero en virtud de lo cual quedó firme, con sujeción a las reglas de procedimiento parlamentario establecidas en la Constitución Nacional . El primer presidente del organismo creado fue el Dr. Matienzo.

El Congreso Nacional sancionó en el año 1912 la ley 8999, Departamento Na-cional del Trabajo: organización (B.O. 19/X/1912).

Entre 1907 y 1912 registramos dos tipos de conflictos: uno desplegado en la se-sión parlamentaria del día 9 de enero de 1907 y el otro por las denuncias del Comité Pro-reglamentación Ley 5291, sobre Trabajo de mujeres y menores.

El primer debate tiene que ver con la prehistoria de su creación, que giró alrede-dor de las atribuciones del Congreso y del Poder Ejecutivo. El diputado Roca sintetiza su propuesta del siguiente modo:

“En definitiva,…..este departamento general del trabajo resumirá una cantidad de fun-ciones indispensables para la preparación de la legislación obrera del porvenir, dando no sólo al Poder ejecutivo de la nación sino al Congreso mismo todos los antecedentes legales, todos los antecedentes auténticos que necesita para despachar con pleno conocimiento de causa las nume-rosas iniciativas legislativas que están a su consideración”.

A continuación de esta propuesta el Doctor Alfredo Palacios, sorprendido por la misma, expresa predisposición para acompañarla. Al fundamentar su apoyo, analiza de este modo el estado de la cuestión:

La moderna industria con el desarrollo colosal de la maquinaria ha determinado una transformación en las relaciones entre los patrones y los obreros; ha creado nuevas condiciones de hecho, y ha afirmado nuevos derechos y nuevas obligaciones. Se ha operado una verdadera modificación de la potencialidad obrera. (…)

Quizá hubiera sido conveniente que antes de crear una oficina como la que se propone, se dictara algunas leyes para que este departamento de trabajo tuviera qué hacer. Adhiero, sin embargo, como ya he dicho, a la moción, porque su sanción será un estímulo para que nuestro gobierno, se preocupe del problema social.

Es reclamada con urgencia la ley del trabajo de las mujeres y de los niños que he pro-yectado, la de accidentes de trabajo y otras de la misma índole que tiendan a la mejora material, intelectual y moral de los trabajadores. No lo olvidemos.

Voto a favor (…) pero haciendo una salvedad (…) se ha de votar esta partida o autori-zación al Poder ejecutivo para que cree la oficina del trabajo, pero bien entendido que el mismo Poder Ejecutivo ha de traer al congreso un proyecto sobre el particular a fin de que se dicte una ley sobre la materia, porque es necesario tener en cuenta que la creación de un organismo de esta naturaleza requiere un estudio serio y meditado para que pueda funcionar normalmente. Y ese estudio debe realizarse con la intervención del Congreso.

Después de esta intervención, las posteriores del diputado Roca y del Ministro González, aclaran el acuerdo previo para esta propuesta, reconociendo el último de los nombrados:

“la total falta de antecedentes y de datos en manos del Poder ejecutivo para afrontar las difíciles y complicadas cuestiones relativas a los trabajadores. Tengo a ese respecto ideas teóri-cas que no han podido ser aquilatadas” (…)

El Ministro se opone a la propuesta del Dr. Palacios y así quedó instalada la po-lémica, con distintas intervenciones que no veían contradicción en las propuestas y fi-nalmente se aprobó.

Profundizando el debate, A. Palacios pone en discusión el modo y las funciones concebidas para esta oficina:

“En ninguna parte del mundo se han creado departamentos de trabajo por el Poder Eje-cutivo (…) la oficina de trabajo no se creará con el objeto de preparar la legislación obrera. No señor; esa oficina es la que va a velar por el cumplimiento de las leyes y la que recogerá datos que ilustrarán a los legisladores y que nos demostrarán la verdadera situación del trabajo nacio-nal. Su creación, (…) no nos exime de la labor que debemos realizar para sancionar las leyes que urgentemente he reclamado de esta oficina.”

El cumplimiento de las leyes era una cuestión nodal para el movimiento obrero, pues la ley 4661 de descanso dominical, “que ha fracasado casi totalmente debido a la falta de preparación de los encargados de velar por su cumplimiento” justificaba la po-sición de A. Palacios.

Las consecuencias de esta decisión la observamos en abril de 1908 cuando se re-glamentó la Ley de trabajo de mujeres y menores y el Comité Pro –reglamentación de la misma, se hizo cargo del control obrero. Además, desde La Vanguardia, se inició un debate sobre sus funciones, publicándose las infracciones relevadas y las notas y/o en-trevistas con las autoridades.

Lo que debe ser el Departamento del Trabajo

Frente a la postura de considerar al Departamento del Trabajo, concebida en la ley como una institución inocua, el Partido Socialista, tomando en cuenta la expe-riencia europea (funciones y modalidades de creación), la analiza desde varios as-pectos. He aquí el texto publicado en La Vanguardia el 15 de abril de 1908:

“El Departamento del Trabajo es una institución universal nacida como consecuen-cia lógica del despertar de las clases laboriosas que, abandonando el aislamiento en que vi-vieran durante mucho tiempo, se agrupan, fraternizan y se aperciben para una lucha de cla-ses, fatal, inevitable, mientras subsista un régimen económico que demarque de una manera definida los intereses encontrados entre los que poseen los medios de producción y los que sólo poseen la fuerza del músculo. Este movimiento de los obreros, que se caracteriza por una tenacidad sólo explicable, (¿) el sentimiento y la idea son los dos grandes motores que la impulsan, no pasa inadvertido para el Estado que no podrá, por cierto, variar en lo funda-mental las bases del problema que obedece a causas profundas pero que podrá sí, por medio de leyes constructivas, bien inspiradas e inteligentemente estudiadas y aplicadas, impedir agitaciones espasmódicas, turbulencias peligrosas, profundas conmociones abriendo paso en cambio a la lucha serena y tranqui
la donde los obreros organizados en la acción con la con-vicción de que sus derechos serán respetados, excluyan concientemente de sus huelgas, las violencias perturbadoras y sustituyan según la expresión de Viviani, a la impetuosidad ato-londrada, la fuerza regulada de los movimientos coherentes y amplios, a las brutalidades del instinto, la razón que debe regular siempre las acciones de los hombres.

La preparación y control de esas leyes constructivas, la recolección del hecho social, la in-vestigación del fenómeno, se realizan en los países civilizados por ese organismo que se llama Departamento del Trabajo que debe estar apartado de las agitaciones políticas que perturban realizar labor serena, respetar la organización de los trabajadores, inspirar con-fianza al proletariado, escuchar las reclamaciones legítimas y encauzarlos si es posible, res-petuoso, de todos los derechos.

(…)Tres deben ser, como hemos visto, las funciones más importantes de esta oficina:

1º la que se refiere a la estadística para estudiar el hecho social característico.

2º la elaboración sobre la base de estos datos, de la legislación constructiva.

3º la inspección, el control de la aplicación de las leyes.”

Se critica al presidente Matienzo por no ocuparse de la intervención de los inspectores y la concibe como una función secundaria.

También se plantea que este Departamento tiene que controlar las dos leyes sociales y no se acepta el argumento sobre “complejidad de atribuciones” como lo señala en su titular. Se recuerda la propuesta del ex ministro González, que proponía una junta nacional cuya misión era de iniciativa, vigilancia y ejecución de leyes.


- Desde el inicio de su gestión el presidente del Departamento Nacio-nal del Trabajo, doctor Matienzo, fue blanco de las críticas de los socialistas desde su órgano periodístico La Vanguardia. Títulos como éste eran muy frecuentes, desde el año 1908, cuando se empezó a aplicar la ley 5291.

En realidad se criticaba la dupla Departamento Nacional del Trabajo y poli-cía, pues ésta tenía que recepcionar las denuncias y muchos comisarios desconocían el texto de la ley y en otras ocasiones protegían a los patrones.

Otros blancos de las críticas fueron:

a) la publicación del Departamento Nacional del Trabajo :

b) el crédito mensual de $1000 para gastos de corresponsales en el interior y exterior

c) desorganización interna

d) la función y la actitud sobre la crítica

e) opiniones y/o acusaciones al Dr. Matienzo

Refiriéndose al primer punto señalaban:

“El núm. 7 de esta publicación, aparecido hace pocos días, corre parejo con los ante-riores. Su aspecto exterior es tan serio, la confección tipográfica tan respetable, que el tomo pasa desde luego por un documento serio para quien lo toma desprevenido. Parece imposi-ble en efecto que una publicación tan costosa no contenga cosas importantes. Y los diarios grandes llenan sus columnas con transcripciones del hinchado boletín.”

A la crítica por su aspecto exterior se agrega la de su contenido, referente a los datos sobre salarios, la recolección.

La reflexión que hace la segunda crítica, en La Vanguardia el día 6 de junio de 1909 es la siguiente:

“Pero parece que el presidente del Departamento del Trabajo quiere que su oficina sea lo más gravosa posible con el menor beneficio público.”

Anteriormente, en el mes de abril, había hecho pública una denuncia sobre un conflicto interno con un empleado; es por eso que desde la Vanguardia (7-04-01909) se le solicita al ministro del interior Avellaneda, la investigación de la des-organización denunciada.

El Departamento Nacional del Trabajo era objeto de muchas críticas pero el Partido Socialista se diferencia de ciertos diarios que lo juzgan como una institución inútil, aclarando que la suya está dirigida a su dirección. Para difundir las acciones tendientes a reclamar la aplicación de la ley, la Juventud Socialista organizó una conferencia a la que asistieron 400 personas. Los oradores fueron A. de Tomaso y A. Palacios. Se hicieron consideraciones sobre la función de la inspección y los benefi-cios que reportaría este organismo si se ocupara de ello. También se difundieron las experiencias de algunos países europeos sobre este tema; la necesidad que la clase obrera le prestara su apoyo y la diferencia entre la finalidad del anarquismo y socia-lismo

En septiembre de 1908, se consideró iniciar una protesta en contra de la ins-pección oficial, con el objetivo de reemplazarla por otra más directa, anexa al Depar-tamento Nacional del Trabajo.

Con respecto al presidente de esta institución, se criticaba su gestión, se reba-tían sus afirmaciones y se lo descalificaba como persona, considerándolo mentiroso, haragán, interesado en el dinero y de aconsejar el castigo para quienes denunciaban la violación de la ley 5291. He aquí, algunas de los comentarios que se vertían en el diario La Vanguardia:

“Aunque…asegura al ministro del Interior que la ley se cumple en la mayoría de los esta-blecimientos…nosotros podemos desmentir esa gratuita afirmación que envuelve una menti-ra”, La Vanguardia 5-09-1909.

Descreyendo de las opiniones del funcionario a cargo de la repartición, re-comiendan su renuncia:

“Y el hombre que se desentendió en absoluto de todo lo referente a la inspección del trabajo de las mujeres y los niños, rindiendo pleito homenaje al culto del sebo criollo, ha propuesto al ministerio modificaciones que le den más intervención en las cuestiones obreras, creando una junta de conciliación para mediar entre obreros y patrones en cada conflicto. Pero se asegura que el P.E. no hará nada para convertir al Departamento Nacional del Trabajo en una institu-ción realmente útil, por lo que sería del caso recomendarle al señor Matienzo que procure ubicarse en otro sitio del presupuesto, ya que le son indispensable para vivir los 1200 pesos tan cómodamente ganados y que no se oponga a la supresión de lo que con el nombre de de-partamento del trabajo es en realidad un departamento de haraganería, uno de los tantos nidos de burócratas.”(…) La Vanguardia, 9-09-1909.

Denuncia de las universitarias argentinas: comprobación del incumplimiento de la ley al Ministro del Interior. El Dr. Matienzo aconseja negar personería a las universitarias argentinas. La Vanguardia, 12-10-1909.

“Pero cuando constatamos la pereza que el doctor Matienzo ha inculcado a ese mecanismo, convirtiéndolo en un parásito más del presupuesto, no encontramos censura suficiente para condenar no sólo el proceder de la presidencia de la mencionada institución, sino el absolu-to incondicionalismo del señor Avellaneda, que acepta como artículo de fe los consejos de un empleado hoy expuesto al comentario de toda la prensa, por sus desplantes de fracasado en el puesto que se le confiara.

El empecinamiento del doctor Matienzo en evitar a los industriales las molestias de una verdadera inspección” (…) La Vanguardia, 13-10-1909.

De la policía al Departamento:

(…) “conviene hacer constar que en el transcurso de la conversación manifestó el funciona-rio ….que lógicamente debería ser en todo caso el Departamento de Trabajo el que enviara las denuncias ya constatadas a la policía para que ésta se limitara sólo a intervenir para hacer efectiva la ley o las penas pero no como .hace ahora que tiene que realizar funciones de ins-pección para cuya tarea su intervención es ineficaz pues está generalmente supeditada a las tretas patronales”.(…) Comentarios realizado a la delegación del Comité pro- reglamenta-ción….. compuesto por Isabel Busanich, Fenia Chertcow Repetto y Martín Casaretto, La Vanguardia, 27-10-1909.

Sobre los niños y la violación de la ley: (…)“pisoteada impunemente por el capita-lismo, con la tolerante complicidad de las autoridades”(…) La Vanguardia, 31-10-1909.

Otras críticas

El diario La Razón participa de estas críticas, con la preocupación de garan-tizar los intereses del capital”; de ahí que sostenga que el aislamiento en que vive el Departamento Nacional del Trabajo por falta de una ley no le permite intervenir “en las complejas exigencias del trabajo argentino”, aunque respete los intereses obreros. Desde La Vanguardia (23/6/1909) se le rebate su argumento, manifestando: “Lo que la oficina del trabajo debiera investigar es la mísera condición en que vegeta la masa trabajadora del país”. El 9 de septiembre de 1909 continuaba todo igual, pues La Vanguardia, hablaba de “Desmedidos abusos patronales (…) Es muy probable que los inspectores y las autoridades conozcan y permitan estos abusos, pues la debilidad y la complacencia para los adinerados es ilimitada.”

El 13 de diciembre de 1909, el Dr. José Nicolás Matienzo presentó la renun-cia al cargo, alegando razones de salud y realizando un balance positivo de su ges-tión.

Lo reemplazó como presidente del Departamento el Dr. Marco Avellaneda.

Recién en el año 1910, esta oficina reconoció que las leyes no se cumplían y comenzaron a realizarse inspecciones conjuntas entre los militantes socialistas y un ins-pector oficial, los domingos. Asimismo se reconoció a través de varios informes, la existencia del trabajo infantil que contrariaba totalmente el texto de la ley. El inspector Storni era el más crítico con el tipo de gestión instituida y propone algunas reformas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La toma: Analizador del macrinarcisismo

Alfredo Grande (APE)

.

“A la gente loca, la vida le da sorpresas. A la gente sana, la vida le da tristezas”
(Aforismo implicado)

“Más que un ping pong de preguntas y respuestas frente a diputados de la oposición, alumnos, padres y docentes, el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, tuvo que pararse ayer frente a una máquina lanzapelotas que no le dio respiro a lo largo de cuatro horas. En ese tiempo, escuchó críticas muy duras por las demoras en las obras de infraestructura educativa y por el memorándum que propició la intervención policial en los colegios. Distintos expositores coincidieron en que la medida “es autoritaria” y tiene “resabios de la dictadura militar”. Bullrich juró que “nunca se tuvo la intención de perseguir o sancionar a nadie. Sólo se quiso preservar a los chicos”. Todos los oradores cuestionaron el memorándum que propicia las “listas negras”. La crítica más dura fue del diputado Marcelo Parrilli. Comparó la medida macrista, que propicia la identificación y denuncia policial de los alumnos que participan en la toma de escuelas, con “la directiva 504/77 firmada por Jorge Rafael Videla” en plena dictadura, en el marco de “la lucha antisubversiva”. Bullrich estalló y dijo, muy enojado: “Nunca se puede comparar una medida dispuesta por un gobierno democrático, elegido por el voto, con la disposición de una dictadura a la que nadie eligió”. Sobre el final, Bullrich reconoció que los reclamos de los alumnos “son legítimos”, aunque insistió en que “deben levantarse las tomas de los colegios, porque ésa es una forma ilegítima de peticionar”.
(Página/12, Carlos Rodriguez)

Cuentan que Cicerón se dirigió a Catilina y le espetó: “quousque tandem Catilina, abutere patienta nostra?” En realidad es el comienzo de las Catilinarias, en las cuales el cónsul Cicerón ataca a la intrépida y golpista Catilina. La traducción no literal sería: “me tenés los huevos al plato, me tenés”. Un ministro de educación del linaje de Bullrich reprobaría inmediatamente por improcedente esta traducción. Sin embargo, es difícil hacerlo con una expresión que traduzca mayor justeza. Sin embargo, aquietadas las aguas, los dislates del ministro son útiles para realizar un análisis del discurso de la derecha. Uno de sus primeros elementos es siempre el respeto a la Ley. No importa si se cumple o no se cumple. Incluso si vale la pena cumplirla, porque muchas veces las condiciones concretas de existencia han variado y el bien supuestamente tutelado ni siquiera existe. “Dura lex, sed lex” sería el latinazgo apropiado cuya traducción no literal es: “tiene razón pero marche preso”. Un memorandum tiene un rango muy inferior a una Ley, es algo así como un sub oficial de cuarta frente a un general majestuoso, más allá que algún general majestuoso hizo de la borrachera un acto de servicio. Incluso un decreto de necesidad y urgencia tiene algún barniz republiquete. Pero un memorandum es algo así como el eructo de un funcionario. Ahora bien: si a esta altura de los acontecimientos, patovica más, gatillo fácil menos, alguien puede creer que la policía pueda cuidar a alguien, o es un delirio o es una complicidad intelectual alarmante. Sin embargo, para el pensamiento de derecha la Autoridad, ante la cual no cabe resistencia, es la única fuente de razón (represora) y de (in) justicia. Los paréntesis incluyen lo que el discurso represor oficial esconde. Esa es la lógica con la cual algunos jueces validan la restitución de niñas y niños abusados a sus familias de origen, propiciando y siendo cómplices de nuevos abusos y maltratos. Mejor cualquier padre que ninguno es una penosa y siniestra forma de sentenciar a cadena perpetua a la niñez. Cuando sean liberados, los daños ya serán permanentes. El segundo elemento presente siempre en el discurso de la derecha es la negación maníaca (absoluta) de la realidad. Es el triunfo total del gato por liebre, aunque ni siquiera son gatos. “Es malo, pero es queso”, remataba un chiste que oía en mi niñez, que era de gallegos pero que ahora no me atrevo a mencionarlo en esos términos. Hora apenas menciono que se trataba de una persona obcecada. Aunque le hubiera caído una rata en la cabeza, o se hubiera desplomado al intentar bajar una escalera, el ministro del imposible hubiera mantenido su discurso sobre la mayor inversión en educación que en períodos anteriores. La única manera que tienen de enfrentar la realidad es comparando con épocas supuestamente peores. Si la izquierda pretende, admitamos que con logros acotados, transformar la realidad, la derecha, no por modesta, sino por perversa, busca transformar al sujeto para que no intente transformar la realidad. Por eso enloquece, casi literalmente, frente a Las Tomas. Por que son personas, no casualmente jóvenes de cuerpo y alma, que no aceptan que “por algo será”, que “no hay otra”, o que “es lo que hay”. Son a mi entender la otra juventud maravillosa, que sin pedirlo pide que esta vez no la traicionemos siguiendo los cantos de sirena de caudillos y alcahuetes. Esta juventud de Las Tomas no necesita conocer, en el sentido clásico, la historia pasada. La sabe porque actúa, interviene, subvierte la insoportable pesadez de la crónica del presente. Y entonces abre nuevamente la dimensión del futuro. Sin pasado y sin futuro, el presente es apenas un instante. Y no se trata de deslumbrar, en esos 30 segundos de fama que sostiene la infamia de Tinelli. Lo que pretenden Las Tomas es alumbrar. Como allá lejos en el tiempo pero cerca en la historia alumbró la Reforma Universitaria de 1918, que fue en verdad, una Revolución en la educación argentina. La Toma de todas las Tomas. Pero en algo le doy la razón al ministro Esteban Patio Bullrich: “Nunca se puede comparar una medida dispuesta por un gobierno democrático, elegido por el voto, con la disposición de una dictadura a la que nadie eligió”. Es cierto: es muchísimo peor. Un gobierno democrático que hace de la represión un leit motiv, es un lobo con piel de cordero. Y aunque se vista de seda, o de armiño, o de armani, lobo se queda. Claro que es peor, porque prostituye y corrompe el fundante de la democracia. Y porque escondidos en las enaguas de la república, maquinan y complotan para denigrarla hasta el límite del no retorno. Lamentablemente, patio Bulrich reconoce que los reclamos son legítimos. Pero Las Tomas no, porque es una forma ilegítima. Nuevo error de nuestra Catilina Pro, que por cierto, abutere de mi paciencia. Es ilegal y ese es su mayor mérito. Pero tiene una legitimidad que la derecha no puede entender. La legitimidad que encontré en la Granja Azul de la Fundación Pelota de Trapo, cuando los educadores discutían sobre la crianza compartida. La legitimidad de las empresas recuperadas, como IMPA, BAUEN, La Toma que fuera el supermercado Tigre, FASINPAT, que supo ser Zanón. Y esa legitimidad que la derecha desconoce, se llama autogestión. Con 24 años de cooperativismo de trabajo, no sé porque lo digo, sino que lo digo porque lo vivo cotidianamente. Que algunos llaman democracia directa. Y que la derecha repudia como anarquía. Autogestión que atraviesa el corralito y el corralón del estado, para volver a TOMAR aquello de lo que fuimos despojados. Pensamos que si bien hablamos de desocupados, nadie habla de desterrados. Casi toda la población ha sido desterrada, nos han robado nuestra tierra material y nuestra tierra simbólica. Estos jóvenes, que don Esteban Patio Bulrich no puede entender aunque lo quisiera, y no creo que lo quiera, están poniendo el cuerpo y lo están dejando. Y lo están dejando en su tierra, que es la escuela donde estudian. Allí deben estar, porque esa es la tierra de la fratria, la tierra de los hermanos. Como dijo Scarlett O Hara, la heroína de Lo que el Viento se Llevó (que descuento el ministro ha visto). “La tierra permanece”. El macrinarcisismo ni siquiera puede ver sus propias narices. Estos jóvenes miran y observan todas las tierras que tenemos para recuperar. Y la vida, por cierto, siempre nos da sorpresas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Audiencia pública. Contundentes exposiciones en contra de la megaminería

INFOSUR

Cobertura audiovisual de la Audiencia Pública de presentación del proyecto de Solanas de Prohibición de la Minería a Cielo Abierto.

Alegatos de Maristella Svampa (Voces de Alerta), Javier Rodríguez Pardo (Periodista, Investigador) y Ruth Vega Miranda (Asamblea El Algarrobo de Andalgalá, Catamarca).




Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: Sólo la participación ciudadana legitimará las verdaderas conclusiones

.
El Cispren afirma que el Caso Papel Prensa ”actualiza un debate (…)” y que “en este marco resulta legítimo tomar partido y analizar un proceso que en los últimos 35 años condujo a la mayor concentración del poder mediático registrada en la historia argentina”. El viernes 10 de septiembre, a las 19, en nuestra sede se realizará un Foro de discusión sobre el tema.

El “Caso Papel Prensa” actualiza un debate raigal de la democracia que, como es usual, ha derivado en inflexibles enfrentamientos.

En este marco resulta legítimo -y hasta obligatorio- tomar partido, premisa que no conduce necesariamente a asumir sin matices una de las posiciones en pugna, pero sí a comprometerse en el análisis de un proceso que en los últimos treinta y cinco años condujo a la mayor concentración del poder mediático registrada en la historia argentina.

Si este debate conmueve a la sociedad en su conjunto, su significación es mayor para los trabajadores de prensa. En las redacciones se palpa la inquietud. Los más jóvenes tratan de llegar a su propia convicción buceando en una turbulencia de versiones contradictorias. Los mayores fuerzan su memoria y procuran compatibilizarla con el escenario actual. Unos y otros sienten que no son libres: la posición de sus empleadores constituye un elemento de presión constante.

Un dato de la realidad es insoslayable: los monopolios existen, y no por mandato inexorable de las leyes del mercado; el poder algo tuvo que ver con eso. Papel Prensa está en los orígenes.

El menemato produjo una modificación de la Ley de Quiebras a la medida del Grupo Clarín.

El actual gobierno, en sus orígenes, prorrogó licencias televisivas de inminente vencimiento.

Los archivos también existen, y todavía sorprenden. Sorprende, por ejemplo, verificar que ADEPA y La Voz del Interior anatematizaban en su tiempo la entrega de Papel Prensa a Clarín, Nación y Razón.

“Esta situación de privilegio en la que se ven colocados los diarios consocios del Estado es la resultante final de todo un proceso signado por hechos fuertemente generadores de suspicacias, de dudas”… (edición del 11 de diciembre de 1978 página 14 de La Voz del Interior).

Así editorializó La Voz del Interior cuando se consumó la apropiación de Papel Prensa por parte de Clarín-La Nación-La Razón. La valentía de aquellos que aún en plena dictadura se animaban a señalar los hechos, contrasta con la actitud pusilánime de los pseudos defensores de la libertad de prensa de hoy, a la vez que sorprenden los giros oportunistas de muchos dirigentes políticos, empresarios y sociales.

En este marco, el Congreso de la Nación y la Justicia han sido convocados para cumplir el papel que la Constitución les asigna, pero sólo la participación ciudadana legitimará las verdaderas conclusiones.

Investigar en profundidad estos hechos de la historia reciente resulta un mandato de la actualidad, y los trabajadores de prensa no podemos estar ausentes de ese debate, pues se trata de una historia que nos tiene como protagonistas y nos condiciona en nuestra vida cotidiana.

Respondiendo a la inquietud de muchos compañeros, el Cispren ha programado un Foro de discusión para contribuir a esa indispensable tarea para el viernes 10 de septiembre, a las 19, en nuestra sede de Obispo Trejo 365. La convocatoria es amplia; sin exclusiones, como lo requieren el tema y la seriedad con que debe ser abordado.

Guido Dreizik
Secretario General CISPREN

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: El Tribunal analiza si corresponde recusar al fiscal José Pérez Villalobo por “parcial”

PRENSA RED

El TOF Nº 1 analiza las pruebas presentadas contra el fiscal por el imputado Gustavo Alsina acusándolo de "parcial" en la causa donde se juzgan delitos de lesa humanidad en la dictadura militar. Criticas de los abogados querellantes Claudio Orosz y María Elba Martinez.

El Tribunal Federal Nº 1 presidido por Jaime Díaz Gavier se encuentra evaluando por estas horas el pedido de recusación presentado por el imputado Gustavo Alsina contra el fiscal José Pérez Villalobo. Se trata de un juicio dentro del juicio. Por la tarde se recibió el descargo del Juez y se realizaron los alegatos de las partes. El fiscal general Maximiliano Hairabedián solicitó el rechazo del pedido y a la vez dejó abierta la puerta para que Pérez Villalobo si lo considera se inhiba. En igual sentido se pronunció el abogado de la querella Juan Martín Fresneda.

En tanto, el resto de la querella: Orosz, Martínez, Zanotti, Luque, Ceballos, Vaca Narvaja rechazaron el pedido de Alsina incluso algunos pidieron que se haga con costas.

Pérez Villalobo fue recusado ayer por Alsina, uno de los represores que actuó en la Unidad Penitenciaria Nº1, con el argumento de que al ser designado juez en 1996 lo hizo jurando supuestamente “por las víctimas de Trelew”.

En contra del magistrado, Alsina presentó también la copia de una fotografía en la que aparecería el vocal junto a su esposa y su hija en el pasaje Santa Catalina que separa la catedral del Archivo de la Memoria. Además, presentó al testigo Santiago Ferrer quien relató que hace 15 años cuando fue invitado a presenciar la asunción de varios magistrados le parece que el Juez Pérez Villalobos además de jurar por la patria y el honor lo hizo por la sangre derramada de unas víctimas que podrían ser de Trelew.

"Este incidente les permite ejercer el derecho de defensa que todos los ciudadanos y el pueblo argentino y la Constitución les garantiza. Ellos consideran que un juez no es imparcial y lo hacen”, manifestó a Prensared uno de los abogados de la querella, Claudio Orosz.

“Nosotros consideramos que el material probatorio que acompaña el pedido para demostrar esa imparcialidad o falta de independencia no es suficiente para conmover de ninguna manera la capacidad de juzgamiento que tiene Pérez Villalobo y en consecuencia creemos que debe ser rechazado in límine”, aseguró.

Orosz consideró también "que debería investigarse como se consiguieron esas fotografías porque parecen obtenidas de algún legajo policial y sin orden judicial. Esta es una situación que debe resolverse lo más rápido posible", consideró.

La abogada María Elba Martínez manifestó que ayer la querella en su conjunto había rezhazado el pedido de recusación por “extemporánea” .

Además agregó que en cuanto a la acusación de "torpeza indicativa" por cuanto nombró a Jaime Lockman con nombre y apellido cuando el testigo solo recordaba su nombre señaló que "justamente este caso es el menos político".

En relación a la presentación de una fotografía que muestra al juez junto a su esposa frente al ex D2 actual centro de la memoria y que fuera subida al facebook por uno de sus hijos manifestó que "los hijos son mayores y tienen sus opiniones y tampoco puede reprimirlos".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...