jueves, 23 de septiembre de 2010

Proyecto Censurado 2011 # 06: Estados Unidos: Desatención en salud mata más ex soldados que guerra afgana

Dr. Steffie Woolhandler (Physicians for a National Health Program), Fizan Abdullah (Centro de Niños del Hospital Johns Hopkins), Journal of Public Health y otros. Traducción: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

A pesar de la reforma legislativa nacional de salud, la atención sanitaria en Estados Unidos seguirá disminuida para muchos norteamericanos, con el resultado de más muertes y tragedias personales. Una reciente investigación de un equipo de Harvard estimó que 2.266 veteranos de guerra de Estados Unidos murieron en 2008 por no tener seguro médico, es decir, 14 veces el número de muertes sufridas por las tropas estadounidenses en Afganistán en 2008 y más del doble de los muertos desde que comenzó la guerra en 2001. Los investigadores de Harvard concluyeron que 1,46 millones de veteranos de guerra en edad de trabajar carecen de cobertura de salud, aumentando su índice de mortalidad. El periódico de salud American Journal of Public Health reveló que las probabilidades de muerte de un individuo sin seguro aumentan en 40%, según el estudio de Harvard.

El Dr. David Himmelstein, co-autor del análisis y profesor asociado de medicina en Harvard, comentó: “Estas muertes innecesarias continuarán bajo la nueva legislación de reforma de salud. Hasta 2013, la ley no hará virtualmente nada para quienes no tienen seguro y, por lo menos, deja a 17 millones de personas sin seguro a largo plazo”.

En un relato relacionado con desigualdades en la atención sanitaria, a las hijas gemelas de Stacie Ritter se les diagnosticó cáncer a los cuatro años. Necesitan trasplantes de células madre y otros tratamientos contra el cáncer. Las gemelas sobreviven, pero las glándulas que controlaban su crecimiento están dañadas más allá de la reparación que ofrece el tratamiento. Para continuar creciendo, los médicos recomendaron aplicaciones regulares de inyecciones de crecimiento basadas en hormonas. La compañía del marido de Stacie cambió el seguro médico a la transnacional Cigna, y ésta rechazó cubrir la aplicación de hormonas. Stacie paga 440 dólares cada vez que lleva a sus hijas al médico para inyectarlas. El incidente marca apenas el último capítulo de los problemas que enfrenta esta familia con la industria aseguradora de salud. Entre el tratamiento contra el cáncer y el cuidado médico denegado, Stacie y su marido tuvieron que declararse en quiebra debido a sus altos gastos médicos. El año pasado, el gerente de Cigna, Ed Hanway, ganó 12,2 millones de dólares, o sea, 5.883 dólares por hora.

Las leyes de seguro médico son a menudo complejas en los estados en que el seguro médico está legalmente controlado. En ocho estados, y en el distrito Columbia, las compañías de seguros pueden alegar que están facultadas para negar la cobertura del seguro médico si el cónyuge tenía una mala condición de salud preexistente. Las compañías niegan legalmente atención médica a las víctimas de violencia en el hogar porque dicen que ésa es una condición preexistente y que no puede ser cubierta. En 1995 se encontró que 9 compañías involucradas negaron o cancelaron la cobertura a mujeres que fueron golpeadas: Nationwide, Allstate, State Farm, Aetna, Metropolitan Life, The Equitable Companies, First Colony Life, The Prudential y Principal Financial Group. Los estados que todavía permiten esta práctica son Idaho, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Mississippi, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Oklahoma y Wyoming.

Según los investigadores de Johns Hopkins, un estudio publicado el 29 de octubre de 2009 en el Journal of Public Health permite más que ningún otro observar el impacto del seguro en la cantidad de muertes evitables y el potencial de vidas de niños enfermos que podrían salvarse en Estados Unidos.

Analizan más de 23 millones de expedientes de hospitales de 37 estados entre 1988 y 2005, los investigadores de Johns Hopkins compararon el riesgo de muerte entre niños con y sin seguro. Algunos factores resultaron iguales, pero en su estudio los investigadores encontraron que los niños sin seguro tenían 60% más de probabilidades de morir en el hospital que aquellos con seguro. Al comparar índices de mortalidad por enfermedad subyacente, los niños sin seguro aparecieron con aumento del riesgo de muerte, independientemente de la naturaleza de su dolencia. Los resultados capturan solamente muertes durante la hospitalización y no reflejan muertes ocurridas después, fuera del hospital, ni contabilizan a los niños que murieron sin haber sido nunca hospitalizados, dijeron los investigadores. Esto significa que el número real de víctimas mortales sin seguro podría ser incluso más alto.

“Si ustedes son niños sin seguro, seriamente enfermos e internados en un hospital, tienen 60% por ciento más de probabilidades de morir que el niño enfermo del cuarto del lado que tiene seguro”, dijo al principal investigador Fizan Abdullah, MD, PhD, cirujano pediátrico del Centro de Niños del Johns Hopkins.

Mientras no sea revisado el nuevo plan nacional de cuidado de salud, algunos de los problemas descritos afectarán a miles de personas que continuarán sufriendo durante muchos años por venir Estados Unidos.

Actualización del Dr. Steffie Woolhandler

A fines de 2009, en el apogeo de la discusión de la reforma de salud, divulgamos que 1,54 millones de veteranos de guerra de Estados Unidos estaban sin seguro en 2008 y que se esperaba que 2.226 personas murieran por falta de cobertura médica.

Basando el análisis en nuestro recientemente informe -publicado en el American Journal of Public Health- encontramos que la carencia de seguros aumenta las probabilidades de muerte en 40%. Por lo tanto, la ausencia de seguro médico causa 44.798 muertes cada año entre los 46 millones de norteamericanos sin seguro. Combinamos estos datos con las tabulaciones del número de veteranos sin seguro de la Encuesta de Población 2009, realizada a partir de marzo por la Oficina de Censos, que interrogó a los estadounidenses con estatus de veterano sobre su cobertura de seguro. Solamente clasificamos como veteranos sin seguro, ni cobertura de seguro de cuidado médico, a quienes estaban atendiéndose en hospitales o clínicas de la Administración de Salud de los Veteranos (VA, por su sigla in inglés).

Estimamos que el año pasado hubo 2.266 muertes asociadas a la falta de seguro médico entre los veteranos no-mayores. Este resultado supera más de 14 veces el número de muertes (155) sufridas ese año por las tropas de Estados Unidos en Afganistán, y es más del doble de quienes han muerto desde el principio de la guerra.
Mientras muchos norteamericanos creen que todos los veteranos pueden conseguir atención del VA, existen veteranos de combate que no pueden conseguir atención de ese servicio. En general, las instalaciones del VA proporcionan cuidado médico a cualquier veterano que esté inhabilitado por una condición conectada con el servicio militar y otorgan tratamientos para dolencias específicas adquiridas durante el servicio militar. Los veteranos de ingresos bajos que aprueban un test son elegibles para recibir cuidado en instalaciones del VA, pero en una condición de baja prioridad (prioridad 5 o prioridad 7), dependiendo del nivel de ingresos. Los veteranos con ingresos más altos son clasificados en el grupo de prioridad más baja, y no son elegibles para la inscripción en el VA.

Como otros norteamericanos sin seguro, la mayoría de los veteranos sin cobertura son trabajadores demasiado pobres como para alcanzar una cobertura privada, pero no lo suficiente pobres como para calificar en el Medicaid, el seguro de salud del gobierno, o aplicar al cuidado médico dependiente del VA. Desafortunadamente, la falta de seguro continuará causando muertes, a pesar de la nueva ley de reforma de la salud. Según la Oficina del Presupuesto del Congreso, 23 millones de norteamericanos seguirán no teniendo seguro en 2019, cuando la ley se aplique completamente. Esto se traducirá en cerca de 23.000 muertes innecesarias al año. Lamentablemente, el Congreso cedió a las presiones de la industrias farmacéutica y del seguro, y rehusó considerar la implantación del seguro médico nacional de pagador simple, que habría cubierto completamente a todos los estadounidenses.

Para más información, visite Physicians for a National Health Program (www.pnhp.org), una organización de investigación y educativa de 17.000 médicos que apoyan el seguro médico nacional de un solo pagador.

Actualización del Centro de Niños de Johns Hopkins

La falta de seguro médico pudo haber conducido, o haber contribuido en menos de dos décadas, a casi 17.000 muertes de niños hospitalizados en Estados Unidos, según la investigación conducida por el Centro de Niños de Johns Hopkins.

Según los investigadores de Hopkins, el estudio publicado el 29 de octubre en el Journal of Public Health es uno de los más grandes nunca hechos para mirar el impacto del seguro en el número de muertes evitables y el potencial para salvar vidas de niños enfermos en Estados Unidos.

Usando más de 23 millones de expedientes de hospitales obtenidos en 37 estados entre 1988 y 2005, los investigadores de Hopkins compararon el riesgo de muerte entre niños con y sin seguro. Siendo otros factores iguales, los investigadores encontraron en su estudio que los niños sin seguro eran 60% por ciento más susceptibles de morir en el hospital que aquellos con seguro. Al comparar índices de mortalidad por enfermedad subyacente, el estudió encontró que el niño sin seguro poseía un incremento del riesgo de muerte, independientemente, y sin importar, su dolencia. Los resultados capturan solamente muertes durante la hospitalización y no reflejan muertes después de la salida del hospital, ni contabiliza a los niños que murieron sin recibir nunca hospitalización, y esto significa que el número real de víctimas mortales de niños sin seguro podría ser incluso más alto.

“Si usted es un niño sin seguro, y si está seriamente enfermo y termina en un hospital, usted pertenece al 60% con más probabilidades de morir que el niño enfermo del cuarto siguiente que tiene seguro”, dijo el principal investigador Fizan Abdullah, M.D., Ph.D., cirujano pediátrico del Hopkins de Niños.

Los investigadores advirtieron que el estudio examinó expedientes de hospital después del hecho de la muerte, así que no pueden establecer directamente causa-efecto entre seguro médico y riesgo de muerte. No obstante, debido a el volumen de expedientes analizados y debido a la capacidad de los investigadores para identificar y eliminar la mayoría de los factores que típicamente nublan este tipo de investigación, el análisis muestra un potente vínculo entre el seguro médico y el riesgo de muerte, dijeron.

¿“Podemos decir con absoluta certeza que habríamos salvado a 17.000 niños si hubieran tenido seguro médico? Por supuesto no”, dijo el co-investigador David Chang, Ph.D. M.P.H. M.B.A. “El punto aquí es que un número considerable de niños pudo ser salvado por cobertura de salud”.

“Desde una perspectiva científica, nos sentimos confiados en nuestro hallazgo de que murieron millares de niños probablemente porque carecieron de seguro o debido a factores relacionados directamente con la falta de seguro”, añadieron.

Dado que más de 7 millones de niños norteamericanos americanos siguen estando sin seguro en Estados Unidos, en medio de la lucha de esta nación por reformar la atención sanitaria, los investigadores dicen que deben prestarle atención a sus resultados los responsables políticos y, de hecho, la sociedad en conjunto.

“Millares de niños mueren innecesariamente cada año porque carecemos de un sistema de salud que les proporcione seguro médico. Esto no debe ser”, dijo el co-investigador Peter Pronovost, M.D., Ph.D., director de Cuidados de Medicina Crítica del Johns Hopkins y director médico del Centro para las Innovaciones en Calidad de Atención a los Pacientes. “En un país tan rico como el nuestro, es una moraleja la necesidad de proporcionar seguro médico a millones de niños que no lo tienen, no un problema económico”, añadió.

En el estudio, 104.520 pacientes murieron (el 0,47%) entre 22,2 millones de niños asegurados hospitalizados, comparados con 9.468 (el 0,75%) que murieron entre 1,2 millones de pacientes sin seguro. Para descubrir qué porción de estas muertes habría sido prevenida por el seguro médico, los investigadores realizaron una simulación estadística mediante la proyección de datos de expectativa de muerte de pacientes no asegurados, basados en la severidad de sus dolencias, entre otros factores, y después aplicaron este número previsto de muertes al grupo sin seguro. En el grupo sin seguro, había 3.535 más muertes que lo esperado, no explicadas por la severidad de la enfermedad u otros factores. Yendo un paso más lejos y aplicando excesivo número de muertes a la cantidad total de hospitalizaciones pediátricas en Estados Unidos para el período en estudio (117 millones), los investigadores encontraron un exceso de 16.787 muertes entre casi seis millones de niños sin seguro que terminaron hospitales durante ese tiempo.

Otros resultados del estudio:

• Fueron vistos más niños sin seguro en hospitales del Noreste y Cercano Oeste que en el Sur y el Oeste. Sin embargo, los hospitales del Noreste tenían tasas de mortalidad más bajas que los hospitales del Sur, del Cercano Oeste y del Oeste.
• Los niños asegurados incurrieron en el hospital en un promedio de gastos más altos que la carga media contraída por los niños sin seguro, muy probablemente explicable por el hecho de que los niños sin seguro tienden a presentarse en el hospital en etapas más avanzadas de su enfermedad, que a su vez da menos oportunidades a los médicos para intervención y tratamiento, especialmente en los casos terminales, dijeron los investigadores.
• Los pacientes sin seguro buscaron con más frecuencia tratamiento a través de la sala de urgencias, más que con una remisión de un médico, probables indicativos de una etapa más avanzada de la enfermedad y/o retrasos en buscar atención médica.
• El estatus de asegurado no afectó cuánto tiempo total pasó un niño en el hospital.

La investigación fue financiada por el Fondo Robert Garrett para el Tratamiento de Niños. Los co-investigadores en el estudio incluyen a Yiyi Zhang, M.H.S.; Thomas Lardaro, B.S.; Marissa Black; y Paul Colombani, M.D.

Estudiantes investigadores:
Delana Colvin, Shannon Cree, Anna Kung, DePauw University
Michaella Armanino, Kimberly Sullivan, Tracena Webster, Sonoma State University

Evaluadores académicos:
Rebecca Bordt y Kevin Howley, DePauw University
Suzel A. Bozada-deas, Peter Phillips y Ben Frymer, Sonoma State University

Fuentes:
–Steffie Woolhandler, M.D., David Himmelstein, M.P.H., Mark Almberg, M.D., “Over 2,200 veterans died in 2008 due to lack of health insurance” Physicians for a National Health Program, November 10, 2009 http://www.pnhp.org/news/2009/november/over_2200_veterans_.php
–Amy Goodman, “Mother Speaks Out on Insurance Giant CIGNA’s Denial of Healthcare to Cancer-Stricken Twin Daughters,” Democracy Now!, October 1, 2009, http://www.democracynow.org/2009/10/1/mother_speaks_out_on_insurance_giant
–Jason Rosenbaum, “Stacie Ritter lost everything. CIGNA CEO Ed Hanway bought another house,” October 1, 2009, http://blog.healthcareforamericanow.org/2009/10/01/stacie-ritter-lost-everything-cigna-ceo-ed-hanway-bought-another-house/
–Ryan Grim, “When Getting Beaten By Your Husband Is A Pre-Existing Condition,” Huffington Post, September 14, 2009,
–Fizan Abdullah, Johns Hopkins Children’s Center, “Lack of Insurance may have figured in nearly 17,000 childhood deaths, study shows,” Journal of Public Health, San Francisco Bay View, November 7, 2009, http://www.hopkinschildrens.org/Lack-of-Insurance-May-Have-Figured-In-Nearly-17000-Childhood-Deaths.aspx

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El socialismo no es simple adjetivo

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

Con el advenimiento del nuevo siglo, los pueblos de nuestra América se han permitido a sí mismos transitar unas vías diferentes hacia el socialismo. Sin embargo, tal socialismo busca diferenciarse en esencia y procedimientos al conocido durante el siglo XX y que tuvo su espacio más prominente en la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), pero que -sin la participación popular y de los trabajadores- sucumbió víctima del sectarismo y del burocratismo.

En este marco, el socialismo se nos presenta como la mejor alternativa frente al capitalismo depredador y excluyente, además de ayudarnos a resolver -aún sin una teoría acabada, ajustada a los nuevos tiempos y a la realidad social que se vive en nuestras naciones- el viejo dilema que siempre hemos enfrentado respecto a nuestro derecho a la autodeterminación y el imperialismo yanqui.

De esta manera, el socialismo del siglo XXI establece una diferenciación que, no obstante, ya venía anunciándose en las teorizaciones de José Carlos Mariátegui, el Che Guevara y de otros luchadores revolucionarios que no se contentaron con leer ortodoxamente los manuales soviéticos, sino que se plantearon trascender el aporte inicial de Carlos Marx, Federico Engels y Vladimir Lenin; incluyendo lo propio de León Trotsky, así como de los ácratas Pierre-Joseph Proudhon, Piotr Alekséyevich Kropotkin y Mijail Bakunin, entre otros.

A pesar de ello, aún queda mucho trecho por andar al respecto, en especial en lo que atañe a la práctica. Así, los gobiernos latinoamericanos que se insertan en esta corriente, digamos ideológica, han implementado una serie de medidas y legislaciones tendentes a disminuir las desigualdades sociales y económicas existentes, impulsando mayores niveles de participación política de los sectores populares, en oposición a los intereses de las minorías hegemónicas tradicionales y, obviamente, del centenario imperialismo gringo. Al respecto, Atilio Borón (sociólogo argentino) expresa que “la idea del reparto de la tierra no equivale a socialismo, simplemente es un punto de ataque a lo que es la estructura y el funcionamiento de la sociedad capitalista. Pero quien haga un reformismo serio, sienta las bases para un proceso revolucionario. Entonces, si la revolución es un proceso, lo que es importante es ver cuál es el rumbo y la orientación que están tomando los diferentes gobiernos de América Latina”. Esto explicaría el reformismo inherente a estas acciones, las cuales no constituyen -ciertamente- una revolución en su acepción más aceptada.

En tal sentido, habría que considerar lo afirmado por Rosa Luxemburgo en relación a “quienes se pronuncian a favor del método de la reforma legislativa en lugar de la conquista del poder político y la revolución social y en oposición a éstas, en realidad no optan por una vía más tranquila, calma y lenta hacia el mismo objetivo, sino por un objetivo diferente. En lugar de tomar partido por la instauración de una nueva sociedad, lo hacen por la modificación superficial de la vieja sociedad”. Para este tipo de revolucionarios sólo basta la buena intención de hacer las cosas, quedando convertido el socialismo en mero adjetivo, sin la trascendencia revolucionaria que el mismo supone, instituyéndose en consecuencia un proyecto de sociedad alternativo, totalmente distinto a la del capitalismo y la democracia representativa.

Por lo tanto, el socialismo del siglo XXI tendrá que maximizar las expectativas liberación, democracia e igualdad, entre otras igualmente necesarias, de cada elemento social, así lo combatan los sectores reaccionarios y exista una tendencia a maquillar el orden de cosas vigente. De este modo, adquirirá una dimensión mayor a la de ser un simple adjetivo de moda.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Las elecciones en Venezuela

Jorge Altamira (especial para ARGENPRESS.info)

El domingo tendrán lugar las elecciones parlamentarias en Venezuela, a las cuales se presentará por primera vez la oposición financiada por el Departamento de Estado de Obama. Había boicoteado las anteriores con la expectativa de producir un derrocamiento violento del gobierno. Las encuestas dan ganador al chavismo por el 53% contra el 47%, un margen estrecho que no impediría -según varios observadores-, que obtenga una mayoría de dos tercios y, con ello, la seguridad de que pasarán todos los proyectos que envíe el Ejecutivo.

En Venezuela, de todos modos, rige una ley habilitante que le permite a Chávez tomar medidas sin pasar por el Parlamento. La financiación exterior que recibe la derecha (que sigue siendo tal aunque la integren grupos de izquierda como el maoísmo y ex trotskistas) está más que compensada por la suma abrumadora de dinero que ha salido de las arcas oficiales y por el abrumador control de los medios por parte del chavismo, incluida la posibilidad de valerse de la cadena de medios en cualquier momento. El resultado electoral será juzgado por los votos y no por las bancas que se obtengan, y por el peso que tengan los centros urbanos en esos votos. En las elecciones estatales y municipales de hace un año y medio, la oposición obtuvo la mayoría en las ciudades más grandes, aunque fuera derrotada en el conjunto del país.

La novedad de estas elecciones es su escenario social, el que se ha deteriorado en forma marcada como consecuencia de una caída fuerte de la actividad económica y una inflación enorme. Al mismo tiempo, se ha producido un incremento extraordinario de la inseguridad ciudadana: entre un aparato de seguridad que está lejos de haber completado la reorganización que impulsa el gobierno y una fuerte infiltración paramilitar, Venezuela se encuentra en un verdadero estado de emergencia en la materia. La derecha ha tenido dificultades en capitalizar esta crisis debido a que ha sido incapaz de presentar una alternativa. Si lo hiciera, propondría un ajuste anti-popular y, en lo relativo a la seguridad, una orientación como la que siguen México, por un lado, donde la situación es desesperante, o Colombia, donde los paramilitares siguen actuando a sus anchas.

La peculiaridad política de Venezuela consiste en que Chávez ha montado un aparato para-estatal, o sea paralelo al Estado oficial. El régimen reivindica para sí el haber circunvalado a las instituciones heredadas mediante la creación paralela de pseudo instituciones, como ocurre con las Misiones, que atienden la salud, la vivienda, la educación y otros servicios sociales. En lugar destruir el viejo aparato y reemplazarlo por otro basado en la deliberación popular, lo ha dejado al garete, lo cual ha desgastado la infraestructura social que ya existía y le ha valido la oposición militante de los trabajadores de servicios sociales estatales. Ha ido más lejos aún luego de perder municipios y gobernaciones a manos de la oposición en las elecciones pasadas, pues el estado nacional les quitó la jurisdicción sobre la infraestructura existente e incluso armó órganos municipales rivales del Estado municipal existente. La pregunta es hasta dónde irá si ahora pierde el control de la Asamblea Nacional, como ocurriría incluso si no obtiene los dos tercios. Cuando los chavistas reivindican que sus transformaciones son democráticas y pacíficas, aluden precisamente a que no han destruido el viejo Estado ni construido uno nuevo, sino que han creado poderes rivales dentro del mismo aparato del viejo Estado. Un exabrupto mortal para cualquier régimen político.

Donde el chavismo ha hecho una excepción es con la clase obrera, a la cual ha impedido construir una central sindical independiente con una interferencia permanente contra las expresiones combativas y autónomas de los trabajadores. Ha creado un paralelismo sindical peculiar al fomentar agrupamientos sindicales chavistas que bloqueen la formación de una central sindical autónoma. En ningún terreno ha sido el chavismo más consecuente que en sus intentos de regimentar al proletariado, de estatizarlo. En las empresas nacionalizadas domina una burocracia estatal digitada que sigue la orientación propia de cualquier régimen capitalista. El chavismo es la expresión más pura del nacionalismo de contenido burgués (defensa del orden capitalista) en toda América Latina. Nuestra oposición fundamental al chavismo tiene por eje, precisamente, nuestro irreductible rechazo a cualquier forma de estatización de la clase obrera. Sólo un proletariado independiente y confiado puede desarrollar una revolución socialista.

Chávez ha producido nacionalizaciones generalizadas de empresas, las cuales ha pagado a precio de oro, con la intención de que el Estado desarrolle un mercado interno y rompa la dependencia histórica de la monoexportación petrolera. Hasta ahora, sin embargo, PDVSA y el petróleo siguen siendo responsables por más del 90% de los ingresos fiscales y de las exportaciones. Chávez ha independizado a PDVSA de sus gerentes extranjeros o cipayos e incluso del control informático que ejercía sobre ella la CIA. Pero, al mismo tiempo, ha abierto la cuenca del Orinoco a la penetración del capital extranjero, que con el tiempo hará valer su superioridad en su sociedad con el Estado. En el marco de la crisis mundial de los hidrocarburos, esta apertura a los capitales extranjeros le ha valido un importante apoyo internacional. En el plano de las relaciones regionales, los regímenes chavistas han hecho sus paces con el uribismo colombiano, como lo prueba el acuerdo de monitoreo de fronteras firmado entre Chávez y el colombiano Santos. Hace 72 horas, una operación del ejército colombiano contra las FARC, en el sur del país, fue coordinada con las fuerzas de seguridad del bolivariano Correa, el presidente de Ecuador. La ‘seguridad democrática' en la Gran Colombia empieza a asomar la cabeza.

El ingreso de la oposición a la Asamblea Nacional no tendrá como resultado una parlamentarización de las relaciones oficialismo-oposición. Chávez ignorará la presencia de sus rivales en la Asamblea, y estos buscarán utilizar la tribuna para una agitación que será, en definitiva, siempre golpista. Las elecciones y el Parlamento seguirán oficiando de meras pantallas de una disputa que se desarrolla en otros niveles. El chavismo se ha armado una carrera de obstáculos sin futuro: mantener la ficción parlamentaria de un régimen de poder personal. Este sistema pseudos-parlamentario no aporta ni un gramo a la deliberación política del pueblo -sólo ayuda a las camarillas que medran en él.

Hay otra contradicción en este régimen de equívocos: los candidatos chavistas han sido designados a dedo por las camarillas del PSUV, el partido oficial, pero precisamente por ello está poblada de ‘traidores' potenciales. En la Asamblea actual, numerosos chavistas (una veintena) cambiaron de bando durante su período -incluso dos partidos: Podemos y Patria para Todos -además de importantes renuncias, como la del vicepresidente del PSUV y decano del movimiento bolivariano, el general Müller. En una palabra, votar por los candidatos de Chávez no es siquiera un voto de apoyo a la causa nacional y popular que pregonan.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Venezuela: A más votación, mayor la victoria chavista

Ángel Guerra Cabrera (especial para ARGENPRESS.info)

Una prueba contundente de la singular trascendencia de las elecciones del domingo 26 de septiembre para el avance o el retroceso de la revolución Bolivariana y, por consiguiente, de la independencia alcanzada en la última década por América latina, ha sido la feroz campaña mediática desencadenada por Washington contra el gobierno de Hugo Chávez.

Los ataques contra Chávez han existido desde que luchaba por la presidencia pero el grado de intensidad, de grosería y de ausencia total de escrúpulos a que han llegado en la etapa en que el país se encaminaba a estos comicios legislativos no tiene precedente. Como apunta el académico estadunidense Mark Weisbrost en el londinense The Guardian(es obvio que en su país no sería publicado)ni siquiera en el preámbulo de la invasión de Irak se vio una conducta tan “monolítica” de los medios estadunidenses e internacionales y pone de ejemplo y desmonta la cantilena sobre el supuesto desastre de la economía venezolana. Aunque si vamos a establecer gradaciones en la sinvergüencería mediática habría que reconocer que por lo menos en castellano se llevan las palmas CNN, El País y demás medios corporativos españoles, y, por supuesto, sus congéneres de Venezuela. Hay datos asombrosos cuando se analizan las acusaciones de la mafia mediática global sobre la “censura” y “colonización” de la prensa por Chávez. Según reportes muy recientes, por ejemplo, el 75% de la propaganda electoral emitida por las televisoras venezolanas llama a votar por la oposición, lo que se explica porque las cadenas privadas continúan controlando la mayor parte del espacio radioeléctrico y trasmiten más tiempo de propaganda electoral a favor de la oposición que las de propiedad pública a favor del chavismo. Asimismo, se ha observado en la prensa venezolana un incremento de la manipulación mediática contra el gobierno de Chávez hasta cotas insospechadas ya en la recta final de la campaña electoral.

En Venezuela, debe recalcarse, no asistimos a un proceso electoral entre partidos políticos que comparten los valores del capitalismo, como pueden ser los conservadores y socialdemócratas europeos. ¡No! Las elecciones venezolanas son una batalla política decisiva en la lucha de clases. De los obreros, los estudiantes y profesionales, los excluidos y marginados en todos los órdenes por la cuarta república –hoy trasformados en el gran sujeto del cambio social-, contra el imperialismo de Estados Unidos, representado por la burguesía y la oligarquía locales, siempre serviles al imperio y devotas del Miamian way of life, un espejismo, por cierto, que ya no puede sostenerse por más tiempo.

Estas clases parasitarias del modelo rentista petrolero carecen de otra propuesta política que no sea eliminar a Chávez para volver a la Venezuela esclava del imperio, sin verdadera democracia ni justicia social ni mucho menos soberanía, ya en camino de ser demolida definitivamente si el chavismo gana estas elecciones. Es debido a ello que Estados Unidos, la derecha mundial y la contrarrevolución burguesa nativa han desplegado todos sus cuantiosos recursos económicos, mediáticos y subversivos con el fin de arrebatar al chavismo cuantos asientos puedan en la Asamblea Nacional, pero listos, si el resultado no los satisface, para desconocer las elecciones alegando que no han sido limpias para entonces lanzar sus huestes a la calle como hicieron cuando el golpe de Estado de abril de 2002. Esto es un sueño delirante de una noche de verano derrotado entonces y que hoy tendría aún menos posibilidades de éxito pero los revolucionarios deben siempre prepararse para la peor de las opciones frente a una contrarrevolución racista, que odia a los pobres, y cuyo resentimiento puede exacerbarse de verse electoralmente aplastada.

Mientras la contrarrevolución ha confiado su campaña electoral a la televisión y los periódicos mercenarios, el chavismo la ha sustentado en el trabajo político barrio por barrio y casa por casa y en grandes movilizaciones, muchas veces con Chávez al frente. Un esfuerzo de esta magnitud no habría sido posible de no haberse creado el Partido Socialista Unido de Venezuela, fogueado ya en otras contiendas, que junto al Partido Comunista y otros aliados ha estado dando esta batalla, convenciendo a cada familia de que ir a votar por los candidatos bolivarianos es una cuestión de vida o muerte para la Revolución.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Puerto Rico: A cinco años del Grito de Hormigueros

Carlos Rivera Lugo (CLARIDAD, especial para ARGENPRESS.info)

Hay que insistir en poner a salvo la memoria histórica del olvido depredador propiciado por nuestra alienante condición colonial. Sobre todo, a nuestros héroes nacionales, aquellos a quienes nos vemos forzados a mantener vivos, como el Mío Cid, conscientes de su fuerza moral ante el poderoso enemigo. En mantenerlos vivos, nos va la mismísima vida como pueblo, como nación. En seguir potenciando el poder de sus palabras, está la clave para apalabrar nuestras propias posibilidades. Y es que en su caso lo apalabrado constituye un anticipo de lo que está en trance de ser.

Este 23 de septiembre se marca el quinto aniversario del vil asesinato en Hormigueros, por agentes del gobierno estadounidense, del líder independentista Filiberto Ojeda Ríos. Para sorpresa de los esbirros, frente a la sangrienta injusticia, la respuesta general no se quedó en otro lamento borincano, sino que se escuchó un grito general de indignación y de lucha. De su muerte brotó una voluntad por “romper el perímetro”, en alusión al cerco que esa tarde y noche le tendieron los agentes federales y policías coloniales. La consigna se erigió en metáfora de la condición colonial-capitalista que nos arrincona cada día como pueblo.

Poco antes de su muerte, el líder Machetero había comunicado su apreciación de que el país entraba en una crisis sin igual, por ser no sólo interna sino que sobre todo sistémica y global: “el capitalismo está en picada…son demasiados los elementos contradictorios”. Y seguía diciendo en su última entrevista otorgada al periodista José Elías Torres que “hay unas situaciones que agravan aún más la crisis del capitalismo, tiene problemas de mercado, tiene problemas de producción, tiene problemas de precios, tienen problemas de todo tipo, que ya no pueden ir resolviendo o sea, que ya la crisis es bien grande. En Puerto Rico, ¿cómo nos afecta? Ya lo hemos visto, dicen siempre que cuando en Estados Unidos les da catarro en Puerto Rico les da pulmonía. Y eso es una realidad”.

Si a eso uno le añade un gobierno colonial a cargo de Luis Fortuño, los dados están echados, pues como presagió Ojeda Ríos en la entrevista antes mencionada: “sería un desastre tener a Fortuño como gobernador en este país”. La crisis es de tal magnitud que un prominente dirigente independentista hace poco admitía en privado que no le interesaría gobernar en las actuales circunstancias, pues no sabría qué hacer.

Sin embargo, Filiberto lo veía claro. Ante la omnicrisis, insistió, se pone sobre el tapete el imperativo supremo de hacer un proyecto viable de salvación nacional, con la independencia como su pivote inescapable: “la crisis que viene es grave y no tiene soluciones inmediatas y aquí la única solución viable, la única solución viable, es la Independencia”.

Abundó: “el status se tiene que resolver, pero de la única forma que se puede resolver el status es que el pueblo se tome conciencia de su realidad y que solamente lanzándose a la calle, exigiendo sus derechos, exigiendo el derecho a la libertad, a la independencia, reclamando lo que por ley internacional nos corresponde, que es la autodeterminación y la independencia”.

Parecía repetir con el poeta Hölderlin: Allí donde alienta el peligro, surge la salvación. La libertad y la necesidad por fin se hallaban cara a cara: “La crisis va a forzar esa situación, porque los pueblos, cuando están en una situación tan dramática, como se va a ir encontrando el pueblo puertorriqueño en la forma en que se está creando la situación, tenemos que darnos cuenta de que no hay alternativa a esta situación, la única alternativa, la verdadera alternativa, es la independencia de Puerto Rico”.

Llamó a “establecer un sistema que sea justo para todo el pueblo y que tome en consideración primordialmente el bienestar del pueblo”. Ahora bien, también advirtió que las tradicionales opciones coloniales, tanto de los estadolibristas como de los anexionistas, estaban históricamente agotadas. De ahí que cualquier salida de la crisis por vía de esas fracasadas fórmulas sólo le daría un nuevo aire a la dependencia colonial.

Al igual que a Filiberto, nunca he logrado entender el afán de algunos independentistas por enmascarar o minimizar la soberanía con la “libre asociación”, cuando la premisa inarticulada es la nefasta aceptación de la idea del “miedo a la independencia”. Esta premisa anda de la mano de otra igualmente funesta: la que sostiene que con el poder de la soberanía plena nos matamos los unos a los otros y, por ende, sólo bajo la tutela permanente del Otro, el Imperio, es que podemos gobernarnos a nosotros mismos.

¿Cómo es que esa soberanía asociada a quien nos ha constituido la subjetividad inferiorizada del colonizado, puede servir de eje a un nuevo proyecto de país? Incluso, aún desde una perspectiva política posibilista me es difícil justificar esa movida ilusionista cuando lo cierto es que la libre asociación tiene, empíricamente hablando, menos apoyo electoral que la propia independencia. Hay un miedo mayor a la libre asociación que a la independencia. El escritor puertorriqueño José Luis González decía que había que ayudar a agotar en la práctica la opción autonomista, pero es que ésta ya no existe como opción política real sin el apuntalamiento por parte de un sector del independentismo.

De ahí que Ojeda Ríos decía, sin ambages, que la única alternativa real, dictada por la necesidad y no por complejos psicológicos coloniales o voluntarismos ideológicamente motivados, es la independencia. Ya es tiempo que nos dediquemos a armar nuestro propio proyecto de país, sumarle a éste aquellas fuerzas genuinamente interesadas en el apoderamiento soberano de la voluntad común puertorriqueña, y no seguir de rabizas inconsecuentes de los proyectos históricos ya agotados de otros.

Además, insistía el líder independentista: para viabilizar el proyecto liberador había que dejar de tener las miras puestas en el Norte, como referente de nuestro futuro anticipado. Hay que despojarse de las gríngolas coloniales y redirigir las miras políticas hacia el Sur, sobre todo a la luz de los aires de cambio revolucionarios que se viven por doquier. No hay horizonte más propiciatorio de nuestras potencialidades que éste.

“Los puertorriqueños somos antillanos. Somos caribeños. Somos latinoamericanos. Somos hijos de Nuestra América”, enunciaba el líder revolucionario boricua en un ensayo suyo “Puerto Rico, Las Antillas, Nuestra América toda”, publicado también poco antes de su asesinato.

Ello me hace recordar una discusión que tuve al respecto hace unos meses con uno de los portavoces del Instituto Soberanista. El modelo económico del Norte, de inspiración neoliberal, no puede ser nuestro referente para la potenciación de una soberanía exitosa. Si hay algo que ha dejado meridianamente clara la más reciente y seria de las crisis sistémicas del capitalismo, la desatada en el 2008 -y que pica y se extiende hasta nuestros días- son los signos evidentes de decadencia por doquier de su fracasado modelo de acumulación por desposesión de las grandes mayorías, como magistralmente lo ha descrito David Harvey.

La propia economía estadounidense, así como la europea, otrora todopoderosas, se hallan hoy en franca decadencia. Mientras los pocos siguen engrosando a sus arcas privadas cantidades escandalosas de riquezas, a los más sólo nos resta conformarnos con el achicamiento progresivo de nuestros salarios, poder adquisitivo y calidad de vida, cuando no la pérdida de los empleos y la capacidad para subsistir con un mínimo de dignidad, seguido de la bancarrota personal y familiar, y el ingreso creciente a las filas de la pobreza y la desesperanza.

La única región del mundo que, según organizaciones internacionales como la CEPAL o el Banco Mundial, ha conseguido alzarse mayormente por encima de las negativas determinaciones de la crisis global actual es Nuestra América. Y lo ha hecho desde sus múltiples experiencias nacionales, que van desde las de Venezuela, Bolivia y Ecuador, hasta las de Brasil, Argentina y Uruguay las cuales, aún en su rica diversidad, tienen como eje de sus respectivos modelos la solidaridad regional, nacional y local como fin ético supremo.

De ahí que en su última locución en los actos conmemorativos del Grito de Lares aquel fatídico 23 de septiembre de 2005, Filiberto sentenciara con la claridad propia de quien se hallaba ya en el portal de la historia: “Las puertas están abiertas y el futuro, tanto económico como político y social, estaría asegurado si logramos liberarnos de este yugo criminal que ha impedido durante tantos años, que podamos regir nuestro destino en unión a nuestros hermanos latinoamericanos”.

Carlos Rivera Lugo es Catedrático de Filosofía y Teoría del Derecho y del Estado en la Facultad de Derecho Eugenio María de Hostos, en Mayagüez, Puerto Rico. Es, además, miembro de la Junta de Directores y colaborador permanente del semanario puertorriqueño “Claridad”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Ejecución 2010 y Presupuesto 2011: Nuevo dibujo que oculta un ajuste del gasto social por inflación, la expansión de los subsidios y la deuda pública

Claudio Lozano (PROYECTO SUR)

Las “sorpresas” del Presupuesto.

Síntesis y Conclusiones:

El presente material se sintetiza considerando que:

a) En materia de Ejecución del 2010.
- Con la presentación del Proyecto de Presupuesto 2011, el Poder Ejecutivo ha reconocido que ha subestimado /ocultado ingresos durante el 2010 por un monto cercano a los $43.000 millones.
- Del mismo modo se ha reconocido que se han asignado gastos sin autorización parlamentaria por un monto de casi $40.000 millones.
- Lo expuesto ratifica el carácter de ficción institucional que el Gobierno asigna al debate democrático que sobre el Presupuesto debe realizar el Parlamento.
- La funcionalidad de este esquema ha permitido que de los nuevos gastos no autorizados por el Gobierno, cerca del 30% ha sido dirigido a ampliar los subsidios a las empresas y a los acreedores de la deuda pública.

b) En lo relativo al Presupuesto 2011.
- Se mantiene el dibujo presupuestario. Las tasas de crecimiento del nivel de actividad (4,3%) , del IPC (del 8,9%) no tienen sustento más que en la fantasía oficial.
- Las partidas que más aumentan su autorización de gasto son las vinculadas al manejo discrecional y a los subsidios (expresadas en un aumento del 29% de las “Obligaciones a cargo del Tesoro”) y la asociada con la deuda pública (los intereses aumentan un 28,3%) .
- En términos reales, considerando una hipótesis conservadora de Precios Implícitos (19,7%) , el Gasto Total real cae un 1,4% en el 2011.
- La caída del Gasto Público se concentra en las partidas sociales: Salud, Desarrollo Social y Educación presentan una caída real de entre el 5% y el 6%.
- Los ingresos tributarios muestran, en términos reales, un virtual estancamiento.

c) Respecto a la estrategia fiscal (2011)
- Si se descuenta los recursos extra – presupuestarios (reservas del Banco Central, utilidades del FGS y superávit del ANSES) el resultado financiero en lugar de ser superavitario en $1.593 millones pasa a ser deficitario en $28.510 millones.
- Si se toman en cuenta pautas más realistas de evolución de la recaudación (que aumentaría $32.000 millones) y de gasto (con aumentos que rondarían los $47.000 millones) , el déficit financiero sin contar los recursos extra – presupuestarios sería superior a los $43.000 millones.
- El uso de los recursos extra – presupuestario ha sido el modo en que la estrategia oficial hace frente al deterioro de las cuentas públicas desde el 2007 en adelante cuyo costo se expresa en la menor calidad de respaldo del balance del BCRA, el postergamiento del pago de la deuda previsional y el mantenimiento de jubilaciones de pobreza.
- El peligro mayor de este esquema es convalidar vía emisión monetaria el proceso inflacionario que produce caída del gasto real, deterioro del poder adquisitivo y obviamente, conflicto social.
- Es posible replantear el esquema fiscal en base a criterios de mayor justicia y progresividad. Si se revisan subsidios y exenciones al capital concentrado, se restituye las contribuciones patronales a las grandes firmas, se encara el proceso de revisión de la deuda (donde se da la paradoja de que el Estado es deudor y acreedor a la vez) y se encara una reforma fiscal progresiva, se puede transitar un camino que permite discutir cerca de $140.000 millones (es decir prácticamente el 30% del Presupuesto 2011.

d) Las sorpresas del Presupuesto 2011.
- Se autoriza para que el Ministerio de Planificación pueda tomar deuda, sin que el Parlamento audite previamente las condiciones del mismo (monto, tasas, plazo, etc) por un monto de hasta $105.000 millones. Se trata de una ampliación del 340% de las posibilidades de endeudamiento de dicho Ministerio respecto a lo autorizado en el 2010.
- Se autoriza a la creación de 2 cargos específicos para obra pública en gasoducto que serán pagados por los usuarios.
- Se crea un Fondo Nacional de Infraestructura, Equipamiento y Desarrollo de la Producción a financiarse con un máximo de hasta el 10% de los depósitos del Sector Público, sin detallar los sectores a los cuales se piensa impulsar.
- Se amplia el subsidio a las petroleras por vía del Fondo de Estabilización Energética (de $5.500 millones a cerca de $11.000 millones) y a Aerolíneas (de $1.850 millones a cerca de $2.500 millones

Acceder al informe completo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¿La Deuda Externa, es hoy el mecanismo que condiciona a nuestros gobiernos?

Carlos Juliá (DIARO HOY DIA)

Desde hace más de dos décadas venimos preocupados y ocupados en la región, por la importancia determinante de las Deudas Externas de nuestros países, en cuanto a sus desenvolvimientos en lo económico, social y político. Desde los tiempos de las independencias libertarias, es bueno recordarlo mientras estamos festejando los bicentenarios de aquellas epopeyas, los empréstitos para la compra de armas necesarias en esas luchas, condicionaron nuestras libertades futuras.

Observar los casos extremos y diferentes, de Haití y Paraguay, por la forma en que contrajo su denominada Deuda Histórica el primero y la negativa a contraer deuda europea del segundo, que los diferencia de todos los otros procesos revolucionarios de América latina, nos permite comprobar como funcionaron los sistemas de dominación y extorsión, desde aquellas épocas. Los métodos han variado con el correr de los años. Ya no se bombardean puertos para cobrar deudas, como le sucediera a Venezuela, ni se apoderan los acreedores, de las aduanas de los países deudores. Pero las presiones diplomáticas aún continúan, ahora de otra forma, mediante otros métodos e instrumentos jurídicos y económicos.

Pero los pueblos de la región supieron interpretar los cambios que se producían en el mundo. Hicieron una lectura correcta de sus propias fortalezas y de las debilidades del enemigo, y a partir del diálogo establecido por y entre ellos, posibilitaron, que sus propios gobiernos, alcanzaran un más estrecho acercamiento. También podríamos afirmar, que de alguna manera el fortalecimiento de UNASUR y de los diversos proyectos de integración que impulsa esta Unión de Naciones del Sur, en materia económica, financiera, de infraestructura o transporte, entre otras, es consecuencia de las prédicas, debates y acciones a que dieran lugar los Foros Sociales Mundiales primero, de las Américas y de las Migraciones luego y de Movimientos como Vía Campesina, Alianza Social Continental, Grito de los Excluidos, entre otros. Así los países del Sur, deudores dependientes del Norte, se fortalecieron para poder enfrentar diversas formas de presión y dominación. De no haber existido estos Foros y Movimientos, en la Cumbre de Presidentes celebrada en Mar del Plata, el ALCA con Bush impulsándolo, habría sido aprobado. Pero también podríamos casi afirmar que, por nombrar solo algunos, ni Evo Morales en Bolivia, ni Rafael Correa en el Ecuador, ni Lula Da Silva en Brasil, hubieran podido llegar a gobernar sus respectivos países. Y de haberlo logrado no habrían podido resistir, las diversas formas de presión que en el pasado, siempre terminaban en golpes de estado.

Todo fue cambiando desde el principio del presente siglo. El enfrentamiento de los pueblos contra el neoliberalismo fue una larga batalla, que produjo resultados institucionales mejores y peores, pero también fuertes resistencias a políticas, métodos, modelos, formas y medios de expresión. Los resultados obtenidos no fueron fáciles, ni gratis para los pueblos. Mientras, las mayorías excluidas tomaban conciencia de sus riquezas estratégicas, que les permitirían ser actores de estos nuevos tiempos políticos por los que veníamos luchando, por lo menos desde los comienzos de las nuevas Democracias. En Argentina, muchos no habíamos quedado conformes con el discurso de que con La Democracia, se Come, se Estudia, se Trabaja, presentíamos que con eso no alcanzaba para volver a tener un Pueblo Feliz y una Nación grande. A poco de andar, comenzamos a chocar con el poder militar, el poder económico-financiero y desde las sombras el poder mediático, que por estas horas se ve acosado y obligado a defender sus intereses ante las instituciones y los ciudadanos.

Mucho ha cambiado de los ´90 hasta hoy. Nada es absolutamente igual. Las luchas, los gobiernos, los liderazgos, los discursos, nuevas herramientas para la dominación y explotación de nuestros pueblos, pero también nuevas formas de encontrarnos para resistir y luego tratar de avanzar. Tenemos mayor capacidad para diagnosticar los problemas que nos acechan y también mejores herramientas para enfrentar a las grandes mafias del Poder Concentrado. No son otra cosa que mafias, más allá de que actúen dentro del orden legal o contra la legislación vigente.

Dentro de este contexto y volviendo a La Deuda como mecanismo para la dominación, me permito preguntarme, con todos los cambios producidos a favor y en contra de los derechos de los pueblos y naciones del sur, ¿“La Deuda”, como herramienta o forma para dominar y explotar, se ha transformado hoy y ahora, en un Mito o es una Realidad siempre vigente, casi atemporal? También me atrevo a responderme, que el mejor camino para encontrar la respuesta más aproximada a la verdad, es por medio del análisis y el debate, siempre de buena fe. No sirve quedarse detenido en el pasado, repitiendo viejas consignas que pudieron ser ciertas y válidas en otros tiempos y circunstancias. Si de algo estamos seguros, aunque nos pueda resultar difícil aceptarlo, es que el mundo ha cambiado y debemos defendernos con las herramientas adecuadas a la época que nos toca vivir.
Carlos Juliá es Abogado – Periodista. Autor de “La Memoria de la Deuda”, Ed. Biblos/2002.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El sistema y la escopeta

Carlos del Frade (APE)

Postales de la vida cotidiana en el conurbano bonaerense.

Imágenes repetidas.

Imágenes naturalizadas.

Como si formaran parte del paisaje de siempre.

El pibe venía de jugar a la pelota.

Le metieron un balazo de escopeta por la espalda.

Ya no habrá gambetas, esas tenues e imprescindibles alegrías en las vidas de los chicos argentinos que no tienen mucho más que una pelota para intentar alguna módica cuota de justicia.

El chico tenía catorce años y se llamaba Federico.

Fue en la esquina de Ivanoski y Torres, en el barrio Parque San Martín, en el oeste del conurbano, en la zona de Merlo.

Un vecino sacó el arma e hizo fuego contra el grupito de chicos porque entendía que estaban tirándole piedras a su perro.

Vida perra, vida inhumana la de cientos y cientos de chicos.

Aullidos de dolor en sus familiares y amigos.

Destino de la existencia deshumanizada donde un perro vale más que las travesuras de los chicos.

Los aullidos se convirtieron en bronca, impotencia y rebeldía contra la escritura inapelable de los perdigones.

Las crónicas periodísticas hablan que los seres queridos de Federico incendiaron la casa del supuesto matador.

-Lo vi morir…Era un nene hermoso, jugaba en Vélez-dijo Jacqueline, prima del chico asesinado.

Una de las vecinas confesó: “Empezamos a tirar piedras y a romper todo”.

La madre del defensor del perro, la madre del asesino dijo: “Yo sé que lo mató, no estoy diciendo que no, no te lo estoy negando”. La mujer contó que su hijo “tenía una carabina del padre” y enfatizó que nunca había tenido problemas en el barrio”, apuntaron las notas periodísticas.

¿Por qué los pibes como Federico valen tan poco para algunos buenos vecinos?

¿Por qué la travesura de tirarle piedras a un perro merece el asesinato como símbolo de justicia para un integrante de barrios populares?

¿Qué poder ha deformado los valores de tal manera en la Argentina del tercer milenio?

Hace rato que el desprecio por los pibes es una marca del sistema.

En distintos puntos del planeta, las noticias hablan de chicas y chicos entrenados para ser explotados y matados como si se tratara de recursos naturales renovables.

Hay un acostumbramiento a la idea de maltratar a los pibes. Una creciente naturalización del dolor de los chicos.

Y esa matriz cultural es dinámica y continua. Se mete en los cuerpos y las cabezas de aquellos que hace rato que no saben para qué vivir si no es para lo que impone el sistema.

Entonces Federico viene con sus amigos de doce y catorce años de jugar a la pelota y ven un perrito. Le tiran piedras y se encuentran con alguien que hace rato está colonizado por los virus del desprecio que inocula el poder que se expresa a traves de cierto periodismo, de cierta publicidad. Busca el arma del padre y dispara.

Federico es uno más de los chicos despreciados y el buen vecino se convierte en asesino.

Así de simple, así de natural.

Tan natural como el mismísimo sistema.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Buscando a Robi y a Benito (Parte III - Final)

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS. info)

Como decíamos en la nota anterior en la Información Sumaria que tramita en el Juzgado Federal de San Martín en ese momento a cargo del Dr. Alfredo Bustos, declararon varios testigos de identidad reservada coincidiendo en que el cadáver de Mario Roberto Santucho fue exhibido “embalsamado” cuándo, en 1979, el genocida Bussi inauguró el llamado “Museo de la Subversión Juan Carlos Leonetti”.

El citado ex General cuándo declaró, en esta misma causa. en presencia de Ana Cristina -la hija de Robi - y del autor de esta nota, negó tal aseveración, aclarando que durante el “proceso militar” no hubo operaciones ilegales “, que todo se escribía, con tres copias una para la unidad que intervenía en el operativo, otra para el Cuerpo del que dependía aquella y la tercera se enviaba a Buenos Aires al Estado Mayor del arma.

En base a estos testimonios, le solicitamos al Juez que ordenara la realización de excavaciones en la unidad militar de Campo de Mayo en el lugar donde estaba ubicado el citado Museo. Este hizo lugar a nuestra solicitud y, solicitó una partida para financiar los costos de las mismas a la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Estas se iniciaron el 15 de marzo de 1999, con resultado negativo.

Al mismo tiempo, y en la Justicia Contenciosa Administrativa tramitaba el Habeas Data que habíamos presentado solicitando información sobre Benito Urteaga. Este fue rechazado “in limine” -es decir sin sustanciación- en primera instancia, decisión que confirmó la Cámara.

Ante esta evidente denegación de justicia, recurrimos en queja a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, obteniendo en el año 1998 un fallo favorable, sumamente fundado, en la que el Máximo Tribunal, reconocía el “derecho a la verdad y al duelo “ y le ordenaba al Juez de Primera Instancia que sustanciara este Amparo.

El mismo quedó radicado en el Juzgado a cargo del Dr. Ernesto Marinelli, quién desde momento ordenó numerosas diligencias, disponiendo en el 2005 excavaciones en el cementerio de Boulogne, donde en aquellos días de julio de 1976 se habían exhumado cuatro cadáveres NN. Estas también tuvieron resultado negativo.

Finalmente, luego de numerosas acciones en ambos juzgados, decidimos en el 2007 remitirle una carta documento al Presidente de la Nación exigiéndole que les ordenara a las Fuerzas Armadas y al SIDE, que colaboraran en nuestra búsqueda.

Respondiendo a nuestra solicitud Néstor Kichner dictó una Disposición Presidencial, luego ratificada por su esposa, la actual presidente.

La misma no tuvo efecto alguno. El juez Marinelli, a nuestro pedido solicitó al Servicio de Inteligencia del Estado -SIDE - que le informara que diligencias había realizado para cumplimentar la orden presidencial.

Este, como burlándose de la Justicia y de los familiares remitió en sobre con muchos sellos que decían “confidencial”, ”secreto”, etc, que en su interior contenía una información de sólo cuatro líneas de lo que habían informado los diarios en 1976.

Era evidente, que mas allá de las meras declaraciones, lo que está ausente es la voluntad política de llegar a la verdad, en este y en todos los casos -crímenes secuestros, etc. - que se produjeran durante el período del Terrorismo de Estado -1974 - 1983.

Las excavaciones de que hablamos en nuestra primera nota, que se están llevando a cabo en estos momentos, han sido impulsadas por Marcela-la hija de Robi - que se ha sumado activamente al proceso que iniciáramos hace quince años.

No cabe la menor duda que todo lo que logramos tuvo la aquiescencia y el respaldo de tres integrantes del Poder Judicial, que creen en la Justicia con mayúsculas, ellos son el ex Juez Alfredo Bustos, Martina Forns y Ernesto Marinelli, este último muy maltratado por el Poder Ejecutivo a principios de este año.

Pese a todo, y confiando en que lograremos quebrar el pacto de silencio de las cúpulas militares-una verdadera “omertá”-seguiremos buscando a Robi y a Benito y no descansaremos hasta encontrarlos.

Manuel Justo Gaggero es abogado, integrante de la Comisión de Derechos Humanos de la Asociación de Abogados de Buenos Aires, Ex Director del Diario “El Mundo”.

Ver también:


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Agrotóxicos en el Congreso de la Nación: “El de La Leonesa está siendo un caso testigo”

CHACO DIA POR DIA

Lo afirmó el jefe del Laboratorio de Biología Molecular de la UNNE, Dr. Raúl Lucero, quién expuso este lunes en una audiencia pública realizada en Diputados. "Lo mejor sería dejar de silenciar el problema", aseguró.

El jefe del Laboratorio de Biología Molecular del Instituto de Medicina Regional dependiente de la UNNE, Dr. Raúl Horacio Lucero, remarcó que el caso de contaminación en las arroceras de La Leonesa y Las Palmas se ha convertido en un “caso testigo” a nivel nacional. En ese sentido, subrayó que en nuestra provincia por primera vez una comisión oficial vinculó la suba de casos de cáncer y malformaciones en menores de quince años con el uso masivo de agroquímicos. Además, lamentó que la violencia encabezada por el intendente de La Leonesa y una diputada provincial contra el investigador del CONICET, Andrés Carrasco, y otros legisladores provinciales el pasado 7 de agosto haya recibido más respuestas de Amnistía Internacional que del propio gobierno del Chaco.

Lucero relató que en la audiencia pública realizada este lunes en la Cámara de Diputados de la Nación “en el caso de Chaco se presentó el tema específicamente de La Leonesa porque este tema está siendo un caso testigo en todo el país, es importante remarcarlo, debido a la poca repercusión política que tuvo y al lamentable hecho de violencia que tuvimos que padecer nosotros, que tomó estado público y tuvimos más respuesta de Amnistía Internacional que del mismo Poder Ejecutivo de la Provincia”.

En diálogo con Radio Planeta, el jefe del Laboratorio de Biología Molecular de la UNNE destacó que “está siendo un caso paradigmático donde se conjugan un montón de cosas: el Chaco es la primera provincia que emitió un dictamen oficial de registro de malformaciones y cánceres en niños menores de quince años”. Aunque advirtió que “después, sorpresivamente, los legisladores están pidiendo este informe para la Cámara de Diputados, y no está el informe. Ese informe que salió de la comisión nunca llegó a la Cámara de Diputados”.

“De todo este manejo se está hablando mucho en los ámbitos y foros nacionales, por eso esto que quieren silenciar en la provincia, cada vez que lo quieren silenciar, pasa lo contrario”, resaltó Lucero.

“Lo mejor sería tomar el toro por las astas”

El especialista en biología molecular insistió en que “lo mejor podría ser que no se siga silenciando este problema y se tome el toro por las astas”. Y admitió que “no es un problema generado por el gobierno, si se quiere, es un problema mucho más global, político e internacional, que se está viendo en muchos lugares y no es en contra de los productores ni nada”.

“Cada vez que voy a una reunión nacional me entero de más denuncias, y no son denuncias de grupos ecologistas, eso quiero que tengan en cuenta. A los ecologistas los están maltratando por el hecho que dicen que denuncian cosas que no están probadas”, sostuvo Lucero, quién aseguró que “en la audiencia hubo vecinos afectados que estaban colmando, y lo interesante es escuchar y hablar con estas personas que están sufriendo este tipo de problemáticas”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: Charly Moore denunció irregularidades en el hospital militar

PRENSA RED

El testigo identificó a varios imputados y brindó detalles sobre las actividades desarrolladas por el D2 durante la represión. Además denunció la apropiación de niños nacidos en cautiverio hijos de las detenidas y entregados a militares en el Hospital Militar.

Al inicio de la audiencia, los abogados defensores plantearon la oposición a que Moore prestara declaración mediante el sistema de videoconferencia desde el consulado argentino en Londres, lo que fue rechazado por el Tribunal que lleva adelante el juicio.

Al iniciar su testimonio, Moore identificó a los acusados Calixto Luis Flores, Mirta Graciela ´Cuca´ Antón, Miguel Angel `Gato´ Gómez, al que señaló como un "interrogador", a Yamil `Turco´ Yabour y a Carlos Alfredo `Tucán´ Yanicelli, a los que vinculó en casos de torturas y asesinatos cometidos en el Departamento de Informaciones (D2) de la policía provincial. Denunció la apropiación de bebés hijos de las detenidas en el Hospital Militar, identificó a varios de los acusados y dijo que tenía "un registro de 12 policías asesinados que estaban en el Departamento de Informaciones (D2) y que no estaban de acuerdo con los métodos que se estaban aplicando".

Moore, quien integró el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), recordó que fue capturado junto a otros tres jóvenes el 13 de noviembre de 1974, "en calle Bedoya, en el barrio de Alta Córdoba, y me llevaron a la sección ablande del D2, donde nos molieron a palos".

"Después, nos transportaron la ´primera escuelita´que era la comisaria de Unquillo y luego de nuevo al D2, para posteriormente a mí y a mi mujer, (Mónica Ceballos) nos llevaron a una ratonera, una casa, ubicada en barrio Pueyrredón, y después nos devolvieron" al departamente de Informaciones de la policía.

Precisó que en abril de 1975 "me llevaron al calabozo, y el 6 de ese mes me escape por primera vez, me recapturaron y comencé a negociar mi situación legal con mi mujer para poder reencontrame con ella".

Ante una pregunta, negó haber dado información a la policía para confeccionar listas de personas que luego fueron detenidas y señaló: "no tuve participación en las brigadas" que se dedicaban a secuestrar gente.

Precisó que posteriormente "me entregué y seguí en el D2, después me llevaron al (centro clandestino de detención y torturas) Campo La Rivera y después me trajeron de nuevo al departamento de informaciones donde me reuní con ni esposa".

Moore también dijo que tenía "un registro de 12 policías asesinados que estaban en el D2, y que no estaban de acuerdo con los métodos que se estaban aplicando", aunque no dio a conocer los nombre que figuraban en la lista.

Respecto de la relación que mantenía con miembros de la D2, Moore consideró que "después de tantos años en un calabozo, quiera o no quiera establece relaciones. A uno lo reducen a la servidumbre, pero no tuve participación en los secuestros".

Precisó que cuando los detenidos salían de la D2 "no volvían", solo los traían de la Unidad Penitenciaria número 1 (UP1) para reinterrogarlos. El volumen de tránsito era altísimo, alrededor de 30 por día y después se lo llevaban y no volvían".

Reveló que las "brigadas civiles eran de la Tres A, eran los más peligrosos de todos, no tenían disciplina para nada," y señaló que el imputado Alberto Lucero, agente de la policía de la provincia, "metía bombas por guita, era brutal, estaba entre los peores, no era torturador, era un asesino".

En ese sentido dijo que él les servía mates por lo que "estaban confiados conmigo y a veces hablaban abiertamente, hablaban de los atentados y vi como en la D2, armaban las bombas delante mío" que después iban a colocar en los atentados.

Moore, según su prpio testimonio, logró fugarse de la D2 el 13 de noviembre de 1980 para luego trasladarse a Brasil y desde ese país se fue a Inglaterra donde reside actualmente.

Apropiación de bebes

En el segundo tramo de su declaración Moore denunció que bebés de presas políticas nacidos en el Hospital Militar, eran entregados "en adopción" a mujeres de militares que no podían tener hijos.

En su declaración, relató que "los rumores señalaban que las mujeres embarazadas iban a parar al Hospital Militar, porque la Aeronáutica no quería meterse en esto", y añadió que "los niños que nacían ahí, eran para mujeres de militares que no podían tener hijos y los adoptaban y no necesariamente conocían el origen de esos niños".

Al respecto señaló que los niños de detenidas que nacieron en el Policlínico Policial "los vendían" y recordó que en ese centro asistencial "mi esposa había tenido una nena y ahí le dijeron que se la iban a sacar y una noche vino mi suegra en un cambio de guardia y se la robó y después la anotaron a nombre mío y de mi mujer".

Al ser consultado sobre si tenía conocimiento del asesinato de Diana Beatriz Fidelman, ocurrido el 17 de mayo de 1976 en un supuesto intento de fuga, señaló que "fue muerta acompañada, no murió sola, fue asesinada por la brigada (del Departamento de Informaciones D2, de la policía provincial) con otros detenidos, en esa época hubo varios simulacros de fuga y me suena el nombre de Luís Ricardo) Veron", asesinado en ese mismo hecho.

También recordó que "el chico Chabrol (no dio su nombre), antes que lo mataran en el patio (del D2), él había escrito en las paredes del calabozo su nombre y (María del Carmen Rosetti de) Arquiola fue alojada en ese calabozo, tomo nota de ese nombre y denunció el hecho y eso le costó la vida yo tuve que borrar la inscripción del chico Chabrol y por eso le costo la vida a Arquiola".

Moore, al ser consultado sobre las expresiones brindadas en el juicio por el testigo Luís Baronetto, que lo sindicó como un colaboracionista de los represores, sostuvo que el ex preso político "estaba en el D2, en límite de sus fuerzas, apenas podía respirar" por las torturas".

Relató que ante esas circunstancias "mandé a llamar al guardia y le dije: este tipo se muere y me respondió `y qué...´, entonces le dije que pensara sobre el papelerío que iba a tener que llenar si se moría". "El guardia se va, avisa y vienen de la guardia, entonces les dije que se iba a morir sin que lo hayan interrogado, Baronetto me mira y le dice al (comisario fallecido Américo) Romano: acá hace falta un enfermero se nos muere".

"A todo eso Baronetto, semi inconsciente, me reconoce en el acto y me pregunta: Charlie qué estas haciendo acá en el D2, y le dije que hasta que no termine con todo los perristas (en relación a militantes del Partido Revolucionario de los Trabajadores), de acá no me muevo y los otros (los guardias) festejaron".

"Conseguí que le trajeran (a Baronetto) a la mujer (María Juana González, asesinada en un supuesto intento de fuga el 11 de octubre de 1976) y que durmiera a su lado y Baronetto sobrevivió, lamentablemente para denunciarme que yo estaba con la D2". "¿Qué le voy a decir, que yo estaba acá para conseguir información que iba a difundir algún día?".

Precisó que el acusado Osvaldo César Quiroga, era el "responsable" de los traslados de la Unidad Penitenciaria número 1 (UP1) al centro clandestino de detención La Perla, "pero no a los pozos", denominación que se les daba a las fosas comunes donde se enterraban los cadáveres de los detenidos asesinados.

En otro orden, Moore, precisó que "se pusieron bombas que armaban en el patio del D2. Empezó contra el sindicato (de mecánicos) Smata, el copamiento al sindicato de Luz y Fuerza, y las bombas más importantes fueron las que se le colocaron al (juez federal Adolfo) Zamboni Ledesma, firmada como Montoneros, al Arzobispado, también firmada como Montoneros y la más grande fue la de Cinerama (en el centro de la ciudad capital), que no había sido aprobada por Menéndez".

Finalmente recordó que "un día sacaron la mesa de la cocina del D2 y en el patio armaron una bomba gigantesca, la de Cinerama fue colocada por el `Gato´(Miguel Ángel) Gómez y el `Cara con rienda´ (Luís Alberto) Lucero", y señaló que "otra bomba, la metió el gato Gómez en el club Hebraica (de la comunidad judía) en un R12 blanco", en el barrio residencial del Cerro de las Rosas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, La Pampa: "Picanas como las usadas para el ganado"

LA ARENA

Resultó más un hecho político que un testimonio significativo para la causa que investiga a nueve represores de la Subzona 14 y por primera vez fue ocupado el centenar de sillas colocadas en la sala, en su mayoría por familiares, amigos y allegados al ex gobernador Rubén Hugo Marín, al que aplaudieron tibiamente al finalizar su declaración de una hora y media.

Marín fue convocado a raíz de un reportaje en este diario y otro en Radio Noticias, en los que reveló que en 1984 se hallaron picanas eléctricas en dependencias oficiales y que en 1991 se perdió el sumario administrativo abierto siete años antes para investigar las violaciones a los derechos humanos. A diferencia del resto de los testigos, el presidente del tribunal, José Mario Tripputi, le pidió al ex senador, de quien destacó su "dilatada trayectoria", que hiciera un relato de los hechos.

"En LA ARENA me preguntaron por las famosas picanas. Fue en el '84. No sé si me lo dijo el ministro de Gobierno, José María Dalmasso, o el jefe de Policía, (Alfredo) Morello (ambos fallecidos). Tuvo que ser uno de los dos porque sólo toqué el tema con ellos. Presumo que las picanas desaparecieron. Eran como las que se usan para que la hacienda pase por la manga o para levantarla del piso. Pero hace 10 días me llamó (Santiago) Covella y me generó dudas. Según él, fue (Néstor) Blanco quien me dijo eso. Pero Blanco asumió en la Policía en 1991, no creo que haya sido él" contó.

Luego de esta introducción, Marín contestó un extenso interrogatorio del querellante Miguel Palazzani, que representa a Raquel Barabaschi, una de las 28 víctimas. Ella, que estuvo presente, acusó a Marín de buchón en otro expediente.

- Usted dijo que a las picanas las destruyeron o tiraron...

- Quizá lo dije por el apuro de la radio, aunque no creo haber dicho que las tiraran, siendo que La Pampa fue la única provincia que acompañó elementos en el informe de la Conadep. El propio (Juan Carlos) Tierno le llevó a (Ernesto) Sábato y (Graciela) Fernández Meijide copias de los dos telegramas ordenando la destrucción de toda la documentación vinculada a la lucha contra la subversión.

- No es lo mismo guardar, tirar, destruir o abrir un sumario.

- Las picanas no estaban en la Casa de Gobierno y creo que desaparecieron. Incluso hallamos expedientes con nombres de los integrantes de comisiones gremiales y estudiantiles y entidades intermedias. Eso lo destruimos todo.

- ¿Ordenó destruirlo?

- Sí, porque esas personas no habían cometido delitos. Decía: comisión directiva de All Boys, Fulano, Fulano y Fulano. Comisión directiva de Belgrano... Eran notas que no estaban caratuladas.

- ¿No cree que esa documentación hubiese servido para acompañar el sumario?

- Esas instituciones ya estaban registradas en Bienestar Social.

- ¿Se abrió un expediente, hubo actuaciones o radicaron una denuncia cuando hallaron las picanas?

- No recuerdo.

Entonces Tripputi intervino por primera vez para limitar el interrogatorio. "Marín ya contestó. Está claro lo que dijo".

- ¿Tierno pudo saber algo?

- No. Yo tenía que gobernar; no podía, además, ser fiscal, llevar adelante las actuaciones policiales...

La pregunta generó murmullos de desaprobación entre sus adeptos y Tripputi volvió a intervenir: "Le pido que las preguntas sean útiles. Le recuerdo que fue usted quien pidió la citación para preguntar por estos elementos".

Los ascensos

Un rato antes, Marín había recordado que en marzo o abril del '92, el jefe del Departamento Informaciones de la Policía, Juan Domingo Gatica, había pedido "a los directores de escuelas los perfiles ideológicos de los docentes. O sea que en esa época aún había resabios de aquella estructura policial. A Gatica se le abrió un sumario que no sé cómo terminó".

- Pero ese año ascendió a Gatica a comisario.

- No sé.

- Por el decreto 1396.

- Blanco era el jefe. Habrá sido absuelto en el sumario.

- Otra vez murmullos y otra vez Tripputi: "Lo de Gatica es nuevo para el tribunal. Por eso se ordenó investigarlo penalmente".

- No es nuevo, en el '84 ya se sabía, replicó el querellante.

- ...

- Usted también ascendió a Yorio, Marenchino y Reinhart.

- Me lo habrán pasado. Merecerían los ascensos. Ellos habían quedado absueltos luego que el Superior Tribunal de Justicia y la Corte Suprema anularan el decreto (2151/85 firmado por Marín) disponiendo las exoneraciones. Ahora, si me pregunta si eso me gustó, le digo que no.

- La cuestión penal nunca se discutió.

- ...

- El médico (Máximo) Pérez Oneto terminó siendo comisario mayor. No estaba entre los exonerados, pero sí aparecía en las conclusiones del sumario.

- A Pérez Oneto no lo conozco. Habrá venido en un informe de la Policía.

- Usted presentó un amparo en General Pico (defendía al dueño de un cabaret), ¿presentó amparos cuando las docentes Cristina Ercoli y Adriana Culzoni fueron detenidas en 1975?

- En octubre o noviembre de 1975 la Policía pasó a depender de la Subzona 14.

- ¿Pero presentó algún amparo más allá del suyo?

- El mío lo presenté en el '81.

- ¿Y en 1975 ó 1976 presentó algún otro?

- Yo era vicegobernador, un cargo incompatible con el ejercicio de la abogacía.

Cuarta interrupción de Tripputi: "Lo que está preguntando no tiene nada que ver".

- Podía haber recomendando a alguien que los presentara.

- Podía, podía, podía... ¿Me está interrogando como testigo o en función de lo que a usted le gustaría?

- Un testigo declaró que (Carlos) Aragonés estaba enfrentado con el gobernador (José Aquiles) Regazzoli. ¿Era así?

Nuevamente Tripputi: "¿Qué tiene que ver? ¿A qué apuntamos? El tribunal no tendrá en cuenta cuestiones políticas, estamos investigando privaciones ilegítimas y tormentos".

- ... en el contexto del terrorismo de Estado.

- Su señoría, no tengo problemas en responder. Hablemos lo que quiera de política (sonrisas entre los marinistas).

- ¿Estaban enfrentados Aragonés y Regazzoli?

- El peronismo en esa época estaba dividido en tres sectores: el Comando de Organización, la Regional con la Juventud de Santa Rosa, y las CGT de Santa Rosa y General Pico. Y estábamos enfrentados todos contra todos.

La persecución

- ¿Usted estaba enfrentado a Regazzoli?

- No nos llevábamos tan bien, pero eso es común en la política.

- Para varios testigos hubo persecución a los funcionarios de Regazzoli. ¿Fue así?

- No. ¿Quién los iba a perseguir? Mire, en LA ARENA del 18 de marzo de 1998 (sacó una fotocopia del artículo y lo leyó) esta señora (Zelmira Regazzoli) dijo que el resto de los dirigentes estaban a años luz de Menem y Marín. Si ahora vino y dijo otra cosa fue para ver cómo puede dañarme.

- ¿Recuerda una reunión que mantuvo con Alfonsín y Tróccoli en 1983? ¿Qué pasó allí?

- Al ver que Greppi era el edecán presidencial le dije a Tróccoli que tenía algunos problemas en La Pampa. "Estaban todos metidos", me respondió, refiriéndose a todos los militares.

- Lo interrogaron en el primer piso de la Seccional Primera. ¿Fue esposado, vendado o encapuchado?

- No.

- ¿Por qué los testigos no lo mencionan entre los detenidos?

- No sé. Al lado mío estaba Mata, del Partido Comunista, hermano de un fotógrafo de la Legislatura.

- ¿Cómo lo trasladaron de Pico a Santa Rosa?

- En auto. Fuimos un policía, los gremialistas Aníbal Campos y Hugo Corrales, y yo. Estuve detenido tres o cuatro días y me soltaron a las 12 de la noche. Cuando salía con un colchón, lo traían a Aragonés por tercera vez y me pidió el colchón.

- ¿Escuchó gritos o música a todo volumen?

- No.

- ¿Conoció a Iriart, Recchi y Camps?

- A Camps, era el jefe del regimiento.

- ¿Tenía idea lo que era la Subzona 14?

- Llamó la atención que aún durante el gobierno constitucional hubiera tres o cuatro detenidos en la provincia (NdeR: en realidad hubo unos 70 presos).

- ¿Preguntó por qué estaban detenidos?

- ¿A quién le iba a preguntar?

- Era vicegobernador.

- ...

- ¿Recuerda que en 1975 detuvieron a un grupo de alumnos de la UTN en Pico?

- Sólo por la información periodística.

- Pero vivía en Pico...

- En una causa en la que usted interviene, (José) Brinatti declaró que llegué a Pico en el '72 y que formaba parte del Gran Acuerdo Nacional de Lanusse. Miente. Yo llegué en el '61. Además dijo que con el dinero que cobró por estar detenido construyó un hotel. Entonces quienes estuvieron dos años deberían tener la cadena Hilton desde Tierra del Fuego hasta Salta. Sus mentiras son groseras.

- ¿Tuvo conocimiento de las detenciones en la UTN?

- Sí.

- ¿Hizo gestiones por los alumnos?

- No conocía ni al director, ni los motivos de los reclamos. ¿Ante quién iba a hacer una gestión?

"Es una canallada"

Palazzani aseguró en Radio Noticias que es "una canallada" que Marín quiera instalar la idea de que las víctimas de la represión están detrás de una indemnización económica. Ocurrió que en un tramo de su testimonio, Marín dijo que habría "un juicio paralelo, no sé con qué fin, quizá el de buscar una indemnización". Fue cuando descalificó a Mireya Regazzoli por haber dicho que él estaba entre los firmantes de una nota por la que ella quedó detenida. Actualmente no existe ninguna demanda de esas características.

De Videla a Ortiz Zamora

En su relato inicial, Marín contó que empezó a tener problemas cuando en octubre de 1976 "el señor (Jorge) Videla" llegó a General Pico. Ese día -a la mañana hubo una panfleteada contra la visita del dictador- tuvo que presentarse en la comisaría, donde estaba "el señor (Luis) Baraldini". De allí lo trasladaron a la Seccional Primera, de Santa Rosa, para interrogarlo sobre quién había arrojado los panfletos y de dónde Juan Carlos Suárez había sacado dólares ("después me dijo que había vendido un auto y le pagaron con un billete de 100"). El ex gobernador no vio a nadie, aunque escuchó una voz joven, porque estaba encandilado por dos reflectores.

Al otro día "me dejaron 40 minutos en la puerta de la Jefatura para que me vieran, y al otro día me lagaron", señaló. En la puerta de su casa, durante meses, supo aparecer una tanqueta. "Sería para que la gente la viera porque vivíamos en una sociedad de miedo".

En 1977, un ordenanza del Departamento de Trabajo, donde había tenido que renunciar, le avisó que lo detendrían otra vez, pero Baraldini, el director de Trabajo, (Juan José) Amarante, y el comisario (Ricardo) Campagno resolvieron que "era mejor no hacerlo porque sino para mi carrera política quedaría como una víctima. Por eso me armaron dos juicios" que no prosperaron. "Tenían más en claro que yo que una condena me inhabilitaría políticamente", acotó. Incluso recibió una nota del represor Omar Aguilera, "en nombre del fiscal (Oscar) Ortiz Zamora", para que una noche fuera a identificarse; pero lo evitó presentado un amparo al que el juez Horacio Constantino le dio curso.

Al final, Marín contó que todos los abogados piquenses, "salvo uno", más dos representantes del Colegio, Víctor Menéndez y Julio Pelizzari, lo apoyaron para iniciarle un juicio político a Ortiz Zamora. El jurado, conformado por Carmen Inchaurraga, Elvira Rossetti y Pedro Alvarez Bustos, lo sancionó e inhabilitó.

“Egresé del colegio, me fui, volví y me enteré que éramos todos marxistas o guerrilleros”

Ayer a la mañana continuaron los testimonios en el juicio a los represores de la Subzona 14, acusados de secuestros y torturas, sobre lo ocurrido durante el copamiento de la localidad de Jacinto Arauz el 14 de julio de 1976, en el que fueron arrestados varios docentes y vecinos acusados de “subversivos”. Declararon Ernesto Ale, un ex policía que cumplía funciones en esa comisaría al momento de los sucesos; Oscar Bertón, hijo de Samuel Bertón, una de las víctimas de ese operativo; y Ana Isabel Herrera, ex alumna del Instituto José Ingenieros.

En los tres testimonios hubo un dato nuevo en las audiencias. Todos coincidieron que además de los docentes del colegio y otros vecinos, también fueron detenidos e interrogados en la comisaría araucense unos veintes alumnos de ese Instituto.

Pocos recuerdos

El primero en declarar fue el ex policía Ale, que cumplía funciones en la localidad. Recordó que estuvo a las órdenes del comisario Vito Macarini y que cuando se produjo el copamiento militar estaba como jefe de la dependencia Miguel Gauna.

En una declaración plagada de la frase “no recuerdo” y lagunas, y hasta contradicciones, pudo dar algún detalles de lo que ocurrió en la comisaría de Arauz en esos días. Ale afirmó al comenzar su testimonio que a los detenidos “golpear no se los golpeó, ni nada, durante el horario que estuve yo, no pasó nada”. Pero después cuando se le pidieron más precisiones sobre cómo eran interrogados, no tuvo respuestas.

El ex policía afirmó que él estaba en la guardia y que los detenidos iban llegando e ingresaban en las otras salas de la comisaría. Indicó durante su relato que los policías del pueblo estuvieron a las órdenes de oficiales del Ejército. “Yo solamente tenía que identificarlos y los militares los detenían. Los acompañaba hasta el domicilio”, afirmó sobre algunos arrestos.

También dijo que entre los policías “había gente de Santa Rosa” y recordó que estuvieron Omar Aguilera, Roberto Fiorucci y Dionisio Gualpas, y después sumó a Carlos Reinhart.

Además dijo que entre los detenidos “en la oficina de la radio se pusieron a los chicos”, que eran alumnos del Instituto José Ingenieros, y afirmó que eran entre diez y veinte. “Los hacían pasar a la oficina del comisario uno a uno” y dentro estaba Aguilera. “Los pibes estaban tranquilos esperando que los atendieran”, comentó, y dijo que en la parte de afuera “había algunos padres” que esperaban.

Durante su testimonio, cuando los “no recuerdo” eran muy evidentes, el juez José Mario Tripputi pidió que se retirara por un momento para “reflexionar” y “ayudarle a recordar”, y utilizó la palabra “detenido momentáneamente”. Luego de un cruce con la defensa, indicó que el testigo no estaba “detenido”, sino que sólo se le había pedido que desalojara por un momento la sala.

“Con lepra”

El segundo testimonio fue el de Oscar Bertón, que tuvo un sentido relato que llegó a las lágrimas. Indicó cómo fue detenido su padre y cómo a raiz de lo padecido en manos del grupo de tareas cambió su vida. Bertón tenía 19 años y estudiaba en General Pico cuando ocurrió el copamiento de Jacinto Arauz.

El testigo se enteró de la detención de su padre cuando unos tíos lo fueron a buscar a General San Martín donde había llegado en micro, y allí le dijeron que también él podría quedar arrestado. Recordó que su padre estuvo 45 días preso y que fue torturado en la comisaría, en el Puesto Caminero y también en Santa Rosa. Aunque su padre no pudo identificar a ningún represor.

También indicó que supo que a algunos de los alumnos del colegio los llevaron para ser interrogados a la comisaría y dio el nombre de dos ex estudiantes, Gloria Dalmás y María del Carmen Subotich. Y que su padre supo, y denunció, a varios civiles que fueron quienes lo “denunciaron” ante la policía.

“El en su forma de ser cambió tanto que casi no hablaba. Me dijo que si alguna vez la encontraba, él había tenido que firmar una declaración de que era responsable del armado del grupo guerrillero en el sudeste de La Pampa. Y no lo quería firmar, pero le dijeron que era condición para salir. Y firmó y salió”, dijo. El testigo afirmó que de una relación que tenía con su padre “casi de un amigo”, después “guardó un silencio absoluto. A partir de ahí dejó de ser la persona que era”.

Bertón, también ex alumno del Instituto, tuvo sentidas palabras cuando recordó esa experiencia. “En Jacinto Arauz hasta el 70 no hubo colegio y un montón de padres se juntaron para hacer uno por etapas. Fuimos a buscar los primeros bancos, ayudamos a los albañiles, a pintar...”, dijo hasta que se quebró.

“Los profesones, nosotros, mi papá, la cooperadora eramos amigos, estabamos juntos mañana y tarde. Después salí, me fui, volví y me enteré que eramos todos marxistas, guerrilleros, comunistas. Eramos un grupo de gente que después de lo que pasó teníamos lepra, más o menos, afirmó.

Una ex alumna

Ana Isabel Herrera, que era alumna de quinto año del José Ingenieros el día del copamiento, también se conmovió con los recuerdos, y hasta dejó caer un par de lágrimas. Quizá el momento más emotivo fue cuando mencionó a su suegro, Samuel Bertón, que falleció a principios de 1984. “A él, que era asmático, le hicieron el submarino seco. Salió destruido (de la cárcel). Eso lo transformó. A partir de ese momento fue una persona temerosa, totalmente introvertida y que no hablaba mucho de lo que le había pasado”, expresó.

Agregó que a Bertón, un simple mecánico que “participaba en instituciones del medio, como tantos otros vecinos”, le resultó incomprensible que hubiera delatores en una localidad tan pequeña. “El miedo marcó al pueblo. Después mirábamos con quiénes nos juntábamos, con quien no...”.

Herrera, aquella mañana en que detuvieron a los profesores, no vio casi nada, porque cuando los alumnos abrieron las ventas para observar el operativo, se las hicieron cerrar.

Dos hechos, entre otros, le llamaron mucho la atención. Que el jefe de la Policía, el prófugo Luis Baraldini, los retara esa misma tarde porque doblaron la bandera cuando la arriaron en el colegio, y que dos compañeras (Dalmás y Subotich) tuvieran que presentarse solas a la comisaría a mostrar sus cuadernos. “Me contaron que estaba el comisario (Miguel) Gauna y que les preguntaron por los garabatos que hacían; porqué nos llevaban al campo, que era para reconocer las pasturas; y porqué estaba escrita la palabra marxismo, que era por estudiábamos economía agraria”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...