viernes, 14 de enero de 2011

Argentina, Mendoza. Desalojo violento: "Nos dispararon por proteger a un matrimonio y a su hijita"

Santiago Montiveros (MDZOL)

Una joven embarazada está internada en el hospital Paroissien con heridas en su rostro, por perdigones policiales. Los efectivos dispararon contra su casa del barrio Los Alerces desde una moto. La víctima estaba cenando junto a su familia y de milagro no perdió su ojo izquierdo. Mirá el video con su testimonio.

Melisa Casal (19) no dudó por un segundo. Tampoco lo hicieron su marido, Leandro Flores (21), ni los demás integrantes del hogar que el matrimonio comparte con sus suegros en el barrio Los Alerces I. Sin embargo, las graves secuelas que la joven exhibe en su rostro hacen repensar la decisión inicial.

Casal, que atraviesa la semana 21 de su embarazo, fue alcanzada por cuatro perdigones de goma que impactaron en su rostro. Los disparos fueron efectuados por la Policía que, en ese momento, desalojaba a los okupas que habían tomado el barrio Río Mendoza I (situado a pocas cuadras del hogar de los Flores) y que habrían comenzado a arrojar piedras hacia los uniformados.

"Nos dispararon desde una moto cuando dejamos entrar a una pareja con una nena chiquita porque queríamos protegerlos", contó Casal, desde su habitación del hospital Paroissien de Maipú. Por su parte, Flores acompañó las declaraciones de su esposa: "Las balas entraron por una ventana que no tiene vidrio", contó.

Más adelante, y con la conmoción aún a cuestas, la pareja explicó que la pequeña de cuatro años a la que dieron refugio también fue herida en el cuero cabelludo, al igual que Néstor Flores (hermano de Leandro), lastimado en el labio y su brazo derecho. Este panorama fue confirmado por el director del hospital (ver video).

De acuerdo con Flores, el padre de la niña también habría recibido diversos disparos de balas de goma. "Estaba muy lastimado, pero no quiso hacerse atender en el hospital", explicó. Por lo tanto, el número de heridos tras el desalojo de los terrenos de Luján ascendería a cinco, según los testimonio de la familia afectada.


"Estuvimos un rato, pero después nos fuimos"

Así describió Casal su corta estadía en el barrio Río Mendoza I. De acuerdo con la joven, estuvo durante unas horas en una de las viviendas que están en etapa de construcción, pero desistió de su actitud alrededor de las cuatro de la tarde. "La fui a buscar porque sabía que podía haber problemas", expresó su marido.

"Vivimos en la casa de mis padres con la familia de mi hermano", enfatizó Flores. En un escenario semejante, resulta fácil de asimilar los motivos que impulsaron a Casal a intentar conseguir otro hogar, más allá de la ilegalidad del método.

Mañana sería dada de alta

El director del hospital Paroissien, Luis Jofré, adelantó que, de no mediar inconvenientes, Casal sería dada de alta en las próximas 24 horas. "Está estable bajo observación", añadió.

Con respecto a la salud del feto, Jofré aseguró que no corre peligro. "Esta mañana hicimos las pruebas fetales correspondientes y comprobamos que está bien", relató.

Por otra parte, el profesional señaló que la niña de cuatro años y Néstor Flores fueron intervenidos en el establecimiento y después se retiraron. "No requerían ser internados", agregó.

Fuente foto: MDZOL

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.