lunes, 29 de noviembre de 2010

Corea: El lugar más peligroso del mundo (Parte I)

Jorge Gómez Barata (especial para ARGENPRESS.info)

Lejos del anhelado “adiós a las armas”, el conflicto en la península coreana -haya o no guerra-, significa un revés en los esfuerzos para la limitación de los arsenales atómicos y un retroceso en la idea de un desarme promovido desde arriba que comenzaba a madurar y que podía haber conducido a avances sustantivos.

A diferencia de otras épocas cuando la lucha contra las armas nucleares era promovida desde abajo por los luchadores por la paz y los elementos progresistas que poseían mucha voluntad pero ninguna capacidad ejecutiva, actualmente había comenzado a gestarse un movimiento antinuclear desde el pragmatismo y el poder.

Cuando debido al desarrollo de armas convencionales tan letales como las atómicas, aunque menos problemáticas, se abría paso una perspectiva estratégica, que lleva a Estados Unidos y Rusia a preguntarse: ¿Para qué sirven unas armas extraordinariamente costosas, que no pueden ser utilizadas, plantean enormes riesgos para quienes las poseen y que, al obsoletizarse es virtualmente imposible deshacerse de ellas?, en Corea la perspectiva inmediata de la guerra frena en seco cualquier reflexión al respecto.

El primer paso en esa dirección fue dado en los años sesenta cuando comenzó a abrirse paso la voluntad de frenar la proliferación nuclear que intenta limitar el número de países nucleares que en aquella época Kennedy estimó en 40 para el año dos mil. El acuerdo no fue perfecto y no impidió que China, India, Pakistán, Israel e incluso Sudáfrica se hicieran con artefactos atómicos, pero suprimió el libre albedrio atómico.

Los próximos pasos se dieron cuando en los años setenta se firmaron los acuerdos SALT para la limitación de los arsenales nucleares estratégicos de las superpotencias, curso que con dificultades y zancadillas avanzó hasta llegar al más reciente entendimiento entre Rusia y los Estados Unidos. Ese acuerdo, que parecía muerto después del triunfo republicano en Estados Unidos, acaba de recibir un tiro de gracia en Corea.

Las tensiones bélicas en la península coreana, reforzada por el diferendo nuclear con Corea del Norte y estimulada por el gobierno surcoreano y el Pentágono que efectúan grandes maniobras aeronavales con tiro real y voluminosas fuerzas ofensivas en el mar Amarillo y el mar de China han conducido no sólo al fracaso de las negociaciones a Seis Bandas, al incidente del Cheonan, y al encontronazo actual que en conjunto parecen configurar un callejón sin salida.

De ese modo los líderes coreanos, del norte y del sur, pueden haber clavado el último clavo al ataúd del acuerdo negociado entre los presidentes de Estados Unidos y Rusia dejándolos sin opciones, otorgado la razón los halcones de ambos lados y empujado al mundo a un camino sin retorno. No hay manera de negociar la limitación de las armas ni avanzar hacia el desarme cuando hay cañonazos y muertos de por medio, se amenaza con bombas atómicas y ambos países son rehenes de sus propias políticas. Es probable que en mucho tiempo en Washington y Moscú no se vuelva a hablar de limitación de armas estratégicas.

Aunque ahora los peligros son mayores, de cierta manera lo que ocurre es más de lo mismo. Desde 1998 cuando los gobiernos del socialdemócrata sudcoreano de Kim Dae Jung y el norcoreano de Kin Song Il dieron pasos concretos para el aflojamiento de las tensiones, incluso para la reunificación, como ocurre cada vez que se registra algún tímido avance, desde las esferas militares, aparecen incidentes que lo cancelan.

Durante la Guerra Fría, en Corea se libró (por persona interpuesta), la única guerra grande entre las superpotencias, que incluyó también a China que entonces no lo era. Aquella contienda que dejó tendido sobre los campos de batallas a más de cuatro millones de personas terminó en tablas: El país no se reunificó y el propósito de Truman de contener la expansión del comunismo tampoco se logró.

Por las tensiones de la Guerra Fría, la cercanía de Japón, por existir fronteras con Rusia y China y por la dictadura de Park Chung-hee, (1961-1979) que se hizo del poder mediante un golpe de estado en 1961, en los primeros 25 años posteriores a la Guerra de Corea, la reunificación no fue un proyecto político concreto. En 1979 Park fue asesinado y sustituido por el primer ministro, aunque el poder real era ejercido por los militares, situación que se prolongó hasta 1987 cuando fue electo Roe Tae Woo.

Con el retorno de la democracia a Corea del Sur se abrieron nuevas posibilidades para el acercamiento entre los dos Estados constituidos dentro de un territorio común, por una misma Nación y un solo pueblo. En 1991, Corea del Norte y del Sur fueron admitidos en las Naciones Unidas como dos países separados y tres meses más tarde ambos firmaron un pacto de no agresión. En 1992 en Corea del Sur fue electo el primer presidente civil, Kin Young San (1993-1998).

Las mejores oportunidades se abrieron cuando en 1998 fue electo presidente Kim Dae Jung, el primer líder opositor que llegaba al poder en Corea del Sur y que avanzó más resueltamente en el diálogo con Corea del Norte, efectuando en el año 2000 la primera Cumbre intercoreana al reunirse con Kin Jong Il. En esa cita se avanzó en la solución de temas humanitarios como visitas familiares y otros asuntos relacionados con la reconciliación nacional. El sucesor de Kin Romoo Huyn se comprometió a continuar sus políticas y siete años después, en 2007 efectuó una segunda cumbre., efectuada en Pyongyang. Un gesto fue que el presidente surcoreano traspasó a pie la línea divisoria entre ambos países.

En esa segunda cumbre hubo consenso sobre: conversaciones para lograr un acuerdo de paz, establecimientos de una zona desmilitarizada en el mar Amarillo y el tema nuclear. El triunfo de la oposición en las elecciones de 2007 que llevaron a la presidencia a Lee Myong-bak dio un brusco viraje a la derecha que en las relaciones con Corea del Norte significó un retroceso a las etapas de mayor confrontación. Bajo su gobierno se produjo el incidente del Cheonan y se despliega la actual escalada.

Desde 2007 en Corea se vivía un estado de guerra en el que únicamente faltaban los muertos; ahora los hay. Allá nos vemos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El diferendo limítrofe Costa Rica-Nicaragua y las variedades de izquierda

Jorge Capelan - Toni Solo (especial para ARGENPRESS.info)
Son cada vez más frecuentes los asuntos que indican con una claridad total la crisis de lo que comúnmente se describe como "la izquierda" a nivel internacional. Desde Palestina hasta Afganistán, esta izquierda global no ha podido resistir de una manera eficaz los crímenes del imperio. El motivo fundamental de aquel fracaso ha sido la ceguera de mucha de la izquierda con respecto a la centralidad del antiimperialismo en la lucha en defensa de la humanidad.

La disputa limítrofe ente Costa Rica y Nicaragua es un ejemplo más de esta realidad. Han salido diversas variaciones sobre la propaganda perenne contra el Frente Sandinista de Liberación Nacional en Nicaragua. Aquí no hay que optar por el falso consuelo de hablar de un seudo-izquierda. No. Los ataques al FSLN y al gobierno del Presidente Daniel Ortega surgen de la izquierda en sus variedades CIA-compatible y neocolonial. Son sub-izquierdas que eligen, ya sea lavarse las manos con argumentos farisaicos o colaborar abiertamente con los enemigos del FSLN.
Entre aquellos enemigos son los de siempre - el gobierno de Estados Unidos y sus cómplices de la OTAN. Con éstos colaboran sus clientes regionales - los gobiernos de Costa Rica, de Panamá, el gobierno de Mauricio Funes en El Salvador y el régimen pos-golpista de Porfirio Lobo en Honduras. También ayudan en los foros relevantes algunos países del Caribe fieles a Estados Unidos como, por ejemplo, Barbados y Trinidad y Tobago, tanto individualmente como por medio del peso que tienen en CARICOM.
El conflicto entre Nicaragua y Costa Rica forma parte de la batalla regional entre el modelo imperial - de la muerte, la esterilidad, la bancarrota y la desesperación - y el modelo humanitario en base a la solidaridad de la Alianza Bolivariana de los pueblos de Nuestra América, ALBA. El imperio logró derrotar al ALBA en Honduras. Falló en Ecuador. Ahora maniobran para debilitar y socavar el desarrollo del ALBA por medio de la agresión diplomática y propagandística de Costa Rica, de Honduras, de Colombia y de sus colaboradores apátridas dentro de Nicaragua.
Contexto reciente
En 2005, Costa Rica demanda a Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por supuestas violaciones a los tratados que desde hace unos 110 años definen la frontera entre ambos países en la desembocadura del río nicaragüense San Juan. Costa Rica demandaba, entre otras cosas, el derecho de movilizarse en la zona con tropas armadas.
El 13 de julio de 2009, la CIJ falla en un juicio sobre el río San Juan (que en un tramo corre paralelo a la frontera, fijada en la ribera sur, lo que deja el cauce en territorio nicaragüense), reconociendo el derecho de Costa Rica a la navegación con fines comerciales, pero rechazando su pretensión de realizar patrullajes armados en el río. También la Corte reconoce el derecho de Nicaragua de realizar obras en el río a sus propias expensas, así como de regular el tráfico sobre el mismo.
El 18 octubre de 2010, Nicaragua inició unas obras de dragado del Río San Juan para retirar sedimentos que impiden su navegabilidad y recuperar su antigua desembocadura en lo que el presidente Daniel Ortega consideró "un día histórico".
"Estamos dando por iniciado formalmente en este día histórico el proceso de dragado del río San Juan, ese río que estábamos perdiendo y que hoy estamos recuperando", dijo Ortega. "Este es un día en el que todos los nicaragüenses nos sentimos honrados y orgullosos de ser nicaragüenses", continuó.
Tres días después, el 21 octubre de 2010, Costa Rica presentó una protesta a Nicaragua, alegando que ese país estaba arrojando sedimento producto del dragado del río San Juan en la margen costarricense, afectando la "soberanía nacional" y que sus tropas había incursionado en territorio de Costa Rica. La protesta de la Cancillería de Costa Rica surgió por motivo de un operativo contra el narcotráfico en territorio nicaragüense contra ciudadanos nicaragüenses. Fueron estos ciudadanos nicaragüenses que fueron a San José para denunciar una inexistente "invasión".
Algunas realidades
Anteriormente, poderosos intereses comerciales habían estado esperando un pretexto para armar un escándalo como cortina de humo para avanzar sus intereses que se vieron afectados por el actuar legítimo del gobierno de Nicaragua. A partir de ese momento, los medios costarricenses y sus homólogos regionales convirtieron a Nicaragua, de manera poco imaginativa, en El Gran Violador de la pequeña vecina "sin ejército" ante los ojos de la "opinión pública internacional". Media Imperium dicit.
Poco importa que la frontera en cuestión sea la misma que el ejército nicaragüense ha venido patrullando los últimos 30 años, con períodos largos de guerra de "baja intensidad" y cruentos combates, y no sólo con fuerzas de la "contra", sino también, a partir de 1990, con bandas de los carteles del narcotráfico.
Poco y nada importa, además, que el supuesto país invasor importe del invadido tres veces más de lo que le exporta, que su PIB sea cercano a la mitad del invadido, que sus fuerzas armadas (ejército, aviación, marina y policía) gasten tres veces menos al año que su "víctima" gasta en ”policías”, y que su economía en grado considerable dependa de las remesas de unos 800.000 ciudadanos emigrados hacia el objeto de supuesta conquista.
Mucho menos importa, por supuesto, la nimiedad de que la pobre víctima agredida tenga en su territorio más de 7.000 marines estadounidense y decenas de naves militares de la marina de guerra estadounidense, supuestamente combatiendo al narcotráfico. Todo esto ha tenido lugar en el contexto de la militarización de la región por el gobierno de los Estados Unidos. La administración del Presidente Obama está fortaleciendo su presencia con nuevas bases en Costa Rica, Panamá y Colombia además de mantener la amenaza de la movilización de la Cuarta Flota.
En el caso de Nicaragua, el acoso ahora no es solamente militar (con bases estadounidenses en El Salvador, en Honduras, en Costa Rica y en Panamá). También se trata de una ofensiva jurídica a nivel internacional con esfuerzos de parte de Colombia, de Costa Rica y de Honduras - claramente actuando en coordinación - en la Corte Internacional de Justicia para afectar los derechos territoriales de Nicaragua. Todas las campanas de alerta deberían haber sonado desde un inicio entre la izquierda que se reclama defensora de los procesos de cambio en América Latina al saberse del conflicto entre Costa Rica y Nicaragua. Pero no ha sido así.
Reacción de las izquierdas
En general, la solidaridad ha permanecido desmovilizada entre disquisiciones acerca de la maldad metafísica supuestamente inherente a todo nacionalismo y llamados mediocres y tautológicos a la paz y el diálogo. A menudo estas declaraciones habrían sido más propias de las formulaciones de los estados o de partidos de gobierno. Son profundamente inoperantes a la hora de movilizar resistencias que puedan frenar al militarismo del imperio.
En el conflicto sobre el Río San Juan, ahora llamado San Juan de Nicaragua, no hay dos partes iguales, ambas movidas por sórdidas motivaciones de ganancia para sus propias élites. No se trata de un conflicto entre dos burguesías dependientes ante las que es imposible, desde la izquierda, tomar partido.
Tampoco se trata de un supuesto "error" de los revolucionarios nicaragüenses, de una trampa en la que hayan caído por prejuicios chovinistas. El que así piense muestra lo poco que conoce sobre las realidades de Centroamérica.
Lo que está en juego
Tras este conflicto, que los países del ALBA buscan - y con razón - evitar a toda costa, se esconde un nuevo y muy peligroso frente de la estrategia imperial de los Estados Unidos para retomar su hegemonía sobre el continente americano, su patio trasero estratégico sin el cual no podría seguir existiendo como potencia imperialista global.
El istmo centroamericano es la clave para el comercio marítimo mundial entre el Este y el Oeste; es una de las mayores fuentes de agua dulce del planeta, y es el estrecho que conecta por tierra a Norte- y Sudamérica, sus flujos de mercancías, de armas y de almas migrantes.
No es por lo tanto, ninguna casualidad que cada país de Centroamérica y el Caribe que haya sido invadido una vez por los Estados Unidos, no haya logrado escaparse de al menos una segunda invasión o intervención. En el caso de Nicaragua, para contar esas intervenciones no alcanzan los dedos de ambas manos.
El que, desde la izquierda, piense que al Comandante Daniel Ortega Saavedra un buen día se le ocurrió la idea de recuperar un trozo de suampo perdido en la selva entre su país y Costa Rica por deseos meramente nacionalistas olvida las realidades de estos países que acortan hasta la adolescencia las vidas de los dirigentes revolucionarios, y donde los márgenes de error para la apreciación de los momentos históricos son tan cortos como las distancias que en ciertos lugares separan al Caribe del Mar Pacífico.
El que, desde la izquierda, crea que el gobierno sandinista está jugando, que está probando a ver si logra montar algún negocio con los capitales transnacionales en esa zona de la frontera entre Nicaragua y Costa Rica, ignora tanto las fortalezas como las fragilidades de las correlaciones de fuerzas y los precarios equilibrios sobre los que descansa la dinámica política de esta región del mundo.
No entiende, en resumidas cuentas, que el Frente Sandinista está llevando adelante un proceso de construcción de una mayoría política en el contexto de un pueblo y de una región que está harta de capitalismo. Es un pueblo que pide "pan, trabajo y paz" - hoy, no mañana, ya que no tiene más generaciones de mártires que ofrendar en el altar de una historia que muy bien podría terminar mañana mismo si alguien en la Casa Blanca decidiese apretar un botón, enloquecido de tanta crisis - o, más bien, de tanta ceguera y prepotencia.
Cuando George W. Bush insistió "o están con nosotros o están en contra", estableció las reglas del juego. Nicaragua es un blanco del gobierno de Estados Unidos y sus aliados. Están en una guerra contra las mayorías empobrecidas de América Latina y del mundo. Y está claro que el FSLN en Nicaragua y los pueblos de los países del ALBA no pueden contar con una solidaridad consecuente de la izquierda CIA-compatible de la región, ni con sus primos en la izquierda neocolonial de Norte América y Europa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Mendigo

Álvaro Cuadra (especial para ARGENPRESS.info)

Uno de los síntomas más singulares de los tiempos que corren es la condición de “espectáculo” que ha adquirido el quehacer público. Todos los acontecimientos políticos, sociales y culturales son representados para los públicos en un relato cotidiano a través de la televisión y los medios. Cada individuo es susceptible de ser convertido en un “actor”, en el gran teatro del mundo. Este rasgo de nuestra cultura actual es lo que algunos han llamado “mediatización”.

Esta semana hemos sido testigos de la irrupción de un “mendigo” en medio de una reunión de autoridades y empresarios, Enade 2010. Se trataba, por cierto, de un “falso mendigo”, representado por un actor profesional contratado para la ocasión por el equipo de Mideplan encabezado por el ministro señor Felipe Kast. El propósito declarado de esta “puesta en escena” fue llamar la atención hacia los sectores sociales más desfavorecidos de la sociedad chilena. Más allá de las buenas intenciones del señor ministro, conviene detenerse en esta representación, en cuanto ella delata un imaginario, esto es, cómo nuestras autoridades y nuestros empresarios “se representan” la marginalidad y la pobreza.

En estricto rigor, la presencia del actor se enmarca en lo que hoy se entiende como una “performance”. Un “falso mendigo” nos interpela como espectadores de su condición. Se trata de una “falsificación”, se trata de una representación “aséptica”, sin el hedor ni el riesgo inherente a los mendigos de la calle. Se trata, en suma, de la “pobreza estetizada”, con los rasgos pintorescos de un relato melodramático. Lo estético garantiza que tan inusual canapé no cause indigestión a los señores empresarios. El actor es el “signo” de un mendigo: maquillaje, vestimenta, palabras y ademanes. El actor es un “como si”, se tratase de un menesteroso de la vida real.

Los medios de comunicación construyen un imaginario en que todo lo humano se transforma en superficie sin profundidad. El relato mediático del mundo es un espectáculo, sea que se trate de la más cruenta guerra o de la pobreza en otras latitudes. Hemos llegado al punto en que las hambrunas se nos ofrecen en HD en el cómodo living de los hogares de aquellos más privilegiados, anestesiando toda responsabilidad, todo compromiso. La catástrofe y la miseria se han convertido en un tópico más que alimenta las pantallas televisivas, ocultando no sólo la materialidad de las relaciones sociales sino la dimensión ética y espiritual inmanente al dolor de nuestros semejantes.

El “falso mendigo” es un “signo” que carece, no obstante, de espesor. Hay algo que no puede representar. Un mendigo de verdad es una persona cuya impronta es la pobreza, la marginación, en una palabra: el sufrimiento. El actor puede mostrarnos la apariencia de los marginados, más nunca la experiencia del dolor. Hagamos notar que es en la intensidad de esta experiencia donde se juega, precisamente, la espiritualidad que reclaman todas las religiones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: La pérdida del miedo, la unidad de los trabajadores y la renacionalización del cobre

Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)

Entrevista con Cristian Arancibia, presidente de la Federación Minera de Chile y dirigente del sindicato de Collahuasi en huelga desde el 5 de noviembre.

Cristian Arancibia (36 años) es el presidente de la Federación Minera de Chile que agrupa a 23 sindicatos de la industria cuprífera privada que opera en el país, esto es, al 85% de los sindicatos del sector. También es el tercer director del Sindicato de Trabajadores de Minera Collahuasi. Arancibia ingresó al mundo sindical en enero del 2006 para “enfrentar el desafío de liderar a los trabajadores de mi empresa en sus justas reivindicaciones y cambiar la forma de dirigir, bajo el punto de vista de la independencia y autonomía sindical de los trabajadores”.
La minera Collahuasi es la tercera explotación privada del metal rojo en Chile, con un 10% de producción, “pero en unos pocos años mas llegará a estándares parecidos e incluso mayores a los de minera Escondida”.
Collahuasi tiene una participación del 3,3% de la producción de cobre en el mundo, y sus propietarios se distribuyen entre un 44% de Anglo American, 44% de Xstrata y un 12% de Mitsui.
Desde el 5 de noviembre, luego de infructuosas negociaciones, los trabajadores resolvieron paralizar las faenas e hicieron efectiva la huelga.
-¿Cuáles son las demandas centrales de los trabajadores y cuál ha sido la respuesta de la patronal?
“Nuestro actual proyecto de contrato colectivo no es muy diferente a los contratos colectivos de negociaciones anteriores. Lo distinto es que hoy podemos ir tras la conquista de puntos que históricamente las administraciones de la compañía habían negado a los trabajadores, pero que debido al crecimiento exponencial de la empresa, según información emanada por ella misma, actualmente se encuentra en condiciones de solucionar y no sólo dedicarse a negociar los aspectos que a la corporación le interesa.”
-La FMC se ha hecho parte del conflicto en Collahuasi, lo que ha sido duramente criticado por la gerencia de la empresa, ¿Cómo explicas el apoyo activo de la Federación en la huelga?
“La Federación va a intervenir las veces que sea necesario, no sólo en el conflicto de Collahuasi, sino en cualquier otro que involucre a socios de la organización. E incluso en agrupaciones que no pertenezcan a ella. Ahí también, en algún momento, se tendrá que sentir la mano de los 10.500 trabajadores del sector privado, ya que lo que le suceda a los trabajadores de Collahuasi le podría de suceder a los demás.”
-¿Qué se juega en la huelga de Collahuasi?
“Por un lado, mejoras salariales para los 1.551 socios de nuestro sindicato, y por otra parte, de una vez por todas unir mucho más a la organización para evitar atropellos contra los trabajadores.”
-¿Cómo ha sido la representación de la huelga en los medios de comunicación nacionales y regionales?
“En los medios locales no hemos apreciado imparcialidad a la hora de informar ya que únicamente se han dedicado a descontextualizar entrevistas realizadas a dirigentes de Collahuasi.”
-¿Cuál es la disposición anímica de los trabajadores en huelga?
“Llevamos más de dos semanas de huelga legal y el apoyo de los trabajadores en las asambleas ha sido ejemplar para seguir adelante y así lograr los objetivos propuestos.”
-Para muchos trabajadores chilenos el sueldo de los mineros del cobre es alto. Hace muchos años se le llamaba al sector "la aristocracia obrera". ¿Qué piensa de ello?
“Las utilidades de estas empresas en el 2009 alcanzaron más de 30.000 millones de dólares, una cifra superior al presupuesto de la nación que llegó a una suma de 28.000 millones de dólares. ¿Qué país del mundo, sea de la tendencia que sea, dejaría que los empresarios tuvieran utilidades mayores a los ingresos que recolecta el Estado en relación a tributación? En ese mismo contexto, los trabajadores de este sector sólo están solicitando una parte de estas utilidades que, en el caso de Collahuasi, no supera el 6% de ellas. Lo que oculta esta demanda laboral que puede resultar muy onerosa para algunos, son los bajos ingresos en concepto de sueldo de la mayoría de los trabajadores chilenos. Sin embargo, los mineros no toleraremos nivelar hacia abajo las remuneraciones. Si no, las empresas deberían hacer los mismo y creo que estamos lejos de ese caso.”
-¿Por qué decidieron ocupar la Escuela Santa María de Iquique y qué están haciendo allí los trabajadores en huelga?
“En la ciudad de Iquique, donde está el yacimiento, la Escuela Santa María es un símbolo para todo trabajador y en especial para los mineros. De allí que nació la idea de tomársela para poder albergar a los 1.551 trabajadores que se encuentran en huelga legal. La verdad es que no estaba en óptimas condiciones y desde el primer minuto de la ocupación se comenzó una limpieza total, sacando más de cinco camiones con escombros, y a través de los especialistas eléctricos se corrigieron todos los circuitos, se efectuaron revisiones estructurales, se hicieron habilitaciones sanitarias y duchas, y para finalizar, se pintó la escuela. De hecho, quedó muy bien acondicionada.”
La unidad esencial
-¿Qué relación tienen con los trabajadores del cobre subcontratados y con los de Codelco? ¿Existe la posibilidad de la unidad y para qué?
“El diseño estratégico de nuestro directorio, como plataforma fundamental, es unir a todos los trabajadores del sector minero, ya sean de la minería estatal, minería privada, contratados y subcontratados, donde el recibimiento ha sido bueno ya que ellos y todos en general comprendimos que lo único que debemos realizar para lograr cosas mayores para los trabajadores es la unidad.”
-¿Existe concentración económica en la minería privada?
“En Chile sólo existen seis empresas transnacionales, pero sus nombres de fantasía son numerosos y al respecto, el Estado hace oídos sordos y vista gorda.”
¿Qué opinión tienes del "royalty" o sobretasa impositiva aprobada en el Congreso para la explotación minera privada?
“Nuevamente han regalado nuestro más preciado recurso natural no renovable que es el cobre. Y sentimos que el país espera que los trabajadores de la minería despierten para hacer frente a un nuevo proyecto que podría solucionar muchos problemas de Chile y su gente.”
-¿Junto con el cobre, la empresa privada se lleva algún otro mineral debido a su poco refinamiento en Chile? ¿Paga por ello?
“En efecto. En el concentrado va todo tipo de mineral y no se paga ni un solo peso por esa exportación. Por eso el empresariado no quiere refinar el metal en nuestro país.”
Más allá de Collahuasi
-¿Algún partido político tradicional representa los intereses de los trabajadores del cobre?
“Ninguno.”
-¿Tiene para ti sentido la independencia política de los intereses de los trabajadores?
“Desde el golpe de Estado los trabajadores se despolitizaron y política no quiere decir pertenecer a un partido tradicional. Desde la dictadura, los trabajadores perdimos toda opinión con respecto de las leyes laborales y muchas otras cosas. Hay personas que toman decisiones por nosotros, pero vemos que sólo van de equivocación e equivocación.”
-¿Observas elementos de recomposición del movimiento de los trabajadores a nivel nacional?
“Creemos en los cambios y eso nos hace seguir adelante.”
-¿En la FMC están trabajando democráticamente en torno a algún proyecto más amplio en las políticas del cobre que vaya más allá de los intereses del propio sector?
“Creemos que el discurso de la Federación Minera de Chile ha sido claro. Nos interesa reivindicar a nuestros trabajadores y entendemos que somos chilenos y por eso podemos entregarle mucho más a nuestro país.”
-Hoy el cobre está alcanzando precios históricos debido a la demanda asiática y China en particular. ¿El país está aprovechando esta oportunidad para algo distinto que el aumento de la pura riqueza de los inversionistas?
“Creemos que el modelo se mantiene ahora más que nunca. Sólo basta con ver la aprobación del ‘royalty’ y sepa uno qué viene en el futuro. Lo que nos queda súper claro en estos meses de gobierno de Sebastián Piñera es que solamente gobernará para los empresarios.”
-¿Para qué debería servirle a los chilenos la explotación minera?
“La ciudadanía debería comprender que si las empresas tributarán en Chile como tributan en otros países, gozaríamos de una educación gratuita y de excelencia, salud de primera y vivienda dignas.”
-Otros sectores de la economía, como la Confederación de Trabajadores Bancarios ya están discutiendo el proceso de llevar adelante un paro nacional del sector. ¿Qué ocurre en el área cuprífera? ¿Es posible la reunión de trabajadores de diversas industrias tras objetivos comunes?
“Por el momento sólo podemos afirmar que definitivamente la Federación de Trabajadores del Cobre (Codelco) y la Federación Minera de Chile comenzaron con el proceso de unión y por eso el lunes 22 de noviembre en Santiago se desarrolló la primera reunión de ambos directorios donde se fijaron los pasos a seguir en el futuro, esperando la llegada de más organizaciones para generar la gran central minera del país.”
Una formación unitaria para bien del país
A propósito de la huelga de Collahuasi, pero como una idea acariciada hace tiempo, el lunes 22 de noviembre en Santiago, se reunieron los dirigentes nacionales de la minería estatal, privada y de los trabajadores del petróleo (ENAP) para prologar una coordinación inédita entre los trabajadores. Allí anunciaron que el 2 de diciembre se darían cita con los representantes de los mineros subcontratados en Antofagasta, en una cumbre minero-energética sin precedentes.
En este sentido, Raimundo Espinoza, presidente de la Federación de Trabajadores del Cobre de Codelco aseguró que “no vamos a aceptar que aplasten la huelga en Collahuasi, y de ser necesario, nos movilizaremos para ello. Además estamos dando pasos concretos para unificar a los sectores de la minería y la energía, y a sus respectivos trabajadores de las empresas contratistas. Ya en 1993 detuvimos el intento de privatización de Codelco, y lo logramos con lucha. Queremos defender, tanto nuestros intereses, como los del país.”
Sobre la propiedad del metal rojo, Espinoza señaló que “el tema de la renacionalización del cobre siempre ha estado en la discusión de la sociedad civil del país. Ahora, creo que todos los sectores de Chile están comprometidos con la principal riqueza básica nuestra. Todos juntos debemos buscar alternativas para renacionalizar el cobre. Y en la medida en que nos unamos, y podamos realizar una sola movilización, un solo paro a nivel nacional, nos van a creer de verdad.”
Por su parte, Cristian Arancibia informó que “Codelco, con un 28% de producción del mineral, entrega cinco veces más en impuestos al Estado que el 72% que produce la minería privada. Eso no tiene lógica. Ahora debemos terminar con la atomización de los trabajadores. Ese es el objetivo.”
Finalmente, Jorge Matute, presidente de los trabajadores del petróleo, ENAP enfatizó que “deseamos alcanzar una gran unidad minero-energética. Se trata de dos áreas clave en el desarrollo de Chile”, y agregó que “Sebastián Piñera ha comenzado con un plan de despidos masivos en casi todas las empresas públicas. Sólo para la ENAP se anunciaron 530 despidos (de un total de 3 mil operarios). Lo mismo ocurre en Ferrocarriles y Correos. Pero los trabajadores estamos perdiendo el miedo. Estamos movilizados, estamos dispuestos a luchar por nuestros derechos. Y no aguantaremos en la ENAP que las pérdidas por mala gestión de la administración la paguen los trabajadores, y menos que se privatice el petróleo, objetivo claro del gobierno”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¿Podrá la derecha fascista contener a los pueblos?

Alberto Maldonado (especial para ARGENPRESS.info)

La respuesta es SI. Si nos descuidamos, si seguimos considerando que los pelucones de todos nuestros países “son unos tontos”; SI seguimos exigiendo a nuestros gobiernos que hagan la revolución “marxista” que nosotros nunca pudimos ni siquiera empezarla Y, sobre todo, SI dejamos de comprender que la derecha es un ser vivo, que tiene muchos recursos y muchas maneras de seguir confundiéndonos, agrediéndonos, dominándonos. La respuesta es un SI rotundo si los medios sipianos siguen repartiendo mentiras, odios, manipulaciones, sin ruborizarse; y sobre todo sin que haya una respuesta oportuna, eficaz y contundente, como debe ser.

El problema está en que, mientras los pueblos están probando y encontrando nuevos caminos de superación y progreso, nuevas formas para salir del subdesarrollo y la inequidad, se enfrentan a una cerrada y articulada oposición no solo de la derecha cavernaria y mediática sino de grupos políticos que, definiéndose como revolucionarios o progresistas; sin embargo, le hacen el juego a la ultra oposición derechista y ensayan un frente de violenta oposición, como si fueran sus peores enemigos.

Esta historia tiene larga data. La revolución bolchevique de 1917, desde su nacimiento hasta su extinción (1990) tuvo al frente una derecha cavernaria que la combatió desde el primer instante; y una izquierda (supuesta y/o real) que, poco a poco, le condujeron a su extinción. En la parte final, se valieron de un borracho empedernido (Boris Yeltsin) y de un veleidoso “comunista” (Gorbachov) para darle la puntillada final, sin pena ni gloria; más bien dicho, con más pena que gloria.

En América Latina, esta conspiración permanente qué no ha hecho y qué no seguirá haciendo por acabar con la revolución cubana; solo que en este país, una dirigencia revolucionaria de primerísimo nivel (Fidel, el Che, Raúl, entre los más conocidos y recordados) más un pueblo revolucionario hasta la médula, han sido capaces de sacar adelante ese proyecto revolucionario, contra viento y marea. Y cuando todos pensaban (y algunos hasta apostaban) que si se hundía la antigua URSS, se irían a pique los demás países socialistas, veinte años después de esta estrepitosa caída, Cuba sigue resistiendo y dando ejemplo al mundo entero de cómo debe ser un pueblo y una dirigencia verdaderamente revolucionarios.

Fue precisamente la Revolución Cubana la que despertó al monstruo en América Latina. La CIA-SIP, los gobiernos demócratas y republicanos USA (que a la final son lo mismo) las pequeñas y medianas burguesías de nuestros países, la gran prensa continental, la USAID y muchos organismos retardatarios más, decidieron, hace décadas, que, mientras se atacaba a ese “país infiel” (el bloqueo genocida y despiadado, el terrorismo más cruel, la marginación internacional, etc.) no se permitiría a ningún otro país latinoamericano que intente, por cualquier vía, seguir por el camino de Cuba.

Salvador Allende y el gobierno de la Unidad Popular, en Chile, fueron víctimas de esta decisión y de 17 años de gorilismo puro, al mejor estilo de Pinochet y sus genocidas. La Revolución Sandinista fue una víctima de esta “decisión inapelable” aunque años después, uno de sus líderes (Daniel Ortega) haya logrado recuperar el gobierno que los contras y doña Violeta Chamorro se encargaron de contenerlo. La gorilocracia argentina, a título de “combatir la subversión” dio ejemplo de bestialidad sin límites. Uribe, en Colombia, fue un “autócrata” que permitió la comisión de atrocidades tan descomunales como la de los “falsos positivos” y las “fosas comunes”. En México no hace falta sino decir que en tres años se registran más de 30.000 asesinados por las “mafias” de narcotraficantes.

Pero, desde 1998, apareció Hugo Chávez Frías, a descomponer la “mesa de la libertad y la democracia” Y vaya que contra este líder antimperialista (no solo en el discurso sino en la práctica) y de cambios radicales, el imperio y su club derechoso, qué no han hecho para tratar de sacarlo del poder venezolano; un poder que lo ha ganado sobre la base de 10 triunfos electorales, en el más puro estilo de la llamada “democracia representativa” Es decir, si alguien tiene pleno derecho a exhibir una legitimidad constitucional, ese es Hugo Chávez; a pesar de lo cual la ultra derecha USA, venezolana y más, le acusa sin base, de ser un “dictador” enemigo de la “democracia y la libertad”.

Pero, en lugar de neutralizar (por lo menos a Hugo Chávez Frías) hete aquí que estos “díscolos y mal agradecidos” de Bolivia, Ecuador, Brasil, Argentina, se empeñan en presentarle al imperio y sus secuaces nacionales una batalla difícil pero no imposible. Y los gobiernos indisciplinados han llegado “al colmo” de ensayar nuevos frentes de integración fuera del imperio y de la OEA (el ALBA, la UNASUR) y se proponen, nada más y nada menos, que abrir su comercio interior y exterior con cualquier país del mundo, sin que importe que sea musulmán o confusionista, amigo o enemigo del gran imperio, de los imperitos o de la OTAN

Por lo dicho, no es de extrañar que la ultra derecha haya estado en acción, desde hace rato. Han desfilado, por nuestros países, advirtiéndonos, dándonos consejos, personajes “de la talla” del nobel Mario Vargas Llosa a quien leíamos con placer pero sus obras de cuando era decente. José María Aznar, ese bicho español al que le sobran agallas anticomunistas de lo que le falta de cuerpo. Y toda esa fauna neoliberal que en América Latina ha tratado de hacernos creer que la única “democracia” es la que ellos pregonan y la única “libertad de expresión” la que pregonan sus medios comunicacionales, que para eso están.

En estos días, la mafia cubano-americana radicada en Miami acaba de anunciar a los cuatro vientos que ha sido enriquecida “con lo mejor” de la ultra derecha continental. Se han reunido en Miami (¿congreso, asamblea, cónclave?) lo más selecto de la ultra derecha continental, patrocinados por congresistas más que fascistas del “Tea Party” que le dio tremenda paliza política al negro blanquecino de Obama que, en la práctica, está resultando igual o peor que sus cavernarios antecesores. Y pensar que alguien dijo que en Estados Unidos, a pesar de todo, difícilmente habrá algún presidente peor que el señor Bush hijo, no solo en la materia anticomunista sino en todas las materias sociales y políticas modernas.

Contrarrestar la acción “antidemocrática de los malvados progresistas” de América Latina debe haber sido la tarea urgente y principal del singular cónclave. En palabras más nuestras, la preocupación de los complotados (ricos y millonarios) debe haber sido qué no más se puede seguir haciendo y qué más se puede hacer para por lo menos contener esta epidemia de cambios y transformaciones en nuestros países. El problema de fondo es que esas metas y anhelos no pueden tomarse sin afectar la “dolce vitta” de quienes han venido manipulando nuestras sociedades, pero a su servicio. Es decir, si algunos gobiernos hablan de luchar contra el analfabetismo, la insalubridad, el desempleo, la inequidad empresarial, tamaño desafío está echando a perder la “buena vida” del imperio y de los imperitos y obligándoles a trabajar. Y eso de trabajar como burro estaba reservado solo a los pobres y a los indeseables migrantes.

¿Quiénes asistieron a tan exclusivo cenáculo? A más de ese grupo de congresistas ahora republicanos que sueñan con volver a la Cuba de Batista, ahí estuvo el Sr. Zuloaga, ese caballero venezolano que todos los días despotrica contra Chávez, a través de Globovisión, que denuncia que en su país no existe libertad de expresión (¿) y que terminó pidiendo asilo en Miami (¡en dónde más podía ser!) porque le sorprendieron contrabandeando vehículos de lujo. También fue parte muy importante del cenáculo, el señor Flores que dirigió un complot en Santa Cruz (Bolivia) para matar a Evo Morales. Y otros tantos de este jaez.

¿Y por el Ecuador? Como no podía ser de otra manera, ahí estuvo el coronel Lucio Gutiérrez Borbúa, el líder máximo de la derecha ecuatoriana a quien los verdaderos derechosos de Madera de Guerrero y del Socialcristianismo más Carlos Vera y sus muchachos, no le quieren reconocer “públicamente” como tal. También se aparecieron los hermanos Isaias contra quienes el Ministerio Fiscal amenaza una y otra vez que tramitará su extradición; extradición de la que los hermanitos se ríen. Y otros tantos feligreses de ese cónclave, que están hartos de que Chávez, Correa, Morales, Ortega, Fernández, sigan con ese discurso antimperialista, antiglobalización, antiniquidades, y otros.

No estuvieron, en cambio, el asambleista César Montúfar y no apareció el nombre de su inseparable “fundamedios” César Ricaurte, más otros políticos de oposición que viajan con gran frecuencia a Estados Unidos, a quejarse que el malo de Correa sigue “insultando” a los pobrecitos medios del sistema que, en cambio, no pueden resistirse a decirle samba canuta cada vez que pueden. Las quejas son ante la Comisión de Derechos Humanos de la OEA (que estuvo en Quito hace poco evacuando denuncias pero contra los gorilas chilenos, argentinos y uruguayos) y ante la relatora de esta misma comisión (una señora de apellido Botero, colombiana por más señas) que para ella es mucho más peligrosa la labia de Correa que los “falsos positivos” o el asesinato de periodistas en Colombia, en Honduras, en México.

Dicen que “guerra avisada no mata gente” pero tampoco hay que olvidar que la extrema derecha más sus socios oportunistas, cuando triunfan, NO PERDONAN. También es abultadísima la agenda de crímenes de lesa humanidad, asesinatos, persecuciones, desplazamientos que registra la ultra derecha, cuando desplaza a un gobierno o un movimiento político, que en un momento determinado pone en riesgo las mil y una prebendas de que gozan los dueños de la democracia y la libertad. El propio pueblo norteamericano debe poner las barbas en remojo sobre esta “cumbre ultrista” ahora que deambula por ahí, ganando, el Tea Party; o sea, el nuevo fascismo USA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Vuelve el FMI

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Entre el canje, el club de París y el arreglo con el FMI se va cerrando el círculo de la política gubernamental en torno de la deuda externa pública y la finalización de la cesación de pagos declarada a fines del 2001.

El objetivo apunta a reinsertar al país en el mercado internacional de préstamos. Un interrogante es si la Argentina necesita hoy del financiamiento externo. Es una pregunta pertinente que surge de pensar las consecuencias históricas del endeudamiento, aún con tasas internacionales tan bajas, similares a las que generaron el gran endeudamiento de los años 70´ y que derivara en el problema del endeudamiento que condicionó a cada turno constitucional desde 1983, incluido el presente periodo gestionado por Cristina Fernández.

Existen importantes reservas internacionales y saldos favorables en el comercio internacional y las cuentas fiscales. El horizonte es de crecimiento económico para el presente y próximo año, pero aún así, los inversores internacionales condicionan el ingreso de sus capitales al país, si se normaliza la situación con el sistema financiero internacional. Así, regularizar los pagos, no es solo una demanda de los acreedores, sino también de los capitales excedentarios que buscan rentabilidad rápida en un marco de continuidad de la crisis mundial con epicentro en el centro capitalista.

Por ello es que las novedades vienen en estas horas por la renovación de las relaciones con el Fondo Monetario Internacional. La motivación es el INDEC, o quizá, el abordaje sobre uno de los principales problemas económicos de nuestro tiempo en el país: la inflación. Lo concreto es la contribución profesional del Fondo en la elaboración de un índice de precios, en el mismo momento que se difunde la crítica evaluación universitaria a la información estadística oficial. Una opinión ofrecida por la academia argentina sobre la consulta realizada por el Ministerio de Economía. Vale preguntarse por qué no se derivó en técnicos y profesionales locales, con aval en prestigiosas universidades públicas, la tarea que se le confía ahora al FMI. La respuesta puede encontrarse en la tríada articulada entre el canje de la deuda, las negociaciones con el Club de París y la reinserción del Fondo en el país.

Bien puede sostenerse que la esencia del problema se explica producto de una política coherente con la participación argentina en el G20 y que demanda resolver el default y normalizar el vínculo local con el mercado financiero mundial, donde el organismo internacional cumple un papel destacado, especialmente asignado para atender la crisis por parte de los presidentes del G20.

Se puede argumentar que el país cerró el ciclo económico de la crisis recesiva de 1998 a 2002, con un crecimiento desde el 2003, que se ratifica en el presente año y convalidado conceptualmente, nada menos que por Paul Krugman, el Premio Nobel de Economía del 2008, que ante empresarios locales elogió la situación de la economía nacional. La asignatura pendiente, se entiende, es que esa evaluación sea realizada por el sistema mundial, en momentos de recrudecimiento de una crisis global que no termina de esfumarse, y al contrario, reaparece en diferentes territorios, ahora Irlanda.

La idea de la “normalización” del orden capitalista fue un propósito explícito del mensaje presidencial inaugural en la era Kirchner en mayo del 2003, razón por lo cual se sostenía que no se trataba de un gobierno del default, que la búsqueda apuntaba a reinsertar al país en la economía mundial y que para ello había que superar la situación de cesación de pagos. Lo curioso es que el conflicto con el FMI se explicita en el mismo momento que empieza a perfilarse una disparada de los precios.

En efecto, el pago anticipado al Fondo por 9.500 millones de dólares ocurre inmediatamente luego del canje de deuda del 2005 y el reemplazo de Roberto Lavagna en el Ministerio de Economía para abordar la nueva etapa que empezaba a mostrar el rebrote inflacionario. Allí se inició una política de acuerdos de precios con empresarios, con el objeto de controlar y frenar las subas y que a tiempo vista se muestra limitada. Debe sumarse al análisis la creciente normalización de negociaciones salariales, como parte de una puja social en la distribución del ingreso. Claro que afuera de esos acuerdos queda el sector informal o no regularizado que expresan los tercerizados y flexibilizados en el mercado laboral.

Ahora se intenta nuevamente remedar un pacto social, entre trabajadores y empresarios mediados por el poder ejecutivo. Para los empresarios el problema pasa por las demandas de aumento salarial y para los trabajadores el tema central es la carestía de la reproducción de la vida cotidiana.

Por eso, más allá de la cuestión técnica que supone la presencia del FMI en la elaboración de un nuevo índice de medición inflacionaria, lo determinante es el crecimiento de los precios, especialmente de la canasta alimentaria, conjunto de bienes que afectan a los sectores de menores ingresos, entre ellos, los beneficiarios de las principales políticas sociales compensatorias, como la asignación universal.

En la estrategia gubernamental se reconoce la necesidad de asociar la normalización de relaciones con el FMI a las asignaturas pendientes que suponen la deuda y la inflación.
Julio C. Gambina es Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina y sus compromisos con el G-20: La vuelta del FMI

.
Intervención del Ing. Mario Cafiero en la audiencia pública en la Cámara de Diputados “Deuda, presupuesto y derechos humanos”.

A su regreso de la participación en la Cumbre del G-20 en Seúl, la Sra. Presidenta usó la cadena nacional para anunciar triunfalmente que la Argentina iba a regularizar su deuda con el club de París, sin la intervención el FMI. O sea que vamos a pagar unos 7.000 millones de dólares, en dos o tres cuotas anuales, pero dejando muy en claro que lo hacemos de “motu proprio”, sin que nadie nos venga a imponer nada. Una situación parecida a la del chiste del marido sojuzgado, que disimula su sometimiento diciendo: “en mi casa se hace lo que yo obedezco”.

La Sra. Presidente nos dice que su gobierno rechaza la obediencia y las recetas del FMI. Pero lo que nos escatimó decir a los argentinos, es que ese pago es consecuencia directa de los compromisos que asumió en la Cumbre del G-20 en Seúl. Allí la Presidenta firmó el documento “Compromisos políticos de los miembros del G20”, cuyo primer punto expresa el compromiso “a seguir adoptando medidas para garantizar la solvencia para normalizar las relaciones de Argentina con sus los acreedores externos”.

El G-20 es el “corralito” de países armado por el G-7, que a su vez es la cumbre de los países más poderosos de la Tierra, que se ha autoerigido en un cuasi gobierno mundial, y que a su vez integran el exquisito Club de París. Y las políticas que impulsan en el G-20, no difieren gran cosa de las malogradas políticas del Consenso de Washington: tipos cambio basados en los mercados, liberalización del comercio y más aún de las finanzas, etc. Esos documentos han sido suscriptos por nuestra Presidenta[i], pero en idioma inglés, como para que los argentinos no nos enteremos mucho que dicen ellos. De ser así nos daríamos cuenta de que se trata del mismo “perro” del Consenso de Washington de los 90, pero con distinto collar. Ahora bajo un nuevo ropaje, buscan nuevos “consensos” globalizadores. Y amenazan además con que “la descoordinación traerá peores resultados para todos”.

Como si todos estuviéramos duros y asustados sobre un bote averiado que se está hundiendo, pero peor sería que hubiera movimientos, porque el bote se va a dar vuelta, y nos ahogaremos todos. Este es el penoso resultado de la globalización de las finanzas y el comercio de la década de los 90, regido exclusivamente bajo la ley de la codicia, que se nos vendió como la receta magistral para entrar en una nueva era de prosperidad mundial capitalista.

Bajo la impronta del G-7, todos los documentos del G-20 destilan una filosofía y contenidos que se encuentra en las antípodas del modelo que nuestra Presidenta dice defender. En especial, el punto 9 de la Declaración, y el punto 19 del Documento de Seúl, en el que se reivindica expresamente al FMI como supervisor y soporte técnico de los países que lo integran. Con el pleno consentimiento por parte de nuestra Presidenta.

Conociendo este dato, resulta perfectamente entendible que inmediatamente después de que la Presidenta nos anunciara por la cadena nacional, el FMI no iba a intervenir, el canciller Timerman y el ministro Boudou hayan viajado de incógnita a Washington. Para mantener allí una ríspida reunión secreta con el número dos del FMI, John Lipsky, como en los mejores tiempos de Alfonsín, Menem, De la Rua, y Duhalde. Reunión de la que los argentinos nos enteramos porque la oficina del Sr. Lipsky la dio públicamente a conocer, no así nuestros ilustres funcionarios argentinos. Como desde siempre, en las cuestiones con el FMI, el pueblo no debe saber de qué se trata.

Como consecuencia de esa reunión, el ministro Boudou a su regreso nos anunció que Argentina había pedido asistencia técnica al FMI, para la normalización del INDEC, y la determinación de un nuevo índice nacional de precios al consumidor. Y después declaró que Argentina “no se había bajado los pantalones ante el FMI”. Claro que no, mal se podía haber bajado los pantalones, puesto que había ido grotescamente en pelotas. Como si en vez de pertenecer al segundo o tercer mundo, hubiésemos descendido al cuarto o quinto mundo, donde todavía en algunos recónditos lugares, se estila ese atuendo que consiste en no llevar atuendo alguno.

El G-20, el Club de Amigos del FMI

Desde la irrupción de la patota de Moreno en el INDEC, Argentina se había ido hundiendo en una situación insostenible; máxime por su aspiración de seguir perteneciendo al selecto Club del G-20. Al que a través de las “relaciones carnales” arribamos de la mano de Menem en el año 1999, cuando Argentina era el alumno mimado del FMI. El objetivo del mismo fue la creación de un foro para velar por la estabilidad financiera mundial, a través del Comité Financiero y Monetario Internacional (CFMI) del FMI, en base al "compromiso de trabajar juntos para establecer un mecanismo informal para el dialogo entre los países sistémicamente importantes, dentro de la estructura del sistema institucional Bretton Woods." O sea exactamente, un Club de amigos del FMI, el cual desde su fundación funciona bajo la batuta del G-7.

Las mentiras de Moreno en el INDEC, para al menos en los papeles contener a la inflación y dibujar mejoras en la situación social, le impidieron al gobierno a partir del 2006 cumplir con su obligación de brindar toda la información necesaria para que el FMI se despache anualmente con el famoso Informe Art. IV, al que se obligan los países pertenecientes a él. En esa información uno de los puntos más destacados son los aspectos estadísticos, que aseguran que esa información sea cierta.

Ante la imposibilidad de brindar esa información por las mentiras del INDEC, el gobierno apelo a otra mentira infantil para consumo interno, que era decir ¡Minga al FMI! Al mismo tiempo que incongruentemente a toda costa, quería seguir perteneciendo al G-20, o sea al “Club de amigos del FMI”. Una inconsistencia total, que el gobierno en una postura aun mas infantil, trató de resolver como el alumno desaplicado que concurre a la escuela del G-20, y no hace los deberes, pero acusa que la maestra de tenerlo entre ojos y ser una malvada.

Claro que una excusa de esta índole no puede durar mucho. Y así además, de la indefinición de la cuestión de la deuda con el Club de Paris, que para resolverla a largo plazo este exigía que Argentina tuviera un plan con el FMI; sumado a la amenaza del FMI de hacer público un lapidario informe sobre las cuentas del INDEC, acusando a Argentina de falsear la información, como lo hizo Grecia, al gobierno no le quedó otra que agachar la cabeza como Jaimito, el alumno desaplicado y mal entrazado, y volver al FMI.

Contando con la condescendencia de la Srta. maestra del G-20, que no quiere humillar a Jaimito en público (no sea que la burla de sus compañeros y los mirones argentinos sea cruel) esa vuelta al FMI tiene como comienzo, pedirle al FMI que nos enseñe a hacer a los deberes estadísticos, pese a larga tradición académica e institucional que tiene Argentina a ese respecto. Una mentira de un tamaño así como pedirle a un profesional universitario que vuelva a hacer el primario. Que cayó muy mal, tanto internamente en el INDEC, como a nivel académico. En especial en el Consejo Académico Asesor creado por el ministro el año pasado, quien sin embargo en los últimos meses se negó a recibir su informe sabiendo de lo lapidario de sus conclusiones.

De esta manera el FMI volverá a Argentina, no por la puerta principal, sino por la ventana. Para a partir de allí, como ha hecho siempre, ir ocupando los lugares del jefe. En tal sentido los documentos suscriptos por la Sra. Presidenta en Seúl son más que preocupantes, y merecerían que se informen claramente sus contenidos e intenciones al Congreso y a la opinión pública argentina. En ellos como un país desvalido, aceptamos que nos “ayuden a construir la capacidad de alcanzar y maximizar el potencial de crecimiento, de tal modo contribuir al reequilibrio mundial”; y a abordar “los cuellos de botella críticos, incluyendo déficit de infraestructura, la volatilidad del mercado de alimentos, y la exclusión de los servicios financieros.”

Pese a lo que expresa en sus discursos domésticos, la Sra. Presidenta se ha comprometido en consecuencia a seguir “honrando” la deuda externa de cualquier manera. A seguir abriendo nuestros mercados. Y a facilitar el acceso a nuestros vastos recursos naturales (minería, alimentos, energía, en resumen: biocapacidad) a los países más poderosos del mundo, que se enfrentan a un desequilibrio creciente al respecto. Antes de irse la Presidenta vetó el aumento del 82% móvil a los jubilados; y cuando volvió del G-20, abrió generosamente su elegante cartera para pagarle al club de París. Están claras sus prioridades y obediencias.

Más allá de sus discursos altisonantes y las sanatas lindantes con el ridículo de los ministros Boudou y Timerman, el sentido de su política es muy claro: codearse y regodearse en el G-20, el Club de amigos del FMI. Mantener relaciones carnales con Estados Unidos e Israel (igual que Menem) en temas sensibles estratégicos como la acusación contra Irán por la AMIA, la cuestión nuclear, y la lucha contra el terrorismo con más terrorismo. Impulsar el acuerdo MERCOSUR-Unión Europea. Reengancharse con el cordón umbilical “mercados financieros internacionales”. Y cerrar cada vez más el lazo comercial que nos encadena cada vez en forma más dependiente con la economía de China.

Por eso no fue una improvisación la elogiosa mención que hizo la Presidenta en su discurso por cadena, respecto la visita del ministro de agricultura chino a Argentina, tras la visita de ella a dicho país, efectuada después del embargo que dicho país decreto a nuestra exportaciones de aceite de soja. Y el melodramático relato que hizo la Presidenta del homenaje que le hizo el presidente chino Hu Jintao a Néstor Kirchner, diciendo que este “era un estadista”. Lo mismo que decía la reina Victoria de nuestros gobernantes, que hicieron de Argentina una perla del imperio británico.

De acuerdo a un cable de la agencia oficial TELAM, “la cumbre del G-20 homenajeó a Néstor Kirchner” y que además “al ingresar a un encuentro con empresarios internacionales de primera línea que participaban en Seúl de la Cumbre de Negocios del G-20, la Presidenta fue recibida con un cerrado aplauso”[ii]. La verdad es que hay que sacarse el sombrero por la astucia política de tanto de Néstor Kirchner como su Sra. esposa, que han logrado lo imposible: ser homenajeados por los poderosos de afuera y también por parte de los humildes de adentro; que se movilizaron espontáneamente ante la sorpresiva desaparición del primero.

Los argentinos deberíamos preguntarnos el por qué de tanto aplauso y palmadita en el hombro, demasiado parecidas a las que recibía Menem en el mismo ámbito. Resulta paradójico que Argentina, a pesar de haber retrocedido económicamente como país en las últimas décadas, y atribuida ello a las recetas del FMI, sea un miembro selecto del G-20 o Club de amigos del FMI.

¿Porque Argentina aún integra el G-20

Ingresamos al G-20 en el marco de las incestuosas relaciones carnales de Menem de los ´90. Pero ¿por qué esta permanencia brillosa y briosa en el 2010? Ya que si miramos la tabla de posiciones del G20 medidas en términos de su PBI adjunta, vemos que la Argentina está última, futbolísticamente en zona de descenso directo, ni siquiera tendríamos la chance de jugar la promoción.

O sea que la Argentina es el más “pobre” de los países del G20, con el 0,6% del PBI del bloque. También es uno de los de menor población (0,9% del bloque).Habría cuanto menos una decena de países con mayor PBI o población más grande que la Argentina, a los que les hubiera correspondido ser parte de este selecto grupo de amigos del FMI antes que nosotros.

Últimamente han surgido fundadas críticas a la forma en que se mide y evalúan los desempeños macroeconómicos de los países. Y el PBI ha pasado a ser un indicador cuestionado. Por ejemplo el terremoto de Chile destruyó parte de su infraestructura. Esto no se computa en el cálculo de su PBI, pero las obras de reconstrucción ¡van a hacer subir su PBI!

El PBI no mide la dotación de infraestructura. Ni tampoco de los recursos naturales con los que cuenta un país. Otra muestra más que la ciencia económica convencional, poco o nada nos dice de la interrelación y dependencia de los circuitos económicos en relación a la naturaleza y los cada vez más escasos recursos naturales. Por ello las respuestas hay que empezar a buscarlas en la bioeconomía.

En efecto si hacemos un análisis bioeconómico, o sea considerando los aspectos ecológicos y de recursos naturales en juego, que toma en cuenta el consumo y la capacidad biológica de los territorios de cada país, descubriremos que la Argentina pasa dentro del G-20 a ocupar el tercer lugar en importancia de aporte al balance bioeconomico.

El balance bioeconómico surge del siguiente razonamiento. Cada país tiene una población que consume recursos naturales biológicos, y a su vez posee un territorio con una determinada capacidad biológica. El consumo del hombre deja una “huella ecológica”[iii], por el uso de tierras para cultivo, tierras de pastoreo, bosques, territorios marítimos, tierras que absorben carbono y tierras urbanas. Los países tienen una determinada dotación de estos recursos. La diferencia entre lo que consume la población de un país o su huella ecológica; y la dotación que posee de recursos naturales es lo que he denominado Balance Bioeconómico.

Cabe dejar expresa mención que si en los datos de base se computara todo el territorio argentino y se incorporara los territorios marítimos en disputa con el Reino Unido en el Atlántico Sur (cerca de 2.500.000 km2) nuestro país contaría con 100 millones de hectáreas globales mas[iv], pasando de ese modo a Canadá en la grilla y quedando junto a Brasil en el podio de los países con mayor biocapacidad del mundo.

Podemos ahora entonces responder a la pregunta del millón por qué aún estamos en el G20, o club de amigos del FMI, y nos soban el lomo en él. Parafraseando la famosa frase de Clinton “es la economía estúpido”, se puede decir !es la bioeconomía estúpido¡

La economía tradicional o convencional no considera central el problema de la escasez y agotamiento de los recursos naturales y los residuos que se generan en la actividad económica. Pero cada día se abren más paso los enfoques basados en la Bioeconomía, o Economía Ecológica. Que trabajan transdisciplinariamente junto con la biología, la física, etc; buscando estudiar los límites que la naturaleza y las leyes físicas que la gobiernan, le imponen al sistema económico. Esas leyes de la naturaleza nos señalan que la energía no puede crearse, solo puede transformarse. Y que además, por cada transformación que hacemos, esa energía se degrada y no podremos volver a utilizarla.

El mundo tiene una capacidad finita o límite de producción bioproductiva y de reciclado de residuos. ¿Cuál es la capacidad de carga de humanos en el planeta? La respuesta es: depende de lo que consumamos. ¿Cuántas hectáreas bioproductivas del planeta son necesarias para abastecer el nivel de consumo actual de la población? Se calcula que son necesarias en promedio 2,7 hectáreas bioproductivas.

La bioeconomía o economía del futuro

Ahora bien, los promedios son el más engañoso de los indicadores, porque un europeo o un norteamericano necesita más de 8 hectáreas bioproductivas; un argentino 2,6; y un africano menos de 1 ha. O sea se necesitarían tres o cuatro planetas Tierra para abastecer a nuestro planeta con el nivel de consumo de los países “desarrollados”. Lo que muestra la inviabilidad de esa pretensión.


Como señala el economista argentino Walter Pengue: “La huella ecológica de las naciones, muestra como se está demandando espacio entre cada una de ellas. Tanto o más interesante será calcular la huella ecológica entre naciones, lo que permitirá inferir las relaciones existentes entre producción, demandas y comercio, junto a ocupación territorial virtual de los bienes y servicios de otras economías… Hoy en día, la huella ecológica de China a través de la demanda de soja, se expande en territorio argentino. Hasta ahora de manera virtual, solo a través de la incidencia sobre los precios de las materias primas y su orientación hacia la producción de uno u otro producto.”

La bioeconomía nos tiene que servir para que los argentinos no seamos estúpidos, o que al menos no nos tomen por ello. Así debemos sentirnos cuando nuestros gobernantes concesionan yacimientos a cambio de exiguas regalías, generosísimos plazos, y dudosas inversiones. O permiten la pesca a cualquiera y de cualquier manera. O dejan que la tierra sea acaparada en grandes extensiones, y por parte de extranjeros. Profundizar el “modelo” impuesto por Menem y el FMI, y su club de amigos del G-20, es profundizar la facilitación para que otros dejen su “huella ecológica” en nuestro territorio. En tal sentido se puede asegurar que el kirchnerismo es la continuidad del menemismo. O como dijo irónicamente el escritor Jorge Asís, es la fase superior del menemismo, que ha cambiado algo para que este pueda perdurar.

Estúpido es una palabra fea, es un punzante agravio. Duele cuando te lo dicen, pero más duele cuando uno se lo dice a sí mismo. Sentimos que somos estúpidos los argentinos, porque no cuidamos lo que tenemos, y dejamos que otros se lo aprovechen sin mayor beneficio para nosotros. Exportamos recursos naturales no renovables, sin valor agregado, sin cobrar adecuadamente los impuestos, sin controlar y a simple declaración jurada del exportador, sin tampoco exigir ni siquiera que las divisas se liquiden en nuestros mercados.

En vez de aprovechar lo que tenemos; ni siquiera tomamos conciencia de que lo que tenemos. Así nos toman de estúpidos. Como el ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, que al recibir a su par de China, Han Changfu, puso en marcha la “Comisión Conjunta Agrícola” [v], que apunta a implementar una “agenda de mayor cooperación, comercio e inversiones”; y declaro que con China teníamos una “relación estratégica”.

Imagínese el lector que tipo de “integración agrícola” es la que se perfila, entre 1.500 millones de consumidores chinos y nuestro país. Ese mismo día se realizó una reunión del subsecretario de Pesca y Acuicultura de la Nación, Norberto Yauhar, con el director general del Buró de Pesca del gobierno chino para la aplicación de los acuerdos pesqueros con China[vi], que se trata de un convenio bilateral, donde ellos pescan y se llevan lo que pescan, y nosotros miramos[vii].

Por su parte otras provincias siguen este desdoroso camino. Por ejemplo el gobierno de Rio Negro está cerrando acuerdos para que una empresa estatal china plante 320.000 hectáreas con soja, colza y otros cultivos industriales en los valles inferior y medio del río Negro, y en un sector de la costa del río Colorado. Y la provincia de Tierra del Fuego ha firmado un escandaloso contrato con la empresa Tierra del Fuego Energía y Química, cuyo accionista principal es el Estado chino, en donde se compromete a venderle gas a un precio vil para la fabricación de urea; y donde son altamente dudosas las inversiones comprometidas para su industrialización.

Jorge Rulli del Grupo de Reflexion Rural lo explicó muy bien en la reciente conferencia realizada en Suiza sobre “Acaparamiento de Tierras”: “Los negociantes de los mercados globales salen a buscar nuevos objetos de especulación, especialmente tierras fértiles, agua y alimentos, además del oro, metales estratégicos y cuencas hidrocarburíferas. Son capitales corporativos que no sólo buscan dar respaldo tangible a sus divisas vacías de valor, sino que, adictos a las fábulas del “crecimiento”, descubren ahora que no pueden alimentar a su propia población y buscan enclaves en propiedad o arriendo. Es el caso de China. Sus tierras agrícolas están desapareciendo ante el avance industrial y sus suministros de agua se encuentran en estado crítico”.

Desde el Grupo de Reflexión Rural se alerta que “Con el acaparamiento de tierras por parte de las corporaciones, los agricultores y las comunidades locales inevitablemente perderán el acceso a la tierra para la producción local de alimentos. Se está entregando la base misma sobre la cual construir la Soberanía Alimentaria. Este proceso que hemos descripto, amenaza convertirse en una verdadera catástrofe para nuestros pueblos, en la medida en que las corporaciones transnacionales redireccionan el flujo de capitales financieros errantes desde la crisis de los mercados inmobiliarios, hacia las zonas de agricultura en América del Sur y en África.”

En nuestra historia como Nación pasamos de la relación estratégica dependiente y complementaria con Gran Bretaña de fines del siglo XIX, y principios del XX; a intentar una imposible relación estratégica con Estados Unidos a fines del siglo XX, con la impronta del menemismo. Y ahora con el kirchnerismo aparece en ciernes a principios del siglo XXI, una nueva relación estratégica complementaria y dependiente con China. Tanto Gran Bretaña como China buscaron y buscan lo mismo: hacer de Argentina su granja, para tener alimentos baratos para mantener la competitividad de sus industrias.

Así una vez más los argentinos estamos resignando la posibilidad de llevar a cabo un proyecto nacional de autorrealización que nos permita vivir en el mundo haciendo la nuestra, como lo hacen todas las naciones que se precien de tales en el mundo. A cambio de un proyecto dependiente de hacer lo ajeno, para que otros se afiancen viviendo de lo nuestro.

La deuda con el Club de Paris: una deuda manchada de sangre y fraude

El anuncio del pago al Club de París por parte de la Presidenta, incurre en una flagrante contradicción con los postulados que su gobierno dice defender a ultranza, de MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA.

Si tuviera un poco de MEMORIA la Presidenta debería recordar que casi la mitad de la deuda con el Club de París fue íntegramente contraída por la sangrienta dictadura cívico-militar que ella denosta. De esta manera esquizofrénicamente, condena a los gobernantes de entonces por ser criminales de lesa humanidad. Y a la par, como si fueran gobernantes legítimamente constituidos, de por validas y legitimas las deudas que ellos contrajeron. Al menos el ministro Cavallo que reconoció esas deudas, tenía la atenuante de que dichos gobernantes habían sido indultados por el gobierno, cuestión que durante el actual gobierno se revirtió enteramente. Y si se pudieron revertir indultos sancionados por la democracia, como no se pueden revertir deudas de la dictadura aceptadas por la democracia.

Si cultivara un poco de VERDAD la Presidenta llegaría a la conclusión que en la trama del ovillo de la deuda externa que nos agobió y agobia, están los intereses de los miembros del Club de París; que su vez son los patrones del G-20 y del FMI. Si tal como ella asegura, el FMI fue el artífice de nuestra debacle como país; lo menos que debería hacer es exigir a los países del G-7 y el Club de París, que digitan y digitaron al FMI, que se hagan responsables de los gravísimos errores de este. Y en consecuencia den por cancelada la deuda de Argentina con los países integrantes del Club de Paris, o implementen una medida reparatoria parecida.

Si aspirara realmente a la JUSTICIA la Presidenta podría haberle dado el impulso necesario a la investigación judicial, que con mucho esfuerzo y sordina mediática, se está tramitando en búsqueda de determinar la responsabilidad penal de quienes fueron cómplices financieros de los crímenes de lesa humanidad la sangrienta dictadura, como participes necesarios de ellos. Causa que se tramita desde hace años en el juzgado federal Nº 2 de la Capital Federal, en la que recientemente se recibió la confirmación por parte de la Secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton, confirmando que los documentos desclasificados aportados a la causa son verídicos.

Una lectura atenta de esos documentos desclasificados, ahora certificados oficialmente, permite constatar que por parte de determinados gobiernos extranjeros integrantes del Club de París, y de sus estamentos diplomáticos, financieros y empresariales, existía un claro conocimiento de la existencia de gravísimas violaciones a los Derecho Humanos en la Argentina, desde el inicio mismo de la dictadura cívico-militar.

En la causa también obra copia del Decreto Secreto Nro. 223 del 27/4/1976, que dispuso la creación de comisiones asesoras ad-hoc para resolver “diferendos planteados entre el Estado Nacional y diversas empresas privadas, nacionales y extranjeras”. En su art. 3º instruye a “tomar contacto directo con las partes interesadas y finalmente recomendar soluciones”. Cabe destacar que las empresas extranjeras involucradas en el decreto secreto mencionado, pertenecen todas a los países integrantes del Club de París. De tal manera los efectos de los hechos investigados en esta causa penal, lejos de diluirse en el tiempo, continúan aún vigentes en reclamos concretos contra nuestro país. Verdad que la Sra. Presidenta parece querer olvidar, para no tener que reclamar Justicia.-

Finalmente, los argentinos debemos reflexionar del enorme potencial que tenemos, del enorme potencial humano que tenemos, del enorme potencial de recursos renovables y no renovables que tenemos y del enorme potencial cultural acumulado que tenemos. Pero estamos errando en el rumbo estratégico y recreando condiciones de un renovado colonialismo, que se traduce en el saqueo de nuestras riquezas.

Tenemos que cambiar el rumbo. La gobernabilidad de la Argentina tiene su centro en cuestión de los recursos y su territorio. En recuperar la orientación hacia un nacionalismo económico que nos devuelva a inmensa renta que hoy se dilapida y fuga al exterior. En la preservación y en el uso de sus recursos, de manera ambientalmente y socialmente sostenible. Para que la mayoría de los argentinos pueda coparticipar de la enorme riqueza Argentina. Para que la mayoría sea copartícipe de un proyecto de vida común. Para que la Argentina sea el mejor reflejo, de los mejores valores que poseemos.

Notas:
i] http://www.g20.org/Documents2010/11/seoulsummit_declaration.pdf
ii] http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=203374&id=386243&dis=1&sec=1
iii] Ver concepto de Huella ecológica : http://es.wikipedia.org/wiki/Huella_ecol%C3%B3gica
iv] Se calcula que los territorios marítimos tienen una biocapacidad del 37% de la superficie terrestre.
v]http://noticias.terra.com.ar/argentina-y-china-ponen-en-marcha-comision-conjunta-agricola,786d77962514c210VgnVCM10000098f154d0RCRD.html
vi] http://www.prensa.argentina.ar/2010/11/13/13858-aplicacion-de-los-acuerdos-pesqueros-con-china.php
vii] El Dr. Cesar Llerena ya ha denunciado lo ruinoso del acuerdo pesquero con China. Ver: http://perspectivainternacional.blogspot.com/2010/03/argentina-el-acuerdo-pesquero-chino.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Negocio redondo: Entre 2008 y 2010 tres empresas vinculadas a funcionarios del gobierno porteño facturaron por la friolera de 11,9 millones de pesos

Elena Luz González Bazán (especial para ARGENPRESS.info)

Por la denuncia realizada por la legisladora porteña, de la Coalición Cívica, Rocío Sánchez Andía, fueron allanadas las oficinas de la Secretaría de Comunicación Social, el jueves 25 de noviembre en horas de la mañana.

A eso de las 10.30 se hizo presente la brigada de la división de Defraudaciones y Estafas de la Policía Federal y procedió al registro de las oficinas de la dirección de Planeamiento de Medios de la secretaría de Comunicación Social del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

Mientras Mauricio Macri goza de su luna de miel con Juliana Awada, imputada de ser dueña de talleres clandestinos, tema muy desarrollado en nuestro portal, se procedió al secuestro de un CD con información pertinente a la causa Nº 37626/2010, a cargo del juzgado Criminal de Instrucción Nº 6, del juez Gustavo Pierretti, secretaría 118, de la Dra. Karina Aulleta.

Algunas versiones periodísticas indican que el procedimiento duró entre dos y tres horas y que los funcionarios del área requisada se comprometieron a acercar la documentación requerida por el juzgado, que por otro lado, los funcionarios no pusieron reparos en colaborar con la requisa, tal un testigo de la escena.

También se regristó la dirección de Planeamiento, en el tercer piso donde funciona la dirección de Recursos Humanos.

Que dice la denuncia

La legisladora porteña la presentó a mediados de octubre pasado una denuncia por irregularidades en la adjudicación de pautas publicitarias donde están implicados el Secretario de Comunicación Social, Gregorio Centurión, el Director de Planeamiento de Medios, Rubén Héctor Azcárate y la asesora contable de la Secretaria de Medios, Alejandra Beatriz Suárez.

La imputación

A los tres funcionarios se los hace responsables por:

• Malversación de caudales públicos (Art. 260 CP),
• Administración infiel en perjuicio de la administración pública (Arts. 173 inciso 7° y 174 inciso 5° del Código Penal)
• Negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas (Art. 265 CP),
• Incumplimiento de los deberes de funcionario público (Art. 249 CP).

Que dijo la legisladora

“Azcárate le entrega contrataciones directas a tres empresas, por lo menos, de ex socios o socios. Las firmas son Media Estrategy S.A., Central Media S.A., y Devicom S.A., las tres empresas tienen domicilio en Avenida Córdoba 323, comparten directorio y una tiene en su composición original a Azcárate como miembro de directorio”.

Los socios de Azcárate en Media Strategy son Hugo Martino y Gustavo Novillo, controlan a través de las empresas Fiofio y DVCM Media Group la radio "El Mundo", una de las emisoras más beneficiadas con la pauta del gobierno porteño a pesar de su baja audiencia, esto se puede corroborar porque en el ejercicio 2009, Radio El Mundo facturó por 400 mil pesos y el gobierno porteño pagó, se calcula que la audiencia no supera los 3.100 oyentes, algo así como 133 pesos por cada uno de ellos.

A fines de junio del presente año, en una nota del diario Perfil analizaba la pauta oficial del gobierno de Mauricio Macri, donde por ejemplo sostiene: Radio El Mundo es un caso paradigmático: midió 0,03 puntos [de Share] en febrero de 2009 y recibió $ 400 mil, $ 40 mil más que La Metro, que midió 0,94 el mismo mes. Centurión pagó 133 pesos para llegar a cada oyente de El Mundo." Así mismo, radio el mundo habría percibido un total de $ 831.000 entre los meses de enero y julio de 2009, en concepto de publicidad. Estos valores son superiores a los que recibieron otras emisoras de mayor audiencia.

Que es share, esto es la cuota de pantalla, y es una cifra que indica el porcentaje de hogares o espectadores que están viendo un determinado programa.

Por otro lado, el rating es la cifra que indica el porcentaje de hogares o espectadores que están mirando o escuchando un programa determinado.

Además, el análisis de audiencias verifica o ayuda a conocer la cantidad de personas que están escuchando o mirando un programa, consumiendo un producto. Se verifica la cantidad pero también aporta una cuota de calidad, en cuanto a este análisis ayuda a conocer más acabadamente la audiencia que tienen.

Este análisis se realiza esencialmente para los medios de comunicación y las empresas que hacen publicidad, estos últimos elegirán que soporte utilizarán para sus campañas publicitarias.

Documentación secuestrada vinculada a las empresas
Mediastrategy S.A.,
Central Media S.A.,
Devicom S.A.,
DVCM Media Group,
Fio Fio,
Bernini Media SA.,
Radio “El Mundo” y
El Grupo Horus Sinfónico.
Completando esto con todo lo relacionada con Guillermo Maschwitz y Pablo Vaccareza.

Las tres empresas vinculadas a Azcárate facturaron entre el 2008 y 2010: 11,9 millones de pesos.

Otras irregularidades tienen que ver con librar ordenes de publicidad por 7 millones de pesos a la firma Bernini Media S.A. esta empresa tiene relación con la asesora contable de la Secretaría, Alejandra Suárez, su marido es Marcelo Constanzo y preside dicha compañía, también se afirma que es amigo de Azcárate.

Otro de los aspectos es que Azcárate toca el bajo en dos bandas musicales: "Horus Sinfónico" y "Quantum", esto no sería nada sino fuera que, además, recibió una pauta publicitaria, durante el año en curso por la suma de 270.000 pesos, el contrato se hizo, según afirma la legisladora, con Julián Ignacio Caputo que es el guitarrista. Mientras que el manager del grupo, Pablo Vaccareza tenía o tiene un contrato de locación de servicios por $ 6.000 pesos mensuales por parte de la Secretaría de Comunicación.

En el Boletín Oficial, tal lo investigado por la legisladora, se puede verificar que Azcárate socio fundador de Media Strategy S.A. empresa creada en el 2003, que no registra cambios en su composición que recibió durante el actual año 766.629 pesos en órdenes de publicidad y en el caso de CentralMedia S.A. 960.000, conformada el 13 de noviembre del 2008 y Devicom S.A. 233.390 con socios fundadores en común como el caso de Martino, fundada el 10 de mayo del 2001.

El presidente y vice son: Hugo Martino y Gustavo Novillo, y la dirección del espacio que también comparten es avenida Córdoba 323, 3º piso de nuestra Ciudad de Buenos Aires.

Por otro lado, Martino y Novillo controlan radio El Mundo.

En el caso de Bernini Medios S.A. recibió en pautas publicitarias por 6.606.000 pesos entre abril del 2009 y agosto del 2010, o sea 16 meses a un media de más de 375.000 pesos mensuales.

Además, las contrataciones se hicieron en forma directa, no por licitación que es lo que corresponde.

Por su lado, la legisladora sostuvo: “La Justicia está avanzando rápidamente y en forma independiente”, y alertó sobre “los legisladores del PRO de la Comisión de Comunicación que se negaron a firmar un pedido de informes y se niegan a considerar la interpelación a Azcárate y Centurión.

Agregó que esto implica una voluntad de amparar, en este caso con el silencio. También sostuvo que: “Hice pedidos de información y la respuesta de Azcárate fue: ‘No puedo contestar porque me autoincrimino’. El pedido no se lo hacemos a la persona, sino al Ejecutivo. Si no puede contestar, no está cumpliendo con su tarea de funcionario”.

Datos fundamentales

La Secretaria de Comunicación Social depende directamente de la Jefatura de Gobierno, su secretario como se sabe es Gregorio Centurión y tiene a su cargo tres Direcciones: Planeamiento de Medios, el canal Ciudad Abierta y Radio Ciudad.

La Dirección de Planeamiento de Medios está dirigida por Rubén Héctor Azcarate, sus misiones primarias son:

• Planificar, ejecutar y administrar las contrataciones que en materia de publicidad realicen las distintas áreas del Poder Ejecutivo del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

• Intervenir en la planificación y ejecutar las políticas de difusión de los actos de gobierno y servicios a la comunidad.

• Entender en la planificación, administración y ejecución de la prestación de los servicios de producción gráfica y digital, formularios e impresos de las distintas reparticiones del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

• Desarrollar y ejecutar acciones de soporte comunicacional que permitan mejorar la relación de la gestión con los usuarios de los bienes que produce.

• Coordinar el funcionamiento de los distintos medios masivos de comunicación y las actividades relacionadas con los mismos.

En cuanto a las vinculaciones que sostiene el informe:

Gregorio Centurión fue nombrado el 10 de diciembre del 2007 por Decreto 2074/07, está vinculado al grupo SOCMA de Franco Macri, padre de Mauricio Macri, presidente de la empresa Cinecom Media, además de Carat de Argentina donde ocupó distintos cargos y tuvo dicha empresa a su cargo el manejo de las cuentas de Sevel y Correo Argentino, durante un largo período en manos del grupo Macri.

En el caso de Bernini los ejecutivos son los hermanos Bernini y también los hermanos Constanzo, uno de ellos vinculado a la asesora contable. Empresa creada a fines del 2007.

El 12 de junio del 2008 los Bernini renunciaron y asumieron en los cargos directivos los hermanos Constanzo, eran el presidente y vicepresidente de la empresa.

Presupuesto


* 2010: Ejecutados al 30 de junio del 2010. Crédito 107.475.767, esto quiere decir que se ejecutó el 88 por ciento y se le agregan 11.575.070 pesos para el presente ejercicio.

Por otro lado, tener en cuenta la evolución del presupuesto de Comunicación Social que arroja las siguientes cifras:


* Al 30 de junio del 2010.

Según el diccionario Corrupción significa: Alteración, vicio o abuso introducido en las cosas no materiales: corrupción de las costumbres. Soborno o cohecho: se descubrió un caso de corrupción tras el acuerdo.

Nuestro país está, según consultoras internacionales, en el puesto 87 en cuanto a transparencia, o sea, bien abajo…

Argentina ocupa el puesto 105 de los 178 países incluidos si se los considera en la lucha contra la corrupción, según Transparencia Internacional: Un 75 por ciento de los 178 países estudiados obtienen menos de cinco puntos en una escala de 1 a 10. Mejoraron en la lista en comparación con 2009 además de Chile y Ecuador, Bhután, Gambia, Haití, Jamaica, Qatar, Kuwait y Macedonia. España subió del puesto 32 al 30, pero la nota de percepción de la corrupción sigue siendo la misma que el año pasado, concluyen.

"Estos resultados indican que se necesitan medidas más enérgicas para fortalecer la gobernanza en todo el mundo. Dado que estos altos niveles de corrupción ponen en riesgo los medios de subsistencia de muchísimas personas, los compromisos de los gobiernos con la lucha contra la corrupción, con la transparencia y con la rendición de cuentas deben manifestarse a través de sus actos", expresó Huguette Labelle, presidenta de Transparencia Internacional.

Con la causa Jaime, que es la última y más grande, con lo que sucede en el Congreso Nacional, Argentina está lejos de buscar la vía de la transparencia…

Fuentes: Perfil, Página 12, La Política on line, Transparencia Internacional, portal del gobierno porteño.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Los niños y niñas policías

Norberto Alayón

Recientemente, el cura Adrián Alberto Mari, de 35 años de edad y director de la Pastoral Juvenil, fue pasado a disponibilidad como capellán de la policía de la ciudad de Esquel, provincia de Chubut. La medida fue adoptada por el ministro de Gobierno de la provincia, en virtud de que Mari “no contaba con ningún aval de ningún organismo oficial para realizar adoctrinamiento policial de menores de edad”.

El sacerdote había iniciado una experiencia precisamente de adoctrinamiento policial, con un grupo de 45 niños y niñas, de entre 9 y 14 años. El experimento consistía en encuentros semanales en el Casino de Oficiales de la Policía de Esquel, donde los niños recibían entrenamiento practicando ejercicios de “cuerpo a tierra”, “carrera march”, “salto de rana” y desfile, instrucción ésta brindada por policías en actividad, además de practicar con chalecos antibalas. Los niños iniciaban estas clases saludando a la bandera y entonando la canción “Nuevo Sol”, cuya letra está basada en un discurso del Papa Juan Pablo II en ocasión de su visita a la Argentina en 1982, durante la época de la dictadura cívico-militar.

Entre las argumentaciones de defensa de su proyecto con los niños, el cura Mari destacó la importancia de que los chicos “saquen al policía que hay en su interior”, que se “revalorice la vocación policial”, y que “quiere que los niños saluden en la calle a los uniformados y les regalen un alfajor, por el servicio que prestan”. Curiosa y original afirmación esta última, que podría denotar candidez, cinismo o directamente extravío.

La difusión de la noticia actualizó el recuerdo de la lamentable vigencia de otras experiencias de Policía Infantil y de Gendarmería Infantil, que se vienen llevando a cabo en muchas provincias, en algunos casos desde hace 20 años.

En la provincia de Salta el primer cuerpo infantil de estas características fue creado en 1990 por el Comisario Principal Roberto Manuel Miranda y actualmente existen 75 brigadas en las que están involucrados 5.000 niños y niñas uniformados. Justificando la pertinencia de este entrenamiento militarizado, el Comisario General Pascual Algañaraz afirma que “los formamos como personas de bien, para que respeten los valores perdidos de la familia y los símbolos patrios. El capellán asiste en la parte espiritual y ayuda a los chicos que van a tomar sus comuniones”.

La relación entre las clásicas concepciones de familia tradicional, valores, patria, nacionalismo, catolicismo, constituye un soporte esencial para la vigencia de ideologías profundamente conservadoras. En nombre de “Dios, Patria y Hogar” se cometieron y se cometen acciones que atentan contra el funcionamiento democrático, plural, igualitario de la sociedad.

Sumamente clarificador resulta el contenido de la Resolución Nº 546/90 que dio vida a la Policía Infantil en Salta: “Su misión es incorporar a la niñez como participante activa en la acción preventiva policial, persuadiéndola al rechazo y apartamiento de conductas antisociales y delictivas, creando un ambiente adecuado a fin de que el niño a medida que avance en edad y conocimiento vaya descubriendo los auténticos valores de la vida y comprendiendo la importancia de la función policial en el mantenimiento de la paz social”.

El entrenamiento militarizado de los chicos y chicas salteños, de entre 6 y 13 años, incluye también el aprendizaje de defensa personal, el uso de uniforme y gorra policial, los desfiles, la venia como saludo y la asistencia a misa. Vale recordar que la práctica religiosa en Salta, como en otras provincias del noroeste, está absolutamente arraigada y aceptada en las escuelas públicas, a las que concurren niños de todas las religiones o bien de ninguna, a pesar de lo cual deben rezar al comienzo y a la finalización de la jornada escolar diaria.

Distintos intendentes legitiman la existencia de estos cuerpos infantiles, solicitando su participación en actos, para que desfilen con sus uniformes, insignias y banderas. El comisario y también licenciado en Trabajo Social Marcelo Juan Lami menciona que “habíamos prohibido que desfilaran, pero a los padres les encanta, así que siguen desfilando”.

Tan extendido e institucionalizado está en Salta la existencia de los niños y niñas policías, que hasta tienen un día propio: el 13 de octubre se celebra el Día de los Cuerpos de Policía Infantil.

En la provincia de Misiones también se registra una importante y antigua presencia de este tipo de brigadas de Policía Infantil, contando con más de 20 Cuerpos en todo su territorio. En la ciudad de Eldorado se creó en 1990; en Oberá en 1994; en Posadas y en Campo Viera en 2001; en Leandro N. Alem en 2004. Algunos de estos Cuerpos ostentan lemas, como por ejemplo “Los guardianes del orden” que identifica a la Policía Infantil de San Ignacio.

Un activo impulsor de estas experiencias de entrenamiento policial en Misiones es el Comisario Mayor retirado Ricardo Esteban Zarza, de 49 años de edad, fundador de tres Policías Infantiles en la provincia y organizador del VI Encuentro Provincial de estas policías, a llevarse a cabo próximamente en la localidad de Candelaria.

Esta policía de niños en Misiones asume el lema de “Mita Jory”, que en guaraní significa “niños alegres” y posee un peculiar logo que grafica la silueta de un hombre agachado, con gorra, con un brazo extendido y al lado un niño parado, conjunto que visualmente podría asemejar a alguien apuntando con un rifle o fusil.

¿A qué obedecerá la proliferación de estos programas de involucramiento policial de los niños y niñas, existentes en más de una decena de las provincias argentinas, lo cual implica una suerte de militarización de nuestra infancia?

Indudablemente se tiende a fortalecer y reproducir en la sociedad -desde la propia infancia- un estilo de comportamiento cultural que privilegia una férrea disciplina militarizada, basada en el orden, las órdenes y la rigurosa obediencia.

Para ello se cuenta con la aceptación activa de algunos pocos y también con la aceptación pasiva de la mayoría de la población, que por diversas razones no llega a advertir los riesgos que estas prácticas contienen y dejan de levantar una voz siquiera de alerta y rechazo ante este avance, crecientemente extendido, que pretende imponer una concepción militarista de la vida y la familiarización con las armas, aunque no las porten ellos, desde la más temprana edad.

La excusa para impulsar e irradiar estas experiencias policiales procura centrarse en el eventual servicio que prestarían para la “contención de los niños marginalizados”. El lugar de los niños -pobres o no- está en la casa y en la escuela (que en virtud de la Ley 1420 del siglo XIX establece la educación obligatoria, laica y gratuita), y no en las brigadas o cuerpos policiales, bajo la estricta lógica de los entrenamientos y adoctrinamientos militares.

También en Misiones y en otras provincias argentinas existe la Gendarmería Infantil, antecesora de los proyectos policiales. En la Revista del Círculo de Gendarmería Nacional se incluye un ilustrativo reportaje sobre las características de la organización infantil, que es denominada -según el número de niños y niñas de entre 8 y 14 años que lo integran- como Secciones, Escuadras y Agrupaciones. Los niños son “aspirantes”, “patrulleros” o “baqueanos”, de acuerdo a la edad, y la finalidad es “orientar e inculcar a esos niños valores netamente argentinos”.

Un comentario revelador de la ideología que suele orientar a estas iniciativas, fue realizado por un Comandante retirado, en estos términos: “Recuerdo que en mis años mozos patrullando a caballo lugares muy aislados de la frontera, muchas veces me encontré con niños muy pobres y analfabetos cuyo futuro cierto era el cuatrerismo o el contrabando. Hoy gracias a la Gendarmería Infantil ya pueden aspirar a una vida digna y ser ciudadanos respetables”.

Como en tantas otras ocasiones, surge, con nitidez, la clásica y perversa asociación de pobreza con delincuencia. El estigma, la duda, el miedo, siempre recaen sobre los pobres y los humildes. Y, entonces, a los niños pobres habrá que encauzarlos, reeducarlos, readaptarlos, disciplinarlos, inculcarles “valores netamente argentinos” (por intermedio de la Gendarmería Infantil), porque sino serán el peligro del mañana. Conviene recordar que los cuatreros importantes, los ladrones importantes, los contrabandistas importantes, pertenecen a otras clases sociales, y para estas clases sociales no existen los proyectos de Gendarmería Infantil o de Policía Infantil.

Norberto Alayón Trabajador Social. Profesor Titular de la Facultad de Ciencias Sociales (Universidad de Buenos Aires).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...