miércoles, 19 de enero de 2011

'Estamos de acuerdo en que Tinelli es un desastre'

Sandra Chaher (ARTEMISA)

Showmatch es el programa de televisión que más vulnera los derechos de las mujeres. Hasta ahora nunca recibió una penalización de parte del Estado. ¿Hay posibilidades de que esto suceda en el marco del cruce de las leyes de Medios y de Violencia de Género? Gustavo Bulla, directivo de AFSCA, afirma que están haciendo el intento pero que es imprescindible que la sociedad debata por qué Tinelli logra 30 puntos con estos recursos.

En marzo del 2009 fue sancionada la Ley 26485, de Protección Integral para prevenir, sancionar, y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrolle sus relaciones interpersonales, más conocida como Ley de Violencia de Género. Se trata de la primera norma que tipifica a la violencia simbólica y, como uno de sus modalidades a la violencia mediática.

Es una norma de protección, que fundamentalmente marca un rumbo y marco para la acción pero que no determina conductas que deben ser cumplidas ya que no incluye la posibilidad de la sanción.

Sin embargo, la aprobación posterior de la Ley 26522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, más conocida como Ley de Medios, habilitó la posibilidad de que el articulado correspondiente a violencia mediática sea utilizado para emitir sanciones sobre quienes lo infringen.

La Ley de Medios fue aprobada por el Parlamento en octubre del 2009, pero recién entró en vigencia en julio del 2010 luego de resuelta una medida cautelar, y desde hace apenas un mes están disponibles las sanciones que permitirían la penalización.

Gustavo Bulla, director nacional de Supervisión y Evaluación de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual –AFSCA- (ex COMFER), el organismo responsable de hacer cumplir la nueva Ley de Medios, explica las posibilidades de sanción de la nueva Ley de Medios sobre los contenidos discriminatorios hacia las mujeres en la radio y la televisión; dice que el AFSCA necesita más capacitación para reconocer las sutilizas misóginas de Showmatch; y argumenta por qué si bien las sanciones son importantes, la apuesta del AFSCA es hacia un cambio cultural.

- ¿Es posible la aplicación de sanciones en casos de violencia mediática a través de la nueva Ley de Medios?

- En el artículo 71 de la Ley de Medios observamos varias leyes, una de las cuales es la de Violencia de Género. A partir de eso podemos aplicar las sanciones de la Ley de Medios. Después hay otros artículos que si bien no se refieren específicamente a la violencia de género, el tema queda perfectamente encuadrado. Uno es el 107, que tipifica algunos contenidos dentro del horario apto para todo público: escenas que contengan violencia verbal y/o física injustificada; y las representaciones explícitas de actos sexuales que no sean con fines educativos, la desnudez y el lenguaje obsceno.

- En el caso de temas de género, el programa que genera más críticas indudablemente es Showmatch. ¿Hay posibilidades, en el marco de esta nueva Ley, de regular los contenidos de este programa?

- Hay varios expedientes iniciados ya contra Showmatch. Lo último que hicimos fue en el caso de Silvina Escudero. Pero ninguno tiene sanción firme.

- ¿Pero hay intenciones realmente de combatir la discriminación de Showmatch? Teniendo en cuenta que es el empresario más importante de la televisión y que tiene un buen vínculo con el gobierno aún estando en Canal 13.

- No tenemos eso particularmente en cuenta. Lo que sí pasa es que nuestros equipos de evaluación y fiscalización necesitan capacitación para detectar los aspectos discriminatorios hacia las mujeres que quizá no son tan evidentes y que en Showmatch abundan.

- Pero hay programas y conductores que apelan permanentemente a discriminaciones evidentes hacia las mujeres. Tinelli, Gelblung, Hanglin, los programas de chimentos…

- Claro que hay que avanzar en esto. Pero una cosa es la opinión que vos podés tener como periodista especializada en temas de género, o incluso como mujer, y otra lo que nosotros podemos poner en el marco de un expediente.

- Pero las discriminaciones de estos programas están perfectamente contempladas en el articulado de violencia mediática de la nueva ley de violencia de género.

- Si, avanzamos mucho con el encuadramiento legal, pero nos falta la capacitación del personal. Y así como tenemos los temas de género hay muchos otros presentes que deberíamos contemplar y no tenemos a la gente capacitada, como el de estupefacientes por ejemplo. Para estar a la altura de la ley tenemos que profesionalizarnos mucho todavía. Pero insisto en que la sanción no es la única vía, pensar que con sanciones permanentes a Tinelli resolveríamos ese tema. Sino generar debates que salgan del ghetto.

- ¿Están trabajando en la implementación de este debate cultural?

- En eso estamos. Esta ley está escrita para suecos y el tema es que la tenemos que implementar entre argentinos. Y encima para meternos con sectores muy poderosos y con gran capacidad de daño que tienen enorme consenso entre la población. Porque todos estamos de acuerdo en que Tinelli es un desastre, incluso los productores de televisión. Pero, aunque puedas discutir la metodología de IBOPE, Showmatch es el programa más visto de la televisión argentina. Entonces hay una gran hipocresía social. A la vez, la mayor estadística de sanciones que nosotros iniciamos es sobre temas de violencia en general, incluida violencia de género; pero cuando ves qué es lo que más denuncia la gente –a través del 0800 y el mail de AFSCA- hay una altísima tolerancia a la violencia, a la gente le molestan mucho más escenas de desnudez o incluso las malas palabras que la violencia.

- En la ley se menciona explícitamente a los pueblos indígenas en la adjudicación de licencias, pero no hay ningún otro sector social mencionado. ¿Por qué?

- La Constitución Nacional, en el año ’94, reconoció a los pueblos originarios una preexistencia anterior al Estado argentino y una especie de voluntad resarcitoria. Entonces, por la nueva Ley de Medios, se les entregarán a demanda radios o canales de televisión, uno por pueblo, sin ir a concurso.

- ¿Por qué otros sectores también invisibilizados de la sociedad no recibieron un tratamiento similar por parte de la ley?

Porque se los ha avasallado, no tienen cultura, se los invisibilizó y destruyó. Vos me dirás que las mujeres también están invisibilizadas, pero no es lo mismo. No hay ninguna india representativa de su comunidad que sea la estrella de la TV argentina ni que almuerce todos los días con Mirtha Legrand. Los pueblos originarios están totalmente fuera de los medios.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.