lunes, 1 de noviembre de 2010

Historia de la revolución inconclusa. Entrevista a Jorge Choque Quispe, de Perú: “Lo que nos obligó a entrar en guerra es el respeto a la vida”

Javier Lajo (especial para ARGENPRESS.info)

Continuando con la investigación “Historia de la Revolución Inconclusa”, en esta novena entrega el Equipo de Investigación y Entrevistas –conformado por Marcelo Colussi / Rodrigo Vélez-Guevariando, y para la ocasión el aporte del compañero Javier Lajo, de Perú, prestigioso investigador en ciencias sociales así como actor político en su tierra– se presenta hoy una entrevista a Jorque Choque Quispe, de Perú. Protagonista de la Pacificación y Organizador de las Rondas Comuneras de Autodefensa Indígena de Ayacucho y del Valle del río Apurímac y Ene (VRAE), sus reflexiones pueden ayudar a echar luz sobre un proceso tan violento como fue la historia reciente de Perú. En ese marco se analiza el papel que jugó la organización Sendero Luminoso, de acción armada y de gran importancia en la historia reciente de la nación andina.

El tema de la presente entrevista, como en toda la investigación donde también fueron contactados otros ex miembros de grupos que se alzaron en armas en varios países de la región (Guatemala1, Argentina, Uruguay, Chile1, Chile2, Guatemala2, Nicaragua, Perú), gira en torno a un balance crítico de esos movimientos revolucionarios de acción armada de algunas décadas atrás, y a ver cuáles son los caminos posibles que en la actualidad se le presentan al campo popular en su búsqueda de otro mundo más justo, menos salvaje y sanguinario que el contemporáneo.

Javier Lajo: ¿En qué situación se encuentra la parte organizativa de los Comités de Autodefensa de Ayacucho en la actualidad?

Jorge Choque: Como en todo el Perú hay dos aspectos en este momento: los comités se mantienen en forma pasiva, por tanto no está vigente la organización activa, pues hay aspectos que nos limitan. Por otro lado, los Comités de Autodefensa están siempre llanos y dispuestos a decir ¡alto a la violencia! y no solamente a la violencia terrorista, sino a sus raíces, que son la corrupción y la extrema pobreza que tanto nos castiga. Entonces estamos ahí esperando y evaluando hasta dónde avanza esto, porque no hemos tenido ningún interés de grupo. Lo que nos ha obligado a organizarnos y entrar en la guerra es el respeto a la vida. Nosotros nos hemos organizado para hacer prevalecer el derecho a la vida, porque como todos sabemos en la década del 80 Sendero Luminoso inicia su lucha en Ayacucho, y luego a nivel nacional empezaron a castigar cruelmente a los campesinos, dirigentes de comunidades, a los alcaldes, tenientes gobernadores, a reclutar gente. Y a quienes se oponían los tildaban de cabeza negra, y luego los asesinaban. Entonces, frente a ese abuso el pueblo se levanta; y no solamente contra el abuso de Sendero, sino contra el abuso que las Fuerzas Armadas en el afán de derrotar a Sendero se lanzan contra las comunidades campesinas. Con esto no quiero decir que las Fuerzas Armadas no sirven, sino que no tenían una estrategia clara. En cambio nosotros, o sea el pueblo organizado, nos levantamos y tanto a las fuerzas del orden como a Sendero Luminoso les dijimos ¡alto!, porque no podían seguir matando masivamente a los comuneros indígenas, que al parecer era su única estrategia. Esa es la razón de los Comités de Autodefensa, esa es la convicción con la que hemos luchado.
Por supuesto que nuestras acciones han permitido el respeto a la democracia, a la propiedad y a salvaguardar la idea de un verdadero Estado peruano. Ha sido una labor de la que no nos lamentamos, sino que sentimos orgullo, porque si el pueblo organizado y armado no intervenía, la cifra que ha arrojado la Comisión de la Verdad sería el doble o cinco veces más grande. Pero gracias a los pueblos y comunidades andinas y amazónicas que se levantaron en forma masiva y rotunda, se ha neutralizado esa matanza. Ahora, para terminar mi respuesta, lamentablemente nosotros no hemos tenido ningún interés político, solo el interés de respetar la vida. La carencia de intereses y objetivos políticos como pueblos ha hecho que hayamos sido usados por los gobiernos de turno y por la clase política criolla. Eso nos tiene indignados; por ejemplo en 1984 no había una ley que nos reconozca. Nos hemos levantado entonces con el nombre de Comité de Defensa Civil; ése era el nombre, no había una ley que nos regulara, que nos permitiera estar facultados para andar en grupos o portar nuestras escopetas. Así hemos tenido que arriesgar y hemos tenido que afrontar una serie de dificultades. Lo hicimos del 84 al 90; en esa época era el gobierno del arquitecto Belaúnde Terry. Luego vino el primer gobierno del APRA, y después Fujimori; entonces, con éste nosotros hicimos una gestión que fue acogida. La propuesta la trajimos a Lima y ahí es donde se logra la ley donde nos reconocen con el nombre de Comité de Autodefensa.

Javier Lajo: Como grupo organizado y armado, ustedes se diferencian de Sendero Luminoso en confrontación directa, en lucha directa. Pero ¿cómo pueden diferenciarse también de las Fuerzas Armadas? Como se ha sabido, en muchos sitios el campesinado quechua ha sido utilizado como carne de cañón. ¿Ustedes caen en ese mismo juego o se diferencian? ¿Y cómo se diferencian también de las Fuerzas Armadas?

Jorge Choque: En muchas partes ha habido confusión; en algunas oportunidades hemos escuchado que el Comité de Autodefensa ha sido subordinado por el Ejército, manipulado. Eso es falso, porque hay dos cosas claras en cuanto a la diferenciación. ¿Qué hizo Sendero Luminoso? Hizo un trabajo político en el campo. Dijeron que iban a defender al proletariado, que iban a defender a los campesinos, a la gente pobre y que estaban luchando por los intereses de los pobres. Pero en la práctica lo que hacían era aniquilar a los pobres. Lo que efectivamente se veía es que estaban luchando contra los pobres; más aún, a muchos los han comprometido para formar parte de Sendero, y así los han hecho tener problemas con las fuerzas del orden. Entonces, en esa parte sí hemos tenido una clara ideología donde nosotros no estábamos de acuerdo con esa política “barata” de Sendero, porque era una cuestión “barata” tomar el nombre de los pobres y más tarde aniquilarlos. Entonces, cuando venían a pedir cupos, decían: “ustedes van a cosechar una hectárea de cafés, 50 sacos; 25 para ti y 25 para el partido”. Eso decían; pero eso es una cuestión de engaño. Por otro lado, en cuanto a las fuerzas armadas, tienen la obligación y el deber de dar la seguridad a los habitantes, para eso se han constituido. Pero no era así: entraban a una comunidad donde por ahí les habían dado el chisme que hay Senderos y que todos son terroristas, y sin saber certeramente quién era quién, lo que hacían era entrar, y con prepotencia decían: “¡oye, tú estás sospechoso, tú me acompañas, tú también!”. Entonces no tenían una lógica, no tenían estrategia. Solo el hecho de dar un trato brusco. Entonces cualquiera se asustaba. Les hablaban groserías, y naturalmente cualquiera se asusta. Pero eso de estar asustados, para ellos era ser sospechosos, y automáticamente esa gente era de Sendero, y por tanto eran tomados prisioneros, y muchos de ellos desaparecidos. Entonces, desde que aparecen los Comités de Autodefensa, nosotros por nada hemos permitido desaparecer a nuestros hermanos. Lo que nosotros hemos hecho es averiguar quiénes estaban comprometidos con Sendero Luminoso. Detectábamos que eran fulano, mengano y zutano, y nosotros le hemos dado 24 horas de plazo para que desaparezcan de este territorio. Y desaparecieron. Y nos dejaron a la gente que nada tenía que ver con Sendero. Luego venía el Ejército y decía: “acá hay tantos sospechosos. Bueno, señor: acá qué sospechoso va a ver, usted traiga su relación, traiga su guía; si es terrorista usted tiene la razón de recogérselo y llevárselo preso, pero si con el argumento que es sospechoso va a interrogarlo y llevárselo, y después lo desaparece, no”. Pues ahí nos hemos puesto nosotros fuertes, y por tanto las fuerzas del orden han tenido que acatar, porque nosotros éramos la ponderación, éramos el pueblo organizado, entonces de esa manera hay una gran diferenciación en esa parte. Lo que nosotros hemos pedido y forzado de ambos bandos es el respeto a la vida. Por eso ganamos la guerra.

Javier Lajo: Entonces se puede decir que ustedes han puesto orden por el respeto a la vida tanto a Sendero Luminoso como las Fuerzas Armadas. Pero eran conscientes que en determinado momento de la lucha contra la violencia en las zonas de emergencia, ciertos altos mandos de las fuerzas armadas estaban implicados con el narcotráfico. Cuéntenos cómo ha sido esa época donde prácticamente las fuerzas armadas no representaban ya el orden del Estado, y cómo es que ustedes, por encima de esa no distinción de oficiales de las fuerzas armadas y también de Sendero que no ofrecía una dirección o un orden digamos superior, ¿cómo es que ustedes logran imponer un orden? Era el tiempo del llamado “equilibrio estratégico”, porque prácticamente el Perú estaba a la deriva, era una nave al garete. Si fueron conscientes de eso, sería conveniente evidenciar su manifestación.

Jorge Choque: Creo que de eso todo el Perú sabe. No es una acusación, sino una historia real: nosotros en ningún momento hemos tenido vinculación de confianza con las fuerzas armadas, porque nosotros hemos sido una organización autónoma, que en una forma voluntaria nos hemos organizado pues queríamos el respeto a la vida. En cuanto al tema del narcotráfico, ha habido vídeos, ha habido informes que ciertos altos mandos de las fuerzas armadas, muchos de los cuales hoy purgan prisión, usaban los helicópteros para trasladar las drogas. En fin, esto no es cosa nueva. En esa parte no hemos estado involucrados, en caso contrario todos nuestro líderes estarían en la cárcel, porque así como hay altos mandos militares que están acusados, detenido, prófugos, desaparecidos, otros están purgando cárcel; así hubiéramos estado nosotros. En cuanto al orden territorial, nosotros pensamos que un verdadero Estado peruano nace de las bases de la nación, que son las comunidades. Desde allí es que se forjó una organización jerarquizada para el orden territorial en toda la zona de emergencia, que rompió ese “equilibrio estratégico” donde las fuerzas armadas tenían todas las de perder. La cúpula de nosotros ha sido un grupo de gente por cada comunidad que se ha decidido a luchar por la vida, y por tanto teníamos nuestros dirigentes, los comandos. Entonces, hablando de jerarquía, con este grupo que representaba lo mejor de cada pueblo, teníamos que diseñar la estrategia. Por tanto la organización avanzó así a lo largo del valle del río Apurímac y en otros departamentos, ya por distritos, por zonas, y así sucesivamente. Ya una vez que el comité central que manejaba todo el territorio de la zona de emergencia se vio pleno en su mandato, tuvimos que repartir ciertos territorios a los coordinadores zonales, que así nosotros los llamábamos. Entonces así estuvimos trabajando la cultura de autodefensa, que era por tres niveles: el primer nivel era comité de base, segundo era el comité zonal, y el tercero era el Comité Central. Eso era la estructura de los comandos de autodefensa.

Javier Lajo: Hay un momento en que Sendero Luminoso deja ya de estar organizado para matar, para hacer explosiones, etc., cosa que se profundiza a partir de la captura de Abimael Guzmán. Entonces ¿cómo reaccionan ustedes ante esta derrota de Sendero, cómo toman ese hecho y qué pasa con el Comité Central de los Comités de Autodefensa?

Jorge Choque: Cuando sucede la captura de Abimael Guzmán, y después de Feliciano, esos acontecimientos no significan que Sendero esté derrotado. Los derrotados son los cabecillas, la estructura, pero la semilla de la violencia continúa sembrada. Hay un aspecto político e ideológico importante: las nuevas generaciones de hoy todavía creen que las ideologías extranjeras son una solución para nuestra realidad. Entonces, frente a ese pensamiento colonizado, este mal siempre estará latente. Ahora mismo tenemos un rezago en el valle del Apurímac y Ene y en otros departamentos: representan un peligro que puede volver. Pero para este caso hay responsables aquí, que son los gobiernos de turno. Estarán esperando que el problema se empeore para volver a castigar al campesino, al pueblo, porque es ese Estado de Lima el que tiene que ver la prevención de estos rezagos, y no esperar la última hora para salir con las medidas y declarar zona de emergencia, zona roja. Esto es responsabilidad actual de gobierno; en este caso los comités de autodefensa aun permanecen con armamentos. ¿Hasta cuándo los civiles vamos a estar con la escopeta en el hombro? Esa no es nuestra función, esa tarea debe culminar sí o sí, ahora mismo, y dedicarnos netamente a nuestras actividades, a desarrollar nuestras comunidades, luchar contra la pobreza, pero también contra la corrupción que es lo que impide nuestro desarrollo. Eso es lo que nos toca ahora hacer, pero lamentablemente en esta parte los gobiernos de turno se hacen de la vista gorda y no nos llaman tampoco a concertar. Mientras no nos llamen, no podemos salir a decir, hacer esto o aquello, porque en muchas ocasiones hemos solicitado, con documentos, la reestructuración de la lucha contra el terrorismo, la culminación de la pacificación, pero no nos han hecho caso. Esa es la verdad: no nos han hecho caso.

Javier Lajo: Hace un momento hablábamos que la masa de los comités de autodefensa está actualmente en la zona cocalera y un pequeño sector en las comunidades, que tienen diferentes actividades agropecuarias; pero esta situación es inestable, en la medida que el narcotráfico sigue siendo una alternativa en la compra de su producto.

Jorge Choque: En esta parte, como usted acaba de decir, en las zonas cocaleras lo que está pasando es que Sendero está usando un lenguaje cambiado. Ellos se presentan ahora ante las comunidades como si fueran la divina pomada. Dicen: “compañeros, ustedes están sembrando la coca, nosotros vamos a respaldarlos...” ¿En qué aspecto? Dicen que van a apoyar, ¿y cómo van a apoyar? ¿Van a hacer que la coca suba más? ¿Van a apoyar en la producción de más coca? ¿Van a apoyar en que el Estado respete o qué cosa van a apoyar? Entonces en ese juego están cayendo algunos hermanos. Dicen: “Sendero está por acá, no podemos sacarlos porque con ellos nuestra coca va a subir ¿no?” Eso es falso; con el tema de la coca y de los campesinos lo que tenemos que hacer es sentarnos con el Estado de Lima y analizar esto. Las cosas hay que hablarlas claras y por su nombre, de esta manera es que se tiene que buscar una alternativa. Esa cúpula remanente de Sendero que está andando por allí, que dice que nos va a defender, los conocemos lo suficiente, pero algunos hermanos están cayendo en ese juego del narcotráfico y de la violencia.

Javier Lajo: Yendo al grano: el Comité Central de los Comités de Autodefensa, después de la derrota de Sendero, fue desmantelado, dividido. ¿Qué pasó? Porque si existiera hoy un comando de esos comités, ese comando podría organizar nuevamente a sus hombres y dar una alternativa real a la siembra de coca, ¿verdad?

Jorge Choque: Por supuesto, eso es lo que en algún momento se tiene que dar. Miles de comuneros ya tienen una experiencia muy rica en la lucha contra Sendero; remediar el problema del narcotráfico no va a ser muy difícil. Lo que pasa es que la política agraria de los gobiernos de Lima no ayuda a resolver esto; parece que hubiera infiltrados en los gobiernos que impiden con sus políticas las soluciones definitivas, porque esos infiltrados tienen la misión de hacerle “la camita” al narcotráfico. Es el caso del TLC, por ejemplo: si se aplicara como se está pensando aplicar, miles de comuneros se van a incorporar a la siembra de la coca como única alternativa a la situación de pobreza mayor que provocará la competencia desleal por la importación sin freno de alimentos subsidiados por los Estados Unidos.

Javier Lajo: Pero ¿por qué no existe ahora una organización centralizada de los organismos de autodefensa, que así como derrotó a la violencia, derrote hoy al narcotráfico? ¿O es más poderoso el narcotráfico que el terrorismo?

Jorge Choque: En este caso allí estuvo el juego que hizo el Estado. Me refiero a los gobiernos de turno. Lo que han hecho es que han dividido, destruyendo en la práctica la estructura de la autodefensa de las comunidades. Inclusive en el reglamento de las funciones allí está bien claro, sin embargo hay que reformular mejorar ciertas cosas que no son tan correctas, que reflejan el juego de los gobiernos y del Estado. No quisiera adelantar esto, pero el Estado tiene ciertos intereses de dividir nuestra organización porque, caso contrario, hace rato nos hubiéramos puesto de acuerdo para poner punto final al tema de terrorismo y del narcotráfico. Son esos infiltrados del narcotráfico que desde el Estado han atentado y siguen atentando contra nuestra organización de autodefensa para destruirla. El tema de la coca tiene alternativas, y las cosas para el campesino están claras. Lo que pasa es que no hay voluntad política de resolver esto, porque temen más a la organización de los campesinos comuneros que al narcotráfico y al terrorismo. Lo que pasa es que los países que están interesados en la erradicación del narcotráfico deben sentarse con nosotros y escucharnos, porque alternativas existen y nosotros las conocemos bien.

Javier Lajo: ¿O sea que los gobiernos de turno han dividido a la estructura de comando que han tenido ustedes?

Jorge Choque: Sí, han dividido.

Javier Lajo: ¿Y cuántas cabezas habrían ahora, son múltiples o son pocas?

Jorge Choque: Lo que hay son cabezas múltiples, y cada uno está repartido: el otro está con un ministro, el otro con un congresista, el otro con un alcalde, el otro está con un presidente regional… Bueno. así se está: la clase política logró dividir, pero en algún momento esto lo van a ver claro, y la gente va a levantarse por sí misma y va a elegir a un comando nacional para hacer prevalecer una organización central, porque sabemos que el peligro y el pasado pueden volver, y eso no lo vamos a permitir. Para nosotros esto ha costado miles de vidas y millones de soles a los comuneros, a los indígenas; nos ha costado mucho pacificar. Por eso, que vuelva a suceder la violencia no estaríamos de acuerdo.

Javier Lajo: ¿Qué dificultades ha encontrado HECI PERU para agrupar o reagrupar a todos los comités de autodefensa, darles un orden hacia el desarrollo y darles alternativas de siembras de otros tipos de productos que no sea la hoja de coca? Ahí está la experiencia, por ejemplo, de la siembra de estevia o azúcar verde, o del kamu kamu, etc. ¿Cómo ve esta parte? ¿Cuáles son las dificultades que han tenido para pasar de la lucha contra la violencia a la lucha por el desarrollo? (porque es más fácil luchar contra la violencia que conseguir el desarrollo)

Jorge Choque: Estamos en un proceso de organización. Justamente el lema de los héroes civiles es: “Ayer por la pacificación, hoy por el desarrollo”. Lo que hemos dicho es que si ayer hemos luchado por la pacificación, ahora nos toca luchar por el desarrollo. Estar en la lucha ha significado mucho desgaste social, mucho desgaste económico de parte de la población; entonces, con la población nos hemos constituido en una Asociación Nacional de los Héroes Civiles y Protagonistas de la Pacificación del Perú. Allí estamos en ese proceso; hemos tenido una serie de proyectos en donde hemos presentado a los gobiernos de turno para que nos puedan atender; pero sin embargo hemos encontrado que para nosotros no hay atención. Nosotros no merecemos nada. Entonces nos hemos dado cuenta que allí está la corrupción, la mentira. No podemos hablar de hacer desarrollo, no podemos hablar de luchar contra la pobreza, porque primero hay que combatir la corrupción, la inmoralidad en los tres poderes del Estado. Eso es lo que hay que hacer en concreto, porque mientras continúe la corrupción, la inmoralidad, no se va a poder hacer nada, no vamos a poder luchar en este caso contra la pobreza, ni mucho menos hacer el desarrollo.

Javier Lajo: La lucha contra la corrupción ¿es una lucha política? ¿Es una lucha de qué tipo?

Jorge Choque: Esto es una lucha de conciencia, una lucha política, porque así como vemos a vista y paciencia, la corrupción está en cualquier gobierno de turno. Entonces, si específicamente hablamos de nuestro presupuesto nacional, un cuarto de nuestro presupuesto nacional se estará yendo a la corrupción. Por eso estamos como estamos. Tenemos un Poder Judicial que no es favorable para los peruanos, es caduco prácticamente; tenemos un Poder Ejecutivo así como un Legislativo que a los que más tienen más rápido favorecen, y a los que menos tienen nada, ahí que se mueran. Por tanto hay que hablar de una reestructura política mucho más amplia entonces; esto hay que madurar, esto hay que iniciar así como los comité de autodefensa, como en un principio hemos iniciado a crear conciencia y ahora nos organizamos, creo que es la etapa para nosotros que tiene que hacerse realidad.

Javier Lajo: Ustedes han participado del III Congreso de los Pueblos Indígenas de Perú realizado en Huamanga el 3 de marzo el año pasado. ¿Ven por ahí una alternativa política? Dado que asumen ustedes unas banderas de luchar por la identidad, luchar por recuperar la conciencia histórica, ¿cómo ve el futuro de esta propuesta política?

Jorge Choque: Justamente esta propuesta para nosotros es una alternativa. Lo es, porque en realidad toda una vida nosotros, las comunidades andinas y amazónicas, los comuneros, las comunidades campesinas, los agricultores, estamos de regalavotos. Nosotros regalamos nuestro voto en cada elección; cada vez que se presentan, regalamos por aquí, por allá. Entonces es un gran error que estamos cometiendo. Nosotros consideramos que la agrupación de la Confederación de las Nacionalidades Indígenas de Perú es una alternativa que tenemos para recuperar nuestra identidad, porque si hablamos de los quechua hablantes somos más de 10 millones de peruanos, y por tanto también queremos tener nuestro propio movimiento político con el cual podemos apostar por nosotros mismos en vez que estemos regalando votos por todos lados. Ya basta que los candidatos estén regalando fotos, calendarios, polos, etc., y al final nada hacen por nuestro país. Entonces, para nosotros, CONAIP es fundamentalmente una alternativa.

Javier Lajo: Normalmente la prensa recuerda la desaparición de Lucanamarca, de Huancasancos y otras comunidades como Uchurajay, Huaychao, desaparecidos del mapa, pero la historia no registra nada sobre las comunidades que han triunfado por encima de Sendero. Entonces usted, como destacado luchador contra la violencia en toda la zona de emergencia, ¿qué anécdotas de las grandes batallas que se han dado a nivel de las comunidades podría recordar?

Jorge Choque: Por ejemplo, una de ellas, lo que no se conoce es el caso de Iribamba. Este caso ningún periodismo lo ha tocado, porque en realidad esta comunidad tiene una historia oculta. Ha tenido más de 25 ataques de los subversivos; esto está en la jurisdicción del centro poblado menor de Palmapampa, en el valle Samovares, que es la comprensión del distrito de San Miguel, provincia de La Mar. Nunca se ha publicado ningún atentado, ningún ataque contra esta comunidad. Creo que ahora es oportuno hablar de esta comunidad y darle también su lugar, su sitial que le corresponde e indemnizarlos, porque allí ha habido masacre tras masacre. Reiteradas veces ha habido heridos, muertos y todos los comuneros han permanecido allí sin rendirse a los ataques y atentados que cada rato realizaban los senderistas en las décadas de los 80 y 90. Pero la indemnización no llegará allí. La historia no pasa por allí, ni siquiera tienen buena carretera, ni siquiera hay un buen centro educativo, no hay hospital, pero gracias a esos hermanos comuneros, lo poco que han tenido lo han invertido en la pacificación sin rendirse nunca.

Javier Lajo: ¿Y por qué era importante atacar a Iribamba para Sendero, qué zona estratégica tenía?

Jorge Choque: Entrando por Herradura, por el distrito de Santa Rosa, hacia Palmapampa, Pichihuilca eso está en la parte de la entrada; ahí justamente está la comunidad de Iribamba. Por ahí está el puente peatonal que nuestros ancestros han construido; entonces, por esa entrada es por donde paraban atacando. Les gritaban: “miserables, cabezas negras tienen que desaparecer les vamos hacer cenizas, y si no quieren que le hagamos cenizas, retírense”. Porque Iribamba era un obstáculo para que Sendero ataque Palmapampa y Pichihuilca, y luego escapar por este pueblo. Entonces esta es la razón por la que han atacado muchas veces esa comunidad; pero los iribambinos jamás se rindieron, hasta la fecha permanecen en su lugar. Iribamba es una comunidad heroica en la guerra por la paz y ejemplo para todas las comunidades del Perú, porque es un bastión del Estado peruano. A ellos no les vamos a preguntar por qué el Estado de Lima no ha llegado a su comunidad, porque ellos son célula real del verdadero Estado peruano.

Javier Lajo es miembro del Equipo de Investigación y Entrevistas, junto a Marcelo Colussi / Rodrigo Vélez-Guevariando.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La imagen del patrón bueno

Álvaro Cuadra (especial para ARGENPRESS.info)

Las figuras públicas, en especial, los personajes políticos, se adscriben a un cierto perfil que los caracteriza. Sea por sus actos, por sus ademanes o por su personalidad, cada cual es percibido por sus adeptos y detractores de una manera singular. Se trata, por cierto, de una imagen pública que ha sido construida a través de los años y que es cultivada con esmero en cada presentación. Ni verdadera ni falsa, la imagen pública reclama su pretensión de validez en términos de eficacia, propio de la comunicación estratégica.

El actual presidente, señor Piñera, no escapa a esta norma. Durante su primer semestre de mandato hay aspectos que ya comienzan a ser evidentes en su modo de conducir el país. Así, el protagonismo mediático del señor presidente es un rasgo inequívoco de su manera de hacer las cosas. Un estilo que preocupa más a sus aliados que a sus opositores. En efecto, preocupa que para la mayoría del país estemos ante el gobierno Piñera y no ante un gobierno de coalición. Su excesivo personalismo a la hora de tomar algunas decisiones, tanto como su figuración televisiva le ha permitido mantener la iniciativa política ante su entorno político y ante la oposición, pero, al mismo tiempo, no permite proyectar todavía la continuidad de la derecha.

Su gol ante el equipo de los mineros resulta ser una buena metáfora de un gobierno que ha logrado, hasta aquí, mantener un marcador favorable. La actitud del presidente ante el rescate de los mineros fue una apuesta temeraria, un capital simbólico que le dio ganancias netas en el país y en el extranjero. La imagen del gobierno Piñera logró instalarse no sólo como un gobierno de eficiencia sino que fortaleció el perfil del presidente como la de un hombre sensible y paternalista ante la desgracia de los trabajadores, lo que en lenguaje popular se llama “un patrón bueno”.

El actual clima favorable al gobierno de la derecha, según se desprende de las encuestas, no está exento de riesgos y tensiones. Las imágenes mediáticas poseen la fuerza de la seducción en amplias masas aspiracionales, sin embargo, son tan intensas como efímeras, es decir, obedecen a la lógica de la moda. Hemos asistido a una fuerte exposición mediática de la presidencia que ha llevado al límite sus posibilidades con un resultado feliz. Sin embargo, no es posible sostener esa presencia en los medios con la misma fuerza en el mediano y largo plazo.

Es claro que una cosa es la seducción de los públicos y otra, muy distinta, son las dinámicas en la llamada clase política. Pareciera que toda la capacidad de seducción mediática mostrada por el señor presidente no es suficiente para conseguir mayorías amplias y estables en el mundo político. Es más, se advierten algunas tensiones al interior del propio conglomerado que lo puso en el gobierno. Este segundo semestre del primer gobierno de derecha será decisivo para mostrar que más allá de la seducción mediática existe real capacidad política para alcanzar acuerdos en torno a los grandes y urgentes problemas que aquejan a la sociedad chilena.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

México: Los servicios de salud, IMSS e ISSSTE, abandonados por el gobierno para favorecer la medicina privada

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. Cuando acudo a visitar familiares o amigos enfermos a los hospitales del Seguro Social (IMSS) y del ISSSTE y observo las condiciones tan deplorables en la atención de sus afiliados o derechohabientes por culpa principal, esencial, fundamental, del gobierno que manda y, secundariamente de los médicos con “alta especialidad” que no tienen llenadera, es decir, que por dinero trabajan en dos, tres y cuatro instituciones, además de sus negocios particulares -sin echarle la culpa a nadie en particular porque suelen ser simples títeres- sólo pienso en que si no hacemos una revolución profunda política y cultural, esta situación continuará. En estos días he visitado diariamente a dos familiares en los hospitales de ambas instituciones y he visto con gran enojo la falta de medicamentos, de camas, de médicos (porque están ocupados en otros lados), pero lo más importante la falta de atención a los enfermos, aunque requieran operación.

2. ¿Qué hace el tres por ciento de los familiares que tiene ahorrado 20 o 30 mil pesos sino correr a un hospital particular para salvar la vida de su enfermo? A mí me ha tocado dar ese paso pero, ¿Qué puede hacer el otro 97 por ciento de los enfermos que no tiene ahorros por el hecho de haber sido en su vida trabajador de salario mínimo o desempleado? Los malditos gobiernos del México, del PAN y del PRI, nada han hecho para proporcionar buena atención médica al pueblo pobre que representa mucho más de la mitad de la población. ¿Para qué preocuparse si todos -los altos miembros de los tres poderes del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial- gozan de médicos particulares del más alto nivel y tienen atención en clínicas privadas de los EEUU? Les importa un bledo que la gente no se cure o muera por deficiente atención en el IMSS y el ISSSTE. Mientras tanto todos hacen demagogia con “atención médica universal”.

3. El capitalismo mantuvo la terrible desigualdad del llamado México Independiente de los últimos 200 años, pero la imposición del neoliberalismo en 1982 –como política económica internacional- provocó la agudización del desastre que el país vive actualmente en todos los campos, particularmente en la esfera del trabajo, el desempleo, los ingresos, la inseguridad, así como en los cada vez más deficientes servicios de salud y educativos. El IMSS, fundado a mediados de los cuarenta y el ISSSTE en 1960, así como la Secretaría de Salubridad, cumplieron su función más o menos bien hasta los años setenta; pero los gobiernos en vez de mejorarlos les fue retirando presupuestos para beneficiar a los grandes empresarios que comenzaron a ofrecer servicios privados en salud, educación, vivienda, etcétera. Los años ochenta significó la gran entrada triunfal del sistema empresarial en política, en los bancos y empresas paraestatales.

4. El ISSSTE, que según dicen los funcionarios tiene 10 millones de derechohabientes, no es tan grave la situación desastrosa de los servicios de salud comparado con el IMSS con 25 millones que al fundarse en 1944 -cuando finalizaba la Segunda Guerra y se preparaba la fundación de la ONU- fue una institución modelo en el mundo. Lo que sucede en que en el ISSSTE se atienden a empleados de gobierno (profesores, empleados, burócratas) de sectores medios y en el IMSS se atienden a obreros, empleados de empresas privadas, campesinos, etcétera) En el IMSS no sólo se repite lo que se da en el ISSSTE, sino que además la carencia de cama, enfermeras, instrumental, es tan grave que el piso de los pasillos de los hospitales sirve muchas veces de cama y muchas veces los mismos pacientes deben cargar con papel de baño, gasas, sábanas y otras urgentes. Ir a los servicios de “Urgencias” es de lo peor por la cantidad de gente.

5. Los gobiernos panistas de Fox, luego el de Calderón –en busca de la privatización de los servicios de salud- crearon el llamado Seguro Popular para en pocos años establecer el “seguro universal de salud”; sin embargo, a pesar de falsear cifras el número de afiliados es apenas de alrededor de 6 millones con muy deficiente atención. En vez aplicar mayores presupuestos a los servicios de salud pública como IMSS e ISSSTE, buscaron crear una gran institución de salud con cuotas privadas “mínimas” que llamaron “Seguro Popular” que al parecer les fracasó. Inicialmente pensó el gobierno de Fox en realizar un gran negocio con el otro 50 por ciento de la población que no pertenecía al IMSS o al ISSSTE mediante cuotas relacionadas con sus ingresos, pero se encontraron que la inmensa mayoría de la población no podía pagar y los que sí, prefirieron las clínicas y hospitales privados existentes.

6. El gobierno federal reconoció que 43.4 millones de mexicanos (40.7% del total de la población) no tenían acceso a ninguna institución o programa de salud pública o privada. De los 47.2 millones de mexicanos que se encontraban en condiciones de pobreza multidimensional, 25.4 millones presentaron carencia de acceso a los servicios de salud. Además, 18 millones de mexicanos, cuyo ingreso fue suficiente para adquirir bienes alimentarios de la canasta básica, tampoco contaban con servicios de salud, según cifras de la Medición Multidimensional de la Pobreza 2008, que elabora el Coneval. Del total de la población entrevistada, 59.3% cuenta con acceso a servicios de salud, según la medición, y 30.7% se encontraba afiliado al Seguro Social. El restante 19.1% tenía Seguro Popular; 6.6%, ISSSTE; 0.9%, Pemex, Defensa o Marina, y 2% otras fuentes, las cuales incluyen los seguros médicos privados. (Ver El Universal 7/IV/10)

7. No sé si México es un Estado fallido, pero sí sé que es una República con una economía desfondada en todos los niveles. Y no es una posición ideológica de “los enemigos de México”, sino una realidad basada en estudios en el país e informes internacionales. Sólo hace una semana nos enteramos de balances internacionales que nuestro país ocupa los primeros lugares del mundo en corrupción; pero también a través de los años nos enteramos que en educación, en salud, en inversiones sociales, en crecimiento económico, en distribución equitativa de la riqueza, en creación de empleos, sobre todo en seguridad, ocupamos los últimos lugares en el mundo. Muy pronto aquellos que sentían mucho orgullo por ser mexicanos, sentirán vergüenza decir que son de este país sinónimo de corrupción y de atraso educativo. ¡Qué jodidos! Mientras la mayoría de la población trabaja con honradez, políticos y empresarios desprestigian al país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: La debacle final de la industria textil

Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)

El auge de la producción de telas y vestuario ocurrió hace casi medio siglo en Chile. En la actualidad quedan rémoras dramáticas de una actividad que no sólo vistió a todo el país, sino que sufre su destrucción vertical ante las importaciones asiáticas, la competencia desleal, y un proyecto país que privilegia los índices macroeconómicos por sobre el empleo, la equidad y el desarrollo estratégico de la nación.

El primer semestre de 2010, según la Cámara de Comercio de Santiago, de cada cien pares de zapatos que se importaron en el país, 85 llegaron de Asia. Un 72% de la República China, con US$ 173 millones; luego de Vietnam, con el 9% y US$ 20,5 millones; Brasil, con el 6%, y US$ 15 millones, e Indonesia con US$ 10 millones.

En el mismo período, las internaciones de zapatos alcanzaron los US$ 238,9 millones, representando un crecimiento de 23,5% respecto de igual tramo de 2009.

En general, el 30% de las importaciones de consumo proviene de China, las que representan el 15% de las importaciones totales de Chile.

Sin embargo, en las grandes tiendas y supermercados de venta al detalle, entre un 80 y un 90 % de las mercancías son importadas, y el 70 % tienen origen chino.

El caso de Bellavista-Tomé

En 1965, la producción textil representó un 17,9 % de la actividad industrial total y el sector de vestuario llegó a satisfacer el 97 % de las necesidades nacionales.

Uno de los territorios más castigados por las políticas neoliberales y de aperturismo extremos impuestas durante la dictadura y luego consolidadas por los gobiernos civiles fue el textil y de vestuario, cuya debacle se profundizó en los 90. Mientras en 1996 empleaba a 152.600 trabajadores, hoy la cifra alcanza a poco más de 100.000, según el Instituto Nacional de Estadísticas, cuando en el país hay casi 7 millones y medio de asalariados.

Un hito crítico lo constituyó el cierre de Bellavista Oveja Tomé -la textil más antigua del país y primera lanera latinoamericana-, a fines de 2007. Había sido inaugurada en 1868 como “Fábrica de Paños Bellavista-Tomé”.

La expansión de la industria textil chilena en su época dorada se explica a partir de la implementación de incentivos tributarios y de crédito, medidas de protección y crecimiento del mercado interno. Pero eso es historia.

Las trabajadoras

Patricia Coñomán es presidenta de la Confederación de Trabajadores Textiles, única organización de la industria. Patricia es dirigenta del área desde 1984. Hoy la Contextil agrupa a 15 sindicatos en la Región Metropolitana, uno en Arica y otro en Concepción, en total 2.800 trabajadores de los cuales el 75 % son mujeres. La Confederación se fundó en 1986 con obreros textiles y de confecciones, pieles y ramas similares. Al poco andar las pieles y las actividades conexas se terminaron. Se amplió entonces a los trabajadores del vestuario en general, tintorería, y al cuero y calzado.

La empresa más grande de confección hoy es Uauy y CÍA Limitada, que fabrica ropa para las fuerzas armadas. Pero la producción se realiza por parte, en talleres externos donde reina la informalidad, no existen contratos ni seguridad social.

-¿Cuándo se originó la bancarrota?

“Su gran decadencia comienza en la crisis de comienzos de los 80. Además, la textil chilena era demasiado atrasada y artesanal. Con su tecnificación parcial, mucha gente fue despedida. Y la textil fue una de las primeras industrias donde se probó la maquila en Chile. Ya entonces yo que trabajaba en Camisería Casar, denunciaba que nosotras sólo le poníamos etiquetas de la empresa a camisas venidas de Taiwán.”

-¿Cómo funcionan las empresas sobrevivientes?

“Existe la empresa mandante, con estándares altos de producción. Y, dependientes de ella, las empresas subcontratistas que hacen trabajos por pieza y que se distribuyen físicamente en las poblaciones de la ciudad. Entre sí, los trabajadores no se conocen, es una especie de industria clandestina. Los empresarios abaratan costos no pagando luz, agua, dividendos, todo lo externalizan. Se trabaja en casas particulares, y lo hacen niños y abuelos. Este es el único sector que todavía se paga por pesos: $ 5 pesos (US$ 0,01), $ 10 (US$ 0,2) pesos, etc., por costura de prenda o pegue de cierre.”

-¿De qué manera opera el trabajo domiciliario?

“Como se trabaja a trato, la obrera no parte del sueldo mínimo, llega al sueldo mínimo. Y hablo de los sindicalizados que son los menos. La mayoría sólo gana el valor de la prenda. Y el trabajo a domicilio no tiene horario, la patronal se ahorra las negociaciones y la plata de los servicios básicos. Y además se ahorran la indemnización por años de servicio, vendiéndoles máquinas a las trabajadoras. Luego ellas son la mano de obra que trabaja a domicilio. El lenguaje dominante las llama “emprendedoras” o “microempresarias”.”

-¿Microempresarias?

“Los trabajadores textiles son pobres. Yo mido la miseria de la fuerza laboral del sector por sus enormes niveles de endeudamiento.”

-¿Cuáles son las enfermedades propias del trabajador textil?

“La bisinosis (dolencia pulmonar), que es prima-hermana de la silicosis de los mineros, porque aquí se respira el polvillo de la tela. Enfermedades lumbares, de la columna, del cuello, por las posturas. Y mucha artritis y tendinitis. Hay gente que tiene las manos dadas vuelta según las posiciones de trabajo que realizan. Y todas son cortas de vista.”

El zapato chino

-Las importaciones asiáticas y especialmente chinas, han arrasado…

“En el Mall Chino (San Diego con Alonso Ovalle, Santiago) uno puede ver el impacto de las importaciones. Venden tres pares de zapatos por $ 10 mil pesos (US$ 20). No hay competencia posible.”

-¿Cuánto vale una camisa nacional respecto de una asiática?

“Una camisa de calidad en Chile cuesta $ 1.200 pesos fabricarla (US$ 2,4). Importada sale $ 500 pesos (US$ 1).”

-¿Qué pasa con los zapatos?

“Del calzado, en Santiago están quedando dos empresas: Calzarte y Guante. Y Guante hasta la mitad, porque también vende zapato importado. Los fabricantes chilenos, los únicos que van quedando, son los de calle Victoria (barrio Avenida Matta), que de vez en cuando hacen ferias artesanales para poder vender sus productos.”

-¿Qué situación marcó duramente a la industria?

“Lo más terrible fue cuando cerró Machasa y dejó en la calle a 1.500 trabajadores. Ahí se producía todo tipo de telas. Y ahora la ex Machasa Chiguayante, que se llama Tavex, se va a cerrar en diciembre de este año. Serán despedidos 600 obreros. Chiguayante va a terminar como Lota. Porque la textil para Chiguayante es lo que para Lota la minería del carbón: su motor económico.”

-¿Y Bellavista-Tomé?

“Con el cierre de Bellavista Tomé ocurrió lo mismo. Cuando llegaron los despidos nosotros hablamos con las autoridades para tratar de calificar a la gente para reinsertarlos laboralmente. En realidad, se hicieron algunos cursos, se les pagó un poco por un tiempo, pero sólo con el fin de cautelar la paz social y los trabajadores cesantes no se movilizaran. Fueron dulces para que los viejos no se levantaran.”

-¿Y qué hace la gente, entonces?

“A los 40 años a nuestros trabajadores el mercado los considera ancianos. Con esas reconversiones, a lo más ganan una pensión de hambre y una enorme depresión. La gente se queda en su casa haciendo cualquier cosa.”

Patronato

-¿Cómo resultan las negociaciones de la textil?

“Los sindicatos del sector lo único que negocian es el IPC. Y cuando es negativo, el empresario se lo descuenta al obrero retroactivamente. Nosotros les decimos a los dirigentes que negocien la tarifa prenda por prenda.”

-Patronato es famoso por la venta de ropa…

“En Patronato tratamos de organizar a las mujeres. Allí trabajan 15 mil. Hicimos un comedor un tiempo, porque las mujeres almorzaban en las veredas de las calles, pero debimos abandonarlo por falta de recursos. Las mujeres trabajan en los subterráneos del comercio establecido que vende a la clientela. A Patronato se va toda la gente que despiden de las empresas de la confección, de 50 años para arriba, eso sí, porque ya no pueden quedar embarazadas. Y la rotación laboral es extraordinaria, por la competencia de los tarifados. Y allí no hay sindicatos ni organización.”

Los días contados

-¿Cuál es el panorama actual?

“En la industria ya no hay oportunidades. Tiene sus días contados. Sobre todo la empresa que cuenta con más de 50 o 60 trabajadores. Los textiles a domicilio no van a desaparecer, porque es un buen negocio para los empresarios. Las mujeres se van a convertir en “cortadoras de” a domicilio. Esa es la flexibilidad laboral del gobierno, porque además ¿cómo van a cubrir la tremenda cesantía?”

-¿Cuántas textiles han cerrado sólo durante el 2010?

“Tintorería Irma, donde trabajaban 60 personas; Jacobo Levi, con 50 personas; Biobío con 150 personas; y en diciembre los 600 de ex Machasa.”

-¿Ves alguna salida?

“Chile no tiene políticas de defensa de lo nacional. En todos los países modernos hay franquicias para las importaciones, menos aquí. Debe haber una estrategia de protección de la industria nuestra. Y debería existir una línea de créditos blandos para la pequeña y mediana empresa, porque es la única manera de conservar los puestos de trabajo que van quedando.”

Cómo empezó el final

Cristian Paiva es economista de la Fundación Instituto de Estudio Laborales (www.monitoreolaboral.cl) y afirma con seguridad demoledora que “En Chile la industria textil se acabo a fines de la década del 90. Ya no existe. Los Tratados de Libre Comercio obligaron a competir a la textil con importaciones de cero arancel. Lo que queda son pequeñas empresas cuya producción está dirigida a cuestiones muy simples, como cortinas. No tiene nada que ver con la confección de vestuario o productos terminados.”

Paiva asegura que “La crisis del 80 le dio el golpe funesto a la textil y luego la globalización, el final”, y remata que “Aquí lo dramático es que se eliminó un sector productivo. No hubo reconversión ni nada que se le parezca.”

Por su parte, Claudio Lara, economista y académico, aclara que “El régimen militar inició un proceso de apertura económica a mediados de los 70. El objetivo era, en el caso de las textiles, que se “sinceraran” las industrias y que sólo quedarán las empresas competitivas en el mercado. En el mismo período ocurre un boom importador. Ambos elementos atentaron con fuerza contra el sector. Posteriormente vino la crisis de los 80 o crisis de la deuda externa que golpeó con mayor violencia a las empresas de la tela y el vestuario por los niveles de endeudamiento que tenían. Y, al mismo tiempo, comienza el auge de la importación asiática hacia los mercados mundiales. Ello daña especialmente a las economías muy abiertas, como la chilena.”

Lara explica que desde entonces no sólo se destruye industria textil nativa, sino que se desplaza la producción interna y secciones de ella se convierten en comercializadoras de productos venidos de oriente. Lo último acarrea la descualificación y disminución de la fuerza de trabajo en el país. “Los productores se convierten en vendedores”, dice el economista.

-¿Y qué impacto tienen las firmas de los Tratados de Libre Comercio firmados por Frei Ruiz-Tagle y Ricardo Lagos?

“Los Tratados de Libre Comercio de los 90 no hacen más que acelerar la descomposición de la industria textil. Además en esa década se vive el proceso de alta concentración del retail o de la gran venta al detalle a través de Falabella, Paris, La Polar. El mercado se concentra en pocos y esos pocos determinan la demanda de productos de vestuario, focalizada principalmente en China. El retail se convierte en amplificador del ingreso de mercancías chinas. De esta manera, se relega no sólo a la pequeña industria textil chilena, sino también a la coreana e hindú que ya existía en el país.”

-Ahora mismo en Chile se está observando un fortalecimiento del precio del peso…

“La apreciación actual del peso debido al debilitamiento internacional del dólar, implica el abaratamiento de los productos que Chile importa de Asia. Esto significa que el precio de las mercancías importadas favorece al consumidor; descalabra mortalmente a la industria textil; e, incluso más allá del dólar, los productos llegan al país aprovechando una competencia desleal basada en los mínimos impuestos que pagan para entrar. Al respecto, los gobiernos de la Concertación siempre hicieron vista gorda, subordinándose a la lógica de mantener baja la inflación.”

Lara señala que cuando se despide a un trabajador textil, se elimina a un trabajador que tiene ciertos niveles de cualificación técnica, y se le convierte en un asalariado de bodega, en un vendedor. Ello contraviene todo el discurso oficial que habla de ofrecer más valor al capital humano. Y, asimismo, luego de despedido el trabajador de una textil, es muy difícil que consiga un nuevo empleo que aproveche sus habilidades técnicas. “Entonces pasa que una persona sobrecalificada, que incluso estudió en un centro de capacitación técnica, debe desempeñarse en la práctica en tareas muy simples. Esto es gravísimo”, concluye el especialista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Kirchner, la muerte, la ambigüedad y la hipocresía

Gustavo Robles (especial para ARGENPRESS.info)

“Me vienen a convidar a arrepentirme,
me vienen a convidar a que no pierda,
me vienen a convidar a indefinirme,
me vienen a convidar a tanta mierda”
(Silvio Rodríguez, “El Necio”)

Parece que la muerte no sólo nos iguala a todos, obreros y empresarios, ricos y pobres (y esa entidad amorfa que algunos llaman “clase media”), políticos y del llano… sino que también redime.

No importa si robaste, si explotaste, si entregaste… Te morís y pasás a ser un buen tipo, y si todo eso lo hiciste masivamente… podés aspirar a ser prócer

Al menos así intenta demostrarlo Néstor Kirchner con su muerte.

Parece que ahora no importan las acusaciones, con pruebas más que contundentes, sobre enriquecimiento ilícito, o el destino de esos más de U$S 600 millones del Estado santacruceño que nunca aparecieron, los negocios de sus amigos y ¿testaferros? No, parece -otra vez- que no importan esas cosas si te morís.

Da asco verdaderamente el trato edulcorado e hipócrita que le dio al ex presidente la misma prensa para la cual hasta el miércoles a la mañana era el enemigo número uno de los intereses del país. Los mismos que escribieron libros sobre sus supuestos actos de corrupción, censuraban las críticas al ahora muerto. Hasta para el omnipotente Grupo Clarín, el santacruceño pasó de villano a “héroe popular” en un abrir y cerrar de ojos.

Da asco la Hipocresía, así, con mayúscula, propia de quienes dominan este sistema de explotación.

La oposición sojera, que hasta coqueteó con el golpe (aunque nunca le dio el cuero para eso en este periodo), ahora dice que “hay que apoyar a la presidenta”.

¿Cuánto tiene que ver en esto que TODOS son representación política de los diferentes sectores de la explotación?

Pues TODO.

Entre ellos nunca van a ir a fondo en su confrontación. No, al menos, para poner en peligro el sistema que les asegura sus privilegios.

Montados en esos cimientos, los medios, los mismos que hasta ayer lo demonizaban, ahora instalan que “El Pueblo entero” llora la muerte de su líder. Negar que el funeral de Kirchner fue masivo sería tan temerario como afirmar que esos miles y miles son “EL” Pueblo. Obvio que fue masivo ¿qué esperaban de una opción que obtuvo 8 millones de votos en 2009? Pero 8 millones no son “el” pueblo. Es una postura muy peronista esa: lo que no es de ellos “no existe”. Pero la verdad, es que también hubo millones de argentinos que durante las exequias siguieron trabajando, hicieron sus cosas, fueron a la parrilla o al cine, o simplemente, se reunieron con sus amigos o se quedaron en sus casas.

Negar la importancia política de Kirchner sería también una locura. Casi desde su irrupción en la política nacional, ésta giró alrededor de su figura ¿Es eso bueno? No, simplemente es un hecho concreto de la realidad. Tan concreto como la ambigüedad, que fue el estandarte característico del “kirchnerismo” durante su corta historia: Kirchner, el dirigente más importante del país, no ganó ninguna elección cuando se presentó encabezando una lista a nivel nacional: en el 2003 sacó menos votos que Menem, y en 2009 perdió con De Narváez en la provincia de Buenos Aires para diputado nacional. Ni qué decir del último ejemplo: el lugar donde por el momento (ni siquiera en esto se puede estar seguro en la liturgia “k”) descansarán sus restos, su ciudad natal, Río Gallegos, le fue esquiva en las últimas elecciones, gobernada por los radicales.

La ambigüedad “K” supo tener un discurso “encendido, antiimperialista y progresista”, a la vez que las políticas concretas favorecían al imperio y tendían a conservar lo peor de las costumbres de los sectores de poder en nuestro país. Mientras defendía de palabra a los trabajadores, dorándoles la píldora, sus políticas aseguraban la explotación más vergonzosa, como la tercerización, contra la cual nunca hizo nada, sino al contrario, la estructuró.

Estoy harto de la hipocresía generada por quienes nos explotan, y sus instrumentos. Por eso no voy a callarme ante la muerte de uno de los mejores discípulos de la patronal explotadora. La cuestión humana debe estar por encima de todas las cosas, es cierto. Pero justamente por eso, porque por culpa de personajes como Kirchner mueren seres humanos, todos los días, por razones curables, esos son los aspectos humanos que quiero respetar. Yo no me olvido que Kirchner fue el padre de este modelo que desde el “progresismo” justifica el pago de una Deuda ilegal, ilegítima y fraudulenta, una Deuda que le costó, le cuesta y le costará sangre a nuestro Pueblo; que argumenta y justifica el veto del pago del 82% móvil a los jubilados, mientras le ofrece pagar a los buitres del sistema financiero internacional, como también ofreció recientemente al Club de París; o que se apoya en la mafia y en la mugre de la burocracia sindical-empresarial que obra con mano de hierro contra los trabajadores que se organizan y reclaman por mejores condiciones laborales, la misma que se cobró hace tan solo unos días la vida invalorable del compañero Mariano Ferreyra.

¿Se olvidaron ya de eso?

Yo no me olvido.

Como el dislate de reivindicar a los 30.000 compañeros detenidos-desaparecidos, usar la imagen entrañable, revolucionaria y anticapitalista del Che, e ir a tocar la campanita a Wall Street, el paraíso de los parásitos internacionales.

A vuelo de pájaro, puedo recordar muchos de los hechos que este sujeto tristemente célebre de la historia argentina llamado Kirchner ha producido:

- Quiero comenzar con la inestimable colaboración para la entrega de YPF, cuando envió a un diputado convaleciente en el avión de la gobernación, para garantizar el quórum en la sesión del Congreso que iba a aprobar ese oprobio.

- Ya en el gobierno, La Ley de Responsabilidad Fiscal, a pedido del FMI y el Banco Mundial, por el cual el Estado argentino se comprometía a no incrementar el gasto primario, es decir: salarios y empleos en el Estado.

- Canje de Deuda Kirchner - Lavagna, un paso fundamental para el reconocimiento de esa Deuda ilegal, ilegítima y fraudulenta (siempre hay que recalcarlo) ante los buitres internacionales.

- Pago en efectivo al FMI de U$S 10.000 millones. La Deuda continúa siendo un problema central de nuestra economía a pesar de ello.

- Nuevo Canje Kirchner - Boudu.

- Aumento de la brecha entre los que más ganan y los que menos tienen.

- Mantenimiento del modelo de impuestos regresivos. IVA de 21% en la canasta alimenticia y en remedios, donde los ricos pagan lo mismo que los pobres.

- El trabajo en negro ronda el 40% del total de los que trabajan, donde el Estado es uno de los principales negreros.

- Promedio salarial de $2200, con una canasta familiar que ronda los $4500.

- Rechazo al 82% móvil a los jubilados.

- La no recuperación de nuestros recursos naturales estratégicos.

- La no recuperación de las empresas de servicios privatizadas durante los ’90.

- Escandalosa caída en las reservas de hidrocarburos, los cuales se mantienen en manos privadas y extranjeras.

- Profundización de la megaminería, con el consecuente saqueo de recursos y contaminación de poblaciones enteras.

- Veto a la ley de protección de glaciares a pedido de la Barrick Gold.

- Promoción de los pooles de siembra. Sojización de la agricultura.

- Los casos de corrupción: Miceli, Jaime, De Vido, Skanska, enriquecimiento ilícito.

- Ley Antiterrorista (a pedido de Bush, Estados Unidos).

- Represión y aprietes a los reclamos de los trabajadores: Kraft, Casino, Hospital Francés, INDEC, Dana, ATILRA, Docentes (en Santa Cruz, el caso Varizat), petroleros (en Las Heras, métodos de la dictadura), Fuentealba (¿cuándo el gobierno de los Derechos Humanos se propuso como querellante en alguna causa a favor de algún trabajador?), trabajadores del subte, ferroviarios tercerizados (Mariano Ferreyra).

- La desaparición de Julio López perpetrada por mano de obra proveniente de la dictadura.

- 900 represores en actividad en las fuerzas de seguridad y armadas.

- Presos políticos como Roberto Martino, Karina Germano López, Carlos Olivera, José Villalba.

- Los alrededor de 5000 compañeros procesados por luchar contra las políticas antipopulares del gobierno.

- Envío de tropas de ocupación a Haití.

Seguramente me olvido de un montón.

Por eso, no… no me pidan que me conduela.

A mi me duele la “obra” de tipos como Kirchner. Y no me jodan con que eso es ser funcional a la derecha, porque éste gobierno es parte de la derecha.

Yo, como tantos otros, soy parte del pueblo trabajador que no se conforma con comer de las migajas que se caen de la mesa de los explotadores en sus comilonas, esas a las que asistía el ex presidente.

No, no me conduelo.

Algún día la Hipocresía no reinará.

Ése será el mundo de los trabajadores.

“Será que la necedad parió conmigo,
la necedad de lo que hoy resulta necio
la necedad de asumir al enemigo
la necedad de vivir sin tener precio
Yo me muero como viví”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La muerte de Néstor Kirchner

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Murió el ex presidente Néstor Kirchner. Más allá de las condolencias que corresponden resulta de interés verificar que el acontecimiento generó en sí mismo un cambio en la percepción del momento político. La masividad de la despedida habilita interrogantes sobre el consenso social en el legado de la acción de gobierno y en la política liderada por el ex mandatario y que hoy ejerce Cristina Fernández. Ello requiere un análisis muy preciso de las motivaciones de ese consenso popular y cómo se mantiene y profundiza. Será una clave importante de la política.

En casi todos los análisis se valora la política de los derechos humanos y la política internacional, especialmente esta última en dos direcciones; una, que con matices remite al tratamiento de la deuda externa pública y la otra al alineamiento con la región.

Respecto de la deuda se registra la confrontación con el FMI, que en el último tiempo de crisis capitalista y presencia de Argentina en el G20 entró en tensiones, ya que de un lado se critica fuertemente al FMI y por el otro se convalida un resurgimiento del FMI como el ajustador en el marco de la crisis, situación que hoy sufre Europa del Este y crecientemente la Europa occidental. Precisamente Argentina es puesta de ejemplo en la resistencia europea por la quita de la deuda en el canje del 2005 y 2010 y el mantenimiento de la cesación de pagos con el Club de París. Es cierto que han sido varios los anuncios del actual gobierno por negociar y cancelar esa deuda, lo que coloca un signo de interrogación sobre el futuro del endeudamiento, que junto a la disminución de la deuda externa muestra un crecimiento de la deuda “interna”, la que afecta partidas presupuestarias en el presente y el futuro.

Sobre el alineamiento internacional se destaca el papel de la administración Kirchner para evitar la inclusión del ALCA en la agenda de la Conferencia de Presidente de América del 2005 en Mar del Plata, algo que la administración estadounidense no perdona. Claro que subsisten una gran cantidad de tratados bilaterales de inversión que junto al CIADI condicionan la evolución de la economía local. Era incipiente el trabajo de Kirchner en Unasur, creando muchas expectativas por la explícita exclusión de EEUU en su seno, con unas complejas tareas por delante, nada menos que las mediaciones entre Colombia y Venezuela. La creciente intromisión estadounidense en los países de la región sugiere un mayor protagonismo de la Argentina en una visión nuestra americana, excluyendo a EEUU, el líder del G20, del que el país forma parte. Pero también está demorada la aparición del Banco del Sur y una mayor inserción del país en una integración alternativa a la comandada por el libre comercio, con EEUU ó con Europa.

Quizá el tema más delicado del legado y los desafíos del gobierno a futuro estén en la Política económica, sea la distribución del ingreso, el elevado nivel de pobreza, más allá de la política social compensadora; el trabajo irregular, visibilizado en el reclamo de los tercerizados ferroviarios y que culminó con el asesinato de Mariano Ferreyra. La inflación que empezó a desatarse en tiempos del gobierno Kirchner y que se mantiene agudizado con la incredulidad de los datos del Indec, reconociendo que la inflación implícita o explícita la pagan los sectores de menores ingresos. Más aún, subsisten enormes condicionantes de la institucionalidad neoliberal, tales como la fuerte orientación de política pública para favorecer al sector privado, más allá de retenciones. Es el caso de la extensión, a modo de ejemplo, de la producción sojera en el agro, o de la minería a cielo abierto, ambas en manos de transnacionales que manejan el paquete productivo, las principales inversiones y son generadoras de la salida de capitales.

Parte del imaginario social y política sindicaba a Néstor Kirchner como el verdadero Ministro de Economía. Más allá de la veracidad, la ausencia del ex presidente pondrá en evidencia la capacidad de gestión en materia de política económica del gobierno, en un momento en que la situación fiscal de las provincias se complica, con posibilidades de conflicto federal y agravado por la ausencia del jefe del partido de gobierno para administrar esas tensiones. Es quizá el orden económico social y la política económica, el ámbito que genera mayores incógnitas sobre el futuro cercano.

El poder económico mundial envió su señal elevando las cotizaciones de los valores argentinos, aún estando cerrada la Bolsa de Valores de Buenos Aires por el feriado dispuesto por el censo nacional. Pese a las elevadas ganancias obtenidas en el ciclo de recuperación de la economía en la Argentina, el ex presidente no era considerado del riñón del poder económico y por eso existirán presiones para incidir en un mayor alineamiento de la Argentina con las políticas hegemónicas en el marco de la crisis, especialmente la normalización de la situación con el FMI. Es de esperar que la convocatoria para su despedida pueda contribuir a constituir una fuerza en sentido contrario.

Julio C. Gambina es Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El kirchnerismo después de Kirchner

SOCIALISMO LATINOAMERICANO - IZQUIERDA NACIONAL

La muerte del ex presidente Kirchner conmocionó sin distinción de banderías a la sociedad argentina; un violento impacto que alcanzó de lleno a las capas más profundas. Néstor Kirchner fue, sin discusión, protagonista central de la política y del poder en los últimos siete años de la vida nacional.

La muerte lo alcanzó cuando se aprestaba a librar una batalla decisiva con vistas a asegurar su influencia en la más alta esfera gubernamental. Su desaparición creo un importante vacío político en el movimiento que encabezó, y abrió una serie de interrogantes sobre el futuro del gobierno que dirige Cristina Fernández.

A pesar de lo que creen muchos de los que hoy sinceramente lo lloran, Kirchner no fue el jefe de un Frente Nacional ni el ejecutor de un programa de sesgo antiimperialista. Se diferenció ciertamente de la vieja partidocracia tradicional encabezada por radicales y cívicos, macristas y peronistas disidentes, vale decir, corrientes liberales y conservadoras, portadoras de intereses antinacionales y antipopulares.

Kirchner y el kirchnerismo son producto del movimiento de reflujo que sucedió al levantamiento popular que terminó con el gobierno de Cavallo-De la Rúa en diciembre de 2001. Como tal expresó una corriente de restauración institucional que permitió la reversión de la consigna que sacó a la calle a las masas en medio de una profunda crisis de representatividad. No se fueron todos; quedaron los de siempre. Pero el movimiento de diciembre y el estallido de la convertibilidad marcaron un antes y un después; un límite ante el cual quien terminara ocupando el vacío de poder, no podría retroceder. En definitiva, una nueva relación de fuerzas. En lugar del programa del neoliberalismo ortodoxo que el menemismo desenvolvió hasta sus últimas consecuencias, se generaron condiciones para una política de sesgo neodesarrollista. Esta política la llevó adelante primero el gobierno de Néstor Kirchner y luego el de Cristina Fernández. Ambos gobiernos, hasta el 2008, contaron con el apoyo de la gran burguesía exportadora, enriquecida por la devaluación y la pesificación asimétrica de Duhalde, y luego se apoyaron exclusivamente en la dirigencia de la CGT, del aparato del PJ y de contingentes de una joven militancia de incorporación reciente a la política.

Ahora el kirchnerismo, desparecido su jefe, enfrenta el mayor de los desafíos. Las notas políticas que hoy publica la prensa opositora son altamente ilustrativas. Clarín se interroga si Cristina Fernández será capaz de realizar “la apertura de un gobierno que, con el tiempo, se fue encapsulando de manera peligrosa”. La Nación expresa inquietudes similares. Para el paquidermo de los Mitre es de suponer que la presidente “registrará la enorme limitación que le impone la muerte de su esposo y ensayará una concertación para estabilizar su gobierno hasta el fin de su mandato”. Conociendo los intereses que guían la pluma de la canalla mediática, no es difícil adivinar en que sentido se debería abrir el gobierno y con quiénes debería concertar.

Si el gobierno cede a esos reclamos estará irremediablemente perdido. Tampoco tiene futuro si no imprime un giro radical a su política y avanza en el sentido que marcan proyectos como el de participación en las ganancias y control de la contabilidad empresaria, y otros no previstos como la reforma del régimen impositivo, el gravamen a la especulación financiera o la restitución plena de los aportes patronales. Medidas de esta naturaleza no constituyen en sí un cambio revolucionario, pero ciertamente revisten indudable progresividad y encierran un hondo contenido popular-democrático. En las trágicas circunstancias que impone el presente, el gobierno surgido de aquellos acontecimientos está nuevamente ante los problemas que sacó a luz la crisis de diciembre de 2001, que lejos de estar resueltos han cobrado una especial actualidad.

La decisión es del gobierno de Cristina Fernández. Pero no sólo del gobierno. Si una parte importante de la militancia ha creído honestamente que en el kirchnerismo, a pesar de todas su limitaciones, reside la posibilidad de resistencia de las fuerzas nacionales y populares frente a la reacción, y si a partir de esta creencia decide librar el combate por imponer una salida popular, democrática y antiimperialista, entonces se encontrará en un mismo campo de lucha con todos aquellos argentinos que bajo las banderas nacionales, obreras y socialistas militamos por la emancipación de la patria y la unidad revolucionaria de América Latina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La muerte de Kirchner a una semana del asesinato de Mariano Ferreyra

PRENSA DE FRENTE

Ante el escenario más favorable o el más adverso, acumular fuerzas es la tarea.

Las adhesiones y la mística militante de estos días pueden consolidarse o diluirse, según se cumpla una u otra de estas dos hipótesis: el gobierno profundiza un camino progresista y popular, redefine alianzas y banca próximas confrontaciones con sectores poderosos, o cede gradualmente en la búsqueda de equilibrios de poder que le faciliten su permanencia. Un camino u otro plantearán escenarios diferentes para las organizaciones populares que pugnan por un cambio social, aunque la prioridad no cambiará: acumular fuerzas propias, desde abajo y con autonomía política respecto a lo que se haga o no desde del Estado, para afrontar en las mejores condiciones las batallas que se avecinan.

Del Bicentenario a las exequias de Kirchner

Pasaron sólo 5 meses desde los festejos del Bicentenario, cuando el oficialismo vio en las masivas demostraciones de adhesión popular un espaldarazo a su gestión y a la iniciativa política recobrada tras la derrota del 2009. Poco tiempo después, el mismo oficialismo fue perdiendo el optimismo mientras se sucedían las malas noticias: se sorprendió con la imposibilidad de ganar las elecciones en la CTA, tuvo que ceder ante un Scioli fortalecido tras haber recibido un reto del propio Kirchner, y no encontró la forma de despegar del asesinato de Mariano Ferreyra a manos de sus socios sindicales. Las debilidades estructurales de un proyecto basado en el conservadurismo del PJ, la burocracia de la CGT y el doble discurso respecto a “los monopolios y las corporaciones” (malos unos y amigos otros), sumado al aprovechamiento por parte de la oposición política y mediática por derecha, esmerilaron el clima social favorable de apenas pocos meses atrás, erosionando no solo el capital político acumulado por la puesta en marcha de una serie de políticas populares a lo largo de los últimos años, sino incluso perdiendo el apoyo reciente que generaron la Asignación Universal, el matrimonio igualitario y diferentes planes masivos de empleo.

¿Puede esfumarse de manera similar la adhesión demostrada en los últimos días? Seguramente Cristina, ahora, cuente con índices de adhesión popular y muestras de valoración y respeto de una parte importante de nuestro pueblo. Pero sólo eso no alcanzará cuando, pasado el impacto social y retomada la vida cotidiana, amenacen con volver los problemas en cada uno de los flancos en que el gobierno queda expuesto, por parte de los reclamos populares desatendidos por un lado, y por la presión y las operaciones de desgaste de los sectores disconformes del poder económico por el otro.

De parte de los sectores populares, ahí podrán estar nuevamente reclamos como sucedió, por ejemplo, con los despedidos en Paraná Metal (Rosario) y las bicicleteadas que los trabajadores tuvieron que soportar de parte del gobierno, o las luchas de desocupados por la exclusión y las malas condiciones de los planes de trabajo en Buenos Aires. O refloten las luchas contra la megaminería y la contaminación en los pueblos de Catamarca, Salta, La Rioja o San Juan. Debilitará por abajo la imagen del gobierno, la insistencia en negar la personería gremial a la CTA y el reclamo de partidos políticos con agendas populares ante la proscriptiva ley de reforma electoral. Seguirán causando rechazo las explicaciones de políticos oficialistas enriquecidos en la función pública sobre lo “inconveniente” de que los jubilados cobren su 82%, y habrá protestas ante los avances de la criminalizaición de la pobreza y la niñez impulsada por el gobernador –todavía- oficialista Scioli.

Esta debilidad del kirchnerismo ante sectores populares que elijen posicionarse o luchar “corriendo a la izquierda” la agenda y el discurso oficial, deja al propio gobierno más débil ante los embates de una derecha que insistirá en conseguir un mejor gerente para que, desde la Casa Rosada, le garantice un clima social más “disciplinado” y más favorable a sus negocios. Pero sería cínico achacarle esa debilidad a los que luchan y reclaman sus justos derechos: si un gobierno que se pretende popular enfrenta broncas, reclamos y protestas de los de abajo, quien debe replantearse su proceder es el gobierno y no quienes luchan por sus derechos básicos.

¿Qué significará “profundizar el cambio”?

¿Acaso algún replanteo de ese tipo implicará esa consigna difundida por los voceros de la progresía kirchnerista que convocan a “profundizar el modelo”? El impulso a la organización popular de base, la opción por estas nuevas formas de organización que se insubordinan ante los viejos poderes de la política pejotista o el sindicalismo burocrático, no está en el ADN del kirchnerismo, más bien lo contrario. Desde el gobierno permiten y alientan la movilización en defensa propia, pregonando una frustrante convivencia entre lo putrefacto de la vieja política y la nueva militancia, que si se ha arrimado a las filas oficialistas es más por las medidas progresivas que se ha tomado, antes que por el gusto de formar parte del PJ o la CGT. Ese modelo kircherista de participación popular limitada excluye a todo el abanico de experiencias organizativas independientes o posicionadas a la izquierda del gobierno, protagonistas de las más destacadas luchas populares de los últimos años que, por caso, también con vitalidad y masividad coparon hace pocos días las calles del país y la Plaza de Mayo para repudiar a los asesinos del militante de izquierda Mariano Ferreyra y a los sindicalistas traidores que los amparan.

Por el otro costado, la derecha pura y dura va a insistir (Sí, aunque algunos militantes de izquierda estén muy enojados con el kirchnerismo, es justo y necesario analizar, más aún en momentos de turbulencia y potenciales crisis, la posibilidad cierta del retorno de políticas de ajuste y represión, que acechan desde toda la oposición conservadora a excepción de los partidos de centroizquierda).

Para bien o para mal, la principal disyuntiva respecto al bienestar de las clases populares en esta coyuntura, está en manos de ese proyecto confuso de beneficios empresariales y mística popular, ideológicamente ambiguo, decoroso heredero del peronismo, que se viene dando en llamar “kirchnerismo”. Avanzar en la resolución de problemas estructurales a favor de los trabajadores y el pueblo, incluido el impulso de nuevas formas de organización que desplacen a las estructuras corruptas y burocráticas, es algo improbable en rigor de lo que se ha desplegado en estos 7 años de gobierno. Pero la encrucijada que deberá evaluar la militancia kirchnerista es que no hacerlo será amoldarse y ceder gradualmente a la presión de los poderes establecidos, y eso implicará retroceder en el mediano plazo, incluso en las elementales conquistas democráticas como las políticas garantistas, de democratización y contención social. Ese retroceso o viraje más a la derecha lo expresará la oposición reaccionaria o podrá surgir del propio oficialismo, bajo el barniz de una opción de continuidad “moderada” como expresa el gobernador Scioli y su vocación de llegar a la presidencia para “reunificar al peronismo”.

En todo caso, otro será el desafío para quienes asumen un posicionamiento “a la izquierda del kirchnerismo”. Aunque todavía subterráneo, buscando definir sus proyecciones políticas, hay todo un abanico de movimientos y agrupaciones populares, de trabajadores, de militancia joven proveniente del 2001, de organizaciones territoriales herederas del combativo movimiento piquetero, de campesinos pobres, de luchas medioambientales o por la igualdad de género, de estudiantes y también de organizaciones político sociales novedosas y hasta de experiencias partidarias institucionales, que no dependen de que desde el gobierno se marque un curso de avance u otro. Desde abajo, en muchos rincones de nuestro pueblo se va construyendo Poder Popular, desarrollando las fuerzas necesarias para resistir si el escenario futuro fuera el más adverso, pero no sólo eso: prefigurando además la proyección política necesaria para “contribuir al armado de una fuerza popular que supere la disyuntiva entre lo que hay y lo peor, para poder construir de conjunto una Argentina justa, soberana e igualitaria”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Misiones, lejos de los lutos oficiales

Carlos del Frade (APE)

-Ya murieron 206 niños en lo que va del año- dijo el gobernador de Misiones, Maurice Closs, a la hora de pensar en profundidad por qué Milagros, de solamente quince meses, ni siquiera pudo llegar al jardín de infantes como consecuencia de la desnutrición en la localidad de Montecarlo.

Después vinieron las contradicciones con integrantes de su propio gabinete que reducían el número a poco más de mil trescientos chicos como si el número fuera más importante que la vida de uno solo de esos bebés. Para el máximo representante del gobierno misionero, las nenas y los nenes que no comen bien todos los días llegan a los seis mil en uno de los territorios más ricos de la Argentina en recursos naturales y, en forma paralela, uno de los más empobrecidos como consecuencia de la concentración de riquezas en pocas manos y la complicidad política con aquellos que se han quedado con casi todo. Pero Closs insinuó algo parecido a una mueca de alegría al decir estos números: "En lo que va del año murieron 206 chicos por distintas causas. En octubre del año pasado eran 253. Quiere decir que mejoramos el 22 por ciento. La mortalidad infantil afecta aquí a 12,3 de cada mil niños, un valor que es similar a la media nacional. En la década del 90 eran 33 por mil", apuntó el gobernador. Fenomenal perversión la de Closs. Los chicos se mueren pero cada vez son menos. Como si la pérdida de un chiquito que ni siquiera llega a pronunciar más de diez palabras tuviera menos densidad que los adelantos que suponen esos números en políticas sociales o algo parecido. Pero más allá de esas justificaciones, Closs cargó contra las víctimas. Dijo que los padres de algunos de los chiquitos muertos le “daban medicinas alternativas” a sus hijos y no las indicadas por los profesionales. Además de cargar con el inaudito dolor de ver morir en sus brazos a sus bebés, ahora también los padres resultarían cómplices de esos finales, según la curiosa visión del gobernador Closs. Y agregó indignado por lo que dicen los medios y no por la muerte de esos chicos: "Acá la gente no se está cayendo muerta de hambre. En mayo, decidimos impulsar el programa Hambre Cero, porque sabíamos que iba a haber chicos que aunque recibieran la asignación universal sus padres no lograrían cubrir las necesidades básicas. Entonces, nos metimos en el corazón mismo de la pobreza. Hicimos un plan para revertir la situación. Lo jodido es que ahora nos pegan porque esos chicos estaban en el programa Hambre Cero", sostuvo. Cuatro siglos atrás, la tierra roja misionera prometía amaneceres luminosos para sus chicos. Las cosas cambiaron desde aquellos días. En la provincia donde se desarrolló el primer proyecto colectivo que integró las comunidades guaraníes con europeos exiliados y perseguidos por sus ideas, como fueron los jesuitas, donde la producción se repartía de manera casi democrática, hoy la cabalgata asesina de la pobreza aplasta futuros. En Misiones hay 130 mil pibas y pibes cuyos padres reciben la llamada asignación universal por hijo. Pero el hambre sigue. -Lo que ocurre en Misiones es otro crimen cometido por el Estado. Son como crónicas de muertes anunciadas. Cuando no se distribuye equitativamente la riqueza, cuando no hay políticas serias y efectivas, continuará la tragedia. Más allá del dolor por estas familias que perdieron a sus hijos, sabemos que hay 7000 chicos en situación de indigencia. En tanto, el gobierno local gasta grandes sumas en obras públicas faraónicas, deslindando su responsabilidad social en la figura de padrinos que se ofrecen para proteger a la infancia en el contexto de un programa que, hasta el momento, muestra serias deficiencias en su aplicación - dijo Silvana Martínez, presidente de la FederaciónArgentina de Asociaciones Profesionales de Servicio Social. Una vez más, lejos de los lutos oficiales, los pibes misioneros siguen preguntando por qué no hay un mañana para ellos. Fuente de datos:Diario La Nación 26-10-10Edición: 1889

-Ya murieron 206 niños en lo que va del año- dijo el gobernador de Misiones, Maurice Closs, a la hora de pensar en profundidad por qué Milagos, de solamente quince meses, ni siquiera pudo llegar al jardín de infantes como consecuencia de la desnutrición en la localidad de Montecarlo. Después vinieron las contradicciones con integrantes de su propio gabinete que reducían el número a poco más de mil trescientos chicos como si el número fuera más importante que la vida de uno solo de esos bebés.

Para el máximo representante del gobierno misionero, las nenas y los nenes que no comen bien todos los días llegan a los seis mil en uno de los territorios más ricos de la Argentina en recursos naturales y, en forma paralela, uno de los más empobrecidos como consecuencia de la concentración de riquezas en pocas manos y la complicidad política con aquellos que se han quedado con casi todo. Pero Closs insinuó algo parecido a una mueca de alegría al decir estos números: "En lo que va del año murieron 206 chicos por distintas causas. En octubre del año pasado eran 253. Quiere decir que mejoramos el 22 por ciento. La mortalidad infantil afecta aquí a 12,3 de cada mil niños, un valor que es similar a la media nacional. En la década del 90 eran 33 por mil", apuntó el gobernador.

Fenomenal perversión la de Closs. Los chicos se mueren pero cada vez son menos. Como si la pérdida de un chiquito que ni siquiera llega a pronunciar más de diez palabras tuviera menos densidad que los adelantos que suponen esos números en políticas sociales o algo parecido. Pero más allá de esas justificaciones, Closs cargó contra las víctimas. Dijo que los padres de algunos de los chiquitos muertos le “daban medicinas alternativas” a sus hijos y no las indicadas por los profesionales.

Además de cargar con el inaudito dolor de ver morir en sus brazos a sus bebés, ahora también los padres resultarían cómplices de esos finales, según la curiosa visión del gobernador Closs.

Y agregó indignado por lo que dicen los medios y no por la muerte de esos chicos: "Acá la gente no se está cayendo muerta de hambre. En mayo, decidimos impulsar el programa Hambre Cero, porque sabíamos que iba a haber chicos que aunque recibieran la asignación universal sus padres no lograrían cubrir las necesidades básicas. Entonces, nos metimos en el corazón mismo de la pobreza. Hicimos un plan para revertir la situación. Lo jodido es que ahora nos pegan porque esos chicos estaban en el programa Hambre Cero", sostuvo.

Cuatro siglos atrás, la tierra roja misionera prometía amaneceres luminosos para sus chicos.

Las cosas cambiaron desde aquellos días. En la provincia donde se desarrolló el primer proyecto colectivo que integró las comunidades guaraníes con europeos exiliados y perseguidos por sus ideas, como fueron los jesuitas, donde la producción se repartía de manera casi democrática, hoy la cabalgata asesina de la pobreza aplasta futuros.

En Misiones hay 130 mil pibas y pibes cuyos padres reciben la llamada asignación universal por hijo. Pero el hambre sigue.

-Lo que ocurre en Misiones es otro crimen cometido por el Estado. Son como crónicas de muertes anunciadas. Cuando no se distribuye equitativamente la riqueza, cuando no hay políticas serias y efectivas, continuará la tragedia. Más allá del dolor por estas familias que perdieron a sus hijos, sabemos que hay 7000 chicos en situación de indigencia. En tanto, el gobierno local gasta grandes sumas en obras públicas faraónicas, deslindando su responsabilidad social en la figura de padrinos que se ofrecen para proteger a la infancia en el contexto de un programa que, hasta el momento, muestra serias deficiencias en su aplicación - dijo Silvana Martínez, presidente de la Federación Argentina de Asociaciones Profesionales de Servicio Social.

Una vez más, lejos de los lutos oficiales, los pibes misioneros siguen preguntando por qué no hay un mañana para ellos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Pagina 12, similar a los hegemónicos, pero con estética "progre"

Rama (INDYMEDIA)

Clarin miente.... Pagina 12 también.

Antes de empezar es importante dejar en claro algo: todas las críticas que haga no hacen buenos a los otros, no hace bueno a Clarín, ni a La Nación, ni a ninguno de los medios hegemónicos, de la misma manera que voy a intentar dejar en claro que las miserias de estos tampoco hacen buenos a quienes se intentan poner del lado de enfrente pero muchas veces son lo mismo. Como la impunidad de Duhalde de ninguna manera hace bueno a los Kirchner (que recordemos, llegaron al poder de su mano, y cuentan en su gabinete con ex ministros suyos), ni viceversa, criticar a los Kirchner no absuelve a Duhalde(quien debería estar preso por el asesinato de Kostecki y Santillán) ni a la delirante Carrió, ni a los acaudalados empresarios Francisco De Narváez o Mauricio Macri. Hecho el comentario queda en claro esto para no usar el recurso mediocre, tal manotazo de ahogado, de decir “sos funcional a la derecha”: no hay nada más funcional a la derecha que un gobierno que dice enfrentarla y desilusiona, miente y engaña, y peor aún: ataca a todo aquel que lo crítica, negándole el derecho a expresarse.

Criticar a un diario que muchas veces compré, leí, y muchas veces coincidí con muchas cosas que ha publicado, es difícil. Mas cuando aún se siguen difundiendo temas a los que es importante seguir apoyando (por ejemplo: la búsqueda de las Abuelas de los cientos de hijos de desaparecidos cuya identidad fue apropiada, el matrimonio igualitario y los temas pendientes vinculados a la opresión de género, los juicios a los genocidas, las denuncias a las practicas impunes de papel prensa, entre otros), pero también hay mucha tela para cortar y mucho que difundir y que no se difunde en ningún medio de los hegemónicos, o mejor dicho “prensa burguesa”,osea medios que cuentan con fuertes capitales, ya sea de empresarios o del mismo estado.

Contradicciones de un mismo medio

El 9 de agosto del 2007, Pagina 12 publicaba el siguiente artículo titulado “Vínculos con la alianza Anticomunista Argentina: link (http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-89423-2007-08-09.html?ref=nf). En dicho articulo analizan el pasado de de Hugo Moyano, pero no el pasado reciente durante la década del 90 que tanto mencionan los oficialistas hoy donde el actual líder de la CGT se oponía a las reformas menemistas, sino de los años 70, su pasado en la CNU de Mar del Plata, organización cuyos militantes luego se incorporaron a la triple A, y muchos de ellos operaron clandestinamente en grupos de tareas al servicio de la junta militar. Bien documentada, la nota recuerda la difusión de comunicados de la Juventud Sindical Peronista (JSP) de la cual fue parte Moyano, en la que, por ejemplo, justificaban el crimen del abogado Ortega Peña. Sorprende que, al clamor de las movilizaciones por el terrible crimen de Mariano Ferreira en manos de una patota que responde a la Unión Ferroviaria (Gremio que forma parte de la CGT), nada se diga de este pasado y se busque mantener al margen al mas poderoso líder sindical de la actualidad, tan enriquecido como el corrupto y actualmente (con justicia) acusado José Predraza.

En estos días hay mucho dolor, a muchos nos duele el asesinato de Mariano, la represión y que hayan herido a dos compañeros mas, incluida una mujer que, al momento de escribir esto, sigue luchando por su vida. Un dolor que no es solo de quienes militan en el P.O, si bien muchos de ellos al ser amigos de Mariano lo sufran mas, un dolor que no voy a negar que seguramente siente muchos militantes de base que apoyan a este gobierno. Sin embargo, el domingo (uno de los días que mas se lee el diario impreso) 24/10, solo 4 días después del crimen, Pagina 12 publica, nada menos que en la contratapa, un articulo de José Pablo Feinmann (ese que dice ser parte de “las buenas personas”) titulado “Sobre el uso político de los muertos” (link: http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-155610-2010-10-24.html ). Dicho artículo, que no aporta nada nuevo a lo que se viene diciendo, está dirigido principalmente al Partido Obrero (partido del cual no soy parte y con quienes muchas veces tuve enormes diferencias). ¿Es eso lo más importante que tiene que decir este señor sobre los hechos? En una parte de este artículo habla de que de ser derrotado este gobierno vendrá uno peor, algo que lamentablemente es posible, pero ¿no hay ahí una intención de acallar cualquier voz que no sea la propia con la excusa de que puede venir algo peor? ¿Qué tan distinto es de la teoría de los dos demonios? Distinto contexto, similares relatos.

La mentira probada

Lamentablemente, me ha tocado presenciar en dos ocasiones artículos con información falsa por parte de este diario en las cuales, de alguna manera me afectan, ya que afectan a un espacio artístico y solidario del que soy parte: la murga Los Guardianes de Mugica, de la Villa 31 de Retiro. Fue creada en octubre de 1999 (y no en el año 2000 como dice uno de los artículos de los que voy a hablar a continuación). Durante el año pasado, fuimos mencionados por este diario en dos artículos, uno en mayo, y el otro en noviembre, ambos con información falsa y perjudicial hacia nosotros. En uno de ellos (que pudimos leer apenas fue publicado) pedimos inmediatamente un derecho a réplica, y nos fue negado. Pero voy a ir por partes, articulo por artículo:

El 17 de Mayo del 2009, Pagina 12 publicó una nota firmada por Werner Pertot titulada “La generación de los treinta y pico” (Link: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-125071-2009-05-17.html). Dicho artículo, habla de 4 jóvenes candidatos a legisladores de distintas fuerzas políticas (dos Kirchneristas, una Joven del PRO y una del Acuerdo Cívico y social, en quien nos detendremos a continuación). Dedica una parte a cada una de las fuerzas políticas, pero al hablar de Rocío Sánchez Andia, candidata que pertenece a la Coalición Cívica, dice que dicha candidata (y actualmente legisladora por dicha fuerza política) fue parte de nuestra agrupación, colaborando con nosotros, algo que es mentira. Al enterarnos, varios meses después, al ver esa misma información en otro medio salimos a desmentirlo. Tal vez era tarde para que el diario se retracte pero ¿no fueron capaces de chequear las fuentes? Para colmo dicha parte de la nota tuvo el subtítulo “Los guardianes de Lilita”, lo que para nosotros directamente es tomado como una ofensa. Es importante mencionar que solo una semana antes de publicado dicho artículo, habíamos realizado una movilización por la Villa 31, junto a mas de 300 compañeros, integrantes de otras murgas que se sumaron a nosotros y los vecinos de la 31 recorriendo todo el barrio, conmemorando la 10 movilización y un nuevo aniversario del asesinato de Carlos Mugica, quien fuera asesinado el 11 de mayo de 1974, en manos de la triple A (la misma organización asesina de la que estuvo vinculado Hugo Moyano, como fue mencionado anteriormente), se enviaron invitaciones y convocatorias a este diario al cual considerábamos popular, para presenciar y cubrir el evento, lo que demuestra además que había un acceso a nosotros, pero en su lugar nos encontramos con esta nota.

Pero hay una segunda y todavía más grave mentira, publicada algunos meses después. El 5 de noviembre del mismo año (2009) salió otro artículo donde se nos menciona (Link: http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-134750-2009-11-05.html). Alicia Kirchner visitó la Capilla Cristo Obrero de la Villa 31, dicho evento contó con la cobertura del diario, pero no toda la información publicada fue cierta. El artículo habla de la firma de un convenio de colaboración recíproca para la atención directa a los chicos de barrios vulnerables y villas de emergencia de la Ciudad de Buenos Aires, realizada tanto por la ministra como por el arzobispado. Sin embargo el último párrafo dice: Una primera ayuda concreta llegó hoy mismo a los salones de la parroquia de Retiro: bombos, platillos y redoblantes para la murga "Los guardianes de Mugica", que se conformó en el 2000 después de que los restos del cura asesinado en 1974 fueran trasladados desde el cementerio de la Recoleta a la capilla donde hoy descansan. Otra gran mentira del diario. La murga “Los Guardianes de Mugica” no estuvo presente en ese evento, no estuvo ese día en los salones de la parroquia y jamás recibió dicha ayuda. No solo eso, sino que pidió el derecho a réplica mandando comunicados que nunca fueron publicados desmintiendo este hecho, el mismo 5 de noviembre. La desmentida esta publicada en el blog de la misma, y fue enviada tanto a la redacción del diario como a varios periodistas sin tener la suerte de ser publicada (Link: http://guardianesdemugica.blogspot.com/2009/11/desmentimos-lo-dicho-sobre-nosotros-en.html).

“Quien miente una vez, miente mil veces” dice el refrán. Ya estamos avisados, y aunque nos duela porque a muchos nos parecía un medio creíble, al menos mejor que el resto, ya lo sabemos. Ya estamos avisados, desde hace un tiempo, solo confiamos en los medios alternativos, que no responden a ningún interés económico, ni estatal ni privado. Solo confiamos en los compañeros.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Chaco: Masacre de Margarita Belén. Una visita al escenario de los fusilamientos

Marcos Salomón (CHACO DIA POR DIA)

El próximo jueves, por disposición del Tribunal Oral Federal, se realizará una inspección ocular al lugar donde se produjo la Masacre de Margarita Belén, en el marco del juicio oral y público que se les sigue a ocho militares y un policía, por los fusilamientos del 13 de diciembre de 1976.

Participarán del trámite judicial, todas las partes involucradas en el proceso, esto quiere decir los abogados defensores, los querellantes, los fiscales y los jueces. La presidenta del Tribunal, Gladys Yunes, no precisó si se permitirá la participación de público en general ni de la prensa, tal como ocurre en una jornada común de debate oral.

Otro dato clave será la participación de los imputados en la causa, que fueron los encargados de transportar a un grupo de presos políticos que iban a ser trasladados desde Resistencia hacia Formosa.

Si bien en el imaginario popular el escenario central es el Monumento a los Mártires de la Masacre, la ubicación de la zona donde se produjo el fusilamiento de los presos políticos no es precisa, ni se circunscribe a una zona en particular.

En todo caso, hay distintos lugares que se deberán inspeccionar, sobre todo siguiendo el relato de testigos, que ubicaron varios epicentros: uno sobre la ruta 11, donde quedó atravesado el camión militar usado para el transporte; otro por un camino, ingresando hacia Margarita Belén, donde estaba ubicado el Peugeot blanco 404, con dos presos políticos en su interior, el conductor con la cabeza destrozada por un itakazo. Y un tercer lugar, en un campo, más allá de la zona del Monumento (yendo hacia Formosa a mano izquierda).

Cementerio

Distinto es el caso de la inspección ocular prevista en el cementerio San Francisco Solano de Resistencia (en principio, ambas medidas judiciales se iban a realizar en conjunto), ya que aún no tiene fecha fijada por el Tribunal Oral Federal de Resistencia.

En el cementerio capitalino fueron enterrados algunas de las víctimas de la Masacre, cuyos cuerpos se fueron recuperando con el correr de los años, hasta las recientes exhumaciones de hace cinco años, cuando se descubrieron los restos de Alcides Bosch, descubriéndose a la vez que este santafesino –que figuraba como desaparecido- fue otra víctima del fusilamiento del 13 de diciembre de 1976 sin que hasta ese momento se sospeche siquiera de esa posibilidad.

El último testigo

Durante la última jornada del juicio por la Masacre, declaró el arquitecto Miguel López, tal como lo publicó el sitio www.eljuiciodelchaco.blogspot.com. Fue un “testigo parcial de los hechos”: desde su celda pudo ver el ingreso al penal de un grupo de detenidos y escuchar la paliza a la que los sometieron en el comedor de la Alcaidía. El piloto de helicóptero Ezequiel Martínez era el otro testigo de la fecha pero no pudo ser ubicado (es la cuarta vez que se lo convoca). La audiencia pasó a cuarto intermedio hasta el 3 de noviembre, con una nueva ronda de testimonios. El 4 se realizará la inspección ocular en el paraje de Margarita Belén.

López estuvo detenido desde el 27 de noviembre de 1976 hasta el 3 de marzo de 1977 en la Alcaidía. Durante la primera etapa de su detención estuvo alojado en una celda de castigo, de unos “dos metros por uno”, desde la cual a través de una ventana podía ver un patio interno y por una mirilla parte del hall de acceso a la Alcaidía. El 12 de diciembre no fue un día más para él: era el aniversario de su graduación. Ese día cerca de las 8 de la noche pudo escuchar el sonido de camiones que estacionaban. Con mucha dificultad alcanzó a percibir un grupo de prisioneros que bajaban de los vehículos con bolsos. Uno de ellos, vestido con vaqueros y una campera de jean le suplicaba a uno de los guardias “Señor por favor, usted me conoce…”. López calcula que habrán sido no menos de 10 los recién llegados.

Al poco tiempo, comenzó a escuchar la paliza en el comedor: el silbido de los bastones cortando en dos el aire, el chasquido de la goma cuando pega en el piel, el sonido del golpe sonido parecido al de un tambor, “porque el cuerpo tiene aire”. Eran sonidos conocidos para él, cuando lo detuvieron lo llevaron al regimiento de la Liguria, donde lo desnudaron y fue garroteado. López se pasó toda la noche en completa vigilia, absolutamente aterrorizado. En un momento un policía gordo, y muy excitado intentó abrir su celda, forcejeó con la reja, y no encontró la llave que correspondía en el manojo que sostenía con las manos regordetas empapadas en sudor. Roberto Cejas, también ex detenido político y testigo en la causa relató el hecho y manifestó que López estuvo a punto de integrar la nómina de fusilados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...