viernes, 5 de noviembre de 2010

Historia del atraco yanqui

Olmedo Beluche (especial para ARGENPRESS.info)

Es sorprendente que en Panamá, la mayor parte de lo que podría llamarse “izquierda” repite los mitos históricos creados por la burguesía para justificar la “venta del Istmo” (palabras de Belisario Porras) ocurrida el 3 de Noviembre de 1903: llamar “independencia” a la separación de Colombia por las tropas norteamericanas; la instalación de un gobierno títere integrado por los agentes de la Panama Railroad Company, proclamando una “nueva república” que no era más que un “protectorado” (es decir colonia); la creación de la Zona del Canal en la cual Estados Unidos mandaba “como si fueran soberanos”, por efecto del Tratado Hay – Bunau Varilla firmado 15 días después.

Los hechos son tan abrumadores que basta calentar los sesos un poco para darse uno cuenta de las mil mentiras de que está plagada la leyenda dorada que repiten los medios de comunicación y los programas de estudio de nuestras escuelas. De la misma manera que la “izquierda” panameña carece de un proyecto político propio, incluso de un proyecto de país propio, carece de una interpretación propia de la historia nacional.

Los mismos prejuicios que llevan a muchos “izquierdistas” del patio a repetir los inveterados prejuicios conservadores sobre el matrimonio homosexual, o la despenalización del aborto, o la cuota electoral femenina, parecen operar en la mente de quienes repiten como papagayos los mitos históricos de la burguesía antinacional. ¿Habrá en ello cierto determinismo geográfico o climático que amodorra las conciencias? Porque la verdad está a la vista y sólo hay que leer un poquito.

Parte de tanta confusión se debe a la obra de los reformistas de izquierda (Ricaurte Soler o Diógenes de la Rosa o los teóricos del Partido Comunista) quienes creían que la lucha contra la presencia imperialista en Panamá debía ser fruto de un gran frente policlasista, en que los sectores populares y obreros marchaban de la mano de una inexistente “burguesía progresista o nacional”. Había que disfrazar de “patriotas” a los comerciantes que nos vendieron por unas monedas. Era la interpretación criolla de la teoría stalinista de la “revolución por etapas”.

La evidencia documental salta por todos lados: desde los escritos de la época, como de Porras y Pérez y Soto, hasta trabajos recientes como el de Ovidio Díaz, pasando por historiadores profesionales. Pero, por sobre todos los demás, destaca el panameño Oscar Terán, quien en 1934-35, publicó su libro “Del Tratado Herrán-Hay al Tratado-Bunau Varilla, historia crítica del atraco yanqui mal llamado en Colombia “La pérdida de Panamá” y en Panamá “nuestra independencia de Colombia””. Allí está todo, con abrumadoras y fehacientes evidencias fácticas. De modo que la ignorancia en esta materia es inexcusable.

Los especuladores de Wall Street y el Canal de Panamá

Oscar Terán dedica todo el primer tomo de esta obra, más de 400 páginas a probar con documentos lo que se insiste en negar: los actores centrales de los hechos de 1903 son un grupo de especuladores norteamericanos y franceses con fuertes intereses en la Compañía Universal del Canal de Panamá, luego Compañía Nueva del Canal, con estrechos vínculos con la Compañía del Ferrocarril de Panamá.

Evidencia recopilada por el abogado Oscar Terán de manera directa, ya que vivió los acontecimientos como político del Partido Conservador y miembro de la Cámara de Representantes de Colombia. Además de documentos extraídos del compendio denominado The Story of Panama, compilado en Washington a partir de diversos procesos judiciales que involucraron a Teodoro Roosevelt y al periodista Pulitzer, e incluso una serie de audiencias del Senado contra el ex presidente del Gran Garrote.

Los jueces del imperio registraron interrogatorios tanto a funcionarios y especuladores norteamericanos, como a los supuestos “próceres” panameños, que constituyen reales confesiones de los hechos.

Tratando de resumir en pocas líneas el asunto, la llamada “Compañía Francesa del Canal” (en sus dos momentos, “universal” y “nueva”) estuvo hermanada con la Compañía del Ferrocarril, de capital norteamericano. Un convenio de 1867, en su artículo 6, entre el gobierno colombiano y la Panama Railroad Co., le había otorgado a ésta el monopolio del tránsito entre ambos mares, lo que incluía la posibilidad de un canal. Para compensar este “derecho”, en 1881, la Compañía Universal del Canal, dirigida por Fernando de Lesseps, compró 68,887 acciones de la compañía del ferrocarril por 20 millones de dólares de la época, pese a lo cual la empresa siguió controlada por gerentes norteamericanos.

Parte del fracaso del la empresa francesa, que cerró operaciones en diciembre de 1888, se debió a sobreprecios especulativos que cobraron suplidoras y subcontratistas, y desvíos de dineros de los propios gerentes de la obra. Luego del escándalo en Francia, y el juicio contra sus administradores, se creó en 1894 la Compañía Nueva del Canal, que debía juntar el capital para terminar la obra, para lo cual obtuvo una prórroga que finalizaba en octubre de 1904.

Pero en realidad la Compañía Nueva actuó con dolo, pues nunca pretendió terminar la obra sino revenderla al gobierno de los Estados Unidos. Es más, la mayor parte del capital constitutivo no eran más que papeles y cuentas por cobrar de los mismos especuladores franceses (accionistas carcelarios o del Panóptico) que habían llevado a la quiebra la empresa original (Compañía Universal). Los únicos que pusieron capital real fueron pequeños ahorristas franceses que, al igual que en la primera empresa, serían estafados junto al estado colombiano (que poseía 5 millones de dólares de las acciones y que tenía derecho de cobrar la garantía si la obra no se terminaba, depositada en un banco londinense).

Para vender sus “derechos” la Compañía Nueva contrató (1894) al influyente abogado neoyorkino William Nelson Cromwell, representante de importantes sectores financieros de Wall Street, accionista y abogado de la Panama Railroad Co. y por ello también miembro de la Junta Directiva y abogado de la compañía francesa del canal.

Cromwell es el cerebro detrás de todos los hechos: convencer a las autoridades yanquis (Ejecutivo y Senado) de optar por el canal panameño, desechando la ruta de Nicaragua (preferida hasta ese momento), manipular y sobornar al gobierno y los negociadores colombianos de firmar un tratado que cediera la soberanía del canal a Estados Unidos (el Tratado Herrán- Hay) y, cuando este tratado fue rechazado por la opinión pública en Colombia y Panamá, montar la secesión del Istmo a partir de sus subalternos en la Compañía del Ferrocarril (entre ellos los “próceres” José A. Arango y Manuel Amador Guerrero).

Parte del asunto fue el “Plan de Americanización del Canal”, por el cual un grupo de especuladores norteamericanos, dirigidos por Cromwell, crearon una sociedad anónima en New Jersey, en 1899, denominada Panama Canal Company of America, modificada meses después por la Internacional Canal Co., que con un capital efectivo de 5 millones de dólares compró a través de un banco francés gran parte de las acciones de la Compañía Nueva que estaban en manos de pequeños tenedores que las vendieron a precios ínfimos por creer su inversión perdida.

Parte de los inversionistas norteamericanos eran poderosos empresarios, como el banquero Edwards Simmons, para quien trabajaba Cromwell, pero también participaron personas como Douglas Robinson, cuñado de Teodoro Roosevelt, y Charles P. Taft, hermano del secretario de guerra William Taft y futuro presidente de Estados Unidos, lo cual dio al asunto un tufillo de corrupción, que es lo que denunció el periodista Pulitzer en su diario The World.

El negocio fue redondo pues estos especuladores yanquis, junto a algunos socios franceses (como Bunau Varilla) tuvieron su parte de los 40 millones de dólares pagados por el gobierno de Roosevelt por los derechos de la Compañía Nueva del Canal.

Para entender fácilmente las intríngulis del negociado recomendamos el Capítulo 11 (¿Quén obtuvo el dinero?) del libro de Ovidio Díaz Espino El país creado por Wall Street. Historia no contada de Panamá, de Editorial Planeta, de fácil adquisición en muchas librerías del país.

William N. Cromwell fue el principal beneficiario de todo el negociado: como accionista del canal francés, como accionista de la compañía del ferrocarril y, para colmo, como cónsul y agente fiscal de Panamá en Nueva York por muchos años después de la separación, lo que le permitió manejar a su antojo parte de los diez millones pagados a la república ideada por él y que se quedaron en Estados Unidos bajo el eufemismo de “Fondo de la Posteridad”.

La confesión de Cromwell

Pero además Cromwell cobró 800 mil dólares a los franceses por sus servicios abogadiles, los cuales lo consideraron demasiado, forzando un juicio en el que éste tuvo que argumentar el alto precio de su factura. Terán reproduce el argumento (confesión) de Cromwell (Págs. 31 y 32):

“… en más de treinta años de activa y dilatada carrera profesional, la firma de “Sullivan y Cromwell” se había creado íntimas relaciones, susceptibles de ser aprovechadas ventajosamente, con hombre colocados en posiciones de poder e influencia en todos círculos y en todas partes de los Estados Unidos; y que no solo se hallaban los socios de la firma en pie de estrechas e íntimas relaciones… sino que habían llegado a conocer y a poder sobornar por la influencia a un número considerable de hombres públicos figurantes en la política, en los círculos financieros y en la prensa. Y todos estos prestigios y relaciones fueron de utilidad grande y a veces decisiva y un enorme auxiliar en el descargo de sus deberes profesionales para con el asunto de Panamá… Ni sería posible ni quizás conveniente detallar y enumerar los modos y maneras innumerables con que fueron aprovechados en dicho asunto nuestra posición influyente y nuestro poder… la que contribuyó substancialmente al resultado obtenido y la que nos permitió, durante los críticos trances que atravesó este gran negociado, apartar lo que en varias ocasiones pareció el golpe de gracia de la empresa de Panamá, y cambiar en victorias decisivas los casos más desesperados”.

A confesión de parte… relevo de pruebas.


Los hombres de Cromwell en Panamá

Más adelante (Pág. 340) continúa Cromwell:

“Siendo como era yo abogado general de la Compañía del Ferrocarril lo mismo que de la del Canal, había mantenido durante diez años estrechas relaciones profesionales con personas de influencia en el Istmo. Aprovechéme de su interés y celo, para suscitar o sacar de la nada (to crate) la actividad de esas personas en apoyo del Tratado, la que se fue manifestando por peticiones a Bogotá y por otros medios a su alcance. Yo tenía a esos señores constantemente informados del estado de las cosas y ellos, por su parte, me tenían perfectamente enterado de la situación en el Istmo; yo me mantenía en la más cerrada intimidad con ellos y ellos a su vez contaban conmigo y se fiaban a mi dirección” (Tomado de The Story of Panama, pág. 281).

¿Quiénes eran esos? Todos empleados de confianza de la Compañía del Ferrocarril, actores centrales de los hechos del 3 de noviembre de 1903: J.R. Shaler, superintendente general; H. G. Prescott, superintendente auxiliar; J. R. Beers, agente de fletes del puerto de La Boca; José Agustín Arango, abogado residente; Manuel Amador Guerrero, médico a sueldo del ferrocarril; Pablo Arosemena, abogado consultor; Juan A. Henríquez, abogado en Colón, aunque estos dos últimos, tal vez por liberales, sólo fueron sumados el propio día 3 de Noviembre, como consta más adelante.

¿Por qué se separó a Panamá de Colombia?

Simple. Para que el negociado se concretara, es decir, la venta de las acciones del canal francés al gobierno de los Estados Unidos, Colombia debía refrendar un tratado aceptando. Oscar Terán prueba enjundiosamente cómo Cromwell movió todos los hilos, cómo manipuló a los negociadores colombianos, a sus cónsules y embajadores en Norteamérica, cómo redactó y les hizo firmar los primeros Memorandos que acabaron con la firma del Tratado Herrán-Hay, en enero de 1903, también de su autoría.

El problema es que el tratado violaba tanto la Constitución política de Colombia, que señalaba que un gobierno extranjero no podía poseer propiedades inmobiliarias en su territorio, como el propio Convenio Salgar-Wyse (1878) que impedía a la Compañía Francesa traspasar el Canal a un gobierno extranjero.

Desde el principio estuvo claro (1894) que Estados Unidos exigía un canal completamente controlado por su gobierno, y la propia letra del tratado creaba lo que era la llamada Zona del Canal, bajo jurisdicción norteamericana. Por ello, mal puede ningún historiador panameño argüir que los “próceres” fueron sorprendidos por los resultados del Tratado Hay-Bunau Varilla, que sustituyó al Herrán Hay luego de la separación (18 de Noviembre de 1903).

Este aspecto, el de la soberanía, fue el que generó la principal repulsa de los colombianos y panameños honestos hacia el tratado, incluyendo algunos que meses después se cambiaron de bando. Aunque el gobierno colombiano, encabezado por Marroquín y su gabinete estaba dispuesto a ceder este aspecto.

Hubo otro aspecto lesivo, también repudiado por la opinión pública acá, y que congeló el tratado por parte de las autoridades colombianas: el dinero. El Tratado Herrán Hay propuso pagar: 40 millones de dólares a los accionistas de la Compañía Nueva, 10 millones de adelanto al estado colombiano y 250 mil de anualidad.

La anualidad se consideró una burla, pues ya la compañía del ferrocarril pagaba esa cifra en impuestos anuales (se habían pedio 600 mil) y los diez millones se consideraron pocos (se pidieron 25 millones).

Cuando el gobierno norteamericano se negó a dar ni un centavo más a Colombia, el gobierno de Bogotá trató de obtener una compensación de la Compañía Nueva del Canal, exigiendo el pago de 15 millones de dólares de su parte, por las obligaciones incumplidas y por las acciones compradas por el estado colombiano. Y ahí ardió Troya.

Cromwell y sus socios no pretendían ceder ningún pedazo de sus 40 millones al gobierno colombiano. Entonces, y sólo entonces, empezó a operar el “Plan B” (en una fecha no precisa entre marzo y mayo de 1903), separar a Panamá de Colombia, nombrar un gobierno títere que ratificara el tratado como lo querían el gobierno de EE UU y los accionistas de la Compañía Nueva.

El pueblo panameño, convidado de piedra de la separación

Los más inteligentes defensores de los hechos del 3 de Noviembre, no tratan de negar la existencia de Cromwell y sus intereses, sería tapar el Sol con la uña, sino que lo matizan diciendo que los panameños nos queríamos independizar de Colombia y que, ante los hechos consumados, los gringos se aprovecharon. Esta otra falacia, llamada “versión ecléctica” por el historiador Carlos Gasteazoro, es fehacientemente desmentida por Oscar Terán.

El segundo tomo de la obra Terán se prueba cómo los supuestos próceres tenían comunicaciones directas con Cromwell, inclusive se desmiente (usando sus propias cartas y documentos) cómo Amador Guerrero sí fue atendido por Cromwell en Nueva York, en septiembre de 1903, luego que el tratado fuera rechazado por el Senado colombiano el 12 de agosto.

Pero la parte más ilustrativa la dan los propios próceres en sus declaraciones juradas ante un juez norteamericano en Panamá, con motivo del juicio de Roosevelt contra Pulitzer por calumnia. Tomás Arias admite (Págs. 52-53):

“P.- ¿Fue conocido de la población en general el movimiento revolucionario antes del 3 de Noviembre?
R.- ¿Quiere Ud. decir, en todo el Istmo o en la ciudad de Panamá?
P. - En todo el Istmo.
R.- No.
P. - ¿Pero sí lo sería en la ciudad de Panamá antes del 3 de Noviembre?
R.- Tampoco; de toda la ciudad, tampoco. No podíamos hacerlo conocer de todos. Sólo unos pocos tuvieron ese conocimiento.
P.- ¿Sólo unos pocos?
R. – Sí
P.- ¿Y esos pocos el día 3 de Noviembre?
R.- No, unos días antes enteramos a algunos más. Al principio sólo éramos siete u ocho y después entraron algunos más, pues nos interesaba hacer ver que el movimiento era popular.
…………………………..
P.- ¿Y encontró Ud. entre los panameños a quienes habló sobre el caso, alguno que no entrara voluntariamente en él?
R.- Nunca hablamos a ninguno que sospecháramos fuera leal a Colombia. Por supuesto, nosotros conocíamos las opiniones de las gentes y nunca nos acercamos a los que podían constituir un obstáculo contra el plan.
P.- Así, pues, el movimiento, por parte de la población de la ciudad de Panamá, fue espontáneo?
R.- ¿Espontáneo? No.”

Como bien confiesa Tomás Arias, la conspiración separatista se redujo en Panamá a un puñado de personas allegadas a la Compañía del Ferrocarril, sus familiares cercanos, a algunos potentados como los hermanos Ricardo y Tomás Arias, y Federico Boyd, y el dueño de La Estrella de Panamá (Star and Herald) José Gabriel Duque (de nacionalidad norteamericana). Los demás eran funcionarios de la compañía o miembros de ejército norteamericano.

Los liberales, que la historia oficial pretende poner como actores plebeyos de la “gesta”, en realidad fueron los mayores oponentes al tratado hasta el último momento. Por supuesto, los más radicales habían sido obligados a callar: Victoriano Lorenzo, convenientemente fusilado el 15 de mayo de 1903, cuando empezó a operar el plan de la separación; Belisario Porras exiliado en Nicaragua; la imprenta de su periódico El Lápiz, destruida meses antes.

Los liberales que acercaron al movimiento fueron los más moderados y venales, con vínculos profesionales con los conspiradores y, aún así, fueron informados la propia mañana del 3 de Noviembre (ver páginas 20- 203 del libro de Terán, tomo II).

José A. Arango admite:

“A don Carlos A. Mendoza y don Juan Antonio Henríquez con quines conferencié en nombre de la Junta Patriótica, les dí el encargo de preparar el acta de independencia y todo otro documento necesario para regularizar el procedimiento que en breve (ese mismo día) pondríamos en ejecución, lo cual debían hacer en asocio del doctor Eusebio A.. Morales, a quien ligeramente había tratado yo sobre el particular, dejando a su muy amigo don Federico Boyd que le explicara en sus detalles nuestro propósito… Don Eduardo Icaza, también conjurado, quedó encargado de entenderse con el General Domingo Díaz, vecino suyo…”.

Esto es corroborado por el propio Carlos A. Mendoza y por Pablo Arosemena. Este último dice: “Tuve conocimiento de la labor política que tenía por objeto alcanzar la independencia del Istmo de Panamá -…- en la mañana del 3 de Noviembre…”.

El supuesto “pueblo” que se presenta a la Plaza de Francia, donde estaba ubicado el cuartel del ejército, en la tarde del 3 de Noviembre, eran los bomberos convocados convenientemente por su jefe, José Gabriel Duque. Nada fue “espontáneo”, como dijera Tomás Arias.

No hubo en los sucesos ninguna sublevación popular. Ni balas. Se dispararon billetes de dólar con que se mataron muchas conciencias. Los sobornados no sólo fueron “panameños” (varios de los próceres son oriundos de otras partes de Colombia), sino los propios gobernantes en Bogotá, el primer entre ellos Marroquín y el general Reyes.

Los actores armados que hicieron frente a las tropas colombianas llegadas esa madrugada al puerto de Cristóbal, en Colón, fueron las tropas norteamericanas del acorazado Dixie, fondeado ahí, a las que se sumó la llegada del Nashville la tarde del 5 de Noviembre, consolidando la “independencia”. Hasta diez acorazados y miles de soldados yanquis invadieron Panamá en los días subsiguientes.

Roosevelt reconoció la “nueva república”, hija suya y de sus “amoríos” con Cromwell, el 6 de Noviembre, cuando más de la mitad de la población del Istmo ni siquiera se había enterado de lo que pasaba, como señala Oscar Terán, y cuando en Bogotá ni se sabía nada, gracias a que las tropas del Norte habían corta el cable del telégrafo.

Para otros detalles remitimos a nuestros trabajos: La verdadera historia de la separación de 1903 (ARTICSA, 2004) y La separación de Panamá de Colombia, una historia desconocida, un debate inconcluso (Ediotorial Portobelo, 2010).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Los americanos no giraron a la derecha: siempre estuvieron allí

Jorge Gómez Barata (especial para ARGENPRESS.info)

Debido a que Estados Unidos es un país creado por acuerdo de las 13 Colonias originales, el sistema político adoptó una arquitectura federal que otorga relevancia al Congreso. De las 8084 palabras de la Constitución casi tres mil están referidas al Congreso y unas 500 al presidente y de las 27 Enmiendas 20 aluden al legislativo y a los legisladores. Originalmente era el Congreso quien elegía al presidente y todavía hoy únicamente el Senado puede destituirlo.

Los fundadores de los Estados Unidos que padecieron las monarquías europeas, especialmente la Corona Británica, repudiaban profundamente el despotismo de los reyes y no eran proclives a los liderazgos personales. Ese hecho explica por qué, en su esencia más profunda el sistema político estadounidense desconfía del presidente y se protege de él. Nadie puede ser presidente más de ocho años y casi la mitad lo han sido sólo cuatro.

Cuentan que debido a que nadie aclaró cómo debía ser nombrado, el día de la elección, un ujier trató a George Washington de “majestad”. Sintiéndose ofendido, el mandatario detuvo la ceremonia para aclarar al sirviente: “Con que me llame señor es suficiente honor”. Desde entonces, el protocolo oficial de los Estados Unidos sólo admite que al nombre del presidente se anteponga el titulo de señor”

Los Estados Unidos fueron un Estado antes de ser una nación. Un extraño lugar de América donde el catolicismo no es dominante, los sindicatos típicos no existieron, la clase obrera no fue nunca una clase para sí, el comunismo no echó raíces, nunca hubo un partido o un líder socialdemócrata y ningún general ha dado golpes de Estado. Se trata de una sociedad en la cual la polarización política no desmiente la cohesión ideológica cuyo centro no es una doctrina, sino un conjunto de metas compartidas centradas en el individuo y el éxito económico.

Quienes con fines analíticos se aproximen a la realidad política estadounidense a partir de fijaciones estereotipadas, preconceptos ideológicos o dogmas, están equivocados. Estados Unidos es un fenómeno histórico singular y una realidad política diferente.

El país realmente existente votó el martes 2, no para enviar un discreto mensaje a Barack Obama sino para humillarlo, hacerle saber que él fue puesto donde está para servirlo. Honrada y humildemente el presidente entendió de que se trataba, admitió la derrota como una paliza y habló de hacer mejor su trabajo. El sistema funciono. En parte la cuenta quedó saldada y la pelota fue puesta en el lado republicano.

Es cierto que al perder la Cámara de Representantes, el órgano legislativo más numeroso, popular y constitucionalmente con mayores atribuciones, Obama pierde poder, aunque también lo es que los republicanos adquieren responsabilidades. El 2012 está cerca pero no es mañana. Por delante hay una crisis que administrar y dos guerras que librar y lo que es más importante, encontrar una agenda y una figura convincente.

Por cierto, la crisis económica y las guerras no son imputables a la actual administración y los analistas más rigurosos reconocen que Obama hizo lo único que podía hacer que era preservar el sistema: usar recursos públicos para reforzar las instituciones económicas y financieras básicas del país. Todos los gobernantes saben que ningún líder y ningún programa hubiera sido capaz de remontar la crisis en dos años. Al exigir tal cosa el partido Republicano ha manipulado exitosamente la verdad, lo cual no es novedad.

Hace apenas dos años los americanos eligieron al presidente que podía haber sido el más liberal desde Franklin D. Roosevelt o como mínimo desde JFK para que hiciera lo que aquellos hicieron: corregir el rumbo del país, que es a lo que los norteamericanos llaman “cambio”. El pueblo americano no quiere un país diferente, sino más eficiente.

Tal vez por observar al pie de la letra una regla ética no escrita según la cual los presidentes no acostumbran a criticar a sus antecesores, Barack Obama no insistió suficientemente en que recibió de George W Bush una herencia maldita. El actual presidente fue elegido como la mejor opción tras dos desastrosas administraciones republicanas. De haber tenido en alta estima al partido republicano, los estadounidenses hubieran votado por McCain.

La explicación del fracaso inicial de Obama que llena de júbilo a la derecha dentro y fuera de los Estados Unidos y a una parte de la izquierda en el extranjero, no tiene que ver con las intenciones y la capacidad del primer presidente negro en la historia estadounidense, sino con la fuerza del conservadurismo norteamericano que le impidió gobernar. Esa receta es conocida: primero se le impide a alguien hacer y luego se le sanciona por lo que no hizo.

En cualquier caso el daño está hecho. En la política domestica, especialmente en el manejo de la economía la ganancia republicana es total: de ahora en adelante todo lo malo que ocurra seguirá siendo culpa del presidente y todos los avances se atribuirán a la victoria republicana; los proyectos sociales: reforma de salud, reforma migratoria y programas de empleos basados en la intervención estatal; así como la reforma financiera y otros serán frenados o revertidos. Podemos olvidarnos del cierre de Guantánamo y las fechas para la retirada de Irak y Afganistán están entre signos de interrogación. Lo que hace unos meses fue una oportunidad, comienza a parecer una oportunidad perdida.

A partir de ahora ante la agenda interna que es donde se negocian los votos para la elección presidencial, los asuntos exteriores pierden prioridad y con los comités de relaciones exteriores, servicios armados, inteligencia, comercio y otros en poder de la oposición, los grandes temas de la agenda internacional: limitación de armas y desarme, cambio climático y concertación para la seguridad frente al terrorismo, serán desalentados.

No se puede augurar ningún avance en las relaciones con Rusia, puede ocurrir un peligroso retroceso en los entendimientos con China; Corea del Norte e Irán deben prepararse para escenarios peores, mientras en Israel Netanyahu respirará aliviado. Está por ver si el ego y los planes futuros de Hillary Clinton toleran los cambios de énfasis

En cuanto a América Latina la receta parece ser la misma. México ascenderá entre las prioridades no precisamente para bien y puede que los procesos políticos de signo positivo, especialmente en Venezuela y Bolivia sean confrontados más abiertamente.

En cuanto a Cuba que no creyó en las promesas de Obama y nada esperó, nada pierde. Tampoco gana.

La victoria demócrata del martes 2 de noviembre no significa que en Estados Unidos haya un nuevo gobierno, aunque sí una nueva correlación de fuerzas que condiciona a la administración y la obliga a redefinir prioridades y matizar objetivos. La derecha republicana capitalizó a su favor el descontento que ella misma creo, estimuló el conservadurismo y colocó al stablishment en mejor posición. No se sabe aun cuánto capital político ha perdido Obama aunque si es evidente que sus adversarios ganaron mucho.

Hace cincuenta años que escucho decir que el pueblo americano es una cosa y sus gobiernos otra. Es falso. El pueblo americano es parte del imperio americano. No se puede decir que haya girado a la derecha porque nunca estuvo en la izquierda. Mientras se realinean las fuerzas correrán las tintas. Allá nos vemos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Honduras: ¡“Que se vayan las ratas del congreso”!

Dick Emanuelsson - Mirian Huezo Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

Alexis Agurcia, integrante de la junta directiva del Sindicato de Trabajadores de la empresa Nacional de Energía Eléctrica (STENEE) sobre los robos de energía por parte del ex dictador Roberto Micheletti.


Foto: Salen con el trasero desnudado los ladrones del pueblo hondureño. Encontrado el ex Dictador Roberto Micheletti con las manos en la masa, robando energía eléctrica, quitando el pan de la boca de los niños hondureños hambrientos

Video/Entrevista: http://www.youtube.com/watch?v=QsrAyNbr0Ec

Audio: http://www.box.net/shared/33hdp9digv

Roberto Micheletti, ex dictador de la dictadura civica-militar no solamente es acusado por los organismos hondureños de derechos humanos como responsable por múltiples crímenes como masacres, asesinatos selectivos, desapariciones y miles de detenciones, sino ahora también ha sido tomado en flagrancia con las manos en la masa, robando energía.

Es el sindicato de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, ENEE, que en su ciudad natal de El Progreso, departamento de Yoro, logró detectar que el dictador, igual como Augusto Pinochet, estaba robando energía en dos casas de su propiedad y la emisora radial “La Perla”, también propiedad del congresista.

Fue Micheletti que insistía a las fuerzas armadas de ejecutar el golpe militar el 28 de junio de 2009, dizque, por que el presidente derrocado Manuel Zelaya Rosales tenía intenciones de hacerse reelegir a través de una nueva Constitución. Pero este ex presidente del Congreso Nacional, ha sido congresista más de 27 años. Y con el golpe de estado y el acuerdo entre los golpistas y el Departamento de Estado, el dictador, igual como Pinochet, quedará como diputado vitalicio.

En la marcha obrera ayer en la capital hondureña, conversamos con ALEXIS AGURCIA, integrante de la junta directiva del Sindicato de Trabajadores de la empresa Nacional de Energía Eléctrica (STENEE) sobre los robos de energía por parte del ex dictador Roberto Micheletti.

¿Y la gerencia del ENEE, que dice?

El dirigente sindical revela que la gerencia de la empresa pública esta sacudida por el desenmascaramiento sindical, no solamente al Dictador, que debe más de 630 mil lempiras, equivalente a 35,000 dólares (solo por las casas), sino toda una lista de personajes de la alta sociedad hondureña que en su mayoría estarían detrás el golpe de estado en Honduras. Son simples ladrones que quitan el pan de la boca de un pueblo que ha caído en la pobreza más extrema en los últimos 15 meses de golpe de estado, dicen los hondureños.

Como respuesta de la acción del sindicato, que ha sido recibida con gran simpatía por la ciudadanía, ha sido hostigado el presidente seccional del STENEE en San Pedro Sula, la segunda ciudad en el país centroamericano, cortándole, eso sí, la energía de su casa (¡Sic!), aún cuando no tiene cuenta pendiente.

La modalidad de estos ladrones es usar contadores piratas que, con un sistema de programación, son configurados de cortar el funcionamiento del contador. Son instalados adentro de las paredes para que no sean visibles para la comunidad, simulando que sí, son objetos por el registro del consumo de energía.

Arturo Corrales el zorro político

Entre los corruptos oligarcas se apoyan mutuamente. Como cuenta la agencia de las noticias de la Resistencia Hondureña, Red Morazánica en un cable sobre el ahora famoso robo de energía:

“La empresa estatal tiene privatizado el servicio de medición concrecionado a la empresa Servicios de Medición Eléctrica, SEMEH, y con dos meses de atraso le cortan el servicio a los usuarios, pero para sorpresa de los trabajadores, Micheletti mantiene deudas por 240 mil lempiras en una casa y 390 mil lempiras en otra propiedad. SEMEH, es una empresa privada, propiedad de un consorcio, encabezado por uno de los principales defensores del golpe de Estado y actual ministro del gobierno de Porfirio Lobo Sosa, Arturo Corrales Álvarez”.

Arturo Corrales es el mismo zorro político que negoció tres veces y logró tres acuerdos por Micheletti durante el año pasado y que en concordancia con el Departamento de Estado, hizo la trampa al derrocado presidente Manuel Zelaya. Es el mismo Corrales que durante un mes intentó crear la misma trampa al magisterio, que en huelga general defendía los Estatutos del Docente, pero en vano, por que el Magisterio ya no era ingenuo. Corrales y su Patrón, Porfirio Lobo, se vieron obligados de firmar el acuerdo que asegura los Estatutos, pero el compromiso del dúo gubernamental solo duró seis semanas y rompieron, como tantas veces en Honduras, el acuerdo firmado con el argumento que no hay dinero.

Los ladrones de cuello blanco del Seguro Social

Claro que no hay dinero si el Poder Fáctico en Honduras no paga las facturas de los servicios públicos como la energía consumida y peor aún, instalan contadores piratas para evadir cualquier registro.

Y ahí están centenares de empresas privadas que no cumplen con sus obligaciones. O el oligarca Adolfo Facussé, presidente de la organización empresarial ANDI, que no solamente no paga impuestos, sino también no pagaba al Seguro Social por sus trabajadores en la empresa “Textiles Río Lindo”, deuda a una suma de tres millones de lempiras (160,000 dólares). Cobró en las planillas el seguro social de sus trabajadores y se declaró la empresa en quiebra, dizque por los efectos del Huracán Mitch el 1998.

La lista es interminable como los dueños de Honduras no pagan nada, protegidos por el régimen de facto y los diputados del Congreso Nacional. Estos últimos fueron tildados “Ratas” por los obreros y manifestantes concentrados ayer (miércoles) en el Congreso Nacional que gritaban con un odio de clase;


Foto: Honduras: Los Defensores del Congreso Golpista de Honduras, que el jueves 4 de noviembre de 2010, acaba de sepultar el código del trabajo con aprobación de ley de empleo temporal. Una gran conquista de la huelga general de 1954 se ha perdido. / Autora: Mirian Emanuelsson

¡“Que se vayan las ratas del Congreso”!

Al mismo tiempo que el sindicato hacía su trabajo de “Sherlock Holmes”, el Dictador bailaba y festejaba en el Club Árabe. Uno de sus 13 hijos, Roberto Carlos Micheletti, se casó con Patricia Asfura rodeados de “rosas blancas, velas aromáticas y un coro infantil”, como describía el órgano favorito del Dictador, El Heraldo. Según este medio golpista, la misa la ofició el padre José Guijarros, quien vino desde España para casar a la enamorada pareja.

Anillo de diamantes y baile con Billy Joya y Conchita Alonso


Foto: María Conchita Alonso y Roberto Micheletti, amor entre contrarevolucionarios. / Autor: Dick Emanuelsson

“Luego de ser declarados marido y mujer ante Dios, los ahora esposos se dirigieron al Club Hondureño Árabe en un vehículo antiguo convertible, propiedad de la familia Micheletti”, según El Heraldo.

Pero ahí no termina la Gran Rumba. Entrada la medianoche, “la cantante internacional María Conchita Alonso”, llegada directamente de Miami, la cuna de los Dictadores Latinoamericanos, hizo su aparición para cantarle a la enamorada pareja.

Un sonriente Billy Joya también se encontraba en la fiesta. Este tiene una cuenta pendiente en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, acusado de ser la cabecilla del Escuadrón de la Muerte “Batallón 3-16”. Fue un escuadrón de muerte capacitado por asesores de la CIA y oficiales argentinos durante seis meses en una base de aviación en el sur de Estados Unidos el 1980. Batallón 3-16 desapareció a dos centenares de hondureños durante la década del 80.

Billy Joya tiene orden de captura en España y regresó a Honduras para escapar la justicia española. Salió en defensa al golpe militar en la misma noche del 28 de junio de 2009 en el Canal 30 y fue designado asesor presidencial para Micheletti.

Pero seguimos con El Heraldo:

Una verdadera Noche de Brujos&Brujas

“La velada concluyó con una impresionante carnaval en donde la temática fue la ´Noche de brujas´. Para la boda la novia lució un diseño exclusivo de la casa española Sposa. Una mantilla adornó su cabellera y lucía, además, unos discretos aritos de diamante que su ahora esposo le regaló”, relata El Heraldo.

Y la lógica expresión que el pueblo hondureño hizo ayer en la manifestación fue:

“Claro, ahí está la plata de las facturas no pagadas al ENEE, plata robada del pueblo hondureño que ha esperado diez meses para que suban el salario mínimo que a final solo fue una humillación, por lo cual el pueblo se manifiesta esta tarde”.

Mientras Robertito Jr. Micheletti, que hasta ahora no ha tenido un trabajo, compra diamantes a su prometida, los hijos de los obreros en sus casas de cartón en los barrios en riesgo, trabajan con gran dignidad y en forma honesta para conseguir los frijoles y las tortillas a su esposa e hijos.

Estos son las dos Honduras.

Próximamente:
La pareja Micheletti & Asfura se fue en Luna de Miel en una avioneta “prestada” de la base militar más importante de la costa norte. Pero los últimos reporteros dicen que se ha perdido la pista de la avioneta y la pareja Micheletti & Asfura.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Piden a ONU investigar asesinatos de periodistas en Honduras, mientras continúa carnicería en México

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

IFEX-ALC, Intercambio Internacional por la Libertad de Expresión en América Latina y el Caribe, reclamó el jueves en Ginebra que la Fiscalía Especial de Derechos Humanos de Naciones Unidas, investigue todos los asesinatos de periodistas acaecidos este año en Honduras. La red IFEX-ALC, que estuvo presente en el Examen Periódico Universal (EPU) de Honduras realizado el jueves en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, manifestó preocupación por la libertad de expresión en ese país centroamericano y pidió que se informe a la Fiscalía Especial de Derechos Humanos sobre los periodistas asesinados en lo que va del año.

Todas las naciones miembros de la ONU pueden ser sometidas a la evaluación del estado de los derechos humanos denominado EPU, solicitada para Honduras por la red IFEX-ALC. En un documento presentado ante los miembros del Consejo de Derechos Humanos, la red IFEX-ALC denunció que en Honduras se han registrado 9 asesinatos de periodistas en lo que va del año 2010.

"[Proporcionalmente al número de habitantes, Honduras] es el país con más periodistas asesinados en la región durante el año y las investigaciones judiciales no han dado los resultados esperados", señaló el texto, que cuestiona la pasividad del Gobierno de ese país centroamericano. (Honduras posee 112.000 km2 y unos ocho millones de habitantes). "El Estado hondureño insiste en negar la situación y relaciona los homicidios con la delincuencia común y el crimen organizado".

La red de comunicadores que conforman IFEX-ALC denunciaron que en Honduras "se dan agresiones constantes contra quienes ejercen la libertad de expresión y no se cuenta con políticas efectivas que garanticen el ejercicio de sus derechos".

Otras denuncias en Ginebra

La amenazante situación que viven los periodistas desde el golpe inspirado por EEUU contra el legítimo gobierno de Manuel Zelaya, el 28 de junio de 2009, también fue denunciada en el informe sobre Honduras preparado para el EPU por la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU. Este informe se señala que "en mayo del 2010 un grupo de relatores especiales de la ONU pidió al gobierno hondureño que adoptara medidas urgentes para hacer frente a la creciente vulnerabilidad de los periodistas que trabajan en el país, ya que en la seis semanas anteriores al llamamiento siete periodistas habían sido asesinados y otros habían recibido amenazas".

Simultáneamente, el relator especial para la Protección del Derecho a la Libertad de Opinión y de Expresión, Frank La Rue, destacó en su informe ante la ONU la importancia "de impulsar la reforma de la ley penal para adecuarla a las normas internacionales". En Honduras todavía criminalizan la opinión mediante penalización de la difamación, calumnias e injurias, "algo que es rechazado por los principios internacionales de libertad de expresión".

Enfoque europeo

Al cumplirse un año del derrocamiento del presidente Zelaya, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, adscrita a la OEA, constató que en Honduras continúan las violaciones a los derechos humanos desatadas por el golpe de Estado, entre ellas el asesinato de periodistas y defensores (as) de derechos humanos. También menudean las amenazas explícitas contra periodistas que también alcanzaron al corresponsal sueco Dick Emanuelsson y condujeron al abandono del país de otros periodistas extranjeros.

"Después de un año, comprobamos con estupor cómo la posición inicial de firmeza de la Unión Europea y de sus Estados miembros frente al golpe de Estado se van peligrosamente deslizando hacia una más que probable aceptación del actual Gobierno de Honduras", escribió premonitoriamente -el 29 de junio- en El País de España Javier Guzmán, director de Veterinarios Sin Fronteras, Barcelona.

"A muchos ciudadanos nos preocupa comprobar que la UE utiliza herramientas como los acuerdos comerciales y la cooperación internacional para legitimar el actual Gobierno de Honduras, eso sí, sin hacer ruido. En cuanto a lo primero, ya lo han hecho: en el pasado mayo, la UE se reunió con Porfirio Lobo (presidente de Honduras) en Madrid para anunciar la culminación de las negociaciones del Acuerdo de Asociación entre la UE y América Central", escribió Gumán.

"En cuanto a la cooperación internacional, es imprescindible asegurar ya no solo que sea coherente con las políticas de la UE y sus principios, sino que sobre todo no sirva de vehículo para lo contrario. Por ello es necesario que cuanto antes las autoridades europeas nos respondan a la siguiente pregunta. ¿Cómo piensa la UE aplicar la cláusula democrática prevista en el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación del 15 de diciembre de 2003 y en el Acuerdo de Asociación entre la UE y Centroamérica del pasado mes de mayo, frente el hecho de que las principales instituciones hondureñas sigan siendo controladas por personas que han promovido el golpe de Estado?

Carnicería de periodistas en México

En la última década, en México han sido asesinados 65 periodistas y en 5 años se registran 12 desapariciones, mientras existen 600 denuncias formales de agresiones a periodistas. Funcionarios del gobierno federal de México y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) firmaron el jueves un convenio de colaboración que busca mejorar la protección a periodistas.

El diario La Jornada consigna que "en breve" se integrará un comité "de consulta y auxilio técnico" de las autoridades responsables de aplicar medidas de prevención y protección para los trabajadores de los medios de comunicación. Sin embargo, los representantes de los periodistas en ese comité no tendrán voto, sólo voz. Las estrategias serán definidas sólo por los representantes gubernamentales y de la CNDH.

El presidente de la CNDH, Raúl Plascencia Villanueva, advirtió que los trabajadores de prensa tienen una labor de alto riesgo, especialmente en las zonas rebalsadas por el narcotráfico y, en general, por el crimen organizado. Agregó que de 2000 a octubre de 2010, la CNDH registró 65 homicidios de periodistas. De 2005 a octubre de este año (un lustro), 12 desapariciones y 17 atentados contra de medios de comunicación en diversas regiones del país. Además, desde 1999 se han abierto más de 600 expedientes vinculados a agresiones a periodistas y comunicadores. "Es probable que esta cifra pudiera ser mucho mayor, si se toma en cuenta que muchos de los ataques no siempre son denunciados", dijo Plascencia Villanueva.

Informe latinoamericano y del Caribe

Según el firme enero-agosto 2010 de la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (CIAP), de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP), en los primeros 8 meses del año en curso hubo 21 asesinatos de periodistas en la región latinoamericana, 11 en México y 10 en Honduras. La nómina trágica de 2009 incluyó a 33 profesionales asesinados en ocho países de la región.

Manuel Garnero, director del diario hondureño “Tiempo” declaró en agosto que “Hay un sentimiento de inseguridad y de impotencia por parte del sector periodístico porque en el país nunca se había dado una situación así”. Por su parte, Berta Oliva, presidenta del Comité de Detenidos Desaparecidos de Honduras (COFADEH), afirmó acerca de los homicidios de periodistas: “Estamos conscientes que (el culpable) no es el crimen organizado, sino que es una política general del Estado encaminada a reprimir y coartar la libertad de expresión.

Los 10 asesinatos de periodistas reseñados en 8 meses por la CIAP ocurrieron bajo el gobierno de Porfirio Lobo, quien asumió el 27/1/10, por lo que Oliva considera que él tiene responsabilidad directa en lo que está pasando”.

También en Honduras fueron amenazadas de muerte las periodistas Marka Antúnez y Jessica Pavón. La primera recibió intimidaciones tras entrevistar a Roberto Micheletti, quien ofició de jefe de estado a partir del golpe castrense. El Comité para la Defensa de los Derechos Humanos (CODEH) declaró que “Micheletti ordenó un seguimiento de la reportera luego que ella le preguntara sobre su responsabilidad en las muertes con ocasión del golpe”. Según ese organismo, “la prensa ha sido uno de los sectores más afectados por el golpe de Estado, con más de 300 agresiones que van desde asesinatos hasta abusos, intimidación y cierre de medios”, escribió Carmen Esquivel Sarría en Prensa Latina

La CIAP – FELAP advirtió también la situación de peligro que hacia julio-agosto vivía en Tegucigalpa el periodista sueco Dick Emanuelsson, corresponsal del periódico Norrskensflamman, y su esposa, la camarógrafa hondureña, Miriam Huezo. Ambos, apunta CIAP, son objeto de una campaña de difamación y persecución de la gran prensa de Honduras que se debe entender como amenaza explícita.

Fuentes: Agencia EFE (04-11-2010), El País (29-06-2010), La Jornada, México (4/11/2010), ANSA (29/8/10).

Ernesto Carmona es periodista y escritor chileno, secretario ejecutivo de la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (CIAP), de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP).


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Costa Rica: Politeísmo oficial

Luis Paulino Vargas Solís (especial para ARGENPRESS.info)

“Cada parte permitirá que todas las transferencias relacionadas con
una inversión cubierta se hagan libremente y si demora desde y
hacia su territorio”
Artículo 10.8. Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos

El presidente del Banco Central anuncia que para esa entidad el empleo es un objetivo “secundario”. Su tarea principal, como bien se sabe, consiste en idolatrar a una deidad llamada Inflación. Con regularidad, un conjunto restringido de sumos sacerdotes –generalmente bien relacionados con los semidioses financieros- se reúnen en las así llamadas sesiones de junta directiva –que mejor fuera reconocer como cultos secretísimos- para rendir honores a tan poderosa diosa. Se busca mantenerla apaciguada y, con ese fin, como generalmente lo exige todo dios que se precie de serlo, se hace necesario algunos sacrificios, preferiblemente humanos. Y así se procede: si para mantener tranquila, somnolienta y satisfecha a la diosa se hace preciso sacrificar el empleo de la gente –y con este su dignidad personal, la paz de su familia y la leche de sus niños y niñas- pues justificado está.

El cristianismo de golpe en el pecho, moho de confesionario y pringadera de agua, a que es tan inclinada la Presidenta Chinchilla, no le alcanza para preocuparse por estas cosas ni para exigir una rectificación. Como tampoco le alcanzó, bien es sabido, para tener un gesto de sensibilidad para con los ayunantes por la vida que, pacíficamente, pedían hablar con ella frente a Casa Presidencial.

Así las cosas, todo parece indicar que la revaluación del colón continuará. Con ello se ponen en riesgo no solo las pequeñas y medianas empresas de capital nacional dedicadas a la exportación y el turismo, sino también aquellas que producen mercancías que compiten con las importaciones. Muchos empleos están en la picota. Pero eso es asunto “secundario” para el Banco Central. La diosa Inflación no permite otra cosa y bueno es entender que en este punto ella es tan intransigente y violenta como ese dios de los genocidios y las implacables venganzas del Antiguo Testamento. O al menos ese quisiera el Banco Central que creamos los simples mortales de la calle.

Y entretanto, como bien sabemos, hay economistas distinguidísimos cuya preocupación gira sobre si la revaluación favorece a quienes tienen créditos en dólares o si la recesión ya está técnicamente superada. Como diría uno de nuestros cultos e inteligentes futbolistas: “para nadie es un secreto” que en Costa Rica el prestigio es sobre todo un asunto de marketing.

Permitir la revaluación del colón es, sin duda, una valiosa ayuda si de mantener tranquila a Inflación se trata. Eso el Banco Central lo sabe y en sus aquelarres de adoración a la diosa lo tienen muy presente. Pero la cosa no es tan simple, bueno es entenderlo. No hay ninguna razón para creer que porque el dólar baja un 10-12% los precios vayan a bajar un tanto igual, por la sencilla razón de que hay situaciones en la realidad que lo impiden. No toda lo que demandamos y consumimos es importado, y lo que sí lo es en la mayoría de los casos está bajo control de monopolios u oligopolios que se resistirán –y de seguro con éxito- a bajar precios. Pero además recordemos que Costa Rica tiene su historial inflacionario que no se borra de un plumazo. Hemos sido poco obedientes con Inflación –gracias a lo cual el desempleo y la pobreza han sido un poco menos malos que en otros lados- y la diosa no olvida esas cosas fácilmente. Es que ningún dios digno de su nombre puede dejar de ser rencoroso.

El caso es que algo podría hacerse para frenar y revertir la revaluación. Una alternativa es la directa y decidida intervención del Banco Central. Adquiriría dólares y acumularía reservas. Para ello, sin embargo, emitiría colones (necesarios para adquirir los dólares) lo cual, según se nos dice, podría despertar las furias implacables de la poderosa Inflación. A fin de prevenir tal cosa, el Banco procuraría recoger por otra vía (poniendo bonos a la venta) esos coloncillos que se pusieron en circulación. Pero esto, como se sabe, crea el riesgo de que el Banco Central tenga pérdidas (por el pago de intereses) lo que, a su vez, pueden causar molestia a Inflación y suscitar su enojo.

Podría haber otras opciones, y, con mucha probabilidad, la más eficaz y recomendable sería establecer alguna forma de restricción directa sobre los capitales especulativos que están entrando al país. Podría ser un impuesto sobre inversiones de corto plazo y de tipo financiero. U otra opción. No debería ser difícil al Banco Central encontrarlas, si para eso tiene un nutrido ejército de sacristanes, monaguillos y damas del santo rosario que auxilian cotidianamente a los sumos sacerdotes de la junta directiva.

Mas eso tiene un gravísimo inconveniente, tan letal como aquel de emitir dinero e importunar la tranquilidad de Inflación. Porque aquí otro dios –igual de furibundo que la susodicha diosa- estaría siendo importunado: el dios Libre Mercado. Limitar el libre flujo de capitales implica tocarle en partes no apropiadas a este dios y entonces sí ¡sálvese quien pueda!

No por nada el TLC con Estados Unidos dejó clarito que las transferencias de capital son intocables. Y ello incluye todo tipo o forma de capital o inversión, incluyendo las retribuciones sobre inversiones financieras.

A estos efectos, y en lo que al dios Libre Mercado se refiere, el TLC es como el catecismo. Este expresa las verdades eternas e inmutables manufacturadas en Roma. Aquel las empaquetadas en Washington y New York.

Comprobado está el profundo sentido religioso de doña Laura. Ella es cristiana de las muy, muy de antes y fiel adoradora de Inflación y Libre Mercado. Politeísta nos resultó.

De ahí que, por estos días, los derechos humanos de indígenas, gais y lesbianas anden de malas en Costa Rica y el empleo de nuestra gente sea asunto “secundario”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Dragones: Los dueños de la tierra y el subsuelo

OPSUR

Cuentan que la ruta nacional 81 fue alguna vez un camino de tierra bordeado por el monte. Esa línea, que atraviesa el noreste de Salta y la vecina provincia de Formosa, era casi imposible transitarla en los meses de lluvia. De ese camino de tierra sólo quedan las historias: hoy la ruta 81 forma parte de uno de los corredores bioceánicos requeridos para la integración comercial del Mercosur -una integración que los pobladores ven pasar en camiones de gran porte. Y aquellos árboles, aquel monte, en algunos tramos ha desaparecido totalmente, y en otros, aún resiste el avance de la frontera agropecuaria, la explotación forestal y las exploraciones hidrocarburíferas.


Foto: Comunidad La Chirola

“Cuando yo tenía 10 años, no había nada, todo era monte. Ahí uno podía recorrer, buscar todo lo que es del monte, pero llegó un momento, en los últimos años, que uno no puede sacar nada porque todo está alambrado a la vuelta [alrededor]”, cuenta César Saracho, presidente de la misión wichí La Chirola. Su comunidad está en la entrada de Fortín Dragones, a la vera de la ruta 81; a un lado se levanta el pueblo, a los otros, los alambrados de los campos del Grupo Macri y los de un ex alto funcionario provincial -dicen los vecinos. “La situación económica es muy crítica, todo por la gente que viene a comprar lotes, que después desmontan”, acusa.

“La deforestación de la provincia se concentra actualmente en el departamento San Martín y, en forma creciente, en el departamento Rivadavia. Allí es donde se encuentran los principales remanentes el bosque tropical seco del Chaco Salteño. En 2007 fue autorizada la deforestación de una superficie de tierras sin precedentes en aquellos departamentos [435.399 hectáreas], poniendo en gravísimo riesgo la integridad ecológica de una región que […] es el territorio de ocupación tradicional y actual de más de 200 comunidades indígenas”, sostienen Andrés Leake y María de Ecónomo en su informe La deforestación de Salta 2004-2007, publicado en 2008 por la Fundación Acompañamiento Social de la Iglesia Anglicana del Norte Argentino (Asociana). “En los departamentos de Anta, San Martín y Rivadavia, habitan más de 23 mil indígenas cazadores-recolectores. Hasta la fecha –y tras décadas de reclamos- sólo han logrado legalizar en forma efectiva sus derechos de propiedad sobre tierras que, en conjunto, constituyen menos del 5% de la superficie afectada por los desmontes propuestos en los últimos tres años y tres meses [807.509 hectáreas]”, subrayan.

Según el informe Territorios Indígenas y Bosques Nativos del Chaco Salteño. Delimitación de territorios indígenas a ser considerados en el proceso de Ordenamiento Territorial de la Provincia de Salta, publicado en septiembre de 2008 por las organizaciones no gubernamentales Asociana, Fundapaz y Tepeyac, en el extremo sur del departamento San Martín viven alrededor de 1.141 familias indígenas. El área analizada comprendió la zona periurbana de la ciudad de Embarcación y las misiones asentadas sobre las rutas provincial 53 y nacional 81, entre Hickman y Dragones. Las comunidades de esas latitudes delimitaron su territorio en aproximadamente 339 mil hectáreas, de las cuales 65 mil -el 19%- fueron desmontadas.

El cerco


Foto: Citación en Comunidad La Chirola

“Ellos no sé de qué parte vienen, se instalan dentro de nuestro territorio, no nos consultan. Por eso decimos que ellos nos faltan el respeto. Y cuando uno pide algo, le pasan causa [lo denuncian]. Y eso tiene grande error”, continúa Saracho. “Poco a poco nos están corriendo, nos están prohibiendo, y hasta lo último quedamos aquí. Y los lugares que vivíamos mucho más antes… como el lugar que está instalado la empresa Tecpetrol [en la Finca El Yuto, del Grupo Macri], ahí tenemos un cementerio.”

“Si queremos visitar el cementerio nuestro ahí nos toman [abren] una causa porque nosotros no respetamos la finca, entramos sin permiso del encargado”, interviene Carlos Aparicio, que también integra la comisión directiva de La Chirola. “Nos prohíben todo, como si fuera que nosotros no somos nativos de acá. Por esa razón estamos encorralados, porque tenemos la finca a la vuelta. Incluso, [si] nosotros queremos sacar una maderita de una finca que está encerrado con la alambre, ya nos caen con estas denuncias… nos persiguen mucho”, relata. “Estamos muy preocupados porque nosotros [nos] vamos multiplicando y menos tierras tenemos. Viene la gente de las empresas, compran, y nosotros seguimos quedando así, sin tierra. Yo pienso que nosotros tenemos el derecho de la tierra.”

La Chirola, que hasta hace pocas décadas disponía de miles de hectáreas para la campiada -la recolección de frutos del monte, caza y pesca-, hoy se encuentra encerrada en tan sólo 11 hectáreas. No muy lejos de allí, también sobre la ruta 81, la comunidad Las Llanas quedó recluida en 2 hectáreas.

La suerte de los criollos -los llamados chaqueños- no es muy diferente. La familia Burgos llegó en 1935 y se instaló a 25 km de Fortín Dragones, hoy suman unas 60 personas. Hasta hace cinco años ocupaban unas 20 mil hectáreas, que dedicaban a la cría de ganado. Para no devastar ese monte seco la carga animal es de 14 hectáreas por cabeza… un promedio imposible de alcanzar en estos días. Hoy, sus vacunos enflaquecidos, mueren de hambre; los esqueletos desparramados por el campo lo testimonian, también la mirada perdida, los movimientos lentos y el cuero pegado a las costillas de los que sobreviven. El monte está pelado, hasta la corteza de los árboles se han comido; quedaron hacinados en 5 mil hectáreas, las otras 15 mil fueron alambradas por la Finca El Yuto. “Se nos van a acabar todas las vacas, nos vamos a quedar sin nada”, dice Ignacio Burgos. En los últimos tres meses perdió más de 100 cabezas.


Foto: Puesto La Mina - Familia Burgos

El desembarco del Grupo Macri, que en 2005 adquirió las fincas El Yuto y La Marianita, marcó la suerte de todos. El campo que ocupaban los Burgos es el mismo que los wichí de Las Llanas y La Chirola recorrían en sus campiadas, es el mismo donde está el cementerio y donde Tecpetrol perfora un pozo.

El desembarco

El 15 de enero de 2007 el gobierno de Salta adjudicó el área Hickman a las empresas Tecpetrol y Petrobras -una superficie de 6.555km², que comprende a la localidad homónima y a Fortín Dragones. De acuerdo al programa de inversión presentado por estas compañías en 2008, el consorcio desembolsaría 18,7 millones de dólares hasta 2012.

Al poco andar, la actividad de las petroleras dio lugar a protestas de wichí y chaqueños. En febrero pasado comunidades de diferentes puntos del municipio de Embarcación confluyeron en Dragones, donde mantuvieron cortada la ruta 81 por 45 días. “La empresa ha ingresado a nuestros territorios hace aproximadamente dos años sin haber efectuado ninguna consulta previa a nuestras comunidades y sin haber realizado estudios previos de impacto ambiental”, señala la nota de la Federación Wichí de la Cuenca del Río Bermejo dirigida al presidente del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Daniel Fernández. “Pese a nuestros reclamos permanentes de paralización de las obras por las razones expuestas, no pudimos entablar ninguna conversación en mesa de diálogo”, continúa la misiva entregada el 13 de octubre.

“Al decidir efectuar un corte de ruta para que alguien atendiera nuestros reclamos, la empresa se presentó en la Unidad Regional Nro 4 y hasta allí fuimos conducidos en móviles policiales para mantener un intercambio de opiniones, estando permanentemente custodiados por personal armado de infantería”, sigue el relato. “La empresa ha intentado quebrar la unidad de nuestras comunidades ofreciendo algunos puestos de trabajo y hasta [la] llave de un vehículo a distintos dirigentes nuestros[,] sin hallar el objetivo buscado.”

“Al presente la empresa sigue trabajando e ignorando nuestros reclamos, los que a su vez fueron dados a conocer al IPPIS [Instituto Provincial de Pueblos Indígenas de Salta]”, destacan. “Finalmente dejamos constancia que a partir de las medidas de lucha llevadas adelante por nuestras comunidades, no sólo no hemos recibido ninguna respuesta por parte de la empresa sino que además hemos sido hostigados por personal del Departamento policial de Dragones[,] quienes vestidos de civil y portando armas de fuego[,] se han hecho presentes en la ruta.”

La carta de la Federación Wichí concluye reiterando el pedido de intervención del INAI, que ya fuera formulado en otras oportunidades.

-“No paran de avanzar”

“Nosotros nos ubicamos en el chaco salteño, Departamento San Martín, un área muy amplia de comunidades, desde Embarcación hasta Dragones, en la que habitan de toda la vida hermanos wichí y nosotros, los campesinos. Ahí es donde están las empresas petroleras”, resume José Mamaní, coordinador de comunidades campesinas criollas. “Desde el mismo momento que abren las picadas para hacer los estudios [prospección sísmica], ya nos genera un grave impacto. Al abrir picadas y picadas sale nuestro ganado y por ahí también entran camionetas de cuatreros, que nos roban nuestros animales”, explica.


Foto: Ramón Sánchez - Comunidad La Golondrina

“Estamos en la lucha para que de una vez por todas se respete el chaco salteño, que ya no se lo desmonte más y podamos vivir en paz; que nuestros hijos puedan estudiar acá y puedan quedarse para servir a nuestras comunidades. Cada atropello que hay, cada desmonte en una finca, es un criollo que tiene que salir, es una cultura que se pierde, que tiene que migrar a lugares periféricos, donde por ahí se puede mezclar con la droga, con el malvivir. Nosotros eso no queremos y por eso estamos unidos, para la lucha”, advierte Mamaní.

“Ellos nos van a traer mucha contaminación”, afirma Ramón Paz, coordinador de la Federación Wichí por Misión Salim. “Por seguridad del pueblo solicitamos que se tome intervención; más bien optamos que no haiga petroleras en la zona, para seguir existiendo, porque el recurso que nosotros defendemos es el agua, y sabemos que estas petroleras seguro van a contaminar el agua”, agrega. Incluso wichis y criollos temen que Tecpetrol no esté cumpliendo las normas ambientales y que la perforación del pozo en la Finca El Yuto afecte las napas subterráneas.

“Desde que se han instalado las petroleras en las áreas estas de Hickman y Dragones no paran de avanzar, a pesar de que nosotros, como dirigentes comunitarios, hemos denunciado, y no nos ha servido para nada, porque vemos que la empresa [tiene] tanto poder que las demandas de nosotros siempre han rebotado. Desde que han ingresado nunca han parado, buscan la parte más frágil, saben la debilidad de nosotros, de que aquí hay una extrema necesidad económica, con eso confunden a la gente”, denuncia Paz.

“La gente del pueblo yo creo que está de acuerdo con todos los proyectos [de desarrollo comunitario que financia Tecpetrol], los reciben porque algunos trabajan; pero la gente del campo no. Ellos están totalmente en desacuerdo con lo que hace la empresa”, cuenta Patricia Burgos. Ella vive en Hickman, en el pueblo, pero el resto de su familia está en la finca de Dragones. “Estuve escuchando que la empresa dio una computadora, que no saben dónde está. [También] pintaron la sala [de primeros auxilios] y ahora están trabajando con [la construcción de] los lomos de burro [badenes]. Según dicen, las están haciendo con altura que la que tienen que tener… Así que no sé en realidad.”

La periferia de la periferia

Según la versión 2010 del Informe para el Obispado de la Nueva Orán, elaborado por la Universidad Católica de Salta, “los Departamentos del norte de Salta y una docena de sus municipios, sufren por dos centralismos. El más incomprensible, el propio de la Provincia [,] y el impuesto desde el orden nacional. Los índices sociales, son claros y determinantes cuando se los analiza, marcando la real situación de vida de no menos de 250.000 argentinos. Su mal mayor ha sido, desde siempre, estar ubicados en la periferia nacional y, si esto fuera poco, en la periferia provincial. En estas condiciones, el lógico anhelo del país integrado nos es viable, mucho menos que departamentos doblemente periféricos, pretendan integrarse”.

“El poder provincial hacia el interior […] se trasunta con datos de la realidad: hasta Septiembre del 2008, de $48 millones ejecutados en obras, la Secretaría de Obras Públicas invirtió en el Departamento Capital $19 millones, lo que representa un 45%, de ese valor. En el Depto. San Martín menos de $3,5 millones, el 7%, y Guachipas [en el sur de la provincia] no recibió nada”, continúa el Informe. “Podrá argumentarse que el grueso de la población vive en la Capital pero, queda flotando un interrogante: ¿cuál será el motivo del éxodo desde el interior?” El ruido de las topadoras no permite escuchar la respuesta.

“Todo lo que es desmonte nos deja limpio el campo, nosotros por el monte vivimos… como que nos quitan la vida, como que nos matan. [Es como] una bomba atómica para que moramos, porque ya no tenemos vida, porque ya no tenemos más dónde recolectar algo o cazar. Porque esa es la vida de nosotros”, dice Ramón Sánchez, cacique de la comunidad wichi La Golondrina, de Hickman, y coordinación local de la Federación Wichí. “Mientras los chicos sufren la desnutrición, no tenemos trabajo, todos los días vivimos mendigando un pedacito de pan, si conseguimos.”


Foto: Ignacio Burgos - Puesto La Mina

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El verdadero comienzo de la etapa post-Kirchner: Tomada-Moyano intervienen la CTA (luego de la venia de Cristina y Aníbal Fernández)

Néstor Pitrola - Jorge Altamira (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

Tomada tomó una medida inusitada: prorrogó el mandato de la vieja dirección de una organización que no es reconocida por el Estado. Si se trataba de cautelar la actividad administrativa de la CTA, esa función le correspondía a la Justicia. La CTA pasa a ser reconocida de facto por el gobierno, por medio de una intervención que atornilla a su pollo Yasky como secretario general hasta que se haga una elección complementaria, la que probablemente nunca ocurra.

El mismo Ministerio que se abstuvo de cualquier definición ante las abrumadoras denuncias de la Lista 3 por falta de padrón y hasta de boletas para las listas clasistas -denuncia que tampoco aceptaron quienes controlaban para Micheli en la Junta electoral, ni Yasky-, ahora respondió en 24 horas a una presentación, indudablemente concertada, de su socio transversal. Estamos ante la única decisión política de fondo del gobierno después de la desaparición de Kirchner. Ella significa que, en plena investigación del crimen de nuestro compañero Mariano Ferreyra, los K refuerzan su compromiso político con la burocracia sindical; que así como no han podido evitar el encarcelamiento de Zanola, podrían estar dispuestos ahora a echar algún lastre en la Unión Ferroviaria, pero para rescatar entera a la burocracia sindical, según dice Moyano, como "factor de poder". Se trata de una agresión política clara contra las agrupaciones, tendencias y activistas que luchan por conquistar la independencia de los sindicatos del Estado. Desde mediados de junio, advertimos que la burocracia sindical de la CTA estaba llevando a la Central a la destrucción, por incapacidad para resistir la presión del Estado y por su tendencia a los compromisos y arreglos con ese Estado y sus partidos.

Que la resolución de Tomada destrabe las cuentas de la CTA tampoco es un asunto menor, esto porque le confiere a Yasky las cuentas que involucran la canilla de ciertas organizaciones sociales y de generosos subsidios del exterior; Yasky tiene las firmas del secretario general y el Tesorero es de su palo.

El prontuario de Tomada

Es cuando mínimo incierto que se haga la elección en las tres provincias y las 48 urnas que recomendaron los abogados ‘arbitrales' de la CTA. No hay una autoridad que las convoque u organice. Los K desconocen a la Junta Electoral, la cual tiene una mayoría degennarista. La Ejecutiva, cuyo mandato prorroga Tomada, tiene mayoría de Micheli en el papel: no solamente sigue Yasky como secretario general, sino que los ‘ejecutivos' Daniel Barragán, Milagro Sala y Elena Reynaga han desertado, lo cual impide el quórum. La central de "nuevo tipo" está más empantanada que el Congreso Nacional.

Yasky reclama la realización de nuevas elecciones en los distritos y urnas establecidos por el Comité Arbitral, pero también pide más: nuevas elecciones en Ezeiza y Florencia Varela, lo que estira el padrón de los lugares a votar de nuevo a más de 200 mil. Pide también la revisión del padrón, inaceptable para sus rivales. O sea que el gobierno ha decidido ir por la ruptura de la CTA -y en última instancia su liquidación. No deja de ser una forma de quitarse de encima el tema de su reconocimiento planteado por la OIT. Micheli tampoco puede ceder más a Yasky de lo que ha cedido, debido a que su victoria obedece a numerosos fraudes absolutamente reales y a los votos de Milagro Sala, declaradamente kirchnerista y dependiente de fondos públicos, que no está más con él. Con todo esto a cuestas, queda al desnudo el desvergonzado oportunismo de las ‘alianzas' que ha tejido y vuelve a tejer la fracción de De Gennaro-Micheli. Esta fracción está pagando cara su neutralidad ante el fraude que perpetró Yasky en Suteba La Plata -¡con el apoyo decisivo de Tomada!- para despojar de su mandato a los dirigentes clasistas.

El encontronazo del día previo

No se puede descartar que elementos como Milagro Sala o el propio D'Elía retornen a una "CTA Yasky" en determinadas condiciones. Yasky aspira a sumar sectores para la pata Sabbatella de los K, incluso con el argumento de compensar el poder de Moyano y la patota sindical. Esta primera gran jugada de Cristina Kirchner después de la muerte del ex presidente, indica el rol estratégico que tiene para el gobierno el control de los sindicatos -en la misma línea anticipada por las patronales, las que han aceptado la ‘paz social' que les ofreció Moyano. Al otro día de la intervención a la CTA, Aníbal Fernández ratificó a la patota de la CGT como la "columna vertebral". Bien mirado, sin embargo, esa intervención, como el patoteo verbal del jefe de Gabinete, buscan contener una crisis múltiple en el oficialismo: el día previo a su fallecimiento, Néstor Kirchner había tenido un encontronazo con Moyano por el vaciamiento que hicieron los intendentes de la reunión del PJ bonaerense e incluso por la reticencia de Moyano a entregar a la patota de la Unión Ferroviaria. Hugo Moyano no solamente aparece involucrado en las investigaciones judiciales por los medicamentos truchos, sino que hace un par de semanas visitó por solidaridad la sede de la Asociación Bancaria de Zanola. El vehículo que pretende llevar a Cristina Kirchner a la reelección puede contar con una conductora con experiencia, pero es permitido dudar de la solidez de su carrocería y de su estado mecánico.

La virtual intervención de la CTA lleva su crisis al ápice. La ligazón con los gobiernos capitalistas, los padrones truchos, la disolución de su condición obrera entre representaciones de movimientos sociales que dependen de la caja del gobierno o de las fundaciones extranjeras, el desconocimiento de las representación proporcional en sus sindicatos, la sustitución de los delegados por plenarios de secretarios generales; en fin, la falta de democracia sindical y de independencia de clase han quedado agotados como método de dirección de la organización sindical. La destrucción de la CTA por su burocracia vitalicia simplemente anticipa el proceso que ya recorre a la CGT y a sus sindicatos. Este derrumbe por arriba y el empuje del movimiento clasista por abajo definen la etapa de transición que recorre el movimiento obrero de Argentina.

Cuando termina el día

Al método de la integración de los sindicatos al Estado y de la destrucción de los sindicatos por parte de la burocracia, es necesario oponer la reconstrucción de los sindicatos con el método de la independencia de clase y la participación activa de las masas en la lucha contra el capital y contra el gobierno que protege los intereses del capital. Solamente un Congreso de bases, o sea de delegados electos y mandatados por asambleas, puede reconstruir a la CTA -no como un fin en sí mismo, sino como parte de la lucha para expulsar a la burocracia de todos los sindicatos y para reconstruirlos, así como a la CGT, sobre bases clasistas. La democracia sindical no consiste en establecer una representación plural entre sindicados manejados, cada uno de ellos, por una burocracia sindical, sino que ella consiste en la unidad de clase del movimiento obrero en términos de independencia frente al Estado y la vigencia de la soberanía de las asambleas obreras. La democracia e independencia sindicales plantean el desarrollo de una dirección clasista del movimiento obrero.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Las implicancias y las tensiones políticas de dos muertes

Eduardo Lucita (LA ARENA)

La semana del 20 al 27 de octubre pasado estuvo signada por el duelo y la congoja por el asesinato del joven Marcelo Ferreira y el inesperado deceso del ex presidente Néstor Kirchner.

Las movilizaciones que ambas muertes provocaron, en repudio y por justicia una y de tributo y apoyo la otra, han agregado por un lado tensiones y dramatismo y por otro recrean la esperanza y abren expectativas.

El ex presidente Néstor Kirchner se fue de esta vida en forma tan temprana como inesperada. Como también fuera inesperado su ascenso a la presidencia, resultado directo de los asesinatos de Kosteki y Santillán que obligaron a Eduardo Duhalde a declinar su candidatura presidencial. El asesinato de Mariano Ferreira fue la expresión más descarnada y brutal de una dirección sindical tan descompuesta como dispuesta a lo que fuere con tal de preservar sus cargos y sobre todo sus negocios.

Implicancias políticas I

Hay sobradas muestras en nuestra historia como Nación de que la muerte forma parte del accionar político del país, que además presenta una sociedad con una devoción necrológica más que acentuada. Pero estas muertes no recogen sólo dolor y pesar por sus ausencias. Tienen fuertes implicancias políticas.

El asesinato del joven militante del Partido Obrero puso al descubierto la estrecha vinculación entre las barrabravas futboleras y las patotas sindicales, siempre al servicio de personajes políticos y de dirigentes sindicales en descomposición. Pero también dejó expuestas las formas de la contratación tercerizada -con las que los capitalistas acrecientan sus ganancias- y la participación en este nefasto negocio de los burócratas sindicales. Más aún cuando se trata de empresas de servicios públicos subsidiados, y donde el Estado es un participe necesario con todas sus consecuencias.

La inesperada muerte de Néstor Kichner sacó momentáneamente del centro de la escena este asesinato y sus consecuencias, pero no detuvo la investigación que al menos hasta ahora avanza con seis detenidos que comprometen seriamente a la conducción de la UF y a la propia empresa UGOFE -estatal pero gerenciada por empresarios privados- que habilitó la licencia para que unos 120 trabajadores fueran a, nada menos, reprimir a otros trabajadores que sólo reclamaban por un trabajo digno. También obliga a una investigación sobre el comportamiento de la policía que inocultablemente liberó la zona.

Las distintas fracciones de la burocracia sindical comparten objetivos corporativos y de negocios, pero no son una expresión monolítica. Como en otros momentos de nuestra historia sindical la política suele enfrentarlos y dividirlos. Hoy se hace evidente una corriente política que se diferenció tempranamente del menemismo y de los llamados "gordos" (que se sienten mucho más cómodos con el duhaldismo) que se inició en el MTA, que rompió con la 62 organizaciones en el congreso de Mar del Plata, que hace continuas referencias discursivas a los programas de La Falda y Huerta Grande y que busca pesar con peso propio en el peronismo y también en el gobierno. En este contexto de disputas y en la necesidad de ganar espacios no hay que descartar que le suelten la mano a Pedraza y compañía, como lo hicieron antes con el bancario Zanola, preso y enjuiciado por negociados con medicamentos adulterados en la obra social del gremio. Es un antecedente nada despreciable.

Implicancias políticas II

La muerte de Néstor Kichner deja un vacío político inocultable en el peronismo oficial. Este era no sólo el conductor sino quién arbitraba entre las distintas fracciones, personalidades e intereses particulares. Era también quien con su autoridad, que no es transferible, imponía disciplina cuando era necesario. Su deceso también impactó en la oposición, ya sea en la derecha conservadora, que ha perdido su blanco predilecto y se muestra más descentrada que nunca, o en la centroizquierda anti K que, prisionera de sus propias contradicciones e inconsistencias, no encuentra respuestas superadoras.

La economía, punto más punto menos de inflación, sigue su curso. Se espera un crecimiento no menor del 8 por ciento para este año y del 5,5 para el que viene, salvo algún fuerte remezón en China o Brasil, no habrá sobresaltos en lo inmediato. Los empresarios finalmente hicieron caso a CFK -"piensen con el bolsillo" les recomendó- y ahora están demasiado ocupados viendo cómo crecen sus cuentas bancarias. Sólo el complejo mediático asumiendo la representación política intenta difundir una imagen de ingobernabilidad y algún trasnochado hace un llamado a la concertación. Sin embargo no es desde la oposición política, empresarial o mediática, tampoco del frente económico de donde pueden surgir inconvenientes para la gestión. Los problemas no vienen del afuera sino que se centran al interior del gobierno y del propio peronismo. ¿Quién o quiénes ocuparán el vacío político dejado por NK? ¿Cómo se resolverán las tensiones internas? ¿Cómo las próximas candidaturas? ¿Se reunificará el peronismo? ¿Sobre qué bases y con quiénes? Todos son interrogantes que se irán develando lentamente, mientras nada parece que pueda alterar el curso en lo inmediato.

Marcha y funerales

Quienes hemos presenciado los funerales de Juan Perón y Néstor Kirchner hemos comprobado un sentimiento común de pesar y de tristeza. En aquél de hace 36 años atrás flotaba la sensación de que algo había concluido, que un ciclo se cerraba y que nada bueno era esperable de ahí en más. Por el contrario en el actual aquellos sentimientos replanteados hoy parecieran combinarse con una suerte de alegría de la militancia. Las continuas referencias a "no aflojar", a respaldar a la presidenta, "fuerza Cristina", ha "profundizar el modelo" no pueden sino interpretarse con un deseo-esperanza de la multitud presente. Multitud conformada por kirchneristas y no kirchneristas y llegada a la Plaza de Mayo por propia decisión. Miles de jóvenes entre ellos que están haciendo sus primeras armas en la política se hicieron presentes con intención de pesar con peso propio, de no admitir ningún retroceso sobre los logros -muchos o pocos no importa demasiado- alcanzados desde el 2003.

Así el funeral se convirtió en una manifestación política de masas que no puede escindirse de la marcha y concentración de días antes reclamando justicia por el asesinato, denunciando a las tercerizadas y sus componendas con burócratas y empresarios (privado o estatales lo mismo da). Una concentración multitudinaria, convocada por partidos de izquierda, pero no sólo por ellos y de la que participó mucha gente independiente y no pocos kirchneristas.

Ambas movilizaciones no son incompatibles, por el contrario se complementan, pueden forjar un programa en común. Libertad y democracia sindical, fin a las patotas sindicales y a las tercerizadas, enjuiciamiento a los asesinos e ir hasta el fondo en la investigación, cerrarle el paso a cualquier intento de retroceso sobre lo alcanzado y avanzar con las conquistas obreras y sociales y de recuperación nacional.

Así más que atravesar el fin de un ciclo podríamos asistir a una inflexión progresiva del ciclo inaugurado en 2003. La profundización de las medidas surge como única garantía de no retroceso.

Eduardo Lucita es integrante del colectivo EDI (Economistas de Izquierda).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Proyecto de Presupuesto 2011 presentado por Claudio Lozano (Proyecto Sur)

.
.

En este proyecto se refuerzan las partidas sociales correspondientes a jubilaciones, AUH y desempleo y a la vez propone utilizar reservas para financiar inversión y desarrollo y no el pago de deuda pública. Cumple con las demandas del CONICET, que el presupuesto oficial posterga, con las metas acordadas con la UNESCO para el desarrollo cultural y con el compromiso que surge en términos de financiamiento para implementar la ley de bosques.

Para ver el texto completo del proyecto haga clic aquí.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Que merezcan parecerse a nuestros pueblos

Oscar Taffetani (APE)

Hay una sentencia que viene atravesando los siglos, infaltablemente en boca de políticos conservadores: “Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen”. En el siglo diecinueve la escribió Joseph de Maistre (quien, paradójicamente, proponía como mejor forma de gobierno la monarquía hereditaria); a principios del siglo veinte, poco después de mandar a reprimir a sangre y fuego un levantamiento anarquista en Barcelona, la pronunció Antonio Maura, ministro de la monarquía borbónica; en octubre de este año, durante una entrevista concedida en Caracas, la volvió a echar al aire el flamante premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

A nuestro juicio, la frase contiene un prejuicio elitista y antidemocrático. Es la idea de que los pueblos -o las mayorías electorales- a menudo “se equivocan” y que hay intelectos privilegiados llamados a hacer “revoluciones desde arriba” (así las llamaba el citado Maura) para que luego desciendan cual maná celestial, cambiando el estado de las cosas.

André Malraux, ex comunista francés que llegó a ser ministro de De Gaulle en los ’50 y ‘60, supo darle un giro elegante a la frase y escribió que “los pueblos tienen gobiernos que se les parecen”. Cristina Fernández de Kirchner citó implícitamente a Malraux cuando dijo en su discurso ante la asamblea de la ONU en Nueva York (22/9/2008) que “en América del Sur comienzan a surgir gobiernos donde sus gobernantes se parecen cada vez más a sus pueblos".

Compartimos el concepto de Malraux y también la cita de Cristina, aunque aclaramos que lo importante no es el parecido físico que Cristina, Lula, Evo Morales, Rafael Correa, Fernando Lugo y Hugo Chávez -por nombrar algunos- tengan con sus pueblos y con las respectivas historias de sus pueblos, sino el parecido moral y espiritual.

Importancia del día después

Hechos esperados y otros inesperados, en la política de los países americanos, dieron especial intensidad a las últimas semanas. Entre los esperados se cuentan la derrota del presidente Obama en las legislativas de mitad de mandato y el arrollador triunfo de Vilma Rousseff, una mujer, en las presidenciales brasileñas. Entre los inesperados, elegimos el accidente y rescate de los mineros de Copiapó en Chile y el fallecimiento del ex presidente Néstor Kirchner, que enlutó a nuestro país. En todos estos hechos hubo un día después, y creemos que es allí donde deben encontrarse los signos, visibles o invisibles, de los cambios.

La Presidenta de la Nación, en su primer mensaje al país después de los funerales de su esposo, habló del dolor, del profundo dolor, como una sensación nueva instalada en su vida; agradeció las condolencias y mensajes de apoyo recibidos y anunció la voluntad de continuar en el rumbo político que hasta el pasado miércoles 27 de octubre compartía con su marido y compañero. En ese compromiso y ese gesto -para usar la metáfora- Cristina se parece a su pueblo.

El rescate exitoso de los mineros atrapados en Copiapó, televisado y relatado en directo a todo el mundo en septiembre y octubre pasados, fue la coyuntura inesperada que le reveló al pueblo chileno la capacidad de gestión y los buenos reflejos del flamante presidente neocon, Sebastián Piñera. Y aunque después del carnaval de fotos y abrazos Chile haya vuelto a su realidad de fragmentación y lucha de clases, podría decirse que en la coyuntura hubo un puñado de “héroes” (empezando por los mismos mineros) que se parecieron a su pueblo.

En Brasil, un presidente que se parecía muchísimo a su pueblo (ya que de tornero mecánico y delegado sindical en el cordón industrial de San Pablo llegó hasta la primera magistratura y se mantuvo con altísima popularidad a lo largo de ocho años) delegará este primero de enero de 2011 el mando en una mujer militante, de bajo perfil y de su mismo partido, que obtuvo el domingo pasado la mayor cantidad de votos que haya tenido presidente alguno del Brasil, en toda su historia.

Hija de un comunista exiliado y militante de izquierda ella misma, encarcelada y torturada en tiempos dictatoriales, Dilma Roussef es un exponente de los nuevos cuadros políticos de la región sudamericana y un anuncio de la nueva dirigencia que se está formando, tanto dentro como fuera del Estado. A su modo, Dilma también se parece a su pueblo.

Finalmente, el gobierno de Barack Obama -primer presidente negro de los Estados Unidos- enfrentó este martes la dura prueba de las elecciones legislativas de mitad de mandato y su partido, el Demócrata, debió conceder al Republicano más de 60 bancas que antes tenía en la Cámara de Representantes (equivalente a Diputados), lo mismo que algunas gobernaciones de distritos netamente industriales.

El Partido Republicano usó con astucia la emergencia de un movimiento nostálgico y racista denominado Tea Society, que agitó los fantasmas de “pérdida de la identidad” en el pueblo norteamericano a causa de la inmigración masiva y descontrolada. Este revés electoral impulsó al presidente Obama a renovar su oferta de trabajo conjunto a las bancadas opositoras (ya que las diferencias, como todos sabemos, son sólo de matices).

No importa el color o el acento de sus presidentes, un hecho innegable del último medio siglo norteamericano es el ascenso social y político de las minorías negras e hispanas, ocupando lugares de creciente responsabilidad en la administración federal y en la de los Estados. No es aventurado decir que también en los Estados Unidos, centro generador del capitalismo mundial, los gobernantes son cada vez más parecidos a su pueblo.

La justicia, en lista de espera

Sugerimos al comenzar esta nota que los gobernantes de nuestra región:

-como los del resto del mundo contemporáneo- se parecen cada vez más a sus pueblos. Lo reiteramos aquí: se parecen. Pero la semejanza no es coincidencia. Y acaso no haya nunca coincidencia, puesto que las formas republicanas aceptadas para el gobierno de una sociedad de masas exigen delegación y representación de la voluntad popular. Y puesto que el capitalismo y el poder económico concentrado, en los distintos países, ha desarrollado distintas formas de burlar el mandato de las bases (y por eso hay travestismo político, y cooptación de dirigentes, y corrupción). A la vez, el ascenso de las organizaciones sociales y de las nuevas organizaciones sindicales y políticas, nos habla de la aparición de un auténtico cuarto poder, que balancea la influencia de los lobbies mediáticos y que impulsa y sostiene el proceso de reforma de las viejas instituciones.

En el “día después” que debe afrontar Cristina, como en el de Sebastián Piñera, el de Vilma y el de Barack Obama, aparece la gran deuda de justicia, una deuda que no ha sido debidamente escrita ni formulada en los programas. Es la deuda con los niños y los viejos. Con los postergados de los sucesivos modelos. Con los indocumentados, los tercerizados, los inmigrantes esclavizados. Con todos aquellos que permanecen relegados en la cara oscura, invisible salvo excepciones, del sistema. En el compromiso real para cambiar y para seguir cambiando el estado de las cosas, hacia un renovado horizonte de justicia e igualdad, veremos si los actuales gobernantes se parecen más, se parecen menos o siquiera son dignos de parecerse, moral y espiritualmente, a nuestros pueblos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina. Violencia doméstica creció un 23% la cantidad de denuncias

CIJ

Son datos de la Oficina de Violencia Doméstica, dependencia creada por la Corte Suprema. La cifra surge de las 671 denuncias ingresadas en octubre último, frente a las 542 del mismo mes del año pasado. El 85% de los casos involucra a relaciones de pareja.

Según un informe de la Oficina de Violencia Doméstica (OVD), dependencia inaugurada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en septiembre de 2008, las denuncias vinculadas con aquella problemática crecieron 23,5% en octubre de este año con respecto al mismo mes del año pasado.

Ese porcentaje surge a partir de las 671 denuncias registradas el mes pasado con relación a las 542 ingresadas en octubre de 2009.

De acuerdo a la información de la OVD, registrada desde el 15 de septiembre de 2008 hasta el 31 de octubre pasado, el total de personas afectadas es de 18.435. De ellas, 80% son mujeres y 20% son varones. De las mujeres afectadas, el 19% son niñas (0-18 años). De los varones afectados, a su vez, el 68% son niños (0-18 años).

Asimismo, los datos arrojan que el total de personas denunciadas es de 14.145. De ellas, 12.165 son varones y 1.980 son mujeres. Es decir, el 86% de las personas indicadas como autoras de hechos de violencia son varones y el 14% son mujeres.

En cuanto a la relación que une a las personas afectadas y denunciadas, se observa que la relación de pareja (parejas, ex parejas, concubinos, cónyuges y novios) es la predominante, con un 85%. El resto de las relaciones es filial, fraternal o de otro familiar hasta 4º grado de parentesco.

La OVD está ubicada en Lavalle 1250, en la Ciudad de Buenos Aires, atiende todo el año y durante las 24 horas. El teléfono es 4370-4600 internos 4510 al 4514.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Chaco. Desde la Federación Judicial Argentina: Aseguran que abogados atacan el derecho a huelga

CHACO DIA POR DIA

La organización que nuclea a trabajadores judiciales de la Argentina adherida a la CTA cuestionó las declaraciones del titular del Consejo de Abogados de Resistencia, José Sánchez, contra las medidas de fuerza de los judiciales chaqueños.

La Federación Judicial Argentina manifestó su más enérgico rechazo a las declaraciones periodísticas efectuadas por el presidente del Consejo de Procuradores y Abogados de Resistencia, José Sánchez, por las críticas a la medida de fuerza que llevan adelante los trabajadores judiciales del Chaco.

En un comunicado de prensa, la organización que nuclear a los trabajadores judiciales aseguró que se trata de “una verdadera campaña contra las garantías constitucionales de los empleados de la justicia, el señor Sánchez, en realidad, está atacando el buen funcionamiento del sistema judicial”.

Señala el parte que “como es de público conocimiento, los trabajadores judiciales del Chaco reclaman mejoras en las condiciones de trabajo, especialmente un aumento de los salarios que compense el deterioro del poder adquisitivo de los mismos, provocado por la creciente inflación”.

La Federación Judicial Argentina sostiene que “la dignidad en las condiciones de trabajo resulta un requisito indispensable para el buen funcionamiento del Poder Judicial. Es por ello que los trabajadores siempre hemos vinculados dicho reclamo a un eficiente servicio de justicia”. “Sin embargo, el señor José Sánchez no parece opinar lo mismo y, lo que es mucho más grave, parece creer que violar los derechos constitucionales, en especial la libertad sindical, atacando el ejercicio del derecho de huelga de los trabajadores judiciales es la mejor contribución que puede realizar la entidad que preside”, advierte.

“Lamentamos profundamente tal degradación del concepto de justicia y de la función de ese Consejo en manos del señor Sánchez. Esperamos que la mayoría de los abogados y, en especial, la ciudadanía de la provincia rechace tales ataques a las garantías constitucionales y apoye el reclamo de los trabajadores”, precisa la entidad que nuclea a los judiciales nacionales.

“Ningún servicio de justicia será realmente efectivo si se fundamenta en la indignidad del salario y el atropello a los derechos de los trabajadores”, remarcan, y concluyen que “es por todo esto que esta Federación a la par de apoyar el justo reclamo salarial de los empleados judiciales, repudiamos las denigrantes expresiones contra la libertad sindical”.

El comunicado lleva la firma del secretario general de la Federación Judicial Argentina, Víctor Mendibil; el cosecretario general, Carlos Ordóñez; el secretario general de la Asociación Judicial del Chaco, Daniel Antón, y el secretario adjunto, José Luis Ronconi.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...