miércoles, 24 de noviembre de 2010

Sobre ejércitos y policías en Latinoamérica: ¿Quién dijo que las empresas públicas son ineficientes?

Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

El escándalo de la Inquisición no hizo que los cristianos
abandonaran los valores y las propuestas del Evangelio. Del mismo
modo, el fracaso del socialismo en el este europeo no debe inducir a
descartar el socialismo del horizonte de la historia humana.
Frei Betto

Desde hace unos cuantos años ya pasó a ser común el prejuicio por el que consideramos de excelente calidad todo lo que sea iniciativa privada, mientras que vemos como malo, corrupto e ineficiente todo lo que sea público. Por supuesto que, como todo prejuicio, exagera determinadas características, generalizando indebidamente sin ningún criterio crítico. Lo cierto es que, una vez puestos a circular, esos prejuicios son muy difíciles, cuando no imposibles, de contrarrestar. No cabe ninguna duda entonces que, hoy por hoy, a nivel global hablar de lo público pasó a ser sinónimo de ineficiencia y corrupción.

Ahora bien: ¿de dónde sale ese mito? Definitivamente va de la mano del triunfo omnímodo del capital transnacional que tiene lugar en estas últimas décadas, tras la caída del muro de Berlín y la extinción del campo socialista soviético. Allí se entroniza el mito de la eficiencia de la empresa privada: la globalización de la que comienza a hablarse es la del capital triunfador sin enemigos que le hagan sombra. Más allá que sea eficiente para ganar dinero y no otra cosa, el mito que se ha entronizado y repetido hasta el hartazgo es que lo privado trabaja mejor que la iniciativa pública, no desperdicia, no derrocha, busca la calidad fundamentalmente eliminando el burocratismo y la pérdida de tiempo, es hiper productivo. Es, para decirlo con términos a la moda: “competitivo”. En definitiva: es un ganador exitoso sobre el perdedor decadente que representa lo estatal.

Sin dudas eso es mito, relato novelado, porque en lo que sí es eficiente sin ninguna duda es en lo primero: en ganar dinero. Lo demás: no cuenta. Si para obtener ganancias tiene que explotar el trabajo de miles y miles de trabajadores o destruir la naturaleza, ello es apenas una consecuencia colateral. Desde la lógica del lucro, eso no se ve como pérdida. La obtención de ganancias lo justifica todo. Luego se encargará la mentira mediática de arreglar las cosas. ¿Pero quién podría tomar en serio la eficiencia de la empresa privada cuando ella tiene como premisa la catástrofe medioambiental en curso? ¿Por qué seguir repitiendo tamaña estupidez?

Sin dudas que lo estatal, lo público, puede ser ineficiente, pesado y burocrático; ejemplos al respecto sobran, por supuesto. Un análisis sopesado, crítico y veraz del fenómeno nos muestra que todavía estamos muy lejos del mundo de “productores libres asociados” que soñaron los fundadores de socialismo hace 150 años; en todo caso, la mediocridad dominante en la cotidianeidad del campo de lo público nos pone más cerca aún de la pesadilla kafkiana que describía el autor checoslovaco a principios del siglo XX en algunas de sus célebres novelas que de un mecanismo ágil, dinámico y eficiente. La visión estereotipada del empleado público como haragán, siempre listo para el soborno, poco creativo y conservador, lamentablemente en muy buena medida es una realidad. Si en la pantalla de la computadora el nombre de la persona de carne y hueso que consulta aparece como “muerto”, lo más probable es que el empleado tras la ventanilla le insista al vivo que reclama que “usted está muerto”…, y lo manda a hacer fila en otra ventanilla.

¿Quién en Latinoamérica no ha sufrido en carne propia este tipo de cosas, estos abusos y mediocridades? El clima kafkiano no es una pura ensoñación literaria: es una cruda realidad de cualquier oficina pública. Pero con objetividad hay que decir que entre los dos modelos, lo público al menos tiene la intención de beneficiar al colectivo; la empresa privada sólo beneficia a sus dueños, lo cual ya marca un límite insalvable. Aquello de que “usted no es un cliente, ¡es un amigo!” no puede pasar de burda manipulación mercadológica; en el momento en que el tal “amigo” no paga, inmediatamente deja de ser amistoso y pasa a ser deudor. Y si es necesario embargarlo, se lo hace sin miramientos. En la lógica mercantil no hay amigos ni solidaridad: hay fríos intereses. ¡Y punto!, más allá de las banalidades publicitarias. El Estado, aunque deficientemente, intenta al menos ser un regulador social para la totalidad de la población.

Ahora bien: el Estado de bienestar keynesiano que dominó buena parte del siglo pasado ha salido de escena, siendo reemplazado por esta idea omnímoda de la liberalización absoluta del comercio y la entronización del individualismo triunfal. De esa cuenta, la libre empresa se presenta como figura principal, victoriosa, desplazando en el imaginario colectivo al Estado, quien va quedando reducido al papel de parásito bobalicón, torpe e ineficaz.

Pero ahí es donde se descubre la mentira en juego: la receta neoliberal nos ha tratado de convencer –lográndolo en muchos casos– de la inservibilidad de ese Estado, aunque la libre empresa siga necesitando imperiosamente de él. Ante la reciente crisis financiera que sacudió la economía mundial, en los Estados Unidos fue el Estado quien salió a asistir a las grandes empresas en bancarrota, como la General Motors o a los bancos arruinados. ¿Ahí sí fue eficiente el Estado? ¿Dónde quedó entonces toda la prédica antiestatista?

Pero si en algo puede verse la incongruencia, o más bien la hipocresía del doble discurso dominante del capitalismo, es en el campo de la seguridad (“seguridad”: eufemismo por decir: mantenimiento seguro de la propiedad privada de los grandes propietarios, valga aclarar. Porque de la seguridad de las grandes mayorías… ni hablar). Es allí, en el campo de esa sacrosanta “seguridad” donde el Estado sí juega un papel predominante. Lo juega a través de sus distintos cuerpos armados: ejército, aeronáutica militar, marina de guerra, policía, guardia de fronteras, etc. Aunque la seguridad vaya experimentando también a pasos agigantados el fenómeno de la privatización (agencias privadas de seguridad –el rubro que más creció en América Latina en estos últimos 10 años–, “contratistas” dentro de las Fuerzas Armadas como vemos en Estados Unidos), es el Estado quien lleva la voz cantante en la materia. ¿Podría decirse que en esto es ineficiente?

Cuando se trata de defender aquello para lo que están concebidos, los cuerpos armados de cualquier país no se equivocan, no son ineficientes, corruptos ni burocráticos. Lo cual demuestra –patéticamente, claro– que cuando el Estado tiene que funcionar, lo hace a las mil maravillas. Quizá no hay nada más elocuente del papel real del Estado que lo que ponen en juego los cuerpos armados: son la violencia de clase organizada, el aparato de defensa de los grandes propietarios.

Valga como muestra lo sucedido recientemente en Latinoamérica en décadas pasadas: cuando la protesta y la movilización populares crecieron dando paso incluso a expresiones de insurgencia armada, los distintos países sufrieron las peores guerras internas de su relativamente corta historia como naciones modernas. Los Estados, en representación y explícita defensa de las clases privilegiadas, reaccionaron brutalmente, y el continente entero se vio conmovido por feroces conflictos contrainsurgentes. El mensaje fue claro: ¡que nadie ose tocar lo que no se debe tocar! El mensaje fue tan brutal que se sigue perpetuando aún por varias generaciones. Si bien la guerra es siempre la negación misma del hecho civilizatorio, de la normal convivencia apegada a normas sociales, la forma de guerra contrainsurgente que adquirió en estas últimas décadas –Latinoamérica es la más monstruosa expresión de ello– presentó características peculiares, inéditas; si algo define estas estrategias de los Estados en su combate a las protestas de clase es su total y más absoluta deshumanización.

Entiéndase bien: las guerras nunca son “amorosas” precisamente; pero lo que vamos viendo en estos últimos años, no como circunstancia azarosa sino como doctrina militar fríamente concebida, académicamente pensada y de la que los Estados son el garante absoluto, es una guerra que ya no distingue entre enemigo y población no combatiente, una guerra que echa mano de los recursos más arteros que anteriores instrumentos jurídicos internacionales (las Convenciones de Ginebra, por ejemplo) prohibían. Guerras, en definitivamente, que se fundamentan en ser “tramposas”, tortuosas, engañosas. Guerras “sucias”, básicamente.

Uno de sus principales ideólogos, el francés Roger Trinquier, a partir de la experiencia de la tristemente célebre guerra colonialista de Argelia que libró su país contra la nación africana y quien luego fuera retomado por la doctrina militar estadounidense transformando su enseñanza en la obligada escuela de toda la oficialidad latinoamericana en estas últimas décadas, enunció las tesis de la guerra moderna, o guerra sucia, amparada siempre en la impunidad de Estados contrainsurgentes y estructurada, sobre los siguientes ejes:

1. La clandestinidad: La represión se basa en el ocultamiento de los centros de detención, desaparición de personas y eliminación de los cuerpos. Uso de personal militar [y paramilitar] vestido de civil, formado en comandos y recorriendo de noche los centros urbanos en busca de víctimas o sospechosos.

2. La moralidad estrecha: La construcción de un “enemigo interno” bajo un marco moral tan rígido y reducido que posibilita la persecución de cualquier acto calificado como desviación o crítica política, y en consecuencia, cualquier desviación debe ser perseguida y eliminada.

3. La presión psicológica: Concepción por la cual la guerra se hace en todos los ámbitos de la vida social. Los espacios de la vida cotidiana pueden ser invadidos a través de una guerra psicológica que se transforma en una herramienta privilegiada. Se practica para “ganar los corazones y las mentes de quienes están siendo violentados”. Se desata una “guerra preventiva” que pretende influir sobre la “conciencia social”. Los medios de comunicación, en esa lógica, cobran una importancia decisiva.

4. La ilegalidad: Aunque no enunciado explícitamente, el modelo expone que “cuando el poder político está en peligro, los militares son los únicos que disponen de medios suficientes para establecer el orden y, en una situación de emergencia, la ley es un obstáculo”.

Es decir que los Estados, cuando se desenmascaran y tienen que cumplir su verdadero papel –defender a las clases dominantes– no son ineficientes en modo alguno. También lo podemos ver con el accionar de las policías o con los servicios de inteligencia: el control que ejercen sobre las poblaciones es perfecto, absoluto, totalmente funcional a su cometido institucional.

Dicho en otros términos finalmente: cuando hay voluntad de hacer las cosas, se hacen. Si la empleada pública, que indolente ante la fila de ciudadanos no deja de limarse las uñas y trabaja a media máquina, es forzada/estimulada/conducida a hacer eficientemente su tarea, sin dudas la puede hacer (la NASA es una empresa pública, y nadie pondría en discusión que funciona bien). Si hay una generalizada cultura de desidia, apatía y falta de compromiso en la esfera estatal, ello no es natural, producto irremediable de las acciones públicas; responde a un proyecto político. Nadie dijo que sea fácil cambiarlo, pero tampoco es imposible. La prueba más contundente son los cuerpos armados. Cuando el Estado tiene que funcionar, funciona, más allá que la implacable publicidad que padecemos desde hace años nos haya convencido que es irremediablemente un elefante en un bazar. En Latinoamérica, donde desgraciadamente se sabe mucho de golpes de Estado, dictaduras militares y climas de terror, ¿quién podría decir que las policías o los ejércitos no hacen bien su trabajo?

Esto nos lleva entonces a una nueva pregunta: si el Estado sí puede funcionar eficientemente, ¿qué hace que el policía o el militar cumplan a cabalidad su cometido institucional y esa empleada que poníamos como ejemplo –podría ser cualquier funcionario público en infinidad de circunstancias, por supuesto– no salga de su modorra y siga limándose las uñas impasible ante la fila de molestos usuarios? Desde una lectura liberal a ultranza podríamos decir que eso no sucede en la empresa privada por la sencilla razón que “el ojo del amo engorda el ganado”. En el ámbito de la iniciativa que busca el lucro no se puede permitir que algo “deje de dar ganancias”.

Hasta allí, todo encajaría con el mayor rigor lógico. Pero ¿qué hace que un torturador funcione bien, que los órganos de seguridad y vigilancia de la población controlen tan bien a las mayorías, que los ejércitos latinoamericanos estén siempre listos y operativos para los golpes de Estado, y no suceda lo mismo en otras dependencias públicas, siempre lentas, parsimoniosas, apáticas? ¿Dónde está la diferencia entre uno y otro agente público? Si ahondamos en los análisis, también se descubrirán ineficiencias, actos corruptos y mediocridades varias en los cuerpos de seguridad (distintos niveles de soborno, las “mordidas” y ese tipo de delincuencia “normalizada” son el pan nuestro de cada día en los países latinoamericanos cuando se trata de uniformados). ¿Por qué podemos decir entonces que son eficientes? Descartado el mito que la empresa privada es siempre eficiente y a prueba de errores (es eficiente para explotar la fuerza de trabajo, y los servicios que presta también pueden ser deplorables, no olvidarlo –ahí están las empresas telefónicas para recordárnoslo, por ejemplo–) insiste el interrogante: ¿qué hace que el policía o el militar sea implacable a la hora de controlar a las poblaciones? Se trata del mandato en juego. Es ahí, en su función de control, de panóptico, de vigía del statu quo, cuando se descubre lo que es verdaderamente el Estado. Para proveer servicios puede ser más o menos eficiente: en los países escandinavos, con presupuestos abultados, brinda respuestas más eficientes que en Latinoamérica; en nuestros países, su papel es más bien patético. Pero cuando se trata de defender el estado de cosas desde el mandato que imponen los grupos dominantes, ahí es donde se descubre su verdadera naturaleza. En eso no falla en ninguna latitud. Y aunque sus agentes sean igualmente corruptos y mediocres (¿acaso todos los policías serán incorruptibles defensores de la ley como nos muestran las banales películas de Hollywood?, o ¿todos los militares serán Rambos preparados para cualquier misión, a prueba de errores y sin flaquezas a la vista?), aunque los actores de carne y hueso en muchos casos no se diferencien del empleado público de cualquier ventanilla que nos desespera por su lentitud e ineficiencia, a la hora de cumplir con su misión institucional última no falla. Esa misión es, en definitiva, proteger la propiedad privada.

Lo cual muestra que nuestra sociedad planetaria está regida aún por esta categoría con una fuerza que nos sobredetermina implacablemente, que funda nuestras más profundas maneras de entender y relacionarnos con el mundo, que marca nuestra historia de un modo lapidario. De lo que se trata, entonces, es de emprenderla contra ese freno, contra esa barrera. El enemigo del pueblo no es directamente el uniformado que lo reprime: es aquello que él, sin saberlo, está defendiendo: la propiedad privada.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La triada golpista ya no es tan poderosa

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)

La repudiada triada oligarquía-militares-embajada americana que por tanto tiempo ha ejercido dominio sobre las naciones de Latinoamérica luego de haber conquistado éstas su independencia de España hace dos siglos, no ha cesado como realidad ni como inminente peligro en este hemisferio; pero ya no es invencible.

El golpismo tiene hondas raíces, tanto en Latinoamericana como en la política de dominación hemisférica de Estados Unidos.

Juega un papel sobresaliente en la cadena de intervenciones y agresiones de Estados Unidos contra América Latina y el Caribe que comenzó en 1822 cuando Washington decretó que la región era su esfera de influencia. Tal ambición quedo plasmada en la Doctrina Monroe, promulgada en 1823, según la cual las naciones que emergían a la independencia en Hispanoamérica serían territorio vedado a los apetitos imperiales europeos y espacio natural de influencia estadounidense.

Poco después enunciaron el principio del Destino Manifiesto y lanzaron la guerra de 1848 contra México, al que despojaron de los territorios de los actuales estados de California y Nuevo México.

En 1898, la voladura del acorazado estadounidense Maine en puerto habanero -acción considerada por muchos historiadores una autoagresión-, fue el pretexto para entrar en guerra contra España, con la vista puesta en la conquista de sus territorios coloniales remanentes: Filipinas, Hawai, Puerto Rico y Cuba.

En el curso de las siguientes tres décadas, Estados Unidos invadió treinta y cuatro veces a los países de la cuenca del Caribe y ocupó a México, Honduras, Guatemala, Costa Rica, Haití, Cuba, Nicaragua, Panamá y República Dominicana. La fuerte competencia británica, por su presencia comercial, financiera y de infraestructura, impidió a Washington extender entonces su penetración imperial a América del Sur.

Al llegar a la Casa Blanca Franklin Delano Roosevelt a inicios de la década de los años treinta, en medio de una muy profunda depresión económica, con el prestigio estadounidense afectado por su sucia campaña contra Augusto Cesar Sandino en Nicaragua y con un fuerte movimiento nacionalista latinoamericano incitado por la Revolución Mexicana, Estados Unidos proclamó la “política del buen vecino”.

Washington anunció una estrategia de no intervención en Latinoamérica y retiró las fuerzas de ocupación en el Caribe.

Al concluir la II Guerra Mundial con Estados Unidos como su máximo beneficiario frente a la enorme devastación que dejó tanto en el resto de los vencedores como en los vencidos, se inició la Guerra Fría, que conformó un mundo bipolar con América Latina como retaguardia de la superpotencia norteamericana.

Sobrevino entonces un período en el que América Latina se debatió entre la obediencia y la rebeldía reprimida con invasiones o acciones intervencionistas militares directas o encubiertas contra Guatemala (1954, 1966-67), Panamá (1958, 1964, 1989), Cuba (1961, 1962), República Dominicana (1965-66), Chile (1973), El Salvador (1981-92), Granada (1983-84), Honduras (1984), Bolivia (1986), Nicaragua (1981-90) y Haití (1994).

Luego vendría una guerra secreta contra el independentismo que se extendía por la región. La Operación Cóndor fue un vasto operativo de inteligencia y coordinación de los servicios de seguridad de los regímenes militares en Argentina, Chile, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia impulsado y patrocinado por la CIA.

Cóndor constituyó, de hecho, una organización clandestina internacional para practicar el terrorismo de Estado contra los movimientos populares de Latinoamérica. En casi todos los países suramericanos, dejó miles de asesinatos, torturados, desaparecidos y otras fechorías ejecutadas por intermedio de las fuerzas militares locales, entrenadas y orientadas por asesores estadounidenses.

Cuando, finalizada la Guerra Fría, el Consenso de Washington decretó la sustitución de la dominación autoritaria por la hegemonía económica, se planteó dentro de la superpotencia una confrontación entre una corriente que pretendía imponerse mediante sutilezas en el terreno económico y otra que exigía el ejercicio del poder imperial sin equívocos ni consentimientos.

De ahí que no cesaran los métodos violentos para derrocar a los desobedientes. Tentativas golpistas han habido en Venezuela (2002), Bolivia (2008), Honduras (2009) y Ecuador (2010). Todas contra países que viven procesos de transformación económica y social con fuerte apoyo popular, unidos por su integración al ALBA.

Solo que, a diferencia de los tradicionales golpes de la triada que solo hallaban resistencia más o menos dispersa de núcleos de obreros, campesinos y estudiantes desarmados que pagaban con sus vidas la osadía o resultaban apresados, golpeados y torturados, ahora han encontrado pueblos alertas y con un mayor nivel de organización para la auto-defensa. Solo en Honduras el imperio logró sus fines y, aún allí, no ha podido obtener un reconocimiento pleno de los golpistas y ha debido soportar un alto costo político.

Nadie puede dudar que América Latina haya cambiado. Ya la triada oligárquico-militar-hegemónica no parece tan poderosa ni tan omnipresente... y los pueblos mas alertas para la defensa de sus soberanías.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Ecuador: Pedro Páez Pérez, “Hay que consolidar en América Latina nuevas lógicas económicas para lograr un modelo alternativo de desarrollo”

Fernando Arellano Ortiz (CRONICON, especial para ARGENPRESS.info)

“La del sistema del capitalismo es una crisis de un modo de vida que está colapsando y lo que está en juego es el sujeto histórico, la capacidad de reaccionar, por ello es necesario poner en marcha otras lógicas económicas para darle sustento a un nuevo tipo de relaciones humanas, así como a otro tipo de modos de producción”. La reflexión es del economista Pedro Páez Pérez, director de la Comisión Técnica Presidencial del Ecuador para la Nueva Arquitectura Financiera y embajador plenipotenciario del primer mandatario Rafael Correa en esta temática.

Páez Pérez lidera dicha comisión que viene formulando una serie de recomendaciones y reformas en el plano socioeconómico en su país, así como impulsa mecanismos de integración regional financiera que permita construir un modelo de desarrollo alternativo y sustentable.

Considera que en América Latina están dadas las circunstancias para enfrentar la crisis capitalista mediante una nueva arquitectura financiera internacional, porque lo que se observa hoy en día es que “hay un desmadre generalizado de los mecanismos de la economía del mercado, así como un problema de coherencia de producción y de consumo”.

“La institucionalidad internacional –señala- ha evidenciado que aún vivimos un mundo unipolar con el fracaso de la Cumbre sobre cambio climático en Copenhague, razón por la cual las naciones latinoamericanas deben concretar una agenda regional para avanzar hacia un mundo multipolar”.

Advierte desde su experiencia internacional que la “salida” (entre comillas) a la actual crisis económica “la están trabajando desde las esferas especulativas vinculadas en relación de socio-rival con el complejo industrial militar, quienes han impulsado el proceso de reformas del fundamentalismo del mercado y la respuesta a los problemas de rentabilidad del capital durante las últimas décadas, en una red de complicidades y lealtades con fuerte presencia en todo el mundo, lo que ha ocasionado que esté amenazada no sólo la vida, sino también la dignidad de la humanidad”.

Por eso su conclusión es perentoria: “hoy, no se puede salir de la crisis del capitalismo sino salimos al mismo tiempo del capitalismo en crisis”.

Nueva Arquitectura Financiera Regional

Desde el Gobierno del Ecuador, Páez Pérez viene trabajando por lograr una integración entre los países latinoamericanos que posibilite en el corto y mediano plazo generar una nueva arquitectura financiera regional.

Los pilares básicos de esta propuesta, explica, incluyen:
Una banca de desarrollo de nuevo tipo, como la iniciativa del Banco del Sur, con un conjunto de nuevas prioridades en materia de alimentación, energía, cuidado de la salud, ciencia y tecnología, conectividad física, financiamiento de la economía popular y nuevas prácticas bancarias.
Una banca central alternativa, comenzando por la conexión directa, en red regional, de los bancos centrales, enlazados a sistemas de compensación de pagos, mercados virtuales de liquidez, sistemas multilaterales de créditos recíprocos, facilidades de emergencia de balanza de pagos, caja fiscal, y un fondo común de reservas regional.
El desarrollo de un espacio monetario común, incluyendo la emisión de Derechos Especiales de Giro (DEG) regionales en el marco de convenios de compensación de pagos como la experiencia del SUCRE dentro de la Alianza Bolivariana para los Pueblos (ALBA).
Bloquear la restauración del poder de chantaje de la vieja arquitectura financiera, pues el FMI ha dado más créditos desde la explosión de la crisis que en toda la década previa, y espera aún mayores aportes.
Crear espacios para la política fiscal. La Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), por ejemplo, ha sugerido una moratoria inmediata de la deuda externa que debe ser combinada con la generalización de procesos de auditoría que podrían aprender críticamente de la experiencia ecuatoriana articulándose a la formación de un Tribunal Internacional de Arbitraje.
Bloquear con medidas efectivas la ofensiva de los especuladores a nivel mundial.

Para evitar retaliaciones políticas y sabotajes económicos a los procesos democráticos, es necesario impulsar una definición pronta y universal de controles de capitales y un impuesto a través de la denominada Tasa Tobin.

Por un modelo económico alternativo

En esta entrevista con el Observatorio Sociopolítico Latinoamericano, Pérez Páez ahonda sus conceptos en torno del modelo económico alternativo por el que viene trabajando, y explica en qué estado se encuentra el proceso de concreción del Banco del Sur.

Este asesor presidencial con rango de embajador, es Ph.D y M.Sc. en Economía por la Universidad de Texas, Máster en Desarrollo y Políticas Públicas por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y economista de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Fue profesor visitante de la Universidad de Utah, y del Instituto de Altos Estudios de América Latina IHEAL- Université Paris III, Sorbonne Nouvelle, Francia en la Cátedra Simón Bolívar, así como también de la Facultad de Economía de la Escuela Superior Politécnica del Litoral de Guayaquil.

Durante la actual administración del presidente Rafael Correa también se ha desempeñado como Viceministro de Economía y como Ministro Coordinador de Política Económica.

- ¿En qué va el proceso de la puesta en marcha del Banco del Sur?

- Ya está firmado el acuerdo por los siete presidentes de los países miembros y estamos esperando la ratificación de los congresos, pero hay una propuesta que estamos impulsando desde el Ecuador y consiste en que el Banco del Sur pueda comenzar a través de un mecanismo de fideicomiso, lo cual permite una serie de flexibilidades, como por ejemplo, la participación de naciones que no están involucradas en la negociación de este proyecto como la propia Colombia, o inclusive países extra UNASUR que podrían participar con una cláusula de compromiso. Es decir, que una vez se protocolice la institucionalidad del Banco del Sur y comience a operar, pasaría a funcionar teniendo en cuenta los compromisos adquiridos mediante ese fideicomiso. Temas como la construcción de una red de ferrocarriles en toda América Latina, la producción de medicamentos genéricos en todo el continente, el proyecto de soberanía de alimentaria, infraestructura energética, el desarrollo de las artes y de las ciencias, el proyecto de apoyo a la economía popular, a la producción de conocimiento a nivel continental, son elementos particularmente importantes para posibilitar e integrar otras fuerzas de países hermanos.

- ¿Es decir se abre la posibilidad de ampliar la participación accionaria?

- Así es. El convenio constitutivo define un capital autorizado de 20 mil millones de dólares, pero el capital suscrito es solamente de siete mil millones. Primero porque se espera que de los siete países actualmente participantes: Venezuela, Argentina, Bolivia, Ecuador, Brasil, Paraguay y Uruguay, se pase, al menos, a los 12 países de UNASUR. Pero además se intenta que haya distintos tipos de socios. Los países miembros de UNASUR son socios de tipo A, pero hay categorías tipo B y C, que incluyen la posibilidad de que organismos financieros internacionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corporación Andina de Fomento (CAF), y otras instituciones de desarrollo en la región puedan participar a título individual.

- El presidente del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM), Eric Toussaint, sostiene que un obstáculo para la concreción del Banco del Sur es Brasil. ¿Usted qué opina?

- Creo que hay un proceso de negociación muy difícil, las fuerzas del pasado son muy fuertes, hay una inercia que es necesario vencer, pero con la movilización, la discusión, el debate, porque aquí nadie tiene el monopolio de la verdad, es posible generar otro tipo de condiciones para que todos estos proyectos se hagan realidad.

- ¿Cuál es el espíritu alternativo del proyectado Banco del Sur?

- El Banco del Sur es una propuesta centrada en la transformación de la banca de desarrollo. La idea es contar con una institución que permita convocar al resto de los bancos de desarrollo ya existentes en el continente. Hay más de 100 instituciones, entre bancos regionales, subregionales, nacionales y subnacionales. El problema es que muchos de ellos perdieron el norte, y entonces hay que darles el sur. Hay que instituir un Banco del Sur que se replantee prioridades con otras formas de funcionamiento, que revalorice el papel y las funciones de las monedas nacionales y regionales. Y con otro tipo de prácticas bancarias que, desde el ejemplo, vaya sentando las pautas de lo que debe ser la banca de desarrollo de nuevo tipo necesaria para construir un modelo alternativo.

- En el proceso de integración financiera regional se ha logrado concretar por algunos países el Sistema Único de Compensación Regional (Sucre). ¿En qué consiste?

- El Sucre es básicamente una tarjeta de crédito que los bancos centrales se abren unos a otros. Básicamente empieza con eso. Es una herramienta que podría funcionar a la perfección en torno de la cuestión de los multiplicadores cruzados. Un sistema de crédito recíproco de los bancos centrales para financiar y promover exportaciones en circunstancias en que, además, existen problemas en el comercio internacional y su financiamiento. El diseño del Sucre es gradual. Puede empezar con lo mínimo e ir creciendo, como una tarjeta de crédito. Su crecimiento en el tiempo puede ir generando más y más funciones de defensa de las monedas nacionales. A diferencia del euro, el Sucre posibilita las condiciones, el paraguas que ampara una recuperación de las funciones y las propiedades de las monedas regionales y medios de pago alternativos, inclusive en el nivel territorial.

- Tras el periodo neoliberal que proclamó la “independencia” de los bancos centrales y cuya experiencia ha sido negativa, ¿cuál es su visión respecto del rol que deben cumplir estas instituciones?

- La banca central tiene que superar el dogmatismo neoliberal de los últimos años y reconocer que puede ser incluso autónoma pero no extraterritorial. La banca central forma parte de nuestros países, tiene una responsabilidad con nuestras naciones. En ese sentido, debe ser muy proactiva en términos de dar respuestas a los retos gigantescos que plantea la crisis. Esta es una crisis de nuevo tipo, nueva en su ferocidad, en su profundidad, en las dimensiones cuestionadoras de aquello que se asumía desde el pensamiento único en las últimas décadas. Los bancos centrales están muy imbuidos de ese asunto. Creo que hay que partir del análisis concreto de la situación concreta. ¿Cómo va a lograrse un funcionamiento más eficiente, más transparente, más ágil, más oportuno, que permita a nuestros países defenderse frente a la crisis? Por ejemplo, las posibilidades de ataques especulativos contra las monedas nacionales, contra las reservas monetarias, con corridas bancarias, con la construcción artificial de escasez y carestías, de acaparamiento. La cuestión del lavado, de la volatilidad en el manejo de capitales. Todo esto requiere respuestas concretas y no desde el dogmatismo ideológico. ¿Por qué tienen que ser tabú los controles de capitales? Hoy los bancos centrales tienen plataformas informáticas absolutamente homologadas. No hay ninguna dificultad para que estén conectados directamente unos con otros, sin necesidad de pasar por el SWIFT (Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales).

- Usted ha advertido que la financiarización especulativa no sólo es parásita sino que va a ser autodestructiva del sistema capitalista, ¿por qué?

- No en el futuro, ya lo es, porque hoy por hoy está socavando las bases fundamentales del funcionamiento del mercado, por ejemplo, al destruir los fundamentos de la propiedad privada con el tema del short-selling, mecanismo que permite a ciertos especuladores vender cosas que no tienen, o con el hecho de que se venden en papel riquezas que no existen, o porque a través de los títulos sintéticos estructurados se está separando el proceso de generación de una deuda y su proceso de cobro, produciendo una incertidumbre y una maraña en los derechos de propiedad y en los reclamos sobre una riqueza que es muy inferior al monto de títulos valores que están circulando en el sistema. Si a eso sumamos la distorsión de los mecanismos de formación de precios relativos, la cada vez más patente insolvencia estructural del sistema financiero, y por tanto la destrucción, la desintegración de los sistemas de crédito, los sistemas de confianza en la relación proveedor-cliente, en la relación de abastecimiento de los circuitos de valorización que ya tienen una dimensión planetaria, pues estamos viendo que el peligro latente es enorme y por tanto hace falta que haya iniciativas muy serias y rigurosas de parte de los pueblos para recuperar y garantizar la coherencia en la producción y el consumo.

- Uno de los grandes retos que usted ha planteado para consolidar el proceso de cambios que se viene dando en buena parte de América Latina es la movilización social y la irrupción de nuevas fuerzas políticas. ¿Hay una reconfiguración del sujeto político en la región?

- Sí, pero yo creo que no hay que esperar con los brazos cruzados que eso pase, porque es responsabilidad de todos, aquí todo el mundo cuenta, es necesario replantearnos el tema del sujeto histórico, todos podemos hacer la diferencia. Esta es un bifurcación civilizatoria e histórica que puede dar lugar a una degradación de la civilización que es el proyecto que están llevando a cabo las fuerzas del poder oligopólico, especulativo, guerrerista que están controlando los acontecimientos, o puede darse la posibilidad de una salida más democrática, humanista que se fundamente en otro tipo de relaciones sociales y humanas, y de eso tenemos que encargarnos cada uno de nosotros, no es posible que nadie nos dé haciendo las cosas, la historia la tenemos que hacer nosotros mismos: individuo por individuo, colectivo por colectivo, país por país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Venezuela: Sin diálogo con los trabajadores no hay revolución

Edwin Sambrano Vidal (especial para ARGENPRESS.info)

Diálogo y debate franco para el tratamiento de las contradicciones en el seno del pueblo y de los trabajadores, es la regla de oro de un proceso de cambios, más aún si este proceso es definido como socialista y obrerista, tal como lo ha definido el camarada Chávez en varias oportunidades. Si esta regla no se respeta y se lleva hasta las últimas consecuencias se desnaturaliza la definición y se cae en la demagogia.

Se convierte la proclama en una impostura con fines subalternos e inconfesables. Para los amplios sectores laborales y populares que venimos impulsando esos cambios, librando sucesivas luchas, se nos plantea la pregunta: ¿Dónde está la desviación…? ¿Dónde se anidan los que traicionan la proclama…? ¿Qué grado de responsabilidad en esta traición tienen los distintos segmentos de los que se han presentado como dirigentes de este proceso, desde el camarada Chávez hacia abajo?...

Uno de los casos de SIDOR

Los trabajadores de SIDOR descubren que desde el año 2003 hasta el 2007 la empresa, ha ocultado, año a año, las utilidades detrás de falsos gastos financieros. SIDOR durante esos años se encontraba bajo la administración compartida del Consorcio Amazonia (60%), filial del conglomerado transnacional Techint, como accionista mayoritario y de la Corporación Venezolana de Guayana-CVG (40%), como accionista minoritario. El fraude lo realizan mediante unos contratos de cuentas en participación simulando que de tales contratos se deriva un compromiso financiero que obliga a erogar como gastos la participación en las ganancias de los asociados en dichos contratos. El fraude concluyó en el despojo violento de una sustancial porción de la participación en las utilidades a que tienen derecho los trabajadores por su Convención Colectiva durante esos cinco años, alcanzando una enorme suma cercana a los QUINIENTOS MILLONES DE DOLARES. Una vez comprobado el despojo, los trabajadores reclaman reiteradamente a la alta gerencia de SIDOR en manos de la transnacional y ésta rechaza las solicitudes. Durante el proceso de readquisición por parte del gobierno del 60% de acciones propiedad de la transnacional, los trabajadores y su sindicato solicitan insistentemente a los representantes gubernamentales que se tome en cuenta el pasivo laboral representado por el despojo de utilidades efectuado contra los trabajadores y tales planteamientos son desoídos completamente. Incluso el Ministro de Industrias Básicas y Minería para la época, Rodolfo Sanz recomienda al sindicato que presente una demanda judicial para alegarla ante la transnacional y utilizarla como fundamente para hacer el apartado del precio que se pagaría por las acciones y devolver lo despojado a los trabajadores. No se hizo el apartado y se pagó a la trasnacional el doble del precio por el cual había adquirido las acciones. Una vez en propiedad de la nación tales acciones, los representantes de la empresa se han negado a dialogar; el mencionado Ministro no acudió siquiera a las invitaciones que le hiciera la Comisión de Desarrollo Integral de la Asamblea Nacional para discutir el punto, no contestó ninguna de las numerosas comunicaciones que se le hicieron. Posteriormente se han dirigido cartas al Ministro que lo sustituyó y al Presidente de la República sin que haya ninguna respuesta, a pesar de que han transcurrido más de 12 meses de la primera de ellas. Los representantes de SIDOR afirman con desparpajo que se hizo mal en presentar la demanda, porque ahora y por esa causa no se puede dialogar, cuando la presentación de la demanda fue una expresa recomendación de ellos. Salvo algunas autoridades sin ningún poder de decisión que han oído el planteamiento, las instancias decisorias del gobierno han despreciado el diálogo, mientras se presiona a las autoridades judiciales para que decidan en contra de la justicia.

La marcha de la Central de trabajadores “UNETE”

Recientemente, una marcha de trabajadores liderizados por la UNETE, central con inclinaciones progubernamentales pretendió entablar un diálogo con el Vicepresidente de la República en relación con la política laboral, la existencia de numerosos atropellos contra los trabajadores, la lentitud de los procesos de reactivación de algunas empresas intervenidas, recuperadas o estatizadas, la situación del proyecto de reforma de la Ley Orgánica del Trabajo, entre otros temas y se encontraron con lo que un comunicado oficial de la central explicó, refiriéndose a la Vicepresidencia que: “…lamentablemente su despacho con su conducta mezquina y excluyente, en esta oportunidad dejó muy mal parado al gobierno, frente a más de 10 mil trabajadoras y trabajadores que quisimos hacernos oír y dialogar en la Vicepresidencia” y posteriormente calificó de nuevo textualmente: “Fue grosero el comportamiento de la Vicepresidencia”.

El diálogo es una obligación del Gobierno

Son dos casos, demasiado elocuentes que muestran una severa e inocultable contradicción en el seno del gobierno que debe ser superada inmediatamente con una postura de diálogo sin provocaciones, un diálogo franco y humilde que busca soluciones en base a la verdad y a la justicia. Un diálogo que oiga y entienda las razones de los trabajadores, que sea paciente y creativo. Un diálogo que deseche la amenaza, el chantaje y la represión, actitudes características de quienes protegen los intereses de los poderosos y desprecian a los trabajadores. Un diálogo dispuesto a reconocer los errores, a enmendar para impulsar nuevas realidades y dar la razón a quien la tenga, sin mirar la encumbrada posición administrativa ni discriminar por la opinión o militancia política. Un diálogo que exprese la naturaleza obrerista, revolucionaria y socialista autoproclamada por el gobierno, por lo tanto un diálogo proclive a favorecer los derechos de los trabajadores. Que no se haga tráfico de influencias, ni presiones desde el poder para generar decisiones con apariencia de legalidad, pero sin ninguna legitimidad porque niegan la justicia. El Estado democrático y social, de Derecho y de Justicia es precisamente el que despliega este diálogo fecundo, mientras que cuando se desoye y desatiende a los trabajadores se fortalece una sociedad explotadora y excluyente con un estado opresor, aunque como los fariseos se lancen plegarias con las frases más humildes y bondadosas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Giro de la política en Chile: Piñera politizó el fútbol (...o “futbolizó” la política)

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Un impensado conflicto de intereses fue desatado por la presencia activa del Presidente de Chile en el negocio del fútbol que devino en una inesperada politización del popular deporte y, de paso, “futbolizó” la política. El jefe de Estado sigue siendo porfiadamente dueño importante del Colo Colo, considerado el equipo del pueblo, mientras adversarios, partidarios, neutrales y, ahora, los hinchas le piden a gritos que abandone ese negocio para dedicarse a gobernar con más coherencia.

Todo esto ocurre mientras Michelle Bachelet parece consolidada en su butaca de Naciones Unidas, en la lejana Nueva York, como indiscutible candidata presidencial de oposición para 2013 y los ministros de Sebastián Piñera disputan en las encuestas cuál de ellos será el mejor prospecto de una derecha sin liderazgo claro para suceder a este gobierno que apenas lleva 8 meses del período de 4 años.

El periodista deportivo Felipe Bianchi tuvo el valor de denunciar claramente a Piñera de intervención directa en las elecciones de la Asociación Nacional del Fútbol Profesional (ANFP) y desafió al gobierno a que lo lleven a los tribunales por “calumnia” para que así se investiguen legalmente las llamadas telefónicas desde Palacio a los dirigentes del fútbol que frustraron la reelección segura de su presidente Harold Mayne-Nicholls –quien no es empresario, sino un periodista sindicato como partidario de Bachelet- y torcer la voluntad de los clubes a favor del empresario Jorge Segovia Bonet, dueño de Unión Española.

La crisis precipitó la renuncia del entrenador argentino Marcelo Bielsa. “No puedo ni voy a trabajar con el señor Segovia; es imposible pensarlo.
Firmé un contrato con una conducción porque había coincidencias y entiendo que si no hay coincidencia con el señor Segovia, no trabajaré con él”, aclaró el técnico. Este rebote impensado de la oculta movida gubernamental trajo rabia y tristeza a millones de hinchas, partidarios o no del gobierno, que siguen transversalmente la camiseta roja de la selección nacional. Si la clase política “farandulizó” antes su quehacer, cuando lo trasladó del Congreso a la TV, ahora Piñera “futbolizó” la política y la introdujo en equipos, público, estadios y barras bravas.

Las próximas encuestas –que verdaderamente eligen y crean candidatos a presidentes y parlamentarios en Chile- mostrarán cuánto daño le hizo este inédito conflicto a la popularidad presidencial fabricada por la propaganda oficialista al rescate mediático de los 33 mineros transmitido en vivo y directo durante 68 días de verdadero reality-show, en la práctica, por una cadena goebbeliana nacional de TV. De algún modo, ahora el jefe de Estado está bajo sospecha pública de haber influido en clubes grandes y pequeños contra Mayne-Nicholls en las elecciones de la ANFP y su salida del liderazgo arrastró consigo al entrenador argentino del cuadro nacional, Marcelo Bielsa, en un conflicto aún en curso. El chileno medio es transversal en su adicción al fútbol e idolatra al técnico Bielsa, porque sacó a la selección de décadas de postración y la condujo a una honrosa participación en el mundial de Sudáfrica. (Quedó en el olvido el vergonzoso incidente “terrorista” fraguado por el fútbol chileno bajo la dictadura con una bengala disparada al arquero en el estadio Maracaná, en el match Brasil-Chile 1-0 del 3 de septiembre de 1989. Entonces la FIFA suspendió de por vida al arquero y al presidente de la ANFP, y “la Roja” no fue admitida en el siguiente mundial).

Equipos “grandes” compran a “chicos”

Bielsa abandona la selección porque sólo se entiende bien con Mayne-Nicholls, quien lo contrató en 2007. En la hinchada deportiva, que al fin de cuentas sostiene este negocio, existe dolor y luto. Los hinchas no tienen derecho a participar en las decisiones del fútbol profesional, pero sí votan en las elecciones regulares chilenas y su opinión política se refleja en las constantes encuestas.

Según abundante información pública de prensa, horas antes de la elección en la ANFP, Piñera anunció millonarios fondos para dos estadios de equipos chicos que apoyaban al dúo Mayne-Nicholls/Bielsa: Playa Ancha de Valparaíso, espacio de Santiago Wanderers, y Sausalito de Viña del Mar, del local Everton. Ambos equipos, al igual que otros pequeños, “se dieron vuelta” y a última hora votaron por el hispano Segovia, quien obtuvo la mayoría de votos. La prensa aludió llamadas telefónicas desde La Moneda para influir el voto y el gobierno Piñera amenazó con demanda judicial por “calumnia”. Los acusadores, entre ellos el periodista deportivo Felipe Bianchi, apoyan un posible juicio diciendo que un permitiría una investigación imparcial de llamadas y presiones, pero no se han vuelto a oir más amenazas judiciales.

"Tengo la convicción que, en el inicio de esta historia, en la creación de una fuerza contraria a Mayne-Nicholls y a Bielsa en la ANFP, había intervenido gente del Gobierno, cosa que sigo sosteniendo al día de hoy", reiteró Bianchi el 17 de noviembre por Radio Cooperativa. "Este tema comenzó a conversarse en el Mundial cuando Ruiz-Tagle [otro co-dueño de Colo Colo que funge como subsecretario (viceministro) de Deportes] fue acusado de iniciar gestiones para articular una lista que saliera a competirle a Mayne-Nicholls. Es la primera vez que se habla de incidencia del Gobierno", sostuvo. "El principal articulador de la lista contraria a Mayne-Nicholls fue Colo Colo, eso es público, y en Colo Colo están involucrados hasta el día de hoy importantes personeros de Gobierno", sentenció.

En pocas palabras, el interés de los grandes equipos, como Colo Colo, Universidad Católica y Universidad de Chile, en manejar la ANFP apunta al control del 80% del Canal del Fútbol (CDF), que redondea ingresos anuales de 658,6 millones de dólares según la consultora local Pricewaterhouse Coopers. Así como los grandes tienen “voto doble” en la ANFP, también tienen privilegios en el reparto de esos ingresos, en detrimento de los equipos más pequeños. La desafiliación de la hinchada al CDF ha sido masiva durante la crisis.

Piñera, pionero en privatización del fútbol

Después de su exitosa propaganda con la utilización mediática del rescate de los 33 mineros, el Presidente terminó introduciendo la política en el fútbol. En estos días de noviembre 2010 hubo un importante “partido político”: la selección de Chile venció 2-0 a la de Uruguay –que salió cuarta en el Mundial-, en un encuentro amistoso que fue el último trabajo de Bielsa. Mucha hinchada lució prendas de luto porque también fue la despedida del técnico y por TV y prensa escrita aparecieron ácidas declaraciones del público apoyadas con letreros contra “los pulpos” y “pajarracos” que controlan el negocio, además de alusiones inamistosas a la parentela del hispano Segovia, quien no fue visto en el estadio. Es decir, el barómetro político-futbolero está a favor del binomio Mayne-Nicholls/Bielsa, quien es hermano de Rafael Bielsa, ex canciller de Néstor Kirchner. En este último momento de gloria futbolística, pues ambos recibieron el fervor emocional de miles de personas. Al escribirse estas líneas el conflicto sigue en desarrollo, porque está pendiente un dictamen que podría inhabilitar a Segovia como presidente de la ANFP por su condición de dueño de un equipo. Está por verse, porque sería una decisión del Tribunal de Honor, un valor siempre cuestionado en el fútbol, al igual que la ética.

Piñera fue pionero e la privatización del fútbol chileno. Según el libro Yo, Piñera (1): “En 8 años, el senador Piñera presentó 45 proyectos de ley. El último día de sesiones de su período 1990-1998, el 10 de marzo de 1998, propuso cinco iniciativas, entre ellas una reforma constitucional y la conversión de los clubes de fútbol en sociedades anónimas deportivas, iniciando así el debate legislativo que en años posteriores le permitió acceder al control del popular Colo-Colo junto con su actual subsecretario [viceministro] de Chile Deportes, Gabriel Ruiz-Tagle. Su proyecto “Regula la constitución y organización de equipos de fútbol profesional y establece normas especiales que los rigen” fue el primer antecedente de la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas (SAD), promulgada en mayo de 2005, que además estableció el pago regular de los sueldos de los jugadores y exigió a los miembros del directorio mantener la rentabilidad de la entidad deportiva”.

¿Quién es Segovia?

Segovia es dueño de la Universidad SEK, de un colegio homónimo y del equipo Unión Española. No hizo fortuna por sí mismo, como Piñera, sino que heredó en España el colegio religioso San Estanislao de Kostka (SEK) –santo polaco del siglo 16-, fundado en 1892 y adquirido por su abuelo Felipe en 1935. En 1958 se hizo cargo del colegio su progenitor, también llamado Felipe, con quien Jorge tuvo algunas diferencias hasta que logro el control al declararlo “mentalmente incapaz”, según el analista político de origen armenio y avecindado en Chile desde 1991 Armen Kouyoumdjian (2).

La organización SEK se expandió internacionalmente desde su matriz hispana y abrió su primer colegio en Santiago en 1983. La universidad apareció en 1990, al igual que otros establecimientos similares, como la Universidad Santo Tomás de Gerardo Rocha, y en 1994 se abrió el colegio SEK Pacífico de Viña del Mar, que según Kouyoumdjian cobraba las clases de francés a su hijo, pero no se las impartía. En esos años, Segovia decidió emigrar a Chile y hsacia 2008, en medio de la crisis global, resolvió abordar otro negocio más rentable, el fútbol, a través de Unión Española.

Notas:
1) Yo, Piñera, de Ernesto Carmona, pág. 72, editorial Mare Nostrum.
2) http://elpaskin5.lacoctelera.net/post/2010/11/07/marrano-ladr-n-estafador-secuestra-f-tbol-chileno

*) Ernesto Carmona, escritor y periodista chileno, autor de Yo, Piñera.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Historia de leales y traidores

Oscar Taffetani (APE)

Mariano Ferreyra ¡presente!

A mediados de los ’70, cuando la dictadura militar, ésa que diezmó a nuestra joven dirigencia sindical y política, recibió de un Chicago Boy la sugerencia de privatizar la minería, la siderurgia y otras industrias y servicios estratégicos, se negó de plano. En primer lugar, porque la intervención militar en las empresas servía para sobornar y tener callada a la alta oficialidad de las tres armas. En segundo lugar, porque quedaban sedimentos, en los cuadros militares de relevo, de un pensamiento nacionalista y desarrollista que sostenía que esos recursos nunca debían dejar de estar bajo control del Estado.

Tuvo que llegar, entrada la democracia, el gobierno de Carlos Saúl Menem (1989-1999) para que grandes consorcios extranjeros, con sus respectivos socios locales, echaran mano a las multimillonarias joyas de la abuela que eran los activos de YPF, Gas del Estado, YCF, Somisa, Altos Hornos Zapa, Fabricaciones Militares, Fábrica Militar de Aviones, Aerolíneas Argentinas, Entel, Encotel, etcétera, sin contar los silos, los puertos, los aeropuertos y hasta las rutas del país. Hasta ahí, una historia conocida.

Pero debieron pasar diez años más, con una secuela feroz de destrucción de empleo, destrucción de familias y destrucción del futuro de los niños, para que una parte de la clase obrera y el pueblo trabajador argentino comprendiera que la gran traición que posibilitó primero las privatizaciones y después la continuación del expolio por otras vías, fue la traición de lo más granado (y gordo) de nuestra dirigencia sindical.

¿Qué fue del combativo SUPE, que lideraba las huelgas petroleras en los ’60? ¿Qué de La Fraternidad, histórico sindicato del riel que llegó a enfrentarse al mismo Perón en los ’50? ¿Qué de aquellos Bancarios que hicieron la gran huelga en tiempos de Frondizi? ¿Dónde estaba la heroica Lista Marrón de Telefónicos, cuando la interventora Alsogaray decretó la muerte de la telefonía pública?

Casualmente (o mejor: causalmente), encumbrados dirigentes de esos sindicatos -como el finado Diego Ibáñez, el confinado Juan José Zanola y el esfumado José Pedraza- se hicieron millonarios de la noche a la mañana, aportando el control de su gremio (y especialmente, de su obra social) como único capital en los emprendimientos. La mayor prueba de la complicidad de esa dirigencia con el poder de turno es la ausencia de causas, de juicios y de sentencias por enriquecimiento ilícito o por “coimisiones” o por “retornos”, durante aquella década infame menemista que redujo a una simple anécdota la década infame original.

Acoso judicial a un funcionario

El ex secretario de Transportes Ricardo Jaime, sin perder demasiado la calma, se halla abocado a demostrar que los costosos inmuebles adquiridos en los últimos años por sus hijas Romina Soledad, Julieta Cecilia y Gimena Belén, así como por su segunda pareja Silvia Reyss y por los hijos de ésta Agostina Soledad y Lorena Silvia, son fruto del sudor de sus respectivas frentes. También debe demostrar Jaime con qué sudor, complementario al sueldo de diez mil pesos que percibía, compró un chalet de dos plantas en un exclusivo country cordobés y alquiló a valor astronómico un lujoso departamento en la avenida Libertador, Buenos Aires (con un garante que era, casualmente, concesionario del Estado en el área Transportes).

Por último (bah, nadie sabe si será lo último) Jaime debe explicar cómo habría adquirido el crucero Altamar 64, amarrado en un yacht club de Rosario -un crucero con yacuzzi incorporado- y cómo es que, de buenas a primeras, se encontró con un Lear Jet 31A-215, valuado en cuatro millones de dólares, que le obsequiaron tres empresarios contratistas del Estado.

Diarios de la oposición denuncian que la empresa MacAir, que recibió el Lear Jet de Jaime para su flota, es propiedad del empresario Franco Macri. Pero diarios oficialistas dicen que la citada empresa MacAir es propiedad de Mauricio Macri, hijo de Franco. Curiosa polémica. Ya no es tan importante que tres empresarios le regalen un avión a un secretario de Estado, y que éste lo acepte. Lo importante es quién le brindó el hangar para guardarlo.

El negociado que puso en la agenda al pobre Jaime, esta última semana, es la compra a España y Portugal de coches ferroviarios en desuso, que iban camino a ser chatarra, por más de diez millones de euros. Esos coches debían ser restaurados y puestos en valor por contratistas locales, bajo la supervisión de RENFE (empresa de ferrocarriles de España). Lo concreto, como se ha denunciado, es que el 70% de ese equipamiento sigue en estado de chatarra y no ha podido ser incorporado al servicio.

Hasta aquí, la novela de Jaime, funcionario que acumula procesos judiciales y que en cualquier momento (tal como pasó con la ingeniera María Julia Alsogaray) podría ser condenado a prisión por tantos descuidos cometidos.

Lo de ellos. Y lo nuestro

Leemos en un recorte de La Nación (31/7/2006) que “Macri y sus socios chinos ya operan el Belgrano Cargas”. En la nota se destaca que la Secretaría de Transportes (o sea, Ricardo Jaime) dispuso que el ramal ferroviario Belgrano Cargas, con la excepción del área metropolitana de Buenos Aires, sea gerenciado por un heterogéneo grupo de empresas y gremios”

El Macri aludido en el título es Franco Macri (esta vez, le tocó a él). Y el “heterogeno grupo de empresas y gremios” es una nube de tercerizadas y sindicatos ligados al secretario general de la Unión Ferroviaria, José Pedraza. Allí está, a nuestro juicio, la peor anomalía (y lo más perverso) de esta operatoria.

¿Por qué en el marco de la privatización general ferroviaria (aquella de “ramal que para, ramal que cierra”) fue excluido el Belgrano Cargas? ¿Fue ése, acaso, el precio que pagó el poder al sindicato ferroviario, para que allanara el camino de la privatización? ¿Por qué quedó involucrado el gremio ferroviario en contratos con los concesionarios y con las tercerizadas, por los que el Estado paga –sólo en el Belgrano- subsidios de 22,5 millones por mes?

La respuesta a estas preguntas llegó a balazos el 20 de octubre de 2010, en una callecita lateral a las vias del ferrocarril Roca, en Barracas. Y le costó la vida al militante Mariano Ferreyra (23). Y puso al borde de la muerte a la militante Elsa Rodríguez (61). Y dejó un tendal de heridos en el piquete que protestaba por la situación de los obreros tercerizados.

No nos sorprende el modus operandi de los empresarios buitres y prebendarios del capitalismo argentino. Actuaron así durante la dictadura. Se adaptaron y lo volvieron a hacer con Menem. Y lo hacen ahora. Lo que sí nos preocupa -y nos duele- es la reiterada traición de una burocracia corrupta que es funcional al poder y que no duda en entregar la vida de uno o de cien compañeros para mantener sus privilegios.

La eterna extorsión de esta burocracia a los trabajadores es que “un sindicato fuerte y unido tiene más capacidad de negociación” (sería el equivalente al “roba pero hace” de la política). Frente a esa trampa, preferimos amarrarnos hasta el fin, hasta que nazca una nueva historia, a aquella consigna que resonó para siempre en un plenario de la CGTA: “Es preferible la honra sin sindicatos, que tener sindicatos sin honra”

Salud, gringo Tosco. Salud René Salamanca. Y Jorge Di Pasquale. Y Felipe Vallese. Salud vos, pibe, Mariano Ferreyra. Tu valor contagia valor. Tu sueño es nuestro sueño.

Foto: Argentina - Mariano Ferreira, militante del Partido Obrero asesinado por una patota de la burocracia sindical de la Unión Ferroviaria de José Pedraza.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Como mueren los otros

Silvana Melo (APE)

Hay un límite preciso. Una frontera marcada con fuego. Del otro lado, viven y mueren los otros. Viven como se puede. Y mueren mucho, demasiado, los otros. Detrás de esa frontera, marcada con fuego, está el país otro. El que no disputa poder en los medios porque apenas araña los tobillos de la cartografía oficial. El que no discute porque no lo escuchan. El que muere todos los días bajo una suela más firme. Como hormigas bajo el zapato habitual.

El que es invisible para los discursos de los que gobiernan y de los que pretenden gobernar. El que asoma apenas de vez en cuando y cuando asoma una piedra lo baja. Como al pájaro confiado e inocente, blanco fácil en la punta de la rama. Los otros siempre son blanco fácil. Siempre les aciertan: la piedra en la sien, la bala en el pecho, el veneno en la sangre, la lanza en el costado, el cáncer en la cabeza. En la cabeza. Allí donde se piensa, se analiza, se crea, se conspira, se sueñan las revoluciones.

Ezequiel era Ferreyra, como Mariano. Los dos vivieron y murieron del otro lado de la frontera marcada a fuego. Mariano tenía 23 y fue la bala en el pecho, el corazón puesto en rebeldía ahí, en los durmientes que despiertan al paso del más largo, el más cargado, el más injusto de los trenes. Ezequiel fue el veneno en la sangre, el monstruo que creció en su cabeza, la muerte más perversa. Más absurdamente muerte. Porque tenía seis años.

De noche el hospital es silencio, alguna queja perdida, respiraciones de motor. Ezequiel tenía la piel morena y una ternura en los rasgos que pudo con su esclavitud, con su martirio. A la una y treinta y cinco no dio más. Y se fue caminando a los tumbos, tranqueándole a la suerte, a sumarse a la legión de los ángeles olvidados, de los ángeles negritos y desclasados. Que son tantos que un día cualquiera van a tomar el cielo por asalto y la vida será otra. La muerte será otra. Confinada a los oscuros tramos del pasado.

Llegó desde Misiones. Sus papás lo traían de la mano, con el resto de los pibes. Había trabajo prometido en la avícola Nuestra Huella y hasta sonaba lindo el nombre, que los incluía en esa primera persona colectiva.

Pero la vida siempre trae trampas en los bolsillos cuando la viven los otros. La familia entera tuvo que hacerse cargo de un galpón con miles de gallinas. A él, con cinco años, le tocó recoger los huevos. Luchar con las moscas, el guano de las aves, manipular los agroquímicos, respirarlos, incorporarlos desde la piel, desde sus mucosas, desde su inocencia chiquita.

Cuando iba a la escuela se dormía. La maestra lo despertaba peinándolo con los dedos. Un día se desmayó y lo internaron de urgencia en una clínica de Pilar. Le descubrieron un tumor en el cerebro. Un monstruo que crecía en su cabecita alimentado de veneno, excremento y mosquerío. “La empresa prohibió terminantemente a los padres hablar del tema con sus compañeros de trabajo. Y lo logró de modo muy simple: convenciendo a los padres que si algo le pasaba a Ezequiel ellos serían penalmente responsables y que incluso les quitarían la tenencia de sus otros hijos. Además, les ofrecieron a cambio de su silencio, la atención médica del niño y eventualmente una suma de dinero en caso que hubiera un desenlace fatal”, denuncia la asociación La Alameda.

Ezequiel murió de esclavitud, de sometimiento, de explotación de un pedacito de infancia frágil, desprevenida. Ezequiel tenía seis años. Para correr una pelota deshilachada en el baldío, para esconderse antes que contaran cien, para hacerse una casa con maderas y cartón en la cintura de un árbol, para pensarse superhéroe e inventarse una capa con un trapo de piso, para ser el hombre araña y escalar un álamo. No para morirse. Jamás para morirse.

La Asociación Civil La Alameda y el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) denunciaron a la avícola por “explotación infantil, reducción a servidumbre y trata de personas”.

Hace dos años una investigación filmó casos de explotación de niños en varias granjas de la zona de Zárate, Campana y Pilar. Donde decenas de familias son arrastradas con promesas fatuas, como a los padres de Ezequiel. Él mismo aparecía con un pulovercito verde, relatando cómo removía el guano de las gallinas y manejaba el veneno que entregaba la empresa. Todavía no estaba enfermo.

Testimonios y documentos presentados a la justicia. Que en su momento estallaron como un tibio escándalo que se apagó de inmediato como siempre se apagan las tragedias de los otros.

La muerte de Ezequiel podía evitarse. Tuvo de pronto la tenue visibilidad necesaria como para salvarlo. Nadie se arremangó el traje. Nadie puso una firma. Nadie lo rescató. A Ezequiel lo dejaron morir. La fatalidad lo había marcado con un hierro caliente e indeleble. Pero nadie movió un dedo para torcerla. Aunque todos saben de la ineficiencia frecuente de la fatalidad.

Ezequiel se murió y en su exequia humilde hubo dos coronas. Una de sus padres. Y otra de la empresa. Una hora después de que el último terrón se devoró su cuerpecito la justicia fue a exhumarlo.

La justicia.

La justa in-justicia que hay para los otros.

La que no lo salvó aunque podía.

La que tal vez abra los ojos y castigue, de una buena vez. Que sea el último, Ezequiel. Que no se vaya solito, caminando descalzo por las piedras filosas, muriéndose siempre, una, mil veces más en los niños invisibles y condenados que se caen del país. Olvidados. Otros.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: La violencia de género continúa a pesar de las conquistas femeninas

Irina Santesteban (LA ARENA)

Un 25 de noviembre de 1960 fueron asesinadas en República Dominicana las hermanas Mirabal, conocidas militantes contra la dictadura de Rafael Trujillo y conocidas luego como "las Mariposas".

Patria, Minerva y María Teresa Mirabal fueron asesinadas brutalmente por los sicarios del dictador dominicano Rafael Trujillo y en homenaje a su lucha por la libertad y la democracia, todos los 25 de noviembre se conmemora el Día de la No Violencia contra las Mujeres, fecha que fue establecida por primera vez en el Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, que se realizó en Bogotá, Colombia, en 1981.

Tiempo después, en 1994, se realiza en Brasil la "Convención de Belem do Pará", jalón importantísimo en la historia del reconocimiento de los derechos de las mujeres. Allí se sanciona la Convención Interamericana para la Prevención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra la Mujer y los Estados que la suscribieron reconocen que la "violencia contra la mujer constituye una violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales y limita total o parcialmente a la mujer el reconocimiento, goce y ejercicio de tales derechos y libertades". La violencia de género, para la Convención de Belem do Pará, constituye una "ofensa a la dignidad humana y una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres".

Libre de violencia

La Argentina ratificó la Convención y la incorporó a su legislación interna en 1996, con lo cual se ha comprometido a cumplir y hacer cumplir sus normas. Estas dicen que "toda mujer tiene derecho a una vida libre de violencia, tanto en el ámbito público como en el privado" y que tiene derecho al reconocimiento, goce, ejercicio y protección de todos los derechos humanos. En el caso de las mujeres, estos derechos comprenden, entre otros: el respeto a su vida; a su integridad física, psíquica y moral; el derecho a la libertad y a la seguridad personales; a no ser sometida a torturas; a que se respete la dignidad de su persona y a la protección de su familia; el derecho a la igualdad de protección ante la ley; a un recurso sencillo y rápido ante los tribunales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos; a vivir libre de toda forma de discriminación y el derecho a ser valorada y educada libre de patrones estereotipados de comportamiento y prácticas sociales y culturales basadas en conceptos de inferioridad o subordinación.

Todos estos conceptos fueron recogidos en la ley 26.485, sancionada en marzo de 2009 y que entró en vigencia en todo el país el 14 de abril de ese año. Sin embargo, a pesar de los elogios que ha recibido esta ley por las normas progresistas que contiene, y cuyo análisis ya hemos hecho en esta columna, las cifras de la violencia de género todavía demuestran que falta mucho para que la misma haya cumplido su cometido.

Cifras alarmantes

Tomando los datos que difunden las organizaciones sociales que denuncian la violencia contra las mujeres en Argentina, así como páginas de temática feminista, las cifras son alarmantes.

Es que por las características de la violencia de género, que ocurre generalmente en las relaciones intrafamiliares y que se desarrolla con la complicidad de muchos actores, las cifras de los casos de violencia y los femicidios, son sólo aproximaciones al problema.

El femicidio es "el asesinato de mujeres a manos de varones motivados por el desprecio, el odio, el placer o el sentido de propiedad sobre ellas". Las cifras que difunde la organización no gubernamental "La Casa del Encuentro", que entre otras temáticas también lucha contra la trata de personas, dice que en 2008 hubo 207 femicidios y en 2009, 231, en este último caso, contando mujeres y niñas. En los primeros seis meses de 2010, suman 126 los casos de asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o cónyuges.

Según registros de la ONU, en el mundo, una de cada tres mujeres tiene serias probabilidades de ser maltratada en algún momento de su vida.

Tres por uno

La página de Internet "Periodismo Social", al realizar un relevamiento por provincias, informa que en Catamarca, se realizan un promedio de seis denuncias diarias de violencia contra las mujeres, más de dos mil al año (datos de 2007). Los hechos de violencia doméstica representan un 72 por ciento de los delitos contra las personas, pero en muchos casos las causas no avanzan porque las mujeres suelen retractarse de las denuncias, presionadas por la familia y a veces hasta por las mismas autoridades policiales o judiciales, con el argumento de "no perjudicar" a su esposo o compañero.

Si tenemos en cuenta que los especialistas en violencia de género estiman que por cada hecho denunciado ocurren, como mínimo, otros tres que no se denuncian ni se conocen, queda clara la gravedad de este problema. En el 90 por ciento de los hechos denunciados, el agresor es la propia pareja de la víctima.

Una de las provincias con más casos de violencia de género es Tucumán, donde se asistieron en 2008, 1.300 denuncias de mujeres, víctimas de violencia, y en la mayoría de los casos, siendo el agresor su pareja o cónyuge. En ese año, los casos se incrementaron un 30 por ciento respecto a 2007.

En Mendoza, también se quejan las organizaciones sociales que no existen cifras confiables sobre el número de casos de violencia de género. Según la jueza de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, Aída Kemelmajer (hoy jubilada), la principal falla del sistema de prevención y erradicación de la violencia de género radica en la "falta de coordinación entre los distintos organismos y la falta de programas" que den solución a este tema.

Según un grupo de profesionales de salud mental de los Tribunales de Familia de Mendoza, en los rasgos de personalidad de las mujeres inmersas en círculos violentos predominan las características depresivas y una baja autoestima, como rasgos psicológicos sobresalientes. También la pasividad, baja autoestima, inseguridad, dependencia emocional, sentimientos de temor e indefensión vinculados a la pareja, entre otros. Estos rasgos, sumados a la falta de políticas públicas que lleguen efectivamente a todas las mujeres víctimas, dificultan la salida del círculo de violencia.

Todavía falta mucho

Por todo lo expuesto la sanción de la ley 26.485 ha sido realmente un gran avance en el reconocimiento de los derechos de las mujeres para evitar y erradicar la violencia de género.

Pero si no hay una voluntad política por parte de los organismos del Estado encargados de llevar adelante esas directivas legales, que se traduzcan en redes sociales, con profesionales para atender a las víctimas, con refugios para proteger a las mujeres que deben salir de sus casas, con posibilidades de tener un trabajo para no depender económicamente de la pareja o cónyuge que ejerce la violencia sobre ellas. Y si no se educa a los niños y jóvenes, a que no se pueden arreglar las discusiones con empujones, ni con pellizcones, ni mucho menos con trompadas o agresiones más graves, desde la escuela y aún antes, como diría Nicolás Guillén, no será posible luchar eficazmente contra la violencia de género.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Santa Fe: La vigilia de Ana

Juane Basso (REDACCION ROSARIO)

"Ana no duerme...canta palabras, canta y se torna en luz”. Ana Ferrari, una de las testigos del juicio contra represores de la dictadura que se lleva adelante en el Tribunal Oral Federal N° 2 de Rosario, dio este martes un testimonio que partió la cabeza de los jueces y provocó varias ovaciones del público presente en la sala de audiencias.

Luego del increíble relato sobre los sufrimientos padecidos por ella y su familia, la sobreviviente ‒que declaró infinidad de veces desde la vuelta de la democracia‒ explicó a losmagistrados que ha vivido “noches y noches de insomnio” en las que fue “repasando el dolor físico y psíquico” al que fue sometida “en el infierno” del Servicio de Informaciones de la Policía de Rosario. “Cada noche sin dormir, cada día que pasa recordamos un poco más”, señaló Ferrari, tras narrar las bestialidades cometidas contra ella y decenas de compañeros que compartieron su cautiverio en el mayor centro clandestino de detención que funcionara en Santa Fe durante el terrorismo de Estado.

Ferrari comenzó su declaración con el recuerdo de un hecho que la marcó “para toda la vida”, y que fue el asesinato en 1969 de su hermano Gerardo Ferrari, un cura enrolado en la Teología de la Liberación que se había acercado a las Fuerzas Armadas Peronistas (FAP), para luchar por el retorno al país del líder exiliado Juan Perón. “Yo tenía once años, pero me dije que si mi hermano había dado su vida para que no haya más pobres en la Argentina yo iba a seguir su camino. Para mi Gerardo era una especie de Santo”, explicó la testigo al tribunal.

Ana contó que al tiempo de la muerte de su hermano, a los 14 años, decidió con una de sus hermanas irse a vivir a “una villa miseria para ayudar a los pobres”. Luego, en una unidad básica del barrio Casiano Casas conoció a Manolo Fernández, con quien se casó a los 17 años, y tuvo un hijo.

Después de aquel asesinato tampoco nada fue igual para su familia. La casa de sus padres fue dos veces allanada por ejército y policía. Su padre y madre fueron detenidos junto a uno de sus hermanos de 14 años. Sus suegros sufrieron un hostigamiento similar de los represores. Una cuañada, Gloria Fernández, es una más de los 30 mil desaparecidos. Otro de sus cuñados, Ricardo, también fue secuestrado y llevado al SI, al igual que ella y su ex marido, Manolo.

La sobreviviente, quien tenía apenas 18 años cuando fue secuestrada, recordó cómo la patota ingresó a su domicilio en octubre de 1976, golpearon a su abuela, a su suegro y quisieron arrebatarle a su bebé. “En un momento –narró Ferrari– quieren agarrar a mi bebé, yo lo abrazaba fuerte para que no me lo saque, y uno de los secuestradores que lo tironeaba de una patita me dicen «a estos pendejos hay q matarlos porque después crecen y se hacen montoneros». Por suerte llega un policía vestido de marrón que me dice «démelo, se lo cuido hasta que termine el allanamiento, estos están locos».

La testigo –la número once de doce hermanos–, relató que buena parte de los integrantes de su familia sufrieron las diferentes dictaduras que hubo en el país. Incluso contó que en un momento el temible Feced la golpeaba en una sesión de torturas y le decía ante cada golpe, “este por tu madre, este por tu padre, este por tu hermano”. Ferrari describió un diálogo con el jefe del SI, donde éste le había dicho indignado que su “madre se había dedicado a parir subversivos”.

La sobreviviente fue sometida a repetidas sesiones de tormentos. La perversión de los torturadores estremeció a los que escucharon su testimonio cuando Ana recordó, que durante una de esas sesiones, mientras la picaneaban, todavía le brotaba de sus pechos de madre estrenados hacía apenas unos meses, la leche que no ya podría brindar a su hijito Gerardo ‒quien se encontraba presente en la sala del TOF2, junto a su hermana Gloria‒.

El ejercicio de la memoria, el hecho de haber declarado numerosas veces y ser uno de esos sobrevivientes que se pusieron al servicio de la reconstrucción de lo que fue el accionar del terrorismo de Estado, le permitió a Ana ser taxativa a la hora de señalar a sus verdugos. “Con absoluta certeza puedo reconocer entre mis torturadores y secuestradores” dijo Ferrari y enumeró una larga lista de represores que actuaron en el SI entre los que se encontraban varios de los imputados de este juicio como “el Ciego Lofiego y “el Cura Marcote”, aunque también identificó entre otros a Agustín Feced, Guzmán Alfaro, Pirincha, Carlitos Gómez, Kunfú y Kunfito.

Además de relatar las atrocidades que se cometieron contra ella y sus compañeros detenidos en el SI, Ferrari recordó que cuando la trasladaron a la Alcaldía de mujeres, a metros del SI, el cura Eugenio Zitelli –capellán del la ex Jefatura de Policía–, les habló a las presas y les dijo que tenían que entender “que la tortura era un arma más de la guerra que estamos viviendo”.

La seguridad es sus dichos, la fluidez de sus palabras, a pesar de que varias veces no pudo contenerse y rompió en llanto, dotaron al discurso de Ana Ferrari de una verosimilitud indiscutibles. A pesar de lo cual un joven abogado defensor de los represores, intentó esgrimir que había encontrado una contradicción entre su relato y un testimonio de suyo de 1984, que no fue tal para los jueces y fue rechazado de inmediato por el tribunal en pleno.

A continuación Ferrari reconoció ante el TOF2 que ha “pasado muchísimas noches de insomnio repasando y re-sufriendo lo vivido en el Servicio de Informaciones”, aseguró a los jueces que puede ser que se haya olvidado algunas cosas o recordado otras que no declaró en oportunidades anteriores, y afirmó que cada noche sin dormir, “he vuelto sobre el dolor, no sólo físico y cada noche que pasa recuerdo aún más”.

“Ana no duerme” escribió Luís Alberto Spinetta. En su relato cargado de futuro ‒Ferrari reclamó a los jueces que tenían la obligación de saldar esta deuda histórica para que los jóvenes puedan crecer en otro país‒, Ana dio cuenta de que también “espera el día”, en que finalmente llegue la demorada justicia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Presidente brasileño critica hipocresía de países ricos

PL

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, criticó la hipocresía de los países ricos sobre el libre comercio y rechazó la pretensión de Estados Unidos de hacer su reajuste interno sobre otras naciones.

Los países ricos no tratan el libre comercio como la misma coherencia de Brasil, aseveró Lula al intervenir en la ceremonia de inicio de la construcción del primer etanolducto por parte de la empresa estatal de hidrocarburos Petrobras y la empresa Camargo Correa, en Riberao Preto, en el estado de Sao Paulo.

"Estábamos trabajando con las promesas de que el mundo comenzaría a usar etanol y eso no sucedió porque el llamado mundo desarrollado no habla de libre comercio con la misma coherencia que nosotros hablamos", señaló.

Apuntó que no es posible hablar de libre comercio y crear sobretasa para el etanol brasileño y no para otros productos y otras fuentes energéticas.

Denunció que a partir de que Brasil comienza a competir en igualdad de condiciones, las naciones desarrolladas colocaron restricciones a los productos brasileños y ejemplificó con las barreras impuestas a la exportación de carne.

Lula contrastó que quienes colocan el obstáculo a la calidad de la carne brasileña son los mismos que tienen la enfermedad de las vacas locas, que no cuidaron su rebaño y que intentan acusar a Brasil de no producir carne de calidad.

En otro momento, el mandatario criticó la decisión del presidente estadounidense, Barack Obama, de comprar 600 mil millones de dólares en títulos del Tesoro y aseguró que no se puede aceptar el hecho de que Washington quiera hacer su reajuste interno en la producción y emisión de dólares.

Más dólares van a causar inflación y problemas en otros países, refirió y agregó que esa política fue criticada también por China, Francia y Alemania por alimentar la llamada guerra cambiaria al inducir la valorización de las monedad de las economías emergentes, con es el caso de Brasil.

Ante eso, sostuvo, los gobiernos son forzados a adoptar medidas aisladas para impedir la valorización de sus monedas y proteger su industria. Lula indicó que la solución a la actual situación es la sustitución del dólar como moneda mundial.

Entonces, puntualizó, creemos que es importante resolver el problema de Estados Unidos, y queremos que el presidente Obama haga el mejor gobierno posible.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Multitudinario paro de trabajadores públicos en Chile

PL

Unos 400 mil trabajadores de los 14 gremios de la administración pública en Chile paralizarán hoy sus labores, en una jornada nacional de protesta por mayores salarios y mejores condiciones laborales.

Convocada por la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), en la demostración de este miércoles participarán maestros, médicos de consultorios municipales y trabajadores del Registro Civil y de Servicios de Impuestos Internos, entre otros.

El presidente de la ANEF, Raúl de la Puente, criticó la postura invariable del Gobierno de ofrecer sólo un reajuste salarial del 3,7 por ciento, por debajo del 8,9 solicitado, además del pedido de un tres por ciento adicional para los empleados de menores ingresos.

La manifestación tiene como objetivo también exigir el fin de los despidos en el sector, política practicada durante la actual administración, según el líder sindical, y que mantiene en estrés a otras 100 mil personas, quienes laboran bajo el sistema de contrata y desconocen que pasará con ellos a partir de diciembre.

La paralización va porque estamos muy lejos de poder encontrar algún acuerdo y las autoridades son responsables de ese estancamiento, remarcó de la Puente. Este será el paro más grande que ha tenido el Gobierno del presidente Sebastián Piñera, aseguró.

En la capital se realizará una marcha desde la céntrica Plaza de Armas hasta la Plaza Italia, donde tendrá lugar una concentración, a la que anunciaron se adherirán docentes y estudiantes universitarios.

El presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, indicó que el magisterio se sumará al paro porque "la demanda del sector público es absolutamente legítima y nos involucra directamente".

Manifestó asimismo su descontento con la reforma educacional anunciada por el Ejecutivo que, en su opinión, apunta a más privatización en el sistema de enseñanza en Chile.

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, Arturo Martínez, estimó que esta será una jornada con posibilidades de extensión "si las condiciones no cambian".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Mayoría de paraguayos con nivel de educación básica

PL

Una encuesta piloto realizada en 820 hogares paraguayos reveló que el 70 por ciento de las personas entrevistadas alcanzan niveles de alfabetización de sexto y séptimo grado de la educación básica, incluido graduados universitarios.

Los resultados del sondeo fueron dados a conocer ayer en un seminario internacional de evaluación de niveles de analfabetismo de personas jóvenes y adultas, publicó hoy el periódico Última Hora.

El ministro de Educación y Cultura, Luis Riart, manifestó que los resultados de esta prueba piloto indican que los profesionales con títulos universitarios poseen niveles de sexto y séptimo grado de la educación escolar básica.

Explicó que son esas las razones por las cuales los sectores empresariales expresan que hay fuentes de trabajo, "pero no personal calificado".

Los resultados nos tienen que hacer cuestionar sobre qué pasó en los últimos 30 años, desde el hogar, la escuela, la universidad y las empresas, subrayó.

Riart adelantó que una prueba similar se realizará el próximo año.

El titular de Educación expresó que para el establecimiento de políticas educativas se requiere del conocimiento de datos reales, a fin de poder lograr el compromiso de la sociedad y del Estado.

Para elevar el nivel educativo, dijo, se debe fortalecer la formación de los docentes, aplicar modelos abiertos y de experimentación en el aula, además de impulsar la alfabetización y postalfabetización, e introducir la tecnología en el sector.

El Ministerio de Educación y Cultura de Paraguay impulsa una campaña de alfabetización, enmarcada entre los 11 programas sociales emblemáticos del Gobierno, que contiene cinco ejes y uno de ellos es el programa de evaluación y monitoreo de alfabetización.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Los niños son los más golpeados por cólera en Haití

.
La organización Plan Internacional reveló hoy en Puerto Príncipe que dentro del drama de cólera en Haití el segmento de la población más golpeado es el infantil, registrando seis de cada diez casos de personas infectadas por la mortífera enfermedad.

Un documento entregado este miércoles a los medios de comunicación, la organización sostiene que "el cólera afecta más rápidamente a los niños porque el sistema inmunológico no está desarrollado".

"A todo eso hay que agregarle que la mayoría de la población vive hacinada, sin agua potable y los problemas que ocasionan las lluvias torrenciales que afectan constantemente esta nación caribeña", resalta la entidad internacional, con amplia presencia en las zonas pobres de Haití.

Plan Internacional indicó en su despacho de prensa que la enfermedad ataca con especial virulencia a los más pequeños, "cerca de 14,400 de los 24 mil enfermos, son menores de edad".

"Un niño se deshidrata más rápido que un adulto, por lo que en su caso la prevención y detección temprana de la enfermedad es sumamente importante", recomienda finalmente Plan Internacional.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La ONU insiste en respuesta rápida a epidemia en Haití

PL

Naciones Unidas lanzó un nuevo llamamiento desde Haití para una respuesta fuerte y rápida que evite la muerte de más personas a causa de la epidemia de cólera en ese país.

El reclamo fue hecho en la capital haitiana por la subsecretaria general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, quien llegó ayer a Puerto Príncipe para verificar sobre el terreno el trabajo humanitario desplegado frente a la crisis sanitaria.

Según un reporte oficial, la funcionaria aseguró que la epidemia todavía no ha alcanzado su punto máximo y demandó actuar con energía y rapidez para evitar la muerte innecesaria de más personas.

Amos consideró que el trabajo humanitario realizado hasta ahora ha salvado miles de vidas, "pero no es suficiente para frenar" la ola de fallecimientos registrados desde el inicio del contagio hace un mes.

La víspera, la Organización Mundial de la Salud estimó que si la epidemia continúa su expansión a la velocidad actual, el cólera puede llegar a afectar a 400 mil personas en el peor de los escenarios.

No obstante, sostuvo que aún puede evitarse esa situación con una intensa labor de prevención y tratamiento que llegue hasta las áreas más pobres de Puerto Príncipe y otros lugares del país.

La subsecretaria de la ONU destacó la importancia de levantar más centros de tratamiento contra el cólera y aumentar la cantidad de trabajadores de la salud sobre el terreno.

En declaraciones ayer a periodistas de la sede de Naciones Unidas en Nueva York, Nigel Fisher, coordinador humanitario de la misión de la ONU en Haití, informó que la mayoría de esas instalaciones están a cargo de la brigada médica cubana.

El funcionario indicó que esos centros forman parte importante del trabajo desplegado para combatir la epidemia y en ellos también laboran profesionales de diversas organizaciones médicas y de otros grupos.

Asimismo, reiteró la necesidad de más médicos y enfermeras para poder enfrentar la situación "que continuará creciendo".

Naciones Unidas lamentó hace dos días que la respuesta de la comunidad internacional al pedido de ayuda hecho para enfrentar la situación no llega al 10 por ciento de los 164 millones de dólares solicitados.

Durante su estancia de tres días en Haití, Amos recorrerá varios campamentos que albergan a los damnificados del terremoto de enero pasado y otras áreas afectadas por el cólera.

El seísmo dejó casi 300 mil muertos, un millón 300 mil personas sin vivienda y más de 766 mil desplazadas, mientras que la epidemia ha ocasionado alrededor de mil 500 decesos desde su aparición el 21 de octubre..

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Guatemala: Las empresas de seguridad privadas serán controladas por ley

.
Las empresas de seguridad privadas de Guatemala tienen hoy regulados sus servicios mediante una ley aprobada por el Congreso, la cual crea un ente encargado de hacer cumplir lo decretado.

El órgano legislativo, tras años de intentos por llevar adelante un proyecto tal, lo adoptó finalmente la víspera para poder controlar la labor de más de 100 mil agentes de esas compañías calculados en el país, una buena parte sin estar registrados.

La norma fija sanciones, incluidas de cárcel, para lo considerado infracciones y delitos en ese campo, sobre todo las ilegalidades en que incurren entidades no autorizadas para esas funciones, e incluso quienes las contratan.

Según divulga la prensa este miércoles, la ley prohíbe a ciudadanos extranjeros trabajar de escoltas o en investigación privada, asunto introducido como enmienda a la propuesta original.

Una Dirección General de Servicios de Seguridad Privada, adscrita al Ministerio de Gobernación, autorizará licencias de operación y funcionamiento, fiscalizará a las empresas mediante visitas de control y velará por la capacitación de los agentes.

Exige la norma a las empresas, entre otras cuestiones, garantizar el seguro de vida para sus empleados y uno de responsabilidad civil a favor de terceros.

En general las obliga a otorgar todas las prestaciones que garantizan las leyes laborales.

Uno de los requisitos fijados para trabajar en esas firmas es estricto cuando el optante perteneció al Ejército u otra institución relacionada con inteligencia o seguridad.

Para ser admitida esa persona deberá demostrar que su salida no se originó por causas como la comisión de un delito, violación de derechos humanos o incumplimiento de obligaciones.

Esas compañías serán obligadas a presentar anualmente una nómina del personal operativo y administrativo con pruebas de su calificación para los cargos, y documentos probatorios de la propiedad, registro e inventario de armas y municiones.

De acuerdo con el diario Siglo Veintiuno, la primera iniciativa de ley para regular los servicios de seguridad privada fue conocida en el pleno del Parlamento el 24 de abril de 2003.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...