viernes, 14 de enero de 2011

Argentina: Un nuevo capítulo en la lucha antiminera. Gracias a la presión popular, se derogó un veto contra la megaminería en Abra Pampa

Esteban Stanich (PRIMERA FUENTE)

El reclamo de la gente obligó al intendente de la localidad jujeña de Abra Pampa, Ariel Adolfo Machaca, a ratificar una ordenanza que prohíbe las explotaciones mineras en esa localidad. Este mismo funcionario la había vetado el 20 de diciembre pasado pese al grave impacto sanitario que emprendimientos mineros ya habían causado en la zona.

Todo comenzó durante la mañana de ayer cuando un grupo de vecinos se presentó en el Concejo Deliberante local para presenciar la sesión en la que se iba a insistir con la ordenanza Nº 51/2010 que prohíbe la radicación y funcionamiento de exploraciones mineras metalíferas a cielo abierto y el uso de sustancias químicas como cianuro, mercurio y otras sustancias tóxicas similares.

La norma municipal también restringe “el ingreso, tráfico, uso, almacenamiento, comercialización, elaboración, producción, extracción y/o transporte de sustancias tóxicas”, según reza textualmente la ordenanza.

Grande fue la sorpresa cuando los ediles decidieron posponer la sesión para el lunes próximo debido a que sólo tres (de un total de seis) se presentaron en el recinto. Si esto ya había despertado la bronca de los vecinos, los ánimos se caldearon aún más cuando en el lugar se notó la presencia de supuestos empleados de empresas mineras interesadas en explotar yacimientos metalíferos de la zona.

Según se informó, los pobladores tomaron el edificio municipal como señal de protesta. Reclamaron a Machaca que derogue el veto de la ordenanza que fue sancionada el pasado 30 de noviembre con el apoyo de cinco de los seis concejales que integran el cuerpo deliberativo.

Pese a la presencia de policías y supuesto personal de seguridad de las mineras Pirquitas y Minera el Aguilar -según los vecinos, aliadas al intendente-, Machaca, pasadas las 15, optó por derogar el veto contra la norma ambiental a través de la firma de un decreto.

La ordenanza fue impulsada por diferentes comunidades de Abra Pampa en base a la experiencia vivida con la empresa Metal Huasi. Esta fundidora de plomo quebró en 1990 y dejó en ese pueblo unas 30.000 toneladas de escoria de ese metal. Hoy, según un estudio de la Universidad de Jujuy, el 81% de los chicos de la zona tiene plomo en su cuerpo, “y la mayor parte del pueblo sufre las consecuencias de la desidia de la empresa y el estado”, advirtieron los vecinos (ver video adjunto del programa TN Ecología).

En Jujuy existen otros antecedentes de prohibición de la megaminería contaminante: los municipios de Cangrejillos, Tilcara y Huacalera. Asimismo, siete provincias ya han sancionado leyes en este sentido. Existen también, tres proyectos de ley de prohibición de la megaminería contaminante en el Congreso de la Nación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.