lunes, 20 de diciembre de 2010

FFCC Belgrano Carga y la Sociedad Operadora de Emergencia S.A. (Parte III - Final)

Juan Carlos Cena (especial para ARGENPRESS.info)

Nosotros creemos que la integridad moral es en este
momento un factor político casi tan eficaz como
la denuncia y el conocimiento preciso de los hechos.
Raúl Scalabrini Ortiz

La sociedad argentina: gremios, partidos políticos, dirigentes gremiales y políticos, intelectuales, académicos ensobrados y de los otros, señoras y señores, debo decirlo duramente, no saben nada de los ferrocarriles.

Y no saben nada de los ferrocarriles porque no quieren saber nada de los ferrocarriles. Porque les viene muy bien no saber nada de los ferrocarriles. Porque no quieren saber nada de los negociados de los ferrocarriles. Porque no quieren saber nada de la venta vil de nuestros recursos nacionales. Porque no quieren saber nada de los ladrones que ladronearon y ladronean a la nación. Porque no quieren saber que ellos son parte de esta ideología, la dominante, enancada en nuestra hipocresía criolla. Que es parte de la picaresca que emana de un individualismo falaz y egoísta. Cuestión que anida en una parte mediocre de la sociedad que no quiere saber. Y si no quiere saber y se calla, ellos son una parte de la sociedad que carece de dignidad. Deben hacerse cargo, y no echarles la culpa a los otros.

Hago este atropello generalizando sabiendo que dejo aparte dignas minorías que aún luchan por el ferrocarril y los recursos nacionales.

Antecedentes y estado de situación

En Noviembre de 1998 el Estado Nacional entregó en concesión a la Organización Gremial Unión Ferroviaria el FFCC. Belgrano Cargas S.A. con el compromiso de aportar U$S 50.000.000 (cincuenta millones de dólares) anuales durante un periodo de cinco años para su recuperación y puesta en funcionamiento. Cumplido dicho plazo el FFCC. Belgrano de la Unión Ferroviaria debía financiarse por sí mismo.

Ni la Administración Nacional de ese momento ni los sucesivos gobiernos cumplieron con los aportes enunciados precedentemente, lo que generó graves inconvenientes en la prestación del servicio ya que la recaudación de la carga transportada sólo alcanzaba para cubrir los gastos fijos y esenciales y los sueldos del personal.

Ante la falta de fondos se hizo imposible efectuar los mantenimientos del material tractivo, material rodante, infraestructura de vías y todo lo relacionado con la operación, lo que generó un progresivo deterioro de los mismos, a pesar de los esfuerzos, predisposición y capacidad reconocida del personal del FFCC. Belgrano Cargas S.A., dispuesto a sostenerlo en marcha.

Esta creciente falta de medios repercutió inexorablemente con la consiguiente pérdida en la capacidad de gestión.

Dada esta situación, el Gobierno Nacional, a través de la Secretaria de Transporte, procede en junio del 2006 a crear la Sociedad Operadora de Emergencia S.A. (SOE S.A.) que debe gestionar la operación del FFCC. Belgrano Cargas S.A., en este caso recibiendo un aporte mensual de $ 22.000.000 (veintidós millones de pesos) de parte del Estado Nacional. Es decir, SOE S.A. es el nombre de la organización adoptada por la cartelización.

Estos aportes son exclusivos para la gestión, ya que quedan excluidos los gastos por inversiones y especialmente los sueldos del personal del FFCC. Belgrano Cargas S.A. que son pagados en forma independiente por el Estado Nacional.

La SOE S.A. es una empresa formada por una conjunto de entidades privadas: SOCMA (Franco Macri), EMEPA, BRT (Benito Roggio Transportes) más un exiguo porcentaje de los gremios ferroviarios y el Sindicato de Camioneros.

El convenio entre la SOE S.A. y la Secretaría de Transporte establecía una duración contractual de 18 meses, más 6 meses de prórroga para “sanear y refuncionalizar” el ferrocarril tomando como fecha de inicio de actividades el 01 de junio del 2006. A pesar de los plazos estipulados SOE S.A. continúa en el FFCC. Belgrano Cargas S.A. sin que se conozca públicamente en qué condiciones.

Es de destacar, que existe gran disparidad salarial, los bajos sueldos del personal ferroviario contrastan con los altos ingresos de los integrantes de la gerenciadora, a pesar de que todos los fondos provienen del mismo lugar, el Estado Nacional.

Para su funcionamiento, SOE-S.A. siempre efectuó gastos indiscriminados, ostentaciones indebidas, como el desmesurado número de vehículos modernos a disposición de su propio personal para su traslado. Cabe recalcar que, en definitiva, todos estos gastos son pagados por la sociedad en su conjunto.

Al comienzo de la gestión de SOE S.A., el primer y segundo año se efectuaron algunas reparaciones de material rodante en los talleres ferroviarios del FFCC. Belgrano con insumos adquiridos con aporte del Estado Nacional y la mano de obra del personal de este ferrocarril. El resultado fue exitoso tal como tradicionalmente ha sido el desempeño de los talleres ferroviarios de la entidad. Es decir, se aprovecharon en forma gratuita del conocimiento congénito de los trabajadores ferroviarios, que es tan antiguo como el ferrocarril mismo.

A posteriori, se inicia una “verdadera fiebre por tercerizar” las reparaciones de distintos componentes ferroviarios. Dan como consecuencia magros resultados y evidentes fracasos en la funcionalidad de estos equipos y piezas. Se nota en el resultado la idoneidad que da el conocimiento natural acumulado por generaciones. Además, es dable tener en cuenta que el FFCC. Belgrano posee talleres propios donde se efectúan reacondicionamiento de vagones e incluso locomotoras de empresas privadas.

Esto merece una exhaustiva investigación por parte de las autoridades competentes para determinar cual es el monto de la inversión que efectúa el estado nacional, cuando las reparaciones las desarrollan los talleres ferroviarios propios y cuando las desarrollan los terceros.

Esta situación descripta precedentemente ha generado actos de fenomenal corrupción, ya que, las empresas integrantes de SOE S.A. han creado en los últimos tiempos sus propios talleres de reparación ferroviaria con lo que se adjudican dichos trabajos a ellos mismos. Caso concreto: BRT (Roggio) que abrió su taller en la Localidad de Juárez Celman, provincia de Córdoba y Emepa que adquirió el predio de la Ex Cooperativa Talleres Pérez, en Rosario, Santa Fe, formando la empresa RIO RO que repara las locomotoras antes mencionadas.

Las tres medidas serán financiadas y encaradas por la Presidencia e impactarán sólidamente en el plano productivo, económico y social, y así con los regalos don Jaime. Como si esto fuera poco les anunció, con un gesto dadivoso e hipócrita a los trabajadores de los talleres de Tafí Viejo, que gran parte de la reparación de las 20 locomotoras y 1500 vagones que necesita el Belgrano Cargas, adquiridas en el shoping de ofertas y usados de España y Portugal, serían reparadas en ese taller; además, de las tareas para atender el servicio ferroviario de pasajeros tendrían como destino ese taller. Cuestión que nunca ocurrió. Una mentira más y van…

Además, el profesor Ricardo Jaime había notificado, “valientemente”, por ese entonces, que la Nación evaluaba la rescisión contractual con la Unión Ferroviaria, que hasta ese momento tenía la explotación del servicio y la figura legal, que se iba a implementar otra modalidad contractual para que en un futuro inmediato entregar el manejo del F.C. Belgrano Cargas a “un operador privado”. Asunto que se concretó cuando se dio paso a la Sociedad Operadora de Emergencia S.A. (SOE S.A.)

Silenciar este fenómeno de la cartelización es toda una felonía. Este pase de mano es una malversación y reventa de los bienes nacionales. Este fenómeno del SOE S.A. o del UGOFE, (cartelización de los trenes suburbanos de pasajeros), con participación del Estado Nacional, es otro gran negociado. Es decir, es una cartelización entre los concesionarios de cargas y pasajeros que tiene como socio garante al Estado Nacional. Es dable señalar que son socios o cómplices o esta asociación es una perversa política de Estado. En este caso, como en otros, el Estado no esta ausente. Sólo simula su invisibilidad.

Por eso vale esta cita de Martin Luther King, en Riverside el 4 de abril de 1967:

"Llega un momento en que el silencio es traición. Aunque se
vean presionados por las demandas de la verdad interna, los
hombres no asumen con facilidad la tarea de oponerse a las
políticas de su gobierno, especialmente en tiempos de guerra".

Con respecto a lo territorial, nosotros, el Mo.Na.Re.FA., hemos enunciado con fuerza, las consecuencias catastróficas ocasionadas por la ausencia del ferrocarril por toda la geografía nacional. Esa retirada trajo consigo que el ferrocarril dejara de ser un elemento integrador y vertebrador de las economías regionales, de comunicación y cultura, privación grave que ha generado una despoblación nacional, cuestión graficada en casi 1200 pueblos fantasmas. Produciendo una corriente migratoria, produciendo un éxodo de nuestros paisanos que van en busca del poder vivir mejor. Sólo han aportando a la fundación de nuevas villas y asentamientos. Todo un huida en busca de la vida, derecho humano fundamental.

Pero lo que no se puede cuantificar ni graficar son los padeceres y angustias que sufren sus pobladores al abandonar sus hogares y afectos, sus cementerios y sus muertos, plazas, casas, animales… el paisaje y esas cosas de cada uno, es decir, los afectos del terruño. Esta cuantificación de angustias le es indiferente a los cartelizados.

La falta de comunicación zonal es una cuestión significante, profunda. La comunidad al comprobar la ausencia de este medio de transporte en la vida cotidiana le genera un vacío, un hueco, una oquedad que no es taponada por nada, el habitante migra junto al otro, buscando la integralidad con el otro, se marchan del lugar. Estos antiguos habitantes del territorio se transforman en extraños expatriados dentro de su propia patria. Ese abandono ha contribuido a la disgregación nacional. Para el gobierno esa manifestación, es secundaria.

No tiene importancia ni incidencia electoral, no la tiene en cuenta. Más precisamente, es ignorada, no es que les pase desapercibida a sus ojos, no se las tiene en cuenta a pesar de tenerla contabilizada. Al no tenerla en cuenta, no interviene para enmendar ese aislacionismo comunicacional, al no tenerla en cuenta, es no tener en cuenta al Ser de ese lugar, lo abandona, al no tenerla en cuenta este administrador del Estado, manifiesta que padece una enfermedad de clase que se llama insensibilidad social, es decir de clase.

Este desastre nacional conformó los que podríamos llamarle: El Tren de las Congojas, o El tren Ausente, o El tren de las Angustias, o el Tren de los Abandonos… o el Tren del no querer saber, ¡Cuánto silencio,…cuánto! ¡Cuán dañino y rapaz es este silencio!

Todo esto trae la distorsión de los objetivos por el cual fue creado el Ferrocarril Belgrano, hoy sus destartalas infraestructuras son pasturas de la cartelización, por no decir de los buitres carroñeros.

Ver también:

Fuente imagen: Alejandro - RAILNET

Juan Carlos Cena es miembro fundador del MONAREFA (Movimiento Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles Argentinos)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El héroe de los mil rostros

Jorge Sanmartino (especial para ARGENPRESS.info)

Cierre o no cierre un ciclo político de la Argentina, la desaparición de Néstor Kirchner es un punto de inflexión de la política argentina. Fue, sin lugar a dudas, el eje de rotación sobre el que giró la vida política y las disputas de poder durante los últimos 7 años. Lejos de la mitologización apurada o la indiferencia mal disimulada, el fenómeno kirchnerista concentra, como el punto aleph, todas las dimensiones de la política nacional, sus contradicciones, sus virtudes, defectos, pasiones y debilidades.

Néstor Kirchner no cayó del cielo como un mesías del progresismo oculto tras bastidores por décadas ni es un títere de las circunstancias. Ha concentrado en su propia persona la expresión de un tiempo complejo y atrayente. Una orientación alternativa y de izquierda al proyecto kirchnerista y al modelo neodesarrollista, exige una comprensión profunda de un fenómeno que involucra el sentir popular y que es expresión dinámica de la nueva correlación de fuerzas abierta desde el 2001.

La fuerza del sentimiento colectivo

La muerte de Néstor Kirchner conmovió a la sociedad argentina. La amplia y masiva manifestación espontánea que rodeó las conmemoraciones que se realizaron en la Plaza de Mayo y otros lugares del país en el mes de octubre, fueron el índice de una movilización social sin precedentes. Las lecturas que se han realizado sobre este fenómeno han sido varias e incluso opuestas, pero en todos los casos coincidentes en relación al crecimiento de la figura y la estatura política de Kirchner.

Dos fueron, en esencia, los mensajes que la masa participante transmitió en aquella jornada: la advertencia de que se defenderían las conquistas sociales y democráticas consolidadas mediante algunas leyes impulsadas por el gobierno (“Ni un paso atrás”), y la exigencia de avanzar más allá de lo realizado (“Fuerza Cristina”). En todo caso, el enjuague ideológico intentado por algunos medios de comunicación y sectores de la derecha conservadora, de que había que inaugurar una etapa de “consenso” y dejar atrás la “confrontación”, lo que traducido al lenguaje común significaba abandonar cualquier tipo de medida que pudiera molestar a ciertos grupos económicos, no cuadraron con la perspectiva mayoritaria. Ese sentimiento inscripto en carteles improvisados, en el llanto a veces sincero y a veces teatral, en el coro polifónico de las barras sobre la plaza, en el contagio colectivo de duelo y festividad, en esa transposición imaginaria en el cuerpo del otro, constituyen un dato insoslayable de la realidad política, una fuerza material que coloca el piso de las demandas y exigencias democráticas a un nivel superior de lo que ha estado la conciencia popular desde el golpe del 76.

Minimizar ese fantástico pronunciamiento colectivo de trabajadores, jóvenes, artistas e intelectuales impediría, literalmente, establecer un punto de contacto con lo mejor y más politizado de la sociedad argentina. Es allí donde se encuentra buena parte de las reservas capaces de ser movilizadas contra cualquier restauración conservadora y en definitiva la fuente que nutrirá cualquier avance popular. Lo que puede desconcertar, y que hay que explicar, es el motivo más profundo por el cual esa reserva popular simpatiza con el proyecto gubernamental a pesar de los límites que encierra. Desentrañar esos elementos contradictorios, que suponen un proceso de reconstrucción institucional pero también un nuevo compromiso social con las clases subalternas, luego de un ciclo largo de ajuste y represión, permite trazar una estrategia de superación del bipartidismo sin perder la brújula de la situación ni caer en la tentación de establecer alianzas de ocasión con las fuerzas restauradoras.

Si aspiramos a una transformación sustancial del orden existente, incluso del progresismo moderado de la gestión actual, no podríamos prescindir de ese primario sentimiento colectivo, de ese piso de sentido común que constituye el único suelo sobre el que puede inscribirse un nuevo sentido.

Un proceso contradictorio

La idea de que con la muerte de Néstor Kirchner ha nacido un mito está, todavía, por verse. Depende por entero de la percepción popular, de lo que un pueblo puede hacer él mismo con ese fardo, de cómo podría instrumentalizarlo. Sin embargo, el mito del superhéroe, que en ocasiones puede fungir, y ha fungido en la historia universal, como utopía redentora o como referente exterior vertical de un lazo colectivo horizontal, es también y al mismo tiempo negadora del hecho histórico y de la percepción crítica, que encuentra pliegues y rugosidades donde la mitología descubre un cuento feliz. Así, por ejemplo, Néstor Kirchner apareció fuera de tiempo y lugar, como si hubiera llegado de Marte a salvar a un pueblo, sacarlo del estancamiento e impulsar sabiamente (con su libretita negra) la economía, redimir a las Madres y Abuelas que tanto lo estuvieron esperando y acometer como verdadero Quijote su cruzada contra monopolios y oligarcas. La imagen del superhéroe enfrentando al supervillano pedagogiza, pero por eso mismo también infantiliza, la construcción de liderazgo y la medida y anchura de su capacidad transformadora. Hay algo de artificial en todo eso.

La evocación heroica, la que se inscribe en la propaganda agitativa de programas como 6-7-8, se hace incompatible con el hecho histórico. El mito le huye a la reflexión como la física al vacío, haciendo inaudibles las contradicciones propias del personaje. Desaparecen de la versión mítica oficial parte sustancial de la biografía, los negocios inmobiliarios millonarios que realizaba el matrimonio en Santa Cruz con propiedades mientras madres y activistas luchaban contra la dictadura, su participación en la gestión menemista de los 90, la promoción de la descentralización y privatización de YPF y su actuación como político profesional siempre asociado a las internas del justicialismo, como su alianza con Duhalde, los barones del conurbano y los conservadores gobernadores justicialistas, como Schiaretti, De La Sota y tantos otros, además de la renovación automática de licencias realizada a la medida del monopolio Clarín y el señor Magnetto hacia el final del mandato de Néstor, un perfil bastante alejado del militante combativo de la JP y la juventud maravillosa de los ’70 o de la lucha y resistencia popular a las políticas neoliberales del menemismo de la primera década del 90, un perfil revolucionario que paradójicamente también los nostálgicos del conservadurismo social, político y cultural de aquellos años se empeñan en inventar para hacer de las medidas progresistas realizadas desde el Ejecutivo por el matrimonio, poco más que un vía crucis hacia la dictadura totalitaria del comunismo de acuerdo al manual del buen demonio que Fidel Castro y Hugo Chávez les prestaron en una de las tantas visitas que la pareja presidencial les hizo en el infierno.

El mito no logra contextualizar las vicisitudes y ambigüedades del político pragmático porque lo eleva a la categoría de mesías, que inscribe sus acciones en la dinámica inexorable de un destino manifiesto.

Una perspectiva crítica no le quita méritos al matrimonio presidencial, pero los encuentra en los eventos palpables y en las circunstancias contradictorias que los empujaron a tomar medidas que ellos mismos nunca habían imaginado. ¿No había estado “el flaco” asociado a Clarín durante 4 años, antes de volverse el Lenin argentino en la lucha contra los monopolios mediáticos? Kirchner nunca sostuvo una genuina plataforma de derechos humanos ni abogó por la nacionalización de las AFJP, nunca fue un general de la liberación nacional y social ni se propuso acorralar a los magnates de la prensa y la televisión. Si logró llevar a cabo algunas de estas medidas, no fue por su coherencia o su visión estratégica, sino por otras habilidades y capacidades de político astuto y sagaz, algo particularmente valorado al interior del peronismo.

Si algunos sectores de la izquierda vieron en cada giro progresista, en cada medida acertada, una maniobra oscura y artera para ocultar sus propósitos y engañar más vilmente aún a los incrédulos, los patriotas kirchneristas de último minuto han transformado a Kirchner en el líder lúcido, clarividente, al estratega genial que había estado esperando durante tantas décadas el momento oportuno para acometer sus más heroicos combates.

Si la figura de Kirchner se volverá o no un mito nacional, tal es la intención del aparato de propaganda del kirchnerismo, dependerá, como dijimos, de la consideración popular, de la batalla hegemónica por escribir un pedazo de la historia en la memoria popular.

Los héroes alcanzan la cúspide del Olimpo cuando son capaces de dar vuelta una página de la historia nacional, de sentar nuevas bases y refundar los pilares sociales, políticos e ideológicos sobre los que se asienta la vida colectiva. Por eso con tanta recurrencia en la historia, los jefes militares de batallas épicas o líderes revolucionarios populares hayan o no triunfado, o también aquellos que supieron atraer a la arena pública a millones de personas con su arenga y su carisma, han sido elevados a la categoría de mito nacional. De Napoleón al Che Guevara, de Lincoln a Sandino, cada nación tiene los suyos, grandes, medianos y pequeños. En el siglo XX esa condición estuvo ligada a la capacidad del líder de sintetizar el imaginario colectivo, poner en movimiento grandes porciones de las capas explotadas y a los más marginados y sometidos a sentirse dueños del presente. Perón, por caso, forjó desde arriba un poderoso movimiento social, movilizó a la clase obrera y contribuyó a darle fuerza social y política, fundó la ciudadanía social para el obrero y la ciudadanía política de la mujer, le otorgó identidad y autoestima colectiva a la clase obrera, lo que le permitió construir un partido de masas y renovar por entero el sistema político nacional. Perón se mereció su 17 de octubre. El liderazgo populista siempre incluyó un componente heterónomo y vertical en la relación entre liderazgo y movimiento, y puede ser expropiador de las capacidades autónomas de los explotados pero, a cambio, produce un sujeto capaz de identidad, unidad y organización, el principio primero de la autonomía. En definitiva, el líder populista construye en su acción política, en su apelación movilizadora, un pueblo. Ese carácter profundamente democratizador que poseen los movimientos populares de masas, llamados a extinguirse luego de la crisis de los años 70, los golpes militares del Cono Sur y la posterior crisis del bloque socialista, renovó su glosario con la aparición de Hugo Chávez, un mito viviente que movilizó a millones de obreros, campesinos y pobladores, que enfrentó y salió airoso del golpe militar del 2002, y tuvo el coraje de romper con el sistema político vigente y sus partidos para dar nacimiento a la V República mediante la convocatoria a una Asamblea Constituyente, reinventando profundamente la democracia venezolana.

A pesar de que el sistema político argentino quedó herido de muerte con la rebelión del 2001 que barrió con De La Rúa y 2 presidentes más en 15 días, a pesar del profundo descrédito que los partidos del régimen sufrieron, sobre todo la UCR pero también el PJ, nada semejante sucedió en Argentina. Al revés de sostener el impulso movilizador que la calle irrigaba al sistema político, la orientación general del peronismo, tanto de Duhalde como posteriormente de Kirchner, fue la de volver a “un país en serio”, restituyendo la política al lugar que tuvo durante décadas: el palacio. Aunque existía una profunda crisis de legitimidad del sistema de partidos, el proyecto de la transversalidad fue archivado tempranamente. A pesar de que las instituciones políticas tradicionales estaban heridas de muerte, ninguna asamblea constituyente fue convocada para refundar al país sobre nuevas bases y barrer con la herencia del Pacto de Olivos, un pacto que, al revés, fue renovado con la aprobación de la ley electoral bipartidista promovida hace poco por el Frente para la Victoria y apoyada por la UCR. Kirchner no protagonizó ni guió la acción popular del 2001. Tampoco orientó su gestión sostenido en los movimientos sociales, como Evo Morales en Bolivia. No emergió como caudillo de un nuevo partido y una nueva política, como hicieron los líderes gobernantes en Ecuador, Bolivia o Venezuela, ni promovió nuevas formas de democracia desde abajo como los Consejos Comunales u otras formas de poder popular. Tampoco transformó al peronismo de cáscara vacía de contenidos populares en un nuevo instrumento de poder, pues encontró el sostén que necesitaba para su proyecto no en las fuerzas emergentes que provenían de la sociedad movilizada sino en los viejos jefes partidistas. Y aunque el kirchnerismo como fenómeno vivo y dinámico ha tendido a prevalecer como fuerza propia en el imaginario de sus más fieles seguidores, el matrimonio gobernante jamás se permitió convertirlo en un instrumento superador del caduco aparato peronista sino que su esfuerzo estuvo en integrarse al mismo siempre y cuando pudiera manejarlo. La acechanza de traidores, conspiraciones en ciernes y dirigentes mal agradecidos cundió en el lenguaje presidencial como fruto inevitable de una estrategia institucional. Si Duhalde, Schiaretti, Solá, De La Sota o Das Neves son traidores empedernidos es sólo porque fueron, hasta hace poco, socios privilegiados. A la vuelta de cualquier esquina una nueva horneada de traidores, que hoy son buenos amigos y nadie debería atacarlos para no hacerle el juego a la derecha, aparecerán como esos bichos extraterrestres que se replican vaya a saber por qué maligna esencia destructiva. Scioli, Insfrán, Gioja y tantos otros podrían ser los nuevos judas acechando en el horizonte. Pero como es habitual en el peronismo, también puede suceder que algunos de los viejos traidores sean reintegrados nuevamente en el panteón de los amigos de la liberación nacional y social, quizá por ejemplo si se logra un buen armado electoral con De La Sota, Das Neves o Felipe Solá.

Si en los inicios del gobierno de Kirchner la transversalidad era viable de acuerdo a la “correlación de fuerzas” es una hipótesis contrafáctica que no puede resolverse. Hechos que parecían insólitos, como la avanzada contra los monopolios mediáticos o la nacionalización de las AFJP pudieron asentarse en la aprobación general de una parte importante de la población. Durante los primeros años del gobierno Kirchner, el matrimonio poseía la legitimidad suficiente para avanzar contra el viejo sistema de partidos, como lo demostró el triunfo arrasador de Cristina Fernández frente a Chiche Duhalde en las elecciones legislativas del 2005. También para renovar y democratizar la estructura sindical, que sin embargo quedó intacta. Se apoyó por el contrario en el viejo Partido Justicialista, corroído por la corrupción y las peores prácticas clientelares. Disposición popular para construir lo nuevo no faltaba. En Ecuador, con mucho menos, una Cámara de Diputados opositora y un partido de gobierno inexistente, se convocó a la Constituyente sostenidos en el fervor popular que sirvió como base instituyente de nuevas organizaciones e instituciones.

En definitiva, el kirchnerismo no alcanzó a forjar un pueblo ni le otorgó carta de ciudadanía. Revertir los peores índices de pobreza e indigencia en una década de crecimiento fenomenal producto de las condiciones favorables del comercio mundial y del rebote económico basado en la devaluación de la moneda comenzadas en el período de Duhalde y rematadas por su ministro Lavagna no parecen ser credenciales suficientes para colocarlo en el panteón de los héroes. Tampoco por su abnegación espartana o su rectitud moral, que encajan más con personajes como Illia o incluso Alfonsín que con el perfil del matrimonio, una pareja de presidenciales millonarios y salpicados incluso por algunos casos de corrupción, el más notorio el de Jaime y su negocio de recaudación política ilegal.

Grandes y pequeños mitos

Aun así, Néstor Kirchner ejerció la realpolitik de manera virtuosa, supo leer la nueva situación inaugurada por las agitadas jornadas del 2001 y tomó medidas democratizadoras que han impactado en la sociedad y han colocado un nuevo piso democrático. Supo forjar un nuevo relato de la historia nacional y su máxima expresión se dio durante los festejos del Bicentenario, una nueva narrativa histórica, sesgada, inconclusa, parcial, pero que incorpora a los pueblos y caudillos populares, a la clase trabajadora y los inmigrantes como hacedores de la historia patria. Néstor Kirchner encabezó un periplo democratizador que repolitizó el espacio público y negoció en otros términos los contenidos de un Estado colonizado por las ideas liberales y tecnocráticas, así como recolocó las narrativas populares y la épica militante que tanto impacto está teniendo en la juventud. Quizá no alcance para transformarlo en un mito de la nación entera, pero sí puede serlo de la militancia kirchnerista esperanzada e ilusionada en darle continuidad a un movimiento histórico, un mito más pequeño, a la medida de su movimiento, que requería una mística movilizadora que se sobreponga a los desaguisados de aliados impresentables como el gobernador de Formosa, responsable de la represión y muerte de indígenas o de la patota sindical aliada de Pedraza y compañía, asesina del militante Mariano Ferreyra.

En definitiva, las virtudes de Néstor Kirchner quizá no estén en ser el estratega genial de la liberación nacional y social adaptada a los nuevos tiempos como lo imaginan muchos militantes populares sino en su lectura de lo nuevo que, como buen cuadro, pudo hacer incluso asentado en lo viejo. En la habilidad para conjugar ambos términos en unas condiciones de crisis estatal que alcanzó a encauzar trazando una bisectriz entre ambas. El resultado ha sido una década de ambigüedad y complejidad dinámicas, un relanzamiento del proceso de acumulación capitalista y de concentración económica combinado con la ganancia de espacios democráticos fundamentales, promoción de cierta inclusión social y búsqueda de un suave compromiso de clases. En una sociedad acostumbrada a la polaridad tranquilizadora de un blanco y un negro, la ciencia social, el análisis político y la pasión ciudadana chocaron contra las rocas submarinas de un fenómeno difícil.

En definitiva, es probable que Néstor Kirchner pase a la historia como aquel que mejor supo utilizar las dos cualidades que Maquiavelo entendía debía tener todo príncipe, la Fortuna y la Virtú. Fortuna pues le ayudó un período plagado de dichas económicas que la Argentina y de conjunto América latina pocas veces disfrutó en su historia. Pero la fortuna constituía para Maquiavelo sólo la mitad de su realización. La otra mitad la aporta la Virtú, que permite conducir las pasiones humanas, darles un cause jurídico y político, vencer los obstáculos y aprovechar la Fortuna en su propio beneficio. Desde el partido del orden, un personaje virtuoso, supo hacer suyas algunas de las más sentidas demandas populares para reconducir el proceso por los caminos institucionales que habían sido desbordados. Personificó como nadie la síntesis perfecta entre la fría razón de Estado y la ardorosa demanda callejera. El resultado ha sido un proceso político y un liderazgo que se han correspondido. La década y el personaje se mimetizan: resultaron contradictorios, ambiguos y enigmáticos.

Como en el libro de Campbell, el héroe de mil rostros expresa al héroe que somos cada uno de nosotros que busca encontrarse a sí mismo, como individuos y como sociedad. Hacia el final, la tarea del héroe es el ejercicio de autoconocimiento metafísico que toda sociedad hace de ella misma. En la Argentina de hoy parecen convivir la utopía como ideal y la política como hacedora de logros colectivos con el pragmatismo del hombre de negocios exitoso, pícaro para acomodarse, oportunista, lejos del espartano militante anarquista que muerto de hambre conservaba el dinero del sindicato en su bolsillo. Por algún motivo una generación todavía en crecimiento podría encontrarse en la figura de Néstor Kirchner, quizá como el reflejo más palpable de una sociedad contradictoria, ambigua, que aún no sabe del todo hacia dónde debe marchar ni que valores defender.

Jorge Sanmartino es Sociólogo, UBA- IEALC, integrante del EDI.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Progresistas y xenófobos: Un acuerdo exitoso

Daniel Cadabón (especial para ARGENPRESS.info)

Fueron los acuerdos entre el kirchnerismo y el macrismo los que lograron desmovilizar a los miles que ocuparon el Indoamericano.

El kirchnerismo, como siempre, presentó su actuación en el proceso de desalojo como una medida progresista.

¿En que consistió la medida de desalojo kirchnerista?

Simplemente, en cercar, saturando con fuerzas de la gendarmería a los ocupantes del parque, los que reconocieron en la mirada hostil del gendarme, en sus pertrechos, en el movimiento de tropas: la voluntad del garrote, del gas lacrimógeno y, si la cosa se ponía fea, el uso de de armas con plomos no oficiales.

La campaña de represión, que se inicio una semana antes del cerco gendarme -una de las más repugnantes de las que hasta ahora nos ha tocado asistir a los argentinos- consistió en tres ejes: vincular a los emigrantes ilegales con los narcos y los “zurdos”, para promover un negocio desestabilizador. La propia presidenta deslizó lo que ella sabía, no es casual -dijo- enigmática y sin aportar una sola prueba “que esto me lo hagan a mi en el tercer aniversario de mi mandato”. Auto referencia pura, en medio de hasta ahí, 4 muertos.
Una semana había pasado y ni un solo detenido por las muertes en manos de la Policía federal de Rosemary Chura Puña y Juan Castañeta Quispe, ocupantes del predio de Soldati. Cada uno de ellos apenas superaba los 20 años.

Tampoco se habían investigado a las patotas paraoficiales que entraron a sangre y fuego, en la noche del viernes de los “derechos humanos”, dejando dos nuevos muertos; uno de ellos literalmente descargado de una ambulancia que lo trasladaba herido y fusilado ante la presencia de los médicos.

Los hechos de represión, las imágenes que tomaron luz pública, las caras de los reprimidos, convertidas en masas informes apenas reconocibles como caras humanas, lentamente empezaron a torcer la adhesión de la opinión pública con respecto a la campaña xenófoba encabezada por Macri, e intensamente apoyada por el jefe de gabinete Aníbal Fernández y otros representantes del kirchnerismo.

El elemento represivo parapolicial y patotero era, a esa hora, apoyado por vecinos indignados, que blandiendo la boleta de “yo pago los impuestos”, estaban dispuestos a irse a la cama con los barras con tal de no ver “bolitas” cerca de sus ventanas

Por otro lado, un grupo de punteros del kirchnerismo, convertidos en negociadores oficiosos de la toma, oficializó a los ocupantes la oferta, pactada entre Fernández y el intendente de la ciudad: por un lado, nuevas promesas; por el otro, más palos.

La gente evaluó la oferta. De promesas estaba llena y daba para quedarse. Evaluó los palos: 4 muertos, decenas de heridos y la amenaza de una impresionante fuerza militar cercándolos, era más concreto para retroceder.

El “Pitu” Salvatierra (que cosa se da a veces con esto de los apellidos) un puntero kirchnerista de Lugano, trabajó entre los ocupantes desde dentro, recorrió canales de televisión, dio reportajes radiales, saludó al oficialismo, no pidió que se investigaran y castigaran a los asesinos y se llevó algunos laureles. El lauro mayor es el de “picaseso” -el que te enloquece haciéndote la cabeza, así se decía en mi barrio- lo logró con una maniobra más vieja que la cruz, “zanahoria o garrote. Uds. eligen” le informó a una asamblea restringida, donde sólo él tuvo uso de la palabra. Para los ocupantes del Indoamericano esto tenía una sola interpretación: garrote. Y ya había habido muchos muertos.

Este logro punteril transitorio, permitirá que el senador Filmus y sus aliados yaskistas, de manos del “pitu”, puedan recoger algunos votos para la internas kirchneristas en las villas de Lugano; no mucho más que eso.

El problema del déficit habitacional no se soluciona embaucando pobres en situaciones de crisis como las actuales o, como la puntera Margarita Barrientos, cagándolos a pedos por que no iban al comedor mientra los denunciaba como pudientes que podían alquilar una vivienda.

El déficit habitacional ya está instalado y es como un absceso que empieza a supurar por todos lados. Lo del “pitu” es siempre una maniobra de corto alcance. Lo de la Margarita, por ahí da para una concejalía a futuro entre xenófobos o progresistas.

Ahí están el resto de las tomas para responder y preocupar a la burguesía, sobre lo que promete la lucha por la tierra en un futuro presente.

Lo que debe quedar claro es que el conflicto social es secular, las masas entienden a veces, más por algunas derrotas que por un simple “picaseso” o por los retos y buchoneadas de una puntera.
Pretender ocultar que lo que más fuertemente jugó en el ánimo de los ocupantes para desalojar el parque Indoamericano en Soldati, fue finalmente el repugnante acuerdo entre xenófobos y progresistas, es negar la realidad de la foto entre el “derechista tilingo” y el oficialismo que declara no formar parte del club de los países xenófobos.

Los medios trataron de justificar su racismo consuetudinario explicando que un desalojo tan rápido y pacifico solo se justificaba en que la organización de la ocupación recayó sobre las organizaciones mafiosas de los “okupas, narcos y extranjeros” que: a una orden ocupan y a la contraorden desocupan.

Pero, no sólo los medios de la rancia derecha argentina fueron presurosos en este argumento reaccionario. Un representante de la CTA en la comunidad paraguaya-peruana, que habló por TN, avanzó sin piedad sobre este “espurio acuerdo narco-antikirchnerista”, dando como único dato revelador de la conspiración que las carpitas de los ocupantes en el Indoamericano eran todas iguales, “azules doctor” le dijo a Nelson Castro, que aceptó el argumento de inmediato.

Antes, Sergio Schoklender, otro kirchnerista de nota, las había visto “rojas”.

Sin embargo, una vez que la presidenta aceptó los términos de Macri y cerró el acuerdo con el representantes de la corporaciones inmobiliarias, ¿que más les quedaba por hacer a los sin tierra?

Es verdad que el movimiento por la tierra se había colado, y se seguirá colando, por la fisura entre federales y metropolitanos, fisuras políticas, legales, jurisdiccionales, etc. pero fue la demagogia populista - más que las promesas mafiosas de punteros- lo que movilizó hacia el parque y que le dio al reclamo de miles, un ánimo de esperanza.

La prensa, como siempre, procura hacer pasar que “esta gentuza extranjera” paga a los punteros por lotes imposibles de adquirir, porque su nivel mental esta un escalón más abajo del resto de los educados ciudadanos nacionalistas y, entonces, son vilmente usados. Se equivocan, el desposeído de techo vio una oportunidad en que con la ocupación el gobierno nacional escuche sus reclamos. El resultado otra experiencia fracasada con los populistas y sus representantes.

La lectura, en las caras con bocas crispadas, en el cuerpo encorvado por el duelo, en la angustia de recoger la prole y retirarse derrotados sin la esperanza de conseguir el pedazo de tierra para asentarse, en la vuelta a la miseria, a la mierda de sentirse tratados como “ratas” de una ciudad ajena para “los negros”, los bolitas, los paraguas y los argentinos “cabeza”; la lectura, de toda esta gente es una sola: “con la presidenta el problema de la tierra no se arregla”.

No son los “pitus”, cercanos y aliados al poder, los que deben conducir un movimiento que los libere de la estafa del alquiler hacinador, de los explotadores de los talleres, de los proxenetas y transas. La experiencia que queda de la retirada es la de organizarse en forma independiente de las mafias que lucran mientras los muertos los ponemos nosotros.
Garré

Es posible pensar, a partir de la explicación interesada de los intelectuales del régimen, que el “autogobierno policial” fue responsable de las dos primeras muertes, pero ¿y el acuerdo con el macrismo?

Quien puede negar que fue este acuerdo ideológico y que Macri defiende posturas represivas de orden. Como negar que lo que disparó el desalojo fue este acuerdo, parido con fórceps, a un costo altísimo para el oficialismo.

Ya no es sólo el Club de Paris, lo que esta haciendo que los kirchneristas practiquen “la marsellesa”; ahora es el PRO, el “promotor del fascismo” según ellos mismos, el que se sienta a la mesa, el que ensucia la foto.

El problema de la tierra supera, de ahora más, al kirchnerismo en su estado puro (cuento) y hace que los lazos entre populistas y xenófobos se amplíen. Y que la represión se profundice como salida.

“Al contrario” dicen aquellos que se han dado un baño de esperanza del que todavía no se enjuagan, “Ahí está Garré, ella va poner a la represión en caja”.

Nilda Garré, la flamante ministra de seguridad, empezó su mandato con una medida acorde al manual del perfecto macrista: promete ahora 6 mil gendarmes para la Provincia de Buenos Aires. Nilda Garré, es la misma que mantiene las tropas argentinas en Haití, reprimiendo a enfermos de cólera y ciudadanos que protestan por ser libres y soberanos (otros “negros” desalojados por un violento terremoto); mientras autoriza la realización de maniobras conjuntas entre las fuerzas represivas argentinas y las del pentágono.

Resulta que es ahora ésta, la ministra es la que está llamada a purificar a las fuerzas represivas argentinas y la que va a quebrar el autogobierno policial.

De verdad que los intelectuales argentinos, están cada día más obnubilados y aterrados ante la posibilidad de nuevos estallidos nacionales, se aferran a un fierro candente lo que los hace olvidar axiomas básicos: “la política exterior no es más que la continuidad de la interna”.

Garré -afirman- es una opción popular para frenar el “autogobierno policial” y sus acuerdos mafiosos, “nuevos oficiales educados en una política de derechos humanos” saldrían de las escuelas de policía y serían la garantía de que no haya nuevos muertos.

En principio, plantean, la nueva ministra que ya lanzó un plan de participación policial en la contención de las manifestaciones con efectivos “desarmados”; lo que dio lugar, por supuesto, a la histeria derechista. No deberían preocuparse tanto, la represión del conflicto social goza de buena salud.

Ya en su momento Aníbal Fernández había prometido reprimir con una táctica de saturación policial y sin tirar un solo tiro. Esto es, sacar tantos efectivos a la calle que intimiden por su número a los manifestantes.

Lo que en realidad pasó, es que la represión directa quedó en manos de fuerzas tercerizadas, que atacaron a los trabajadores del Francés, a estudiantes de la UBA, a los trabajadores del Casino, etc.

La policía abre el camino, libera la zona y las patotas balean a Mariano Ferreyra y a Elsa Rodrigues; a los originarios Tobas; a los pobres sin tierras del Indoamericano.

Pero la nueva ministra de seguridad, no habló de no reprimir, en todo caso, habló de no matar manifestantes, esto fue evaluado positivamente por los mismos representantes de la fuerza; que observan como se desgrana su prestigio, si es que alguno le quedaba, cada vez que la policía se ceba con sangre de pobres.

No es conveniente para ningún gobierno, menos en un año electoral, que aparezcan muertos en las manifestaciones. De la Rúa, aunque haya terminado absuelto de sus crímenes sabe muy bien lo que es evaporarse políticamente por dar rienda suelta a su instinto criminal, en un día como hoy es conveniente recordarlo.
Garré viene con la intención de implementar nuevos mecanismos represivos - cachiporra, gases irritantes, detenciones arbitrarias- colocando una serie de cordones policiales; quedará, ante la opinión pública, en la voluntad de los manifestantes romperlos.

En su momento, también A. Fernández (apelo a mi memoria) habló de un primer cordón de mujeres policías, con el objetivo de demostrar la bestialidad y la intransigencia de los manifestantes a los que nada detiene y son capaces de pasar por encima de mujeres en uniforme desarmadas.

Garré intenta invertir la campaña, victimizando a la policía. No va durar nada esta política con una policía que mata a un joven por día (informe CORREPI).

La crisis que acusa por todos lados, lo repetimos, va a incrementar la represión en sus manifestaciones oficiales y paraoficiales. Esto no depende del humor de una ministra ni de su buena voluntad.

El kirchnerismo no tiene más remedio, hecha lastre por todos lados pero pretende presentar el acuerdo con el fascismo macrista como un triunfo de la democracia. La “humanista ministra” dio un mensaje claro a la hora de asumir sobre cuales son las estrategias futuras de su cartera; por eso fueron invitados al acto de asunción el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, y el jefe de la Metropolitana, Eugenio Burzaco.

“Esas presencias también evidenciaron el cambio que propone el Gobierno en la política de seguridad” dice el derechista diario La Nación, que como siempre no se deja impresionar por declaraciones demagógicas, lo que nos exime de mayores comentarios.

Foto: Argentina, Política - La presidenta Cristina Fernández de Kirchner junto al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en el despacho presidencial de Casa Rosada. / Fuente: Presidencia de la Nación

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Soldati no viene de solidaridad

Antonio Peredo Leigue

Así como la movilización de los piqueteros hace nueve años fue la expresión de que, la falta de atención a las demandas de los sectores marginados de Buenos Aires y de toda Argentina, había llegado a un punto crítico, así ha ocurrido ahora nuevamente. Esta vez, se trata del reclamo por el derecho a la vivienda. En todo el país vecino se han producido movilizaciones una de las cuales, la de Villa Soldati, causó y sigue causando impacto por la represión policial contra alrededor de un millar de gente carente de un techo. Cuatro muertos y varias decenas de heridos se contabilizaron en esa arremetida. Pero lo peor vino después, cuando las barras bravas propiciadas por grupos xenófobos, atacaron un día sí y otro también, a los grupos de esa misma gente que pide nada más que una tapera para cebar un mate y engañar al hambre.

Buenos Aires, sólo la ciudad capital, circunvalada por la avenida General Paz, tiene alrededor de 3 y medio millones de habitantes. Si hablamos del Gran Buenos Aires, contabilizamos cerca de 13 millones, cantidad superior a la población total de cuatro o cinco países de Sudamérica. Casi parecería comprensible que haya mucha gente sin vivienda. Gente que se arracima en las villas miseria, dispersas en toda la extensión de aquella inmensa urbe. Gente que viene de las provincias argentinas y de otros países, principalmente Bolivia y Paraguay.

Ese Buenos Aires, por ser la ciudad donde reside el gobierno nacional, tiene carácter autónomo, separado de la provincia del mismo nombre. El gobierno de esa autonomía defiende la propiedad privada y rechaza la demanda para ocupar terrenos públicos, que hacen los habitantes que ya no tienen cabida en las villas a las que llegaron del interior de Argentina o del exterior.

Los villeros forman un estrato social con peculiaridades que los separan aún de los barrios pobres. De esos barrios salió el tango y de las villas, la cumbia villera. Eso supone que, aún culturalmente, hay marcadas diferencias.

Por eso, las barras bravas están dispuestas a arremeter contra los villeros. Puede ser que, incluso, algún habitante de las villas esté mimetizado en aquéllas, pero sólo participa de las acciones para confirmar su identidad con la barra.

Los villeros son, casi por definición, gente que vive en la informalidad. Si son argentinos, por lo general no son propietarios legales de sus viviendas y, si son extranjeros, además de eso no tienen permanencia oficial en el país. Así vive la mayoría de los bolivianos que emigraron a la Argentina, del mismo modo que los migrantes a Estados Unidos o Europa.

Contra ellos se desata la xenofobia. Es como si una repulsión escondida, que ha formado esta sociedad llena de prejuicios, espera cualquier excusa para revelarse en toda su grosera potencia contra ellos, preferentemente contra bolivianos y paraguayos. Por eso, no es de extrañar que, al menos dos de los muertos y posiblemente tres, sean bolivianos y no se sabe cuántos heridos también lo sean.
Aquí, en Bolivia, el gobierno del presidente Evo Morales y la mayoría del pueblo, estamos avanzando en un proceso de cambio, que incluye a todos los compatriotas emigrados. La república liberal, los expulsaba por las malas condiciones económicas internas y el período neoliberal multiplicó esa presión. Por eso, es una gran noticia que el propio presidente haya convocado a aquellos bolivianos que buscan siquiera un pedazo de tierra para plantar su techo, a que retornen al país.

Mientras eso pueda ocurrir, ¿qué pasará con nuestros compatriotas? Allí están, cargando con el mote de “okupas”, que es un insulto de las barras bravas y que los medios de comunicación han adoptado para designarlos. Son okupas, con K, que es el sonido fuerte de la pronunciación aymara y quechua. Son okupas con k, porque no se les quiere reconocer ni siquiera la condición de ocupantes de Villa Soldati.

Allí resistieron la embestida de la policía aunque, después de tantas bajas, en la mesa de negociación con el gobierno de la ciudad, debieron aceptar retirarse. Salieron de aquellos terrenos, pero se quedaron cerca, porque no tienen dónde ir. Y de tanto en tanto, como si fuese una diversión, aparecen las barras bravas a insultarlos y golpearlos.
Allí están, guarecidos bajo un techo armado provisoriamente con cualquier cosa. Alguno seguramente tocará la quena o el pinquillo; otro tendrá una vieja guitarra. Circulará un mate y, muy de tanto en tanto, un plato de sopa con alguna verdura conseguida de cualquier manera. Nadie se solidariza con ellos. No tienen apoyo allí, donde fueron a trabajar con la esperanza de encontrar una mejor condición de vida.

Es necesario, por eso, hacer un llamamiento a la solidaridad en nuestro país, en este país que nunca dejó de ser de ellos. El gobierno boliviano debe ocuparse de ellos, pues no basta con ofrecerles el retorno. Es necesario llevarles alimentos, a los bolivianos y sus compañeros. Abrigo y carpas para los okupas. Diálogo con el gobierno argentino, para buscar soluciones de largo plazo pero también las inmediatas, por más transitorias que sean.

Y que ésta, sea una preocupación de todos. Que nuestros compatriotas, los paraguayos y los “cabecitas negras” argentinos, olviden la palabra Soldati y reconozcan la palabra solidaridad.

Foto: Argentina, Ciudad de Buenos Aires - Represión de la Policía Federal en asentamiento en Villa Soldati. / Autor: Emmanuel Fernández - INDYMEDIA

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Deuda externa e inflación: Claves en la coyuntura

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Terminó una semana donde los problemas estructurales de la economía argentina fueron noticia. Por un lado se iniciaron las negociaciones con el Club de París, con la visita del Ministro de Economía Amado Boudou a la capital francesa.

El tema era discutir y acordar el monto de la deuda y el plazo de la cancelación, dos temas de difícil acuerdo, puesto que es conocida la necesidad de los países acreedores por hacerse de dinero ante una grave crisis fiscal y de endeudamiento, principalmente en el capitalismo desarrollado, principales integrantes de ese club de acreedores.

Todo indica que la presión acreedora apunta a cobrar unos 7.500 millones de dólares en menos de dos años. Una posibilidad será acudir a las reservas internacionales, poniendo en evidencia que las reservas están para gastarse y en todo caso lo discutible es el destino. Con recursos equivalentes podría resolverse el financiamiento de 208.333 viviendas populares de 60m2 (c/u a 600 dólares el m2 de construcción a precio de mercado), que no necesariamente debieran subsidiarse en su totalidad, generando un fondo crediticio inicial para abordar seriamente el déficit habitacional.

Debe adicionarse que el Ministro de Economía estrenó por esas horas la propuesta de precandidato a Jefe porteño, nada menos que avalado por la CGT, uno de los socios políticos sociales del modelo de disputa del consenso por parte del gobierno. Un tema que hace mucho ruido dentro del propio oficialismo y que expresa la disputa política al interior del gobierno, tal como se manifiesta también en los enroques derivados de la creación del nuevo Ministerio de Seguridad, el descabezamiento de la Policía Federal y la nueva designación en Defensa.

Son todas medidas que inciden en el plano económico, pues se asocian a nuevas discusiones sobre asignaciones presupuestarias, tanto para seguridad como para defensa, llamando la atención que ante la situación de la ocupación de terrenos no emergiera una política social acorde con la insuficiencia de vivienda y de presupuesto público con ese fin.

El problema es la pobreza y no la inseguridad, aunque así lo indiquen las encuestas de opinión.

Inflación y pobreza

No solo se trata de déficit de viviendas, sino de encarecimiento de la vivienda en general, tanto de aquella que remite a la vivienda popular, única de familia, como a la que constituye la base del negocio inmobiliario de los últimos años, que ante la crisis se constituyó en fuente de resguardo de valor.

Los precios de los alquileres aumentan y afectan principalmente a los sectores de menores ingresos, aquellos que no tienen vivienda. Crece el precio del m2, especialmente en las principales ciudades del país, territorios del boom de la construcción. Los precios de la construcción crecen también por inducción especulativa, de reorientación de ahorros ante el temor de la desvalorización derivada del flagelo de la inflación.

Apuntamos seriamente al tema de la vivienda, puesto que más allá de medidas administrativas en el seno del gobierno y a políticas de “orden”, lo que se requiere son medidas de emergencia, para el caso, habitacional, las que se asocian a otras muchas demandadas por la situación de indigencia y pobreza de una importante franja de la sociedad, más allá de lo señalado por el Indec.

Un Indec que acaba de anticipar los primeros datos censales, aunque aún falte una batería de indicadores que nos permita sacar conclusiones sobre cambios relativos al orden económico.

Por lo pronto sabemos que somos más de 40 millones, más mujeres que hombres salvo en tres provincias patagónicas, Tierra del Fuego, Santa Cruz y Chubut, y que la Ciudad de Buenos Aires, la de menor crecimiento poblacional, que pese a su escaso crecimiento, sigue siendo expulsora de población, por ser costosa la vida en la ciudad capital, y especialmente por ser un centro de concentración de inversión inmobiliaria, donde junto a la opulencia creció en su territorio la marginalidad de villas de emergencia, habitadas con población desplazada del resto del país.

Es que el crecimiento económico de los últimos años también atrae a los principales centros urbanos a la población empobrecida del conjunto del país.

El tema de la pobreza merece ser analizado a fondo, pues otro de los temas estructurales que reapareció en estos días es el de la inflación, con el aumento de los combustibles, pese a disposiciones en contrario de la secretaría de comercio, que restringe los incrementos desde mediados de año.

La inflación de precios es una realidad y ahora, a la suba de los alimentos deben adicionarse la de las naftas, que como sabemos se trasladan rápidamente, vía transporte y costos de producción a los precios del conjunto de la economía.

El incremento de los precios lo pagan los más pobres. Es un fenómeno económico de transferencia de recursos de aquellos que no tienen condiciones para imponer precios. Es al mismo tiempo una forma de resguardo de la apropiación de tasa de ganancia cuando esta se ve afectada por otras razones, la crisis por ejemplo.

Cambiar la política para enfrentar problemas estructurales

Digamos que entre las negociaciones con el Club de París, de una deuda que puede seguir declarándose odiosa, adicionado a lo cual debe consignarse el paso por Buenos Aires del FMI, nada menos que para asesorar en materia de indicadores de precios, nos habla de la asociación de ambos temas, el de la deuda que siempre está y el de la inflación que vuelve.

Ambos aspectos generan condiciones regresivas para el conjunto de la sociedad. La deuda siempre jugó un papel de redistribución regresiva. Insistamos en el tema de que el gasto en intereses de la deuda supera ampliamente el gasto en educación y salud, además de contemplarse cancelaciones de capital adeudado utilizando fondos de las reservas internacionales. El proyecto de Presupuesto 2011 establece compromisos de cancelación de los servicios de la Deuda Pública por más de 36.000 millones de pesos, contra unos 13.000 millones de pesos en salud, unos 30.000 millones de pesos en educación y cultura y unos 6.000 millones en Ciencia y técnica. Además autorizaba la utilización de 7.500 millones de dólares de reservas internacionales para cancelaciones de vencimiento de capital de la deuda (sitio en internet del Ministerio de Economía).

La deuda es una hipoteca que pesa sobre el conjunto de la sociedad. Su pago favorece el ingreso de los acreedores y posterga la demanda de los necesitados, por caso, de los empobrecidos que reclaman vivienda, salud, educación, empleo, entre otras cuestiones.

La inflación por su parte tiene historia en el país, tanto como las políticas antiinflacionarios, con efectos de ajuste para las condiciones de vida de los sectores más desprotegidos.

Se viene el fin del año y es momento de augurios de felicidad, que para ser reales en materia de economía requieren de cambios profundos en la política económica para modificar la ecuación de beneficiarios y perjudicados de la economía local, para reorientar el modelo productivo “extractivista”, de agotamiento de la tierra, el agua, y los recursos naturales en general; para modificar el modelo de desarrollo.

Ese es mi deseo para el 2011, ¡felices fiestas y buen año!

Julio C. Gambina es profesor de Economía Política de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario. Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP. Integrante del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO.

Foto: Argentina, Política, MERCOSUR - La presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante su participación en la Cumbre del MERCOSUR en Brasil junto al ministro de Economía Amado Boudou. / Fuente: Presidencia de la Nación

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Chaco: Pérez Esquivel: “La doctrina de seguridad nacional no desapareció”

MOMARANDU

El premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel juzgó que la doctrina de seguridad nacional no desapareció y que la Masacre de Margarita Belén ocurrida bajo la última dictadura militar en el Chaco tiene por antecedentes a la contra insurgencia francesa en Argelia y la guerra de Vietnam.

El Nobel afirma que “la doctrina de seguridad nacional no desapareció, simplemente cambió los ejes, ya que Israel y Estados Unidos siguen justificando la tortura”.

Pérez Esquivel declaró en el juicio que se sigue en foros judiciales de la capital chaqueña por ese hecho en el que fueron fusilados detenidos políticos

"Margarita Belén es parte de la Doctrina de Seguridad Nacional y su política de control social por exterminio de las organizaciones populares, amparada en la complicidad tiene antecedentes en dad de sectores civiles, empresariales y religiosos" declaró el Nobel

Pero además dijo que Margarita Belén encuentra antecedentes históricos en la contra insurgencia francesa en Argelia y en la guerra de Vietnam

“Ese es el marco de los 22 asesinatos. No se trata de un episodio aislado. Fue un crimen de lesa humanidad” agregó.

Pérez Esquivel explicó que el empleo de la tortura como arma de inteligencia fue tomada del ejército Francés mientras que el robo de niños, lo aportó el franquismo español.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Santa Fe: Hallaron los restos de un entrerriano desaparecido durante la dictadura

UNO - INFOALTERNATIVA

Peritos forenses hallaron el cuerpo de un gualeguaychuense en Laguna Paiva, Santa Fe. Se trata de Gustavo Pon, secuestrado en Rosario y que hasta hace horas formó parte de una de las tres tandas de personas desaparecidas y que pasaron por el centro clandestino de detención La Calamita en Santa Fe.

A los restos de las personas que formaban parte de las dos primeras tandas los arrojaron al mar, mientras que a otro grupo, en el que se encontraba el joven Gustavo Pon, fue enterrado en el campo del Ejército en Laguna Paiva, según consignó Infoner.com.

Uno de los ocho cuerpos desenterrados en Campo San Pedro -el predio militar donde trabaja desde hace seis meses el Equipo Argentino de Antropología Forense-, pertenece a María Esther Ravelo, una no vidente que fue secuestrada el 17 de septiembre de 1977 junto a su esposo Etelvino Vega.

María Esther fue una de las 27 personas que luego de ser secuestradas en el centro clandestino de detención La Calamita, fue trasladada a una chalet, asesinada y finalmente enterrada en un campo cercano a Laguna Paiva.

Esto prueba el circuito represivo, y convierte el caso en el primero en todo el país donde la justicia pudo comprobar enterramientos clandestinos en un predio militar.

La Justicia también pudo determinar que "la disposición final de los 27 detenidos se hizo en Monje con inyecciones letales". Entre ellos, el joven Gustavo Pon.

La causa que instruye el juez Miato se inicia en abril de 2007 por una denuncia de la Casa de Derechos Humanos de Santa Fe, que agrupa a las Madres de Plaza de Mayo, Familiares de Desaparecidos y el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos. No obstante, ya en 1984, la Conadep se había hecho eco de comentarios de vecinos y baquianos de la zona.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: Adolfo Pérez Esquivel estará presente en el Juicio a Jorge Rafael Videla

PRENSA RED

El Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) de Córdoba informó que el Premio Nobel de la Paz acompañará a los familiares de las víctimas durante las últimas jornadas del Juicio Videla Menéndez.

Pérez Esquivel estará entre el público durante las dos últimas audiencias programadas para el martes 21 y miércoles 22 próximos en Córdoba. El Nobel de la Paz que también fue víctima de la metodología del Estado terrorista acompañará a los familiares de los militantes populares asesinados en la Unidad Penitenciaria uno (UP1) y de los sobrevivientes del D2.

Tras 34 años de impunidad, el 22 se dictará sentencia en la causa Videla por los 31 crímenes ejecutados entre abril y octubre de 1976 en penitenciaría de barrio San Martín.También serán condenados los autores de tormentos contra 5 ex policías y un civil acusados de "subversivos" (causa Menéndez).

En el banquillo se encuentran Jorge Rafael Videla, responsable máximo de la ejecución de un plan de exterminio contra la sociedad organizada, Luciano Benjamín Menéndez titular del Tercer Cuerpo del Ejército y otros 29 imputados entre militares y policías.

Por el Servicio Paz y Justicia delegación Córdoba, los abogados María Elba Martínez y Hugo Vaca Narvaja representan a los familiares de 14 de las víctimas.

Pérez Esquivel fue secuestrado en Brasil en el marco del Plan Cóndor. Luego fue enviado a la unidad nueve de La Plata otra de las prisiones que al igual que la UP1 se ocupaba de “trasladar” a los presos políticos y luego asesinarlos. Gracias a la presión internacional ejercida por diversos sectores no fue tirado desde un avión al Río de la Plata durante los llamados vuelos de la muerte, el 5 de mayo de 1977.

Pérez Esquivel lleva más de 40 años luchando a favor de los derechos humanos. Es querellante en diversas causas sobre violaciones de derechos humanos incluidas las que se sustancian en Córdoba. Junto a María Elba Martínez son querellantes en la causa Madre desde la mitad de los años ochenta.

Tiempo atrás, el Nobel de la Paz, declaró como testigo via teleconferencia en el juicio por la masacre de Margarita Belén y consideró que estas prácticas de eliminación en las cárceles no eran hechos aislados. Allí advirtió que el exterminio de presos debía analizarse “en el contexto de la Doctrina de Seguridad Nacional y su política de control sobre las organizaciones populares” y destacó que la “complicidad de sectores civiles, empresariales y religiosos” fue fundamental.

También subrayó que la dictadura se nutrió de otras experiencias metodológicas aplicadas en la contrainsurgencia francesa en Argelia y en la Guerra de Vietnam.

En esa línea sostuvo que “la tortura como un arma de inteligencia fue tomada del Ejército Francés y que el robo de niños, lo aportó el Franquismo español”. Luego destacó que actualmente “la doctrina de seguridad nacional no desapareció, simplemente cambió los ejes. Israel y Estados Unidos justifican la tortura”.

El premio Nóbel es cofundador del Servicio Paz y Justicia (SERPAJ) se define como "una organización social, de inspiración cristiano-ecuménica, que tiene como finalidad promover los valores de la Paz, la No violencia y una cultura fundada en el reconocimiento pleno a los Derechos Humanos". Cuenta con secretariados nacionales en Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Colombia, El Salvador y Uruguay. En Buenos Aires funciona el SERPAJ-América Latina, organización de tercer grado que en miembro consultivo del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas y entidad consultiva de UNESCO.

Dentro del territorio nacional, cuenta con representantes y sedes en Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Rosario (Santa Fe), Rosario del Tala (Entre Ríos), Salta y Tucumán.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: El CISPREN repudia grave intimidación policial contra reportero gráfico de INDYMEDIA Córdoba

PRENSA RED

A José Fernández un oficial de la Policía le arrebató la cámara cuando estaba filmando la brutal represión policial contra los estudiantes que protestaban frente a la Legislatura por la sanción de la polémica Ley de Educación provincial.

El Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (CISPREN) repudia la intimidación que sufrió el reportero gráfico de INDYMEDIA Córdoba, José Fernández el miércoles pasado por parte de efectivos de la Policía de Córdoba cuando en la Legislatura se trataba el polémico proyecto de Ley de Educación.

El hecho se produjo cuando Fernández registraba la represión policial contra los estudiantes y un oficial de la fuerza le arrebató la cámara, pero la rápida reacción del compañero y la presencia de otros medios de comunicación, permitió que recuperara su elemento de trabajo.

El Cispren responsabiliza al gobierno provincial por el intimidante accionar de la fuerza policial contra los trabajadores de prensa porque es un claro ataque a la libertad de expresión contemplada en la Constitución Nacional.

El gremio además se solidariza con los estudiantes que fueron víctimas de la brutal represión policial cuando su único objetivo era protestar contra una Ley que no los contiene, que no cuenta con el consenso político y social y que está hecha a la medida del sector privado de la educación y del empresariado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Brasil: 2010 finaliza con 2,6 millones empleos, dijo Lula

.
El presidente brasileño, Luiz Lula da Silva, afirmó hoy que en 2010 serán creados 2,6 millones de puestos de trabajo y aseguró que su sucesora, Dilma Rousseff, dará "continuidad" a su política de generación de empleos.

"Vamos a terminar el año con casi 2,6 millones de" puestos de trabajo formales, "es algo extraordinario" ver que "el IBGE (Instituto Brasileño de Geografía y Estadística) informa que el desempleo es del 5,7 por ciento", afirmó Lula da Silva.

Los índices de desocupación divulgados el viernes por el IBGE son los menores desde 2002 y en algunas regiones metropolitanas, como Porto Alegre, en la región sur, hay un cuadro de virtual pleno empleo, destacó hoy Lula.

"Yo fui dirigente sindical y peleé mucho contra el desempleo", acotó el presidente, cuyo mandato concluirá el 31 de diciembre.

"Estoy feliz porque estoy terminando mi mandato y la (de viviendas populares), las inversiones de Petrobras, los astilleros, pienso que de aquí en adelante va a continuar la oferta de empleos en Brasil", concluyó al hablar en su programa radial Café con el Presidente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Perú: Desde la prisión Montesinos amenaza a candidatos por el Facebook

.
Condenado a 25 años en una prisión militar, Vladimiro Montesinos, el poderoso jefe del espionaje peruano en la década 1990-2000, amenazó la semana pasada a dos candidatos presidenciales a través del Facebook.

La intervención de un sentenciado en el debate electoral es inédita, sobre todo por ser un ícono de la corrupción política, y tomó por sorpresa a las autoridades peruanas, comentaron analistas políticos.

Montesinos utiliza para sus propósitos la cuenta en Facebook de su abogada, Estela Valdivia, pues en teoría los reclusos no están autorizados para acceder a medios de comunicación con el exterior.

En los últimos días, Montesinos dictó dos mensajes dirigidos a Keiko Fujimori Higuchi, hija del ex presidente Alberto Fujimori, y al ex ministro Jaime Yoshiyama, importante personaje del fenecido régimen.

Keiko Fujimori es aspirante presidencial por "Fuerza 2011", que cuenta con el respaldo del ex presidente; y Yoshiyama es su candidato a la primera vicepresidencia.

Sobre la hija de su ex socio, escribió: "Yo estoy preso, pero no estoy aburrido. Aburrido me sentía cuando tenía que cumplir los encargos que su papi me hacía cuando ella vivía en Boston", evocando con sarcasmo los años de estudio de Keiko y sus hermanos en Estados Unidos.

Según diversos voceros de la oposición, la ahora candidata presidencial financió sus estudios con fondos públicos.

A un comentario de Yoshiyama en la prensa, refiriendo que tuvo graves discrepancias con Montesinos, éste respondió: "yo estoy privado de mi libertad, pero no de mis recuerdos", dejando entrever que podría hacer revelaciones para dañar su campaña.

Las leyes en vigor no penalizan de manera explícita este tipo de casos, una ambigüedad de la que Montesinos parece ser consciente dada su reputación de astuto conocedor de las áreas oscuras de la ley.

Al respecto, la ministra de Justicia, Rosario Fernández, anunció que ha nombrado una comisión técnica para evaluar mecanismos que permitan controlar las publicaciones del sentenciado ex jefe del Servicio de Inteligencia.

El mismo control se aplicaría al ex presidente Alberto Fujimori, también sentenciado a 25 años de cárcel y recluido en una prisión policial, a fin de evitar que participen en el debate político electoral.

Según un suspicaz vocero opositor sería "una farsa" el supuesto enfrentamiento virtual entre Montesinos y los candidatos fujimoristas, un truculento montaje ideado por el astuto ex presidente para lavar la imagen de su hija marcando distancia del oscuro ex asesor.

Según esta elucubración, Montesinos sería parte del montaje. En su última aparición pública en un tribunal, hace unos meses, Montesinos coqueteó con la prensa, posó para los fotógrafos mostrando su último libro (ya tiene cinco, escritos en prisión) y no dejó de mencionar el número de sus "seguidores" en la red social.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Venezuela: Hugo Chávez pide radicalizar proyecto político

.
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pidió radicalizar el proyecto político que lidera.

"Tenemos que radicalizar la Revolución democrática, y ello implica un verdadero y socialista atrevimiento. Por allí van los tiros del nuevo mapa estratégico que estamos elaborando", expresó el mandatario venezolano en su columna publicada en la prensa local.

Chávez difunde estas declaraciones dos días después de que la Asamblea Nacional (AN) aprobó su solicitud para legislar leyes por decretos durante los 18 meses próximos.

"La Habilitante es un instrumento necesario en función de los retos y compromisos que hemos asumido.

"No se trata sólo de enfrentar las calamitosas consecuencias de esta prolongada temporada de lluvias, sino de darle respuesta a los problemas estructurales intrínsecos al modelo capitalista, que se han agravado con la crisis actual", argumentó.

El mandatario definió la ocasión como un intento de "repolitizar efectivamente la gestión (...) junto al pueblo".

El gobernante consideró que el mapa político actual evidencia dos visiones: "El afán insobornable de la solidaridad y el bienestar colectivo y, del otro lado, los apetitos mezquinos de quienes por generaciones han querido repartirse al país como un botín".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Relaciones Venezuela-Estados Unidos, soberanía contra injerencia

Waldo Mendiluza (PL)

La defensa de Venezuela de su soberanía y la injerencia de Estados Unidos continúan marcando las relaciones bilaterales, las cuales pudieran sufrir una escalada en su deterioro si Washington mantiene actitud hostil.

En las últimas semanas han surgido nuevas evidencias de la agresividad de la nación norteña, que van más allá de las tradicionales declaraciones de funcionarios o diplomáticos.

Primero fue a mediados de noviembre, el foro acogido por el Congreso estadounidense bajo el nombre de Peligro en los Andes: amenazas a la democracia, los derechos humanos y la seguridad interamericana.

La cita en el Capitolio contó con el patrocinio de congresistas republicanos y demócratas, anfitriones de la ultraderecha latinoamericana y de ex miembros de la Administración de George W. Bush como Roger Noriega y Otto Reich, ambos con un largo y violento historial en el hemisferio.

Tan representativo encuentro -calificado por algunos de aquelarre- tuvo un objetivo claro y para nada oculto, frenar los procesos de cambios en la región, con particular énfasis en Venezuela.

El foro devino además un ataque directo contra la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, bloque integracionista formado por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas y Venezuela.

Poco después, Julian Assange y su controvertido portal Wikileaks filtraron a la palestra varios cables que no dejan dudas de la pretensión de Washington de aislar a Caracas.

Para el presidente Chávez, el sitio web vino a confirmar lo que nadie nunca dudó, el rol de las embajadas norteamericanas en el espionaje y el intento de dividir o sembrar cizaña.

"Wikileaks dejó al imperio al desnudo", sentenció el mandatario.

Con semejante escenario aún caliente, llegó un nuevo episodio de injerencia.

Se trata del caso de Larry Palmer, a quien el presidente estadounidense, Barack Obama, designó embajador en Venezuela.

A pesar de la negativa de Chávez a aceptarlo, la Casa Blanca insistió en enviarlo.

Si el Senado aprueba la nominación en los próximos días, Palmer viajaría a Caracas, dijo este jueves el subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, Arturo Valenzuela.

La postura desafiante de Washington recibió una contundente respuesta de Chávez.

"El señor Palmer aquí no entra aquí si viene habrá que agarrarlo en el aeropuerto de Maiquetía", advirtió.

De acuerdo con el líder socialista, Estados Unidos da en el asunto del diplomático una muestra más de prepotencia y comportamiento injerencista.

Ratifica así su línea histórica de intervencionismo y agresión contra el pueblo venezolano, sus instituciones y su democracia, apuntó.

Chávez inhabilitó a Palmer por irrespeto a la soberanía nacional, luego que el político afronorteamericano emitiera en junio, durante una audiencia parlamentaria, cuestionamientos a la moral de las Fuerzas Armadas Bolivarianas y sus generales.

"Palmer se inhabilitó él mismo con sus deseos de ganarse unos aplausos en el Congreso, y Estados Unidos debería buscar otro candidato", afirmó unas semanas después.

Desde entonces, el tema aparece con altas y bajas en las tensas relaciones bilaterales, susceptibles a empeorar por el propio asunto diplomático.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Mantendrá Nicaragua vigilancia normal en frontera con Costa Rica

PL

Las Fuerzas Armadas de Nicaragua anunciaron que mantendrán una posición normal de vigilancia en la frontera común con Costa Rica, pese al reforzamiento militar aplicado por el vecino país durante los últimos días.

En declaraciones a periodistas, el portavoz del ejército local, coronel Juan Ramón Morales, dijo que nuestros soldados permanecerán como es habitual durante las fiestas de navidad y sin la menor alteración en la frontera.

Morales expresó que la institución castrense realizará sus labores normales de vigilancia y patrullaje en territorio nicaragüense.

Indicó que no se pretende bajo ningún punto de vista incrementar fuerzas en la frontera porque no tenemos ninguna situación que amerite el envío y el refuerzo de tropas y efectivos militares en esa área.

El sábado, el Ministerio de Seguridad costarricense emitió un comunicado en el que anunciaba el refuerzo militar de su frontera con Nicaragua con un grupo de 200 efectivos.

Durante las festividades navideñas y de fin de año el Ejército nicaragüense empleará las mismas fuerzas que en fechas similares con un dispositivo de patrullaje en la zona sur propio de la lucha contra el narcotráfico internacional.

Morales puntualizó que el ejército nicaraguense estará pendientes y vigilante para detectar cualquier movimiento del crimen organizado y el narcotráfico internacional.

Medios de prensa costarricense dijeron que el gobierno de Costa Rica anunció el envío de soldados y oficiales a Barra del Colorado, en la zona caribeña, en las cercanías del área del nicaraguense Río San Juan.

Costa Rica también confirmó que reforzará la vigilancia en todo el cordón fronterizo con aproximadamente 30 puestos de avanzada y patrullajes en los principales ríos de la zona cercanos a Nicaragua.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

México 2010: Violencia genera violencia

Nubia Piqueras Grosso (PL)

Las grandes transnacionales de la información difunden hoy la imagen del México violento del 2010 con un matiz morboso que recrea los detalles con la más refinada técnica del periodismo amarillista o la crónica roja.

"México no es más violento hoy que en el pasado, aunque sus crímenes tengan mayor visibilidad y el crimen organizado tenga, más que nunca, recursos para corromper, reclutar y armarse", así afirma Héctor Aguilar Camín en su ensayo "Regreso al Futuro".

La preparación de la opinión pública internacional sobre el tema, además de los análisis y opiniones "secretas" de la embajada estadounidense en Ciudad México reveladas por Wikileaks, sugieren ciertas sospechas de las eternas intenciones del poderoso vecino de penetrar en la vida mexicana.

Al respecto observadores políticos comentan que con el arribo al poder del actual presidente Felipe Calderón, en diciembre del 2006, comenzó un abierto combate contra el crimen organizado, del cual hasta el momento, existen opiniones coincidentes en que ha tenido miles de muertos y pocas victorias.

En el discurso de algunos de ellos subyace la idea de que con la llegada del oficialista Partido de Acción Nacional (PAN) a la residencia presidencial de Los Pinos, se terminó el arreglo implícito entre los traficantes de drogas y los gobiernos locales o estatales, principalmente los del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Las imputaciones se basan en que estos gobiernos permitían el libre paso de cargamentos de droga desde Suramérica hacia Estados Unidos por rutas, principalmente terrestres, definidas dentro del territorio mexicano.

Los señores del narco

El poder económico del crimen organizado ha llegado a niveles tales, que la revista estadounidense Forbes consideró como una de las primeras fortunas del mundo al mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa, uno de los más fuertes y el que menos desgaste ha sufrido en la denominada "guerra contra el narcotráfico". Para la periodista Anabel Hernández, el país vive una beligerancia entre cárteles y no un enfrentamiento del Gobierno contra estos delincuentes, por lo que México podría sufrir una mayor espiral de violencia si la guerra se traslada a los pequeños distribuidores de drogas.

De acuerdo a sus investigaciones, "la guerra que viene", que tiene igualmente preocupados a los capos, será entre narcomenudistas (vendedores de droga al detalle), quienes se disputarán el mercado local, calle por calle.

Estados Unidos "es ya un mercado conquistado por los cárteles mexicanos de los Zetas o de Sinaloa, que desplazaron a los colombianos y a las mafias rusa y china; por eso allá no hay oleadas de muertos, cada quien tiene su territorio", aseguró.

Desafortunadamente, lo que ocurre en el norte y en otros estados no fronterizos como Michoacán también se da en el resto del país, aunque el nivel de violencia en Ciudad Juárez o Tamaulipas no tiene la misma causa, opinó Lázaro Cárdenas, ex gobernador de Michoacán, en una entrevista reciente con un medio español.

Pese a las diferencias y a la intensidad de los actos violentos, lo cierto es que el crimen organizado está presente, actúa, busca penetrar las instituciones y utilizarlas a su favor en muchas zonas de México, aseguró Cárdenas.

En algunas regiones de la frontera con Centroamérica, las bandas criminales participan del tráfico de personas, a los cuales secuestran y extorsionan, y no pocas veces asesinan en el tránsito hacia Estados Unidos, objetivo final de esos emigrantes.

El hecho reciente que más estremeció a la opinión pública mundial en el 2010 ocurrió el 25 de agosto pasado, cuando la organización criminal "Los Zetas" masacraron en Tamaulipas a 72 personas de varias nacionalidades, porque no respondieron a sus exigencias de pago por dejarlos continuar en su camino.

Daños colaterales

La estrategia de enfrentamiento a las bandas del crimen organizado, cuyo impacto se hizo sentir con mayor fuerza en este 2010, es objeto hoy de críticas contrarias a las decisiones tomadas por el gobierno del presidente Felipe Calderón.

Muchos ataques provienen de políticos de oposición, pero también de la sociedad civil, que sufre los llamados "daños colaterales" ocasionados tanto por la violencia de los "narcos", como por las fuerzas armadas que intentan rescatar el orden.

Recientes revelaciones del sitio digital Wikileaks, confirmó que funcionarios de la embajada estadounidense en México también comparten el criterio de la poca efectividad de las acciones gubernamentales, e incluso, pusieron en duda la capacidad de las instituciones armadas para enfrentar el grave problema.

No obstante, la más reciente ofensiva combinada de la Policía Federal, el Ejército, la Marina y otros cuerpos armados, apoyados por información de inteligencia, comienza a revertir las opiniones adversas.

Los efectivos golpes a la poderosa organización criminal "La Familia Michoacana" y la noticia de que por primera vez se le "pisa los talones a El Chapo Guzmán", con la detención de su lugarteniente, pone en condiciones favorables a las fuerzas del orden ante la opinión pública nacional.

Sin embargo, los criterios continúan centrándose en que combatir con violencia a las bandas criminales, lejos de atemorizarlos, los convierte en más sanguinarios, en tanto cada vez les importa menos el daño a personas inocentes, actuar por el que culpan también al Gobierno.

Las recientes manifestaciones públicas de apoyo a "La Familia Michoacana", en las calles de Morelia, capital del estado de Michoacán, y en el municipio de Apatzingán, confirman que las acciones de las fuerzas represivas, las cuales descabezaron a la organización criminal, no cuentan con total aprobación popular.

Sectores no minoritarios de la sociedad impugnan el método utilizado por los policías federales y el ejército, que combaten a las bandas en plena calle con la muerte de personas inocentes y otros daños humanos; mientras los supuestos debilitados cárteles se vuelven más violentos.

Las armas vienen del norte

Los cuerpos locales de la Policía, que actualmente combaten la "narcoviolencia", se quejan del combate desigual frente a los delincuentes, quienes utilizan camionetas blindadas, fusiles automáticos, armas de grueso calibre, granadas y hasta helicópteros para operar.

Sobre el tema, el diario The Washington Post reveló los nombres de los 12 principales comerciantes de armas incautadas en los dos últimos años por la policía mexicana en acciones contra el crimen organizado, de los cuales ocho se ubican en Texas y tres en Arizona, muy cerca de la frontera común, y uno en California.

Con estas revelaciones, Estados Unidos se reafirma como mercado y proveedor, dos elementos que lejos de frenar, estimulan la continuidad del tráfico de drogas y la "protección del negocio" mediante las armas.

Por otra parte, algunos analistas llaman la atención sobre las causas internas que provoca la violencia como el incremento de la pobreza y la marginalización, además de la necesaria atención a las nuevas generaciones, que cada vez son más vulnerables a sumarse al crimen organizado, como un modo de vida.

La reciente captura de un niño de 14 años, cuya historia criminal resulta espeluznante, no sólo desató una amplia polémica en la sociedad mexicana, sino enormes interrogantes en torno a la creciente inseguridad, al punto que no son pocas las preguntas sobre si tendrán que convivir de por vida con este flagelo.

Nubia Piqueras Grosso es corresponsal de Prensa Latina en México.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

México: Alertan feministas de nueva oleada de reformas para penalizar aborto

Guadalupe Cruz Jaimes (CIMAC)

Una vez más el Partido Revolucionario Institucional (PRI) aprovechó su mayoría en el congreso de Tamaulipas, para adicionar el artículo 16 de la Constitución local para proteger la vida desde la fecundación y hasta la muerte natural, y el Código Penal, con lo que la entidad penaliza el aborto.

Así lo expresaron activistas, integrantes del Pacto por la Vida, la Libertad y los Derechos de las Mujeres, quienes señalaron su preocupación porque este hecho se repita en los estados donde hay iniciativas de ley “pendientes” para criminalizar la interrupción del embarazo que son: Aguascalientes, Veracruz, Tlaxcala, Baja California Sur y Estado de México.

En entrevista, Martha Juárez, integrante Consorcio para el Diálogo Parlamentario, refirió que el pasado 15 de diciembre el Congreso de Tamaulipas aprobó con 26 fotos a favor y tres en contra (uno del Partido del Trabajo y dos del Partido de la Revolución Democrática) dicha iniciativa.

Con este resultado, se adicionó el artículo 16 de la Constitución del estado, con la que “el estado de Tamaulipas reconoce, protege y garantiza el derecho a la vida de todo ser humano desde el momento de la fecundación hasta su muerte natural”.

La reforma se realizó considerando dos iniciativas propuestas, una por el grupo parlamentario del PRI, en diciembre de 2009, y otra presentada por el Partido Acción Nacional (PAN), en marzo de 2010, ambas en el mismo sentido.

Sustituyen cárcel por tratamiento médico

Además de la modificación constitucional, el dictamen indica que también se reformó el Código Penal del estado, en 4 artículos, informó Martha Juárez.

En el artículo 357 faculta a los jueces para sustituir la pena de cárcel a las mujeres que aborten voluntariamente por un “tratamiento médico integral”, que consiste en “apoyar a las mujeres a superar los efectos causados como consecuencia del aborto provocado, así como reafirmar los valores humanos por la maternidad ayudando al fortalecimiento de la familia”.

Mientras que en el 358 sanciona “a quien provoque la muerte del producto de la concepción de una mujer embarazada”, ésta consiste en “pagar los tratamientos curativos que, como consecuencias del delito, sean necesarios para la recuperación de la salud física, psíquica y emocional de la mujer embarazada a la que se haya provocado el aborto”.

Otro de los artículos modificados en el Código Penal del estado se refiere a la suspensión del ejercicio profesional de los médicos o enfermeros que realicen el aborto, además de la sanción penal.

Martha Juárez indicó que el dictamen señala que el pasado 14 de diciembre las Comisiones se reunieron para analizar de forma conjunta la iniciativa, es decir, “de un día para el otro analizaron las propuestas del PRI y del PAN, elaboraron el dictamen, lo registraron en la gaceta parlamentaria para proceder a su primera lectura y posterior votación en el pleno”.

Al respecto, la ex legisladora Elsa Conde, también integrante del Pacto por la Vida, la Libertad y los Derechos de las Mujeres, señaló que con esta reforma, el PRI “repite el esquema que siguió en la oleada de modificaciones a las legislaciones locales de hace dos años, aprueban sin una discusión amplia, en el último día de trabajo de la legislatura, y en alianza con el PAN y la jerarquía católica”.

Cabe recordar que de octubre de 2008 a la fecha, ahora con Tamaulipas, se han realizado 18 reformas constitucionales para proteger la vida desde la fecundación, y con ello, penalizar el aborto.

De acuerdo con la activista, “una vez más, el PRI obedece la agenda de derecha, aprovechando su mayoría en el Congreso local para votar en contra de los derechos de las mexicanas”.

Señaló que el reciente “embate” en Tamaulipas, “nos recuerda que ahí está la jerarquía católica, representada por los partidos políticos”, por lo que advirtió, “no podemos bajar la guardia, porque buscan que la criminalización del aborto sea federal”.

Por ello, hicieron un llamado al gobierno federal y a los institutos políticos para que respeten el Estado laico y detengan la promoción de reformas para penalizar el aborto en estados como Aguascalientes, “donde hay un proselitismo importante de la jerarquía católica”.

En este escenario, las mujeres organizadas buscarán que las legisladoras priistas que están comprometidas con el derecho a decidir “sean interlocutoras para que los once municipios tamaulipecos no ratifiquen la reforma”.

De igual modo, se movilizarán para lograr que el gobernador priista Eugenio Hernández Flores, no publique la reforma en el diario oficial del estado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...