viernes, 1 de octubre de 2010

Proyecto Censurado 2011 # 12: Medios ignoraron ayuda médica de Cuba a Haití

Tom Fawthrop (AL JAZEERA), Ernesto Wong Maestre (REBELIÓN) y otros. Traducción: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Cuba fue la primera en llegar a Haití con ayuda médica tras el terremoto del 12 de enero de 2010. Entre muchas naciones solidarias, Cuba y sus equipos médicos desempeñaron un papel clave en asistir a las víctimas del terremoto. Los expertos en salud pública dijeron que los cubanos fueron los primeros en habilitar instalaciones médicas entre las ruinas y reforzar los hospitales inmediatamente después del terremoto. Si embargo, su aporte en el sector salud tuvo escasa cobertura en los grandes medios. “Está golpeando que en los medios virtualmente no hubo mención del hecho de que Cuba tenía varios cientos de trabajadores de salud en tierra antes que cualquier otro país”, dijo David Sanders, profesor de salud pública de la Universidad Western Cape de Suráfrica.

El coordinador del equipo cubano en Haití, Dr. Carlos Alberto García, dijo que los médicos cubanos, enfermeras y otros trabajadores de salud estuvieron trabajando sin parar, día y la noche, con las salas de operaciones abiertas 18 horas por día. Durante una visita al hospital La Paz de Port-au-Prince, la capital haitiana, la Dra. Mirta Roses, directora de la Organización Panamericana de Salud (OPS), quien fue responsable de la coordinación médica entre los cubanos, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y un anfitrión de las ONGs del sector de la salud, describió la ayuda proporcionada por el personal médico cubano como “excelente y maravillosa”.
Haití y Cuba firmaron un acuerdo de cooperación médico en 1998. Antes que pegara el terremoto, 344 profesionales de salud cubanos ya estaban presentes en Haití, proporcionando atención primaria y servicios obstétricos, así como restaurando la vista de haitianos cegados por enfermedades oculares. Más personal médico voló poco después del terremoto como parte de la respuesta rápida. “En el caso de los doctores cubanos, responden rápido a los desastres, porque la gestión de desastres es parte integrante de su entrenamiento”, explicó Maria Hamlin Zúniga, especialista en salud pública de Nicaragua. El personal de salud cubano organizó instalaciones médicas en 3 consultorios y 5 hospitales de campaña, así como en 5 centros de diagnóstico, con un total de 22 puestos diversos de cuidado, secundado por el apoyo financiero de Venezuela. Los cubanos también operaron 9 centros de rehabilitación atendidos por un personal de casi 70 terapeutas físicos y especialistas cubanos en rehabilitación, además de personal médico haitiano. Ayudaron al equipo cubano otros 100 especialistas, procedentes de Venezuela, Chile, España, México, Colombia y Canadá, así como 17 monjas.

Sin embargo, en la información sobre el esfuerzo de ayuda internacional, los grandes medios occidentales generalmente se alinearon en pasar por alto a Cuba en la lista de naciones dispensadoras de ayuda. Una importante agencia internacional de prensa difundió una lista de naciones presentes con ayuda médico, donde acreditó a Cuba con el envío a Haití de nada más que 30 médicos, mientras realmente fueron más de 350, incluyendo 280 jóvenes médicos haitianos que se graduaron en la isla. Un total combinado de 930 profesionales de salud cubanos integró el contingente médico más grande de un solo país -Cuba- en Haití. Otro grupo de 200 cubanos adiestró médicos de 24 países de África y Latinoamérica, y una docena de norteamericanos que se graduaron en La Habana también viajaron a Haití a reforzar los equipos médicos cubanos existentes. En comparación, la internacionalmente renombrada entidad Médicos sin Frontera (MSF) envió aproximadamente 269 profesionales de salud a trabajar en Haití, aunque lejos tiene mejor financiamiento y posee suministros médicos mucho más extensos que el equipo cubano.
Pero mientras los representantes de MSF y del CICR a menudo estaban delante de las cámaras de televisión discutiendo las prioridades de salud y necesidades médicas, los equipos médicos cubanos no aparecieron en la cobertura de los medios. Richard Gott, ex editor internacional del diario The Guardian, del Reino Unido, y especialista en América Latina, explicó que los “medios occidentales están programados para mostrarse indiferentes a la ayuda que provenga de lugares inesperados. En el caso haitiano, los medios han ignorado no solo la contribución cubana, sino también los esfuerzos hechos por otros países latinoamericanos”. Brasil proporcionó 70 millones de dólares para la financiación de 10 unidades de cuidados urgentes, 50 unidades móviles para cuidados de emergencia, un laboratorio y un hospital, entre otros servicios médicos. Venezuela canceló toda la deuda de Haití y prometió suministrar gratuitamente petróleo, hasta que el país se haya recuperado del desastre. Las ONGs occidentales contratan a relacionadores públicos que se entienden con los medios para asegurarse que el mundo sepa qué están haciendo. Según Gott, los medios occidentales han crecido acostumbrados a ocuparse de tales ONGs, desarrollando una relación de ayuda mutua. Los equipos médicos cubanos, sin embargo, estuvieron fuera de esta esfera mediática humanitaria, predominantemente occidental, y por lo tanto solamente tienen posibilidades de recibir atención de algunos medios latinoamericanos, de reporteros radiales y periodistas de medios impresos en lengua española.
Sin embargo, hubo notables excepciones a este síndrome de la [des] información. El 19 de enero, un reportero de CNN rompió el silencio sobre el papel cubano en Haití con un informe acerca de los médicos cubanos en el hospital La Paz. Los doctores cubanos recibieron antes alabanza global por su ayuda humanitaria en Indonesia. Cuando EEUU pidió que a sus aviones militares se les permitiera volar por el espacio aéreo cubano a fin de evacuar haitianos a hospitales de la Florida, Cuba estuvo inmediatamente de acuerdo, a pesar de casi 50 años de animosidad entre los dos países.

Aunque Cuba sea un país pobre, en vías de desarrollo, su riqueza de recursos humanos -médicos, ingenieros y expertos en gestión de desastres- han capacitado a esta pequeña nación del Caribe para jugar un papel global en atención sanitaria y ayuda humanitaria, junto a naciones occidentales lejos más ricas. Los equipos médicos cubanos desempeñaron un papel relevante tras el tsunami del Océano Índico y Cuba envió un gran contingente médico a Paquistán después del terremoto de 2005. También los trabajadores cubanos de salud permanecieron prolongadamente entre los equipos médicos internacionales que atendieron a las víctimas del terremoto de Indonesia en 2006. En la operación de auxilio a Paquistán, EEUU y Europa enviaron equipos médicos, cada país tuvo una base de trabajo con la mayoría de los médicos desplegados durante un mes, sin embargo, los cubanos desplegaron 7 bases importantes, operaron 32 hospitales de campaña y permanecieron allí por seis meses.
La cumbre de Montreal, la primera reunión de 20 naciones dispensadoras de ayuda, acordó llevar a cabo una conferencia importante sobre el futuro de Haití en Naciones Unidas en marzo de 2010. Algunos analistas especularon que la rehabilitación de Haití brindaría una oportunidad potencial para que EEUU y Cuba limaran sus asperezas ideológicas combinando sus recursos para asistir a Haití, arguyendo que EEUU posee logística mientras Cuba tiene recursos humanos. “La cooperación potencial EEUU-Cuba podría ser una vía larga hacia cubrir las necesidades de Haití”, dijo el Dr. Julie Feinsilver, autor de Healing the Masses (Curar las masas), un libro sobre la diplomacia cubana de salud, quien sostiene que la máxima cooperación es urgentemente necesaria. Feinsilver está convencido que “Cuba debe tener un asiento en la mesa con el resto de naciones, organizaciones multilaterales y agencias de cualesquier naturaleza, y en todas las reuniones, para discutir, planear y coordinar esfuerzos de ayuda para la reconstrucción de
Haití”. A finales de enero, la secretaria de Estado Hillary Clinton agradeció a Cuba sus esfuerzos en Haití y dio la bienvenida a ayuda y cooperación adicionales. En el gran plan de la reconstrucción de Haití, Feinsilver discurrió: “Allí no puede haber ninguna imposición de sistemas de cualquier país, agencia o institución. La gente haitiana misma, con lo qué aún permanece de su gobierno, y las ONGs, deben proporcionar la dirección de la política, y Cuba ha sido, y debe continuar siendo, un protagonista en el sector salud de Haití”.

Fuentes:
- Ernesto Wong Maestre, "Haití y el paradigma cubano de solidaridad," Rebelión, January 24, 2010, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=99233,
- Tom Fawthrop, "Cuba's Aid Ignored By The Media?" Al Jazeera English, February 16, 2010, http://english.aljazeera.net/focus/2010/01/201013195514870782.html
- Emilio González López “La otra realidad de Haití y la ayuda de 400 médicos cubanos,” (Haiti’s other reality and the aid from 400 Cuban doctors). Público (Madrid), Letters to editor, February 7, 2010, http://rreloj.wordpress.com/2010/01/15/intensa-actividad-de-los-medicos-cubanos-en-haiti/
- “La Oficina Panamericana de la Salud califica de ‘excelente’ la ayuda médica cubana a Haití,” (The Pan American Heath Organization evaluates the Cuban aid to Haiti as ‘excellent’) Radio Santa Cruz, January 25, 2010, http://www.radiosantacruz.icrt.cu/noticias/internacionales/califica-excelente-ops-ayuda-medica-cubana-haiti.htm
- “EEUU olvidó la inmensa ayuda de médicos cubanos a Haití,” (USA forgets Cuban doctors’ massive help to Haiti), al Ritmo de los Tiempos, January 18, 2010, http://actualidad.rt.com/actualidad/america_latina/issue_3106.html

Estudiantes investigadores:
Sarah Maddox, Sonoma State University

Evaluadores académicos:
José Manuel Pestano Rodríguez. José Manuel de Pablos Coello, Universidad de La Laguna, Islas Canarias, y William Du Bois, Southwest Minnesota State University

Foto: Haití – Niños en un orfanato en Puerto Príncipe. / Autor: Marcello Casal - ABR

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Informe confirmado: Inteligencia USA penetró a fondo la policía ecuatoriana

Jean-Guy Allard

El sublevamiento de elementos golpistas de la policía ecuatoriana en contra el Presidente Rafael Correa confirma un informe alarmante sobre la infiltración de la policía ecuatoriana por los servicios de inteligencia norteamericanos difundido en el 2008, en el cual se señalaba como muchos miembros de los cuerpos policíacos desarrollaban una “dependencia” hacia la Embajada de Estados Unidos.

El informe precisaba que unidades de la Policía "mantienen una dependencia económica informal con Estados Unidos, para el pago de informantes, capacitación, equipamiento y operaciones".

El uso sistemático de técnicas de corrupción de parte de la CIA para adquirirse la ”buena voluntad” de oficiales de policía fue descrito y denunciado en numerosas oportunidades por el ex agente de la CIA Philip Agee quién, antes de abandonar las filas de la agencia, estuvo asignado a la Embajada de Estados Unidos en Quito.

En su informe oficial, difundido a finales de octubre 2008, el ministro ecuatoriano de Defensa, Javier Ponce, reveló como diplomáticos norteamericanos se dedicaban a corromper a la policía y también a oficiales de la Fuerzas Armadas.

Confirmando el hecho, la jefatura de la Policía ecuatoriana anunció entonces que sancionaría a sus agentes que colaboraban con Estados Unidos mientras la Embajada estadounidense proclamaba la “transparencia” de su apoyo a Ecuador.

"Nosotros trabajamos con el gobierno de Ecuador, con los militares, con la Policía, para fines muy importantes para la seguridad", declaró la embajadora estadounidense en Quito, Heather Hodges.

Sin embargo, la diplomática dijo a periodistas que no haría comentarios "sobre temas de inteligencia".

La agregada de prensa, por su parte, Marta Youth, se nego rotundamente a referirse a las denuncias del gobierno ecuatoriano, que incluían la participación de la CIA en una operación con Colombia que derivó en el ataque militar colombiano contra la guerrilla de las FARC en territorio ecuatoriano del 1 de marzo de aquel año.

El jefe de Inteligencia del Ejército, Mario Pazmiño, había sido destituido por ocultar información relacionada con el ataque contra las FARC.

En los últimos meses, funcionarios norteamericanos se aparecieron en Ecuador, bajo pretexto de profundizar las relaciones entre Ecuador y EEUU.

El secretario adjunto para el hemisferio occidental del Departamento de Estado Arturo Valenzuela, visitó y re-visitó al presidente Correa, en vista a una visita de la canciller Hillary Clinton.

Valenzuela se hizo acompañar por Tedd Stern, “delegado especial para los cambios climáticos” también conocido por su afinidad con la CIA.

Fuente foto: XINHUA

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Embajadora USA en Quito, Hodges sabe de golpe de estado y también de bloqueo

Jean-Guy Allard

La Embajadora de Estados Unidos en Quito se “distingue” por sus numerosos vínculos con la USAID, la cara visible de la inteligencia norteamericana que consagra anualmente decenas de millones de dólares a intentar desestabilizar los gobiernos progresistas de América Latina. En su carrera diplomática tuvo el “privilegio” de conocer la dictadura sangrienta del general golpista guatemalteco Rios Montt y de conspirar como alta funcionaria de la Oficina de Asuntos Cubanos.

Heather Hodges, es una ex embajadora en Moldavia, nación que formaba parte de la ex URSS y donde se dedicó a excitar los diferendos que este país tiene con Rusia por la región de Transnistria.

En Ecuador, se sabe que “Su Excelencia” no se perdió una oportunidad de estimular el trabajo sórdido de su personal de inteligencia y de exacerbar el debate sobre el debate sobre un proyecto de separación de Guayaquil promovido por una cierta derecha.

A través de la USAID, Hodges también garantiza a ONGs manipuladas por elementos de extrema derecha fondos para desarrollar sus operaciones de penetración de la opinión.

Su biografía oficial del Departamento de Estado cuenta que nació en Cleveland, Estado de Ohio, que detiene una licenciatura en español de la Universidad St. Catherine de St. Paul, Minnesota y una licenciatura en filosofía y letras de la Universidad de Nueva York. Vivió varios años en Madrid, en la España franquista de los años 70.

Llegó al Ecuador a principios de agosto de 2008, seleccionada por la Administración de George W. Bush.

Hodges se sumó al “staff” del Departamento de Estado en 1980 y fue asignada a Caracas, Venezuela.

Pasó luego a Guatemala donde pudo apreciar el golpe de estado que llevo al poder al general Rios Montt bajo el cual se aceleró la militarización del país, con la complicidad de EE.UU., y ocurrieron masacres de civiles en lo que fue el período más violento de la historia guatemalteca.

En enero de 1989, pasó a ser cónsul antes de regresar al Departamento de Estado.

Sus convicciones de extrema derecha le permiten acceder en 1991 al puesto de Subdirectora de la Oficina de Asuntos Cubanos, una responsabilidad directamente vinculada a las maquinaciones de la CIA. Se desempeña en esta dependencia de pésima reputación del Departamento cuando acaba de derrumbarse el campo socialista y que se introduce el proyecto de ley Torricelli, que promulgó la extraterritorialidad del bloqueo contra la Isla.

En 1993, Hodges fue asignada a Managua, Nicaragua, como Ministra Consejera de la Misión ante el gobierno de Violeta Chamorro que privatizó la Banca, las Minas, el transporte, la salud, la educación y bajo el cual subieron dramáticamente los índices de narcotráfico, analfabetismo y corrupción.

Hodges fue ministra consejera de la Embajada de los Estados Unidos en Madrid, desde junio de 2000 hasta julio de 2003, bajo el régimen de José María Aznar que la condecoró.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Detrás del Golpe en Ecuador: La derecha al ataque contra ALBA

Eva Golinger

Organizaciones financiadas por USAID y NED piden la renuncia del Presidente Correa en apoyo al golpe de Estado promovido por sectores de la policía ecuatoriana, profundamente penetrada por Estados Unidos.

Un nuevo intento de golpe contra un país de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA) atenta contra la integración latinoamericana y el avance de los procesos de revolución democrática. La derecha está al ataque. Su éxito en 2009 en Honduras contra el gobierno de Manuel Zelaya, les llenó de energía, fuerza y confianza para poder arremeter contra los pueblos y gobiernos de revolución en América Latina.

Las elecciones del domingo 26 de septiembre en Venezuela, aunque resultaron victoriosas principalmente para el Partido Socialista Unida de Venezuela (PSUV), cedieron espacio a las más reaccionarias y peligrosas fuerzas de desestabilización que están al servicio de los intereses imperiales. Estados Unidos logró colocar sus piezas claves en la Asamblea Nacional de Venezuela, dándoles una plataforma para avanzar con sus planes conspirativos para socavar la democracia venezolana.

El día después de las elecciones en Venezuela, la lideresa por la paz en Colombia, Piedad Córdaba, fue inhabilitada como Senadora de la República de Colombia por la Procuradería nacional, basado en acusaciones y evidencias falsas. Pero el ataque contra la Senadora Piedad, simboliza un ataque contra las fuerzas del progreso en Colombia que buscan soluciones verdaderas y pacíficas al conflicto de guerra que han vivido durante más de 60 años.

Y ahora, el jueves, 30 de septiembre, Ecuador amaneció de golpe. Policías insubordinadas tomaron varias instalaciones en la capital de Quito, creando caos y pánico en el país. Supuestamente, protestaban en contra de una nueva ley aprobada por la Asamblea Nacional el miércoles, que según ellos recortaba sus beneficios laborales.

El Presidente Rafael Correa, en un intento de resolver la situación, se dirigió a la policía insubordinada, pero fue atacado por objetos contundentes y bombas lagrimógenas, causándole un herido en la pierna y una asfixiación por el gas. Fue trasladado al hospital militar en la ciudad de Quito, dónde luego fue secuestrado y mantenido bajo fuerza sin poder salir.

Mientras tanto, movimientos populares tomaron las calles de Quito, reclamando la liberación de su Presidente, re-electo democráticamente el año pasado con una inmensa mayoría. Miles de ecuatorianos alzaron su voz en apoyo al Presidente Correa, intentando rescatar su democracia de las manos de fuerzas golpistas que buscaban provocar la salida forzada del gobierno nacional.

Aunque los acontecimientos siguen en pleno desarrollo y el Presidente Correa sigue secuestrado por las policías golpistas, hay factores externos involucrados en este intento de golpe que mueven sus piezas de nuevo.

Policía infiltrada

Según el periodista Jean-Guy Allard, un informe oficial del Ministro de Defensa de Ecuador, Javier Ponce, difundido en octubre 2008 reveló “como diplomáticos norteamericanos se dedicaban a corromper a la policía y las Fuerzas Armadas”.

El informe afirmó que unidades de la policía “mantienen una dependencia económica informal con Estados Unidos, para el pago de informantes, capacitación, equipamiento y operaciones”.

En respuesta a la información, la embajadora de Estados Unidos en Ecuador, Heather Hodges, declaró “Nosotros trabajamos con el gobierno de Ecuador, con los militares y con la policía para fines muy importantes para la seguridad”, justificando la colaboración. Según Hodges, el trabajo con las fuerzas de seguridad de Ecuador está relacionado con la “lucha contra el narcotráfico”.

La embajadora

La embajadora Heather Hodges fue enviada a Ecuador en 2008 por el entonces Presidente George W. Bush. Anteriormente, tuvo una gestión exitosa como embajadora en Moldolvia, país socialista que antes formaba parte de la Unión Soviética. En Moldovia dejó sembrado la pista para una “revolución de colores” que ocurrió, sin éxito, en abril 2009 contra la mayoría elegida del partido comunista en el parlamento.

Hodges estuvo frente a la Oficina de Asuntos Cubanos, como Subdirectora en 1991, división del Departamento de Estado que se dedica a promover la desestabilización en Cuba. Dos años después, fue enviada a Nicaragua, para consolidar la gestión de Violeta Chamorro, presidenta seleccionada por Estados Unidos luego de la guerra sucia contra el gobierno Sandista que logró su salida del poder en 1989.

Cuando Bush la envió a Ecuador, era con la intención de sembrar la desestabilización contra Correa, en caso de que el presidente ecuatoriano se negaba a subordinarse a la agenda de Washington. Hodges logró incrementar el presupuesto de la USAID y NED para organizaciones sociales y grupos políticos que promueven los intereses de Estados Unidos, incluso en el sector indígena.

Frente a la reelección del Presidente Correa en 2009, basada en la nueva constitución aprobada en 2008 por una mayoría contundente de ecuatorianos y ecuatorianas, la embajada comenzó a fomentar desestabilización.

USAID

Algunos grupos sociales progresistas han expresado su descontento con las políticas del gobierno de Correa. No hay duda de que existen legítimas quejas y reclamos a su gobierno. No todos los grupos u organizaciones que están en contra de las políticas de Correa son agentes imperiales. Pero sí existe un sector dentro de ellos que recibe financiamiento y lineamientos para provocar situaciones de desestabilización en el país, más allá de las expresiónes naturales de crítica u oposición a un gobierno.

En el 2010, el Departamento de Estado aumentó el presupuesto de la USAID en Ecuador a más de 38 millones de dólares. En los últimos años, un total de $5,640,000 en fondos fueron invertidos en el trabajo de “descentralización” en el país. Uno de los principales ejecutores de los programas de la USAID en Ecuador es la misma empresa que opera con la derecha en Bolivia: Chemonics, Inc. Al mismo tiempo, la NED otorgó un convenio de $125,806 al Centro para la Empresa Privada (CIPE) para promover los tratados de libre comercio, la globalización y la autonomía regional a través de la radio, television y prensa ecuatoriano, junto con el Instituto Ecuatoriano de Economía Política.

Organizaciones en Ecuador como Participación Ciudadana y Pro-justicia ha dispuesto de financiamiento de USAID y NED, tanto como miembros y sectores de CODEMPE, Pachakutik, la CONAIE, la Corporación Empresarial Indígena del Ecuador y la Fundación Qellkaj.

Durante los acontecimientos del jueves 30 de septiembre en Ecuador, uno de los grupos con sectores financiados por la USAID y NED, Pachakutik, emitió un comunicado respaldando a la policía golpista y exigiendo la renuncia del Presidente Rafael Correa y responsabilizándolo por los hechos. Incluso, lo acusó de mantener una “actitud dictatorial”:

“PACHAKUTIK PIDE LA RENUNCIA AL PRESIDENTE CORREA Y LLAMA A CONFORMAR UN SOLO FRENTE NACIONAL

Boletín de Prensa 141

El Jefe de Bloque del Movimiento Pachakutik, Cléver Jiménez, ante la grave conmoción política y crisis interna, generada por la actitud dictatorial del Presidente Rafael Correa, al violentar los derechos de los servidores públicos y de la sociedad en su conjunto, convocó al movimiento indígena, movimientos sociales, organizaciones políticas democráticas, a constituir un solo frente nacional para exigir la salida del Presidente Correa, al amparo de lo que establece el Art 130, numeral 2 de la Constitución, que dice: “La Asamblea Nacional podrá destituir al Presidente de la República en los siguientes casos: 2) Por grave crisis política y conmoción interna”.

Jiménez respaldó la lucha de los servidores públicos del país, incluyendo a los policías de tropa que se encuentran movilizados en contra de las políticas autoritarias del régimen que pretende conculcar derechos laborales adquiridos. La situación de los policías y miembros de las Fuerzas Armadas debe ser entendida como una justa acción de servidores públicos, cuyos derechos han sido vulnerados.

Pachakutik está convocando para esta tarde a todas las oganizaciones del movimiento indígena, a los trabajadores, hombres y mujeres democráticos a construir la unidad y preparar nuevas acciones en rechazo al autoritarismo de Correa, en defensa de los derechos y garantías de todos los ecuatorianos.

Responsable de Prensa
BLOQUE PACHAKUTIK”

El guión utilizado en Venezuela y Honduras se repite de nuevo. Intentan responsabilizar al Presidente y al gobierno por el “golpe”, luego forzando su salida del poder. El golpe contra Ecuador es la próxima fase de la agresión permanente contra ALBA y los movimientos revolucionarios en la región.

El pueblo ecuatoriano se mantiene movilizado en rechazo del intento golpista, mientras las fuerzas progresistas de la región se agrupan para expresar su solidaridad y respaldo al Presidente Correa y su gobierno.

Fuente foto: XINHUA

Ver texto completo...

“Descontento popular por decisiones antipopulares y neoliberales detrás la revuelta en el Ecuador”

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

Representantes sindicales, de la izquierda e indígenas defienden el gobierno del presidente Rafael Correa pero él tiene que revertir las decisiones que quitan derechos adquiridos por los trabajadores del país.

Audio:
1) Entrevista (17:34 min.) con Edwin Medoya, vicepresidente de la central obrera ecuatoriana CEDECUT, Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores.
2) Entrevista (17:32 min.) con Stalin Vargas, vocero del MPD, Movimiento Popular Democrático, en el Ecuador sobre la crisis política en el país.

No cabe ninguna duda que tanto la oposición de la derecha ecuatoriana como el Pentágono quieren pescar en río revuelto, como dice el dicho. Pero en el fondo lo que hay es también un descontento popular.

Ese es el mensaje que hace Edwin Medoya, vicepresidente de CEDECUT, Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores y Stalin Vargas, vocero del MPD, Movimiento Popular Democrático, organización de la izquierda revolucionaria de Ecuador que tiene varios diputados en la Asamblea Nacional.

El mundo despertó este medio día con la noticia que aproximadamente mil policías habían tomado el primer regimiento en la capital, Quito. Parte de la Fuerza Aérea tomó y cerró el aeropuerto internacional. Hay informaciones de otras tomas militares de aeropuertos en el país. Y eso mientras el presidente Rafael Correa es un rehén en el hospital de la Policía Nacional.

Ante tal panorama dramático los noticieros del mundo han reportado casi exclusivamente sobre los sucesos actuales pero muy poco sobre el fondo de la revuelta que puede desarrollarse a un verdadero golpe de estado. Hasta ahora la cúpula de las FF.AA. se ha declarado leal al legítimo presidente. Pero eso no quiere decir que no hay otros planes militares. Puede ser que algunos oficiales han enviado a los policías para probar la capacidad popular de reacción ante un escenario más dramático y grave que vivimos en este momento.

Supuestamente se ha dicho por parte de la policía que la protesta tiene que ver con la pérdida de derechos después 15 años de servicio. El gobierno se ha defendido que los salarios de miseria se han mejorado mucho durante el gobierno de Correa y que no perderán tampoco en el futuro. Esa posición no comparte Edwin Medoya, vicepresidente de CEDECUT, que con el conjunto del movimiento popular y sindical ha rechazado “La Ley de Servicios Públicos”.

– En esa ley se quitan ciertos derechos de todos los trabajadores del sector público, incluido los policías y los militares, como los derechos de jubilación, el derecho a pensiones, los premios que tenían los policías cuando eran condecorados. Ese fue el detonante por que todos los policías esta mañana rechacen esos artículos que estaban adentro de La Ley de Servicios Públicos.

Medoya subraya que todos los trabajadores estuvieron presentes en el debate en la Asamblea Nacional cuando se debatía la le y que después que habían votado en la primera instancia, los diputados de Alianza País (ligado a Correa) con 101 votos se votó a favor de una ley en la que había un acuerdo previo con los trabajadores públicos y la Alianza País. Era la mayoría en la AN. Pero en el segundo debate realmente el presidente había vetado esas resoluciones.

– El presidente Correa tiene que rectificar (la ley) por que ahora esta legislando con la mayoría de la Asamblea Nacional en contra los intereses de los trabajadores y el pueblo de Ecuador.

Es la opinión de Stalin Vargas, vocero del MPD, Movimiento Popular Democrático, en el Ecuador, sobre la crisis política en el país.

Dice el líder de la izquierda ecuatoriana que Correa hace un tiempo ha ido derechizando la política de su gobierno y satisfaciendo a los industriales en un código de trabajo que de privilegios a los empresarios. Es una continuación del modelo neoliberal, subraya.

Como ejemplo mencionan los dos líderes populares que los trabajadores públicos serán obligados de irse a la pensión y que serán compensados con pagos de bonos.

– Con eso pretende Correa despedir masivamente a 200.000 servidores públicos en el país. Eso es lo que ha generado las reacciones de los servidores públicos en el caso particular la tropa de la policía donde les quita una serie de incentivos que tenían a lo largo de los años. El responsable de lo que esta ocurriendo en el país es del presidente Correa.

Sostiene Vargas que el actitud de presidente Correa esta mañana (jueves) fue provocativa, cuando llegó donde la tropa de la policía.

– En otro escenario lo que tendría que haber hecho el presidente de la republica es resolverle el problema al ministro del Interior y de Policía. Pero fue a provocar.

Para resolver la crisis lo que tiene que hacer urgentemente la Asamblea Nacional es dejar de lado el presidente y revertir la Ley de Servicio Publico, dice el líder del MPD.

También la organización indígena mayoritaria en el Ecuador, la CONAIE, concuerda en un comunicado publicado hoy con esas posiciones criticas contra el presidente Correa, que las raíces de la crisis política en el Ecuador tienen que ver con una serie de decisiones gubernamentales. En vez de satisfacer las inmensas necesidades y reclamos de las masas ecuatorianas, ha facilitado “la implantación de la minería a gran escala; la privatización y concentración del agua, la expiación de la frontera petrolera”.

1) Entrevista (17:34 min.) con Edwin Medoya, vicepresidente de la central obrera ecuatoriana CEDECUT, Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores.

2) Entrevista (17:32 min.) con Stalin Vargas, vocero del MPD, Movimiento Popular Democrático, en el Ecuador sobre la crisis política en el país.
Escucha la entrevista: http://www.box.net/shared/2gen4no5k6

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Ecuador: ¿Construir el socialismo sin maniatar a la burguesía? ¡Imposible!

J. M. Álvarez (especial para ARGENPRESS.info)

Primero lo intentaron con Hugo Chávez, después con Evo Morales, ahora con Correa. Es urgente que esos países que están desarrollando procesos de emancipación, adopten medidas drásticas si, como dicen, pretenden alcanzar la meta del socialismo. Vamos por partes. Desde un punto de vista marxista hay dos tipos de democracias: la burguesa y la obrera. En la democracia burguesa se permite opinar siempre que el derecho a decidir esté reservado a la oligarquía, es decir, lo que se conoce como poder fáctico. Hagamos como ellos, obviamente en las formas, no en el fondo.

Que en las llamadas democracias participativas multipartidistas, el poder fáctico sea el pueblo, vinculado a un ejército y policía del pueblo, siempre alerta para impedir por la fuerza que la burguesía, gobernando eventualmente, entregue el país al imperialismo. O eso, o un sistema de partido obrero único, donde la burguesía carezca de opción de gobierno, acate la voluntad mayoritaria del pueblo o se largue con viento fresco. Los burgueses cuando ven peligrar sus intereses no tienen escrúpulos en recurrir a la fuerza y oprimir a la mayoría (obreros y campesinos) en beneficio de una minoría (oligarcas), justo lo contrario de la definición básica de la democracia.

Lo sucedido ayer en Ecuador, y antes en Venezuela y Bolivia, demuestra la inviabilidad de una política de conciliación de clases porque los intereses son antagónicos. Así no será posible lograr ni el socialismo del siglo veintiuno ni el del siglo cincuenta. Ese era ya- hace dos años- mi punto de vista, plasmado en el artículo “Socialismo del siglo XXI: Un espejismo conciliador” (*). La actualidad me da razones para seguir pensando igual que entonces.

(*) Socialismo del siglo XXI: Un espejismo conciliador

JM Álvarez

En América Latina se están produciendo unos cambios políticos que algunos consideran -un tanto alegremente- socialistas. Creo que, por ahora, ese proceso de transformación no puede ser interpretado como socialismo en el sentido absoluto del término, pues lo que pretende es revisar las relaciones con los países industrializados para que éstas se realicen en un plano de igualdad, y también sacudirse el yugo imperialista (algo de lo que me alegro infinito por razones obvias), para que las naciones puedan desarrollarse sin tutelas ajenas. Dichos cambios cuentan con el apoyo de las capas populares, y de una escasa clase media próxima a desaparecer, debido a las políticas económicas impuestas desde el exterior.

Siempre saludaré con simpatía cualquier forma de lucha antiimperialista, sea atea, adore a Alá, a Dios o a una piedra; por tanto no está de más recordar que los cambios que se dan en Latinoamérica están favorecidos por la resistencia armada de los pueblos de Oriente Medio, que impide al imperialismo desviar recursos a otros lugares, a lo que hay que añadir las contradicciones latentes entre los propios imperialistas, pues por mucho que guarden las apariencias mediante alianzas coyunturales, dentro de su barbarie no existen amigos ni aliados fiables. Esa lucha armada (que según dicen, no sirve porque pasó a la historia), ha beneficiado a Venezuela, Bolivia y Ecuador.

Venezuela -país donde se originaron los cambios- está llevando a cabo una revolución nacionalista, donde harían bien en comenzar ya a cortarle las alas a la burguesía, para que el proceso devenga en revolución socialista (si como dicen, ese es el fin) y arribar a una democracia popular. Lamentablemente, parece que han optado por una política de conciliación entre clases históricamente antagónicas, lo que, además de absurda, es una táctica casi suicida, pues refuerza a una oligarquía que tiene por objetivo, eliminar físicamente a Hugo Chávez. La contradicción entre burguesía y proletariado, continuará mientras exista la propiedad privada y los privilegios derivados de la explotación. Si el ideario del “socialismo del siglo XXI” implica la concertación con el enemigo de clase, no le veo futuro alguno.

Ese socialismo -asumido por pacifistas, reformistas y ciertos intelectuales- está provocando confusión en la clase obrera, pues plantea que para alcanzar una sociedad libre de explotación y sin clases, es necesario pasar por una etapa donde coexistirían en armonía, propiedad privada y pública, burguesía y clase obrera, todo ello vertebrado por un sistema electoral supuestamente pluripartidista, proclive a la manipulación. Mientras tanto, los oligarcas contemplarían plácidamente su extinción como si fueran idiotas. El capitalismo es invariable, así lo determina su esencia, por esa razón han regresado las guerras coloniales, los genocidios y toda clase de desmanes. Para colmo tienen la intención de implantar una jornada laboral similar a la que existía en 1870.¿Quién puede conciliar con todo eso?

La lucha de clases sigue tan presente como hace cien años, y se está agudizando a causa del desmedido aumento de la explotación. Si tenemos en cuenta las miserables condiciones de vida que padece la inmensa mayoría de la población mundial, poco hay que cambiar en el socialismo “clásico”, excepto tratar de impedir que se repita el gravísimo error de quitar al pueblo la potestad soberana de tomar decisiones, lo que propició el surgimiento de una casta de burócratas revisionistas, que causaron la desaparición del campo socialista.

En 1966, Ernesto “Che” Guevara dirigió un mensaje a la Conferencia Tricontinental de La Habana, donde abogaba por la guerra permanente contra el imperialismo capitalista que, esencialmente, es el mismo de hoy. Sin embargo, algunos parecen querer imitar a los socialdemócratas, para repetir el papel que aquellos desempeñaron en el pasado, y fantasean con un espejismo conciliador denominado “socialismo del siglo XXI”. Mientras tanto, el capitalismo, más agresivo que nunca, más criminal que nunca, abandona su modernidad y regresa al siglo XIX, para intentar perpetuarse. ¡Qué paradoja!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Para el diario del jefe de la SIP, Correa “dice” que ha habido un intento de golpe de Estado

Jean-Guy Allard

“Correa dice que ha habido un intento de golpe de Estado”, titula este viernes primero de octubre, al día siguiente de los acontecimientos de Quito, el Diario Las Américas, de Miami, que fuera solo un periódico de derecha más si su dueño no era Alejandro Aguirre, el actual Presidente de la Junta directiva de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), el cartel de los dueños de medios de comunicaciones que pretende representar el derecho del público a la información.

Peor aún, la primera plana de la edición impresa de este diario fantasma de Miami -nunca llega a los kioscos - lleva el titular: “Policías se rebelan contra Correa” que reduce lo ocurrido a un simple incidente.

Como jefe de la SIP, Aguirre es este mismo individuo que aprobó y difundió hace unos días una denuncia del proyecto de ley contra la discriminación racial en Bolivia, afirmando que la legislación creara un “limite” a la libertad de prensa.

El proyecto de “Ley Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación”, que discute el Senado boliviano, sanciona en su artículo 16 los medios de comunicación que propaguen “ideas racistas y discriminatorias”.

El mismo dueño de periódico cuya tirada ni alcanza los 50 000 ejemplares y que pudiera desaparecer del mercado sin que nadie se de cuenta, también se lanzó hace unos días en un furibundo ataque contra el Presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que acusó de “seguirle los pasos a Hugo Chávez•.

En una entrevista publicada por el diario O Globo, miembro de la SIP, Alejandro Aguirre, calificó como “algo peligroso” criticas recientes Lula a medios de comunicación que atacan sistemáticamente a su Gobierno, sustituyéndose a los partidos políticos.

El negociante que no representa a nadie salvo a sus intereses, “advirtió” que la libertad de prensa es “un derecho que pertenece al pueblo y no al Gobierno”.

Aguirre hijo heredó su diario de su padre, Horacio Aguirre Baca, conocido como uno de los más activos colaboradores de Jules Dubois, “Coronel de las Orejas Peludas”, en la operación realizada por la agencia norteamericana para secuestrar y reorientar a favor de Estados Unidos a la SIP, entre 1948 y 1950.

Hombre de confianza del aparato yanqui de control de la prensa, Horacio Aguirre Baca fue asignado a la junta directiva de la SIP a partir de 1964 y fue también su presidente.

En múltiples circunstancias, hizo parte de operaciones de la CIA en organizaciones internacionales. Contó en notas publicadas por la SIP, como en 1978 se pasó “cerca de un mes en el Hilton de Paris, trabajando de las 8AM a las 11PM” para atacar la Unión Soviética y sus aliados, entre los cuales Cuba, ante la UNESCO.

Confesando se estatuto de agente, el viejo Aguirre alguna vez se jactó en un discurso delirante ante una asamblea de la SIP, de haber tenido “el honor providencial” de haber sido “en esta hermosa batalla, un instrumento operativo esencial.

El concepto de libertad de expresión de los Aguirre les llevo a mantener en su raquítico “staff” por lo menos media docena de colaboradores de los servicios de inteligencia norteamericanos, además de un par de cubanoamericanos fichados por su pertenencia al grupo terrorista Alpha 66.

Alejandro Aguirre recibió la presidencia de la SIP de manos del magnate colombiano Enrique Santos Calderón.

Una agencia más de Washington en América Latina

Siempre vale la pena recordar como la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que pretende representar a la libertad de prensa en América, no es otra cosa que el cartel de los grandes propietarios de medios de comunicaciones del continente, un club de millonarios creado en Nueva York en 1950, en una operación de la inteligencia norteamericana con la cual se pirateó la organización panamericana legítima creada en La Habana en 1943.

El padrino de esta operación mafiosa, el Coronel Dubois, fue encontrado muerto el 16 de agosto de 1966 a la edad de 56 años, en un hotel de Bogotá, Colombia y sus restos fueron luego enterrados solemnemente en el cementerio nacional de Arlington de Washington, donde terminan los "héroes" del imperio.

La sede de la SIP, instalada en Miami, lleva su nombre.

Por todas estas características y mucho más, la SIP es ante todo una agencia de inteligencia más del gobierno norteamericano que permite al Departamento de Estado de influir de manera directa en el flujo de información y de desinformación proamericana que sofoca el continente. Como tal, es un órgano de injerencia comparable a la USAID que viola, de manera continúa, la soberanía de las naciones del continente, situando el mensaje y los intereses de Estados Unidos por encima de la independencia y de las leyes de los pueblos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¿Qué lecciones extraemos de lo acontecido en Ecuador?

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

Nuestra América configura actualmente un escenario político inédito que trasciende sus fronteras. Así, hechos como los acontecidos en Venezuela en 2002 y, ahora, en Ecuador le demuestran al mundo que sólo la firme voluntad de un pueblo ejerciendo su soberanía puede dar al traste con cualquier pretensión fascista, así esté detrás la mano del sempiterno imperialismo gringo.

Los mismos dan cuenta del cambio profundo que se ha vivido en las dos últimas décadas en nuestros países, luego del colapso de las experiencias del neoliberalismo económico implantadas en ellos y de haberse exterminado, prácticamente, cualquier tentativa popular por acceder a la democracia y a la equidad social, basándose en la doctrina de seguridad nacional impuesta desde Estados Unidos.

Con ello, bastaría que esa voluntad fuera encauzada adecuadamente para ir más allá de la simple defensa del hilo constitucional, dándosele oportunidades de crear las condiciones que hagan imposible la repetición de la vieja fórmula del golpe de Estado, así éste se halle arropado por formalidades legalistas, como ocurriera impunemente en Honduras. Esto se podrá lograr si se cambian las relaciones de poder imperantes en nuestras naciones, con un cambio estructural que afecte significativamente el Estado burgués tradicional y el empoderamiento de las masas populares mediante el ejercicio soberano de la democracia participativa y protagónica. En este sentido, los nuevos gobernantes -inspirados en el deseo común por vivir en una sociedad de nuevo tipo- tendrían que mostrarse audaces a la hora de impulsar cambios, teniendo como su principal base de sustentación al pueblo organizado y consciente. De otro modo, los planes desestabilizadores continuarán siempre vigentes en la agenda de los grupos derechistas y ultraderechistas que han sido desplazados de las estructuras de gobierno, pero que siguen aferrados a su aspiración de recuperarlas, respaldados -no nos cause sorpresa alguna- por sus mentores estadounidenses.

Aún así, es necesario dotar al pueblo de herramientas teóricas que le permitan definir el momento histórico y las circunstancias a promover y a vencer en esta lucha contra la exclusión social, la explotación de los trabajadores y la dependencia económica, militar y tecnológica. Si las enmarcamos en lo que llamamos socialismo del siglo XXI, habrá que escudriñar a fondo lo pasado durante los siglos pasados en nuestra América, cuáles fueron sus perspectivas abortadas y sus potencialidades actuales, redefiniendo desde las bases populares lo que es la democracia, de manera independiente y sin dogmas que terminen por secuestrarla y distorsionarla en función de los intereses de una nueva minoría burocratizada.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Brasil, elecciones y la alternativa de la izquierda

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

Éste domingo 135,8 millones de brasileños están llamados a las urnas para elegir al nuevo presidente, a los gobernadores de los 27 estados del país y para renovar los legislativos nacionales y regionales. En la siguiente entrevista con PEDRO FUENTES PSOL, secretario internacional del PSOL, Partido Socialismo e Liberdades – Brasil, tocamos temas como los ocho años de gobierno de Lula, el crecimiento del Estado brasileño como una Subpotencia, un Subimperialismo en el continente latinoamericano en donde sus poderosas empresas transnacionales compiten en el mercado con los otros bloques imperialistas como los de Estados Unidos la UE y Japón.


¿Cuál es la perspectiva política y cuales son las expectativas para el pueblo brasileño y cual es la alternativa que ofrece PSOL?

Dick Emanuelsson (DE): Cuéntenos Pedro ¿Cuándo fue fundado el partido?

Foto: Pedro Fuentes PSOL, secretario internacional del PSOL, Partido Socialismo e
Liberdades – Brasil. / Autor: Dick Emanuelsson

Pedro Fuentes (PF): El partido fue fundado en realidad en 2005 logró el registro legal del partido y se inició en el 2003. El Presidente Lula subió al poder en el 2002 ganó las elecciones. Tres, cuatro meses después de haber tomado el poder Lula, con una enorme votación del pueblo, con condiciones para poder modificar toda la política neoliberal que había sido seguida anteriormente por el gobierno del ex Presidente Fernando |Cardoso, . . . pero antes de subir Lula hace una carta a la ciudadanía explica; que es una carta a los banqueros y a los grandes sectores burgueses, donde él dice que va a pagar religiosamente todo y va ha mantener la economía el bajo control de las reglas que había establecido el Fondo Monetario Internacional, el Consenso de Washington.

Los ocho años con Lula y el poder fáctico

Foto: Heloísa Helena

El ex Presidente Fernando Henrique no hubiera podido hacer algunas reformas importantes y una de las primeras medidas del presidente Lula fue la Reforma de lo que halla se llama Previdencia que es la aposentaduría a las jubilaciones, las pensiones de los obreros, funcionarios públicos de la rama de la administración estatal que es muy grande, porque Brasil es un continente con muchos funcionarios públicos o sea muchos trabajadores del estado. Entonces presenta esa reforma, que es una privatización y restringe los derechos de los funcionarios de los trabajadores en el Parlamento, y hay de la izquierda del PT tres diputados más la senadora Heloísa Helena que votó en contra. De ahí son expulsados del partido. Ahí empieza el proceso de construcción de un nuevo partido apoyándolo en la situación de descontento de un gran sector que había sido la base social más importante del PT, que eran los trabajadores, la educación, los trabajadores estatales y comienza ese proceso de reacción y nosotros comenzamos el proceso de fundación de un nuevo partido. Necesitó juntar mil quinientos millones de firmas para ser legalizado, tiene su Congreso fundacional en 2005 y que tiene elecciones por primera vez en el 2006 con la Heloísa Helena como candidata a presidente y obtiene siete millones de votos, o sea el 7 % de los votos y logramos reeligir tres de los diputados que habían sido del PT y que habían sido algunos expulsados y otros habían salido del PT. Logramos reelegir tres diputados, obtener un senador por una suplencia que teníamos, elegir diputados estaduales e instalar el partido en la sociedad como una alternativa a la política social liberal, llamémosla que comenzó a seguir el gobierno del Presidente Lula que en sus primeros años fue de un estricto control de una altísima tasa de interés como ustedes es conocida en el mundo, lo que permitió a los banqueros hacer una ganancia enorme y de desarrollar el agro negocio.

Lo simbólico del primer gobiernos del Presidente Lula fue que puso a la industria a la más importante, a la industria de la alimentación como Ministro de la agricultura, al Presidente del Banco Central de Boston Internacional como jefe de banco Central o sea presidente del Banco Central de Brasil con su autonomía, es decir hizo un gobierno con genuinos representantes de la burguesía y del agro negocio. Ahí comenzó el proceso de una política cada vez mas vinculante a los banqueros y a los agro negocios que tiene mucha importancia en Brasil, tu sabes que Brasil hoy en día es el más importante exportador de carne, es el primer exportador de soja y de acero también, una revindicaron del movimiento popular histórica del los trabajadores y del pueblo, incluso de los obispos de la confederación de obispos era la renacionalización de la empresa de extracción de acero mas grande que es Companhia Vale do Rio Doc que sigue siendo privada, que se fue fomentada su privatización, con acuerdos con grandes empresas constructoras y ese es el gobierno que tenemos.

Las grandes contradicciones en Brasil

DE: ¿O sea los 8 años del Presidente Lula él no ha tocado ninguna parte de la estructura capitalista?

PF: No, lo que hizo el Presidente Lula fue que se diferenció a la de Fernando Henrique que continuo la misma política, hizo algunas reformas neoliberales que Fernando Henrique no había podido hacer.

DE: ¿Los Fondos pensiónales?

PF: Claro, y eso lo combinó la bolsa familia que es una subvención a los desempleados de 40$ aproximadamente que en Brasil son 80 reales, no es mucho, más la bolsa escuela y la bolsa de salud que hace 40 millones de personas reciban, que antes no recibían nada que eran desempleados completamente, reciban esa, que es una migaja en realidad, pero eso entre la nada y eso hizo que el Gobierno del Presidente Lula fuera ganando incluso mas apoyo popular.

Eso se combinó con una coyuntura internacional que Brasil es uno de los países que menos sufrió la crisis económica, fue muy favorecida con la crisis económica, los agro exportadores por las exportaciones a China, la exportación de acero, exportación de la soja y eso a costa del desmandamiento de la Amazonía.

Con el Gobierno del presidente Lula la Amazonía siguió siendo deforestada y con el gobierno de Lula también se paró la reforma agraria. No avanzó la reforma agraria. El MST (Movimiento Sin Tierra), tuvo que seguir ocupando tierras, fue criminalizado, tiene muertos como tenía antes. En realidad nosotros decimos que el campo, los asentamientos y la reforma agraria se transformaron en una favelización del campo porque son pequeñas propiedades muy lejos de los centros de distribución y de consumo con una infraestructura de caminos que no existe. Mientras que el agro negocio, los biocombustibles se adueñaron de los mejores campos y de las mejores extensiones de tierra que tiene enorme que tiene Brasil, un país continente que tiene una riqueza enorme en ese sentido. Entonces esas son las grandes contradicciones que hay en Brasil hoy día no se han resuelto.

Un punto muy importante ahora que muestra esa contradicción esa gran desigualdad y ese aparecer de Presidente Lula con un prestigio muy grande que ha ganado Brasil, sede de la Olimpiada y sede del Campeonato del mundo. Y al mismo tiempo en estos días en Río de Janeiro murieron mas 250 personas en los derrumbes provocados por las lluvias. Pero la lluvia no fue la causa, la causa es la favelización de Río de Janeiro el 30 % de la población vive en condiciones imposibles de vivir cuando hay una tormenta los derrumbes, sepultaron casas, hogares, familias, trabajadores y ese es el Brasil que vivimos ahora.

Frente a ese Brasil el Partido Socialista y Libertades, que es nuestro partido, se presenta como una alternativa a esa falsa polarización que existe entre la socialdemocracia el partido de Fernando Henrique Cardoso y el PT.

El PT, para gobernar, también tomó un decisión desnaturalizo totalmente las bases del partido no solo por la gestión gubernamental sino por el tipo de alianzas electorales que estableció, porque estableció alianzas electorales con el PMDB un partido de José Cesar Nei que es un ladrón

El dilema de los movimientos sociales en Brasil

DE: ¿Qué también fue alcalde?

PF: No, Cesar Nei fue gobernador de Marañón, fue gobernador en Bareri y fue presidente del senado y fue destituido del senado por los altos casos de corrupción que tuvo, y con ese partido es el que alía el PT para ir a elecciones ahora, ese es la situación.

DE: El movimiento popular, los movimientos sociales en Brasil durante estos ocho años de Lula, ¿han logrado organizarse más el movimiento sindical de Brasil, que es uno de los mejores organizados en América Latina?

PF: No, lo que pasó es que la CUT fue una gran central sindical democrática clasista fundada cuando se fundó el PT en el comienzo de los ochenta, esa gran sindical que fue muy combativa y dirigió grandes luchas durante la época de Fernando Henrique Cardoso. Con el gobierno del Presidente Lula se transformó y fue cooptada por el gobierno. Sus dirigentes fueron al Ministerio de trabajo primero a puestos importantes y no solo coptó a la CUT, sino que coptó a otras centrales de derecha importantes que Fuerza Sindical que es del Partido Democrático Trabalhista (PDT). Entonces una gran parte del movimiento sindical fue coptado por esa vía, las direcciones fueron cooptadas con una concesión importante. Entran fortunas enormes en los sindicatos, el descuento en nomina todos los trabajadores le descuentan para el sindicato sean afiliados.

DE: ¿En la planilla?

PF: Exactamente, se llama descuento en nomina, le descuentan para el sindicato sea afiliado o sea que ya el sindicato ya no tiene tanto interés en defender al obrero porque sabe que el obrero le va a pagar y le va a mantener, entonces la burocracia se ha fortalecido en los sindicatos.

En contraposición, el MST no esta la misma situación aunque el MST al depender tanto de ciertas financiaciones de sus proyectos que hace el gobierno del Presidente Lula, no enfrenta frontalmente aunque sigue sus ocupaciones de tierra. Si hay sindicatos independientes. Ahora se esta organizando una nueva central sindical donde esta el PSOL u otras fuerzas de izquierda pero es minoritario, porque no ha habido grandes luchas sociales a diferencias de lo que pasó en otros países de Latinoamérica en Argentina huelgas del Metro, las grandes movilizaciones que tuvo Bolivia o Ecuador. Brasil es un país en donde la lucha de clases ha sido más lenta y es más lenta. Eso se explica también por dos razones: La cooptación de las direcciones sindicales y por el otro lado por el hecho que la situación económica no ha sido tan agudizada como en otros países con la crisis económica.

La subpotencia en América Latina

DE: También hemos visto que durante los ocho años del Presidente Lula, Brasil se ha expuesto poco así ante la comunidad internacional, sobre todo América Latina, como un nuevo poder, un súper poder que ha surgido no solo desde el punto de vista económica sino también militar. Hay grandes trasnacionales brasileras que están compitiendo el mercado latinoamericano con los gringos, con la Unión Europea y también con Japón. ¿Cómo analiza la izquierda brasilera este hecho?

PF: Eso es una discusión en la izquierda brasilera porque hay una contradicción también porque en un sentido Brasil es dependiente del capital internacional y sigue siendo dependiente. Esa historia que Brasil aporta al Fondo; la deuda publica de Brasil porque Brasil transformó su deuda externa en deuda publica y la deuda publica es el 30% del presupuesto nacional. Brasil depende de los capitales internacionales y tiene una gran deuda pública con los bancos y mediante bonos y todos los derivados y todo lo que ya conocemos. Al mismo tiempo que tiene esa dependencia, como tú dices, la crisis económica mundial del surgimiento de los Briggs que es un hecho objetivo, Brasil tiene elementos fuertes de su potencia en relación a los otros países Latinoamericanos. El papel que jugó con el gas con Bolivia que, para favorecer a la burguesía Paulista (Sao Paulo), le están pagando miserias, el presidente Evo correctamente nacionalizó la destilería de la Petrobrás. Pero como la Petrobrás que podemos llamar, como tú dijiste; multinacionales, sí, Brasil entró en la mundialización del capital con grandes empresas. Una de ellas es la Petrobrás, otra es la Yerdao, otra Odebrecht, grandes empresas constructoras que están construyendo en muchos lugares en muchos países.

Y en cierta medida son subpotencias y subimperialismos porque en relación a Paraguay, por el agua utilización de la represa de Itaipú, se dice que va a ver un acuerdo pero todavía no hubo nada, la invasión de grandes soyeros brasileños que tienen un capital mas dinámico entrando en regiones paraguayas que une con bolivianas a hacer cultivo de soja, las explotaciones que Petrobrás esta haciendo en otros países, la compra de gran parte del petróleo de las petroleras argentinas por Petrobrás, y no solo petróleo sino frigoríficos también, la más grande cementera.

O sea; Brasil transformó en un país, en un papel de subpotencia en una alianza con el imperialismo que yo llamaría una alianza con conflictos. No es alianza, no es un socio menor o una agente solo menor, sino que juega su propia política como la juega China con Estados Unidos y en Latinoamérica juega esa política de colchón, llameémosle entre Estados Unidos y el movimiento progresivo que hay en Latinoamérica que es los países del ALBA, el proceso bolivariano. Entonces Brasil a veces toma una actitud internacional que parece progresiva pero en definitiva su política es de contención del proceso para que no vaya mas allá por sus propios intereses económicos ya generados en Brasil que son los intereses de una subpotencia.

La diferencia entre el ALBA y lo que es el MERCOSUR

DE: Hablando Pedro justamente un poco de las contradicciones como uno ve la política exterior de Brasil, porque ha tratado a distinguirse como más o menos el líder del continente Latinoamericano, pero vemos que tiene relaciones bastante fuerte con Venezuela, dice que cada tres meses se encuentra con Chávez en un lugar tanto en Venezuela o en Brasil y tiene varios proyectos comerciales de industria, tanto en la zona de frontera como de ambos países como en faja de Orinoco, como también de diferentes ciudades en Brasil. Y al mismo tiempo están vendiendo aviones de guerra al régimen de Colombia del ex Presidente Álvaro Uribe, al mismo tiempo que Lula ha protestado contra la instalación de siete bases militares de Estados Unidos en territorio colombiano. Es decir, ¿hay una visión poco contradictoria a lo que se dice y se hace?

PF: ¡Si claro! Primero fue muy en contra de las bases militares pero después que fue la Secretaria de Estado Hillary Clinton a Brasil, ellos cambiaron de posición, consideraron que eran bases solo para el desplazamiento interno en Colombia. Cambiaron la posición. Y como tú dices, hay un doble juego.

Esta la refinería Abreu e Lima, que Venezuela y Brasil asociados están haciendo en Pernambuco, es verdad eso. También hay una disputa por el precio, hay una disputa, no es todo tan simple con Venezuela, no es una ayuda, es decir no es una asociación democrática igualitaria que establece Brasil con los distintos países. Es muy distinto al ALBA, o sea el ALBA que se inició digamos para mi simbólicamente el ALBA cuando Venezuela dio petróleo muy barato a Cuba y Cuba mandó los profesores y los médicos. Ese tipo de asociación no es la que establece el Presidente Lula con ningún país, ni es la asociación del MERCOSUR, el MERCOSUR es una pelea intensa permanente entre grandes monopolios del lado brasilero, con la burguesía argentina, y es así, no hay ninguna similitud entre lo que es el ALBA y lo que es el MERCOSUR y la política de Luna Azul y todo lo demás del Presidente Lula es limitada, él no es gran partidario del Banco del Sur.

DE: Justamente se ha notado…

PF: Se ha notado que no es partidario del Banco del Sur, porque evidentemente sería un banco que tendría que compartir con instituciones estatales de alguna manera que no es el interés de los grandes multinacionales y los grandes bancos extranjeros que tienen mucho peso en Brasil, porque Brasil tiene el 50% de la banca extranjera y no tenemos que olvidarnos de eso. Entonces esas son las contradicciones que hay, si se quiere decir. Por eso creo que la definición es un SubImperialismo con elementos de asociación con ciertos conflictos por defender sus propios intereses de Subpotencia de Brasil en relación a Estados Unidos, con crisis sobre las subvenciones yanquis a las naranjas, al maíz, etcétera, pero que no pasa de ahí.

Tú me preguntabas también...

Aviones brasileños bombardean guerrilleros colombianos

DE: ¿De la venta de aviones de guerra (Súper Tucán) a Colombia?

PF: Bueno ahí está, ese es el interés comercial de Brasil y es de lucro, porque la Embrear es una empresa estatal que vende aviones, es una empresa de capital estatal. Y evidentemente y está vinculada con ese recule que hizo en relación a las bases americanas en Colombia.

Hay una relación histórica entre la burguesía brasilera y la burguesía de Estados Unidos que no hay que olvidar, porque la dictadura brasilera de 1964 fue la primer dictadura en Latinoamérica, mucho anterior a las dictaduras del 1970 de Argentina Chile y demás, y una colaboración de estrecha de Estados Unidos con Brasil fue hecha al servicio de la cierta industrialización de Brasil pero esencialmente para contener el proceso de la Revolución Cubana que se estaba expandiendo en Latinoamérica. Y que entonces ahí entró Brasil perfectamente como país continente, como era el país más entro en cierto apoyo de Estados Unidos para industrializar e imponer una dictadura que fue la dictadura más larga de Latinoamérica, no nos olvidemos que duró 21 años, no me recuerdo pero fue más de 20 años, y una cosa anexa a eso es que los militares no han sido juzgados. Es decir; hay amnistía, la amnistía fue para todos pero la amnistía para todos hace que toda la cúpula militar, hubo mil desaparecidos, que hizo las matanzas de Naragua en muchos lugares, periodistas desaparecidos y un caso simbólico fue el de Gerson, un periodista que murió torturado y todos esos militares están en libertad total muy diferente de lo que pasó en Argentina y otros países y esperemos que pase en otros países, es una lucha todavía no se ha avanzado un milímetro en ese sentido.

Lula y el golpe en Honduras

DE: Digamos que el Presidente Lula ha sido un personaje como mas o menos Obama, dice que Obama tiene opiniones, posiciones pero no tiene el espacio de maniobra porque el complejo militar industrial es siempre el poder verdadero en Estados Unidos de hacer la guerra en Irak y planeando etc., pero Lula a veces con sus declaraciones son bastante positivas fuertes en relación últimamente al Golpe de Estado en Honduras...

PF: Ahí jugo un papel positivo en eso no se puede dudar, por eso mismo ese papel de asociación conflictiva de Subpotencia que a veces necesita tener independencia o sino perdería todo el espacio político que tiene que ganar el Latinoamérica y en otros lugares. Como es lo mismo en el caso de Irán, el caso de Irán el llama a que haya negociaciones en contra de las sanciones militares, perdón económicas distanciando de China en cierta medida en eso, en ese sentido porque lo puede hacer porque se apoya en país que ha surgido en este momento como la crisis económica mundial, la decadencia de Estados Unidos, la crisis que vemos en Europa como la crisis con los griegos, Europa como proyecto de reemplazo de la hegemonía de Estados Unidos no dio posibilidades, no tuvo, no existe, no tiene y la economía yanqui es la mas golpeada, la economía China es la más desarrollada la que menos. Entonces Brasil entra un poco en ese proceso y eso le permite cierto margen de independencia...

La consulta de Lula a sus “bases”

DE: ¿Un juego inteligente?

PF: Si un juego inteligente que hacía fuera puede ser así, pero hacía adentro no lo es, hacía dentro no hay concesiones ninguna, hacía dentro es el gobierno de las grandes multinacionales y de la agroindustria como lo central, una anécdota... Le preguntaron a Lula si el iba por tercera elección y había toda una presión en el partido que él fuera reelecto de nuevo como se hicieron en otros países. Y él tenía un apoyo social y de la población grande para poder hacer eso. Pero no hizo porque él respeta mucho la regla del juego de la burguesía pero la anécdota es la siguiente. Habían unos diputados que ya estaban en eso promoviendo esa reelección y entonces le pregunta un diputado a Lula ¿“Que hacemos con eso”?, y Lula le dice: “Tengo que consultar a las bases”. ¿”Y que bases”? le pregunta entonces el periodista y Lula le dice “A la avenida Paulista”. Y esa avenida es donde están todos los bancos, está la FÍES, Federación de las Industrias del Estado de São Paul.

DE: Y también cuando él hizo las declaraciones, estando allá en Cuba hace poco con Fidel, algunos periodistas brasileros le preguntaron sobre la muerte de ese personaje en huelga de hambre que prácticamente se suicidio, dijo, “Como sería que todos los delincuentes en las cárceles de Sao Pablo iba a exigir Internet, cocina, Tele de color”, etcétera.

PF: Exactamente. Ese es el doble juego que hace también para no perder esa autoridad que tiene de ser el que dirige Latino América. Y eso le sirve para negociar con Estados Unidos, no le sirve a los pueblos, le sirve a la burguesía brasilera para tener mejores relaciones y negociar en mejores condiciones con Estados Unidos para su propio interés.

Los temas centrales de la campaña electoral

DE: Quisiera rondar la entrevista ¿Cuales son los temas políticos que el partido suyo presenta ahora en la campaña electoral?

PF: En la campaña electoral hay que romper esa falsa polarización de que un lado esta la derecha y al otro lado esta Lula.

Los temas centrales de la campaña son por un lado lo que la corrupción que sigue siendo un problema terrible, intrínsico del sistema capitalista en Brasil es vergonzante como se roba, se roba y se le saca a los pobres. Ese es un tema muy importante.

El tema económico que tiene una importancia grande en el sentido de que nosotros no estamos por las migajas que da el gobierno con la bolsa familiar sino por reestablecer la economía de otra manera, aumentando los salarios a los trabajadores, aumentando el marcado interno, la reforma agraria que es otro tema que esta parado y el otro gran problema es el problema ecológico.

En Brasil se esta por hacer la tercera represa mas grande del mundo que es en Vermont que es plena Amazona y eso va a significar una inundación de miles de hectáreas y desaparición de indígenas, desaparición de especies. Es un ataque directo a la Amazonía, que va ser energía para las grandes empresas, energía privatizada, va a ser una empresa privada.

Entonces esos son algunos de los grandes temas que tenemos planteados en la campaña electoral que vamos a enfrentar ahora.

En el fondo nosotros somos un Nuevo Partido para hacer Una Nueva Política, una política que va por el lado de la política de otros gobiernos latinoamericanos y no lo que está siguiendo el gobierno de Presidente Lula.

DE: Muchísimas gracias Pedro y les deseamos toda la suerte en la campaña electoral y que sea un buen resultado para que la izquierda brasilera crezca también.

PF: Que la izquierda brasilera exista en estas elecciones y muestre que hay una alternativa de poder diferentes a estas que hay ahora país.

Ver texto completo...

Brasil, la gran burbuja

Jorge Altamira (especial para ARGENPRESS.info)

La petrolera brasileña, Petrobrás, acaba de realizar una emisión de acciones por 67 mil millones de dólares, lo cual lleva el valor de su capital a 220 mil millones, apenas por debajo de la que ocupa el primer lugar en el ranking internacional, la norteamericana Exxon. Esta suscripción de capital ha convertido a la Bolsa de Sao Paulo en la segunda más transada del mundo, detrás de la Hong Kong. Lula, que se hizo presente en la subasta de las acciones, se felicitó delante de los inversores por haberse convertido de un cuco del capitalismo en “el honrado partícipe del momento más auspicioso del capitalismo mundial” (La Nación, 25.9). Los valores morales del presidente brasileño han ido retrocediendo a medida que el valor bursátil de las empresas ha ido subiendo.

¿Significa esta operación de Petrobrás que Brasil marcha a velocidad de crucero a integrarse a las llamadas economías desarrolladas? Es lo que cree la candidata de Lula, Dilma Roussef, que acaba de decirle al Financial Times (6.9), que “el petróleo es el ‘pasaporte’ de su país para alcanzar un status mundial”. Aunque la operación refuerza, en realidad, la condición de Brasil como exportador de materias primas, el gobierno brasileño ha prometido que las inversiones físicas que deberá realizar la petrolera serán encargadas a la industria nacional, o sea que es presentada como un aspecto de la industrialización. El contraste, al menos, con lo ocurrido con la argentina YPF, que había logrado el autoabastecimiento energético cuando Petrobrás debía importar el 90% del combustible, es absolutamente abismal.

Bien mirado, sin embargo, la capitalización de Petrobrás representa, antes que nada, una renuncia de Brasil al ejercicio soberano de sus nuevos descubrimientos petroleros, más allá de una barrera de sal que se encuentra a partir de los dos mil metros de profundidad. Hace dos años, Lula había asegurado que las nuevas reservas iban a dar lugar a la creación de una empresa exclusivamente estatal, que se haría cargo de licitar los permisos de explotación a cambio de una regalía. La semana pasada, en cambio, Brasil entregó esas reservas a Petrobrás a cambio de nuevas acciones en la compañía. El resultado es que el estado brasileño aumentó su participación en Petrobrás al 48% - el 52% restante en manos privadas, fundamentalmente fondos de inversión de los Estados Unidos. El estado ha cedido la certificación de las reservas a un grupo con mayoría privada, y el cobro de regalías es suplantado por los dividendos que decida Petrobrás sobre las ganancias declaradas. Petrobrás queda a cargo de la operación de los yacimientos descubiertos, aunque con una participación exterior de capital que puede llegar al 70%. Petrobrás no solamente deberá compartir las ganancias con sus socios sino que estos harán valer esta condición para asegurarse la provisión de los servicios tecnológicos – que son los más rentables del negocio petrolero. Hay que hacer la salvedad, sin embargo, que los servicios tecnológicos de Petrobrás se encuentran entre los más reputados del mundo. Conclusión: el estado ha cedido soberanía a los pulpos privados internacionales y se ha convertido en un cobrador de los dividendos que se dispongan.

Como las reservas petroleras cedidas por Brasil fueron valuadas en 42 mil millones de dólares, una valuación incierta, realizada por auditores de Petrobrás, que está basada en cálculos de extracción similares a los que provocaron el catastrófico derrame del Golfo de México; la ampliación de capital en dinero quedó reducida así a 25 mil millones de dólares. Muchos inversores con acciones de Petrobrás han suscripto la ampliación para evitar que se desvaloricen sus tenencias. El plan de inversión requerido para la extracción submarina, en cinco años, es de 224.000 millones de dólares. Esta exigencia de endeudamiento explica la baja cotización de la acción, que “ha caído un cuarto este año, la peor actuación de una petrolera integrada de petroleo y gas globalmente. Se vende a descuento respecto a sus pares”. Petrobrás está pagando a sus accionistas mayoritarios un precio alto por un acceso a los yacimientos de aguas profundos técnicamente muy difícil (Financial Times, 24.9). El “socio mayoritario” es el Estado, que ha recibido por las reservas un precio que, se juzga, es un 25% mayor al que corresponde.

El atractivo principal de la operación reposa en las ultra bajas tasas de interés que deben pagar los inversores para suscribir esta ampliación de capital, debido a la emisión de moneda de los bancos centrales para rescatar a bancos y empresas. En el caso de los capitales locales, fueron generosamente subsidiados por el Banco de Desarrollo de Brasil; o sea que no hay capital nuevo, estrictamente, sino un desvío de los capitales públicos o financieros internacionales. Los inversores apuestan a una suba de la cotización de las acciones y, por sobre todo, a la certeza de que el Banco de Desarrollo tiene el dinero suficiente para salir a comprarlas en caso de una caída. Se trata de una inversión subsidiada y con seguro contra default. Es un capital volátil. Se trata de una apuesta especulativa a la suba del precio del petróleo, con mayores garantías que las que ofrece un contrato de compra futura del combustible.

El costo de extracción de los nuevos pozos se ha estimado en unos 35 dólares el barril, siete veces por encima de un pozo saudita La rentabilidad de la explotación dependerá de un precio estable del barril por encima de los 100 dólares. La inversión financiera en Petrobrás es, sin embargo, muy lucrativa, porque la ampliación de capital reduce el peso de sus deudas con relación al patrimonio, y porque da margen para contraer deudas en forma masiva, lo cual eleva el rendimiento de la acción (que es el capital). Es atractiva también porque supone una tendencia firme a la devaluación del dólar y al consiguiente aumento de los precios de las materias primas, Sin embargo, una suba de tasas de interés (provocada por la devaluación del dólar), o una caída del precio del petróleo (que sería consecuencia de una mayor recesión industrial) pondría a todo este negocio en una situación de bancarrota. La Bolsa de Sao Paulo ha pasado a ser una super timba. Una fuga de capitales de aquí arrastraría a la economía brasileña al abismo.

La consecuencia inmediata de la entrada de dinero extranjero para participar de la ampliación del capital de Petrobrás, ha sido una mayor valorización de la moneda brasileña, el real. El perjuicio que esto ocasiona al comercio exterior de Brasil es manifiesto, en especial el relacionado con la industria. La valorización del real produce asimismo una valorización de los valores bancarios e inmobiliarios y una acentuación, por lo tanto, de la especulación en estos rubros. El afán de privilegiar a Petrobrás frente a sus competidoras extranjeras, ha provocado una acentuación del endeudamiento extranjero de Brasil y de la especulación financiera. Es así que el ministro de Economía de Brasil salió a denunciar “una guerra monetaria” contra el país, que su propio gobierno ha promovido con esta operación adornada como industrial, pero esencialmente financiera. Sin la devaluación del dólar no habría “guerra monetaria”, pero en tal caso tampoco hubieran reunido el dinero para financiar la ampliación de la petrolera.

Lula les ha dejado a los brasileños una bomba de tiempo. No es casual que su pollita electoral haya comenzado a hablar de ‘austeridad’ en plena campaña.´

Foto: Brasil, Política - El presidente Luiz Lula da Silva junto a Dilma Rousseff, candidata a la presidencia por el Partido de los Trabajadores (PT). / Autor: ABR

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Asignacion Universal por Hijo. Deterioro del Poder Adquisitivo y Falta de Universalidad. Límites en el combate a la pobreza

Claudio Lozano

Recientemente el INDEC publicó la última información sobre la situación de pobreza e indigencia, al primer semestre del presente año, que reviste especial importancia al tratarse de la primera medición oficial luego de los primeros meses de implementación de la Asignación Universal por Hijo para la Protección Social (AUH).

Según el organismo, el 12% de la población no consigue cubrir la Canasta Básica Total (CBT) siendo que aquellos que no logran superar la Canasta Básica Alimentaria (CBA) representan el 3,1% de la población. Estos números implican suponer que en lo que va del año la pobreza descendió un 9% permitiendo que 458.542 dejen de ser pobres. Para el caso de la indigencia, la tasa desciende en un 12% superando la situación de hambre 154.578 personas.

Sin embargo, la manipulación de las estadísticas públicas desde el año 2007 nos obliga a revisar estas cifras sobre todo en el marco del actual proceso inflacionario que hace morigerar el potencial efecto que supone la AUH. Así, en base a una estimación alternativa que incorpora una pauta de inflación más real para el período 2007-2010 e incorporando actualizaciones en la metodología de medición –actualizar las canastas en base al consumo promedio que surge de la ENGHE 96-97- indica que previo a la puesta en marcha de la AUH el cuadro de pobreza resultaba más preocupante que la versión oficial.

Al año 2008 la tasa de pobreza era del 33,8%, lo cual equivalía a que 13.414.179 personas no alcanzaban a cubrir la CBT, mientras que la indigencia era del 14,9% involucrando a 5.918.738 personas. Si bien la AUH tiene como objeto extender el pago de las asignaciones familiares por hijo a los menores de 18 años excluidos del sistema formal, la medida en cuestión ha quedado a mitad de camino ya que tanto su diseño como su implementación continúa dejando fuera del derecho a un ingreso a la niñez a millones de chicos, a la vez que se efectúa un importante recorte de los planes sociales generando que el efecto neto de la inversión social del Estado sea aún menor . Por lo tanto, el impacto en el flagelo social que implica la pobreza se ve limitado con respecto al efecto de una verdadera universalización de las asignaciones por hijo. De este modo, la reducción en la tasa de pobreza fue del 5,2%, pasando del 33,8% al 32%, en lugar de pasar al 29,2% producto de una caída del 13,6% que hubiera implicado la efectiva universalización. En otras palabras, casi 700.000 personas dejaron de ser pobres en vez de los 1,8 millones que podrían haberlo hecho.

Para el caso de la indigencia, lejos de un 51% de reducción de la tasa que se estima hubiera provocado la universalización, la misma cayó en un 19,3%. En términos poblacionales, esta caída implica que 1,1 millones de personas salieron de una situación de hambre, a diferencia de los 3 millones que hubieran podido salir de la misma (ver Cuadro Nº 1).


Por otra parte, el impacto en el cuadro social no sólo se ve diluido por las limitaciones propias del diseño de la medida, sino que se agrava en el actual contexto inflacionario que ha tenido una especial aceleración en el rubro más sensible para el sector de bajos ingresos, Alimentos y Bebidas. Ante la imposibilidad de recurrir a las estadísticas oficiales, damos cuenta de ello a través de una medición alternativa realizada por la consultora Buenos Aires City, a cargo de Graciela Bevacqua, quien estuviera a cargo del IPC en el INDEC anterior a la intervención. De esta manera, en el período comprendido entre el primer mes de implementación de la medida (Noviembre de 2009) y Septiembre de 2010, los precios de los alimentos aumentaron en un 35,2%, mientras que el monto de la AUH se mantuvo constante (en $180) hasta Agosto de 2010, aplicándose un aumento de sólo el 22,2% (llevando el monto de la asignación a $220) a regir recién a partir de Septiembre. Como consecuencia, a pesar del aumento mencionado, la asignación ha sufrido una pérdida del poder de compra del orden del 9,6%.

En este marco, la ausencia de un coeficiente de actualización en la reglamentación de la medida, lleva a que se implementen este tipo de aumentos caracterizados por su arbitrariedad e insuficiencia. Por esta razón es que en lugar de que el monto de la asignación familiar alcance un valor de $243,3 acorde con el crecimiento de precios del rubro con mayor incidencia para la población objetivo de programa, el mismo continúe por debajo del poder de compra inicial (ver Cuadro Nº 2).


La pérdida del poder adquisitivo que predominó durante todo el período desde que se puso en marcha la medida, impactó de lleno en el deterioro de la calidad de vida de los receptores de la asignación. Sólo en el mes de Septiembre con el incremento del 22,2% sobre el monto de la AUH, es cuando logra amortiguarse el aumento de los precios, pero en los diez meses anteriores el monto de la AUH se mantuvo constante. Por lo tanto, ante la ausencia de un índice de actualización el comportamiento reinante es su contracara, la desactualización automática. De este modo, los meses posteriores al mes en que se elevó el monto se vislumbran como un nuevo retroceso del piso de ingresos alcanzado. Es decir que hay que tener en cuenta que la última información disponible que permite evaluar el impacto en pobreza (Septiembre 2010) y que mostraremos en el cuadro que sigue, coincide con el mejor escenario observado desde que se implementó la medida, ya que incorpora los efectos del único incremento otorgado hasta el momento.

De este modo, a Septiembre de 2010 la tasa de pobreza es del 32,1%, producto de una caída en la tasa del 5,1% con respecto al momento anterior a la implementación de la AUH, que implicó que 679 mil personas superen la situación de pobreza, mientras que la tasa de indigencia cayó un 17,5%, pasando del 14,9% al 12,3% generando que un millón de personas salieran de la indigencia como consecuencia de la medida.

Si comparamos con el impacto inicial de la medida, vemos que a pesar del aumento en el valor nominal de la asignación, la insuficiencia del mismo en relación con el deterioro que implicó la evolución de los precios hace que 14 mil personas que habían salido de la pobreza vuelvan a estar en esta situación, mientras que para el caso de los indigentes, esta cifra asciende a 110 mil (ver Cuadro Nº 3).


En consecuencia, la particular lectura del oficialismo sobre la situación social vigente trae consecuencias no deseadas para los diagnósticos que deben realizarse sobre la política pública desarrollada. En este caso puntual, el programa AUH, si bien supone un impacto favorable en las condiciones de vida del estrato más empobrecido de la población, de ninguna manera logra revertir el cuadro de empobrecimiento general: la pobreza por ingresos continúa afectando a más del 30% de la población mientras que la expresión más cruel de la misma, el hambre, continúa padeciéndola más del 12%. Muy lejos, por lo tanto, del escenario ficticio que plantea el INDEC en sus cifras, el pronóstico de una medida que se proclama como universal va retrocediendo en su función social debido a la peligrosa combinación de estar inmersa en un contexto inflacionario y de no garantizar una verdadera universalización.

Equipo de trabajo: Tomás Raffo, Ana Rameri, Mora Straschnoy, Agustina Haimovich

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El coro de los números anoréxicos

Carlos del Frade (APE)

Nunca ganaron tanta plata como ahora -dijo la presidenta Cristina Fernández en un encuentro con jóvenes militantes del kirchnerismo en la última semana del invierno de 2010-.

Apuntaba a los sectores más acomodados de la sociedad argentina.

No hay que negarle sinceridad a la presidenta: bajo su administración ganan más lo que más tienen. A confesión de partes relevo de pruebas sería la frase que cae justa para la situación.

El kircherismo se ha plantado ante la sociedad argentina como si fuera un gobierno nacional, popular y progresista y suele correr a sus opositores por izquierda.

Es más, cuando el visitante ingresa en la Casa Rosada podrá encontrarse con el retrato del Che Guevara y otros líderes populares de América del Sur como si sus presencias estuvieran indicando que los ocupantes actuales de la sede de la presidencia argentina son sus continuadores.

Pero la presidenta es honesta a la hora de pensar en las consecuencias de su política económica: ganan más lo que más tienen.

El kirchnerismo avanza echando mano a viejas reivindicaciones sociales que generan cambios en la superficie de la realidad pero ninguno en la estructura que ata al país al deseo de las multinacionales.

Para llevar adelante esta política le resultó fundamental domesticar las cifras que marcan la pobreza, la indigencia, la inflación y los ingresos de las mayorías nacionales. Por eso vino la intervención del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo hace ya muchos años.

Narcotizar las cifras oficiales tiene un efecto contundente: nadie sabe cuál es el exacto tamaño del dolor social.

Cuando los números son divorciados de la experiencia vital no es sencillo proponer políticas que, al revés de lo que dice y hace la presidenta, le resuelvan los problemas a los que menos tienen.

Dentro de semejante estrategia de impostar logros y medidas progresistas resulta fundamental anunciar la derrota de la pobreza extrema.

Para el ocupado INDEC ha solamente quinientos mil indigentes en la Argentina del bicentenario y que la pobreza afecta a menos del diez por ciento de la población, alrededor de cuatro millones de seres humanos.

Los números, entonces, preparan la fiesta kirchnerista.

Y para que no quedan dudas del ánimo celebratorio que existe en la sociedad, también el gobierno acaba de recuperar los feriados del carnaval que habían sido eliminados por la dictadura militar.

Ganan más los que más ganan, ya no hay indigentes y vuelven las fiestas del dios Momo: el país de los Kirchner es una fiesta.

Sin embargo, en las calles de las principales ciudades del país, Buenos Aires, Rosario y Córdoba, crece el número de familias que viven entre cartones, cobijas descoloridas y montoncitos de cosas indefinidas.

El realismo mágico del INDEC ocupado e intervenido acompaña con su coro de números anoréxicos.

Sin embargo, en las calles, allí donde la historia adquiere su exacta dimensión, miles y miles de familias no tienen para comer todos los días.

La exacta consecuencia de un modelo donde ganan más los que más tienen.

Fuente foto: APE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...