viernes, 7 de enero de 2011

Argentina, Córdoba: Ediles de Morteros intentan "criminalizar la opinión"

PRENSA RED

El Concejo Deliberante de esa ciudad del noreste cordobés intimó al director del periódico “Regionalísimo”, Miguel Peiretti a que “ratifique o rectifique” las afirmaciones vertidas en una nota referida a la incapacidad de las autoridades para controlar el cumplimiento de la venta de bebidas alcohólicas a menores, entre otras cuestiones.

El Concejo Deliberante de la ciudad de Morteros envió una carta documento al director del periódico Regionalísimo, Miguel Peiretti intimándolo a que “ratifique o rectifique” las afirmaciones vertidas en una nota publicada el 2 de noviembre bajo el título “Aprueban la cultura del reviente para sostener el consumo en exceso” (http://regionalisimoenlineas.blogspot.com/2010/11/aprueban-la-cultura-del-reviente-para.html).

Los ediles formulan “la reserva de plantear querella criminal” contra el autor de la nota “por el injusto descrédito proferido hacia nuestras personas y reputación, atentando contra nuestro buen nombre y honor”.

La autoritaria reacción de los miembros del Concejo Deliberante es un claro ataque a la libertad de expresión porque, como bien dice el autor de la nota, “se pretende criminalizar la opinión”.

El artículo en cuestión critica la decisión del Concejo Deliberante porque los ediles de Morteros resolvieron “extender en una hora el cierre de los boliches por la manifiesta incapacidad de poder controlar el cumplimiento de las normas en el expendio de bebidas alcohólicas a menores.”

“Ante la actual situación sabiendo que cuando existe participación real aparecen las capacidades para controlar, es necesario que asumamos la responsabilidad como ciudadanos en constituirnos en un grupo de trabajo que cumpla la función que en este momento el Estado municipal y la policía no puede o no quiere cumplir”, sostiene Peiretti en la nota .

En la respuesta a los ediles morterenses, el director de “Regionalísimo" manifiesta que “en ningún momento hago referencia a los concejales en particular, sino que es una simple opinión sobre lo que puede generar la modificación de la medida y la falta de controles”.

“Intimar con la penalización a la opinión crítica, es volver a las prácticas impuestas por la dolorosa dictadura que sufrimos los argentinos y fortalecida hace una década por el neoliberalismo con el objetivo de silenciar las opiniones para manipular las decisiones de los ciudadanos”, denuncia.
“Convivimos en una comunidad que esta evolucionando y necesita de ideas y actitudes, por lo que si para opinar en defensa de los derechos y la vida de los adolescentes significa entregar a los concejales mi poco patrimonio que utilizo para trabajar, esta a disposición, antes que aceptar el intento de criminalizar la opinión”, afirma. (ver texto completo de la respuesta en: http://regionalisimoenlineas.blogspot.com/2011/01/respuesta-ante-el-intento-de.html)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.