martes, 12 de octubre de 2010

Ecuador: “¡A la calle, todo el mundo a la calle, a salvar al Presidente!”

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

“Lo reivindicativo” fue solo el pretexto en el plan del golpe de Estado, pero siete fallas impidieron que culmine con el éxito que esperaban los golpistas sostiene ALEXIS PONCE en la siguiente entrevista en audio que originalmente fue hecha el 2 de octubre pero por los acontecimientos ha sido complementada.

http://www.box.net/shared/t2m49chjk9

Como dice Ponce, un difuso y multiforme bloque golpista, integrado por policías utilizados por el coronel (r) Lucio Gutiérrez y su lumpen-fascista “Sociedad Patriótica”, fuerzas de extrema derecha, partidos de la izquierda cuestionada y organizaciones del indigenismo “talibán”, gremios del sector público, e izquierdas ambivalentes o en concordancia con el derrocamiento de Rafael Correa, fueron algunos de los protagonistas en la asonada golpista contra el presidente constitucional y el gobierno legítimamente constituido, dice el veterano analista de la izquierda ecuatoriana, Alexis Ponce, en la siguiente entrevista.


Foto: Alexis Ponce. / Autor: Dick Emanuelsson

El analista recuerda que todas las conspiraciones, desde 2000 a 20004, en que participaban muchos de los ahora aludidos, consideraban siempre la buena marcha de una asonada o de un golpe de estado con el bloqueo y ocupación del aeropuerto internacional de la capital o una ciudad importante, y que fue uno de los elementos que se manifestaron el 30 de septiembre. También dice que es triste el regreso del MPD a sus raíces de la década del 60 y considera que cierta dirigencia de Pachakutik debe aclararlos financiamientos que han recibido de los diferentes rostros civiles del imperio.

Una no santa ni pública alianza bajo la batuta del partido del coronel Lucio Gutiérrez, entre policías fascistas, fuerzas de extrema derecha como el PSC y “Madera de Guerrero”, las cúpulas del partido indígena Pachakutik y de su movimiento social Conaie, atrasados gremios corporativizados del sector público con respaldo de grupos de agitación y choque del MPD, Movimiento Popular Democrático (frente electoral del PCMLE), poco a poco tomó cuerpo el día 30 de septiembre. Ponce sospecha que la alianza para organizar los planes conspirativos del golpe, comenzaron mucho antes.

¿Qué tenían en común? Ponce cita que todos esos actores coludidos en el intento de golpe de estado mantienen, sin matiz alguno, un odio visceral y fascistoide contra el Presidente Rafael Correa y la Revolución Ciudadana, pero también los juntan poderosos intereses de las elites y los gremios, en riesgo debido a las transformaciones políticas, sociales y económicas impulsadas por el Gobierno, intuyendo Ponce que otro factor en común, este transnacional, son los apoyos a través de organismos no gubernamentales y fundaciones, que sirven de enlace con los diferentes rostros civiles del imperio, como la NED (National Endowment for Democracy), la USAID, y el Instituto Republicano Internacional, y a continuación la comunidad de inteligencia y el Comando Sur de los EE.UU..

Aprecie el lector la siguiente entrevista con ALEXIS PONCE, curtido militante e intelectual de la izquierda ecuatoriana, que durante 20 años estuvo como líder de la APDH, la Asamblea Permanente de Derechos Humanos en el Ecuador. También tomó parte, como asesor, en la elaboración de la nueva Carta Magna en el 2007, y hoy presta sus servicios como experimentado asesor social, en uno de los estamentos estratégicos del Estado ecuatoriano.

A raíz de su incansable trabajo por los derechos humanos y las causas sociales y populares en este hermoso país andino, fue amenazado de muerte entre julio de 2000 a noviembre de 2005 más de una docena de veces por el grupo paramilitar “La Legión Blanca”, aparato creado por la comunidad de inteligencia local.

Curiosamente en ese año, “el jefe de comunicaciones de la División Estratégica de Desarrollo de la USAID en Ecuador, envió un correo electrónico a otros representantes de la USAID en Quito, expresando su preocupación por la ´influencia comunista en el gobierno´,” como lo denunció la conocida abogada estadounidense-venezolana Eva Golinger.

Eso ocurrió el 12 de julio de 2005. Cuatro meses después, en el mes de noviembre, fueron amenazados de muerte Alexis Ponce, el ex jefe del Ejército René Vargas Pazzos y otras numerosas personas destacadas en el escenario público ecuatoriano.

El escenario “del mejor amigo de EE.UU.”

Foto: Asesores militares estadounidenses en la selva ecuatoriana antes que fueran expulsados por Rafael Correa.

“El ex Jefe del Comando Sur de Estados Unidos, Charles Wilhelm, aseguró en 2000 que tras el convenio que cedió la base militar y el puerto de Manta a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, uno de los objetivos de los militares en Washington era “reorientar” las fuerzas armadas ecuatorianas”, escribía el periodista de IPS en Ecuador, hoy vicecanciller del gobierno de Rafael Correa, el uruguayo Kintto Lucas, en una crónica del 11 de abril de 2008 publicada en Rebelión bajo el título: “El brazo de la CIA en Ecuador”. Lucas citando al ex Jefe del Comando Sur de Estados Unidos, Charles Wilhelm, que la intención de esa reorientación (de las FF.AA ecuatorianas) era modificar la formación de los militares ecuatorianos por una como la de los ejércitos del Cono Sur o del colombiano, dentro de una doctrina represiva.

Los autores de la amenaza a Ponce, Vargas y otros, se escondieron tras el nombre de “Legión Blanca”, un escuadrón de la muerte que dio luz en 2000-2001, años muy turbulentos y agitados por las repetidas tumbas de “gobiernos ladrones y corruptos”.

El 21 de enero de 2000 apareció el coronel Lucio Gutiérrez, tomando parte de la sublevación indígena-militar, y fue apresado un día después. El 15 de enero de 2003 fue llevado a la presidencia por el auge popular y la continuidad de aquella alianza del 2000 con la Conaie y Pachakutik, prometiendo un Nuevo Ecuador pero lo primero que hizo fue viajar a EE.UU. y prometerle lealtad a George Bush: “Quiero ser el mejor aliado de los EE.UU.” dijo en la Sala Oval de la Casa Blanca. La mayoría del pueblo ecuatoriano quedó perpleja y se dio cuenta que había sido completamente manipulada y engañada por ese coronel que, de todas maneras, no duró tanto tiempo porque fue derribado por una insurrección popular masiva conocida como “la rebelión forajida” el 20 de abril 2005.

El caso del director de la inteligencia

Foto: Lucio Gutiérrez dio la espalda a su pueblo y estrechó la mano a Bush, su “mejor amigo”.

“El Coronel retirado Jorge Brito, comandante militar en la guerra de 1995 con Perú y uno de los oficiales del ejército que participó en la rebelión indígena-militar de enero de 2000, enjuició a Pazmiño en el año 2001, acusándolo de ser autor de la Legión Blanca”, sigue Lucas.

Mario Pazmiño era el director de Inteligencia del Ejército y después de 10 años de conducir en total autonomía la comunidad de inteligencia ecuatoriana, solo pudo ser destituido por el presidente Rafael Correa. Siempre fue un murmullo en los círculos militares y políticos que Pazmiño era el operador clave de los organismos de inteligencia extranjeros en el país andino pues entregaba los informes de la inteligencia primero a otras inteligencias extranjeras en vez de reportar sobre asuntos delicados del Estado a su presidente.

“La hoja de vida del coronel Mario Pazmiño Silva denota una formación muy efectiva por los organismos de seguridad de los Estados Unidos y de Israel”, aseguró (el portal) Ecuadorinmediato.com y agregó que el coronel “manejó de forma casi autónoma las operaciones de inteligencia militar sin los debidos reportes a sus superiores, muchos de los cuales desconocían tales acciones”.

Embajada y legión blanca

Y en ese contexto vemos el correo electrónico del 12 de julio de 2005 del jefe de comunicaciones de la División Estratégica de Desarrollo de la USAID en Ecuador, enviado a otros representantes de la USAID en Quito, expresando su preocupación por la ´influencia comunista´ en el que Rafael Correa fue ministro de economía bajo la presidencia transitoria de Alfredo Palacio, un destacado médico y demócrata.

No es un secreto hermético que “La Legión Blanca” fue un producto creado por la Comunidad de Inteligencia ecuatoriana, algunos de cuyos integrantes locales, eran en ese entonces Mario Pazmiño en las FFAA y el General Edgar Vaca en la Policía Nacional, en estrecha colaboración con los organismos secretos de espionaje extranjeros.

El rompecabezas del golpe de estado

Sobre la intentona golpista y los antecedentes que llevaron a ese hecho dramático el 30 de septiembre pasado, hablamos con Alexis Ponce quien fue uno de los miles de ecuatorianos que lucharon aquel día por la vida de su Presidente, rodeando el hospital de la policía donde lo tenían secuestrado al jefe de Estado Rafael Correa.

– Miles de ecuatorianos, en conjunto, estamos empezando a armar, recabando cada día nuevas sorpresas, el rompecabezas del golpe de estado. Porque la conspiración fue, de lo que se aprecia, una operación multifocal planificada tiempo atrás, y de precisión quirúrgica más o menos bien elaborada en lo logístico, cuanto no en sus resultados. Varios indicios, ahora evidentes, muestran que el plan golpista fue planificado mucho antes, y en los días previos hubo una serie de ‘mensajes’ extraños, que se veían en el ambiente, pero que nos agarró a todos por sorpresa, dice y continua:

– Una conjetura que la compartimos varios analistas, por los datos que van apareciendo, es que hay la posibilidad de que el golpe estaba previsto un mes antes, en otros lugares del país y, finalmente, para la semana previa al 30. Pero se jugaron dos circunstancias por las cuales los conspiradores golpistas decidieron aplazarla: La primera es que debían tener un justificativo “potable” que, de alguna manera, ‘legitimara’ el objetivo escondido detrás de la supuesta protesta reivindicativa (compáralo a los ruidosos reclamos del “sindicalista” Carlos Ortega de la CTV-golpista en Venezuela en abril de 2002) y ese hecho resultó la Ley de Empresas y Servicios Públicos, y el veto la noche previa del 29 de septiembre. Pero eso no fue nada más que la justificación mediática y política para encender un dispositivo ya listo y ejecutar el plan operativo que debió estar organizado meses antes, para descargar una operación de envergadura de carácter golpista a nivel nacional, pues en varios puntos del país se dieron saqueos, persecuciones, tomas de puntos neurálgicos y asaltos a bancos, de manera sincronizada.

¿Quién invitó a Lucio Gutiérrez a Brasil?

El segundo elemento que menciona Alexis Ponce es que uno de los principales operadores, Lucio Gutiérrez, no podía estar en el país mientras se ejecutaba el golpe de estado, si acaso fracasaba y se devolvía el golpe con medidas inmediatas de detención a los golpistas. Así que llegó como “anillo al dedo”, una coartada: partió como “observador internacional” a las elecciones brasileñas. Llegó, por coincidencia un día antes de la intentona golpista, al Brasil y si fracasaba el golpe, se convertiría en “víctima de la revancha de Correa”. De hecho, en el difuso y multifocal abanico golpista, él y su partido intentan posicionarse como “los que no hablan, sino actúan”, para lograr el liderazgo total de una oposición desestabilizadora que no tiene líderes ni nortes precisos post-golpe.

– Considero que hay que detener de inmediato a los cabecillas policiales, dirigentes gutierristas y otros civiles involucrados en el golpe. No se puede esperar a que retomen fuerza conspirativa. Los conozco hace una década y todos sabemos que Gutiérrez actuó en el golpe indígena-militar del 21 de enero del 2000 mostrándose como progresista, pero era nada más que una careta para ocultar su verdadero rol: el de destructor del movimiento indígena ecuatoriano, que lo logró, del movimiento sindical petrolero ecuatoriano, que también lo logró, y que hoy, curiosamente, sus rescoldos aparecieron ahora de aliados táctico-estratégicos de este atentado a la democracia y a la vida de nuestro Presidente. No juegan en un solo campo, sino en varias canchas, y una de ellas, es la erosión del proyecto a través de estas operaciones como la del 30, vallas mediáticas desestabilizadoras que se usaron en Ecuador ese día hasta hoy, como en Honduras, para echarle la culpa del conato de golpe y de magnicidio a la propia víctima, es decir a Rafael. ¿Acaso no le echaron la culpa a Mel Zelaya del golpe ejecutado por los militares hondureños?

¿Qué hacia el segundo de Lucio en el regimiento?

Foto: Fidel Araujo, del partido Sociedad Patriótica.

Se organizaron, de lo que se ve, en responsabilidades compartimentadas pero a la vez coordinadas, donde cada actor del multifocal escenario golpista, policías, gutierristas, cúpulas del sindicalismo anacrónico y de los indígenas, así como los partidos de extrema derecha, debían asumir una tarea específica. Pero el golpe fracasó al cometerse seis o siete errores que estoy analizando desde el jueves 30 hacia acá.

• El coronel y jefe de las fuerzas policiales que renunció decía que había un extraño grupo adentro de la policía. ¿Sería el grupo de Lucio Gutiérrez?

– Fidel Araujo, mando operativo de Sociedad Patriótica (grupo político de Lucio Gutiérrez que obtuvo el 28,24 % en las últimas elecciones presidenciales el 26 de abril de 2009) apareció en el Regimiento Quito No 1, principal y visible, pero no el único, de ejecución de la coartada, del golpe de estado, de la brutal represión a la ciudadanía, y finalmente del intento de magnicidio. Así lo demuestra un video casero entregado horas después del conato. En el lugar se hacen presentes además conocidos pesquisas (de civil) de la policía tanto en servicio activo como pasivo. Por ahí andaban con gafas, radio-receptores y celulares justo minutos antes que llegara al sitio de la emboscada nuestro presidente.

La toma del aeropuerto internacional

– Tú recordarás el levantamiento indígena el 21 de enero de 2000 que tumbó a Mahuad; a partir de la prisión de los coroneles, en mi condición de defensor de derechos humanos los visitaba para la amnistía, lograda meses después. Recuerdo que en las conversaciones con varios coroneles y dirigentes indígenas y civiles que los visitaban para encaramarlo como candidato presidencial, se recordaban los “aspectos técnicos” de una asonada exitosa, como por ejemplo que los ejes fundamentales de éstas son las acciones sincronizadas, los llamamientos discretos en cuarteles con meses de antelación, la creación de piquetes en sitios neurálgicos y, obviamente, la ocupación del aeropuerto internacional. Y esos esquemas no se usan, de ninguna manera, para un movimiento de carácter reivindicativo. Eso es para una asonada golpista. ¿Por qué? Porque me explicaban que cuando tú ocupas un aeropuerto internacional de la capital o de otra ciudad importante, has ganado prácticamente el 50% de lo que buscas: da el imagen al mundo de que no hay autoridad ni gobierno, y que no puede entrar ningún avión de vuelo internacional. Con el aeropuerto tomado, lo sabe todo conspirador que se precie de tal, has logrado un tramo fundamental en un golpe de estado. Y en el caso del 30, el servicio policial de migración en el aeropuerto dejó de atender a las 5 de la madrugada, como hoy se conoce gracias a varios analistas, y el aeropuerto fue copado desde tempranas horas por un grupo de la FAE.

– Desde el punto de vista de la inteligencia desestabilizadora, no hay que olvidar que Lucio Gutiérrez y su Sociedad Patriótica, desde antes del 21 de enero de 2000 no estaba integrado solo por militares, sino también por policías. Esa asonada estuvo constituida por policías y militares por igual, todos gutierristas. Los oficiales dignos entendieron un poco tarde lo que realmente perseguía Gutiérrez, y decidieron separarse de Gutiérrez y apoyar el proceso actual de la Revolución Ciudadana o simplemente dedicarse a labores académicas, al ser excelentes analistas de escenarios en su mayoría. Los policías que se quedan con Gutiérrez en ese primer círculo fundacional, son fascistoides, tropicalmente fascistas para decirlo en otro lenguaje; pues esa es una de sus peligrosas características. Y la otra es que los adversarios del cambio, optaron, hace mucho rato, por el magnicidio en el caso de Evo, Chávez y Rafael. Los planes desbaratados en los casos de los dos primeros presidentes, y lo ocurrido el 30 en Quito, ponen en el tapete este mecanismo cínico y brutal por el que han apostado las elites y sus aliados.

La seguridad nacional, el “enemigo interno”


– En mi tesis “Amenazas a los proceso de cambio en América Latina”, publicada el 28 de febrero de 2009, señalé desde Barquisimeto que el tema militar y de seguridad muestran un déficit estratégico en casi todos los procesos de cambio en la región. Aunque hay avances como el Consejo Sudamericano de Defensa, sigue haciendo falta superar las doctrinas hemisféricas aprendidas en la Escuela de las Américas, sobre la vieja tesis de la Seguridad Nacional, el “enemigo interno” y las “amenazas asimétricas”, como nos denominan a los pueblos y sujetos políticos del cambio regional. Por eso, en aquella fecha señalé que todos debemos apoyar la valiente resolución de nuestro gobierno de expulsar del Ecuador a dos operadores de la CIA, ”pero exigir también que se limpie toda la Comunidad de Inteligencia transnacionalizada, la que se ha convertido en amenaza al propio proceso de cambio”.

– A propósito de los comunicados de ”Legión Blanca” que tú has citado, Dick, quiero recordar que el 21 de Junio de 2009 denuncié públicamente que la autodenominada Legión Blanca, enmudecida desde el 2007, lanzó su último comunicado y volvió a reaparecer, curiosamente, en junio del 2009 cuando la coyuntura estuvo marcada por dos sucesos: la anunciada recomposición de los aparatos de Inteligencia militar y policial en Ecuador, vía Ley y Decreto presidencial; cuanto el informe de la Comisión de la Verdad, formada en 2007 para investigar crímenes de lesa humanidad en democracia y visibilizar a los responsables de violaciones a los DDHH, informe que podía contener, como en efecto sucedió en el 2010, referencias a varios oficiales en servicio pasivo y activo de las Inteligencias de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas.

– A la Legión Blanca, que ya no contaba con el peso suficiente para meter miedo a nadie y para operar la guerra de propaganda negra y gris, le sobrepasó el hoy conocido ”GAP” (Grupo de Acción Policial), denunciado como grupo parapolicial por nuestro presidente.


– La Legión Blanca en el 2001 al 2009, y el GAP actual y el intento de golpe y magnicidio del 30, ocurren en gran medida por no haberse depurado a fondo la comunidad de inteligencia transnacionalizada que padecemos, pues, como lo denuncié en aquel junio de 2009, la inteligencia mantiene sus enlaces autónomos con los aparatos de inteligencia de EE.UU., Israel y Colombia, a pesar de las positivas pero insuficientes medidas tomadas por el gobierno en esos meses, que fueron sobre todo de carácter académico, diseñando “otra arquitectura de Seguridad”, pero dejando de lado medidas orgánicas de impunidad y de desarticulación de los aparatos “legionarios” internos; lo cual, como se vio el 30, resultó peligroso e imperdonable: los encargados del tema, debían ir hasta el fondo en su momento, pero aún hay tiempo todavía para concretar esta aspiración por la cual hemos luchado tantos años los defensores de la vida.


No sólo cambiar el aparato también sus operadores

– “Los chicos de Mario Pazmiño y los boys de Edgar Vaca”, señalé en aquella oportunidad, “se sienten impunes para amenazar de muerte por el internet y desde teléfonos duados, y para repetir la matriz que la UIT (Unidad de Inteligencia Técnica Anti-Terrorista), la CCQ (Compañía de Contra-inteligencia Quito) y el UIES-SIC-10, hicieran entre los años 2000 a 2005. Y reaparece esta “Legión Blanca” amenazando al gobierno y los militantes, gracias a la impunidad de los aparatos de la comunidad de Inteligencia, que siguen haciendo de las suyas hasta que sus alfiles sean procesados, juzgados y condenados. No se puede cambiar sólo la denominación de un aparato sin cambiar sus operadores. Ese es el meollo del asunto”.

– Ya el 8 de abril del 2008, cuando se mandó a su casa a Pazmiño, señalé abiertamente en los medios que me entrevistaron, que ”era la primera vez que un Jefe de Estado tomaba el toro por las astas. Ningún Jefe de Estado había hecho lo que debía hacer y por eso hay que apoyar y respaldar el saneamiento iniciado por el presidente Correa. Sí procede una reestructuración en los organismos de inteligencia nacional, pero se debe depurar también a la Policía Nacional, para frenar intervenciones foráneas. Cuando hablamos de inteligencia nos referimos a todo el aparato que va más allá de las tres ramas de las Fuerzas Armadas. La inteligencia integra a todas las ramas de inteligencia y de seguridad que incluyen a Policía, Fuerzas Armadas y Servicio Secreto”.

La fractura histórica policial-militar

– La Policía Nacional está conformada históricamente de una manera distinta a nuestros militares. La derechización fascistizada avanzó en la Policía durante los ochentas; hasta entonces teníamos una policía parroquiana. Tras la asonada golpista de Gutiérrez en el 2000, la Policía tuvo otra mutación, que la caractericé en un análisis expuesto en la Flacso, como “la lumpenización” de ciertas estructuras policiales. Lucio Gutiérrez creó aparatos propios de inteligencia a la sombra, y lo increíble es que no han podido ser disueltos, como la DNI.

– Además, otro factor clave es que el policía retirado de medio rango mantiene influencia en la propia policía. Hay que tener en cuenta esos elementos para ir articulando los ejes del rompecabezas del golpe de estado gradual que vivimos el 30, en donde los policías jugaron un papel crucial. Porque la policía, a excepción de la etapa actual cuando se empezó a desarticular la UIES, se ha mantenido mucho más fuerte, que los militares, que han sufrido mutaciones y crisis sucedáneas con cada crisis institucional: 2000, 2001, 2005, etc. Como reconocen otros analistas, la policía siempre estuvo más relacionada con las inteligencias de EE.UU. y Colombia. Finalmente, en Ecuador tenemos una brecha histórica, aún no resuelta, entre Policía y FFAA. Y eso pesa como elemento a tomar en cuenta: a los golpistas les falla precisamente el factor militar; no logran romper la cadena de mando y provocar el alzamiento de algún cuartel militar, como los golpistas esperaban. Con el pasar de las horas, se dan cuenta que no habrá alzamiento de ningún cuartel militar, con lo cual el escenario sería más complejo aún, pero eso no ocurre.

Y entonces es que entra en escena el plan B, sigue Alexis Ponce. “El plan A fue el golpe de estado encubierto. Pero al fallar, optan por el magnicidio”.

“¡Maten a Correa!”


– El plan B consistió, como nuestro valiente presidente lo dijo esa noche ya liberado, en el magnicidio pero también falló aunque varias balas perforaron el auto que rescató al presidente Correa del Hospital de la Policia Nacional. Murió uno de los oficiales de protección en el rescate, asesinado por las balas de los francotiradores que impactaron sobre los otros vehículos también, y que usaron como les constó a muchos compañeros, mirillas telescópicas y rayos infrarrojos: quién no recuerda, de los compañeros que les tocó pasar junto al Presidente esa noche terrible, cómo las luces infrarrojas dibujaban haces en la oscuridad y sobre sus pechos.

– Un periodista de Ecuador inmediato, desde adentro del hospital, dio su testimonio del intento de magnicidio al presidente. Contó que 15 policías que ingresaron para matar al presidente lo buscaron en las habitaciones, pero se equivocaron de piso y cayeron de bruces ante el grupo militar élite que logró rendirlos dentro del hospital. Días más tarde, se publicaron las grabaciones con las “conversaciones” de los golpistas, que señalaban la necesidad enfermiza de matar a nuestro presidente. La derecha y los medios, han intentado aligerar el peso de ese testimonio terrible, preguntando ¿quién le dio a la agencia informativa ANDES esas grabaciones?, como si el tema fuera el dedo que apunta a la luna, y no la luna lo esencial. Si tú revisas los archivos de DDHH, te podrás dar cuenta que en el 2001, por ejemplo, se usaron radio-receptores de patrulleros policiales para “informar” en la noche de cerco a la Universidad Salesiana, durante el levantamiento indígena de esa época en el gobierno de Gustavo Noboa, que “el Alexis Ponce falleció atropellado por un carro”. Fueron dos periodistas que me llamaron a casa, preocupados porque creían que había muerto. Así que el radio-receptor es instrumento clave de toda maraña golpista o represora.

Los factores por la falla del golpe

¿Estaba al tanto la cúpula policial sobre lo que pasaba y eran cómplices en el intento de golpe de estado? Alexis dice que en este momento es difícil decirlo. Pero sospecha que policías civiles y gutierristas que han actuado, también con militares pasivos.

– ¿Por qué falla el golpe? Porque no contaban con la firme reacción de nuestro presidente. Primero, en llegar al epicentro del golpe, y segundo en enfrentarlos y no ceder a sus amenazas. Esa actitud les dejó sin piso.

Segundo factor: No hay respuesta militar favorable al golpe. Cuando toman el aeropuerto en la mañana no es toda la FAE, Fuerza Aérea Ecuatoriana, sino un grupo de radio-operadores que no tuvieron peso en la institución castrense.

Los policías y desestabilizadores, MPD, Pachakutik. PSP, PSC, etc., golpearon en varias partes del país, no solamente en Quito. Pero no pudieron doblegar al presidente Correa que, secuestrado y todo, les desafía y logra romper el cerco de secuestro, oportunidad que no tuvo Zelaya en Honduras y, mínimamente, la tuvo y aprovechó Chávez al enviar su famosa nota donde rechazaba la mentira mediática de que “renunció”.

Los medios privados

Igual como en Venezuela y Honduras, los grupos privados que controlan la televisión local, al inicio transmiten todo, menos lo que está pasando en Quito. Pero, a la vez, como en película, se conoce que desde temprano instalan sus operadores “desde el lugar de los hechos”. Cuando el gobierno toma la genial medida de encadenar nacionalmente todos los medios, éstos son neutralizados y su valla desestabilizadora muy poco o nada puede lograr. Los conspiradores pierden así no un alfil, sino la reina en el ajedrez golpista. Por otro lado, las capas medias reaccionan en una forma que los golpistas no habían calculado, y pierden otra base social de apoyo a la causa golpista, o por lo menos su neutralidad.

– Tenemos que agradecer a los golpistas porque la clase media se indignó como en el 2005, y salió a combatir con el pecho abierto a los golpistas. Cuando la gente mira por televisión las vejaciones infames a nuestro presidente, y éste envía su conmovedor mensaje a sus hijos, a su esposa y a la Patria, crea una conmoción generalizada en todo el país. Es un factor subjetivo que, sin quererlo, los violentos golpistas y los propios medios se encargaron de gatillar, contra el mismo golpe. Recibí decenas de llamadas telefónicas en ese lapso, desde todo el país y del exterior incluso, que me preguntaban; ¿“qué hacemos”? Y mi respuesta, a gritos, fue: ¡“A LA CALLE, TODO EL MUNDO A LA CALLE A SALVAR AL PRESIDENTE”!

– Otra razón entonces, por la que fracasa el golpe en Ecuador, es la neutralización de la valla mediática conspiradora, que luego del día 30, ha vuelto a manifestarse impúdicamente en todos los medios. Y, por otro lado, la reacción social relámpago de la población ecuatoriana. “Hay que actuar inmediatamente”, es la hermosa lección ejecutada por nuestro pueblo, la UNASUR y decenas de organizaciones en todo el continente que esa misma tarde, rodean varias embajadas ecuatorianas a favor del presidente y en repudio del golpismo.

De Honduras a otro golpe de estado

– La vida y la historia enseñan: cuando el golpe en Honduras, el 7 de febrero del 2009 advertí en entrevista a varias radios de ese país que aún no eran acalladas por los golpistas, que en América Latina asistiríamos a “otro tipo de golpismo: el golpismo mediático, que impondría una valla de distorsión informativa”, que se evidenció cínicamente en los sucesos en Honduras. Los medios establecieron dos tesis interesantes en la valla de distorsión mediática entonces: ”La culpa siempre es de la víctima, nunca del victimario: la responsabilidad del golpe la tuvo Zelaya, el presidente derrocado, por cometer ’errores’, no los golpistas, que “salvaron a Honduras del populismo socialista. En aquel febrero de hace un año alerté algo que ha sucedido hoy en Ecuador: ”Ya se puede intuir lo que nos espera a varios países, si el mismo tratamiento mediático de un golpe dan estos medios privados locales y mundiales, pues el caso de Honduras puede ser, apenas, la impresentable pieza prologal del Dominó de la reacción en América Latina: La culpa de intentonas golpistas similares en Ecuador, Guatemala, El Salvador, Bolivia o Paraguay, no será de los golpistas, señalarán, sino de los propios presidentes derrocados, desestabilizados o atentados”.

Ese análisis ha sido refrendado por el comportamiento indigno y provocador de los mass media en los hechos del 30 y, con mayor fuerza, en los días posteriores.

Los otros golpistas pasivos

Un cuarto elemento que Alexis menciona es la alianza golpista “gaseosa” con tejidos y redes en ciertos grupos sociales, especialmente con un sector de empleados públicos que se les ha quitado privilegios a través de la Ley de Servicios Públicos. Varios sindicatos y centrales obreras reaccionaron con fuertes discursos a favor del golpe, maquillándolo como “justo reclamo policial”. Pero para Alexis Ponce, toda una vida ligada a los movimientos obreros y populares, no hay duda que muchos gremios corporativizados se nutrían del economicismo hasta convertirse en “aristocracia obrera”. Con Correa se acabó gran parte de ese modelo gremial, lo cual causó gran malestar en los reductos del sector público.

– Ese tipo de sindicalismo aparece apoyando a los golpistas y gutierristas, igual que a nivel de los partidos, el MPD, que lastimosamente vuelve a sus raíces, las que el ex agente de la CIA Philip Agee (1935-2008), mencionó en su famoso libro de la década del 60; “La CIA por dentro: Diario de un espía”, cuando denunció que precisamente la matriz, el Partido Comunista Marxista Leninista de Ecuador (PCMLE) de esa época nació dividiendo al viejo partido comunista (PCE) debido a infiltraciones en su cúpula. Desafortunadamente este partido y otros partidos “obreros” y “movimientos sociales”, no se desprendieron de la falla estructural del 21 de enero del 2000, pues a pesar de todo, volvieron a entablar alianzas táctico-estratégicas impúdicas con Gutiérrez y los policías de ultraderecha: les une el odio al presidente y los privilegios amenazados. Pero sobre todo, este sector de la vieja izquierda, no entiende el lo que vive América Latina y el proceso ecuatoriano.

Foto: El ex agente Philip Agee, autor del libro que sacudió a la CIA.

– Luís Villacís, dirigente del MPD aparece en una foto que será histórica, trepado con policías de civil y militantes del MPD en una camioneta policial arengando en un sector de la ciudad a favor del alzamiento fascista. Si miramos con detenimiento, es el mismo fenómeno ocurrido en otras latitudes: los maoístas apoyando el derrocamiento de Allende en Chile, o Bandera Roja apoyando el golpe de estado en Venezuela en abril 2002.

Foto: Luís Villacís, dirigente del MPD, saluda policías el día de la asonada policial.

– Ya en febrero de 2009 alerté que ”los partidos de la vieja izquierda y movimientos sociales anclados en los noventas, el “vanguardismo social” y el etnocentrismo excluyente en los casos de Ecuador -con el amazónico liderazgo de la Conaie- y de Bolivia -con Felipe Quispe, denigran desde la retrógrada visión conceptual del estalinismo o desde la gaseosa “sociedad civil” de los noventas, a los procesos en marcha en nuestros países. Y añadí: ”Estos sectores vienen siendo instrumentados mediática y movilizativamente para desestabilizar en la calle y la pantalla a cada uno de los gobiernos progresistas en toda la región. Bandera Roja en Venezuela, y toda la pléyade de 'partidos obreros revolucionarios' en Ecuador, Bolivia, Argentina, Paraguay y Brasil, han hecho aportes significativos en esa triste situación”.

Pachakutik y el golpe

Foto: Lourdes Tibán, dirigente de Pachakutik

La Conaie, Confederación de nacionalidades indígenas del Ecuador, y Pachakutik tienen que aclarar si han recibido fondos de los diferentes organismos gubernamentales y privados de EE.UU., Alemania y Unión Europea. Alexis es sumamente crítico, sobre todo del partido Pachakutik, por su actuación antes, durante y después de la intentona golpista.

– Pachakutik ha incluido una gama de movimientos sociales y comunidades, en su mayoría indígenas, pero también ONGs. Estuvimos juntos en muchas peleas de las décadas pasadas en contra las privatizaciones o en las asonadas indígenas. Desde entonces no es un secreto para nadie, se conocía que una fuente de recursos, son la ONG internacionales. Hay que agradecer a Eva Golinger haber denunciado los vasos comunicantes entre Lourdes Tibán, cuyo hermano policía era de los más represores en la Asamblea Legislativa ese día, y un alto operador de la inteligencia de EE.UU., en un a ONG creada en el 2005.

– Pocos conocen en el ámbito internacional que la otrora líder indígena de la Conaie y Pachakutik, Lourdes Tibán, había apostado hace mucho tiempo atrás, junto a Auki Tituaña, por la derecha. Se comentó públicamente que ella apostó a ser candidata a Vicepresidenta del periodista Carlos Vera, quien hoy lidera un sector de la oposición derechista, motejando en cada discurso diatribas contra Cuba y Venezuela.

– Esa forma de ser de las Tibán ha enojado a las bases indígenas porque se ha mostrado como simple ambición de poder y revancha, sin que la ética política importe mucho. No es casual que hace años haya sido levantada la figura por los medios de comunicación privados donde sale a decir barbaridades contra todos los procesos que vivimos en América Latina, y obviamente contra el presidente Correa. Esa visión derechista la tienen desde tiempo atrás. Pero en el exterior se sigue creyendo en la inexistente “vanguardia indígena”, que ha sido desplazada por un degradación que empezó con su adúltera relación política con Lucio Gutiérrez el 2000 y luego el 2003, y que se ha deteriorado más en los últimos años.

– Pero esa relación, que tanto les significó para ganar el gobierno y perderlo a los pocos meses, perdió en esta ocasión a los golpistas: fue su error número cinco. Porque pueden iniciar el golpe, pero no sostienen bases sociales amplias, que puedan plegar a la aventura. Sus bases no obedecen a Lourdes Tibán ni a Pahacutik, y entonces no hay movilización indígena, sino simplemente boletines de prensa y comunicados que no pueden ocultar no solo su gravísima equivocación política, que les costará muy caro, sino la orfandad de bases que a la vez redunda en orfandad de base social inmediata a los golpistas. Lo que hubo es fascismo, en las declaraciones y en las calles de Quito y otras ciudades.

Pachakutik, sin base qué movilizar, estructura la justificación de la “salida” del presidente, con su declaración del dirigente nacional Jiménez, de que se debe proceder a destituir al presidente debido al “vacío de poder”. Todo estaba confabulado para que haya un golpe de estado disfrazado, pero hace rato que traicionan a los golpistas, no voluntariamente, sino desde los hechos: habrán ofrecido como siempre lo han ofrecido en toda asonada previa en Ecuador, “nosotros ponemos cinco mil compañeros en Quito, cuánto hay para poder movilizarlos”. Ya no es la misma organización ni la misma capacidad de convocatoria de hace una década.

Las lecciones del “tancazo” de junio de 1973 en Chile

Según Alexis Ponce la derecha había programado la revocatoria de hecho del mandato del presidente Correa. Por eso, cierto dirigente lanzó la propuesta de “ir a una junta cívico-militar”.

Pero ya no era necesaria esa operación, pues falla el golpe porque no reciben ninguna seria respuesta popular favorable a la intentona. El aval golpista de rostro indígena, también falló porque las masas lograron distinguir entre un presidente que se ha convertido en un auténtico líder de talla nacional y continental, y dirigentes que han vendido su alma al diablo y su vida al golpismo.

– También ellos han vuelto a sus raíces del 2000: les quedó la marca de la ya inexistente Coordinadora de Movimientos Sociales, que se hizo experta en conspiraciones cuarteleras, pero que perdió la perspectiva ética de la política y la perspectiva de la realidad contemporánea.

– Los partidos de ultraderecha, Madera de Guerrero, Socialcristiano, las bandas filo-policiales que saquearon Guayaquil, los piquetes golpistas contra el canal público, apenas son la punta del iceberg golpista en el Ecuador. Por lo que bien vale recordar las lecciones que nos deja el “Tancazo” de junio de 1973 en Chile, poco antes del golpe cruento de Pinochet, y así mismo los “golpes de terciopelo” que los destaqué en mi análisis de febrero del 2009, cuando publiqué que hay comunes estrategias en la Desestabilización de Mediana Intensidad en la región; y que el otro eje subversivo movilizador se sostiene en la tesis “ganar la calle para la Derecha”, con los “movimientos naranja” (estudiantes conservadores de universidades privadas en Guayaquil, una capa estudiantil altamente ruidosa y bien entrenada en Venezuela, y la Juventud Santacruceña en Bolivia), más la emergente “nueva sociedad civil” de fundaciones con matriz cooperativa estadounidense o transatlántica en algunos casos”.

La salida fascista de la derecha contra Correa

– Me pongo a temblar cuando releo ese análisis del pasado año. Ahí señalo que el otro factor de desestabilización de nuestros procesos, son ”las comunidades de Inteligencia y grupos operacionales de extrema derecha, que lejos de ser desmantelados en nuestras Fuerzas Públicas han sido intocados. La subversión intenta pasar, en el caso ecuatoriano, a una nueva fase: la preparación de la subversión armada para operar un golpe de Estado táctico, y si Correa estorba demasiado, no buscará su derrocamiento, que es difícil, sino el magnicidio. ”Muerto el perro, se acaba la rabia”. Esa será, entonces, la hora de la reacción”.

Escucha toda la entrevista (56 minutos) con ALEXIS PONCE:
http://www.box.net/shared/t2m49chjk9

Los enlaces entre la jefa de Pachakutik y CIA

El famoso rostro civil de la CIA, la National Endowment for Democracy (NED), creada en 1983 durante el régimen de Ronald Reagan, tuvo a NORMAN A. BAILEY, entonces Asistente Especial del Presidente para Asuntos de Seguridad Nacional, como su asesor más cercano, escribe Eva Golinger, abogada e investigadora de archivos desclasificados del Departamento de Estado.

Bailey ha sido de todo; ex director de la misión especial de la Dirección Nacional de Inteligencia de EE.UU., miembro del Ejército de EE.UU. y especialista en inteligencia estratégica. Economista de la empresa petrolera más rentable y grande del mundo, Mobil International Oil y una interminable de otras tareas y cargos que tienen en común preservar el poder imperial en el mundo. Y Ecuador era y es objeto.

En la ONG Corporación Empresarial Indígena del Ecuador (CEIE), Norman A. Bailey fue miembro de honor. CEIE fue creada el 2005 y base de su financiamiento venia de NED que había tenido Bailey en la cabeza en su fundación. En la misma junta directiva de CEIE se encuentra Lourdes Tibán, fundadora de CEIE y actual jefa política de Pachakutik, organización y mujer que respaldó la intentona golpista contra presidente Correa.

“En 2006, el entonces Director Nacional de Inteligencia de Estados Unidos, John Negroponte (en Honduras llamado el “Embajador de la Muerte”), decidió crear la Misión Especial de Inteligencia para Venezuela y Cuba, nombrando a Norman A. Bailey para presidir dicha misión”, escribe Golinger, recordando que el 12 de julio de 2005, “el jefe de comunicaciones de la División Estratégica de Desarrollo de la USAID en Ecuador envió un correo electrónico a otros representantes de la USAID en Quito, expresando su preocupación por la “influencia comunista” en Ecuador”.

Mientras tanto, Bailey seguía como “miembro honorario” en la dirección de la ONG fundada por Lourdes Tibán de Ecuador. “De los cinco fundadores de CEIE, las conexiones de cuatro de ellos con el gobierno de EE.UU. son asombrosos”, sostiene Golinger y menciona los nombres.

- ÁNGEL MEDINA, también es fundador y presidente de la Fundación Q’ellkaj, otra organización financiada por la USAID y NED que intenta penetrar comunidades indígenas ecuatorianas.

- FERNANDO NAVARRO, Presidente de la Federación de Cámaras de Comercio del Ecuador que ha recibido financiamiento de la NED y la USAID.

- RAÚL GANGOTENA, Consultor del Banco Mundial, becario del Departamento de Estado con un Fulbright, fue Embajador del Ecuador en EE.UU. del 2003 al 2005 e Investigador de la NED en 2005, justo cuando fue fundada la CEIE.

“Esto evidencia la profunda penetración de la inteligencia de Estados Unidos en la política doméstica ecuatoriana”, concluye la investigadora estadounidense-venezolana.

El hecho que Lourdes Tilbán ahora es candidata a la vicepresidencia de la candidatura del periodista Carlos Vera, de la derecha oligarca proimperialista, pues aclara el por que Pachakutik declaró su apoyo al golpe de estado que tumbaría el presidente que tomó la decisión de expulsar Pentágono de la Base de aviación de Manta en noviembre 2009.

Fuente: “Veterano de la CIA, detrás del Golpe en Ecuador”, por Eva Golinger
http://www.telesurtv.net/noticias/contexto/2211/veterano-de-la-cia-detras-del-golpe-en-ecuador/

Aplausos golpistas en el Congreso hondureño

Varios conocidos golpistas diputados hondureños, cuando supieron sobre la intentona golpista en el Ecuador, se levantaron y aplaudieron eufóricamente la noticia. Pero, como en el caso del golpe de estado en Venezuela el 11 de abril de 2002, “bailaron antes de que llegara la orquesta”, como dijo entonces el embajador en Bogota, Roy Chaderton, hoy embajador de Venezuela en la OEA, refiriéndose a un editorial en El Tiempo “hermano mayor” del diario golpista hondureño El Heraldo que saludaba y aplaudía el golpe de estado en Venezuela.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Proyecto Censurado 2011 # 18: El costo real de Chevron

Antonia Juhasz. Traducción: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

El informe anual Chevron 2008 a sus accionistas es una celebración brillante que anuncia el año más rentable de su historia. Sus 24 mil millones de dólares en beneficios la catapultaron debajo de General Electric para convertirse en la segunda corporación más gananciosa de Estados Unidos. Sus ingresos 2007 fueron mayores que el producto interno bruto (PIB) de 150 naciones.

Lo que el informe anual de Chevron no dice a sus accionistas es el costo real pagado por ese éxito financiero: vidas perdidas, guerras peleadas, comunidades destruidas, ambientes diezmados, sustentos arruinados y voces políticas silenciadas. Tampoco describe el movimiento de resistencia global contra estas operaciones, que gana voz y fuerza.

Por eso existe un informe anual Chevron alternativo, preparado por las comunidades, y sus aliados, que soportan las consecuencias de su explotación del petróleo y gas natural, sus refinerías, depósitos, tuberías, exploración, aparejos de perforación petrolífera en el mar, cuencas carboníferas, fábricas de productos químicos, control político, abusos del consumidor, promesas falsas y mucho más.

Su informe revela el verdadero impacto de apenas un puñado de operaciones de Chevron en Estados Unidos, sobre comunidades de Alaska, California, Colorado, Florida, Costa del Golfo, Mississippi, New Jersey, Nueva York, Utah, Washington DC y Wyoming; e internacionalmente, a través de Angola, Birmania, Canadá, Chad, Camerún, Ecuador, Iraq, Kazajstán, Nigeria y Filipinas. Estas cuentas son demostrativas, no inclusivas. Necesitaríamos 100 informes para difundir todos estos impactos. Estos informes incluyen juicios en desarrollo contra la compañía en Estados Unidos y en todo el mundo, sumando 10.000 mil millones de dólares que amenazan sus arqueados beneficios financieros. Cuando una corporación actúa con evidente indiferencia frente a la salud, sustento, seguridad y el ambiente de las comunidades en que opera, allí puede conseguir repercusiones financieras reales.

Chevron compra influencia política y control en niveles locales y nacionales, en Estados Unidos y en cada una de sus locaciones operativas, para evadir o destruir leyes que protegerían de sus prácticas destructivas a la gente y al ambiente.

En California, Chevron es la corporación más grande de ese estado y la fuerza dominante de la industria petrolera ante la legislatura estadal, conducida por Jack Coffey, el jefe de sus lobbystas, y con la ayuda de la Asociación del Petróleo de los Estados Occidentales. Como explica Coffey, Chevron gasta su dinero “para asegurar que nuestras oportunidades de negocio puedan continuar de la manera que quisiéramos que continuaran”. Como uno de los principales jugadores de lo que cada vez más se reconoce como una industria de granujas, sin ningún control gubernamental, Chevron compra garantías de que los fiscalizadores oficiales mirarán de otra manera cómo destruye la salud y el ambiente de las comunidades alrededor del planeta.

Este informe alternativo muestra el modelo Chevron de empleo de “protección militar dura” contra residentes locales, evidenciado en Iraq, Delta del Níger, Chad, Camerún, Angola y Birmania. Cuando aumenta la presencia militar masiva, comete amplios crímenes contra los derechos humanos, incluyendo trabajo forzado, asesinato, violación, relocalización forzada de pueblos y otros serios abusos hoy en curso contra las comunidades que viven en y alrededor de los proyectos Chevron.

En Cabinda, el corazón de la producción petrolífera de Angola, las operaciones de petróleo de 24 horas, como escribe el abogado y periodista Daphne Eviatar, “financiaron al ejército del gobierno durante una guerra civil… y ésa es la muestra más obvia de los tentáculos implacables de Occidente que hoy alcanzan a Angola”. Como en otras “ciudades de la compañía” (Chevron) en todo el mundo, las prácticas de la industria de extracción en Cabinda subrayan y profundizan los niveles de pobreza, mientras la corporación contamina y destruye el ambiente, acentúa la injusticia social, detiene el desarrollo y solamente siembra frustración. El informe cita al residente de Angola, Agostinho Chicaza: “¿La solución? Descontinúen la exploración petrolífera de Chevron en Cabinda, pues es la madre de nuestra deshonra, trayéndonos pobreza, problemas ambientales y conflicto armado”.

El proyecto Chevron en Chad-Camerún promueve la violencia, empobrece a la gente en los campos petroleros y a lo largo de la ruta de las tuberías, exacerba las presiones sobre los pueblos indígenas y crea enormes problemas ambientales. El dinero del petróleo paga las armas que impulsan la guerra civil del Chad y el vecino conflicto asociado en Darfur.

Es probable que en la región petrolera más dañada de la tierra, el Delta del Níger, Chevron continúe empleando y pagando a los notoriamente brutales militares nigerianos para proveerse de servicios de seguridad. Los aldeanos de las comunidades del Delta conocen a los militares porque reprimen violentamente su protesta pacífica.

En Ecuador, la producción petrolífera de Texaco (ahora Chevron) alteró y degradó irreversiblemente un ambiente que los pueblos indígenas tuvieron por hogar durante milenios. La gente indígena, que conoció íntimamente la selva y ha vivido sustentablemente de sus recursos por incontables generaciones, se ha visto forzada a la pobreza calamitosa, incapaz de hacer una vida según sus maneras tradicionales, cuando ahora los ríos y los bosques intoxicados están vacíos de peces y animales de cacería. Las dolencias físicas que sufren por la contaminación por petróleo son acentuadas por el empobrecimiento cultural que ha traído la industria petrolera a la región, en muchos casos al precio de la pérdida casi total de sus antiguas tradiciones y sabiduría.

Los residentes afectados de la Amazonía batallan para que Chevron asuma su responsabilidad. La corporación pagó repetidas tentativas de derribar el proceso judicial, imponiendo el uso de técnicas de muestreo engañosas en los estudios científicos de contaminación, más esfuerzos de lobby en Washington para amarrar la renovación de los privilegios comerciales del Ecuador a su renuncia al caso judicial.

En Iraq, con una invasión y más adelante siete años de ocupación, Chevron negoció para obtener dos campos petrolíferos. Cinco federaciones de sindicatos de Iraq lanzaron una declaración que rechazaba “otorgar el control sobre el petróleo a las empresas extranjeras, que minarían la soberanía del Estado y la dignidad del pueblo iraquí”. Un informe confidencial de inteligencia sobre la Ley Petrolera de Iraq, preparado para funcionarios de Estados Unidos y escapado hacia ABC News, concluyó: “Si las mayores compañías petroleras extranjeras fueran a trabajar a Iraq, necesitarían estar firmemente avaladas por el gobierno de Estados Unidos”. Más aún, el informe sentenció que cuando las compañías petroleras de Estados Unidos consigan trabajar en Iraq muy probablemente requerirían la protección militar de Estados Unidos.

El mundo está sentado en un precipicio, mientras el petróleo sigue fluyendo y logra que se caliente más la disputa ambiental, social y política en áreas sensibles. En su informe anual 2008 la corporación afirma que “la demanda futura será un gran desafío del mundo, pero Chevron está convencida que se puede resolver de una manera ambientalmente responsable”. Nada en ese informe apoya tal argumento, ni indica que Chevron esté intentando operar de una forma que proteja los derechos sociales, políticos o humanos.

Mientras en 2008 gastó, en el mejor de los casos, menos del 3% de su capital en un presupuesto exploratorio de energía verde, Chevron parece desear venderse como “energía alternativa”, para que la compañía sea “parte de la solución”, pero pocos creen verdadera su alharaca publicitaria. En rigor, su movida para aparecer abrazando una real alternativa de energía llevarían a Chevron a explicar de lleno sus acciones desastrosas, pero lejos está ganando mucho más monedas que los miles de millones que en última instancia podría gastar en “energía verde”.

Actualización de los autores del costo real de Chevron:

En abril de 2010 Chevron lanzó su informe anual 2009. No perduraría el diseño de portada -un buque Chevron para perforaciones ultra profundas en el Golfo de México, el Discoverer Clear Leader (Líder Claro del Descubridor)-, que pareció una opción terriblemente pobre. Apenas días antes de su publicación, se desbordaron 68 mil litros de petróleo crudo desde una tubería operada por Chevron en la Reserva Nacional del Delta, en el sureste de Luisiana.

Un desastre lejos peor golpeó menos de dos semanas después. El escape más grande de petróleo y gas en el Golfo de México en 30 años mató a once personas y saturó los alrededores con una manta aceitosa de destrucción. La plataforma perforadora accidentada pertenecía y era trabajada por Transocean, la misma compañía que tiene un contrato de cinco años con Chevron para operar el Líder Claro del Descubridor, entre otros aparejos costeros de Chevron.

Mientras la imagen de tapa del informe anual Chevron muestra un artilugio prístino, quizás la foto más apropiada para mostrar la imagen de Chevron está en la página siguiente: la puesta de sol a la manera Chevron.

El informe Chevron 2009 celebra 130 años de operaciones de la corporación. Allí, la compañía declara que los “valores del estilo Chevron” incluyen operar “con los mayores niveles de integridad y respeto a los derechos humanos”, un compromiso profundo “con las operaciones seguras y eficientes y con liderar nuestro negocio de una manera ambientalmente sana” y la edificación de “sociedades fuertes para producir energía y apoyar a las comunidades”.

Nosotros tenemos un informe muy distingo que ofrecer: somos las comunidades, y nuestros aliados, que padecen las consecuencias de los aparejos Chevron de perforación petrolífera en el mar, de la producción de petróleo y gas natural, las cuencas carboníferas, refinerías, depósitos, tuberías, exploración, fábricas de productos químicos, control político, abuso del consumidor, promesas falsas y mucho más. Así, hemos preparado de nuevo otro informe anual Chevron alternativo.

Escrito por docenas de dirigentes de comunidades de 16 países y 10 estados norteamericanos en que opera Chevron, el informe de 60 páginas abarca la gama completa de actividades de la corporación, desde el carbón a las sustancias químicas, producción en el mar y en tierra firme, de las tuberías a las refinerías, del gas natural a la basura tóxica, el cabildeo, las contribuciones a campañas políticas y el lavado “verde”.

El 25 de mayo de 2010, 40 autores alternativos del informe aparecían en una rueda de prensa en Houston para dar a conocer el costo real de las operaciones de Chevron en sus comunidades. El 26 de mayo entregaron el informe directamente a Chevron, en la Reunión General Anual de la compañía, mientras los partidarios se reunían afuera. Chevron mantuvo a cinco manifestantes arrestados en el sitio, incluyendo a Antonia Juhasz, la principal autora y redactora del informe. Chevron también rechazó la entrada a otras dos docenas de personas de países afectados por Chevron en todo el mundo, como Nigeria, Ecuador y Birmania. Negaron el ingreso a quienes portaban legítimos poderes legales de accionistas. (Veáse The True Cost of Chevron 2010 Alternative Report: http://truecostofchevron.com).

Fuente:
Antonia Juhasz, “The True Cost of Chevron: An Alternative Annual Report,” True Cost of Chevron, May 27,2009, http://truecostofchevron.com/report.html

Estudiante investigador:
Kelley Zaino, Sonoma State University
Evaluadores académicos:
Stephanie Dyer and Sascha von Meier, Sonoma State University

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Sobre los experimentos secretos de Estados Unidos en Guatemala: El Tercer Mundo es conejillo de Indias del Norte

Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, el principal ganador, Estados Unidos, sometió a la perdedora Alemania, junto con las otras potencias victoriosas, a los históricos juicios de Nüremberg. Allí se condenó al régimen nazi, entre otras cosas, por los anti éticos experimentos biomédicos desarrollados con seres humanos, judíos en muchos casos, en nombre de la superioridad racial. Hasta allí todos podríamos estar en completo acuerdo tanto con la condena como con los juzgadores: jugar con vidas humanas en experimentos secretos es deleznable; en definitiva: constituye un delito de lesa humanidad.

Lo trágico es que la potencia que estaba levantando la voz para condenar esas prácticas a todas luces abominables, casi al mismo tiempo estaba haciendo lo mismo en otras latitudes. La doble moral de los poderosos no es nada nuevo, por supuesto. Pero no por eso debe dejar de indignarnos. Es tan deleznable, abominable e infame la realización de experimentos secretos con humanos de carne y hueso como el discurso hipócrita, de dos caras. Washington, por cierto, es un maestro en esto último.

Y también lo es en la realización de pruebas ocultas, fuera de todo control –de ordinario en el campo de la investigación biomédica o en las tecnologías bélicas–, en general con los “conejillos de Indias” que representan las poblaciones del Tercer Mundo, de los países pobres. Según acaba de saberse por una supuesta “casualidad”, la investigadora estadounidense Susan Reverby, del Wesllesley College, en búsqueda de información sobre experimentos realizados con reos de la prisión de Tuskegee, en Estados Unidos, encontró datos que revelaron estudios secretos desarrollados entre los años 1946 y 1948 por personal del gobierno de Washington en la centroamericana nación de Guatemala.

De acuerdo a lo hallado por la investigadora, con la aquiescencia de la embajada de su país en Guatemala y de la por aquel entonces Oficina Sanitaria Panamericana, precursora de la actual Organización Panamericana de la Salud (OPS), en esos años se llevaron a cabo en el país centroamericano cuestionables estudios con pacientes psiquiátricos, trabajadoras del sexo, soldados y niños huérfanos. Lo que se buscaba era conocer la efectividad de la penicilina en el tratamiento de enfermedades venéreas (sífilis y gonorrea), para lo que se les infectó a las personas seleccionadas –por supuesto, sin previo aviso y con total desconocimiento de lo que se les hacía– con microorganismos de ambas patologías.

Que los resultados conseguidos siguiendo esas prácticas constituyan un “aporte” a la ciencia médica, y por ende a la humanidad toda, es un desatino, una aberración. Es similar a lo que buscaban los nazis en sus experimentos, juzgados luego como crímenes de guerra: eran, y siguen siendo, monstruosidades, atentados a la más elemental dignidad humana. ¿Se juzgará a algún ciudadano estadounidense por estas pruebas realizadas en Guatemala? ¿Habrá algún Nüremberg para algún funcionario de la primera potencia mundial? El Dr. Thomas Parran, quien supervisó la fase inicial de los experimentos en el año 1946 en territorio centroamericano, reconoció que se ocultó a las autoridades guatemaltecas lo que se estaba haciendo y que esos estudios de ningún modo se podrían haber realizado en su país. ¿Alguien se hará cargo de ese delito de lesa humanidad? ¿Quién va a ir preso?

En un gesto que, considerado ingenuamente sin dudas, podría justificar su galardón de Premio Nobel de la Paz, el actual presidente de Estados Unidos, Barak Obama, apenas conocida la denuncia de los hechos se disculpó telefónicamente con su homólogo de Guatemala, Álvaro Colom, por la violación cometida seis décadas atrás. “Políticamente correcto” quizá, pero eso no exculpa lo sucedido. No es la primera vez que se conocen acusaciones de ese tenor; es más que sabido que los habitantes del Tercer Mundo son conejillos de Indias para experimentos de esa calaña que realizan las potencias del Norte, incluso en forma masiva con alimentos o medicamentos. Además de proveedores de materias primas y mano de obra a precio regalado, el Sur también es un laboratorio de experimentación humana gratuito.

Pero hay algo más, y quizá tan deleznable como lo anterior, o por lo menos igualmente enjuiciable, aunque en otro sentido. La denuncia de la investigadora Susan Reverby que destapó esta “bomba” informativa surge en un momento significativo: en vísperas de lo que se conoce en Guatemala como la revolución de octubre.

El actual gobierno de ese país centroamericano se pretende socialdemócrata; en realidad es una tibia oferta de capitalismo no tan salvaje, con toques de populismo reformista. No pasa de ahí, pero para la derecha troglodita de la región eso ya es demasiado. Prueba de eso es lo que le sucedió al presidente del vecino país Honduras, Manuel Zelaya, el año pasado: el sólo hecho de levantar un discurso con cierto sabor populista y la posibilidad de asociarse a Petrocaribe –que resuena a la mala palabra “Chávez”– le significó un golpe de Estado. En Guatemala, la actual administración, que no va más allá de un capitalismo que se pretende no tan salvaje, como símbolo de su filiación socialdemócrata levanta el proceso que tuvo lugar en ese país entre 1944 y 1954, que fue un interesante momento de política nacionalista antiimperialista. Con las presidencias de Juan José Arévalo y luego de Jacobo Árbenz (la Revolución de Octubre), esa década fue conocida en la nación istmeña como la “primavera democrática”, por cuanto las clases eternamente oprimidas conocieron unos años de mayor participación, con leyes sociales que les dieron otro lugar, con reforma agraria y políticas públicas favorables a las masas populares (seguro social, fortalecimiento de los sindicatos, autonomía universitaria), y un gobierno que se atrevió a tocar –algo al menos– intereses estadounidenses como los de la tristemente célebre United Fruit Company. Ese período fue brutalmente finalizado por un golpe de Estado, promovido y financiado por la Casa Blanca, en el que se estrenó la CIA en su primera misión en territorio latinoamericano.

Hoy por hoy ensalzar ese gobierno de carácter popular (cuya evocación es la celebración del triunfo contra la dictadura del general golpista Jorge Ubico un 20 de octubre, día de feriado nacional incluso) es todo un símbolo: marca el perfil de la actual administración. Curiosamente entonces, unos días antes de esa celebración aparece esta denuncia, intentando comprometer también al gobierno revolucionario de aquella época (para ese entonces era presidente Juan José Arévalo). Curiosa “coincidencia” por cierto.

Las potencias son potencias, justamente, porque manejan a las poblaciones, a los recursos que éstas poseen y, en definitiva, a los países en su conjunto donde todo ello se encuentra. Para manejarlos se apela a todo tipo de armas. El racismo, la desvalorización de los pueblos considerados “primitivos”, la noción de “ciudadanos de segunda” versus ciudadanos de sentido pleno –civilización y barbarie si queremos decirlo de otro modo–, son todas ideas que permiten la manipulación de esas masas excluidas, dando como resultado, entre otras cosas, la posibilidad de hacer experimentos abominables sin ninguna culpa con los “primitivos”. Si los Aliados juzgaron las abominables prácticas de los nazis, no fue en absoluto por consideraciones éticas: fue sólo una demostración de poder.

Ejercer el poder es todo eso. Y a ello contribuye, de un modo igualmente necesario para las estrategias de dominación, la manipulación informativa. Es una coincidencia muy significativa que justo ahora aparezca esta denuncia en Guatemala, a unos días de la rememoración de la Revolución. ¿Podemos creer seriamente en lo que informa la prensa oficial? En el Sur somos conejillos en todo, también en la manipulación de las noticias. Y una disculpa formal del presidente de Estados Unidos no es sino parte de un buen show. Muchas de las sustancias prohibidas en el Norte siguen siendo un buen negocio en el Sur, por más disculpas formales que se den.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

A 48 horas del rescate de los 33 mineros: El infierno mediático en la antesala

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

He estado visitando el Campamento Esperanza y las afueras del la Mina San José. Jorge Muñoz el periodista de Bío Bío La Radio, fue el que incitó este viaje azuzándome con ironía: “¿Y cómo? El comentarista internacional no va a estar en el rescate de los mineros? Es la noticia internacional del momento”.

Tenía la razón. En el primer punto de control de carabineros en la ruta a Caldera en el desvío a la Mina San José, este lunes a las 10 horas habían pasado 200 vehículos y la mitad pertenecían a medios extranjeros. Cuando se llega al sitio por segundo día consecutivo se observa que la cantidad de vehículos se ha duplicado y que una excavadora hace espacio para el torrente de vehículos que se producirá en los próximos días cuando comiencen a salir los mineros de su encierro involuntario.

Varios miles de profesionales trabajando para más de un centenar de medios -algunos citan que son más de 200, han formado una verdadera ciudadela alrededor de los puntos críticos donde aún se puede circular. Estos puntos son: el Campamento Esperanza donde están los familiares de los mineros; el centro de corresponsales extranjeros, y los dos cercos consecutivos que impiden la entrada a lo que podríamos llamar la zona 0, cerca del promontorio donde se encuentra el dispositivo cilíndrico para el rescate.

Pero la zona más álgida y mayor intensidad, son las callejuelas formadas por las carpas e instalaciones de los medios. A partir de mañana los espacios de circulación de reducirán para privilegiar la holgura de maniobra del rescate mismo, y la mayor parte de los que deseen poner sus ojos y sus oídos en el rescate están llegando a dormir en el lugar y usar la lucha libre si fuera posible para posicionar a su medio. Hay credenciales y hasta se paga bajo cuerda – se dice- para estar en el privilegio de la noticia que no tiene el otro.

He podido compartir con los familiares de los mineros, estar a pocos metros de la boca de la mina clausurada y de la famosa perforadora que dio con el refugio. El lápiz que tocó justo la pepa de la sandía como bien lo retrata en su metáfora don Luis López Erazo, un experimentado geomensor que conoce el oficio minero. “Ese lápiz -por la perforadora-, podría haber pasado de largo y errado en dar con la pepa justa, porque en el complejo entramado de la montaña hay mucha pepas”.
Ahora el artefacto más preciado y que hará posible el rescate y que ya tiene ribetes míticos es el dispositivo en forma de cápsula o jaula que funciona como un ascensor impulsado por su sistema de motor y “winch”. Este cilindro permite el ida y vuelta atravesando 500 metros de perforación en posición vertical pero que no es recta”, nos dice un ingeniero rescatista. “En ese ascensor entra el minero y sale en la superficie cuando se abre la puerta de esa cápsula. Se estima que el “viaje” de la salvación podría demorar entre 20 y 30 minutos y que la operación entre colocar el primer minero y sacarlo del ascensor hasta colocar el segundo minero podría durar 1 hora y media. Y así sucesivamente de a uno, hasta ese emblemático número de 33”, finaliza. .

Más allá del infierno mediático que impide ver lo esencial, el sentido todavía se hace sentir e algunas voces: Jaime Iturra Redondo, CORE de la región, indica: “El accidente es fruto del criterio con que se administra el modelo, hay que recalcar que se está donde está en gran parte por la capacidad de organización de los mineros. El gobierno y el estado han hecho lo que correspondía para estar a la par con ese esfuerzo de los mineros”.

Un concepto similar deslizó el Ministro Laurence Goldborne al responder una pregunta después de su conferencia de prensa: “Ministro. Todo indica que será un éxito el rescate. ¿Es este el fruto del trabajo de un equipo multidisciplinario con un foco común, en donde las diferentes inclinaciones corporativas, profesionales y percepciones de todo tipo se dejaron atrás en pos del objetivo común”?. El sí fue rotundo. “Esa es la idea”.

Las visiones entregadas por la senadora Isabel Allende, el senador Baldo Prokurica, en sus diferentes entrevistas apuntan a que lo importante es no ponerse a pelear acerca de cual es la mayor enseñanza para ver quién saca mejores dividendos políticos, o quién tiene la razón, teniendo en perspectiva sacar lecciones comunes.

“Hay que reenfocar la estrategia nacional para reencausar el potencial minero, en función de una explotación racional de las riquezas no renovables, programar salarios justos y asumir el compromiso de entregar la máxima seguridad para los trabajadores así como el de asegurar la máxima rentabilidad del estado en las operaciones mineras, cuya indispensabilidad de ha hecho evidente en esta operación”, comenta el diputado Lautaro Carmona al corresponsal Alex Barrionuevo del The New York Times.

Y este es el punto central. Los medios extranjeros se enfocan en lecciones de futuro para la sociedad y en encontrar claves del por qué de una operación hasta ahora exitosa. Los medios extranjeros salen de las penas del infierno en cambio los medios locales, cada cual enclaustrado en su agenda propia para hacerla trabajar en función de sus posiciones en la competencia de mercadeo publicitario. El episodio de los 33 mineros y su rescate, ha servido para observar el muestrario de los límites a que puede llegar el afán desmedido de los medios en desplegar todo su poderío para competir con el otro y supuestamente servir mejor al público informando.

“Los medios de Santiago en particular, han avasallado los espacios y las familias de los mineros se ven desbordadas por el mero hecho de la cantidad”, nos señala un periodista local. Y agrega perplejo: “Las instalaciones de las familias de los mineros, que antes eran el centro de la atención, han sido inundadas por una invasión y desaparecen en la marea de personal con sus cámaras, micrófonos, trípodes, cables, plataformas”.

Los medios han logrado lo que podría llamarse un Mall de la Información, o tal vez una Feria de la Información. Por lo “acerado” del reflejo del sol abrasante a mediodía o el frío punzante del clima continental desértico en la noche, es como el infierno de la antesala. No hay nada más desagradable que la comercialización de la información a costa, tanto del ingenio como de la irresponsabilidad humana.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

In situ…que hay detrás del rescate?

Andrea Dufournel (especial para ARGENPRESS.info)

Sin desconocer lo dramático que resulta, siquiera, pensar en lo que es vivir sepultados bajo miles de toneladas de rocas y tierra, lo importante es que sean rescatados con vida los 33 mineros, tomando en cuenta que la atención mundial está puesta en la mina San José, no deja de ser patético, incluso vomitivo, el manejo mediático que han hecho las autoridades:…qué Nicolás Quesille…, qué Pelotón…el mejor Reality de la historia está por llegar a su clímax, dirigido nada más ni nada menos que por el excelentísimo gobierno del cambio, el futuro y la esperanza, manejando, incluso, los tiempos del rescate…seguramente quienes están atrapados deben tener una ansiedad tremenda al sentir que su encierro está por terminar, pero ¿sabrán cómo que se les ha utilizado? a ellos, a sus familias, a sus hijos, sin el menor disimulo.

La preparación del día “D” más parece un circo, los que van a salir de allí son personas que merecen respeto, ellos no regresan de vacaciones, han estado por más de dos meses encerrados y no por voluntad propia, sino por la irresponsabilidad de los empresarios que a costa de mano de obra barata, transgrediendo todas las leyes que protegen a los trabajadores, ganan dinero a manos llenas, dineros manchado con la vida de los que han muerto en sus faenas, por un lado, y la irresponsabilidad de un estado jibarizado que pocas atribuciones tiene para fiscalizar las condiciones de seguridad en que se realizan los trabajos. Seguramente, van a estar por mucho tiempo con toda la atención de los medios encima y bien por ellos, son verdaderos ejemplos de fortaleza, fortaleza que han obtenido gracias a siglos de explotación e injusticias, pero ¿alguien a escuchado o leído los cambios que han realizado los que deben legislar sobre las condiciones laborales en las que se ganan el pan los trabajadores chilenos?, así como están sacando cuentas alegres sobre los puntos en que podría subir Piñera, en las encuestas una vez realizado el rescate, llevan la cuenta de cuantos mineros, trabajadores de nuestro país, han muerto durante este año en “accidentes” laborales?, los trabajadores que han muerto , ¿tenían seguros de vida?, vale la pena preguntarse ¿cuánto vale la vida de un trabajador para los empresarios si en un sistema, como la economía “social” de mercado los trabajadores son prescindibles y reemplazables en cualquier momento, según los intereses de los que tienen el poder económico, acaso algún trabajador se siente seguro en su trabajo sabiendo que en cualquier momento puede ser despedido. La subcontratación, que nos han impuesto, no es otra cosa que una nueva forma de explotación y de manipulación ya que nadie se atreve a formar sindicatos ni reclamar por temor a perder su fuente laboral, los hacen firmar contratos cada tres meses, o en el mejor de los casos cada fin de año, así se ahorran las indemnizaciones.

Los 33 mineros bajo 700 metros en Copiapó es una tragedia que no sorprende: los obreros saben que, además de cobre y oro, en los yacimientos ronda la muerte… que en las profundidades del pique se vive al filo del peligro, pero también lo saben los que trabajan en las salmoneras que trabajan bajo el agua, los temporeros con los pesticidas, sobre todo las mujeres en edad fértil, muchos de sus hijos nacen con malformaciones, los choferes que “cumplen turnos” que ponen en riesgo su vida y la de los pasajeros.

El problema de los trabajadores chilenos es transversal y lo ocurrido con los mineros debe dejarnos algo, mejoras sustanciales en las condiciones laborales, eso es lo que debería estar mostrando la televisión, no el manejo antojadizo que hemos visto hasta el momento en que se pretende hacer llorar en cámara a cuanta esposa, padre, hijo o pariente en vivo agradeciendo a las autoridades por el rescate, rescate que, por lo demás es su obligación, y no sacar provecho ni acelerar el rescate a riesgo de la seguridad de los mineros para que su “excelencia” se luzca en Europa mostrando fotos, videos y el manoseado papelito, con él incluido…por supuesto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

In situ…que hay detrás del rescate?

Andrea Dufournel (especial para ARGENPRESS.info)

Sin desconocer lo dramático que resulta, siquiera, pensar en lo que es vivir sepultados bajo miles de toneladas de rocas y tierra, lo importante es que sean rescatados con vida los 33 mineros, tomando en cuenta que la atención mundial está puesta en la mina San José, no deja de ser patético, incluso vomitivo, el manejo mediático que han hecho las autoridades:…qué Nicolás Quesille…, qué Pelotón…el mejor Reality de la historia está por llegar a su clímax, dirigido nada más ni nada menos que por el excelentísimo gobierno del cambio, el futuro y la esperanza, manejando, incluso, los tiempos del rescate…seguramente quienes están atrapados deben tener una ansiedad tremenda al sentir que su encierro está por terminar, pero ¿sabrán cómo que se les ha utilizado? a ellos, a sus familias, a sus hijos, sin el menor disimulo.

La preparación del día “D” más parece un circo, los que van a salir de allí son personas que merecen respeto, ellos no regresan de vacaciones, han estado por más de dos meses encerrados y no por voluntad propia, sino por la irresponsabilidad de los empresarios que a costa de mano de obra barata, transgrediendo todas las leyes que protegen a los trabajadores, ganan dinero a manos llenas, dineros manchado con la vida de los que han muerto en sus faenas, por un lado, y la irresponsabilidad de un estado jibarizado que pocas atribuciones tiene para fiscalizar las condiciones de seguridad en que se realizan los trabajos. Seguramente, van a estar por mucho tiempo con toda la atención de los medios encima y bien por ellos, son verdaderos ejemplos de fortaleza, fortaleza que han obtenido gracias a siglos de explotación e injusticias, pero ¿alguien a escuchado o leído los cambios que han realizado los que deben legislar sobre las condiciones laborales en las que se ganan el pan los trabajadores chilenos?, así como están sacando cuentas alegres sobre los puntos en que podría subir Piñera, en las encuestas una vez realizado el rescate, llevan la cuenta de cuantos mineros, trabajadores de nuestro país, han muerto durante este año en “accidentes” laborales?, los trabajadores que han muerto , ¿tenían seguros de vida?, vale la pena preguntarse ¿cuánto vale la vida de un trabajador para los empresarios si en un sistema, como la economía “social” de mercado los trabajadores son prescindibles y reemplazables en cualquier momento, según los intereses de los que tienen el poder económico, acaso algún trabajador se siente seguro en su trabajo sabiendo que en cualquier momento puede ser despedido. La subcontratación, que nos han impuesto, no es otra cosa que una nueva forma de explotación y de manipulación ya que nadie se atreve a formar sindicatos ni reclamar por temor a perder su fuente laboral, los hacen firmar contratos cada tres meses, o en el mejor de los casos cada fin de año, así se ahorran las indemnizaciones.

Los 33 mineros bajo 700 metros en Copiapó es una tragedia que no sorprende: los obreros saben que, además de cobre y oro, en los yacimientos ronda la muerte… que en las profundidades del pique se vive al filo del peligro, pero también lo saben los que trabajan en las salmoneras que trabajan bajo el agua, los temporeros con los pesticidas, sobre todo las mujeres en edad fértil, muchos de sus hijos nacen con malformaciones, los choferes que “cumplen turnos” que ponen en riesgo su vida y la de los pasajeros.

El problema de los trabajadores chilenos es transversal y lo ocurrido con los mineros debe dejarnos algo, mejoras sustanciales en las condiciones laborales, eso es lo que debería estar mostrando la televisión, no el manejo antojadizo que hemos visto hasta el momento en que se pretende hacer llorar en cámara a cuanta esposa, padre, hijo o pariente en vivo agradeciendo a las autoridades por el rescate, rescate que, por lo demás es su obligación, y no sacar provecho ni acelerar el rescate a riesgo de la seguridad de los mineros para que su “excelencia” se luzca en Europa mostrando fotos, videos y el manoseado papelito, con él incluido…por supuesto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: Los 33 mineros también son africanos

Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)
Mire usted en qué han convertido este paisito que se hunde en el polo sur, como cuchillo desdentado, viviendo ante el vértigo del precipicio oceánico.

Mire cómo la dicha impensable de que 33 mineros hayan sobrevivido a un derrumbe de toneladas multiplicadas, es convertida por el mal gobierno en reality show, propaganda atosigante, sobreexposición y usura.
Vea usted, que mientras el endeudamiento aliena a millones, la explotación de los muchos se intensifica, la precarización del empleo es una de las maneras cardinales de mantener la tasa de ganancia del capital, la criminalización del descontento cae como un rayo de maldiciones sobre los mapuche y los libertarios y los trabajadores y los estudiantes, y se sostiene por la fuerza –que es armas y consenso y temor- un orden de las cosas inhumano y helado; aquí nos tienen pegados al televisor como si ese recorte a discreción y premeditado de un gesto de la realidad fuera toda la realidad.
Sepa que en este sitio –donde hubo hace menos de 40 años uno de los pueblos más organizados y atentos del planeta- ya ni sabe por qué la banca y el comercio es pura especulación y castigo cotidiano; ni sabe por qué un puñado de familias son el dueño de todo, en tanto se abarrota el territorio de mentiras negras, se oprime con saña, se destruyen los bosques a costa del hogar mapuche, el agua salada y dulce tiene propietario, se detiene a los jóvenes por la gorra y el tatuaje, y el capital se reproduce y concentra por despojo y plusvalor.
Y, claro, la indignación social salta como neurosis individual. Nunca hubo más tristes científicamente contados, ni tanta farmacia por habitante, ni tanta desigualdad probada, a la vista o mal encubierta, ni una sociedad de clases loteada geográficamente, bajo el espejismo de las mercancías a plazo esclavo.
Mire usted en qué han convertido este paisito que se hunde en el polo sur, como cuchillo desdentado. Que todavía vivimos del poco cobre estatal que queda y cuya propiedad se muerde cada día a través de acciones bursátiles puestas en quién sabe dónde y se resuelven nuevas privatizaciones en la trastienda del Estado corporativo que manda como un solo y atroz castigo, mientras la salud es un privilegio y la educación es una cárcel y fábrica de trabajadores baratos, y la seguridad social un recuerdo de nuestros mayores.
Y mire cómo a los mandatados a cambiar la vida, las grandes mayorías que la sudan y padecen, los más puestos con cabeza y corazón, no terminan por reunirse de una vez para inestabilizar la paz de cementerios tan conveniente para la minoría que ordena el naipe sin báscula, y ni un paro nacional logramos convenir. Y no para hacer la revolución –que ese desafío en este paraíso del capitalismo mundial tiene para largo-, sino para del gateo ser capaces encumbrarnos y otear un futuro más allá de las cuentas y los cuentos.
Eso de la Concertación y la derecha, y sus matices invisibles, es cosa de grandes empresarios y politólogos que no sueltan el mango hasta caer deshechos al fondo de un cementerio privado y poco tiene que ver con el interés colectivo.
¿Y qué le voy a decir a mi hijo, tan chiquilín y abrumado por los ciberjuegos, la competencia bárbara desde prekinder, y la ignorancia y el temor que gobiernan las relaciones sociales? Ya le expliqué que dios no nos inventó, sino que nosotros inventamos a dios, y también que detrás de todas las cosas que no son naturales lo que existe es puro trabajo de seres humanos y no un misterio de las vitrinas, y que el egoísmo es mera brutalidad condensada y escasez de lóbulo frontal. ¿Pero qué le dejaré además de mi ternura de fin de semana, mis dos mil marchas contra las injusticias, las barricadas de los 80 contra la tiranía y una pila de artículos y reportajes más una veintena de intentos de contribuir a crear y luego concretar un proyecto macizo donde todos puedan caber y con la mira puesta en un horizonte donde la propiedad privada sea sólo una pesadilla prehistórica? Ahora tendré que dedicarme, muy didácticamente, a contarle por qué ya el desarrollo de las fuerzas productivas alcanzaría ahorita mismo para alimentar y ofrecer una vida decente a los 6 mil millones de contemporáneos que nos rodean, y que finalmente todos somos parientes de los primeros seres humanos que por obra de la evolución y el movimiento contradictorio e irrefrenable de la vida misma se les ocurrió nacer en África Central. Porque, en definitiva, todos somos africanos. También los 33 mineros de Copiapó.
Mire usted en qué han convertido este paisito que se hunde en el polo sur, como cuchillo desdentado. Las traiciones, la desconfianza y las utilidades más indecorosas son las maneras hegemónicas en las que se despierta el día en Chile cuando termina la primera década del nuevo milenio.
La semana entrante, con la feliz salida de los mineros enterrados, al mismo tiempo, seremos obligados al espanto multimediático del dolor utilizado matemáticamente por los pocos poderosos.
Sin embargo, la foto rugosa del Che que cuelga como hermano mayor en mi cabecera, todavía mantiene el ardor extraño de la rebeldía que no cede jamás. Más allá de todas las miserias y los desafíos colosales pendientes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

México profundo, libro de Bonfil, arranca telarañas: religión, lengua, cultura, que no nos pertenecen

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. El libro México profundo -Una civilización negada- de Guillermo Bonfil, publicado hace poco más de 30 años (unos siete años antes de la rebelión indígena del EZLN de 1994) transformó radicalmente mi concepción sobre la historia de México. Ignoro si los dirigentes de esta maravillosa rebelión –metidos en la selva de Chiapas- lo conocieron antes; pero sí me atrevo a afirmar que así como el EZLN vino en 1994 a reivindicar y a recordarnos los derechos indígenas, el libro de Bonfil ayuda a entender lo que ha sido nuestra civilización mesoamericana negada, tergiversada, casi destruida y en proceso de olvido. El libro consta de apenas 250 páginas, que por su interés, pueden leerse en un tirón, es decir, en una cuantas horas. ¿Cómo no tratar de entender las radicales diferencias entre nuestra cultura mesoamericana, original, autóctona y la cultura que nos impusieron –la occidental- con todo el afán de someternos?

2. “La historia reciente de México, la de los últimos 500 años –escribe Bonfil- es la historia del enfrentamiento permanente entre quienes pretenden encauzar al país en el proyecto de la civilización occidental y quienes resisten arraigados en formas de vida de estirpe mesoamericana: el primero llegó con los invasores europeos, no se abandonó con la independencia: los nuevos grupos que tomaron, primero los criollos y después los mestizos, nunca renunciaron al proyecto occidental”. Este párrafo ha sido esencial para mí al mantener una posición totalmente crítica de los llamados héroes; no sólo para combatir a los conservadores aliados a españoles, franceses, ingleses, yanquis, militares y clero, sino que también para combatir a los héroes liberales (Juárez, Madero, Obregón, entre otros) que en nombre de la justicia y anticonservadurismo consolidaron el dominio de la burguesía y occidente.

3. El México profundo está formado por una gran diversidad de pueblos, comunidades y sectores sociales que constituyen la mayoría de la población del país, escribe Bonfil. Lo que los une y los distingue del resto de la sociedad mexicana es que los indígenas son grupos portadores de maneras de entender el mundo y organizar la vida que tienen su origen en la civilización mesoamericana, forjada aquí a lo largo de un dilatado y complejo proceso histórico. Sólo a partir de la invasión europea y la instauración del régimen colonial es cuando el colonizador ignora (parece no entender, a propósito) la ancestral mirada profunda del indio para ver y entender esta tierra, pero también ignora su experiencia y su memoria. No hay duda que los invasores no buscaban entender o comprender nada porque su mentalidad siempre fue el uso de la fuerza y de las armas para dominar y saquear las riquezas del país.

4. Nadie puede negar que la burguesía haya sido revolucionaria en su tiempo, es decir, en los años en que los terratenientes, el clero, los militares, los caciques, saqueaban todas la riquezas y mantenían a la población en la miseria, el hambre y la total ignorancia; pero aquel proyecto que en México se desarrolló a mediados del siglo XIX (como proceso de acumulación originaria, según Marx) no solo expropió a la iglesia y a los conservadores sino que arrebató también las tierras comunales a los indígenas y campesinos para entregárselo a la nueva burguesía terrateniente. La rebelión campesina de Chalco, encabezada por Julio Chávez López (influido por ideas “utopistas” del griego Radakanati) reprimida bárbaramente por el gobierno de Juárez y los liberales, así como otras rebeliones por tierras de la época, son ejemplos del comportamiento de la nueva burguesía que también festeja el bicentenario de su nacimiento.

5. Leía hace unos días –y me encantó- que desde que Hugo Chávez asumió el gobierno de Venezuela decretó la desaparición del “Día de la Raza” por ser una concepción colonialista (que durante siglos se usado en las escuelas) e implantó al mismo tiempo conocer el 12 de octubre como el “Día de la Resistencia Indígena”. Esto porque nuestros pueblos –del hoy América Latina- resistieron las armas asesinas de los invasores o conquistadores quienes luego –para someternos mejor- nos impusieron el mestizaje, su religión y su lengua. ¿Puede olvidarse que además, para imponernos su “civilización”, ordenaron la construcción y construyeron miles de edificios suyos para enterrar nuestros monumentos (Zócalo, Plaza de Tlatelolco de la ciudad de México) y pueblos olmecas, toltecas, mayas, zapotecas, mixtecos, mexicas? Reconozcamos que hemos arrastrado costumbres que no nos pertenecen. El 12 de octubre es el Día de la Resistencia Indígena, no Día de la Raza”, como nos mal enseñaron.

6. Pienso que como esa medida decretada por Chávez en Venezuela (que rompe con solo un símbolo ideológico de conquista y opresión) deberían seguir tomándose en Latinoamérica otras más para ir borrando nuestro falso pasado e inventada identidad; aunque nuestra batalla de hoy sea contra el capitalismo. El centro de nuestras luchas en América Latina del siglo XX y XXI no puede ser otro que el combate contra el capitalismo y el imperialismo mundial que mantiene a nuestro continente en terribles condiciones; pero también debemos revisar nuestro pasado, nuestros orígenes, para entender porqué no nos hemos liberado y seguimos viviendo sumisos a todos los imperios y a quienes nos explotan y oprimen. También en España las gentes más avanzadas de izquierda y libertaria se enfrentan a la xenofobia, al racismo, al actual franquismo que aún controla las instituciones y el pensamiento de gran parte del pueblo español.

7. ¿Qué acciones importantes preparan los indios de América Latina, los mestizos más conscientes que conocen su historia, para reivindicar sus valores frente a la civilización impuesta por los invasores españoles y europeos? ¿Cuáles serán las acciones que harán ecos del bicentenario? Mi querido amigo Tomás, escritor y viajero de Cuenca, España, -quien durante varios días me recibió en su casa y me ha enviado un par de sus libros- hoy me escribe como un recordatorio: “Durante casi cuatro siglos España amparó el derecho del saqueo en toda América. La Corona española se aplicó en expoliar meticulosamente los territorios de ultramar que le correspondieron en el infame reparto que llevaron a cabo las coronas europeas a comienzos de la Edad Moderna; aquellos monarcas pusieron a dios como garante de su aberrante barbarie, aquellos que, en nombre de la Cristiandad, asesinaron y privaron de libertad a cientos de millones de personas”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...