viernes, 7 de enero de 2011

Comienza la pugna en Congreso estadounidense

PL

El anunciado inicio hoy de las vistas en la Cámara de Representantes de Estados Unidos para revocar la reforma de salud marca el comienzo de las pugnas entre demócratas y republicanos.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, parece dispuesto a llevar adelante las amenazas de revocar la ley de Salud impulsada por el gobernante, Barack Obama, y aprobada por el Congreso.

Sin embargo, la crucial votación para sepultar el plan, que augura una mayor crispación política en Washington, no debe ir más allá de lograr el apoyo de la mayoría de los republicanos en la Cámara.

En el Senado los demócratas deben evitar cualquier avance pues mantienen el control allí, y en último caso Obama vetaría los intentos de eliminar uno de los mayores logros de su política interna.

Además, los augurios para los planes opositores no son nada alentadores. Revocar la reforma de salud implica que al menos 32 millones de personas carecerán de seguro, algo que debe poner a pensar a los más osados, estiman expertos.

Al respecto, un estudio de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés) advirtió también que la revocación de la ley aumentará el déficit del presupuesto federal en unos 145 mil millones de dólares para el fin de esta década, algo que contradice el mensaje opositor.

En su propaganda para ganar los comicios parlamentarios de noviembre último, los republicanos prometieron eliminar o despedazar la ley de salud

Según ellos, el documento impone cargas en las empresas, afecta la creación de empleos y es inconstitucional al obligar a los individuos a comprar seguros de salud si no cuentan con cobertura.

La reforma de salud es apoyada por sectores populares porque trata de reducir los costos médicos y asegurar a millones de personas que actualmente no pueden pagar una cobertura médica.

Boehner anunció para el próximo miércoles una votación para revocar la iniciativa, lo que debe incrementar más la fricción entre ambos partidos en aspectos que van desde la política económica hasta una reforma migratoria, a la vez que aumentan los temores de una parálisis del legislativo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.