viernes, 25 de febrero de 2011

Egipcios renuevan protestas, pese a disculpas oficiales por errores

PL

Miles de activistas del movimiento que derrocó a Hosni Mubarak exigieron hoy la salida del gobierno provisional egipcio de funcionarios ligados al anterior presidente, pese a que el actual ejecutivo pidió disculpas por errores pasados.

Dirigentes de la denominada Revolución del 25 de Enero, fecha en que inició la ola de manifestaciones que llevaron a la caída de Mubarak, convocaron una "marcha del millón" para demandar la renuncia del primer ministro Ahmed Shafiq.

Shafiq, quien al igual que el ministro de Relaciones Exteriores, Ahmed Aboul-Gheit, y el de Justicia, Mamdouh Mohey El-Din, sobrevivieron a la reciente remodelación del gabinete, fueron nombrados en sus puestos por el propio Mubarak antes de dimitir.

Los líderes del movimiento reivindicador, básicamente jóvenes, acusaron a miembros del gobernante Partido Nacional Democrático y al Ministerio del Interior de promover "deliberadamente" el caos en el país en un esfuerzo por "dañar la imagen de la revolución".

En ese sentido, repiten este viernes en la ya emblemática Plaza Tahrir de El Cairo, donde se mantuvieron 18 días para reclamar la salida de Mubarak, una movilización para que Shafiq deje el cargo y ponga fin a "una continuación del anterior régimen".

Precisamente, Shafiq ofreció ayer disculpas, a nombre del Gobierno interino, al pueblo egipio por lo que definió como "errores pasados", algunos de los cuales -reconoció- han sido "pecados", pero exoneró al actual ejecutivo de cualquier responsabilidad por ellos.

El pronunciamiento también remarcó las "dificultades" para recuperar y mantener la confianza de la ciudadanía, la cual admitió que el Gobierno de Mubarak había perdido desde hacía varios años.

No obstante, ratificó el compromiso oficial de combatir la corrupción y citó como ejemplo las órdenes de arresto y de arraigo en el país contra ex funcionarios de la anterior administración y de empresarios vinculados a aquella.

Por otro lado, recordó que se trabaja en las enmiendas constitucionales y otras medidas como la liberación de prisioneros políticos, incluida la de 109 miembros de grupos islamistas a comienzos de semana y otra anunciada ayer por el Ministerio del Interior.

La referida dependencia confirmó que 42 personas asociadas a movimientos islámicos egipcios de corrientes salafistas y jihadistas (partidarios de la guerra santa) fueron excarcelados.

Sin embargo, a los manifestantes antigubernamentales se unen este viernes, sobre todo después de las plegarias colectivas, miles de trabajadores en huelga para demandar aumentos salariales y la destitución de gerentes corruptos.

También se prevé la incorporación de vecinos del barrio de Maadi, en la periferia sur de El Cairo, para condenar la muerte el jueves de un taxista a manos de un policía, al que una multitud golpeó y luego se dirigió al Ministerio del Interior para protestar contra el crimen.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.