lunes, 25 de octubre de 2010

Proyecto Censurado 2011: Las noticias más censuradas en Alemania

Traducción: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Las 10 noticias germanas más importantes censuradas en 2009, investigadas por el Proyecto Censurado de Alemania y publicadas el 30 de enero de 2010 por Iniciativa Noticias Esclarecidas (Initiative Nachrichtenaufklärung).

1) Emergencia hospitalaria: Abandonan pacientes necesitados de ayuda
En Alemania existe medio millón de personas que dependen de cuidados profesionales cada día de sus vidas. Cuando permanecen en un hospital tienen que arreglárselas sin esa ayuda. Por otra parte, con una escasez severa de enfermeras, las clínicas alemanas no están equipadas para ocuparse de las necesidades de pacientes enfermos crónicos o lisiados. Los resultados: las comidas son retiradas demasiado temprano (antes que terminen de ingerirlas) y comportamientos estimados no aceptables se tratan con tranquilizantes. Las organizaciones sociales vienen luchando por años para poner término a esta situación deplorable. Como resultado de su presión, en el verano de 2009 [junio-septiembre] se aprobó una ley que, sin embargo, soluciona el problema sólo a muy pocos pacientes. La situación, la ley, ni sus críticas han tenido cobertura de los medios.

2) Internación en hospitales psiquiátricos: Leyes alemanas violan Convención ONU
Aquellos enfermos que los médicos especialistas consideren un peligro para otra gente, o para ellos mismos, en la Alemania de Ángela Merkel pueden ser ingresados por la fuerza en hospitales psiquiátricos. Sin embargo, la Convención ONU sobre Derechos de las Personas con Incapacidades permite su hospitalización y tratamiento obligatorio solamente si alguien violó el derecho penal. El convenio tiene validez en Alemania desde 2009 pero, frente a este aspecto preciso, se ha puesto en vigor ilícitamente una ley nacional con la intención de mantener la práctica. Este comportamiento ha sido criticado por abogados de derechos humanos y grupos que representan la aflicción de los pacientes. La gran prensa no ha mostrado ningún interés en el tema.

3) Información de guerra distrae atención de medidas civiles para solución de conflictos
Las medidas civiles para la solución de conflictos, como alternativa a la intervención militar, son raramente un tema de debate en los medios, aunque estas iniciativas a menudo traen la paz a las áreas en crisis. Buenos ejemplos de esta conducta mediática son el conflicto en Nepal [ignorado en América Latina desde la caída del primer ministro Pushpa Kamal Dahal, conocido como "Prachanda, en mayo 2009, tras el acuerdo de paz suscrito a fines de 2006] y el proceso en los estados bálticos que pertenecieron a la Unión Soviética. Como Alemania confía cada vez con más frecuencia en las acciones militares en áreas en crisis por todo el mundo, también deberían darse a conocer al público las alternativas civiles.

4) Violencia ilegal de la policía
Incluso en el “estado de derecho” que es Alemania, pueden darse violentos ataques de la policía contra la gente. Estos casos raramente se hacen públicos, pues los propios policías deberían investigar a sus colegas culpables. La mayoría de los procesos legales se abandonan porque los policías no atestiguan cara a cara, aunque sean los únicos testigos, aparte de la víctima. Los medios informan de casos aislados pero nunca mencionan el trabajo del Comité de Investigación Independiente.

5) Nadie controla finanzas de iglesias
Las instituciones religiosas bajo jurisdicción pública están eximidas de impuestos y, por lo tanto, no son controladas por la oficina recaudara, como por ejemplo muchos monasterios católicos de Baviera sin un negocio afiliado. Automáticamente se les considera dignos de confianza. Esto permite utilizar recibos falsos de donación y evadir impuesto sin que nadie lo note. Los medios tienden a ignorar la falta de supervisión financiera y estas potenciales lagunas tributarias.

6) No siempre declaran aditivos de yodo
Un fuerte lobby de las corporaciones de sal y de la industria farmacéutica propaga los contenidos de yodo en la alimentación. Sin embargo, aproximadamente el 10 por ciento de los alemanes sufre de intolerancia al yodo, mientras disminuyen las enfermedades inducidas por la falta de ese elemento químico. También se sospecha que demasiado yodo tiene un efecto empeorante sobre las enfermedades auto-inmunes de la glándula tiroides. A menudo, la adición de yodo no requiere ser declarada en el acondicionamiento de alimentos, haciendo más difícil evitarlo. Los medios raramente divulgan sobre esta falta de opción del consumidor.

7) Los genes humanos pueden ser patentados
La privatización vía “patente de invención” amenaza a los genes humanos descifrados y a las secuencias del gen, tales como aquellas que contribuyen a la alta tensión arterial o al cáncer de mamas. El monopolio de los dueños de tales patentes obstaculiza a las empresas que compiten por desarrollar sus propios productos farmacéuticos y hace más costosa la investigación independiente. También pueden presentarse desventajas para los pacientes, pues las compañías de seguro médico, por razones económicas, prefieren las formas de tratamiento que no requieren pagar una licencia por conocimiento patentado. No existe información adecuada sobre las opciones, riesgos y consecuencias que trae consigo patentar el gen.

8) En escuelas para sordos… rechazan el lenguaje de signos
El lenguaje de signos se enseña en muy pocas escuelas alemanas para sordos, en país donde alrededor de 80.000 ciudadanos padecen sordera. Los científicos han estado discutiendo por décadas si el sordo debe o no aprender su propio sistema de lenguaje. La mayoría de los profesores de sordos asumen que la maestría y el uso del lenguaje de signos excluye a sus alumnos de la sociedad. Los críticos, por otra parte, temen que sin el uso del lenguaje de signos el sordo podría inhibir su desarrollo mental, mientras solamente el 30% de la lengua hablada pueden ser descifrada leyendo los labios. Incluso muy pocas personas conocen la existencia de esta discusión.

9) Alemania lidera exportación de armas
Alemania ha sido durante muchos años uno de los más grandes exportadores de armas del mundo. A pesar de los alegatos restrictivos contra esta práctica, en todos los conflictos armados se están usando armas alemanas, que se entregan a países con un estatus problemático en la observación de derechos humanos, tales como Georgia, Darfur y Afganistán. Solamente en casos excepcionales los medios han emprendido una investigación cuidadosa sobre este tema complejo y evasivo.

10) La construcción de viviendas utiliza materiales cuestionados
Incluso después prohibirse el uso de asbesto (o amianto) como material de construcción, por sus comprobados efectos cancerígenos, ese y otros materiales todavía siguen fabricándose y utilizándose en edificaciones y transformaciones de viviendas, amenazando a los seres humanos y al medio ambiente. Por ejemplo, muchas sustancias químicas usadas en aislamiento de pisos y paredes causan reacciones alérgicas. Ante muchos materiales de aislamiento sintéticos, tales como el poliestireno, existen alternativas naturales como el lino, cáñamo o lanas. Los fabricantes inducen a la gente a aislar sus casas sin ningún debate público sobre las consecuencias a largo plazo causadas por los materiales sintéticos. Este problema, en el mejor de los casos, apenas se analiza en publicaciones especializadas o en suplementos especiales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¿Hacia dónde se proyecta Irán?

Abel Samir (especial para ARGENPRESS.info)

Hoy ya es un hecho de que el mundo avanza hacia la construcción de grandes Estados Multinacionales. Esa es la forma que adoptan en esta época los Estados nacionales, para permitir el desarrollo del comercio, de la técnica al servicio del desarrollo pacífico, como una solución para establecer un mundo en que existe más integración entre los Estados de una misma región; un mundo más proclive a la defensa de sus intereses comunes, de la integridad de los países y en defensa del medio ambiente, cuestión vital para poder seguir en armonía con la propia Naturaleza.

Un mundo, también, que deje de lado las guerras que hasta aquí han sido un medio de apropiarse de tierras de otras etnias o países, como lo ha estado haciendo Israel hasta aquí con los palestinos. La experiencia europea nos muestra hoy la unión de Estados que durante más de medio siglo fueron enemigos irreconciliables y la geopolítica de ellos era recuperar lo perdido en la anterior guerra, hoy por hoy una geopolítica finiquitada y abandonada. Si en 1945 se le hubiese ocurrido a algún analista geopolítico sugerir esa estrategia habría sido abrumado por los denuestos y catalogado de plantear soluciones ilusorias e imposibles. Por lo contrario, hoy se ve todo lo contrario: como casi imposible una guerra entre Alemania y Francia, por ejemplo. Pero en aquella época, los derrotados sólo pensaban en cómo se armarían de nuevo y cómo se desquitarían en la próxima. La geopolítica de Europa es hoy totalmente diferente a la de 1945, que fue hasta esa época una geopolítica agresiva con tendencia a la apropiación de territorios o la tendencia a la reconquista. Ya en la época de Luis XIV Francia en la voz del cardenal Richelieu planteaba la necesidad de fronteras naturales para la seguridad del Estado. Por fronteras naturales se entendía a los ríos y a los mares fundamentalmente, aunque también las montañas lo eran. De esa forma Francia conformó un territorio que limitaba al sur con los Pirineos y en parte con el Mediterráneo, al oeste con el océano, al este con los Alpes y el río Rhein (Rin). El mismo criterio de fronteras naturales aplicaron todos los países de Europa y los que no poseían ese tipo de fronteras dada su geografía de territorios más continentales se vieron involucrados en guerras que terminaron cercenando su territorio. Esas “fronteras naturales” fueron objeto de fricción constante que motivó muchas guerras.

En esa perspectiva unitaria, aunque por ahora Irán no se lo proponga como objetivo inmediato (y que no lo sabemos a ciencia cierta), es que ese país debe tener una estrategia de acercamiento con sus Estados vecinos, cuestión por lo demás necesaria desde el punto de vista del desarrollo económico y tecnológico y de la seguridad de su Estado. Ya existen muy buenas relaciones con Turquía, Siria, Líbano y Azerbaiyán, además con Omán, un Estado que ha estado bajo la influencia de Arabia Saudita. Irán y Omán firmaron un acuerdo de defensa del estrecho de Ormuz que es la puerta del Golfo Pérsico. Este es un importante acuerdo que está apuntado a cualquier intervención extraña que pretenda controlar el Golfo Pérsico, especialmente los que no pertenecen a esa región, como USA, Inglaterra e Israel. Y no está lejos, cuando los norteamericanos desaparezcan del todo, el acercamiento con Irak. Gracias a su influencia regional, Irán intervino entre las principales fracciones chiítas de Irak para que se unieran y formaran gobierno, cuestión que no pudo hacerlo USA, aunque lo intentó muchas veces sin éxito El enviado norteamericano para Afganistán y Pakistán, Richard Holbrooke manifestó que Irán tiene un papel muy importante que jugar en un arreglo pacífico en Afganistán, ya que la guerra hoy no la puede ganar USA, al contrario se ha eternizado y con ello se ha eternizado también el excesivo gasto militar en las ya escuálidas arcas fiscales de USA.

Esas relaciones no pueden ser sólo comerciales, porque lo que necesita Irán ―y también los otros Estados― es cierto grado de seguridad para seguirse desarrollando su tecnología y desarrollo comercial, sin tener que someterse al arbitrio de las grandes potencias o a los intereses de dominación de algunos Estados de la región que cuestionan de hecho la soberanía de ellos, aunque lo hagan desde posiciones aparentemente de respeto a esos principios universales y, por ende, no conducen a la construcción de este tipo de Estados del cual es hoy su mejor exponente la Unión Europea.

La existencia de un Estado libre y soberano pasa hoy por este tipo de unión. Los Estados pequeños no son verdaderamente libres y respetados por las grandes potencias y la historia del mundo lo muestra en todas las épocas. Y en esa zona Israel, aunque pequeño en tamaño, posee un potencial militar con armas sofisticadas y nucleares que es una amenaza a todos los países vecinos y a los que están un poco más lejos. Y entre los Estados continuamente amenazados por Israel está Líbano, cuyas fronteras han sido y siguen siendo atropelladas por las fuerzas israelíes. Esa es ya una forma de tradición de Israel desde que ese pueblo nómada se apoderase de las tierras y ciudades de los cananeos hace dos mil años, pueblo, el cananeo, que estaba emparentado cultural y étnicamente con los fenicios, los antiguos libaneses.

Y la relación de Irán con el Líbano es muy especial. Recordemos que este país comparte la frontera sur con Israel. Cabe preguntarse y ¿hacia dónde podía dirigirse Líbano para conseguir ayuda contra la intromisión y la amenaza de Israel? Y no sólo amenazas, no se puede olvidar que Líbano ha sido atacado e invadido en varias oportunidades bajo diferentes razones: que los palestinos, que los chiítas, etc. Además su espacio aéreo siempre ha sido violado por Israel aprovechándose que Líbano no posee suficientes armas antiaéreas capaces de derribar los aviones israelíes.

El único país que posee medios económicos y militares de envergadura es Irán y su gobierno, con una visión regionalista e integracionista ha ayudado a Líbano a resolver los problemas derivados de su economía y por otro lado se ha manifestado estado dispuesto a ayudar a Líbano a defenderse militarmente. Terminada la guerra última, la ayuda a Líbano fue muy importante y el pueblo libanés lo reconoce agradecido. Además, la práctica solidaria de Irán con los poblados destruidos por la aviación israelí durante la esa guerra, ha permitido la reconstrucción de ellos y el regreso a la normalidad. Más de algún pensador han manifestado que el Líbano es un pulmón que respira a través de Irán. Algo muy interesante por cierto. Y lo recalca el escritor Robert Fisk recientemente en un artículo en el periódico “The Independent”.

El desarrollo tecnológico de Irán no tiene nada que ver con la miopía de Bush como lo sostienen algunos articulistas. La guerra con Irak, iniciada por Sadam Jussein, dejó en evidencia que Irán no podía continuar como hasta ese momento: prácticamente indefenso. Y los que tradicionalmente vendían armas a Irán eran aquellos que lo hacían buscando sus propios beneficios y bajo la perspectiva del dominio geopolítico de la región. Era necesario, entonces, desarrollar el país aprovechando sus recursos energéti-cos como capital, y bajo esa idea el Estado iraní aprovechó los recursos para transformar a Irán en un país moderno y de mayor cultura. Las universidades de Irán no tienen nada que envidiar a las universidades europeas.

Poco a poco se está configurando una unidad vecinal que tarde o temprano ha de constituir la base sobre la que se edifique un Estado Multinacional, cuestión que se esperaba de la Liga Árabe y que por muchas razones no pudo ni puede ser el factor aglutinante de esta región. Ya en el pasado, el que fuese presidente de Egipto Gamal Abdel Nasser con una visión futurista intentó este camino empezando por unir a Egipto con Siria en 1958 bajo el nombre de República Árabe Unida. A esta unión se estaba acercando Libia ya bajo la dirección del actual dirigente Muammar al-Gaddafi, idea que no llegó a realizarse por la derrota de Egipto, Siria y Jordania en la guerra de los seis días en 1967. A la muerte de Nasser, su sucesor, Anwar el-Sadat, fuertemente influido por USA dejó de lado este proyecto y se deshizo la unión que había con Siria.

La visita del presidente Mahmud Ahmadineyad a Líbano recientemente ocurrida, no se ha hecho para amenazar a Israel ni mucho menos a USA. Desde luego que esos Estados se sienten frustrados por la calurosa acogida que ha tenido en Líbano la visita del presidente iraní. Ahmadineyad fue aclamado por el numeroso público asistente al paso de su comitiva por Beiruth. Y allí no sólo había gente relacionada con Hizbollá o Amal. Las agencias norteamericanas intentan manipular la noticia diciendo que la gente de esas organizaciones tiene más lealtad a Irán que a Líbano, algo absolutamente falso. Lo que es realmente cierto, es que Irán ha aumentado su influencia en Líbano y que en Hizbollá es un aliado poderoso que en caso de guerra actuará del lado de Irán.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Mineros chilenos: ¡Una buena noticia!

Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

Creo que lo que acaba de pasar en Chile con los mineros es una buena noticia, refrescante, esperanzadora. Por supuesto, no estoy hablando del rescate (de eso ya se habló hasta el hartazgo, y algunos sin dudas hicieron su buena fortuna con el show). Yo, igual que ellos, “mineros que no pretenden hacerse millonarios con todo esto” según dijo su abogado, tampoco pretendo medrar con el asunto. Si ahora estoy contento es por lo que acaba de suceder...

Por supuesto que el rescate fue una buena noticia para los 33 mineros, eso está fuera de discusión. ¡Buenísima noticia!, quizá una de las cosas más fabulosas de sus vidas y que ninguno, absolutamente ninguno de los que asistimos pasivamente a ese monumental show que se nos presentó, podemos asimilar en su verdadero valor: en general, ninguno de quienes vimos ese infame espectáculo de baja categoría en que se transformó su odisea personal pasó dos meses bajo tierra, por lo que ninguno de nosotros podrá valorar como ellos la alegría del rescate. Eso también está fuera de discusión.

Si ahora estoy contento con la buena noticia –refrescante y esperanzadora como decía– es por lo que ella significa: “Mineros rescatados del fondo del yacimiento San José, en el desierto de Atacama, presentarán una demanda contra el Estado y contra los dueños de la citada veta, asociada a las causas del derrumbe del 5 de agosto”.

Eso da esperanzas. No sólo porque, probablemente, los trabajadores puedan ganar su demanda judicial. Da vida, esperanzas y nos carga de energía porque permite ver que no está todo perdido, que pese a la fuerza monumental con que el sistema parece vapulearnos una y otra vez, pese al manejo quasi absoluto que los factores de poder hacen de los desposeídos… pese a todo eso: ¡sigue habiendo esperanzas! La reacción de los mineros nos lo confirma.

Ya está más que dicho lo que significó toda la parafernalia comunicacional con se envolvió el hecho. Ello deja ver en forma descarnada cómo se manejan las cosas desde el poder en forma creciente: todo lo que sea contestatario, protesta, rebelión, o se criminaliza estigmatizándolo, o se lo coopta convirtiéndolo en mercadería mediática. En este caso, con el accidente de los trabajadores mineros, se hizo esto último. Algo que no es otra cosa que un accidente laboral debido a la rapacidad empresarial y a la negligencia de un aparato estatal que se revela como defensor de esos intereses y no del de los más humildes, se convirtió en un fabuloso espectáculo mediático. Con ello se tapó la verdadera causa del problema, y secundariamente –negocios son negocios– produjo unas buenas ganancias para más de alguno.

“Teníamos indicios de problemas de seguridad y deberíamos haber actuado con anticipación”, declaró en un momento la Ministra de Trabajo Camila Merino, dejando ver que el gobierno conocía ya de problemas en la mina San José. El Servicio Nacional de Geología y Minería es el responsable de fiscalizar la seguridad de los trabajos mineros; si en este caso no lo hizo, se incurrió en un delito que podría haber costado 33 vidas. “Los principales responsables son la empresa y sus dueños, que son dos personas naturales. En contra de ellos se va a presentar una demanda de indemnización de perjuicios. Pero también han existido en esta situación algunos funcionarios públicos que no hicieron bien su trabajo (…) También se ejercerán acciones en contra del Fisco”, manifestó el abogado Edgardo Reynoso en representación de 31 de los 33 mineros.

Insisto con que esto es una buena noticia –al menos para el campo de la justicia, de la lucha popular, de la lucha por un mundo menos injusto que el que nos toca– porque la versión “oficial” que recorrió el mundo fue un mensaje “cool”, para decirlo en términos modernos, con un presidente muy preocupado por sus ciudadanos y un equipo de gobierno que “hizo lo imposible” por devolver con vida a los damnificados... Pero la realidad era muy otra: mientras en el mismo país, a unos kilómetros hacia el sur, se reprimía al movimiento mapuche, también se encubría la violación a derechos mínimos y elementales de seguridad en que incurrían una empresa privada y un Estado cómplice con estos trabajadores mineros, intentando echarse una cortina de humo sobre todo ello con este montaje definitivamente maquiavélico. Todo el show sonaba orquestado, recordando más bien un campeonato mundial de fútbol o la elección de Miss Universo: la banalidad llevada a sus extremos, pisoteando de una manera infame los derechos de los principales protagonistas: los mineros. Y tratando de imbécil a la población mundial, a la que se le invita (obliga) a presenciar impasible una descarada mentira bien preparada.

Tanta fue la manipulación en juego y el agobio que les creó, que 31 de esos 33 trabajadores, una vez rescatados, decidieron crear una sociedad para administrar sus derechos comerciales derivados de todo el espectáculo publicitario que esto significa, para “actuar ordenadamente frente a terceros y por todo lo que se viene en el futuro”, sintetizó el abogado patrocinante. A tal punto llega este acoso para comercializar y trivializar el hecho (¡despolitizarlo!, para decirlo con más exactitud) que uno de los minero rescatados llegó a decir que “estaba mejor allá abajo que arriba”.

Este grupo de trabajadores “son personas modestas, son obreros, mineros que no pretenden hacerse millonarios con todo esto, y lo único que quieren es simplemente que un tribunal les pondere su daño”, debió aclarar el abogado defensor. Por tanto, como una sana, justa y correcta respuesta política antes los hechos, ahora demandan judicialmente. ¡Eso da esperanzas!

El mundo no es, ni por asomo, el reality show que nos venden a diario por la industria de la desinformación, que crece sin parar. El mundo no es un paraíso libre de conflictos. Si eso es lo que los poderes dominantes pretenden obligarnos a creer, la demanda de los compañeros chilenos es una bocanada de aire fresco que nos recuerda que, como dijo el hindú Rabindranath Tagore: “aunque le arranquen los pétalos, no quitarás la belleza de la flor”, que la grama siempre reverdece. La “resolución consensuada de conflictos” que se puso de moda estos últimos años –después de los distintos Pinochet que ensangrentaron Latinoamérica preparando el terreno para el triunfo casi absoluto del capital privado– no alcanza para “resolver” realmente lo que sigue siendo el motor de las sociedades. Si el “milagro chileno” del régimen de Pinochet son empresas que no respetan leyes laborales y autoridades de gobierno que avalan esa explotación, el juicio que ahora ponen los rescatados mineros nos dice que la lucha por un mundo más justo aún sigue, y que el pretendido “milagro” no es sino parte de ese show mediático, que en parte ya había desenmascarado el reciente terremoto de febrero.

En función de esa esperanza que entonces no ha muerto –pese a Pinochet y a todos los que trabajaron para matarla, en Chile y en cualquier parte del mundo–, y recordando palabras de compañeros latinoamericanos inmediatamente posteriores al golpe de Estado del fatídico 11 de septiembre de 1973, hagamos nuestro aquello de “¡obrero chileno, no baje la bandera que aquí estamos dispuestos a cruzar la cordillera!”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El show mediático y los mineros de chile

Alberto Maldonado (especial para ARGENPRESS.info)
“Sin querer queriendo” (como diría el Chavo del Ocho) a la derecha cavernaria de Chile y a la derecha pelucona de todo el continente, les resultó excelente el “reality” show (el espectáculo de la realidad) de los 33 mineros enterrados en la mina San José de Copiappó (norte de Chile) y su rescate.

Durante dos meses y más hasta su dramatizado rescate (un día entero) las cadenas de televisión y radio del mundo entero no dejaron de “estar pendientes” de tan singular proceso, único en la historia reciente del drama minero que, a lo largo de siglos, se ha cobrado miles de vidas de seres humanos, sin que se le haya dedicado más que un discreto suelto de crónica en los medios impresos y, “si había buenas tomas”, un espacio de segundos en las redes televisivas.
¿Qué fue lo que determinó tamaño despliegue informativo, de recreación y de opinión? Dice Chomsky (un intelectual de izquierda norteamericano) que los medios del sistema buscan y anhelan precisamente “algo” que distraiga a los perceptores de sus diarias preocupaciones. Y este caso no podía ser ni más apropiado ni más oportuno, para un mundo sumido en mil y un problemas, cual más cual menos, más apabullante que otro.
Primero: que un grupo de mineros “no se haya muerto” tras el hundimiento de una galería de una mina que siempre operó en pésimas condiciones. Lo “normal” habría sido que estuvieran muertos cuando se les descubra (si es que se les descubría) ya que estuvieron 17 días sin que se sepa de ellos, enterrados a una profundidad de 700 metros bajo tierra. Pero, en este caso, los 33 mineros dieron señales de vida cuando llegó una sonda que, desde arriba, sus desesperados compañeros lograron que llegara a esas entrañas.
Ese papelito (que el Presidente Piñera lo exhibía con “sano orgullo chileno”) fue suficiente para que se despertara el morbo mundial: unos, alabando lo increíble (que tras 17 días todavía estén vivos los 3 mineros) otros, perurgiendo para que no se pierda más tiempo y se ensayen todas las formas posibles (incluidas las más caras y sofisticadas) de rescate de los enterrados; y un gobierno civil que había llegado por el voto popular pero que era el heredero directo del pinochetismo más cruel, que, durante 17 años, asoló sin compasión con todo lo que en Chile se parecía a progresismo, a izquierdismo. Pero, el nuevo gobierno estaba empeñado en mejorar su imagen, ante propios y extraños, y contaba para ello con un enfervorizado esquema mediático, que, desde el primer día del anuncio, advirtió que estaba frente a un hecho único, inédito, muy especial, que había que explotarlo, minuto a minuto, sin descanso y sin escatimar recursos mediáticos, especialmente a través de la televisión
De pronto, la humanidad entera se vio envuelta en tan singular suceso; y, al parecer, olvidó sus problemas cotidianos: la desocupación galopante, las remuneraciones cada vez más escasas, la migración masiva, el peligro de una guerra nuclear, que puede desatarse cualquier momento, en el Medio Oriente pero que “nos cubriría” a todos; la pobreza y la miseria, que azota a la humanidad, especialmente a nuestros países del tercero, cuarto y quinto mundos; la gran crisis mundial económica y política, que nos amenaza nuevamente con resultados peores a los que hemos visto, la criminalidad y la “globalización” del negocio del narcotráfico; y otros.
Al parecer, todo el mundo prefirió ver y oír y asistir, en vivo y en directo, si los expertos y rescatistas, lograban, primero llegar a tiempo, a rescatar a los mineros con vida; y luego, en el colmo del paroxismo mediático, cómo esa capsula milagrosa, durante cerca de 24 horas, descendía a 623 metros de profundidad y volvía a parir un rescatado, al que le esperaban, nada menos y nada más, que el Presidente de la República, su señora esposa (como no podía ser de otra manera) sus esposas y/o amantes, incluidos sus hijos (si eran pequeños, mejor) y cuáles eran sus primeras palabras, a quién abrazaban, antes de perderse en la solemnidades de un hospital de campaña, para que pudieran seguir aislados un par de días más, antes de volver a la normalidad.
Y la normalidad no volvería, por lo menos para algunos mineros, convertidos en personajes mundiales, sin que ellos lo hayan querido. Mientras, el Presidente Piñera aprovechó la coyuntura para darse un baño de popularidad en Europa. Algunos mineros estaban siendo tentados a que escriban sus memorias, a buen precio; otros, a realizar viajes de ensueño (previstos solo para pelucones) y no faltará algún minero que se lance posteriormente a la política doméstica, con un handicap sobre cualquier rival.
La ansiada normalidad en la mina La Esperanza, tampoco llegó para los más de 300 mineros que, “para su mala suerte”, no estuvieron, el momento oportuno, en la mina que se vino abajo y no participaron sino como observadores del show. Los medios sipianos, desde luego, se olvidaron por completo de los rescatistas que bajaron a encapsular a los 33. Para colmo, ocurrió que los dueños de la peligrosa mina (que, en principio, acusaron al Departamento de Geología de Chile, de la tragedia) “se olvidaron” de pagarles sus escuálidas pero bien ganadas remuneraciones. Para peor; como la mina quedó en calidad de cerrada, y los empresarios pensaban siquiera en pagar un mínimo porcentaje de los 20 millones de dólares que costó el rescate, según cifras oficiales, pues “estaban pensando” en darse de quiebra. Desde luego, ni los 1.500 periodistas de más de quinientas empresas mediáticas (incluida la CNN en español, que fue la que “descubrió” que uno de los atrapados tenía mujer propia y amante) iban a ponerle atención al reclamo de esos mineros. El periodismo mediático no se ocupa de “tales minucias” sino solo de lo que puede causar sensación, interés, escándalo, morbo.
Todo periodista moderno, que se precie (y todo empresario mediático) debe soñar en que sucesos increíbles, como el de la mina San José de Copiappó, deberían repetirse con más frecuencia. Y uno de los marketineros de profesión, decía, pero fuera de registro, que “el caso” chileno habría sido más impactante si “dos o tres mineros” hubieran muerto y, por los menos, a unos 5 los sacaban heridos. Recordaba que, de la tragedia del avión que se estrelló con pasajeros uruguayos, en una cima de los andes chilenos, hasta se han hecho películas, ya que los sobrevivientes tuvieron que comerse las partes blandas de los muertos, para sobrevivir.
Todos pensamos que las y los ecuatorianos pudiéramos ser “bendecidos” con una réplica del caso chileno, ya que, pocos día después de que el “fervor mediático” dejó Chile, una de las viejas minas de Portovelo (el tradicional sector de la minería artesanal y empresarial del sur de Ecuador) se hundió y atrapó a cuatro mineros, que iban a sus trabajos en una profundidad de 150 metros bajo tierra (comenzando por esa dimensión, ya se daban diferencias “de profundidad” con lo ocurrido en Chile::700 mts.) Además, eran “solo cuatro” (frente a 33) y, según sus compañeros de trabajo, habían quedado atrapados en un lugar accesible a un rescate por medios manuales y artesanales.
No pasó ni un día, y ya fueron encontrados, pero muertos, dos de los cuatro mineros Y, cuando los “expertos” de siempre comenzaron a insinuar que el Presidente Correa debía estar presente en el rescate de los otros dos, a pesar de sus dolencias (está sujeto a un régimen de recuperación drástico y diario de su pierna recién operada) y decían que “era su deber” estar ahí, como lo había hecho el solícito Presidente Piñera y su señora esposa. Mas, tres días después, y a pesar de los esfuerzos que se hicieron, los rescatistas ecuatorianos solo pudieron hallar los cuerpos sin vida de los otros dos mineros atrapados.
Frente a “tamaña decepción” alguien aclaró con mucha “lógica”: un caso como el de los “33-m” solo puede ocurrir en Chile, en donde el piadoso Pinochet redujo drásticamente la población y obligó a entrar a este país en la senda de la “democracia y la libertad”. Y Piñera si tiene el derecho a reclamar la unión de todos los chilenos, inclusive de aquellos que no olvidan que en 17 años se dieron más de tres mil desaparecidos, miles de muertos y medio millón en el exilio. Eso es ser democrático y buena persona. En cambio, el Correa qué?: si solo bastó que se levante un regimiento de policías, reclamando sus “justos derechos”, para que pierda la calma y casi sume al país en una hecatombe.
Sin embargo, a nivel mundial, el suceso chileno y ecuatoriano sirvió por lo menos para que se recuerde que hay una legislación especial que pretende proteger a los trabajadores de alto riesgo y que muchos países del mundo (Chile a la cabeza) no observa tales mandamientos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

De la accidentología a la siniestralidad (Parte V - Final)

Juan Carlos Cena (especial para ARGENPRESS.info)

En Argentina hay 22 muertos diarios en accidentes viales. Casi un muerto por hora.

Contrariamente, el transporte ferroviario es, y seguirá siendo, un contaminante atmosférico insignificante aún cuando se tome en cuenta la polución causada por la generación de corriente eléctrica. Los resultados positivos del tráfico ferroviario, sobre todo en el campo de la polución así como también en el consumo de energía y la seguridad del transporte vial y ferroviario, en interés de la calidad de vida en el medio ambiente son altamente positivos. Informe sintético dado por el representante de La República Federal Alemana en el congreso de la Asociación Panamericana de ferrocarriles. - Caracas - 1985.

Lo que no se dice en los informes

Casi todos los informes sobre muertes en carreteras o llamados viales eluden denunciar que los accidentes aumentaron por la ausencia del ferrocarril. Que la carga y el número de pasajeros no transportados por ausencia de ese modo de transporte se volcaron a las carreteras. Aumentando el número de camiones y de ómnibus hasta llegar a una brutal saturación, fundamentalmente, en las cercanías a los puertos de ríos y de mar, y en las grandes ciudades.

El otro tema no abarcado, aunque no es de la incumbencia de estos organismos, es el costo de los fletes. El 82% del transporte de carga se realiza por rutas, y la mayoría no está en buenas condiciones, de la misma manera ocurre con los ómnibus.

Aunque no existan cifras oficiales ni del Gobierno porteño ni de Vialidad Nacional, se estima que entre 10 y 15 mil camiones entran, salen y transitan por las calles de la Ciudad cada día; que obstaculizan el tránsito y que provocan accidentes. El sentido común indicaría que el tránsito pesado no debería circular por la Ciudad ni estacionar en cualquier lado, y es menos concebible que la carga de los camiones pueda caerse desde las autopistas a las calles porque está mal asegurada. ¿Por qué sucede y quién es responsable? ¿Podría evitarse? Más que una causa, detrás del problema hay un entramado de intereses sectoriales complejo, pero se destaca la laxitud de los controles o su total ausencia.

El 82% del transporte de cargas en el país se realiza por carretera y crece al ritmo del consumo. En 2007 se incorporaron 19.948 unidades nuevas de camiones pesados, en tanto el aumento de la carga, estimado en unos 21 millones de toneladas para este año exigiría sumar unas 25 mil unidades más (Fundación FIEL, proyecciones logísticas mayo 2008).

Hay camiones que deben entrar al puerto para llevar o traer mercancía; hay camiones “pasantes” que entran a la Ciudad desde el norte para llegar al puerto de Avellaneda, Rosario o Santa Fe, o que deben hacer su camino norte-sur y seguir por ruta. Finalmente, la propia necesidad de las grandes ciudades de ser abastecidos lleva a que muchos vehículos realicen descargas en pleno macro y microcentro.

Una estadística del CESVI, entidad de las empresas aseguradoras, afirma que los camiones protagonizan el 30% del total de accidentes.

El Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi) dice en un informe que las rutas nacionales 9, 7 y 8 se producen el 21% de los accidentes viales de la Argentina, lo que las lleva a liderar el trágico ranking de la siniestralidad.

Del estudio surge que el 7,2% de los choques suceden en la ruta 9, mientras que la 7 y la 8 comparten el segundo lugar, con el 7% del total.

Como se dijo, las rutas 9, 7 y 8 acumularon más del 20 por ciento de los siniestros viales que, en los primeros seis meses de este año, sumaron 11.996, con un saldo de 5365 muertos, según un informe que otra institución privada envía a sus socios.

Un panorama pintado por la tragedia, muerte, dolor, indignación y pedido de mejoras concretas. Es el producto de la concatenación de hechos que tiene que con el escaso mantenimiento de las arterias, negligencia o falta de profesionalismo de los conductores y poca rigurosidad en los controles suelen ser algunas de las razones más comunes que derivan en estas tragedias.

Tras recorrer más de 20.000 kilómetros de rutas argentinas, el Cesvi realiza anualmente un ranking de los 20 caminos donde ocurren mayor cantidad de accidentes de tránsito.

Según arrojan los datos de esa entidad, para el primer semestre, el promedio de víctimas mortales fue de 26 personas diarias, mientras que, en ese lapso, 105 resultaron heridas.

La ruta nacional Nº 9 tiene un tránsito medio diario anual de 372.000 vehículos en los tramos de mayor caudal, como en el que va entre la avenida General Paz y la ruta provincial 4.

En tanto, la ruta nacional 7 tiene un paso diario promedio de 150.600, en el tramo más complejo, que va desde la avenida General Paz hasta la ruta provincial 4.

En la ruta 8, en el trayecto entre la 9 y la ruta provincial 26 se produce el mayor flujo diario con 85.100 vehículos.

La ruta 11, tristemente famosa, por la tragedia del colegio Ecos y la reciente, en la que murieron 14 personas en Villa Guillermina (aquel hecho también había ocurrido en Santa Fe), tiene un caudal vehicular diario de 20.700 vehículos, en el tramo que va desde Resistencia, Chaco, hasta el cruce con la ruta nacional Nº 16.

Pero, lo fundamental es la falta de una política de Estado para el Sistema Nacional de Transporte por parte del gobierno. De la misma manera le ocurre a la llamada oposición, también adolece de una falta de políticas serias sobre este tema. Ambos están unidos, los une una falta de proyecto de país, de una concepción de lo nación.

El diario La Nación consultó a especialistas en materia de seguridad vial e infraestructura terrestre. Todos los entrevistados coincidieron en que se debe hacer hincapié en los tres aspectos que intervienen en esta problemática: la educación y la infraestructura viales y los controles (como se informa por separado).

Ninguno mencionó a los otros modos de transporte, ferrocarril y flota fluvial.

"La red vial argentina tiene 300.000 kilómetros, de los cuales el 5 por ciento soporta el 57 por ciento del tránsito total de transporte de cargas, pasajeros y particular. Además, concentra el 75% de las muertes en todas las rutas argentinas. Es decir, son 15.000 los kilómetros de la red troncal principal", explicó Guillermo Laura, presidente de la Fundación Metas Siglo XXI.

Laura presentó hace 12 años en el Congreso un proyecto para la creación del Programa de Modernización de la Infraestructura del Transporte Terrestre, iniciativa para que la red troncal vial sea de autopistas inteligentes, con lo cual, según Laura, se reducirían el 87% de las muertes en accidentes en rutas.

Ahora las carreteras inteligentes

En estos días estamos asistiendo a otros edictos fantásticos, grandilocuentes. Siempre manifesté mucho antes, que estas proclamas fosforescentes eran debilidades gubernamentales como el aeropuerto en el río de Plata de Carlos Menem diseñado por don Álvaro Alzogaray, y el cohete que iba a la estratosfera y aterrizaba en Japón en un periquete, todo según Menem; el traslado de la Capital Federal a Viedma, el puente que uniría Buenos Aires y Colonia - Uruguay, la canalización del río Bermejo, trenes balas y soterramientos varios. Me equivoqué. Esos anuncios errabundos también están en el imaginario privado, pero… con algunas diferencias notables: hacer negocios no tan resplandecientes a como de lugar.

Asistimos de vez en cuando, casi perplejos, de la cuasi proclama del proyecto de las autopistas inteligentes. Es una obra costosísima. Su costo rondaría los 2.000.000 de dólares el kilómetro, cifra que supera en diez veces lo que se invertiría en el tendido de un kilómetro de vía férrea, 220.000 dólares por kilómetro (precio internacional). Inversión brutal que, además, no soluciona la complejidad del transporte en la Argentina que está colapsado, como tampoco en ninguna parte del mundo. Repito, en ninguna parte del mundo las autopistas resolvieron el problema de transporte en general de pasajeros y cargas.

Al compilar estos anuncios para realizar el escrito, no puedo, antes de continuar, recordar y referirme otra vez a María Elena Walsh, y a su trabajo publicado en el diario Clarín el 16 de agosto de 1979 "Desventuras en el País Jardín de Infantes, tiempos calientes eran esos, si los hubo. Como reflexión, luego de leer el archivo para trabajar, afirmar: No sólo creen, como afirmaba María Elena Walsh, que somos un país de jardín de infantes, sino que están convencidos que todos estamos por ingresar al primario, certeza que se anida en el Estado y en los factores de poder.

Este anuncio vial inteligente confirma que todos ellos, gobierno y privados, creen que este es un país de negados, habitados por seres subalternos.

Debemos preguntarnos el porqué de este proyecto, a quien beneficia. Porque en los países capitalistas centrales no existen.

No nos dicen el verdadero motivo, porque sino el proyecto de marras se caería. Es decir, argumentan otros. Veamos someramente como se organizan estos sujetos cartelizados que representan al transporte automotor.

Ellos, los cartelizados, dicen que de acuerdo a sus proyecciones hasta el 2010, la carga total de la Argentina aumentará un 77%. Los nodos más comprometidos serán el puerto de Buenos Aires y el paso Cristo Redentor, en la provincia de Mendoza. El 90 % de las empresas exportadoras argentinas prevé que sus ventas al exterior crecerán a una tasa anual de entre el 10 y el 12 %, según un trabajo del Banco Mundial. La Nación Transportes y Servicios 31-07-07.

La Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL) - Cargadores, estima un crecimiento del 7% al 8% en su actividad logística. Afirman que el problema que más los preocupa es la infraestructura, es decir las carreteras. El Estado debe hacer más rutas, es una cuenta pendiente.

Previendo esta demanda, en base a esta perspectiva de las empresas transportistas, las industrias del transporte automotor (fábricas) invierten en expansión, para aumentar la productividad. La Empresa Volvo, por ejemplo, fabricantes de camiones y colectivos, invertirá para ampliar sus instalaciones US$ 5.5 millones.

Por otra parte, la firma Scania promociona sus nuevos camiones series, P, G, y R. anunciando a la vez nuevas unidades que lanzará al mercado. Por otro lado, los representantes de las fábricas de autos informan que para el año que viene fabricarían 580.000 autos. Hay que imaginarse todos surcando el territorio nacional, por las mañanas las ciudades invadidas por estos artefactos metálicos, sembrando smog, ruidos, bocinazos, accidentes, más la dilapidación de combustible.

Veamos algunos efectos externos de esta invasión, muy brevemente:

A pesar de estas consecuencias los carteles preparan la invasión. Esto es sólo una muestra de como se alistan los integrantes de la Industria del Transporte Automotor (Transportistas y Fabricantes).

Estos, para invertir, repito, deben de tener garantías totales de que los ferrocarriles en la Argentina seguirán así, paralizados. Los trenes de pasajeros que conectaban regiones, ciudades y poblados con la diversidad de servicios, continuarán detenidos.

La decisión política es: hay que viajar en ómnibus y transportar en camión aunque aumenten los siniestros viales. Con respecto a la carga, debemos agregar que la diferencia del flete entre modo y modo es de un 38% y un 40% más caro que el acarreo en ferrocarril. No importa esa diferencia porque la pagamos en las góndolas.

Entonces, podemos afirmar, con todo derecho, que los anuncios desde el atril sólo han sido un gran engaño, se nos estuvo entreteniendo y mintiendo, como que éste gobierno es la continuidad del que se fue. Si es así, nos seguirán engañando con anuncios y más anuncios, ahora, de obras faraónicas. Pero, los que sí dicen la verdad son los cárteles de la Industria del Transporte Automotor a través de sus proyectadas inversiones y hay que tenerlos en cuenta.

Hay que tenerlo en cuenta porque ellos tienen un representante en el Gobierno que administra este Estado, el Secretario de Industria Fraguío, ex Presidente de ADEFA, la asociación que agrupa a los cartelizados industriales y fabricantes de auto partes del transporte automotor.

Según los números de ADEFA para el mes pasado, las ventas a concesionarios treparon 50,1% en relación a igual mes del año pasado, y un 3,8% contra agosto. En los nueve primeros meses de este año se informó la suba llegó al 39,9% en comparación con igual período del 2009. En total, llegaron a 63.914 autos comercializados.

En tanto, la producción de automóviles registró una suba mensual del 3,3% en septiembre, y un incremento del 37,8% interanual. El total fue de 75.344 unidades.

"Comparando los nueve primeros meses del 2010 con respecto al 2009 se registró una suba del 48,2%", precisa ADEFA.

Por otro lado: ¨Ha comenzado a circular por Internet una campaña de firmas que acompaña a un proyecto de ley -que ya cuenta con estado parlamentario- y que propone crear una "red de autopsias inteligentes, libres de peaje y la rehabilitación del ferrocarril". Con un gran despliegue de diseño, un grupo de empresas privadas capitaneadas por la Fundación Metas Siglo XXI, nos ofrecen "la solución para las muertes en las rutas".

Entre las empresas y sectores políticos y sociales que apoyan este proyecto se encuentran la Sociedad Rural, el grupo Pampa Sur, Loma Negra, el PRO de Mauricio Macri, la UCR (a través de Ignacio García Hamilton), la aseguradora HSBC, el Banco Santander Río, el Movimiento Popular Neuquino de Felipe Sapag y la Coalición Cívica.

La explicación a todo este embrollo es muy simple: La Fundación Metas Siglo XXI nos propone "grandes metas públicas no ideológicas". ¿Es otra vez el cuento del fin de la historia y la muerte de las ideologías? Así es, pero ahora son ellos mismos quienes nos anticipan un final que ya conocemos: entre los principios de esta Fundación está el "demostrar que aplicando los principios de una economía solidaria de mercado, dentro del marco de la democracia liberal, es posible lograr, especialmente en la República Argentina, eliminar la miseria…".

La avanzada del auto transporte automotor fue una constante, con la colaboración cipaya de todos los gobiernos, políticos, dirigentes gremiales y parte de la sociedad que aplaudió a dos manos los proyectos liberales, salvo honrosas excepciones. Por intereses económicos, el ferrocarril fue la presa codiciada y deseada. Argentina, igual que México y Brasil son países de grandes extensiones, voracidad mercantilista de los dueños corporativos de las grandes empresas constructoras de camiones y ómnibus de pasajeros.

No podemos creer ni por las tapas que invertirán un solo centavo en la reestructuración del Sistema Nacional Integrado de Transporte Ferroviario, Industrias y Comunicaciones. Ni pensar en la oposición, los proyectos presentados son solo un entretenimiento. Todo es un gran manto cargado de falacias para encubrir grandes negocios.

En mi libro El Ferrocidio digo: "El sistema constituye un aspecto clave de la vida nacional, ya no existe ninguna actividad que no requiera de una forma u otra de este servicio. El sistema de transporte es como el sistema arterial que irriga al cuerpo humano. Sin este régimen circulatorio el cuerpo no tendría vida. Todas las arterias, venas grandes, pequeñas y, conductos capilares, contribuyen armónicamente al funcionamiento de ese camino circulatorio. Todos los vasos arteriales son afluentes tributarios al sistema central de irrigación, todos son necesarios, comunicantes y complementarios entre sí. No compiten. Si eso ocurriera, habría un serio desequilibrio en el metabolismo de ese cuerpo, o no habría vida. No se puede imaginar el desarrollo de una comunidad que no cuente con un sistema de transporte adecuado, armónico, integrado, donde los distintos modos se complementen y sirvan a la universalidad comunicacional del territorio nacional.

El objetivo básico de cualquier Estado en ese sector es: Transportar, eficientemente, al más bajo costo social para la Nación. Para eso deberá fijar objetivos claros en su organización y armonización general. El Estado debe intervenir definiendo las normas de comportamiento de los distintos modos de transporte. Cumpliendo, con plena facultad, la función de planificador y organizador; asumiendo, a su vez, el papel de ente regulador, a través de un férreo control de gestión, para así, corregir errores y desviaciones en los objetivos fijados.

El ferrocarril es un componente del Sistema Nacional de Transporte y, como tal, su relación con la economía general se inscribe en este marco. En tales fines el ferrocarril tiene funciones específicas a las cuales, la Nación no puede renunciar.

Sin embargo, en mérito a constreñirlo a un papel netamente comercial, se abandonaron infraestructura y servicios de importancia estratégica, sin que los medios sustitutos, rigiéndose por estrictos e impropios mecanismos de lucro, hayan cubierto mínimamente los espacios vacíos, por el retiro del medio ferroviario, condenando a la extinción a poblaciones íntegras.

Este despoblamiento también es parte de la siniestralidad generada por la ausencia de los ferrocarriles.

La siniestralidad aumentará día a día en forma exponencial a medida que aumente la saturación de rutas y carreteras por camiones y ómnibus y no se vuelva al ferrocarril y a las vías navegables.

Ver también:


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Glosario de burradas filofascistas en la cabeza de los progresistas: Sobre el uso político de los muertos

Daniel Cadabón (especial para ARGENPRESS.info)

No soy filósofo, jamás pude, por ejemplo, escribir el nombre de Heidegger sin recurrir al diccionario; es más, antes de discutir con un filósofo preferiría seguir discutiendo durante horas con mis compañeros y amigos sobre viejas anécdotas de talleres, maquinas herramientas, afilado brocas, herramientas de corte o puesta a punto de motores de explosión. No es que me jacte de esto ni que lo reivindique, pero siempre me pareció más interesante el sonido de un torno maquinando una pieza dentro de las tolerancias micrométricas, que los interminables debates filosóficos sobre el ser y el tiempo.

Pero han asesinado a Mariano Ferreyra, joven militante del Partido Obrero, y esto ha conmovido todas esas rutinas; porque cuando un compañero militante es asesinado por una patota derechista hay que salir en su defensa aun en contra de los filósofos y toda la calaña de progres por más neutros y prestigiosos que puedan parecer.
Las burradas derechistas, en la cabeza de los progres, son un veneno que intenta forjar la idea social de que las víctimas, de la represión estatal en democracia, son victimarios o que, en definitiva, se lo buscaron. Para esto, no reparan en recurrir al arsenal de la teoría de los dos demonios, aunque por su falta de valentía lo hagan en forma solapada, encubierta y vergonzante.

No hay que negar el empeño con el que trabajan en esto; la democracia burguesa es única e irrepetible, una graciosa concesión de la burguesía a las masas del mundo, que de no existir deberían soportar el yugo de la dictaduras.
“No es lo mismo alguien que te decepciona que un enemigo mortal”.

José Pablo Feinmann –el bueno (¿?)- en su columna de pagina12 de este domingo, cree haber descubierto una frase que serviría al objetivo final de justificar al kirchnerismo frente a la crisis abierta por el asesinato del joven militante Mariano Ferreyra.

Puede ser que el kirchnerismo sea decepcionante, afirma el autor, pero nunca “un enemigo mortal”.

Esta es, sin duda, toda una toma de posición arriesgada por parte del filósofo, a apenas cuatro días de un crimen que aun no esta esclarecido. Pero Feinmann, parece ser un hombre que no se deja amilanar por las minucias que puedan revelarse después de una investigación hasta ahora inconclusa y avanza enfático en esto de delinear: quién te decepciona sin volverse tu enemigo y quien como enemigo no te decepciona, obvio.
Por extensión, Feinmann, explota su categoría de análisis en un sentido histórico que abarca a la propia democracia de los ´70; democracia que implicó uno de los regímenes más decepcionante para los trabajadores y donde se mezclaron una mayor explotación social basada en la represión, con la corrupción y el armado de bandas paramilitares que atacaron sin piedad cualquier manifestación independiente de las organizaciones obreras. Sin embargo, el autor, considera que no se debería asimilar a esa democracia setentista con el rol de enemigo mortal, por lo menos, sin previamente analizar cuales fueron las posibles causas de ese comportamiento anómalo de las instituciones “decepcionantes”. Para Feinmann la cosa se resuelve en una sigla, el ERP y en una ideología, la izquierda.
El filósofo destaca que “hubo siempre en la Argentina una izquierda que desconoció está verdad”, la de que “no es lo mismo alguien que te decepciona que un enemigo mortal” y da un ejemplo: “La Proclama que el ERP lanza ante la llegada de Cámpora al poder es reveladora: como Cámpora no hará la Reforma Agraria, no expropiará a las empresas monopólicas ni disolverá el poder de las Fuerzas Armadas, Cámpora es tan burgués como Lanusse”.

Feinmann oscurece un poco sus argumentos, al agregar en el mismo párrafo dos hechos sucedidos con meses de diferencia y con gobiernos diferentes (Cámpora primero y Perón después) y al no explicar que significado histórico le da a esta famosa proclama del ERP en la coyuntura camporista. No lo dice, pero podemos deducirlo: para Feinmann no fueron ni la masacre de Ezeiza organizada por las bandas paramilitares peronistas de derecha ni el lopezregismo ni la incapacidad del camporismo para cumplir con su misión de frenar la resistencia obrera en contra de los abusos de la patronales ni el impulso del imperialismo a los regímenes de fuerza en la década del ´70, lo que hizo que el gobierno de Cámpora cayera sin pena ni gloria; fue esa proclama “desacertada” del ERP, “al que no le importaban las coyunturas políticas”, lo que terminó con el gobierno del tío, abriendo una de las etapas más sangrientas de la historia argentina.

De este análisis a terminar argumentando que la ofensiva derechista en contra del movimiento obrero de los ´70 estaba justificada en el accionar de un grupo de la izquierda, como lo afirmaron los teóricos de los dos demonios, hay un solo paso y el filósofo (bueno¿?) lo da, apenas unos renglones más adelante.
“Así, el ERP ataca la guarnición militar de Azul pocos días antes de la reunión de los diputados peronistas con Perón, entregándole a Perón todos los motivos para demonizar a los jóvenes al acusarlos de ese hecho y, prácticamente ante las cámaras de televisión, condenarlos a muerte”; a esta altura el filósofo ya no duda en considerar la política represiva de la década del ´70 casi como una reacción defensiva del peronismo en contra de esa orientación desacertada de los militantes de izquierda que no entendieron, como Feinmann, que “no es lo mismo alguien que te decepciona que un enemigo mortal”.

Para hacer entrar la historia en su argumento, el filósofo se ve en la necesidad de desconocer que el peronismo de los ´70 fue convocado por el Gran acuerdo nacional no sólo para “decepcionar a las masas”, sino, y sobretodo, para derrotarlas en su creciente politización clasista y antiburocrática. Feinmann, no lo dice y al intentar desacreditar a la izquierda termina embelleciendo a la derecha, justificando sus golpes represivos.

El autor, tampoco dice que la gran batalla de Perón se dio fundamentalmente en los sindicatos, pero no par desarrollar una mayor autonomía o democracia sindical, sino para devolvérselos a la burocracia. Fue esto lo dio origen y puso en marcha un conjunto de leyes antiobreras y penales que tuvieron su presentación en sociedad el 1ª de mayo de 1974, obligando a los montoneros a abandonar la plaza “de Perón”
Puede que Perón haya usado el copamiento de Azul para llevar agua a su molino represivo y para justificar el accionar de las bandas de la triple A; pero las leyes, a las que el filósofo hace referencia y que convocaron a los diputados de la izquierda peronista frente a las cámaras de la televisión, no se prepararon en una semana.

Cuando el ERP intentó el copamiento del regimiento de Azul (19/01/74) la leyes penales represivas y la de Asociaciones sindicales ya estaban decididas, discutidas y escritas.

Fue a fines de enero de 1974, apenas diez días después de Azul, que el General, recibió con las cámaras de televisión encendidas a su “juventud maravillosa”, los escuchó unos minutos y luego dio un largo discurso donde los retó públicamente (en realidad los recagó a pedos): "el que no esté de acuerdo se va", los amenazó. Ocho de los diputados juveniles renunciaron a sus bancas y fueron expulsados del Partido.

Es que Perón y peronismo de derecha, arribaron al gobierno, ante la retirada de la dictadura, con la intención primordial de recuperar las organizaciones sindicales de manos de “la amenaza zurda”.
Por eso tenemos el derecho a preguntarnos ¿a qué refiere, el filósofo “bueno”, con todo este intríngulis histórico y deformado en medio de un contexto en el que aparece un militante de izquierda asesinado?
Deducimos que, al menos que el filósofo no sea tan bueno y entonces desconozca esta parte de la historia, toda esta deformación de los hechos origine una amenaza que termine por justificar el accionar patotero ante la acción militante; un alerta a los “jóvenes de izquierda” para que con sus protesta no disparen la reacción burguesa y si lo hacés “después no te quejes”, si encontrás en el lugar de la decepción a un enemigo mortal.
Así y todo, debemos reconocerle a Feinmann en su articulo el poner los puntos sobre las íes. Porque termina aceptando que para el progresismo argentino es preferible la “decepción” -es decir, la aceptación resignada de la ofensiva burguesa y sus patotas sobre la clase obrera- que la resistencia a esa ofensiva. Para el filósofo, como para el conjunto del progresismo, en la democracia burguesa los trabajadores y sus organizaciones deben inclinarse agachando la cabeza y vivir como rehenes de los dictados de los poderosos, única forma de evitar que se despierte la bestia.
Está claro, el filósofo en su artículo no sólo aconseja, fundamentalmente advierte - una suerte de amenaza- sin temor a que se le critique la deformación no sólo de la historia, sino también del presente. Para esto, el autor realiza un malabar sorprendente: no existiría nada en el kirchnerismo que impulse el uso de patotas, todo lo contrario, las patotas serían una especie de exculpación social reaccionaria.

La patota que asesinó a Mariano Ferreyra fue estimulada, de acuerdo al filósofo bueno (¿?), por un discurso opositor antipiquetero que circula en la sociedad y que termina por excitar la psicología patotera de la burocracia sindical para terminar con los “zurdos” – no hay duda que la filosofía de Feinmann se las trae-.

El oficialismo, por el contrario, en esto no tiene nada que ver ya que no está dispuesto a usar las fuerzas de seguridad para reprimir las manifestaciones obreras, (¿se olvida el filósofo de la represión a los piqueteros, a los trabajadores del Hospital francés, a los obreros de Terrabussi?) no importa entonces que la policía libere las calles o que conspicuos integrantes de gobierno y sus periodistas amanuenses anden a los besos con los integrantes de las patotas sospechados de homicidas, mientras comparten fiestas y fotos.
Feinmann destaca la existencia de un discurso social que hace eje en que “Hay que terminar con ese piqueterismo pendenciero que este Gobierno ha tolerado hasta extremos inauditos”(…) Sobre todo si se trata de esos malditos “zurdos” de siempre”, este el carburante para que “la patota sindical se sienta autorizada”.
No sería entonces la autocrítica presidencial frente a los grupos de la derecha sindical lo que agranda a los burócratas, ni la multitudinaria movilización al estadio de River detrás del proyecto Moyano -donde la presidenta se pone la camiseta de la JSP- lo que los autoriza a considerar que los sindicatos nuevamente “son de Perón”. No; según el filósofo, sería el discurso de una derecha reaccionaria, que ha hecho cuerpo en la sociedad, lo que habilita a los sicarios para apretar el gatillo.

Si fuera así, hasta la burocracia podría apoyar esta propuesta de análisis psicosocial ya que quedaría medianamente limpia en su accionar asesino al responder, casi, a un mandato social.

De todas maneras, aunque sabemos que el esfuerzo del autor no este puesto en esta explicación psicosocial, sino en levantar la prenda del kirchnerismo en su relación con las patotas, le quedaría por revelar que fue lo que llevó a que una sociedad tan reaccionaria se movilizara tan masivamente a las 24 horas de acontecido el asesinato de Mariano Ferreyra.
Feinmann, quiere lavarle la cara al kirchnerismo y de paso, si puede al peronismo de Perón.

Toma como accionar patotero paradigmático de los ´70 la irrupción de bandas armadas a la ciudad de Villa Constitución (1975), obviando las violentas intervenciones provinciales realizadas por bandas armadas y fuerzas de seguridad con Perón vivo (ya nada es casual); dice: en esas épocas las patotas “Se sentían parte del poder, lo eran. Pero esta patota, la que asesinó a Mariano Ferreyra, no es parte del poder, ni mucho menos del Estado”. Naturalmente Sr. Feinmann, aunque la patota que asesinó a Mariano participe en las fiestas de los capitostes del estado, sonrían para las fotos y llenen los actos oficiales.
Pero hay un punto aun más penoso en todo este asunto, si se puede. Y el filósofo al intentar mostrarse sarcástico con los compañeros del partido de Mariano, va a terminar escupiendo para arriba. “Supongamos, compañeros del PO (aunque ustedes no me quieran como compañero, pero no me importa: para mí ustedes tienen ideas e ideales, son jóvenes, pelean contra lo que creen injusto, y están –es mi opinión– equivocados porque no han aprendido a ver los matices, las diferenciaciones fundamentales entre las políticas burguesas que llevan en sí la muerte y las que no, no entienden que hoy, aun si ustedes llegaran al poder, no podrían hacer otra cosa que “capitalismo”, “políticas burguesas” o saldrían brutalmente expulsados en dos días a lo sumo)”. Para Feinmann, el kirchnerismo no es otra cosa que una hemorragia de realismo y entonces intenta devaluar a los que luchan.

Dado que no se puede hacer otra cosa que “capitalismo o “políticas burguesas” para qué luchar. ¿Para qué luchaste Mariano? ¿Para que diste todo lo que tenías? Si el filósofo ha hecho del capitalismo una política universal, necesaria y suficiente. ¿Para qué todos los días y en todo el mundo cientos de combatientes dieron y dan la vida en guerras antiimperialistas y anticapitalistas, si van a terminar haciendo “capitalismo” o “políticas burguesas”? Ay¡¡ filósofo bueno (¿?) tus argumentos parecen sacados del manual de kirchnerismo puro. Algo así parece haberse preguntado la presidenta cuando comparó una puerta con una vida. Vamos muchachos ¿Para qué rompen una puerta si después no se aguantan un balazo?
“El joven Mariano Ferreyra - prosigue Feinmann- si militaba en el PO lo hacía porque tenía la certeza de que todo es el Poder. Que no hay matices. Que no hay con quién dialogar (¿igual que el ERP, Feinmann?). ”.

“Recuerden ese consejo de oro: no es lo mismo alguien que te decepciona que un enemigo mortal. Por decirlo claro, lo que sigue a esto es un enemigo mortal”
Consejos, advertencias, amenazas. Uso político de una muerte militante para ensalzar al oficialismo.
Mariano Ferreyra ya no está para discutirle al filósofo y Elsa Rodríguez no despierta aun para decirle con un tono barrial franco: “che, filósofo, sabes lo que podes hacer con tus consejos y con tus políticas burguesas…”
Juicio y castigo a los asesinos materiales e intelectuales del Compañero Mariano Ferreyra.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La CGT de siempre. Esa costumbre de matar

PRENSA DE FRENTE

En los últimos años no fueron pocas las voces que insistieron sobre los riesgos y consecuencias de volcarse sobre las estructuras de poder hegemónicas para garantizar la gobernabilidad. Estos señalamientos están basados en la convicción y en la experiencia de que estas estructuras no pueden ser actores de cambio alguno, incluso si este existiera en el horizonte del proyecto kirchnerista. El PJ y la CGT son organizaciones con una historia difícil de desandar, son desde hace décadas estructuras de dominación con una lógica intrínseca que excede incluso a su conducción circunstancial.

El caso de la central sindical es quizá el más cristalino en cuanto a la imposibilidad de conducir un teórico proyecto de cambio desde esas organizaciones. Al inicio del actual proceso político, se argumentó que la disputa por la conducción del PJ y la CGT tenía como objetivo garantizar la gobernabilidad, ya que sin el manejo de esta estructura partidaria y la conducción de esa central, es imposible gobernar la Argentina. Lo cierto es que bajo esa premisa, lo que se desplegó luego fue un dispositivo de relegitimación de la dirigencia sindical cegeteista, fundada en el papel de la actual conducción de la central obrera, representada en Hugo Moyano y el MTA, en la lucha contra el neoliberalismo en los 90.

Este particular enfoque, evitó en todo momento mencionar el rol de complicidad institucional jugado por la CGT durante la aprobación de las políticas más antipopulares en casi 30 años de democracia, con la ley de flexibilización laboral a la cabeza. También se desentiende de los negociados con las obras sociales que implosionó con el caso de La Bancaria, en el que se constató que la propia prestadora de salud de la gremial suministró medicamentos oncológicos adulterados a sus afiliados o familiares que padecen cáncer, y por el cual está en prisión Juan José Zanola.

Tiempo después y ante el progresivo estrechamiento de los marcos de alianzas del oficialismo y a la par de la emergencia del debate sobre libertad y democracia sindical, comenzó a galvanizar un discurso entre la militancia oficialista en el cual no solo la CGT era regada de épica anti neoliberal, sino que a través de ese cristal también comenzaron a volcarse miradas de desconfianza sobre la CTA. La central surgida en Burzaco perdió así su lugar como espacio legítimo de organización sindical y las sospechas sobre los alcances de su representación de los trabajadores fue puesta sobre el tapete.

La legalidad gremial para la CTA por parte del Ministerio de Trabajo nunca fue un debate posible para el oficialismo, así lo confirma la defensa cerrada del unicato sindical, posición que ganó voces impensadas. La reivindicación de la CGT llegó incluso a correr horizontes simbólicos que parecían infranqueables. Dirigentes surgidos de las tendencias de izquierda del peronismo se sumaron con algarabía a impulsar la Juventud Sindical, reedición nominal de aquel engendro macartista, enemigo y asesino de la JTP, que prefiguró el funcionamiento de la AAA. Las prácticas de los muchachos de la Unión Ferroviaria en Barracas, viene a mostrar que, aún en escalas actuales, no es solo el nombre lo que se retoma.

Esta farsa insostenible de “unificación” de los sectores antagónicos del peronismo, que ahora reaparecen conviviendo armoniosamente - pero bajo la pretendida hegemonía del peronismo menos conservador, según observa la progresia kirchnerista - fue catalogada como un salto de madurez. Pronto, algunos sectores progresistas se vieron en la situación de tener que justificar las gorileadas de los burócratas sindicales, tarea que desarrollaron estoicamente sin ponerse colorados. Esta reivindicación forzada, consolidada desde la 125 hasta esta parte, se desarrolla a través de una mística que reivindica no solo a las estructuras de gobierno, PJ y CGT, sino que sostiene que la izquierda es la derecha y nubla que los tiros de los muchachos de Pedraza iban dirigidos, más allá de su destino final, contra otros trabajadores.

Desde 678, un panel de periodistas liberales lanza en sus canciones que “la izquierda dice que Cristina hace el bien para hacer el mal” y se reivindican, con una sinceridad macartista profunda, que “a la izquierda del kirchnerismo no hay nada”. La negación es el primer paso, el segundo fue cagarlos a tiros, aunque cada acción la ejecuten actores diferentes.

En su momento, se escucharon pocas voces repudiando los dichos de un dirigente de primera línea de la CGT, como lo es el metalúrgico Julio Belén, que afirmó que la CTA es “la zurda loca, la cuarta internacional que manejan desde afuera”, y sugirió que el mayor peligro de desestabilización viene desde la izquierda.

Tampoco fueron mayoría las voces del oficialismo para repudiar la persecución que durante años llevó adelante la UTA contra los trabajadores del Subte o el visto bueno que dio la conducción del gremio de la alimentación para que la policía bonaerense haga detenciones dentro de la planta de Kraff durante el conflicto que se desató el año pasado en esa empresa. El crimen del maestro Carlos Fuentealba en mano de la policía neuquina, provocó que la principal central sindical del país decretara al menos una hora de paro. Hecho que al no repetirse esta semana muestra pone en claro la dificultad de Moyano para "separarse" en la práctica de la conducción de uno de los gremios más importantes de la central que encabeza.

En la movilización del jueves último a Plaza de Mayo o en las principales ciudades del país, se evidenció el amplio consenso popular tras el reclamo de justicia y el rechazo a la burocracia sindical. La izquierda, o más precisamente: el espacio político "a la izquierda del kirchnerismo" se expresó con contundencia, enarbolando banderas que el gobierno pretende para sí mientras las pisotea. Esto le preocupa más al kirchnerismo, que las críticas que le surjan por derecha, que le terminan resultando funcionales. En cambio, el cuestionamiento, pero sobre todo la visibilidad masiva en las calles de otras voces más consecuentes enarbolando consignas de justicia, derechos humanos y libertad sindical, descalabra toda estrategia oficial.

Las presencias minoritarias de figuras oficialistas (Baradel de SUTEBA, Luis D’Elía, Nuevo Encuentro de Martín Sabatella) no alcanzan para disimular la premeditada a ausencia de organizaciones afines al oficialismo en la movilización del jueves último. La masividad en el repudio al asesinato de un militante popular no aparece en el podio de la jerarquía de algunos jóvenes dirigentes con teléfono abierto en la oficina de Oscar Parrilli, todos ellos muy preocupados en no "hacerle el juego la derecha".

La identificación acrítica entre el kirchnerismo y la CGT se fue consolidando al punto que la semana que viene, cuando se cumplan diez días del asesinato de Mariano Ferreyra, La Cámpora realizará una serie de actividades en conjunto con las 62 Organizaciones Peronistas, en las que hablarán bronces sindicales de la calaña del porteñazo Alejandro Amor y la mano derecha de Pedraza, el ”Gallego” Fernández.

Un capítulo aparte merece la cobertura mediática. Contradictoriamente la presencia de los medios fue la que colaboró para que desde un primer momento estén claras las responsabilidades materiales del asesinato de Mariano Ferreyra. Sin embargo, los medios masivos, voceros de los grupos de poder, fueron los que reiteradamente hablaron de un “enfrentamiento entre sindicatos” o de la “violencia gremial que vuelve a teñir de rojo al país”, discursos tan característicos de los sectores patronales que buscan desprestigiar a la organización de los trabajadores, justamente en momentos en los cuales se discute la participación de algunos sectores obreros en la rentabilidad empresaria.

En sintonía con las respuestas del gobierno en la voz de los ministros Carlos Tomada y Aníbal Fernández, profesionales en desconocer públicamente aquello en lo que son especialistas en privado, aparecieron también las operaciones de prensa oficialistas. 678 y la agencia Telám intentaron por todos los medios vincular a José Pedraza con Eduardo Duhalde, cosa que por otra parte no ha de ser difícil de lograr, pero que no modifica el escenario ni limpia los niveles de responsabilidad en el esquema que hizo posible la muerte de Mariano. El ex presidente, asesino nunca juzgado, no maneja la Policía Federal ni el Ministerio de Trabajo ni las alianzas políticas del kirchnerismo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Mariano Ferreyra: “Por la guita”

Juan del Sur
Es un tiempo de mentira, de infamia. A los explotados nos idiotizan para que no acertemos la mano con la herida. Hoy más que nunca necesitamos la furia, pero sobre todo la idea. (¡Gracias, Machado!).

La información sobre el asesinato de Mariano Ferreyra emitida ayer a la mañana por las radios AM arrojó comprobaciones y una sorpresa.

La sorpresa estuvo a cargo de la audición de Magdalena Ruiz Guiñazú por Radio Continental, de 6 a 9: presentó un informe amplísimo, con muy buena ubicación acerca de cuáles eran las aristas laborales, gremiales, empresariales y policiales del tema, con muchos testimonios de participantes de la marcha atacada y reportajes a dirigentes del PO. Con la activa participación de María O’Donnell, Ruiz Guiñazú -a quien he criticado como se merece- esta vez se ganó mi aprobación total.

En la misma ubicación del dial la siguió Víctor Hugo Morales, quien lo primero que puso al aire, casi sin saludar, fue la voz de su patrón, Aníbal Fernández, a quien sólo interrumpió para tirarle algunos medidos centros. El jefe de gabinete se paseó por la cornisa de un modo tal que con un soplido se hubiera caído, como cuando pontificaba -él, el responsable de los asesinatos de Kostecki y Santillán- que había que ir tras los responsables políticos de quienes dispararon contra la pacífica marcha.
El Orákulo de Cardona no tiene límites
Pero lo que siguió, por boca de VHM, ratifica por qué disputa el podio en el ránking de los repulsivos. A las 9.15, apenas terminado el discurso de su jefe, se refirió al asesinato a mansalva como “estos enfrentamientos que se dan entre trabajadores tercerizados y los que por estar en blanco se sienten más al abrigo” y “cuidan la condición que han alcanzado”. Luego entrevistó a un capo de Télam que estaba en el congreso de agencias de Bariloche, con la misma actitud servil que a Fernández, y a las 9.29 revalidó su interpretación del crimen de Barracas al hablar de “este luctuoso episodio originado entre obreros, entre trabajadores”. Así: “entre obreros, entre trabajadores”: no pude seguir escuchándolo, créanme.

A las 10 empezó “El Patio Trasero” en la radio de Hebe. Admito que yo ya venía grogui a causa de “La Mañana” de VHM, pero lo poco que escuché me mandó enseguida a la lona por toda la cuenta. Héctor Sánchez, el conductor, comenzó tratando de inculpar a Duhalde en la emboscada de Barracas, sugiriendo con astucia “¿por qué dice que no se reunió con Pedraza, por qué se defiende si nadie lo acusó de nada?”, olvidando la maniobra de Martín García en Télam, que difundió esa noticia (falsa) a todos los medios suscriptores de la agencia del gobierno.

Como además de a Sánchez había que soportar a la locutora, que encuentra dificultades insalvables en pronunciar las palabras más corrientes (“rempresentante”, dice, por ejemplo), puse el dial en Radio Rivadavia.

Mal hecho, eso es buscarse rabiosamente el ACV.
Fabián Gianola, un peronista puro
El simpático señor Gianola, “peronista de corazón” confeso, comparte su espacio con Jonathan (o como se escriba) Viale. Cómo será la cosa que éste, al lado de aquél, parece un individuo racional e, incluso, decente. Así, respecto de la patoteada asesina, Viale intentaba darle un encuadre político, tropezando una y otra vez con las interrupciones de Gianola quien lo contradecía diciendo que “todo es por la plata”, que unos y otros lo que quieren “es la guita”, que en este caso, como en la disputa de los trabajadores del subte con la UTA, todos “van detrás de la caja”. Viale intentaba decir, muy malamente (porque un discurso como el de Gianola pone el tema en un plano tan primitivo que comprendo que desarticule la construcción de una explicación racional), que también se jugaban en el tema diferencias ideológicas, de concepción de la práctica gremial, etcétera.

Gianola clausuró el tema así: “Vos sos muy pibe, tenés veinticinco años, creés todavía muchas cosas. Yo soy grande, soy un hombre casado, y te digo: todo es por el dinero”.

Ya saben: Mariano Ferreyra murió a causa de su desmedida ambición de dinero.
¡Cómo estamos, hoy!, ¿eh?
¡Qué gran verdad la del dicho que afirma que “el ladrón piensa que todos son de su misma condición! Pero aparte de desnudar las miserias personales y políticas de los que están con un micrófono delante en las mañanas de la radio, hay que tomar nota de a qué están expuestos los oyentes, qué puede esperarse de sus actitudes políticas si esta es la “información” que reciben. Conclusión: la batalla de las ideas tiene una importancia esencial, y si la descuidamos pensando sólo en el combate en el terreno material, en el de la organización y la acumulación de fuerzas, también perderemos en éste. Como nos advertía Malcolm X: “Si no andan prevenidos, los medios de comunicación los llevarán a odiar a los oprimidos y a amar a los opresores”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El orgullo de ser zurdo

Gustavo Robles (especial para ARGENPRESS.info)

Duelen las ausencias. Son presencias permanentes, que nos recuerdan sus sonrisas, sus arrojos, sus solidaridades, su amor. Nos recuerdan que ya no están los compañeros que dieron sus vidas por un mundo diferente al que vivimos.

El asesinato de Marianito, como le decíamos quienes lo conocimos, me produjo en principio una gran congoja. No vengo bien, lo saben muchos, Laura se me fue hace poco, y la herida enorme no para de sangrar, ni parará nunca. Y ahora, este crimen perpetrado por la patota mafiosa de la burocracia sindical de siempre, en este caso de la Unión Ferroviaria del entregador de trabajadores Pedraza, fue sal sobre la carne abierta.

Recuerdo sus discusiones con mi hija, él en la UJS, ella en la “Fede”, cuando iban a la secundaria al Simón Bolívar de Sarandí. Aún con ese empuje inigualable de la juventud, Mariano parecía un remanso, mezcla de tibieza y compromiso

No tengo Fe de creyente, mi estructura de pensamiento sólo me permite abordar lo concreto, y lo único concreto que se ve de la realidad es que es cruel, y sólo nosotros, mujeres y hombres, con nuestra acción consciente, fraterna, humanitaria, revolucionaria, podemos hacerla digna de ser vivida. Sin embargo, como todo ser humano, trato de buscarle algo que me sirva de aliento para continuar, más allá del dolor inmenso e indecible. Y... ¿saben? Sí encontré algo.

Orgullo.

Orgullo por mis compañeros.

Orgullo por mis camaradas.

Siento un orgullo que no entra dentro de mi por todos aquellos que, día a día, desde su puesto de lucha, desde su organización, más grande o más chiquita, política o social, aportan gran parte de su vida parta tratar de hacer mejor la vida de todos los habitantes de este mundo.

Somos cosa seria los “zurdos”. Como acostumbro a decir, podemos parecer soberbios, tozudos, bastante intolerantes, demasiado sectarios y no acertamos –todavía- a constituirnos en referencia legitimada de la clase trabajadora y las mayorías populares. Es cierto, nos dividimos fácil. Pero ya va a cambiar eso. Y tal vez dentro de no mucho. La prueba está en que cuando nos tocan a un compañero, sea de la “orga” que sea, todos nos autoconvocamos solidariamente para pelear por la justicia y por la memoria.

Somos apasionados los zurdos. No somos comprables. Tenemos principios, y esos principios tienen que ver intrínsicamente con lo humano. Nos cuidamos, nos tendemos la mano, nos apoyamos en las malas. Discutimos, sí; y hasta acaloradamente. Pero cuando hay que hablar de fraternidad…. ningún ejemplo como el de los militantes de izquierda.

Peleamos en desventaja, peleamos contramarea, metemos los pies en el barro y muchas veces tendemos las manos a quienes después nos dan la espalda. Luchamos por reivindicaciones que se llevan otros que después tal vez nos ignoren, o, incluso, se pongan en nuestra contra.

Tan humanos somos, que, no me cabe duda, somos lo mejor de lo humano. Y no hay jactancia en tal afirmación, hay pruebas concretas e innumerables, a lo largo de los años en que algunos se han impuesto la tarea de organizar a los explotados del mundo para lograr su liberación. La izquierda ha regado generosamente con sangre de miles de compañeros abnegados los campos del mundo, en pos de ese sueño que es una sociedad sin miseria ni explotados.

Alguien barbudo y con boina dijo alguna vez “La cualidad más grande de un revolucionario es su sentimiento de amor por la humanidad”. Esa frase del Che me sigue emocionando cada vez que la invoco, y está alta en la bandera de mi conciencia.

Bien, si el amor se puede medir, no puede haber amor más grande que ofrendar la vida por la humanidad. Los “zurdos” nos jugamos nuestros trabajos, nuestro bienestar, nuestra salud, nuestra libertad, nuestras vidas por ese sueño.

Le ponemos el pecho a las balas, por defender a los humildes.
Como Mariano
Gracias, compañero, camarada, hermano.

Gracias por este orgullo que siento.

Gracias por tu sangre generosa, por tu entrega, por tu conciencia, por tu humanismo.

Por vos, por Laura, por Fuentealba, por Darío, por Maxi, y por los miles y miles que no dudaron en jugarse lo más valioso que tiene cada ser humano para ofrendar, nada más y nada menos que para que todos los otros vivan mejor.
Por todos ellos, siempre presentes:
Hasta la Victoria Siempre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Santa Fe: Después de décadas pudieron despedir los restos de De Vicenzo

REDACCION ROSARIO

Familiares y amigos despidieron este sábado al militante rosarino desaparecido durante la última dictadura, Roberto De Vicenzo, cuyos restos fueron identificados el 17 de marzo pasado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en el cementerio de la localidad santafesina de Barrancas, donde habían sido enterrados como NN.

“Papá, con tus huesos darás justicia a tus compañeros. Porque sos la prueba viva que servirá para la condena a los represores”, dijo durante el homenaje uno de los hijos de De Vicenzo, Gustavo.

“Huesos desgastados por el tiempo –agregó– pero también inquebrantables, como fueron tus ideas de justicia y libertad”.

Roberto De Vicenzo, militante montonero de la zona sur de Rosario, fue secuestrado el 27 de septiembre de 1976, unas horas después de que una patota de las fuerzas de seguridad hiciera lo propio con su mujer, Miriam Moro, quien regresaba junto a otro compañero de distribuir panfletos en frigoríficos de la zona sur de esta ciudad.

Desde entonces permaneció desaparecido, hasta que el 17 de marzo pasado el EAAF identificó sus restos en el cementerio de la localidad de Barrancas, ubicada a 75 kilómetros al norte de Rosario, donde fueron enterrados como NN.

El cuerpo de Miriam Moro, en tanto, fue hallado en 1983 en el osario de la ciudad de Casilda, a 50 kilómetros al oeste de Rosario.

Al momento de la desaparición de la pareja tenían dos hijos, Darío, que entonces tenía dos años, y Gustavo, de 7 meses. Miriam cursaba en setiembre de 1976, cuando fue detenida, un embarazo de 3 meses.

Más de un centenar de militantes, amigos y familiares despidieron esta tarde los restos de Roberto De Vicenzo, guardados en una urna cubierta con la bandera argentina, durante un acto realizado en la sede local del Movimiento Evita.

“Quiere decirte con todo el corazón y mi fuerza que me encuentro feliz de ser tu hijo. Es más, quiero agradecerte aquél día que fuiste a buscar a mamá ante el peligro inminente”, dijo Gustavo durante el homenaje, antes de que llevaran los restos de su padre al cementerio de Granadero Baigorria, donde fue enterrado.

La referencia del muchacho que hoy tiene 34 años a la decisión de su padre tiene que ver con que De Vicenzo fue secuestrado cuando salió a buscar a Moro, al enterarse que había caído en manos de la policía unas horas antes.

“Yo te diría hoy de vuelta: ‘Andá papá, no la dejes sola a mamá’, tu valor y compañerismo me demostraron que tu sangre rebelde y revolucionaria es sangre montonera. Yo soy tu sangre y seguiré adelante”, completó Gustavo, entre los sollozos de los presentes.

Elsa Chiche Massa, de Madres de la Plaza 25 de Mayo de Rosario, dijo que “la historia que han contado hoy de Roberto y Miriam es igualita a la de nuestros hijos”.

Recordó que ellos encararon “una militancia de corazón y a conciencia por los desposeídos” y que ello “sigue siendo hoy un utopía”.

Por su parte, el titular del Movimiento Evita Rosario, el diputado provincial Gerardo Rico, dijo que De Vicenzo “era un montonero de verdad, claramente decidido a dejar la vida por un proyecto colectivo”.

El dirigente agregó que en los 70 “no sabíamos muy bien como había que hacer, pero sabíamos que había que cambiar el mundo para construir una sociedad digna de ser vivida”.

Por último, el militante de la agrupación HIJOS Rosario, Juan Emilio Basso, leyó una carta escrita por Abril, una de las nietas de la pareja asesinada por la dictadura, que decía a sus abuelos que no conoció: “Si pudieran estar aquí, les diría lo bueno que son”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Entre Ríos: La Justicia falló a favor de la postura de los asambleístas de Gualeguaychú

EL ONCE DIGITAL - INFOALTERNATIVA

La Cámara Federal de Paraná rechazó la apelación de la fiscal Daniela Neyra al fallo del juez de primera instancia, Gustavo Pimentel, que desechó la querella del Estado nacional contra los asambleístas de Gualeguaychú. La votación fue dos a uno.

La Cámara Federal de Paraná, hizo pública la sentencia sobre la denuncia contra 10 asambleístas de Gualeguaychú en relación al corte de la Ruta Internacional 136 en protesta por el funcionamiento de Botnia UPM sobre el Río Uruguay.

En un fallo dividido, se favoreció a los asambleístas, informaron sus abogados a Elonce TV, quienes indicaron que de esta manera se ratificó no llamar a indagatoria a los asambleístas.

“Esto no da fin a la causa pero orienta en cuanto a que los argumentos de fondo de la defensa son válidos”, se indicó desde la Asamblea.

El presidente de la Cámara, Daniel Alonso, y Cintia Gómez votaron en rechazo a la apelación de la Fiscal Federal, Daniela Neyra, al fallo del juez de primera instancia, Gustavo Pimentel, que desechó la querella del Estado nacional.

En tanto, Gustavo Ibáñez avaló la demanda de la Fiscalía. "Hoy puedo asegurar que no hay causa, mañana no lo sé", sostuvo el abogado Jaime Martínez Garbino.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina. Argumentando el derecho supremo a la libre determinación: Comunidades Kollas de Salta se declararían Autónomas en Estatuto Qullamarca

COPENOA

Plantean la necesidad de ejercer su autonomía en el marco del Estado de Salta, como una de las formas de aplicación del derecho supremo a la libre determinación reconocido en el actual sistema jurídico argentino.

Son 80 comunidades originarias que viven al norte de la provincia de Salta, agrupadas en la Coordinadora de Organizaciones Kollas Autónomas denominada Qullamarka, con jurisdicción originaria dentro del territorio Indígena, que durante el mes de noviembre discutirán y aprobarán el Estatuto Autónomo, que les permitirá avanzar en su organización social jurídica y política.

El Qullamarka esta integrado por miembros de las comunidades kollas (Markas) y fue creado el 6 de noviembre del 2007, durante una asamblea en el pueblo de Santa Victoria Oeste y representa a la Unión de Comunidades Aborígenes Victoreñas (UCAV), Asociación de Comunidades Aborígenes de Nazareno (OCAN), Consejo Indígena de Iruya (CIKDI), Comunidad Kolla TINKUNAKU, y la Comunidad Indígena de la Alta Cuenca del Río Lipeo de los Toldos.

El Estatuto tiene dentro de sus objetivos asegurar la propiedad comunitaria en el marco de la vida comunitaria dentro de los Ayllus y Markas –comunidades- la protección, conservación y uso sustentable del territorio Kolla, con su pacha, biodiversidad, sus aguas, aires, minerales, y todo lo que éste contiene.

“El territorio Qullamarka es la base de nuestro principio” Afirman desde la mesa del Qullamarka, a la Agencia de Noticias Copenoa, agregando “Para la conformación de unidades territoriales originarias y de base ancestral, se establece que las estructuras territoriales ancestrales (Suyu, Marka/Jatun Ayllu, Ayllu) se agreguen o se adecuen a través de procesos de organización, ordenamiento territorial, con las bases territoriales establecidas para el acceso de la autonomía indígena originaria”.

Sobre la pertenencia del pueblo Kolla estos plantean que: “El patrimonio tangible e intangible del territorio, donde están asentadas las agudas, ríos, lagunas, sitios sagrados, recursos genéticos, antigales, etc. y son de carácter colectivo, comunitaria del Pueblo Kolla territorio Qullamarka”.

El Estatuto establece en su articulo 17, la prohibición, “salida, utilización y comercialización de los recursos genéticos de los cuerpos de nuestra gente, tales como sangre, piel, cabello u otros tejidos, órganos y el trafico humano”.

Jerarquía superior a cualquier norma externa

El Estatuto Independiente plantea sobre la reconstitución territorial, la conformación de Regiones Originarias Autónomas, en territorios que hayan sido afectados por límites municipales, provinciales o departamentales, que podrán constituir una entidad territorial originaria autónoma. Cada Consejo territorial u organización miembro, según se establece en el Articulo 5 relacionado a los principios de Independencia “tendrá la autonomía para el control, manejo y resguardo de su patrimonio tangible e intangible, respetando los principios, objetivos, disposiciones y acuerdos propios del Estatuto, bajo la supervisión y aprobación final consensuada por cada asamblea del gobierno Kolla”.

Mientras el Art. 29 establece sobre las relaciones de las Autoridades Originarias y Autoridades del Estado que en “Relación con el Estado debe darse en un marco de reconocimiento recíproco, de respeto mutuo e igualdad. Se realizarán reuniones para tratar temas normativos, políticos, administrativos y otros proyectos que afecten al Pueblo Kolla Qullamarka”.

El Art. 30 dice: “Para el Pueblo Kolla y sus Autoridades el presente Estatuto es de obligatorio cumplimiento y de jerarquía superior a cualquier norma externa, y no está sujeto a control jurisdiccional alguno. Esta será reglamentada en ejercicio del Derecho Kolla, y su cumplimiento será honrado ante el mundo con fuerza de Ley”.

Finalmente el articulo 31 expresa: “La autoridad nacional, provincial o municipal y los jueces ó agentes de justicia deben respetar las decisiones tomadas autónomamente por nuestro Pueblo y sus autoridades, y apoyarlas para el bien de nuestro pueblo y el de la argentina toda”.

El debate sobre el Estatuto independiente del Pueblo Kolla y sus 32 artículos se realizara en el pueblito de Nazareno distante a unos 400 kilómetros de la ciudad de Salta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...