viernes, 21 de enero de 2011

México: Cédula de cuna

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

Cuando el gobierno panista anunció su insólita decisión de crear una Cédula de Identidad Biométrica, como era de esperarse, se le vino el mundo encima porque nadie en México, incluyendo a muchos militantes blanquiazules, está dispuesto a proporcionar hasta la composición de su iris.

Ante la catarata de oposiciones, sobre todo porque en México ningún banco de datos está blindado, creíamos que se había calmado el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, no es así ahora nos anuncia algo peor: han decido “fichar”, esa es la palabra, a nuestros hijos, prácticamente desde el nacimiento.

La innoble pretensión gubernamental contempla una Cédula de Identidad desde la Cuna, que contará con la fotografía de cada bebé y en la banda magnética quedarán de por vida las huellas dactilares, la composición del iris e inclusive el tipo de sangre.

No contentos con ello, el propio secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora y a contrapelo de lo acordado con su antecesor, Fernando Gómez Mont, informa que dicha Cédula también se impondrá a los mayores de edad.

Cuando escribíamos este Comentario a Tiempo, como es costumbre revisamos las últimas noticias y nos encontramos cuando menos con un respiro a este abuzo de poder:

Se difiere, reza el encabezado, la Cédula hasta tener la estructura "requerible", anuncian la Secretaría de Gobernación y el Instituto Federal Electoral; así es, no desiste, explican que si bien el Ejecutivo “construye las condiciones institucionales” para expedir la cédula de identidad, en tanto no cuente con toda la estructura para ello “queda diferida su expedición, a fin de encontrar sinergias de colaboración que permitan cumplir con el mandato de ambas instituciones.

Sin embargo, el consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés, advirtió que la reciente reforma al reglamento de la Ley General de Población emitida unilateralmente por el Ejecutivo en torno a la expedición de la cédula de identidad podría ser “legal, pero electoralmente inoportuna”, y aclaró que éste organismo defenderá en colectivo, el padrón electoral y la credencial para votar con fotografía, a las que definió como la única garantía de credibilidad democrática en las elecciones.

Si eso hace el consejero presidente del IFE, a los padres de familia no nos queda más que defender con ahínco los derechos humanos de nuestros hijos. No permitiremos la Cedula de Cuna.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.